El ego es una máscara que llevamos puesta desde hace muchos años y

estamos fundidos en ella. No sabemos diferenciar que es lo que hacemos por
nosotros mismos y lo que hacemos por la manipulación del ego. El ego es el
falso yo que trata de ocultar nuestra inseguridad cuando una persona tiene
una persona tiene una autoestima baja el ego lo eleva el ego da éxitos en la
vida pero no siempre la felicidad. y por ello debemos controlar nuestro ego.

UNA VACUNA PARA EL EGO



El poder es una droga adictiva que se engancha a nuestro ego y nos es difícildejarla; por
ejemplo existen personas que fueron empresarios exitosos; pero que sus empresas
fracasaron entonces estas personas ya no tiene poder y es frecuente verlos deprimidos,
porque han perdido su poder y con él su sensación de valía y competencia personal (ya
no tienen la droga y no saben cómo encontrarla).

No dejemos que nuestro ego nos devore alejándonos de la verdadera felicidad. Si
queremos vacunarnos contra el ego debemos controlar nuestros pensamientos; dejar de
pensar solo en nosotros, en destacar y figurar; y pensar mejor en todo lo que podamos
hacer para ayudar y permitir crecer a las personas de nuestro entorno

LOS ERRORES Y EL EGO

Muchas veces los gerentes, líderes plantean metas sin sentido que perjudican a la
organización; y entonces los subordinados tratan con gran esfuerzo de comunicarles a
los jefes sus errores, pero les cuesta tanto a los gerentes aceptar sus errores quizás
porque el ego trata de ocultar los errores para que la persona se vea más inteligente y
exitosa, camuflando las sensaciones de inseguridad.

LA BATALLA DE LA VIDA ENTRE DOS PILOTOS

En nuestra mente existen dos adversarios muy poderosos el ego y el espíritu.
Nuestro cuerpo es como un auto que tiene dos pilotos: el ego y el espíritu. El ego quiere
ganar la carrera a toda costa, para que el resto lo admire como el mejor; al espíritu, en
cambio le interesa disfrutar el camino, conducir en paz, servir y ayudar a las personas
con las que se cruce.

Ambos tienen objetivos muy distintos en la vida; y es el espíritu quien nos conduzca a
nuestra verdadera felicidad.

¿SABER VALORAR LO QUE TIENE?

Por ejemplo al intentar dejar de respirar, nos damos cuenta que no podemos vivir sin
respirar; la respiración es importante para la vida; pero rara vez tomamos conciencia de
su importancia hasta que la perdamos. Una de las principales causas por la cual no
valoramos lo que tenemos es la falta de autoestima.

Cuando una persona no se siente competente o valorada, busca lo negativo en los
demás, se realza así mismo y se siente superior; siente que nada es suficiente para él
ocultando su inseguridad; y no ve lo increíble y bueno que tiene.

Aprendamos a ver lo increíble en las organizaciones y personas con las que convivimos
y no esperar hasta perder lo que tenemos para sólo entonces descubrir su verdadero
valor.

CUANDO EL CLIENTE NO TIENE LA RAZÓN

En muchos cursos, libros, etc. de gestión se dice que el cliente siempre tiene la razón;
pero hay situaciones en las que servir a un cliente puede ser destructivo para la
organización.

Cuando un cliente compra un bien, es porque tiene una serie de necesidades que desea
satisfacer; pero el problema se presenta cuando la necesidad del cliente es reafirmar su
valía y competencia personal a través de la agresión y negatividad hacia los demás.

La tendencia de hoy es hacer lo imposible para que el cliente se sienta satisfecho; sin
embargo ante un cliente agresivo lo peor que puede hacer la empresa es hacerle caso. El
necesita sentirse poderoso pidiendo lo imposible y nunca quedará satisfecho; él que no
está buscando realmente servicio o producto, sino únicamente elevar su ego.

LA VERDADERA RIQUEZA
La verdadera riqueza la encontramos sólo cundo somos felices; para lograr la felicidad
existen ciertas necesidades básicas que debemos cubrir con el fruto de nuestro trabajo;
el trabajo, los bienes materiales y los logros son un medio para obtener la felicidad. Para
Anthony de Mello, vivimos nuestra vida orientada hacia el futuro, pensamos que en el
futuro seremos felices, “cuando compre el carro, o la casa”, “cuando me vaya de viaje”,
“cuando mis hijos crezcan”, “cuando me asciendan”, “cuando logre mis metas”. Pero la
única forma de encontrar la felicidad es viviendo y disfrutando el presente; la felicidad
está en las cosas que hacemos y no en las que tenemos; ejemplo cuando ayudamos a
otros de forma desinteresada, cuando compartimos momentos con nuestra pareja, hijos
y amigos o cuando cultivamos nuestra espiritualidad.

SON LOS NEGOCIOS UNA GUERRA

El mundo empresarial ha sido comparado con la guerra; las empresas utilizan tácticas
para combatir en su mercado, en el mundo empresaria los ejecutivos inmersos en la
competencia saben de que están peleando una cruel batalla; están combatiendo por su
mercado, defendiendo sus posiciones y tratando de capturar nuevas. Usan todo tipo de
tácticas para ganar, están en una carrera contra el tiempo para crear nuevos productos,
para poder penetrar en el mercado y tener más crecimiento. Están concentrados en
lograr sus propias metas, destacar y hacer crecer su empresa.

Si nuestra competencia saca un mejor producto, no nos aterroricemos por el miedo de
perder el mercado; en cambio debemos concentrarnos en como servir mejor al cliente y
como crear nuevos productos que le den más felicidad y satisfacción al cliente.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful