You are on page 1of 2

OPCIÓN A PLATÓN

en todo caso, lo que a mí me parece es que lo que [517 c] dentro de lo cognoscible


se ve al final, y con dificultad, es la Idea del Bien. Una vez percibida, ha de concluirse
que es la causa de todas las cosas rectas y bellas, que en el ámbito visible ha
engendrado la luz y al señor de ésta, y que en el ámbito inteligible es señora y
productora de la verdad y de la inteligencia, y que es necesario tenerla en vista para
poder obrar con sabiduría tanto en lo privado como en lo público.
La República

CUESTIONES:
1. Explica las ideas que expone Platón en el texto (2 puntos)
2. Explica el significado que tienen en Platón los términos siguientes: dialéctica,
alma, filósofo-rey (3 puntos)
3. Relaciona las ideas del texto o la filosofía de Platón con la de otro u otros autores
(3 puntos)
4. Expón razonadamente tu posición personal sobre las ideas que aparecen en el
texto o sobre el pensamiento de Platón (2 puntos)

1. En el texto se puede reconocer el dualismo platónico respecto a la existencia de


dos mundos, uno inteligible, que es transcendente y perfecto del que forman parte
las ideas, y el otro es el mundo sensible, que es imperfecto y está compuesto de
las cosas materiales y particulares. De esta manera, la Idea del Bien es procedente
del mundo inteligible y la generadora de todas las realidades de éste, ya que es la
idea suprema que ilumina todas las demás, y en el ámbito del mundo sensible es
la generadora de la luz, lo que ilumina todas las realidades de este mundo, ya que
no puede ser una idea (no pertenece al mundo sensible). Con todo Platón llega a
la conclusión de que para poder obrar virtuosamente es indispensable tener
presente siempre la Idea del Bien.

2. Dialéctica: Es la forma de llegar al conocimiento supremo y verdadero,


intelección, y que consiste en tomar hipótesis primero de inducción, de lo
particular a lo universal, y necesariamente después hacer el camino contrario para
verificar, haciendo hipótesis por deducción, y así poder captar lo inteligible de lo
sensible.
Alma: El alma es la parte pura, trascendente e inmortal del ser humano, que se
libera de éste tras su muerte y que Platón la divide en tres partes: El alma
racional, que es la causa del razonamiento del pensamiento. El alma irascibleo
ánimo, que es la parte valiente de nuestro ser, y el alma concupiscible, que es la
“eslava” de las necesidades básicas e imperfectas que nos pide nuestro cuerpo.

Filósofo-rey: Es un gobernante perfecto que desde muy joven debe educarse en


las distintas ciencias , en el esfuerzo físico, que siendo el mejor entre los suyos,
completa su formación con la dialéctica, pudiendo así acceder al conocimiento
del Bien, convirtiéndose en un filósofo.

3. Platón realiza su filosofía de las Ideas como reacción a la filosofía heraclítea y al


relativismo moral de los sofistas.
Su reacción contra Heráclito es debido a que Heráclito postula que todo es
devenir, es decir, todo está en continuo cambio y nada se conserva siempre igual,
nadie se baña dos veces en el mismo río. Este pensamiento implica que si todo
cambia es imposible el realizar estudios y por tanto es imposible la existencia de
la ciencia, .Pero esto no es cierto ya que la ciencia existe, y está presente en los
seres, que están dominados por leyes naturales.
También reacciona contra los sofistas por su relativismo que implica que los
valores son convencionales, es decir dependen de cada cultura y persona, lo que
daría lugar a que la ética no existe. Entonces para la existencia de la ética tiene
que haber unos valores no convencionales sino universales.

4. .Estoy de acuerdo con que el Bien es la Idea suprema, pero al igual que el alma y
el cuerpo forman un todo, el alma necesita del cuerpo y el cuerpo de alma para
existir por sí mismos, todo está conectado entre sí, lo sensible y lo transcendente.
La idea del bien debe de estar contenida en el mismo mundo para que a través de
nuestra alma que se manifiesta en nuestro cuerpo podamos llegar a alcanzar esa
idea y congeniarlo todo, para poder hacer de lo imperfecto lo perfecto. De esta
manera, el mundo no sería una dualidad en el que se diferencian dos realidades
separadas, sino que las cosas transcendentes necesitarían de una sensible para
alcanzar otra transcendente y todas ellas estarían contenidas en un mismo mundo
para poder complementarse.

Cintia María Montero García – 2ºbach A