El neoliberalismo A partir de los años ochenta el neoliberalismo se ha convertido en la visión dominante en buena parte del mundo, sustituyendo al pensamiento

keynesiano. Su difusión se origina tanto en los centros académicos como en los medios de comunicación. Intentaremos bosquejar el intrincado mundo de neoliberalismos dado a conocer los principales elementos que lo conforman, asi como sus tendencias actuales.

Los orígenes y los protagonistas El neoliberalismo, se justifica en las siguientes reflexiones:  Los déficit del presupuesto estatal son intrínsecamente negativos, de ahí que se pida su reducción incluso su eliminación.  Las intervenciones estatales regulando el mercado de trabajo son también intrínsecamente negativas, son rígidas, obstaculizan el desarrollo económico y la creación de empleo.  El estado no debiera intervenir en la regulación del comercio exterior ni en la regulación del mercado financiero.(Navarro, 1998)

Estos elementos sintetizan de alguna manera el credo neoliberal. En desarrollo del presente trabajo se hará referencia a estos elementos en diferentes momentos y en distintos autores. El neoliberalismo, como doctrina científico social tiene dos bases que son, hasta cierto, distintas: Por una parte, tenemos los cánones clásicos del liberalismo económico la superioridad de la competencia sobre el monopolio, de la economía privada sobre la república, de los precios determinados por el mercado sobre los precios administrados, de la elección y la libertad sobre la regulación, de la toma de decisiones descentralizada sobre la jerarquía, de la integración de los mercados sobre la autarquía, y de la responsabilidad individual sobre el paternalismo. Por otra parte tenemos la novedosa escuela del análisis de la búsqueda de renta, surgida apenas hace dos decenios, que complementa al liberalismo económico al proveer una crítica política a las motivaciones de la injerencia estatal en la económica.(Moore, 1994) Vayamos a sus orígenes. En el periodo que media desde la segunda guerra mundial hasta inicios de los años setenta, en los regímenes democráticos se da un consenso entre las principales fuerzas políticas, denominado por Dahrendorf

“Pacto social liberal”. Su objetivo es implementar políticas de bienestar, sobre todo en los países con gobiernos socialdemócrata. Ese consenso se rompe a partir de los años a partir de los años sesenta, cuando el modelo keynesiano sufre un agotamiento. Con la crisis del petróleo de 1973 y sus consecuencias en la economía, se difunden con fuerzas las críticas a las concepciones básicas del Estado de bienestar y se postulo en su reemplazo el retorno a las premisas del liberalismo clásico. Incluso cuestionándose el utilitarismo de fondo. Estas concepciones neoliberales ocasionaron (y ocasionan) grandes debates académicos y políticos. Robert Nozick ha sido el autor más radical en estos cuestionamientos. En su obra Anarquía Estado y utopía defiende que únicamente es legítimo y moral un Estado mínimo que proteja al individuo y haga que se cumplan los contratos. Es un atentado contra los derechos individuo les darle al Estado mayores competencias. No está de acuerdo con Rawls en cuanto a los frutos sociales de las habilidades individuales, pero supeditándolo al bien común y rechazando, también al utilitarismo. De esta forma Rawls enlaza con la corriente liberal social reformista, mientras que Nozick integra la auto denominación corriente anarco capitalista, junto con Israel Kizzner; David Friedmann y Murria Rothbard, quienes redactaron el primer programa electoral de Reagan. El discurso del neoliberalismo de estos últimos autores está íntimamente relacionado con corrientes políticas neoconservadoras que han proporcionado bases doctrinales ideológicas a los gobiernos conservadores de la década de los ochentas, cuyo prototipo es la Gran Bretaña de Margaret Thatcher y los Estados Unidos con Ronald Reagan. A partir de entonces se imponen: Las concepciones neoliberales se impusieron rotundamente a lo largo de la década de los ochenta como resultado del fracaso de los últimos intentos por resolver por la vía de la política expansiva y lo significo la llegada al poder de los conservadores Reagan en los Estados Unidos y Thatcher en Gran Bretaña como contraofensiva global, que acabaron por arrastrar al resto de los gobiernos con independencia de su ideología. Estas propuestas son poner fin a la tutela social de parte del Estado y eliminar gradualmente los mecanismos de redistribución de la renta, desregularizar el mercado de trabajo, privatizar el sector público y dejar que las leyes del mercado libre autorregulen la vida económica de la sociedad. De esta forma se creará más riqueza, será más rentable invertir, se acabará con la cultura del subsidio y se motivará a los individuos. El cuestionamiento al neoliberalismo no es que el liberalismo sea en sí mismo positivo o negativo, bueno o malo, sino que es pobre, y como todo lo pobre, reductor; al ocuparse de lo que sólo es una parte del hombre como si fuese la esencia de lo humano, consigue empequeñecerlo a él mismo.

El neoliberalismo se basa en el modelo económico neoclásico, a pesar de que éste no ha sido capaz de explicar y muchos menos de resolver las crisis económicas: “la teoría neoclásica combina el pensamiento de la economía clásica con el formalismo del aparato matemático aportado por el marginalismo al estudiar el funcionamiento de los distintos mercados y el equilibrio económico general”

Las cuestiones esenciales que ha de ecplicar la teoría económica fueron abordadas por los clásicos:      El valor. Los costos. La producción. Los precios. La distribución de la renta.

De allí que los neoliberales le dan un nuevo enfoque a todos estos temas, bajo impulso de la teoría marginalista, creando un modelo de equilibrio general teniendo al mercado como institución esencial.

La economía del mercado.

El neoliberalismo es la corriente dominante defensora de la economía de mercado, a la que considera la mejor opción para crear riqueza y desarrollo. Algunos de sus defensores remonta ésta a todas las épocas,” en todas partes y en todas la épocas, por las misma fuerza del ser de las cosas la libre concurrencia, el intercambio de bienes, la economía del mercado es la única senda de creación de la riqueza y desarrollo de los pueblos”. La concepción del mercado como única via de desarrollo tiene muchis detractores: “el gran pecado del neoliberalismo económico es que plantea la validez de su modelo de forma temporal y universal, y considera inmutables las instituciones que defienden : la propiedad privada de los medios de producción y el mercado como único medio de asignación de recursos”. El neoliberalismo, como dijimos, hace suya las teorías clásicas y neoclásicas de la economía. Tres son los pilares de la teoría neoclásica.

1. Sostiene la validez de la ley de la ley de Say, según la cual la oferta genera siempre una demanda de magnitud equivalente. 2. Parte de que la curva de demanda de trabajo s deriva de la productividad decreciente del factor de trabajo. 3. El mercado indiscutiblemente ha desempeñado un factr fundamental en la formación de los precios. La exaltación del mercado como mecanismo regulador perfecto e insustituible de la economía es la clave de la ideología neoliberal. Finalmente, otra base de la economía neoliberal es el tipo de cambios flexibles, la confianza en la flexibilidad de la economía, en el papel de los precios para restaurar las situaciones de equilibrio, desde la subocupación del déficit exterior.

En conclusión el neoliberalismo no a penetrado en su totalidad en la economía de nuestro país, como petróleos Mexicanos es todavía controlada por el gobierno, y con ellas otras instituciones de importancia, sin embargo, debemos saber que el neoliberalismo es el modelo que se seguirá usando durante mucho tiempo, y es de esperarse que en poco tiempo también estas instituciones sean privatizadas.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful