LA LECCION DE ARBIZU

El 26 de abril llegó una familia brasileña al restaurante
“Pescados capitales“ El padre de familia ordenó la comida.
Poco después llegaron los platos, menos para una persona que
tímidamente miraba como comían: la nana de la menor de las
hijas del brasileño. En otra mesa, el exprocurador
anticorrupción Julio Arbizu, que observaba atentamente la
escena, ordenó cargar a su cuenta comida para la niñera. El
desconcertado brasileño solo se enteró de lo que había pasado
cuando Arbizu se retiró del restaurante y le dijo: Por si acaso
en el Perú, los trabajadores también almuerzan“. Buena
lección.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful