You are on page 1of 70

NUEVO JARDÍN BOTÁNICO

DE BARCELONA
(INAUGURADO EN ABRIL DE 1999)

Promotores de este escrito:
Casa Santiveri, Institut Botànic de Barcelona, Emilio Blanco Castro, Alexis Rosell Armengol


OBRAS Y WEBS A CONSULTAR

— Catalogue des plantes vasculaires du nord du Maroc, incluant des clés
d'identification (Checklist of vascular plants of N Morocco with identification keys)
(2 vol.). Joan Mª Montserrat Martí & Benito Valdés Castrillón & M. Rejdali & A.
Achhal el Kadmiri & J.L. Jury. CSIC, 2002. (1040 pág.) ISBN: 84-00-08071-8.
— Classification of Compositae. Vicki A. Funk, Alfonso Susanna, Tod F. Stuessy &
Harold Robinson.
— www.compositae.org/pdf/CB_Classification.pdf
— Nelly Arnold-Apostolides : Ethnobotanique et ethnopharmacologie de la flore de
Chypre et de l’Est méditerranéen. Publications du centre régional de
phytposociologie.
— Les plantes medicinales. Messoudi Sassi. Dar el Fiker (Beirut). Tunis.
— José Jaen Otero. Manual de medicina popular canaria. Centro de la cultura
popular canaria.
— José Jaen Otero. Nuestras hierbas medicinales. Caja Insular de Ahorros.
— Lluís Ripoll. Herbes i remeis casolans. Caixa d’Estalvis de Catalunya.
— David & Zoë Bramwell. Flores silvestres de las islas Canarias. Cabildo insular de
Gran Canaria. Jardín Botánico Viera y Clavijo.
— Gabriel García Guardia. Flores silvestres de Andalucía. Editorial Rueda.
— Juan Zin & Carlos Weiss. La salud por medio de las plantas medicinales.
Editorial salesiana.
— http://www.ars-grin.gov/duke/
— Pio Font Quer. Plantas medicinales. El Dioscórdies renovado. Editorial Península.
— Nigel Gericke & Bosch van Oudtshoorn & Ben-Erik van Wyk. Medicinal plants of
Sout-Africa.
— Cheryll Williams. Medicinal plants in Australia. Vol 1-4.
— Ali al-Rawi & H L Chakrawarty. Medicinal plants of Iraq.
— Nessil Yayinlari, Shti. Sifali bitkiler ve tedavi yollari.
— Flora dels Països Catalans. Oriol de Bolòs & Josep Vigo.
— Flora Iberica. CSIC. Madrid.
— http://www.anthos.es
— http://herbarivirtual.uib.es/cat-med/index.html
— http://www.tela-botanica.org/site:botanique
— http://biodiver.bio.ub.es/biocat/index.jsp
— http://www.floracatalana.net/
— http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Flora_de_Sud%C3%A1frica
— http://luirig.altervista.org/flora/taxa/floraindice.php
— http://en.wikipedia.org/wiki/Category:Flora_of_Greece
— http://www.florachilena.cl/
— http://www.calflora.org/
— http://www.plantsofcalifornia.com/california-plant-database/medicinal-plants-
of-california/
— http://www.environment.gov.au/biodiversity/abrs/online-resources/flora/main/
— http://bie.ala.org.au/
— http://en.wikipedia.org/wiki/Flora_of_Morocco
— Ghahreman, A. 1984: Flora of Iran / Flore de l' Iran en couleurs naturelles. vol.
1-10. Institute des recherches des Forêts et des pâturages - Département
Botanique. Tehran.
— http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed
— http://www.ipni.org/ipni/plantnamesearchpage.do
— http://www.pfaf.org
— http://www.liberherbarum.com/
— Ingrid Schönfelder & Peter Schönfelder. Kosmos-Atlas Mittelmeer und Kanarenflora.
Sonderausgabe (über 1600 pflantzenarten).
— Oleg Polunin & Anthony Julian Huxley: Flowers of the Mediterranean.
— Oleg Polunin. Flowers of Greece and the Balkans. Oxford University Press.








CLIMAS DEL MUNDO



El clima templado se caracteriza por una temperatura media anual de alrededor
de los 15 º C, y una pluviosidad entre 500 y 1000 L /m
2
. Las medias de verano
están alrededor de los 28º C, y las invernales poco por encima de los 3º C.

El clima templado oceánico se caracteriza por veranos más frescos y más
nubosos, e inviernos más suaves, respecto al templado mediterráneo.

El clima templado mediterráneo es intermedio entre el subtropical (muy cálido
y muy seco) y el templado oceánico (fresco y húmedo). Se caracteriza por un
periodo de al menos un mes y medio, en verano, de mucho calor (30-35º C) y
mucha sequedad (nada de lluvias). Y por un invierno no muy riguroso (con más
heladas en el subtipo continental). Las lluvias van desde 400 L/m
2
en el subtipo
mediterráneo seco (por ejemplo de Almería), hasta los 500 L/ m
2
en el
mediterráneo continental (por ejemplo, Madrid), o hasta los 600 L/m
2
del
mediterráneo típico (por ejemplo, Valencia). Las lluvias suelen concentrarse en
otoño (subtipo típico), o bien al principio del invierno y a mediados de la
primavera (subtipo continental). No son suaves si no torrenciales; o al menos
algunas de ellas lo son. El clima mediterráneo de montaña es algo más lluvioso
(800 L/ m
2
) que el típico. Tiene veranos más frescos e inviernos con más heladas.
Ello facilita el crecimiento arbóreo y arbustivo, y el desarrollo de suelos profundos.
El clima mediterráneo continental tiene veranos muy secos y calurosos, e
inviernos muy fríos. Las lluvias se concentran en diciembre y en mayo.

Acercándose al clima mediterráneo seco, está el clima subtropical seco (250
L/m
2
). Conlleva oscilaciones de poco más de 15 º C entre las medias de verano e
invierno. Este clima facilita el desarrollo de arbustos, de plantas crasas, de
plantas aromáticas y de plantas espinosas. Los arbustos pueden ser caducifolios
en la estación cálida. El clima subtropical húmedo, en cambio, es lluvioso (>
800 L /m
2
), con veranos cálidos, pero lluviosos, e inviernos templados y secos. Se
distribuye entre 25º y 40 º de latitud. Todo ello propicia el crecimiento arbóreo, de
lianas y de plantas epífitas, o con raíces aéreas. Pero no deja desarrollar más que
suelos bastante pobres o poco profundos.

La distribución geográfica principal de la vegetación mediterránea sigue la costa
del Mediterráneo, excepto Croacia (húmeda y fría), Egipto y Libia (cálidos y secos).
Hay una excepción en Libia, en la zona oriental, donde sí hay clima y vegetación
mediterráneos, en el Jebel Akhdar. Sí está presente el clima mediterráneo
también en la costa de Turquía, y sigue por la ribera del Mar Negro y las cuencas
del Tigris y el Éufrates. Y se prolonga hacia el borde meridional del Mar Caspio.

Áreas más disjuntas son otras cuatro regiones. La primera sería la costa
meridional de Australia (Adelaida) y la zona del SO (Perth). Ahí, los veranos no
son tan secos como en el caso típico, debido a la influencia de los monzones
tropicales oceánicos. La segunda área sería California, donde los veranos son
muy calurosos, y el 85% de la lluvia cae en invierno. La tercera área sería el
centro de Chile, donde los veranos son algo más frescos, gracias a la cercanía del
océano que provoca la formación de nieblas en la costa. Y la cuarta región sería la
zona del Cabo Sur (Sudáfrica). En Sudáfrica llueve en invierno. En verano, los
monzones humidifican algo el aire. Las Islas Canarias disfrutan de un clima
subtropical más o menos seco, según estén más o menos cercanas al continente,
y más o menos templado o frío, según la altura sobre el nivel del mar de la zona.
De modo que puede considerarse que sí hay una franja en ellas con clima y
vegetación mediterráneos.

Biomas terrestres clasificados según vegetación
Desierto helado y polar
Tundra
Taiga
Bosque templado
caduco
Estepa templada
Selva subtropical
Vegetación
mediterránea
Bosque monzónico
Desierto árido
Arbustiva xerofítica
Estepa seca
Desierto semiárido
Sabana herbácea
Sabana arbolada
Bosque seco
subtropical
Selva tropical
Tundra alpina
Bosque montano

Una transformación adaptativa que la vegetación mediterránea ha heredado, de
épocas remotas ya pasadas, del clima subtropical húmedo es la proliferación de
lianas en la vegetación arbórea, a veces impenetrable. Por otro lado, ha heredado
del subtropical seco, de otras épocas, los recubrimientos de cutina y
esclerénquima (hipodermis esclerotizada) en las hojas, la presencia de aguijones,
espinas y pilosidad densa, y la segregación de jugos que alimentan a las hormigas
u otros insectos beneficiosos. La pilosidad blanca, aparte de evitar el efecto del
viento, protege también de la radiación solar que queda más reflejada que con
colores oscuros.

Como algo propio, la vegetación mediterránea es intensamente olorosa (más o
menos agradable). Adaptaciones a terrenos salados son la excreción cerca de los
estomas de las sales absorbidas por las raíces, y también el refuerzo de la cutina
en las hojas de la bóveda de la planta (en almohadilla). Así, la planta puede
disponer de una parte central más protegida de los vientos salados. Es típico de
algunos árboles de climas mediterráneos (Pinus canariensis, Eucalyptus) el poder
de regenerarse por medio de yemas epicórmicas ubicadas en la base del tronco, o
en el lignotuber subterráneo, después de un incendio. Las semillas a veces
quedan especialmente protegidas del calor por cápsulas leñosas. Pero muchas
semillas germinan para dar plantas anuales efímeras de ciclo vital muy corto
para aprovechar las pocas lluvias, como en el clima subtropical seco, o en el
clima desértico. Las raíces de los árboles pueden crecer formando dos sistemas:
uno muy profundo para buscar el agua profunda, y el otro superficial, para
aprovechar las pequeñas lluvias. Pero la misma humedad del rocío puede ser
absorbida por las hojas, que, además, pueden cerrar sus estomas a partir de
media mañana, cuando el tiempo se vuelve demasiado seco y caluroso. Las hojas
colgantes no se exponen tanto a los ardores del sol zenital como las normales. Y
las hojas transformadas en filodios (Acacia, Eucaliptus, Ruscus) o cladodios
(Asparagus, Opuntia), al tener muchos menos estomas, evitan la deshidratación.
Las hojas endurecidas por el esclerénquima (hipodermis esclerotizada) y
revestidas de cera, o cutina, resisten mejor el estrés hídrico que las blandas y
tiernas. Las formas esféricas, las cilíndricas replegables, las aciculares o casi (con
repliegues en la parte inferior), así como el tamaño o el número pequeño de las
hojas,todo ello mejora la resistencia de las plantas al estrés hídrico de los veranos
mediterráneos. Las plantas suculentas almacenan CO2 durante la noche
(manteniendo los estomas abiertos) y pueden usarlo durante el día (con los
estomas cerrados). Además, suelen disponer de un sistema de fotosíntesis más
eficaz (C4) que el general (C3).

Ejemplo de planta típica del subtipo de clima mediterráneo seco sería
Tetraclinis articulata. Una planta típica del subclima mediterráneo continental:
Quercus pyrenaica. Una planta de clima mediterráneo de montaña: Juniperus
haemispherica. Ejemplo de planta del clima mediterráneo típico: Cistus albidus.

Las glaciaciones tuvieron más efecto negativo sobre la vegetación en Eurasia, por
la disposición de Este a Oeste de las cordilleras, que en América (cordilleras de
Norte a Sur).

De las casi 50.000 especies que conforman la flora de las zonas de clima
mediterráneo, la mitad (25.000) se hallan en la cuenca mediterránea. El resto se
hallan repartidas entre Sudáfrica (9.000), Australia (8.000), California (4.500) y
Chile (2.500).

Gran parte del agua de riego se consigue bombeando la que desguaza en los
túneles del metro al pie de la montaña de Montjuic. El riego está automatizado,
ya sea por mangueras subterráneas de gotero, ya sea por aspersión. El control de
las malas hierbas se hace sobre todo vertiendo sauló (arena de granito) virgen a
los parterres. Hay un almacén donde se tratan las semillas (secado al sol,
escarificado o estratificación) antes de hacerlas germinar. Las semillas o los
planteles se consiguen por intercambio con otras instituciones similares o bien
durante los viajes de estudio. Los controles aduaneros (excepto en Europa) son
complicados.









ÁREAS DE VEGETACIÓN
MEDITERRÁNEA


AUSTRALIA
• BOSQUES: Banksia, Callitris, Casuarina, Eucalyptus, Grevillea
• MALLEE: Callistemon, Eucalytpus, Hakea, Melaleuca.
La región de clima mediterráneo abarca unas 0.7 M de Ha, o un 20% del bioma
total en el mundo mediterráneo. Contiene unas 8000 especies, de las cuales ¾
son endemismos.














En nuestros jardines, son muy conocidos de
esta región los Eucalytpus, y, algo menos, las
Araucaria, los Brachychiton, los Callistemon,
las Casuarina, y los Myoporum. Y, en cuanto
a medicinales, las plantas más conocidas por
las hojas, cápsulas y aceite esencial, son los
Eucalyptus; y, por su aceite esencial, la
Kunzea ericoides (Kanuka), el Leptospermum
scoparium (Manuka) y la Melaleuca
alternifolia (Árbol del Té).
Debido a la tradicional ausencia de herbívoros, al menos antes de la llegada de
los blancos que trajeron conejos, las plantas no suelen tener pinchos. Sí las hay
muy adaptadas a los incendios, como la Xantorrhoea.
Entre los bosques hay diversos subtipos.
1. Bosque oriental (de Nueva Gales del Sur y de Victoria) con Brachychiton
populneum y Ficus. Está en una franja con lluvias estivales.
2. Bosque calcícola occidental interior con Acacia y Eucalytpus
gomphocephala.
3. Bosque meridional con Eucalyptus y Araucaria.
4. Bosque de la costa occidental donde puede predominar Eucalyptus
calophylla (MARRI), Eucalyptus diversicolor (KARRI), o Eucalyptus
marginata (JARRA).
En cuanto a los bosquecitos o vegetación denominada mallee, cabe distinguir dos
tipos: los malle meridionales, con Eucalyptus muy ramificados desde la base,
debido a los incendios; y los malle occidentales, mallee con Melaleuca y con
Eucalyptus loxophylla, Eucalyptus salubris y Eucalyptus wandoo.
http://www.anbg.gov.au/gardens/education/programs/pdfs/Mallee-Teachers-Resources.pdf

Entre las brollas cabe distinguir cuatro subtipos.
1. Brolla calcícola del litoral occidental, con Eucalyptus ficifolia, de menos de
6 m.
2. Brolla acidófila del interior de la zona Sur, con Acacia, Callistemon,
Eucalytpus y Melaleuca.
3. Brolla del interior de la zona occidental, con proteáceas como Banksia,
Dryandra y Hakea.
4. Brolla silicícola oriental de Nueva Gales del Sur y de Victoria, con lluvias
estivales, con Diksonia antarctica (helecho arborescente).

