1

Montes Claros del Cerro y Crespo: indefensospasalo.blogspot.com
2-5-2014
CIEN AÑOS DE SOLEDAD-MIL AÑOS ATRÁS
HASTA ATAPUERCA

ANA BOLENA con sus MIL DÍAS bien merece ser recordada también. Hasta lo
de CIEN DÍAS merece un comentario, por el gazapo de un compañero cuando
hacía referencia al difunto escritor; es harina de otro costal aunque de idéntica
alforja. El errar es algo normal, todo el mundo se equivoca, lo grave es
persistir en la errata por mucho que nos lo adviertan. Corregir al que yerra y
exhortarse mutuamente son actos de amor fraterno, no lo olvidemos. La forma
de hacerlo es primordial. Corrige al otro como tú quisieras ser corregido. Eso
trato de practicar, aunque en más de una ocasión incline a pensar que lo que
realmente estoy tratando de hacer es HERRAR a más de un jumento. No van
demasiado errados, la verdad.

Con el triste panorama reinante, más de un vocablo puede llevar a error. Sin ir
más lejos, sería más lógico teclear MIEDOS de comunicación que MEDIOS.
Hasta Televisión Española anda en la cuerda floja, o con la cuerda al
cuello. No será porque se la pusieron, y a conciencia, cuando retiraron los
ingresos de los anuncios, por ejemplo. ¿Para el bien y comodidad de los
telespectadores? No, hombre, para regocijo del resto de cadenas colindantes. El
día 6 desaparecerán unas cuantas. Puestos a celebrar, bien podrían haberlo
adelantado al día 3, celebración de LA LIBERTAD DE PRENSA, inexistente,
mírenme a mí. No oí comentario alguno el respecto, algo que me extraña.

Mucho habría que analizar sobre “El Apagón”, también de las sombras de mi
triste situación, con todo en regla y actualizado. Para empezar no es bueno el
cierre, pero se dieron licencias, pongamos, “irregulares” por ZP. Los fallos de la
administración, otra vez sobre otros hombros. Es lo que tienen esas “manos en
el hombro”, auténticos yugos que no hacen más que uncirte. Mejor me encojo
de hombros y como buey suelto sigo lamiéndome las heridas. Pero esa triste
situación se da por doquier con nuestros políticos. A mitad de la jugada, los
mandatarios “retocan” las reglas del juego y te pillan a paso cambiado, con
HACIENDA más de lo mismo, de modo que siempre ganan ellos, como en El
Casino gana La Banca. De todos modos creo que hay demasiadas cadenas,
también de televisión.

Sin duda va a ser un milenio movidito. Tras la muerte de Gabriel
García Márquez y el recuerdo de sus obras, no he podido por
menos que rescatar este mi título: MIL AÑOS DE SOLEDAD
(CRONICONES) que se puede ver también en el número tres
de mi vetada publicación:¡¡¡PÁSALO!!! de la
página 28 a la 33.
http://es.scribd.com/doc/79312340/%C2%A1%C2%A1%C2%A1
PASALO-III
Aunque se puede acceder a él por medio del enlace,
por si hubiese algún que otro perezoso, lo adjunto
con éste y después de mi presentación que no era
más que la exposición de uno de los objetivos del
milenio y que lo precedía en la página 27. Un total
de 8 lo componen:
2

1/ Erradicar la pobreza extrema y el hambre
2/ Lograr la enseñanza primaria universal
3/ Promover la igualdad entre los géneros y la autonomía de la mujer
4/ Reducir la mortalidad infantil
5/ Mejorar la salud materna
6/ Combatir el VIH/SIDA, el paludismo y otras enfermedades
7/ Garantizar la Sostenibilidad del medio ambiente
8/ Fomentar una asociación mundial para el desarrollo
Nobles objetivos son, sí señor, pero si los medios utilizados para lograrlos no
son igualmente nobles, pueden sonar a pitorreo, como el cartel de marras y
que ya llevo bastante trillado; cada día se carcajea desde lo alto del CENTRO
INCÍVICO DE CAPISCOL, mi barrio, y donde estoy vetada, hambrienta de
justicia.

http://es.scribd.com/doc/195204943/%C2%A1%C2%A1%C2%A1VAYA-CARTEL-
EL-ARTE-DEL-TEATRO-%C2%BFOBJETIVO-O-PITORREO%C2%BF

Interesante es prestarle la misma atención que al punto número 1, al 4 y al 5 y
parte del 3. ¿Qué se entiende por AUTONOMÍA? El pasado mes de abril en mi
particular Ángelus, volví a retomar sendas pancartas. “UNA SEMILLA UNA
VIDA”. Que por el momento sólo puede ser alojada en el seno de una mujer.
Dos derechos, y objetivos, en discordia. Mortalidad infantil y salud materna.
¿Desde cuándo se empieza a ser infante? Podría ser la pregunta del milenio. Si
cada objetivo se trata del mismo modo que éste, estaremos en los OBJETOS del
milenio, no en los OBJETIVOS.

“POR LOS DERECHOS DE TODOS” recoge la compañera con un bebé dentro
de una frágil burbuja sujetada por dos manos. A modo de burbuja hueca los
andadores. Ambas imágenes las tomé con pocos minutos de diferencia. El
pálpito de vida y sus diferentes etapas.















3

“LA VIDA DA MUCHAS VUELTAS”, se suele afirmar. Las ruedas del círculo
de andadores para mayores también. Esas frágiles manos que los dirigen
fueron jóvenes y fuertes; hoy precisan de ayuda y no veo objetivo alguno
específico que lo recoja. Aún así merecerá la pena no olvidarlo. Muchos dirán:
“mira ésta, barriendo para casa” y no les faltará razón, soy una anciana,
moderna, pero anciana; el tiempo vuela, pero para todos por igual. Es nuestro
bien principal.

Si no se respetan los derechos individuales, mal se va defender nada. Todo es
un “SACADINERO”, para no variar. Interesante seguir por mi BLOG y ayudados
por ESCRIBD mis diferentes VELADAS y ÁNGELUS POR LA VIDA, eso sí que
es luchar por LA IGUALDAD. ¿Qué mayor derecho que LA VIDA?
Me reitero: ¡¡¡Pero cuánto teatro y puesta en
escena!!!
Retrocediendo unos cuantos milenios, podemos
ir hasta ATAPUERCA. Todos conocerán los
valiosísimos restos encontrados en sus cuevas,
pero muchos desconocerán cuanto en sus
alrededores acaeció algún milenio después y que
de un modo magistral recrean cada final de
verano un nutrido grupo de actores del entorno
y no profesionales.

“LA BATALLA DE ATAPUERCA” no se refiere a
los prehistóricos, sino que nos traslada al 1 de
septiembre del año 1054 y la batalla entre
hermanos, Fernando I rey de León y conde de
Castilla y García Sánchez III, rey de Pamplona.

En el Cronicón de Oña se les alude, y al escuchar la historia, fue cuando me di
cuenta de que todo se vuelve a repetir una y otra vez, que no hay nada nuevo
bajo el sol y a mi mente volvió José Arcadio, el Buendía de Gabriel. Como en
MACONDO, LA GRAN DESMEMORIA, y no achacable sólo a Pilar Urbano. Y así
nos va con esta memoria de pez que no aprendemos de nuestros errores.




Negociaciones y defensa de intereses.









Gente que surge por la derecha.



4

También por la izquierda, o viceversa.



Basta que el comentario lo haga un actor o un
espectador para darle la vuelta como a un
calcetín.


Luchas sangrientas y muertos por doquier que
dejan los lugares repletos de cadáveres, olvidados
muchas veces, cuando no vilipendiados.

