GASES

CONCEPTO:

La palabra gas fue acuñada por Juan Bautista Van Helmont, un científico nacido en
Bruselas, que vivió entre 1579 y 1644, tomando como base la palabra latina “chaos” que
significa sustancia sutil o vapor enrarecido. Los gases conforman con los líquidos, el
género de los fluidos, y dentro de éstos, son fluidos comprensibles. Los gases son, entre
otros, el objeto de estudio de la termodinámica.



Propiedades de los gases

El estado gaseoso es un estado disperso de la materia, es decir, que las moléculas del
gas están separadas unas de otras por distancias mucho mayores del tamaño del
diámetro real de las moléculas. Resuelta entonces, que el volumen ocupado por el gas
(V) depende de la presión (P), la temperatura (T) y de la cantidad o número de moles (n).
Las propiedades de la materia en estado
gaseoso son:
1. Se adaptan a la forma y el volumen del
recipiente que los contiene. Un gas, al
cambiar de recipiente, se expande o se
comprime, de manera que ocupa todo el
volumen y toma la forma de su nuevo
recipiente.

2. Se dejan comprimir fácilmente. Al existir
espacios intermoleculares, las moléculas
se pueden acercar unas a otras
reduciendo su volumen, cuando
aplicamos una presión.


3. Se difunden fácilmente. Al no existir fuerza de atracción intermolecular entre sus
partículas, los gases se esparcen en forma espontánea.


4. Se dilatan, la energía cinética promedio de sus moléculas es directamente
proporcional a la temperatura aplicada



Recipientes de gas.
Variables que afectan el comportamiento de los gases

1. PRESIÓN
Es la fuerza ejercida por unidad de área. En los gases esta fuerza actúa en forma
uniforme sobre todas las partes del recipiente.
La presión atmosférica es la fuerza ejercida por la atmósfera sobre los cuerpos que están
en la superficie terrestre. Se origina del peso del aire que la forma. Mientras más alto se
halle un cuerpo menos aire hay por encima de él, por consiguiente la presión sobre él
será menor.

2. TEMPERATURA
Es una medida de la intensidad del calor, y el calor a su vez es
una forma de energía que podemos medir en unidades de
calorías. Cuando un cuerpo caliente se coloca en contacto con
uno frío, el calor fluye del cuerpo caliente al cuerpo frío.
La temperatura de un gas es proporcional a la energía cinética
media de las moléculas del gas. A mayor energía cinética
mayor temperatura y viceversa.
La temperatura de los gases se expresa en grados kelvin.


3. CANTIDAD
La cantidad de un gas se puede medir en unidades de masa, usualmente en gramos. De
acuerdo con el sistema de unidades SI, la cantidad también se expresa mediante el
número de moles de sustancia, esta puede calcularse dividiendo el peso del gas por su
peso molecular.

4. VOLUMEN
Es el espacio ocupado por un cuerpo.

5. DENSIDAD
Es la relación que se establece entre el peso molecular en gramos de un gas y su
volumen molar en litros.







Volumen de un gas.
GAS REAL

Los gases reales son los que en condiciones ordinarias de temperatura y presión se
comportan como gases ideales; pero si la temperatura es muy baja o la presión muy alta,
las propiedades de los gases reales se desvían en forma considerable de las de gases
ideales.
Concepto de Gas Ideal y diferencia entre Gas Ideal y Real.
Los Gases que se ajusten a estas suposiciones se llaman gases ideales y aquellas que
no se les llaman gases reales, o sea, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y otros.
1. - Un gas está formado por partículas llamadas moléculas. Dependiendo del
gas, cada molécula está formada por un átomo o un grupo de átomos. Si el gas es
un elemento o un compuesto en su estado estable, consideramos que todas sus
moléculas son idénticas.

2. - Las moléculas se encuentran animadas de movimiento aleatorio y
obedecen las leyes de Newton del movimiento. Las moléculas se mueven en
todas direcciones y a velocidades diferentes. Al calcular las propiedades del
movimiento suponemos que la mecánica newtoniana se puede aplicar en el nivel
microscópico. Como para todas nuestras suposiciones, esta mantendrá o
desechara, dependiendo de sí los hechos experimentales indican o no que
nuestras predicciones son correctas.

3. - El número total de moléculas es grande. La dirección y la rapidez del
movimiento de cualquiera de las moléculas pueden cambiar bruscamente en los
choques con las paredes o con otras moléculas. Cualquiera de las moléculas en
particular, seguirá una trayectoria de zigzag, debido a dichos choques. Sin
embargo, como hay muchas moléculas, suponemos que el gran número de
choques resultante mantiene una distribución total de las velocidades moleculares
con un movimiento promedio aleatorio.

4. - El volumen de las moléculas es una fracción despreciablemente pequeña
del volumen ocupado por el gas. Aunque hay muchas moléculas, son
extremadamente pequeñas. Sabemos que el volumen ocupado por una gas se
puede cambiar en un margen muy amplio, con poca dificultad y que, cuando un
gas se condensa, el volumen ocupado por el gas comprimido hasta dejarlo en
forma líquida puede ser miles de veces menor. Por ejemplo, un gas natural puede
licuarse y reducir en 600 veces su volumen.

5. - No actúan fuerzas apreciables sobre las moléculas, excepto durante los
choques. En el grado de que esto sea cierto, una molécula se moverá con
velocidad uniformemente los choques. Como hemos supuesto que las moléculas
sean tan pequeñas, la distancia media entre ellas es grande en comparación con
el tamaño de una de las moléculas. De aquí que supongamos que el alcance de
las fuerzas moleculares es comparable al tamaño molecular.

6. - Los choques son elásticos y de duración despreciable. En los choques entre
las moléculas con las paredes del recipiente se conserva el ímpetu y (suponemos)
la energía cinética. Debido a que el tiempo de choque es despreciable comparado
con el tiempo que transcurre entre el choque de moléculas, la energía cinética que
se convierte en energía potencial durante el choque, queda disponible de nuevo
como energía cinética, después de un tiempo tan corto, que podemos ignorar este
cambio por completo.


Características de los gases

 COMPRENSIÓN:
Tomando como referencia el tamaño de las partículas de un gas, existe una gran
distancia de espacio vació entre ellas, lo que hace posible su comprensión o
compresibilidad, es decir, la reducción o disminución de los espacios vacíos
entre sus moléculas; lo cual se logra aumentando la presión y/o disminuyendo
la temperatura.
 EXPANSIÓN:
Cuando se calienta una muestra de gas, aumenta la velocidad promedio de sus
partículas, las cuales se mueven en un espacio mayor, dando como resultado que
todo el gas aumenta su volumen se han expandido.

 DIFUSIÓN:
Cuando dos gases entran en contacto, se mezclan hasta quedar
uniformemente repartidas las partículas de uno en otro, esto es posible por
el gran espacio existente entre sus partículas y por el continuo movimiento
de estas.








Leyes de los gases

A modo de recordatorio. ¿Cuáles son los estados de la materia?: sólido,
líquido y gaseoso, que dependen de la presión y de la temperatura a la que se
encuentran sometidos.
En el estado sólido la fuerza de cohesión de las moléculas hace que estas estén muy
próximas unas de otros con escaso margen de movimiento entre ellas.
En el estado líquido esta fuerza de cohesión molecular es menor lo cual permite mayor
libertad de movimiento entre ellas.
En el estado gaseoso la fuerza de cohesión de las moléculas es muy pequeña,
prácticamente nula, lo cual permite que estas se muevan libremente y en todas
direcciones.

En este capítulo nos dedicaremos a estudiar este comportamiento de los gases para
encontrar una explicación al mismo.
Antes de entrar de lleno en el estudio de las leyes que explican el comportamiento de
los gases, veamos cómo influyen en este los eventos físicos que los alteran y que
son: temperatura, presión y volumen, además de la cantidad de que se trate.










 TEMPERATURA
La temperatura (T) ejerce gran influencia sobre el estado de las moléculas de un gas
aumentando o disminuyendo la velocidad de las mismas. Para trabajar con nuestras
fórmulas siempre expresaremos la temperatura en grados Kelvin. Cuando la escala
usada esté en grados Celsius, debemos hacer la conversión, sabiendo que 0º C equivale
a + 273,15 º Kelvin.


Distintas materias, distintas fuerzas de
cohesión molecular.
 PRESIÓN
En Física, presión (P) se define como la
relación que existe entre una fuerza (F) y
la superficie (S) sobre la que se aplica, y
se calcula con la fórmula

Lo cual significa que la Presión (P) es
igual a la Fuerza (F) aplicada dividido por
la superficie (S) sobre la cual se aplica.



En nuestras fórmulas usaremos como
unidad de presión la atmósfera (atm) y
el milímetro de mercurio (mmHg),
sabiendo que una atmósfera equivale a 760 mmHg.