Finalmente, aparte los bosques, bosquecitos y brollas, está la vegetación de
zonas semidesérticas en el Oeste y Sur, con Acacia aneura.
SUDÁFRICA













Abarca una superficie de 0.1 M de Ha o el 3% del bioma total del mundo
mediterráneo. Contiene unas 8700 especies, de las cuales 2/3 son
endemismos. La época de máxima floración es al final del invierno, o
principio de la primavera (septiembre). Las plantas suelen estar muy
adaptadas al fuego o incluso lo necesitan para reproducirse (semillas).
En nuestros jardines son archiconocidos los geranios o Pelargonium. Y
menos conocidos los Aloe y los Kalanchoe. También conocemos otras
plantas sudafricanas como las Erythrina, las Sterlizia; y, en las playas, las
Arthroteca calendula. Y, como medicinal, destaca por encima de todas, el
Rooibos (Aspalathus linearis), cultivada en la provincia de Clanwilliam (= A,
en el mapa). La Cyclopia intermedia (Honeybush) quizá sea más conocida
en el futuro inmediato, como edulcorante antioxidante, y como preventiva
de cáncer (mama, útero, próstata), antivírica y antifúngica. Y quizá se use
asimismo contra la osteoporosis, hepatitis, depresión, y colesterol o
triglicéridos elevados.

1. BOSQUES CLAROS de hasta 30 m: Dracaena, Erythrina, Sterlitzia
nicolai – zona del SE con más de 700 mm de lluvia al año, y clima
algo subtropical, pero con mucho viento y algo de humedad, por la
cercanía del mar.
2. BOSQUES DE MONTAÑA, por encima de los 1500 m snm, con clima
más frío, con lluvias entre 700 y 2000 mmm, con Podocarpus (árbol) y
arbustos de Carissa bi-spinosa y Maytenus.
3. FYNBOS en la zona litoral o hasta 2000 m snm, con lluvias de 200
mm (tipos 1 y 2) a 2000 mm (tipo 3), principalmente invernales.
Contiene el 80% de las especies del reino florístico del Cabo. El
cinturón de la zona de fynbos (matorral bajo) va desde Clanwilliam (A)
hasta Port Elizabeth. O sea, se alarga unos 200 Km. Contiene
ericáceas, proteáceas, y restinoáceas. Pueden distinguirse cuatro
tipos:
• Fynbos con proteáceas (Leucadendron, Leucospermum, Protea).
• Fynbos con ericáceas. Más de 600 especies de Erica.
• Fynbos litoral occidental mixto ericáceas/proteáceas con
bulbosas – unas 1400 especies- (Gladiolus, Lachenalia), y
restinoáceas.
• Fynbos con asteráceas. Zona de lluvias de más de 600 mm al
año.

4. SABANA: Acacia, bulbosas, gramíneas, compuestas, suculentas,
plantas leñosas de hasta 4 o 20 m. De 0 a 2000 m snm con lluvias
desde 300 a 2000 mm. Aquí puede encontrarse el mítico Baobab
(Adansonia digitata).
5. BROLLA LITORAL, con temperaturas medias de 15 º C, de la zona
entre 10 y 100 m snm, con 450 mm de lluvia.
6. RENOSTERVELD, bosquecito claro, sobre suelos ácidos y ricos en
nutrientes, con compuestas, leguminosas, liliáceas, poáceas y
rubiáceas, aparte la compuesta tipificante Elytropappus rhinocerotis
(Renosterbos). Se distingue del típico fynbos por la ausencia de
ericáceas, proteáceas y restinoáceas. En esta zona, las lluvias están
entre 300 y 600 mm al año, cayendo 1/3 en invierno.
7. VEGETACIÓN DE DESÉRTICA DEL KAROO, entre 20 y 200 m snm,
de la región occidental, con temperaturas medias estivales de 40 º C.
Con suculentas, compuestas y Pelargonium. Lluvias de menos de 250
mm al año.
















CHILE
• BOSQUES: Nothofagus
• ESPINAL: Acacia caven, Puya,
Trichocereus.
La zona de clima mediterráneo abarca
una superficie de unos 14 M de Ha, en la
franja entre Santiago y Antofagasta,
aparte de las islas (Pascua). Lo que viene
a ser el 5% del bioma del área
mediterránea mundial. Contiene unas
2400 especies, de las que ¼ son
endemismos. No hay plantas adaptadas
al fuego, pero sí las hay adaptadas a los
herbívoros (llamas). De las plantas
chilenas, en nuestros jardines destacan:
Araucaria araucana, Jubaea chilensis, y
Trichocereus. Y en nuestros herbolarios:
Boldo (Peumus boldus), y Palo Jabón
(Quillaya saponaria). A destacar entre las
especies típicas chilenas:
Acacia caven (Espino) –
Beilschmedia (Belloto) –
Cantua buxifolia (Cantuta-flor nacional)
Echinopsis -
Escallonia illinita -
Fascicularia -
Myrceugenia obtusa (Arrayán)-
Prosopis chilensis (Algarrobo) -
Puya -
Ugni molinae (Murta)-


Entre los distintos tipos de bosque podríamos diferenciar tres:
1. Bosque tupido esclerófilo, de la zona entre 350 y 1000 m snm, de
las vertientes Oeste y Sur, con lianas y helechos, y donde
predominan Cryptocarya alba y Lithrtaea caustica.
2. Bosque de Nothofagus macrocarpa, de la zona entre 1100 y 1500 m
snm, de las vertientes bastante inclinadas hacia el Oeste o el SW.
3. Bosque de Araucaria araucana, que puede alcanzar 40 m de altura,
y es típico de la zona lluviosa (2000 L/m
2
al año).

Por otro lado, la vegetación arbustiva se puede clasificar en cuatro tipos.
1. Espinal, de la zona central, con Acacia caven (de hasta 4 m).
2. Brolla montana, de la zona entre 500 y 1500 m snm en
exposiciones al S y SE, llegando a unos 3 m de altura, formada
principalmente por Lithraea caustica y Quillaja saponaria
(=Smegmadermos emarginatus).
3. Matorral xeromórfico, de las crestas y pendientes muy acusadas
mirando al N o NW, con Echinopsis chiloensis, Puya berteroniana y
Puya coerulea.
4. Matorral del litoral, de la zona entre 0 y 300 m snm, con
Echinopsis chiloensis y Echinopsis coquimbensis.












CALIFORNIA
• BOSQUES: Abies, Cupressus, Pinus, Quercus, Sequoia
• CHAPARRAL: Adenostoma, Arctostaphylos, Artemisia, Ceanothus,
Salvia
• SUBDESIERTO: Agave, Brahea armata, Yucca.
Desde Cape Blanco (Oregón) (A), pasando por San Francisco, hasta Punta
Baja (Méjico) (donde la carretera litoral deja de serlo). Esta zona
mediterránea abarca un 10% del total del bioma mediterráneo. Contiene
unas 4300 especies, de las que 1/3 son endemismos. De entre las plantas
de jardín procedentes de California destaca la Amapola de California
(Eschscholzia californica) y algunas especies afines (Hunnemannia
fumariifolia), así como los Ceanothus. Pero, sobre todo, los grandes árboles:
Cupressus macrocarpa, Pinus ponderosa, Pinus radiata, Sequoia
sempervirens, Washingtonia. Además de las crasas: Agave, Opuntia. O de la
Yucca. Y entre las
medicinales, además de la
misma amapola, emblema
nacional de California, la
Grindelia robusta y la Larrea
tridentata (Chaparral).

Los distintos tipos de
vegetación de esta zona
pueden clasificarse como
sigue:

1. Brolla litoral (hasta 900 m
snm): Artemisia, Encelia
californica, Erigonium
fasciculatum, Haplopappus
venetus, Rhus integrifolia,
Salvia.
2. Chaparral húmedo, de las zonas umbrías alrededor de la cota de 1000
m snm: Alnus rhombifolia, Amelanchier, Pinus ponderosa, Platanus
racemosa, Populus, Ribes, Salix.

3. Chaparral seco, de zonas más bajas y soleadas: Adenostoma,
Arctostaphylos, Ceanothus, Cercocarpus betuloides.

4. Vegetación de las zonas semidesérticas: Brahea armata, Bromus,
Fouquieria splendes, Larrea divaricata, Whasingtonia filifera. Y, en sus
zonas más desérticas: Agave, Opuntia, Yucca.

5. Los bosques comprenden varios tipos:
1. Bosque de Pinus radiata con Cupressus macrocarpa, en cuyo
sotobosque abundan Arctostaphylos y Ceanothus.
2. Bosque claro de Quercus engelmannii.
3. Bosque más tupido de Quercus agrifolia con Juglans californica.
Bosque de Sequoia semprevirens.
4. Bosquecito de árboles bajos de Pinus monophylla con Juniperus
californica y Juniperus osteosperma.
5. Bosque de las alturas, alrededor de la cota de 2000 m snm. Ahí se
encuentran: Pinus lambertiana, Pinus jeffrey, Pinus ponderosa, y
Quercus kelloggii.










MEDITERRÁNEO.

La zona de vegetación mediterránea por antonomasia abarca territorios
europeos, asiáticos y norteafricanos. Abarca unas 230 M de Ha. Y contiene
unas 25000 especies, de las que ½ son endemismos. En este bioma se
hallan plantas adaptadas a la intervención humana, a los incendios, al
viento, a la sequía, o a los herbívoros, contando entre sus adaptaciones
pinchos, aguijones, espinas, almohadillas, hojas muy duras, fitotoxinas, y
una gran capacidad de regeneración.


MEDITERRÁNEO ORIENTAL: Abarca la zona entre el Sur de Italia y el
Cáucaso.
• BOSQUES: Abies, Aesculus, Cedrus, Cupressus, Fraxinus, Tilia
• PHRYGANA: Cistus, asteráceas, Telline.

El bosque puede clasificarse con más precisión en:
- Bosque caducifolio (Fraxinus ornus, Quercus cerris, Quercus fraineto,
Quercus macrolepis, Tilia caucasica, Tilia tomentosa)
- Abetal o similar (Abies cephalonica, Abies nordmanniana, Cedrus
libani, Cupressus atlantica, Cupressus dupreziana, Cupressus
semprevirens, Picea omorica, Picea orientalis, Rhododendron)
- Bosque de ribera (Cercis siliquastrum, Fraxinus ornus, Liquidambar
orientalis, Platanus orientalis, Salix alba, Salix eleagnos, Salix
purpurea).
- Encinar (Acer sempervirens, Phoenix teophrasti, Quercus calliprinos,
Quercus cerris, Zelcova abelicea)
La phrygana puede clasificarse en:
• phrygana de montaña (Anthyllis, Astragalus, Bupleurum,
Erinacea, Genista, Vella, labiadas y asteráceas)
• phrygana litoral (Anthyllis, Cistus, Genista, Lithodora).
Un último tipo de vegetación de esta región sería la vegetación rupícola.


MEDITERRÁNEO OCCIDENTAL
Abarca la zona del SE de
Francia y gran parte de
España, incluyendo las islas.






• BOSQUES: Quercus, Fagus
• MAQUIAS & BROLLAS & GARRIGAS: compuestas, labiadas,
umbelíferas
• RUPÍCOLAS: endemismos.
- De los encinares calcícolas de montaña mediana destacan, en el
jardín, Castanea sativa, Fragaria vesca, Helleborus foetidus, Laurus
nobilis, Pinus sylvestris, Pteridium aquilinum, Quercus ilex.
- De los encinares de tierras bajas cercanos al litoral destacan: Arbutus
unedo, Erica arborea, Hedera helix, Lonicera implexa, Quercus ilex,
Rosa sempervirens, Ruscus aculeatus, Smilax aspera, Viburnum tinus.
- De los alcornocales destacan Pinus pinaster y Quercus suber.
- De los robledales silicícolas (delárea atlántica submediterránea)
destacan: Corylus avellana, Crataegus monogyna, Quercus mas,
Quercus robur, Prunus spinosa.
- De los robledales calcícolas destacan: Acer monspessulanus, Buxus
sempervirens, Quercus faginea, Quercus humilis, Sorbus aria.
- De los bosques de ribera destacan: Alnus glutinosa, Crataegus
monogyna, Fraxinus angustifolia, Fraxinus excelsior, Populus alba,
Rubus ulmifolius, Sambucus nigra, Ulmus minor.
- Del hayedo (del área atlántica) destacan: Abies alba, Buxus
sempervirens, Fagus sylvatica, Helleborus viridis, Ilex aquifolium.
- De la maquia calcícola destacan: Chamaerops humilis, Erica multiflora,
Lavandula dentata, Lavandula latifolia, Olea sylvestris, Pistacia
lentiscos.
- La vegetación rupícola occidental, en el jardín, se agrupa en cinco
zonas: Valencia, Baleares, montañas catalanídicas, Pirineo más
oriental, y Andalucía.


NORTE DE ÁFRICA
- BOSQUES: Cedros
- ARGINAL: Argania spinosa
- PALMERALES
- BROLLAS: compuestas, labiadas).
El Magreb cuenta con varias regiones y cordilleras. De Norte a Sur
encontramos: la zona litoral, el Rif, la cuenca media, el Atlas Medio, el
Gran Atlas, y el Anti-Atlas, antes ya del desierto del Sahara.
El bosque de cedros está en las montañas, excepto en el Anti-Atlas.
Abunda más en el Atlas Medio. Además de Cedrus atlantica, este bosque
de cedros cuenta (en el Rif) con Abies marocana, Abies numidica; y con
franjas (en el Atlas Medio) de Quercus canariensis y Quercus maroccana;
o (en el Rif) Quercus pyrenaica; y (en el Atlas Medio, y en el Gran Atlas)
franjas arbustivas de las zonas altas (2000 m snm) con Genista
osmariensis y Juniperus thurifera.
Hay otros bosques, los de Quercus ilex y Quercus suber (en la zona
litoral). En ellos pueden hallarse Adenocarpus, Calycotome, Genista, Ulex.
También cabe citar a los palmerales de las ramblas o de los oasis, con
Nerium oleander y Tammarix.
La brolla silicícola del Rif alberga leguminosas y cistáceas.
Y la maquia de Olea sylvestris y Chamaerops humilis alberga Allium
chamaemoly, Allium nigrum, Iris filifolia, Iris tingitana, Periploca laevigata,
y Scilla peruviana.


ISLAS CANARIAS
- BOSQUES TERMÓFILOS (Dracaena, Phoenix)
- PINARES: Pinus canariensis
- CARDONAL: Euphorbia canariensis
- TABAIBAL: Euphorbia balsamifera.