Hoy más que nunca y tras escuchar el día 6 de
mayo el telediario y la ausencia de un llamado
“profesor”, vuelvo a reiterarme en cuanto recogía
en el año 2011 y mis MIL AÑOS DE
SOLEDAD (CRONICONES)

La frase de oro la guardé en mi corazón durante
toda la representación y aún hoy la repito sin cesar.
No es por su novedad, todo lo contrario, yo la había
utilizado en múltiples ocasiones al dirigirme al
presidente José Luís Rodríguez Zapatero y recordando el patio del colegio y el
bravucón de turno: “FIRMAR LA PAZ CON EL
ENEMIGO, NO ES PAZ”. A lo que podría añadir: “Negociar
con asesinos es pisotear a sus víctimas”. Sin justicia es
imposible la ansiada “PAZ”





Apoyada por cuanto sobre “LA PAZ FERFECTA”
recogía hace bien poco la revista PRONTO:






Paz Paz Paz Paz no significa estar en un lugar
sin conflictos, problemas o ruido.
Paz Paz Paz Paz es permanecer serenos a pesar
de que a tu alrededor todo sean
adversidades y dolor.
5











Quiero entender que
serenos no quiere decir despreocupados o
apáticos, cual meros espectadores. Todos y cada uno de
nosotros tenemos nuestro papel y nuestra responsabilidad.

Comunicar cuanto acontece precioso cometido
es. En un mismo entorno, ojos diferentes ven
cosas dispares.
Bueno sería, pues, que hubiese medios de
comunicación de toda índole y condición. OJO
DERECHO, OJO IZQUIERDO.

La instantáneas de los reporteros, incluidos los aficionados y los
cercanos altavoces, son del 23 da agosto del año 2009. También
las de los bomberos y el saltamontes, simpático “bicho”. Por ellos
siento una especial predilección, será por andar tanto entre ellos. Interesante
ver mi título: LUCIÉRNAGAS, LIBÉLULAS Y OTROS “BICHOS”
http://es.scribd.com/doc/112945613/LUCIERNAGAS-LIBELULAS-Y-
OTROS-BICHOS
Quienes siguen mis andanzas, saben que en más de una ocasión he
inmortalizado a unos cuantos. Hasta bien amarraditos fuera del
ayuntamiento de Sotopalacios; a los de dentro, hasta les escribo y
espero contestación, como de otros tantos. Me encantó LA TIRA DE
HORMIGOS de esta semana en “GENTE EN BURGOS” con sus
bichos y control de plagas. Un buen reportero debe ser la luz que
haga correr a esconderse a las cucarachas y que la buena GENTE
pueda verlas. Estaría bien que los camiones en rojo y gualda se
convirtieran en fumigadores.
Aunque parezca increíble, los ANARQUISTAS y yo tenemos
muchas coincidencias, lo que de verdad nos diferencia es el modo
de querer cambiar las cosas. La pintada es bien reciente, del 29
de abril, y en el trillado barrio de Gamonal del que no me he
olvidado. Demasiado trabajo para una sola reportera. No pido ayuda sólo, y
nada menos que, igualdad y se me deje ejercer con libertad mi periodismo.
Tengo todo el derecho. Totalmente de acuerdo en esta
ocasión también: “SI NO HAY JUSTICIA PARA EL
PUEBLO QUE NO HAYA PAZ PARA EL GOBIERNO”.
NI PARA LOS MALVADOS, añadiría yo.
En un principio Gabriel García Márquez pensó en “LA
CASA” como título de su novela. ”LA CASA DE TÓCAME
ROQUE podría ser el nombre de cada uno de los antros
que nos han tocado en suerte. Bueno, en desgracia.
CONATO DE INCENDIO
23-8-2009
¿APAREO O
TANTEO?

6

¡¡¡Pásalo!!! Número 3 Ejemplar gratuito Página 27


Ya había lanzado el escrito que sigue a continuación por los mil años de
San Salvador de Oña, cuando Burgos se ve invadida por diferentes carteles mostrando
los nobles objetivos o retos para el Milenio que se avecina. Éste en concreto me tenía un
tanto alerta. Lo había visto de refilón en una ocasión y andaba a su caza y captura.

Teniendo en cuenta la triste realidad política bien podría significar el haber
engullido la terrorífica serpiente que nos trae e mal traer, y no me estoy refiriendo a “La
Solitaria”. Contemplo el cartel y a mi mente acuden esas imágenes de películas de
Ciencia Ficción, cuando el protagonista cree haberse salvado de infectos bicharracos
varios pero, de pronto, unas protuberancias sobre su pecho y resto del cuerpo comienzan
a sembrar la duda, disipada por diferentes asquerosas erupciones cutáneas que dan paso
a unos cuantos cachorros que acaban con la vida de su portador.

Teniendo en cuanta que se
recoge lo que se siembra, las próximas
cosechas pueden ser un tanto
envenenadas. Al contrario que el
presidente Theodore Roosevelt, tratado
en la página 23, se ha optado por la PAZ
(a la que a mí me gusta catalogar de
PAF) en lugar de por la RECTITUD.
¡Quién pillara tal presidente!

El objetivo plasmado por el
cartel anunciador es otro diferente,
aunque también con la vida como
protagonista. La vida que cada 25 me
ocupo de defender con mis veladas, de
las que incluiré alguna de ellas en este
número. Prevenir los embarazos en
adolescentes es el objetivo.

Confío en que pronto pueda
suspenderlas por haber hecho presencia
el sentido común y no se consienta que una adolescente pueda abortar sin el permiso
paterno y, por el contrario, no pueda colocarse un piercing. Mucha tontería a la hora de
publicar fotos de menores protegidos por una banda negra sobre sus ojos, cuando
realmente la banda la tenemos nosotros sobre los nuestros y no queremos ver los abusos
que sobre su persona se pueden ejecutar por no actualizar unas Leyes y por crear otras
contra natura, porque algo así aún dejando de lado la moral, es inconcebible. De mis
peticiones sabe el mal llamado “DEFENSOR DEL MENOR”. ¡Otro que tal baila! He
recurrido hasta a la Princesa Letizia.

A lo lejos, casi imperceptible con fondo rojo una señal de V.A.P. “Vía de
Atención Preferente. A ver quién es el guapo que me afirma que hay algo más
preferente que LA VIDA.

Milenio que se va por Milenio que se comienza. Los “MIL AÑOS DE
SOLEDAD” imparables.



7

¡¡¡Pásalo!!! Número 3 Ejemplar gratuito Página 28


11-9-2011

MIL AÑOS DE SOLEDAD
(CRONICONES)



























Cumpliendo mi promesa, aquí estoy para hacer mi particular CRONICÓN.

“A la tercera fue la vencida” y queda claro que por muchas veces que acudas
a eventos varios, siempre habrá notables diferencias, sólo hay que prestarles
atención.

Este año, en Oña, se celebraba el MILENARIO de su famoso y venerado San
Salvador. Si a la torre la descolgáramos el cartel que lo recuerda, bien podríamos
creer que pertenece a pasado tan lejano.

Durante la representación vino a mi mente, como un rayo esclarecedor, los “CIEN
AÑOS DE SOLEDAD” de Gabriel García Márquez que lo escribió allá por el
1967, año epicentro de mis andanzas, o “cronicón particular”, y en las que en más
de una situación, menciono el ir y venir del péndulo del tiempo en varios de mis
relatos, con los que expongo mis recuerdos con mayor o menor fortuna.





8

¡¡¡Pásalo!!! Número 3 Ejemplar gratuito Página 29

Ya andaba yo tocada por el feliz cruce
con la Subdelegada del Gobierno, la
señora Berta Tricio, y esta vez
hablando literalmente, porque poco
antes de la representación pasó a
nuestro lado, justo a la altura del
lavadero a las 20 horas y 3 minutos.
Tanta exactitud podría llamar la
atención hace unos años, pero ahora
todos sabemos la “magia” de las
cámaras fotográficas.

Lamentablemente no pude recoger su
esporádico saludo a unos jóvenes
sentados junto al lugar donde, no hace
tantos años, sus abuelas, o
tatarabuelas, pasarían mil y un
episodio en tan emblemático lugar y que con tanto detalle relato yo de ubicación
similar en Ubierna, mi pueblo, con diferentes personajes pero idénticas historias,
que se aleja un tanto de la palabra “CRONICÓN” por no guardar un régimen
demasiado estricto en eso del tiempo.

