PSICOLOGÍA DEL PENSAMIENTO GRADO 2012 - 2013

TEMA 4 – EL RAZONAMIENTO SILOGÍSTICO: CATEGÓRICO Y TRANSITIVO
1. INTRODUCCIÓN
La psicología del razonamiento ha planteado sus investigaciones de acuerdo con las dos modalida-
des gral de inferencia: las deductivas y las inductivas. Las inferencias deductivas se siguen necesa-
riamente de una información a otra. Esta permite alcanzar una conclusión que se siga necesaria-
mente de las premisas del argumento. Cuando la psicología se planteó el estudiar el razonamien-to
humano importó el modelo lógico y las investigaciones se centraron en el análisis del rendimiento
en función del criterio de validez lógica. En las tareas que se presentan se pide a los suetos que
eval!en si el argumento es válido o inválido" que elia de entre varias conclusiones" cuál es la que
se sigue necesariamente de las premisas o que generen su propia conclusión en función de las pre-
misas presentadas. El inter#s y reto de la psicología del razonamiento es e$plicar cómo razonan los
suetos y por qu# se equivocan.
Los errores encontrados en la realización de estas tareas de raz.deductivo ha dado lugar a distintos
enfoques teóricos que van desde aquellos que consideran irrelevantes los principios lógicos en la
e$plicación del razonar hasta los que defienden una lógica mental" que puede estar más o menos
suavizada por el concepto de %lógica natural&" pero en la que hay un conunto de reglas a'stractas
y en la que los erroes no demuestran el fracaso de razonar lógicamente" sino la e$istencia de
determinadas condiciones que conducen al error.
(eg!n el tipo de argumento deductivo" las investigaciones se pueden agrupar en tres: razonamien-
to silogístico categórico)proposiciones con cuantificadores*" razonamiento silog.transitivo
)proposiciones con relaciones internas* y el razonamiento porposicional )proposiciones con el
condicional" 'icondicional" negación y disyunción*.
2. RAZONAMIENTO SILOGÍSTICO CATEGÓRICO
El análisis de la deducción se centra en el esta'lecimiento de las cone$iones encadenadas por
medio de la cópula %es”. +n argumento categórico está constituido por dos premisas y una conclu-
sión en la que se esta'lece una nueva cone$ión a trav#s del t#rmino medio. La premisa que
contiene el sueto de la conclusión es la premisa menor y la que lleva al predicado" es la mayor. En
la estructura se presenta:
Representación con contenido.
Todos los B son A. ... anda el predicado.
(Término medio)
Todos los C son B
(el sujeto)
Todos los C son A .......................
, -rimero la premisa mayor que lleva el t#rmino medio y es el
predicado de la conclusión.
, Luego la premisa menor" que lleva el sueto de la conclusión
relacionado con el t#rmino medio
, La conclusión" con su sueto y predicado.
Todos los hombres prudentes, evitan el tabaco. (Predicado en la premisa MAYOR)
Todos los médicos son hombres prudentes. (S!eto en la premisa menor)
Todos los médicos evitan el tabaco. ( Conclsi"n)
M.Go!""# Go$%&'!% 1
.am'i#n contienen enunciados de cantidad )+/01E2(3L -, todos" ninguno4 -32.0C+L32 -, alg!n"
algunos* y de polaridad ) afirmativa o negativa* dando lugar a cuatro tipos de proposiciones:
universal afirmativa" universal negativa" particular afirmativa o particular negativa.
5. +/01E2(3L afirmativa (A)
6. +/01E2(3L negativa: (I)
7. particular afirmativa: (E)
8. particular negativa: (O)
Todos los A son B;
Nin!n A es B; No todos los A son B;
Al!n A es B.
Alunos A no son B;
.am'i#n hay que tener en cuenta la posición del t#rmino medio )9* en cada una de las premisas.
E$isten cuatro posiciones que dan lugar a cuatro "iuras del silogismo:
*IGURA 1
+ 3
C +
C 3
*IGURA 2
3 +
C +
C 3
*IGURA 3
+ 3
+ C
C 3
*IGURA 4
3 +
+ C
C 3
Es la más utilizada" la más
fácil de generar
(e dan 6:; silogismos posi'les de la com'inación de los
#$ué bonita "lor parece% cuatro enunciados en las dos premisas y la conclusión y
en las cuatro figuras. -ero de todos ellos" solo 68 silogísmos
categóricos son válidos. (ilogismos válidos con conclusiones fuertes y d#'iles )68*:
*IGURA 1
AAA AAI
!,. - '-
.!/0-
AII EAE EAO EIO
- Eemplo de 330 -,
-rimera premisa A )universal afirmtiva : .odos.... son ...
(egunda premisa A )universal afirmt. : .odos.... son....
Conclusión I )-articular afirmativa* 3lgunos ... son ....
*IGURA 2
AEE AEO AOO EAE EAO EIO
*IGURA 3
AAI AII EAI EIO IAI OAO
*IGURA 4
AAI AEE AEO EAO EIO IAI
<ay que se=alar que el n> total de silogismos válidos incluye todas las conclusiones válidas" sean
fuertes o d#'iles. +na débil será aquella que se o'tenga como conclusión particular" cuando se
permite una conclusión universal. -or eemplo" un 333 sería:

*IGURA 1
+ 3
C +
C 3
Mo.o AAA
To.o1 'o1 0o23!1 45.!$"!1 evitan el ta'aco A
.odos los m#dicos son 0o23!1 45.!$"!1 A
.odos los m#dicos evitan el ta'aco A
-odemos ver que la conclusión fuerte sería la universal afirmativa )3* pero e$iste posi'ilidad de
concluir con una d#'il" así considerada por e$istir la posi'ilidad dentro de esa figura de la 333.
3lgunos autores no hacen esta diferencia y solo consideran las conclusiones fuertes e el n!mero de
silogismos válidos" siendo 5? los considerados:
*IGURA 1 AAA AII EAE EIO
*IGURA 2 AEE AOO EAE EIO
*IGURA 3 AAI AII EAI EIO IAI OAO
*IGURA 4 AAI AEE EAO EIO IAI
M.Go!""# Go$%&'!% 2
Es un silogismo válido fuerte 333
como figura 5 y con conclusión 3
-ero podríamos decir:
3lgunos m#dicos evitan el ta'aco. )0*
En un estudio que hizo @ohnson -Laird y (teedman )5?AB* se encuentra que no siempre se
considera la segunda premisa como sueto de la conclusión" produci#ndose conclusiones en am'os
sentidos -, C A )que sería lo que se supone sería la forma de cualquier conclusión en cualquier
figura" por eso todos la tienen así en el cuadrito de arri'a* y tam'i#n se concluye con la forma A C
3l considerar am'os tipos de conclusiones" el n> de silogismos asciende a :56. Los resultados mos-
traron el e#ecto de la #i$ra % y &. Ello significa que muchos )A5C* da'an una conclusión 3-C )fig.8*
y otro tanto" da'a la conclusión de C-3 )fig.5* Las conclusiones 3DC se austan a un cam'io de or-
den de las premisas y a un posi'le cam'io de t#rmino medio. En el caso de figura 8" donde 3-C es
la conclusión" lo que se hace mentalmente y sin darnos cuenta )opinión propia* es invertir el orden de
las premisas y así la figura 8 se convierte en fig.5 )#todo esto autom&tico, claro%*
*IGURA 4
3 +
+ C
C 3
Se spone 'e
decimos A ( C
Todos los médicos son hombres prudentes
Todos los hombres prudentes evitan el tabaco
Todos los médicos evitan el tabaco A(C
.enemos que entender que son formas dife-
rentes de plantearnos los argumentos. En el
primer caso nos presentan las premisas de
una manera con una figura 8" y en el segun-
do caso nos las presentan como figura 5.
(e supone que para concluir de igual modo:
Todos los médicos evitan el tabaco
hemos invertido la premisa donde el sueto:
3 + + C
+ C 3 +
3 C 3 C
*IGURA 1
+ 3
C +
C 3
(l"$icamente ser)a la
#orma de conclir)
Todos los hombres prudentes evitan el tabaco
Todos los médicos son hombres prudentes
Todos los médicos evitan el tabaco
Los tra'aos e$perimentales so're el silogismo categórico se centran en el c"mo in#lyen los
aspectos estrctrales y de contenido en el rendimiento de los s!etos. El rendimiento de los sue-
tos ha sido varia'le" desde B?C de respuestas correctas hasta un BC. )E'amos, (ue nos dejamos llevar por
las apariencias% )e,je,je*
2.1. L- 0#46"!1#1 .! '- -"2617!- .! '-1 4!2#1-1
La hipótesis de la atmósfera no es una teoría" sino una e$plicación 'asada en la tendencia que se
o'serva en los suetos al dar sus respuestas y que parecía determinada por los aspectos
estructurales del silogismo. El tra'ao de 8oo.9o"0 : S!'' 5?7:" presentó una tarea en donde se
de'ía evaluar la validez de los argumentos. Encontraron que se equivoca'an y que ello se
e$plica'a por el modo de las premisas. Cuando las dos premisas eran +/01E2(3LE( ) 3 F E* afirma-
tiva o negativa" mostra'an tendencia a elegir una conclusión +/01E2(3L y cuando las dos premisas
eran afirmativas )3 F 0* da'an conclusión afirmativa. Lo llamaron *Atm"s#era” pues inducía a con-
clusión del mismo tipo. Gas tarde en 5?;?" +!;; : D!$$:" e$plicitaron los principios del efecto te-
niendo en cuenta cantidad y cualidad de las premisas:
– Cando las premisas contienen al menos na premisa particlar+ entonces la conclsi"n es
particlar+ y en el caso contrario es niversal+ y
– Cando contienen al menos na premisa ne$ativa+ entonces la concli"n es ne$ativa+ y en el
caso contrario+ a#irmativa.
Lo enunciaron como *+"ecto atmós"era, siendo o'eto de estudio para investigaciones que que-
rían averiguar so're identificación y análisis de los errores )...no ten-an (ue hacer, pero #cómo admiro a esta
ente%*
M.Go!""# Go$%&'!% 3
S!''1 1<3=" indicar que puede ser de'ido a un 4#$/#4#o ;-' .! prudencia por el que se supone
que las conclusiones son menos prudentes que las particulares. 3!n así y siendo 'astante evidente
el que no queramos etiquetar a .HIH( por un por si acaso" no ha tenido demasiada aceptación"
pues parece ser que tam'i#n se evidencia que a!n queriendo ser prudentes" no concluimos muy
frecuentemente de forma particular-negativa )H*" cuando sería lo que nos decía el amigo (ells.
La tendencia no lógica del efecto atmósfera en los resultados puede predecir un porcentae
acepta'le de respuestas. (in em'argo los propios autores" reconocieron luego que el efecto solo
e$plica'a la tendencia al error" pero que no era una verdadera teoría del razonamiento. .am'i#n se
encontra'an diferentes respuestas ante silogismos válidos y no válidos" dándose el sesgo en la res-
puesta. .ampoco predice los distintos niveles de dificultad de los silogismos categóricos" además
de indicar que siempre se dará un conclusión" cuando los resultados indican que no siempre se da
conclusión válida cuando la tarea es de producción.
2.2. Mo.!'o1 3-1-.o1 !$ '- #$"!4!"-/#6$ .! '-1 4!2#1-1
C0-42-$ : C0-42-$ 1<><? se=ala'an que el efecto atmósfera podía se más una ilusión de irracio-
nalidad pues ellos e$plica'an los resultados de sus estudios por la conversi"n il)cita de las premi(
sas y por la in#erencia probabil)stica.
– El principio de in#erencia probabil)stica, supone que mostramos una consistencia interna en nto
razonamiento pero con reglas erróneas. Esta nos conduce a que consideremos que las
entidades que comparten determinadas propiedades tendrían mayor pro'a'ilidad de
compartir otras relaciones. +n eemplo:
3lgunos 3 son 9
3lgunos C son 9
3lgunos C son 3
3lgunos peces son carnívoros.
3lgunas plantas son carnívoras
3lgunos plantas son peces
La conclusión relaciona C con 3 apoyándose en 9
)com!n a am'as premisas*" y por lo tanto hará pro-
'a'le que C y 3 se encuentren relacionados.
(i le damos contenido vemos que la conclusión no se sigue necesariamente de las premisas.
– La -ip"tesis sobre la conversi"n il)cita es un error en la interpretación de la +niversal afirmativa
y de la particular negativa" sin aludir al efecto atmósfera y sin hacer referencia a una regla de
inferencia falsa. El error ocurre cuando se interpreta que la premisa +niversal afirmativa 3"
%.odos los 3 son 9& es equivalente a %.odos los 9 son 3&4 y que la premisa -articular negativa
H %3lgunos 3 no son 9& es equivalente a %3lgunos 9 no son 3&" pero sí es lícita para las premisas
en universal negativa y particular positiva )E F 0*:
(A):
.odos los hom'res son seres mortales
no es e'ivalente a ,
.odos los seres mortales son hom'res.
(O):
3lgunos hom'res no son deportistas
no e'ivale a,
3lgunos deportistas no son hom'res.
(E):
/ing!n hom're es un ser inmortal
e'ivale a,
/ing!n ser inmortal es un hom're
(I):
3lgunos hom'res son deportistas
e'ivales a,
3lgunos deportistas son hom'res.
La conversiónconsiste en intercam'iar los t#rminos sueto y predicado entre am'os enunciados
+n aspecto importante del enunciado categórico es la distribución de sus t#rminos. El t#rmino
estará .#1"#35#.o si se refiere a todos los miem'ros de la clase designada por dicho t#rmino:
M.Go!""# Go$%&'!% 4
T-3'- 4.1 D#1"#35/#6$ .! 'o1 "@2#$o1 .! 5$ !$5$/#-.o /-"!;6#/o
A*IRMATIVO
PREDICADO
No .#1"#35#.o
A*IRMATIVO
PREDICADO
.#1"#35#.o
UNIVERSAL
SUAETO
.#1"#35#.o
A
To.o1 'o1 A 1o$ +
Todos los hombres son mortales
(todos y cada no de ellos)
E
N#$;B$ A !1 +
Nin!n hombre es inmortal
tanto s!eto como predicado est.n
distribidos por'e la relaci"n se re#iere a
la e/clsi"n de -ombres y de inmortales
PARTICULAR
SUAETO
$o .#1"#35#.o
I
A';5$o1 A 1o$ +
Alunos hombres son mortales
O
A';5$o1 A $o 1o$ +
Ie esta forma la cantidad del enunciado determina que el sueto se encuentre distri'uido en
los enunciados universales 3 F E y no en los particulares 0 F H4 la calidad determina la distri-
'ución del t#rmino predicado. En el +niversal /egativo tanto el sueto como el predicado están
distri'uidos porque la relación se refiere taanto a las e$clusión de todos los hom'res de la clase
inmortales como a la e$clusión de todos los inmortales de la clase de hom'res.
La afirmación negación de la inclusión de clases determina que el predicado se encuentre dis-
tri'uido en los enunciados negativos E F H y que no est# en los enunciados afirmativos 3 -0
El cuadro anterior ilustra por qu# la conversión sólo es legítima para los E e 0" pues son los !nicos
que tienen los mismos valores en su distri'ución: sueto y predicado distri'uidos en E" y no
distri'uidos en 0" permitiendo realizar la conversión del enunciado y que con ello no se altere ni su
cantidad ni su calidad.
R!C'#1 formula una propuesta más concreta 'asada en la conversión de todas las premisas y en el
supuesto de que se prefiere razonar con estas versiones convertidas de las premisas. <ay una pri-
mera etapa de procesamiento en la que se codifican las premisas y se convierten quedando repre-
sentadas am'as versiones. J luego" se ela'ora una representación compuesta de las dos premisas
y se pasa a la codificación de la conclusión de modo semeante a la primera etapa. -or !ltimo hay
un proceso de comparación entre la representación conunta de las premisas y la representación
de la conclusión. (i am'as con congruentes entonces se acepta el silogismo como válido. (i son
incongruentes se procedería con la comparación de las representaciones en sus versiones
originales sin conversión" hasta encontrar un argumento válido. (i no se o'tiene #ste" o se supera
el límite de tiempo" se procede o con modelo para la selección aleatoria de una de las alternativas
o 'ien con un modelo de selección de rasgos )cantidad y calidad*.
El contenido temático del silogismo puede facilitar el razonamiento" por eemplo" la conversión de
Todos los $atos son #elinos en Todos los #elinos son $atos+ daría lugar a una premisa contraria al
conocimiento del sueto. El razonamiento silogístico con contenido es meorr que el a'stracto
porque el contenido 'loquea la conversión de las premisas en el proceso de codificación. (in em-
'argo" los resultados e$perimentales son contrarios porque el efecto del contenido o de las
creencias se sigue manifestando incluso en aquellos silogismos en los que la conversión no altera la
validez del argumento.
Con respecto al e#ecto del contenido )sesgo de creencias* ya 8#'D#$1 1<2E ha'ía encontrado que el
contenido familiar facilita'a el rendimiento" pero que disminuía si el contenido entra'a en conflic-
M.Go!""# Go$%&'!% >
to con la estructura lógica. Eemplos de argumentos válidos e inválidos con conclusiones creí'les e
increi'les:
SILOGISMO EAEMPLO F
VGLIDO CREI+LE
Nin!n perro polic-a es vicioso
Alunos perros mu. entrenados son viciosos
Alunos perros mu. entrenados no son perros polic-as
E<F
VGLIDO INCREÍ+LE
Nin!n producto nutritivo es barato
Alunas vitaminas son baratas
Alaunas vitaminas no son nutritivas
>=F
INVGLIDO CREI+LE
Nin!n producto aditivo es barato
Alunos ciarrillos son baratos
Alunos productos aditivos no son ciarrillos
H1F
INVGLIDO INCREI+LE
Nin!n millonario es mu. trabajador
Alunas personas ricas son mu. trabajadoras
Alunos millonarios no son personas ricas
10F
En líneas generales los suetos tienden a considerar que un argumento es válido si están de
acuerdo con su conclusión y que es falso si no lo están. 3demás" EC-$1? +-1"o$ : Po''-. 1<E3 en-
contraron una interacción entre validez lógica y credi'ilidad de las conclusiones" siendo el efecto
mayor para los silogismos inválidos que para los válidos. (e o'tuvo que los suetos acepta'an más
conclusiones crei'les que increi'les independientemente de su validez lógica. (in em'argo" la
diferencia entre la aceptación de conclusiones inválidas creí'les y conclusiones inválidas increi'les
fue mayor que la diferencia entre conclusiones válidas creí'les.
EC-$1 : /o'1 propusieron dos modelos para e$plicar cómo se realiza el proceso de evaluación de las
conclusiones:
1) modelo de escrutinio selectivo y"
2) modelo 'asado en una mala interpretación de la %necesidad lógica&.
1) El modelo de escrutinio selectivo sostiene que los suetos se centran primero en la conclusión
del argumento y si #sta es coherente con su sistema de creencias" la aceptan sin más. Está 'asada
en los análisis de los protocolos ver'ales en los que se identifica'an tres tipos de estrategias para
la solución de los silogismos:
– %Estrategia solo la conclusión&: solo mencionan la conclusión.
– %Estrategia de la conclusión a las premisas&: mencionan primero la conclusión y luego las prem.
– %Estrategia de las premisas a la conclusión&: mencionan antes las premisas.
Los suetos de los dos primeros grupos 5 y 6" presentaron la mayor tendencia a responder de
acuerdo con la credi'ilidad de la conclusión. <ay que tener en cuenta que no e$plica el modelo el
efecto de la lógica so're las propias conclusiones creí'les. 3lgunos autores ponen de manifiesto
que los sesgos de creencias se siguen dando" en las tareas en las que los suetos de'en generar sus
propias conclusiones y en las que" no hace falta un proceso de escrutinio de la conclusión.
2) El modelo 'asado en una mala interpretación del concepto de necesidad dice que los
suetos en realidad no entienden la necesidad l"$ica. +n argumento deductivo es válido
sólo si es imposi'le que su conclusión sea falsa mientras que sus premisas son verdaderas.
+n silogismo con conclusiones posi'les" pero no necesarias" se denomina un silogismo
inválido indeterminado y cuando no se sigue ninguna conclusión se denomina silogismo
inválido determinado.
M.Go!""# Go$%&'!% =
SILOGISMO INVGLIDO INDETERMINADO
*#;5- 2? 2o.!'o AAA
SILOGISMO INVGLIDO DETERMINADO
*#;5- 4 2o.!'o AAE
To.o1 'o1 -$#2-'!1 1o$ 1!!1 C#Co1
To.o1 'o1 4!o1 1o$ 1!!1 C#Co1
To.o1 'o1 4!o1 1o$ -$#2-'!1
To.o1 'o1 A 1o$ +
To.o1 'o1 C 1o$ +
To.o1 'o1 C 1o$ A
To.o1 'o1 /o3-.!1 1o$ 1!!1 C#Co1
To.o1 'o1 1!!1 C#Co1 1o$ !-/"#Co1
N#$;B$ 1! !-/"#Co !1 /o3-.!
To.o1 'o1 A 1o$ +
To.o1 'o1 + 1o$ C
N#$;B$ C !1 A
Los suetos responden de acuerdo con la credi'ilidad de las conclusiones en los silogismos
inválidos indeterminados" pero cuando es inválido determinado no se sigue ninguna conclusión y
la credi'ilidad no eerce ninguna influencia. La credi'ilidad surte efecto so're los silogismos
inválidos indeterminados y el efecto desaparece en los silogismos inválidos determinados. /o
o'stante am'os modelos dean sin e$plicar el proceso de razonamiento y solo se centran en los
errores para algunos silogismos )inválidos indeterminados*.
+!;; : I-#1 sostienen que los errores de razonamiento silogísticos se encuentran en la interpre-
tación de las premisas" pero no por un proceso de conversión sino por la interpretación de los
cuantificadoresseg!n las convenciones lingKísticas. Los suetos los interpretan de tres formas:
0in$no como e/clsi"n+ al$nos como intersecci"n y todos como identidad. La interpretación de
%alguno& como %todos& y de %algunos no& como %ninguno& son propias del significado lógico pero
son in!tiles psicológicamente.
Esta e$plicación de los errores se centra en la interpretación de las premisas seg!n las implicatras
conversacionales propuestas por G#/!? 1<H>. 1mplicatra designa el contenido implícito de lo que
decimos y la má$ima conversacional de cantidad e$plicaría los errores en la interpretación de los
cuantificadores particulares. (eg!n la má$ima de cantidad la conversación de'e ser todo lo
informativa que requiera el diálogo" aunque nunca más de lo necesario. Esta e$plicaría que los
suetos no acepten la relación de su'alternancia entre un enunciado universal y uno particular:
uno universal implica su enunciado su'alterno correspondiente como Todos los los -ombres son
mortales implica que al$nos -ombres son mortales. -ara las personas sería poco informativo
decir %algunos& cuando se sa'e que son %todos&. (igue el cuadro de oposición
To.o1 'o1 A 1o$ + N#$;B$ A !1 +
Todos los hombres son mortales Nin!n hombre es mortal
( A ) /o$"-#o1 ( E ) /niversal neativa
153-'"!o1 CONTRADICTORIOS 153-'"!o1
( I ) 153/o$"-#o1 ( O ) 0articular neativa
Alunos hombres son mortales Alunos hombres no son mortales
(e aprecia que tanto 3 como E implican sus correspondientes enunciados su'alternos 0 y H. 3m'os
enunciados comparten el sueto" el predicado y la calidad" pero difieren en la cantidad.
3 y E son contrarios porque comparten el mismo sueto y el mismo predicado pero no pueden ser
am'os verdaderos" aunque pueden ser falsos.
Entre 3 y H " y E e 0 se aprecia que son contradictorios pues tienen el mismo sueto y el mismo pre-
dicado" pero difieren en calidad y cantidad. +no de ellos es la negación del otro" am'os no pueden
ser verdaderos o falsos a la vez.
M.Go!""# Go$%&'!% H
B
La 2&J#2- /o$C!1-/#o$-' .! /-$"#.-. dice que de'e transmitir la mayor cantidad de información
posi'le y no ocultar deli'eradamente parte de la información. El significado lógico de %algunos&
sería una transgresión de las má$imas conversacionales cuando se sa'e que %todo& tam'i#n es
verdadero y este !ltimo cuantificador es que transmite mayor información.
+!;; 1<EH? N!91"!-. 1<E< : Po'#"%! E=?<0 ponen de manifiesto que la interpretación de algunos
cuantificadores se rige por las implicatras conversacionales y no por la lógica. Iefienden la racio-
nalidad desde un modelo de convenciones lingKísticas en el que las reglas otorgan una lógica
intuitiva o natural" pero no hay datos e$perimentales suficientes como decir que las
interpretaciones %Lriceanas& constituyan la principal fuente de errores del razonamiento
silogístico.
Los modelos de conversión tam'i#n han sido criticados. Estos modelos e$plican el efecto atmósfe-
ra 'ao el supuesto racionalista de que el razonamiento es lógicamente correcto" pero con unas re-
presentaciones invertidas de las premisas y no consideran la figura. (in em'argo" Mrase y -ezzoli y
Mrase 5?;B" encontraron un efecto análogo al efecto atmósfera con la figura del silogismo. El tipo
de figura tam'i#n presenta'a diferentes grados de dificultad" siendo la cuarta más fácil que la pri-
mera. @ohnson- Laird y (teedman 5?AB " decían que cuando los suetos tenían que producir la con-
clusión del argumento" #stos genera'an conclusiones 3-C )donde la premisa mayor se
correspondía con el sueto y predicado en la menor* con la figura 8" y C-3 con la figura 5.
2.3. Mo.!'o1 3-1-.o1 !$ '- !4!1!$"-/#6$ .! /o$,5$"o1
El m#todo de Euler se 'asa en la utilización de círculos para la representación en un plano de las
relaciones entre los conuntos comprendidos en las premisas del argumento.
+niversal afirmativa:
Todos los A son B
1ubconjunto 2dentidad
+niversal negativa:
Nin!n A es B
3is.unción
-articular afirmativa:
Alunos A son B
4onjunción 1uperconjunto 2dentidad 1ubconjunto
-articular negativa:
Alunos A no son B
4onjunción 1uprconjunto 3is.unción
M.Go!""# Go$%&'!% E
B
A
A = B
A B
A = B A
B
B
A
B A A
A
A
B
B A
+n argumento es válido cuando la conclusión es verdadera en todos los diagramas que
representan todas las posi'les com'inaciones de las dos premisas. Es un proceso 'astante costoso"
so're todo porque el n!mero de com'inaciones posi'les es gralmente mayor que el producto de
los diagramas de las dos premisas al e$istir más de una forma de com'inarlos.
E#/D1o$ 1<H4? 1<HE propuso una teoría del razonamiento silogístico 'asada en los círculos de
Euler. Los suetos representa'an cada premisa de forma análoga a la representación espacial de los
círculos. Las ditintas interpretaciones posi'les de las premisas llevan asociados unos parámetros
pro'a'ilísticos que determinan u selección.
5N En primera etapa tam'i#n influirá el contenido del argumento. -ara evaluar o producir una
conclusión se com'inan las representaciones de las premisas en una sola representación del
silogismo.
6N etapa de com'inación: se asume que no hace el sueto análisis e$haustivo de todas las com'ina-
ciones posi'les de las interpretaciones de las premisas" sino que selecciona una com'inación de
acuerdo con los parámetros pro'a'ilísticos.
