LA

MOTIVACIÓN

La definición del proceso de Motivación El término motivación “se deriva del latín moveré, que significa moverse. Sin embargo para poder identificar la motivación humana, de una manera mas facil, se debera tomar como: todo tipo de impulsos, necesidades, aspiraciones y fuerzas similares que influyen en el comportamiento de los individuos. Visto de otra forma, tal proceso mental se inicia siempre con un motivo o todo evento que impulse a un individuo a actuar de determinada forma o, por lo menos, que dé origen a un comportamiento específico. Ese impulso puede ser provocado por un estímulo externo (que proviene del ambiente), pero también puede ser generado internamente en los procesos de raciocinio del individuo. Vista la Motivación como un elemento que suele generar conductas, puede definirse como “el estado de un individuo que representa la fuerza de su propensión a hacer un esfuerzo hacia un comportamiento en particular”. (Koontz). Esto implica que la Motivación también puede ser vista como; las condiciones responsables de la variación de la intensidad, la calidad y dirección del comportamiento Realizando un análisis de todas las anteriores definiciones del proceso de motivación, se pueden observar varios elementos en común, como son los siguientes: a) Siempre se contempla la existencia de una necesidad, b) Puede apreciarse un cambio o influencia en el comportamiento y c) Suele buscarse un objetivo. De esta forma se puede crear una definición práctica de motivación, quedando como; “La necesidad de un individuo que lo impulsa a realizar una acción orientada a cumplir un objetivo”. A continuación se presenta un modelo que nos permite visualizar el proceso de motivación.

Con base a un análisis de aportes de diferentes teóricos de la motivación, se puede concluir que existen 3 modelos mediante los cuales se puede conseguir la motivación de un individuo. Estos son los siguientes: Modelo Coercitivo o de fuerza Este enfoque es representado por la obra de Frederick W. Taylor y supone que las personas en general son holgazanas, deshonestas, torpes, faltas de objetivo y mercenarias, que por tanto producirán más si se les da una recompensa monetaria o si se les amenaza con el despido o algún castigo. Es decir, que por un precio, las personas tolerarían actividades rutinarias y altamente fraccionadas, sin tomar en cuenta el aspecto psicológico y social del individuo. En resumen tal modelo tiene como base la suposición de que el ser humano reacciona mejor cuando es forzado a realizar acciones. Pero lo que ocurre en realidad es que la coerción, en el mejor de los casos, produce la alineación y separación (real y psicológica) de la tarea. Cuando la separación física no es posible, pueden darse sabotajes, sublevaciones y otras formas de rebelión. Modelo económico/mecánico De acuerdo con Koontz, las dos ramas de este modelo están relacionadas entre sí, aunque también pueden considerarse por separado. 1.- Modelo económico: En está rama la fuente principal de motivación es la remuneración económica. En este modelo se considera al hombre como una máquina que es motivada a hacer sus actividades mediante una recompensa económica, sin tomar en cuenta sus expectativas de éxito y su

auto-realización. La importancia de la remuneración como motivadora, genera una sobreestimación desde el punto de vista económico y una subestimación desde el punto de vista sociológico y psicológico. Este modelo también implica el manejo de condicionamientos en donde los buenos resultados en las acciones, se obtienen con la manipulación de reforzadores o premios, de aquí surgen dos patrones de recompensa los cuales dependen de la respuesta obtenida. a) Patrón de recompensa continua: en el cual la recompensa, sigue a la respuesta cada vez que ésta se produce. b) Patrón de recompensa variable: en este patrón la recompensa depende de la respuesta obtenida. Modelo de crecimiento En este modelo no se considera que el hombre esté controlado por su ambiente, sino que se le considera como un individuo que: 1. Quiere contribuir con el trabajo, darle mayor significado. 2. No necesariamente le disgusta su trabajo. 3. Es capaz de tomar decisiones referentes a su trabajo por sí mismo. 4. Es intencional y tiene objetivos particulares. 5. Observa únicamente órdenes que son compatibles con sus necesidades y valores. 6. Se esfuerza por lograr el crecimiento, la responsabilidad y el éxito. Sobre este modelo marchan diferentes teorías acerca de las necesidades y la importancia de su satisfacción como factor relevante para el desempeño satisfactorio de los empleados dentro de la organización y la sociedad.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful