SOLEMNE PROCESIÓN

DE NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA
13 de Mayo






























PARROQUIA DE SANTO TOME
-TOLEDO-



El sacerdote en el altar comienza:
V/. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo.
R/. Amén.
V/. Nuestro auxilio es el nombre del Señor
R/. Que hizo el cielo y la tierra.

Monición inicial:
Vamos a salir en procesión por las calles de nuestra ciudad con
la Imagen de la Virgen de Fátima.
Una procesión es una manifestación pública de nuestra fe. En
un mundo cada vez más indiferente hacia la fe, se hace nece-
sario que los cristianos manifestemos públicamente con
nuestras palabras pero, sobre todo con nuestra vida, la verdad
del Evangelio.
Procuremos comportarnos con el mayor respeto y dignidad
posibles y participar activamente en el rezo y en el canto.
Dispongámonos para salir.

CANTO INCIAL
Durante el canto se organiza la procesión.
El trece de mayo, la Virgen María
bajó de los cielos a Cova de Iría
Ave, ave, ave, María (bis)
2. A tres pastorcitos, la Madre de Dios
descubre el misterio de su corazón
3. Haced penitencia, haced oración
por los pecadores, implorad perdón.
4. El Santo Rosario, constantes rezad
y la paz del mundo el Señor dará.
5. Rezad por el Papa, rezad por la Iglesia,
por los pecadores implorad clemencia.
6. De vuestros hijitos, oh Madre, escuchad,
la tierna plegaria y dadnos la paz.




Primer Misterio Doloroso
LA ORACIÓN EN EL HUERTO
Llegados al huerto de Getsemaní, Jesús dice a Pedro y a los
hijos del Zebedeo: «Mi alma está triste hasta el punto de
morir; quedaos aquí y velad conmigo.» ( Cfr. Mt 26,36-
37)



El mensaje de Fátima es un llamado a la oración. "¡Orad. Orad
mucho! -dijo el ángel a los pastorcitos. ¿Para qué hemos de
rezar? Para consolar a Dios, para mostrarle nuestro amor, para
salvar almas, para aplacar la justicia de Dios, para pedir
muchas gracias, para encontrar la paz.
Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria

CANTO:
1.-En las ramas de una encina, te apareces Virgen blanca
por salvar al mundo, Madre, que en ti pone esperanza.(BIS)
Ave, ave, ave, Madre Celestial;
Ave, ave, ave te canta el mortal.
2.-Descendiste de la altura a hablar con los pastorcillos
que aceptaron generosos ofrecerte sacrificios.(BIS)
3.-Penitencia y oración, a todos nos aconsejas;
que, del hombre, los pecados cesen ya sobre la tierra. (BIS)

PRECES:
Acudamos a la intercesión de Nuestra Señora y digámosle:
R/. Santa María, Virgen orante, enséñanos a rezar.
- Para que recemos más y mejor
- Para colaborar contigo y con tu Hijo en la redención del
mundo
- Para que se derramen abundantes gracias sobre la Iglesia
y el mundo

Segundo Misterio Doloroso
LA FLAGELACIÓN DEL SEÑOR
Pilato preguntó a los judíos: ¿Queréis, pues, que os ponga en
libertad a vuestro Rey?» Ellos volvieron a gritar diciendo: «¡A
ése, no; a Barrabás!» Pilato entonces tomó a Jesús y mandó
azotarle. (Cfr. Jn 18,39-19,1)
A lo largo de la historia, el grito de la turba se ha ido
repitiendo y parece que en nuestros días con más fuerza: “A
ése, no”. La Virgen suplica en Fátima: “que no ofendan más a
Dios que ya está muy ofendido”. Y, ¿qué hemos de hacer para no
ofender más a Dios? Evitar el pecado, luchar contra las
injusticias, perdonar a quien nos ofende, hacer el bien a todos.
Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria,

CANTO:
Estrella y camino, prodigio de amor;
de tu mano, Madre, hallamos a Dios.
1. Todos los siglos están mirando hacia ti,
todos escuchan tu voz temblando en un sí.
Cielos y tierra se dan en tu corazón
como un abrazo de paz, ternura y perdón.
2. Tú nos los diste en Belén, en pobre portal,
en tu regazo le ven el rey y zagal.
Tú nos lo diste en la cruz, altar de dolor,
muerto en tus brazos está un Dios redentor.
3. Toda la Iglesia con fe eleva un clamor,
puestos los ojos en ti, la Madre de Dios.
Puente y sendero de amor, sublime misión
la de traernos a Dios en tu corazón.

