DEL ESTADO DE DERECHO, AL ESTADO DE OPINIÓN

D

efinitivamente el grado de movilización y protesta de los colombianos va cada día de mal en peor. Mientras en otros países de la región el pueblo se organiza en contra de lo que no es viable para el país, aquí los pocos que lo hacen se les llama traidores, guerrilleros y chavistas en aras de desprestigiar y deslegitimizar cualquier intento de resistencia y oposición. Estrategias que no reconocen la diversidad y la diferencia que supone un estado “democrático, social de derecho”. Lo anterior suponiendo que aún conservamos esa categoría que nos marca la constitución nacional, cosa que en las mismas palabras del presidente el estado ha pasado a ser un estado de opinión, nuevos términos de la democracia del siglo XXI, pero que es lo que significa el que estemos en un estado de opinión. Acaso será el que las leyes son consultadas con el pueblo y es éste que determina la viabilidad de las mismas, que los ciudadanos tenemos una mayor participación en la vida pública del país y así mismo tenemos las oportunidades y garantías para decidir que se hace y que no. Estas son algunas de las tesis plateadas por nuestro distinguido y respetado presidente el señor Álvaro Uribe en algunos eventos:1

1

Fuente: http://www.lasillavacia.com/historia/2296

Para nuestro presidente el país está en fase superior al estado de derecho, lo que significa el los derechos como la vida, la educación, entre otros, son respetados, entonces que ha pasado con las masacres sistemáticas indígenas y campesinas en el territorio, la poca inversión en educación y la tecnificación que supone el tener un país de obreros, el desplazamiento y desarraigo de las comunidades campesinas de sus territorios; se habla a boca llena de somos más democráticos y representativos, como si no fuera la burocracia, las grandes esferas, los que tienen los recursos para estudiar en prestigiosas universidades extranjeras, los que nos siguen dirigiendo, “porque para dirigir este país hay que ir a hacer contactos con nuestros padres, los políticos de los Estados Unidos” Lo mismo observamos con los eventos en pro de la juventud que hacen diferentes organismos, donde los que tienen la oportunidad de asistir son los hijos de los líderes políticos y hasta la participación y las organizaciones de representación se han burocratizado, sino entonces que alguien me diga cual es al caso del Espacio Iberoamericano de juventud y del Foro latino americano de juventud, por un lado jóvenes con desconocimiento del trabajo con jóvenes y lo máximo que hacen es asistir a unos cuantos foros que les da la “potestad y conocimiento para ir a hablar por la juventud del país ”, (donde está el trabajo de base), y por otro lado, se entiende, porque al gobierno no le interesa quedar mal en esta serie de encuentros y escuelas políticas por lo cual los asistentes deben de ser simpatizantes de él. Y según nuestro presidente el estado de derecho es un término que ya no aplica, porque ya estamos por encima de él. Por otro lado en el estado de opinión lo que se hace no es a capricho de los gobernantes, sino el imperio de la ley, por encima de la interpretación de esta que puedan hacer los jueces y las cortes, cosa que no es rara para el país, porque para todos es evidente la pugna entre estos dos poderes (ejecutivo y judicial) y de la invalidación e intromisión del presidente con estas instituciones, sin embargo se habla a voz populi de que somos un país de instituciones. Un caso más cercano es la inversión del recurso de juventud de la Gobernación del Valle, que en este año ha sido nula, desde la institución y los recursos que han gastado están bajo el rubro de administración, forma muy sutil para no decir que ha sido la publicidad del señor gobernador, otro ha sido el gasto del convenio que existe con la cooperación española – Gobernación del Valle, donde los y las jóvenes en estos dos últimos años, no se les ha invitado a

la planeación de la inversión del recurso y paso de ser un ente con posibilidad de decisión a uno de socialización, donde el que decide y orienta el proceso en cuanto a lo económico es el responsable de la agencia según su parecer con muy pocas decisiones desde la institución pública. Lo que no es entendible aquí es que si nuestro señor presidente argumenta de que las leyes corresponden a un interés superior, y si ese interés superior obedece al interés del pueblo, entonces, el pueblo realmente quería la ley de transferencias e la educación, el tratado de libre comercio y el acuerdo militar con los estados unidos, ¿Cómo nos damos cuenta de eso?, ¿Por qué no someter a decisión del pueblo el acuerdo militar?, si es verdad que supone nuestros intereses, ¿porque no se ha consultado tampoco el tema del acuerdo humanitario?, la gran cuestión es entonces ¿A qué o quiénes obedece el interés del cual habla Álvaro Uribe?. Simplemente tenemos constantes cambios de realidades, hace un tiempo eran las relaciones políticas con los vecinos, cosa que no se ha superado, después el acuerdo militar con los EE.UU a lo que los medios privados gobiernistas no le dieron mucha eco, y su planteamiento ante la luz pública, fue como un ataque a la democracia y soberanía del país, no suscitando el debate de la pertinencia de éste para el país y ahora la pirámide más grande del país, llamada Agro ingreso seguro, que aunque sus cabezas visibles son los ex ministro y el ministro actual de agricultura, todos sabemos que eso es una política del gobierno. Aunque pueda parecerlo, de la misma forma no estoy de acuerdo con la forma en la que se implementa el nuevo socialismo del siglo XXI, todo lo que suponga una violación y privación de los derechos humanos por parte de los estados, es un retroceso en las garantías civiles y una perdida en el respeto de los derechos humanos, de la misma forma no podemos pensar que en todo cambio se necesita que hayan privaciones, sería como decir que la violencia es justicia de acuerdo a los perspectivas y al poder que supone, y que la historia simplemente en la posteridad entra a justificarla. Definitivamente se vislumbra como nuestro país requiere de una reforma agraria y distribución equitativa de las riquezas, que las oportunidades de estudio superior sea cada vez más y mejor, si en algo algunos analistas están de acuerdo es que estamos en el momento de aprovechar el bono demográfico que representa la juventud en estos momentos, para brindarles esas garantías y oportunidades , que nos ayuden a ser un país más equitativo, social, productivo y democrático en las próximas generaciones, no podemos olvidar que el gran éxito de la economía y del desarrollo del Brasil, que lo están posicionando como un país emergente, competitivo y económicamente fuerte, es por la inversión que sus gobiernos hicieron en la educación, la investigación y fuertemente en la disminución de la corrupción problema en que estamos

sumergidos desde hace décadas y que no se ve claramente un camino o propuestas reales que nos ayuden a reducir esta flagelo. El conservar nuestros recursos naturales, hacer realmente más inversión social y menos a la guerra de la cual somos parte, el tener en la cabeza el interés superior en garantizarle las oportunidades primero a nuestros nacionales, desarrollar formas alternativas y pacificas para intervenir los conflictos presentes y el que la sociedad colombiana deje de vivir de las limosnas y realmente comprendan y exijan sus derechos, y reducir los ejercicios politiqueros tradicionales hará que nuestro país realmente alcance un desarrollo justo y necesario del cual adolecemos.

Harold Ibargüen, Mediador social Consultor en programas y proyectos de juventud, Activista social por los derechos humanos y la solución pacifica de los conflictos

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful