PSICOLOGÍA DEL PENSAMIENTO GRADO 2012 - 2013

TEMA 2 – INDUCCIÓN DEL RAZONAMIENTO
1. INTRODUCCIÓN
El razonamiento es uno de los procesos cognitivos básicos por medio del cual utilizamos y
aplicamos el conocimiento. Si no hiciéramos inferencias tendríamos que depender de un
conocimiento específico y puntual para cada una de las situaciones a las que hiciéramos frente.
Por ejemplo un compa!ero nos dice que su hijo de " a!os es más alto que su sobrino de nueve#
pero más bajo que su hija de siete. $e ello podemos inferir
– su hijo e hija son más altos que su sobrino#
– su hija de % a!os es la más alta de los tres# &inferencia deductiva' Puede ser válido o no.
– su sobrino de nueve a!os es el más bajo de los tres#
– su sobrino es el mayor en edad#
– sus hijos y su sobrino son primos#
– su sobrino es muy bajito# &ejemplo de inferencia inductiva' Es probable o no.
– sus hijos son muy altos.
Podemos decir que el razonamiento permite (pasar de una informaci)n a otra*# dado que a partir
del conocimiento de uno o más resultados que se encuentren relacionados podemos derivar o
alcanzar una conclusi)n. Siguiendo con el ejemplo podemos ver c)mo de unos enunciados se
deriva a la conclusi)n y como en otros casos se ha ido más allá de lo e+presado en los enunciados.
,as investigaciones psicol)gicas sobre el proceso de razonamiento han dise!ado sus tareas
e+perimentales de acuerdo con la formalizaci)n y el concepto de validez del análisis l)gico. ,os
enunciados a partir de los cuales razonamos son las premisas y el enunciado que se deriva de los
otros se denomina conclusión, formando el conjunto de éstos lo que denominamos argumentos.
-enemos que tener claro que las conclusiones se siguen necesariamente de las premisas mientras
que en uno inductivo las premisas sugieren o apoyan la conclusi)n.
2. LÓGICA Y RAZONAMIENTO.
El razonamiento deductivo se ha descrito como un procedimiento dirigido (hacia abajo* en el sen.
tido de que a partir de lo general se llega a lo particular y el razonamiento inductivo como porcesa.
miento (hacia arriba* en el que se llega a lo gral a partir de lo particular. Esta metáfora direccional
en la que el razonamiento asciende o desciende por una especie de (escalera te)rica* ha sido
empleada por Plat)n# /rist)teles y en m0ltiples tratados de l)gica &-iles# 12"%'
S3yrms 12"4# indica que uno de los erroes más e+tendidos es la diferenciaci)n entre deducci)n e
inducci)n como aquellos argumentos que proceden de lo general a lo específico para el caso de la
deducci)n y de lo específico a lo general para el caso de la inducci)n. ,a diferencia no se determina
por la generalidad o particularidad de sus premisas y conclusiones sino por las definiciones de
vali!" !#$%iva y de &#!'"a i(#$%iva. 5n argumento es válido s)lo sii es imposible que su
conclusi)n sea falsa mientras que sus premisas son verdaderas y que un argumento inductivo es
fuerte s)lo si es improbable que su conclusi)n sea falsa cuando sus premisas son verdaderas. En el
M.G)'!%%i G)("*l!" 1
razonamiento deductivo la verdad de las premisas garantiza la verdad de las conclusiones#
mientras que en el razonamiento inductivo las conclusiones son más o menos problables
dependiendo del grado en que se encuentren apoyadas por las premisas.
2.1. El 'a")(a+i!(%) !#$%iv)
El estudio de la deducci)n se centra en el análisis de los principios del razonamiento que son inde.
pendientes del contenido sobre el que se razona y que permiten alcanzar un razonamiento
formalmente válido. $esde sus inicios en la filosofía griega# la l)gica perseguía la identificaci)n de
unas leyes de razonamiento que fueran universales y por ello se centro en el análisis de la forma y
la estructura de los argumentos. $esde /rist)teles# la deducci)n era el estudio de las cone+iones
entre proposiciones. ,as proposiciones son enunciados en los que se afirma o niega algo y en los
que se establece una relaci)n entre sujeto y predicado. El análisis de la deducci)n se centraba en
el establecimiento de cone+iones encadenadas de un silogismo o grupo de silogismos por medio
de la copola (es* El argumento establece una nueva cone+i)n entre las proposiciones a través de
un término medio que las relaciona(-odos los / son 6# -odos los 6 son 7# luego -odos los / son 7*
, es el término medio que ha permitido la cone+i)n.
-'!.! a finales de siglo diecinueve# considera que las proposiciones pueden tratarse como
funciones matemáticas# desarrollando un marco de análisis más potente y fle+ible que la silogística
aristotélica. Es a principios del siglo veinte# cuando 8hitehead y 9ussell # desarrollan el $*l$#l) !
/'!i$a)0 y amplían el análisis de las proposiciones a otras formas relacionales que no eran la
copola (es*. Esta l)gica matemática emplea símbolos por analogía con las matemáticas# logrando
así el cálculo con notaci)n simb)lica y posibilitando la operaci)n sin la contaminaci)n de los conte.
nidos. ,a deducci)n se entiende como el proceso mediante el cual unos enunciados se derivan de
otros de un modo puramente formal y esta derivaci)n se realiza por la aplicaci)n de las reglas de
deducci)n.
,as proposiciones se representan por letras &p#q#r#s' y los operadores &enlace' por unos simbolos
que determinan la forma de una proposici)n l)gica. ,a representaci)n simb)lica de las proposicio.
nes son variables y la representaci)n de los operadores son constantes y se corresponden con los
términos (y*# (o*# (no*# (sí#... entonces* y (si... y solo si*.
Ta1la 2.1.
N)%a$i2( 0i+12li$a !l $*l$#l) /')/)0i$i)(al
Ti/) ! P')/)0i$i)(!0 O/!'a)' l2.i$)
- C)(3#($i2( 456 7
- Di05#($i2( 4)6
v
- N!.a$i2( 4()6
8
- C)(i$i)(al 40i... !(%)($!06
9
- ,i $)(i$i)(al 40i 5 0)l) 0i6 :
$e no haber paréntesis# el operador menos fuerte es la negaci)n# seguido de disyunci)n y
conjunci)n con la misma potencia# y por 0ltimo el condicional que es el más fuerte.
9 ; fuerte ; $(3 < i05#($ ; (!.a$i2(
M.G)'!%%i G)("*l!" 2
,os términos de enlace u operadores conectan entre
dos proposiciones e+cepto en el témino (no* que
act0aa sobre una. Si se han de utilizar más de un ope.
rador l)gico se utilizan paréntesis para indicar el ope.
rador que domina.
/lgunos ejemplos
1' (Si estoy enferma entonces estoy en la cama y veo
la televisi)n*. P 9 4= 7 '6
:' (Si estoy enferma entonces estoy en la cama y a la
vez veo la televisi)n*. 4 P 9= 6 7 '
Ta1la 2.2. R!.la0 ! I(&!'!($ia 4S#//!0 5 >ill? 1@AB6
1. R!.la ! SIMPLI-ICACIÓN 4S6 / 7 = / 7 =

/ =
Si las premisas son ciertas, entonces se
puede concluir “p” y se puede concluir “q”
2. R!.la ! ADCUNCIÓN 4A6 / /
= =
/ 7 = = 7 /
Si ambas premisas son ciertas se pueden
juntar en la conclusión y el orden es
indiferente.
3. DO,LE NEGACIÓN 4DN6
Manuel sabe esquiar
luego, no ocurre que Manuel no sabe esquiar
P 88 / &no no p'

88/ /
Doble negación:
permite pasar de una premisa única a la
conclusión con la doble negación.
D. LEY DE LA ADICIÓN 4LA6
P =

/ v = / v =
Aclarar que el significado de la disyunción
en lógica es incluyente en el sentido de que
por lo menos un miembro de la disyunción
es cierto y pueden serlo ambos.
Si una premisa es cierta, entonces la
disyunción de esta y otra cualquiera
tambin lo es.
E. LEYES CONMUTATIFAS / 7 = / v =

= 7 / = v /
!l orden de las premisas en una conjunción
y en una disyunción no altera su signifi"
cado.
A. MODUS PONENDO PONENS 4PP6
/ 9 =
/
=
!n el condicional la proposición #p$ se denomina antecedente y la #q$
consecuente. Si %ay dos premisas unidas por el condicional y se
&erifica el antecedente, entonces se puede concluir el consecuente.
G. MODUS TOLLENDO TOLLENS 4TT6 / 9 =
8 =

8 /
Si %ay dos premisas unidas por el
condicional y se niega el consecuente,
entonces se puede concluir con la negación
del antecedente.
B. MODUS TOLLENDO PONENS 4TP6 / v = / v =
8 = 8 /
/ =
Si %ay dos premisas unidas por la
disyunción y se niega una de ellas,
entonces se puede concluir la otra premisa
@. LEY DEL SILOGISMO >IPOTHTICO 4S>6
/ 9 =
= 9 '
/ 9 '
Si %ay dos premisas condicionales y el antecedente de la segunda
coincide con el consecuente de la primera, entonces se puede concluir
con otra proposición condicional cuyo antecedente coincide con el de
la primera y el consecuente con el consecuente de la segunda.
10. LEY DEL SILOGISMO DISYUNTIFO
4SD6 / v = / v =
/ 9 ' / 9 0
= 9 0 = 9 '
' v 0 0 v '
Si %ay una premisa disyunti&a y ' premisas condicionales cuyos
antecedentes coincidan con los miembros de la disyunción, entonces
se puede concluir con una disyunción cuyos miembros son los dos
consecuentes de las premisas condicionales.
11. LEY DE LAS PROPOSICIONES
,ICONDICIONALES 4L,6
/ : = / : = / 9 =
= 9 / / : =
/ 9 = = 9 / / := 4/ 9 =6 74= 9/6
(ey que ilustra como se pueden deducir dos proposiciones
condicionales de una proposición bicondicional. Si %ay una premisa
bicondicional, entonces se puede concluir que el antecedente implica
el consecuente y que el consecuente implica el antecedente o la
conjunción de ambos condicionales. )oncluir bicondicional a partir de
una premisa en la que el antecedente implica el consecuente y otra
premisa en la que el consecuente implica al antecedente.
12. R!.la ! PREMISAS *na premisa se puede introducir en cualquier punto de la deducción
M.G)'!%%i G)("*l!" 3
/ continuaci)n# dos ejemplos sencillos en el procedimiento de una deducci)n formal
(Si sales a jugar, te pones las +apatillas de deporte. Si lle&as las +apatillas de deporte, te pones el
c%andal. (uego, si sales a jugar te pones el c%,ndal”.
– ,a premisa primera (Si sales a jugar# entonces te pones las zapatillas de deporte* se simboliza
como / ;6
– ,a segunda premisa (Si llevas las zapatillas de deporte# entonces te pones el chándal* se
simboliza como 6;7
– ,a conclusi)n (Si sales a jugar te pones el chandal* se simboliza como / ; 7
– ,a deducci)n sería la siguiente
&1' / ;6 P &1er paso Premisa'
&:' 6; 7 P &:< paso Premisa'
&=' /; 7 S> 1#: &=er paso silogismo hipotético' / 9 =
= 9 '
/ 9 '
Segundo ejemplo
“Si eres socio de un club de fútbol, no tienes que comprar las entradas para los partidos.
I 9 8 O
-anuel &a al partido del domingo y es socio del club de fútbol.
G 7 I
!n consecuencia, no tiene que comprar la entrada”
8 O
– ,a primera premisa (Si eres socio de un club de f0tbol# entonces no tienes que comprar las entradas
para los partidos* se simboliza como 8 ; ?@
– ,a segunda premisa (Aanuel va al partido del domingo y es socio del club de f0tbol* se simboliza como
B 7 8
– ,a conclusi)n (no tiene que comprar la entrada* se simboliza como ? @
– ,a deducci)n sería
&1' 8 ; ?@ P ,os dos primeros pasos son las premisas y en el tercero se deduce 8 por
&:' B 7 8 P la regla de simplificaci)n en el paso :.
&=' 8 S : &simplificaci)n'
&C' ? @ PP 1#= El C< paso# la conclusi)n# se deducee aplicando el modus
ponens a los pasos 1 y =.
Se puede saber si un razonamiento deductivo es válido cuando a partir de premisas que son verdaderas se
sigue una conclusi)n verdadera por la aplicaci)n de las reglas de inferencia anteriormente indicadas# pero
este conjunto de reglas no agota el n< de inferencias válidas. Para tratar cada caso de inferencia proposicio.
nal e+iste un método general &-ablas de verdad# Aétodo semántico o de -eorías de modelos'
Ta1la 2.3. Ta1la0 ! F!'a /a'a l)0 O/!'a)'!0 L2.i$)0
NEGACIÓN CONCUNCIÓN DISYUNCIÓN CONDICIONAL JJ ,ICONDICIONAL
/ 8 /
F -
- F
/ = / 7 =
F F F
F - -
- F -
- - -
/ = / v =
F F F
F - F
- F F
- - -
/ = / 9 =
F F F
F - -
- F F
- - F
/ = / : =
F F F
F - -
- F -
- - F
M.G)'!%%i G)("*l!" D
Se establecen todas las combinaciones posibles de los valores de verdad de las proposiciones# tanto
premisas como conclusiones y se busca alguna combinaci)n en la que las premisas sean verdaderas y la
conclusi)n falsa. Si no la hay# !l 'a")(a+i!(%) v*li) 0! !($)(%'a'Ka !( la lK(!a !( la =#! la0 /'!+i0a0 5 la
$)($l#0i2( 0!a( %)a0 v!'a!'a0. Ejemplo de inferencia válida de modus tollendo tollens
/ 9 = ,as proposiciones son &p' y &q'# las premisas &p ; q' # y la &? q' y la conclusi)n &?p'
8 = Se construye la tabla de verdad comenzando por asignar los valores a las proposiciones p y q
siempre con dos valores de verdad & D o E' ,a tabla es : + :# y se corresponde con el n< de
8 / combinaciones posibles de los valores de verdad. El n< de posibles combinaciones de los valo.
res de verdad dependerá del n< de proposiciones &n' siendo la regla :
n

MODUS TOLLENDO TOLLENS
/
F
F
-
-
=
F
-
F
-
/ 9 =
F
-
F
F
8 =
-
F
-
F
8 /
-
-
F
F
>ay que buscar la línea donde dos premisas son verdaderas y la conclusi)n da (falsa* para comprobar si el
argumento no es válido. $e no ser así# como en nuestro ejemplo# será DF,G$@.
Seguimos con un argumento inválido &Falacia de afirmar el consecuente'
/ 9 =
=
l#!.)?
/ ,a tabla de verdad será la siguiente
-ALACIA DE LA A-IRMACIÓN DEL CONSECUENTE
/
F
F
-
-
=
F
-
F
-
/ 9 =
F
-
F
F
=
F
-
F
-
/
F
F
-
-
Este argumento no es válido y es un error bastante frecuente del razonamiento humano. &ojoH'
Para e+aminar la forma l)gica de la propia proposici)n# se utiliza el cálculo de predicados donde se
analiza la estructura interna descomponiendo una proposi)n en términos &se nombra un 0nico
objeto' y predicados &aquello que se dice de los términos'. Se suelen utilizar las letras E#B# >#...
&predicados' y letras +#y#z para los términos# colocándose el predicado delante del término que va
entre paréntesis. “.aime es un estudiante” Iaime es el término &+' y (es un estudiante* es el
predicado# simbolizandose como (E&+'*.
En el cálculo de predicados también se distingue entre términos .!(!'al!0 o !0/!$K&i$)0. ,a cuan.
tificaci)n de la generalidad puede ser 5JGDE9S/, &todo# cualquiera# para cada +# cada +# para todo
+' o EKGS-EJ7G/, &alg0n# algunos# algunas' donde e+iste al menos un objeto al que se le puede
aplicar el predicado. 7uantificador universal &/ invertida# con las patas pa´rriba' y para el e+istencial es
la E invertida &L'. 5na vez formalizadas las proposiciones# el razonamiento en el cálculo de
predicados consiste en eliminar los cuantificadores para aplicar las reglas de inferencia sobre las
M.G)'!%%i G)("*l!" E
-enemos en la
primera línea
D D D pero
e+iste un caso
donde se falsa
proposiciones y volver a introducir los cuantificadores cuando sean necesarios. ,a regla de
especificaci)n universal permite sustituir el cuantificador por cualquier término# dado que ssi la
proposici)n es cierta para todo# lo es para cualquier término específico.
/odos los mdicos son %ombres prudentes
(uis es mdico
0or tanto, (uis es un %ombre prudente.
,a deducci)n
&1' & D +' ME&+' ; B&+'N P
&:' E&O' P
&=' E&O' ; B&O' especificar O para +
&C' B &O' PP :#= Aodus ponendo ponens
2.2. El 'a")(a+i!(%) i(#$%iv)
En la inducci)n hablamos de fuerza del argumento y esto no es una cuesti)n de grado. Este aspec.
to se enmarca en el concepto de probabilidad que depende del apoyo empírico que aportan las
premisas para alcanzar la conclusi)n. Esto se ha planteado# desde su formulaci)n# como (el
problema de la inducci)n* por Davi >#+!# 1%CP. El problema de la inducción es que asume la
regularidad de los fen)menos observados con el fin de poder e+plicar hechos ya conocidos o
intentar predecir hechos a0n por conocer. Jo llega a verificarse porque no e+iste garantía de que
después de un n< + de observaciones la conclusi)n sea más precisa# puesto que se desconoce el
tama!o del universo de acontecimientos a observaci)n.
5n argumento inductivo es fuerte improbable que su conclusión sea falsa si sus premisas son
verdaderas. ,a &#!'"a va a depender del grado de improbabilidad. Q este grado de fuerza inductiva
está determinado por la relaci)n de apoyo que se estables entre premisas y conclusiones. ,a pro.
babilidad de las premisas y conclusiones se conoce como /')1a1ilia !/i0%L+i$a porque depen.
de de nuestro conocimiento y puede variar de una persona a otra y a lo largo del tiempo en la
misma persona. E+iste el riesgo de alcanzar una conclusi)n falsa# pero ofrecen la enorme ventaja
de permitir descubrir y predecir nueva informaci)n en funci)n de la informaci)n conocida.
,a l)gica inductiva estudia las pruebas para medir la probabilidad inductiva de los argumentos y
estudia las reglas para construir argumentos inductivos fuertes. Sin embargo# no e+iste acuerdo
sobre la forma de medir la fuerza inductiva de un argumento# ni aceptaci)n consensuada de las re.
glas y ni siquiera una definici)n precisa sobre la probabilidad inductiva.
@tra cuesti)n es la justificaci)n de la inducci)n. Este problema se centra en determinar por qué se
consideran válidos los juicios sobre casos futuros o desconocidos. 5na soluci)n es mostrar que la
validez del razonamiento inductivo se basa en la ley de uniformidad de la naturaleza por la que se
puede suponer que el futuro será semejante al pasado# pero esto no es cierto. -'a($i0 ,a$)( 14:P#
rechaz) la aplicaci)n de un principio general y propuso unas tablas de investigaci)n en las que la
inducci)n procedía por !M$l#0i2( 5 !0!0%i+a$i2(. Por tanto# podemos comprobar que la
inducci)n es una tarea mucho mas compleja que la deducci)n. Si se asume que la naturaleza es
uniforme# entonces el problema está en determinar cuáles son las regularidades que se pueden
proyectar a situaciones futuras. Para poder identificar las '!.#la'ia!0 =#! 0)( /')5!$%a1l!0 hace
falta determinar cuáles son los aspectos de la naturaleza que se suponen son uniformes. Esta
M.G)'!%%i G)("*l!" A
encrucijada se conoce como (el nuevo acertijo de la inducci)n* y el problema de la construcci)n
de una l)gica inductiva todavía no está resuelto.
El análisis de las causas y de los efectos es un aspecto importante tanto del razonamiento
científico como del cotidiano. Si se conocen las causas se tiene control sobre los efectos# de forma
que se puede producir la causa para obtener el efecto deseado o se elimina la causa para prevenir
el efecto no deseado. Davi >#+! propuso un conjunto de reglas para determinar la relaci)n cau.
sal y estas nociones fueron desarrolladas por C)N( S%#a'% MILL 41BD36 Son procedimientos para de.
terminar si una causa es suficiente o es necesaria para producir un determinado efecto# siempre
que se tenga informaci)n sobre la presencia o la ausencia de otras causas y sobre la presencia o
ausencia del efecto en estas situaciones.
,as causas son las condiciones que producen un efecto y que pueden ser suficientes# necesarias o
suficientes y necesarias. Por ejemplo
,a presencia de o+ígeno es una condici)n necesaria para la combusti)n# pero no es
suficiente.
Si se quiere producir un efecto# hay que buscar las condiciones que son suficientes &el o+ígeno no
serviría para producir el efecto de combusti)n'
7uando se busca prevenir el efecto# entonces basta con identificar las condiciones necesarias. &Si
se quiere prevenir la combusti)n# se puede eliminar el o+ígeno'.
4 principios por los que se rigen las condiciones necesarias y suficientes &S3yrms# 12"4'
– 1. Si A !0 #(a $)(i$i2( 0#&i$i!(%! /a'a ,? !(%)($!0 , !0 #(a $)(i$i2( (!$!0a'ia /a'a A.
Si una buena nota es condici)n suficiente para el aprendizaje# entonces el aprendizaje es
condici)n necesario para una buena nota. &Bueno, meor me callo. !o me enfades, no me enfades,... que lo
"ec"o por la optativa de #$ me tiene mosca'
– 2. Si C !0 #(a $)(i$i2( (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 D !0 #(a $)(i$i2( 0#&i$i!(%! /a'a C.
Si el o+ígeno es condici)n necesaria para la combusti)n# entonces la combusti)n es condici)n
suficiente para el o+ígeno.
– 3. Si A !0 #(a $)(i$i2( 0#&i$i!(%! /a'a ,? !(%)($!0 la a#0!($ia ! , !0 0#&i$i!(%! /a'a la
a#0!($ia ! A.
Si una buena nota es suficiente para el aprendizaje# entonces la ausencia de aprendizaje es
condici)n suficiente para la ausencia de una buena nota. &%aceptable&'
– D. Si C !0 #(a $)(i$i2( (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 la a#0!($ia ! D !0 $)(i$i2( (!$!0a'ia
/a'a la a#0!($ia ! C.
Si el o+ígeno es condici)n necesaria para la combusti)n# entonces la ausencia de combusti)n
es una condici)n necesaria para la ausencia de o+ígeno.
– E. Si A !0 #(a $)(i$i2( 0#&i$i!(%! /a'a ,? !(%)($!0 la a#0!($ia ! A !0 #(a $)(i$i2(
(!$!0a'ia /a'a la a#0!($ia ! ,.
Si una buena nota es condici)n suficiente para el aprendizaje# entonces la ausencia de una
buena nota es condici)n necesaria para la ausencia de aprendizaje. 'ues como que no...
– A. Si C !0 #(a $)(i$i2( (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 la a#0!($ia ! C !0 #(a $)(i$i2(
0#&i$i!(%! /a'a la a#0!($ia ! D.
Si el o+ígeno es condici)n necesaria para la combusti)n# entonces la ausencia de o+ígeno es
condici)n suficiente para la ausencia de combusti)n.
M.G)'!%%i G)("*l!" G
Si A !0 0#&i /a'a ,? !(%)($!0 , !0 (!$!0a'ia /a'a A E0%a0 2 va( a la i(v!'0a.
Si C !0 (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 D !0 0#&i /a'a C OP OP
Si A !0 0#&i /a'a ,? !(%)($!0 a#0!(%! , !0 0#&i /a'a a#0!(%! A E(%'a( la0 a#0!($ia0 !( 3#!.)
Si C !0 (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 a#0!(%! D !0 (!$!0a'ia /a'a C OP OP OP
Si A !0 0#&i /a'a ,? !(%)($!0 a#0!(%! A !0 (!$!0a'ia /a'a a#0!(%! ,
Si C !0 (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 a#0!(%! C !0 0#&i /a'a a#0!(%! D
1. Si A !0 0#&i /a'a ,? !(%)($!0 , !0 (!$!0a'ia /a'a A
3. Si A !0 0#&i /a'a ,? !(%)($!0 a#0!(%! , !0 0#&i /a'a a#0!(%! A
E. Si A !0 0#&i /a'a ,? !(%)($!0 a#0!(%! A !0 (!$!0a'ia /a'a a#0!(%! ,
2. Si C !0 (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 D !0 0#&i /a'a C
D. Si C !0 (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 a#0!(%! D !0 (!$!0a'ia /a'a C
A. Si C !0 (!$!0a'ia /a'a D? !(%)($!0 a#0!(%! C !0 0#&i /a'a a#0!(%! D
,os métodos de Aill son unos procedimientos para descubrir y comprobar las condiciones que son
suficientes yOo necesarias para la ocurrencia de un efecto. Iohn Stuart Aill# propone cinco métodos
para guiar la b0squeda científica de las regularidades consiste en clasificar en unas tablas las ob.
servaciones sobre la presencia y ausencia de las supuestas condiciones para la ocurrencia de un
fen)meno con el fin de eliminar aquellas circunstancias que no varían regularmente con el fen).
meno observado.
,a propiedad o efecto que se analiza se llama /')/i!a $)(i$i)(aa 4E6 y las propiedades que
son condiciones necesarias o suficientes de una propiedad condicionada son /')/i!a!0
$)(i$i)(a(%!0.
– El +L%)) i'!$%) ! $)($)'a($ia identifica las condiciones JE7ES/9G/S y requiere la
b0squeda de la ocurrencia de la propiedad condicionada en un abanico de circunstancias. Se
requiere la construcci)n de una tabla en la que se recoge un n0mero + de ocurrencias en las
que las propiedades condicionantes pueden estar presentes o ausentes cuando se produce la
propiedad condicionada. -eniendo este n0mero variado de circunstancias diferentes en las
que ocurra el fen)meno se irán !li+i(a() aquellas pr.condicionantes que se encuentren
a#0!(%!0 cuando el fen)meno se encuentre presente. /sí se identificará la propiedad condi.
cionante que es condici)n necesaria del fen)meno observado.
El principio de eliminaci)n enuncia que (cualquier propiedad que se encuentre ausente
cuando el efecto está presente no puede ser una condición necesaria).
MHTODO DIRECTO DE CONCORDANCIA DE MILL 4SQYRMS? 1@BA6
(*ualquier propiedad que se encuentre ausente cuando el efecto está presente no puede ser una condición
necesaria)
POSI,LES PROPIEDADES CONDICIONANTES PROPIEDAD CONDICIONADA
O$#''!($ia 1
O$#''!($ia 2
O$#''!($ia 3
A
P
P
/
,
P
/
P
C
P
P
P
D
/
P
/
E
P
P
P
,a propiedad condicionante C es la condici)n necesaria# dado que $ se elimina en la primera
ocurrencia# la 6 en la segunda y la propiedad / se elimina en la tercera ocurrencia.
M.G)'!%%i G)("*l!" B
– El +L%)) I(v!'0) ! $)($)'a($ia se utiliza para identificar las condiciones S5EG7GEJ-ES. Se
busca en n0mero determinado de ocurrencias las propiedades condicionantes que se
encuentran /5SEJ-ES cuando la propiedad condicionada también lo está# y se trata de ir eli.
minando aquellas propiedades condicionantes que se encuentren presentes cuando el
fen)meno está ausente.
