You are on page 1of 7

EXCAVACIÓN CON EXPLOSIVOS

La excavación con explosivos involucra riesgos, es una operación peligrosa que debe ser confiada a
personal capacitado para esta especialidad. Por ello se establece un plan de seguridad antes de
comenzar con las detonaciones.
El trabajo se realiza con unos taladros llamados barrenos, en la roca de mayor o menor longitud,
en función del frente a abrir.
Luego se limpia el barreno, se carga el cartucho y se lo introduce en el barreno. A continuación se
limpia el barreno cuidadosamente, se carga el cartucho, se introduce en el barreno, se retaca, se
conectan los detonadores a la fuente de alimentación y se detonan.
Después se debe comprobar que todos los barrenos hayan explotado y que no ha habido alguno
fallido.
Para efectuar desmontes se ejecuta por bancos, no superando nunca los 15 metros de altura.
Para efectuar terraplenado, se rellena con material hasta la marca de la cota. Este relleno se
realiza por tongadas que se van apisonando hasta lograr la compactación necesaria.
Se utilizan tierras naturales y limpias; pueden ser obtenidas de la propia excavación o de
préstamos que ya se definen en la etapa de proyecto, o se autorizan por el Director de Obra.

METODOS DE EXCAVACION
La excavación es el trabajo que se realiza en un terreno ya sea para la extracción de materiales del
mismo o para preparar el terreno para la cimentación y comenzar a construir.
Por lo tanto las excavaciones tienen como función preparar el terreno para la futura construcción
del sistema de cimentación propuesto. Generalmente el proceso constructivo y método de
excavación son elegidos por el Ingeniero Contratista, aunque en algunos casos se recomienda
directamente por el diseñador.
Existen dos tipos de excavación:
1.-Excavaciones profundas: Son aquellas en las que la excavación va a más de 5m de profundidad.
Se realizan cuando el terreno es poco estable, con tipo de suelo lacustre y de transición o cuando
las edificaciones necesitan de una cimentación profunda debido a su gran tamaño y altura.
La maquinaria que se utiliza en este tipo de excavaciones es la siguiente:
* Rozadoras
* Scrapper
* Jumbo
* Máquinas topo

2.-Excavaciones poco profundas o superficiales: Se llevan a cabo a no más de 5m de profundidad,
normalmente se hacen en terrenos suaves pudiendo servir para construcciones temporales o bien
para ver el tipo de terreno que se tiene hasta un límite de profundidad. Dicha excavación se hace
con herramienta común y corriente palas, picos, marros y en terrenos mas duros se utiliza la
barreta, cuña, cincel y marro.
Clasificación de los métodos de excavación
Excavación a cielo abierto: Según el tipo de suelo:
En roca: es necesario utilizar explosivos. El material puede estar constituido por un manto de roca
o por piedras de gran tamaño que no pueden ser removidas mediante el uso de maquinaria.
En terreno duro: Se realiza mediante uso de explosivos o ripado.
En terreno semiduro. Puede ser ejecutada valiéndose exclusivamente de picota. El material puede
ser en tal caso una mezcla de grava, arena y arcilla moderadamente consolidada o bien una arcilla
fuertemente consolidada.
En terreno blando. Puede ser ejecutada valiéndose exclusivamente de la pala. El material del suelo
puede ser de tipo arenoso, arcilloso o limoso, o una mezcla de estos materiales; también puede
contener materiales de origen orgánico.
En fangos: es necesario emplear medios especiales de transporte o hacer una desecación previa.
Excavaciones Subterráneas (túneles, galerías y pozos)
Pueden ser:
En túneles y galerías: Normalmente es necesario el uso de explosivos o topos según longitud y tipo
de terreno.
Debe tener amplitud suficiente para permitir el uso de medios mecánicos de excavación, carga y
acarreo; debe ser mayor de 3 metros cuadrados.
También se utilizan rizadoras y martillos de percusión.
Se utilizan escudos cuando los terrenos son inestables.
En pozo: Excavación en vertical o casi vertical, teniendo que ser extraídos los productos por
elevación. Las dificultades, organización, medios auxiliares y coste de estas excavaciones
subterráneas están fuertemente condicionadas por la distancia de los frentes de ataque a los
accesos y bocas de entrada, y por la presencia de agua, especialmente en excavaciones
descendentes.
Excavación en canales
Actuaciones previas a la excavación
Antes del comienzo de los trabajos, es preciso conocer una serie de circunstancias que pueden
incidir en la seguridad de los mismos y que como mínimo, serán:
Características del terreno en relación a los trabajos que se van a desarrollar, tales como: talud
natural, capacidad portante, nivel freático, contenido de humedad, posibilidad de filtraciones,
estratificaciones, alteraciones anteriores del terreno, etc.
Proximidad de edificaciones y características de sus cimentaciones, así como posibles sobrecargas
en las proximidades de las paredes de la excavación.
Existencia de fuentes de vibraciones, (carreteras, fábricas, etc.).
Existencia o proximidad a instalaciones y conducciones de agua, gas, electricidad y alcantarillado.
Dada la naturaleza de estos trabajos, será imprescindible la existencia al frente de ellos de un
técnico responsable.



EXCAVACION MECÁNICA
En la excavación mecánica, la energía utilizada se concentra en la punta del útil o útiles de la
máquina en contacto con la roca, de modo que supera la resistencia de la roca a su penetración o
indentación y la resistencia a tracción y cizallamiento. Generalmente, la energía inicial es
suministrada por motores eléctricos que, mediante un circuito hidráulico, la transmiten a las
herramientas de corte en contacto con la roca. Los sistemas de excavación mecánica son
fundamentalmente tres: rozadoras, tuneladoras y martillos hidráulicos.
En la excavación mecánica se utilizan distintas herramientas o útiles de corte, que son los
elementos que impactan sobre la roca y arrancan de ella pequeños fragmentos. Algunos de estos
útiles de corte son:
 Picas de fricción (o de desgaste).
 Cortadoras de disco.
 Cortadoras de ruedas dentadas.
 Cortadora de botones.
 Impactadores.
 Cortadores vibrantes.

Las picas de fricción son el elemento de corte utilizado por las rozadoras y por algunas tuneladoras
de terrenos blandos. Básicamente constan de un inserto de metal duro (Widia) dentro de una
matriz de acero de alta dureza y tenacidad. El campo óptimo de utilización de las picas está dentro
de las rocas que no superen los 800 Kp/cm2 de resistencia a compresión, o menor si es muy
abrasiva.
Para rocas de mayores resistencias, entre los 800 y los 2200 Kp/cm, el elemento de corte
adecuado es el cortador de disco, que es el que habitualmente utilizan las tuneladoras o topos.
Para resistencias aún mayores se emplean los cortadores de botones, pero no es frecuente
utilizarlo en excavaciones mecánica en tales casos. El cortador de disco consiste en una base de
metal duro en forma de disco con uno o varios filos recambiables de acero endurecido y montado
sobre un soporte de rodamientos.
Máquinas topo (TPM)
Las máquinas topo, tuneladoras o TBM (Tunnel Boring Machine) son máquinas integrales de
construcción de túneles, por cuanto son capaces por sí solas de excavar roca, retirar el escombro y
aplicar el revestimiento del túnel. La máquina va avanzando dejando detrás de sí el túnel
terminado.

En la imagen de arriba se observa el esquema de un topo. Consta de una cabeza de corte giratoria
de forma circular donde van alojados los discos cortadores. Detrás de la cabeza se encuentra un
sistema formado por gatos que presionando sobre el terreno y sobre la cabeza ejercen en ésta la
presión necesaria como para realizar con éxito la excavación de la roca. El escombro se carga
automáticamente en el frente y se conduce hacia atrás mediante una cinta transportadora, que lo
deposita en unas vagonetas para su traslado al exterior.
También pueden existir sistemas adicionales de colocación de bulones, de cerchas y de
hormigonado. Los topos también pueden tener sistemas para colocación de railes sobre los que
circulan las vagonetas y una plataforma donde va alojado todo el sistema de control, guiado y
suministro de energía. En definitiva, el topo consta de todos los elementos necesarios para
completar el túnel, montados uno tras otro y actuando de forma sucesiva.


Rozadoras
La rozadora es una máquina excavadora que, mediante una cabeza rotatoria provista de picas de
fricción que inciden sobre la roca, arranca pequeños fragmentos de ésta. La cabeza va montada
sobre un brazo articulado con el fin de que pueda acceder a todos los puntos del frente de
excavación. Completan la rozadora un sistema de recogida y transporte del escombro y un chasis
automóvil sobre orugas.

Existen dos sistemas distintos de corte en las rozadoras actuales: el ripping de cabezal frontal y el
milling de cabezal radial. En el ripping la cabeza gira en torno a un eje que es perpendicular al eje
del túnel, tratándose en realidad de dos cabezas simétricas. Las picas golpean frontalmente a la
roca. En el milling la cabeza gira en torno a un eje longitudinal, paralelo al eje del túnel. Las picas
van dispuestas en forma helicoidal y golpean a la roca de forma lateral. Ambos sistemas
proporcionan resultados similares, por lo que no se puede considerar que uno sea mejor que el
otro, si bien a igualdad de potencia de la cabeza de corte y para una roca de dureza determinada,
el rendimiento de excavación de las rozadoras de cabezal frontal es un 30% superior al de las
rozadoras con cabezal radial. Por otra parte, también existen varios sistemas de carga del
escombro: mediante brazos recolectores, mediante mesa recolectora, paletas, cinta
transportadora acoplada al brazo, etcétera.

Las picas son de dimensiones y formas distintas según el uso a dar. Cada fabricante proporciona
unos criterios de uso de sus picas, que también han de comprobarse sobre el terreno hasta elegir
el tipo más adecuado. Generalmente se usan picas delgadas y estrechas para suelos y rocas
blandas y picas gruesas de forma fusiforme para las rocas más duras.
Las rozadoras se clasifican por su peso, dado que la fuerza que ejerce la cabeza contra la roca es
contrarrestada únicamente por el peso de la máquina. De este modo, a mayor peso mayor será la
capacidad de la rozadora para excavar rocas más resistentes, y por tanto irá dotada de mayor
potencia de corte.
Martillo hidráulico
El martillo hidráulico montado sobre una retroexcavadora ordinaria de cadenas tiene una
importante utilidad cuando se trata de excavar rocas blandas o fisuradas en las fases de destroza,
donde compite ventajosamente con los otros métodos más potentes. En la fase de avance no
debe emplearse, pues este sistema necesita al menos dos caras libres de salida de la roca para
lograr un rendimiento adecuado. Las ventajas principales son el bajo coste, necesidad de pocos
operarios, y una mayor producción, movilidad y flexibilidad.
Hoy en día existen sistemas automáticos que ajustan la fuerza y la cadencia de los golpes en
función de la resistencia que presenta el terreno, con lo que se consiguen rendimientos muy
elevados. También se montan martillos sobre excavadoras-cargadoras provistas de un sistema de
evacuación de escombros como mostramos en el esquema de abajo.