1

periodico red puna 8 yillik dergileri

RED PUNA
Organización de Comunidades Aborígenes y Campesinas de la Puna y Quebrada de Jujuy ARGENTINA




Tierra, Agua y Justicia para una vida digna en el campo!!!


La Red Puna somos una Organización, conformada por más de 30 organizaciones de comunidades
aborígenes, campesinos, artesanas, mujeres y jóvenes de nuestra Puna y Quebrada, que juntos luchamos
por cambiar la realidad en que vivimos, buscamos una transformación profunda de las estructuras de
nuestra sociedad y de nuestro país.

Vivimos del trabajo de la producción y el esfuerzo diario, producimos alimentos para nuestras
comunidades, para los pueblos y las ciudades, somos parte de la tierra, el agua y las semillas, somos vida y
cultura.

Sin embrago al día de hoy no nos han sido entregadas nuestras tierras comunitarias. Es por ello que la lucha
por la Soberanía Alimentaria y por el Territorio ha impregnado la dinámica de nuestra organización, y el
compromiso. No queremos más un modelo político-económico que nos excluya. Queremos vivir con
dignidad en nuestra tierra.

Somos un proyecto social y político, que luchamos por la Soberanía Alimentaria y la Reforma Agraria
Integral. Tenemos múltiples iniciativas productivas, de formación y capacitación, que van desde la
producción agrícola y la cría de animales, comercialización de carnes de llama hasta hilados y tejidos.
Junto a otras organizaciones del país, conformamos el Movimiento Nacional Campesino Indígena
(M.N.C.I).

Trabajamos en la producción agrícola: sembramos papa, maíz, habas y verduras; criamos llamas y ovejas, y
somos tejedoras y artesanas. Nuestra organización comienza en cada comunidad de base, luego nos
juntamos con otras comunidades y vamos resolviendo y tomando decisiones en forma colectiva.

Los valores de nuestra organización son: solidaridad, esperanza, respeto, igualdad, confianza en nosotros
mismos, compartir con el otro, indignación ante las injusticias, respeto a las capacidades diferentes,
capacidad de soñar, alegría de vivir, luchar por la vida, compañerismo y compromiso.

Nuestros principios son de una organización horizontal, democrática, con identidad cultural, autónoma,
con la participación activa de todas nuestras organizaciones, donde cada Asociación, comunidad aborigen,
centro vecinal, cooperativa sean fuertes, con la participación de toda la familia: los jóvenes, los varones, las
mujeres y los abuelos; y por sobre todas las cosas donde la toma de decisiones sea una tarea colectiva y la
distribución de tareas compartida.

RED PUNA - Movimiento Nacional Campesino Indígena.


Nuestras Luchas

Nada nos será dado,
Nada que no sea luchado por nosotros,
Nada nos será regalado
Nada que no arranquemos vendrá a ser de nuestra casa
Nada que no luchemos vivirá entre nosotros.

2


LA LUCHA POR LA TIERRA Y LOS TERRITORIOS

Se han reconocido nuestros derechos sobre la tierra, pero los gobiernos siguen sin entregarnos los títulos
de nuestras tierras comunitarias. Por eso en nuestras luchas exigimos la entrega definitiva de las tierra y el
reconocimiento de nuestros territorios

“La tierra tiene muchos valores para nosotros. No como una mercancía, sino otros valores muy profundos”.
La tierra comunitaria respeta los valores de la propia comunidad, donde la palabra tiene valor. En la
propiedad privada no existe la palabra. La propiedad privada es del sistema capitalista y en el sistema
capitalista no existe la palabra, existe el negocio, la ganancia”.
“Hace diez años el gobierno dividió a las comunidades, primero quisieron dividirnos como pueblo kolla,
entregando las tierras en forma comunitaria, ahora quieren dividirnos como comunidad, como familia,
queriéndonos dar el titulo individual, así nos peleamos como familia. Así perdemos identidad, no vamos a
saber quienes somos. No vamos a tener historia , pasado”.
“La tierra es de todos, las tierras son nuestras. Hace más de 500 años estamos acá. Nuestro sistema era
comunitario, vivíamos en comunidad. Este sistema capitalista no da para más. No se puede vivir con este
sistema, hay que pensar desde ese sentido, que somos nosotros, como queremos vivir”.

LA LUCHA POR EL AGUA

El acceso al agua, junto con la tierra, forma parte de una de las luchas mas sentidas por nuestras
comunidades en el camino de la soberanía alimentaria.


EN DEFENSA DE NUESTROS BIENES NATURALES

Las Comunidades Indígenas Campesinas que formamos parte de la Red Puna y Quebrada queremos
expresarnos, hacer oir nuestra voz, y decirle al gobierno que NO queremos un modelo que agota nuestros
bienes naturales, destruye los suelos, nos quita y contamina el agua, dejando a nuestras comunidades sin
posibilidad de trabajar nuestras tierras. No queremos para nuestros territorios un modelo de producción
minero a cielo abierto, que dinamita los cerros, que utiliza químicos contaminantes y enormes cantidades
de agua para separar los minerales de las rocas, generando grandes desechos tóxicos y contaminación.

POR LA SOBERANIA ALIMENTARIA

Producir soberanía alimentaria significa, contar con acceso a tierra, agua, semillas, tecnología apropiable de
bajos insumos, estructura comercial justa y controlable, espacios alternativos de intercambio de saberes y
bienes, organización política, control de las semillas, fortalecimiento del mercado interno, revalorización de
diversidades biológicas, culturales, y descentralización productiva, entre otras.
La soberanía alimentaria se basa en el control de todo el proceso productivo por parte del productor, con
dos componentes básicos: el acceso a la tierra y el agua


FERIA del CAMBALACHE y TRUEQUE


FERIA DE LA SEMILLA




POR LA REFORMA AGRARIA INTEGRAL
“Soñamos entre todos y todas construir un nuevo poder, que sea popular y desde las bases, donde participen
las familias y las comunidades, con autonomía e independencia, y que contribuya a una alternativa política
3
democrática y participativa en conjunto con otros sectores del pueblo. Amamos la tierra y la naturaleza, nos
sentimos parte de ella. Nuestro compromiso es por un cambio social que contemple la recuperación de
tierras de familias desalojadas, la vuelta al campo de familias excluidas, y el acceso a la tierra y el agua por
parte de quienes quieran trabajarla. Donde no existan más desalojos, cultivos transgénicos, ni empresarios
explotadores”.
(Del primer Encuentro Nacional por la Reforma Agraria. Mendoza. Noviembre de 2006).


22 de abril: Marcha por la tierra y los territorios

Pueblos Originarios de Jujuy unidos por nuestros territorios, exigimos la entrega de los títulos comunitarios
de nuestras tierras y territorios


Las comunidades originarias y organizaciones del pueblo Kolla y Quechua nos movilizaremos el próximo
lunes 22 de abril por la ciudad de San Salvador de Jujuy, hasta la Casa de Gobierno y la Secretaría de
Derechos Humanos, para exigir la entrega inmediata de los títulos comunitarios de nuestras tierras. Nos
quedaremos frente a la casa de gobierno hasta que el Gobernador nos reciba.

En el marco de la semana de los pueblos indígenas, las comunidades marcharemos por las calles de Jujuy,
para exigir el cumplimiento del petitorio presentado al gobierno provincial, elaborado por la asamblea de
los pueblos originarios unidos por nuestros territorios. El petitorio exige la urgente entrega de los títulos
comunitarios de las tierras, la entrega de los remanentes de tierras a las comunidades, la reglamentación
inmediata de la ley de eximición de impuesto inmobiliario para tierras indígenas, la condonación de las
deudas que puedan existir sobre los títulos comunitarios, y la prorroga de la ley 26.160 que suspende los
desalojos de comunidades indígenas.

Realizaremos un acto frente a la Casa de Gobierno de Jujuy, exponiendo los incumplimientos del Gobierno
en la entrega de tierras y territorios a las comunidades aborígenes, y repudiando todos los acuerdos no
cumplidos en el 2006, 2007, 2011, y el incumplimiento de la sentencia judicial del año 2006, que exigía la
entrega de los mismos en un plazo de 15 meses.

Pasaron más de 17 años desde que el gobierno provincial lanzó el primer programa de entrega de tierras,
llamado PRATPAJ, y luego el denominado PRIPCI, todos con el fin de entregar las tierras y territorios que
pertenecen a nuestras comunidades aborígenes, y así cumplir con el artículo 75, inciso 17 de nuestra
Constitución Nacional. Los resultados de estos programas se resumen en las frases mas escuchadas en
nuestras comunidades: “Al día de hoy son muy pocas las comunidades con títulos comunitarios…no hay
voluntad política del gobierno provincial de entregar las tierras”.

La lucha por los territorios, tiene su historia. Las batallas de Quera y Abra de la Cruz, el primer Malón de la
Paz que hicieron nuestros abuelos, el segundo Malón del año 2006 en Purmamarca y otros cortes de ruta.
Una de las últimas acciones fue el corte de ruta en Purmamarca, que se realizó durante 3 días, en octubre
del 2011, y terminó con un acuerdo con el Gobierno Provincial, que comprometía la entrega de los títulos
comunitarios a nuestras comunidades aborígenes en plazos de 30, 60 y 90 días hábiles, y la entrega de los
títulos remanentes de tierras a las comunidades que recibieron títulos incompletos, y la reducción de los
radios urbanos según lo establezca cada comunidad. En todos los casos los plazos fijados eran de 30 a 90
días. Ninguno se cumplió. No entregaron un solo título.
“Da mucha bronca. Hicimos una marcha, acordamos, hay un acta, y ahora no quieren cumplir. Nosotros
vamos a hacernos respetar y hacer respetar el corte y el acta. No vamos a dar el brazo a torcer. Por eso
haremos esta marcha y si es necesario otro corte, otro Malón de la Paz”, fue la expresión de nuestros
hermanos en la ultima Asamblea.

En todos estos años hubo numerosas reuniones con los funcionarios, mesas de diálogo, y siempre lo mismo,
todas excusas. No hubo voluntad política del Gobierno Provincial. Un año después no han entregado un
solo título comunitario de nuestras tierras. Hasta cuando tendremos que esperar. Basta. La Tierra y los
Territorios son nuestros.!!!
4



Audiencia con el Gobernador
El pasado 18 de marzo, las Comunidades del Pueblo Kolla y Quechua presentamos una solicitud urgente de
audiencia con el Gobernador Fellner, para tratar los puntos que se exigen en el petitorio. Hasta ahora no
hemos tenido respuesta. Esperamos que el día 22 de abril, que marcharemos por la ciudad de Jujuy, seamos
recibidos. “Sino nos da la audiencia, nos vamos quedar frente a la casa de gobierno, hasta que nos reciba”.


EL PETITORIO al GOBERNADOR FELLNER

Los puntos que exige el petitorio presentado por las Comunidades de los Departamentos de Cochinoca,
Rinconada, Yavi, Santa Catalina, Tilcara y Tumbaya son:

1) La entrega inmediata de los títulos comunitarios de las tierras.
2) La regularización de todos los remanentes pendientes de titularizar.
3)Se formalice una mesa Institucional con plazos y compromisos concretos con participación de las
comunidades, para la inmediata entrega de los títulos comunitarios, con los organismos competentes como:
Dirección General de Inmuebles, Ministerio de Vivienda y Ordenamiento Territorial, Fiscalía de Estado,
Escribanía de Gobierno, Secretaria de Derechos Humanos, Secretaria de la Gobernación.
4) Se acuerde con el Gobierno Nacional la agilización de los trámites referidos a la zona de seguridad, en
las comunidades que así lo requieran, pautando una reunión con el Ministro de Defensa de la Nación, con
participación de referentes de las Comunidades.
5) La afectación de presupuesto provincial y personal suficiente para los trámites de regularización de todos
y cada uno de nuestros territorios, haciendo efectiva la expropiación realizada por el General Perón en el
año 1949 y el mandato Constitucional.
6) Reglamentación inmediata de la ley de eximición de impuesto inmobiliario para tierras indígenas, y
condonación de las deudas.
7) Solicite al Congreso Nacional una prorroga de la ley 26.160, de suspensión de desalojos de comunidades
indígenas, y de relevamiento territorial indígena.
8) Se complete las carpetas relevadas en el marco del RETECI, y la incorporación de las comunidades
pendientes de relevar en el mismo.

Comunidades del Pueblo Kolla y Quechua
de los departamentos de Santa Catalina, Yavi, Cochinoca, Rinconada, Tumbaya y Tilcara.


A un año del corte de ruta

TODOS LOS ACUERDOS INCUMPLIDOS

Los acuerdos firmados con el gobierno provincial en la madrugada del 13 de octubre de 2011, en el cruce
de la ruta 9, en la entrada a Purmamarca, fueron incumplidos por el gobierno provincial.
Hubo numerosas reuniones, y siempre lo mismo, todas excusas.
No hay voluntad política del gobierno provincial.
Un año después no han entregado un solo título comunitario de nuestras tierras.
HASTA CUANDO!!!!!!!!!
Basta. La Tierra y los territorios son nuestros.!!!

Luego de tres días de corte de ruta en Purmamarca

Como resultado de la lucha de las comunidades, el gobierno provincial comprometió la entrega de los
títulos comunitarios de nuestras tierras.

5
Así quedó sellado en el acta acuerdo que se firmó el día 13 de octubre 2011, a la 1 hs de la mañana, luego
de tres intensos días de cortes sobre las rutas nacionales 9 y 52 en el cruce de entrada a Purmamarca. El
mismo contempla la entrega de los títulos comunitarios en plazos escalonados, una ley de exención de pago
de impuestos inmobiliarios, y la entrega de los remanentes de tierras a las comunidades aborígenes. Una
vez más, quedó claro que sólo con la lucha y movilización se presiona y se logran cambios en las políticas.
Integrantes de 92 Comunidades Aborígenes de Puna y Quebrada estuvimos presentes.

El reclamo realizado del 10 al 13 de octubre de 2011 por las comunidades originarias de Puna y Quebrada,
se debió a los retrasos del gobierno provincial desde hace 15 años, para la restitución de nuestros territorios
que ancestralmente nos pertenecen. Por los constantes incumplimientos y falsas promesas, las comunidades
nos vimos obligados a salir a la ruta, luego de agotar las instancias administrativas, judiciales y de diálogo
con un gobierno provincial que sólo apuesta al avasallamiento sobre nuestros territorios de la mano de la
gran minería y sus negocios.
Las comunidades pertenecientes al Pueblo Quechua (Santa Catalina), y el Pueblo Kolla (Departamentos de
Yavi, Rinconada, Cochinoca, Tilcara y Tumbaya), tomamos esta medida después de analizar la poca
efectividad de los programas de relevamiento anteriores como el PRATPAJ, PREDAJ y RETECI.
Tres días de corte ruta nos costó a las comunidades, torcer la voluntad del gobierno provincial y que atienda
nuestros reclamos. Finalmente firmó un acta compromiso.
“Una vez más, quedó demostrado que durante todos estos años no hubo voluntad política de entregar los
títulos comunitarios, ahora veremos si los compromisos se traducen en políticas concretas hacia nuestras
comunidades o quieren seguir entregando nuestras tierras a las empresas mineras. Si no cumplen
volveremos a salir a las rutas todas las veces que sea necesario” afirmó una de las delegadas de la asamblea
al momento que se levantaba el corte.
Seguiremos alertas, resguardando nuestros derechos territoriales y que se cumplan los acuerdos.
No bajamos los brazos y no bajamos la mirada.

12 de octubre
No fue casual la fecha del 12 de octubre. Cuando se cumple un nuevo aniversario de la violenta invasión
española en nuestras tierras, en nuestra cultura. 519 años después seguimos sufriendo las consecuencias.
Repudiamos la fecha del 12 de octubre en reivindicación y lucha de nuestros pueblos por más de 500 años.

EL ACUERDO

El acuerdo firmado a la 1 de la mañana del jueves 13 de octubre, por el Ministro de Gobierno Hugo
Echavarri, el Secretario de Derechos Humanos Pablo Lozano, y el Vice-Director de Inmuebles, incluye el
compromiso del Gobierno provincial de entregar los títulos comunitarios a nuestras Comunidades
Aborígenes en los siguiente plazos:
- En 30 días hábiles a todas las comunidades que tienen sus planos realizados.
- En 60 días hábiles a las comunidades que les faltan detalles u observaciones en planos.
- En 90 días al resto de las comunidades aborígenes, que les faltan planos o mensuras.

Los otros puntos del acuerdo y compromiso que asumió el gobierno fueron:
* La entrega de los títulos sobre los remanentes de tierras a las comunidades que recibieron títulos
incompletos, y reducir los radios urbanos según lo establezca cada comunidad. El plazo fijado fue de 30 a
90 días.
* Sacar una ley de exención del pago del impuesto inmobiliario sobre las tierras comunitarias aborígenes.
* Realizar un relevamiento territorial, conjuntamente con las comunidades aborígenes, asentadas en tierras
con títulos privados, para poder avanzar también sobre dichos títulos comunitarios.
* Realizar el relevamiento de 20 carpetas de RETECI, antes del mes de diciembre.
* Obligarse a realizar la “consulta previa, libre e informada a las comunidades” ante cualquier acción de
gobierno que involucre territorios de nuestras Comunidades, tal como lo establece el Convenio 169 OIT.
* Conformar un equipo de seguimiento de los acuerdos y de los programas, con dos delegados por
departamento.
El último punto del acuerdo, fue realizar un próximo encuentro con los mismos funcionarios, el día 26 de
octubre a las 10 horas en Abra Pampa, para avanzar en los acuerdos
LA LUCHA
6

POR NUESTROS TERRITORIOS

Han pasado 15 años desde que lanzaron el programa provincial de tierras (PRATPAJ) con el fin de entregar
las tierras que pertenecen a nuestras comunidades aborígenes, y así cumplir con el artículo 75, inc.17 de
nuestra Constitución Nacional. “Al día de hoy son muy pocas las comunidades con títulos
comunitarios…no hay voluntad política del gobierno provincial de entregar las tierras”, son las frases más
escuchadas en nuestras comunidades.
La lucha por la tierra y los territorios, tiene su historia. Las batallas de Quera y Abra de la Cruz, el primer
malón de la paz que hicieron nuestros abuelos, el segundo malón del año 2006 en Purmamarca y tantos
otros cortes de ruta.
Una de las últimas acciones fue la marcha y el corte de ruta que hicimos el 12 de octubre del año pasado en
La Quiaca, exigiendo: la entrega de los títulos comunitarios de acuerdo a las mensuras acordadas con las
comunidades; que no impongan la inclusión del “radio urbano” en los planos de mensuras oficiales de
nuestros territorios; y la entrega de tierras remanentes en comunidades con escrituras.
Al corte vinieron responsables del Gobierno provincial de Fiscalía de Estado, de la Secretaría de Derechos
Humanos y de la Dirección de Inmuebles. Se firmó un acta.
El acuerdo consistió en el compromiso del Gobierno provincial de:
1.- Agilizar en 30 días los expedientes iniciados para los títulos.
2.- Que cada comunidad decidía el lugar y la superficie minima para “radio urbano” (para escuelas, puesto
salud, policía) y se mensuraba.
Luego vinieron a las comunidades, mensuramos y acordamos la superficie para “radio urbano”. Así se
armaron las carpetas en la Secretaría de Derechos Humanos. En general esa superficie acordada fue entre 1
a 6 hectáreas, pero nunca el 6 % del total.
Ahora nos quieren rechazar esas mensuras. Dicen que hay que volver a mensurar dejando un 6 % del
total de las tierras de la comunidad para derecho provincial como “radio o zona urbana”. Por ejemplo en
una comunidad con 3900 ha, tenemos que dejarles 234 hectáreas, osea todas las casas, corrales, rastrojos,
etc.
“El Gobierno Provincial nos ha mentido diciendo que hay una supuesta ley que exige ese 6%, pero cuando
fue el corte de ruta, el gobierno aceptó el acuerdo que se firmó en el corte. Además hay otras comunidades
que ya les entregaron las tierras y no les quitaron el 6%. Luego investigamos y NO EXISTE ninguna ley.
Salen a mentir a las comunidades, ya que sólo son dictámenes internos de inmuebles y fiscalía pidiendo ese
porcentaje de tierras”.
“Da mucha bronca. Hicimos una marcha, acordamos, hay un acta, y ahora no quieren cumplir. Nosotros
vamos a hacernos respetar y hacer respetar el corte y el acta. No vamos a dar el brazo a torcer. Si es
necesario haremos otro corte, otro malón de la paz”, expresan nuestros compañeros de la APPP.
En algunas comunidades del departamento de Yavi, en el año 2008 rechazamos los títulos que el gobierno
nos quiso entregar, ya que inconsultamente nos quitaron el 6% de la tierra para zona urbana. Por eso no
aceptamos los planos. Luego vino el corte de ruta y se hizo una nueva mensura.
Se quieren quedar con las mejores tierras, las que tienen agua, luz, caminos, viviendas, corrales. Nos
preguntamos ¿Para que quiere el Estado Provincial tantas hectáreas en las comunidades de la Puna? “Para
hacer negocios turísticos y mineros”. “Para controlar nuestros territorios. Quien se quede con las mejores
tierras, controla el territorio.”
Por eso como organización Red Puna, vamos a seguir luchando por los territorios, vamos a llegar a otras
comunidades que están con igual problemática y armar una movida provincial, un corte, un malón, ya se
verá lo mejor. Les decimos a nuestros hermanos de las comunidades:
- No firmemos, no aceptemos estas reglas que nos quieren imponer.
- No aceptamos que nos quiten el 6% de nuestras tierras.
- Que se respete el acta acuerdo de octubre de 2009. Que se respete lo firmado.
- En muchas de nuestras comunidades ya se mensuró con acuerdo de las familias y ahora vienen a las
comunidades, queriendo volver a mensurar. No aceptemos.
Mucho bicentenario, pero nos quieren seguir quitando nuestras tierras. Hasta cuando!!!

Hacia el tercer Malón de la Paz
Así lo definió la Departamental de las Comunidades Aborígenes de Yavi. “No vamos a permitir que nos
quieran seguir sacando las tierras que nos pertenecen, no vamos a cederles más tierras”.
7
Esta es la propuesta que se viene debatiendo para que las Comunidades y Organizaciones Indígenas y
Campesinas de la Puna y Quebrada salgamos a realizar una movida provincial para exigir de una vez por
todas la entrega del total de las tierras comunitarias. Nada de engaños con los llamados “radio urbano”. Que
se respeten las mensuras ya realizadas con acuerdo de toda la comunidad.

No al Impuesto Inmobiliario
Como otra manera de presionar a las comunidades, están llegando boletas de cobro de impuesto
inmobiliario por las tierras comunitarias. No corresponde. No tenemos que pagar nada.
Exigimos a la legislatura provincial que sancione urgente una ley de exención del impuesto inmobiliario a
las comunidades aborígenes.


Suripujio
Algunas Comunidades Aborígenes recibieron la escritura pero con planos de mensura, donde les quitaron
grandes superficies para el llamado “radio urbano”. Eso fue un engaño. Ya que primero le entregaron la
escritura y luego el plano. Un ejemplo es la Comunidad Aborigen de Suripujio en el Departamento de Yavi,
que le quitaron cerca de 1000 ha.



El gobierno quiere dividirnos

Denunciamos al Instituto de Colonización

El gobierno provincial está enviando a nuestras comunidades, técnicos del Instituto de Colonización
provincial ofreciendo mensuras de forma individual con el fin de generar divisiones en nuestras
comunidades aborígenes. El gobierno a través de falsas promesas pretende convencer a algunas familias, y
de esta manera frenar las carpetas que tramitan nuestras tierras comunitarias.
No nos dejemos engañar.
No permitamos nuevas mensuras individuales.
Definiciones de la Asamblea de la Red Puna

La tierra es nuestra

Los días 3 y 4 de Julio se realizó la Asamblea de la Red Puna en Abra Pampa, en la sede de la Cooperativa
PUNHA.
En la asamblea se resolvió apoyar firmemente, como organización, la lucha por la tierra y los territorios de
nuestras comunidades. En este sentido se acordó apoyar la lucha y las gestiones por la urgente entrega de
los títulos comunitarios, de acuerdo a los planos de mensuras acordados en las comunidades y rechazar el 6
% de las tierras que nos quieren quitar. Apoyar como organización regional la realización de un próximo
malón de la paz en la Puna. También se resolvió denunciar al Instituto de colonización por los intentos de
dividir a nuestras comunidades y exigir a la Legislatura Provincial, la sanción de una ley que exima del
pago del Impuesto Inmobiliario provincial.
Basta de atropellos. No vamos a dejarnos pasar por encima.



Historias de las luchas

La Comunidad de Juella y El Churcal por la vida en el campo, gracias al agua

El 23 y 24 de mayo, en el IPAF Región NOA (Posta de Hornillos, Jujuy), se hizó el 1er seminario
latinoamericano sobre acceso, uso y tratamiento del agua para la agricultura familiar.
“Participamos como comunidad de Juella y de El Churcal en el evento porque nuestra comunidad fue una -
junto con la Comunidad Aborígen del Angosto-, de las tres comunidades de la provincia de Jujuy elegida
para presentar su trabajo de obra de agua”.” Durante la presentación, cinco representantes de nuestra
8
comunidad contaron la historia de todas las luchas para tener el agua que faltaba en el pueblo”, cuenta uno
de los participantes.
Desde años, la comunidad de Juella produce frutas (durazno, manzana, pera, membrillo, albarillo), y
verduras (papa, choclo, haba, arveja). También trabaja de ganadería (cabras, corderos, chanchos, vacas,
gallinas, conejos). Con este proyecto de obra de agua, la comunidad tenía el sueño de tener agua para poder
seguir viviendo en su territorio, y vivir de su producción agrícola y ganadería.
La comunidad aborigen de El Churcal de Juella, se conformó en 2007 con 28 familias juelleñas que
decidieron buscar otras tierras para tener más espacio para sembrar en su territorio.
La falta de agua es ancestral. Los abuelos venían siempre trabajando una parte de canales de riego, pero
todos los años el río se lo llevaba y no quedaba nada. “El desafío nuestro era de encontrar otra forma de
trabajar para que la obra de agua sea una solución durable”. “Nuestros ancestros usaban canales abiertos de
tierra y piedras, o por último de piedras y cemento, pero no captaban el agua de los ojos, por respecto a la
Pachamacha. En cambio, nosotros optamos por una captación subterránea de agua en el río, en un lugar
llamado Agua Chuya, después de pedir permiso a la Pacha Mama, y instalamos canales subterráneos con
caños de PVC.”, cuentan en la reunión de la comunidad.
“Nuestros ancestros trabajaban a fuerza de pulmones, y para nosotros, gracias a la tecnología, se pudo hacer
un trabajo más grande con la ayuda de una maquina de obra. Hicimos un trabajo con mangueras para llevar
el agua hasta El Churcal.” El desafío era hacer llegar el agua para la feria anual del Cambalache de la Red
Puna.
Después de muchos esfuerzos, de varias ida y vueltas hasta la capital provincial para traer material,
encontrar a las instituciones para administrar los proyectos, y mucho trabajo de la mano de obra
comunitaria, el agua llego el 13 de abril, un día antes del Cambalache.


Agua y aguita.
Quisiera beber,
aguita de agua chuya,
eso me quita la sed


LAS COMUNIDADES y LA MINERIA DE LITIO LLEGÓ A LA CORTE SUPREMA DE JUSTICIA DE
LA NACIÓN

El miércoles 28 de marzo, las 33 Comunidades Aborígenes nucleadas en la Mesa de Comunidades de la
Cuenca de la Laguna de Guayatayoc y Salinas Grandes, estuvieron presentes en la audiencia convocada por
la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para solicitar su derecho a ser consultadas y a brindar su
consentimiento previo, libre e informado en las actividades mineras que se desarrollen en sus territorios de
Salinas Grandes para la exploración y explotación de Litio. Es la primera vez que pueblos indígenas de
Jujuy fueron escuchados, en instancia oral y pública por los miembros de la Corte. También estuvo
presente el Gobierno de la provincia de Jujuy, quien de manera mentirosa aseguró que no hay explotación
de litio en la zona de conflicto. La audiencia se desarrollo en el cuarto piso del Palacio de los Tribunales en
la Ciudad de Buenos Aires.
70 dirigentes de las Comunidades viajaron a Buenos Aires para estar presentes. Sólo 20 pudieron ingresar a
la sala de audiencias. El resto acompañó la presentación en un salón contiguo con pantallas de televisión y
sonido en directo. Muchas otras organizaciones estuvieron presentes acompañando a las comunidades.
La audiencia comenzó con las palabras del único representante de las comunidades autorizado a hablar.
“Por el litio entraron empresas mineras, hicieron exploraciones, pozos, hubo derrames de agua dulce,
manchas en el salar, hicieron terraplenes. Y todo ha sucedido sin que pudiéramos opinar. Los gobiernos
nunca nos ha consultado”, denunció Liborio Flores, el representante de las Comunidades que pudo subir al
estrado y hablar ante el Tribunal. También hizo un recorrido histórico de la presencia indígena en las
salinas, desde antes de la llegada española, las luchas de los pueblos andinos, la Batalla de Quera en 1875,
y el Malón de la Paz, durante el primer gobierno de Juan Perón hasta la actualidad. “Con la reforma de la
Constitución de 1994, cuando el Estado reconoció a los pueblos indígenas, nos dieron una esperanza de
recuperar nuestros territorios, el salar y poder trabajar. Sin embargo, la instrumentación de ese entramado
constitucional se ha hecho demasiado largo en las provincias, y al día de hoy no tenemos el reconocimiento
de los territorios”, cuestionó.
9
“Queremos preservar la integridad cultural de nuestros pueblos, pero para eso necesitamos preservar la
integridad de nuestros territorios. Queremos cuidar el medio ambiente, que es la vida de nuestros pueblos”,
afirmó al cerrar su presentación. De inmediato, vinieron los aplausos en la sala y el grito de Jallalla!!!
Jallalla!!!. El presidente de la Corte, Ricardo Lorenzetti, advirtió que no se trataba de una “tribuna”, y pidió
que no haya aplausos al final de las exposiciones.
Luego de la presentación, los Jueces realizaron una gran cantidad de preguntas a la Abogada: ¿en qué
debiera consistir la intervención de las comunidades previo a los permisos de exploración?; “¿El Estado ha
realizado esas consultas?”; “La provincia de Jujuy dice que no se ha dado permiso para litio. ¿Es así?”;
¿Hay alguna exploración o es algo preventivo, un temor?”; “En concreto, usted plantea que para explotar
debe haber consentimiento de las comunidades indígenas. ¿Y si no lo hay, no se puede explotar, como si
fuera propiedad originaria?”.
“No hay participación cuando hay desigualdad entre las partes”, fue el planteo a la Corte, ante las
afirmaciones del Gobierno que le da participación a las comunidades en la Unidad de Gestión Ambiental
Minera Provincial (UGAMP). “No puede haber 15 representantes del Estado y de las universidades, y un
sólo delegado indígena, como prevé el gobierno de Jujuy”, graficó la abogada.
El Gobernador Fellner citado a la audiencia, no concurrió. Por el Gobierno Provincial la representación
estuvo a cargo del Fiscal de Estado Alberto Matuk, el único que habló, la Jueza de Minas Cristina Lucas de
Durruty, la Secretaria de Derechos Humanos Natacha del Valle Freijo, además de Comisionados
Municipales de la Puna, entre otros.
Confusiones y mentiras: El Fiscal de estado explicó que en la zona hay seis explotaciones de boro, pero que
una sola afecta a una comunidad y que supuestamente dio su visto bueno “y participó en todas las etapas”
de exploración. “Existen pedimentos, varios, diversos, pero sin ninguna clase de trámite”, señaló sin
inmutarse. A pesar de fotos y pruebas de perforaciones, el gobierno jujeño aseguró “No existe ni
exploración ni explotación de litio en la zona de Laguna Guayatayoc-Salinas Grandes”, y buscó por todos
los medios confundir las zonas de Salinas Grandes con el Salar de Olaroz Cauchari, en la zona de Susques,
donde existen empresas explorando en la actualidad, y mintió en varios oportunidades afirmando que las
comunidades habían sido consultadas, pero refiriéndose también a la zona de Susques, lo que generaba
confusión, ya que no era el territorio en disputa. Para finalizar y ante una pregunta del Presidente de la
Corte, afirmó “No está bajo análisis posibles explotaciones en la zona donde viven estas comunidades”.

La minería de litio llegó al máximo tribunal de Justicia de la Argentina y dejó más dudas que certezas y
respuestas. Ahora tendremos que esperar la resolución de la Corte Suprema. En primera instancia resolverá
si se declara competente o no en el tema, para luego continuar con la acción de amparo iniciada en
noviembre de 2010 por la Mesa de Comunidades Indígenas de la Cuenca de Laguna de Guayatoc y Salinas
Grandes.
Desde las comunidades se espera que la justicia ordene a los gobiernos de Jujuy y Salta la implementación
de mecanismos adecuados de participación y consulta a las comunidades aborígenes, en los expedientes
administrativos en trámite para explotación minera.

El Gobierno busca dividir y la pelea entre comunidades.
La audiencia fue cerrada con un breve relato de Modesta Rosana Calpanchay, de la comunidad Puesto Sey,
comunidad que no está involucrada en los territorios de Salinas Grandes y Guayatayoc, quien llegó de la
mano del Gobierno Provincial, junto al Comisionado Municipal de Rinconada y otros comisionados.
Respaldó las afirmaciones del gobierno provincial y dio la bienvenida a la minería en la región. “El
Gobierno nos entregó los títulos y nos consultó siempre” expresó.” Calpanchay, es reconocida en la zona
por su cercanía al gobierno provincial, y su comunidad está ubicada a 90 kilómetros de la zona de conflicto,
en Susques, región que no está incluida en el amparo ante la Corte Suprema y, por lo cual, su participación
en la audiencia sólo se entiende como una manera de buscar el enfrentamiento y la pelea entre hermanos.

Ante el avance de las empresas mineras por el Litio

“Nosotros no comemos baterías,
nosotros vivimos de las salinas”

10
Mientras varias compañías mineras comenzaron a desembarcar en las Salinas Grandes y el gobierno
provincial avanza con concesiones de exploración del Litio, las Comunidades Aborígenes nos organizamos
para luchar y hacer frente a los atropellos.
El litio es un metal que se emplea en pilas y baterías de productos electrónicos y que comenzó a utilizarse
como energía en la industria automotriz. La minería del litio forma parte del modelo de extracción de
recursos naturales, aunque a diferencia de la minería metalífera a gran escala, no produce la voladura de
montañas ni el uso masivo de explosivos y cianuro. Pero sí las une el aspecto más cuestionado en los
últimos años: el enorme uso del agua, en una región de extrema sequía.
Del agua dependen nuestras comunidades para el pastoreo y cría de ovejas, llamas y pequeñas chacras, por
eso la presentación en la Corte Suprema que realizaron las comunidades de las Salinas, remarca que corre
peligro toda la cuenca hídrica de la Laguna Guayatayoc-Salinas Grandes, que agrupa cursos de agua de
Jujuy y Salta, y de la cual dependen nuestras comunidades indígenas.
“Hace siglos que vivimos en las salinas, siempre cuidando el territorio y vivimos en armonía. Ahora
descubren algo y quieren pasarnos por arriba, condenarnos. No vamos a permitir esa injusticia”. “Nuestros
bisabuelos vivieron donde nosotros hoy, y nunca nos dieron los títulos comunitarios. La minera llega y le
dan todo. Contaminan y nos quieren echar. No dejaremos que eso pase”, avisa Clemente Flores, de la
Organización Comunitaria Aborigen “Sol de Mayo” de El Moreno.
Las Salinas Grandes constituyen “un ecosistema único que se encuentra dentro de nuestros propios
territorios, el cual provee de los recursos naturales de uso común que son necesarios para nuestra
subsistencia, como el agua y la sal que nos permite la vida, el trabajo y la producción”.
“Somos un pueblo tranquilo, pero nuestros abuelos y padres nos han enseñado de lucha. Podemos marchar
hasta donde se guarda el poder político y cortar rutas. ¡Y quién sabe qué más! El territorio es todo, más que
nuestra vida.”
“A algunos hermanos los corrió y mató la soja. A nosotros nos quieren hacer lo mismo, pero con la
minería, con este metal para las baterías. Nosotros no comemos baterías, nosotros vivimos del salar”,
afirma uno de los hermanos de las salinas. De las salinas depende el patrimonio cultural e identidad de
nuestro pueblo kolla. Las comunidades indígenas tuvieron históricamente una gran presencia en las salinas
de la Puna. La sal es parte de una cultura del trueque, con viajes que se realizan transportando panes de sal
en burros y vehículos, desde las salinas hacia otros lugares alejados de la Quebrada, Puna, Valles y el
Ramal.
El negocio del litio vulnera la Constitución Nacional y tratados internacionales que legislan sobre el
derecho de los pueblos originarios.

Las empresas mineras
Dos empresas ya han avanzado en el proceso de cateo y exploración. Se trata de la empresa australiana
Orocobre Limited, líder en el mundo en explotación de litio, que se asoció con la automotriz Toyota y
planifica extraer litio en 2012, y la otra es una empresa canadiense Daijin Resources Corporación.
También existen otros 32 pedidos de cateos y procesos de exploración en el departamento de Cochinoca, de
los cuales, 20 de esos emprendimientos corresponden a minerales de “primera categoría”, que incluye
plomo, plata, zinc, cobre, estaño y litio; también hay otros 97 pedidos en los departamentos de Rinconada y
Susques.
Comunicados de las compañías afirman que la demanda global de litio crece a una tasa de 4,5 por ciento al
año, estiman que la demanda de litio para batería aumenta un 20 por ciento anual, precisan que el mercado
mundial de baterías de litio tiene un valor de 4000 millones de dólares al año. “El reciente crecimiento de
una industria mundial de baterías industriales y de automóviles de iones de litio se ha traducido en una
demanda de carbonato de litio que se espera un aumento de cinco veces para el año 2017”.
Síntesis de la nota”La fiebre del litio” publicada en el diario Pagina/12, el 06/06/11, por Dario Aranda.


Descubriendo Verdades,
NO al saqueo de nuestros bienes naturales

Durante los últimos años quisieron hacernos creer que la gran minería a cielo abierto era la “unica”
alternativa para el desarrollo de los pueblos más alejados de las ciudades y que traería el "progreso",
presentándose como un sector productivo de grandes posibilidades de desarrollo y con un futuro
prometedor.
11

A partir de las experiencias en distintos puntos del país, fueron apareciendo verdades y por sobre todo la
realidad: muchas ganancias, pero sólo para las grandes corporaciones extranjeras, desolación y falta de
agua en las comunidades, y sumándoles graves problemas de contaminación ambiental.
Se comenzó a hablar del cianuro, de los diques de colas, de las escombreras, de la dinamitación y voladuras
de cerros enteros, del agotamiento de las fuentes de agua. Y también nos dimos con otra verdad: este
modelo de minería había sido diseñado para beneficiar a grandes empresas, en su mayoría extranjeras, y a
unos pocos políticos amigos del capital, a partir de un paquete de leyes que se sancionaron en la época del
gobierno neoliberal de Carlos Saúl Menem. .

Hoy cayeron las “verdades oficiales”, y ante esta situación los movimientos sociales nos encontraron con la
tarea de difundir en la población lo que significa la radicación de estos emprendimientos mineros en la
Puna y Quebrada.

Nuestra provincia no es ajena a este proceso de "descubrimiento de verdades". Existen múltiples pedidos de
exploración por parte de empresas mineras extranjeras, y un gobierno que impulsa la actividad ofreciendo
un panorama alentador. Actualmente se encuentran en proceso de explotación a cielo abierto dos
emprendimientos: Mina Pirquitas y Mina Aguilar. Emprendimientos que son fuertemente defendidos por
los empresarios de la minería, los medios de comunicación y, obviamente, el gobierno provincial y
nacional. Dichos proyectos fueron aprobados a espaldas de la población, que, hasta hace poco tiempo atrás,
cuando oíamos hablar de minería imaginábamos a mineros de pico y pala extrayendo el mineral en galerías
subterráneas. Hoy nada más alejado de la realidad.

Las Comunidades Indígenas Campesinas que formamos parte de la Red Puna y Quebrada queremos
expresarnos, hacer oir nuestra voz, y decirle al gobierno que NO queremos un modelo que agota nuestros
bienes naturales, destruye los suelos, nos quita y contamina el agua, dejando a nuestras comunidades sin
posibilidad de trabajar nuestras tierras. No queremos para nuestros territorios un modelo de producción
minero a cielo abierto, que dinamita los cerros, que utiliza químicos contaminantes y enormes cantidades
de agua para separar los minerales de las rocas, generando grandes desechos tóxicos y contaminación.

No nos pueden seguir imponiendo verdades que ya han sido desmentidas en los hechos, inclusive los
proyectos mineros que se instalaron décadas atrás en nuestra provincia, dejaron zonas contaminadas y
comunidades empobrecidas debido a las escasas posibilidades de desarrollo agrícola ganadero. Cuando
estos emprendimientos cerraron en los 90´, dejaron a miles de trabajadores sin empleo, con graves
enfermedades y a muchos no se les pago ninguna indemnización.

Existen numerosas denuncias por contaminación radicadas en las Físcalias Federales Nº 1 y Nº 2 de Jujuy,
que esperan la condena a los responsables del envenenamiento de ríos, suelos y de la generación de
enfermedades en la población (Casos: Mina Aguilar, Mina Pan de Azúcar, Metal Huasi en Abra Pampa,
Mina La Pulpera, Orosmayo, entre otras).

El gobierno y las empresas pretenden generar un enfrentamiento entre dos supuestos sectores de la
población: los que están a favor de la minería y los que están en contra. Pero sabemos que estas estrategias
de división se han utilizado en todas las provincias, aplicando el lema "divide y reinarás". Pobre este
gobierno que no puede generar otro desarrollo para nuestra provincia que el saqueo de nuestros bienes
naturales vía la Minería a Cielo Abierto. Pobre de ideas, pobre de gestión…… pobre de vida.

Quienes estamos trabajando para frenar el avance de este modelo de minería, no nos ponemos en ninguno
de esos dos lugares, y sí, en cambio, nos posicionamos en el lugar que defendemos los territorios de
nuestras comunidades indígenas y campesinas, la soberanía alimentaría, un modelo de desarrollo
productivo basado en la agricultura y la ganadería de nuestra región. Nuestra lucha no es contra nuestros
hermanos que hoy se encuentran trabajando en proyectos mineros, si no contra quienes históricamente
generaron el empobrecimiento de nuestra provincia, que miran a la tierra y los bienes naturales como meros
recursos económicos que están a la espera de ser traducidos en ganancias y que nada les importa la vida de
nuestras comunidades.

12
Desde la RED PUNA defendemos el AGUA y nuestra SALUD; decimos SI a la VIDA, NO A LA
MINERÍA METALIFERA A CIELO ABIERTO CON UTILIZACIÓN DE QUÍMICOS y junto con otras
organizaciones de la provincia, exigimos la sanción de una ley que prohíba este tipo de actividad; la
derogación del Código de Minería; la tramitación de las causas penales por contaminación y la condena a
sus responsables, y el respeto de las leyes ambientales y de los pueblos indígenas.
.
TIERRA, AGUA y JUSTICIA, en DEFENSA de NUESTROS TERRITORIOS

Red Puna y Quebrada
Movimiento Nacional Campesino Indígena
Vía campesina - Argentina
Presentación de la RED PUNA ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para frenar la minería a
cielo abierto de en Juella -Tilcara

En el marco de la causa judicial que llevan adelante los Vecinos Autoconvocados de Tilcara contra la
Minería contaminante a cielo abierto, la Red Puna, conjuntamente con la Comunidad Aborígen El Churcal
de Juella y la Comunidad Aborigen Cueva del Inca, de Villa Florida –Tilcara, nos presentamos ante el
máximo tribunal de justicia de la nación, en carácter de Amicus Curiae, (amigos del Juez), solicitando a la
Corte Suprema, frenar la minería a cielo abierto, con uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio,
ácido sulfúrico en la Quebrada de Humahuaca, y que revoque los permisos de cateo y explotación, que
tiene la empresa Uranio del Sur S.A, en la zona de “los amarillos” de Juella y Yacoraite, sobre territorio de
las comunidades Aborígenes.
En la presentación ante la Corte Suprema de la Nación expresamos: “Somos comunidades Aborígenes
Kollas, que seríamos directamente afectadas por los posibles emprendimientos mineros. Nosotros
conjuntamente con otras comunidades representadas por la Red Puna y Quebrada, queremos hacer oir
nuestra voz, y expresar que no queremos un modelo que agota nuestros bienes naturales, destruye los
suelos, nos quita y contamina el agua, dejando a nuestras comunidades sin posibilidad de trabajar nuestras
tierras. No queremos para nuestros territorios un modelo de producción minero a cielo abierto, que
dinamita los cerros enteros, con productos químicos contaminantes y que utiliza enormes cantidades de
agua para separar los minerales de las rocas, generando grandes desechos tóxicos y contaminación.”
“No nos pueden seguir imponiendo verdades que ya han sido desmentidas en los hechos. Los proyectos
mineros que se instalaron décadas atrás en nuestra provincia, dejaron zonas contaminadas y comunidades
empobrecidas”. También se informó de los antecedentes de contaminación minera en la región, y de las
numerosas denuncias por contaminación radicadas en las Fiscalías Federales Nº 1 y Nº 2 de la Provincia de
Jujuy, a las que ni siquiera se les ha dado trámite y esperan la condena a los responsables del
envenenamiento de ríos, suelos y de la generación de enfermedades en la población (Casos: Mina Aguilar,
Mina Pan de Azúcar, Metal Huasi en Abra Pampa, Mina La Pulpera, Orosmayo, entre otras).”
También expresamos los derechos de las comunidades indígenas y nuestra relación con los bienes naturales
expresados en Nuestra Constitución Nacional, y el Convenio 169 de la OIT.
“Los pueblos indígenas somos portadores de una identidad y de una relación con los “recursos naturales”
única y especialísima. Somos cultura viva y profunda.
Megaminería

La minería a cielo abierto, un modelo de saqueo

Años atrás la minería se realizaba en socavones. Los minerales se encontraban en forma de vetas en los
cerros y a través de los socavones se seguía la veta del mineral, y se iba extrayendo. Así la vivieron
nuestros padres y abuelos.
En la actualidad, casi no quedan minas que se exploten de esta manera, ya que no es rentable para las
grandes empresas ese método de extracción. Para aprovechar todos los minerales que se encuentran
dispersos en las rocas, la minería se realiza a cielo abierto, dinamitando cerros enteros, pulverizando la roca
y luego separando los minerales. La minería de hoy en día no es como la que conocíamos hace tiempo.
La minería moderna a cielo abierto trabaja explotando cerros, dejando cráteres de muchos kilómetros de
ancho en los que podrían caber ciudades enteras. La roca dinamitada se tritura y se amontona, luego se
riega con millones de litros de agua mezclada con varias toneladas de sustancias toxicas como el cianuro y
13
el ácido sulfúrico. Con este método logran separar el mineral de la roca. A este proceso se le llama
lixiviación.
La megaminería a cielo abierto, requiere de miles de litros de agua por minuto, por lo que sacan agua de
todas las fuentes cercanas y disponibles, produciendo una gran reducción y agotamiento del agua en los
ríos, quebradas, vertientes, ojitos, pozos y napas subterráneas.
El agua queda contaminada con enormes cantidad de sustancias toxicas y metales pesados, que contaminan
los ríos, las napas y las tierras.
Este modelo de explotación minera, va en contra de nuestras economías regionales, ya que impide el
desarrollo de la ganadería y la agricultura porque las zonas quedan sin agua, y el agua que dejan, queda
contaminada, al igual que el aire, generando enfermedades en los animales, plantas y en las personas.

En defensa del agua y de nuestros territorios,
No a la Minería a cielo abierto

IMPACTO DE LA MINERIA DE LITIO EN LAS SALINAS

Las salinas son ecosistemas muy sensibles, donde hay una gama de distintas calidades de agua, desde agua
dulce, hasta las sales, y una gran variedad de fauna silvestre, como suris, vicuñas o guanacos. Son
ecosistemas muy importantes para conservar y por supuesto muy importantes para nuestras comunidades.
Las precipitaciones son muy bajas y son sistemas de cuenca cerrada, lo que cae en forma de lluvia, se
evapora completamente.
La Extracción de sales perturba un área extensa, por la formación de grandes lagunas, la construcción de
infraestructura y caminos. Hay un daño físico y estético de la salina, que afecta el turismo.
Se toman grandes cantidades de agua para el proceso del mineral, lo que altera el equilibrio hídrico de la
cuenca. Hay pérdida del hábitat, de vegetación. Y se forman grandes vertederos de desechos sobre las
salinas.
La competencia por un recurso escaso: El AGUA
Una empresa minera, toma muchísima agua dulce de la zona para aprovisionar su proceso, produciendo un
descenso del nivel freático, y eso inmediatamente afectará la zona de vegetación y el sistema lacustre,
modificando las características de salinidad con notables consecuencias sobre el sistema salino, limitando
la posibilidad de extracción de sales superficiales, y producir el fenómeno ambiental del hundimiento.
Todos estos efectos, combinados, pueden resultar catastróficos para este ecosistema. Muy pequeñas
variaciones pueden tener efectos de considerable magnitud, y el daño puede ser irreversible. Se Trata de
una zona árida. El impacto a largo plazo es significativo.
En este tipo explotaciones, el agua que se usa, es agua subterránea y en ese sentido, puede no ser
recuperable, o teniendo en cuenta las escasas precipitaciones, puede llevar mucho tiempo recuperarse. El
impacto podría no observarse inmediatamente, pero podría verse dentro de varios años. Llevaría muchísimo
más tiempo la recuperación, al ser sistemas muy lentos y de muy baja dinámica.
No sólo afectaría la salmuera, sino también el agua dulce que se encuentra en la misma zona. No puede
esperarse que al cerrar las explotaciones mineras, se pueda volver el ambiente en las condiciones en que
estaba antes.
Comunidades Aborígenes ante la Corte Suprema de la Nación
22 comunidades aborígenes de las salinas dicen No a la Minería de Litio
En noviembre del año pasado, 22 comunidades Aborígenes de las salinas de la provincia de Jujuy y de
salta, presentaron ante la Corte Suprema de la Nación, una acción de amparo contra los estados
provinciales de Jujuy y Salta, para que se garanticen los derechos de participación y consulta de las
comunidades, sobre los pedidos de explotación de minerales en sus territorios.
Dicha presentación se basa en que varias empresas, entre ellas Dajin Resources S.A, han iniciado
actividades en la zona de las Salinas Grandes, y el Juzgado de Minas ha concedido permisos de exploración
y explotación minera, sin que las comunidades aborígenes locales posean información de las acciones que
llevan a cabo en los territorios que les pertenecen y dónde habitan hace centenares de años.
En la presentación ante el máximo tribunal de justicia del país, solicitaron también una medida
cautelar que ordene a los estados provinciales, abstenerse de otorgar cualquier permiso de cateo y/o
explotación minera, en la zona de la sub-cuenca de la laguna de Guayatayoc – Salinas Grandes,
especialmente las referidas al litio y el borato, y se suspenda la ejecución de los permisos otorgados.
14
Las comunidades pidieron la plena aplicación y vigencia del principio precautorio consagrado en el art. 4°
de la Ley General del Ambiente N° 25.675, que reglamenta el art. 41 de la Constitución Nacional, y que
dispone que cuando haya peligro de daño grave e irreversible -como lo es la explotación minera a cielo
abierto- se debe actuar a favor de la protección del medio ambiente, así como la aplicación del art.75 inc.17
de la Constitución Nacional y el Convenio 169 de la OIT.
Las comunidades que han realizado esta presentación son las Comunidades Aborígenes de Jujuy de:
El Angosto, Santa Anta, Abralaite, Río Grande, Agua de Castilla, Lipan, Tres Pozos, Aguas Blancas, Sol
de Mayo de El Moreno; Sianzo, Rinconadilla, Alfarcito, Pozo Colorados, San Miguel de Colorados, y las
Comunidades Aborígenes de Salta de : Cerro negro, Esquina de Guardia, Casa Colorada, Atacama de
Rangel, Cobres, Likan Antai Paraje Corralitos y Tipan.

Voces contra la minería
“Las comunidades estamos en contra de la explotación de litio, por el tema del agua. Se pierde muchísima
agua al sacar el litio. Junto con el mineral sacan el agua dulce. Los que perdemos somos las comunidades,
dentro de 10 años no tendremos nada.” expresaba Ofelia de la Comunidad de Cerro Bayo, durante la última
asamblea de la Red Puna.
“Vienen, te ofrecen la plata, el tema no es la plata. No entienden. Nosotros vivimos del agua, de las salinas,
de nuestros animales”.
“Cuando nos enteramos que esto iba a pasar nos juntamos enseguida, nos pusimos firmes. Las comunidades
estamos muy unidas en este tema”. “El Juzgado de Minas de Jujuy negaba haber otorgado permisos. Nos
mienten. La Jueza miente. En algunos lugares ya han hecho campamentos”.
También otros compañeros han denunciado que “La empresa ofrece dinero a algunas comunidades para
dividirnos”.


Soberanía alimentaria:

tierra, semillas y alimento

La Soberanía Alimentaria es el derecho de los pueblos a definir sus propias políticas sustentables de
producción, transformación, comercialización, distribución y consumo de alimentos, garantizando el
derecho a la alimentación sana para toda la población, con base en la pequeña y mediana producción,
respetando sus propias culturas y la diversidad de los modos campesinos e indígenas de producción y
comercialización agropecuaria, en los cuales la mujer desempeña un papel fundamental.
Garantiza los derechos de acceso y gestión de nuestras tierras, territorios, agua, semillas, animales, y
biodiversidad en manos de aquellos que producimos alimentos. Nuevas relaciones sociales, libres de
opresión y desigualdad entre hombres y mujeres, pueblos y razas.
La Soberanía Alimentaria es un principio de carácter politico, que incluye transformar la sociedad,
construyéndola sobre las bases de justicia e igualdad, y la defensa de la tierra y el territorio.
Producir soberanía alimentaria significa, contar con acceso a bienes y cuestiones principales, tales como
Tierra, Agua, Semillas, tecnología apropiable de bajos insumos, estructura comercial justa y controlable,
espacios alternativos de intercambio de saberes y bienes, organización política, control de las semillas,
fortalecimiento del mercado interno, revalorización de diversidades biológicas, culturales,
descentralización productiva, entre otras…

¡Es tiempo de la Soberanía Alimentaria!

FERIA del CAMBALACHE

Las FERIAS del CAMBALACHE y TRUEQUE son una forma de mantener la cultura, las tradiciones y
sobre todo defender el estilo de vida campesino indígena y de alimentación.

Más de los CAMBALACHES - FOTOS

FERIA DE LA SEMILLA

15
“Hay que cuidar la semilla, la tierra, la identidad y la cultura, la falta de uno de estos elementos nos pondrá
al borde de la desaparición o extinción

Más de las FERIA de la SEMILLA

EN EL CAMINO a la SOBERANIA ALIMENTARIA
Nuestro Sistema de Producción - Ferias, Cambalaches


“Cuando decimos reforma agraria, estamos hablando de la tierra, del agua del aire, de la naturaleza. No
queremos ser agua contaminada, tierra contaminada, queremos ser naturaleza viva. Por eso, todos estamos
luchando para encontrar un camino justo.
Si bien venimos de distintos caminos, de distintas formas de organizarnos, de distintas realidades, venimos
haciendo un camino. El camino de la reforma agraria integral en nuestro país, en Latinoamérica.”
“Tenemos que hacerle frente a este modelo explotador, criminal. Las luchas en nuestros territorios han sido
fundamental para concientizar lo que queremos. Somos pueblos que estamos vivos, que queremos futuro.
Pueblos que estamos de pie. Un pueblo rebelde, libre.”
“El desafío nuestro, día a día, es ir trasmitiendo a nuestros compañeros lo que significa la lucha, lo que
significa la tierra, el territorio, la cultura, nuestra identidad, como pueblo. No queremos desaparecer. Por
eso estamos todos reunidos.
“Somos un pueblo que necesitamos comer alimentos sanos, no comer porquerías, lo que nos impone este
modelo. La producción transgénica no es para la canasta básica alimentaria de nuestros pueblos.”
“Los pueblos siempre hacen el uso comunitario de sus territorios”. “No lo quieren al territorio con fines de
negocios, como hacen las multinacionales. Nosotros queremos el territorio para que nuestras generaciones
puedan vivir. Y dejar el territorio sano, no contaminado.”
“Para esto tenemos que exigir, a los estados, a los gobiernos que apoyen a una producción sana, una
producción equilibrada, diversificada. Donde nosotros apostamos a una soberanía alimentaria. Eso tienen
que apoyar los gobiernos, sin embargo los gobiernos apoyan a las multinacionales subsidiando con
millones y millones de pesos, cuando el pueblo está cagado de hambre, con un pueblo que tiene muchas
necesidades básicas, cuando un pueblo necesita salud, alimentación. El gobierno no lo ve, pero el
movimiento si lo ve, por eso estamos comprometidos, en emprender un camino de lucha de reforma
agraria, para todos y todas, y las futuras generaciones que vengan.”

(Presentación realizada por el Compañero Paulo Aranda, del MOCASE, en el Panel sobre Reforma Agraria
Integral, durante el Primer Congreso del movimiento Nacional Campesino Indígena)

Nota:
En los últimos 15 años se ha profundizado la concentración de la tierra en nuestro país, agravando las
desigualdades sociales en el campo. El 82 %, de familias campesinas indígenas y de trabajadores rurales,
ocupamos y producimos sólo el 13 % de la tierra. Mientras que el 4 % de los productores, los grandes
productores de nuestro país, producen el 65% de la Tierra.


NUESTRAS PRINCIPALES ACCIONES
Apoyo a la Producción, transformación y Comercialización


Trabajamos en el mejoramiento de nuestros sistemas de producción campesina, agrícola y ganadero, que
garanticen la soberanía alimentaria y los ingresos de nuestras familias, a través del aprovechamiento
integral de los subproductos, el fortalecimiento del auto-consumo y el intercambio y los canales
alternativos de comercialización de productos campesinos.

Buscamos el fortalecimiento de los canales de comercialización de productos campesinos (artesanías,
carnes y agrícolas) a través del mejoramiento de la infraestructura básica, la promoción y la búsqueda de
nuevos mercados, reafirmando nuestra Soberanía Alimentaria fortaleciendo los mercados locales y el
comercio justo
16
Formacion de Dirigentes

En la Red Puna scuela de Formación de Dirigente (EFD), que surge como una necesidad de uestra
organización de formar nuestros propios dirigentes para el cambio. Se inició en el año 2000, donde se
capacitaron numerosos dirigentes, muchos de ellos, hoy, tienen la responsabilidad de conducir a la Red
Puna y Quebrada.

Genero


llamas y ovejas y

ERIAS y CAMBALACHES

Los cambalaches son una forma de defender el estilo de vida campesino indígena, la cultura y la
producción agroecológica campesina, a diferencia del modelo de los agro-negocios que nos quieren
imponer con semillas transgénicos, agroquímicos y un sistema de producción homogéneo, que limita la
variedad de productos y semillas, de manera de controlar el sistema de producción y alimentación de
nuestros pueblos. Sin lugar a dudas, el evento se convirtió en una fuerte defensa de nuestra soberanía
alimentaria.
El objetivo es mantener la costumbre de abastecimiento de alimentos y demás utilidades agroganaderas que
se hereda de los antepasados originarios. Además, este procedimiento es considerado estratégico ya que
permite realizar no solamente la permuta de bienes característicos de las regiones, sino que también se
aprovecha la ocasión para el intercambio de saberes milenarios, que lamentablemente van cayendo en el
olvido por falta de asidua interrelación.
“En los cambalaches nosotros decidimos que cambiar, por cuanto cambiar, y según nuestras
necesidades. Las reglas del juego son nuestras, no hay especuladores o grandes comerciantes que vienen
hacer negocio a costa de nuestro trabajo. Nadie nos impone un precio, ni una forma, ni una presentación, ni
una calidad determinada”, fue la síntesis expresada por los anfitriones.
Tomamos la experiencia de nuestros antiguos. Los de la Puna lo hacían con sus carnes, los de la Quebrada
lo hacían con la fruta y con la verdura, y los de la Salinas con sus panes de sal. Hoy, venimos haciendo lo
mismo, recuperando la historia, la de nuestros abuelos, la de nuestro pueblo, nuestras raíces. Raíces que
forjan nuestra organización y nuestra lucha. Buscamos defender nuestro derecho a la tierra y a nuestros
territorios, a la producción y la comercialización de nuestros productos, y por sobre todo el derecho a
nuestra soberanía alimentaría.

VIDEO de los CAMBALACHES RED PUNA (Parte 1) :
http://www.youtube.com/watch?v=stjml1gyM9s

VIDEO de los CAMBALACHES RED PUNA (Parte 2) :
http://www.youtube.com/watch?v=x6ll8TUPu1s&feature=related



para ver VIDEO CAMBALACHE de la RED PUNA



LOS CAMBALACHES DE LA RED PUNA

Las FERIAS del CAMBALACHE y TRUEQUE son una forma de mantener la cultura, las tradiciones y
sobre todo defender el estilo de vida campesino indígena y de alimentación.

Más de los CAMBALACHES - FOTOS
Producción de llamas y ovejas

17
Nuevas alternativas para el consumo popular

Hamburguesas de Carne de Llama

A principios del 2010, desde la Red Puna comenzamos a trabajar en el desarrollo de nuevos productos en
base a la carne de llama, como hamburguesas, medallones, jamones y fiambres, destinados al consumo
local y regional, para consumo popular.
El trabajo se inició desde las comunidades aborígenes de la APPP, con el objetivo de industrializar la carne
de llama, enriquecer la cadena de valor y destinarla al público de los mercados locales, como los pueblos,
ferias, comedores, escuelas, hospitales.
La propuesta es poder ofrecer un producto de producción propia como la llama, rico, sano, de buena
calidad, con valor agregado, realizado por manos de una organización indígena campesina, y que sea un
aporte en el camino a la Soberanía Alimentaria.

más info y fotos en AGROINDUSTRIA de CARNE DE LLAMA


La producción de papas criollas.... andinas
Mejora en la Infraestructura productiva: Agua
Producción Artesanal
Comercializacion de Nuestros Productos


Formación de Dirigentes

Formacion de Dirigentes

Hoy 10 años después continuamos con la EFD con el objeto de profundizar en algunas temáticas, e
incursionar en nuevos temas en nuestra formación.
A partir del año 2009 y durante tres años la EFD comenzó abordar las problemáticas que en torno al
derecho, las leyes y el campo jurídico en general afectan a las organizaciones de base.
La Formación de Promotoras y Promotores Jurídicos (FPJ) nace de la necesidad del conocimiento del
derecho por parte de los integrantes de la organización. Esto en virtud de reconocer que el derecho es clave
en las luchas que llevan a cabo las comunidades campesinas indígenas. La posibilidad de acercar el derecho
a las comunidades trae un mayor empoderamiento de las mismas en la lucha por la conquista de
reinvidicaciones históricas como es el acceso a la tierra, al agua, y a la justicia.
Las actividades de la E FDJ están planificadas con Presenciales. Trabajo a terreno, reunión de equipo y
seminarios.
Los ejes que se vienen trabajando son: TIERRA, AGUA, MINERÍA y DEFENSA de nuestros BIENES
NATURALES, BIODIVERSIDAD, SOBERANIA ALIMENTARIA, desde distintos puntos de vista: lo
Jurídico, lo Histórico, la lucha y movilización, la memoria comunitaria, el rol del estado y el rol de las
organizaciones
Finalizó el ciclo de formación de promotores jurídicos

Los días 26 y 27 de marzo se realizó el último presencial del ciclo de formación de “Promotoras y
Promotores jurídicos” de la Escuela de Formación de Dirigentes de la Red Puna.
La formación en aspectos jurídicos nace de la necesidad de acompañar la formación política con una
formación jurídica que permita el fortalecimiento organizativo. Esto en virtud de reconocer que el derecho
es clave en las luchas que llevamos adelante las comunidades campesinas indígenas.
Acercar el derecho a las comunidades trae un mayor empoderamiento en la lucha por la conquista de
reivindicaciones históricas como es el acceso a la Tierra, al agua y a la justicia.
Este ciclo se inició a fines del 2009 y estuvo centrada en “la defensa de nuestro territorio y los bienes
naturales”. Los ejes trabajados fueron tierra, agua, minería, diversidad biológica y conocimientos
tradicionales, desde la mirada jurídica, lo histórico, desde la memoria comunitaria, desde la lucha y
movilización y desde el rol de las organizaciones.
A los dirigentes que cumplieron con todo el ciclo de formación, nuestras felicitaciones!!!,
18
A las compañeras y compañeros del Equipo de la Escuela de Formación de Dirigentes de la Red Puna,
hacemos llegar nuestro reconocimiento por el esfuerzo y compromiso desarrollado en la formación de
nuevos compañeros dentro de la organización.


LAS MUJERES TENEMOS DERECHO A UNA VIDA LIBRE DE VIOLENCIA

VIOLENCIA de GENERO

Es todo acto de violencia del varón hacia la mujer, que tiene como resultado un daño físico, sexual o
psicológico.
La violencia psicológica, es aquella que se ejerce con insultos, amenazas, querer Todos estos actos de
violencia pueden ocurrir en la vida privada o pública.
Violencia significa ejercer el poder mediante el uso de la fuerza. Una conducta violenta no solo causa daño
directamente sino que busca someter, subordinar o anular a la otra persona
Para que la violencia pueda darse tiene que haber un desequilibrio de poder, una persona tiene que tener
mas poder que la otra. Se habla de abuso de poder.
Los valores que se transmiten en la familia están directamente relacionados con los que transmite la
sociedad en general. Entonces, si la sociedad no cuestiona la violencia, la discriminación, el autoritarismo,
la jerarquía, el sometimiento, es muy posible que estos valores pasen a formar parte de las relaciones
cotidianas que se dan dentro de las familias, comunitariamente, etc.
Los grupos vulnerables somos las mujeres, los niños y los ancianos.
La violencia ejercida hacia las mujeres puede darse en la pareja, en el trabajo, en la calle, en el campo, en
las instituciones públicas.
Las mujeres tenemos derecho a una vida libre de violencia.
Y no estamos solas en esta lucha, somos muchas y debemos apoyarnos para cambiar esta situación.

LAS CAMPESINAS Y CAMPESINOS DEL MUNDO DECIMOS BASTA DE VIOLENCIA HACIA
LAS MUJERES



Pachamama santa tierra,
Cusilla cusilla..
Por el buen vivir,
Jallalla Jallalla..


EL TIEMPO DE LA PACHA, EL FORTALECIMIENTO

Las Comunidades siempre estamos en constante relación con la Pacha para aprender más y contribuir a las
comunidades mejorando, siempre bajo la lógica del respeto.
Esta reafirmación de la pertenencia territorial, espacial y espiritual a la Pacha sólo se logrará con el proceso
de intraculturalidad, ya que afirmando la identidad y autoestima cultural se podrá apreciar como una cultura
de igual valor que otras, permitiendo a los integrantes de una comunidad no sentir vergüenza de su
identidad por el contrario sentir orgullo de su cultura milenaria.
Durante todo el mes de agosto le agradecemos por todo lo que nos dio durante el año, por los productos, el
trabajo y la salud. Reconocimiento espiritual, una forma de agradecimientos al territorio, al espacio y al
tiempo de la Pacha. Siempre lo hacemos en forma de pareja, el hombre y la mujer, lo que los abuelos
llamaban en dualidad, por que todo esta echo en dos o sea en pareja. El sol y la Luna , El fuego y el Agua.


PRODUCTOS DE LA VIDA INDIGENA CAMPESINA

Nuestros principales productos son el resultado del trabajo y la producción agrícola, ganadera y artesanal.
19
Criamos llamas y ovejas; sembramos papas, maiz, habas, hortalizas y frutales; producimos artesanias en
fibra de llama y lana de oveja.
La produccion la realizamos con nuestra propias manos y con el apoyo de toda la familia.

Artesanias

Artesanias en fibra de llama y lana de oveja.
Teñidos con tintes naturales.
Tejidos en telar y a dos agujas.

Utilizamos materiales originarios y técnicas ancestrales, continuando con nuestra tradición.
Criamos nuestras llamas y ovejas y esquilamos nuestros animales
Hacemos manualmente el hilo, teñimos con tintes naturales y tejemos utilizando saberes milenarios.


CATALOGO DE NUESTRAS ARTESANIAS
AGROINDUSTRIA de CARNE de LLAMA

MEDALLON de CARNE de LLAMA con QUINUA

Y HAMBURGUESA de CARNE de LLAMA

NUEVOS PRODUCTOS DE LAS COMUNIDADES ABORÍGENES DE LA PUNA

Productos sanos elaborados por las Comunidades Aborígenes de la Red Puna. Las hamburguesas y
medallones de carne de llama con quinua, se realizan de acuerdo a procedimientos, recetas, fórmulas y
protocolos establecidos por el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI).

Calidad y Sanidad. Producto Natural sin conservantes.
No contiene soja

Papas andinas


Somos productores de papas andinas, en mas de 20 variedades: las principales son Kollareja, Runa,
Colorada, Azul, Desiree, Ojo de Señorita, Chacarera, Tuni, Waycha, Revolución.

CARNE DE LLAMA Y CORDERO



Declaración del Movimiento Nacional Campesino Indígena MAYO 2010 El bicentenario desde nuestra
memoria
En el año de bicentenario de la revolución de mayo, nos detenemos a mirar desde la memoria, los 500 años
de continuidad en los padecimientos de nuestras comunidades y nuestros antepasados, la memoria del
saqueo y sometimiento que nos ha causado el capitalismo y el imperialismo desde que el conquistador
llegó, la memoria de los heroicos alzamientos de Túpac Amaru, Micaela astidas, artolina Sisa, Juan
Chalimin, los hermanos mapuches, entre otras, rebeliones justas que no fueron apoyadas por las burguesías
y grupos criollos de su época .
La memoria de la independencia de los españoles no significó el respeto de nuestros derechos, ya que los
líderes revolucionarios que comprendieron nuestra lucha como Monteagudo, Castelli y elgrano fueron
aislados y vencidos en las luchas internas, triunfando un modelo de Nación excluyente y discriminatoria, en
el cual el contrabando, la avaricia y la corrupción serían los principios de la nueva oli ga rquía .
En memoria de San Martín, Artigas, Juana Azurduy, Quiroga, Peñaloza, y tantos y tantas otras que
lucharon por un país para todos, donde sus historias fueron tergiversadas para culminar en la tesis de
20
civilización y barbarie, justificando el genocidio de millones de campesinos e indígenas para arrebatarles
sus tierras. Sobre esa sangre se cimentaron las bases de esta Nación Argentina.
Hoy continuamos bajo un modelo salvaje, donde el capitalismo impregna de muerte, hambre y soledad a
nuestro pueblo. Los agronegocios y las transnacionales continúan el despojo, arrasando bosques y cerros
para llevarse nuestros bienes naturales, dejando suelos depredados, aguas contaminadas, desempleo,
enfermedades y hambre. Continuando con un éxodo rural que sigue alimentando grandes ciudades
insostenibles, donde la marginalidad provoca guerras sin sentido, donde la cultura del consumismo genera
demandas energéticas que son imposibles de satisfacer sin destruir nuestro planeta.
Hoy el modelo económico sigue concentrando las ganancias en un sector privilegiado mientras que las
mayorías nos encontramos en la pobreza. La tierra está cada vez más concentrada y los terratenientes y
agro empresarios nucleados en entidades con historia de genocidio como Sociedad Rural Argentina (SRA)
y Confederaciones Rurales (CRA), que usan nuestro territorio en función de las necesidades europeas y
sólo pensando en maximizar aún más sus ganancias. La soja, los transgénicos, la megaminería y los
agrocombustibles avanzan sobre la vida campesina indígena y sobre la soberanía alimentaria.
Los aprendizajes
La memoria nos dice que desde que hubieron intentos de dominación, hubo resistencia, pero tambien
existieron egoísmos, incomprensiones, prejuicios que posibilitaron el avance del opresor.
La llegada de los conquistadores nos encontró divididos, y los saqueadores contaron con el apoyo de
muchos de nuestros hermanos. Este estigma nos seguirá en nuestra historia, así como durante el genocidio
que significo la campaña del desierto.
El camino iniciado por Tupac Amaru, el grito de libertad alzado el 25 de mayo de 1810, ha sido mil veces
ahogado en sangre. Todavía no somos libres.
Desde esa memoria, creemos que en este bicentenario debemos gestar espíritu de unidad. Indígenas,
campesinos, trabajadores, todos y todas debemos lograr ampliar nuestra capacidad de unidad de acción en
pos de profundizar la lucha contra el saqueo imperialista y el capitalismo y seguir construyendo desde
nuestras comunidades, nuestros barrios y nuestros pueblos una patria para todos y todas.
Y cuando decimos patria no decimos sólo argentina, hablamos de la patria grande latinoamericana y del
mundo entero, porque otro mundo es posible. Un nuevo paradigma civilizatorio basado en el cuidado de la
naturaleza, la igualdad, la justicia y el respeto de la diversidad.
Por eso a 200 años de ese glorioso 25 de mayo aún seguimos luchando por la libertad, por la tierra y por la
justicia.
RED PUNA
Movimiento Nacional Campesino Indígena CLOC – Via Campesina



2/06/2008
Durante las últimas semanas hemos visto con desolación y con desesperanza el conflicto planteadopor las
entidades empresarias del campo: la Sociedad Rural, Federación Agraria, Confederaciones Rurales y
Coninagro, y la primer pregunta que nos hicimos en nuestras comunidades fue: ¿mejorará algo para
nosotros, los excluidos de siempre, los de la Puna y la Quebrada? ¿Los que trabajamos la tierra todo los
días al sol y con nuestras manos?
Pasados los días nos fuimos dando cuenta que estábamos viviendo en “el mundo al revés”. Los que estaban
reclamando por las retenciones de la soja y el girasol eran los empresarios del campo, que desde que
nuestro país dejó la convertibilidad en el 2002 se vienen enriqueciendo y mejorando su situación
económica, y en muchos casos son los mismos que desalojan cientos de familias campesinas y
comunidades indígenas en nuestro país, desmontando y arrasando con total impunidad para sembrar soja.
Las llamadas “entidades del campo” (SRA, CRA, FAA y CONINAGRO) sólo pronuncian los dictados de
los agronegocios. Su símbolo actual es la soja transgénica, que por su alta rentabilidad ha devastado
bosques, desalojado comunidades campesinas e indígenas, contaminado suelos y aguas, y aumentado los
precios de los alimentos en el mercado interno. Quieren paralizar al país reclamando una baja en las
retenciones a la exportación de soja y girasol, diciendo que así se mejorará lasituación del "campo", pero
sabemos que estos empresarios cada día ganan más y pasan una muy buena situación económica,
comprándose camionetas, casas y campos.
Por ello nosotros como Comunidades aborígenes y campesinas de la Puna y Quebrada Jujeña, miembros de
la Red Puna, queremos expresar:
21
-Los Campesinos, Indígenas y Pequeños Productores representamos el 70% de los productores de nuestro
país. Sembramos alimentos y criamos animales que comemos o comen nuestros vecinos en los pueblos,
fortaleciendo nuestra economía campesina y no para exportar.
- Somos parte de la tierra y no la consideramos solo un medio para hacer negocios. La tierra es parte de
nuestra cultura y nuestra identidad. No tenemos nada que ver con la soja ni con los agronegocios.
- Somos quienes impulsamos la producción agroecologica cuidando nuestra salud ambiental.
- Somos la agricultura de los campesinos en profunda crisis social, económica y productiva, la agricultura
de los que aún estamos lejos de ecuaciones con grandes ganancias. Lo nuestro es una forma de producción
y un modo de vida, que pese a su invisibilidad histórica, reviste gran importancia para el país, entre otras
cosas por el aporte que hacemos a la soberanía alimentaría, la generación de empleo y el arraigo rural.
NO SOMOS CAMPO, SOMOS TIERRA Y TERRITORIO
- No estamos en las rutas, no formamos parte del reclamo por bajar las retenciones, porque no son para
nosotros el motivo de nuestras angustias y de nuestros problemas. Porque antes de disputar mayores
márgenes de ganancias, todavía hoy continuamos reclamando por el acceso a derechos básicos elementales
como la tierra, el agua, el manejo de los recursos naturales, la salud, la educación, los caminos, en suma
¡queremos justicia!.
- Estamos en contra del lockout empresario del campo y a favor de las retenciones a las exportaciones,
como medida para frenar el avance del actual modelo agropecuario de los agronegocios y la soja
transgénica.
- Pero esto no es suficiente para lograr justicia económica en nuestro país. Es necesario distribuir la riqueza,
frenar los desalojos de campesinos y comunidades aborígenes y que el Estado entregue las tierras que
ancestralmente nos pertenecen.
- Es necesario establecer un modelo de producción agroalimentaria que garantice los alimentos para toda la
población y a precios accesibles. Ello significa garantizar la Soberanía Alimentaria de nuestro país, o sea
que podamos decidir como país: ¿qué producir y para quienes producir? ¿Para alimentar a nuestro pueblo o
para exportar como forraje para el ganado Europeo?.
- Algunas de esas entidades empresarias pretenden representar a los "pequeños productores” para disfrazar
sus oscuras negociaciones. Nosotros nada tenemos que ver con los reclamos que hacen. En este sentido
también queremos denunciar que el Foro de la Agricultura Familiar es una pantalla con la cual la
Federación Agraria Argentina negocia sus intereses y cargos en el gobierno, usando nuestro nombre.
Esta es una oportunidad para redefinir las estrategias de desarrollo en función de la agricultura campesina
indígena, del pequeño agricultor que vive en el campo y del trabajador rural. Esa estrategia debe contar
como actores fundamentales a las organizaciones campesinas y los pueblos originarios, destinar recursos a
subsidios que mejoren la infraestructura comunitaria, productiva y de servicios sociales en el campo real,
detener los desalojos de familias campesinas e indígenas, planificar la redistribución de la tierra y el
repoblamiento del campo, garantizar la producción de alimentos sanos para la población y centralizar en el
Gobierno las exportaciones para regular los precios internos y redistribuir los ingresos. Porque tenemos
derechos y porque queremos vivir con dignidad en nuestras tierras: Reforma agraria integral que garantice
la tierra para quien la trabaja y alimentos para todo el pueblo Argentino.
Red Puna, 2 de Junio del 2008 Movimiento Nacional Campesino Indígena



COMUNICADO de PRENSA, sobre la temática Minera en Jujuy
Humahuaca- Jujuy, 15 de Octubre de 2008
Descubriendo Verdades,
NO al saqueo de nuestros bienes naturales
Durante los últimos años quisieron hacernos creer que la gran minería a cielo abierto era la “unica”
alternativa para el desarrollo de los pueblos más alejados de las ciudades y que traería el "progreso",
presentándose como un sector productivo de grandes posibilidades de desarrollo y con un futuro
prometedor.
A partir de las experiencias en distintos puntos del país, fueron apareciendo verdades y por sobre todo la
realidad: muchas ganancias, pero sólo para las grandes corporaciones extranjeras, desolación y falta de
agua en las comunidades, y sumándoles graves problemas de contaminación ambiental.
Se comenzó a hablar del cianuro, de los diques de colas, de las escombreras, de la dinamitación y voladuras
de cerros enteros, del agotamiento de las fuentes de agua. Y también nos dimos con otra verdad: este
22
modelo de minería había sido diseñado para beneficiar a grandes empresas, en su mayoría extranjeras, y a
unos pocos políticos amigos del capital, a partir de un paquete de leyes que se sancionaron en la época del
gobierno neoliberal de Carlos Saúl Menem. .
Hoy cayeron las “verdades oficiales”, y ante esta situación los movimientos sociales nos encontraron con la
tarea de difundir en la población lo que significa la radicación de estos emprendimientos mineros en la
Puna y Quebrada.
Nuestra provincia no es ajena a este proceso de "descubrimiento de verdades". Existen múltiples pedidos de
exploración por parte de empresas mineras extranjeras, y un gobierno que impulsa la actividad ofreciendo
un panorama alentador. Actualmente se encuentran en proceso de explotación a cielo abierto dos
emprendimientos: Mina Pirquitas y Mina Aguilar. Emprendimientos que son fuertemente defendidos por
los empresarios de la minería, los medios de comunicación y, obviamente, el gobierno provincial y
nacional. Dichos proyectos fueron aprobados a espaldas de la población, que, hasta hace poco tiempo atrás,
cuando oíamos hablar de minería imaginábamos a mineros de pico y pala extrayendo el mineral en galerías
subterráneas. Hoy nada más alejado de la realidad.
Las Comunidades Indígenas Campesinas que formamos parte de la Red Puna y Quebrada queremos
expresarnos, hacer oir nuestra voz, y decirle al gobierno que NO queremos un modelo que agota nuestros
bienes naturales, destruye los suelos, nos quita y contamina el agua, dejando a nuestras comunidades sin
posibilidad de trabajar nuestras tierras. No queremos para nuestros territorios un modelo de producción
minero a cielo abierto, que dinamita los cerros, que utiliza químicos contaminantes y enormes cantidades
de agua para separar los minerales de las rocas, generando grandes desechos tóxicos y con tami nac ión .
No nos pueden seguir imponiendo verdades que ya han sido desmentidas en los hechos, inclusive los
proyectos mineros que se instalaron décadas atrás en nuestra provincia, dejaron zonas contaminadas y
comunidades empobrecidas debido a las escasas posibilidades de desarrollo agrícola ganadero. Cuando
estos emprendimientos cerraron en los 90 , dejaron a miles de trabajadores sin empleo, con graves
enfermedades y a muchos no se les pago ninguna indemnización.
Existen numerosas denuncias por contaminación radicadas en las Físcalias Federales No 1 y No 2 de Jujuy,
que esperan la condena a los responsables del envenenamiento de ríos, suelos y de la generación de
enfermedades en la población (Casos: Mina Aguilar, Mina Pan de Azúcar, Metal Huasi en Abra Pampa,
Mina La Pulpera, Orosmayo, entre otras).
El gobierno y las empresas pretenden generar un enfrentamiento entre dos supuestos sectores de la
población: los que están a favor de la minería y los que están en contra. Pero sabemos que estas estrategias
de división se han utilizado en todas las provincias, aplicando el lema "divide y reinarás". Pobre este
gobierno que no puede generar otro desarrollo para nuestra provincia que el saqueo de nuestros bienes
naturales vía la Minería a Cielo Abierto. Pobre de ideas, pobre de gestión...... pobre de vida.
Quienes estamos trabajando para frenar el avance de este modelo de minería, no nos ponemos en ninguno
de esos dos lugares, y sí, en cambio, nos posicionamos en el lugar que defendemos los territorios de
nuestras comunidades indígenas y campesinas, la soberanía alimentaría, un modelo de desarrollo
productivo basado en la agricultura y la ganadería de nuestra región. Nuestra lucha no es contra nuestros
hermanos que hoy se encuentran trabajando en proyectos mineros, si no contra quienes históricamente
generaron el empobrecimiento de nuestra provincia, que miran a la tierra y los bienes naturales como meros
recursos económicos que están a la espera de ser traducidos en ganancias y que nada les importa la vida de
nuestras comunidades.
Desde la RED PUNA defendemos el AGUA y nuestra SALUD; decimos SI a la VIDA, NO A LA
MINERA METALIFERA A CIELO AIERTO CON UTILIACIN DE QUMICOS y junto con otras
organizaciones de la provincia, exigimos la sanción de una ley que prohíba este tipo de actividad; la
derogación del Código de Minería; la tramitación de las causas penales por contaminación y la condena a
sus responsables, y el respeto de las leyes ambientales y de los pueblos indígenas.
.
TIERRA, AGUA y JUSTICIA, en DEFENSA de NUESTROS TERRITORIOS
Red Puna y Quebrada Movimiento Nacional Campesino Indígena Vía campesina - Argentina


Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial (PEA)
El modelo sojero versus La soberanía alimentaria


23
El Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2020 (PEA) anunciado por la Presidenta de la nación
en septiembre del año pasado, plantea “transformar a la Argentina en un líder agroalimentario mundial”.
Para ello propone, entre otras cosas, aumentar las 100 millones de toneladas de granos que se producen
actualmente para llegar a 160 millones de toneladas en el año 2020. Llegar a esa cantidad de toneladas
implica sembrar unas 10 millones de hectáreas más de granos, principalmente soja, es decir implica pasar
de las 33 millones de hectáreas de cultivo actuales, a 42 millones en ocho años. Esto sólo se podrá lograr
avanzando sobre los montes y bosques nativos, avanzando sobre los territorios campesinos indígenas, a
través de desmontes y desalojos. Muy lejos quedó la idea de un plan estratégico que incluya la soberanía
alimentaria, bajo una producción campesina y de pequeños productores. El PEA tampoco plantea quien va
a producir esa cantidad de granos. No es lo mismo si lo hacen miles de productores o si lo hacen un grupo
de empresas o pooles de siembra. Así sucedió entre los años 2001 y 2010, se aumentó también la
producción y las hectáreas sembradas, pero fueron expulsados del campo más de 100.000 productores. El
avance del frente sojero y granarío conlleva también el uso de semillas transgénicas, fertilizantes y
agroquímicos que dañan a la tierra y a las personas. En otras palabras el incremento de la producción de
granos multiplicará las consecuencias sociales, ambientales y sanitarias debido a los desalojos, los
desmontes, el mayor uso de agrotóxicos. La profundización del modelo del agronegocio trae como
consecuencia que el modelo de desarrollo productivo del país se distancie de las necesidades de las
poblaciones locales y se ponga en peligro el acceso de las personas a los alimentos por encarecimiento de
los precios y por escasez. Las producciones y exportaciones récords de soja no inciden directamente en la
disminución de la pobreza rural, ni en el mejoramiento de la calidad de vida de las poblaciones rurales u
originarias y repercuten negativamente en el trabajo rural; por el contrario se incrementan los procesos
violentos de expulsión de campesinos y pueblos originarios debido a las presiones para la incorporación de
tierras en la producción. A través de la formulación del PEA el estado argentino asumió explícitamente
como no lo había hecho hasta ahora la necesidad de continuar y profundizar el modelo extractivista de
explotación de todos los bienes naturales, no sólo la tierra para la soja, si no también la minería, el agua y el
petróleo. “Aumentar a 160 millones de toneladas de granos, forrajeros y no alimentarios, es sumar otras
diez millones de hectáreas a las 20 millones que se cultivan de soja transgénica. Y no tiene otra forma de
hacerse que a partir de los desalojos de las familias campesinas”. “Plantear que debemos redoblar las
exportaciones en el marco del modelo actual genera claras contradicciones con las aspiraciones de un
desarrollo industrial armónico con justicia social y con las políticas de derechos humanos”.“El modelo
agroexportador, tal como está dado hasta ahora, es excluyente, genera desigualdad, desarraigo y expulsión
de las familias campesinas y de las comunidades indígenas. Tenemos que marcar un nuevo modelo
productivo, con nuevas matrices industriales. Nuestra producción territorial tiene y debe hacerse fuerte,
pero esto no se visualiza en el nuevo plan agroalimentario anunciado el año pasado por el Gobierno
Nacional”. Afirmamos en la Red Puna.

El 1° de enero, en un accidente en el cruce de la ruta 66 y 9 en Jujuy, falleció nuestro hermano y
compañero de la Red Puna Ariel Mendez.

Con enorme tristeza… despedimos a un luchador!!!

El inicio del año, nos recibió con un gran golpe, con una gran pérdida. Nuestra madre tierra se llevó
a uno de sus hijos, nuestro hermano Ariel Mendez, “Coqueto”, “Coke”, como le decíamos. Uno de esos
luchadores incansables, por la tierra, por nuestros territorios, por un mundo mejor, por una sociedad justa.
Un luchador por la vida indígena campesina.

Siendo apenas un jovencito, hace 15 años, llegó desde la Comunidad de Ocumazo, (a 20 km de
Humahuaca), desde esa tierra rebelde, para construir colectivamente la Red Puna, luchar por la Reforma
Agraria Integral y la Soberanía Alimentaria. De a poco se fue forjando como un gran dirigente de nuestra
organización y del Movimiento Nacional Campesino Indigena.

Agradecemos siempre su fortaleza, su ejemplo revolucionario, esa vocación incansable por la
defensa de nuestros derechos. Su militancia nos marcó un camino y ahí nos encontraremos.
Tenemos una gran tristeza por su perdida, pero con la certeza que su paso no fue en vano.

Siempre estarás en nuestras luchas…, en las luchas de todos tus hermanos.
24

Hasta la próxima lucha….
Hasta la victoria siempre!!! Coqueto…

“Territorio para la vida indígena campesina”
RED PUNA y QUEBRADA
Jujuy
MOVIMIENTO NACIONAL CAMPESINO INDIGENA
redpunamnci@gmail.com - www.redpuna.jimdo.com

0388- 154299487 / 154 803171

FERIA DEL CAMBALACHE

El sábado 13 y domingo 14 de abril, se realizó la 17º edición de la Feria del Cambalache y Trueque de la
Red Puna, en la Comunidad de El Moreno, departamento Tumbaya, bajo la consigna “Somos tierra para
alimentar a los pueblos”. El mismo fue organizado por la Organización Comunitaria Aborígen “Sol de
Mayo” de El Moreno, la Comunidad Aborígen de El Angosto y la Red Puna.

De la Feria de las Comunidades participaron más de 500 productores de 40 comunidades indígenas de la
Quebrada, Puna y Valles jujeños. Se intercambiaron una gran variedad de productos alimenticios: frutas,
carnes, verduras, semillas, alimentos, granos, sal, cueros, artesanías, lanas y todos aquellos productos que
se producen en las comunidades y hacen falta para todo el año.

El Cambalache fue un encuentro para fortalecer y apoyar la lucha por la tierra y el territorio que lleva
adelante la Mesa de Comunidades de las Salinas Grandes y Laguna de Guayatayoc, contra el avance de la
minería de litio en la región. Un espacio para reivindicar la vida indígena campesina, nuestros modos de
vida, la soberanía alimentaria y la defensa del agua y de las Salinas grandes.

El cambalache estuvo enmarcado en las actividades de conmemoración por el Día Mundial de la Lucha
Campesina, que se realiza junto al Movimiento Nacional Campesino Indígena y la Vía Campesina, en todo
el mundo.



LA COMPLICIDAD DE MINERA EL AGUILAR CON LA DICTADURA MILITAR

El 24 de marzo de 1976, 29 obreros de Mina El Aguilar, ubicada en la Puna de Jujuy, fueron secuestrados
en un operativo de la Gendarmería Nacional y la Policía de Jujuy. La detención fue realizada con apoyo de
la empresa minera quien aportó las camionetas utilizadas para llevar a los trabajadores, encadenados, al
destacamento de La Quiaca, luego al RIM 20 y al penal de Villa Gorriti en San Salvador de Jujuy. En el
mismo momento en Jujuy era secuestrado el dirigente sindical minero Avelino Bazán, quien aún permanece
desaparecido.

36 años después se está llevando adelante el juicio por delitos de lesa humanidad, los secuestros de los
obreros y la desaparición del dirigente gremial Avelino Bazán. Durante las audiencias del primer juicio que
se desarrolla en San Salvador de Jujuy, y con los testimonios de los detenidos, quedó claramente expuesto
la complicidad de Minera El Aguilar con la dictadura militar y los secuestros.
Los secuestrados ese día fueron la mayoría de los dirigentes que habían participado del “Aguilarazo”,
levantamiento realizado en noviembre de 1973, por los obreros de la mina, en busca de aumento salarial,
pago de las horas extras y mejora en las condiciones laborales.
Los 29 obreros fueron buscados casa por casa y detenidos en la propia mina Aguilar, luego llevados a la
Quiaca, al Servicio Penitenciario de Gorriti y luego trasladados a la Unidad Penal 9 de La Plata. Bazán y el
resto de los obreros detenidos fueron liberados el 20 de julio de 1978. Bazán regresó a Jujuy el 6 de agosto.
Pero el 26 de octubre fue nuevamente secuestrado y desaparecido.
25
Durante el juicio que se lleva adelante en el Tribunal Oral Federal Nº 2, uno de los testigos relató: “fui
detenido en mi casa por gendarmes, y trasladado por camionetas de la empresa desde la Veta al Molino y
en la comisaría me encontré con otros compañeros. No sabíamos qué iba a pasar”, dijo. Las mayoría de los
ex mineros coincidieron que en los interrogatorios les preguntaban por azán, “querían que dijéramos que
azán era subversivo y que nos estaba armando”.

Otro de los testigos relató durante el juicio, que fue detenido ese 24 de marzo, en su domicilio por
gendarmes con armas largas. El se encontraba con su mujer embarazada y su hija de 2 años, recordó muy
emocionado por la escena. A su hijo lo conoció un año después cuando salió en libertad. En el 76 era 6to
vocal del sindicato y en la gestión anterior secretario de actas del sindicato.
Relató que fue llevado a la seccional de esa localidad, sin motivo y subido a la camioneta de la empresa "El
Aguilar", donde encuentra su hermana y su cuñado que también los habían detenido. El que estaba a cargo
del operativo era el comandante del Escuadrón de Gendarmería Jorge Borges Do Canto. Luego son
trasladados en las rurales de la compañía al escuadrón de La Quiaca. "Nos trataban de subversivos,
montoneros, que no nos merecía el Aguilar establecimiento modelo de la Argentina”, “La empresa Minera
Aguilar fue cómplice, como los directivos de Personal Eduardo López y Luis Arzuaga". , recordó.
Estas amenazas e insultos se debían a las huelgas y “El Aguilarazo” que se había producido el 6 de
noviembre de 1973, donde hubo un huelga activa, dos muertos y varios heridos, donde Avelino Bazán
intermedió como Director de Trabajo, convocando una audiencia conciliatoria y donde lograron un acta
para aumentar los sueldos y que los obreros vuelvan su trabajo. Pero luego la empresa en Buenos Aires
desechó e incumplió el acuerdo.
Entre los testimonios del juicio también quedó claro la complicidad del ex obispo de Jujuy Monseñor
Miguel Medina con la dictadura. Los detenidos le pedían por la situación, mientras que el cura les decía
que confiesen si eran guerrilleros. “era un entregador”.
Varios testimonios en el juicio afirmaron que “durante el secuestro fuimos brutalmente golpeados,
amenazados y humillados, sufrimos simulacros de fusilamiento. Desde Jujuy fuimos trasladados atados en
avión a La Plata. golpeados durante todo el viaje además de sufrir la tortura psicológica, abrían las puertas
del avión y amenazaban con arrojarnos al Rio de la Plata”, “la empresa Mina Aguilar fue quien nos
entregó”.
Los acusados que enfrentan el juicio son: Antonio Vargas y Mariano Braga, Luciano Benjamin Menendez,
entre otros.
"Hoy estoy contento. Después de mucho esperar llegó lo que necesitábamos: Justicia para todos en Mina
Aguilar. La Empresa fue responsable junto con Gendarmería, Ejercito y Policía de desmantelar de
representantes a los trabajadores", afirmó otro de los testigos.
Ninguno de estos trabajadores volvió a trabajar en la mina . La esposa de Bazán durante el juicio pidió
“justicia para Avelino y los 30 mil desaparecidos”.
Estudios científicos confirman la contaminación minera
¿DONDE ESTÁ LA MINERÍA RESPONSABLE?

El estudio de investigación “ Impacto ambiental de Mina El Aguilar en la concentración de metales pesados
en la cuenca del Río Yacoraite, en la Quebrada de Humahuaca”, realizado por instituto de io y
Geociencias del NOA de la Universidad Nacional de Salta y del CONICET, demuestran que existe una alta
concentración de metales pesados como plomo, cobalto y aluminio en sedimientos y aguas.
Esta investigación muestra los resultados sobre la concentración de metales pesados en las agua y
sedimentos del Rio Yacoraite, que en la cuenca alta reciben la influencia de los diques de cola de la Minera
El Aguilar. El rio yacoraite es uno de los afluentes del río grande de la Quebrada de Humahuaca.
El estudio incluyó el análisis de aguas y sedimentos en 9 lugares a lo largo de la cuenca alta del río
yacoraite, desde Casa Grande hasta el río grande la Quebrada de Humahuaca. Los valores de concentración
de metales pesados fueron comparados con los valores limites fijados por la organización mundial de la
salud. Por arriba de esos límites se considera que hay contaminación.
Los valores obtenidos de los análisis muestran altas concentraciones de plomo, Cobalto, aluminio, cadmio
y zinc , provenientes de la actividad minera, superando entre 3 a 9 veces los valores permitidos por ley.
Como parámetro de comparación se tomaron muestras en arroyos donde no existen minas. Estos dieron
resultados normales, aptos para el uso y consumo humano a diferencia de las muestras tomados en el Rio
Yacoraite y Rio Casa Grande las cuales se encontraron contaminadas.
26
Este trabajo fue presentado por su autora, la Dra. Alicia Kirschbaum, el pasado 29 de junio en Tilcara,
donde expresó: “Los valores altos de concentración de metales pesados como el plomo, tienen que ver con
el arroyo Casa Grande, y aguas arriba de este, que están en la desembocadura del dique de colas de Mina el
Aguilar.”
Otro de los aspectos del trabajo de investigación fue analizar los valores del factor de enriquecimiento, que
es un parámetro, que compara los valores de concentración de metales pesados analizados, con el valor
promedio de los metales pesados en la corteza terrestre, como están en forma natural. “Los valores de
enriquecimiento obtenidos en los arroyos casa grande, son muy altos para plomo, y zinc, lo que muestra
una evidencia indiscutible del aporte de estos metales por parte del Aguilar al arroyo casa grande”
sentenció la investigadora.
Este trabajo de investigación fue publicado en una revista internacional especializada en estos temas, por lo
cual los resultados obtenidos no pueden ser objetados desde el campo científico. El informe fue presentado
por los investigadores al secretario de mineria de Jujuy Ing. Carlos Navarro, y al director de minería Javier
Elortegui Palacios. Ahora los funcionarios saben y conocen la situación, no se pueden hacer los distraídos.



Sobre la Abandonada Mina Pan de Azúcar
También los investigadores de la Universidad estudiaron los efectos del drenaje ácido, en la abandonada
Mina Pan de Azúcar, en la Puna de Jujuy. “Esta mina fue abandonada hace más de 25 años, sin un
adecuado cierre de mina, y sus estudios demuestran un impacto ambiental negativo, debido a la presencia
de metales en el agua superficial y sedimentos fluviales”.
“ Estos metales provienen de los procesos de oxidación de sulfuros presentes en los diques de colas y
escombreras. Existen todavía importantes volúmenes de material inalterado, por lo que aún hoy persisten
las condiciones para la generación de drenajes ácidos por los próximos 50 años, con su consecuente
contaminación”, afirmó la investigadora.
La afectación al medio ambiente continuará en el tiempo hasta tanto no se tomen medidas serias de
remediación y saneamiento de los pasivos mineros.
En el mismo estudio se tomaron muestras de la flora que se encuentra cercana a la mina Pan de Azúcar para
analizarlas, en las cuales se encontraron metales pesados (zinc y plomo) en las hojas y tallos de la
vegetación. Los animales consumen la flora de la zona y se cumple un ciclo alimenticio en el cual los
consumidores finales resultamos ser los humanos.

Entendemos también que el negocio minero en los últimos años ha tomado fuerza y el precio de los metales
ha aumentado extremadamente, esto para nosotros significa mayor uso del agua y mas contaminación en
los lugares donde vivimos.

“¡Luchamos por una vida digna en el campo sin contaminación y explotación de nuestros bienes
naturales!”.

Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial (PEA)
El modelo sojero versus La soberanía alimentaria

El Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial 2020 (PEA) anunciado por la Presidenta de la nación
en septiembre del año pasado, plantea “transformar a la Argentina en un líder agroalimentario mundial”.
Para ello propone, entre otras cosas, aumentar las 100 millones de toneladas de granos que se producen
actualmente para llegar a 160 millones de toneladas en el año 2020.
Llegar a esa cantidad de toneladas implica sembrar unas 10 millones de hectáreas más de granos,
principalmente soja, es decir implica pasar de las 33 millones de hectáreas de cultivo actuales, a 42
millones en ocho años.
Esto sólo se podrá lograr avanzando sobre los montes y bosques nativos, avanzando sobre los territorios
campesinos indígenas, a través de desmontes y desalojos. Muy lejos quedó la idea de un plan estratégico
que incluya la soberanía alimentaria, bajo una producción campesina y de pequeños productores.
El PEA tampoco plantea quien va a producir esa cantidad de granos. No es lo mismo si lo hacen miles de
productores o si lo hacen un grupo de empresas o pooles de siembra. Así sucedió entre los años 2001 y
2010, se aumentó también la producción y las hectáreas sembradas, pero fueron expulsados del campo más
27
de 100.000 productores. El avance del frente sojero y granarío conlleva también el uso de semillas
transgénicas, fertilizantes y agroquímicos que dañan a la tierra y a las personas. En otras palabras el
incremento de la producción de granos multiplicará las consecuencias sociales, ambientales y sanitarias
debido a los desalojos, los desmontes, el mayor uso de agrotóxicos.
La profundización del modelo del agronegocio trae como consecuencia que el modelo de desarrollo
productivo del país se distancie de las necesidades de las poblaciones locales y se ponga en peligro el
acceso de las personas a los alimentos por encarecimiento de los precios y por escasez. Las producciones y
exportaciones récords de soja no inciden directamente en la disminución de la pobreza rural, ni en el
mejoramiento de la calidad de vida de las poblaciones rurales u originarias y repercuten negativamente en
el trabajo rural; por el contrario se incrementan los procesos violentos de expulsión de campesinos y
pueblos originarios debido a las presiones para la incorporación de tierras en la producción.
A través de la formulación del PEA el estado argentino asumió explícitamente como no lo había hecho
hasta ahora la necesidad de continuar y profundizar el modelo extractivista de explotación de todos los
bienes naturales, no sólo la tierra para la soja, si no también la minería, el agua y el petróleo.
“Aumentar a 160 millones de toneladas de granos, forrajeros y no alimentarios, es sumar otras diez
millones de hectáreas a las 20 millones que se cultivan de soja transgénica. Y no tiene otra forma de
hacerse que a partir de los desalojos de las familias campesinas”.
“Plantear que debemos redoblar las exportaciones en el marco del modelo actual genera claras
contradicciones con las aspiraciones de un desarrollo industrial armónico con justicia social y con las
políticas de derechos humanos”.“El modelo agroexportador, tal como está dado hasta ahora, es excluyente,
genera desigualdad, desarraigo y expulsión de las familias campesinas y de las comunidades indígenas.
Tenemos que marcar un nuevo modelo productivo, con nuevas matrices industriales. Nuestra producción
territorial tiene y debe hacerse fuerte, pero esto no se visualiza en el nuevo plan agroalimentario anunciado
el año pasado por el Gobierno Nacional”. Afirmamos en la Red Puna.

Se realizó la 16º Edición de la FERIA del CAMBALACHE y TRUEQUE en El CHURCAL

“En defensa de la tierra, semillas y alimentos”

Con esta consigna, se realizó el sábado 14 y domingo 15 de abril, la 16º edición de la Feria del Cambalache
y Trueque de la Red Puna, en la Comunidad de El Churcal - Juella, 5 km al norte de Tilcara, con la masiva
participación de 600 campesinos y campesinas aborígenes, que llegaron en camiones, colectivos y
camionetas, provenientes de 46 comunidades de la Puna (de la zona de Yavi, de Puesto del Marqués, de
Rinconada, de la zona de las salinas, y de distintas comunidades de la Quebrada, con una enorme variedad
de productos como: sal, papas criollas, habas, quesos, carne de llama y cordero, cueros, lanas, tejidos,
frutas, verduras, dulces, miel, y una gran cantidad de especies y variedades de semillas. La organización
estuvo a cargo de la Comunidad Aborígen de El Churcal y la Red Puna.
El cambalache se inició con la “chayada” por la llegada del agua a la Comunidad de El Churcal, luego de
más de un año de trabajo comunitario. Agua que proviene de un toma realizada a más de 8 km río arriba, y
entubada hasta la comunidad. La apertura de un grifo frente al CIC, fue el hito que marcó ese gran esfuerzo
y la lucha de las familias por su territorio. Alegría y festejos acompañaron ese momento.

Luego continuó con el intercambio de una enorme variedad de productos alimenticios: frutas, carnes,
verduras, semillas, alimentos, granos, sal, cueros, artesanías, lanas y todos aquellos productos que se
producen en las comunidades y hacen falta para todo el año. Bolsas y cajones se movían de un lado para
otro.

Durante todo el encuentro hubo un gran reconocimiento a la importancia de los cambalaches como forma
de mantener la cultura, las tradiciones y sobre todo defender el estilo de vida campesino indígena y de
alimentación. En este sentido se reconoció la importancia de la producción agroecológica campesina, a
diferencia del modelo de los agro-negocios que nos quieren imponer con semillas transgénicos,
agroquímicos y un sistema de producción homogéneo, que limita la variedad de productos y semillas, de
manera de controlar el sistema de producción y alimentación de nuestros pueblos. Sin lugar a dudas, el
evento se convirtió en una fuerte defensa de nuestra soberanía alimentaria, la lucha por la tierra y el
territorio que lleva adelante la Comunidad Aborígen El Churcal de Juella, así como una defensa al agua y a
28
la vida frente a la megaminería contaminante a cielo abierto, que nos quieren imponer. El cambalache se
realizó en el marco de las acciones por el Día Internacional de la Lucha Campesina.



Se profundiza el modelo de los agronegocios y sus contradicciones

Crisis Estructural del capitalismo, agotadas las falsas soluciones se agudizan las contradicciones, el
progreso liberal agota su tiempo sin cumplir sus promesas. No hace falta ser filósofo para comprenderlo,
basta mirar con atención y escuchar al corazón.
Argentina: el agronegocio y su modelo de extracción y muerte no mira ni siente, en su naturaleza
capitalista, solo existe la posibilidad de acumulación y concentración en base a la explotación de los
pueblos, al saqueo de sus riquezas y a la eliminación de todo adversario. (incluso de aquellos capitalistas
"menos capaces”). Las enormes masas de capital especulativo disponibles y la tecnología al servicio del
capital aceleran este proceso de muerte.
A la concentración de la tierra, la contaminación de los alimentos con agro tóxicos, al precio elevado de los
alimentos por usarlos como combustibles, el trabajo esclavo, al hambre por la prioridad de los mercados
externos, al monopolio de la comercialización de alimentos, se le suman las muertes, las amenazas, los
baleados, las empresas se apropian de la tierra por medio de violencia armada contra los campesinos
indígenas que nos oponemos al “progreso” que nos ofrecen.
Asesinaron a Cristian, ahora balearon a dos campesinos, antes mataron a otras y otros, los jueces
cómplices, aliados del ruralismo. La lucha hizo renunciar a uno, pero cuantos quedan.
El agronegocio muestra su fuerza y hegemonía, y en este marco de obviedad de su perversidad, logra que
se apruebe la “ley Anti Terrorista”. La ley será un festín para los jueces, que sin motivos nos encarcelan por
usurpadores, cuando llevamos mas de 50 años en la tierra, ahora seremos Terroristas cada vez que
defendamos nuestra vida. Esta ley nos demuestra que a pesar de la UNASUR, de la esperanzadora CELAC,
muy a pesar, no somos soberanos. Porque para estar en el G20 hay que aprobar leyes contra el terrorismo,
que en realidad son contra los pueblos.
¿Y para que queremos estar en el G20?. Pues para defender al agronegocio, porque las potencias del G8
hoy necesitan regular los precios de los comodities.
El gobernador de Santiago del Estero aplica su ofensiva (contra los campesinos), sus punteros han salido
con todo a amenazar, a intentar sobornar, descalificar, pero ademas, en Monte Quemado golpearon a
compañeros del Mocase.
También, amora, mediante un “memo institucional” excluye de todos los festivales folclóricos a Raly
Barrionuevo, Claudio Acosta, Juan Savedra, músicos populares comprometidos con los sueños y luchas del
campesinado. El gobierno de Zamora le rescindió el contrato a dos médicos que son militantes del Mocase.
El gobierno de Zamora responde al Agronegocio.
Es que nada tiene que ver la declaración de la CELAC con esto. Es su otra cara. CELAC, será soberanía de
los pueblos , será justicia social, será libertad, solo cuando nos liberemos de las transnacionales. No hay
posibilidad de soberanía con ellas definiendo nuestro desarrollo.
El G20 intenta legitimar las decisiones del G8, en un momento de crisis, pero su existencia misma atenta
contra la legitimidad de Naciones Unidas, en la cual participan la mayoría de los países del mundo, todos
con un voto, sin condicionamientos. No hay ventajas para el pueblo argentino obtenidas en las reuniones
del G20. El G20 conspira contra la CELAC.
En este proceso también debemos afinar nuestra definición de lo nacional, desde lo popular. No podemos
pensar que los Blaquier, Grobocopatel, los Rocca, o la mesa de enlace tienen intereses en el desarrollo
nacional con “ inclusión y justicia social”, seria volver a cometer viejos errores. Son y serán traidores a la
patria, y no hay modelo nacional y popular que pueda contenerlos.
Por eso no podemos sostener un modelo que para desarrollar políticas sociales deba hipotecar los bienes
naturales y amontonar al pueblo en villas, para que la tierra y los bienes naturales sean explotados por esa
“siempre ficticia burguesía nacional” junto con las transnacionales que generan “progreso” .
Es necesario sostener el valor de los salarios por encima de la canasta básica, pero además hay una enorme
masa de trabajadoras y trabajadores que están fuera de la economía formal y la discusión paritaria.
Trabajadores precarizados, desocupados, de fabricas recuperadas, cooperativas, campesinos y agricultores
familiares. Todos estos sectores somos sujetos económicos y las políticas deben ir enfocadas a fortalecer y
desarrollar la economía social y popular.
29
Es hora de que los recursos para las políticas sociales salgan de las enormes ganancias de empresas de la
“burguesía nacional”. Es hora de que la tierra cumpla su función social: para brindarnos un hábitat digno,
para brindarnos la posibilidad de trabajar y producir alimentos y materias primas para cubrir las
necesidades populares, y abastecer nuestra industria.
El estado debe apuntalar y fortalecer la economía popular, las cooperativas, las pymes, las empresas
estatales.
Votar la ley antiterrorista, permitir que el agronegocio y sus cómplices se muevan impunemente, abandonar
a los campesinos a su suerte, no tiene nada que ver con los derechos humanos ni con un modelo nacional y
popular.
La ley contra la extranjerización de la Tierra y el nuevo estatuto del peón de campo son herramientas que
mitigaran algunos de los embates del agronegocio contra los pueblos rurales. Pero no detendrán su proceso
de concentración y acumulación.
La ley contra los desalojos campesinos espera por ser tratada, y nos movilizaremos para que sea aprobada
La ley de radio difusión y la ley de democratización del Papel prensa son avances históricos en la
construcción de la libertad de prensa y la democracia, esperamos que la lucha campesina tenga su voz
legitima en todos los medios sin censuras ni recortes. También es urgente otorgar las licencias a las radios
comunitarias y fortalecerlas con financiamiento y publicidad oficial.
Nosotras y nosotros vamos a profundizar nuestra lucha en los territorios, vamos a intensificar la
movilización en las ciudades y pueblos, vamos a ampliar nuestros lazos con todos los sectores que estén
dispuestos a debatir y a luchar por la liberación de nuestro pueblo argentino y latinoamericano, por la
soberanía alimentaria por la justicia social.

Movimiento Nacional Campesino Indígena
CLOC – Vía Campesina

ASESINAN A CRISTIAN FERREYRA,
MIEMBRO DEL MOCASE
VIA CAMPESINA - MNCI

“Asesinado por el agronegocio. Cristian vive, la lucha sigue”

El miércoles 16 de noviembre, la comunidad de San Antonio, pcia de Santiago del Estero, comunicó, que
en la casa de la Familia Ferreyra se apersonaron Javier y Arturo Juaréz, sicarios de empresario Ciccioli
oriundo de Santa Fé, y dispararon a sangre fria contra dos campesinos, causando la muerte con una
escopeta a Cristán Ferreyra de 25 años e hirieron de gravedad a otro compañero que se encuentra en
observación en el hospital de la capital santiagueña y un tercero con golpes graves.
La comunidad de San Antonio,a 60 km de Monte Quemado, miembro de la CCCOPAL MOCASE-Vía
Campesina, viene resistiendo al intento de desalojo de empresarios que han contratado matones armados
para realizar amedrentamiento en la zona norte de Santiago del Estero. Los empresarios que intentan
acaparar las tierras, Los Julianes, Ciccioli, Ricardo Villa, Saud son venidos de Santa Fe y Tucumán; éstos
son los mismos que han diseñado el plan de ataque que vienen sufriendo los campesinos indigenas en los
departamentos Copo, Pellegrini y Alberdi desde hace 4 meses de forma sistemática. Unos ejemplos son la
detención arbitraria de Ricardo Cuellar, el atentado a la FM Pajsachama, la quema de ranchos y
pertenencias de campesinos de la CCCOPAL.
Esto ocurre con complicidad y alevociía de parte de autoridades provinciales y funcionarios del poder
judicial e instituciones como la dirección provincial de bosque, quien AUTORIZO desmonte en un lugar
donde viven familias campesinas indigenas de varias generaciones. A todos ellos los hacemos responsables
directos del asesinato de Cristian.
Desde éstos territorios campesinos indígenas, se viene denunciando los atropellos, tal es así que el Juez
Penal Alejandro Fringes Sarria de Monte Quemado ya tiene varias denuncias y no hizo nada para detener la
escalada de violencia que impera en la zona. También el Comité de Crisis supo hacer relevamiento de las
situaciones de atropellos. Hasta el momento, sólo la organización de las comunidades ha logrado evitar los
desalojos y desmontes de miles de hectáreas.
En varias oportunidades el empresario Cicciola, amenazó publicamente que mataría a un campesino del
MOCASE-VC para que dejen de" molestar".
30
El asesinato de Crístian Ferreyra no va a quedar impune y con toda la rabia y dolor que sentimos sus
compañeros y compañeras, reafirmamos una vez más, que en la defensa de nuestros territorios llegaremos
hasta la últimas consecuencias.
Cristian Ferreyra Presente!!!

Ni un metro más, la tierra es nuestra!


LUEGO DE TRES DIAS DE CORTE DE RUTA EN PURMAMARCA, POR PARTE DE NUESTRAS
COMUNIDADES INDIGENAS







El Gobierno de Jujuy aceptó el reclamo por los títulos comunitarios de nuestras tierras y compromete su
entrega en plazo máximo de 90 días.

El acuerdo alcanzado con el Gobierno Provincial, y los delegados de las 92 comunidades del Pueblo Kolla
y Quechua, fue firmado a la 01 hs de hoy, a la vera de la rutas nacionales Nº 9 y 52. El mismo contempla la
entrega de los títulos comunitarios en plazos escalonados, una ley de exención de pago de impuestos
inmobiliarios, y la entrega de los remantes de tierras a las comunidades aborígenes.
El acuerdo firmado a altas horas de la noche, por el Ministro de Gobierno Hugo Echavarri, el Secretario de
Derechos Humanos Pablo Lozano, y el Vice-Director de Inmuebles, incluye el compromiso del Gobierno
provincial de entregar los títulos comunitarios a nuestras Comunidades Aborígenes en los siguiente plazos:
- En 30 días a todas las comunidades que tienen sus planos realizados.
- En 60 días a las comunidades que les faltan detalles u observaciones en planos.
- En 90 días al resto de las comunidades aborígenes, que les faltan planos o mensuras.

Los otros puntos del acuerdo y compromiso que asumió el gobierno fueron:
* La entrega de los títulos sobre los remanentes de tierras a las comunidades que recibieron títulos
incompletos, y reducir los radios urbanos según lo establezca cada comunidad. El plazo fijado fue de 30 a
90 días.
* Sacar una ley de exención del pago del impuesto inmobiliario sobre las tierras comunitarias aborígenes.
* Realizar un relevamiento territorial, conjuntamente con las comunidades aborígenes, asentadas en tierras
con títulos privados, para poder avanzar también sobre dichos títulos comunitarios.
* Realizar el relevamiento de 20 carpetas de RETECI, antes del mes de diciembre.
* Obligarse a realizar la “consulta previa, libre e informada a las comunidades” ante cualquier acción de
gobierno que involucre territorios de nuestras Comunidades, tal como lo establece el Convenio 169 OIT.
* Conformar un equipo de seguimiento de los acuerdos y de los programas, con dos delegados por
departamento.

El último punto del acuerdo, fue realizar un próximo encuentro con los mismos funcionarios, el día 26 de
octubre a las 10 horas en Abra Pampa, para avanzar en los acuerdos.

“Una vez más, quedó demostrado que durante todos estos años no hubo voluntad política de entregar los
títulos comunitarios, ahora veremos si los compromisos se traducen en políticas concretas hacia nuestras
comunidades o quieren seguir entregando nuestras tierras a las empresas mineras. Sino cumplen
volveremos a salir a las rutas todas las veces que sea necesario” afirmó una de las delegadas de la asamblea
al momento que se levantaba el corte.

COMUNIDADES del PUEBLO KOLLA de JUJUY


31
MASIVO CORTE DE RUTA EN PURMAMARCA- JUJUY, SOBRE RUTA NACIONAL Nº 9 Y 52

LAS COMUNIDADES INDIGENAS DE JUJUY EXIGIMOS LA ENTREGA INMEDIATA DE LOS
TITULOS COMUNITARIOS DE NUESTRAS TIERRAS

Con la presencia de representantes de 92 Comunidades aborígenes integrantes del Pueblo Kolla de Jujuy, se
desarrolla por tiempo indeterminado, un corte sobre las rutas nacionales nº 9 y 52, a la altura del cruce a
Purmamarca, en la provincia de Jujuy, hasta que el gobierno provincial entregue los títulos comunitarios de
nuestras tierras. Exigimos que se cumplan nuestros derechos amparados en la constitución Nacional.

Han pasado más de 15 años de reiterados fracasos, desde que se iniciaron los diferentes programas para la
entrega de títulos a las comunidades aborígenes (PRATPAJ; PREDAJ; RETECI), y solamente se entregó
un 15% del total de los títulos prometidos en el Gobierno de Fellner en el 2006 y algunos con graves
irregularidades.
En el marco de nuestros derechos consagrados en el art. 75 inc.17 de la Constitución Nacional, y de la
lucha incansable por la restitución territorial de nuestras comunidades de los Departamentos de Santa
Catalina, Yavi, Cochinoca, Rinconada, Tumbaya, Tilcara y Humahuaca, y luego de haber agotado todas las
instancias de diálogo con un gobierno provincial que sólo apuesta al avasallamiento de la gran minería, es
que estamos presentes en la ruta para hacer escuchar nuestra voz.
El articulo 75 inc. 17 de la constitución Nacional reconoce “la prexistencia étnica y cultural de los pueblos
indígenas argentinos”; “la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan; y
regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano; ninguna de ellas será enajenable,
transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos”; así como “asegurar su participación en la gestión
referida a sus recursos naturales y a los demás interese que los afecten. Las provincias pueden ejercer
concurrentemente estas atribuciones.”

A pocos días del 12 de Octubre, el Gobierno de Jujuy nos sigue negando la Posesión Comunitaria de
Nuestros Territorios, por lo TANTO LAS COMUNIDADES DE LA PUNA SOLICITAMOS:

ü Entrega de los Títulos Comunitarios AHORA!!!!
ü Entrega de los remanentes de Territorios que fueron dejados a un lado del Programa PRATPAJ.
ü Que el INAI dicte Resolución reconociendo la posesión de los Territorios.
ü Que se respete la Decisión de las Comunidades sobre los Territorios en la Regularización.
ü Una Ley de eximición del impuesto a las Comunidades que ya tienen Títulos Comunitarios

Además repudiamos la fecha del 12 de octubre en reivindicación de la Resistencia y Lucha de Nuestros
Pueblos por más de 500 años.


COMUNIDADES del PUEBLO KOLLA de JUJUY
Ante el proyecto de ley gubernamental para regular la venta de tierras a extranjeros
Un proyecto de ley que no cuestiona el modelo productivo

Hace unos meses el Gobierno Nacional presentó un proyecto de ley que pone límites a la propiedad de la
tierra en manos extranjeras, pero nada dice sobre el modelo agropecuario vigente, ni sobre la función social
de la tierra, ni los desalojos que sufren muchos hermanos campesinos indígenas. Para nosotros la tierra es
para quien la trabaja.

Legislar sobre la venta de tierras a extranjeros está bien, pero limitar la extranjerización de la propiedad de
la tierra no combate el corazón de la injusticia rural: la concentración de la tierra.
Mientras unos pocos tienen mucha tierra, los campesinos e indígenas tenemos muy poco. El 2 por ciento de
los productores del país, controla la mitad de la tierra del país. Mientras que el 57 por ciento de las chacras,
en su mayoría campesinos y pequeños productores, cuenta sólo con el 3 por ciento de la tierra.
El proyecto de ley propone la creación de un Registro Nacional de Tierras Rurales y dispone la realización
de un relevamiento catastral y dominial a nivel nacional, discusión acerca de cómo está distribuida la tierra
32
en el territorio nacional, y quiénes son los dueños de los campos, pero no abarca en todas sus dimensiones
las cuestiones referidas al uso, acceso y propiedad de la tierra.
Para nosotros, pueblos originarios y campesinos sabemos que el origen de nuestros problemas está en el
modelo de producción extractivo, donde el agronegocios con la soja, la megaminería, forestales y
petroleras, son la cara visible y cuentan con permanente apoyo mediático y gubernamental. Una ley de ese
tipo no afecta ningún interés de estos ganadores. No confundamos. Nada va a cambiar si los terratenientes o
grandes productores son argentinos o extranjeros.
El avance del modelo productivo sojero agroexportador, el desalojo de familias campesinas y la falta de
acceso a la tierra por nuestras comunidades campesinas indígenas continuará. El proyecto de ley no
menciona la función social de la tierra, y tampoco existe mención alguna a los “agricultores familiares”,
campesinos y comunidades indígenas.
Nosotros, como comunidades indígenas, contamos con legislación en la constitución Nacional, que apoya
la entrega de tierras a nuestras comunidades aborígenes; el convenio 169 de la OIT, de participación en el
manejo de los recursos naturales y las empresas mineras siguen queriendo entrar en nuestros territorios. No
es cuestión de leyes. Faltan las decisiones políticas.

El principal problema para nosotros, campesinos e indígenas no es la extranjerización, sino el modelo
agropecuario. La raíz de los conflictos de tierra se encuentra en la disputa por el uso y control del espacio
territorial a partir de la imposición de una cultura sobre otra. Por un lado, el agronegocio, donde la tierra es
un espacio para producir y hacer negocios, y por el otro nuestra cultura indígena y campesina, donde la
tierra constituye un espacio de vida. Nosotros entendemos a la tierra como un elemento indispensable para
producir alimentos sanos para el pueblo, pilar la soberanía alimentaria de un país.
Con este proyecto de ley, el modelo no cambia, y otro avance más que evidente es el “Plan Estratégico
Agroalimentario 2010-2020”, proyecto oficial que apuesta a aumentar la producción de granos (entre ellos
la soja) en 50 millones de toneladas, que ampliará en 9 millones de hectáreas más la frontera agropecuaria,
y multiplicará las consecuencias ambientales y sociales. Pareciera ser que la decisión de los gobiernos
nacionales y provinciales es avanzar sobre tierras campesinas e indígenas.
Nosotros como Red Puna, Movimiento Nacional Campesino indígena, el 19 de abril pasado, presentamos
públicamente una propuesta de ley para frenar los desalojos de familias campesinas y declarar la función
social de la tierra. Pero nada de esta propuesta está incluida en el proyecto de ley del gobierno nacional.
Nosotros como organizaciones seguiremos luchando. La tierra es nuestra, ni un paso atrás.

21-07-2011 Comunicado de prensa

Masivo corte de ruta en Salinas Grandes:
Comunidades Campesinas Indígenas de la Puna de Jujuy y Salta, y del resto del país, estuvimos presentes
en defensa de nuestros territorios y de los bienes naturales, contra el avance de las mineras de Litio

Más de 900 personas, delegadas de 86 comunidades y organizaciones indígenas campesinas de Jujuy, Salta
y otras provincias, estuvimos presentes en la ruta nacional 52, a la vera de las Salinas Grandes, para
expresar nuestro fuerte rechazo a los proyectos de minería de litio a gran escala, y exigir la entrega de los
títulos comunitarios de las tierras que nos pertenecen.

Las Comunidades nucleadas en la Mesa de Pueblos Originarios de la Cuenca de Guayatayoc, Salinas
Grandes de Jujuy y Salta, y con un fuerte apoyo de todas las organizaciones hermanas de la Puna y del
Movimiento Nacional Campesino Indígena, estuvimos presentes en las salinas, para alzar nuestra voz y
exigir al gobierno provincial:

El cese inmediato de todos los trabajos y actividades que realizan las empresas mineras en la zona, y la
cancelación de todos los permisos de cateo, exploración y explotación minera otorgados en la Cuenca de la
Laguna de Guayatayoc y Salinas Grandes;
La entrega inmediata de los títulos comunitarios de nuestras tierras, que nos corresponden por derechos
expresados en la Constitución Nacional.

Mujeres, hombres, niños, y jóvenes estuvimos en la ruta para defender el derecho al Territorio, los bienes
naturales, en defensa de nuestra forma de vida.
33
“A muchos de nuestros hermanos los corrió y mató la soja. A nosotros nos quieren hacer lo mismo, pero
con la minería, con este metal para las baterías. Nosotros no comemos baterías, nosotros vivimos del salar”,
como lo expresó uno de los mayores de nuestras comunidades:
“Hoy estamos acá para afirmar nuestros derechos y gritar fuerte: No a la minería de Litio. Volveremos
todas las veces que sea necesario”, dijo convencida una de las mujeres de las comunidades

Como en muchos otros territorios de nuestra Latinoamérica, hoy las Salinas y nuestra forma de vida está
amenazada por la ambición y el intento de saqueo de la minería de Litio, en manos de empresas
multinacionales y en complicidad con el gobierno provincial. Esto es posible por la continuidad de las
políticas nacionales de promoción de la minería a gran escala que fueron introducidas por los gobiernos
neoliberales de los años 90.

La minería del litio forma parte del modelo de extracción y saqueo de bienes naturales, y utiliza una
enorme cantidad de agua en una zona de extrema sequía. Del agua dependen nuestras comunidades para el
pastoreo y cría de ovejas, llamas y pequeñas chacras, y con la explotación del litio corre peligro toda la
cuenca hídrica de la Laguna Guayatayoc-Salinas Grandes, que agrupa cursos de agua de Jujuy y Salta.
Los gobiernos de Salta y Jujuy otorgaron concesiones a la empresa minera canadiense Dajin Resources
S.A, y la australiana Orocobre Limited, asociadas a automotrices Toyota y Mitsubishi.
Las Salinas Grandes constituyen un ecosistema único que se encuentra dentro de nuestros propios
territorios, lugar ancestral de vida, cultura e historia de los pueblos kolla y Atacama, que provee de los
recursos naturales de uso común que son necesarios para nuestra subsistencia, como el agua y la sal que nos
permite la vida, el trabajo y la producción.

Queremos afirmar el rechazo de las comunidades a la actividad minera en nuestros territorios. Exigimos al
Gobierno Provincial y Nacional que respeten nuestros derechos.
Tierra, Agua y Justicia para una vida digna en el campo!!


Mesa de Pueblos Originarios de la Cuenca de Guayatayoc y Salinas Grandes
CPI Pueblo Kolla Región Puna de Jujuy
Red Puna – Movimiento Nacional Campesino Indígena
IV Tinku Juvenil Intercomunitario Plurinacional
Comunidades Aborígenes de las Salinas Grandes de la Puna de Jujuy y Salta, nos movilizamos en defensa
de nuestros territorios y de los bienes naturales, contra el avance de las empresas mineras

Ante el arribo de empresas mineras en busca de litio, las comunidades y organizaciones indígenas
campesinas de Jujuy, Salta y otras provincias, nos manifestamos el próximo jueves 21 de julio, a partir de
las 10 hs, en la Ruta Nacional 52, en las Salinas Grandes de Jujuy, para expresar nuestro rechazo al
desembarco de empresas multinacionales en nuestros territorios. El negocio del litio vulnera la
Constitución Nacional y tratados internacionales que legislan sobre el derecho de los pueblos originarios.

Las Comunidades nucleadas en la Mesa de Pueblos Originarios de la Cuenca de Guayatayoc, Salinas
Grandes de Jujuy y Salta, y con un fuerte apoyo de todas las organizaciones hermanas de la Puna y del
Movimiento Nacional Campesino Indígena, estaremos presentes en las salinas, para alzar nuestra voz y
exigir al gobierno provincial:
El cese inmediato de todos los trabajos y actividades que realizan las empresas mineras en la zona, y la
cancelación de todos los permisos de cateo, exploración y explotación minera otorgados en la Cuenca de la
Laguna de Guayatayoc y Salinas Grandes;
La entrega inmediata de los títulos comunitarios de nuestras tierras, que nos corresponden por derechos
expresados en la Constitución Nacional.

Derecho al territorio:
Las comunidades aborígenes de la cuenca de Salinas Grandes - Laguna de Guayatayoc, somos
descendientes de los pueblos que desde tiempos ancestrales habitaron estas tierras, y hemos aprendido de
nuestros abuelos a cuidar y proteger nuestro territorio. En este sentido hemos realizado permanentes
34
reclamos para que nos entreguen los títulos de las tierras que habitamos. Desde el primer Malón de la Paz
en el año 1946, hasta nuestros días.
Hace 17 años, con la reforma de la Constitución Nacional, nuestros derechos fueron reconocidos (art.75
inc.17). Imaginábamos que por fin íbamos a poder concretar la titularización de nuestras tierras. Sin
embargo, hasta hoy no lo hemos logrado. El Gobierno Provincial no cumple con lo ordenado por la
Constitución Nacional, ni por la sentencia judicial del año 2006 que así le ordena. Hoy, como ayer
seguimos sosteniendo la lucha por el territorio.
Mientras el gobierno provincial se niega a entregar los títulos de nuestras tierras, el año pasado
comenzamos a ser testigos mudos de una nueva actividad en la región, la minería de litio en el subsuelo de
la Salinas Grandes de la Puna de Jujuy y Salta. Nadie nos informó nada, ni fuimos consultados, pasando
por encima de nuestros derechos amparados en el artículo 75 inciso 17 de la Constitución Nacional, y
artículo 6 del Convenio 169 de la OIT.
“Hace siglos que vivimos en las salinas, siempre cuidando el territorio y vivimos en armonía. Ahora
descubren algo y quieren pasarnos por arriba, condenarnos. No vamos a permitir esa injusticia”.
“Nuestros bisabuelos vivieron donde nosotros hoy, y nunca nos dieron los títulos comunitarios. Las
empresas mineras llegan y le dan todo. Contaminan y nos quieren echar. No dejaremos que eso pase”, es la
expresión de la Mesa de Pueblos Originarios de la Laguna de Guayatayoc- Salinas Grandes.

Derecho a los recursos naturales:
El gobierno de Jujuy hace grandes anuncios con respecto a los beneficios de la minería, y en particular a la
extracción de litio. Sin embargo, nadie dice nada de cómo ésta nueva explotación puede afectar a las
salinas, a las vertientes de agua, al agua subterránea, a los pastos, a nuestros ganados, a la Pacha, a nuestras
costumbres y creencias. En síntesis, a toda nuestra vida.
La minería del litio forma parte del modelo de extracción y saqueo de recursos naturales, y utiliza una
enorme cantidad de agua en una zona de extrema sequía. Del agua dependen nuestras comunidades para el
pastoreo y cría de ovejas, llamas y pequeñas chacras, y con la explotación del litio corre peligro toda la
cuenca hídrica de la Laguna Guayatayoc-Salinas Grandes, que agrupa cursos de agua de Jujuy y Salta.
Los gobiernos de Salta y Jujuy otorgaron concesiones a la empresa minera canadiense Dajin Resources
S.A, y la australiana Orocobre Limited, asociadas a automotrices Toyota y Mitsubishi.
Las Salinas Grandes constituyen un ecosistema único que se encuentra dentro de nuestros propios
territorios, lugar ancestral de vida, cultura e historia de los pueblos kolla y Atacama, que provee de los
recursos naturales de uso común que son necesarios para nuestra subsistencia, como el agua y la sal que nos
permite la vida, el trabajo y la producción

Ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación y la ONU:
En noviembre del año pasado, 33 comunidades aborígenes de las Salinas de Jujuy y Salta presentamos un
recurso de amparo ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, solicitando frenar toda actividad minera
en la zona, y que se consulte a las comunidades. A nueve meses, aún esperamos respuesta.

El pasado 14 de julio, fue el turno internacional, está vez en Ginebra, Suiza, ante la Organización de
Naciones Unidas (ONU), se presentó una denuncia por parte de nuestras comunidades. “Planteamos la
defensa del territorio de las comunidades, del medio ambiente y del uso del agua, que no se respetan los
derechos de las comunidades, que el Estado no cumple con la Constitución y los tratados internacionales,
que nos sigue marginando, excluyendo del derecho a la tierra”, explica el delegado de las 33 comunidades
originarias que estuvo en la presentación de la denuncia en Ginebra.

Queremos afirmar el rechazo de las comunidades a la actividad minera en nuestros territorios. Exigimos al
Gobierno Provincial y Nacional que respeten nuestros derechos.
Tierra, Agua y Justicia para una vida digna en el campo!!



Mesa de Pueblos Originarios de la Cuenca de Guayatayoc y Salinas Grandes
CPI Pueblo Kolla Región Puna de Jujuy
Red Puna – Movimiento Nacional Campesino Indígena
IV Tinku Juvenil Intercomunitario Plurinacional
35
Encuentro de formación e intercambio de organizaciones campesinas indígenas en El Moreno, en la Puna
de Jujuy

Del sábado 16 al viernes 22 de julio de 2011 se realizará en El Moreno, Provincia de Jujuy, en las Salinas,
la séptima edición de la “Escuela de la Memoria Histórica”, una instancia anual de formación política e
intercambio de experiencias de organizaciones campesinas e indígenas del Movimiento Nacional
Campesino Indígena (M.N.C.I).

El Objetivo de la Escuela es fortalecer un proceso de formación para compañeros de nuestras comunidades,
donde poder trabajar la memoria de nuestras luchas, el intercambio de diferentes provincias, y promover el
sujeto político de nuestras comunidades y de los barrios. Este encuentro de formación está dirigido a
dirigentes, jóvenes y miembros de las comunidades de base campesinas indígenas y se prevee la
participación de más de 300 miembros de diferentes organizaciones campesinas indígenas de las provincias
de Salta, Santiago del Estero, Misiones, Mendoza, Santa Fé, Neuquén, Buenos Aires, Córdoba, y desde ya
de nuestra Puna y Quebrada de Jujuy.

La Red Puna conjuntamente con la Organización Comunitaria Aborígen “Sol de Mayo” de El Moreno, las
Comunidades Aborígenes de El Angosto, Cerro Bayo, San José del Chañi y Lipan, seremos los anfitriones
y organizadores locales.

Los temas que desarrollarán son: La lucha por el territorio, la producción agroecológica, la gestión, la salud
y la educación en las comunidades campesinas indígenas, la minería y las comunidades indígenas. La tierra
y los territorios. El proyecto de ley contra los desalojos de campesinos. Las relaciones de género en
nuestras comunidades y en nuestras organizaciones, además de la reflexión y compartir las experiencias de
vida y lucha personal, comunitaria y del movimiento.

En una de las jornadas realizaremos una movilización o un corte de ruta en apoyo a nuestros hermanos y
compañeros de las comunidades aborígenes de las salinas, para que nuestra voz sea escuchada y mostrar al
Gobierno Provincial, al Gobierno Nacional, y a toda la sociedad en su conjunto, el rechazo de las
comunidades a que se implementen explotaciones mineras en nuestros territorios de las Salinas Grandes y
en la Cuenca de la Laguna de Guayatayoc, pasando por encima de todos los derechos de consulta y
participación, y por sobre, pasando por encima de todos nuestros derechos sobre nuestros territorios

Alzaremos nuestra voz exigiendo:
* El cese inmediato de los trabajos y actividades que realizan las empresas mineras en la zona, y que se
cancelen todos los permisos de cateo, exploración y explotación minera otorgados en la Cuenca de la
laguna de Guayatayoc y Salinas Grandes.

* La entrega inmediata de los títulos comunitarios de nuestras tierras, que nos corresponden por derechos
expresados en nuestra Constitución Nacional

“Globalicemos la lucha,
Globalicemos la Esperanza!!!!

RED PUNA
Movimiento Nacional Campesino Indígena
Nuestro Repudio a los acuerdos y declaraciones
sobre la crisis alimentaria del G20

Los medios de comunicación argentinos difunden la noticia de que los acuerdos del G20 en el tema
agricultura son un éxito para Argentina y el mundo. Y se destaca en esto la posición Argentina en cuanto a
la crisis alimentaria.
Desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena repudiamos los acuerdos y las falsas soluciones
basadas en las presiones y lobbies de las transnacionales. Basados en certezas científicas sesgadas y
corrompidas como un cáncer en gran parte de la producción pseudo-científica de las Universidades durante
el auge del neoliberalismo.
36
En primer lugar el G20 no es un espacio democrático ni legitimo para debatir políticas agrarias globales,
están allí ausentes casi todos los países y principalmente aquellos que han sufrido la perdida de soberanía
alimentaria debido a la revolución verde y la invasión de las transnacionales, muchas veces precedidas por
tropas militares de la OTAN.
Los Gobiernos de Argentina y Brasil impulsaron que el Consejo de Seguridad Alimentaria en la FAO, sea
el espacio de gobernanza mundial agrícola. Y ahora, por lo que se leen en los medios de comunicación,
¿Claudicaron en sus convicciones? ¿Mintieron a la sociedad civil y a 193 gobiernos que aprobaron la
reforma del CFS/FAO?
La FAO tiene muchísima información para demostrar que el problema del hambre no es un problema de
productividad de alimentos si no de como se produce, quienes producen y como se distribuyen los mismos,
un reciente documento de FAO describe que en la cadena agroindustrial global se pierde el 40% de los
alimentos producidos por descomposición y desechos.
El informe IAASTAD del cual FAO es parte, demuestra que a medida que se desarrolla la agricultura
industrial y se fortalece el poder de las transnacionales el hambre crece en el mundo. El mismo informe
recomienda retomar la vía de la producción campesina familiar y agroecológica como forma de luchar
contra el hambre.
¿Es por estas contundentes pruebas que la discusión de la política agraria global se sale de la ONU y de
FAO y se lleva a la OMC y a al G20 donde los países poderosos y las transnacionales tienen mucho más
poder?

Pero ¿y la posición argentina?
La posición que llevó el gobierno argentino a la reunión del G20 es producto de la presión y el lobby de la
mesa de enlace y las corporaciones transnacionales. El actual modelo agropecuario no es sustentable, el
mercado interno esta apenas sostenido por enormes masas de subsidios que el estado nacional debe aportar
a los sectores concentrados del las carnes, lácteos y granos para que los precios mínimos de los alimentos
básicos no se disparen. La cadena agroalimentaria esta cada vez mas monopolizada, producto del
acaparamiento de tierras y de la concentración industrial, así como de la burbuja financiera que rodea al
mercado global de los alimentos.
Las cosechas record de millones de toneladas de granos son incapaces de saciar el hambre a los argentinos
y que en pleno 2011 todavía tengamos que soportar índices que dan cuenta de esta realidad, y aunque el
hambre se publica en menos de 5 %, la pobreza sigue en dos dígitos 13,9 %
Los agro combustibles (mal llamados biocombustibles) generan también enormes presiones para que los
alimentos aumenten
Plantear que debemos redoblar las exportaciones de alimentos en el marco del modelo actual genera claras
contradicciones con las aspiraciones de un desarrollo industrial armónico con justicia social y con las
políticas de derechos humanos .Además esto va en dirección a consolidarnos como productores de materias
primas en el marco de un saqueo transnacional que nada tiene que envidiarle a antiguos esquemas
coloniales. Aumentar a 160 millones de toneladas de granos(forrajeros y no alimentarios) la producción
anual (tal como anunció el ministro) es sumar otras 10 millones de hectáreas a las 20 millones que se
cultivan de soja transgénica, además de los otros cultivos. Y no tiene otra forma de hacerse que a partir de
los desalojos de las familias campesinas que producen de manera sustentable en el bosque, a partir de
eliminar la biodiversidad de ecosistemas frágiles y en franco deterioro como el Parque Chaqueño.
presionando al éxodo rural que continuara sobredimencionando las ciudades.
La agricultura argentina (exceptuando la campesina, indígena y familiar) no es nacional, ni responde a
intereses nacionales, y por tanto no podemos engañarnos, un modelo basado en retenciones a las
exportaciones agrícolas no conduce a ningún desarrollo, mucho menos al buen vivir, o calidad de vida. Las
retenciones son una buena medida coyuntural, pero para nada una solucion estructural.
Por eso la Argentina debe rectificar su posición, en primer lugar el debate debe darse en el ámbito de la
ONU y del CSA en FAO, y en segundo lugar se hace necesario plantear herramientas globales para frenar
la escalada de precios de los alimentos así como detener al capital financiero. Sobran ejemplos para ver que
todo lo que toca este tipo de inversiones luego cae catastróficamente.
Frente al problema del hambre es urgente generar mecanismos de control sobre las transnacionales y poner
firmes límites a los acaparamientos de las cadenas agroalimentarias por parte de las mismas.
Además la única salida a la crisis alimentaria y a la crisis climática es fortaleciendo la agricultura
campesina y familiar, única garantía de producción de alimentos sanos y suficientes en el marco de
sistemas de mercados locales dinámicos y justos, claro eso se logra con intervención estatal. El Brasil ha
37
sido un claro ejemplo con su programa Hambre Cero, realizado entre gobierno, movimientos de
agricultores familiares campesinos y consumidores urbanos como sujetos activos.
demás las exportaciones de alimentos deben estar centralizadas y fiscalizadas por el estados, los ingresos
económicos ser insumos para políticas públicas y el desarrollo.
El rol de las organizaciones campesinas indígenas y de la agricultura familiar es de carácter estratégico, la
mayoría de las estructuras del estado fueron configuradas al servicio del agronegocio, por lo tanto para
desarrollar políticas públicas transparentes y democratizadora, las mismas deben contar con la activa
participación de las organizaciones.
La cuestión de la tecnología y la ciencia esta hoy al servicio del capital y de las corporaciones, es necesario
socializar y generar conocimiento científico capaz de articular con el conocimiento ancestral acumulado en
las comunidades campesinas y desarrollar nuevos modelos de producción agroecológica.
No nos engañemos mas, que la idea de maximizar a toda costa la exportación de comodities históricamente
benefició y fortaleció a la oligarquía rural y sus aliados las transnacionales. No hay posibilidad de construir
en modelo sustentable y justo en ese esquema, porque el poder de la producción de alimentos no es algo a
subestimar.
Finalmente plantear que el planeta tierra y todas sus fuentes naturales y energéticas son fuente ilimitada de
energía y mercancías es algo irracional y para nada científico. Y este modelo de producción y consumo
industrial intenta obviar esa evidencia. Eso puede llevarnos a toda la humanidad a un final catastrófico. El
cambio climático y el hambre. La Revolución Verde no solucionó el hambre sino que la acrecentò; la
revolución transgénica ha provocado violencia contra los productores genuinos de alimentos y más
hambrientos. No son los científicos los que garantizarán los alimentos, sino los agricultores campesinos,
pescadores artesanales, pastores y pueblos indígenas.
Sin explayarnos lo suficiente diremos además que este modelo nos expone directamente a millones de litros
de agro tóxicos que son esparcidos sobre nuestro territorio y que esta presente en la mayoría de los
alimentos que ofrece la gran industria, sumándole los componentes transgénicos, de los cuales todos los
consumidores somos ratas de laboratorio para conocer que efectos provocaran en la humanidad y en el
planeta.
No habrá manera de establecer la justicia social sin soberanía alimentaria, y no es posible la soberanía
alimentaria en el marco de una agricultura industrial controlada por una las corporaciones transnacionales y
la mesa de enlace.
Este es un debate urgente y todos aquellos sectores que nos consideramos como progresistas, de izquierda o
nacional y popular estamos obligados a darlo profundamente sin especulaciones políticas ni electorales. No
escamoteemos la realidad con el credo del progreso moderno, que tantas consecuencias nefastas esta
trayendo a la humanidad y a la vida en la madre tierra.

Somos tierra para alimentar a los pueblos!
Por la Soberanía Alimentaria y la reforma Agraria Integral!
Movimiento Nacional Campesino Indígena
CLOC - Vía Campesina Argentina

Se realizó la 15º Edición de la FERIA del CAMBALACHE y TRUEQUE

“Por la Soberanía Alimentaria y la Tierra”

Fue el significado de está nueva edición de la Feria del Cambalache y Trueque de la RED PUNA, que se
realizó el sábado 9 y domingo 10 de abril en la Comunidad de Suripujio, a 35 km al este de La Quiaca, en
el Departamento de Yavi, pcia de Jujuy, bajo la consigna "Sosteniendo nuestra Soberanía Alimentaría",
organizado por la RED PUNA, la COMUNIDAD ABORIGEN de SURIPUJIO y la Asociación de
Pequeños Productores Aborígenes de la Puna (A.P.P.P)
El cambalache comenzó el día sábado después del almuerzo comunitario, con la participación de más de
350 campesinos y campesinas de Comunidades Aborígenes, que llegaron provenientes de distintas
comunidades de la Puna (de la zona de Yavi, de Puesto del Marqués, de Rinconada, de la zona de El
Moreno, de las salinas y de distintas comunidades de la Quebrada, con una enorme variedad de productos
como: sal, papas criollas, habas, quesos, carne de llama y cordero, cueros, lanas, tejidos, frutas, verduras,
dulces, miel, y una gran cantidad de especies y variedades de semillas.
38
El cambalache se extendió hasta el domingo a la tarde, cuando los camiones, colectivos y camionetas, se
pusieron en movimiento para regresar a sus comunidades con los productos intercambiados.
En la noche del sábado se realizó la Noche Cultural, donde las comunidades presentaron distintas
representaciones relacionadas con el Cambalache, sus costumbres y con la lucha y defensa por la tierra.
También se realizó la Elección de la "Buena Moza", con sus vestimentas tradicionales. Las coplas
acompañaron permanentemente las dos jornadas.
Los cambalaches son una forma de mantener la cultura, las tradiciones y sobre todo defender el estilo de
vida campesino indígena y de alimentación. En este sentido se reconoció la importancia de la producción
agroecológica campesina, a diferencia del modelo de los agro-negocios que nos quieren imponer con
semillas transgénicos, agroquímicos y un sistema de producción homogéneo, que limita la variedad de
productos y semillas, de manera de controlar el sistema de producción y alimentación de nuestros pueblos.
Sin lugar a dudas, el evento se convirtió, una vez más en una fuerte defensa de nuestra soberanía
alimentaria.
PROYECTO DE LEY PARA FRENAR LOS DESALOJOS DE FAMILIAS CAMPESINAS
Frenar los desalojos de familias campesinas y declarar la función social de la tierra son los dos
principales ejes del proyecto de ley impulsado desde el Movimiento Nacional Campesino Indígena, y que
fuera presentado ante diputados del Congreso Nacional.
De sancionarse, será un primer freno al modelo de agronegocios que, con la soja como estandarte, implicó
el avance de la frontera agropecuaria y provocó la expulsión de 300 mil familias campesinas e indígenas de
sus tierras.
El proyecto plantea en su articulo primero: “Declárese la emergencia territorial por el término de cinco
años en materia de posesión y propiedad de las tierras rurales que ocupan en calidad de poseedoras las
comunidades campesinas y agricultores familiares”. El proyecto de ley solicita la suspensión de desalojos
durante cinco años (incluso la suspensión de ejecución de sentencias) e insta, en los tres primeros años, a
realizar un relevamiento de posesión y uso de tierras.
La fundamentación del proyecto cuestiona el actual modelo extractivo: denuncia el avance minero,
petrolero y de los agronegocios, que son contrarios a la vida campesina indígena y violatorios de los
derechos humanos.
El proyecto propone la tierra como un bien social, y no como una mercancía en busca de rentabilidad, una
mirada integral de la problemática de tierra, que acabe con la inseguridad jurídica que viven las familias
ancestrales y que instale una política agraria con los campesinos como actores centrales, con acceso al
agua, tierra y financiamiento. También se plantea el “uso comunitario de las tierras recuperadas por la
lucha de las organizaciones”.

15º edición del FERIA del CAMBALACHE y TRUEQUE:

Todos al Cambalache!!!

El sábado 9 y domingo 10 de Abril en la Comunidad de Suripujio, en el Departamento de Yavi, a 35 km. de
La Quiaca, se realizará el próximo “Cambalache” de productos entre comunidades de Quebrada, Puna y
Valles.
El Cambalache es organizado por la RED PUNA, y por los anfitriones locales: La Comunidad Aborígen de
Suripujio y la Asociación de Pequeños Productores Aborígenes de la Puna (APPP).
Una vez más nos encontraremos para intercambiar nuestras frutas, verduras, carnes, granos, lanas, cueros,
sal, artesanías y todos aquellos productos que tenemos en nuestras comunidades.
La producción agrícola, ganadera y artesanal son las principales fuentes de trabajo y de sustento económico
de nuestras familias de la Red Puna. Trabajamos fuertemente nuestra tierra, mejorando día a día nuestros
productos, pero cuando vamos a venderlos somos sometidos a las reglas de juego que nos imponen los
mercados y los intermediarios, fijando los precios de nuestros productos, echando en vano tanto esfuerzo.
Por eso los cambalaches siguen siendo, así como lo hacían nuestros abuelos, una alternativa en la
construcción de la soberanía alimentaría, y la territorialidad.
24
mar
A 35 años del Golpe de 1976 - Por la Memoria, la Verdad y la Justicia
En este día, no sólo recordamos el golpe de Estado de los asesinos genocidas de nuestro pueblo sino que
nos solidarizamos con las luchadoras y luchadores de Madres de Plaza de Mayo, Abuelas de Plaza de
39
Mayo, H.I.J.O.S. y todas las organizaciones de DDHH porque fueron ellos quienes sostuvieron
inquebrantablemente la lucha por la verdad, la justicia y por la dignidad de nuestro pueblo.
A propósito de aquel Golpe
Aquel 24 de marzo profundizaron la idea fundamental que los dirigió desde siempre, borrar de la historia
todo vestigio, referencia, luz, de que otra civilización, otra Latinoamérica, otra Argentina es posible.
Hoy nos reconforta saber que entre los escombros de todo ese exterminio, las ideas, la sangre, están intactas
y activas. Nos cuesta todavía identificarnos, reconocernos, somos piezas fundamentales del rompecabezas
de la historia de la liberación de los pueblos, todas
fundamentales, todas imprescindibles, pero solamente triunfaremos ensambladas, solamente se verá el
proyecto cuando todas esas pequeñas y grandes piezas se muestren juntas. Estamos en Camino. Falta
Menos
Movimiento Nacional Campesino Indígena
0 comentarios
19
oct
Presentación de la RED PUNA ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, para frenar la minería a
cielo abierto

En el marco de la causa judicial que llevan adelante los Vecinos Autoconvocados de Tilcara contra la
Minería contaminante a cielo abierto, la Red Puna, conjuntamente con la Comunidad Aborígen El Churcal
de Juella y la Comunidad Aborigen Cueva del Inca, de Villa Florida –Tilcara, nos presentamos ante el
máximo tribunal de justicia de la nación, en carácter de Amicus Curiae, (amigos del Juez), solicitando a la
Corte Suprema, frenar la minería a cielo abierto, con uso de sustancias químicas como cianuro, mercurio,
ácido sulfúrico en la Quebrada de Humahuaca, y que revoque los permisos de cateo y explotación, que
tiene la empresa Uranio del Sur S.A, en la zona de “los amarillos” de Juella y Yacoraite, sobre territorio de
las comunidades Aborígenes.
En la presentación ante la Corte Suprema de la Nación expresamos: “Somos comunidades Aborígenes
Kollas, que seríamos directamente afectadas por los posibles emprendimientos mineros. Nosotros
conjuntamente con otras comunidades representadas por la Red Puna y Quebrada, queremos hacer oir
nuestra voz, y expresar que no queremos un modelo que agota nuestros bienes naturales, destruye los
suelos, nos quita y contamina el agua, dejando a nuestras comunidades sin posibilidad de trabajar nuestras
tierras. No queremos para nuestros territorios un modelo de producción minero a cielo abierto, que
dinamita los cerros enteros, con productos químicos contaminantes y que utiliza enormes cantidades de
agua para separar los minerales de las rocas, generando grandes desechos tóxicos y contaminación.”
“No nos pueden seguir imponiendo verdades que ya han sido desmentidas en los hechos. Los proyectos
mineros que se instalaron décadas atrás en nuestra provincia, dejaron zonas contaminadas y comunidades
empobrecidas”. También se informó de los antecedentes de contaminación minera en la región, y de las
numerosas denuncias por contaminación radicadas en las Fiscalías Federales Nº 1 y Nº 2 de la Provincia de
Jujuy, a las que ni siquiera se les ha dado trámite y esperan la condena a los responsables del
envenenamiento de ríos, suelos y de la generación de enfermedades en la población (Casos: Mina Aguilar,
Mina Pan de Azúcar, Metal Huasi en Abra Pampa, Mina La Pulpera, Orosmayo, entre otras).”
También expresamos los derechos de las comunidades indígenas y nuestra relación con los bienes naturales
expresados en Nuestra Constitución Nacional, y el Convenio 169 de la OIT.
“Los pueblos indígenas somos portadores de una identidad y de una relación con los “recursos naturales”
única y especialísima. Somos cultura viva y profunda.

Foto del arroyo a la salida del dique de cola de la Ex MINA PAN de AZUCAR, en el departamento de
RINCONADA, Provincia de Jujuy. Dicho arroyo descarga sus aguas en el Río Cincel y este desemboca en
la Laguna de Pozuelos (Monumento Nacional).
El Color naranja de sus aguas muestra la contaminación provocada por el drenaje ácido que produce el
dique de cola colapsado de la Mina. La MINA PAN de AZUCAR fue abandonada en el año 1989, y no se
realizó ninguna remediación de pasivos.
0 comentarios
19
jul
Mas de la Feria de la Semilla
40

El sabado 17 y domingo 18 de julio se realizó la 4ta. Feria de la Semilla, en el camino de la soberania
alimentaria, con participantes de las comunidades de la Puna y la Quebrada.
Muchisimas variedades de papa, quinua, habas, trigo, cebada y muchos otros productos
0 comentarios
13
jul
Feria de la semilla en Humahuaca

En Humahuaca

FERIA DE LA SEMILLA

Los días 17 y 18 de julio se realizará en Humahuaca la cuarta edición de la Feria de la Semilla, organizada
por el área de Producción y Comercialización de la Red Puna.
Semillas de papa, maíz, habas, trigo, cebada, quinua, hortalizas, arveja, además de carnes frescas, charki y
chalona, mazorcas, papas andinas, frutas frescas y deshidratadas, sal, cueros, mermeladas, licores, quesos y
artesanías. Este año acompañada por una feria de comidas realizadas en base a nuestros productos andinos.
La Feria de la Semilla es una ocasión más para revalorizar nuestra vida indígena campesina. “Hay que
cuidar la semilla, la tierra, la identidad y la cultura, la falta de uno de estos elementos nos pondrá al borde
de la desaparición o extinción”, fue una de las conclusiones de la feria anterior en El Angosto.
1 comentarios