Podrían distinguirse tres tipos de bosque.
El primer bosque sería el bosque termófilo, por debajo de la zona de
pinar y por encima del cardonal, o sea, entre 200 y 600 m snm. Además
de Dracaena drago y Phoenix dactylifera, contaría con Juniperus
phoenicea, Olea guanchica. Este tipo de bosque bajo y claro suele
entremezclarse con los cultivos (patatas, tomates).
El segundo tipo de bosque sería el pinar de Pinus canariensis, en la zona
entre 800 y 2000 m snm, con un sotobosque muy claro que cuenta con
Adenocarpus foliolosus, Chamaecytisus proliferus, Cistus
symphytifoliosus, Daphne gnidium y Micromeria.
Y el tercer tipo sería la laurisilva, de la zona de nieblas continuadas
entre 400 y 1500, en las vertientes del norte de las islas occidentales.
Hay cuatro especies dominantes: Apollonias barbujana, Laurus azorica,
Ocotea foetens, Persea indica.

Dejando de lado los bosques, habría tres tipos de vegetación arbustiva.
El primero sería el brecinal, de la zona de nieblas, con Erica arborea y
Myrica faya.
El segundo sería el cardona-tabaibal, de la zona de 0 a 700 m snm, con
Aeonium, Euphorbia canariensis (cardon) y Euphorbia regis-jubae
(tabaiba).
Y el tercer tipo sería la vegetación arbustiva de las cimas volcánicas,
por encima de los 1800 m snm con ambiente frío y muy seco. Ahí es
donde se encuentra, por ejemplo, el Juniperus cedrus.





ESPECIES EN EL NUEVO JARDÍN BOTÁNICO DE BARCELONA

Para resolver dudas taxonómicas, consultar: www.ipni.org

1. Abies pinsapo: enfermedades de la piel, bronquitis (piñas)
2. Acacia acinacea
3. Acacia ataxacantha
4. Acacia burkei
5. Acacia caesia: bronquitis, tos, mal de ojo, fístulas, paperas, pleuresía,
champú, tuberculosis
6. Acacia caven
7. Acacia cochlearis
8. Acacia davyi
9. Acacia decurrens
10. Acacia farnesiana: dolor de cabeza, afrodisíaco, artritis, astringente,
mordeduras de serpientes, cáncer de estómago, cólera, delirio, emoliente,
epilepsia, convulsiones, fiebre, inflamaciones, locura, reuma, esterilidad,
rabia, tuberculosis, estómago, tumores, heridas, esterilidad, disentería,
carbunco, perfumería, artritis
11. Acacia habeclada
12. Acacia kempeana
13. Acacia leuderitzii
14. Acacia longifolia
15. Acacia natalitia
16. Acacia nilotica: Moisés (zarza ardiendo), cáncer, descongestionante,
vesícula biliar, esclerosis de bazo
17. Acacia rhehmanniana
18. Acacia sieberana: acné, astringente, caries, resfriado, diarrea,
emoliente, enteritis, gastritis, hemorragias, inflamaciones, riñones,
oftalmia, orquitis, estómago, tenia, uretritis, infecciones urogenitales,
gusanos intestinales
19. Acacia tetragonophylla
20. Acacia tortilis
21. Acacia victoriae
22. Acacia xanthica
23. Acanthus mollis: ACANTO. diarrea. Astringente, depurativo,
emoliente, expectorante, hemostático, sedante, esclerosis de bazo,
estimulante, tónico, vulnerario, picaduras de arañas
24. Acer campestre
25. Acer obtusifolium
26. Acer pseudoplatanus: astringente, tónico
27. Acer sempervirens
28. Achillea abrotanoides
29. Achillea coarctata
30. Achillea virescens
31. Aeonium glutinosa
32. Aeonium haworthii
33. Aeonium spathulatum
34. Aetheorhiza bulbosa
35. Agapanthus praecox
36. Agapanthus sp.
37. Agave celsii
38. Agave deserti
39. Agave ferox
40. Agave filifera
41. Agave inaequidens
42. Agave parrasana
43. Agave parviflora
44. Agave shawii
45. Agave sisalana: cicatrizante, depurativo, detergente, disentería,
sudorífico, sífilis, fuente de la fabricación de cortisona
46. Agave yuccoides
47. Agropyrum cristatum
48. Alisma plantago-aquatica: afrodisíaco femenino, artritis, ascitis,
astringente, beriberi, cistitis, sudorífico, diarrea, disuria, poliuria,
hematuria, edema, fiebre, hidropesía, arenilla, riñones, galactagogo, lepra,
nauseas, rabia, refrescante, escorbuto, infecciones urogenitales, cáncer
de estómago, eyaculación precoz, colesterol, diabetes, hipertensión,
leucemia, nefritis, tumores, vértigo.
49. Allophyllus natalensis
50. Aloe aculeata
51. Aloe barberae
52. Aloe candellabrum
53. Aloe leucantha
54. Aloe marlothii
55. Aloe saponaria: tiña, estómago, afecciones de los animales,
estreñimiento, tos
56. Aloe tenuior: tenia, gusanos intestinales
57. Aloe thraskii
58. Alyxia ruscifolia
59. Amaryllis belladona: contusiones, hinchazones, tóxico
60. Ambrosia dumosa
61. Ampelodesmos mauritanicus
62. Anagallis coerulea: diurética, cáncer, hongos, heridas
63. Anastrabe integerrima
64. Anchusa azurea
65. Anigozanthus flavidus
66. Apodyctes dimidiata
67. Apollonias barbujana
68. Araucaria bidwilli: cáncer de boca
69. Araucaria excelsa
70. Arbutus andrachne
71. Arbutus canariensis
72. Arbutus unedo: MADROÑO: reuma deformatorio (corteza), infecciones
urogenitales, Kalahazar, leishmaniosis, debilidad cardiaca (flores),
diarreas (frutos maduros), dolor de muelas (frutos verdes).
73. Arctotheca calendula: diabetes
74. Argania spinosa: cosmética
75. Argyranthemum frutescens: MAGARZA: emenagogo, tónico
estomacal amargo, asma, dolor de estómago (aunque sea muy fuerte)
76. Argyrocytissus battanderii
77. Aridaria brevicarpa
78. Arisata ensifolia
79. Artemisia abrotanum: estimulante cabello, cordial, estimulante,
emenagoga, febrífuga, antitusiva, antihelmíntica, vulneraria (heridas,
verrugas).
80. Artemisia alba
81. Artemisia caerulescens
82. Artemisia californica: tos, resfriado
83. Artemisia camphorata: infecciones, nerviosismo, magulladuras,
mordeduras, reuma, neuralgias, heridas, metrorragia.
84. Artemisia canariensis: INCIENSO CANARIO: cólicos, diarreas,
gusanos intestinales, repelente de mosquitos y otros animales dañinos
85. Arundo plinii
86. Asparagus horridus
87. Asparagus pastorianus: ESPINA BLANCA: diurético: Raíces.
Adelgazante: Tallo, cocido en vino blanco, en ayunas.
88. Asparagus plocamoides
89. Asparagus scoparius
90. Asparagus umbellatus
91. Asphodelus aestivus: (raíces) hemorroides, diurético, tumores de
vejiga (frutos), emenagogo, antiespasmódico, otitis (en aceite), úlceras en
mamas (con harina de cebada)
92. Asteriscus maritimus
93. Astragalus balearicus
94. Astydamia latifolia
95. Atalaya alata
96. Athanasia trifurcata
97. Atriplex canescens: picores, sarpullidos, varicela, pinchos, picaduras
98. Atriplex himenocephala
99. Austrostipa ramosissima
100. Avenula crassifolia
101. Babiana villosa
102. Baccharis salicifolia
103. Bahia ambrosioides
104. Ballota acetabulosa: yesca
105. Ballota pseudodictamnus: yesca
106. Banksia integrifolia: néctar comestible, corteza 10 % taninos, madera
decorativa
107. Banksia robur
108. Banksia spinulosa
109. Barberia obtusa
110. Bauhinia tomentosa
111. Beilschmiedia berteroana
112. Berberis darwinii: fruto comestible
113. Bosea yerbamora
114. Brachychiton populneus: semillas comestibles, raíces jóvenes
comestibles como Ñame
115. Brachypodium retusum
116. Brahea armata
117. Buddleja globosa: verrugas, callos,
118. Buddleja saligna
119. Buddleja salviifolia
120. Bulbine frutecescens
121. Bupleurum fruticescens
122. Buxus balearica
123. Buxus sempervirens: BOJ/ BOIX: fiebres, reuma, laxante, colagogo,
sudorífico, narcótico, oxitócico, sedante, tónico, vermífugo, sífilis, virus,
vomitivo, epilepsia (aceite destilado de la madera), piorrea (aceite
destilado de la planta), reuma (homeopatía)
124. Cachrys libanotis
125. Caesalpinia spinosa
126. Calandrina crassifolia
127. Calandrina grandiflora
128. Callistemon citrinus: tisana refrescante
129. Callistemon linearis
130. Callistemon pallidus
131. Callistemon viminalis
132. Calothamnus quadrifidus
133. Campanula pyramidalis: comestible (hojas, flores)
134. Canarina canariensis
135. Cardiopatium corymbosum
136. Carex pendula
137. Carissa bispinosa
138. Carissa grandifloa
139. Carissa macrocarpa
140. Carpinus betulus: Flor de Bach: falta de valentía
141. Carpobrotus muiri
142. Casuarina cristata
143. Catunaregam spinosa
144. Ceanothus arboreus
145. Ceanothus griseus: detergente, tinte verde (flores)
146. Ceanothus impressus: detergente, tinte verde (flores)
147. Ceanothus thyrsiflorus: detergente, tinte verde (flores)
148. Cedrus atlantica: caspa, hongos, sedante, pectoral, dermatitis,
infecciones urogenitales (destilado), epilepsia (resina)
149. Coleonema (=Diosma) pulchellum
150. Celtis australis: ALMEZ: fruto comestible, hojas: colesterol, apoplejía;
madera. Cucharas. Astringente, estomacal, amenorrea, pérdidas entre
reglas, cólicos, diarrea, disentería, llaga de estómago.
151. Centaurea babylonica
152. Cetaurea behen: cálculos, ictericia, obesidad, afrodisíaca
153. Centaurea pulcherrima
154. Centaurea tauromenitana
155. Centranthus ruber: MILAMORES: sedante, comestible
156. Cephalaria ambrosioides
157. Cephalophyllum caespitosum
158. Cerastium gibraltaicum
159. Ceratonia siliqua: ALGARROBO: substituto chocolate (harina de
semillas con 60% de proteínas)
160. Cercis occidentalis: comestible (flores, semillas, legumbres)
161. Cercis siliquastrum: sinusitis, comestible
162. Cercocarpus betuloides
163. Cercocarpus minutiflorus
164. Cereus peruvianus: psicodélico, mágico
165. Ceropegia fusca: heridas?
166. Chaetacanthus setiger
167. Chamaemelum nobile: cáncer de colon, inflamaciones, fiebre,
vasodilatador, enfermedades de la piel (acné, alergias, herpes, pie de
atleta, psoriasis), ansiedad, histeria, depresión, cansancio, dolor de
cabeza, artritis, reuma, anorexia, náuseas, estomatitis, dispepsia,
diarreas, gusanos intestinales, dolor de oído, conjuntivitis, dolor de
muelas, sinusitis, bronquitis, puerperio, anomalías de la menstruación.
168. Chamaerops humilis: PALMITO: abanicos, diarrea (dátiles),
afrodisiaco (brotes tiernos)
169. Chasmanthe floribunda
170. Chilopsis linearis: pectoral, tos (decocción de las flores), cestería.
Redes, postes
171. Chondropetalum tectorum
172. Cistus clusii
173. Cistus creticus: tisana de hojas: emenagogo, expectorante,
estimulante
174. Cistus crispus
175. Cistus heterophyllus
176. Cistus ladanifer: llaga de estómago, inflamaciones, tos, emenagogo,
estimulante, ládano, espasmos digestivos
177. Cistus monspeliensis; bronquitis (vahos), jabón, llaga de estómago
178. Cistus parviflorus
179. Cistus salviifolius
180. Clausena anissata
181. Clematis flammula: tumores (cocida, uso externo), rubefaciente. Flor
de Bach: mareos al viajar, fantasías y ensoñaciones excesivas.
Homeopatía: úlceras en las piernas, erupciones, dolores reumáticos,
artritis, prostatitis, metrorragia. Baños de pies para descongestionar la
cabeza (neuritis, insolación, dolor de cabeza, sinusitis, mareos,
hipertensión). Hojas escaldadas: llagas infectadas. Aceite de flores (julio) y
rosas (mayo): dolores musculares. Planta entera: protector de
quemaduras en la Patum. Tierna es demasiado irritante. Las lianas finas
para hacer cestos.
182. Clerodendrum glabrum
183. Clerodendrum myrcioides
184. Clussonia spicata
185. Cneorum tricoccum; purgante, vomitivo, rubefaciente
186. Coleonema pulchellum
187. Coleonema pulchrum
188. Colliguja odorifera
189. Colutea arborescens: laxante, diurético, vomitivo
190. Combretum bracteosum
191. Combretum erythrophyllum
192. Combretum imberbe
193. Combretum krausii
194. Convolvulus canariensis
195. Convolvulus cneorum
196. Convolvulus floridus
197. Convolvulus glandulosus
198. Convolvulus sabaticus
199. Cornus sanguinea: astringente, vomitivo, febrífugo; cestería
200. Coronilla emerus: tónico cardiaco, diurético, tóxico
201. Coronilla viminalis
202. Coronopus didymus: comestible, hemorroides.
203. Corylus avellana: AVELLANO. aceite cosmético; brácteas: enuresis;
colesterol (avellanas); varices (hojas)
204. Corylus colurna: aceite dietética
205. Crassula multicava
206. Crassula portulacacea: verrugas víricas
207. Crassula radicans
208. Crataegus monogyna: ESPINO ALBAR. circulación, vértigos,
cansancio, defectos en el corazón, colesterol, arteriosclerosis. Corteza:
paludismo, leucorrea. Frutos: dolor de garganta, diarreas, cálculos, gota.
209. Crithmum maritimum: HINOJO DE MAR: diurético, emenagogo,
tónico, pectoral, diurético
210. Croton gratissimus
211. Cryptocarya alba
212. Cryptocarya latifolia
213. Cupressus arizonica
214. Cupressus eragrostis
215. Cupressus hupreziana
216. Cupressus semprevirens: CIPRÉS. gangrena, sinusitis, hernias,
varices, tos
217. Curtisia dentata
218. Cussonia spicata
219. Cynara cardunculus: cuajo, dolor de estómago, pencas comestibles
220. Cytissus linifolius
221. Dactylis smithii
222. Dais cotinifolia
223. Dambeya burgessiae
224. Dasylirion serratifolium
225. Dianthus anatolicus: fiebres intermitentes
226. Dianthus tasmanica
227. Dicksonia antarctica: astringente, comestible (brotes)
228. Dietes bicolor
229. Dimorphotheca ecklonis
230. Dombeya burgessiae
231. Dombeya rotundifolia
232. Dovyalis caffra
233. Dracaena drago: dentadura débil, gingivits, quemaduras. Frutos: tos,
comestibles (crudos)
234. Drosanthemum floribundum
235. Duvernoia adhatodoides
236. Dymondia margarense
237. Ebenus cretica
238. Echinops chiloensis
239. Echinops spinosissimus: goma de mascar
240. Echinopsis litoralis
241. Echinopsis spachianus
242. Echinospartium horridum
243. Echium aculeatum
244. Echium callithyrsum
245. Echium fastuosum
246. Echium wildpretii
247. Echium hiervense
248. Ekebergia capensis
249. Elymus arenarius
250. Elymus caninus
251. Encelia farinosa: goma de mascar, dolor de muelas (gargarismo con
decocción de hojas)
252. Encephalartos lanatus
253. Encephalartos senticosus
254. Ephedra fragilis: superestimulante, asma, hemorroides, sinusitis.
Muy peligrosa.
255. Eremophila glabra
256. Erica arborea: BREZO COMÚN: cálculos de fosfatos
257. Erica multiflora: cálculos de fosfatos
258. Eriocephalus africanus: resfriado, diarrea
259. Eriogonum fasciculatum
260. Eristea ensifolia
261. Erysimum bicolor
262. Erythrina caffra
263. Erythropysa transvaalensis
264. Escallonia illinata: alexitérica
265. Eschscholzia californica: AMAPOLA DE CALIFORNIA: dopante,
tónico cardíaco, sedante (homeopatía), anestésico, antidepressivo, dolor
de muelas, piojos.
266. Eucalyptus erythrocorys
267. Eucalyptus ficifolia
268. Eucalyptus leucoxylon: condimento
269. Eucalyptus macrantha
270. Eucalyptus spathulata
271. Eucalyptus weodwardii
272. Euclea crispa
273. Euclea pseudoebenus
274. Eucomis bicolor
275. Euphorbia aphylla
276. Euphorbia balsamifera: TABAIBA DULCE: chiclé, callos, verrugas,
tumores de la piel
277. Euphorbia canariensis: CARDÓN: látex: dolor de muelas, catarros
fuertes, dolor de pies (baños con excrementos de conejo y Artemisia
canariensis)
278. Euphorbia characias
279. Euphorbia cyparissus: rabia
280. Euphorbia dendroides
281. Euphorbia handiensis: purgante
282. Euphorbia ingens
283. Euphorbia mellifera
284. Euphorbia pityusa
285. Euphorbia regis-jubae: tumores en la piel, enberbescar aguas (peces)
286. Euphorbia resinifera
287. Euryops annae
288. Euryops pectinatus
289. Fagus sylvatica: HAYA : antiácido, antipirético, antitusivo, odontálgico,
dérmico; creosota: antiséptico, dermatitis, dolor de muelas. Flor de Bach:
intolerancia, criticismo.
290. Fallugia paradoxa: afianza el cabello (lavado)
291. Fascicularia pitcairnifolia
292. Felicia amelloides
293. Femeniasia balearica
294. Ferula communis
295. Ferula lancerotensis
296. Ferula linkii: CAÑAHEJA JULÁN: hemorroides, tortícolis
297. Ferula loscosi
298. Ferulago sylvatica
299. Festuca liviensis
300. Ficus rubiginosa
301. Ficus thonningii
302. Filipendula vulgaris: raíz: gusanos, cálculos, epilepsia, cálculos riñón
o vejiga, gonorrea
303. Flourensia thurifera
304. Frankenia pauciflora
305. Fraxinus angustifolia: FRESNO: reuma, dolor de cabeza, fiebre, ácido
úrico
306. Fraxinus ornus: manná
307. Freylinia lanceolata
308. Furcraena selloa
309. Galvezia speciosa
310. Gardenia thunbergia
311. Gasteria humilis
312. Gazania longiscapa
313. Gazania splendens
314. Genista doryncifolia
315. Geoffroea decorticans
316. Geranium palmatum
317. Gernouinia arborea
318. Geum sylvaticum: quemaduras, heridas
319. Gladiolus tristis
320. Goniolimon incanum
321. Graptopetalum paraguayense
322. Grevillea johonsonii
323. Grevillea juniperina
324. Grewia lasiocarpa
325. Grewia occidentalis: abscesos, heridas
326. Greyia flanaganii
327. Hakea cristata
328. Hakea orthoryncia
329. Hakea pandanicarpa
330. Hakea petiolaris
331. Hakea prostrata
332. Hakea recurva
333. Halimium lasianthum
334. Haplopappus foliosus
335. Harpephyllum caffrum
336. Heberdenia excelsa
337. Hedera algeriensis
338. Hedera canariensis
339. Hedera helix: HIEDRA: tos de garganta, dispepsia, úlcera gastro-
duodenal, retención de orina. Es hemolítica y vasoconstrictora. El
cataplasma (hojas hervidas en vinagre y salvado) resuelve nódulos de
celulitis y llagas de difícil curación, dolores artríticos, ciática, lumbago y
calma el dolor y reduce los callos. Otros usos: bronquitis crónica,
laringitis, gota, resfriados, cálculos biliares, reglas insuficientes, leucorrea,
hipertensión, quemaduras, pólipos en las fosas nasales, dolor de muelas.
Los frutos son vomitivos (más de 2) y purgantes. Su tintura se empleó
para debilitar el vello. En uso interno hay que ser muy precavido y no
tomar más de unas cucharadas de la infusión diluida. Más cantidad
podría resultar psicodélica.
340. Helichrysum cymosum
341. Helichrysum rupestre
342. Helleborus orientalis
343. Hertia cheiriifolia
344. Heteromeles arbutifolia
345. Heteromorpha arborescens
346. Heteropyxis natalensis
347. Hibiscus pedunculatus
348. Hyparrhenia hirta: bronquitis, pluma, pulmonía, catarros
349. Hypericum calycinum
350. Hypericum canariense
351. Hypericum moserianum
352. Hypoxis setosa
353. Ilex aquifolium: Flor de Bach (envidia, celos). Cáncer de colon,
estómago, hígado, matriz, tiroides. Fiebre, malaria. Bronquitis
(mucolítico). Gota, reuma. Ictericia, enfermedades del hígado.
Convulsiones, histeria. Vomitivo y purgante.
354. Ilex mitis
355. Indigofera jucunda
356. Iris foetidissima: dolores, espasmos, estreñimiento, vomitivo,
emenagogo, depurativo en erupciones de la piel, desmayos, calambres
357. Iris orientalis
358. Iris pseudacorus: astringente, catártico, emenagogo, dolor de muelas,
ojos llorosos
359. Isoplexis isabelliana: CRESTA DE GALLO. Heridas, taquicardia,
diabetes (p.p. I. canariensis)
360. Jasminum fruticans
361. Jasminum multipartitum
362. Jubaea chilensis: comestible (sabia); papel, techos, escobas, rellenos
363. Juglans californica: tónico de la sangre. Herbicida.
364. Juncus acutus
365. Juniperus cedrus
366. Juniperus oxycedrus: dolor de muelas, brea. Gusanos intestinales,
hongos
367. Juniperus phoenicea: SABINA: hemiplejías, ampollas, diurético,
sudorífico, emenagogo
368. Juniperus sabina: tóxica, ampollas
369. Juniperus thurifera: brea: hongos
370. Kiggelaria africana
371. Kirkia wilmsii
372. Kleinia anteuphorbia
373. Kniphophia praecox
374. Kniphophia pumila
375. Knoweltonia vesicatoria
376. Kundmannia sicula
377. Lagunaria patersonii (picapica)
378. Lampranthus aureus
379. Lampranthus haworthii
380. Lampranthus multiradiatus
381. Launaea arborescens: ictericia, obstrucciones, tinte
382. Laurus azorica: tónico estomacal – aperitivo – dolor de riñones –
picaduras de avispas/abejas – gripe (frutos + miel + vino blanco). Cólicos
y diarreas (+ zumo Limón), lombrices intestinales, repele mosquitos y
otros bichos dañinos
383. Lavandula canariensis. MATO DE RISCO. Contra dolor de cabeza (en
el sombrero). Parasiticida. Dolor de cabeza (ramita en sombrero.
Protección de las patatas cosechadas. Digestivo, estimulante, estomacal,
cólicos, heridas, llagas.
384. Lavandula latifolia: ALHUCEMA: ácido úrico, depurativo,
quemaduras, mágica, gases, parásitos, insomnio, falta de sinceridad
385. Lavandula multifida: fiebre y gusanos intestinales
386. Lavandula stoechas: CANTUESO: digestiva – aperitiva – sinusitis –
quemaduras – cortes – mareo – Alzheimer – gases – memoria defectuosa.
387. Lavatera arborea: esguinces y torceduras
388. Lavatera maritima: tos
389. Leonotis leonurus: tiña, mordeduras de serpientes, hace la venir la
regla, resfriado, tos, laxante
390. Leptospermum obovata
391. Leptospermum odoratum
392. Leucaena glauca
393. Leucosidea sericea
394. Ligusticum lucidum
395. Ligustrum vulgare: ALEHEÑA: ansiedad, kraurosis,tabaquismo, anginas,
tumores en la úvula(boca), llagas en la boca. Frutos:tinta. Corteza:
astringente. Flores: laxantes. Hojas: lavar heridas. Los frutos (bayas) son
tóxicos.
396. Limoniastrum monopetalum
397. Limonium barceloi
398. Limonium bianorii
399. Limonium hibericum
400. Limonium sventeni
401. Lithraea caustica
402. Lobelia excelsa
403. Lobelia laxiflora
404. Lonicera pyrenaica
405. Lonicera xylosteum
406. Lotus glaucus
407. Lotus holosericeus
408. Loxostylis alata
409. Lycium intricatum
410. Lygeum spartum
411. Lythrum salicaria: astringente, vulnerario, hipoglicemiante, pérdidas
entre reglas, tifus
412. Mackaya bella
413. Macrozamia moorei
414. Malacothamnus fasciculatus
415. Malosma laurina
416. Marcetella moquiniana: PALO DE SANGRE: diarreas, llagas, heridas,
hemorragias, astringente. Decocción de 20 minutos. Se halla en Cuevas
Negras (Tenerife) y en el barranco de Guayadeque (Gran Canaria)
417. Maytenus canariensis. PERALILLO. Frutos: tumores de la piel, granos.
UI reuma.
418. Medicago arborea (comestible: hojas, en Grecia)
419. Melalecua elliptica
420. Melaleuca armillaris
421. Melaleuca glomerata
422. Melaleuca huegelii
423. Melaleuca leucodendron
424. Melaleuca megacephala
425. Melaleuca nesophila
426. Melaleuca stypheloides
427. Melaleuca thymifolia: AE antiséptico
428. Melianthus sp.: muy tóxico
429. Melilotus albus: conjuntivitis
430. Mentha spicata: condimento, cordial, dolores, espamsos
431. Messerschmidia fruticosa
432. Metarungia longistrobus
433. Mimusops zeyheri
434. Muehlenbeckia hastata
435. Muhlenbergia rigens
436. Myoporum insulare:
437. Myrceugenia sp.
438. Myrica faya: FAYA: comestible (gofio de las semillas), gases o aftas en
la boca (carbón). Dientes o encías doloridas (corteza)
439. Myrtus communis: digestivo, pectoral, hemorroides, sinusitis,
disentería, reuma, epilepsia, acné, hemorragias
440. Namaquanthus vanheerdeii
441. Narcissus papyraceus
442. Nepeta atlantica: bronquitis
443. Nerium oleander: cáncer, tóxico, tónico cardíaco, sarna, lepra,
chancro en pene
444. Nolina parryi
445. Noltex africana
446. Nothoscordum fragrans
447. Nuxia floribunda
448. Nymphaea lutea: disentería, debilidad cardíaca
449. Ochna serrulata
450. Ocotea foetens: cáncer
451. Oenothera acaulis
452. Oenothera speciosa
453. Olea africana
454. Olea europaea: OLIVO: antibiótico, vasodilatador, diurético
455. Olea woodiana
456. Olearia axillaris
457. Opuntia basiliaris
458. Opuntia rufida
459. Ormenis scariosa
460. Ornithogalum longibracteatum
461. Ornithogalum thyrsoides
462. Oscularia deltoides
463. Oxalis flava
464. Paliurus spina-christi: astringente, diurético, tónico, colesterol
465. Pancratium canariense
466. Pancratium maritimum: vomitivo, antídoto setas venenosas, asma
(sahumerios)
467. Pappea capensis
468. Parkinsonia aculeata: fiebres intermitentes
469. Parrotia ornata
470. Parrotia persica
471. Pasithea coerulea
472. Pavetta lanceolata
473. Pelargonium betulinum
474. Pelargonium cucullatum
475. Pelargonium exstipulatum: astringente
476. Pelargonium tetragonum
477. Pelargonium zonale
478. Peltophorum africanum
479. Penstemon setaceum: analgésico, febrífugo, estomacal
480. Periploca angustifolia: diarrea
481. Periploca laevigata: hipetensión (hervir 20 minutos), halitosis
(masticar).
482. Persea indica
483. Peucedanum oreoselinum: diurético
484. Peucedanum venetum
485. Peumus boldus: BOLDO: angiocolitis, antiespasmódico uterino,
bilirrubina alta, bronquitis, cálculos biliares, cirrosis, colagogo, colerético,
cólicos hepáticos, contracturas musculares, descontracturante del plexo
solar, dismenorrea, disquinesia biliar, dolor de pecho, fagocitos perezosos,
falta de surfactantes, fiebre, fobias y manías, ganglios, gonorrea, gusanos
(anquilostomas, nemátodos), hepático, hígado dañado/ inflamado/
perezoso, hipertensión, hipnótico, indigestiones, inmunidad baja (NK),
inmunidad exagerada (autoinmunidad), linfocitos escasos. Metástasis,
protozoos, resfriados crónicos, sinusitis, taquicardia, toxoplasmosis,
transaminasas altas (SGPT, SGOT, ALT, AST), Tricomonas, vomitivo (muy
concentrado).
486. Phagnalon rupestre: diurético
487. Phlomis cypria
488. Phlomis italica
489. Phlomis lanata
490. Phlomis maroccana
491. Phlomis viscosa
492. Phoenix canariensis: Támaras = dátiles: tos seca, catarro (hervidas
en leche de cabra / 3 tazas con 6 támaras cada una). Miel de palma
(fermentado alchólico de los brotes tiernos).
493. Phoenix reclinata: frutos tostados: bebida como café
494. Phoenix teophrastii
495. Phragmites australis: CAÑA DE PANTANO. tónico, diurético,
comestible
496. Phyllirea angustifolia: hemorragias uterinas
497. Phytolacca dioica (Ombú): laxante, cicatrizante (heridas)
498. Picconia excelsa
499. Pimpinella lutea
500. Pinus canariensis:
501. Pinus halepensis: PINO CARRASCO: hemorragias (corteza
pulverizada). Piñas: cistitis, bronquitis.
502. Pinus pinea PINO PIÑONERO
503. Pinus radiata
504. Pinus sylvestris: PINO ALBAR. AE. Sistema nervioso: activa chacras 6
y 7, corrige exceso de YIN en bazo, corazón, músculos y riñones.
Cansancio, culpabilidad, desconfianza, insomnio, memoria escasa,
neuralgias, preocupación excesiva, protección (en terapeutas). Sistema
digestivo: cálculos biliares, dolor de barriga. Piel: pies sudorosos, piojos,
sarna. Aparato respiratorio: asma, bronquitis, catarro, escrófulas, gripe,
pulmonía, sinusitis, tos, tuberculosis. Aparato urinario: cistitis,
infecciones urinarias (pielonefritis), prostatitis, suprarrenales gandulas.
Sistema circulatorio: distonía neurocirculatoria, hipotensión. Sistema
musculoesquelético: agujetas, esguinces, huesos rotos (pega + aceite). –––
musculares – reuma – rubefaciente – sarna – infecciones urogenitales –
gripe - tabaquismo.
505. Piptantherum paradoxum
506. Pistacia atlantica: goma antiséptica, bronquitis, ciática, infecciones
urogenitales, cálculos biliares, tenia, reuma, artritis, gota, piojos, sarna,
cánceres diversos. Diarreas, catarros, gingivitis.
507. Pistacia lentiscus: tos, gases, diurético, dolor de muelas, tónico,
diarreas infantiles, diviesos, tiña, llagas, espasmos musculares, pestañas
caedizas, anorexia, dermatitis, tuberculosis
508. Plantago arborescens
509. Plantago mauritanica
510. Platanus hispanica: reuma, diurético, vomitivo, laxante, disentería,
dolor de muelas, tos, resfriado, hemorragias, tuberculosis, heridas de
bala, paperas, estranguria, reuma, sarpullidos infantiles, amigdalitis
511. Plumbago auriculata
512. Podocarpus elongatus: fruto comestible
513. Podocarpus falcatus
514. Podocarpus henkelii
515. Podraena rocasoliana
516. Polygala myrtifolia
517. Polygala virgata
518. Populus canadensis: CHOPO: propóleo, bronquitis, proteínas,
hemorroides, psoriasis, ácido úrico
519. Portulacaria afra
520. Prasium majus
521. Prosopis chilensis
522. Prosopis glandulosa
523. Prunus avium: CEREZO. (rabillos): tos, diarreas, diurético, tónico,
cistitis, edema, bronquitis, diarrea suave, anemia. Goma: tos persistente.
Huesos: cataplasma antinflamatorio.
524. Prunus lusitanica: contiene derivados del ácido cianhídrico (cosmética, anticulvulsiva,resolutiva,
anestésica, antinflamatoria)
525. Prunus mahaleb: tónico (semilla)
526. Prunus spinosa: ENDRINO. laxante suave (flores), astringente (frutos),
depurativo (hojas), estomacal (frutos). Licor. Tinta (corteza, zumo frutos
verdes). Tinte amarillo (corteza hervida en sosa). Troncos: muletas, púas
527. Psephellus bellus
528. Psephellus pulcherrimus
529. Psoralea glandulosa: gusanos intestinales, astringente, digestivo,
vomitivo (raíz), febrífugo.
530. Pterocephalus dumetorum
531. Pterocephalus virens
532. Punica granatum: GRANADO: sida, sinusitis, amigdalitis, colesterol,
debilidad cardiaca, emenagogo, estomacal, gusanos intestinales (raíz),
disentería, amebiasis, tenia, gonorrea, faringitis.
533. Puya berteroniana
534. Puya chilensis: brotes comestibles. Redes (fibra de las hojas)
535. Quercus calliprinos
536. Quercus faginea
537. Quercus firmurensis
538. Quercus humilis
539. Quercus mas
540. Quercus pyrenaica
541. Quercus rafaelliana
542. Quercus robur: dolores reumáticos, tumores cerebrales, tumores de
estómago, tumores en boca, fiebre; flor de Bach: problemas de salud por
exceso de trabajo y de responsabilidades que no se quieren declinar.
543. Quercus suber: ALCORNOQUE. hemorragias, diarreas, repelente
caracoles y gusanos (mulching de ramas tiernas)
544. Quillaja saponaria: PALO JABÓN. detergente, tos, flema espesa, caspa,
dermatitis
545. Rapanea melanophloeos
546. Rhagodia candolleana
547. Rhamnus alaternus: ALADIERNA: laxante, vomitivo, faringitis,
hipertensión, ácido úrico, gota.
548. Rhamnus californica
549. Rhamnus lycioides
550. Rhoicissus digitata
551. Rhombophyllum rhomboideum
552. Rhus burchellii
553. Rhus lancea
554. Rhus leptodictya
555. Rhus lucida
556. Rhus pendulina
557. Rhus pentheri
558. Rhus pyroides
559. Rhus triloba
560. Rhus undulata
561. Ricinus communis; aceite: laxante, cáncer. Semillas y aceite sin
tratar: tóxico. Gusanos intestinales, tos, dermatitis. Biodiesel.
562. Rosa californica: analgésico, antireumático, dolor de garganta, fiebre,
resfriado, llagas, sarna. Frutos. Vitaminas ACE. AE perfumería. Cestería.
563. Rosa canina: conjuntivitis, colesterol, diarreas, vesícula biliar,
prevención resfriados, cáncer.
564. Rosa sempervirens
565. Rosmarinus officinalis: ROMERO: circulación, memoria, ojeras,
cabello, vértigo, magia, reuma, artritis, bronquitis, cordial, depresión,
fragilidad capilar, intoxicaciones oxidantes, virus, emenagogo.
566. Rosmarinus palaui:
567. Rothmannia capensis
568. Rumex lunaria: VINAGRERA. llagas, costras, mucosas congestionadas
(jugo hojas). Catarros, bronquitis, sinusitis (raíces). Oxalatos.
569. Ruschia uncinata
570. Ruscus aculeatus: BRUSCO: prevención embolias, varices,
hemorroides, ictericia, gota, cálculos, hipotensión, vasoconstrictor.
Escobas, ramos de Navidad.
571. Salix mucronata
572. Salvia africana
573. Salvia apiana: oftálmica, resfriado, anemia. Semillas; limpian ojo (con
mucílago). Champú. Desodorante. Fumigaciones sanitarias.
574. Salvia aurea
575. Salvia barrelieri
576. Salvia canariensis: fiebre, tónica, digestiva, diurética, diabetes, tos
nerviosa, espasmos nerviosos. Hojas: limpian los dientes, gingivitis.
577. Salvia candellabrum
578. Salvia dentata
579. Salvia disermas
580. Salvia forskohlei
581. Salvia lavandulifolia: SALVIA DE ARAGÓN: bronquitis, circulación,
dolor de muelas, gingivitis, depresión, emenagogo, debilidad.
582. Salvia namaensis
583. Salvia sclarea: emenagogo, pechos flácidos, dolor de la regla, malas
digestiones, conjuntivitis (semillas con mucílago)
584. Sambucus nigra: SAÚCO. flores: huesos rotos, esguinces, artritis,
conjuntivitis, hernias. Galactogogo, nefritis. Frutos: diarrea, dolor de
barriga, ovarios. Hojas: golpes, insolación. Corteza: hipertensión,
epilepsia, hemorragias. Homeopatía: asma infantil.
585. Santolina chamaecyparissus: ABRÓTANO HEMBRA. Mareo, gusanos,
emenagogo, contusiones, picaduras de insectos, repelente de insectos
586. Sarcopoterium spinosum
587. Sarothamnus arboreus: tónico, diurético
588. Satureja juliana
589. Satureja montana: AJEDREA: digestiva, tónica, dolor de garganta,
gases, dolor de barriga, gastroenteritis, cistitis, nauseas, diarrea,
trastornos de la regla. Picaduras de avispas o abejas (hojas restregadas),
dolor de oído, artritis, repelente de insectos
590. Scabiosa cretica
591. Schinus molle: circulación cerebral o depresión (resina), condimento
digestivo (frutos)
592. Schinus polygamus: condimento digestivo (frutos), reuma, resina
pectoral
593. Schizogyne glaberrima
594. Schizogyne sericea
595. Schotia brachypetala
596. Schotia latifolia
597. Scilla latifolia
598. Scilla natalensis
599. Scilla peruviana
600. Scirpoides holoschoenus: afonía, emenagogo
601. Scolymus grandiflorus
602. Scorzonera pseudopygmaea
603. Sedum rupestre:
604. Sedum telephium ssp. maximum: astringente, cáncer, diarrea,
diviesos
605. Semele ancrogyna
606. Senecio doria: asma, resfriados
607. Senecio longifolius
608. Senecio vulgaris: dolor de huesos, dolor de muelas, dolor de barriga.
Homeopatía: hemorragias de la regla o por la nariz
609. Senna artemisioides
610. Senna candolleana
611. Senna multiglandulosa
612. Sequoia sempervirens: tónico, dolor de oído, depresión, cestería,
madera
613. Sequoiadendron gigenteum
614. Sideritis candicans: CHAGORRO: catarros, agotamiento, dolor de pies
(pediluvios)
615. Sideritis orotenerifae
616. Sideroxylon buxifolia
617. Silene fruticosa
618. Silene hifacensis
619. Silene mollissima
620. Smilx aspera: tos, depurativo
621. Solanum vespertilio
622. Sonchus leptocephalus
623. Sonchus palmensis
624. Sophora toromiro
625. Sorbus domestica: diarreas, cucharas (madera)
626. Spartium junceum: hemorragias encías, pleuresía, depresión,
hemofilia, mordeduras de víboras, prostatismo, torceduras
627. Stachys bizantina
628. Stellaria holostea
629. Stenocarpus sinuatus
630. Sterlizia alba
631. Stipa speciosa
632. Stipa tenacissima: esparto
633. Strophanthus speciosus: tónico cardíaco fuerte,veneo para puntas de
flecha
634. Strychnos decusata
635. Strychnos spinosa
636. Styrax officinalis (ESTORAQUE): tos, infecciones (resina). Fruto:
cuentas de rosarios
637. Suaeda vera: lejía (cenizas), vidrio (potasa de las cenizas)
638. Syzygium guineense
639. Tamarix canariensis: sinusitis, alcoholismo, reuma
640. Tanacetum ferulaceum: gastritis, indigestiones, regla dolorosa. Llaga
de estómago. Amarga.
641. Tanacetum vulgare: indigestiones, gusanos intestinales, gases,
heridas, contusiones, mastitis, forúnculos, acné rosáceo
642. Taxus baccata: espasmos, cáncer, debilidad cardiaca, emenagogo, tos,
quemaduras, laxante, asma, bronquitis, epilepsia, reuma (sauna)
643. Tecomaria capensis
644. Teline microphylla: pulmonía, nefritis, cistitis, psicodélica, ictericia,
cálculos biliares, caspa
645. Teline monspessulanus
646. Teline osmariensis
647. Tetraclinis articulata: cordial, contra ansiedad, dientes movedizos,
cáncer, gota, reuma, hemorroides.
648. Tetragonia decumbens (ESPINACAS DE NUEVA ZELANDA)
649. Teucrium betonicum
650. Teucrium brevifolium
651. Teucrium chamaedrys: gusanos, anorexia, gastritis, reuma, tónico,
tóxico (a la larga), gota, aperitivo, heridas en las encías
652. Teucrium divaricatum
653. Teucrium flavum
654. Teucrium fruticans
655. Teucrium heterophyllum
656. Teucrium hyrcanicum
657. Teucrium marum: afrodisíaco, diurético, desobstruyente, cálculos
biliares, gastritis, hemorragias (raíz)
658. Teucrium polium: bazo, reuma, gusanos, tóxico (a la larga)
659. Thalictrum speciosissimum
660. Thymbra capitata: TOMILLO SANJUANERO. Aromatizante higos,
gingivitis, diabetes, cáncer, digestivo, pectoral, infecciones urogenitales,
desodorante
661. Thymelaea hirsuta: purgante, tinte
662. Thymus hyemalis: gangrena
663. Thymus mastichina: digestivo, pectoral, desodorante, infecciones
urogenitales
664. Thymus vulgaris: TOMILLO COMÚN. circulación, heridas, aftas,
dolor de garganta, reuma, anorexia, infecciones urogenitales, tónico,
digestivo
665. Thymus webbianus
666. Thypha latifolia: ESPADAÑA. COMESTIBLE: Raíces (rizomas):
comestibles, hervidas directamente en agua, o bien en jarabe, remojadas
antes de mezclar con azúcar. También desecadas y molidas, como
espesante o mezclado con harina de cereales para hacer galletas (ricas en
proteínas). Tallos jóvenes: sucedáneo de espárragos. Base tierna del tallo:
se come cruda o cocida (sin las brácteas envolventes). Tallo florecido
tierno joven: confiere sabor de Maíz a la sopa. Médula de los tallos
(adobada en vinagre), se come en ensaladas. Semillas: asadas resultan
sabrosas. Polen (crudo o cocido): rico en proteínas, se añade a las harinas
para elaboran pan, pasteles, etc. MEDICINAL: UI: problemas renales
(cálculos), hemorragias internas, dolor de la regla, hemorragias uterinas,
dolores del puerperio, abscesos linfáticos (cáncer). Amenorrea –
anticoagulante – coagulante – cistitis – melenas – dolor de barriga
diurético – epistaxis – gonorrea – hematemesis – hematuria – hemoptisis –
hemorragias – leucorrea – metrorragia – supurativo – hinchazones –
vaginitis – vermífugo – vulnerario – uretritis – hemorroides – hinchazones
– llagas. Hemorragias uterinas y de otros tipos (nariz, pulmón, colon,
estómago, orina). Hace venir la regla. Uretritis, vaginitis, afrodisíaca.
Gusanos intestinales, tumores (mama). Coágulos, quemaduras, cistitis,
calor, escaldaduras, hemorroides. Raíz: arenilla. UI Polen: diurético,
emenagogo, hemostático (asado), anticoagulante (tierno). Contraindicado
para embarazadas. UE: tenia, diarrea, cortes. Cenizas de la planta (+sal):
tumores linfáticos UE. Usos no medicinales: jabón (macerada la raíz en
agua), cintas de asientos de sillas (hojas), relleno de almohadones (pelos
de frutos), yesca (flores femeninas secas), pirotecnia (polen), depuración
de aguas residuales (planta viva en orillas).
667. Tilia platyphyllos: TILO: sedante, heridas, dolor de garganta, tos seca,
llaga de estómago, hipertensión
668. Tinguarra sicula
669. Triticum aestivum: brotes: nerviosismo
670. Tritonia crocata: condimento substituto del azafrán
671. Tulbaghia simmleri
672. Ulex parviflorus: hígado, dolor de cabeza
673. Ulmus minor: huesos rotos, contusiones, dermatitis
674. Urginea maritima: CEBOLLA ALBARRANA: repelente de ratas, tónico
cardiaco, diurético, tóxico, pleuresía, caspa, tos, asma, hidropesía
675. Vangueria infausta
676. Vepris lanceolata
677. Verbena litoralis
678. Viburnum lantana:
679. Viburnum rigidum
680. Viburnum tinus: DURILLO /MARFULL: Los frutos, contra hidropesía,
estreñimiento, gota, fiebre. Las hojas febrífugas, como la corteza, en
sustitución de la Quina. Cataplasma de hojas tiernas machacadas, 1 vez
al día, durante 3 días, contra irritación de la piel, heridas o llagas
pequeñas.
681. Viguieria laciniata
682. Vinca media: miocarditis
683. Visnea mocanera: MOCÁN: ardor de estómago (hojas); heridas, llagas,
contusiones, heridas (melaza de frutos)
684. Vitex agnus-castus: SAUZGATILLO: acné, afrodisíaco femenino,
grietas en el ano, antiespasmódico, aperitivo (frutos), repelente de arañas,
bactericida, cándidas, carminativa, cólicos, diurético (frutos), dolor de
cabeza, dolor de estómago, dolor en el plexo solar, escalofríos, esclerosis
hepática, espasmos, espasmofilia, esperma excesivo, gases (frutos),
heridas, herpes, huesos desencajados, insecticida, insomnio, leche escasa,
llagas (preventivo), mastitis, menopausia, musculatura débil (post-
traumática), nerviosismo (frutos + vinagre, en cataplasmas en la frente),
ojos irritados, palpitaciones, secuelas del parto, pechos (mamas)
pequeños, pene dolorido, psicodélica, psicosis, purgaciones (leucorrea),
purgante, regla ausente o dolorosa o excesiva o irregular, resfriado (vahos
hojas), sedante, soporífera, sudorífica, taquicardia, tensión premenstrual,
testículos endurecidos, tónico (frutos), tricomonas, verrugas, vértigo.
685. Vitis vinifera: VID. hoja: circulación. Extracto de semillas:
antioxidante. Zarcillos: diarrea. Sabia: diurético, dermatitis, depurativo,
oftálmico. Semillas: antinflamatorio, astringente. Hojas rojas: astringente,
antinflamatorio, aborto, hemorragias de todo tipo, cólera, hidropesía,
diarreas, náuseas, descargas vaginales, hemorroides, varices, fragilidad
capilar. Pasas: emoliente, refrescante, expectorante, estomacal, tos,
despejan la circulación cerebral. Uvas: cálculos, calor, cáncer, hígado,
vesícula biliar, varices, hemorroides, fragilidad capilar. Flor de Bach:
carácter dominante, inflexible, ambicioso
686. Warionia saharae
687. Washingtonia filifera: comestible (dátiles, brote). Cuerdas, techos,
utensilios de cocina
688. Watsonia borbonica
689. Watsonia fourcadei
690. Watsonia meriana
691. Westringia fruticosa
692. Withania frutescens
693. Withania somnifera: OROVALE: adaptógeno, cansancio en deportistas tristeza,
adicción a la morfina, estrés, ansiedad, Parkinson, lesiones en cerebelo y cuerpo
estriado, vejez, agobio, nerviosismo, hipertensión, insomnio, asma, bronquitis, tos,
tuberculosis, reuma, artritis, oftalmias, dolor de muelas, caries, dolor de la regla,
dolor de huesos, diurético, adenopatías, sífilis, rectitis, psoriasis, dispepsia, hongos,
cáncer de mama sensible a los estrógenos, cáncer de riñones, cáncer de
suprarrenales (hiperplasia), neuroblastomas, cáncer de piel JB6, tumores
abdominales, melanomas, leishmaniasis; intoxicación por pesticidas, Plomo,
nitratos, o por quimioterapia (cisplatino, doxorubicina); estrés oxidativo en corazón
o páncreas o cerebro.
694. Wollemia nobilis
695. Xanthorrhoea glauca
696. Yucca australis: comestible (médula, basa de las hojas, néctar, raíz).
Resina (medicinal)
697. Yucca baccata: antivomitivo (hojas), laxante (fruto). Cestería, cuerdas,
jabón, pinceles
698. Yucca de-smetiana
699. Yucca glauca: frutos comestibles (frutos: pasteles, jarabes) (flores:
crudas)
700. Yucca rostrata
701. Zanthedeschia aethipoica: quemaduras
702. Zelkova abelicea
703. Ziziphus jujuba: AZUFAIFO/ JÍNJOLS: tumores ovarios, bazo,
comestible (frutos)
704. Ziziphus mucronata: lumbago, tumores.
705. Ziziphus rivularis

















LA MONTAÑA DE MONTJUIC

La montaña de Montjuic (de Barcelona) alcanza los 192 m s n m. Era una isla
miocénica. Muy recientemente (edad media) se ha unido a la plataforma
sedimentaria (emergente). Las canteras de Montjuic han dado material para La
Pedrera, la Catedral y otros muchos edificios emblemáticos de Barcelona.

Antes del siglo III a.C., había un poblado íbero en la vertiente S, casi en la cima.
Almacenaban alimentos allí. Los romanos edificaron encima de ella una pequeña
fortaleza. También utilizaron el puerto, entre la Riera de Magòria (al NE) y la Riera
Blanca (al SO), rodeándolo de una muralla.

En la primera Edad Media, había dos cementerios hebreos. A principios del siglo XI
había una torre de vigilancia costera en la cima. Y un castillo (del Port) de la familia
de los condes de Barcelona (Ramon Berenguer II). Después, el castillo quedó
infeudado a un tal Berenguer Bernat (1119), y después a Guillem de Torrelles
(1265) y aún a Bernat de Sarrià (1329). A lo largo de los siglos XIV y XV, el castillo
ya había perdido toda la importancia política que tuviera. Y en 1460 ya estaba en
ruinas.

En 1290 muere Jaume de Montjuic, jurisconsulto real y traductor al catalán de la
Biblia (obra incompleta). En 1406 muere el último representante de la saga de los
Montjuic (Simó de Sarrovira) y lega la montaña al ayuntamiento de Barcelona, con
condiciones especiales. Siempre deberá ser de uso público y no se podrá cerrar el
paso o vallar definitivamente ningún recinto. (Recientemente, al entrar en el siglo
XXI, esta prerrogativa ha sido abolida).

En el siglo XV las rieras taponaban el puerto con el aporte de sedimentos.

En 1640 se edifica el castillo de la cima. En 1641 las tropas castellanas (de Felipe
IV) son derrotadas por las catalano-francesas (Guerra dels Segadors). Ello facilita el
establecimiento de la república catalana (dependiente de Francia), proclamada por
Pau Clarís. En 1651 y 1697 el castillo sufre asaltos de tropas insurgentes.

En 1704 las tropas borbónicas son derrotadas en la montaña de Montjuic; pero en
1706 el castillo es destruido por las tropas antes vencidas. En 1714 se entabla otra
batalla en la montaña entre borbónicos y pro-austriacos. En 1751 se erige un
nuevo castillo.

En 1842 Barcelona es bombardeada por el general Espartero desde Montjuic. Y, al
año siguiente, por el general López. En 1883 se establece el Cementerio del
Sudoeste. En 1896 tiene lugar el proceso de Montjuic, a raíz del Corpus de Sang (7
de junio). Seis personas que participaban en la procesión religiosa de la calle Banys
Nous perecieron a causa de una bomba echa estallar por un anarquista francés. Se
culpabiliza después a unos 400 trabajadores revoltosos y se ejecuta a cinco de ellos.
En 1900, cediendo a la intercesión de Don Alejandro Lerroux, y a la presión
internacional, se extradita a los presos (65) que aún quedaban en la cárcel.

En 1919 Francesc Cambó encarga al ingeniero Forestier que ajardine la montaña
de Montjuic. En 1929 tiene lugar la Exposición Universal, esta vez no en la zona del
Arc de Triomf, si no en Montjuic. Para la exposición, se erige el Poble Espanyol
(obra del ingeniero catlán Macari Golferichs Losada). En 1931 se erige la nueva sede
del Institut Botànic (al lado del Palau Nacional, de 1929). En 1933 empieza a
utilizarse el circuito de Montjuic para carreras automovilísticas (hasta 1975). En
1934 se inaugura el Museu d’Art de Catalunya y la Fira de Mostres Internacional.
En 1935, se inaugura el Museu Etnològic. Son tristemente famosos los
fusilamientos durante la guerra civil, tanto al empezar (1936) como al acabar (1939),
o algo después, por parte de los republicanos y, después, por parte de los
nacionales. El castillo era la cárcel militar. En 1960 se abre al público como museo
militar. En 1985 el yerno de Cambó obtuvo de los fondos europeos 400.000
millones de pesetas para adecentar la montaña de Monjuic. Se invirtieron en
indemnizar a los pobladores de las barracas de Can Tunis, en restaurar los palacios,
y en formar el nuevo jardín botánico, entre otras obras (Palau Sant Jordi, MNAC
etc.). La montaña alberga también el Estadio Olímpico, la Fundació Miró, las
Piscinas Picornell, la Caixa-Forum, el antiguo y el nuevo Jardí Botànic (1999), el
jardín Costa y Llobera (de plantas crasas; promocionado por el alcalde Porciones), y
el jardín de bulbosas (Mossèn Cinto Verdaguer); el Teatre Grec, el Institut
Cartogràfic de Catalunya, el Palau Sant Jordi, y el Palacete Albéniz (residencia real
actual y solamente ocasional ubicada en medio de los jardines Joan Maragall). El
nieto de Cambó ha favorecido la ampliación reciente de la plantilla de personal en el
centro de investigación (Institut Botànic) desde el ministerio de Innovación y
Ciencia.

LISTA DE PLANTAS
Montjuic / vertiente de poniente. Castell (del Port), de Ramon Berenguer II)

1. Acanthus mollis
2. Agave americana
3. Anacylcus valentina
4. Anagallis phoenicea
5. Anthyllis tetraphylla
6. Antirrhinum orontium
7. Arundo donax
8. Asparagus acutifolius
9. Asphodelus fistulosus
10. Aster squamatus
11. Astragalus monspessulanus var.
chlorocyanus
12. Borago officinalis
13. Brachychiton populneum
14. Bromus sterilis
15. Capsella bursa-pastoris
16. Carduus tenuiflorus
17. Cercis siliquastrum
18. Chenopodium album
19. Chrysanthemum coronarium
20. Cichorium intybus
21. Coniza canadensis
22. Convolvulus althaeoides
23. Convolvulus arvensis
24. Crataegus monogyna
25. Crepis bulbosa
26. Crepis taraxacifolia
27. Cupressus sempervirens
28. Cupressus sempervirens var.
29. Cynoglossum creticum
30. Diplotaxis erucoides
31. Echium argentea
32. Echium plantagineum
33. Erodium cicutarium
34. Erodium malachoides
35. Erodium moschatum
36. Eryngium campestre
37. Euphorbia helioscopia
38. Euphorbia peplus
39. Euphorbia serrata
40. Foeniculum vulgare
41. Fumaria capreolata
42. Galactites tomentosa
43. Galium aparine
44. Galium murale
45. Geranium rotundifolium
46. Hippocrepis multisiliquosa
47. Hirschfeldia incana
48. Hordeum leporinum
49. Hyparrhenia hirta
50. Inula viscosa
51. Lathyrus cicera
52. Lathyrus clymenum
53. Lavatera cretica
54. Lepidium draba
55. Lobularia maritima
56. Lotus ornithopodioides
57. Medicago sativa
58. Medicago tenoreana
59. Melia azaderach
60. Nerium oleander
61. Opuntia ficus-indica
62. Oxalis cernua
63. Pallenis spinosa
64. Parietaria officinalis
65. Phagnalon rupestre
66. Phagnalon saxatile
67. Phytolacca dioica
68. Pinus pinea
69. Plantago albicans
70. Plantago bellardi
71. Plantago lagopus
72. Plantago lanceolada
73. Poa annua
74. Polycarpon tetraphyllum
75. Polygonum bellardii
76. Psoralea bituminosa
77. Quercus ilex var. ambigua
78. Reichardia picrioides
79. Rhamnus alaternus
80. Rubus ulmifolius var. anisodon
81. Rumex cristatus (conglomeratus?)
82. Rumex pulcher
83. Rumx crispus
84. Salvia verbenaca
85. Satureja graeca
86. Scorpiurus sulcatus
87. Sedum sediforme
88. Senecio vulgare
89. Silybum marianum
90. Sinapis arvensis
91. Sisymbrium irio
92. Sonchus oleraceus
93. Sonchus tenerrimus
94. Spartium junceum
95. Stachys ocymastrum
96. Stipa parviflora
97. Suaeda fruticosa
98. Tamarix gallica
99. Thymus vulgaris
100. Ulmus glabra
101. Verbascum sinuatum
102. Vicia sepium
103. Washingtonia robusta




ETAPAS DEL JARDÍN BOTÁNICO DE MONTJUIC

Font Quer nació en 1888, año de la Primera Exposición Universal de Barcelona,
gracias a la cual se creó el Parque de la Ciutadela. El Institut Botànic de Barcelona
(ubicado primero en la Ciudadela) fue fundado por el este botánico, como sección
del Museu de Ciences Naturals, que había sido fundado por Martorell y Peña.
Eugeni Sierra Ràfols nació en 1919, año en el cual se ajardinó la montaña de
Montjuïc. Este ilustre botánico, al volver de Chile en 1972, puso manos a la obra
para que el nuevo jardín de Montjuïc fuera un éxito. Por esta misma regla de
coincidencias alguien nacido el año 2008 en Zaragoza tendría que destacar en la
creación de un buen jardín botánico en la capital de Aragón.

Como en el Jardín Botánico Marimurtra de Blanes (Costa Brava), fundado por Karl
Faust con la colaboración de Font Quer, el nuevo jardín botánico de Barcelona
intenta mostrar la flora de los lugares del mundo que poseen clima y vegetación
mediterráneos. Son al menos 5 en todo el planeta, contando la Cuenca
Mediterránea.

El jardín histórico queda abierto todavía por las mañanas, de 10 a 3, desde su
acceso a poniente del Museo Nacional. Está dividido en una zona seca a levante, y
otra más húmeda y sombría a poniente. Cada gran excavación corresponde a
antiguas canteras. La zona deportiva de la Foixarda, más alejada, también
correspondía al Instituto Botánico, al principio. En la excavación de poniente, en el
jardín principal, antiguo, pueden verse árboles casi monumentales: Liriodendron
tulipifera, Fraxinus oxycarpa, Fraxinus pensylvanica, Pterocarya rehderiana. Y en la
excavación de levante, donde se mantuvo el plantel para la mayoría deplantas del
futuro nuevo jardín, todavía puede verse un ejemplar casi monumental de
Cinnamomum camphora. En 1915 PFQ obtuvo la cesión de los terrenos de la
Foixarda por parte del propietario, don Josep Rovira i Bruguera.El jardín, ubicado
en el Sot de l’Estany, se inauguró en 1941. Permaneció abierto al público en
horarios convenientes, entre 1941 y 1986. Y del 2003 en adelante. El Sot de la
Masia se reservó para plantel.

El nuevo jardín botánico barcelonés de Montjuic fue creado al estilo del de Berlín,
bajo las directrices de Oriol de Bolós, Joan Maria Montserrat y Eugeni Sierra. El
proyecto técnico general fue obra de los arquitectos Josep LLuís Canosa, y Carles
Ferrater. Colaboraron también Beth Figueras (paisajista), Artur Bossy (horticultor) y
Joan Pedrola (biólogo, técnico del jardín botánico de Blanes).

Se utilizaron parte de los fondos conseguidos por el matrimonio Guardans/Cambó
de Europa para adecentar la montaña de Montjuic (400.000 millones de pesetas).
En concreto, 6000 millones de pesetas (para el jardín, el instituto, sus instalaciones
y mantenimiento). Se ofrecieron 4 millones de pesetas a cada barraquista de Can
Valero que abandonara la montaña. Durante un tiempo la zona se aprovechó como
vertedero municipal. Hubo un malentendido y se colmató una brecha que había
sido ya codiciada por los promotores del jardín para ubicar las plabtas endémicas
rupícolas (de rocas). Por aquellos años ya se creó el Palau Sant Jordi y se remodeló
el estadio para adaptarlo a los juegos olímpicos del 1992. En los últimos 10 años
(hasta 2013) se han conseguido 400.000 euros para subvencionar investigaciones
científicas del IBB. Es una cifra respetable, pero, en todo caso, 10 veces inferior a la
que consigue el centro homólogo en Madrid.

En este jardín barcelonés el itinerario circular, en el sentido contrario a la agujas
del reloj, empieza y acaba en medio de la vegetación y flora de las Islas Canarias.
En un segundo tramo, después de las Canarias, a la derecha, hallamos una
excelente recreación del paisaje australiano; y, a la izquierda del sendero principal,
una representación de flora sudafricana. Más arriba, en un tercer tramo, a la
derecha, podemos contemplar plantas chilenas, como el Boldo; y a la izquierda,
plantas californianas, como la Amapola de California. El cuarto tramo,más
levantino, es muy amplio y abarca la cuenca mediterránea en sí (oriental y
occidental). Antes de llegar otra vez a la vegetación canaria, o sea, antes de volver a
bajar, hallamos un enclave interesantísimo de vegetación magrebí, donde podemos
contemplar los Cedros del Atlas o el Argán, en pleno esplendor.
Seguramente las emociones máximas acaecen al recordar paisajes visitados en
nuetros viajes, o por contemplar plantas bellísimas que los promotores han
seleccionado precisamente para ello, para ser admiradas en todo su esplendor. O
bian al observar por primera vez plantas famosas en los tratados de botánica
medicinal, pero que nunca habíamos visto al natural.
En total, son más de 1200 las especies provenientes de todo el mundo mediterráneo,
ordenadas por continentes, algunas de ellas con importantes usos y aplicaciones,
las que se pueden encontrar en este jardín moderno. Si bien, en una pasada rápida,
solo hemos podido contabilizar 700. Se encuentra a faltar la flora acuática, ya que
en la alberca del llano final hay muy pocas plantas (dos especies).

Asociado al Jardín hay todo un foco cultural en relación con las plantas, con
exposiciones y eventos culturales y educativos. Se publica el boletín Brolla, que
informa de toda la actividad que se lleva a cabo. En este mismo boletín tiene cabida
la información de la asociación existente de amigos del jardín (Associació d’Amics
del Jardí Botànic), grupo de voluntariado, al que cualquiera puede apuntarse, y
que organiza talleres, conferencias, muestras y visitas, además de viajes de
colaboración a otros jardines botánicos. Éstos últimos son especialmente
interesantes y una oportunidad única de conocer grupos semejantes de aficionados
a la botánica. La agenda del jardín informa de las actividades programadas por
trimestres, así como de las plantas más interesantes que están en flor o en un
estado especial para su contemplación, en esa época del año. La institución
investigadora por su parte, publica una revista de ámbito científico llamada
Collectanea Botanica.

Alfonso Susanna es madrileño de origen (y nieto del famoso escritor Gómez de la
Serna). Se formó en la Universidad Autónoma de Madrid, en los años 70. Escogido y
apoyado por Santiago Castroviejo desde el CSIC/Instituto Botánico de Madrid, ha
podido desarrollar una carrera profesional cada vez más exitosa, llegando a dirigir
erl IBB, desde el año 2005, en sustitución del hasta entonces director, J. M.
Monsterrat. De 2004 a 2013 ha llevado a cabo estudios de primera línea mundial
principalmente sobre géneros similares a Artemisia y Centaura.
http://www.webgreb.org/aplicatiu/cv_ca/cv_alfonso_susanna_es.pdf
Recientemente (2014) ha sido substituído, en la dirección del Instituto, por Valentín
Rull del Castillo, especializado en palinología neotropical (americana).

El Instituto Botánico alberga las colecciones científicas de la familia Salvador, saga
de botánicos y naturalistas catalanes del siglo XVII-XVIII en Cataluña. Existe una
pequeña exposición permanente de ello, consistente en una biblioteca histórica, el
herbario pre-lineano, y otros objetos de colección de interés naturalista. El Herbario
general es el segundo más importante de España con 800.000 pliegos de plantas
secas. El edificio cuenta también con laboratorios, aulas y salón de actos. El Jardín,
por su parte, cuenta también con Banco de Germoplasma (colección de semillas
conservadas en condiciones especiales).



Dirección: c/ doctor Font i Quer, 2. 08038 Barcelona.
Tel. 93 426 49 35
web: www.jardibotanic.bcn.cat
Contacto: Asociación Amigos del Jardín www.amicsjbb.org




OTROS JARDINES BOTÁNICOS CATALANES

En Cataluña, durante el siglo XVI, se crearon los primeros jardines botánicos
renacentistas de carácter laico. En los países catalanes se crearon jardines
botánicos en Valencia y Montpellier, que fueron los primeros en Europa. En la
Cataluña española, el primer jardín botánico moderno parece que fue el de San
Juan Despí, a finales del siglo XVII. El creó Jaume Salvador i Pedrol, que había
estudiado en Montpellier con Pierre Magnol. Quizá lo precedió el jardín botánico de
los capuchinos junto a la plaza Real. Durante el siglo XVIII, se crearon los jardines
botánicos de no demasiado duración en Barcelona (en el Raval) y Perpiñán.
Actualmente, en la capital del Rosellón sólo está el rótulo de la "calle del jardín
botánico". Después, durante el siglo XIX, Colmeiro instauró un jardín en la
universidad de Barcelona. Lo cuidaó Antoni Cebrià Costa, famoso por sus estudios
de la flora catalana. Y, ya en el siglo XX, en 1921, Karl Faust empezó a crear el
jardín botánico Marimurtra, de Blanes (unas 4000 especies). En 1930, Pío Font
Quer, después de colaborar en el de Blanes, comenzó a crear el jardín botánico de
Montjuïc (Barcelona). En 1954, Fernando Riviere de Caralt creó el jardín llamado de
Pinya de Rosa, situado un poco más al Norte del Marimurtra.
Aparte este último jardín de la Costa Brava, hay otro, el de Calella de Palafrugell
(Cabo Roig), a cargo ahora de la Caja de Girona. Cuenta con unas 133 especies, al
menos según el catálogo divulgativo. Otro jardín interesante es el de plantas crasas,
ubicado en la falda marítima de la montaña de Montjuic (Barcelona). Se llama de
Mossèn Costa i Llobera. Cuenta con unas 800 especies, principalmente plantas
crasas. Fue instituido por el alcalde de Barcelona José María de Porcioles. En 1999,
en la misma montaña, detrás del Palau Sant Jordi, se creó el nuevo jardín botánico
(O. Bolòs, E. Sierra, JM Montserrat), con plantas de diversas regiones
mediterráneas del mundo. Cuenta con unas 1.200 especies. El antiguo jardín, en
las antiguas canteras de la Masía y del Lago, en la zona de la Foixarda, fue creado a
partir de 1915. Se inauguró en 1941. Permaneció cerrado desde 1986 a 2003.
En 1995 se creó el jardín botánico de plantas medicinales en Gombrèn (Ripollès) y
en 1999 el de la Cruz de Moià (Cal Riereta). Ambos están dedicados a plantas
medicinales y contienen unas 300 especies cada uno.
Hay que remarcar la propiedad del Roquer de Arbúcies, una casa señorial del siglo
XVIII adquirida por la familia Garolera los Lambert de Roquer. Alberga un jardín
dendrológico, o arboretum, de los más importantes de Europa. Cuenta con la
presencia de la magnolia más grande del viejo continente. Se puede visitar pagando,
aunque dos veces al año la entrada es gratis.
Otros arboretums son el de Santa María de Palautordera (50 especies), el de
Espinelves, el de Cabrils (100 especies); y el del campus dela Universidad de Lleida
(zona del Gardeny).
También son interesantes, por la variedad de rosas, los parques Carvantes
(Barcelona) y el de la marquesa (Sant Feliu de Llobregat).
Menos trascendentales desde el punto de vista botánico, pero de gran valor artístico,
son los jardines de Santa Clotilde (Loret), el Parque Nuevo de Olot, el Parque Samà
(Montbrió del Camp), y los Jardines del Príncipe (Tortosa).
Jardines botánicos minúsculos hay en Cala Llevador (Tossa de Mar), Gavà, y
Amposta (jardín botánico del Bou).


OTROS JARDINES BOTÁNICOS MEDITERRÁNEOS
Destacan en Italia el jardín botánico de Livorno (Toscana).
http://www.provincia.livorno.it/attivita/museo/ORTO/PlaniMuOr.htm
Y el de Ventimiglia (Liguria): Giardini Botanici della Villa Hanbury (Capo Mortola).
Y en Francia el de Niza: 78 Corniche Fleurie 06000 Nice Francia
Y en Portugal:Jardín Botánico Monte Palace, de Funchal.

Para consultar otras ubicaciones de jardines botáncios:
http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Jardines_bot%C3%A1nicos_por_pa
%C3%ADs


HERBOLARIOS CATALANES.

Podría ser que los esclavos romanos supieran ya de usos de plantas medicinales y
fueran los encargados de curar las llagas de los dueños. En la edad media, la
tradición romana en torno a los templos de Esculapio se trasladó a los monasterios
cristianos. Además de las famosas trementineras, es muy probable que hubiera
más herbolarios trashumantes. En el siglo XVI, había, por un lado, de herbolarios
moriscos eficientes. Algunos reyes y obispos los llamaban para que les ayudaran a
curarse; y estaban contentos. Y, por otra parte, había procedimientos
inquisitoriales contra los mismos herbolarios, promovidos por los médicos celosos.
En el siglo XVIII, los herbolarios ambulantes que recogían plantas bajo Montserrat
las venían a Barcelona con el reclamo de la canción: "Malva y Malvavií, Farigola i
Romaní,... ¡herbetes de Montserrat!".

A finales de siglo XVIII (1770), se estableció el primer negocio fijo en España, en la
ciudad de Valencia. Todavía está abierto actualmente, si bien ha crecido mucho
(Herbolario J. Navarro). José Navarro Catalán dispone de un local ahora de 1.500 m
cuadrados en la calle Arzobispo Mayoral, n º 20, a unos 250 m al NW de la plaza de
toros. Cuenta con casi 40 empleados. Trabaja varias marcas propias: Bio Cesta
(productos cosméticos y de alimentación biológicos), Tierra Verde (suplementos
dietéticos, vitaminas), Codonyer & March (mieles, cafés, tés), None Glu
(alimentación para celíacos). Dispone de unos 2.300 artículos diferentes. Telfn.
963522851. El herbolario primigenio debía ser entonces del mismo estilo de la
Antica Erboristeria Romana (1752), o del Herbolario La Fuente (1856) de Madrid.

En 1823 se estableció en Barcelona el llamado Herbolario del Rey, en la calle del
Vidrio, que también está en activo todavía. La decoración actual es la misma que se
hizo en los alrededores de 1860, cuando Isabel II les dio el título de "Proveedor de la
Real Casa", y la encargaron a Soler i Rovirosa, un conocido escenógrafo de teatro
que la decoró al estilo isabelino de la época. En el centro de la tienda hay una
estatua de mármol, en honor del naturalista sueco Carlos Linneo, que
antiguamente era una fuente que se utilizaba para conservar las sanguijuelas. Hay
también una galería con pinturas al óleo, un techo de cristal, y unas miniaturas de
acuarela • en los cajones de los armarios que rodean la tienda. Después de visitar
este herbolario, José Antonio Primo de Rivera divulgó la idea de que los catalanes
éramos románticos. ¡Quizá no había visitado los palacios italianos!

En 1830 se estableció un herbolario en la calle del Hospital 107 (actual Salvia Vita),
y en 1855 en la Travesera de Gracia (Herbolario Llobet-Hewison), que todavía
continúan.

La Casa Santiveri ha destacado por la comercialización seria de plantas medicinales
y productos dietéticos desde finales de siglo XIX. De especies destaca el negocio
Jobal de la calle de la Princesa (donde, por cierto, trabajó el pintor Joan Miró una
temporada). Del siglo XX podemos destacar también, por su prestigio, los
herbolarios (homónimos) Ferran Comas (de la plaza Real y la calle de los
Mercaderes) en Barcelona.
La literatura y la herboristería iban del brazo en Palafrugell con Josep Pla.
El cultivo ecológico de las plantas medicinales ha arraigado recientemente alrededor
de Ossera (herbolario Nogué: Suzette & Piter Elmer).
El gremio de herbolarios y apicultores de Cataluña fue creado en 1983.



























