Staphylococcus saprophyticus es un coco gram positivo, coagulasa -, anaerobio

facultativo, no formador de cápsula, no formador de espora e inmóvil. Es catalasa y
oxidasa +.
Posee la enzima ureasa y es capaz de adherirse a las células epiteliales del tracto
urogenital
Su hábitat normal no se conoce con exactitud.
Es causa frecuente de infecciones del tracto urinario en mujeres jóvenes -Grupo etario:
17 a 27 años- y uretritis en varones. Durante el coito puede haber un arrastre de
bacterias de la vagina al tejido urinario; por lo que después del coito es muy
recomendable orinar.
Diagnóstico
 Clínico: piel
 Laboratorio: muestras y comprobación.
 La detección en orina no es suficiente para el diagnóstico.
Tratamiento
Muchas cepas son resistentes a la penicilina. Es sensible a la vancomicina pero se
administra solo si son resistente a los demás géneros de antibioticos, pero es resistente a
la meticilina en algunos casos.

Staphylococcus epidermidis es una especie bacteriana del género Staphylococcus,
consistente en cocos Gram-positivos arreglados en grupos. Es catalasa-positiva,
termonucleasa-negativo aunque a veces varia, coagulasa-negativa; y se presenta
frecuentemente en la piel de humanos y de animales y en membranas mucosas. Es
sensible al antibiótico novobiocina; un concepto que lo distingue de otros organismos
comunes de coagulasa negativa como S. saprophyticus.
Debido a contaminación, S. epidermidis es probablemente la más común especie hallada
en análisis de laboratori
Características
 Es la causa menos común en infecciones oportunistas.
 Es un mediador de infecciones nosocomiales.
 Su crecimiento no produce hemolisis.
 No fermenta manitol.
 No es pigmentado.
 Coagulasa negativo.
 Es saprofita
se observa como colonias pequeñas en agar digerido mucho menor que coliformes fecales
Patogénesis
Las bacterias poseen una capa externa de polisacáridos que se adhieren firmemente al
plástico, lo que también contribuye a impedir la penetración de los antibióticos
dificultando el tratamiento.
Se puede obtener en una herida ya que es de la microbiota normal.
Diagnostico de laboratorio
En un solo hemocultivo o cultivo de orina el diagnostico es dudoso, por otra parte son
cocos gram-positivos de color morado, puede llegar a producir colonias blancas gama o
no hemolíticas y podemos realizarle pruebas de catalasa y coagulasa si prevalecen las
dudas.
taphylococcus epidermidis es una especie bacteriana perfectamente redonda del género
Staphylococcus y familia Staphylococcaceae. Crece en grupos y vive generalmente en
la piel humana. Fue descrita por Rosenbach en 1884 y fue originalmente llamada
Staphylococcus albus. La bacteria Staphylococcus epidermidis no mantiene el tinte
violáceo cuando se tiñe con el método de Gram (bacterias gram-negativo) y casi todas
las cepas de Staphylococcus epidermidis no producen la enzima coagulasa que induce la
coagulación (por ejemplo, produce un engrosamiento). La bacteria Staphylococcus
epidermidis crece por respiración aeróbica (convierte el oxígeno en dióxido de carbono)
o por fermentación (divide compuestos orgánicos complejos en sustancias simples).
La mayoría de las cepas de Staphylococcus epidermidis no son causa de enfermedad y
es teoría de que algunas cepas pueden incluso tener un papel benéfico para los seres
humanos. Cuando la bacteria Staphylococcus epidermidis causa enfermedad, con
frecuencia, ésta se adquiere en un hospital. Puede provocar una infección en
biomateriales, como catéteres, prótesis de válvulas, derivaciones de líquido
cefalorraquídeo, prótesis de miembros, vasculares, heridas postoperatorias y catéteres
venosos.
Debido a que la bacteria Staphylococcus epidermidis puede causar una infección en una
gran variedad de lugares del cuerpo, los síntomas de la infección son parcialmente
dependientes a la infección. Algunos síntomas que pueden ser comunes a todas las
infecciones por Staphylococcus epidermidis incluyen fiebre, fatiga, dolor o sensibilidad
en el lugar del implante, respiración rápida, latidos rápidos del corazón y sudoración.
Muchas cepas de bacteria Staphylococcus epidermidis que causan enfermedades
producen un lodo que puede formar una biopelícula. Esta permite que las bacterias
permanezcan en los biomateriales y las ayuda a resistir el sistema inmune, muchos
antibióticos y antimicrobianos.
La bacteria Staphylococcus epidermidis es resistente a muchos antibióticos incluyendo
la meticilina, a todas las penicilinas, penems, carbapanems y a las cefalosporinas. Esta
resistencia a menudo resulta en biomateriales mencionados bajo la "enfermedad" que
necesites eliminar.
La bacteria Staphylococcus epidermidis se estudia de manera diferente dependiendo de
qué tipo de laboratorio la esté analizando. Los laboratorios clínicos suelen comprobar la
sensibilidad a diferentes antibióticos y mirar biotipos, perfiles plasmídicos y la
producción del lodo. Los laboratorios de investigación suelen buscar el tipo
bacteriofago y antígenos que la bacteria produce, así como el uso restringido del análisis
de enzimas y la hibridación ADN-ADN.
Clostridium perfringenses una bacteria anaérobica Gram-positiva, inmóvil
y formadora de esporas que se encuentra en los intestinos de los seres humanos y de
varios animales homeotermos, en el suelo, en el agua, en los alimentos (sobre todo en
las carnes que no están bien cocinadas), entre otros. Las enfermedades causadas pueden
ser fatales.

roduce toxinas que pueden causar enfermedades como la enteritis necrótica o la
gangrena gaseosa.
En la gangrena gaseosa, el clostridio provoca destrucción en los tejidos infectados si
persiste. Esto es provocado por la liberación de exoenzimas específicos que atacan a las
moléculas constituyentes de los tejidos de animales: fosfolipasas, hemolisinas,
colagenasas, proteasas.., que provocan la putrefacción del tejido acompañada de una
producción de gas, y de ahí su nombre ("gaseosa"). actualmente el tratamiento con
antitoxinas, antibióticos y profilaxis quirúrgica es muy efectivo lo cual reduce muy
significativamente los casos de amputación y de muerte. sin embargo en casos extremos
es necesario amputar para salvar la vida del paciente.
Es el tercer indicador de contaminación fecal de las aguas. Se destruye con temperaturas
superiores a 121°.
Pertenece a la familia de las bacillaceae y al grupo de los clostridiums que agrupa a unas
60 especies. Hay varios tipos de Clostridium perfringens:
 Clostridium perfringens A
 Clostridium perfringens B
 Clostridium perfringens C
 Clostridium perfringens D
 Clostridium perfringens E
Entre estos tipos, destacamos C. perfringens A y C, que son los que tienen capacidad de
producir una enfermedad infecciosa en el ser humano.

C. perfringens es un microorganismo que reviste suma importancia en medicina humana
y veterinaria ya que, pese a ser parte de la microbiota intestinal, es potencialmente
patógeno y letal, tanto para animales como para el hombre. Tanto es así que el uso de
algunas de sus toxinas como potenciales armas bioterroristas ha generado cierta
preocupación en algunos países. Sin embargo y a modo de contracara, otras de sus
toxinas podrían ser usadas en el tratamiento de enfermedades, como transportadoras e
internalizadoras de drogas en células procariotas (toxina iota) o en ciertas terapias
antitumorales (enterotoxina).
En el ámbito de la medicina veterinaria, C. perfringens genera importantes pérdidas en
la producción ganadera. En el caso de la producción avícola, por ejemplo, el reciente
descubrimiento de una toxina (NetB), presente en cepas de C. perfringes tipo A aisladas
de aves con enteritis necrótica, abre una nueva línea de investigación, relevante tanto
para el conocimiento de la patogenia de estos microorganismos como para el desarrollo
de nuevas vacunas. Esta toxina, o tal vez otras también, podrían estar involucradas en la
enteritis necrótica por C. perfringens tipo A observada en otras especies animales.
Dado el renovado interés que existe en el estudio de C. perfringens y sus toxinas, es
posible que en los próximos años tengamos un perfil más completo de la biología de
esta bacteria como comensal y como patógeno. Esta información permitirá dilucidar su
papel en enfermedades entéricas en las que su participación aún es incierta.

 1. CLOSTRIDIUM PERFRINGENS Integrantes: Jenifer Macaya Silvia Mellado Carla Sanhueza
 2. Introducción
 3. Clostridium perfringens Clostridium perfringens es una bacteria anaeróbica (incapaz de
crecer en presencia de oxigeno) que se encuentran en los intestinos de los seres humanos y de
varios animales, en el suelo, en las aguas, en la comida (sobre todo en las carnes que no están
bien cocinados), etc. Las enfermedades causadas pueden ser fatal.
