You are on page 1of 1

Ya en el siglo XVIII la relación entre la música

elaborada y los ritmos populares crea combinaciones

musicales a partir de instrumentos de cuerda y viento.

Compositores como Vivaldi, Bach y Händel crean algunas

de sus obras maestras y se constituyen en los represen-

tantes por excelencia de la época barroca.

En el clasicismo, comprendido entre 1750 y princi-

pios del siglo XIX, surgen formas como el concierto, al que

Mozart dio vida haciendo que el piano “dialogara” con

otros instrumentos. La sinfonía y la sonata sufrieron

transformaciones que las diferencian de la barroca. Haydn

(padre de la sinfonía) y Mozart se reconocen como máxi-

mos exponentes de este período, al igual que Beethoven,

quien hace, a partir del uso del individualismo y del

nacionalismo, una transición hacia el romanticismo.

En el romanticismo, que abarca el siglo XIX, predo-

minaron los lenguajes personales de cada compositor. La

orquesta sinfónica,

orquesta

orquesta

orquesta

orquesta

sinfónica, que ya se había institucionalizado

sinfónica,

sinfónica,

sinfónica,

desde el clasicismo para interpretar sinfonías, fue el

campo ideal para probar su fuerza. Este tipo de orquesta

fue la que democratizó la música haciendo apariciones en

auditorios donde la gente que no tenía acceso a los

salones pudo apreciar los eventos musicales. Aunque en

el romanticismo no se abandonan la sonata, la sinfonía y el

concierto, aparecen formas que responden a las necesida-

des expresivas de la época como el poema sinfónico y el

lied (una canción acompañada por el piano), entre otras.

Beethoven, Schubert, Schumann, Chopin y Liszt son los

compositores más representativos del lenguaje y las

formas románticas.

La música contemporánea se desarrolla en el siglo

XX. Músicos como Stravinski o Schönberg experimentan

con nuevos sonidos y ritmos. Con la aparición de nuevas

tecnologías, como los sistemas de grabación y el auge de

los medios de comunicación, se hizo posible escuchar la

música de todos los rincones del planeta y de todas las

épocas. La gran cantidad de fenómenos culturales y

tecnológicos transformaron la creación musical del hom-

bre, lo cual amplió las concepciones musicales y creó

nuevas formas como la música abstracta, el jazz , la música

industrial, el rock y la multiplicidad de vertientes que de

ellas se puedan sustraer. La libertad creativa y la ayuda

de los medios de comunicación permitió que diversos

géneros musicales, hasta el momento sólo reconocidos en

sus lugares de origen, se difundieran, produciendo una

nueva concepción musical marcada por la utilización de

instrumentos y ayudas electrónicas.

con nuevos sonidos y ritmos. Con la aparición de nuevas tecnologías, como los sistemas de grabación