El principio de eliminaci)n es (una propiedad que se encuentre presente cuando el efecto
está ausente no puede ser una condición suficiente). Seguidamente vemos que la propiedad $
es la condici)n S5EG7GEJ-E# puesto que la / se ha eliminado en primera ocurrencia# 6 en la :R y
7 en la tercera.
MHTODO INFERSO DE CONCORDANCIA DE MILL 4SQYRMS? 1@BA6
(+na propiedad que se encuentre presente cuando el efecto está ausente no puede ser una condición suficiente)
POSI,LES PROPIEDADES CONDICIONANTES PROPIEDAD CONDICIONADA
O$#''!($ia 1
O$#''!($ia 2
O$#''!($ia 3
A
P
/
P
,
/
P
/
C
/
/
P
D
/
/
/
E
/
/
/
– El +L%)) ! Di&!'!($ia se utiliza para identificar las condiciones S5EG7GEJ-ES pero cuando
las propiedades condicionantes se encuentren P9ESEJ-ES en una ocurrencias !%!'+i(aa
&se!alada por H' . En el ejemplo 1 la propiedad condicionante $ es la condici)n suficiente. Pero
en el ejemplo :# en la ocurrencia determinada H no se puede identificar una 0nica condici)n
suficiente &en /#7 y $ son = P' y por tanto se procede a la observaci)n de más ocurrencias de
acuerdo con el principio de eliminaci)n del método inverso de concordancia. 9equiere la ob.
servaci)n de dos ocurrencias mínimo una en la que el fen)meno investigado esté presente y
otra en la que falte. ,a propiedad 6 s)lo se elimina en ocurrencia particular H# y en la 1 y seg0n
método inverso de concordancia sse elimina la propiedad / y en la ocurrencia : la prop. $
$e esta forma# la 7 se identifica como condici)n suficiente.
MHTODO DI-ERENCIA J DE MILL 4SQYRMS? 1@BA6
E3!+/l) 1 ----- POSI,LES PROPIEDADES CONDICIONANTES PROPIEDAD CONDICIONADA
O$#''!($ia J
A
/
,
/
C
/
D
P
E
P
E3!+/l) 2 -----
O$#''!($ia J
O$#''!($ia 1
O$#''!($ia 2
A
P
P
/
,
/
/
/
C
P
/
/
D
P
/
P
E
P
/
/
– El +L%)) $)+1i(a) identifica las condiciones tanto S5EG7GEJ-ES como JE7ES/9G/S. El
)1l! ML%)) ! C)($)'a($ia combina el $irecto y el Gnverso de 7oncordanciaS y !l ML%))
C)(3#(%) combina el Aétodo $irecto y el de $iferencia.
En la tabla siguiente se aprecia c)mo la propiedad condicionante 7 es la condici)n tanto
S5EG7GEJ-ES como JE7ES/9G/. En la ocurrencia 1 se han eliminado las propiedades 6 y $# en
la ocurrencia : la propiedad /# en la ocurrencia = las propiedades 6 y $ y en la C la /.
M.G)'!%%i G)("*l!" @
Por método
G JDE9S@
DO,LE MHTODO DE CONCORDANCIA 4C)($)'a($ia DIRECTA ! INFERSA6 DE MILL 4SQYRMS? 1@BA6
POSI,LES PROPIEDADES CONDICIONANTES PROPIEDAD CONDICIONADA
O$#''!($ia 1
O$#''!($ia 2
O$#''!($ia 3
O$#''!($ia D
A
P
/
/
P
,
/
P
P
/
C
P
P
/
/
D
/
P
P
/
E
P
P
/
/
– El +L%)) C)(3#(%) ,a propiedad condicionante 7 es la condici)n JE7ES/9G/ y S5EG7GEJ-E. En
la ocurrencia particular se eliminan las propiedades 6 y $# y la propiedad / se elimina tanto en
la primera ocurrencia como en la segunda.
-ener en cuenta que solo hay dos principios de eliminaci)n
1. una condici)n necesaria del efecto no puede estar ausente cuando el efecto está presente# y
:. una condici)n suficiente del efecto no puede estar presente cuando el efecto está ausente.
MHTODO CONCUNTO =#! COM,INA EL MHTODO DIRECTO Y EL MHTODO DE DI-ERENCIA DE MILL
4SQYRMS? 1@BA6
POSI,LES PROPIEDADES CONDICIONANTES PROPIEDAD CONDICIONADA
O$#''!($ia J
O$#''!($ia 1
O$#''!($ia 2
A
P
P
/
,
/
/
P
C
P
/
P
D
/
/
P
E
P
/
P
Ejemplo práctico supongamos que en el hotel hay un huésped con into+icaci)n y queremos averi.
guar cuál ha sido el alimento que pudo ocasionar dicha into+icaci)n. Se utilizará el método
GJDE9S@ de 7oncordancia y reducir así la b0squeda a dos platos a dos platos principales y a dos
postres &éste identifica la condicio)n suficiente .causa. mediante la b0squeda en diferentes casos
de la ausencia tanto de las propiedades condicionantes .posibles causas. como de la propiedad
condicionada T efecto' El principio de eliminaci)n que subyace en este método es una propiedad
que se encuentre presente cuando el fen)meno está ausente no puede ser una condici)n
suficiente del fen)meno.
ML%)) INFERSO ! la C)($)'a($ia
$)( l)0 ali+!(%)0 =#! 0! 0i'vi!')( !( !l N)%!l
P$)(%!
/!0$a)
P$)(%!
$a'(!
P$)(%!
(a%illa0
P$)(%!
&la(
P')/i!a
$)(i$i)(aa
i(%)Mi$a$i2(
>#!0/! 1 () 0i () 0i ()
>#!0/! 2 () 0i 0i 0i ()
>#!0/! 3 () 0i 0i () ()
>#!0/! D () () () 0i ()
el dato de que se puede eliminar las natillas pues las prob) pero no está into+icado# y los huéspe.
des = y C no nos dan más informaci)n que la que sabemos ya. ,o que encontramos es que todos
no comieron pescado y es el 0nico alimento seleccionado al azar que éstos no han comido. Pode.
mos identificar al pescado como condici)n S5EG7GEJ-E de la into+icaci)n. En caso de no encontrar
M.G)'!%%i G)("*l!" 10
$i recto
$i recto
G nverso
G nverso
Se selecionan al azar los huéspedes
que comieron en el hotel y que no
presenten síntomas. Se dise!a una
tabla y se les pregunta lo que han co.
mido# podemos ir eliminando las co.
midas que no son condici)n suficiente
para la into+icaci)n.
El huesped 1 nos informa de que po.
demos eliminar la carne y flan pues
fue lo que comi). El huesped : nos da
la condici)n suficiente# entonces tendríamos que ampliar la lista de alimentos y seguir de detecti.
ves.
,as inferencias inductivas se encuentran presentes en la categorizaci)n# en la comprobaci)n de hi.
p)tesis# en la generalizaci)n y especializaci)n# en el razonamiento causal# en la detecci)n de con.
tingencias# en el razonamiento probabilístico# en la soluci)n de problemas# en la toma de decisio.
nes# en el razonamiento anal)gico y en el aprendizaje.
,as investigaciones psicol)gicas se han interesado en describir y e+plicar estos procesos inferencia.
les basándose en la l)gica. Sin embargo# los resultados e+perimentales obtenidos en las distintas
tareas de razonamiento deductivo e inductivo han puesto de manifiesto que e+isten unos sesgos o
errores sistemáticos.
3. ERRORES Y SESGOS EN EL RAZONAMIENTO
7uando hablamos de errores y sesgos en el razonamiento asumimos de alguna forma el criterio
normativo del buen razonador. En el razonamiento deductivo lo habitual es comparar el rendi.
miento humano con la teoría de la l)gica formal. ,a validez garantiza que no e+ista un estado
posible de acontecimientos en los que siendo verdaderas las premisas la conclusi)n sea falsa. En el
razonamiento inductivo# el modelo normativo habitual es el -eorema de 6ayes que permite obte.
ner la probabilidad de una conclusi)n ante el conjunto de posibles conclusiones alternativas. Sin
embargo el razonamiento se desvía de forma sistemática de estas predicciones.
,os errores de razonamiento se clasifican en formales e informales
1. E'')'!0 &)'+al!0 son aquellos que violan alguna de las reglas de inferencia. &En el
condicional se infiere equivocadamente el antecedente por la falacia de la afirmaci)n del
consecuente'.
2. E'')'!0 i(&)'+al!0 no dependen del argumento# sino del contenido. ,os errores son debi.
dos al uso o interpretaci)n inadecuada del contenido del argumento & se rechaza un argu.
mento formalmente válido por no estar de acuerdo con el contenido de la conclusi)n'
,os sesgos o falacias de razonamiento se refieren a unas tendencias que son sistemáticas en el
proceso de razonamiento. Estos hacen que los sujetos comentan errores al considerar factores que
son irrelevantes para inferir. Seg0n Eva(0 1@B@? los sesgos de razonamiento se pueden clasificar
en
1. sesgo en la selecci)n de la informaci)n#
2. sesgo de confirmaci)n y
3. sesgos de contenido y conte+to.
Estos se encuentran a menudo estrechamente relacionados# resultando difícil su identificaci)n.
Ello se pone de manifiesto
– cuando admitimos que el sistema de procesamiento se ve obligado a seleccionar la
informaci)n y en este proceso pueden e+istir determinados sesgos# y
– cuando sobre esta informaci)n sesgada puede influir el contenido y el conte+to del problema
de razonamiento y la tendencia hacia la confirmaci)n de la informaci)n presentada o de
nuestras propias e+pectativas.
M.G)'!%%i G)("*l!" 11
Por factores !M%!'()0 entendemos aquellos aspectos de la informaci)n que son irrelevantes para
el razonamiento y que se encuentran vinculados con el impacto que ejerce la propia presentaci)n
de esta informaci)n.
Por factores i(%!'()0 se refiere a las propias restricciones o limitaciones estructurales del sistema#
a la tendencia que muestra el sistema a tener en cuenta su conocimiento particular o su sistema
de creencias en gral# y a la tendencia hacia la confirmaci)n# interactuando con el propio conoci.
miento y el sistema de creencias.
3.1. -a$%)'!0 !M%!'()0
Si los humanos somos análogos &imaginando# claro' a un sistema de procesamiento de la informa.
ci)n tenemos determinadas limitaciones cognitivas# tales como capacidad de memoria y recursos
de procesamiento limitado &vamos lento o rápido'. Enfrentados a una situaci)n concreta se
encuentra con una gran cantidad de informaci)n que no tiene capacidad para procesarla en su to.
talidad. Jos vemos obligados a seleccionar aquello que sea relevante para resolver la situaci)n. El
sistema humano alcanza unos niveles de eficacia muy buenos si lo comparamos con una máquina
de procesamiento pues ésta tiene capacidad mucho mayor. Sin embargo la selecci)n también nos
puede conducir a errores y si éstos son sistemáticos serán 0!0.)0.
7uando se dice que una informaci)n es saliente se está haciendo referencia a determiandos
aspectos que sobresalen sobre los demás creando impacto sobre el sujeto &aunque no sean impor.
tantes'. Por ejemplo# los anuncios publicitarios captan la atenci)n de los consumidores haciendo
uso de lo prominente de la informaci)n cuando se presentan por medio de un modelo publicitario
o autoridad reconocida# pero que nada tiene que ver con las características del producto.
-ambién es habitual recurrir a los n0meros o a la tradici)n para presentar el producto o una pos.
tura. El mero hecho de que la mayoría consuma o asuma una postura# porque tradicionalmente se
ha consumido# influye sobre los sujetos# sin que éstos consideren la validez o fuerza de los argu.
mentos. Este impacto ejercido por la informaci)n irrelevante para el proceso de razonamiento
puede estar determinado por el interés emocional que tiene# por la concreci)n de los datos# por el
carácter vívido de la informaci)n# por la pro+imidad temporal y espacial entre los aspectos
irrelevantes de la informaci)n y el argumento o por su familiaridad.
-ambién nos encontramos influidos por la fuente de la que provenga la informaci)n. El error de
razonamiento conocido como “argumentum ad %ominem” &argumentaci)n contra el hombre' pone
de manifiesto la importancia que se concede a la fuente de informaci)n independientemente de lo
que sostenga. Se acepta o rechaza determinada informaci)n en funci)n de los méritos que
otorgamos a la fuente &,íderes carismáticos que ejercen influencia haciendo adeptos' Se simpatiza
con la persona o instituci)n que la sostiene.
Es frecuente recurrir a una autoridad en la materia para defender una postura sin más evidencia
que la persona en cuesti)n o acreditar o desacreditar la informaci)n de una fuente por la simple
asociaci)n con otra T en algunas ocasiones sin evidencia objetiva suficiente puede ser apropiado
confiar en esa fuente .. Sin embargo un argumento defendido por una fuente de informaci)n con
una credibilidad baja no hace que el argumento sea inválido y tampoco a la inversa.
E+isten errores sistemáticos debido a la propia estructura sintáctica del problema. Por ejemplo# en
M.G)'!%%i G)("*l!" 12
los problemas de silogismos categ)ricos se ha encontrado el efecto atmósfera y el sesgo de la
figura del silogismo. El efecto atm)sfera manifiesta que la cantidad T universal o particular . o la
polaridad T afirmativa o negativa. de las premisas influyen sobre las condiciones que dan los suje.
tos. En relaci)n con el efecto de la figura se ha encontrado que el grado de dificultad y el tipo de
conclusi)n dependen de la posici)n del término medio en cada una de las premisas.
En el sesgo de empareamiento se observa que las respuestas de los sujetos coinciden con los
enunciados del problema de la tarea de selecci)n de Ia0)( &%mi querid,simo -ason&'. Se presentan C
tarjetas que contienen el antecedente del condicional por una cara y el consecuente por la otra. ,a
presentaci)n de la tarea va acompa!ada de un enunciado condicional en forma de regla y se pi.de
a los sujetos que giren la tarjeta o tarjetas necesarias para confirmar o falsar esa regla. Por
ejemplo# (si %ay un cuadrado a+ul a la i+quierda, entonces %ay un c1rculo rojo a la derec%a” y se pi.
de a los sujetos que comprueben si el condicional es verdadero o falso. ,a mayoría eligen las tarje.
tas que e+hiben los dos términos del enunciado cuadrado azul y círculo rojo.
Ia0)( interpret) estos resultados como un sesgo hacia la confirmaci)n de aquello que venía e+.
presado por la regla. Eva(0 5 L5($N – 1@G3? sostienen que este sesgo está basado en el
!+/a'!3a+i!(%) y cuestionan que ésta sea una tendencia hacia la confirmaci)n basándose en sus
resultados con la negaci)n de los términos. El mismo problema con términos negativos sería (Si
%ay un cuadrado a+ul a la i+quierda, entonces no %ay un c1rculo rojo a la derec%a” . negaci)n del
consecuente T o “Si no %ay un cuadrado a+ul a la i+quierda, entonces %ay un c1rculo rojo a la
derec%a” " negaci)n del antecedente. En este caso se observa que los sujetos eligen los términos
mencionados en la regla y no persiguen la confirmaci)n de la misma. En el caso de la negaci)n del
consecuente# la elecci)n de los sujetos coincide con la falsaci)n# y en el caso de la negaci)n del
antecedente siguen eligiendo los mismo términos mencionados pero su elecci)n no coincide con
las reglas de la l)gica. Este sesgo de emparejamiento pone de manifiesto la relevancia que adquie.
ren los términos e+presados en el condicional y las dificultades que tienen los sujetos con la nega.
ci)n l)gica y lingUística# mostrando preferencia hacia el procesamiento de informaci)n positiva.
3.2. -a$%)'!0 i(%!'()0
-enemos que considerar primeramente la '!0%'i$$i2( !0%'#$%#'al del propio sistema de procesa.
miento de la informaci)n. E+iste la limitaci)n asociada con la cantidad de informaci)n con la que
puede trabajar el sistema. 7uando esta informaci)n es abundante# el sistema se sobrecarga y la po.
sibilidad de error es mayor.
,a selecci)n adecuada de la informaci)n dependerá de que ésta se encuentre disponible. ,a dis.
ponibilidad hace referencia a la facilidad con la que se recupera determinada informaci)n. Esta
disponibilidad o accesibilidad de la informaci)n fue descrita por Tv!'0R5 5 QaN(!+a(?1@G3 para
los juicios en los que se pide la estimaci)n de frecuencias. En el proceso de organizaci)n y recupe.
raci)n de la informaci)n almacenada e+isten restricciones cognitivas que pueden dar lugar a los
sesgos. Por ejemplo# la facilidad de recuperaci)n en funci)n de c)mo se ha organizado la informa.
ci)n# la familiaridad# las e+pectativas de los sujetos o la primacía o cercanía de la informaci)n pre.
sentada.
Tv!'0R5 5 QaN(!+a( 1@B2? e+pusieron diferentes e+perimentos. En uno se pedía a los sujetos que
emitieran juicio sobre la frecuencia de las palabras en inglés que empezaban por (3* y las palabras
M.G)'!%%i G)("*l!" 13
que tenían esta letra en tercera posici)n. ,os sujetos valoraban como más frecuentes las palabras
que empezaban con ella que las otras# aunque en realidad en inglés son más frecuentes las que la
llevan dentro. Este resultado se debe a que nos es más fácil recuperar palabras por su letra inicial
que por las letras en otras posiciones.
En otro e+perimento# presentaron dos listas con la misma cantidad de nombres de personas
famosas y an)nimas. 7uando se preguntaba sobre la frecuencia de los nombres# se encontr) que
juzgaban como más frecuentes la de los nombres de los famosos. Estos nombres eran más fáciles
de recordar y al poder recuperar mayor n0mero# consideraban que eran los más frecuentes.
