1

Difusión y reacción en un pellet
catalítico: Factor de efectividad
Alan Didier Pérez Ávila


En una reacción heterogénea, la transferencia de masa de los reactivos hasta los sitios activos de un
catalizador poroso se da en dos etapas, difusión externa y difusión interna. En la difusión externa el
reactivo se transporta desde el seno del fluido (bulk) hasta la superficie externa del pellet catalítico,
y en la difusión interna estos reactivos se transportan desde la superficie externa del pellet hasta los
sitios activos ubicados en la superficie interna de los poros del pellet, dándose la reacción en la
superficie interna del catalizador.

El modelo matemático que describe el proceso de difusión interna se basa en un balance molar
diferencial y de un balance de energía en el mismo elemento diferencial (en el caso isotérmico, solo
se requiere del balance molar), en donde se debe tener en cuenta la geometría del pellet catalítico.
Se trabajan tres geometrías básicas de catalizadores, que son geometría plana, cilíndrica y esférica,
estando cualquier otro tipo de geometría entre estas tres.

Se define también para cada geometría un factor de efectividad interno que dependiendo de las
condiciones fluido dinámicas, o térmicas puede dar un mayor rendimiento en la velocidad de
reacción, dándose tres regímenes, régimen cinético, régimen difusional y un régimen intermedio.


1. Caso Isotérmico

Para el desarrollo de modelo matemático se procede a realizar un balance diferencial molar, que
dependerá de la geometría y del tipo de reacción que se tenga.

1.1. Geometría plana

Se considera el flujo alrededor de un pellet catalítico de geometría plana como el mostrado en la
figura 1, siendo la línea punteada el eje simétrico en Z.


Figura 1. Geometría plana en un pellet catalítico atravesando el flujo el espesor de la placa.

Generalmente se ubica la placa plana de la forma mostrada en la figura 1, para que el flujo de
reactivos pase a lo largo de la longitud x y se pueda desarrollar el perfil de concentraciones, puesto
que si se ubica de forma frontal al flujo del fluido (es decir con la cara que se observa en la figura 1
2

puesta perpendicularmente al flujo) el flujo de reactivo atravesará la longitud dada por el espesor e,
siendo muy corta y no se podrá desarrollar completamente el perfil de concentraciones.

Balance molar en estado estable:

0 = + ÷ Genera Sale Entra

Los flujos molares de entrada en el elemento diferencial vendrán dados por el producto del flux por
el área de flujo en dicho elemento. La generación viene dada por el producto velocidad de reacción
por la densidad del catalizador y por el volumen del elemento diferencial, que es el área del
elemento diferencial por el ΔZ. En el centro geométrico de la placa, Z = 0 existe simetría.

( ) 0 = A ÷ + ÷
A +
Z A r A W A W
P c A
Z Z
p A
Z
p A
µ (1)

El área de flujo según la figura 1 es entonces:

e L A
P
* = (2)

Reemplazando (2) en (1):

0 = A · · · ÷ · · ÷ · ·
A +
Z L e r L e W L e W
c A
Z Z
A
Z
A
µ (3)

Reorganizando la ecuación (3):

Z
L W L W
L r
Z Z
A
Z
A
c A
A
÷
= ÷
A +
µ (4)

Aplicando el límite cuando ΔZ → 0, se tiene la diferencial de la ecuación (4)

( ) L W
dZ
d
L r
A c A
× = ÷ µ (5)

Para una reacción A → B, sin cambio de volumen que presenta contra-difusión equimolar, el flux
será:

dZ
dC
D W
A
e A
÷ = (6)

Reemplazando (6) en el lado derecho de la ecuación (5) y resolviendo el producto de la derivada.

L
dZ
C d
D
dZ
dL
dZ
dC
L
dZ
C d
D L
dZ
dC
D
dZ
d
A
e
A A
e
A
e
× ÷ =
(
¸
(

¸

× + × ÷ = |
.
|

\
|
× ÷
2
2
2
2
(7)

Por lo tanto la ecuación (5) queda:

3

L
dZ
C d
D L r
A
e c A
× ÷ = ÷
2
2
µ (8)

Y cancelando el termino común en ambos lados de la ecuación, L.

2
2
dZ
C d
D r
A
e c A
÷ = ÷ µ (9)

Reorganizando:

0
2
2
= ÷
c A
A
e
r
dZ
C d
D µ (10)

La ecuación (10), es una ecuación diferencial de segundo grado, para la cual se deben plantear los
valores en la frontera.

En el centro geométrico se tiene que C
A
es finito:

0 = Z , 0 =
dZ
dC
A
(11)

Y en el extremo L de la placa:

L Z = ,
s A A
C C
,
= (12)

Para una cinética de ley de potencias, de orden n se tiene:

n
A A
kC r = ÷ (13)

Reemplazando (13) en (10).

e
n
A A
D
C k
dZ
C d '
2
2
= (14)

Siendo k’:

c
k k µ = ' (15)

La ecuación (14) se puede escribir de forma adimensional, nombrando las siguientes dos variables
adimensionales:

s A
A
C
C
,
= ¢ (16)
L
Z
= ì (17)
4


La primera derivada de C
A
respecto a Z, reemplazando las ecuaciones (16) y (17) será:

ì
¢
d
d
L
C
dZ
dC
s A
A
× =
,
(18)

Y la segunda derivada de C
A
respecto a Z:

2
2
2
, ,
1
ì
¢
ì
¢
ì d
d
L
C
d
d
L
C
d
d
L dZ
dC
dZ
d
s A s A
A
× =
|
|
.
|

\
|
× × = |
.
|

\
|
(19)

Ahora se puede reemplazar la ecuación (19) en la ecuación (14).

s A e
n
A
C D
C k L
d
d
,
2
2
2
'
=
ì
¢
(20)

Reemplazando la ecuación (16) en la (20).

0
'
1
, 2
2
2
= × × ÷
÷
n
e
n
s A
D
C k
L
d
d
¢
ì
¢
(21)

Se define el Modulo de Thiele como:

De
C k
L
n
s A
n
1
,
'
÷
= ¢ (22)

Reemplazando el Modulo de Thiele en la ecuación (21)

0
2
2
2
= · ÷
n
n
d
d
¢ ¢
ì
¢
(23)

Las condiciones de frontera se obtienen con las ecuaciones (16 - 18).

Condición inicial:
0 = ì , 0 =
ì
¢
d
d
(24)
Condición final:
1 = ì , 1 = ¢ (25)

La ecuación (23) es la misma ecuación (14), pero adimensionalizada. Estas dos ecuaciones son el
modelo que describe la difusión y reacción dentro del pellet catalítico de geometría plana.

Se define el factor de efectividad como el cociente entre la velocidad de reacción total la velocidad
de reacción evaluada a las condiciones de la superficie (Velocidad de reacción sin resistencias
disfuncionales), donde la velocidad real es la velocidad dada por la resistencia difusional.
5


L C k
dZ
dC
D
e L r
e L W
V r
A W
r
r
n
s A
L Z
A
e
s A
A
s A
p A
s
s
real
×
=
· × ÷
· × ÷
=
÷
÷
=
÷
÷
=
=
,
2
, ,
'
q (26)

También se puede escribir de forma adimensional.

1
2 1
, ,
1
,
' '
=
÷
=
× =
× ×
=
ì
ì
ì
¢ ì
¢
q
d
d
L C k
D
L C k
d
d
L
C
D
n
s A
e
n
s A
s A
e
(27)

Y reemplazando el Modulo de Thiele en la ecuación (27):

1
2
1
=
× =
ì
ì
¢
¢
q
d
d
n
(28)

Para determinar el factor de efectividad interno se requiere resolver la ecuación (23), con las
condiciones de frontera (24) y (25). Dicha ecuación se puede resolver analíticamente solo en el caso
de cinéticas de primer orden. Cuando las cinéticas son de órdenes diferentes o son heterogéneas, se
requiere de un método numérico para resolver la ecuación (23). Podrían usarse métodos como los
de elementos finitos o diferencias finitas, siendo estos métodos bastante robustos, y requieren un
grado avanzado de conocimientos en métodos numéricos, sin embargo el problema de valores en la
frontera se puede volver un problema de valores iniciales, haciendo un cambio de variable en donde
se obtendrán dos ecuaciones diferenciales ordinarias de primer orden, donde para una se conocerán
la condición inicial y para la otra se desconocerá esta condición, pero se conocerá su valor final, por
lo que se puede implementar un método iterativo de convergencia para obtener la condición inicial
desconocida, y este método numérico es conocido como método del disparo o shooting. La
integración del sistema de ecuaciones diferenciales ordinarias de primer orden se podrá hacer
entonces por métodos sencillos como el de Euler o el de Heun, o métodos más rigurosos como los
de Runge-Kutta.

Volviendo el problema de valores en la frontera (PVF) en un problema de valores iniciales (PVI)

Se define como la primera derivada de ψ respecto a λ, como una variable.

,
ì
¢
=
d
d
(29)

La derivada de δ respecto a λ es:

2
2
ì
¢
ì
,
d
d
d
d
= (30)

Reemplazando las ecuación (30) en la (23).

6

0
2
= · ÷
n
n
d
d
¢ ¢
ì
,
(31)

Se ha formado ahora el siguiente sistema de EDOs de primer orden.

,
ì
¢
=
d
d
(29)

0
2
= · ÷
n
n
d
d
¢ ¢
ì
,
(31)

Con las siguientes condiciones iniciales:

0 = ì , 0 = , y ? = ¢ (32)

Y las condiciones finales:

1 = ì , ? = , y 1 = ¢ (33)

El PVI se puede resolver desde el centro geométrico a la superficie suponiendo el valor de ψ en λ=0,
hasta que el valor de ψ en λ=1 sea la unidad (el valor final), o se puede resolver desde la superficie
al centro geométrico suponiendo un valor de δ en λ=1, hasta obtener un valor de δ=0 en λ=0.

Para dar un estimado inicial de ψ se analiza la ecuación (16). Se sabe que la concentración máxima
que tendrá el reactivo será C
A,s
y a medida que se va difundiendo dentro de los poros del catalizador
esta concentración disminuirá debido a que se darán reacciones en la superficie interna a lo largo
del poro hasta que en algún punto se consuma en casi su totalidad el reactivo. Por lo tanto en la
superficie ψ = 1 y en muy adentro del poro ψ ≈ 0, lo cual reduce las posibilidades de escoger el
estimado inicial a 0 ≤ ψ ≤ 1.

Algoritmo de solución (desde el centro geométrico hasta la superficie)

1. Fijar o calcular un valor de Módulo de Thiele.

e
n
s A
n
D
C k
L
1
,
'
÷
= ¢

Donde:
) ( ' T f k =
) , , ( y P T f D
e
=

Y para el cálculo de la Difusividad efectiva D
e
se requiere también de parámetros físicos
como la tortuosidad y la porosidad.

2. Suponer un valor de ψ en λ = 0.

( )
sup
0 E = = ì ¢ , 1 0
sup
s s E

7

Donde E
sup
es el estimado inicial supuesto de ψ en λ = 0.

3. Integrar el siguiente sistema acoplado de EDOs.

,
ì
¢
=
d
d

0
2
= · ÷
n
n
d
d
¢ ¢
ì
,



4. Comprobar la condición final de ψ mediante una función objetivo (ψ = 1, en λ = 1).

( ) 1 1 ÷ = = ì ¢
obj
f

Esta función objetivo debe ser cero o un valor cercano a cero, para lo cual se define una
tolerancia en donde se tendrá un error dependiendo de la cercanía de la tolerancia a cero.
Por ejemplo se puede plantear Tol = 10
-9
.

Tol f
obj
s

5. Si la función objetivo cumple con la tolerancia fijada, el valor supuesto de ψ(λ = 0) es
correcto y se obtiene la solución de de las ecuaciones diferenciales. Si no se debe suponer
otro valor de ψ en λ = 0, mediante un método iterativo como el de Newton-Raphson donde
se planteara el siguiente estimado inicial de la siguiente manera:

ì
¢
¢ ¢
d
df
f
obj
i obj
i i
) (
1
÷ =
+


Donde la derivada de la función objetivo se obtiene mediante su definición.

( ) ( )
|
|
.
|

\
|
A
÷ A +
=
÷ A
ì
ì ì ì
ì
ì
obj obj obj
f f
d
df
lim
0


Entonces entre más cercano a cero sea el Δλ más preciso cera el valor de la derivada de la
función objetivo.

6. Obtenido el nuevo valor estimado de ψ en λ = 0, se repite desde el paso (3) hasta la
convergencia en donde f
obj
≈ 0, por lo tanto ψ
i+1
= ψ
i
.

De esta forma se obtiene el valor de la derivada de ψ respecto a λ en λ = 1, que se reemplaza en la
ecuación (28) junto con el valor calculado o fijado del Modulo de Thiele para obtener el factor de
efectividad interno.

1.2. Geometría cilíndrica

El flujo de reactivo pasa a traves de la sección transversal del cilindro como se muestra en la figura
2. Dicho flujo atraviesa el cilindro a lo largo de la longitud L creandose un perfil de concentraciones
8

donde la concentracion del reactivo será mayor en la superficie externa del cilindro que en la
superficie interna del cilindro. De manera rigurosa el balance en esta gemoetría es bidimencional,
(en Z y R).

Se realiza un balance molar diferencial en R, de manera similar al de la geometría plana, para una
reacción A → B.


Figura 2. Geometría cilíndrica en un pellet catalítico.

Balance molar:

0
2 2 2
= A · ÷ · ÷ ·
A +
r r r r W r W
c A
r r
A
r
A
t µ t t (34)

Reorganizando:

( )
2 2
r r r W
dr
d
c A A
µ ÷ = · (35)

El flux es el mismo que se muestra en la ecuación (6) pero con diferencial respecto a r (flux radial),
quedando entonces:

2
r r r
dr
dC
r
dr
d
D
c A
A
e
µ ÷ = |
.
|

\
|
× ÷ (36)

Aplicando la derivada de un producto:

2
2
2
2
r r
dr
dr
dr
dC
r
dr
C d
r D
c A
A A
e
µ ÷ =
(
¸
(

¸

× + ÷ (37)

Factorizando y reorganizando:

e
c A A A
D
r
dr
dC
r dr
C d µ
= × +
1
2
2
(38)

Aplicando las ecuaciones (13 y 15), para cinética de orden n:

0
' 1
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r dr
C d
(39)

9

La ecuación (39) describe la difusión y reacción en un pellet catalítico cilíndrico, cuyos valores en
la frontera son:

En el centro geométrico se tiene que C
A
es finito:

0 = r , 0 =
dr
dC
A
(40)

Y en el extremo r de la cara del cilindro:

R r = ,
s A A
C C
,
= (41)

La ecuación (39) se puede escribir de forma adimensional definiendo las siguientes variables
adimensionales:

s A
A
C
C
,
= ¢ (42)
R
r
= ì (43)

La primera derivada de C
A
respecto a r, reemplazando las ecuaciones (42) y (43) será:

ì
¢
d
d
R
C
dr
dC
s A
A
× =
,
(44)

Y la segunda derivada de C
A
respecto a r:

2
2
2
,
ì
¢
d
d
R
C
dr
dC
dr
d
s A
A
× = |
.
|

\
|
(45)

Reemplazando las ecuaciones (44-45) en la ecuación (39).

0
' 1
,
2
2
2
,
= ÷ × × + ×
e
n
A
s A s A
D
C k
d
d
R
C
r d
d
R
C
ì
¢
ì
¢
(46)

Reemplazando las ecuaciones (42-43) en (46):

0
'
1
1
,
2
2
2
= ÷ × +
÷
n
e
n
s A
D
C k R
d
d
d
d
¢
ì
¢
ì ì
¢
(47)

Se define entonces el Módulo de Thiele como:

e
n
s A
n
D
C k
R
1
,
'
÷
= ¢ (48)
10


Reemplazando la ecuación (48) en la ecuación (47).

0
1
2
2
2
= ÷ × +
n
n
d
d
d
d
¢ ¢
ì
¢
ì ì
¢
(49)

Las condiciones de frontera de la ecuación (49) son (se obtienen de igual forma que para la
geometría plana):

0 = ì , 0 =
ì
¢
d
d
(50)
1 = ì , 1 = ¢ (51)

El PVF, ecuaciones (49-51), se puede transformar en un PVI de igual manera que se hizo para la
geometría plana. Se define la misma variable δ.

,
ì
¢
=
d
d
(29)
De modo que el PVI para la geometría cilíndrica queda:

,
ì
¢
=
d
d
(29)

0
1
2
= · ÷ +
n
n
d
d
¢ ¢ ,
ì ì
,
(52)

Con las siguientes condiciones iniciales:

0 = ì , 0 = , y ? = ¢ (32)

Y las condiciones finales:

1 = ì , ? = , y 1 = ¢ (33)

El PVI formado por las ecuaciones (29), (52) y (32-33) se resuelve de igual forma que el PVI para la
geometría plana con el algoritmo allí descrito.

El factor de efectividad para la geometría cilíndrica se define así:

R C k
dr
dC
D
L R r
L R W
r
r
n
s A
R r
A
e
s A
A
s
s
real
×
=
· × ÷
· · × ÷
=
÷
÷
=
=
,
2
,
'
2
2
t
t
q (53)

También se puede escribir de forma adimensional.

11

1
2 1
, ,
1
,
'
2
'
2
=
÷
=
× =
× ×
=
ì
ì
ì
¢ ì
¢
q
d
d
R C k
D
R C k
d
d
R
C
D
n
s A
e
n
s A
s A
e
(54)

Y reemplazando el Modulo de Thiele en la ecuación (27):

1
2
2
=
× =
ì
ì
¢
¢
q
d
d
n
(55)

1.3. Geometría esférica

Esta geometría es la más usada por lo que la mayoría de textos muestran cómo desarrollar el
modelo para esta geometría, sin embargo se mostrara en este texto, sin entrar tanto en detalle. La
figura 3 presenta el elemento de diferencial de estudio para la geometría esférica.


Figura 3. Geometría esférica en un pellet catalítico.

El balance molar se realiza sobre el elemento diferencial del pellet esférico como se muestra en la
figura 3.

Balance molar:

0 4 4 4
2 2 2
= A · ÷ · × ÷ · ×
A +
r r r r W r W
c A
r r
A
r
A
t µ t t (56)

Reorganizando la ecuación (56):

r
r W r W
r r
r r
A
r
A
c A
A
÷
= ÷
A +
2 2
2
µ (57)

Aplicando el límite cuando Δr → 0, se tiene la diferencial de la ecuación (57)

( )
2 2
r W
dr
d
r r
A c A
× = ÷ µ (58)

El flux para una reacción A → B, con contradifusión equimolar es:
12


dr
dC
D W
A
e A
÷ = (59)

Reemplazando la ecuación (59) en (58):

|
.
|

\
|
× ÷ = ÷
2 2
r
dr
dC
D
dr
d
r r
A
e c A
µ (60)

Operando en el lado derecho de la ecuación (60):

( )
(
¸
(

¸

× + × ÷ = ÷
2 2
2
2
2
r
dr
d
dr
dC
r
dr
C d
D r r
A A
e c A
µ (61)

Después de derivar r
2
respecto a r se extrae el factor común r
2
así:

(
¸
(

¸

× + · ÷ = ÷
dr
dC
r dr
C d
r D r r
A A
e c A
2
2
2
2 2
µ (62)

Cancelando términos semejantes:

(
¸
(

¸

× + ÷ = ÷
dr
dC
r dr
C d
D r
A A
e c A
2
2
2
µ (63)

Para una cinética de orden n, ecuación (13), la ecuación (63) queda:

0
' 2
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r dr
C d
(64)

Para las condiciones de frontera de la ecuación (64) se tendrá un valor de la concentración de
reactivo en la superficie y en el centro de la esfera se tendrá un valor menor de esta concentración
siendo un valor finito.

En el centro de la esfera, C
A
es finito:

0 = r , 0 =
dr
dC
A
(65)

Y en la superficie de la esfera:

R r = ,
s A A
C C
,
= (66)

El PVF dado por la ecuaciones (64 – 66) se puede escribir de forma adimensional al igual que para
las geometrías plana y cilíndrica. Para la adimensionalisación se nombran las mismas variables
13

adimensionales que para la geometría cilíndrica, ecuaciones (42 – 43) y se opera de la misma
manera que para las dos geometrías anteriores.

Se obtiene entonces:

0
'
2
1
,
2
2
= ÷ × +
÷
n
e
n
s A
D
C k R
d
d
d
d
¢
ì
¢
ì ì
¢
(67)

Se define el Módulo de Thiele como:

e
n
s A
n
D
C k
R
1
,
'
÷
= ¢ (68)

De esta manera la ecuación (67) queda:

0
2
2
2
= ÷ × +
n
n
d
d
d
d
¢ ¢
ì
¢
ì ì
¢
(69)

Y las condiciones de frontera son:

0 = ì , 0 =
ì
¢
d
d
(70)
1 = ì , 1 = ¢ (71)


Para resolver el PVF dado por las ecuaciones (69 -71) se plantea el mismo procedimiento que para
las geómetras anteriores transformando el PVF en un PVI.

Se define la misma variable δ.

,
ì
¢
=
d
d
(72)

De modo que el PVI para la geometría esférica queda:

,
ì
¢
=
d
d
(73)

0
2
2
= · ÷ +
n
n
d
d
¢ ¢ ,
ì ì
,
(74)

Con las siguientes condiciones iniciales:

0 = ì , 0 = , y ? = ¢ (75)

Y las condiciones finales:
14


1 = ì , ? = , y 1 = ¢ (76)

El factor de efectividad para la geometría cilíndrica se define así:

3
'
3
4
4
,
3
,
2
R
C k
dr
dC
D
R r
R W
r
r
n
s A
R r
A
e
s A
A
s
s
real
×
=
· × ÷
· × ÷
=
÷
÷
=
=
t
t
q (77)

También se puede escribir de forma adimensional.

1
2 1
, ,
1
,
'
3
'
3
=
÷
=
× =
× ×
=
ì
ì
ì
¢ ì
¢
q
d
d
R C k
D
R C k
d
d
R
C
D
n
s A
e
n
s A
s A
e
(78)

Y reemplazando el Modulo de Thiele en la ecuación (27):

1
2
3
=
× =
ì
ì
¢
¢
q
d
d
n
(79)

1.4. Generalización de las tres geometrías

Para la geometría plana se tiene:

e
n
A A
D
C k
dZ
C d '
2
2
= (14)

Para la geometría cilíndrica:

0
' 1
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r dr
C d
(39)

Y para la geometría esférica:

0
' 2
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r dr
C d
(64)

Haciendo uso del método de inducción matemática se nombra la variable S, que generaliza la
geometría.

0
'
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r
S
dr
C d
(80)

15

La ecuación (80) es la ecuación general de difusión y reacción en un pellet catalítico donde S
representa el tipo de geometría.

Para geometría plana:

0 = S (81)

Para geometría cilíndrica:

1 = S (82)

Para geometría esférica:

2 = S (83)

También la ecuación adimensionalizada se puede generalizar obteniéndose:

0
2
2
= ÷ × +
n
n
d
d S
d
d
¢ ¢
ì
¢
ì ì
¢
(84)

Donde el Módulo de Thiele es:

e
n
s A
c n
D
C k
L
1
,
'
÷
= ¢ (85)

Siendo L
c
la longitud característica para cada geometría, que para geometría plana es L, para
cilíndrica y esférica es R.

El factor de efectividad interno generalizado para las tres geometrías es:

( )
1
2
1
=
×
+
=
ì
ì
¢
¢
q
d
d S
n
(86)

1.5. Algoritmo generalizado

1. Elegir la geometría.

2 , 1 , 0 = S

2. Fijar o calcular un valor de Módulo de Thiele.

e
n
s A
c n
D
C k
L
1
,
'
÷
= ¢

Donde:
) ( ' T f k =
) , , ( y P T f D
e
=
16


Para el cálculo de la Difusividad efectiva D
e
se requiere también de parámetros físicos
como la tortuosidad y la porosidad.

3. Suponer un valor de ψ en λ = 0.

( )
sup
0 E = = ì ¢ , 1 0
sup
s s E

Donde E
sup
es el estimado inicial supuesto de ψ en λ = 0.

4. Integrar el siguiente sistema acoplado de EDOs.

,
ì
¢
=
d
d

,
ì
¢ ¢
ì
, S
d
d
n
n
÷ · =
2



5. Comprobar la condición final de ψ mediante una función objetivo (ψ = 1, en λ = 1).

( ) 1 1 ÷ = = ì ¢
obj
f

Esta función objetivo debe ser cero o un valor cercano a cero, para lo cual se define una
tolerancia en donde se tendrá un error dependiendo de la cercanía de la tolerancia a cero.
Por ejemplo se puede plantear Tol = 10
-7
.

Tol f
obj
s

6. Si la función objetivo cumple con la tolerancia fijada, el valor supuesto de ψ(λ = 0) es
correcto y se obtiene la solución de de las ecuaciones diferenciales. Si no se debe suponer
otro valor de ψ en λ = 0, mediante un método iterativo como el de Newton-Raphson donde
se planteara el siguiente estimado inicial de la siguiente manera:

ì
¢
¢ ¢
d
df
f
obj
i obj
i i
) (
1
÷ =
+


Donde la derivada de la función objetivo se obtiene mediante su definición.

( ) ( )
|
|
.
|

\
|
A
÷ A +
=
÷ A
ì
ì ì ì
ì
ì
obj obj obj
f f
d
df
lim
0


Entonces entre más cercano a cero sea el Δλ más preciso cera el valor de la derivada de la
función objetivo.

7. Obtenido el nuevo valor estimado de ψ en λ = 0, se repite desde el paso (4) hasta la
convergencia en donde f
obj
≈ 0, por lo tanto ψ
i+1
= ψ
i
.
17


1.6. Solución de las tres geometrías básicas.

Mediante el algoritmo planteado en la sección 1.5 se desarrollo un código en Matlab® para obtener
la solución del modelo matemático que describe la difusión y reacción en un pellet catalítico,
graficándose el factor de efectividad interno contra el Módulo de Thiele.
En la figura 4. Se presenta la solución de la ecuación (84), observándose valores del factor de
efectividad interno, igual o muy cercano a la unidad cuando el módulo de Thiele es menor a la
unidad.


Figura 4. Factor de efectividad interno e isotérmico para una reacción de orden uno.

De acuerdo a la ecuación del Módulo de Thiele (85), si el proceso se encuentra limitado por la
transferencia de masa, la difusividad efectiva (D
e
) será pequeño, por lo tanto el Módulo de Thiele es
grande, y al observarse que Módulos de Thiele mayores a la unidad, tendrán un factor de
efectividad cada vez más cercano a cero. Contrariamente ocurre cuando el proceso se encuentra
limitado por la velocidad de reacción siendo k

un valor pequeño, para el cual el Módulo de Thiele
será pequeño (menor a la unidad), para los cuales se presentan factores de efectividad de la unidad o
muy cercanos a este valor. Sería conveniente entonces trabajar con procesos donde la velocidad
limitante fuese la velocidad de reacción.

En la figura 5 se presenta la solución de la ecuación (84) para la geometría esférica a diferentes
órdenes de reacción, observándose que entre mayor sea el orden de la reacción, el factor de
efectividad interno se hace menor.

10
-1
10
0
10
1
10
-1
10
0
|
n



q



Plana
Cilíndrica
Esférica
18

En régimen difusivo para órdenes de reacción mayores a la unidad el factor de efectividad es casi
nulo (cercano a cero), es decir que cuando la difusividad efectiva es pequeña la efectividad interna
del pellet catalítico trabaja al mínimo, pero cuando se trabaja en régimen cinético se obtienen
valores cercanos a la unidad del factor de efectividad interno, y esto sucede cuando la difusividad
efectiva es muy grande o cuando la velocidad específica de reacción también lo es pequeña.


Figura 5. Factor de efectividad interno, isotérmico a diferentes órdenes de reacción.

De acuerdo a las figuras 4 y 5 se obtendrán mejores resultados si se trabaja con un catalizador
esférico y se favorecerá más el factor de efectividad interno si la cinética es de un orden de reacción
bajo.

2. Caso No Isotérmico

Para obtener el modelo matemático que represente la difusión y reacción teniendo en cuenta los
cambios de energía, se debe realizar dos balances diferenciales sobre la geometría estudiada (en
estado estable), uno será el balance molar y el otro será el balance de energía.

2.1. Geometría Plana

El balance molar se efectúa sobre el elemento diferencial mostrado en la figura 1 y es el mismo
obtenido en la sección 1.1. por lo que se planteará a continuación solamente el desarrollo del
balance de energía sobre este mismo elemento diferencial.

Balance de energía:

10
-1
10
0
10
1
10
-7
10
-6
10
-5
10
-4
10
-3
10
-2
10
-1
10
0
|
n



q



Orden 1
Orden 1.5
Orden 2
19

0 = A · · · · A ÷ · · ÷ · ·
A +
Z L e H r L e W L e W
c A
Z Z
A
Z
A
µ (87)

Reorganizando la ecuación (3):

Z
L W L W
L H r
Z Z
A
Z
A
c A
A
÷
= · A ÷
A +
µ (88)

Aplicando el límite cuando ΔZ → 0, se tiene la diferencial de la ecuación (4)

( ) L W
dZ
d
L H r
A c A
× = · A ÷ µ (89)

El flux térmico para una reacción A → B es:

dZ
dT
k W
e A
÷ = (90)

Siendo k
e
la conductividad térmica efectiva.

Reemplazando (90) en el lado derecho de la ecuación (89) y resolviendo el producto de la derivada.

L
dZ
T d
k
dZ
dL
dZ
dT
L
dZ
T d
k L
dZ
dT
k
dZ
d
e e e
× ÷ =
(
¸
(

¸

× + × ÷ =
|
.
|

\
|
× ÷
2
2
2
2
(91)

Reorganizando:

0
2
2
= · A ÷
c A e
H r
dZ
T d
k µ (92)

Reemplazando una cinética de orden n en la ecuación (92):

H
k
C k
dZ
T d
e
n
A
A =
'
2
2
(93)

La ecuación (93), es una ecuación diferencial de segundo grado, para la cual se deben plantear los
valores en la frontera.

En el centro geométrico se tiene que T es finito:

0 = Z , 0 =
dZ
dT
(94)

Y en el extremo L de la placa:

L Z = ,
s
T T = (95)
20


Donde k´ esta dado por la ecuación (15).

Se observa que la ecuación (93) depende de la concentración del reactivo A, por lo que se deberá
desarrollar simultánea mente con la ecuación (14), de modo que también se puede reescribir la
ecuación (93) en función de variables adimensionales.

Se definen las siguientes variables adimensionales:

s
T
T
= u (96)
L
Z
= ì (97)

La primera derivada de T respecto a Z, es:

ì
u
d
d
L
T
dZ
dT
s
× = (98)

Y la segunda derivada de T respecto a Z:

2
2
2
1
ì
u
ì
u
ì d
d
L
T
d
d
L
T
d
d
L dZ
dT
dZ
d
s s
× = |
.
|

\
|
× × = |
.
|

\
|
(99)

Ahora se puede reemplazar la ecuación (99) en la ecuación (93).

0
'
2
2
2
= A ÷ H
T k
C k L
d
d
s e
n
A
ì
u
(100)

Para el caso no isotérmico la ecuación (16) se reorganiza de la siguiente manera:

s A
A
s A s
A
C
C
C k
C k
, ,
'
'
o ¢ = = (16
b
)

Reemplazando la ecuación (16
b
) en la ecuación (100):

0 '
,
2
2
2
=
A
× × ÷
s e
n n
s A
T k
H
C k L
d
d
¢
ì
u
(101)

Multiplicando y dividiendo por C
A,s
y por D
e
en la ecuación (101):

0
'
,
1
,
2
2
2
= ×
· A
× ÷
÷
o
¢
ì
u
n
s e
s A e
e
n
s A
T k
C D H
D
C k L
d
d
(102)

El Módulo de Thiele se define igual que en la ecuación (22) y se definen el número de Prater como:
21


s e
s A e
T k
C D H
,
· A ÷
= | (103)

Reemplazando el Módulo de Thiele y el número de Prater en la ecuación (102) se obtiene:

0
2
2
2
= × × +
o
¢
| ¢
ì
u
n
n
d
d
(104)

Las condiciones límite de la ecuación (104) son:

Condición inicial:
0 = ì , 0 =
ì
u
d
d
(105)
Condición final:
1 = ì , 1 = u (106)

La constante de velocidad específica está dada por la ecuación de Arrhenius.

T R
E
o
g
e k k = (107)

Se define el número de Arrhenius como:

s g
T R
E
= ¸ (108)

El parámetro α de acuerdo a las ecuaciones (96), (107) y (108) se define así:

(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ =
(
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷
÷
=
(
(
¸
(

¸

|
|
.
|

\
|
÷
÷
= = = 1
1
exp 1 exp
1 1
exp
'
' 1
0
0
u
¸
o T
T
T R
E
T T R
E
e k
e k
k
k
s
s g s g
T R
E
T R
E
s
g
s g
(109)

Reemplazando la ecuación (109) en la ecuación (104):

0 1
1
exp
2
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × +
u
¸ ¢ | ¢
ì
u
n
n
d
d
(110)

El modelo matemático que describe la reacción y difusión en el pellet plano para el caso no
isotérmico lo conforman las ecuaciones (23
b
- 25) y (105, 106, 110), siendo este un PVF. Para su
solución se puede transformar este PVF en un PVI, donde las ecuaciones (29 a 33, teniendo en
cuenta el parámetro α) son la parte del PVI correspondiente al balance molar y la parte del PVI del
balance de energía se obtiene a continuación:

Se define al siguiente variable:

22

ì
u
t
d
d
= (111)
2
2
ì
u
ì
t
d
d
d
d
= (112)

Reemplazando la ecuación (112) en la ecuación (110):

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × +
u
¸ ¢ | ¢
ì
t
n
n
d
d
(113)


De esta forma el PVI total es:

,
ì
¢
=
d
d
(29)

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ · ÷
u
¸ ¢ ¢
ì
,
n
n
d
d
(31
b
)

t
ì
u
=
d
d
(111)

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × +
u
¸ ¢ | ¢
ì
t
n
n
d
d
(113)

Con las siguientes condiciones iniciales:

0 = ì , 0 = , y ? = ¢ (32)


0 = ì , 0 = t y ? = u (114)

Y las condiciones finales:

1 = ì , ? = , y 1 = ¢ (33)


1 = ì , ? = t y 1 = u (115)


El factor de efectividad interno para la geometría plana se defina como en la ecuación (28) para este
sistema.

El sistema acoplado de EDOs formado por las ecuaciones (29, 31
b
– 33) y (111, 113 – 115) se pude
resolver aplicando un Shoting multivariable de manera similar a cuando se tenía solo el balance
molar:

Algoritmo de solución (desde el centro geométrico hasta la superficie)
23


1. Fijar o calcular unos valores de, Módulo de Thiele, número de Arrhenius y número de
Prater.

2. Suponer un valor de ψ y θ en λ = 0.

( )
sup , 1
0 E = = ì ¢

( )
sup , 2
0 E = = ì u

Donde E
i
,
sup
son los estimados iniciales supuestos de ψ y θ en λ = 0.

3. Integrar el siguiente sistema acoplado de EDOs.

,
ì
¢
=
d
d

t
ì
u
=
d
d

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ · ÷
u
¸ ¢ ¢
ì
,
n
n
d
d

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × +
u
¸ ¢ | ¢
ì
t
n
n
d
d


4. Comprobar la condición final de ψ mediante una función objetivo (ψ = 1 y θ = 1, en λ = 1).

( ) 1 1
1 ,
÷ = = ì ¢
obj
f

( ) 1 1
2 ,
÷ = = ì u
obj
f

Esta función objetivo debe ser cero o un valor cercano a cero, para lo cual se define una
tolerancia en donde se tendrá un error dependiendo de la cercanía de la tolerancia a cero.
Por ejemplo se puede plantear Tol = 10
-6
.

5. Si la función objetivo cumple con la tolerancia fijada, el valor supuesto de ψ(λ = 0) y θ(λ =
0) es correcto y se obtiene la solución de de las ecuaciones diferenciales. Si no se debe
suponer otro valor de ψ y θ en λ = 0, mediante un método iterativo como el de Newton-
Raphson multivariable donde se planteara el siguiente estimado inicial de la siguiente
manera:

F J X X
i i
1
1
÷
+
÷ =

Donde X es:

(
¸
(

¸

=
u
¢
X

Las funciones objetivo se definen en el vector F así:
24


(
¸
(

¸

=
2 ,
1 ,
obj
obj
f
f
F

Y la Matriz Jacobiana vendrá dada como:

(
(
(
(
¸
(

¸

=
u ¢
u ¢
d
df
d
df
d
df
d
df
J
obj obj
obj obj
2 , 2 ,
1 , 1 ,


6. Obtenido el nuevo valor estimado de ψ y θ en λ = 0, se repite desde el paso (3) hasta la
convergencia.

2.2. Geometría cilíndrica

El procedimiento para obtener el balance de energía para la geometría cilíndrica en el caso no
isotérmico es similar al de la geometría plana y el balance molar es casi el mismo que el obtenido
en el caso isotérmico, con la diferencia que hay que tener en cuenta el parámetro α, dichos balances
se hacen sobre el mismo elemento diferencial que se muestra en la figura 2.

Balance molar:

0
2 2 2
= A · ÷ · ÷ ·
A +
r r r r W r W
c A
r r
A
r
A
t µ t t (34)

Para una reacción A → B con contradifusión equimolar.

0
' 1
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r dr
C d
(39)

En el centro geométrico se tiene que C
A
es finito:

0 = r , 0 =
dr
dC
A
(40)

Y en el extremo r de la cara del cilindro:

R r = ,
s A A
C C
,
= (41)


Balance de energía:

0
2 2 2
= A · · A ÷ · ÷ ·
A +
r r H r r W r W
c A
r r
A
r
A
t µ t t (116)

Con flux térmico radial:
25

dr
dT
k W
e A
÷ = (117)

Operando:
0
' 1
2
2
= ÷ × +
e
n
A
k
C k
dr
dT
r dr
T d
(118)

Y las condiciones límite de la ecuación (118) son,

En el centro geométrico se tiene que T es finito:

0 = r , 0 =
dr
dT
(119)

Y en el extremo R del cilindro:

R r = ,
s
T T = (120)

El modelo para el caso no isotérmico en un pellet cilíndrico esta descrito por las ecuaciones (39 –
41) y (118 – 120).

Este sistema se puede reescribir de forma dimensional nombrando las siguientes variables
adimensionales:

s A
A
s A s
A
C
C
C k
C k
, ,
'
'
o ¢ = = (121)
R
r
= ì (122)
s
T
T
= u (123)

Reemplazando las respectivas variables adimensionales en las ecuaciones (39 -41):

0
1 1
2
2
2
= ÷ × +
o
¢ ¢
ì
¢
ì ì
¢
n
n
d
d
d
d
(124)

Las condiciones de frontera de la ecuación (49) son (se obtienen de igual forma que para la
geometría plana):

0 = ì , 0 =
ì
¢
d
d
(125)
1 = ì , 1 = ¢ (126)

Reemplazando el inverso de α dado por la ecuación (109), en la ecuación (124) se obtiene:

26

0 1
1
exp
1
2
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ ÷ × +
u
¸ ¢ ¢
ì
¢
ì ì
¢
n
n
d
d
d
d
(127)

Ahora reemplazando las variables adimensionales respectivas en el sistema dado por las ecuaciones
(118 -120) y multiplicando y dividiendo por C
A,s
y D
e
:

0
'
1
,
1
,
2
2
2
= ×
· A
× ÷ × +
÷
o
¢
ì
u
ì ì
u
n
s e
s A e
e
n
s A
T k
C D H
D
C k R
d
d
d
d
(128)

El Módulo de Thiele se define igual que en la ecuación (48) y se reemplaza en la ecuación (128)
con el número de Prater dado por la ecuación (103) y con el inverso de α dado por la ecuación
(109).

0 1
1
exp
1
2
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × + × +
u
¸ ¢ | ¢
ì
u
ì ì
u
n
n
d
d
d
d
(129)

Cuyas condiciones de frontera se definen así:

Condición inicial:
0 = ì , 0 =
ì
u
d
d
(130)
Condición final:
1 = ì , 1 = u (131)

Para resolver el PVF dado por las ecuaciones (125 – 127) y las ecuaciones (129 – 131) se convierte
este sistema en un PVI haciendo los siguientes cambios de variable:

,
ì
¢
=
d
d
(132)

t
ì
u
=
d
d
(133)

De modo que el PVI para la geometría cilíndrica queda:

,
ì
¢
=
d
d
(134)
t
ì
u
=
d
d
(135)

0 1
1
exp
1
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ · ÷ +
u
¸ ¢ ¢ ,
ì ì
,
n
n
d
d
(136)
0 1
1
exp
1
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × + +
u
¸ ¢ | ¢ t
ì ì
t
n
n
d
d
(137)
27


Con las siguientes condiciones iniciales:

0 = ì , 0 = , y ? = ¢ (138)
0 = ì , 0 = t y ? = u (139)


Y las condiciones finales:

1 = ì , ? = , y 1 = ¢ (140)
1 = ì , ? = t y 1 = u (141)

Para resolver el PVI se aplica el método de Shooting de igual manera que para la geometría plana.

2.3. Geometría esférica

Como el procedimiento es semejante a los anteriores, solo se mostrará los modelos obtenidos
después de realizar los balances diferenciales, molar y de energía, sobre el elemento diferencial
mostrado en la figura 3.

Balance molar:

0
' 2
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r dr
C d
(64)

En el centro de la esfera, C
A
es finito:

0 = r , 0 =
dr
dC
A
(65)

Y en la superficie de la esfera:

R r = ,
s A A
C C
,
= (66)

Balance de energía:

0
' 2
2
2
= ÷ × +
e
n
A
k
C k
dr
dT
r dr
T d
(142)

En el centro geométrico se tiene que T es finito:

0 = r , 0 =
dr
dT
(143)

Y en el extremo R del cilindro:

28

R r = ,
s
T T = (144)

Para reescribir el PVF formado por las ecuaciones (64 – 66) y (142 – 144) se definen las mismas
variables adimensionales que para la geometría cilíndrica, ecuaciones (121 - 123). Es sistema ahora
queda:

0 1
1
exp
2
2
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ ÷ × +
u
¸ ¢ ¢
ì
¢
ì ì
¢
n
n
d
d
d
d
(145)

0 = ì , 0 =
ì
¢
d
d
(146)
1 = ì , 1 = ¢ (147)
0 1
1
exp
2
2
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × + × +
u
¸ ¢ | ¢
ì
u
ì ì
u
n
n
d
d
d
d
(148)
0 = ì , 0 =
ì
u
d
d
(149)
1 = ì , 1 = u (150)

Al igual que en las anteriores geometrías el PVF formado por las ecuaciones (145 – 150) se pude
transformar en un PVI por los cambios de variable dados en las ecuaciones (134 – 135).

,
ì
¢
=
d
d
(134)
t
ì
u
=
d
d
(135)

0 1
1
exp
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ · ÷ +
u
¸ ¢ ¢ ,
ì ì
,
n
n
d
d
(151)
0 1
1
exp
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × + +
u
¸ ¢ | ¢ t
ì ì
t
n
n
d
d
(152)

Con las siguientes condiciones iniciales:

0 = ì , 0 = , y ? = ¢ (153)
0 = ì , 0 = t y ? = u (154)


Y las condiciones finales:

1 = ì , ? = , y 1 = ¢ (155)
1 = ì , ? = t y 1 = u (156)

La solución numérica de este PVI consta en un shooting multivariable, como se mostro para la
geometría plana.
29


2.4. Generalización de las tres geometrías para el caso no isotérmico

Aplicando el método de inducción matemática, aplicando la variable S, de generalización de las
geometrías, se obtiene el sistema de ecuaciones:

0
'
2
2
= ÷ × +
e
n
A A A
D
C k
dr
dC
r
S
dr
C d
(157)
0
'
2
2
= ÷ × +
e
n
A
k
C k
dr
dT
r
S
dr
T d
(158)

Donde,

Para geometría plana:

0 = S (81)

Para geometría cilíndrica:

1 = S (82)

Para geometría esférica:

2 = S (83)

El modelo matemático adimensionalizado también puede generalizarse como:

0 1
1
exp
2
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ ÷ × +
u
¸ ¢ ¢
ì
¢
ì ì
¢
n
n
d
d S
d
d
(159)
0 1
1
exp
2
2
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × + × +
u
¸ ¢ | ¢
ì
u
ì ì
u
n
n
d
d S
d
d
(160)

Y el PVI generalizado entonces queda:

,
ì
¢
=
d
d
(161)
t
ì
u
=
d
d
(162)

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ · ÷ +
u
¸ ¢ ¢ ,
ì ì
,
n
n
S
d
d
(163)
0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × + +
u
¸ ¢ | ¢ t
ì ì
t
n
n
S
d
d
(163)

Con las siguientes condiciones iniciales:
30


0 = ì , 0 = , y ? = ¢ (164)
0 = ì , 0 = t y ? = u (165)


Y con las condiciones finales:

1 = ì , ? = , y 1 = ¢ (166)
1 = ì , ? = t y 1 = u (167)

El factor de efectividad interno generalizado es el mismo del caso isotérmico, dado por la ecuación
(86).

2.5. Algoritmo generalizado para el caso no isotérmico

Algoritmo de solución (desde el centro geométrico hasta la superficie)

1. Fijar o calcular unos valores de, Módulo de Thiele, número de Arrhenius y número de
Prater.

2. Suponer un valor de ψ y θ en λ = 0.

( )
sup , 1
0 E = = ì ¢

( )
sup , 2
0 E = = ì u

Donde E
i
,
sup
son los estimados iniciales supuestos de ψ y θ en λ = 0.

3. Integrar el siguiente sistema acoplado de EDOs.

,
ì
¢
=
d
d

t
ì
u
=
d
d

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ · ÷ +
u
¸ ¢ ¢ ,
ì ì
,
n
n
S
d
d

0 1
1
exp
2
=
(
¸
(

¸

|
.
|

\
|
÷ ÷ × × + +
u
¸ ¢ | ¢ t
ì ì
t
n
n
S
d
d


4. Comprobar la condición final de ψ mediante una función objetivo (ψ = 1 y θ = 1, en λ = 1).

( ) 1 1
1 ,
÷ = = ì ¢
obj
f

( ) 1 1
2 ,
÷ = = ì u
obj
f

Esta función objetivo debe ser cero o un valor cercano a cero, para lo cual se define una
tolerancia en donde se tendrá un error dependiendo de la cercanía de la tolerancia a cero.
Por ejemplo se puede plantear Tol = 10
-6
.
31


5. Si la función objetivo cumple con la tolerancia fijada, el valor supuesto de ψ(λ = 0) y θ(λ =
0) es correcto y se obtiene la solución de de las ecuaciones diferenciales. Si no se debe
suponer otro valor de ψ y θ en λ = 0, mediante un método numérico iterativo como el de
Newton-Raphson multivariable donde se planteara el siguiente estimado inicial de la
siguiente manera:

F J X X
i i
1
1
÷
+
÷ =

6. Obtenido el nuevo valor estimado de ψ y θ en λ = 0, se repite desde el paso (3) hasta la
convergencia.

2.6. Solución para la geometría esférica, caso no isotérmico

Se escogió la geometría esférica no solo porque se observo que tiene mejores resultados en cuanto
el factor de efectividad interno (caso isotérmico) que las demás geometrías, sino que también es la
geometría que generalmente se usa en la industria.

El número de Prater determina si la reacción es endotérmica, isotérmica o exotérmica. Cuando el
número de Pratter es cero (β = 0) se da el caso isotérmico, cuando es menor a cero (β < 0) la
reacción es endotérmica y cuando es mayor a cero (β > 0) la reacción es exotérmica.

En la figura 6 se presenta la solución para un pellet esférico a diferentes valores del número de
Arrhenius y del número de Prater.


Figura 6. Factor de efectividad interno, para un pellet esférico y una reacción de primer orden.

10
-1
10
0
10
1
10
0
¸ = 20
Módulo de Thiele, |

F
a
c
t
o
r

d
e

e
f
e
c
t
i
v
i
d
a
d

i
n
t
e
r
n
o
,
q



| = -0.06
| = -0.03
| = 0
| = 0.03
| = 0.06
10
-1
10
0
10
1
10
-0.6
10
-0.4
10
-0.2
10
0
¸ = 25
Módulo de Thiele, |

F
a
c
t
o
r

d
e

e
f
e
c
t
i
v
i
d
a
d

i
n
t
e
r
n
o
,
q



| = -0.06
| = -0.03
| = 0
| = 0.03
| = 0.06
10
-1
10
0
10
1
10
-0.6
10
-0.4
10
-0.2
10
0
¸ = 30
Módulo de Thiele, |

F
a
c
t
o
r

d
e

e
f
e
c
t
i
v
i
d
a
d

i
n
t
e
r
n
o
,
q



| = -0.06
| = -0.03
| = 0
| = 0.03
| = 0.06
10
-1
10
0
10
1
10
-0.7
10
-0.5
10
-0.3
10
-0.1
¸ = 35
Módulo de Thiele, |

F
a
c
t
o
r

d
e

e
f
e
c
t
i
v
i
d
a
d

i
n
t
e
r
n
o
,
q



| = -0.06
| = -0.03
| = 0
| = 0.03
| = 0.06
32

Se observa en la figura 6 la influencia de la constante de velocidad y del carácter de la reacción.
Estas condiciones totalmente dependientes de la temperatura. Cuando el número de Arrhenius es
menor a 25 sin importa que al reacción sea exotérmica o endotérmica el comportamiento de las
curvas es similar al caso isotérmico, sin embargo para reacciones exotérmicas (β positivo), el factor
de efectividad interno es más alto, por ejemplo cuando γ = 20 y β = 0.06 el factor de efectividad
interno es casi a la unidad para Módulos de Thiele entre 0.1 y 3. Para todos los casos entre más
endotérmica sea la reacción el factor de efectividad interno se ve desfavorecido.

Para valores del número de Arrhenius mayores a 25 y cuando la reacción es exotérmica con valores
del número de Prater mayores a 0.03 se presenta un valor máximo del factor de efectividad interno
y mayor a la unidad para un valor del Módulo de Thiele cercano a 2. Esto ocurre porque la
temperatura en la superficie externa del pellet es menor a la temperatura al interior del pellet donde
se da la reacción exotérmica, dándose la reacción a una mayor velocidad dentro del pellet que en la
superficie del mismo.

3. Bibliografía

[1] H. Scott Fogler. Elementos de Ingeniería de las reacciones químicas. 4
ta
Ed. Pearson (2008).
[2] M. Á. Gómez, J. Fontalvo, J. A García. Difusión y reacción en medios porosos. 1
ra
Ed.
Unibiblios (2008).
[3] S.S.E.H. Elnashaie and S.S. Elshishini. Modelling, simulation and optimization of industrial
fixed bed catalytic reactors. Topics in chemical engineering Volume 7. Gordon and Breach
Science Publishers S.A. (1993).
[4] James J. Carberry. Chemical and catalytic reaction engineering. McGraw-Hill chemical
engineering series (1976).
[5] J. Fontalvo, L. M. Carballo. Cálculo del factor de efectividad interno utilizando colocación
ortogonal sobre elementos finitos. Revista de Ingeniería e Investigación No. 44. (1999).
[6] B. Hoyos, J. G. Cadavid, H. Rangel. Formulación y cálculo numérico del factor de efectividad
no isotérmico para catalizadores cilíndricos finitos considerando difusión bidimensional.
Revista Dyna 131. (2000).
[7] J. M. Smith. Ingeniería de la cinética química. 6
ta
Impresión. McGraw Hill. (1991).
[8] G. F. Froment, K. B. Bischoff. Chemical Reactor Analysis and Design. 2
da
Ed. John Wiley and
Sons. (1990).