You are on page 1of 2

HOY… UN DÍA DIFERENTE ¿Hoy es un día igual a todos? No… No lo es. ¿Tal vez es diferente?

Por lo menos no es un día normal, no es un día como todos y notamos que como siempre NO corremos a enlistar nuestras actividades diarias en contra del tiempo, sino que es un día lleno de nuevas experiencias y sucesos, florecen nuestros sentimientos y afloran nuevas emociones, al contemplar “cómo se pasa la vida” “como muere los momentos”. Callado y silencioso transcurre el tiempo, nos detenemos en nuestros recuerdos que se agolpan cuan caballos desbocados y añoramos el pasado, vivimos el presente y nos intriga el futuro. Dicen que cualquier tiempo pasado fue mejor y tal vez tengan razón porque sin reparos ni miramientos, solo puedo repasar un pasado, lleno de experiencias con todas aquellas personas que nos vieron esforzarnos, luchar, dar lo mejor de nosotras y aún más importantes vivimos y compartimos con aquellas que durante muchos tiempo llamamos amigas, compañeros y confidentes. Para algunas fue poco, para otras mucho, pero en general para todas fueron instantes inolvidables sucesos que nos permitieron crecer al lado de todas nuestras amigas, aprender con todos aquellos maestros que durante años impartieron sus conocimientos y a lo largo de nuestras vidas nos dieron importancia, conjugaron sus técnicas y nos trasmitieron conceptos, métodos, y conocimiento, siendo poderosamente influyentes no solamente por su forma de enseñar sino porque hicieron parte de nuestras vidas de una manera determinante. Sin importar les robamos su tiempo pero gracias a ellos hoy podemos decir con honor que somos los graduados. Puedo afirmar que para todo este tiempo no hay descripción ni palabras donde encontremos la expresión para elaborar un adecuado discurso que evidencie la importancia tan marcada de nuestros maestros quienes al mismo tiempo no solo construyeron sino compartieron, nunca se limitaron a repetir conceptos sino que desarrollaron un proceso de amplias oportunidades para cada una de nosotras y en cada aula no solo nos vieron traducir, diseñar ejercicios y exponer trabajos, sino que nos vieron crecer, aprender, y hasta en oportunidades a resolver grandes problemas. Es decir… No se dedicaron a enseñar sino a compartir. Con orgullo damos nuestro agradecimiento a todos aquellos maestros que durante toda esta experiencia nos ayudaron a fortalecer nuestras dudas, a enfrentar nuestros miedos y ampliar

Jised Tatiana Acero Caicedo – 1101 - 1

HOY… UN DÍA DIFERENTE nuestros conocimiento, seguros de que en este preciso instante podríamos mirar sin reparo ni miramiento al FUTURO y saber que camino podíamos seguir. Brindo por todas aquellas .niñas que hoy convertidas en mujeres comenzamos otra etapa, nos enlistamos en las carreras y retamos al futuro, miramos con la frente en alto y vencemos nuestros miedos, lucharemos por nuestros sueños, dejando nuestra actividades diarias por los pasillos del colegio para recorrer las aulas universitarias en busca del crecimiento profesional y no mas callado y silencioso se nos ira este tiempo, porque realzaremos nuestra manos y gritaremos a los cielos GRACIAS A DIOS POR ESTE MOMENTO. Por la institución segundo hogar, que nos vio crecer, soñar, despertar cambiar, aprender a multiplicar capacidades y sensaciones, dividir trabajos y ocupaciones, restar fracasos y sumar conocimiento. Por los maestros y su tiempo. Por las aulas, la biblioteca, el teatro y sus cuentos. Por los grados de primero a quinto para que cultiven sus sueños. Por los grados de sexto a once que nos siguen como ejemplo para que cultiven, sueñen, aprendan y valoren. Por los padres que nos apoyaron y fortalecieron. Por quienes al final en este callado y silencioso tiempo… nos apoyaron, nos acompañaron, nos educaron y nos encaminaron hacia un camino de nacer, crecer y perpetuar.

Jised Tatiana Acero Caicedo – 1101 - 1