GANADERÍA Y AMBIENTE 46

46
| CARTA FEDEGAN N.° 107
Centro para la
Investigación
en Sistemas
Sostenibles
de Producción
Agropecuaria
(Cipav)
Flora amiga del ganado
La palma real de vino o corozo de
puerco Attalea butyracea (Mutis ex L.
f. Wess. Boer.) Arecaceae
Reseña de libro
Ayudando a desarrollar una ganadería
sustentable en América Latina y el
Caribe: Lecciones aprendidas a partir
de casos exitosos. FAO, 2008.
La palma real
de vino o corozo de puerco
Attalea butyracea (Mutis ex L. f.
Wess. Boer.) Arecaceae
Zoraida Calle Díaz
1
y Enrique Murgueitio R.
2
1 Investigadora Fundación Cipav, Área de Restau-
ración Ecológica y Agroecología
zoraida@cipav.org.co
2 Director Ejecutivo Fundación Cipav
enriquem@cipav.org.co
L
as palmas son uno de los grupos de
plantas más abundantes y de más
amplia distribución geográfca en
los trópicos. Colombia, con 204
especies, es el segundo país más rico
en palmas del mundo después de Brasil
(Henderson et al., 1999).
Nuestras palmas nativas son una he-
rramienta importante para promover la
biodiversidad en los paisajes ganaderos
porque ofrecen hábitat y recursos para
la fauna silvestre, sin interferir signi-
ficativamente con el desarrollo de los
pastos. De hecho, la contribución de las
palmas a la estabilidad de los suelos y al
reciclaje de nutrientes en los potreros
probablemente contrarresta con creces
cualquier reducción en la producción de
biomasa de los pastos, debido a la sombra
que generan.
Apreciada y comprendida por pocos, la
palma real, conocida también en Colom-
bia como palma de vino, palma de cuesco
y palma corozo de puerco, simboliza la
belleza de los paisajes ganaderos tropi-
cales. Esta palma bella y longeva forma
FLORA AMIGA DEL GANADO
GANADERÍA Y AMBIENTE
FEDERACIÓN COLOMBIANA DE GANADEROS |
47
La palma real
de vino o corozo de puerco
Attalea butyracea (Mutis ex L. f.
Wess. Boer.) Arecaceae
Zoraida Calle Díaz
1
y Enrique Murgueitio R.
2
poblaciones abundantes en bosques secos
y húmedos. Se distribuye desde el sur de
México hasta Brasil, donde es común en
los márgenes de ríos, sabanas naturales y
pastizales ganaderos. Por lo general, crece
por debajo de los 300 metros de altitud
pero ocasionalmente se encuentra hasta
los 1.000 MSNM.
La palma real se reconoce fácilmente
por su gran tamaño. Alcanza alturas en-
tre 3 y 25 metros y posee un tallo largo y
recto de 25 a 50 centímetros de diámetro,
muchas veces cubierto por las hojas mar-
chitas. Tiene 15 a 35 hojas curvas de 3,5 a 9
metros de longitud, con foliolos dispuestos
en un mismo plano. Esta especie se propa-
ga a partir de semillas cuya germinación
tarda de cuatro a seis meses.
Usos
Casi todas las partes de la palma real tienen
algún uso tradicional. Las hojas se emplean en
varios países de América Latina para techar las
casas y elaborar artesanías y canastos. De cada
palma se pueden extraer simultáneamente
hasta siete hojas sanas de unos seis metros
de longitud. Este tipo de aprovechamiento no
pone en riesgo la vida de las palmas.
El palmito, compuesto por las hojas
en formación, es un alimento de sabor
exquisito y buen valor nutricional, pero su
extracción implica la muerte de la palma.
El peso fresco del palmito varía entre
cuatro kilos en palmas de 5 a 6 metros y 8
kilos en palmas de 13 a 16 metros (Chang
& Ling, 1998).
La palma real es considerada una
especie promisoria por sus semillas
oleaginosas. El aceite es de consistencia
cremosa, suave al tacto y con un ligero
olor a coco. Sus propiedades son adecua-
das para la elaboración de margarinas,
jabones y cosméticos. No es extraño en-
tonces que de estos frutos se obtuviera la
famosa mantequilla de corozo de puerco
que hasta la generación anterior era con-
sumida con avidez por los habitantes del
norte del Valle del Cauca.
Palma real Attalea butyracea presente en paisajes ganaderos, al fondo, el río La Vieja, finca Las Galias, Quimbaya,
Quindío.
F
o
t
o
:
C
a
r
l
o
s
P
i
n
e
d
a
(
a
r
r
i
b
a
)
Z
o
r
a
i
d
a
C
a
l
l
e
(
d
e
r
e
c
h
a
)
,
a
r
c
h
i
v
o
C
i
p
a
v
.
GANADERÍA Y AMBIENTE 48
48
| CARTA FEDEGAN N.° 107
El fruto o cuesco de la palma real está formado por un mesocarpio carnoso, un endocarpio duro y la almendra. El
mesocarpio es una importante fuente de alimento humano, para la fauna silvestre y para la suplementación de
la dieta de los animales domésticos. El nombre de palma corozo de puerco se refiere a un sistema tradicional de
engorde de cerdos destinado a la producción de manteca para cocinar, que fue común en los palmares de esta
especie en el Valle del Cauca hasta las primeras décadas del siglo XX y que persiste en la actualidad en zonas
rurales de la Orinoquía de Colombia y Venezuela. El endocarpio es un importante combustible, bien sea quemado
directamente o transformado en carbón vegetal.
Rancho con techo construido con hojas de palma real. Hato San Pablo, departamento del Casanare.
El nombre de palma de vino se debe
a la tradición de elaborar una bebida
fermentada con el líquido que se extrae
de la yema terminal de la palma. Su ela-
boración implica la destrucción de los
palmares naturales.
Un estudio de la Universidad Eafit
(Devia, et al., 2002) identifcó tres pro-
ductos de la palma real de importante
potencial económico bajo un esquema
de manejo sostenible de los palmares:
carbón activado, aceite y torta.
El carbón activado obtenido a partir
del tejido duro del fruto (endocarpio)
podría llegar a ser empleado industrial-
mente en la potabilización del agua, la
purificación de gases (eliminación de
sustancias tóxicas en el aire) y en la ela-
boración de fltros naturales.
La torta de cuesco es un subproducto
de la extracción del aceite. El estudio de
la Eaft sugiere que la torta es adecuada
para la suplementación del ganado de
leche y carne (animales en crecimiento,
reproductores y lactantes); tiene una alta
concentración de proteína (12,7% de pro-
F
o
t
o
s
:
Z
o
r
a
i
d
a
C
a
l
l
e
,
A
r
c
h
i
v
o
C
i
p
a
v
.
F
o
t
o
:
C
a
r
l
o
s
P
i
n
e
d
a
,
a
r
c
h
i
v
o
C
i
p
a
v
.
GANADERÍA Y AMBIENTE
FEDERACIÓN COLOMBIANA DE GANADEROS |
49
Palma real como componente necesario en los potreros. Hato San Pablo, departamento del Casanare.
teína bruta), 92% de materia seca, 2,6%
de cenizas y gran valor energético.
En la actual coyuntura de generación
de opciones locales para la producción
de biocombustibles, es importante
tener en cuenta a esta especie, cuya
producción de aceites es comparable a
la del corozo Acrocomia aculeata, otra
palma muy frecuente en la ganadería de
América tropical. Según los cálculos de
científcos de la Universidad Federal de
Visosa de Brasil, con 200 palmas de co-
rozo asociadas a pasturas sería posible
producir 2.000 litros de biodiesel por
hectárea (Dias, 2007).
Uso y manejo de las palmas
en fincas ganaderas
El principal uso actual de la palma
real en la ganadería es como fuente de
hojas para construcciones, sombrío del
ganado y reducción del efecto desecante
de los vientos sobre las pasturas durante
las épocas secas. Sin embargo, el abanico
de usos es más amplio y se espera que
nuevas investigaciones en los próximos
años le den soporte científico a varias
iniciativas interesantes en los campos
de los sistemas silvopastoriles y de la
alimentación de ganado con recursos
tropicales.
Los frutos de esta especie son ricos
en azúcares fermentables, ácidos gra-
sos (la mayoría saturados), vitamina A
y proteína (endocarpio o nuez). Su uso
es más frecuente en la alimentación de
cerdos por la habilidad que tienen éstos
para consumir la pulpa dulce sin tragarse
la semilla. Algo similar hacen los equinos
y las aves de corral.
F
o
t
o
:
C
a
r
l
o
s
P
i
n
e
d
a
,
a
r
c
h
i
v
o
C
i
p
a
v
El ganado bovino y bufalino consume
las frutas enteras especialmente durante
la época seca. Los azúcares se fermentan
rápidamente en el rumen, mientras que
las grasas saturadas no se oxidan en una
proporción importante y tampoco son
absorbidas en el intestino delgado por lo
cual se pierden en las excretas. Además,
un consumo elevado de semillas pesadas
y protegidas por la capa dura puede oca-
sionar obstrucción del retículo, donde
caen por su elevado peso.
Por todo lo anterior, el uso de los
frutos como parte de una estrategia de
alimentación para la época seca, debe
incluir un molido de los frutos y adi-
ción de cal (10%) para formar jabones
cálcicos que además de liberar la nuez
rica en proteína y aceite, protegen a las
grasas de la fermentación y ayudan a su
GANADERÍA Y AMBIENTE 50
50
| CARTA FEDEGAN N.° 107
absorción intestinal. Álvaro Ocampo
Durán, científico de la Universidad
de los Llanos, ha realizado varios ex-
perimentos con este propósito en la
Orinoquia. En la fnca El Guarumo, de
propiedad del doctor Cristo Náder Ná-
der, un predio con preciosos palmares
situado en el departamento de Córdoba
(región Caribe), el médico veterinario
zootecnista Miguel Mariano Gómez
Galeano muele los frutos con cal y ali-
menta con éxito al ganado en la época
seca. En San Antero, el señor Edwin
Cárdenas tiene una experiencia de 12
años en el uso de los frutos de la palma real
para alimentar ganado.
En varias regiones la palma real rege-
nera con abundancia en los potreros y, por
lo tanto, es una especie con un excelente
potencial de manejo sostenible en sistemas
ganaderos. Un estudio llevado a cabo en
Costa Rica identificó cinco etapas en el
desarrollo de las palmas:
Regeneración - etapa 1: hojas enteras,
menos de 4 hojas
Regeneración - etapa 2: de 5 a 15 hojas
Juveniles no aprovechables: < 150 cen-
tímetros de altura



Palma real asociada a potreros. Es claro que su arquitectura permite el paso de luz solar y, por lo tanto, el
normal desarrollo de los pastos bajo su copa. Finca Las Galias, Quimbaya, Quindío.
F
o
t
o
:
Z
o
r
a
i
d
a
C
a
l
l
e
,
a
r
c
h
i
v
o
C
i
p
a
v
.
Juveniles aprovechables: palmas
de 1,5 a 3 metros de altura. No han
alcanzado la madurez sexual pero
ya son aprovechables para obtener
palmitos.
Adultas: 3 a 25 metros de altura,
con flores y frutos, un tallo bien
defnido, con palmitos y hojas apro-
vechables.
Durante la primera etapa (regeneración
1) las palmas se pueden recolectar fá-
cilmente e los potreros para la siembra
directa en bancos forrajeros, cercas
vivas, bosques ribereños o áreas de refo-
restación (ver cuadro). Esto también es
posible durante la segunda etapa (rege-
neración 2) aunque se requiere un mayor
cuidado con las raíces. El manejo de la
densidad de palmas en los potreros se
hace principalmente sobre palmas juve-
niles teniendo en cuenta que aquellas con
más de 1,5 metros de altura pueden ser
aprovechadas como fuentes de palmito.
Las palmas adultas prestan un benefcio
directo al sistema productivo porque pro-
porcionan alimento para el ganado. Cada
palma produce de tres a diez racimos
con un peso promedio de 40 kilogramos
(rango: 15-100 kilogramos).
En las fincas ganaderas se reco-
mienda conservar una densidad de 100
individuos adultos y 200 juveniles por
hectárea. Cuando varias palmas juveni-
les forman núcleos densos que impiden
la entrada de luz al suelo es conveniente
dejar sólo una de ellas.
No se deben cortar las palmas pre-
sentes en los bosques ribereños, na-
cimientos de agua o sitios frágiles
con pendientes fuertes porque allí las
palmas cumplen importantes funciones
ecológicas.
Los frutos, semillas y plántulas de
las palmas son una fuente importante
de alimento para la fauna silvestre du-
rante periodos de escasez de alimento
en los bosques. Por ejemplo, en el Área
de Conservación La Amistad-Pacífco
(Costa Rica) 15 especies de mamíferos
no voladores y varias especies de aves
se alimentan de los frutos de la palma.
En el Valle del Cauca, las palmas reales
son sitios de anidación importantes
para aves tales como el coclí Theristicus
caudatus y la guacamaya cariseca Ara


GANADERÍA Y AMBIENTE 52
52
| CARTA FEDEGAN N.° 107
Secuencia de construcción de un techo con palma de vino construido por Alfonso Sierra Gómez en el predio Rancho Alegre de la familia Daza Ariza, Codazzi, Cesar.
severa, especies amenazadas de extinción
regional en el sur occidente del país. Ade-
más, la presencia de palmas en las fncas
ganaderas permite la presencia de plantas
epíftas como las orquídeas y helechos, que
hacen una contribución importante a la
conservación de la biodiversidad local.
Techos de palma de vino
para fincas ganaderas
Alfonso Sierra Gómez del municipio
de Santana, Magdalena, no tuvo la
oportunidad de estudiar pero no por eso
abandonó su curiosidad y sus grandes
deseos de aprender un ofcio. Desde muy
niño aprendió de su padre, don Alfonso Sie-
rra Torres, el arte de fabricar techos para
viviendas, utilizando las hojas gigantes de
la palma real.
Después de 30 años de trabajo y moti-
vado por un gran amor al ofcio, Alfonso
ha mejorado el estilo y reorientado el ne-
gocio donde participan varios familiares,
hacia la fabricación de kioscos y techos
para establos, corrales y pesebreras de
empresas ganaderas. En la actualidad y
gracias a su relación con la empresa Re-
forestadora San Sebastián en Mompox,
construye ramadas con techo de palma
real con madera inmunizada procedente
de plantaciones de eucalipto (algunas
con silvopastoreo) con garantía de 15
años de duración.
Las palmas inician su producción
de hojas a los seis años y renuevan una
hoja por mes. A los dos años se pueden
F
o
t
o
s
:
E
n
r
i
q
u
e
M
u
r
g
u
e
i
t
i
o
,
a
r
c
h
i
v
o
C
i
p
a
v
.
GANADERÍA Y AMBIENTE 54
54
| CARTA FEDEGAN N.° 107
Diferentes sistemas con Attalea butyracea para fincas ganaderas de tierra caliente
Tipo de sistema
Distancia de siembra y
arreglo espacial
Siembra Observaciones
Banco forrajero
mixto para corte
y acarreo, con
sombrío de
palmas
Surcos de matarratón Gliricidia
sepium nacedero Trichanthera
gigantea, ramio Boehmeria
nivea, y botón de oro Tithonia
diversifolia en alta densidad
(10.000 o más arbustos ha-
1) con sombrío de palmas
en hileras (hasta 50 palmas
adultas y 200 palmas juveniles
ha-1)
Plántulas de
vivero o traslado
de plántulas que
regeneran en
potreros
Se cosechan los racimos de frutos maduros de las palmas. Se cosechan
surcos completos de cada especie forrajera según la tasa de crecimiento
en el sitio.
Sombrío en
potreros con
densidad uniforme
Hasta 100 palmas adultas y 200
palmas juveniles ha-1
Raleo de la
regeneración
natural en
potreros o
plántulas de
vivero
En los sitios donde
se presenta una
regeneración vigorosa
de la especie no
se requiere una
protección contra el
ganado.
Palmares de la finca El Guarumo en Sahún, Córdoba,
propiedad del doctor Cristo Nader Nader.
Cortinas
rompevientos y
cercas vivas
Hileras simples o dobles,
cuatro metros entre palmas,
preferiblemente alternando
con matarratón y árboles
maderables.
Traslado de
palmitas del
potrero o
plántulas vivero
El alambre se debe
grapar sobre el
matarratón o amarrar
sobre los árboles
maderables.
Restauración
ecológica de
bosques ribereños
Siembra de palmas y árboles
nativos variados sin un patrón
geométrico o una densidad
específica.
Siembra inicial
de palmas
asociadas con
árboles de rápido
crecimiento.
A partir del segundo
año se debe
enriquecer el sistema
con especies de lento
crecimiento y alto
valor ecológico.
Alimentación
de animales
domésticos
Cosecha de racimos cuando
inician madurez
Cosecha
de racimos
de bancos
forrajeros,
cortinas
rompevientos o
potreros
Los frutos cosechados
se ofrecen a cerdos,
aves y peces.
Para bovinos, ovejas,
cabras y búfalas se
trituran y tratan con
cal para evitar la
acidez ruminal.
F
o
t
o
:
M
i
g
u
e
l
G
ó
m
e
z
G
a
l
e
a
n
o
.
GANADERÍA Y AMBIENTE
FEDERACIÓN COLOMBIANA DE GANADEROS |
55
cortar en luna menguante entre 20 y 23
hojas de siete metros de longitud que se
rajan y reducen a cinco metros. Luego se
apilan en forma ordenada durante ocho
a nueve días para eliminar gran parte de
los líquidos internos.
Ahora que el cambio climático es una
realidad y que las personas y ganados
de la región Caribe sufren temperatu-
ras hasta de 45 °C en febrero como ha
ocurrido en el valle del río Cesar du-
rante los dos últimos años, nada es más
reconfortable que los techos de palma
real de Alfonso, verdaderos abanicos
que refrescan, favorecen la salud de los
animales al reducir el estrés calórico y,
de paso, nos dan ejemplo de armonía
entre ganaderos, palmares y bosques
cultivados.
Los interesados pueden hacer este
contacto: Alfonso Sierra Gómez, Calle
5ª N.° 7-13 barrio Plaza Boyacá, Santa-
na, Magdalena. Teléfono: 313 5105365.
Chang Y. y Ling F. (1998) Caracterización
biológica y de uso de la palma real Attalea
butyracea Mutis ex L.f. en seis comunidades
del área de conservación Amistad Pacífico,
Costa Rica. http://www.inbio.ac.cr/es/estu-
dios/PDF/Informe_PalmaReal.pdf
Devia J. E., López A. y A. L. Saldarriaga (2002).
“Productos promisorios del fruto de la palma de
vino”. En revista Universidad Eafit, N.° 126, pág.
67-80. http://bdigital.eafit.edu.co/bdigital/AR-
TICULO/HUN0380000126200206/12604.pdf
Dias, L.A.S. (2007) “Potencial de uso de
oleaginosas arbóreas em sistemas silvipas-
toris”. En Memorias II Simposio Internacional
Sistemas Agrossilvipastoris na América do Sul.
Embrapa, Gado de Leite, Juiz da Fora( Minas
Gerais) Brasil. Medio electrónico.
Henderson A, Galeano G, Bernal R. (1995).
Field Guide of Palms to the Americas. Prince-
ton University Press, pág. 395.
Ibrahim M., Casasola F., Tobar D., Villanueva
C. (2005). Buenas prácticas para la conserva-
ción de la biodiversidad en fincas ganaderas.
Proyecto Enfoques Silvopastoriles Integrados
para el Manejo de Ecosistemas. Serie Cuader-
no de Campo. Nitlapán, Nicaragua, pág. 32.
Murgueitio, E; Ibrahim M. (2001) Agroforestería
pecuaria para la reconversión de la ganadería






en Latinoamérica. Livestock Research for Rural
Development. (13)3: http://www.cipav.org.co/
lrrd/lrrd13/3/ly133.htm Cipav, Cali, Colombia.
Murgueitio E. (1999). “Sistemas agroforesta-
les para la producción ganadera en Colombia”.
En http://www.virtualcentre.org/en/library/
CDlibrary/PUBS/X6107E/x6107E13.htm
Ocampo, Álvaro y Cardozo, Adolfo (1997).
Sistemas integrados de producción: palmas para
la Orinoquía colombo-venezolana. Documento
presentado en el V Seminario-Taller Internacional
“Sistemas Sostenibles de Producción Agropecua-
ria” y Primer Seminario Internacional “Palmas en
Sistemas de Producción Agropecuaria para el
Trópico”. Fundación Cipav, Colombia
Ocampo, Álvaro (1998). Las palmas, una
estrategia de vida tropical. En: Conferencia
electrónica de la FAO sobre agroforestería
para la producción animal en Latinoamérica.
Roncallo, B., Navas, A., Caribella, A. (1996).
“Potencial de los frutos de plantas nativas en
la alimentación de rumiantes”. En: Silvopasto-
reo: alternativa para mejorar la sostenibilidad
y competitividad de la ganadería colombiana.
Compilación de las memorias de dos semina-
rios internacionales sobre sistemas silvopasto-
riles. Álvaro Uribe C. (compilador), Corpoica,
Bogotá, Colombia, págs. 231-244.




Literatura recomendada
GANADERÍA Y AMBIENTE 56
56
| CARTA FEDEGAN N.° 107
Ayudando a desarrollar una ganadería sustentable
en América Latina y el Caribe: lecciones aprendidas
a partir de casos exitosos. FAO, 2008.
E
n este documento se describen
seis casos exitosos de políticas e
instrumentos de aplicación que
han contribuido al fomento de sistemas
de producción ganaderos sustentables
y amigables con el ambiente en América
Latina y el Caribe. Los casos presentados
RESEÑA DE LIBRO
Paraguay; y (vi) el esquema de certifcación
de carne vacuna ecológica, Argentina.
Para cada uno de los casos, se describe el
instrumento utilizado para aplicar la inicia-
tiva; se identifica el contexto que facilitó el
desarrollo y aplicación de la misma junto a
los factores conducentes y actores claves; se
analizan los alcances temporales y espaciales
de la iniciativa, sus indicadores de éxito y de
efecto técnico, económico, social y ambiental;
se señalan posibles ajustes requeridos en el fu-
turo para mejorar la aplicación de la iniciativa
y se discute la posibilidad de replicabilidad de
la misma a nivel regional. El reporte cierra con
una serie de comentarios sobre las lecciones y
principios que pueden extraerse de los casos
como guías para construir iniciativas exitosas
de desarrollo ganadero sustentable y amigable
con el ambiente en la región.
se corresponden con iniciativas de política
pública, con iniciativas impulsadas por el
sector privado o por organizaciones sin
fnes de lucro y con iniciativas mixtas de-
sarrolladas conjuntamente entre el sector
público y el privado.
Los casos analizados abarcan los siste-
mas de producción de carne, de leche y de
doble propósito e incluyen las siguientes
iniciativas: (i) los Centros de recolección y
enfriado de leche, Honduras; (ii) el Progra-
ma de desarrollo ganadero del Fondo de
Desarrollo Local, Nicaragua; (iii) el Pago por
servicios ambientales del proyecto enfoques
silvopastoriles integrados para el manejo de
ecosistemas, Colombia; (iv) el Fondo de Cré-
dito para el Desarrollo Agroforestal, Perú; (v)
el Programa de intensifcación ganadera de
las cooperativas menonitas de producción,