You are on page 1of 4

CONVERSACION EN EL ATRIO

Una Fábula tomada del libro “Urbanas” Edición póstuma del que fuera R.P. Luís Namuncurá, el Cura Loco Luego de la acción de gracias de su Misa y una última confesión, Luís Namuncurá salió al atrio y se acercó, “prestando oreja”, al grupo de feligreses que hablaban un tanto febrilmente… Feligrés 1: Monseñor Fellay dijo que pidió una manzana más de un millón de Rosarios… , e hizo rezar por esta intención

Feligrés 2: ¡Si! Recuerden sus palabras en Lourdes, para Cristo Rey… Aquí las tengo: “Querríamos recurrir de nuevo a su generosidad, mi queridos hermanos, para pedir a la Santísima Virgen María que obtenga el segundo preliminar: el retiro del decreto de excomunión. Esta es la razón por la que les invitamos hasta Navidad a reunir, esta vez aún, un millón de rosarios que podremos de nuevo presentar al Soberano Pontífice con insistencia”. No caben dudas, pidió una manzana: el retiro del decreto de excomunión. Feligrés 3: ¿Y cuál es el problema? ¿Por qué discuten, si las cosas son tan claras? Feligrés 1: Es que el Decreto de Roma dice que Monseñor Fellay pidió una pera por lo tanto, Roma concedió una pera … , y que,

Feligrés 2: También tengo ese texto aquí a mano… Veamos: “Por medio de la carta del 15 de diciembre de 2008 enviada a Su Eminencia el Cardenal Darío Castrillón Hoyos, Presidente de la Pontificia Comisión Ecclesia Dei, Mons. Bernard Fellay, en su nombre y en el de los otros Obispos consagrados el 30 de junio de 1988, volvía a solicitar el levantamiento de la excomunión latae sententiae formalmente declarada por Decreto del Prefecto de esta misma Sagrada Congregación para los Obispos con fecha del 1º de julio de 1988 (…) Conforme a las facultades que me han sido expresamente concedidas por el Santo Padre, Benedicto XVI, en virtud del presente Decreto, remito a los Obispos Bernard Fellay, Bernard Tissier de Mallerais, Richard Williamson y Alfonso de Galarreta la censura de excomunión latae sententiae declarada por esta Congregación el 1º de julio de 1988 y declaro privado de efectos jurídicos a partir del día de hoy el Decreto entonces publicado”. Está claro, pidió pera y le dieron pera, es decir: levantamiento de la excomunión y remisión de la censura. Feligrés 3: ¡Mamita!... Aquí hay pera encerrada… ¿Cómo lo explica el señor obispo? Feligrés 1: Monseñor Fellay, en su Carta a los Fieles del 24 de enero dijo que obtuvo, gracias a la intercesión de la Santísima Virgen, la pera , que es la solicitada manzana

Feligrés 3: Con todos los manipuleos de la naturaleza logran cosas sorprendentes… Feligrés 2: Menos mal que traje todos los recortes… Por alguna parte lo debo tener… Aquí está: “Queridos fieles, como lo anuncio en el comunicado adjunto, “la excomunión de los obispos consagrados por S. Exc. Mgr Marcel Lefebvre el 30 de junio de 1988, que había sido declarada por la Congregación para los obispos por un decreto del 1 de julio de 1988 y que siempre impugnamos, fue retirada por otro decreto de la misma Congregación con fecha del 21 de enero de 2009, por mandato del papa Benito XVI”. Era la intención de oración que les había confiado en Lourdes, el día de la fiesta del Cristo-Rey 2008.” Feligrés 3: ¡No les digo yo!, la pera es manzana y la manzana es pera. ¡No entiendo naranja…! Feligrés 1: Calma, calma… Las cosas se aclaran… En una entrevista, del 26 de enero, Monseñor Fellay dijo que él y los fieles pidieron una pera Ella obtuvo una pera . a la Santísima Virgen, y que

Feligrés 3: ¿Se aclaran? ¿Cómo esto? ¿La pera-manzana se convirtió en pera? ¡¿No me va a decir usted que también tiene esa cita!? Feligrés 2: Ya me esperaba yo una discusión parecida, y traje todo. Me falta la “compu” donde tengo todo registrado… Feligrés 3: Pero, ¿de dónde extrae los textos? Seguro que no son oficiales… ¡Ojo con los inventos periodísticos! ¡Son caóticos! Feligrés 2: Todo lo saco de la Puerta Latina, el sitio oficial de la Fraternidad en Francia. Escuchen: “No temo nada. Puede que haya una voz discordante aquí o allí. Pero el celo que los fieles pusieron para rezar los rosarios para pedir el levantamiento de las excomuniones dice bastante sobre nuestra unión” (Le Temps, 26 enero 2009). Feligrés 3: ¡Era cierto, nomás! Y pobre infeliz de mí que recé mil Rosarios para obtener una manzana… Feligrés 1: No se desespere, mi amigo, porque en dos entrevistas del 31 de enero (del diario Présent y del semanario Monde et Vie), Monseñor Fellay dijo que ya en noviembre de 2005 pidió una pera entenderse… , que era la intención del millón de Rosarios, la manzana , debe

Feligrés 3: Esta sí que no se la creo, es demasiado “gruesa”… ¿Que hace tres años pidió la pera a Roma y ahora la manzana a la Virgen? ¡No! No se lo puedo creer… Y usted no me venga con otro recorte, eso lo inventó usted para reírse de mí… Feligrés 2: Lo siento mucho, pero es cierto, aquí lo tengo, ante sus propios ojos, u orejas, como le guste. Escuche: “Esperaba el levantamiento de la excomunión desde 2005, desde la primera carta de solicitud del levantamiento de la excomunión que había dirigido a petición de la propia

Roma. Porque queda claro que Roma no pedía esta carta para negarse a levantar la excomunión. (…) Lo atribuyo en primer lugar a la Virgen. He aquí la señal manifiesta, con una respuesta casi inmediata. Acababa exactamente de decidir ir a Roma para llevar el resultado del bouquet de rosarios que habíamos lanzado en Lourdes con esta intención explícita, cuando recibo una llamada de Roma que me invitaba a pasar.” Feligrés 4: Hasta ahora no intervine, por respeto episcoperal, episcopal, perdón. Pero les tengo que decir que los sacerdotes a los que consulté me han dicho que Monseñor Fellay dice que en la carta del 15 de diciembre de 2008 pidió una manzana , pero que no puede publicar dicha carta, ni quiere desmentir a Roma… Feligrés 1: Parece un partido de truco, con retruco y todo… Feligrés 3: Dios quiera que todo no sea trucado… Feligrés 1: Cállese, amigo, y preste atención, porque la Secretaría de Estado del Vaticano ha insistido en que Monseñor Fellay pidió una pera …

Feligrés 2: Es cierto, y aquí tengo la Nota oficial del 4 de febrero: “Como ya ha sido publicado con precedencia, el Decreto de la Congregación para los Obispos, dado el 21 de enero de 2009, ha sido un acto con el que el Santo Padre salía benignamente al encuentro de las reiteradas peticiones por parte del Superior General de la Fraternidad San Pío X. Su Santidad ha querido quitar un impedimento que perjudicaba la apertura de una puerta al diálogo.” Feligrés 3: ¿Y qué hará Monseñor Fellay? ¿Qué dicen los sacerdotes? Feligrés 4: Dicen que Monseñor Fellay se contenta con aceptar la ofrecida pera …

Feligrés 1: Es precisamente lo que dicen algunos feligreses: “ahora, ya estamos adentro…, hay que aprovechar…” Feligrés 3: No les digo yo… Entraron por la puerta que les abrió Benedicto… Pero, ¿adónde entraron? ¿a la frutería…? ¿Tanto frío tenían afuera…? Feligrés 1: Lo que me preocupa es el futuro. Piensen que cuando el periodista de Présent le preguntó a Monseñor Fellay si iban a llamar al Cardenal de París para administrar la Confirmación en San Nicolás de Chardonnet, no respondió con una negativa absoluta…, por favor, recuérdenos la cita… Feligrés 2: “Todo eso será del orden de la prudencia. Será necesario ver cómo va a desarrollarse este proceso. Eso dependerá también de las reacciones en frente. Para todo lo que se refiere a estas nuevas relaciones, en principio, lo que acaba de pasar, nos pone en una nueva situación. Es un poco demasiado pronto para evaluarlo. No se puede preverlo todo. Es pues el gran ámbito de la prudencia. No hay a priori, el único a priori es el de la Verdad y la Caridad.” Feligrés 3: ¿¡Se imaginan al “frutero” de Buenos Aires, de San Isidro, de Córdoba… administrando la Confirmación en nuestros Prioratos… y al de Moreno confiriendo las

Sagradas Ordenes a los seminaristas de La Reja !? ¿Estamos adentro?… ¡Que nos dejen salir…! Feligrés 4: Disculpe, amigo, pero la situación no está para bromas… Y volviendo a la imagen del partido de truco, la Secretaria de Estado, en la Nota citada, afirma que todavía estamos afuera… Lea, por favor… Feligrés 2: “El levantamiento de la excomunión ha liberado a los cuatro obispos de una pena canónica gravísima, pero no ha cambiado la situación jurídica de la Fraternidad San Pío X, que por el momento no goza de reconocimiento alguno en la Iglesia católica. Tampoco los cuatro obispos, aunque liberados de la excomunión, tienen una función canónica en la Iglesia y no ejercen lícitamente un ministerio en ella.” Feligrés 1: ¿Acaso Roma nos va a exigir algo…? Feligrés 2: Sigo leyendo…: “Para un futuro reconocimiento de la Fraternidad San Pío X es condición indispensable el reconocimiento pleno del Concilio Vaticano II y del Magisterio de los Papas Juan XXIII, Pablo VI, Juan Pablo I, Juan Pablo II y del propio Benedicto XVI.” Feligrés 4: El panorama es caótico… Feligrés 3: ¿El panorama, solamente? Yo creo que también toda publicación de la Fraternidad… Fideliter…, Fides…, Iesus Christus… Pienso que habrá que hacer una censura de ellas… Feligrés 1: Me… me… me… pa.. pa… me parece que mejor terminemos por hoy… Tal vez el domingo próximo tengamos más noticias… Feligrés 2: Sí… Además, las mujeres están inquietas y nos llaman para ir a casa…

Feligrés 3: Con tal que no hayan previsto como postre una ensalada de frutas… El Padre Luís Namuncurá, que escuchó todo en silencio y con atención, mientras pita su pipa, reflexiona en voz alta ante sus cuatro boquiabiertos feligreses: Yo me pregunto, esta controvertida manzana En todo caso, respecto de la seductora fruta pera!! , ¿será la célebre “manzana de Eva”? , podemos pensar que ¡¡nos hicieron la

En realidad es para llorar. Es un drama… Pero es cierto que ya estaba en el programa que nos dieron a la entrada… Yo se los había anunciado.