You are on page 1of 3

Si el conectivo social es funcional trasciende a los individuos: tal función no es un individuo ni la función de un individuo: la función conectiva es unitaria.

Individuos y conectivos no son homogéneas y entre ellos hay influjos mutuos por ello, no debe decirse que el conectivo sea unitario: la unidad es propia de la función. Si no están en marcha, las conexiones no se establecen o se destruyen: la función es primaria respecto de la conexión. La conexión ha de ser compatible con cierto aislamiento, lo que es coherente con la autonomía exigida por la índole de ciertos procesos intransferibles del individuo. Tal autonomía no implica independencia respecto de otros individuos, sino que se corresponde con el conectivo. Ha de tenerse en cuenta también la diferencia entre funciones cognoscitivas, tendenciales, motoras, y su influjo mutuo tales funciones implican distintos tipos de organización social. En cada estadio de la investigación sociológica, se definen actividades y supuestos o soportes de las mismas: el progreso de la investigación consiste en el descubrimiento de que tales supuestos son también funcionales. Pero como no parece posible prescindir por entero de los soportes o supuestos de las funciones, la investigación prosigue sin fin. La distribución entre funciones y supuestos se presta a una mala interpretación: es un prejuicio. Ha de concederse, al menos, que cada individuo está influido por otros. La errónea interpretación se expresa: las funciones se establecen desde los soportes; los soportes son partes de las funciones esto es, incluidos como cosas en las funciones mismas. Esta fórmula es un compromiso entre la sincronía y la diacronía, entre lo estructural estático y lo estructural dinámico: uno de los motivos que llevan a aceptarla es que las funciones sistemáticas, por ser más amplias que las partes cósicas, las requieren: en otro caso, el sistema funcional parece un abstracto irreal: no se sabe dónde está, es demasiado fantasmal e inestable

para una dinámica cuyo acto es una posesión de télos es ventajoso. o un derroche. sino que aprovecha parcialmente sus partes por cuanto no es una potencia formal per modum totius. por lo mismo. que sólo así se integran en las funciones. es una dynamis katá physin: la sociedad es una potencia formal. El aprovechamiento “funcionalización parcial de los soportes” es compatible con la variación funcional: implica la distinción de los soportes y su integración funcional: la función trasciende los soportes y viceversa. . A este prejuicio ha de objetarse que la interclusión de las partes en las funciones hace imposible la unidad de las funciones. no puede componerse de cosas. que proviene del prejuicio mecanicista. ni reducirse a ella. no es un sistema constante o rígido. Las funciones reales han de constar de partes reales. Si el sistema es una potencia formal. Usaremos la fórmula siguiente: las funciones no constan de partes que sean sus soportes. se consumaría en el acoplamiento de sus componentes. Dicha unidad no puede ser cósica y. ni agotar su actualidad antecedente. Es claro que si la función sistemática se distingue de los soportes cósicos. La noción de unidad destotalizante permite abordar esta última dificultad. [Si el sistema cumpliera las exigencias del modelo mecánico —si fuera una buena máquina—. aunque según razones diferentes. lo que es incompatible con la índole de su funcionamiento. sino de partes funcionales: son funcionalizaciones de los soportes. El sistema no está compuesto de piezas. no puede ser rígido. una forma en movimiento. por cuanto que los soportes no pueden transformarse completamente en funciones.para concederle entidad.] La unidad destotalizante es el aprovechamiento por potencialización de los soportes. Lo que para una máquina es un despropósito.