 VOLUMEN
Recordemos que volumen es todo el espacio ocupado por algún tipo de materia. En el
caso de los gases, estos ocupan todo el volumen disponible del recipiente que los
contiene.
Hay muchas unidades para medir el volumen, pero en nuestras fórmulas
usaremos el litro (L) y el milílitro (ml). Recordemos que un litro equivale a mil
milílitros:
1 L = 1.000 mL
También sabemos que 1 L equivale a 1 decímetro cúbico (1 dm
3
) o a mil centímetros
cúbicos (1.000 cm
3
) , lo cual hace equivalentes (iguales) 1 mL con 1 cm
3
:
1 L = 1 dm
3
= 1.000 cm
3
= 1.000 mL
1 cm
3
= 1 mL


1 atm es igual a 760 mmHg de presión.
 CANTIDAD DE GAS
Otro parámetro que debe considerarse al
estudiar el comportamiento de los gases
tiene que ver con la cantidad de un gas la
cual se relaciona con el número total de
moléculas que la componen.
Para medir la cantidad de un gas usamos
como unidad de medida el mol.
Como recordatorio diremos que un mol
(ya sea de moléculas o de átomos) es
igual a 6,022 por 10 elevado a 23:
1 mol de moléculas = 6,022•10
23

1 mol de átomos = 6,022•10
23


Recuerden que este número corresponde
al llamado número de Avogadro y este nos conduce a una ley llamada,
precisamente, ley de Avogadro.

LEY DE AVOGADRO
Esta ley relaciona la cantidad de gas (n, en moles) con su volumen en litros (L),
considerando que la presión y la temperatura permanecen constantes (no varían).
El enunciado de la ley dice que:
El volumen de un gas es directamente proporcional a la cantidad del mismo.
Esto significa que:
Si aumentamos la cantidad de gas, aumentará el volumen del mismo.
Si disminuimos la cantidad de gas, disminuirá el volumen del mismo.
Esto tan simple, podemos expresarlo en términos matemáticos con la siguiente fórmula:


que se traduce en que si dividimos el volumen de un gas por el número de moles que lo
conforman obtendremos un valor constante.
Esto debido a que si ponemos más moles (cantidad de moléculas) de un gas en un
recipiente tendremos, obviamente, más gas (más volumen), así de simple.

Un mol de moléculas o de átomos:
6,022•10
23

Esto se expresa en la ecuación
,


simplificada es




Veamos un ejemplo práctico y sencillo:
Tenemos 3,50 L de un gas que, sabemos, corresponde
a 0,875 mol. Inyectamos gas al recipiente hasta llegar
a 1,40 mol, ¿cuál será el nuevo volumen del gas? (la
temperatura y la presión las mantenemos constantes).
Solución:
Aplicamos la ecuación de la ley de Avogadro:

y reemplazamos los valores correspondientes:

resolvemos la ecuación, multiplicando en forma cruzada:

Ahora, despejamos V
2
, para ello, pasamos completo a la izquierda el miembro con la
incógnita (V
2
), y hacemos:

Respuesta:
El nuevo volumen (V
2
), ya que aumentamos los moles hasta 1,40 (n
2
), es ahora 5,6 L


Tan simple como: más gas, mayor
volumen.
LEY DE BOYLE
Esta ley nos permite relacionar la presión y
el volumen de un gas cuando la
temperatura es constante.

La ley de Boyle (conocida también como de
Boyle y Mariotte) establece que
la presión de un gas en un recipiente
cerrado es inversamente proporcional al
volumen del recipiente, cuando
la temperatura es constante.
Lo cual significa que:
El volumen de un gas es inversamente
proporcional a la presión que se le aplica:
En otras palabras:
Si la presión aumenta, el volumen disminuye.
Si la presión disminuye, el volumen aumenta.
Esto nos conduce a que, si la cantidad de gas y la temperatura permanecen constantes,
el producto de la presión por el volumen siempre tiene el mismo valor.
Matemáticamente esto es:

Lo cual significa que el producto de la presión por el volumen es constante.
Para aclarar el concepto:
Tenemos un cierto volumen de gas (V
1
) que se encuentra a una presión P
1
. Si variamos la
presión a P
2
, el volumen de gas variará hasta un nuevo valor V
2
, y se cumplirá:

que es otra manera de expresar la ley de Boyle.
Apliquemos la fórmula en un ejemplo práctico:
Tenemos 4 L de un gas que están a 600 mmHg de presión. ¿Cuál será su volumen si
aumentamos la presión hasta 800 mmHg? La temperatura es constante, no varía.
Solución:
Como los datos de presión están ambos en milímetros de mercurio (mmHg) no es
necesario hacer la conversión a atmósferas (atm). Si solo uno de ellos estuviera en mmHg
y el otro en atm, habría que dejar los dos en atm.
Aclarado esto, sustituimos los valores en la ecuación P
1
V
1
= P
2
V
2
.