Parece que la estoy viendo con su bonito aunque sencillo vestido rojo, un poco
inclinada hacia delante, subir el repecho que comienza justo en esa zona. Pocos
segundos antes me había parecido verla dirigirse al lugar viniendo hacia nosotros;
llamó mi atención su característico mechón blanco en su flequillo. Creí que era una
deformación particular de mi calenturienta mente, dado el tejemaneje que me
traigo con ella por causas conocidas ya, pero está claro que no era el caso.
















Pero no fue ese nuestro único encuentro. Tras la toma de estas dos imágenes de la
bonita y tranquila zona, gozamos de un gratificante refrigerio en un bar cercano,
alegrado por uno de mis actores preferidos, Paco Martínez Soria, que luchaba por
no doblegarse a la obsesión de su esposa con eso de la limpieza. Poco después,
pudimos toparnos con ella de nuevo, en esta segunda ocasión rodeada por la


9


¡¡¡Pásalo!!! Número 3 Ejemplar gratuito Página 30

chiquillería circundante y la algarabía, casi escandalosa, con la que los niños
recibían al público que se dirigía hacia sus localidades en el interior del recinto.

Por un momento, una leve sonrisa iluminó su serenísimo rostro, a la vez que se
adentraba en el claustro donde sabíamos se encontraban las ropas y demás enseres
perfectamente ordenados, listos para la representación. Con su alegre grupo de
infantes la perdimos de vista.

Antes de traspasar las entradas y el patio divisorio, en cuyas escaleras se
encontraba la gente menuda, que, menuda gente, pude tomar varias instantáneas.
Entre ellas la lucha del herrero y ayudante por conseguir avivar el fuego en su
improvisada fragua.

Dado lo limitado de mi humilde, pero
eficaz cámara, la foto que ilustra estas
líneas fue la menos mala.

A la derecha los muros del hospital
psiquiátrico donde, parece ser, Berta
Tricio, como médico que es, trabajó.
Aludo al recinto en algunos de mis
escritos a ella dirigidos, dado lo
rocambolesco, más bien escandaloso,
de la triste actualidad, sin conocer este
dato de su doctorado. No es de
extrañar más de un desequilibrio en
las llamadas Fuerzas de Seguridad.
Antaño, bromeábamos con el recinto
cuando queríamos guasearnos de
nuestros interlocutores, desgraciadamente no es el caso.

Pero su relación con tan enigmática villa no ha sido sólo profesional. Fue alcaldesa
una legislatura, fundadora y presidenta de la asociación. “AMIGOS DE SAN
SALVADOR”. En un principio llegué a pensar que sería natural del lugar, pero
no, 10 años después de mi venida a esta vida, lo hizo ella en Miranda de Ebro, no
en Oña. Gracias al folleto explicativo sé que además de todo lo detallado, este año
formaba parte de la junta directiva además de ser la coordinadora del
evento.
La verdad es que es muy prolífica en ocupar puestos, podría competir con otra que
yo me sé y a quien pronto me dirigiré, para pedirle que cumpla la promesa que me
hizo y me envíe, por fin, los escritos que mostrarán sus diferentes titulaciones y
logros, todos ellos muy legales, por supuesto.

Volviendo sobre nuestra entrada al monasterio, como no era la primera vez, ya
sabíamos qué hacer y dónde colocarnos. Además, nuestros asientos, gracias a
Internet los teníamos más que controlados.

En nuestro estreno como espectadores de tan interesante obra, pudimos disfrutarla
mucho más cerca del escenario, la segunda bastante más atrás. Este año repetimos
lejanía y decidimos reservar nuestras localidades hacia la última fila, poniendo
especial atención en que fueran laterales y pegadas al transitado pasillo. Pensamos,
10

¡¡¡Pásalo!!! Número 3 Ejemplar gratuito Página 31

con acierto, que sería muy vistoso el contemplar los avances y retiradas de las
diferentes cuadrillas que, sin tregua, van y retornan con tanta solemnidad durante
la representación.