 4. Pertenece al grupo de los clostridiums que agrupa a unos 60 especies. Produce toxinas
que pueden causar enfermedades, como por ejemplo la enteritis necrótica. Esta bacteria
puede, por ejemplo, causar enfermedades en los cerdos, pollos, caballos. Es destruida con
temperaturas superiores a 121°.
 5. Características del crecimiento La característica más importante de los bacilos anaerobios
es su incapacidad para utilizar el oxígeno como aceptor tinal de hidrógeno; carecen de
citocromo y de citocromooxidasa y son incapaces de destruir el peróxido de hidrógeno porque
carecen de catalasa y peroxidasa. Por ello. El H2O2 tiende a acumularse hasta alcanzar
concentraciones tóxicas. Los clostridios y otros anaerobios estrictos es probable que también
carezcan de la superóxido dismutasa y en consecuencia permitan la acumulación del radical
libre tóxico anión superóxido.
 6. Se ha postulado que tales anaerobios pueden llevar a cabo sus reacciones metabólicas
solamente a potenciales de oxidorreducción (Eh). Negativos, es decir, en un medio
fuertemente reductor. Los clostridios pueden fermentar una variedad de azúcares; muchos
digieren las proteínas. La leche-. Es acidificada por algunos, digerida por otros, en tanto que un
tercer grupo (por ejemplo, C. perfringe1ls) provoca en dicho medio la llamada
"fermentación” tormentosa" (es decir, con el coágulo disgregado por el gas).
Diferentes especies producen una gran variedad de enzimas.
 7.
 8. Morfología e identificación Las esporas de clostridios tienen ordinariamente un diámetro
mayor al de los bastoncillos en los cuales se forman. En las diversas especies, la espora se
encuentra colocada ecuatorial. Subterminal o terminalmente. Casi todos los clostridios son
móviles y poseen flagelos perítricos.
 9. Síntomas de la enfermedad La forma común del envenenamiento con esta bacteria es
caracterizada por intensos calambres abdominales y diarrea, - que comienzan después de 8 a
22 horas de haberse ingerido los alimentos conteniendo un alto número de estos
microorganismos, los cuales son capaces de producir la toxina venenosa. Normalmente, esta
enfermedad finaliza luego de las 24 horas subsecuentes al consumo; sin embargo, algunos
síntomas menos severos pueden persistir en ciertas personas por una a dos semanas más. Se
han reportado pocas muertes a causa de la deshidratación y de otras complicaciones.
 10. La enteritis necrótica (pig-bel) causada por C. perfringens es frecuentemente fatal. Esta
enfermedad también se inicia como resultado de la ingesta de un gran número de bacterias de
este tipo en los alimentos contaminados. Las muertes debidas a la enteritis necrótica
(síndrome pig-bel) son causadas por la infección y la necrosis de los intestinos así como
también por la septicemia. Esta enfermedad es poco frecuente.
 11. Mucosa intestinal que presenta lesiones de la enteritis necrótica.
 12. Dosis infectiva – Los síntomas son causados por la ingestión de un gran número (mayor a
10) de células vegetativas. La producción de toxinas en el tracto digestivo (o in vitro ) está
asociada con la esporulación. Esta enfermedad es una infección causada por los alimentos; y
sólo un caso ha implicado la posibilidad de una intoxicación (estos quiere decir, una
enfermedad causada por la toxina preformada).
 13.
 14. Diagnóstico El envenenamiento causado por Cl. perfringens es diagnosticado a través de
sus síntomas y del típico período de tiempo que la enfermedad tarda en aparecer. El
diagnóstico es confirmado al detectar la presencia de la toxina en las heces de los pacientes.
También, se puede tener una confirmación bacteriológica al encontrarse un número
excepcionalmente grande de las bacterias causantes en los alimentos implicados o en las heces
de los pacientes.
 15.
 16. Alimentos asociados En la mayoría de los casos, la causa actual del envenenamiento por
C.perfringens es el abuso en las temperaturas de los alimentos preparados. Un número
pequeño de organismos está presente normalmente después de la elaboración del producto, y
pueden multiplicarse hasta llegar a niveles muy peligrosos durante su enfriamiento y
almacenamiento. Las carnes y sus derivados son los más implicados.
 17. En aquellas instituciones que brindan servicios de alimentación (tales como las cafeterías
de los colegios, los hospitales, las casas de cuidado de niños y ancianos, las cárceles, etc.), se
dan las causas más comunes de ocurrencia de envenenamiento por Cl. perfringens , debido a
que ahí se preparan grandes cantidades de alimentos con muchas horas de anticipación
 18. Enfermedades causadas: Gangrena gaseosa Las esporas están presentes en el suelo y
heridas abiertas contaminadas, típicamente accidentes en agricultores o de tráfico, o durante
la guerra. Las heridas contaminadas profundas proporcionan condiciones anaeróbicas en las
que las esporas germinan y los microorganismos que proliferan elaboran diversas toxinas que
lisan o destruyen las células, dando lugar a muerte tisular (necrosis).
 19. Intoxicación alimentaria Las esporas en la carne contaminada germinan con calor
moderado. En un medio anaeróbico como envases o conservas, los microorganismos
proliferan rápidamente y producen enterotoxina, que causa diarrea y espasmos que suelen
autolimitarse a las 24 horas. El microorganismo también puede formar parte de la FN en el
tracto GI, donde puede ser fuente de infección con la supresión de la FN (p. ej., administración
de antibióticos).
 20. Prevención a.- Siempre que sea posible el alimento debe cocinarse y consumirse
inmediatamente. b.- Cuando el alimento haya de guardarse después de cocinado debe
enfriarse tan rápidamente como sea posible (a menos de 18º C en una hora) y conservarse en
refrigeración; debe evitarse el colocar los alimentos calientes en el refrigerador ya que el
enfriamiento será demasiado lento, por lo que deben emplearse refrigeradores de corriente
de aire o abatidores de temperatura
 21. c.- A ser posible se evitará el cocinado parcial o total de los alimentos de un día para
otro, para recalentarlos al día siguiente, pero si no fuera así es importante asegurarse que el
alimento se calienta por completo en todas partes, antes de consumirse. Esta práctica es
peligrosa ya que este recalentamiento final sólo sirve para estimular aún más su crecimiento y
no para destruirlo. d.-Debe impedirse la contaminación cruzada de los alimentos cocinados por
los crudos y por las superficies sucias de trabajo, por el equipo y por los utensilios de cocina.
 22.
 23. Inmunidad Ausencia de inmunidad natural frente a las toxinas. No se dispone de vacuna
activa.
 24. Población de Riesgo Los jóvenes y los ancianos son las víctimas más frecuentes
del envenenamiento por Cl. perfringens . Con excepción del caso del síndrome pig-bel,
las complicaciones son muy pocas en las personas que están por debajo de los 30 años.
Los ancianos son los más susceptibles a padecer de síntomas severos y prolongados.
Clostridium difficile es una especie bacteriana del género Clostridium, los
cuales son bacilos gram positivos formadores de esporas, anaerobios estrictos. C.
difficile es parte de la microbiota intestinal normal en un pequeño número de individuos
sanos y de pacientes hospitalizados.
1
C. difficile es la causa más importante de colitis
seudomembranosa,
2
una infección del colon, con frecuencia secundario a la erradicación
de la flora saprófita por el uso extenso de antibióticos. El tratamiento por lo general está
basado en suspender los antibióticos con excepción de anti-clostridiales, como el
metronidazol.
Las Clostridia son bacterias móviles que se encuentran universalmente en la naturaleza,
con especial prevalencia en la tierra. Bajo el microscopio se ven como palillos de
fósforos con el abultamiento localizado en un extremo terminal. Las células de
Clostridium difficile son Gram positivas y las colonias muestran un crecimiento óptimo
al ser sembradas sobre agar sangre a temperaturas corporales humanas. Cuando el
medio que los rodea se vuelve estresante, la bacteria produce endosporas que toleran las
condiciones extremas que de otro modo destruiría al microorganismo. Descritas por
primera vez por Hail y O'Toole en 1935, el entonces llamado clostridium difícil, por su
gran resistencia a los iniciales intentos de cultivar la especie y si era sembrada, crecía
muy lentamente en los cultivo

C. difficile es una bacteria comensal del intestino humano en una minoría de la
población. Los pacientes quienes han estado por largo tiempo hospitalizados o en
residencias de cuidados especiales tienen una mayor probabilidad de ser colonizadas por
este organismo. En pequeños números, no tiende a causar daños de significado clínico.
