BIOACTIVIDAD DE LA FAMILIA ANNONACEAE

Diana Marcela Ocampo S.
*
Rogelio Ocampo C.
*
Resumen
Una de las principales razones por las cuales
los metabolitos de origen vegetal con potente
actividad antiparasitaria no han llegado a
evaluación clínica es su toxicidad. Merece
anotarse que los agentes antiprotozoarios son
básicamente agentes citotóxicos, que en algunos
casos actúan selectivamente contra los parásitos.
Igualmente, muchos metabolitos que carecen
de citotoxicidad, quizás transformaciones
químicas en estos metabolitos podrían mejorar
su actividad antiprotozoaria y al mismo tiempo
conservar su baja toxicidad. Actualmente, los
reportes sobre agentes antiparasitarios incluyen
la actividad contra líneas celulares mamíferas/
humanas, buscando inicialmente su aislamiento
y luego realizando modifcaciones estructurales
que los conviertan en futuros fármacos con
alta bioactividad y baja toxicidad; como ocurre
actualmente con algunas especies de la familia
Annonaceae y se muestran en el documento
como lo son Rollinia, Xylopia, Guatteria
y Annona las cuales han sido ampliamente
estudiadas en todo el mundo, especialmente en
nuestro país, por su potencialidad farmacológica.
La actividad antiprotozoaria asociada con esta
familia radica en su importancia en el tratamiento
tradicional para enfermedades como la malaria,
el mal de chagas y la leishmaniasis, asociadas
a metabolitos encontrados en varias partes de
las plantas de esta familia como los alcaloides,
acetogeninas, esteroles y terpenos.
Palabras clave:Annonaceae, bioactividad,
malaria, leishmaniasis, mal de chagas.
*
Departamento de Química, Universidad de Caldas. E-mail: docamposerna@gmail.com, rocampo@ucaldas.edu.co
Abstract
ANNONACEAE BIOACTIVITY
One of the main reasons why metabolites
of plant origin with powerful antiparasitic
activity have not reached clinical evaluation
is its toxicity. The antiprotozoaric agents are
basically cytotoxic agents, which in some cases
act selectively against parasites. In the same
manner, many metabolites lacking cytotoxicity,
perhaps chemical transformations in these
metabolites could improve its antiprotozoaric
activity, while retaining its low toxicity.
Currently, reports on antiparasitic agents
include activity against mammalian/human cell
lines, initially looking for their isolation and
then making structural changes for becoming
future drugs with high bioactivity and low
toxicity, as is currently the case with some
species of the Annonaceae family and are
shown in the document as Rollinia, Xylopia,
Guatteria and Annona which have been widely
studied around the world, especially in our
country, due to their pharmacological potential.
The antiprotozoaric activity associated with this
family lies in its importance in the traditional
treatment of diseases like malaria, Chagas’
disease and leishmaniasis, associated with
metabolites found in various parts of the plants
of this family such as alkaloids, acetogenins,
sterols and terpenes.
Key words: Annonaceae, bioactivity,
malaria, leishmaniasis, Chagas’ disease.
Revista Universidad de Caldas, Enero - Diciembre 2006, págs. 135 - 155
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
136
INTRODUCCIÓN
Distintos protozoarios como la leishmaniasis, la tripanosomiasis y la
malaria son los parásitos que prevalecen en el mundo y que han tenido gran
impacto para la salud por originar serios problemas socioeconómicos.
Las quimioterapias aplicadas para combatirlos no son sufcientes y esto
se suma a su alta toxicidad, por lo que es indispensable que se utilicen
adicionalmente tratamientos empíricos ya que se presenta una resistencia
de muchos medicamentos a los efectos antiprotozooarios.
1
Muchas personas que habitan áreas endémicas, utilizan como medio de
tratamiento la medicina tradicional como complemento a los tratamientos
médicos. Dentro de estas enfermedades encontramos en nuestro país la Dentro de estas enfermedades encontramos en nuestro país la
leishmaniasis, producida por parásitos protozoarios del género Leishmania,
la enfermedad de Chagas, causada por el parásito Tripanosoma cru:i, y la
malaria, causada por diferentes especies de Plasmoaium. La terapia consiste
en la administración oral de extractos de plantas de distinta índole.
2
La leishmaniasis presenta una prevalencia en promedio de 5.400 casos
nuevos por año, principalmente en las costas Atlantica, Pacifca y los
valles de los ríos Magdalena y Cauca, en donde existe el ambiente propicio
para el desarrollo de la enfermedad.
3
Sin embargo, por diversos factores,
el número anual de casos de leishmaniasis diagnosticados en Colombia
ha incrementado en los últimos años acerca de 6.500.
4
Por otro lado,
en nuestro país hay infectados por T. cru:i entre 1.200.000 y 1.700.000
individuos y alrededor de 40.000 nuevos casos se reportan cada año,
principalmente en regiones ubicadas a 2.000 metros sobre el nivel del mar.
Se detecta frecuentemente a todo lo largo del valle del Río Magdalena, en frecuentemente a todo lo largo del valle del Río Magdalena, en a todo lo largo del valle del Río Magdalena, en
la región del Catatumbo, la Sierra Nevada de Santa Marta, el piedemonte
de los Llanos Orientales y la Serranía de la Macarena.
La malaria es un verdadero problema de salud pública en el 85% del
territorio rural colombiano situado por debajo de los 1.600 metros sobre el
nivel del mar, principalmente en las costas Atlantica y Pacifca, en donde
en los últimos años se han registrado focos urbanos y periurbanos de la
enfermedad.
5
El 65% del territorio colombiano presenta condiciones eco-
Bioactividad de la Familia Annonaceae
137
epidemiológicas favorables para mantener la transmisión y alrededor de
4.7 millones de personas viven en áreas endémicas.
6, 7
En los últimos años,
se han registrado en promedio 160.000 casos anuales, de los cuales, el
75% son causados por P.vivax y el 24% por P. falciparum.
5, 6
La literatura reporta una diversidad de productos naturales con actividad
antiprotozoaria, los cuales incluyen moléculas activas contra los agentes
etiológicos de la malaria, leishmaniasis, la enfermedad de Chagas y
tripanosomiasis africana.
8, 9,10
De los compuestos aislados ftoquimicamente, los alcaloides son los que
han presentado en los últimos años mayores posibilidades de bioactividad
frente a estos patógenos desde los años 1990, siendo activos para diferentes
especies de Leishmania y T. cruzi y activos contra P. falciparum, los
cuales se agrupan de acuerdo a su estructura en 4 categorías: 1) quinolinas,
isoquinolinas y derivados, 2) análogos indólicos y derivados, 3) alcaloides
esteroidales y 4) otros alcaloides, incluyendo algunos provenientes de
organismos marinos, e igualmente se tienen presentes sus mecanismos
de acción. Ciertas actividades antiparasitarias o citotóxicas, reportadas
en la literatura, son transformadas en concentración molar (mM, µM o
nM) para permitir una mejor comparación, independientemente del peso
molecular. Sin embargo, la comparación puede ser muy compleja debido a
los diferentes procedimientos usados en los laboratorios de investigación,
lo cual se evidencia en las diferencias de los valores obtenidos para los
medicamentos de referencia.
11
La importancia de las plantas medicinales, ha sido apoyada frecuentemente
por diversas organizaciones internacionales como la asamblea Mundial de
la Salud
12
y la organización Mundial de la salud
13
quienes con el proyecto
“Salud y Medicina Tradicional” ha dado mucho valor a los remedios
ftoquimicos. El 80° de la poblacion mundial usa plantas como Iuente
primaria de agentes medicinales, no es sorprendente encontrar que en
muchos países del mundo exista un sistema bien establecido de medicina
tradicional, en donde los remedios están recopilados(Base de datos
Napralet, Base de datos Etnobotánica y Fitoquímica del Dr. Duke, Gramil,
etc.) , por lo que las plantas continúan siendo una fuente mayoritaria de
productos naturales biológicamente activos, que puedan servir como
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
138
entidades comercialmente signifcativas, o suministrar estructuras que
sirven de blanco para el desarrollo de derivados modifcados que poseen
toxicidad reducida y mejorada actividad.
14
El estudio sobre la medicina tradicional como fuente que conduce
al descubrimiento de nuevos agentes antiparasitarios, ha encontrado
que plantas de la familia Annonaceae son utilizadas por comunidades
colombianas como antiparasitarias.
15,16
Algunas especies de esta gran
familia, que comprende alrededor de 120 géneros y más de 2000 especies,
presentan interesantes metabolitos con actividad biológica: polifenoles,
aceites esenciales, terpenos, compuestos aromáticos,
17
acetogeninas
particularmente activas,
18
moléculas con un amplio espectro de acción
anticancerígeno,
19
antiparasitaria
20,21
e insecticida
22
y los alcaloides de
tipo bisbencilisoquinoleinos,
23,24
protoberberinas, oxoaporfnicos
25,26
y
aporfínicos,
27,28
asociados con bioactividades iguales a las acetogeninas.
En esta familia se encuentra en mayor proporción los alcaloides que las
acetogeninas; a nivel de la raíz, hojas, tallo y fruto.
MALARIA (Plasmodium falciparum)
Tomado de www.juntadeandalucia.es/.../nuevima/malaria.gif
La malaria es una enfermedad de países subdesarrollados: como
consecuencia de varios factores: disponibilidad limitada de cuidados
Bioactividad de la Familia Annonaceae
139
médicos y carencia de herramientas de diagnóstico en muchas áreas
endémicas.
29
Datos actuales señalan que la malaria está ubicada entre los
300 a 500 millones de casos clínicos reportados anualmente, de los cuales
de los 1 a 3 millones de casos son fatales.
30
La distribución global, como
la endemicidad, depende del tipo de mosquito, la especie de parásito y el
clima.
29
Entre las enfermedades tratadas tradicionalmente con plantas medicinales,
la malaria es una de las que merece especial atención, debido a que ocasiona
más muertes de las que ocurren con otras enfermedades transmisibles, a
excepción de la tuberculosis y el SIDA,
31
aunque en principio, se puede
prevenir y curar.
A través de la historia se han realizado varios esIuerzos con el fn de
controlar la transmisión de la enfermedad.
31,32
Los mayores esfuerzos
han estado dirigidos a la eliminación del parásito ( Plasmodium) y el
vector (mosquito Anopheles), el desarrollo de vacunas ha sido también
un invaluables esfuerzo;
33
sin embargo, el incremento de la enfermedad
continúa
34
y ello se debe principalmente a la resistencia del mosquito
a los insecticidas, y lo más preocupante aún, el rápido desarrollo de la
resistencia a los fármacos disponibles para combatirla.
35
Esta resistencia Esta resistencia
se debe a la capacidad del parasito para mutar genes especifcos,
36
a la
alta frecuencia de recombinación genética que da origen a poblaciones
de parasitos con nuevos determinantes antigénicos y con modifcaciones
en los sitios blanco para la acción de medicamentos,
37
a los sistemas
de transporte activo especifcos para compuestos antimalaricos y a las
practicas clinicas inadecuadas como el uso de antimalaricos proflacticos,
tratamientos inconclusos o con dosis subterapéuticas.
38
El tratamiento de la malaria se ha realizado con diversos medicamentos
que actúan sobre estadios eritrocíticos del parásito, entre los que se
encuentra la quinina, un alcaloide aislado a partir de especies del género
Cinchona (Rubiaceae) nativa de Sudamérica y otros derivados sintéticos
desarrollados posteriormente, que han mostrado ser mas efectivos, menos
tóxicos y de bajo costo.
42
El descubrimiento reciente mas importante es la identifcacion de la
artemisinina, una sesquiterpenlactona obtenida de Artemisia annua
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
140
(Asteraceae) y sus derivados, el artemether y el artesunato, que son
medicamentos de rápida acción, efectivos contra cepas de P. falciparum
resistentes a múltiples medicamentos.
43
Sin embargo, la actividad de la
artemisinina se ve afectada por su baja solubilidad y pobre biodisponibilidad.
A su vez, los derivados artemether y artesunato, aunque presentan una
mejor absorción, rápida acción y mayor efectividad contra P. falciparum
multirresistente, poseen una mayor citotoxicidad y traen efectos adversos.
39,40
La reciente fnalizacion del proyecto del genoma Plasmodium falciparum
y Anopheles gambiae abre muchas esperanzas para el posible control de la
enfermedad , mientras tanto, la búsqueda de nuevas alternativas terapéuticas,
sigue siendo un aporte valioso para el control de la malaria.
41
LEISHMANIASIS
La leishmaniasis es una enfermedad parasitaria que se transmite por la
picadura de una mosca del tipo Lutzomia (mosca de arena o sanaßy) y
puede causar enfermedades cutáneas y sistémicas. La forma sistémica
puede ser mortal, pero el tratamiento con compuestos que contengan
antimonio logra una tasa de curación alta.
44
Las leishmaniasis son un
grupo de enfermedades parasitarias de distribución mundial transmitidas
al ser humano por la picadura de alrededor de 30 especies de febotomos
infectados por protozoos del genero Leishmania. Se estima que ocurren
cada año 2 millones de casos nuevos en todo el mundo, de los cuales 1,5
millones de casos son leishmaniasis cutánea. Se estima que el número
de personas infectadas sobrepasa los 12 millones. Sin embargo, los
Bioactividad de la Familia Annonaceae
141
datos ofciales subestiman la realidad de la aIeccion humana por estos
protozoarios.
45
En Colombia, se han encontrado febotomos desde el nivel del mar hasta
2.640 metros de altura. De los cuales se han descrito alrededor de 135
especies válidas del género Lut:omia y han sido principalmente como
vector: Lu. trapiaoi con Leishmania panamensis; Lu. umbratilis con
Leishmania. guyanensis; Lu.spinicrasa con Leishmania bra:iliensis;
Lu. evansi con Leishmania infantun; Lu. ßaviscuetela con Leishmania
ama:onensis y Lu. harmanni con Leishmania colombiensis. El principal
vector de Leishmania chagasi es la Lu. longipalpis, la cual se encuentra
distribuida en regiones áridas y semiáridas de la región del valle del río
Magdalena y sus afuentes, con gran adaptacion al ambiente peridoméstico.
45
La infección es tratada comúnmente con antimonio pentavalente en la forma
de stibogluconato de Sodio (pentostam) o antimiato de N-metilglucamina
(Glucantime) y con Pentamidina o anfotericna- B. Estas drogas son
potencialmente tóxicas y generalmente administradas en hospitales.
46
En las regiones endémicas, los tratamientos son llevados a cabo empleando
la medicina popular aprovechando las propiedades farmacológicas de las
biomóleculas presentes en los vegetales disponibles en la zona.
MAL DE CHAGAS (Tripanosoma cruzi)
Tomado de /www-ni.laprensa.com.ni/
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
142
El mal de chagas es una enfermedad transmitida por un parásito a través
de la picadura de un insecto o por sangre infectada. Existen en el mundo
alrededor de 20.000.000 de personas con esta infección y se considera que
hay 100.000.000 de personas en situación de riesgo por vivir en regiones
donde el parásito es endémico. A pesar de estas cifras pertenece al grupo de
las llamadas “enfermedades olvidadas” por el poco interés de la industria
farmacéutica en su investigación y en el desarrollo de nuevos productos
para su tratamiento.
El parásito que causa el mal de Chagas, Trypanosoma cru:i, se transmite
principalmente a través de insectos hematófagos que a menudo infestan
las casas de las comunidades rurales pobres de América Latina. El parásito
se puede transmitir también por transfusión sanguínea o trasplante de
órganos de donantes infectados, y en ocasiones también de la madre al
hijo, a través de la placenta. En algunas regiones, en particular en los
países del Cono Sur americano, la infección crónica provoca trastornos
intestinales graves que requieren complejas intervenciones En el marco
del objetivo de eliminar el mal de Chagas para 2010, la Red Mundial OMS
elaborara antes de fnal de año una estrategia asentada en cinco pilares. Las
actividades de eliminación del mal de Chagas están recibiendo el apoyo de
la industria Iarmacéutica, que proporciona recursos fnancieros a la Red,
asi como donaciones de uno de los dos Iarmacos mas efcaces conocidos
para el tratamiento de esa enfermedad.
49,50
El mal de chagas en América (tripanosomiasis), es causado por infección
con el parásito Tripanosoma cruzi, el cual tiene una larga vida y causa
serios problemas cardiacos. Se han reportado 18 millones de personas
afectadas.
La transmisión de esta enfermedad ocurre por un vector (80-90%), por
transfusiones de sangre (5-20%) y por razones congénitas (0.5-0.8%).
47
De acuerdo con los datos del Banco Mundial, en 1993 se estableció que la
enfermedad de Chagas en Latinoamérica ocupa el primer lugar entre las
enfermedades tropicales y el cuarto entre las enfermedades transmisibles,
sólo debajo de las infecciones respiratorias agudas, de las enfermedades
diarreicas y del SIDA, representa una pérdida económica para los países
endémicos equivalente a cerca de 6.5 billones de dólares por año.
Bioactividad de la Familia Annonaceae
143
La Iniciativa del Cono Sur agrupó a los gobiernos de Argentina, Bolivia,
Brasil, Chile, Paraguay y Uruguay.
48 51
El tratamiento debe estar encaminado a destruir el parásito y revertir los
daños causados, sin embrago, el uso de nitroimidazoles solo ha prestado
benefcios en las Iases agudas para detener la multiplicacion del parasito y
en los casos cronicos donde ya hay infltracion de los tejidos por una gran
fbrosis, no queda mas que manejar las complicaciones ya que son daños
irreversibles
49
.
Plantas de la familia Annonaceae con bioactividad frente a
la malaria, la leishmaniasis y el mal de chagas
La naturaleza, con sus numerosas plantas, microorganismos y organismos
marinos, es una fuente potencial de sustancias antiparasitarias, ya que
contiene una sorprendente cantidad de moléculas con gran variedad de
estructuras químicas y actividades farmacológicas.
50
Algunos principios activos antiprotozoarios, han tenido su origen en la
naturaleza con la evaluacion cientifca de plantas. Algunos géneros de
la Familia Annonaceae existentes en nuestro país han mostrado gran
potencialidad farmacológica, al presentar sustancias con principio activos
equivalentes a los presentes en los fármacos utilizados actualmente para el
control de protozoarios.
Al estudiar los géneros pertenecientes a la familia Annonaceae que
muestran una amplia actividad biológica (antitumoral, antiparasitaria,
inmunodepresiva y pesticida)
62
gracias a los diversos metabolitos
secundarios que posee (acetogeninas, esteroles, sesquiterpenlactonas,
quinonas, y alcaloides entre otros). Tabla 1. Algunos de estos metabolitos
son:
Alcaloides en la familia Annonaceae con bioactividad
antiprotozoaria
Algunas especies de la familia Annonaceae son fuente importante
de alcaloides aporfnicos como la O-metilmoschatolina, melosmina,
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
144
liriodenina y la isomoschatolina (Fig.1), isoquinolínicos y alcaloides
bisbencilisoquinolínicos (BBIQ) bioactivos, diversos reportes establecen
la actividad antiparasitaria de los mismos. Los alcaloides isoquinolínicos,
aislados por medio de ensayos biodirigidos contra Leishmania y T. cru:i,
fueron obtenidos a partir de extractos de Guatteria foliosa.
Isoguattouregidina (2), argentinina, 3-hidroxinornuciferina y 3-
metoxioxoputerina causaron lisis del 92%, 81%, 68% y 47%
respectivamente, en tripomastigotes de T. cru:i cuando fueron evaluados a
concentraciones de 250 µg/ml (cerca de concentración milimolar).
52
Algunos alcaloides bencilisoquinolínicos han sido estudiados en relación
con su actividad antiparasitaria. Como es el caso de la berberina (1) un
alcaloide bencilisoquinolínico cuaternario hallado en un número de
plantas de las familias Annonaceae, Berberiaaceae y Menispermaceae, es
uno de los alcaloides con mayor actividad leishmanicida, antimalarial y
contra amibiasis.
57,58
La Berberina ha sido utilizado clínicamente para el
tratamiento de la leishmaniasis durante más de 50 años y demostrándose
que posee tanto actividad in vitro como in vivo contra varias especies de
Leishmania. Igualmente, la anonaina (3) y la liriodenina (4) aislados ae
Annona spinescens que han sido utilizadas para el tratamiento de la malaria
y el mal de chagas
58
Por su parte, la isotetradrina (5) alcaloide Bisbenzilisoquinolinico (BBIQ)
separados a partir de la corteza de Guatteria boliviana (Annonaceae) han
sido reportados, por presentar moderada actividad cuando fueron ensayados
contra Leishmania spp., T. cru:i y P. falciparum.
59
Bioactividad de la Familia Annonaceae
145
En Colombia se encuentran once especies del género Rollinia entre ellas
Rollinia rupnervis,
62
la cual presenta reportes relacionados con la actividad
Leishmanicida en Leishmania chagasi. En este género se encuentran
diferentes tipos de metabolitos propios de la familia Annonaceae como
alcaloides y acetogeninas,
18
efectos contra leishmaniasis como uleicina de
Rollinia ulei, senegalene, squamocina y molvizarina. Otras plantas de la
familia Annonaceae que han presentado actividad para la leishmaniasis
son las pertenecientes a los géneros Annona y Xilopia, la parte utilizada
de la planta son las hojas
75
5
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
146
ACETOGENINAS EN LA FAMILIA ANNONACEAE CON
ACTIVIDAD ANTIPROTOZOARIA
Muchas acetogeninas como la senegalena, squamocina, asimicina y
molvizarina, aisladas de semilla de Annona senegalensis, presentan
actividad Leshmanicidal en L. major y L. donovani entre concentraciones
que van desde 25 a100µg/mL. La rolliniastatina, obtenida de corteza de
tallo de Rollinia emarginata y annonacina (6A) y goniotalamicina (6B)
obtenidas de semilla de Annona glauca tiene reportada bioactividad
en L. braziliensis, L. donovani y L. Amazonensis.
41,42
La actividad
Leishmanicidal de estas sustancias se atribuye a los hidroxilos presentes
en el anillo tetrahidrofurano en la estructura.
Argentilactona y u, þ- insaturadas o-lactonas obtenidas de raiz de Annona
haementantha tienen signifcada actividad en L. donovani, L.major y l.
amazonensis
76
Terpenos
Monoterpenos, como el espintanol aislado de espintanol aislado de Oxandra espintana presenta
biactividad signifcativa Irente a las diIerentes especies de Leishmaniasis
incluyendo la L. mexicana.
77
6
Bioactividad de la Familia Annonaceae
147
Otros metabolitos que han sido aislados de esta familia, tienen otros tipos
de bioactividades de gran importancia para nuestra sociedad, tanto a nivel
Iarmacéutico como industrial, entre ellos, favonoides, resinas, taninos
saponinas y aceites esenciales.
48,51,58
Tabla 1. Algunas especies de las más estudiadas de la Familia Annonaceae con
Bioactividad Antiprozoaria
7
METABOLITOS PLANTA BIOACTIVIDAD REF
ALCALOIDES
Isoguattouregidina, argentinina,
3 hidroxinornuciferina y
3-metoxyoxoputerina
Guatteria foliosa Leishmania y T. cruzi, 52
Xylopina
Guatteria. amplifolia actividad antileishmania 54
cryptodorina
Guatteria. dumetorum actividad antileishmania 54
Anonaina
Annona spinescens
Rollinia emarginata
Annona cherimolia
Annona squamosa
actividad antileishmania
55,56
81
liriodenina
Annona spinescens
Unonopsis buchtienii
Annone cressiüore Yert
Rollinia pittieri
Pseudomalmea boyacana
actividad antileishmania
T. cruzi
actividad antiplasmodial
1, 56,61,
3, 64, 65,
66-69;
70-72
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
148
Norproaporñna
crostparina
Uvaria klaineana P. falciparum 56
Berberina
Annona spinescens
leishmanicida.
T. cruzi
54
Pessoina, y spinosina
Annona spinescens Leishmania 54
Alcaloides BBIQs
Guatteria boliviana
Leishmania spp., T. cruzi y P.
falciparum
59
curina
Isolona guesquierena Antiplasmodial 60
Alcaloides BBIQs
Duguetia hadrantha Antimalarial 78
Alcaloides totales y
aterospermidina
Annone cressiüore Yert
Mal de Chagas
Tripanosoma cruzi
61
Rollinie ruhnervis [6} Leishmanicida 62
alcaloides aporfínicos y
melosmina
Rollinia pittieri actividad antiparasitaria 62
Obaberina
Pseudoxandra sclerocarpa actividad antiparasitaria 21
isotetradrina
Guatteria boliviana Leismaniasis 59
Alcaloides totales
Xylopia aromatica
Annona muricata
Desmopsis panamensis
Pseudomalmea boyacana
Rollinia exsucca
Rollinia pittieri
Xylopia aromatica
Tripanosoma cruzi,
Plasmodium falciparum
Leishmaniasis
71,1
Xylopia aromatica
Leismaniasis
Tripanosoma cruzi
70-72
Oxopurpureina
O-metilaterolina
Annona purpurea antiplasmodica 73
Azaporñno|des hadrant|na A,
Sampangina y 3-sampargina
Duguetia hadrantha malaria 74
Roemerina
Annona cherimolia
Annona squamosa
Actividad antiparasitaria
Malaria
81, 83
Coridina y Norisocoridina
Annona squamosa
Antimalarial
Mal de chagas
82
ACETOGENINAS
Uleicina
Rollinia ulei Leishmaniasis 84
Bioactividad de la Familia Annonaceae
149
BIBLIOGRAFÍA
1. OSORIO, Edison; ARANGO, Gabriel Jaime; Jiménez Nora; ALZATE; Fernando; Et
al. (2007). Journal of Ethnopharmacology. 111, pp.630-635.
2. IWU, M.M., Jackson, J. E., SHUSTER, B.G. (1994) Medicinal plants in the fght
against leishmaniasis.Parásitology Today 10, 65-68
3. VÉLEZ, I. D., AGUDELO, S. M. (1995). Leishmaniasis. (Ed) Universidad de
Antioquia. 10 ed. Pp 35.
4. AGUDELO, L. A., URIBE, J., SIERRA, D., RUÍZ, R., VÉLEZ, I. D. (2002).Presence
of vital cutaneous leishmaniasis vectors surrounding the city of Medellín, Colombia.
Mem Inst Oswaldo Cruz. 97 (5): 641-42.
5. Instituto Nacional de Salud. (2002) Comportamiento por regiones de la malaria en el
2001. Sivigila Boletín Epidemiológico Semanal. Semana Epidemiológica No.1. Dic 30 a
Enero 5 de 2002.
6. GONZÁLEZ, A. (2000) Epidemia de malaria en la Guajira: Una muestra lamentable
de la situación de salud pública en el país. Informe Quincenal Epidemiológico Nacional.
5 (2): 17-8.
Senegalena,Squamocina, Asimicina
y Molvizarina
Annona senegalensis Leishmaniasis 1
Rolliniastatina
Rollinia emarginata actividad Leishmanicidal 21
Annonacina y Goniotalamicina
Annona glauca actividad Leishmanicidal 22
Argentilactona
Annona haementantha
actividad Leishmanicidal
malaria
79
Annonacin, Annonacin A y
Anomuricin A.
Annona muricata
Leishmaniasis
Malaria
Panatelina, Uvariamicina IV,
Uvariamicina I, Reticulatacina
Solamina
Annona muricata Antiparasitaria 83
TERPENOS
Monoterpenos
espintanol
Oxandra espintana Leishmaniasis 85
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
150
7. KROEGER, A., Gonzalez, J., Aviña, A. I. (2002) Malaria control reinvented: health sector
Reform and strategy development in Colombia. Trop Mea Int Health. 7 (5): 450–58.
8. HOET, S., Opperdoes, F., Brun, R., Quetin-Leclercq, J. (2004). Natural products
active against African trypanosomes: a step towards new drugs. Nat Proa Rep. 21 (3):
353-364.
9. SCHWIKKARD, S., Heerden, F. R. (2002) Antimalarial activity of plant metabolites.
Nat Proa Rep. 19 (6): 675-692.
10. WRIGHT, C. W. (2002) Antiprotozoal natural products. In Evans, W. C., Saunders,
W. B. Trease ana Evans Pharmacognosy. (Ed)Saunders. Edinburgh. Pp. 407–413.
11. OSORIO, Edison J D., Guillermo L. MONTOYA P.1 y Gabriel J. ARANGO. (2006).
Alkaloidal Natural Products with Antiprotozoal Activity. VITAE, revista de la facultad de
química farmacéutica. Volumen 13 .pp. . 61-84
12. WHA 1991B.WHO POLICY SYSTEM EIGTHY-SEVENTH SESSION EB87.R24.
(1991). Traaitional Meaicine ana Moaern Health Care. Geneva, 1991. January 14-25.
13. WHO (1996). “traditional Medicine” Fact Sheet Nº 134
14. GAITAN I., RICARDO. (2007).”Una visión a la terapia antimalarica tradicional y
actual desde el descubrimiento hasta su posible desarrollo. Scientia et Tecnica año XIII,
Nº33. pp.5-12
15. BLAIR, S.; A. CORREA, B. MADRIGAL, C. ZULUAGA& H FRANCO. (1991).
'Plantas antimalaricas, una revision bibliografca¨. Ed. Universidad de Antioquia,
Medellín, p 214.
16. WENIGER, B.; S. ROBLEDO, G. ARANGO, E. DEHARO, R. ARAGON, V.
MUÑOZ, J. CALLAPA, A. (2001). J. Ethnopharmacol. 78: 193-200
17. LEBOEUF. M.; A. CAVE. P. BHAUMIK, B. MUKHER JEE & R. MUKHERJEE
(1982). phytochemistry 21:2783-813
18. CAVE, A., B. FIGADERE, A. LAURENS & D. CORTES (1997) 'Acetogeninas
from Annonaceae` (W.Herz, G.W. Kirbi, R.E. Moore & W. Steglich,ed.), Tamm, Austria,
pág. 288.
19. OBERLIES, N.H., V.L., CROY, M.L., JARRISON, & J.L.MCLAUGHLIN (1997)
Cancer Lett. 115: 73-9.
20. JARAMILLO, M.C., G.J. ARANGO, M.C. GONZÁLEZ, S.M. ROBLEDO, I.D.
VÉLEZ (2000) Fitoterapia 71:183-6.
Bioactividad de la Familia Annonaceae
151
21. FÉVRIER, A., M.E. FERREIRA, A. FOURNET, G. YALUFF, A. INCHAUSTI, A. ROJAS
DE ARIAS, R. HOCQUEMILLER & A.I. WAECHTER (1999). Planta Mea. 65: 47-9.
22. Ahammadsahib, K.I., R.M. Hollingworth, J.P. McGovren, Y.H. Hui & J.L. McLaghlin
(1993) Life Sci. 53: 1113-20.
23. MAMBU, L., M.T. MARTÍN, D. RAZAFIMAHEFA, D.RAMANITRASHASIMBOLA,
P. RASOANAIVO & F. FRAPPIER (2000) Planta Mea. 66: 537-40.
24. MAHIOU, V., F. ROBLOT, A. FOURNET, & R. HOCQUEMILLER. (2000).
Phytochemistry 54: 709-16.
25. FERREIRA, E., F. ROBLOT, A. CAVÉ, M.Q. PAULO & A. FOURNET. (1996) J.
Nat. Proa. 59: 438-40.
26. DEL RAYO, M., G.C. KIRBY, D.C. WARHURST, S.L.CROFT & J.D. PHILLIPSON
(2000) .Planta Mea. 66:478-80.
27. NKUNYA, M.H., S.A. JONKER, J.J. MAKANGARA, R.WAIBEL & H.
ACHENBACH (2000) Phytochemistry 53: 1067-73.
28. EGAN, T.J. (2004) Drug Des. Rev. 1: 93-110.
29. BREMAN, J.G. (2001). The Eras the Hippotamus Manifestation, Determinants, and
estimates of the Malaria Burden.Am. J. Trop. Mea. Hyg., 64(1,2)S1-11
30. SACHS, MALANEY P. (2002).The Economics and social Burden of Malarie.
Nature.415, 680-685
31. WHO 2001a. . (2001) “The Worla Health Report 2001`, pp.144-145, 150-151
32. World Heath Organization. (2002). The World Health Report 2002: Reducing Risks,
Promoting Healthy lie. Deaths by Cause, sex and mortality Stratum in WHO Regions:
Geneva, 2002; pp.186-191.
33. SHOW, R.W., TRAFE, J.F., MARSH, K. (2001). The Past present and future of
Childhood Malary Mortality in Africa. Trenas Parasitol. 17,593-597
34. RICHIE, T.L.; SAUL A. (2002) progress and Challenges or Malaria vaccines. Nature,
415,694-701
35. GREENWOOD, B.; MUTABINGWA, T. (2003). Malaria in 2003. Nature.( London
United Kingdom), 415, 670-672.
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
152
36. MARSH, K. (1999) Genetic approaches to the determinations of drugs pathogenesis
and infectivity in Plasmoaium falciparum malaria. In: Malaria molecular and clinical
aspects. (Ed) Harwood Academic Publishers. The Netherlands. Pp. 217-248.
37. WALLIKER, D., Babiker, H., Cartwright, L. (1998) Malaria: Parasite biology,
pathogenesis, and protection. (Ed) ASM Press. Washington, D.C. pp. 235-252.
38. Phillips, R. S. (2001) Current status of malaria and potential for control. Clin
Microbiol Rev. 14 (1) : 208-226.
39. GALAL, A., Ahmad, M., El-Feraly, F., McPhail, A. (1996) Preparation and
characterization of a new artemisinin-derived vita. J Nat Proa. 59 (10) : 917-920.
40. BEEKMAN, A., BARENTSEN, A., WOERDENBAG, H. (1997) Stereochemistry
dependent cytotoxicity of some artemisinin derivates. J Nat Prod. 60 (4) : 325-330
41. HOMAN,0 S,L.; SUBRAMANIAN. G.M.(2002). Collins Rank, H. Venter, J.C.
Plasmodium, Human and anopheles Genomics and Malaria. Nature 415, 702- 709
42. MARSHALL, E. (2000) Science 290: 437-9
43. MESHNICK, S. (1998) Artemisin antimalarials: mechanisms of action and resistance.
Mea Trop. 58 (suppl 3) : 13-17.
44. WORLD HEALTH ORGANIZATION.(2004), Leishmaniasis Disponible en /www.
who.int/health-topics/leishmaniasis.htm.Revisada 9 de Marzo de 2005
45. WORLD HEALTH ORGANIZATION. (2007)/Disponible en/www.ins.gov.co/pdf/
vcsp/Protocolo_12dic2006_LEISHMANIASIS_2007.pdf -
46. DAVIES CR, KAYE P., CROFT SL, SUNDAR S. (2003). Leishmaniasis. New
approaches to disease control. BMJ. 326.PP.377-82
47. WORLD HEALTH ORGANIZATION. (2007) / Disponible en www.ins.gov.co/pdf/
vcsp/Protocolo_12dic2006_MAL DE CHAGAS _2007.pdf
48. DIAS, J. C. P., SCHOFIELD, C. J. (1999) The evolution of Chagas disease (American
trypanosomiasis) control after 90 years since Carlos Chagas discovery. Mem. Inst.
Oswaldo Cruz, 94 Suppl. 1:103-121,
49. WORLD HEALTH ORGANIZATION / Disponible en www.who.int/mediacentre/
news/releases/2007/pr36/es/print.html
50. BRADLEY, K., D. Bergman, P. Woods, J. Crutcher, and L. Kirchhoff. (2000).
Prevalence of trypanosomiasis (Chagas disease) among dogs in Oklahoma. Journal of
the American Meaical Association. 217:1853-1857.
Bioactividad de la Familia Annonaceae
153
51. BEARD, C., G. Pye, F. Steurer, R. Rodriquez, R.Campman, P. Townsend, J. Ramsey,
R. Wirtz and Robinson. (2003). Chagas Disease in a Domestic Transmission Cycle in
Southern Texas, USA. Emerging Infectious Diseases. 9:103-105.
52. MAHIOU, V., Roblot, F., Hocquemiller, R., Cavé, A. (1994) New aporphine alkaloids
from Guatteria foliosa. J Nat Prod. 57 (7) :890-895.
53. MONTENEGRO, H., Gutiérrez, M., Romero, L. I., Ortega-Barría, E., Capson, T. L.,
Rios, L. C. (2003) Aporphine alkaloids from Guatteria spp. With leishmanicidal activity.
Planta Med. 69 (7):677-679.
54. QUEIROZ, E. F., Roblot, F., Cavé, A., Paulo, M. Q., Fournet, A. (1996) Pessoine
and Spinosine, Two Catecholic Berbines from Annona spinescens. J Nat Prod. 59 (4) :
438-440.
55. FÉVRIER, A., Ferreira, M. E., Fournet, A., et. Al. (1999) Acetogenins and other
compounds from Rollinia emarginata and their antiprotozoal activities. Planta Med. 65
(1) : 47-49.
56. WAECHTER, A. I., Cavé, A., Hocquemiller, R., Bories, C., Muñoz, V., Fournet, A.
(1999) Antiprotozoal activity of aporphine alkaloids isolated from Unonopsis buchtienii
(Annonaceae). Phytother Res.13 (3) : 175–177.
57. AKENDENGUE, B., Ngou-Milama, E., Roblot, F., et. Al. (2002) Antiplasmodial
activity of Uvaria klaineana. Planta Med. 68 (2) :167-169.
58. PHILLIPSON, J. D., Wright, C. W. (1991) Medicinal plants in tropical medicine.
1. Medicinal plants against protozoal diseases. Trans Roy Soc Trop Med Hyg. 85 (1) :
18-21.
59. MAHIOU, V., Roblot, F., Fournet, A., Hocquemiller, R. (2000). Bisbenzylisoquinoline
alkaloids from Guatteria boliviana (Annonaceae).Phytochemistry. 54 (7) : 709-716.
60. MAMBU, L., Martin, M. T., RazafmaheIa, D., et. Al. (2000) Spectral Vital Iterization
and antilaplasmodial activity of bisbenzilisoqinolines from Isolona ghesquiereina. Planta
Med. 66 (6) : 537-540.
61. Antileishmanial and trypanocidal activity of Brazilian Cerrado plants. Annona
crassifora Mart.(2005) (UB) 3700 marôlo, araticum-do- Cerrado fever, Chagas
disease(Annonaceae) . Mem Inst Oswaldo Cruz, Rio de Janeiro, Vol. 100(7): 783-787,
62. MONTOYA, G. OSORIO, E.; JIMENEZ, N., et el. (2004). Actividad captadora de
radicales libres de alcaloides de Roolinia pittieri (Annonaceae) por el método del DPPH.
Vital.11 (2): 52-53
Diana Marcela Ocampo S y Rogelio Ocampo C.
R
e
v
i
s
t
a

U
n
i
v
e
r
s
i
d
a
d

d
e

C
a
l
d
a
s
,

E
n
e
r
o

-

D
i
c
i
e
m
b
r
e

2
0
0
6
,

p
á
g
s
.

1
3
5

-

1
5
5
154
63. Guinaudeau, H., Leboeuf, M., Cavé, A. (1983) Aporphinoid alkaloids, III. J Nat
Proa. 46 (6) : 761- 835.
64. Harrigan, G.G., Leslie, A.A., Kingston, D.G.I. (1994) Isolation of bioactive and other
oxoaporphine alkaloids from two annonaceous plants, Xylopia aethiopica and Miliusa
CF. banacea. J Nat Proa. 57 (1) : 68-73.
65. Kithsiri, E.M., Hatanaka, Y., Kikuchi, T., et al. (1996) A dioxoaporphine and other
alkaloids of two annonaceous plants of Sri Lanka. Phytochemistry. 42 (6) : 1703-1706.
66. Khan, M.R., Kihara, M., Omoloso, A.D. (2002) Antimicrobial activity of Michelia
champaca. Fitoterapia. 73 (7-8) : 744–748.
67. Nissanka, A.P., Karunaratne, V., Ratnayake, B.M., et al. (2001) Antimicrobial alkaloids
from Zanthoxylum tetraspermum and cauaatum. Phytochemistry. 56 (8) : 857-861.
68. Zhang, Z., ElSohly, H.N., Jacob, M.R., et al. (2002) New sesquiterpenoids from the
Root of Guatteria multivenia. J Nat Proa. 65 (6) : 856-859
.
69. Goren, A.C., Zhou, B.N., Kingston, D.G. (2003) Cytotoxic and DNA damaging activity
of some aporphine alkaloids from Stephania ainklagei. Planta Med. 69 (9) : 867-868.
70. Guinaudeau, H., Leboeuf, M., Cavé, A. (1983) Aporphinoid alkaloids, III. J Nat roa.
46 (6) :761-835.
71. Harrigan, G.G., Leslie, A.A., Kingston, D.G.I. (1994) Isolation of bioactive and other
oxoaporphine alkaloids from two annonaceous plants, Xylopia aethiopica and Miliusa
CF. banacea. J Nat Proa. 57 (1) : 68-73.
72. Kithsiri, E.M., Hatanaka, Y., Kikuchi, T., et al. (1996) A dioxoaporphine and other
alkaloids of two annonaceous plants of Sri Lanka. Phytochemistry. 42 (6) : 1703-1706.
73. SONNET, P.E., Jacobson, M. J. Pharm. Sci. (1971), 60, 1254-1256
74. MUHAMMAD, I, DUNBAR, C. D., TAKAMATSU, S., WALKER, L. A., AND
CLARK, A. M. (2001). Antimalarial, citotoxic and antifungal alkaloids from Duguetia
hadrantha. J. Nat. Proa. 64:559-562
75. HERNÁNDEZ CJ, Tenorio JL, Rojas C, Vallejo G. (2005) Evaluación de la actividad
leishmanicida de los extractos etanólicos de Rollinia ruhnervis sobre Leishmania chagasi.
vital.;12(2):37-43.
76. FOUMET, A., Ferreira, M. E., Rojas, A., et. Al. (1997) The effect of
bisbenzylisoquinoline alkaloids on Trypanosoma cru:i infections in mice. Int J Antimicrob
Agents. 8 (3) : 163–170.
Bioactividad de la Familia Annonaceae
155
77. R. HOCQUEMILLER, D. Cortés, G. J. Arango, S. H. Myint, A. Cavé, A. Angelo,
V. Muñoz and A. Fournet,(1991),J. Nat. Proa., 54, 445.60 V. Mahiou, F. Roblot, R.
Hocquemiller, A. Cavé, A. Angelo,
78. T. Kam, K. Sim, T. Koyano and K. Komiyama. (1999). Phytochemistry, 50, 75.
79. A. I. WAECHTER, M. E. Ferreira, A. Fournet, A. Rojas de Arias, H. Nakayama, S.
Torres, R. Hocquemiller and A. Cav.. (1997). Planta Mea, 63, 433.
80. DAVIS, R. A., Carroll, A. R., Quinn, R. J. (2002) Lepadins F-H, new cis-
decahydroquinoline alkaloids from the Australian Ascidian Apliaium tabascum. J Nat
Proa. 65 (4) : 454-457.
81. Khan M. R: KORNINE K. AND OMOLOSO A. D. (1997) “Antibacterial Activity of
Some Annonaceae Part. I”. 69(4): 367-369
82. KIM D. H. Ma E.S., SUK K.D., LEE J. S. AND WOO M. H. (2001). “Annomolin
and Annocherimolin, New Cytotoxic Annonaceous Acetogenins from Annona cherimola
Seeds” Journal of Natural Proaucts, 64(4): 502-506
83. BORIES C., Loiseau P., Cortes D., Mying S. H. Hocquellimer R. Gayral P., Cavè A.
and Laurens A.(1991) “ Antiparasitic Activity of Annona muricata and Annona cherimola
Seeds”. Planta Meaica, 57: 434-436
84. NEWMAN, D. J., Cragg, G. M., Snader, K. M. (2003) Natural products as sources of
new drugs over the period 1981-2002. J Nat Prod. 66 (7) : 1022-1037.
85. TAGBOTO, S., Townson, S. (2001) Antiparasitic properties of medicinal plants and
other naturally occurring products. Adv Parásitol. 50 (1) : 199-295.