7N etapa" se selecciona etiqueta ver'al que se correponda con la descripción de la com'inación
o'tenida para dar la respuesta.
Los errores en el proceso pueden ocurrir en cualquiera de las etapas y se asume que los suetos
son proclives al efecto atmósfera. El pro'lema principal es el n!mero tan grande de formas distin-
tas en las que se pueden com'inar los diagramas.
El modelo de la cadena transitiva de G5:o"! : S"!$3!; 1<E1? asume una representación
sim'ólica semeante a los círculos de Euler" pero li're de errores al ser una representación
e$haustiva. El peso del modelo es la especificación de los procesos de com'inación y comparación
de la interpretaciones de las premisas:
– En el proceso de com'inación" las interpretacione de las premisas se van integrando en
%cadenas transitivas&" que son los enlaces entre el primer y !ltimo t#rmino de las premisas a
trav#s del t#rmino medio. (e pueden producir errores por la capacidad limitada de la G tr'o.
– En la etapa de comparación" se elige una conclusión concordante con las representaciones
com'inadas y se da la respuesta que se corresponda con la conclusión seleccionada. Los
errores pueden ser de'idos a falta de considerar alguna conclusión concordante con la
com'inación y por el e#ecto atm"s#era.
+na de las críticas más importantes al modelo es que asume que no hay errores en la primera eta-
pa de la representación de las premisas cuando has datos que lo cuestionan. .ampoco contemplan
los efectos de la figura y se recurre al efecto atmósfera como un sesgo de respuesta sin
e$plicación psicológica.
Los modelos 'asados en los círculos de Euler predicen que la dificultad dependerá del n> de dia-
gramas necesarios para la interpretación y com'inación de las premisas" pero los datos ponen de
manifiesto que algunos de los silogismos fáciles han podido resolverse sin dificultad con muchos
diagramas y otros que son más difíciles y precisan de menos.
N!9!'' 1<E1? propone otra apro$imación para e$plicar el razonamiento silogístico por medio de la
representación espacial de los diagramas de 1enn. En este m#todo se representa el silogismos en
un solo diagrama. Estos utilizan círculos que se encuentran so'repuestos de forma que represen-
M.Go!""# Go$%&'!% <
ten las relaciones entre los conuntos del silogismo. (e som'rea aquella zona en la que $o 0-:
miem'ros y se representa con una K las áreas en las que e$iste al menos un elemento cuando el
enunciado categórico es particular )afirmativo o negativo*.

9
3

9
3

9
3

9
3
(eg!n N!9!'' "este modelo pretende acomodar los silogismos categóricos al marco general que di-
se=aron Ne5ell . 1imon para la solución de pro'lemas. (e entiende que el razonamiento
silogístico es un proceso de '!squeda a trav#s del espacio del pro'lema y que este espacio se re-
presenta de forma análoga a los diagramas de 1enn. /o se hacen predicciones so're los errores" ni
se aportan datos empíricos que apoyen la via'ilidad del modelo )(imon 5?B?" comentó que es pro-
'a'le que la utilización sólo ocurra en suetos e$pertos y que una representación en la línea de los
modelos mentales es preferi'le" y más acorde con una apro$imación del razonamiento silogístico.
6os modelos mentales de conjuntos fue una teoría del razonamiento silogístico en sus orígenes y
hoy constituye un marco teórico gral del razonamiento deductivo. Este comprende tres etapas:
1) etapa de interpretación y representación inicial de las premisas: utiliza su conocimiento
so're el lenguae y su conocimiento gral para comprender las premisas.
2) El sueto com'ina las representaciones anteriores para generar una descripción lo más sen-
cilla posi'le de los modelos construidos a partir de las premisas. Ie'e enunciar algo que no
se encuentre e$plícito en las premisas y es la conclusión tentativa del argumento.
3) El sueto 'usca modelos alternativos para poder falsar la conclusión tentativa. (i no los en-
cuentra la conclusión es válida" pero si los encuentra" regresa a la segunda etapa para
seguir pro'ando conclusiones tentativas con contraeemplos.
En la tercera etapa se u'ica el %aspecto& deductivo del razonamiento. La dificultad se e$plica en
t#rminos de la cantidad de procesamientoo y los erroes vienen e$plicados por las limitaciones de
la Gt'o.
M.Go!""# Go$%&'!% 10
/niversal a"irmativa (A)
Todos los A son B
/niversal neativa (+)
Nin!n A es B
X
0articular a"irmativa (2)
Alunos A son B
X
0articular neativa (7)
Alunos A no son B
(i miramos en la figura 8.:. de la página 588 de
nuestro queridísimo li'ro nuevo se apreciará un
silogismo válido E3E:
0in$2n 3 es A
Todos los C son 3
0in$2n C es A
donde se representan con los diagramas de 1enn
los tres t#rminos del silogismo 3" 9 y C" e$poni#n-
dose el espacio o universo del discurso. Las áreas
som'readas son las vacías" donde no hay miem-
'ros de la relación e$presada por los dos
conuntos seg!n premisa.
(e som'reará la parte vacía del universo del discurso donde no ha-
ya elementos.
El principio de econom-a propuesto por la teoría asume que el modelo mental inicial sólo
representará la cantidad de información e$plícita que sea necesaria para la interpretación de la
premisa. Está constituido por sím'olos que representan miem'ros representativos del conunto.
En la universal afirmativa Todos los A son 3 (4 *a” es un miem'ro representativo del conunto 3 y
%'& del conunto 9. Cuando un miem'ro del conunto se encuentra representado dentro de un
corchete OaP" quiere decir que el conunto de miem'ros se encuentra e$haustivamente representa-
do. -or eemplo si no hay miem'ros de %a& que no sean de %'& --,, L-M 3
...
%'& se representa así pues no sa'emos si alguno de sus miem'ros puede pertenecer a 3
+na sola representación del modelo mental de la universal afirmativa comprende las dos
representaciones espaciales de los círculos de Euler: relación de identidad y su'conunto. Los tres
puntos )...* indican que podría ha'er otra clase de miem'ros que no se encuentran representados
en el modelo inicial" es como una anotación mental que indica la e$istencia de otros modelos que
están implícitos. -ueden hacerse e$plícitos en la que sea necesario ampliar la información
enunciada en las premisas. -or eemplo en la representación de los miem'ros que no son %a& y son
%'& ) N- 3 *
En la segunda etapa del modelo se de'en com'inar los modelos mentales de las premisas en una
sola descripción. (e a=ade el modelo mental de la segunda premisa al modelo de la primera
mediante el t#rmino medio. (i fuera una universal afirmatiava: Todos los 3 son C" sería:
L3M /
L3M /
... y por la com'inación de am'os modelos se o'tendría:
L L-M 3M / Todos los A son 4 : Alunos 4 son A
L L-M 3M /
...
los miem'ros de %a& se representan e$haustivamente con respecto a %'& y los miem'ros %'& se
representan e$haustivamente con respecto a %c&. La conclusión entre %a& y %c& es Todos los A son C
y Al$nos C son A. En este silogismo no se puede generar otra com'inación que d# otra conclusión
que pueda falsar la conclusión tentativa y se concluye como válido. Este silogismo 33 solamente
requiere un modelo mental y es el silogismo más fácil de resolver. 2epetimos" que la com'inación
de los modelos mentales de las premisas se complica cuando hay más modelos mentales
alternativos.
