COMPUTACIÓN EN LA NUBE

También llamado servicios en la nube, informática en la nube, nube de cómputo o nube
de conceptos.
Es un paradigma que permite ofrecer servicios de computación a través de Internet.
Paradigma es una propuesta tecnológica que es adoptada por una comunidad de
programadores cuya intensión únicamente trata de resolver uno o varios problemas
claramente delimitados.
La Computación en la nube es un modelo de computación basado en Internet en el cual se
comparten los recursos, el software y la información, distribuyéndola en ordenadores o
dispositivos bajo demanda, de manera similar a la red de electricidad. Los usuarios finales
no necesitan conocer los detalles de la localización y configuración del sistema remoto
que les presta el servicio.
CARACTERISTICAS
Auto-aprovisionamiento elástico: Capacidad de computación adicional siempre
disponible cuando surgen las necesidades. En otras palabras, las capacidades de los
servidores son elásticas y pueden alquilarse o eliminarse en cualquier momento, auto-
escalando de acuerdo a la carga necesaria.
Agilidad: La agilidad del negocio es la habilidad de éste para adaptarse rápidamente y con
un coste efectivo y responder a los cambios en el entorno del negocio. Computación en la
nube permite a los líderes del negocio disfrutar un nivel más alto de TI y agilidad del
negocio a la vez que mantienen la capacidad de re-aprovisionar infraestructura
tecnológica.
Fiabilidad y tolerancia a fallos: Los entornos en la nube tienen redundancia interna ya
implementada gracias al gran número de servidores que los constituyen. Beneficiándose
de la geo-redundancia, los servidores están situados de forma estratégica en distintos
lugares geográficos para paliar los efectos de interrupción del servicio.
Pago basado en el consumo: Los usuarios sólo pagan por los servicios que consumen,
basándose tanto en subscripciones como en número de transacciones.




VENTAJAS
Acceso desde cualquier sitio y con varios dispositivos. Tus programas y archivos están en
la nube, con lo que te basta una conexión a Internet para acceder a ellos y usarlos de
modo remoto.
Todo el software está en un solo sitio. En la nube, claro está. Eso te evita tener que
instalar tú los programas en tu PC, tu laptop o todos y cada uno de los múltiples equipos
de una red.
Ahorro en software y hardware. En la nube, un mismo programa lo comparten muchos
usuarios, sin necesidad de tener que comprar una copia individual para cada uno de ellos.
Eso abarata el precio de las aplicaciones.
Ahorro en mantenimiento técnico. Sin programas instalados o redes de PC complejas que
configurar y mantener, los usuarios de la nube deben tener menos problemas
informáticos.
DESVENTAJAS
Falta de) seguridad y privacidad. Con la computación en la nube todos tus ficheros e
información pasan de estar en tu PC a almacenarse en esa nube. Eso implica dejar de
tener control sobre ellos. Nunca se puede estar seguro de quién accede a esa información
o si está o no protegida como debe ser. Eso un riesgo para usuarios particulares pero aún
más para las empresas. Ellas deben confiar informaciones internas y confidenciales a un
tercero, que puede o no ser fiable. Además, es más probable que un hacker intente
acceder a la nube que a un PC privado. El botín es mayor.

Sin Internet no hay nube. En la computación en la nube todo depende de que la conexión
a Internet funcione. Si no es así, el cliente no podrá acceder a los programas ni los datos.

Problemas de cobertura legal. Los servidores de la nube pueden estar en cualquier parte
del mundo. Si hay problemas, no está claro qué ley debe aplicarse o si ésta podrá proteger
al cliente.