PRECES:
Acudamos a la Virgen María diciendo:
R. Santa María, enséñanos a ser consuelo de Dios
- Ante las injusticias económicas, laborales y sociales
- Ante la indiferencia religiosa y materialismo dominante
- Ante el odio hacia Dios, hacia la verdad

Tercer Misterio Doloroso
LA CORONACIÓN DE ESPINAS
Los soldados trenzaron una corona de espinas, se la pusieron
en la cabeza y le vistieron un manto de púrpura; y,
acercándose a Jesús, le decían: «Salve, Rey de los judíos.» Y
le daban bofetadas." ( Cfr. Jn 19, 2-3)
El niño Jesús se apareció junto con su Madre a la Hermana
Lucía en la ciudad de Pontevedra. Él le dijo: ‘Ten compasión del
Corazón de tu Santísima Madre que está cubierto de espinas’. ¿Qué
son estas espinas? Tus pecados, tu indiferencia, tu poca fe, tu
falta de valentía, tu poco afán apostólico.
Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria
CANTO:
1. Cuantas veces siendo niño te recé,
con mis besos te decía que te amaba,
poco a poco con el tiempo olvidándome de ti,
por caminos que se alejan, me perdí. (2)
Hoy he vuelto, Madre, a recordar
cuantas cosas dije ante tu altar,
y al rezarte puedo comprender
que una Madre no se cansa de esperar. (bis)
2. Al regreso me encendías una luz,
sonriendo desde luego me esperabas
en la mesa la comida aún caliente y el mantel
y tu abrazo en mi alegría de volver. (bis)
3. Aunque el hijo se alegara del hogar,
una madre siempre espera su regreso,
que el regalo más hermoso que a los hijos da el Señor
es su madre y el milagro de su amor. (bis)

PRECES:
Como espíritu arrepentido por nuestros pecados y confiados
en la intercesión de María digamos:
R. Virgen Santísima, tú eres Madre de misericordia.
- Porque muchas veces hacemos el mal que no queremos y
dejamos de hacer el bien que deseamos.
- Porque conoces nuestro débil amor y devoción
- Porque somos infieles en lo poco e indignos de tenerte
como Madre.

Cuarto Misterio Doloroso
NUESTRO SEÑOR CARGADO CON LA CRUZ
CAMINO DEL CALVARIO

Cuando llevaban a Jesús para crucificar, echaron mano de un
cierto Simón de Cirene, que venía del campo, y le cargaron la
cruz para que la llevará detrás de él." (Cfr. Lc 23, 26)

La Virgen en Fátima dijo a los niños: “Deseáis ofreceros a Dios,
soportar todos los sufrimientos que El se complazca en enviaros, como
un acto de reparación por los pecados por los cuales El es ofendido, y
pedir por la conversión de los pecadores?” ¡El Cielo reclama
Cireneos! ¿Tú quieres ser cireneo de tu hermano que sufre, que
está enfermo, que está desnudo y hambriento?

Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria

CANTO:
Tomad, Virgen pura, nuestros corazones;
no nos abandones jamás, jamás;
no nos abandones jamás, jamás.
Mil querubes bellos orlan tu dosel,
quiero estar con ellos, Virgen, llévame;
contigo en el cielo, colmado mi anhelo,
¡qué feliz seré!

PRECES:
Acudamos a María y digámosle:
R. Virgen María, enséñanos a amar.
- Para decir “sí” a los planes de Dios sobre nosotros.
- Para salir presurosos ante las necesidades del prójimo.
- Para saber estar a lado del que sufre





Quinto Misterio Doloroso
LA CRUCIFIXIÓN Y MUERTE EN LA CRUZ

Uno de los malhechores decía: «Jesús, acuérdate de mí cuando
vengas con tu Reino.» Jesús le dijo: «Yo te aseguro: hoy estarás
conmigo en el Paraíso.» (Cfr. Lc 23, 42-43)

La Virgen no sólo se aparece para quejarse del pecado de los
hombres y pedir oración y penitencia. Tras mostrarles a los
pastorcillos el infierno donde van las almas de los pobres
pecadores, les dice: Para salvarlos, Dios quiere establecer en el
mundo la devoción a Mi Inmaculado Corazón. El Corazón de
María se convierte así en nueva arca de salvación. ¡Introdúcete
en él!
Padre Nuestro, 10 Ave María, Gloria
CANTO:
1.- Hoy te quiero cantar, hoy te quiero rezar,
Madre mía del cielo. Si en mi alma hay dolor,
busco apoyo en tu amor y hallo en ti mi consuelo.
Hoy te quiero cantar, hoy te quiero rezar
mi plegaria es canción.
Yo te quiero ofrecer lo más bello y mejor
que hay en mi corazón.
2.- Porque tienes a Dios, porque tienes a Dios,
madre, todo lo puedes. Soy tu hijo también,
soy tu hijo también y por eso me quieres.
3.-Dios te quiso elegir, Dios te quiso elegir,
como puente y camino. Que une al hombre con Dios,
que une al hombre con Dios en abrazo divino.

PRECES:
Con verdadero amor de hijos, elevemos nuestra oración a
María y digámosle:
R. Corazón Inmaculado de María sé nuestro refugio.
- Para que confiemos en la misericordia de Dios a pesar de
nuestros muchos pecados.
- Para que no temamos ante el sufrimiento y la
enfermedad
- Para que no caigamos en tentación

LETANÍAS





***
Llegados a la iglesia, y puesta la imagen en su lugar todos de
rodillas renuevan la consagración a la Virgen:

CONSAGRACIÓN
AL INMACULADO CORAZÓN DE MARÍA

Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, a
Vuestro Corazón Inmaculado nos consagramos, en acto
de entrega total al Señor.
Por Vos seremos llevados a Cristo, y por Él y con Él
seremos llevados a Dios Padre.
Caminaremos a la luz de la fe, y haremos todo para
que el mundo crea que Jesucristo es el Enviado del Padre.
Con Él queremos llevar el amor y la Salvación hasta
los confines del mundo.
Bajo la maternal protección de Vuestro Corazón
Inmaculado, seremos un solo pueblo con Cristo. Seremos
testigos de su Resurrección. Por Él seremos llevados al
Padre, para gloria de la Santísima Trinidad, a quien
adoramos, alabamos y bendecimos. Amén.

CANTO DE LA SALVE

El sacerdote puesto en pie, entona la Salve e inciensa la imagen de la
Virgen de Fátima.





























Y terminado el canto reza el verso y la oración.

Oración
V/. Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios,
R/. Para que seamos dignos de alcanzar
las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

V/. Te pedimos, Señor,
que nos concedas a nosotros tus siervos
gozar de perpetua salud de alma y cuerpo;
y por la gloriosa intercesión
de la bienaventurada siempre Virgen María
nos veamos libres de las tristezas presentes
y disfrutemos un día de las alegrías del cielo.
Por Jesucristo, nuestro Señor.
R/. Amén




CULTO A NUESTRA SEÑORA DE FÁTIMA
PARROQUIA DE SANTO TOMÉ


Peregrinación anual
Fecha variable

13 de mayo
Santa Misa y Procesión
20:00

13 de octubre
Santa Misa y Procesión
19:30

13 de cada mes
Rosario meditado
20:00 invierno
20:30 verano

Primeros Sábados de Mes
Iglesia del Salvador
Rosario, adoración eucarística y procesión interior
18:00

Más información
Tlfno. 925 256098
(ext. 4)