VIRGINIA WOOLF (1882-1941

)
Adeline Virginia Stephen nació en Londres en
1882. Su padre era el novelista, historiador,
ensayista, biógrafo y montañero Sir Leslie
Stephen. Aunque no fue a la escuela, Woolf
recibió clases de profesores particulares y de su
padre. A lo largo de su vida, Woolf se vio
acosada por periódicos cambios de humor y
enfermedades asociadas. Aunque esta
inestabilidad a menudo influyó en su vida social,
su productividad literaria continuó con pocas
interrupciones hasta su suicidio.
Tras el fallecimiento de su padre, en 1905, se estableció con su hermana Vanessa
y sus dos hermanos en el barrio londinense de Bloomsbury, que se convirtió en
centro de reunión de antiguos compañeros universitarios de su hermano mayor,
entre los que figuraban intelectuales de la talla del escritor E. M. Forster
En 1912, cuando contaba treinta años, se casó con Leonard Woolf, economista y
miembro también del grupo, con quien fundó en 1917 la célebre editorial Hogarth
Press, que editó la obra de la propia Virginia y la de otros relevantes escritores.
Sus primeras novelas ponen ya de manifiesto la intención de la escritora de
romper los moldes narrativos heredados de la novelística inglesa anterior, en
especial la subordinación de personajes y acciones al argumento general de la
novela, así como las descripciones de ambientes y personajes tradicionales; sin
embargo, estos primeros títulos apenas merecieron consideración por parte de la
crítica.
El nombre de Virginia Woolf figura junto con el de James Joyce, Thomas Mann o
Franz Kafka entre los grandes renovadores de la novela moderna.
Experimentando con la estructura temporal y espacial de la narración, perfeccionó
en sus novelas el monólogo interior, procedimiento por el que intenta representar
los pensamientos de un personaje en su forma primigenia, en su fluir inconsciente,
tal y como surgen en la mente. Woolf fue además pionera en la reflexión sobre la
condición de la mujer, la identidad femenina y las relaciones de la mujer con el
arte y la literatura
Algunas de sus obras más famosas, como La señora Dalloway (1925), Al
faro (1927) o Las olas (1931), ejemplifican este recurso mediante un poderoso
lenguaje narrativo en el que se equilibran perfectamente el mundo racional y el
irracional.
ARGUMENTO
Relata un día en la vida de una mujer de la clase alta londinense desde el punto
de vista de una conciencia que experimenta con intensidad cada instante vivido,
en el que se mezclan sentimientos, pensamientos y emociones y se condensan el
pasado, el entorno y el presente. Todo sucede el mismo día al retirarse los
invitados de una fiesta que se celebra en la mansión de los Dalloway. Luego ella
escucha del suicidio de Septimus en la fiesta y poco a poco llega a admirar el acto
de este extraño, que ella considera un esfuerzo por preservar la pureza de su
felicidad.


ASPECTOS CULTURALES
 Clase alta de Londres
 Fiestas para personas de su círculo social
 Rumores/ Chisme (el suicidio)
 Sumisa como esposa la Sra. Dalloway
 Machismo
 Feminismo
 Primera guerra mundial
 Gobierno/ política (el sr. Dalloway)
 Ciencias y estudios (historia/medicina)
 Relaciones amorosas
 Religión
 Homosexualidad (entre Clarissa y Sally)







UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA
ESCUELA DE CIENCIAS LINGÜÍSTICAS
ESTUDIOS CULTURALES II



Licda. Leticia Turcios


La Sra. Dalloway
por Virgina Woolf








Gloria María Cordón Monroy 2011-19767

Related Interests