You are on page 1of 11

Revista de Psicología

Universidad de Chile
revpsico@uchile.cl
ISSN (Versión impresa): 0716-8039
CHILE




2001
Antonio Ismael Lapalma
EL ESCENARIO DE LA INTERVENCIÓN COMUNITARIA
Revista de Psicología, año/vol. X, número 002
Universidad de Chile
Ñuñoa Santiago, Chile
pp. 61-70





61
LI Lscenurlo de Iu lntertenclón Comunlturlu
The scenurµ of Communltµ lntertentlon
Anlonio Ismael Lapalma*
¯ IccultcJ Jc Psicclcgic. UnitcrsiJcJ Jc Bucncs Aircs. Rcpú|licc Argcntinc
c-mcil. lcpclmc©ncusc.ccm.cr
Resumen
Esle lraba|o presenla y analiza los componenles para la conslrucción de un ´escenario
para la inlervención comunilaria¨ que permila conlexlualizar el rol del psicólogo comuni-
lario. A parlir de la inlerrelación de lres aspeclos: a) necesidades sociales, b) Organización,
y c) el medio ambienle, y de su vinculación con los procesos de parlicipación social, se
conslruyen allernalivas de cooperación, alianzas, o confronlación enlre la diversidad de
aclores sociales presenles. Se exponen cualro racionalidades básicas exislenles en el campo
de la inlervención, lales como, la polílica, la lécnica, la burocrálica y de la población. Eslos
aspeclos, examinados en un conlexlo hislórico social delerminado, pueden ser ulilizados
como inslrumenlo de diagnóslico comunilario, de planificación eslralégica y de evalua-
ción, desde una perspecliva parlicipaliva.
Pa!abras C!avcs: Intcrtcncicn ccmunitcric, Psicclcgic ccmunitcric, mctcJclcgic Jc
intcrtcncicn.
Abstruct
This proyecl presenl and analyses lhe elemenls for lhe conslruclion of a ´Scenario of
Communily Inlervenlion¨ lhal enable lo place lhe roles of lhe communily psychologisl inlo
conlexl.
Cooperalion allernalive, alliances or confronlalión belveen social aclors are buill as
from lhe inlerrelalion belveen lhe folloving aspecls: a) social needs, b) social organizalion
and c) environmenl and lhe linking of lhe processes of social parlicipalion.
Four basic exisling ralionalilies are shovn in lhe inlervenlión fiel such, polilicals, lechinical,
boreaucralic and lhe one relaled lo lhe people. These aspecl, examined in a delermined
social an hisloric conlexl can be used as a lool for communily diagnosis, slralegic planning
and assessmenl, fron a parlicipaling perspeclive.
Kcy wnrds: Ccmmunitµ intcrtcnticn, ccmmunitµ psµcnclcgµ, intcrtcnticn mctncJclcgµ
62
Rctistc Jc Psicclcgic Jc lc UnitcrsiJcJ Jc Cnilc, Vcl. X, N' 2
lntroducclón
Desde el punlo de visla de la psicología
comunilaria la inlervención social comuni-
laria hace referencia a procesos inlencionales
de cambio, medianle mecanismos
parlicipalivos lendienles al desarrollo de re-
cursos de la población, al desarrollo de orga-
nizaciones comunilarias aulónomas, a la
modificación de las represenlaciones de su
rol en la sociedad y sobre el valor de sus
propias acciones para ser aclivo en la modi-
ficación de las condiciones que las marginan
y excluyen (Chinkes, Lapalma, Niscemboin,
1995).
Se desarrollan en un escenario social que
el psicólogo comunilario debe conslruir para
la comprensión de las «mullifacélicas condi-
ciones en las cuales se expresan las conduc-
las en diversas condiciones ambienlales»
(Werslergaard, Kelly, 1992:36) y que permi-
la la conlexlualización de las inlervenciones
que son parle de «un conlexlo social social
mullidelerminado, mullieslruclurado y de
múlliples niveles» (Werslergaard, Kelly,
op.cil: 41).
La comprensión de la diversidad de los
aspeclos que consliluyen un escenario social
comunilario facilila el diagnóslico del mis-
mo, el análisis de sus conlenidos y el eslable-
cimienlo de cursos de acción allernalivos que
son implemenlados medianle la asociación
volunlaria enlre la población y equipos léc-
nicos, a lravés de procedimienlos grupales
que amplían la percepción crílica de la reali-
dad.
Así ´el papel de los experlos profesiona-
les es enlonces meler la reflexividad de los
conlexlos en las pregunlas de los experlos
animadores (dirigenles), a lravés de las ex-
presiones de los experlos vivenciales (bases)
(Villasanle, 1998,31). La reflexión de la rea-
lidad se inslala en siluaciones concrelas y en
su dimensión hislórica.
Los siguienles aspeclos han sido conside-
rados para la conslrucción del escenario de
la inlervención comunilaria :
- 1) las necesidades sociales, 2) la diver-
sidad de formas organizalivas que sur-
gen para modificarlas y 3) la inleracción
con olros aclores sociales en un medio
ambienle delerminado.
- El reconocimienlo de que eslas relacio-
nes se eslrucluran en un conlexlo his-
lórico, polílico, económico y social de-
lerminado.
- La exislencia de racionalidades espe-
cíficas que represenlan a la diversidad
de aclores sociales. Enlre ellas se des-
lacan la polílica, la lécnica, la buro-
crálica y la correspondienle a la po-
blación.
Esle escenario social comple|o, lurbulen-
lo, es el ámbilo de procesos parlicipalivos en
sus manifeslaciones social, polílica, comuni-
laria y ciudadana, de arliculación y de con-
fronlación enlre aclores sociales.
DesurroIIo de sus Componentes
u. Lus necesldudes socluIes
Las necesidades sociales han sido esludia-
das desde una variedad de perspeclivas:
como carencias y polencialidad (Max-Neef,
1993), como insalisfacción percibida
(Monlero, 1991), como un sislema lriádico:
deseo, necesidad, carencia (Heller, 1996), y
como capacidades para funcionar (Amarlya
Sen, 1995).
Por la facilidad de operacionalizar y
abordar las necesidades sociales en las dis-
linlas elapas del lraba|o comunilario
(involu-cramienlo, diagnóslico, planifica-
ción parlicipaliva, organización comuni-
63
laria y evaluación) se considera para esle
lraba|o la siguienle clasificación de nece-
sidades: subsislencia, idenlidad, liberlad,
ocio, creación, parlicipación, enlendi-
mienlo, afeclo y prolección (Max Neef,
1993)
1
. Las necesidades humanas confor-
man un sislema, en el cual no pueden es-
lablecerse crilerios de |erarquías dado que
se expresan a lravés de simullaneidades,
comple-menlariedades y compensaciones
(Max Neef, op.cil: 37). Las necesidades
son carencias pero lambién polencialida-
des, en lanlo recursos que movilizan a las
personas.
A la clásica relación enlre necesidad y
recursos incluye la noción de salisfaclor
como la «modalidad dominanle que una
cullura o sociedad imprime a las necesida-
des (Max-Neef, op,cil: 44), siendo esle el as-
peclo más dinámico de la propuesla.
Los salisfaclores son formas organizalivas,
práclicas sociales, espacios, valores, mode-
los polílicos, hislóricamenle consliluidos y su
idenlificación permile el diseno de eslrale-
gias sinérgicas de inlervención en el campo
de las necesidades sociales. En el cuadro Nro.
1. Sctisjcctcrcs. Ccrcctcrizccicn, se mueslra la
diversidad de los mismos.
Olro de los aporles es el reconocimienlo
de que las necesidades, los salisfaclores y
los bienes lienen liempos y rilmos diferenles.
´Las necesidades cambian con la acelera-
ción que corresponde a la evolución huma-
na, los salisfaclores lienen una doble lrayec-
loria, por un lado se modifican al rilmo de la
hisloria, por el olro se diversifican según la
cullura. Los bienes lienen una lriple lrayec-
loria: 1) se modifican al rilmo de las coyun-
luras, 2) se diversifican denlro de la cullura
y 3) lo hacen lambién de acuerdo con los es-
lralos sociales. Eslos aspeclos cambian con
velocidades diversas (Max Neef, op.cil., 49).
b. Lus orgunlzuclones
El inlerés por las organizaciones ha esla-
do vinculado a organizaciones más comple-
|as y anliguas como la adminislración, las
empresas, las prisiones, las escuelas, hospi-
lales, las organizaciones mililares, los sindi-
calos. Y lodas ellas poseen un grado de de-
sarrollo organizacional e hisloria que le es
específica. Se dislinguen por una eslruclura
diferenciada horizonlal y verlical, lo cual
ordena un sislema de roles asignados, y su
lendencia es a la burocralización (Maynlz,
1967:27).
! Lstc prcpucstc, ccncciJc ccmc «Dcscrrcllc c Lscclc Humcnc», ccnsiJcrc cl Jcscrrcllc sccicl µ lcs ncccsiJcJcs ccmc ccmpcncntcs Jc
unc ccuccicn irrcJucti|lc. (Mcx-Nccj, !993.33). Lcs iJccs sc crigincn cn cl Prcµcctc GPID. GcclJ, Prcccss cnJ InJicctcrs cj Dctclcpmcnt
Prcµcct», inicictitc intcrnccicncl µ multicrgcnizccicncl çuc cstuJic|c cltcrnctitcs Jc Jcscrrcllc cl nuctc crJcn intcrnccicncl.
Ll Lsccncric Jc lc Intcrtcncicn Ccmunitcric
64
Rctistc Jc Psicclcgic Jc lc UnitcrsiJcJ Jc Cnilc, Vcl. X, N' 2
Cuadrn Mrn. 1.
Sctisjcctcrcs. Ccrcctcrizccicn scgún Mcx Nccj
Salisfaclores Caracleríslicas
Violadores o deslruclores A mediano plazo aniquilan la posibilidad de su
salisfacción y, por sus efeclos colalerales,
impiden la salisfacción de olros, son impueslos.
E|. Censura.
Pseudo-salisfaclores Producen una falsa sensación de salisfacción,
pueden aniquilar la necesidad que prelenden
salisfacer. Son inducidos. E|. Sobreexplolación de
recursos ambienlales.
Inhibidores Sobresalisfacen, pero dificullan la posibilidad de
salisfacer olras necesidades. Eslán rilualizados.
E|. Aula aulorilaria.
Sinérgicos Salisfacen a una y eslimulan y conlribuyen a la
salisfacción simullánea de olras. . E|. Laclancia
malerna.
Singulares Apunlan a la salisfacción de una sola necesidad,
siendo neulros de olras. E|. Planes alimenlarios.
Para esle aulor las organizaciones más
pequenas, con poca inlerna, eslrucluradas
por lazos familiares o de comunidad, de cer-
canía geográfica, donde el lraba|o es una for-
ma de vida, más que un desempeno de fun-
ciones delimiladas, no enlran en la calego-
ría de organizaciones.
Sin embargo en el ámbilo comunilario se
observa una diversidad de organizaciones,
que lienen comple|as formas de funciona-
mienlo, que fueron reconocidas por nume-
rosos aulores lales como las eslralegias de
sobrevivencia (Barlomé, 1981) que funcio-
nan como el con|unlo de procedimienlos,
selección y ulilización de recursos para la
salisfacción de necesidades, o como redes de
ayuda mulua (Aguirre, 1981), o los recur-
sos que implica la perlenencia a una red de
inleracción social en el renovado conceplo
de capilal social (Porles, 1999).
Kalz y Kahn (1981) sislemalizan la diver-
sidad de modelos organizacionales que dan
cuenla de eslos procesos y senalan que en
las organizaciones comunilarias pueda dar-
se una combinaloria de eslos lipos.
I. Organizaciones que poseen una eslruc-
lura poco diferenciada, surgen por es-
límulo o influencia del medio, para re-
solver problemas comunes de sus inle-
granles. Las lareas se realizan basa-
das en la cooperación y solidaridad (lo-
dos hacen de lodo). La eslruclura eslá
basada en valores y expeclalivas com-
parlidas y el principio de auloridad eslá
cenlralizado en un liderazgo persona-
lizado.
65
Cuadrn Mrn. 2.
DitcrsiJcJ crgcnizccicncl
Aspeclos I II III
Ob|elivos Implícilos Explícilos Escrilos
Auloridad Liderazgo Según larea Función
personalizado
División del Traba|o Cooperalivo y Roles iniciales Roles
solidario y por larea y funciones
Normas Afeclivas Explícilas Escrilas
II. Además de las necesidades comunes
observadas en el párrafo anlerior, en
la eslruclura aparecen diferenciaciones
inlernas, originadas por aspiraciones
personales, por aprendiza|e social o
por capacidades individuales para re-
solver nuevas demandas del medio
ambienle. Los ob|elivos, así como las
reglas de funcionamienlo, comienzan
a ser expliciladas. La auloridad es una
función diferenciada coexisliendo a
veces con el liderazgo personalizado.
III. Presenlan una mayor comple|idad,
sus ob|elivos y normas eslán escrilos
para lodos los inlegranles, la división
del lraba|o eslá basada en roles y fun-
ciones y la auloridad es un rol. Apare-
cen mecanismos de coacción para el
cumplimienlo de las normas y reglas.
Para eslos aulores las organizaciones, los
movimienlos comunilarios y los grupos de
volunlarios se basan en los dos primeros
mecanismos, más que en el lercero. En el
cuadro Nro. 2 - DitcrsiJcJ Orgcnizccicncl,
se senalan los aspeclos considerados (ob|e-
livos, auloridad, división de lraba|o y nor-
mas) y la posibilidad de múlliples combina-
ciones enlre ellos.
minimizando de esa manera la capacidad
organizaliva y de movilización que poseen
las que lransilan por dislinlas combinalorias
enlre los lipos I y II.
La población, a lravés de esla diversidad
de formas organizalivas, inleraclúa enlre sí
e inlenla salisfacer las necesidades sociales,
en un espacio social y lerrilorial correspon-
dienle: el campo de la parlicipación comu-
nilaria. Esla helerogeneidad de organizacio-
nes se inserla en un espacio hislórico, social
y económico específico, al cual denominare-
mos: medio ambienle.
La ulilización y la combinación de eslos
aspeclos son imporlanles para el diagnósli-
co de las organizaciones comunilarias, para
evilar modelos normalivos o ideales de las
organizaciones. Merece especial alención
esle senalamienlo dado que, en la década del
9O, surge una revalorización del rol de la
sociedad civil ba|o el nombre de «lercer sec-
lor» y de sus organizaciones de base, con el
riesgo de que las organizaciones comunila-
rias queden alrapadas en las «miradas» de
las de lipo III, como modelos de eficacia y
eficiencia a los cuales arribar, excluyendo o
Ll Lsccncric Jc lc Intcrtcncicn Ccmunitcric
66
Rctistc Jc Psicclcgic Jc lc UnitcrsiJcJ Jc Cnilc, Vcl. X, N' 2
c. LI medlo umblente
Hace referencia al espacio hislórico, po-
lílico, socio económico y cullural caracle-
rizado por la exislencia de aclores socia-
les,
2
a quienes referiremos como perso-
nas, grupos, insliluciones cuyo comporla-
mienlo eslá orienlado por sus inlereses y
e|ercen mecanismos de influencia en su
defensa.
El medio ambienle es un espacio de e|er-
cicio de posiciones de poder. ´El poder es
una relación: no se puede desarrollar más
que a parlir del inlercambio de los aclores
compromelidos en una delerminada rela-
ción, pues en la medida en que loda rela-
ción enlre dos parles supone inlercambio y
adaplación enlre ambas, el poder eslá
inseparablemenle ligado a la negociación:
es una relación de inlercambio por lo lanlo
de negociación.¨ (Croizier, Friedberg,
199O:56).
El medio ambienle es un espacio social
y lerrilorial confliclivo: los aclores socia-
les se arliculan, eslablecen mecanismos de
cooperación, alianza, confronlan y nego-
cian.
De una mirada más amplia enlre la po-
blación, sus necesidades, las organizaciones
y la lrama mulliorganizacional, surgen los
procesos de parlicipación social orienlada
a la geslión de inlereses sociales (Sánchez,
E., 1994) que incorpora a la polílica, a lra-
vés de la represenlación por medio de es-
lrucluras parlidarias, comunilarias (necesi-
dades senlidas y legilimación) y ciudada-
nas (defensa de inlereses personales, me-
dianle organizaciones o aspeclos |urídicos
de carácler general).
Podemos sinlelizar los siguienles aspec-
los básicos del medio ambienle,
confliclividad, poder y posibilidades de e|er-
cer influencia acliva para modificarlo.
d. LI Contexto
Los aspeclos esludiados, las necesidades
sociales, las organizaciones y el medio am-
bienle, los procesos parlicipalivos, las
racionalidades exislenles se hallan inserlos
y muchas de las veces delerminados por
un espacio hislórico, económico y social,
mucho más abarcador, que e|erce influen-
cia y al que no es posible modificarlo. Lo
denominaremos el conlexlo:
Cuando es posible su modificación, para
su operacionalización, en el marco de esle
lraba|o lo llamaremos medio ambienle. A
modo de e|emplo: un programa de a|usle
económico, para la mayoría de la población,
es un delerminanle de sus condiciones de
vida. Para los grupos económicos, que pue-
den imponer condiciones, e|ercer su influen-
cia en el programa, es su medio ambienle.
Si la población, a lravés de la movilización,
la prolesla, por la conslrucción de movi-
mienlos sociales o a lravés de la organiza-
ción polílica puede e|ercer influencia y mo-
dificarlo, la siluación de conlexlo se ha lrans-
formado en una siluación del medio am-
bienle. Esla diferenciación es de capilal im-
porlancia en los procesos de planificación
eslralégica.
Es posible senalar dos espacios-conlexlos:
el primero, «exlerno», que podría eslar re-
presenlado por la ´globalización¨, y que
senala la adopción generalizada y lriunfan-
2 "Sujctcs inJitiJuclcs c cclcctitcs çuc, cn unc situccicn JcJc, ccntrclcn c mcncjcn rccurscs sujicicntcs çuc lcs pcrmitcn cjcrccr clgún
grcJc Jc injlucncic sc|rc lcs clcmcntcs çuc ccnjcrmcn Jicnc situccicn. PucJcn scr rccurscs cccncmiccs µ jincncicrcs, lc injcrmccicn, cl
ccnccimicntc µ lcs tccnclcgics, lc ccpcciJcJ Jc ccntccctcric µ Jc mctilizccicn, lc ccpcciJcJ Jc pcsicicncmicntc, rclccicncmicntc µ
crticulccicn, lc ccpcciJcJ Jc gcsticn.
67
le del «discurso neoliberal
3
«, una
lransnacionalización y volalibilidad del ca-
pilal, facililado por la revolución lecnológi-
ca de las comunicaciones y la informálica.
En el segundo de eslos espacios cercanos
aparece la reforma del Eslado (achicamien-
lo), los programas de a|usle eslruclural de la
economía, la desregulación, la aperlura eco-
nómica las privalizaciones, la deuda exler-
na y su influencia en el medio ambienle:
desempleo, flexibilidad laboral, crecienle
pobreza y la exclusión social y los efeclos
psicosociales de la misma.
La exclusión social se refiere por un lado
a la siluación experimenlada por los indivi-
duos (privación económica y aislamienlo
social) y por olro, a un proceso social, que
aparece como la fragmenlación social, los
dualismos (pocos ricos muy ricos y muchos
pobres muy pobres) y la ruplura de la cohe-
sión social. ( Figueroa, Allamirano, Sulmonl,
1996).
Ln grupo social se considera excluido
cuando no se le permile parlicipar de algu-
nas relaciones del proceso social que consi-
dera valioso. Implica una reducción global
del conlrol que una sociedad e|erce sobre los
riesgos sociales.
La exclusión abarca lres dimensiones: ccc-
ncmicc (cuando los su|elos no pueden o no
cuenlan con los medios para parlicipar de
los procesos produclivos), pcliticc: referida
al ordenamienlo polílico inslilucional que
regula el e|ercicio del poder, eslablece nor-
mas, deberes, garanliza derechos y la parli-
cipación acliva en lo que llamamos ciuda-
danía (educación, salud básica, seguridad
social) y culturcl, que corresponde a los có-
digos, valores y aspiraciones medianle los
cuales las personas se comunican enlre sí,
inlerprelan la realidad y orienlan su prácli-
ca, que se lransmile a lravés de las relacio-
nes primarias, la educación, la religión y los
medios de comunicación.
Acercu de Ius RuclonuIldudes
Lxlstentes
Observamos cualro racionalidades bási-
cas, la polílica, la lécnica, la burocrálica y de
la de la población y que poseen: una
cosmovisión del escenario de la inlerven-
ción y de aclores sociales presenles en él.
Tienen diferenles lengua|es para expresarse,
valores, melodologías, sus normas, liempos,
para la oblención y verificación de resulla-
dos, y formas de organización y conlrol de
los recursos.
No es propósilo de esla presenlación ha-
cer un análisis de olras racionalidades co-
rrespondienles a olros ´aclores sociales¨, que
en un análisis parlicular de un escenario
pudieran realizarse
4
.
La racionalidad polílica, cuya lógica es la
acumulación del poder, con sus códigos, va-
lores de la realidad, mecanismos de conlrol.
El decisor polílico requiere de resullados y
3 Rc|cllctc I. Lu dlmenslón étlcu de Ios procesos educutltos, cn CruzcnJc Um|rclcs. Apcrtcs Urugucµcs c lc Psicclcgic ccmuni-
tcric. Luis jumcncs (ccmpilcJcr) Rccc Vitc. McntctiJcc.!998. Scnclc «cl nccli|crclismc jcrmc pcrtc Jc un prcccsc Jc munJiclizccicn
llctcJc cJclcntc pcr cl ccpitclismc ccmc rcspucstc c su prcpic crisis cstructurcl. Nc sclc cs un mcJclc cccncmicc, sinc pcrtcJcr Jc unc
tisicn mcs tctclizcntc crticulcJcrc Jc lc Jimcnsicn cccncmicc, pcliticc µ culturcl. DcsJc lc pcrspcctitc Jc lc culturc ticnc un pcJcr Jc
pcnctrccicn µ Jc ccnjcrmccicn çuc llctc cl siguicntc mcnscjc. 1)competltldud µ excIuslón cl pcstulcr cl mcrccJc ccmc cl crJcn ncturcl,
lc cxclusicn Jcl sistcmc cs prcscntcJc ccmc |cjc lcs cxigcncics Jc lc intrcgrccicn munJicl ccpitclistc, Jc lc rcjcrmc cJucctitc ccpccitcnJc
mcnc Jc c|rc pcrc cl nuctc mcrccJc scgún sus ccnJicicncs, cl impulsc Jc lcs pcliticcs scciclcs Jc ccrtc ccmpcnsctcric µ lcs prcccscs Jc
Jcsccntrclizccicn çuc nc supcncn trcnsjcrmccicncs Jc cstructurcs injustcs, 2) eI predomlnlo de Iu ruclonuIldud lnstrumentuI, cl
tclcr Jc lc cjicicncic µ lc primccic Jc lc tccnccrcticc µ 3) lc culturc Jc lc Jcscspcrcnzc intcgrcJc pcr lc Jcsmctilizccicn, cl scmctimicntc,
lc jrustccicn µ lc impcsi|iliJcJ Jc unc lccturc criticc Jc lc rccliJcJ.
4 Pcrc cl ccsc Jc utilizcr cl csccncric ccmc ncrrcmicntc Jc Jicgncsticc, lc cplicccicn Jc tccniccs cspccijiccs ccmc cl "tcst Jc cctcrcs
scciclcs¨ u ctrcs similcrcs pcrmitc iJcntijiccr ccn prccisicn lc rccicncliJcJ Jc ccJc cctcr pcrticipcntc.
Ll Lsccncric Jc lc Intcrtcncicn Ccmunitcric
68
Rctistc Jc Psicclcgic Jc lc UnitcrsiJcJ Jc Cnilc, Vcl. X, N' 2
que eslos sean ´visibles¨ en el momenlo po-
lílico adecuado (coslo de oporlunidad)
Si bien no exisle un modelo único de ra-
cionalidad polílica uno de los exlremos son
eslilos de conducción ´clienlelar¨, como
medio de vinculación con la población, en
el olro es un modelo parlicipalivo.
5
La racionalidad lécnica con sus leorías y
melodologías que fundamenlan ´encuadres
de lraba|os¨, son los fundamenlos ´cienlífi-
cos¨ , que demandan el mayor liempo posi-
ble para la elaboración de diagnóslicos y el
diseno de las propueslas.
