¿Qué es el kamishibai? ¿Cuáles son sus orígenes?

El kamishibai es un arte callejero de representación, su origen es japonés y tuvo su
auge en la posguerra de 1945.
Consiste en una caja de madera con puertas que se abren y dejan ver al público unas
láminas con ilustraciones. A medida que el artista va narrando una historia, va
mostrando nuevas imágenes, pasando las láminas.
Actualmente, artistas y narradores están usando el kamishibai como un medio de
compartir sus historias. Cada vez más, alrededor del mundo, resurge esta práctica.
Ya no en la calle, tal vez, pero sí en escuelas, bibliotecas, centros culturales, eventos
y sí, también en algunas plazas o actividades al aire libre.

¿Cuáles son las particularidades que ofrece este arte como medio para contar
historias?

Aquí en Argentina, en los últimos años, de la mano de Amalia Sato que tenía una
caja de kamishibai heredada de su familia y que fue, generosamente, investigando y
transmitiendo lo que sabía sobre esta práctica, también ha crecido mucho la
presencia del kamishibai y hasta se han hecho ediciones de algunas obras. Pero en
general de manera artesanal, con láminas originales hechas por artistas plásticos o
ilustradores, y con versiones de cuentos ya conocidos o nuevas historias, el
kamishibai ha comenzado a ocupar un espacio como una forma narrativa con
características propias, que toma de otras artes narrativas, como la narración de
cuentos, las historietas, los libros álbum, y a la vez es único porque requiere de la
experiencia performativa particular.

¿A quienes está dirigido el taller? ¿Es necesario contar con alguna experiencia
previa?

El taller está dirigido a cualquiera que tenga ganas de conocer esta práctica y de
poner en juego la creación de una obra. No es necesaria ninguna experiencia previa.
La idea es que cada uno se lleve las herramientas para poder después seguir
trabajando y armando sus propios proyectos. No pretendemos que en tres clases
todos tengan una obra nueva, pero sí un acercamiento a la práctica para después
seguir solos. Es por eso que nos enfocamos en los aspectos centrales: su historia,
para conocer el origen y de dónde vienen las características particulares de este tipo
de representación; y también en la parte creativa -tanto del texto como de las
imágenes- y performativa. No es necesario ponerse a escribir o a dibujar si uno no se
dedica a eso, pero sí, a modo de director de cine, o editor, hay que pensar o poder
definir qué es lo que tendría que suceder en cada escena, a nivel de texto, imagen y
efecto sonoro, si hiciera falta. Hay más información histórica y del kamishibai en
Argentina en este sitio, por si quieren seguir leyendo sobre el tema.

El kamishibai (kami: papel; shibai: teatro) es un arte callejero de representación. Su origen es
japonés, y tuvo su auge en la posguerra de 1945, como entretenimiento popular. Consiste en
una caja de madera con puertas que sirve de escenario para unas láminas ilustradas que se van
pasando a medida que se relata una historia.
En la actualidad, distintos artistas utilizan esta forma como medio para contar.

La propuesta del taller es conocer la historia del kamishibai y explorar las posibilidades que
brinda hoy para presentar una narración ilustrada.

*Masao: es ilustrador, docente y realizador en origami. A través de su estudio creativo ha
realizado trabajos de origami para diferentes demandas en cine, publicidad y comunicación.
Está a cargo de la Escuela de Origami de la Papelera Palermo, en la que se dictan cursos en tres
niveles diferentes para adultos y niños. Su trabajo está marcado por un gran interés en las
disciplinas japonesas, lo que lo ha llevado a investigar y experimentar en distintas técnicas de
esta cultura.

Duración: 3 encuentros de 2 horas