*IGURA 3 /o$/'51#6$ C- A
Todos los B son A (A)
Nin!n B es 4 (+ )
L3M -
L3M -
...
com'inando am'os modelos:
L- L3M M
L- L3M M
L/M
L/M
...
*IGURA 3 /o$/'51#6$ A – C
Nin!n B es 4 (+ )
Todos los B son A (A)
L3M
L3M
/
/
M.Go!""# Go$%&'!% 11
El modelo sugiere la conclusión:
/ing!n C es 3
sin em'argo" como %a& no se encuentra e$haus-
tivamente representado y podía ha'er alg!n %c&
que fuera %a& " aunque no fuera %'&" podemos generar este segundo modelo mental donde:
L- L3M M
L- L3M M
- L/M
L/M
... y si este segundo modelo refuta la conclusión anterior y sugiere que
*Al$nos C no son A”
L- L3M M
L- L3M M
- L/M
- L/M
...
La teoría de los modelos mentales e$plica la dificultad de los silogismos y los errores por el n!me-
ro de modelos mentales y por el tipo de figura. Los resultados han puesto de manifiesto que
cuanto mayor sea el n> de modelos mentales necesarios para encontrar una conclusión válida
tanto más difícil será el pro'lema y mayor la pro'a'ilidad de error. La figura tam'i#n determina la
dificultad y la pro'a'ilidad de que una conclusión sea del tipo C-3 o 3-C. (e de'e a que las
conclusiones se leen en el modelo mental en la misma dirección enn la que se han representado.
Cuando no se encuentran en la misma dirección hace falta una operación que invierte el orden yQo
la relación espacial entre los t#rminos para poder realizar la com'inación de los modelos mentales.
NIVEL DE DI*ICULTAD OPERACIONES NECESARIAS PARA LA COM+INACIÓN DE LOS MODELOS MENTALES
*IGURA 4 (2& 7&/#')
A +
+ C
/o requiere ninguna operación dado que se lee directamente la conclusión 3 C
*IGURA 1
+ A
C +
2equiere una operación de inversión del orden de las premisas
*IGURA 2
A +
C +
2equiere operación de inversión de la relación espacial entre los t#rminos de la
segunda premisa
*IGURA 3 (2&1 .#7O/#')
+ A
+ C
2equiere una operación de inversión de la relación espacial entre los t#rminos de la
segunda permisa y cam'iar el orden de las premisas o la inversión de la relación espa-
cial entre los t#rminos de la primera premisa
El contenido o las creencias se consideran una fuente error pues pueden influir en la interpreta-
ción" en la com'inación de modelos y en el proceso de aceptación o rechazo de la conclusión
tentativa. Cuando el contenido influye puede acortar el procceso de '!squeda de modelos alterna-
tivos si la conclusión tentativa es compati'le con el sistema de creencias" aunque sea inválida.
-odría ocurrir que el sueto 'uscara afanosamente más modelos mentales alternativos cuando la
conclusión fuera contraria a su sistema de creencias. Este efecto estaría influyendo en la '!squeda
de contraeemplos. 0ncluso este contenido influye en los silogismos de un solo modelo mental y
proponen que una conclusión increí'le tam'i#n podría actuar de filtro en el proceso de
evaluación" haciendo que la sustituyan por una conclusión creí'le o que respondan que no hay
conclusión.
La teoría de los modelos mentales se 'asa en un procedimiento formal para la representación
semántica de los operadores lógicos que unen los contenidos e$presados en las premisas. La críti-
ca fundamental se centra en que esta teoría se autodefine como semántica" pero no e$plica cómo
se vincula el conocimiento almacenado con la construcción de los GG en la memoria de tra'ao.
/o determina cómo se construyen los GG" ni el orden en la construcción de la secuencia de posi-
M.Go!""# Go$%&'!% 12
'les interpretaciones" ni se compromete con el tipo de representación de los GG" ni con el orden
de la com'inación de los GG.
3. RAZONAMIENTO SILOGÍSTICO TRANSITIVO
Las investigaciones so're el razonamiento con silogismos transitivos )lineales" pro'lemas órdenes
lineales o de series de tres t#rminos* estudian las inferencias que dependen de las relaciones de
transitividad. Es la propiedad de cualquier escala con la que se compara u ordenan o'etos. Estos
tra'aos han utilizado un silogismo constituido por dos premisas en las que se relacionan sus tres
t#rminos en función de una propiedad transitiva y una conclusión que esta'lece la relación entre
los dos t#rminos no adyacentes.
5is es mayor 'e 6an7 6an es mayor 'e Pedro7 5is es mayor 'e Pedro
<ay ocho estructuras 'ásicas para representar un silogismo transitivo 3 , 9 , C y darse :
3 , 9 4 9 , C
3 , 9 4 C R 9
9 R 3 4 C , 9
... y hasta ocho com'inaciones posi'les. 3demás se pueden introducir relaciones negativas en una
de las dos premisas o en am'as )premisas de igualdad negada*. La tarea e$perimental más ha'i-
tual consiste en presentar las dos premisas del silogismo y pedir que se conteste a una pregunta
so're la relación entre %3& y %C& o que se eval!e la validez de una conclusión. Las estructuras
'ásicas se pueden presentar con dos preguntas o conclusiones alternativas. .am'i#n se han utiliza-
do silogismos indeterminados en los que los dos t#rminos de la serie están situados hacia el mismo
e$tremo de la relación con respecto al t#rmino medio" no pudi#ndose alccanzar una conclusión
válida so're la relación entre am'os. -or eemplo" en el siguiente silogismo los t#rminos 3 y C se
encuentran situados hacia el mismo e$tremo 9 , 3 y C R 9 y no podemos inferir la relación entre
3 y C" solo que son menores que 9.
En el tra'ao de S"P#$; 1<0E? se descri'ía cómo algunos suetos parecían formar un diagrama
mental de las premisas" representándolas mediante imágenes mentales" mientras que otros pare-
cían resolver el pro'lema de forma ver'al.
3.1. E' 2o.!'o o4!-/#o$-'
+no de los primeros modelos en la e$plicación del raz.transitivo hacía hincapi# en los aspectos
operacionales implicados en su solución. I5$"! 1<>H decía que poder hacer una inferencia trans-
sitiva es necesario que las premisas contengan la misma relación y que el t#rmino medio sea el
predicado de la primera premisa y el sueto de la segunda.
5is es mayor 'e 6an7 6an es mayor 'e Pedro7 5is es mayor 'e Pedro.
Cuando el argumento no tiene la misma relación: Pedro es menor 'e 6an+ o por eemplo" Pedro
no es mayor 'e 6an+ se de'en aplicar las operaciones de conversión y de reordenación de
premisas. Gediante ello se logra que los t#rminos medios de am'as premisas sean adyacentes. (i
la segunda premisa fuera Pedro es menor 'e 6an+ entonces su conversión en 6an es mayor 'e
Pedro+ logra que los t#rminos medio se u'iquen en una disposición de contigKidad.
I5$"! propuso que la aplicación de estas operaciones da'an lugar a los distintos niveles de
dificultad de los pro'lemas.
M.Go!""# Go$%&'!% 13
Los resultados e$perimentales no apoyaron todas las predicciones del modelo operacional. Mue
@ohnson -Laird y 9ara 5?B8" los que encontraron que en los silogismos transitivos tam'i#n ocurría
el efecto de la figura" donde al igual que en el estudio con los silogismos categóricos" el tipo de fi-
gura favorecía las conclusiones 3 F C o C F 3. El nivel de dificultad de los silogismos esta'a relacio-
nado con el proceso de integración de la información en función del tipo de figura u orden de los
t#rminos.
3.2. Mo.!'o1 3-1-.o1 !$ #2&;!$!1 2!$"-'!1
D! So"o? Lo$.o$ : I-$.!' 1<=>? sostienen que el proceso de solución requiere la com'inación de
las interpretaciones de las premisas en una representación unitaria y espacial. El 8odelo de la
2maen 8ental está 'asado en la ela'oración e interpretación de una imagen del contenido de las
premisas y dificultad depende del tipo de t#rminos relacionales empleados en ellas. La dificultad
se da por la ela'oración de la representación espacial correspondiente a la serie de tres t#rminos.
Estos indican dos principios grales:
9) 0rincipio de la pre"erencia direccional: los suetos prefieren construir los órdenes
espaciales en determinadaas direcciones. En la cultura occidental se prefiere tra'aar de
izda a derecha y de arri'a a'ao. Las relaciones se presentan en estos ees espaciales. El
silogismo será más fácil si la primera premisa contiene en primer lugar el t#rmino que se
sit!a más arri'a o más a la izquierda. %A es me!or 'e 3 ” es más fácil que %3 es peor 'e A”+
tam'i#n es más fácil representar el silogismo: *A es me!or 'e 3” *3 es me!or 'e C” que *3
es me!or 'e C” *A es me!or 'e 3”.
;) 0rincipio de anclaje de los e<tremos: La construcción espacial será más fácil cuando se
enuncia en primer lugar uno de los dos e$tremos de los ees espaciales. Las más fáciles
serán aquellas que procedan de uno de los t#rminos e$tremos al t#rmino medio: %A es me(
!or 'e 3” o *3 es me!or 'e C”. Construimos un ee mental marcado por la preferencia
direccional en el que se colocan los tres t#rminos de la serie.
Los resultados muestran que esta disposición espacial se austa a las preferencias
culturales" )escritura y lectura*. (in em'argo" el pp. de anclae de los e$tremos sólo parece
influir en la segunda premisa. I5""!$'o/0! 1<=E? sostiene que en la comprensión de la
primera premisa se coloca un t#rmino medio en relación con el otro en la disposición
espacial que construyen los suetos. Comprendida la segunda premisa" entonces se colo-
cará el tercer t#rmino con respecto a los dos anteriores. Los resultados e$perimentales
mostraron que los silogismos A es me!or 'e 3+ C es peor 'e 37 y *3 es peor 'e A+ C es
peor 'e 3”+ eran semeantes en el n> de aciertos y tiempos empleados. En el cuadro
siguiente podemos ver que el ppo.del anclae de los e$tremos sólo influye en la segunda
premisa.
MGS *GCILES
(4#2!o) A es mejor (ue B
4 es peor (ue B
MGS DI*ÍCIL
("!/!o) B es peor (ue A
B es mejor (ue 4
(1!;5$.o) B es peor (ue A
4 es peor (ue B
Como en la segunda premisa se enuncia en primer lugar
uno de los dos e$tremos de los ees )C* son los más
fáciles.
-odemos ver que este ppo. no influye so're la primera premisa dado que en el segundo se
presenta primero el t#rmino medio )9* al igual que en el tercer silogismo.
M.Go!""# Go$%&'!% 14
3.3. E' 2o.!'o '#$;QO1"#/o
C'-D 1<=<? propone que la inferencia transitiva se 'asa en representaciones proposicionales y
que la dificultad se de'e a factores lingKísticos influyentes en la comprensión. -ostula tres princi-
pios generales:
1. P#$/#4#o .!' 2-/-.o '@J#/o:
algunos adetivos 'ipolares son asim#tricos porque presuponen uno de los e$tremos de la
escala y otros adetivos son neutros con respecto a la magnitud:
A es me!or 'e 3 contiene adetivo no marcado que e$presa distinto grado en que
se comparan 3 y 9 con respectoa a ser 'uenos. La premisa A es peor 'e 3 contiene
un adetivo marcado que hace que los t#rminos 3 y 9 se sit!en hacia un e$tremo de
la escala" siendo premisa semánticamente más complea y más difícil de procesar
)presuponemos que am'os son malos y no que el enunciado e$prese el grado de
comparación entre ellos*.
2. P#$/#4#o .! '-1 !'-/#o$!1 75$/#o$-'!1:
sostiene que las relaciones de predicación se almacenan y se recuperan con prioridad a la
información comparativa:
Mar)a es me!or 'e Ana se comprende que am'as son 'uenas y esto se representa
de forma comprimida como: 8ar-a es mejor. (olo representamos que es meor
pero no el grado en que lo es respecto a 3na. .enemos tam'i#n:
A es me!or 'e 3+ 3 es me!or 'e C y se representen de forma comprimida como A
es me!or+ 3 es me!or y C es menos beno.
Como la información del predicado es prioritaria a la información comparativa" en la
construcción de la representación proposicional se pierde el t#rmino medio )9*" haciendo
que el pro'lema sea más difícil. Cuando no se pierde el t#rmino medio" el pro'lema es más
fácil" pueso que la relación entre 3 y C se puede e$traer directamente de la representación.
-or eemplo" A no es tan malo como 37 3 no es tan malo como C darían lugar a una repre-
sentación 3 es peor+ C es peor+ 3 es menos malo
3. P#$/#4#o .! '- /o$;5!$/#-: la recuperación de la información es más fácil si la representa-
ción de las relaciones funcionales es congruente con la pregunta formulada. Los silogismos
serán más fáciles cuando est# formulada en la misma dirección. -or eemplo: A es me!or
'e 37 3 es me!or 'e C es más fácil cuando dicha pregunta es congruente con la relación:
8C.l es el me!or9 que cuando no lo es" 8C.l es el peor9. Este principio se relaciona con la
'!squeda en la memoria y con la dificultad impuesta por el almacenamiento" mientras que
los principios aluden al proceso de comprensión.
Los modelos anteriores e$plican alternativas del mismo fenómeno" generando una pol#mica en
torno al modo de representación más adecuado de las premisas. La pol#mica ha dado lugar a una
ardua investigación e$perimental siendo la pol#mica difícil de resolver pues am'os hacen la misma
predicción pero por razones distintas. -or eemplo" las predicciones del ppo.de la preferencia
direccional coinciden con las del principios del marcado l#$ico" peus la disposición de arri'a a a'a-
o tam'i#n se encuentra predicha por la facilidad de los t#rminos comparativos no marcados.
(eg!n C'-D? la confrontación es más evidente en las premisas negativas y los datos e$perimentales
apoyan las predicciones del modelo lingKístico. Las premisas negativas tendrían un equivalente en
la versión afirmativa que daría lugar a las mismas predicciones en el modelo espacial y a
M.Go!""# Go$%&'!% 1>
predicciones inversas en el modelo lingKistico: A no es tan malo como 3+ 3 no es tan malo como C+
serían equivalentes a : A es me!or 'e 3+ 3 es me!or 'e C. 3m'os tipos de premisas darían lugar a
los mismos resultados" ya que la preferencia para la construcción de la imagen mental ess en
am'os casos de arri'a hacia a'ao. El modelo lingKístico" no o'stante" predice que la estructura
lingKística es distinta" siendo las premisas negativas más fáciles al conservar el t#rmino medio en la
representación proposicional.
3lgunos autores se=alan que ClarS parte del supuesto de la equivalencia entre las premisas afirma-
tiva y las negativas pero esta equivalencia puede no e$istir en el proceso de comprensión" pues
puede que A no es tan malo como 3+ no se interprete como A es me!or 'e 3+ sino como 3 es peor
'e A y entonces la direccionalidad de a'ao arri'a" y el marcado l#$ico vuelven a coincidir en sus
predicciones. .ampoco se puede diferenciar el principio de anclae de los e$tremos del modelo
espacial" y el principio de congruencia del modelo lingKístico" pues predicen resultados convergen-
tes" aunque por razones distintas.
El modelo mi$to de (tern'erg 5?BT" es un modelo conciliador que re!ne aspectos tanto lingKísti-
cos como espaciales en la e$plicación del razonamiento con series de tres t#rminos. El procesa-
miento de la información lingKística precede a la representación espacial y am'os tipos de repre-
sentaciones se encuentran disponi'les durante la eecución de los procesos de '!squeda y recupe-
ración de la información.
La propuesta del modelo mi$to intenta integrar los aspectos del G lingKístico relacionados con los
adetivos marcados en la etapa de codificación y los del modelo de la imagen en la construcción de
la disposición espacial en la que los t#rminos se ordenan en la dirección no preferida. Cuando la
segunda premisa es de igualdad negada" se propone la '!squeda del t#rmino medio si la
codificación lingKística de esta premisa tiene como o'eto gramatical al t#rmino medio. Localizado
este se construye una representación unitaria" situando primero la primera premisa y luego la
segunda. (i la respuesta está en la segunda premisa" la lectura de la respuesta es inmediata. (i está
en la primera" se realizará un recorrido que llevará tiempo.
3!n así" es posi'le que los suetos desarrollen distintas estrategias a medida que adquieren
e$periencia en la solución de los silogismos transitivos. Iurante la tarea e$perimental" pueden
empezar por una representación de las disposiciones espaciales y a medida que van resolviendo
los pro'lemas pueden cam'iar a una representación lingKística o a la inversa. -or eemplo" si la
pregunta se presenta ants que las premisas se adopta una estrategia lingKística y si la pregunta se
presenta despu#s" una estrategia espacial.
3.4. L- T!oO- .! 'o1 2o.!'o1 2!$"-'!1
La T= de los 8odelos 8entales (T88) se encuentra en la línea de los modelos de la ima$en
mental. Iefiende una representación integrada de la información 'asada en la construcción de los
modelos mentales y su desacuerdo se centra en la representación proposicional de los modelos
lingKísticos 'asados en reglas. Ao0$1o$-L-#. 1<H2 se=ala referente a la pol#mica entre los mode-
los de la imagen y el lingKístico que los datos e$perimentales son poco esclarecedores. En la .eoría
de los modelos mentales parece que los suetos construyen un modelo mental de la situación
descrita por las premisas 'asándose en su conocimiento del significado de los t#rminos
relacionales. (e representa la disposición espacial del contenido y se com'inan estos modelos
M.Go!""# Go$%&'!% 1=
mentales para llegar a una inferencia so're las relaciones entre los dos t#rminos no relacionados
e$plícitamente en las premisas.
Esta teoría predice que la dificultad de los pro'lemas dependerá del n!mero de modelos mentales
que puedan construirse. En los pro'lemas de series de tres t#rminos" la validez y el n!mero de
modelos mentales no se pueden distinguir" ya que los pro'lemas que dan lugar a un modelo
mental son tam'i#n los que alcanzan una conclusión válida" mientras que no hay conclusión válida
en los pro'lemas que dan lugar a más de un modelo. 9yrne y @ohnson-Laird 5?B?" se plantearon el
estudio de las relaciones transitivas con cinco t#rminos en las que la dificultad de los pro'lemas se
puede analizar en función del n!mero de modelos mentales.
SILOGISMO ESPACIAL DE > TRRMINOS
B se encuentra a la derecha de A
4 se encuentra a la i>(uierda de B
3 se encuentra delante de 4
+ se encuentra delante de B
8C.l es la relaci"n entre : y ;9
Las premisas dan lugar a dos modelos mentales y en am'os la conclusión es %I se encuentra a la
izquiera de E& o %E se encuentra a la derecha de I&
MODELO 1 MODELO 2
C A + A C +
D E D E
Los resultados apoyan las predicciones de la teoría de los modelos mentales frente a las prediccio-
nes del modelo de <agert 5?B8 'asado en representaciones porposicionales y la aplicación de
reglas: el n!mero de modelos mentales y no el n> de reglas determina la dificultad de los pro'le-
mas.
<ay datos a favor de una representación espacial integrada en las investigaciones so're la
memoria de tra'ao y el razonamiento silogístico. En la .N de los modelos mentales la so'recarga
de la Gtr'o es una de las fuentes principales de error y a la medida que aumenta el n!mero de
modelos mentales tam'i#n aumenta la dificultad de los pro'lemas. La G. está constituida por un
procesador central apuado en un almac#n fonológico y uno visoespacial. Este !ltimo está encarga-
do de retener en la G. la información visual: color4 e información espacial: movimiento. (i se in-
troduce durante la realización de una tarea de silogismos lineales una segunda tarea que requiera
la utilización de esste almac#n visoespacial" se esperaría encontrar un deterioro en el rendimiento
de los suetos al producirse una interferencia en la construcción y ela'oración de las disposiciones
espaciales en la G.. Los resultados e$perimentales han puesto de manifiesto que la introducción
de una tarea visoespacial secundaria interfería en el rendimiento de los suetos" apoyando de esta
forma la representación de una disposición espacial en el razonamiento silogístico.
Entrevista a <um'erto Gaturana:
http:QQUUU.youtu'e.comQUatchVvWLpGuu'X(uy8
M.Go!""# Go$%&'!% 1H