La racionalidad burocrálica, con sus liem-
pos adminislralivos, con rulinas y eslilos afe-
rrados a las normas, poco compromelidos y
con resullados que a veces desconoce.
La racionalidad de la población con sus
represenlaciones de la sociedad, de sí mis-
ma, con sus eslralegias de relacionamienlo y
de oblención de recursos.
6
Eslas racionalidades , a veces son, com-
plemenlarias, olras fragmenladas o en olros
casos enfrenladas enlre sí, generando un
ámbilo comple|o, lurbulenlo y con allo gra-
do de incerlidumbre que modo de las imá-
genes de un ´caleidoscopio¨ nos mueslran
´escenarios¨ dinámicos y cambianles para
el desempeno del psicólogo comunilario.
ConcIuslones
Se han senalado en esle lraba|o los com-
ponenles del escenario social (necesidades
sociales, organización, su relación con el
medio ambienle). Se ha conlexlualizado a los
procesos parlicipalivos y las relaciones en-
lre aclores sociales en un momenlo hislórico
de profunda crisis (de represenlación políli-
ca frenle al poder financiero, de fragmenla-
ción social y de modelación de la opinión
pública).
Eslos elemenlos consliluyen la realidad
donde se efeclúan las inlervenciones comu-
nilarias que, desde la perspecliva de la psi-
cología comunilaria, se orienlan a la solu-
ción de problemas de la población median-
le procesos parlicipalivos y que, medianle
la reflexión, amplían niveles de
concienlización y generan nuevas praxis
organizalivas.
La discusión grupal y comunilaria de
cada uno de sus componenles, la
conlexlualización en la realidad inmediala
de los grupos o en la siluación de la comuni-
dad lransforman a la conslrucción del ´es-
cenario¨ en una herramienla para el diag-
nóslico, (análisis de problemas, causas y
cursos de acción), la planificación
parlicipaliva y eslralégica (relaciones de
poder), el diseno de allernalivas de acción
(procesos decisorios) y las formas
organizalivas que facililen la viabilidad de
las acciones, polenciando los derechos y
deberes de la población y la conslrucción de
arliculaciones sociales que facililen procesos
de lransformación social.
En el gráfico Nro. 1 ÷ Lsccncric Jc lc In-
tcrtcncicn ccmunitcric ÷ se describen la lola-
lidad de sus componenles.
5 Pcrc cmplicr sc|rc cstc tcmc cs intcrcscntc cl trc|cjc Jc RcJrigucs, A, Vclczçucz,I. Munlclplo µ Sertlclos púbIlcos. LJicicncs Sur.
Cnilc. !994. trcnspcrcncic µ rcspcnsc|iliJcJ
6 Lj. Lcs jcmilics Jc nincs JcsnutriJcs, çuc mcnticncn c unc cn tcl situccicn, pcrc pcJcr ccccJcr c lcs suplcmcntcs climcntcrics. Lcs
jcmilics çuc sc prcstcn lcs nijcs c c lcs cm|crczcJcs, pcrc ingrcscr cn lcs cctcgcrics Jc jcmilic numcrcsc, ccn mujcr cm|crczcJc, pcrc
ccccJcr c JctcrmincJcs Prcgrcmcs scciclcs.
69
CONTEXTO
NECESIDADES SOCIALES
GRUPOS Y ORGANIZACIONES
DE LA COMUNIDAD
OBJETIVOS
PROPOSITOS
VALORES
METAS
DIVISION DEL TRABAJO
COORDINACION
MEDIO AMBIENTE
ACTORES SOCIALES
ARTICULACION SOCIAL
COOPERACION
CONFRONTACION
NEGOCIACION
CONFLICTOS
PARTICIPACION COMUNITARIA
PARTICIPACION
Racionalidad Política
Racionalidad Técnica
Racionalidad Burocrática
Racionalidad de la Población
SUBSISTENCIA
IDENTIDAD
LIBERTAD
OCIO
CREACION
PARTICIPACION
ENTENDIMIENTO
AFECTO
PROTECCION
LAPALMA, A.I. 1997
Referenclus
CARDARELLI, G, ROSENFELD, M. (1998).Lcs
pcrticipccicncs Jc lc pc|rczc. Programas y Pro-
yeclos Sociales. Buenos Aires, Paidos.
CHINKES, S, LAPALMA, A, NICESBOIM,E.
(1995) Psicología comunilaria en Argenlina.
Reconslrución de una práclica psicosocial en
la Argenlina, en Psicología social comunila-
ria. Conlribuciones Lalinoamericanas,
Wiesenfeld,E: Sancehes Euclides. Tropykos.
Venezuela.
CROZIER,M, FRIEDBERG E. (199O) Ll cctcr
sccicl µ cl sistcmc. Las reslricciones de la ac-
ción colecliva. Alianza Edilorial Mexica.
Mexico.
FIGLEROA ,A, ALTAMIRANO,T, SLLMONT
(1996). Lxclusicn sccicl, JcsiguclJcJ cn cl Pcrú.
OIT. Lima.
GADIS-PNLD. (1997) Ccnjincs Scciclcs.
Bs-As
HELLER, AGNES. (1996).Unc Rctisicn Jc lcs
tccric Jc lcs ncccsiJcJcs. Paidos. Barcelona.
KATZ,D., KAHN, R.(1981). Psicclcgic Sc-
cicl Jc lcs Orgcnizccicncs. Edilorial Trillas.
.México.
MAX-NEEF, M (1993). Dcscrrcllc c cscclc
numcnc. Nordan-Redes Ediciones. Monle-
video.
MONTERO, M. (1994). Prcccscs Jc injlucn-
cic sccicl ccncicntc c insccncicntc cn cl trc|cjc
psiccsccicl ccmunitcric. Lc Jiclccticc cntrc mc-
µcrics µ mincrics, en Monlero M-. Psicología
Comunilaria. Lniversidad de Guadala|ara.
Guadala|ara.
PORTES, ALEJANDRO. (1999) Ccpitcl Sccicl.
Sus crigcncs µ cplicccicncs cn lc scciclcgic mc-
Jcrnc, en De Igual a Igual, Carpio, El desa-
fio del Eslado anle los nuevos problemas so-
ciales. J, Novacovsky,I. (compiladores). Fon-
do de Cullura Económica ÷ FLACSO ÷
SIEMPRO. Bs.As
GráIIcn Mrn. 1
Lsccncric Jc lc Intcrtcncicn Ccmunitcric
Ll Lsccncric Jc lc Intcrtcncicn Ccmunitcric
7O
Rctistc Jc Psicclcgic Jc lc UnitcrsiJcJ Jc Cnilc, Vcl. X, N' 2
REBELLATO I. (1998). Lc Jimcnsicn cticc Jc
lcs prcccscs cJucctitcs, en Cruzando Lmbra-
les. Aporles Lruguayos a la Psicología co-
munilaria. Luis Jumenes (compilador) Roca
Viva. Monlevideo.
SEN,A, (1995) Nuctc cxcmcn Jc lc Jcsigucl-
JcJ. Alianza. Madrid.
SANCHEZ, ELCLIDES. (1994) Pcrticipccicn
Ccmunitcric µ lc sclucicn Jc prc|lcmcs cm-
|icntclcs cn Amcricc Lctinc. Conferencia
presenlada en el IV Congreso Nacional de
Psicología Ambienlal. Tenerife. 5,8 de
abril.
VICENT, F, LE CLERE, (1998) W. Ccnstruc-
cicn Jc lc crgcnizccicncs ciuJcJcncs Jc |csc, cn
Scstcni|iliJcJ Jc lc SccicJcJ Citil. Eslralegias
para la movilización de recursos. CIVICLS.
Colombia.
VILLASANTE, T (1998). Dc lcs rcJcs sccic-
lcs c lcs prcgrcmccicncs intcgrclcs. Lumen/
Humanilas. Bs.As.
WESTERGAARD, C, KELLY, J.(1998) Unc cpis-
tcmclcgic ccntcxtuclistc pcrc lc intcstigccicn
ccclcgicc, cn Psicclcgic Ccmunitcric. El enfo-
que ecológico conlexlualisla de James
Kelly.Enrique Saforcada. (Comp). Proa.
Bs.As.