En el descanso, un primo, que se encontraba en las primeras filas, nos comentó que
estaba bien su ubicación, pero echaba en falta la perspectiva, algo que a nosotros, y
concretamente a mí me sobraba. Se prometió a sí mismo que dado que la acústica
era muy buena, que la próxima vez optaría por localidad más lejana al altar o
escenario.

Esta reflexión me expone con claridad que en la vida pasa tres cuartas de lo
mismo. El ver las cosas demasiado cerca no siempre es lo mejor. El conjunto, la
perspectiva, puede ser algo interesante para ejercer un juicio más justo sobre las
diferentes situaciones.

Desde mi privilegiado lugar, gracias a la generosidad de mi marido, pude seguir la
obra representada sobre las tablas y entre bastidores. A escasos centímetros me
encontraba yo de la también COORDINADORA. ¡Qué lástima que no coordine
igual de bien en su puesto de SUBDELEGADA DEL GOBIERNO!

Mi atención andaba repartida entre el escenario visible y el oculto. Mis cervicales,
bien, gracias. Allí, entre las cortinas y ataviada, esta vez, con ropa negra, estaba
ella, solícita con cada uno de los actores. Cuando colocaba bien un cuello rebelde,
cuando otros complementos… Como es habitual en ella, no cabía esperar ni un
atisbo de sonrisa, algo que no es de extrañar, dada la concentración que el
momento requería.

Controlaba las distancias y con un leve toque retenía, o iba haciendo avanzar a los
diferentes grupos. Todo perfectamente controlado. De cuando en cuando
permanecía sentada, pero atenta siempre al escenario. A ver si cunde el ejemplo.
Tentada estuve de haber tomado una instantánea del momento, pero estaba
prohibido hacerlo y, aunque ya no pienso que haya que ser demasiado estricta con
el seguimiento de prohibiciones varias, pensé que con cuanto relato es más que
suficiente para saber de nuestro encuentro, desconocido por mi oponente. Quien
albergue alguna duda ¡allá él! Ella y yo sabemos que así fue.

Su cambio de vestimenta, seguramente estuviera impuesto por conveniencia, y así
cuando en un momento de oscuridad debió acompañar a un grupo de impuntuales,
tras el descanso, apenas unos pocos nos percataríamos de su solícito gesto al
acompañarlos hasta sus asientos, situados en la parte delantera y a nuestra
derecha. Acto seguido ocupó su puesto de mando a escasos centímetros de mí. Casi
podía tocarla. Hubo quién no tuvo tanta suerte, y debió ver el final de la obra
entre bastidores, justo pago a su poca urbanidad.
Pero antes, mucho antes, justo al principio de la representación, fue cuando nació
el embrión de este mi escrito. España no existía, como hoy. Pero sobre todo,
lo que más me impactó fue algo que espero martillee en la sesera de mi
controlada Berta Tricio, no en la obra del Cronicón, sino, entre bastidores,
pero no en San Salvador. Me estoy refiriendo a su puesto político, otros escenarios.

Se ha de ser de piedra para no conmoverse cuando se tacha al Rey Sancho poco
menos que de traidor por no defenderse de la invasión de los musulmanes. Su
respuesta le confiere el beneplácito de la duda, duda que despejaría más adelante y
11



¡¡¡Pásalo!!! Número 3 Ejemplar gratuito Página 32

realmente no era recular ante el enemigo, solamente se trataba de tomarse el
tiempo necesario para preparar a sus hombres. Vamos, coloquialmente hablando,
de “tomar impulso”, mandando al traste al conocido dicho.

La frase de oro la guardé en mi corazón durante toda la representación y aún hoy
la repito sin cesar. No es por su novedad, todo lo contrario, yo la había utilizado en
múltiples ocasiones al dirigirme al presidente José Luís Rodríguez Zapatero y
recordando el patio del colegio y el bravucón de turno: “FIRMAR LA
PAZ CON EL ENEMIGO, NO ES PAZ”. A lo que podría
añadir: “Negociar con asesinos es pisotear a sus
víctimas”. Sin justicia es imposible la ansiada “PAZ”

Se despide la presidenta de la Asociación en el panfleto del evento, exactamente en
su página 7, creyendo haber contribuido a generar un clima propicio que les ha
permitido conmemorar este 2011 de manera muy intensa, deseando saber
transmitirlo y que lo apreciemos. ¡¡¡Enhorabuena!!!, al menos en mi caso lo ha
conseguido, como puede comprobar, aunque no se la puede achacar a ella todo el
mérito.
Pero para intensidad las de mis misivas, que confío en que también la lleguen,
como Subdelegada que aún es y, al igual que a sus actores en la obra, haga lo
propio con los otros, que también debe coordinar, los de variados uniformes con
colorido dispar que va del verde a los diferentes azules. Comience por que se
aprendan bien el guión, por favor.

Durante el descanso, pude tomar esta
instantánea. Afortunadamente, poseo
otras más nítidas de la improvisada
fragua, tan importante para nuestros
antepasados, pero he elegido ésta por
lo enigmático del haz de luz que
muriendo en la fuente la otorga un
halo de misterio. Si no fuera por los
coches bien podría ser una imagen de
hace más de 1.000 años. De todos
modos recuerda a la ficticia máquina
del tiempo que traslada de una era a
otra a sus protagonistas en un
santiamén.

El implacable tiempo hizo de las suyas y la obra terminó. Cuando abandonamos el
lugar ella se encontraba platicando con otra compañera, justo debajo de nuestras
localidades, entre cortinas, y tentada estuve de dirigirme a ella en plan de
despedida.

Parece ser que el 2012 Las Edades del Hombre serán en Oña, algo que redoblará el
evento. A ver si este mal CRÓNICO que padecemos se empieza a solventarse.
Claro que es la reiterada “SOLEDAD” ya se sabe cómo comienza “EL
CRONICÓN DE OÑA”: “herencias, rencillas, traiciones y asesinatos”.

12


¡¡¡Pásalo!!! Número 3 Ejemplar gratuito Página 33

Sabido es que, ni en Ubierna, ni en Oña, ni siquiera
en la ciudad imaginaria de MACONDO se detiene
el lento y monótono ir y venir del péndulo del
tiempo, o mejor aún, la casi imperceptible caída
del finísimo hilo de vida.

El tiempo es nuestro mayor bien. Quien te da su tiempo
te ofrece su más preciado tesoro, algo contado y pesado.

En Burgos, para el último adiós, el finado y
acompañantes entramos por la misma puerta que nos lo
recuerda, y de lo que me he percatado hace bien poco.
Tras unos minutos de despedida sigue la salida, por otra
puerta bien diferente. Para el protagonista del momento
su tiempo voló, es la definitiva; para los demás se nos
brinda la oportunidad de aprovechar algo tan valioso
pero tan efímero. “EL TIEMPO ES ORO Y EL QUE
LO PIERDE TONTO”.

Sin pretender ser aguafiestas, deberíamos preguntarnos
cada mañana si cuanto vamos a realizar en el día que comienza, se sea o no
creyente, sería lo mismo que ejecutaríamos si supiéramos que es nuestra última
jornada. Si durante varios días seguidos la respuesta es NO debemos plantearnos
muy en serio nuestra vida.

José Arcadio BUENDÍA es el protagonista de esa historia cíclica y repetitiva del
famoso escritor. A ver si hay suerte y un “BUEN DÍA” el sentido común empieza a
ser el protagonista de esta nuestra “SOLEDAD” donde, hoy por hoy, no es el más
común de los sentidos, para nuestra desgracia. En ello empeño mi valioso tesoro
cada día.

En unos días estaré en la puerta de salida de los 50. El tiempo vuela y cuanto más
mayor, más velozmente. No tengo tiempo que perder.














Montes Claros del Cerro y Crespo.