1

TEMA 1
SOCIALIDAD Y RELACIONALIDAD

Contenidos: perspectivas filo-ontogenética y etológicas de la socialidad; Altruismo, conflicto y
cooperación; Socialización y enculturación; Ontogenia
1
humana ; Dinámicas de la Grupalidad;
Objetivación e institucionalización de las relaciones socioculturales; Cultura y Sociedad.
1
Ontogenia: RAE: Desarrollo del individuo, referido en especial al período embrionario. Wikipedia: La ontogenia
(también llamada morfogénesis u ontogénesis) describe el desarrollo de un organismo, desde el óvulo fertilizado hasta su
senescencia, pasando por la forma adulta. La ontogenia es estudiada por la biología del desarrollo. "La ontogenia es la
historia del cambio estructural de una unidad sin que ésta pierda su organización. Este continuo cambio estructural se da
en la unidad, en cada momento, o como un cambio desencadenado por interacciones provenientes del medio donde se
encuentre o como resultado de su dinámica interna".

 Bibliografía Obligatoria: RAMÍREZ GOICOECHEA: Etnicidad, identidad, Interculturalidad.
Teorías, conceptos y procesos de la relacionalidad grupal humana. Ed. Universitaria Ramón Areces,
Madrid, 2011.
Capítulos:
PARTE I. SOCIALIDAD Y RELACIONALIDAD HUMANA. UNA PERSPECTIVA
INTERDISCIPLINAR
I.3. Socialización y humanización: una mente neurosociocultural (Páginas 74-109)
I.4. Socialidad y relacionalidad (páginas (109-132).

1.3. SOCIALIZACIÓN Y HUMANIZACIÓN: UNA MENTE NEUROSOCIOCULTURAL

1.3.1. Entornos socioculturales del desarrollo humano
Aprender es parte de la experiencia de todo organismo a lo largo de su vida, contribuyendo a su
flexibilidad activa con respecto a entornos cambiantes. En el caso humano se prolonga durante toda
la vida. Nuestra humanidad depende de los procesos de socialización que ocurren a lo largo de la
ontogenia.

Los procesos comienzan incluso antes de nacimiento, en la medida en que prácticas prenatales tienen
consecuencias epigenéticas sobre el bebé a nacer. Continúan intensamente durante la infancia, la
juventud y la adolescencia, y en menor medida en la adultez hasta la senectud.

A través de la manipulación de los ritmos biológicos del niño, los ciclos de su alimentación, la
estimulación y alerta guiada, la organización de sus fases de conciencia y emoción, los ritmos de
sueño y vigilia, etc. los cuidadores ayudan al bebé a controlar y organizar una responsividad
2
activa
adecuada. Lo social y lo psicobiológico forman parte del mismo proceso constructivo.
2
Responsividad: Diccionario de conceptos políticos usuales: consiste en actuar de manera tal de estar siempre
potencialmente preparado para responder. No hay definición del diccionario de la RAE.

El mundo, lo social, está ya ahí antes de nacer el ser humano: ideologías y prácticas de nutrición,
cuidado, etc. niveles hormonales y de stress maternos, dieta, en relación a un entorno cultural y hasta
un riesgo biosocial. Siendo el cuidado parental una de las mayores fuerzas estabilizadoras de este
contexto ontogenético. También denominado herencia exógena, además de constituir un entorno
seguro a lo largo de generaciones, permite también adaptarse rápidamente a circunstancias
ecológicas cambiantes.

Crecemos y aprendemos en entornos construidos por la actividad de nuestros antepasados. Los
humanos formamos parte de ese orden implicado que nos envuelve, del mismo modo que dicho
orden depende de nuestra actividad implicada. Las prácticas, representaciones, instituciones y
2

tecnologías que producimos tienen consecuencias específicas para nuestra evolución y desarrollo.

Si la filogenia
3
apunta a una mediatización del presente por medio de lo sucedido en el pasado, en la
ontogenia humana todo tiene que empezar otra vez. Cada sujeto tiene que sapientizarse nuevamente,
pero no repetir toda la secuencia evolutiva que dio lugar a nuestra especie, sino desde un entorno ya
evolucionado. El contexto de la socialización humana es un contexto optimizado. En la socialización,
la relación del niño se articula con las relaciones previas existentes de sus cuidadores. En la
socialización el pasado está presente para el futuro.
3
Filogenia: RAE: 1. Parte de la biología que se ocupa de las relaciones de parentesco entre los distintos grupos de seres
vivos. 2. Biol. Origen y desarrollo evolutivo de las especies, y en general, de las estirpes de seres vivos. Wikipedia:(del
griego: φυλονphylon: "tribu, raza" y γενεα geneá: "nacimiento, origen, procedencia") es la determinación de la historia
evolutiva de los organismos.

1.3.2. Perceptosensorialidad pre y perinatal
Los niños muestran una predisposición sensorioperceptual muy temprana a lo que les rodea. En
cuanto a lo reflejo y perceptosensorial, los humanos vienen al mundo bastante bien equipados,
observándose más diferencias interindividuales que entre poblaciones. Buena parte del aparato
sensorial humano depende de nuestra posición en la cadena filogenética. Se sabe que el feto humano
oye, ve, parpadea, distingue sabores, se chupa el dedo y sonríe reflejamente, es sensible al
movimiento y a la aceleración, ya antes de nacer.

A pesar de que el feto distingue grados de luz y oscuridad hacia los 7 meses de gestación, la
sensibilidad visual se desarrolla principalmente a lo largo del primer año de vida. Los recién nacidos
tienen suficiente sensibilidad para distinguir contrastes entre el pelo y la cara. También muestran que
son capaces de acomodar y converger su visión en objetos de hasta 20 cm. de distancia. A los 5
meses reconocen caras individuales. El reconocimiento de todas estas diferencias son prerrequisitos
para la atribución de significado a las mismas, muchas veces apoyadas por información auditiva y
otras claves kinésicas
4
y hápticas.

4
Kinésica: Wikipedia: La kinésica o quinésica estudia el significado expresivo, apelativo o comunicativo de los
movimientos corporales y de los gestos aprendidos o somatogénicos, no orales, de percepción visual, auditiva o táctil,
solos o en relación con la estructura lingüística y paralingüística y con la situación comunicativa. También es conocida
con el nombre de comportamiento kinésico o lenguaje corporal. (FUENTE SIN DETERMINAR): La comunicación
kinésica es toda aquella comunicación que se da a un nivel no verbal y de lenguaje corporal. Todo lo que no decimos
mediante palabras lo expresamos mediante la comunicación kinésica. No hay definición del diccionario de la RAE.

Ya hacia los 7 meses de gestación son sensibles a algunas claves acústicas de sus experiencias
prenatales, como el ritmo cardíaco. Distinguen otros sonidos internos (a través de la resonancia de la
columna vertebral materna) y algunos externos. Aunque la mielinización de los nervios acústicos es
más tardía que para la vista, a los 6 meses de nacer ya han adquirido la mitad de la maduración
necesaria en comparación con el adulto y son lo suficiente sensibles como para detectar diferencias
en el tono de voz que caracteriza el habla especialmente dirigida a los niños. También prefieren las
voces de sus madres a las de otras personas.

El gusto y el olfato funcionan muy interrelacionadamente. La discriminación del dulce, lo agrio y
amargo antecede a la de lo salado. El olor y el sabor tienen una fuerte capacidad de evocación
biográfica. El tacto puede tener un efecto calmante y regulador de la respiración y del malestar. Para
la mayoría de primates, humanos incluidos, darse la mano, tocarse, es signo de proximidad
psicológica, de confort, seguridad, amistad.

El sistema somatosensorial – háptico, kinésico, propioceptivo
5
, cenestésico- también está presente en
el niño antes de nacer. Distinguen muy bien la temperatura.

El sistema nervioso implicado en la detección de la orientación postural y la estimulación vestibular
3

está ya mielinizado antes del nacimiento, siendo capaz el niño de experimentar sensaciones de
equilibrio, aceleración y gravedad. La verticalidad de nuestra postura nos da la posibilidad de una
experiencia muy particular en el mundo.

El sentido propioceptivo nos permite establecer una relación extensa en el espacio y con los objetos
que nos rodean en relación al cuerpo. Nos hace sentir que estamos en un espacio de tres dimensiones
y que podemos movernos en él (todas las artes marciales, el yoga, el Taichí, etc. se han hecho eco de
la importancia del cuerpo, desde el punto de vista kinésico y sensorioperceptual).

Nuestra percepción del espacio depende de nuestra experiencia del movimiento de nuestro propio
cuerpo en él. El desarrollo de todo este potencial requiere, no obstante, de un aprendizaje interactivo
por parte del cerebro y los órganos concernientes durante el desarrollo tanto prenatal como
extrauterino.

La experiencia de bebés y niños es multisensorial y holística. Por muy temprana que sea, la
experiencia sensorial del niño está en relación con las experiencias características de su cultura.
Podemos hablar de una antropología de los sentidos. Condiciones ecológicas y modelos culturales
influyen en la preponderancia o no de un sentido en determinados contextos, por medio de una
atención seleccionada y una percepción ecológica y socioculturalmente guiada y orientada.

Un ejemplo interesante es el de la preeminencia auditiva entre los kaluli de Nueva Guinea, bien
estudiados por Feld (1982). Estos privilegian el sentido del oído y el dominio de lo auditivo (y por
ende el de la música también y el del silencio) en un hábitat tropical muy frondoso y con poca luz.
Por los sonidos reconocen el movimiento de animales y la proximidad de personas, el canto de los
pájaros.

El manejo de la postura de los bebés también muestra una gran variabilidad cultural.

1.3.3. Vínculo, hormonas e intersubjetividad
El cerebro termina de crecer en tamaño y conectividad extrauterinamente, durante la ontogenia y las
experiencias que ésta propicia en un entorno eco social, pero que no habría crecido igual dentro del
útero materno.

El entorno habitual de los recién nacidos parece ser percibido de forma gestáltica, o configuracional,
como un todo. Algunos insisten que la atención de los recién nacidos a este escenario es
fundamentalmente de tipo sensoriocognitivo.

5
Propioceptivo: Se denomina sistema propioceptivo al conjunto de receptores y nervios que componen la
propiocepción: sentido que informa al organismo de la posición de los músculos, es la capacidad de sentir la posición
relativa de partes corporales contiguas. La propiocepción regula la dirección y rango de movimiento, permite reacciones
y respuestas automáticas, interviene en el desarrollo del esquema corporal y en la relación de éste con el espacio,
sustentando la acción motora planificada. Otras funciones en las que actúa con más autonomía son el control del
equilibrio, la coordinación de ambos lados del cuerpo, el mantenimiento del nivel de alerta del sistema nervioso central y
la influencia en el desarrollo emocional y del comportamiento. No hay definición del diccionario de la RAE.
Sin embargo, parece haber un interés de tipo relacional especial también que no se produciría si
todos aquellos estímulos fueran simulados por artificios no humanos. Esta tendencia relacional de los
primeros seis meses de vida ha sido denominada intersubjetividad primaria. Desde esta perspectiva,
la apertura social de los niños sería muy temprana. La aparición de la relación social temprana por
excelencia entre madre/cuidadora y recién nacido es el vínculo. Consiste fundamentalmente en una
relación afectivo cognitiva positiva con sus cuidadores.

No hay que olvidar los aspectos bioquímicos y hormonales del vínculo. La oxitocina ha sido
considerada como la hormona de la afiliación. Es responsable del inicio del parto y de la subida de la
leche. También se encuentra en el plasma sanguíneo y en el fluido cerebroespinal. Está asociada,
4

junto con la vasopresina, al cuidado parental y al vínculo entre parejas y su comportamiento
monógamo. La oxitocina parece estar implicada en efectos fisiológicos y comportamentales
inducidos por la interacción social en diversos contextos. Relacionarnos, para casi todos, nos produce
bienestar.

El vínculo es una forma de acoplamiento estructural que algunos consideran como el origen de la
socialidad.
La capacidad de establecer lazos afectivos duraderos tiene su prolongación a partir de los 6 meses de
vida aproximadamente. Las reacciones de los niños a partir de los 6/8 meses de edad a personas
desconocidas suele ser de una mezcla de curiosidad y miedo, dependiendo también del tipo de
relaciones establecidas entre los niños y sus cuidadores.

El vínculo tiene una indudable fundamentación emocional y social, y también cognitiva. Existe una
gran diversidad cultural en las formas de construcción, contextos e intensidades de estas relaciones,
que exigen un detenido examen etnográfico cross
6
cultural.

6
CROSS: prefijo ingles que puede sustituirse por TRANS (Tutora Centro Asociado Asturias, Yolanda Cerra).

Aunque haya mucho debate sobre estilos maternales, y de cuidado en general, y desarrollo cognitivo
infantil, se dan las consecuencias cognitivas negativas de la relación afectiva anómala entre padres y
niños severamente discapacitados, y por supuesto, en el caso del maltrato infantil. La psicología
clínica está llena de casos de retrasos cognitivos a partir de situaciones experienciales emocionales
deficitarias. La deprivación
7
social extrema puede producir un síndrome muy próximo al autismo.

7
Deprivación: Diccionario Panhispánico de Dudas (RAE): calco de la voz inglesa deprivation, que aparece en textos
médicos por una mala traducción del inglés: «Al dejar de fumar aparece un síndrome de deprivación» (Rapado Salud
[Esp. 1999]); «Otros procedimientos terapéuticos empleados para combatir la depresión [...] son la
electroconvulsionterapia y la deprivación del sueño» (Marcos Salud [Esp. 1989]). Debe sustituirse por los términos
privación, abstinencia, falta o carencia, según los casos.

Estos déficits de relacionalidad social no son siempre recuperables, pues, como en otros procesos de
desarrollo, existen momentos críticos para su producción / incorporación biopsíquica.

Más que de una inteligencia social hablaríamos entonces de una inteligencia dinámica, práctica,
implicada e implicante.

1.3.4. Imitación, identificación e intencionalidad:
El mapeo de una acción observada sobre zonas neuronales motrices ha sido estudiado para los
humanos, hallando que éstas parecen estar presentes sobre todo en el hemisferio cerebral izquierdo,
en el área de Broca.

Se ha comprobado en humanos que las áreas involucradas en la observación de una acción son las
mismas que cuando la persona investigada la ejecuta. Parece que lo que se elabora
predominantemente es el reconocimiento de objetivos mas que los movimientos mismos.

Rizzolatti y Arbib (1998) han relacionado estos sistemas neurológicos también con la evolución del
lenguaje, actualizando nuevamente las teorías gestuales del origen del lenguaje. La gente aprende a
pronunciar, no sólo por lo que escucha, sino principalmente por cómo ve que se articulan los
sonidos.

La extraordinaria capacidad imitativa de los niños ha sido investigada en distintos contextos
culturales, desde hace tiempo y por diversos autores. En general concluyen que hay una capacidad
para conectar un acontecimiento, su representación, memorización y acción en el bebé, de modo que
5

la imitación responde a una verdadera intención de éste para reproducir el gesto del adulto. Parece
que esta actividad imitativa sólo se da respecto de modelos vivos y no en casos de objetos
inanimados haciendo movimientos como robots.

Una de las capacidades de los bebés de responder al estímulo visual de los cuidadores es la sonrisa
social. Las sonrisas no sociales suelen darse durante el sueño en las fases REM (de movimiento
rápido de ojos) y es muy precoz. La sonrisa social es más tardía y es una expresión social
típicamente humana. A pesar de su variación cultural en cuanto a intensidad y contextos de
ocurrencia, es un rasgo ontogenéticamente universal de expresión en nuestra especie.

Con el tiempo, la capacidad de una memoria a más largo plazo permitirá no sólo imitar más
actividades, sino incrementar la distancia temporal entre la observación de la acción y su repetición.
Aunque la capacidad imitativa humana se da también en situaciones no mediadas lingüísticamente,
como es en caso del aprendizaje observacional presencial de rutinas, destrezas, habilidades y oficios,
desde el punto de vista ontogenético las destrezas en la manipulación de los objetos, el
comportamiento social imitativo y el lenguaje maduran de forma sincrónica y se facilitan
mutuamente.

Las implicaciones sociales de la imitación ya fueron puestas de manifiesto por el sociólogo Gabriel
Tarde (1962). Para éste, el fundamento de lo social se basaba en al imitación y cualquier innovación
implicaba en realidad la recombinación de imitaciones, cuyo éxito dependería de su compatibilidad
con las demás.

La diferencia entre imitación humana y emulación animal es que en el primer caso se adjudica
intencionalidad al actor al que se imita, mientras que la emulación es una copia. Niños de 12 meses
copian las acciones de los adultos de diferente manera según cuando les atribuyen una finalidad y
una coherencia entre acciones y objetivos. Copian estas acciones con mucha mayor frecuencia que
cuando la secuencia de actos es aleatoria. Incluso de forma exagerada, por sobre- imitación.

Posiblemente en esta sobre- imitación resida precisamente el éxito de la enculturación humana en
formas particulares y concretas. Porque las intenciones no son conceptos vacíos, abstractos, están
situados y socialmente significados, subrayando no sólo la intencionalidad de alcanzar determinados
objetivos, sino de hacerlo de un modo concreto, con un estilo cultural propio. Imitar no es hacer los
mismos movimientos sino tener la misma intención, tomar la perspectiva del otro. La imitación en
los humanos implica una conciencia del otro, de sus estados mentales, a la vez que una conciencia de
sí.

1.3.5. Comunicación social y socialidad comunicativa: comunicación infantil y habla
dirigida a bebés
El reconocimiento de caras y voces, la capacidad de imitar expresiones faciales, la sonrisa social, el
seguimiento de la mirada, apuntar señalando con el dedo, la atención compartida, la expresión de
emociones y necesidades mediante el llanto y los gestos y el balbuceo, son los principales rasgos
comunicativos que muestran los bebés y niños en el desarrollo anterior al habla.

Una de las capacidades de los bebés de responder al estímulo acústico y visual de los cuidadores es
la sonrisa social. Los niños sonríen más tempranamente a las voces que a las caras, sobre todo en los
primeros seis meses de vida. La sonrisa social suele aparecer alrededor de los 2/3 meses o incluso
antes. A pesar de su variación cultural, aparece ontogenéticamente alrededor del mismo tiempo. Su
ausencia en bebés autistas dificulta este tipo de ligazón entre madres e hijos, con efectos cognitivos
variables. Tampoco suelen iniciar la etapa de balbuceo ni son capaces de involucrarse en actividades
sociales conjuntas con las personas de su entorno. Por el contrario, los niños capaces de monitorizar
las reacciones adultas a sus reclamos pueden afinar sus vocalizaciones para conseguir una mejor y
6

más rápida atención.

El llanto varía en relación al contenido que expresa y a las posibilidades de satisfacción de ciertas
necesidades.

Eibesfeldt distingue entre cinco clases de comunicación sonora por llanto, según intensidad,
duración y frecuencia acústica: de contacto, al despertar o sentirse solo, de hambre, de sueño, de
enfado, de satisfacción y bienestar.

Hacia los 4 o 5 meses, comienza el balbuceo en los bebés, aunque la distinción entre fonemas es
anterior. A los 6 meses reconocen algunas palabras, frases estereotipadas y son capaces de ciertas
reorganizaciones fonéticas. A los 7 meses producen también silabas bien formadas.

Lingüistas como Jakobson no reconocieron valor lingüístico a esta práctica conversacionalista de la
comunicación infantil. Su idea era la de que el balbuceo no estaba relacionado con el desarrollo
fonológico ulterior y que se trataba de una producción se sonidos aleatoria. Por su parte, trabajos de
la psicóloga infantil Laura Petito y colegas han mostrado que el balbuceo tiene intencionalidad
lingüística y que se activan patrones neurológicos que también lo son durante el proceso de
producción del habla. Hacia los 2 años y medio o 3 se produce una explosión lingüística.

En la última etapa de la infancia va apareciendo poco a poco la capacidad de contar cosas para atraer,
persuadir, compartir y competir con los demás. Comienzan los juegos verbales con los iguales,
progresando hacia cierta creatividad lingüística que se desarrollará más adelante en la etapa juvenil.

Los cuidadores tienen una forma de comunicación específica, Baby talk, que exhibe un tono y una
frecuencia altos, una prosodia
8
exagerada que se repite muchas veces, frases cortas y separadas entre
sí, un hablar despacio, que incluso respeta el turno y contesta por el niño.

8
Prosodia: RAE: 1. Parte de la gramática que enseña la recta pronunciación y acentuación.2. Estudio de los rasgos
fónicos que afectan a la métrica, especialmente de los acentos y de la cantidad.3. Parte de la fonología dedicada al estudio
de los rasgos fónicos que afectan a unidades inferiores al fonema, como las moras, o superiores a él, como las sílabas u
otras secuencias de la palabra u oración.4. métrica Wikipedia: Rama de la lingüística que analiza y representa
formalmente aquellos elementos de la expresión oral, tales como el acento, los tonos y la entonación. La prosodia trata la
manifestación concreta en la producción de las palabras. Desde el punto de vista fonético-acústico a la variación de la
frecuencia fundamental, la duración y la intensidad que constituyen los parámetros prosódicos físicos. La prosodia puede
dividirse convenientemente en dos aspectos:1) El primero considera aspectos suprasegmentales, es decir, que trata la
entonación de la frase en su conjunto. 2) El segundo controla la melodía, fenómenos locales de coarticulación,
acentuación.

El umbral auditivo de los niños es más elevado que el de los adultos, por lo que los sonidos necesitan
ser más intensos para ser detectados. Las madres, se sitúan en una frecuencia más alta para ayudarles
a distinguir y guiarse por este habla respecto de otras concurrentes en el entrono. Como no
seleccionan todavía en base al conocimiento de la estructura lingüística, lo hacen por la prosodia.
Distintos sonidos y vocalizaciones se utilizan con efectos diferentes en el aceleramiento o
desaceleramiento cardíaco: el sonido bajo e ininterrumpido para calmar, corto y abrupto para
prohibir. También para acompañar el proceso de alimentación, la manipulación postural del bebé,
etc. El cuidador explota intuitivamente las predisposiciones de niños a responder diferencialmente a
cualidades acústicas particulares de los sonidos.

Hay una estrecha relación entre las emisiones vocales particulares y los estados motivacionales:
hablar sonriendo modifica el tracto vocal humano, resultando en una elevación del tono. Por medio
de la melodía de la voz del cuidador, su entonación, y su expresión facial, se accede a una
comunicación interpersonal también sobre su estado de ánimo, obteniendo una experiencia crucial
temprana en la lectura de la mente. Por medio del análisis de la expresión de la cara y las emociones
7

que refleja, los niños pueden aprender sobre el mundo de los objetos y la relación de los humanos
con este: gustos, preferencias, valor, sorpresa, miedo, disgusto. Este proceso multisensorial se ha
llamado referencia social y permite al niño aprender la cualidad y valencia
9
emocional de objetos y
situaciones.

9
Valencia: RAE: 1. Biol. Capacidad de un anticuerpo para combinarse con uno o más antígenos.2. Quím. Número que
expresa la capacidad de combinación de un átomo o radical con otros para formar un compuesto. La unidad se atribuye al
hidrógeno. Wikipedia: La Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) ha hecho algunos intentos de
llegar a una definición desambigua de valencia. La versión actual, adoptada en 1994, es la siguiente:4 El máximo número
de átomos univalentes (originalmente átomos de hidrógeno o cloro) que pueden combinarse con un átomo del elemento
en consideración, o con un fragmento, o para el cual un átomo de este elemento puede ser sustituido. Esta definición
reimpone una valencia única para cada elemento a expensas de despreciar, en muchos casos, una gran parte de su
química. La mención del hidrógeno y el cloro es por razones históricas, aunque ambos en la práctica forman compuestos
principalmente en los que sus átomos forman un enlace simple. Las excepciones en el caso del hidrógeno incluyen el ion
bicloruro, [HF2]−, y los diversos hidruros de boro tales como el di borano: estos son ejemplos de enlace de tres centros.
El cloro forma un número de fluoruro—Cl., ClF3 y ClF5—y su valencia, de acuerdo a la definición de la IUPAC, es
cinco. El flúor es el elemento para el que el mayor número de átomos se combinan con átomos de otros elementos: es
univalente en todos sus compuestos, excepto en el ion [H2F]+. En efecto, la definición IUPAC sólo puede ser resuelta al
fijar las valencias del hidrógeno y el flúor como uno, convención que ha sido seguida acá.

En este tipo de lenguaje también se incluyen las imitaciones repetidas que los cuidadores hacen de
las propias vocalizaciones de los niños. No obstante, diferencias culturales y lingüísticas informan
también el tipo de habla interaccional que caracteriza este tipo de comunicación cuidador-bebé.

Distintas culturas socializan lingüísticamente de diversa manera, aunque este aspecto interactivo es
muy común (Los kaluli no valora como apropiado dirigirse directamente a los niños bajo ninguna
forma de habla especial). Aunque en algunos contextos etnográficos no haya habla directa a los niños
del tipo que aquí estamos describiendo, los niños aprenden la lengua siempre que experimenten ésta
en un contexto interactivo en el que están co-presentes, aunque no sean co-participantes.

1.3.6. Relaciones dialógicas y aprendizaje guiado co-participativo:
La socialización consiste en un complejo proceso basado en relaciones dialógicas y cooperativas,
más o menos explícitas, entre un aprendiz y un maestro, en este caso entre bebés y cuidadores.
Dialógica significa que esta relación es fundamentalmente interactiva, entre dos, tres, varios. La
escuela rusa de psicología social de Vygotsky fue pionera en relacionar conocimiento y procesos
sociales, enfatizando la importancia de los procesos de socialización. Para Vigosky el desarrollo era
inconcebible sin analizar el contexto social y cultural en que se produce.

El contexto de la interacción compartida que se da en la socialización humana incluye de forma
progresiva el ejercicio del contacto visual, la imitación, la co direccionalidad de la mirada, el gesto
de apuntar, una atención conjunta y una educación guiada de la atención.

Por medio del contacto visual directo se va configurando una relación mutua implicante e implicada.
La acción deíctica
10
de señalar con el dedo es un gesto para indicar, para señalar el mundo desde un
lugar, una posición. Es precursor tanto de protoimperativos (estos son las solicitudes pragmáticas de
un niño a un adulto para que éste haga algo, le dé un objeto, etc. presuponen ya, en alguna medida,
principios de atribución de intencionaliddad)) como protodeclarativos (son llamadas de atención o
comentarios a un adulto sobre objetos, personas, estado de cosas de un mundo que los dos saben que
el otro comparte).

10
Deíctica: RAE: 1. adj. Ling. Perteneciente o relativo a la deixis.2. m .Ling. Elemento gramatical que realiza una
deixis: 1. f. Ling. Señalamiento que se realiza mediante ciertos elementos lingüísticos que muestran, como este, esa; que
indican una persona, como yo, vosotros; o un lugar, como allí, arriba; o un tiempo, como ayer, ahora. El señalamiento
puede referirse a otros elementos del discurso o presentes solo en la memoria. Invité a tus hermanos y a tus primos, pero
estos no aceptaron. Aquellos días fueron magníficos. Wikipedia: La deixis o deíxis es la parte de la semántica y la
8

pragmática que está relacionada con las palabras que sirven para indicar otros elementos. Palabras como tú, hoy, aquí,
esto, son expresiones deícticas, que nos sirven para señalar personas, situaciones, lugares, etc. Deixis procede de la
palabra griega δεῖξις (deîksis, déixis, "exposición, indicación, demostración"), derivada de δείκνυμι (deíknymi,
deiknỳnai, "mostrar, indicar"). En pragmática, las expresiones deícticas dependen, para su correcta interpretación, del
contexto del hablante, sobre todo del contexto físico, de los elementos extralingüísticos. Si alguien nos dice: "tendrás que
llevarlo allí mañana" y no conocemos el contexto, no seremos capaces de entender a qué se refiere la oración. Hay
distintos tipos de deixiss: social, personal, de lugar, de tiempo.
Llamar al proceso de enseñanza/aprendizaje transmisión es un error. Porque lo que hacen los
cuidadores- socializadores es elicitar
11
y estructurar las habilidades infantiles mientras se les cuida,
se les alimenta, se les duerme, etc. El aprendizaje atencional cooperativo en contextos de interacción
cotidiana proporciona mecanismos inductivos a partir de los cuales podrán construir selectivamente
los suyos propios.

11
Elicitar: Wikcionario: 1.En Lingüística, Sociología, Psicología: obtener de manera provocada información de una
fuente (Sinónimos: sonsacar) 2. En Sociología, Psicología, Aprendizaje Experiencial: Inducir a alguien a hacer algo
(Sinónimos: incitar, suscitar). Diccionario Panhispánico de Dudas (RAE): elicitar. Adaptación innecesaria del verbo
inglés to elicit, que aparece a veces en textos de psicología con el sentido que corresponde a los verbos españoles
provocar, suscitar u obtener, según los casos: «Tuvimos éxito con el procedimiento de elicitar discusiones maritales
reales y lograr el interés de las parejas en la conversación» (Psicología [Chile] 2002); «Información elicitada de los
estudiantes en vez de administrada a los mismos» (Becoña/Palomares/García Tabaco [Esp. 1994]); en el primer caso
debió decirse provocar o suscitar discusiones y, en el segundo, información obtenida.

El aprendizaje necesita de la categorización perceptual, la memoria y, también de estructuras
cerebrales. Es el sistema límbico
12
y, en concreto la amígdala, las zonas cerebrales involucradas en la
elaboración de las emociones, pero son las conexiones de este sistema con el neocórtex frontal lo que
permite dotar de carga emocional al mundo conceptual, que es justo lo que ocurre durante el proceso
de socialización. Lo que harían los cuidadores sería acompañar determinados estímulos con
refuerzos valorativos-emocionales, facilitando determinada experiencia en un contexto interactivo.

12
Sistema límbico: RAE:(*) Anat. Parte del cerebro implicada en las emociones, el hambre y la sexualidad.(*) Avance
de la 23ª Edición.

En este proceso crean un diálogo que implica al niño en niveles de comunicación intencional más
complejos y aprende a reaccionar en relación con lo que se espera de él, estimulando al cuidador a
utilizar estos resultados como punto de partida para nuevas situaciones e interacciones. Es un
proceso de andamiaje (Bruner), para ayudarle a auto producir cada vez nuevos recursos para las
etapas siguientes, donde cada ciclo incorpora nuevas entradas producto del ciclo anterior. Vygotskty
denominó este espacio de encuentro como Zona de Desarrollo Próximo.

Una forma ideal de pensar juntos se realiza mediante el habla exploratoria que muchos maestros
utilizan en las escuelas: se ofrece información relevante para ser conjuntamente considerada, las
propuestas se discuten a partir de razones y alternativas. El acuerdo se busca para progresar
conjuntamente y se da cuenta pública del saber y el razonamiento.

Roger D’Andrade habla de descubrimiento guiado y otros de participación guiada. El niño no es un
recipiente pasivo de la acción de otros, sino que colabora directamente a crear la situación
cooperativa dialógica, tanto para el mismo como para los que enseñan. El aprendizaje no es un
desenvolvimiento unidireccional de habilidades sino un proceso dirigido y compartido por unos
mediadores y un aprendiz activo. Igual que aprenden a ver, a mirar, pueden aprender a aprender, un
meta-aprendizaje.

El juego, como actividad cooperativa progresivamente formalizada mediante reglas es también un
importante escenario para el aprendizaje preparatorio de la interacción social coordinada regulada.

1.3.7. Precursores sociales del lenguaje
9

La socialización es posible gracias a las capacidades comunicativas, no sólo lingüísticas, de las
personas entre sí. Y viceversa: la comunicación humana hunde sus raíces en el entorno social que la
estimula, propicia y desarrolla.

Jerome Bruner y Greenfield y Olver, insistieron en la importancia de la atención compartida entre
niños y cuidadores como precursora del lenguaje. Este estilo comunicativo cooperativo, bajo
condiciones particulares de atención compartida y acción conjunta le prepara para otras formas de
comunicación más complejas, como la adquisición del lenguaje, con todas sus formas para
lingüísticas, prosódicas, códigos de respeto, cortesía, intensidades de ostensión, etc.

Es importante recordar que, como para la imitación, no es absolutamente imprescindible que, para
aprender a hablar, los niños participen directamente en el intercambio lingüístico. Basta con que sean
agentes vicarios
13
de dicha comunicación. Es muy posible que esta afirmación también pueda
aplicarse al aprendizaje de otras capacidades, prácticas y representaciones.

13
Vicario: RAE: 1. adj. Que tiene las veces, poder y facultades de otra persona o la sustituye. U. t. c. s.2. m. y f. Persona
que en las órdenes regulares tiene las veces y autoridad de alguno de los superiores mayores, en caso de ausencia, falta o
indisposición. Wikipedia: El aprendizaje vicario o social es una forma de adquisición de conductas nuevas por medio
de la observación. En la terapia de la conducta se llama también modelado y, en el contexto de la Psicología, conductual
o conductismo-modelamiento. En el aprendizaje vicario, el refuerzo es de otra índole y se basa en procesos imitativos
cognitivos del sujeto que aprende con el modelo. En los primeros años, los padres y educadores serán los modelos
básicos a imitar.

La estimulación social del juego ejerce también un papel decisivo en el desarrollo neurológico
humano.

¿Qué pasa con los niños mudos, y con los sordos? Los niños con incapacidad para el habla producen
sus lenguajes de signos particulares. Hijos de padres sordos, expuestos deficitariamente al habla,
desarrollan esta capacidad pero no con la misma competencia en todas las áreas de la lengua.
Aprenden el lenguaje de símbolos sin dificultad, como lenguaje natural. En realidad la no exposición
a un sistema convencional de comunicación limita algunas capacidades lingüísticas.

Las destrezas en la manipulación de los objetos, el comportamiento social y el lenguaje maduran de
forma sincrónica y se facilitan mutuamente. La experiencia directa del mundo se realiza
normalmente en contextos sociales y acompañados muchas veces de habla. El niño, aprende a
significar mucho antes que a hablar. El significado de las palabras se genera en contextos por medio
del diálogo, la acción, la manipulación de objetos con otros. Los niños no aprenden primero el
sentido literal de una expresión sino los sentidos pragmáticos sociales, que se alteran cuando se pasa
del lenguaje oral al escrito. Al menos en nuestra cultura y según diversos experimentos de
asociación, las palabras siguen a los objetos como una característica fonológica de los mismos (por
tanto una relación metonímica). Con el tiempo, esta relación entre la palabra y el objeto, iría
sufriendo procesos de abstracción, es decir, construyendo una arbitrariedad entre palabra y objeto
que no existía antes en su experiencia directa con el objeto y su nombre asociado como parte del
mismo.

Chomsky tenía razón: todos los niños aprenden a hablar alrededor de la misma edad. Pero no porque
haya un o varios genes del lenguaje o dispositivo innato para la adquisición del lenguaje. Si
aprendemos a hablar es por la articulación hacia la misma edad de multitud de emergencias de
sistemas en desarrollo que dependen de:

1. Disposiciones perceptosensoriales y anatómicas
2. Un paisaje sociocultural que proporciona el contexto.

Mucho antes del habla, de la verbalización, se han desarrollado capacidades y destrezas sociales,
10

relacionales, categoriales, comunicacionales, cognitivo emocionales, simbólicas.

1.3.8. Hacerse nativo: enculturación
Uno no se socializa en vacío, sino en formas y relaciones concretas. Uno no aprende a ser humano en
abstracto, como el individuo de la Declaración de Derechos del Hombre, sino que llega a serlo desde
un modo cultural concreto, socializado en formas locales de estar en el mundo.

Se aprende a ser social en conexión con factores ideográficos, normativos, políticos, productivos,
territoriales etc., histórica y etnográficamente concretos. Construimos, vivimos, compartimos
socialidad mediante nuestra participación activa en ámbitos de socialización, aprendizaje,
negociación, discusión y renovación.

Por eso de alguna u otra manera, toda socialización es etnocéntrica, su entorno es la medida, lo
mejor, lo únicamente posible, aunque la tolerancia y la solidaridad pueden ser transmitidas y
aprendidas desde muy temprano. La cultura no se hereda como se dice erróneamente, porque no es
un compendio de informaciones transmitidas. No se transmite nada. Lo que hacen las personas es
envolverse, implicarse, involucrarse en modos específicos de hacer, sentir, expresar, comunicar,
comprender, interpretar.

1.3.9. Parenting: aprender a cuidar:
Son relevantes las distintas formas de cuidado de padres/cuidadores e hijos, lo que se ha denominado
como parenting. Estas formas marcan ciertas diferencias idiosincráticas en los niños que se
socializan.

Invertir en los hijos es también invertir en los nietos, en cómo aquellos cuidarán a éstos, lo mismo
que los niños aprenden a cuidar a sus cuidadores según estos cuiden a los suyos.

1.4. SOCIALIDAD Y RELACIONALIDAD

1.4.1. Socialidad humana
Nuestra socialidad es socializante, porque nuestras relaciones con nuestros cuidadores, compañeros,
parientes, amistades, colegas, nos informan nos afectan, nos enseñan, nos cambian. Especialmente en
la infancia, juventud y adolescencia, pero a lo largo de toda nuestra ontogenia.

La socialidad humana no está inscrita en nuestros genes. El sistema límbico, con sus sistemas de
regulación y evaluación emocional, junto con sus conexiones neurales con el córtex prefrontal, serían
los fundamentos neurofisiológicos de nuestra socialidad, desarrollada en contextos ontogenéticos
propicios gracias al entorno humano en el que nacemos y/o nos socializamos.

El neodarwinismo entiende la socialidad como un vivir en grupo. La comprende igual que el
comportamiento, como un fenotipo resultado de la interacción del genotipo con un entorno exterior
que se nos impone. Para estas teorías el ser humano es un compuesto de genes, cultura y
comportamiento.

La socialidad no es agregación, co-presencia o mera interacción. Los insectos sociales interaccionan
cooperativamente, no se relacionan cooperativamente. La vida social no es un patrón de
interacciones sino el despliegue de relaciones, como un proceso de creación continua en el tiempo.
La socialidad es la dinámica generativa. La sociedad tampoco es un conjunto de relaciones sociales
sino un proceso de mutua relacionalidad entrecruzada entre unos y otros en el contexto de sus
historias de vida.

1.4.2. Sociedad y cultura
Desde las ciencias sociales se ha entendido la sociedad como el producto de las relaciones sociales, o
11

como conjunto de éstas. También el estructuralismo marxista. Aquí siempre hemos preferido hablar
de socialidad y sus diversas formas de organización.

La Antropología Social/Cultural ha sido en parte también responsable de la esencialización de las
culturas, no solo como Antropología colonial al servicio del colonialismo y sus formas de
construcción del saber para controlar y administrar, sino en su ánimo relativista, mediante la
realización de monografías, descripciones acotadas de grupalidades supuestamente homogéneas,
coherentes y acotadas.

La oposición entre sociedad y cultura ha merecido ríos de tinta en las Ciencias Sociales. Sin embargo
no hay relaciones sociales en abstracto ni cultura fuera de las relaciones sociales.

Ward Goodenough habló de cultura para referirse a lo que hace falta saber para operar
razonablemente efectivamente en un entorno específico. Parecido a la dicotomía saussuriana entre
lengua y habla.

Cultura tampoco es sólo lo que se entiende por simbólico, o la superestructura, la ideología, la forma
de pensar, la lengua, la religión, las creencias, el arte, etc. Parentesco, economía, organización
política, etc. no son menos culturales.

Otros definen la cultura como una dimensión de las relaciones referida a los procesos de transmisión
intergeneracional no genética.

Ángel Díaz de Rada ha intentado poner un poco de orden en qué consiste este concepto. La cultura
es la forma de la acción social, es una propiedad de la misma. Lo que la define son las pautas de
cómo orientamos nuestro comportamiento en la relacionalidad y la interacción social. La cultura es
el discurso de un conjunto de reglas convencionales puestas en práctica en el tiempo de las
situaciones sociales. Se trata de la forma convencional que un agente imprime a su acción en una
situación concreta. Un mismo actor puede imprimir diversas formas a sus acciones en distintos
contextos y ser, por tanto, policultural. No es una propiedad de las personas ni de los territorios, ni de
las naciones. Lo importante es que dota a la acción de una cualidad. Parece más adecuado utilizar el
término sociocultural como cualidad intrínseca de las producciones humanas. Si hablamos de
procesos socioculturales, estamos poniendo el énfasis en que es el dinamismo lo que cuenta.

Las culturas son precisamente los procesos no lineales de creación y reorganización, descripción y
redescripción colectiva de las condiciones de existencia y significado de los seres humanos. Cultura
es un concepto no exento de discusión y polémica.

1.4.3. Individuo y sociedad
La sociedad no es un conjunto de individuos que deciden vivir juntos. Ser social no es meterse en
una sociedad, como si ésta fuera un contenedor. La totalidad es más que la suma de las mismas,
puesto que se generan dinámicas complejas. Lo social es parte de la persona. Como dijo Marx, la
persona incorpora lo colectivo. En Occidente, nuestro sentido común (construido sociocultural e
ideológicamente) nos hace ver el mundo en fragmentos, incapacitándonos a menudo para una visión
más relacional, envolvente y holística de lo que nos rodea. Separamos por la imposición de una
lógica de abstracción. Las personas, los colectivos, no están separados, están envueltos en una
totalidad relacional.

1.4.4. Cooperación y altruismo
La cooperación consiste en poner la socialidad al servicio de un proyecto colectivo, que beneficie a
todos. En ciertas especies cooperar asegura la supervivencia orgánica, psicológica y social.
Las actitudes y comportamientos socioculturales como la solidaridad, la entrega, el sacrificio etc. son
más bien debidos al hábito, la costumbre y la instrucción. En la medida en que puedan hacer un
12

grupo más compacto y fuerte que otros, podría influir en la supervivencia de unos grupos por otros,
influyendo así, indirectamente, en la selección natural.

Kropotkin encontró en la cooperación y en la ayuda mutua el motor de la evolución, y no en la
lucha por la supervivencia defendida por Huxley y antes por Hobbes.

El pensamiento cooperativo es una práctica sociocognitiva para la resolución de problemas o tareas
difíciles. De ahí que pueda pensarse en su posible papel evolutivo en los procesos de hominización,
en ámbitos como la evaluación se situaciones, la toma de decisiones, la mejora de las condiciones de
vida.

La pro-socialidad, como apertura cognitiva y emocional hacia los demás y a la interacción y
relacionalidad, está ligada al altruismo, la cooperación y a la reciprocidad. La empatía, sería un
precursor del altruismo, como un movimiento hacia la comprensión de los estados emocionales del
otro. Los niños suelen ser socializados en la obligación de compartir como parte intrínseca de sus
relaciones sociales. La agitación al ver a otras personas con malestar se observa ya a partir de 1 año
de edad. A partir de los 2 años ya intentan consolar a las personas tristes para que se sientan mejor,
quizás por imitación de lo que han visto en sus cuidadores.

La mayoría de las religiones monoteístas también han instigado la ayuda y el sacrificio por la
comunidad.

Parece que el comportamiento cooperativo en primates no humanos se restringe a los parientes y a la
reciprocidad inmediata con otros, pero no se extiende a individuos que no conocen. Parece que el
altruismo es limitado en primates no humanos. Podríamos decir que las preferencias por el cuidado o
la atención a los demás son rasgos derivados específicamente humanos en cuanto a que están
vinculados a la capacidad para el aprendizaje, una teoría compleja de la mente, la capacidad para
asumir el lugar de otro y el juicio moral.

1.4.5. Competencia e interés
El altruismo y la cooperación han sido objeto de análisis por parte del Neodarwinismo, la síntesis
entre las teorías evolutivas de Darwin y la genética mendeliana. La Sociobiología ha intentado
aplicar las teorías neodarwinistas de la selección natural y el determinismo genético al ámbito de lo
social. El altruismo se ejerce sobre todo con aquellos relacionados por parentesco y, por ende, con
aquellos que tienen gran probabilidad de tener nuestros mismos genes. La cooperación, el altruismo,
serían en última instancia reflejo del interés propio: si se beneficia al grupo, se está beneficiando a
uno mismo.

Hamilton habló de la selección por parentesco; Trivers de altruismo recíproco; Wilson de inclusive
fitness; Dawkins propuso la metáfora del gen egoísta.

El costo personal del altruismo y su relación con el beneficio social en contextos organizativos en
bandas y aldeas ha sido también investigado desde la economía y la teoría de juegos. Desde estas
perspectivas la estrategia evolutiva estable para la continuidad grupal sería observar la norma social
de buena conducta (cualquiera que sea que no perjudique al grupo) y castigar al que la viola.

Bajo estas teorías subyace una muy particular concepción del hombre y del mundo, que pinta al
primero como un ser calculador e interesado y al segundo como un medio de recursos escasos por los
que hay que luchar y enfrentarse con otros competidores. Paradigmas de la economía neoclásica y la
idea de que todo individuo persigue su propio interés, explican poco de la complejidad motivacional
y pragmática humana al ignorar las posibilidades interactivas, evaluativas y de toma de decisiones en
contextos pragmáticos dinámicos. Por ello el Neodarwinismo está incapacitado para comprender la
13

complejidad humana. Mientras la unidad de análisis siga siendo el gen, el individuo, la especie, o las
poblaciones en el sentido exclusivamente estadístico de unidades discretas fragmentarias, no pueden
aportar grandes novedades a una teoría dinámica y compleja de la evolución humana como proceso
de cambio biopsicosociocultural.

No podemos olvidar que los intereses individuales también están socializados. Por ej. el afán de
lucro, la corrupción, el deseo de convertirse en millonario de repente ¿Es que estos modelos y deseos
no están socialmente determinados a partir de un modelo cultural que basa la identidad y el bienestar
en la posesión?

Según las teorías maquiavélicas, la inteligencia social de los primates habría evolucionado para
prever y anticipar las intenciones de los otros, y, si se puede, engañar y manipularlos en beneficio
propio, de los parientes, o de los amigos. Nuestra inteligencia social debería su evolución tanto o más
a la cooperación, la reciprocidad, la confianza y el intercambio.

Desde este pesimismo antropológico se diría que toda cooperación es interesada. Sabemos que las
buenas acciones reportan beneficios psicosociales, cognitivos y afectivos, Reducen las hormonas del
stress y por ello mejoran la salud cardiovascular y potencia el sistema inmunológico. El
agradecimiento y reconocimiento recibido estimulan la producción de endorfinas y el sentimiento de
recompensa. Sentimientos positivos de conexión con el resto de seres humanos producen sensación
de realización personal, bienestar, felicidad y alegría de vivir.

1.4.6. Cooperación a gran escala: de sociedades de bandas y aldeas a las sociedades
estatales:
Según la reflexión neodarwinista de la cultura, la cooperación con extraños que se observa en formas
de organización social compleja parece que desafía el principio sociobiológico de la selección por
parentesco y la reciprocidad con estos.

La sedentarización y la producción masiva de alimentos, produjo un incremento demográfico, la
división del trabajo y la aparición de elites desvinculadas del proceso productivo. Richarson y Boyd
intentan explicar cómo fue el paso. La idea que mantienen es que nuestra colaboración se basa en los
―instintos sociales tribales‖ que evolucionaron en el Pleistoceno para adaptarnos a la convivencia en
unidades mayores. Estos instintos dan lugar a la cohesión grupal y a la acción conjunta estratégica
necesaria de la tribu y fueron seleccionados grupalmente en consonancia con la evolución cultural y
sus instituciones hacia una mayor complejidad. Los instintos tribales se superpondrían a instintos
más antiguos como la selección por parentesco.

Que duda cabe de que las formas de socialidad ligadas al vínculo familiar no desaparecen. Estos
procesos de recreación emocional, solidaria y cooperativa han sido ya investigados en los estudios
sobre etnicidad en la Antropología y Sociología urbana sobre nuevas formas emergentes de
vinculación en la sociedad postindustrial compleja y sus supuestas desestructuraciones sociales. Los
partidos y la propaganda política manejan bien este recurso.

La cuestión es si la pregunta pertinente es otra en lugar de cómo es que colaboramos en instituciones
de las sociedades complejas y con gente que no conocemos. Aprendimos una socializad ampliada
(no reducida al entorno directo de nuestros cuidadores) en los procesos de socialización. De ahí el
factor humano de toda empresa colectiva que los dirigentes quieren promover y la sonrisa de toda
institución. Sin embargo, la cuestión más relevante es en qué formas se produce la cooperación y si
lo que se produce puede llamarse así.

1.4.7. Conflicto y agresión, violencia y guerra
El conflicto es consustancial a las relaciones humanas, del mismo modo que lo pueda ser el
14

altruismo. Entre iguales y cercanos también se producen continuos roces y conflictos en la vida
diaria cotidiana.

La mayoría de los encuentros conflictivos entre individuos y grupos de la misma especie se
resuelven a partir de gestos agonísticos, con algún que otro encontronazo. Gran parte de la
agresividad en mamíferos que viven grupalmente se produce entre los machos, también ligado no
linealmente a la producción de ciertas hormonas como la testosterona y la adrenalina.

Existe una enorme diversidad de comportamientos entre distintas especies. La agresividad suele
depender en general de las condiciones socioecológicas que constituyan su entorno habitual.

La oscilación entre la resolución de conflictos mediante el diálogo, el intercambio, y la violencia
organizada o no, es algo consustancial a los seres humanos, como humanos y como primates. Desde
sociedades organizadas hemos inventado diversos roles y agencias de mediación para re-establecer la
paz social.
La guerra en sociedades estatales tiene un carácter fundamentalmente distinto. Sobre todo porque
suele ser expansionista, fundado en intereses político-militares y económicos de sus clases dirigentes.
Muchas guerras están instigadas por intereses corporativos q se ocultan tras el mandato compulsivo
de sacrificarse por el faraón, el rey, la patria, manipulando las lealtades personales y colectivas. En la
actualidad, en los países desarrollados, es una industria armamentística, energética, mediática,
ideológica, incluso financiera.

1.4.8. Socialidad colectiva: grupalidad, comunidad, reticularidad
La socialidad humana se desarrolla en torno al vínculo, el cuidado de la prole y su compartición, la
sexualidad, la residencia, la protección, la provisión de alimento y la comensalía, la división del
trabajo, el parentesco, los grupos de edad, la amistad y el juego, las relaciones intergeneracionales,
etc.

Desde la Psicología Social se ha subrayado la tendencia humana a la grupalidad. Cuadrillas, gremios,
asociaciones profesionales, lúdicas, religiosas, solidarias, etc. son algunas de las múltiples
encarnaciones de esta propensión humana a juntarnos y compartir motivación, deseo, acción,
creencias. La grupalidad constituye una adscripción colectiva que puede ir desde la totalidad de la
definición del sujeto y su campo social en forma de pertenencia y lealtad exclusivas; o bien puede
definir ciertas parcelas y ocasiones de su socialidad, mediante lazos flexibles, con límites difusos.

Desde una economía instrumental de la socialidad, Putnam menciona diversas formas de capital
social según el tipo de lazo que implican. Un tipo más intensivo y estrecho sería el intrafamiliar e
intragrupal exclusivo de parientes, amigos, vecinos; otro más intercultural y un tercero más
asociativo q crearía conexiones entre comunidades e instituciones que permitirían el flujo de
información, influencias y oportunidades.

El modo en que se relacionan identidad, pertenencia y conciencia, la intensidad y reversibilidad entre
estas dimensiones, define un tipo de grupalidad que ha sido denominada comunidad.

Por ello, una comunidad no sería un grupo sino más bien una forma de organizar conceptualmente e
interpretar el mundo.

Conciencia grupal remite a cómo el grupo se reconoce y representa a sí mismo como tal. Es una
autorepresentación colectiva. Ningún lazo social entre sujetos se da en abstracto, fuera de las
estructuraciones, ensamblajes, identificaciones sociales a las que los relacionados estén vinculados
de forma más o menos duradera, objetivada, reconocida socialmente.

15

Por tanto, analíticamente hablando, los grupos no son dados, existentes previamente a las historias
de su constitución y objetivación mediante prácticas, discursos y representaciones. Es decir, los
grupos se construyen.

Finalmente, hay que decir que el sujeto colectivo, tanto como grupo clasificatorio, como actor
colectivo, siempre es una agrupación heterogénea.

INTRODUCCIÓN
para el estudio de la asignatura
Yolanda Cerra (tutora Centro Asociado Asturias)

Se debe seguir un ritmo de 40-50 páginas semanales permitiría tener leído todo a mediados de
mayo.

VOCABULARIO

El vocabulario de la asignatura tiene diversos y variados orígenes, no solo antropológicos (ver
comunicación profesora en el foro el día 22 febrero y su introducción al manual).

Os aconsejaba leer el anexo, relativo a la teoría general de sistemas y teoría del caos. Una ampliación
del mismo está en el libro Evolución, cultura y complejidad, cuya autora es también Eugenia
Ramírez. Se trata de uno de los manuales de Hominización, que en el Grado se llama Evolución
Humana. Allí encontraréis el mismo tipo de texto pero con ejemplos clarificadores; previsiblemente
volverá a ser manual de esa asignatura.

Familiarizarse con conceptos como autopoiesis, atractor, espacio gravitacional, emergencia, rizoma,
sistema, entorno, cerramiento operacional, acoplamiento estructural, co-ontogenia, recursividad,
avalanchas, etc. no es una pérdida de tiempo sino un atajo que os permitirá comprender mejor el
texto de estudio, pues suelen ir apareciendo cuando menos se espera.

Yo tampoco desdeñaría buscar en google ―fractal‖ y ―atractor‖; saldrán imágenes clarificadoras. O
teoría del caos y efecto mariposa (en youtube, ―teoría del caos, Benjamín Button‖). Pero estoy
hablando desde una perspectiva de Humanidades; habrá quien tenga formación en otros ámbitos y le
resultará familiar todo esto.

En general, si veis palabras que no comprendéis y que no están en el diccionario de la RAE, no os
preocupéis. Lo más probable es que en el mismo párrafo haya más de un sinónimo o una expresión
que nos permita comprender. En algunos casos las explicará unas páginas más adelante. Dos
ejemplos: socialidad o relacionalidad (y no sociedad o relación) lo explica más adelante, en el
capítulo correspondiente. Y ―propioceptivo‖ creo que aparece por primera vez en la p. 80 pero no lo
explica hasta el tercer párrafo de la 82.

Hay mucho lenguaje específico de desarrollos concretos de disciplinas de muy diverso pelaje. En
algún caso se trata de neologismos o traducciones del inglés (el prefijo cross-, traducidlo por trans-).
La profesora ha estado en Cambridge dos años; lo habréis leído en la nota 1.

Aconsejo vivamente estudiar en compañía. En compañía de google. Básico. Elicitar, valencia,
qualia…apoptosis, háptico…, stasis o equilibrio puntuado… allí está todo. Google, la mejor
compañía anti-agobio.

Por cierto, alguna de estas cuestiones no específicamente antropológicas (en el sentido europeo), o
que tienen que ver con la Neurociencia, la Biología, Etología Animal, etc., pueden aparecer en
16

documentales o en programas como Redes (Punset).


TEMA 1 Yolanda Cerra (tutora Centro Asociado Asturias)

En primer lugar, para hacerse una idea de dónde estamos, deben considerarse las perspectivas desde
las que está escrito el libro. En la introducción del manual de estudio, la profesora escribe que
siempre estuvo interesada por los procesos de construcción –atención a las dos palabras: ―proceso‖ y
―construcción‖- de la socialidad, etc. Y que su perspectiva era ―constructivista‖ pero atenta a los
procesos de ―objetivación social‖, en un juego interdisciplinar entre Antropología y Sociología. Más
tarde se interesó por el programa de las Ciencias Cognitivas, teorías del conocimiento incorporado y
experiencial, Ecología de la percepción, Etología de la cognición, evolucionismo, teorías de sistemas
en desarrollo, Psicología crosscultural, Psicología social, etc. Por esa razón existe un vocabulario
científico tan variado, pues bebe de muy diversas fuentes.

Mi idea es tratar de aconsejar para optimizar el estudio y la comprensión de los textos. Por eso creo
que, aparte de familiarizarse con conceptos clave ya indicados en la conversación anterior del foro,
os aconsejaría que os fijarais en algunas cuestiones, como en la oposición entre Naturaleza/Cultura y
otros falsos dualismos: individuo/sociedad, cultura/sociedad.

En este sentido, respecto a la primera de las oposiciones, fijaos en las críticas hacia desarrollos
teóricos que ponen demasiado énfasis en los genes o en lo natural separado de lo sociocultural.
Críticas al neodarwinismo o teoría sintética de la evolución (Darwin+Mendel): Críticas a la
Sociobiología y Críticas a una evolución basada en los instintos.

Estas críticas no siempre están agrupadas, sino que van saliendo a medida que se lee el libro. Por
ejemplo, la primera, junto con la crítica al behaviorismo, aparece en la página 30, después en la 111,
etc.

Y, en segundo lugar, aprender conceptos claves en Antropología actual como intersubjetividad, así
como el esencialismo, para comprender las críticas al mismo. Quienes estén cursando Etnografía,
pueden ver estos conceptos en los libros de Honorio Velasco y Díaz de Rada (La lógica de la
investigación etnográfica) y Díaz de Rada (Cultura, antropología y otras tonterías).

En el tema 1, además, se cita el concepto tan antropológico de communitas de V. Turner. Frente a la
estructura como sistema diferenciado, culturalmente estructurado, segmentado, a menudo
jerárquico, de posiciones institucionalizadas, la communitas representa a la sociedad como un todo
indiferenciado y homogéneo, no segmentado en roles y status (surge durante el periodo liminal de los
ritos de paso).

TEMA 1. BIS

A partir de la segunda parte del tema 1 (1.4), aconsejo fijarse en conceptos muy importantes:
intersubjetividad y esencialismo, que irán apareciendo bastante. Próximamente os enviaré un texto
sobre el último de ellos.
También en las oposiciones naturaleza/cultura, individuo/sociedad, cultura/sociedad por la crítica
que se hace a las mismas. En Evolución, cultura y complejidad la profesora Ramírez tiene un
epígrafe titulado "Aburridos dualismos"( pág. 123) donde manifiesta que:

"Una concepción integrada del ser humano exige la superación de los dualismos
habituales que nos castigan desde hace mucho tiempo y que impregnan muchas disciplinas".

Y continúa:
17


"Estas oposiciones son entendidas como particulares planteamientos de una tradición
epistemológica que se fundamenta en un pensamiento antitético. Parece ya hora de que
seamos menos aburridos y procuremos abordar la realidad que construimos (y que por eso
mismo nos construye) de forma procesual, multiagente, multifocal, multilocalizada,
compleja".

Ya veis la perspectiva