Ponemos a la izquierda el miembro con la incógnita


Presión y volumen: si una sube, el otro
baja.
Despejamos V
2
:

Respuesta:
Si aumentamos la presión hasta 800 mmHg el volumen disminuye hasta llegar a los 3 L.

Ley de Charles
Mediante esta ley relacionamos
la temperatura y el volumen de un gas
cuando mantenemos la presión constante.

Textualmente, la ley afirma que:
El volumen de un gas es directamente
proporcional a la temperatura del gas.
En otras palabras:
Si aumenta la temperatura aplicada al gas,
el volumen del gas aumenta.
Si disminuye la temperatura aplicada al gas,
el volumen del gas disminuye.
Como lo descubrió Charles, si la cantidad
de gas y la presión permanecen constantes,
el cociente entre el volumen (V) y la
temperatura (T) siempre tiene el mismo
valor (K) (es constante).
Matemáticamente esto se expresa en la fórmula


Lo cual significa que el cociente entre el volumen y la temperatura es constante.
Intentemos ejemplificar:
Supongamos que tenemos un cierto volumen de gas V
1
que se encuentra a una
temperatura T
1
. Si aumentamos la temperatura a T
2
el volumen del gas aumentará hasta
V
2
, y se cumplirá que:

Que es otra manera de expresar la ley de Charles.

A mayor temperatura, mayor volumen.
Veamos un ejemplo práctico y sencillo:
Un gas cuya temperatura llega a 25° C tiene un volumen de 2,5 L. Para experimentar,
bajamos la temperatura a 10° C ¿Cuál será su nuevo volumen?
Solución:
El primer paso es recordar que en todas estas fórmulas referidas a la temperatura hay
que usar siempre la escala Kelvin.
Por lo tanto, lo primero es expresar la temperatura en grados Kelvin:
T
1
= (25 + 273) K= 298 K
T
2
= (10 + 273 ) K= 283 K
Ahora, sustituimos los datos en la ecuación:


Ahora, despejamos V
2
:

Respuesta:
Si bajamos la temperatura hasta los 10º C (283º K) el nuevo volumen del gas será 2,37 L.


Ley de Gay-Lussac
Esta ley establece la relación entre
la presión (P) y la temperatura (T) de un gas cuando el volumen (V) se mantiene
constante, y dice textualmente:
La presión del gas es directamente proporcional a su temperatura.
Esto significa que:
Si aumentamos la temperatura, aumentará la presión.
Si disminuimos la temperatura, disminuirá la presión.
Si lo llevamos al plano matemático, esto queda demostrado con la siguiente ecuación:

la cual nos indica que el cociente entre la presión y la temperatura siempre tiene el mismo
valor; es decir, es constante.
Llevemos esto a la práctica y supongamos que tenemos un gas, cuyo volumen (V) no
varía, a una presión P
1
y a una temperatura T
1
. Para experimentar, variamos la
temperatura hasta un nuevo valor T
2
, entonces la presión cambiará a P
2
, y tendrá que
cumplirse la siguiente ecuación:

que es la misma Ley de Gay-Lussac expresada de otra forma.
Debemos recordar, además, que esta ley, al igual que la de Charles, está expresada en
función de la temperatura absoluta, y tal como en la Ley de Charles, las temperaturas han
de expresarse en grados Kelvin.
Veamos un ejemplo:
Tenemos un cierto volumen de un gas bajo una presión de 970 mmHg cuando su
temperatura es de 25° C. ¿A qué temperatura deberá estar para que su presión sea 760
mmHg?
Solución:
Lo primero que debemos hacer es convertir los 25º C a grados Kelvin:
T
1
= (25 + 273) K= 298 K
Ahora sustituimos los datos en la ecuación:


Ahora despejamos T
2
:
A mayor temperatura, mayor presión.


Respuesta:
La temperatura debe bajar hasta los 233,5º Kelvin. Si convertimos estos grados en grados
Celsius hacemos

233,5 − 273 = −39,5 °C.

LEY GENERAL DE LOS GASES O ECUACIÓN GENERAL DE LOS GASES
Las leyes parciales analizada precedentemente pueden combinarse y obtener una ley o
ecuación que relaciones todas las variables al mismo tiempo.
Según esta ecuación o ley general

Esto significa que, si tenemos una cantidad fija de gas y sobre la misma variamos las
condiciones de presión (P), volumen (V) o temperatura (T) el resultado de aplicar esta
fórmula con diferentes valores, será una constante.
Veamos un ejemplo, para aclarar:
Supongamos que tenemos una cierta cantidad fija de un gas (n
1
), que está a una presión
(P
1
), ocupando un volumen (V
1
) a una temperatura (T
1
).

Estas variables se relacionan entre sí cumpliendo con la siguiente ecuación:


Donde R es una constante universal conocida ya que se puede determinar en forma
experimental.

La misma fórmula nos permite calcular el volumen molar de un gas (n):



A modo de experimento, a la misma cantidad fija de gas (n
1
) le cambiamos el valor
a alguna de las variables tendremos entonces una nueva presión (P
2
), un nuevo volumen
(V
2
) y una nueva temperatura (T
2
).
Como ya conocemos le ecuación general colocamos en ella los valores de cada variable:
Según la condición inicial:



Según la condición final:


Vemos que en ambas condiciones la cantidad de gas (n
1
) es la misma y que la constante
R tampoco varía.

Entonces, despejamos n
1
R en ambas ecuaciones:




Marcamos con rojo n
1
R para señalar que
ambos resultados deben ser iguales entre sí, por lo tanto:
Algo para recordar y utilizar:
Cuando se dice que dos elementos o
cantidades son inversamente
proporcionales, deben multiplicarse entre
sí cada vez que sus valores varían y el
resultado tiene que ser siempre el mismo
(constante).
Ahora, cuando dos elementos o
cantidades son directamente
proporcionales, deben dividirse entre sí
cada vez que sus valores varían y el
resultado tiene que ser siempre el mismo
(constante).


Gases: teoría cinética molecular

La teoría cinética de los gases se enuncia en los siguientes postulados, teniendo en
cuenta un gas ideal o perfecto:
1. Las sustancias están constituidas por moléculas pequeñísimas ubicadas a gran
distancia entre sí; su volumen se considera despreciable en comparación con los
espacios vacíos que hay entre ellas.
2. Las moléculas de un gas son totalmente independientes unas de otras, de modo que
no existe atracción intermolecular alguna.
3. Las moléculas de un gas se encuentran en movimiento continuo, en forma
desordenada; chocan entre sí y contra las paredes del recipiente, de modo que dan lugar
a la presión del gas.
4. Los choques de las moléculas son elásticos, no hay pérdida ni ganancia de energía
cinética, aunque puede existir transferencia de energía entre las moléculas que chocan.
5. La energía cinética media de las moléculas es directamente proporcional a la
temperatura absoluta del gas; se considera nula en el cero absoluto.
Los gases reales existen, tienen volumen y fuerzas de atracción entre sus moléculas.
Además, pueden tener comportamiento de gases ideales en determinadas condiciones:
temperaturas altas y presiones muy bajas.

Modelo corpuscular
De acuerdo con los postulados enunciados, podemos hacernos una imagen clara y
concisa del modelo que represente el comportamiento de un gas.
Dicho modelo, debe ser el más elemental posible, debe explicar las propiedades
observadas en los gases, debe contemplar la existencia de partículas muy pequeñas, de
tamaño despreciable frente al volumen total, dotadas de grandes velocidades en
constante movimiento caótico, chocando entre sí o con las paredes del recipiente. En
cada choque se supone que no hay pérdida de energía y que no existe ningún tipo de
unión entre las partículas que forman el gas.
Así, el concepto de presión, estará ligado al de los choques de las partículas sobre las
paredes, debido al movimiento que llevan, presión que se ejerce sobre todas las
direcciones, no existiendo direcciones privilegiadas. Así, cuantos más choques se
produzcan, mayor es la presión del gas.
La temperatura, indicará la energía cinética media de las partículas: si la temperatura de
un gas es superior a otro, sus partículas por término medio, poseen mayor velocidad.




























UNIVERSIDAD CATÓLICA
SANTO TORIBIO DE MOGROVEJO
ESCUELA PROFESIONAL DE INGENIERÍA CIVIL Y AMBIENTAL

Un modelo
corpuscular para
gases

CURSO:
MECÁNICA DE FLUIDOS
TEMA:
GASES





























PROFESOR
PINELLA ODAR,
LEONIDAS FERMIN
ALUMNO:
YAPAPASCA PASAPERA DIEGO



CHICLAYO-PERÚ ABRIL 2014