Los antibióticos, en especial los de actividad con amplio espectro, causan un
desequilibrio de la flora intestinal, llevando a una sobrepoblación por el C. difficile. Ello
conlleva a la colitis seudomembranosa.
Factores de virulencia
 Enterotoxina (toxina A): Produce quimiotaxis; induce la producción de citocinas
con hipersecreción de fluido; produce necrosis hemorrágica.
 Citotoxina (toxina B): Induce la despolimerización de la actina con la pérdida
del citoesqueleto celular.
 Factor de adhesión: Interviene en la unión a las células colónicas humanas.
 Hialuronidasa: Produce actividad hidrolítica.
 Formación de endosporas: Permite la supervivencia del microorganismo durante
meses en el medio hospitalario.
Desde 2001 se han descrito cepas que causan brotes con mayor gravedad y con más
frecuencia. Pertenecen a un solo tipo de cepas con estas características: cepa de campo
pulsante tipo NAP-1 (North America pulsed-field type 1), ribotipo 027, endonucleasa de
restricción tipo B1, toxinotipo III.
Lo que hace que estas cepas se propaguen con más rapidez y sean más virulenta es que
poseen:
 mutación en el gen regulador de la toxina tcdC (deleción parcial en el gen
regulador negativo de la toxina)
 genes de toxina binario
 mutaciones de resistencia a las fluoroquinolonas.
 El microorganismo es ubicuo. Coloniza el intestino de una pequeña proporción
de individuos sanos (menor al 5%). La exposición a antibióticos se asocia con el
sobrecrecimiento y posterior enfermedad (infección endógena). C. difficile es
resistente a la mayoría de los antibióticos, más aún, es capaz de crecer bajo esas
condiciones. Se transmite de persona a persona por la ruta fecal-oral. Debido a
que el organismo forma esporas resistentes al calor (termoresistentes), puede
permanecer en un hospital o ancianato por largos periodos de tiempo. Puede
desarrollarse en casi cualquier superficie del hospital. Por ejemplo, las esporas
se pueden detectar en las habitaciones del hospital con pacientes infectados
(fundamentalmente alrededor de las camas y baños), pudiendo ser una fuente
exógena de infección (enfermedad nosocomial). Una vez que las esporas son
ingeridas, pasan por el estómago ilesos por ser ácido-resistentes. Evolucionan a
su forma vegetativa en el colon, donde se multiplican.
 Se han observado que varios desinfectantes comúnmente usados en los
hospitales no son capaces de matar la bacteria, y más bien pudieran promover la
formación de esporas. Sin embargo, los desinfectantes con cloro son eficaces
destruyendo los organismos.

 El tratamiento con metronidazol y vancomicina se debe utilizar en enfermedad
grave.
 La recidiva es frecuente, debido a que las esporas no se ven afectadas por los
antibióticos; un segundo ciclo de antibióticos con el mismo antibiótico suele
tener éxito. Se debe limpiar a fondo la habitación del hospital después que el
paciente se dé de alta.
 El trasplante de microbiota fecal (aportación de heces de un sujeto sano a uno
enfermo) es una terapia estándar y altamente eficaz en el tratamiento de la
recurrencia de la infección por clostridium difficile.
Clostridium difficile es una bacteria que está presente de forma natural en el intestino de
aproximadamente el 3 por ciento de los adultos y el 66 por ciento de los niños.
Clostridium difficile no causa problemas en las personas sanas. Sin embargo, algunos
antibióticos que se usan para curar otras enfermedades pueden desequilibrar las
bacterias "buenas" del intestino. Cuando esto sucede, las bacterias de Clostridium
difficile pueden multiplicarse y causar síntomas como diarrea y fiebre.
Como las infecciones de Clostridium difficile normalmente se deben a los antibióticos,
la mayoría de los casos se presentan en un entorno sanitario como un hospital. El
número de casos de Clostridium difficile aumentó un 7 por ciento entre 2005 y 2006, a
55.620 casos en 2006. Una de las principales razones de esta subida es que se han
mejorado las pruebas diagnósticas de la infección.
En la mayoría de los casos, Clostridium difficile puede prevenirse manteniendo unas
buenas prácticas de higiene en los entornos sanitarios. Sin embargo, es extremadamente
contagioso y se propaga muy fácilmente.
Los síntomas
Los síntomas de Clostridium difficile son: diarrea leve o aguda, heces sanguinolentas,
fiebre y calambres estomacales. Generalmente, la causa de estos síntomas es la colitis
(inflamación de las paredes del intestino grueso).
En casos poco frecuentes, Clostridium difficile puede causar infección de las paredes
del abdomen (peritonitis), envenenamiento de la sangre (septicemia) y desgarros en el
intestino grueso (perforación del colón).
En casos muy poco frecuentes, la infección por Clostridium difficile puede ser mortal.
Este riesgo es más grande en las personas mayores que tienen otras enfermedades muy
graves. La mayoría de las personas que se contagian de una infección por Clostridium
difficile tendrán los síntomas mientras toman los antibióticos. Sin embargo, los
síntomas pueden prolongarse otras 10 semanas más después de haber terminado los
antibióticos.
Las causas
Clostridium difficile no necesita oxígeno para sobrevivir y multiplicarse (reproducirse),
lo que significa que puede sobrevivir bien en el intestino grueso. Normalmente, la
bacteria Clostridium difficile no afecta a los niños y adultos sanos, porque las bacterias
"buenas" sanas del intestino la tienen controlada. Sin embargo, algunos antibióticos
pueden interferir en este equilibrio sano de bacterias, de manera que Clostridium
difficile puede empezar a multiplicarse y producir toxinas (venenos).
Las bacterias Clostridium difficile se propagan por medio de esporas, que se eliminan
del organismo infectado por medio de la diarrea. Las esporas pueden entonces
contaminar la zona circundante, como el retrete, las sábanas, la piel y la ropa. También
pueden propagarse por el aire (por ejemplo, al hacer la cama).
Cualquier persona que entra en contacto con las superficies contaminadas puede
propagar la infección. Las esporas pueden a su vez infectar a otras personas penetrando
en el organismo a través de la boca. Las personas con Clostridium difficile presente de
forma natural en el intestino no pueden propagar las bacterias, salvo que éstas empiecen
a producir toxinas. Por eso, muchas personas tienen las bacterias en el organismo pero
no presentan ningún síntoma.
El diagnóstico
Clostridium difficile se diagnostica por medio de pruebas de laboratorio hechas con una
muestra de las heces de la persona infectada. Si hay una infección por Clostridium
difficile presente, la prueba mostrará la existencia de toxinas de Clostridium difficile en
las heces de la muestra.
El tratamiento

Solo será necesario un tratamiento contra la infección por Clostridium difficile si hay
presencia de síntomas, el tratamiento no es necesario si las bacterias están presentes de
forma inocua en el intestino. Si tiene síntomas de Clostridium difficile, es mejor que
deje de tomar los antibióticos responsables de la infección, si fuera posible hacerlo. Esto
permite que las bacterias "buenas" naturales vuelvan a crecer en el intestino, lo que
suele ser suficiente para aliviar los síntomas y eliminar la infección.
Si los síntomas son más graves, como diarrea aguda o inflamación de las paredes del
intestino delgado (colitis), puede ser necesaria la administración de antibióticos para
eliminar las bacterias de Clostridium difficile. Si los síntomas vuelven, se pueden
recetar tratamientos de bacterias "buenas" (probióticos) para estimular un nuevo
crecimiento de las bacterias naturales.
En casos graves y poco frecuentes de infección por Clostridium difficile, puede ser
necesaria la cirugía para reparar los intestinos dañados, sobre todo si hay desgarros en el
intestino delgado (perforación del colón).
La prevención
Desafortunadamente, Clostridium difficile puede propagarse fácilmente, y puede que no
sea posible evitar del todo la propagación de las bacterias. Sin embargo, se pueden
tomar precauciones para reducir los riesgos de infección.
 Si va a visitar a una persona que está en un entorno hospitalario y que tiene
diarrea o el estómago descompuesto, no vaya acompañado de niños menores de
12 años.
 Asimismo, deberá lavarse las manos con jabón y agua al entrar y al salir de las
salas hospitalarias y usar un gel de manos con alcohol si lo hubiera. El gel de
manos con alcohol es muy eficaz, aunque su uso no puede garantizar un método
infalible de impedir la propagación de las bacterias.
 No vaya a los entornos hospitalarios si no se encuentra bien o ha tenido diarrea
recientemente, no se siente en las camas y cumpla con el horario y las normas de
visitas.
 Siempre que sea posible, las personas con infección por Clostridium difficile
deberán tener su habitación y aseo propios para evitar que se contagien otras
personas.