Cuando llevamos andando unos 30 minutos, en distancia aproximadamente 1,9 km, termina la senda con vegetación a los dos lados, y se abre

un claro a la derecha correspondiente a antiguas huertas abandonadas. A la izquierda nos sigue acompañando el típico pinar mediterráneo, con algunas encinas ( Quercus rotundifolia Lam.). Podemos también ver dedalera ( Digitalis obscura L.) , tomillo salsero ( Thymus zygis L.), retamas ( Retama sphaerocarpa L.), alguna cornicabra ( Pistacia terebinthus L.), aliaga, cervero….

Bosque mediterráneo al fondo y bancal abandonado

Tomillo en flor

También es posible ver algunas pequeñas ramblas que conducen el agua de las tormentas hasta el río.

A la derecha nos encontramos con un transformador eléctrico abandonado. Continuamos bordeando el pinar siguiendo una senda estrecha hasta llegar a las ruinas de una casa que los lugareños llaman Casa del Presón. Hasta aquí habremos recorrido unos 2,6 km y tardaríamos 50 minutos. Podemos continuar por un camino a la izquierda viendo pinares y cultivos hasta las casas de la Dehesa del Presón, donde daremos la vuelta regresando por el mismo camino de la ida. Habremos recorrido unos 3,5 km y tardando unos 60 minutos.

Final de ruta, Casa del Presón

PASEO BOTÁNICO DE CUASIERMAS
IES RÍO JÚCAR (Madrigueras-Albacete). GRUPO DE TRABAJO PROYECTO DE NATURALEZA- TALLER DE MEDIO AMBIENTE DE AMPA SAN ISIDRO. Entidades

colaboradoras:

Para la realización de esta ruta de interés botánico partimos del aparcamiento situado junto al puente de Cuasiermas. El camino sale a la derecha, al lado de unas ruinas. Siguiendo el camino encontramos a la derecha un antiguo bancal abandonado donde podemos observar, sobre todo en primavera, vegetación arvense: Avena loca (Avena sterilis L.) Ababoles (Papaver rhoeas L.) Pajitos (Anacyclus clavatus (Desf..) Pers.) Espiguillas (Hordeum murinum L.) Malvas (Malva sylvestris L.)
Recorrido Cuasiermas – Casa del Presón

Más allá podemos ver el bosque de ribera que crece junto a la orilla del río y donde podemos ver especies como:

Chopos ( Populus nigra L.) Álamos ( Populus alba L.) Frenos (Fraxinus angustifolia Vahl.) Zarzamoras (Rubus ulmifolius Schott ) Si tenemos suerte incluso podemos observar alguna garza iniciando el vuelo a nuestro paso. Continuando por el camino, a nuestra izquierda, se ve el típico bosque mediterráneo donde predominan el pino carrasco ( Pinus halepensis Millar ), romero ( Rosmarinus officinalis L.), tomillo ( Thymus vulgaris L.), coscoja ( Quercus coccifera L.), cerrillo ( Stipa offneri Breistr. Alamos del bosque de ribera ), nepeta ( Nepeta amethystina Poiret in Lam. Poiret ), espino negro ( Rhamnus lycioides L.), cervero ( Brachypodium retusum ( Pers) Beauv.) … A nuestra derecha nos acompañan en las antiguas huertas de la ribera del río una plantación de nogales jóvenes ( Junglans regia L.), que habrán sido plantados por su excelente madera, sin olvidar sus sabrosos frutos.

A unos cinco minutos de iniciada la marcha podemos ver junto a la orilla del río dos hermosos ejemplares de pino piñonero ( Pinus pinea L.), a la izquierda a la altura de estos árboles podemos ver un pequeño altar dedicado a la Virgen, obra de autor anónimo.

Pinos piñoneros

Continuamos nuestro camino observando a la izquierda más especies vegetales como:

Esparto ( Stipa tenacissima L.) Uva de gato ( Sedum dasyphyllum L) Aliaga ( Genista scorpius L) Nueza blanca ( Bryonia dioica Jacq.) Aladierno ( Rhamnus alaternus L.) Ruda ( Ruta angustifolia Pers.)

Aladierno con frutos

En el lado izquierdo vemos la pared vertical que ha labrado el río Júcar a lo largo del tiempo y que anticipa lo que aguas abajo se convertirá en la Hoz del Júcar

Espartizal con inicio de la hoz al fondo

Cuando llevamos recorridos unos 800 m ( 10 minutos de marcha), nos encontramos con las ruinas de una balsa de riego y el comienzo de una senda más estrecha que hace que la recorramos bajo un dosel vegetal que nos da frescor en verano y nos protege del frío en invierno. Al estar en la umbría, aquí las plantas alcanzan un tamaño considerable. Estas mismas especies en otro hábitat son bastantes más pequeñas. Volvemos a encontrarnos con pinos carrascos y aparecen esparragueras ( Asparagus acutifolius L.), coscojas con hojas tan grandes como acebos, madreselvas ( Lonicera periclymenum L.), zarzamoras, torvisco ( Daphne gnidium L.), abundante musgo, hiedra ( Hedera helix L.), vidarras ( Clematis vitalba L.) que es una liana propia de la ribera, aladierno ( Rhamnus alaternus L.), boj ( Buxus sempervirens L )….. En algunos rincones más húmedos podemos ver violetas ( Viola alba Besser, Prim.) En las orillas del río hay abundantes carrizos ( Phragmites anstralis (Car.) Trin. ex Steudel) y debido a la acción erosiva de las aguas algunos árboles próximos al cauce caen al río.

Frondoso inicio de la senda

Mención especial merecen los troncos secos de algunos olmos ( Ulmus minor Miller.) muertos por la enfermedad de la grafiosis.

Olmo muerto por grafiosis

Galerias de puesta en un olmo

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful