ES POSIBLE PREPARARSE PARA LA PROPIA MUERTE O DE

UN SER QUERIDO

La muerte es nuestra eterna compañera, no se puede escapar de ella y no solo
porque nos llegara el momento, sino por todas las personas que vemos morir cada
día. Nadie sabe de qué formar o en qué momento le llegara, solo sabe que algún
día le tocara. En la mayor parte de nosotros nos es indiferente la muerte de la
mayor parte de las personas, únicamente cuando lo vemos en la televisión con
bastante rigor o que muere alguien cercano tomamos conciencia de lo que es.
Normalmente no pensamos en ella, hasta que ya es demasiado tarde pero ¿Es
posible prepararse para la propia muerte? ¿Es posible prepararse para la muerte
de un ser querido?, hay que aceptar y asumir la muerte además se debe vivir con
ella y tenerla siempre presente.

El sentido de la muerte se encuentra en la vida misma. En cuanto sabemos que
vamos a morir, dirigimos nuestros esfuerzos hacia la vida vivida con intensidad.
Considero no es posible prepararse para la propia muerte o la de un ser querido
por la razón que nadie sabe qué día, hora o lugar va a morir pero cuando la
muerte es esperada es diferente, por esto lo mejor que podemos hacer es aceptar
la muerte como algo natural, es decir, como una etapa más del ciclo de la vida del
ser humano. La muerte además de ser definitiva es que en la mayoría de sus
casos es inesperada, en un momento estás aquí y al siguiente instante ya no lo
estás, enfermedades, accidentes, homicidios, en fin, podría nombrar un sinnúmero
de sucesos que causan la muerte para tratar de explicar que es inesperada,
muchas veces hemos oído que vivas ese día como si fuera el último, y en cierto
punto tiene razón, nadie pero absolutamente nadie puede asegurarte vivir un día
más. El morir nos enseña a amar, recordar, ser y estar.

Pero creo que hay algo que nos afecta más que la propia muerte y es la de
nuestros seres más queridos. Aceptar que muchas de nuestras personas más
queridas morirán algún día, y otras sin esperárnoslo. Es algo difícil que se debe
atravesar en la vida, esa idea que no saber en qué momento alguno de nuestros
seres queridos dejara estar con nosotros. Considera que sólo hay una manera de
superar verdaderamente el temor a la muerte, que consiste en no aferrarse a la
vida ni experimentarla como una posesión. La pérdida del miedo a morir no debe
comenzar como preparación para la muerte, sino como esfuerzo continuo por
reducir el modo de tener y aumentar el modo de ser. Declina analizar la muerte de
un ser querido por considerarlo un sufrimiento insoluble. Los sufrimientos que
nuestra muerte les puede causar a quienes nos aman.

Cuando se percibe a la muerte cercanamente, se desea no ser humano para no
tener conciencia de ella. Fernando Savater ilustra este pensamiento diciendo que
no es mortal quien muere, sino quien está seguro de que va a morir. Que los
auténticos vivientes somos sólo los mortales, porque sabemos que dejaremos de
vivir y que en eso precisamente consiste la vida. Aun cuando la mayoría adora la
vida con todo y sus dificultades, después de determinado tiempo, se añora la
muerte.

Cuando mueren aquellos con quienes se ha compartido un trozo de vida, no tiene
sentido continuar. Con la vejez la calidad de vida disminuye y con ella su sentido.
Recuerda que la muerte de otros es intransferible. Cada quien tiene su muerte y
será hoy, mañana o dentro de varios años. La muerte es absolutamente personal
e intransferible: nadie puede morir por otro.

Se puede preparar a una persona para su propia muerte o de un ser querido
cuando esta es una muerte esperada, aquí las personas tienen suficiente tiempo
para hacer ciertos preparativos, recordar, perdonar, amar, despedirse, arreglar los
asuntos económicos, personales, familiares..., es decir, pueden dejar todo en
orden. Por esta razón asegúrate de que todos en tu familia sepan que esa persona
querida va a fallecer pronto. Esto permitirá que se despidan. Siéntate y habla con
esa persona todo el tiempo que puedas. Si te arrepientes de algo, o necesitas que
se entere de algo que mantuviste secreto por años, usa este tiempo para
hacérselo conocer. Deja que los niños de la familia visiten a esta persona, y
explícales lo que va a pasar. Dile a ese ser amado que lo amas, y que lo vas a
extrañar. Nada es más importante que decir “te amo”. Di todo lo que quieras decir.
Cuando se vayan de este mundo será difícil que puedas traerlos de vuelta.

La muerte tiene características esenciales como lo son: Inevitable; algún día todo
ser vivo cumple con la etapa de muerte. Definitiva; no existe vuelta de hoja alguien
que murió no puede volver a vivir. Dolor o sufrimiento: perder a un ser querido o el
dolor que causa la muerte al individuo que lo padece. Tristeza: el acoplarse al
hecho de que la persona dejo de existir suele ser un proceso triste para las
personas que lo rodeaban. Temor: a lo desconocido, al peligro inminente, a que
pasara después de la muerte, o simplemente el temor a morir y dejar este mundo.

Por último la muerte es un suceso del cual nadie se salva, lo que importa es
aceptar la muerte como una etapa de la vida.