-ambién se ha encontrado que cuando se presenta una hip)tesis irrelevante se induce a su
consideraci)n. Por ejemplo# se describe un patr)n de síntomas asociados al diagn)stico y a
continuaci)n se presenta un caso en el que este patr)n es irrelevante# los sujetos se dejarán influir
por las e+pectativas que ha generado la informaci)n presentada previamente &7hapman y
7hapman# 124%'
>ay casos en dnde la informaci)n relevante no se puede recuperar fácilmente y por ello se comen.
ten errores. Pero si se dispone de ella# tampoco es garantía que se seleccione. El problema clásico
de Vahneman y -vers3y# 12%:# sobre (el problema de los ta2is” evidencia lo dicho. Se pide a los su.
jetos cuál de las dos compa!ías de ta+is pudo haber estad involucrada en un accidente antes la
situaci)n
E( #(a .'a( $i#a Na5 )0 $)+/aSKa0 ! %aMi0 $)( i0%i(%)0 $)l)'!0T %aMi0 a"#l!0 5 %aMi0 v!'!0. U( BEU 0)(
%aMi0 a"#l!0 5 #( 1EU 0)( %aMiM v!'!0. >#1) #( a$$i!(%! 5 !l %aMi 0! i) a la &#.a. U( %!0%i.) a0!.#'a =#! !l
$)$N! !'a #( %aMi v!'!. E( #(a /'#!1a ! +!+)'ia 0! !($#!(%'a =#! !l %!0%i.) /#!! '!$)'a'
$)''!$%a+!(%! !l $)l)' ! l)0 $)$N!0 !( #( B0U ! l)0 $a0)0 5 =#! 0! !=#iv)$a !( !l 20U
,a mayoría de los sujetos consideraban que el responsable del accidente había sido un ta+i verde.
Sin embargo con los datos presentados la probabilidad es mayor para el ta+i azul
P#"W + P#:P X P#1% azul. E+iste un "WY de estos# por el :PY que pudiera ser si se ha equivocado el
amigo# nos daría 1%Y
P#"P + P#1W X P#1: verde. En este caso el "PY de las veces no se equivoca pero solo hay un 1WY de
ta+is verdes# y así sería probable que el 1:Y de posibilidades fuera el ta+i verde.
/ pesar de haber presentado la informaci)n relevante# los sujetos se fían más del testigo que de
los datos.
Se topa también con la '!l!va($ia. Jo solo debe estar disponible la informaci)n sino ser relevante
para la situaci)n. El rendimiento mejora en las tareas cuando establecen relaciones causales. Por
ejemplo# si se dijera que el n0mero de ta+is es igual y que el "WY de los ta+is que tienen accidentes
son azules# entonces los sujetos se fijan en las probabilidades a priori a la hora de dar sus respues.
tas.
,os errores de razonamiento también pueden deberse por el conocimiento propio o de sus creen.
cias# haciendo que se razone a favor de ellas. Se le da más importancia a la evidencia que vaya en
consonancia con nuestras creencias y se suele ignorar o minimizar aquello que las contradice. E+is.
te la tendencia también a buscar e+plicaciones y aceptarlas muy fácilmente cuando éstas están en
consonancia con nuestras creencias# sin la consideraci)n objetiva de los datos que las apoyan &con.
clusiones precipitadas' %pero mira cómo somos...&
El sesgo conocido como de $)(&i'+a$i2( manifiesta la tendencia hacia la b0squeda de informaci)n
M.G)'!%%i G)("*l!" 1D
que sea consistente con nuestro sistema de creencias# e+pectativas o hip)tesis y a descartar
aquella informaci)n que pueda falsarlas. En el razonamiento probabilístico se encuentra cuando
los sujetos tienen que evaluar el diagn)stico de una enfermedad en funci)n de los resultados
positivos de una prueba. ,os sujetos se basan en la diagnosticidad de la prueba para la primera
enfermedad hipotética# sin considerar cuál es la probabilidad de que los resultados también sean
positivos para el diagn)stico de otras enfermedades alternativas.
-ambién está este sesgo en tareas de inducci)n en las que el sujeto tiene que descubrir una regla.
Por ejemplo en la de (-area : C 4* donde se pide que descubra cuál es la regla de la serie. El
e+perimentador tiene en mente una regla general como (cualquier serie de n<s ascendentes* . Es
habitual observar que los sujetos se empe!an en ir comprobando reglas# como los m0ltiplos de :.
Q ante las respuestas de los sujetos el e+perimentador dirá siempre (SZ* puesto que cumplen la
regla general# peor la del sujeto no es la del e+perimentador. ,os sujetos solo generan reglas con
series positivas de acuerdo con la regla y no generan alguna que pueda falsar sus hip)tesis.
En general# se persiguen las estrategias que confirman y no la falsaci)n e incluso se muestra la
persistencia inadecuada al seguir defendiendo el argumento en el que se cree a pesar de la eviden.
cia contraria. Eva(0 indica que ello puede deberse a una restricci)n propia del sistema que se
centra en procesar informaci)n positiva y no a una tendencia hacia la confirmaci)n. Por ello# cree
que este sesgo de confirmaci)n pone de manifiesto las dificultades para procesar informaci)n
negativa. Auestra la predilecci)n del sistema por lo positivo y además el que se persista sobre la
hip)tesis en particular buscando activamente la informaci)n positiva & ... y digo yo. /las personas que no
son tan positivas, buscarán eso mismo o ellos funcionan de otra forma0, y digo (ellos) porque yo peco de positivismo y entiendo
que estoy B12! 3234565, e,e,e' Jo obstante# Aynatt# $oherty y -[eney# 12%%# nos indican que algunos
muestran cierta sensibilidad ante la informaci)n que falsa sus hip)tesis cuando ésta se presenta
e+presamente.
7uando se presentan reglas de contenido# los sujetos intentan verificar las hip)tesis si se encuen.
tran en consonancia con su sistema de creencias y tienden a desconfirmarlas cuando piensan que
pueden no cumplirse en todos los casos. El $)(%!(i) y el $)(%!M%) de los problemas influyen
igualmente
1. C)(%!(i) a10%'a$%). En condicional sería (Si p# entonces q* X \ (Si /# entonces %*
:. C)(%!(i) $)()$i)? /!') a'1i%'a'i) (Si es un artista# entonces pertenece a la sociedad de
amantes del cine* &,leva términos de uso cotidiano# pero que no tienen relaci)n directa con
los conocimientos o sistemas de creencias de los sujetos'
=. C)(%!(i) &a+ilia'T (Si eres psic)logo cognitivo# entonces conoces los principios de
razonamiento humano*. &Este sí mantiene una relaci)n directa con la e+periencia del
sujeto... V1#!()? 0K? al.) +! 0#!(a? 3!?3!?3!W'
Por conte+to se entiende el +a'$) ) !l !0$!(a'i) !( !l =#! 0! 0i%Xa !l /')1l!+a ! 'a")(a+i!(-
%). El conte+to se hace e+plícito en el dise!o de las tareas e+perimentales mediante el uso de
instrucciones o descripciones verbales o escritas que acompa!an al problema.
El contenido familiar puede en casos facilitar el rendimiento y en otros sesgar sus respuestas. En
las tareas de silogismos categ)ricos es habitual presentar un argumento deductivo y pedir a los su.
jetos que juzguen su validez &viene determinada la validez por la estructura sintáctica no por con.
tenido' ,a verdad de la conclusi)n se juzga en funci)n de la verdad supuesta de las premisas. Sin
embargo# cuando las conclusioens entran en conflicto con las creencias# se aceptan como válidos
M.G)'!%%i G)("*l!" 1E
argumentos que no lo son# pero cuyas conclusiones están en consonancia con el sistema de creen.
cias y se rechazan otros que siendo válidos muestran una conclusi)n discordante. Pongamos un
ejemplo# que solo detallo mínimamente pues se verá posteriormente
7odos los 5 son B
7odos los * son B
luego, todos los * son 5
,os sujetos aceptamos esto por la OA%+20&!'a #(iv!'0alP de las premisas. Significa que si alguna de
las premisas contienen al menos una premisa particular # la conclusi)n es también particular. &Jo
es este el caso' En el ejemplo# es el caso de 5JGDE9S/, donde si una de ellas contiene al menos
una premisa universal &-odos...' la conclusi)n que demos será probablemente universal
igualmente. Si una es negativa# la conclusi)n será negativa y a la inversa si es afirmativa /odos los
A no son 34 /odos los ) son 34 luego /odos los ) no son A. #/8 a quién se le ocurrió esto de llamarlo
atmósfera...0$
Jo obstante# esto mismo lo rechazaríamos si se dotara de la informaci)n que sigue
7odos los psicólogos son seres vivos
7odos los médicos son seres vivos
7odos los médicos son psicólogos
7laramente vemos# como el contenido ha facilitado el rendimiento de los sujetos y decimos que
esta conclusi)n no es válida# eliminando así el sesgo que produce la propia estructura formal del
argumento. 7uando la conclusi)n del argumento se encuentra a favor o en contra del sistema de
creencias de los sujetos# éstos lo consideran válido o no# respectivamente. Entre el sesgo de
confirmaci)n y el de creencias previas e+iste una estrecha relaci)n# aunque es una direcci)n distin.
ta. El de confirmaci)n pone de manifiesto la b0squeda de evidencia para confirmar hip)tesis# el de
creencias previas# eval0a la evidencia sesgándola hacia la conclusi)n que sea congruente con estas
creencias.
Seg0n el +)!l) !l !0$'#%i(i) 0!l!$%iv) los sujetos parecen e+aminar la conclusi)n y si ésta es
plausible# entonces tienden a aceptarla sin analizar la validez del argumento
7odos los animales son seres vivos
7odos los perros son seres vivos
7odos los perros son animales
En este caso la conclusi)n es plausible y parece que entonces no nos molestamos en comprobar si
sigue de las premisas o no# aceptándola sin más.
Jo obstante el mero hecho de razonar sobre contenidos conocidos no produce en todos los casos
los efectos de facilitaci)n esperados. Esto ha provocado el que los factores de contenido se asocien
al conte+to# entendiéndose éste vinculado con los aspectos pragmáticos del razonamiento. ,os
efectos de facilitaci)n vendrían e+plicados por la vinculaci)n que los sujetos hacen entre el proble.
ma y los objetivos o metas hacia las que encaminan el razonamiento. Por ejemplo# en el
condicional se proponen unos esquemas de razonamiento para situaciones de regulaci)n# tales
como permisos &7heng y >olyoa3#12"W'como “Si limpias tu %abitación, entonces ir,s al cine”, el
sujeto entenderá el conte+to y lo vinculará con metas u objetivos anteriores que pondrán en
marcha un conjunto de inferencias correctas.
M.G)'!%%i G)("*l!" 1A
,a probabilidad epistémica dependerá del conocimiento sobre la naturaleza de los objetos sobre
los que se razona. Por ejemplo# se hacen generalizaciones a partir de peque!as muestras de casos
si conocen o creen conocer la variabilidad de la muestra. Se acepta generalizar cuando dicha mues.
tra es peque!a si los objetos presentan variabilidad baja y no están dispuestos a aceptar una
basada en pocas observaciones en un dominio de mucha variabilidad. Supone que seg0n el mayor
conocimiento se irán evitando generalizaciones falaces o falsas.
-ambién se ha encontrado que el contenido puede inducir a sesgos cuando es representativo del
dominio# pero irrelevante estadísticamente. ,os juicios por representatividad pueden inducir a ses.
gos al basarse en la similitud entre conocimiento del sujeto y aquello sobre lo que está razonando.
Es el conocido (problema de los dos hospitales* de Vahneman y -vers3y# 12%: ,o e+pondrán en su
capítulo# pero adelanto que este ejemplo pone de manifiesto que cuanto mayor sea el n0mero de
observaciones más probable es que el resultado se apro+ime al resultado real y cuanto menor sea
es más probable obtener resultados e+tremos.
Para resumir# hay que indicar que los sesgos son una consecuencia directa de las restricciones o li.
mitaciones propias del sistema que# por otra parte# es un sistema eficaz y adaptado al medio en el
que se encuentra inmerso. Simon# 12"2 nos indica que en pocas ocasiones el sistema de
procesamiento cuenta con la estrategia e+acta para resolver el problema que tiene delante y debe
apro+imarse a la soluci)n por medio del (principio de la racionalidad restringida”. -odo ello hace
que el marco te)rico del razonamiento humano# siga debatiendo sobre racionalidad o irracionali.
dad del pensamiento.
D. EL CONCEPTO DE RACIONALIDAD
7uando la psicología se plantea estudiar e+perimentalmente el razonamiento consider) que la
l)gica era el marco de referencia para e+plicarlo. Sin embargo# los resultados de las investigaciones
manifestaron que los sujetos no siempre se ajustaban al criterio del razonamiento l)gico#
conduciendo ello a un resultado inc)modo para la psicología# pues entonces había que aceptar
que eramos irracionales.
D.1. C)+/!%!($ia 0i(%*$%i$a '!0%'i(.ia
7uando se defiende la racionalidad se suele aludir a la propuesta de 7homs3y &124W' entre
competencia y actuaci)n lingUística. Se parte# por analogía con los )rganos físicos como el coraz)n#
de que e+iste en el ser humano una dotaci)n genética especialmente dispuesta para el desarrollo y
maduraci)n de unos )rganos mentales. 5no de éstos era la facultad para el lenguaje y esta se tra.
duce en un conjunto de reglas que es universal y específico de la especie humana. Este conjunto
de reglas abstractas &gramática universal' es la competencia lingUística y cuando ésta se manifiesta
e+ternamente es a$%#a$i2( li(.YK0%i$a.
,a a$%#a$i2( li(.YK0%i$a e+plica que el sujeto tenga la facultad para el lenguaje que se actualizará
en algo concreto como el espa5ol, ingls, alem,n,... o que algunas veces se equivoque en sus lo.
cuciones sin que ello obligue a cuestionar su competencia lingUística. /sí algunos defienden que
e+iste una competencia o capacidad racional que puede sufrir distorsiones cuando esta capacidad
se traducía a una actuaci)n concreta.
M.G)'!%%i G)("*l!" 1G
$esde la perspectiva de los modelos computacionales# la psicología del pensamiento se entendería
como el estudio de las estructuras simb)licas &susceptibles éstas de interpretaci)n en funci)n de
conceptos de uso com0n' y de los procedimientos para su manipulaci)n sirviendo la l)gica como
modelo normativo.
,os resultados e+perimentales descubren ilusiones cognitivas o comprueban la formaci)n en l)gica
de los sujetos# asignando falacias d)nde no las hay. @tros sostienen que en la e+plicaci)n de los
sesgos se haya subestimado el papel de la l)gicaS siendo el problema principal en que las distintas
posturas te)ricas se han adoptado en la e+plicaci)n de los errores. ,as que adoptan un enfoque
sintáctico entienden los errores como la e+istencia de determinadas condiciones que conducen a
error# no que no puedan razonar.
El error estaría en la comprensi)n de las premisas y las respuestas sesgadas pueden e+plicarse en
funci)n de dicha interpretaci)n# o bien omitiendo o a!adiendo premisas al argumento. Puede ser
en la interpretaci)n de los cuantificadores de un silogismo categ)rico por ejemplo# interpretar
(algunos K son Q* como (algunos K no son Q* o a la inversa. Se sugiere igualmente que algunos su.
jetos pueden hacer conversiones de las premisas# como convertir (algunos K no son Q* en (algunos
Q no son K*S o (-odos los Q son K* en (-odos los K son Q*.
/lgunos autores indican que el razona. miento depende de la comprensi)n de las premisas y el uso
de material familiar e+plicaría los efectos de facilitaci)n observados en la actuaci)n de los sujetos.
9evlin y ,eirer 12%"# basándose en el modelo de conversi)n# sostiene que el contenido familiar
bloquea la conversi)n ilícita en la codificaci)n de las premisas.
El sesgo de creencias los e+plican considerando que las premisas de los argumentos válidos son
más susceptibles para la conversi)n que las premisas de argumentos inválidos. Jo obstante este
sesgo fue e+plicado por >enle como fracaso en la aceptaci)n de la tarea l)gica# donde los sujetos
no entienden las instrucciones o no saben lo que tienen que hacer y# por ello# hacen algo distinto
de lo pretendido a analizar.
En líneas generales# la perspectiva sintáctica asume que e+isten dos componentes fundamentales
en el razonamiento
1' 5n componente deductivo que comprende reglas sintácticas libres de contenido.
:' 5n componente de interpretaci)n que establece la correspondencia entre los enunciados
del lenguaje y el conjunto de reglas sintácticas.
Este conjunto de reglas sintácticas no tienen que ser equivalentes a las reglas l)gicas# sino que
comprendería el repertorio de reglas de inferencia que utilicen los sujetos de forma natural. /sí si
el contenido y conte+to influyen al interpretar# la actuaci)n de los sujetos se e+plicaría por su
adherencia a las reglas sintácticas aplicadas a dicha interpretaci)n. El contenido determinaría la
interpretaci)n y el control del conocimiento que ha de recuperarse de la A,P# sin que ello implique
la alteraci)n del conjunto de reglas sintácticas del sistema. Si el tipo de contenido cambia las
respuestas# es debido a la utilizaci)n de un conjunto distinto de proposiciones# no de reglas.
,a tarea de 8ason ha sido base de numerosos trabajos. Solo pocos fueron capaces de responder
correctamente a la tarea# inicialmente CY# y luego de entre 4.==Y. El contenido del material pre.
sentado incide sobre el rendimiento# facilitándolo cuando es contenido concreto. Jo obstante# no
todos los contenidos concretos producen facilitaci)n y algunos autores indican que si e+iste e+pe.
riencia previa se da mayormente esta facilitaci)n.
M.G)'!%%i G)("*l!" 1B
@tra perspectiva alternativa enfatiza el papel de la e+periencia y el conte+to lingUístico en la
determinaci)n del rendimiento y cuestiona a los marcos te)ricos de las reglas desvinculadas del
contenido. Se cree por tanto que los contenidos abstractos serían los adecuados para estudiar el
sistema deductivo# pero la alta tasa de errores encontrada oscurece la viabilidad de una competen.
cia l)gica.
,a teoría de los esquemas de razonamiento pragmático propone que los suejtos cuentan con re.
glas de razonamiento que son específicas del dominio. Estos tienen un nivel medio de abstracci)n
de forma que los esquemas se aplicarían a un conjunto de acontecimientos# tales como las situa.
ciones de regulaci)n &permiso# contratos sociales# advertencias#...' En el caso que se coment)
anteriormete de (Si limpias tu %abitación, entonces ir,s al cine* el esquema relaciona estrecha.
mente el contenido y el conte+to y se vincula con las inferencias de la l)gica. Esta perspectiva
e+plica la racionalidad por una reglas de razonamiento apropiadas para alcanzar los objetivos que
se propone el sujeto. Sin embargo no es una teoría que pueda generalizar el razonamiento más
que a unas pocas situaciones concretas. Se requieren más estudios.
Se evidencia polémica en esto# pues supone que hay que distinguir entre estructura l)gica y
contenido &no l)gico' y entre comprensi)n y reglas sintácticas. Smedslund# 12%P# 122P# nos indica
que las e+plicaciones del modelo son circulares pues s)lo se puede deducir la naturaleza de la in.
terpretaci)n de una regla si se asume que se razona de forma l)gica y s)lo se puede descubrir que
se razona l)gicamente si sabemos que ha interpretado la premisa.
,a teoría de la competencia l)gica supone un sistema l)gico hipotético# pero al igual que en las
teorías de la competencia lingUística# el modelo de competencia no constituye el que sea una
teoría que pueda verificarse de forma empírica. ,a tarea e+perimental no garantiza que los sujetos
comprendan los requisitos dela validez deductiva# ni que la comprensi)n de las premisas enuncia.
das coincida con la del e+perimentador.
D.2. C)+/!%!($ia 0!+*(%i$a '!0%'i(.ia
Estas perspectivas defienden la representaci)n semántica de las premisas y el procedimiento de
comprobaci)n semántica del argumento. Seg0n E'i$R0)( 1@GD? los sujetos representan cada pre.
misa como una combinaci)n de diagramas de Euler y para evaluar o producir una conclusi)n se
han de combinar dichas representaciones de premisas en una sola representaci)n del silogismo.
,a teoría más actual al respecto es la de los M)!l)0 M!(%al!0 ! C)N(0)(-Lai'. Esta se enmarca
dentro del enfoque que e+plica el razonamiento por el conocimiento tácito que tienen los sujetos
sobre los principios semánticos fundamentales que subyacen en los procesos de inferencia. ,a
validez se entiende como posibles interpretaciones del argumento. ,os sujetos construyen
modelos mentales que constituyen la representaci)n de las situaciones descritas por las premisas
generado combinaciones de éstas en b0squeda de contraejemplos para las posibles conclusiones.
El procedimiento básico viene e+plicado por esta b0squeda de contraejemplos alternativos que
puedan falsar el modelo mental en cuesti)n. Si estos no se encuentran entonces es válido. ,a
dificultad de los problemas se e+plica en funci)n de la cantidad de procesamiento y los errores se
e+plican por las limitaciones de la memoria de trabajo al no poder considerar todas las
combinaciones posibles de las representaciones relevantes. Parece entonces que se razona por un
procedimiento semántico adecuado# pero limitado por la capacidad de la memoria de trabajo.
M.G)'!%%i G)("*l!" 1@
Seg0n estos autores# la racionalidad viene reflejada en el metaprincipio semántico de validez
(+na inferencia es válida sólo si su conclusión no puede ser falsada por un modelo de las
premisas)
Se ha considerado este enfoque semántico tan formal como el sintáctico y que la teoría de los
modelos mentales se puede entender como un modelo mental l)gico en el que se describe el pro.
cedimiento formal para la b0squeda semátnica e contraejemplos.
El procedimiento semántico &método de la -R de los modelos' analiza el significado de los operado.
res l)gicos y el sintáctico &método de la -R de la demostraci)n' utiliza las reglas de inferencia para
delimitar este significado# pero ninguno de los dos considera el contenido del argumento.
D.3. C)+/!%!($ia !( la 0a%i0&a$$i2( ! '!0%'i$$i)(!0
,os modelos cone+ionistas ofrecen perspectiva alternativa# donde la representaci)n del conoci.
miento se encuentra distribuida y ponderada diferencialmente en patrones de activaci)n que
forman parte del sistema dinámico con procesamiento en paralelo. Sigue la idea del c)mputo
mental inherente a los modelos computacionales# pero sin apelar a la hip)tesis de que el sistema
sea un manipulador de símbolos. Seg0n éstos# el sistema está compuesto por redes de activaci)n#
cada una de las cuales comprende un conjunto amplio de unidades de procesamiento# similares a
las neuronas# unidas a su vez por cone+iones con pesos diferenciados. Este enfoque propone
a+iomatizar el sistema físico# para luego investigar analíticamente su comportamiento en
contraposici)n a la a+iomatizaci)n del comportamiento para luego dise!ar un sistema físico por las
técnicas de la síntesis l)gica. El pensamiento se concibe como comportamiento que emerge del
patr)n de regularidades observadas de nuestra e+periencia. El sistema en sí mismo no tiene reglas
que dirijan el funcionamiento# pero el enfoque simb)lico asume que los estados mentales sí se
forman por representaciones y reglas# a lo que esta perspectiva cone+ionista responde con la
e+plicaci)n de que solo hay activaci)n y fuerza de cone+i)n para e+plicar el comportamiento.
6ajo este enfoque se diluye la diferenciaci)n entre contenido y reglas. En el modelo cone+ionista
el conocimiento del sujeto viene representado por los patrones de activaci)n en los que el
conocimiento está distribuido y ponderado con pesos diferentes y al razonar el sistema busca el
emparejamiento que viole el menos n0mero de restricciones o limitaciones. /l entrar informaci)n#
se activará el conocimiento relevante para la red y se generará la mejor interpretaci)n posible que
alcance el sistema. Se busca el ajuste )ptimo entre ambos patrones# y las restricciones cognitivas
se determinarán por la base de conocimientos que se encuentre representada y activada.
OaR0&)' 5 CNa%!' apuntan la interpretaci)n alternativa a la -R de los Aodelos Aentales# basada
en los procesos de recuperaci)n de memoria en el marco de los modelos cone+ionistas. /quí se
e+plicaría la b0squeda de contraejemplos# por la bondad de ajuste entre el patr)n de activaci)n
generado por el argumento y el conocimiento representado por el sistema.
/lgunas propuestas consideran la co.e+istencia de los dos sistemas de razonamiento &Procesos
duales' En estas propuestas se contrastan los procesos rápidos# inconscientes y automáticos vs.
lentos# conscientes y controlados. Stanovich distingue Sistema
1
&rápido e implícito T más antiguo y
computacionalmente más rápido y potente' y otro Sistema
:
&procesamiento e+plícito con
respuestas que pueden satisfacer criterios normativos T moderno# lento y con mayores demandas'
M.G)'!%%i G)("*l!" 20
Sl)+a( propone razonamiento reflectante cuyo c)mputo refleja estructuras de semejanza y
relaciones de contigUidad y un razonamiento deliberad &sistema de repres.simb)lica basado en re.
glas' ,a desventaja es que depende de la e+periencia anterior y del conte+to. El sistema basado en
reglas requiere procesos más lentos y costosos# aunque su aplicaci)n es más gral y no depende del
conte+to. El sistema cone+ionista aprovecha los recursos de procesamiento al obtener sus
inferencias el conocimiento representado y que puede generalizarse a otros semejantes. El de
reglas utilizará sus recursos de procesamiento para las situaciones concretas novedosas y en las
que sea necesaria la precisi)n de las inferencias.
Eva(0 5 Ov!'# proponen distinguir entre dos nociones de racionalidad. ,a 'a$i)(alia
1
o /!'0)(al
&comportamiento eficaz y fiable para la obtenci)n de metas' y la 'a$i)(alia
2
o i+/!'0)(al
&comportamiento basado en una raz)n que se encuentra fundamentada en teoría normativa' Es
una propuesta descriptiva de razonamiento pero no una propuesta psicol)gica. ,a distinci)n
psicol)gica la hacen entre el tipo de procesamiento i+/lK$i%) &cone+ionista en el que se
representa el conocimiento tácito dependiente de la e+periencia' y !M/lK$i%) &limitado por la
capacidad de memoria de trabajo# por un proc.secuencial y costoso y por depender tb del sistema
implícito'.
Evans también se!ala la distinci)n entre /')$!0)0 N!#'K0%i$)0 &aquellos que seleccionan lo
relevante . implícito' 5 a(alK%i$)0 &operan sobre la informaci)n seleccionada T e+plícito'. Eva(0 se
inclina por la -R de los Aodelos Aentales y sostiene que esta teoría puede constituir una teoría del
razonamiento en gral# tanto deductivo como inductivo# y que el metaprincipio semántico de
validez tiene mayor realidad psicol)gica.
7ríticas al respecto
– Se sostiene que la -R de los Aodelos Aentales no está e+enta de problemas pero tanto esta
como la de la basada en reglas podrían ser valiosas para e+plicar el razonamiento de distintos
suejtos o del mismo en distintas situaciones.
– Se critica la distinci)n entre los dos tipos de 9acionalidades considerando que la racionalidad:
no aporta# ni ha aportado buenos modelos de racionamiento.
– Se defiende que no hay dos tipos de racionalidad# sino un solo sistema que puede ajustarse al
modelo normativo si las circunstancias pragmáticas son adecuadas.
– Problema general es la falta de especificaci)n de ambos sistemas
\ Sigue e+istiendo polémica con respecto al modelo normativo del sistema e+plícito &9:'
\ Jo hay especificaci)n del procesamiento implícito# ni criterio para establecer el grado
de eficacia que se espera ddel sistema implícito &91'
\ ,a limitaci)n entre ambos sistemas es difusa puede haber metas que el sistema
e+plícito se proponga alcanzar y puede haber inferencias conforme a un modelo
normativo que sean implícitas.
\ Jo se concreta la interacci)n entre ambos sistemas# ni se determinan las
circunstancias que ponen a uno frente a otro.
\ Seguimos con una idea 7G975,/9 $E 9/]@J/AGEJ-@
Si se considera que el sujeto resuelve correctamente la tarea de acuerdo a modelo
normativo# el razonamiento es e+plícito.
Será implícito si el sujeto tiene e+periencia con el problema como para que se haya
automatizado lo que fue en su día e+plícito. ... Ein ... 9!i me lo creo....:
M.G)'!%%i G)("*l!" 21