You are on page 1of 3

En agosto del 2008 se nos otorga la misión de conducir a la familia; con bastante temor pero confiados en que Ella

obra los milagros, aceptamos. Ahora nos encontramos entregando la conducción a un matrimonio que siendo muy jóvenes en el movimiento, han puesto la fuerza y la generosa entrega para tomarlo. Antes de irnos, quisiéramos agradecer a todos aquellos miembros de la familia que nos acompañaron y con fidelidad, servicialidad, entrega generosa y muchas veces heroica con lo cual hicieron posible este año de trabajo. En forma especial, a los miembros del consejo: A la fiel, fidelísima Cristina Cabezas, la Cristy a la servicialidad de la Susan, gozadora de los Super 8 que compartíamos en casa, al entusiasmo de la juventud: Vittorio, Erny y la Cocó, quienes con sus actividades; la misa de los universitarios, le venta de denarios, la toma de pañolín de los escuderos, los 150 cojines cortados por la Cocó, la limpieza de la Ermita y cuenta de los pasitos etc etc . Al esfuerzo de la Uge, tantas reuniones, el video de la Cantata, la jornada de nuevas y muchos otros, a la generosa entrega de Alejandro y Claudia, quienes con fuerza y mucha generosidad han tomado la rama de matrimonios llenando su semana de reuniones. A la Tona, quién hoy está en Temuco, Y también a otros, Paulina Manríquez en esa primera comisión espiritual y junto a Osvaldo con su taller de Santuario Hogar, Luz Carvallo, muy servicial y apoyadora en la comisión espiritual y hoy con las Vírgenes Peregrinas… hasta a Pto Montt se llevó a las misioneras! y Felipe, quién nos regaló su tiempo y sus conocimientos en la charla del 31 de mayo, Daniela y Juan, siempre organizando la acogida en diversas actividades y junto al su grupo semilla, el comedor San José; Juan Carlos con su entusiasmo en la Cantata y en varias misas, y Cristina con su aporte con las apóstoles, qué lindas se vieron tocando sus campanitas!; a Marlene con las prealiadas, gracias por ese rosario lleno de luz, a Isidora con las apostolitas, gracias por dejarlas a todas con su manto; a las Sras de Cristo Rey y de la Merced, a cargo de Cristina Vergara y Sonia Riquelme, gracias por su misa preciosa y fiel oración; a Benjamín con su mes de María y M. Inés siempre a nuestro lado; a las Sras Marisol, Anita, Eli y otras, quienes asumiendo diversas tareas nos colaboraron, al esfuerzo de Kiko, quién llegaba directo del turno, casi vestido de verde, a reunión de consejo, a la belleza que nos regaló Maeva con cada uno de sus preciosos adornos de flores, a Manolo con su alegría y contagioso ánimo, a Nico con su jornada de pioneros en la Isla, con reto incluido, al grupo el Bosque con su retiro de matrimonios en el colegio, al grupo Totuus, con sus jornadas de matrimonios nuevos, al grupo “En los brazos de María” con su Via Crucis.

Por supuesto agradecemos especialmente a nuestro grupo de vida, fuente de alimento y cobijamiento: Alicia y Humberto, Luís y Maritza , Eva y Héctor, Loreto y Juan Carlos. Finalmente a nuestros asesores, quienes con esfuerzo, cariño y capital de gracias nos ayudaron de sobremanera en este caminar: gracias Padre Rodrigo, quien hoy nos acompaña en la distancia, gracias Hermana Camila, Hermana M. Paz, Hermana Laura María y nuestro querido Padre Enrique. Tantas actividades realizadas, tanta vida en este tiempo, tanto que agradecer; a los asistentes a la charla de Don Joao, a los rezos de la campaña pasito a pasito, a todos los que trabajaron por el “Te encuentro”, el Karetiro”, la linda jornada de inicio en Estancilla, la misa del 15 de Sept en la catedral, el Rosario con motivo del aniversario de la misma, la Ermita del hospital llamada la Mater del dolor, el curso de dirigentes que comenzó el Padre Rodrigo y hoy continúa el Padre Enrique, los talleres y charlas de la hermana Laura María: el Perdón, de la fe práctica en la divina providencia, la infancia del padre Kentenich,, a los que nos acompañaron a las peregrinaciones a Temuco, a los que fueron a la bendición del Santuario de Curicó, llenándonos de vida a su vuelta, a los que viajamos a la ordenación del padre Enrique y a la toma de hábito de la hermana María José; no podemos dejar de mencionar a quienes trabajaron arduamente por nuestro Triduo de coronación: la oración, fruto del espíritu Santo, los recuerdos que se hicieron, los cojines, las jornadas de discernimiento, los documentos de estudio, etc etc: la emocionante misa de Alianza, la preciosa Cantata, cuánto trabajo fue eso! y finalmente la Coronación con el Obispo, donde hoy nuestra Mater es “Reina y madre del amor encendido, en la misión de Schoenstatt”. Les agradecemos a cada uno y a muchos otros no mencionados aquí, pero a quienes de corazón, le decimos gracias por su cariño y trabajo. Gracias Juan Carlos y Loreto por el generoso SI a la Mater y a nuestro padre fundador, ellos retribuirán con abundantes gracias para ustedes y su familia el ciento por uno. Un enorme gracias a nuestros niños que con santa paciencia, han estado presentes en todas estas actividades. Y al final un Gracias a la Mater, quién nos escogió y nos honró, quién nos hizo crecer y nos acompañó en este, nuestro paso por la ciudad. Los invitamos a decir con fuerza, por una tierra Santa Valdiviana, por una tierra con Santuario: Que en Valdivia y en mí, ……Reine Schoenstatt.!!