EUGENI SIERRA RÀFOLS
(1919-1999)

Fue quien más trabajó para le nuevo jardín. Era una persona jovial.
Nació el día de Sant Ponç (11 de mayo) de 1919 en Barcelona. Murió el 14 de julio
(día nacional de Francia) de 1999. A los 14 años, cuando aún vestía todavía
pantalones cortos, Font Quer, quien lo conoció por referencias de terceros, le
encargó que diera clases de dibujo, como ayudante, en la facultad de farmacia. Dos
años más tarde obtuvo el cargo de recolector en dicha facultad (de la entonces
Universidad Autónoma de Barcelona, situada en la plaza Universidad), a la vez que
estudia en la Escuela de Bellas Artes. En 1938 ilustra la obra divulgativa de Font
Quer titulada Iniciació a la Botánica.
En 1936 se incorpora al ejército republicano. Una vez finalizada la guerra, pasa al
ejército nacional (Zamora), hasta 1942. Contaba que un buen amigo suyo, que
murió durante la guerra, tenía una gran sensibilidad hacia los pasteles con
vainillina ya que le producían un efecto afrodisíaco enorme.
Hasta 1950 colabora con Font Quer en campañas de herborización, que serán la
base de la Flora dels Països Catalans. Empieza a dibujar también para el
Diccionario de Botánica (1942-1949) y Plantas Medicinales. En 1946 participa en la
campaña botánica de Emilio Guinea en África (Guinea Ecuatorial).
En 1950 decide emigrar a Chile, dada la precariedad de recursos en España.
Pasaban los años de post-guerra, y no daba trabajo a Sierra. Así que, quizá
imitando a Cuatrecases (mucho más antifascista que Sierra), Eugeni Sierra Ràfols
emigró también, pero para Chile. Una vez en Chile, ESR pasó una vida feliz, al lado
de su mujer y sus dos hijas. Ilustró numerosas obras de especialistas. Él mismo,
después de diplomarse en biología por la universidad de Chile, daba clases como
profesor auxiliar en la facultad de agronomía de Santiago de Chile. Destacan sus
2000 láminas para ilustrar la obra de Carlos Muñoz: “Los Géneros de la Flora
Chilena”. Contacta exitosamente con algunas universidades norteamericanas (San
Diego, Washington, Pittsburg). En 1969 pasa a ser profesor del Instituto de
Ciencias Biológicas de Santiago de Chile.
En 1972 regresa a España (Barcelona). Oriol de Bolòs lo acoge algo mejor. Se tutean
siempre. Le ofrece la vivienda del mismo Institut Botànic para él y su familia. En
1974 los empleados del instituto se rebelan contra Albert Marjanedes, un simpático
y buen técnico del ayuntamiento que organizaba cursillos y numerosas actividades
divulgativas. ESR le tiende una trampa, o bien en nombre propio o en el de Oriol de
Bolòs. Desenchufa de madrugada el tubo que alimenta una cámara climática que
había montado AM. Al día siguiente, parte del herbario, situado en la habitación
inferior, se ha mojado. Todos los demás empleados estallan en críticas acérrimas
contra AM por ser un descuidado. Le echan. Y todos pueden seguir su vida normal
sin ser molestados ya más con actividades fuera del horario habitual.
En 1976 ESR ilustra la obra de Josep Vigo sobre la Flora de l’Alta Muntanya
Catalana, del Centre Excursionista de Catalunya. Este mismo año da algunas clases
en el departamento de botánica de la Universidad de Barcelona. Pero “el
departament” no se siente satisfecho, dado el exceso de autonomía del profesor.
Ramon Folch no logra entrar tampoco en el departament, pero encarga
ilustraciones a ESR. En 1982, la Dra. Creus Casas, alumna preferida de Font Quer,
quiere ensalzar a ESR y le nombre doctor honoris causa por la Universitat Autònoma
de Barcelona. En 1983 ESR recibe el encargo de Santiago Castroviejo de ilustrar la
Flora Iberica. JM Montserrat expulsa a ESR de la vivienda del Instituto Botánico,
aduciendo que una institución científica es incompatible con una conserjería. En
1994 ESR deja de colaborar asiduamente con Flora Iberica. Bolòs no le encarga ni
un dibujo para la Flora dels Països Catalans. En 1996 acaba su último dibujo, ya
con la vista bastante cansada, por una reactivación del compromiso con Castroviejo,
alentada por un testigo incómodo del “departament”. Entre 1994 y 1996 dibujó
también para Ángel M Romo.
Desde 1972 hasta 1994 ESR destaca como recolector del Institut Botanic. Las
semillas que él recoge y prepara se distribuyen por las demás instituciones
similares en todo el mundo y, en intercambio, se reciben semillas de aquéllas. Así,
él va preparando con ilusión las plantas en macetas para el nuevo jardín botánico.
Casi la mayoría de ellas o más de un millar.
ESR se sentía orgulloso de ser nombrado doctor honoris causa por la UAB, pero no
claudicaba de sus recuerdos como hombre de recursos precarios que había tenido
que dormir en bancos de plazas públicas durante algunos de sus viajes. Se sentía
orgulloso también de pertenecer a una saga que contaba con una monja amiga y
consejera de la reina Isabel II. No era homófono, pero a la admiración sonriente al
admirar la concurrencia enorme de la zona de cruising cercana al Palacio Nacional,
podía seguir un gesto suyo de repulsa.
Personalmente era enemigo del uso medicinal de las plantas. Aduciendo que Font
Quer había muerto envenenado por la Belladona, él no cataba ni las patatas ni los
tomates, por ser plantas de la misma familia que la Belladona. Pero no tenía miedo
de quien le sirvió la Belladona u otro veneno a Font Quer, quizá porque lo ignoraba.


PIUS FONT QUER (1888- 1964)

PIUS FONT QUER (PFQ) era hijo de un farmacéutico de Lérida (Manuel Font Balué)
y de Sofía Quer Roca (natural de Aitona). PFQ había nacido en Lérida, el 9 de abril
de 1888. Cuando Pío contaba con cuatro años de edad, la familia se trasladó a
Manresa. Allí él estudió en el colegio de los Hermanos Maristas. Acabó el
bachillerato en 1905. Se hizo pronto un hombre corpulento y seguro de sí mismo.
Ya de muy joven, estudió la flora de esa comarca (Bages). Obtuvo el doctorado en
1914, en Madrid, que era la única universidad que podía otorgar este título
entonces. Ese mismo año fue nombrado hijo adoptivo de Manresa. Era muy
conocido entre los socios del Centro Excursionista del Bages. Ahí impulsaría
después el Instituto de Estudios Ilerdenses, adscrito al CSIC. Vivió las recidivantes
batallas de Marruecos, colonizado en una pequeña parte por los españoles. Y vivió
la guerra civil española, que le dejó una mella muy profunda. Después de una
fulgurante e intensísima dedicación profesional a la botánica, durante el primer
tercio del siglo XX, fue depurado, finalizada la guerra civil, de todos sus cargos
públicos.

Según el horóscopo chino, PFQ era un hombre Rata-de-Tierra. Ésta es una
personalidad que madura tempranamente, y halla la felicidad en el orden, la
disciplina y la seguridad. Una persona así será reconocida por sus talentos y
destacará profesionalmente. Es muy realista, nada dada a las ensoñaciones. Le
gusta mantener buenas relaciones con todo el mundo. Prefiere trabajar muchos
años en lo mismo, rodeada de sus leales amigos, antes que ir mudándose.
Minuciosa en el trabajo. Incapaz de hacer más de una cosa al mismo tiempo. Puede
llegar a ser intolerante cuando las cosas se hacen fuera de lo acordado. Gusta de su
reputación, pero no pierde el afecto por sus subordinados. Siempre está calibrando
su éxito respecto al de las demás autoridades en la materia. Es amante de las
normas y de los criterios prácticos y realistas. No deja baza a la suerte en las
aventuras. Espera que quienes trabajan con él se adhieran también a las normas.
Ese era PFQ. Sólo habría que añadir su laboriosidad desmedida y contagiosa.
Siendo, además Aries, cabría esperar una personalidad encantadora, progresista,
constante, segura, amiga de llevar sus compromisos hasta el final; extremadamente
erudita y capaz de mezclarse con todo tipo de ambientes gracias a su espíritu
rutilante y sociable. Habría que añadir, según la Dra. Creus Casas, que su espíritu
nunca desfalleció ante las adversidades; que era un hombre afable y comprensivo;
pero enérgico y severo cuando hacía falta. Aunque O. de Bolòs asegurara que
después de la guerra dejó de ser severo.

El herbario de su tesis doctoral sobre la flora del Bages se conserva en el Centre
Excursionista del Bages. Ahí vemos su lealtad hacia los amigos. A la hora de
presentar la tesis doctoral, le pusieron algunas dificultades. No se aceptó que el
original estuviera escrito a espacio simple. PFQ aceptó esa nueva norma y reescribió
todo a doble espacio. También le criticaron que hubiera publicado ya, antes del día
de la presentación oficial, parte de su tesis en Mahón (Menorca). Sea como fuera, al
final, logró leer la tesis y le concedieron la nota máxima (como es habitual). Una de
sus frases favoritas era: “Sólo no se equivoca aquél que nunca hace nada”. La
verdad es que en su tesis hay algunas lagunas, pero muy bien podrían deberse al
contexto de la época. Algunas especies eran tomadas por otras por todos los
botánicos locales. O también pudiera algunos errores fueran debidos a que
realmente faltaban especies que ahora son abundantes ahí.
Antes de estudiar farmacia y botánica, había cursado los estudios de química
(1905-1908) en la UB, con pleno éxito (premio extraordinario de licenciatura). Al
asistir, en 1908, a una conferencia en la sede de la ICHN dada por Manuel Llenas,
se dio cuenta de que la botánica era realmente lo suyo, y empezó a estudiar
farmacia (1908-1910). Se licenció en la UB, el 21 de octubre de 1910. Siguiendo la
carrera de farmacia, acabó el doctorado en Madrid (1910-1911). Después aprovechó
también para ingresar mediante oposiciones en el ejército. El 12 de mayo de 1911
ingresó con la categoría de teniente. Le destinaron sucesivamente como jefe de
sanidad militar a: Burgos, Madrid, Menorca y Barcelona. En 1922 no ganó unas
oposiciones a catedrático de la facultad de farmacia. Le había faltado la retórica, la
demagogia y la voz impresionante de su contrincante, Cayetano Cortés, mucho
menos capacitado que él en todo lo demás. Así que FONT QUER abandonó esa
facultad y se dedicó a la Escuela de Agricultura y al Museo de Ciencias. El herbario
que encontró allí en 1916 con 1500 ejemplares, pasó a los 226.000 en 1938,
gracias a sus recolecciones y a haber agrupado varios herbarios dispersos.
A partir de 1911, había ido subiendo en el escalafón como militar de farmacia hasta
alcanzar el grado de teniente coronel. De 1914 a 1936 desarrolló el 70% de sus
actividad científica, repartida entre la facultad de farmacia (de la Universidad
Autónoma, 1933-1939) y el Museo de Ciencias Naturales (luego segregando al
Instituto Botánico y el Jardín Botánico: 1916-1939) así como en la Escuela
Superior de Agricultura (1923-1939). Dirigió la revista Cavanillesia de 1928 a 1939,
que había fundado junto a Pau y Cuatrecasas. Llevó a cabo numerosas
expediciones botánicas en la península, en Baleares y en Marruecos. En 1935 fue
nombrado primer director del renovado Instituto Botánico, el centro que Arturo
Caballero había fundado en 1921 como sección del Museo de Ciencias.

Antes de la guerra civil, PFQ había rehuido la propuesta del herbolario Ferrán
Comas de dedicarse a escribir sobre plantas medicinales, ya que él manifestaba que
“no tenía tiempo para dedicarse a esas tonterías”. Como catedrático de farmacia y
director del Instituto Botánico, más bien se dedicaba a la teoría; y reservaba las
cuestiones prácticas para sus excursiones al campo o la implantación de nuevos
jardines. Le encantaba poder elaborar mapas de distribución geográfica de las
especies, a la par que poder visitar numerosos territorios aprovechando el cambio
de destino en el ejército.

En 1926 había sido nombrado farmacéutico mayor, y destinado a Alhucemas, en el
Rif. Desde 1927 a 1935, llevó a cabo seis campañas en Marruecos para conocer su
flora bastante a fondo (Gomara, Ifni, Luscus, Rif, Xauen, Yebala). Al principio, le
había sido de mucha ayuda el botánico catalán director del Instituto Botánico de
Madrid, Carles Pau, por su anterior experiencia en Marruecos. Contó también con
la ayuda, ya sobre el terreno, de Enric Gros, un recolector que antes había sido
pastor. Después contactó sobre, también en el terreno, con Maire y Emberger, con
quienes publicó una obra sobre la vegetación del Rif occidental. Personalmente, le
había emocionado mucho subir a la cima del Rif, el monte Tidiquín, de 2453 m
sobre el nivel del mar. Para subvencionar sus expediciones recurrió a la venta
internacional de las exsiccata (colecciones repetidas de plantas raras a repartir
entre los institutos botánicos).
Al final del curso 1935-36, llevó a los alumnos a Orihuela del Tremedal, al norte de
la Sierra de Albarracín, en la provincia de Teruel. Ya no queda el “tremedal” o
humedal ahí ahora. Conocimos a la hija de la posadera. Años más tarde aún estaba
pasmada por lo que sucedió entonces. Quería vender, y vendió, después de mucho
insistir a Bolòs, los pliegos abandonados por PFQ en su huída en 1936. Después de
muchos años, en los 1970s, se pudieron recuperar, pues, las plantas de las prensas
(para secarlas, y que ya estaban secas, desde luego, después de 30 años) que
habían abandonado en la posada del pueblo. PFQ dejó a deber algo ahí, ya que los
días pasaban y el alzamiento no tenía un fin; y el dinero se había agotado. La
posadera, vendiendo los pliegos, recuperó de alguna manera el dinero. El grupo
había empezado el 29 de junio la estancia en Orihuela del Tremedal. Al empezar el
mes de setiembre, el alzamiento aún no había concluido. Así que tomaron una
decisión en común y se marcharon de ahí. Sabido es que la ofensiva del ejército
alzado contra la república tuvo varias idas y venidas en la zona de Teruel. Uno de
estos cambios de zona les pilló. Pero él decidió quedar primero bien como profesor y
devolver a sus alumnos a su origen (Barcelona), en vez de pasarlos a la zona
nacional. La segunda opción era quedar bien como militar. La descartó. Para volver
a Barcelona tuvo que abandonar su vehículo en el pueblo y coger el tren, desde
Cuenca a Valencia.
PFQ se dedicó durante la guerra a salvar y a revisar y ordenar el herbario de
Sennen; y también el de los Salvador. Pudo asimismo llevar a cabo algunas
excursiones botánicas con los alumnos por los alrededores de Barcelona (Montseny,
Montserrat). La verdad es que la pirueta logística de Orihuela pasó casi inadvertida
hasta avanzado el año 1939. Entonces, una pequeña nota de prensa relatándola en
sus días, y otra nota en que figuraba su apoyo a la protesta por los bombardeos de
las tropas franquistas que habían afectado parte de los edificios universitarios, le
perjudicaron. Es curioso como aún hoy en día (2014) se esconda la información
clave de aquellos destrozos. Y es que el bombardeo moderado de las tropas
llamadas nacionales afectó a un camión republicano que circulaba por la Gran Vía
cargado de trilita.
PFQ logró salvarse, gracias a la ayuda de la masonería inglesa, de las tres penas de
muerte que le fueron impuestas a raíz de la denuncia impulsada en secreto por
Oriol de Bolòs. Los de Edinburgo fueron avisados por Braun-Blanquet. Hicieron un
pago de cuatro millones de pesetas (de entonces) “a la labor social” del generalato.
En una nota a pie de página expresaban el ruego de salvar la vida del ilustre
botánico. Estas dádivas tenían la misión de tranquilizar los ánimos franquistas
para que España no colaborara demasiado con el régimen alemán nazi. Después de
pasar unos meses en el corredor de la muerte, cosa que aprovechó para estudiar
griego, PFQ fue liberado. Luego conservó el sueldo de militar retirado, pero tuvo que
desplazarse a la empresa privada (Editorial Labor), ya que fue depurado de sus
cargos públicos como el de la dirección del Instituto Botánico. De todos modos, iba
ahí los sábados a ayudar en la obra de la flora, sin cobrar, claro. Lo de la cátedra de
farmacia, que bien merecía, ya era agua pasada. Oriol de Bolòs hacía correr la voz
de que todo el personal del Instituto Botánico dimitiría si no readmitían a PFQ, pero
eran intenciones falsas.
Debido a la denuncia de Oriol de Bolòs (quien cobró en efectivo una recompensa
inmediata, y todo el reconocimiento de la administración futura franquista), se
llevaron preso a PFQ en el mes de julio de 1939. Fue juzgado el 29 de agosto del
mismo año y declarado culpable de triple traición, con el veredicto de pena capital
triple. Eso nos parece aborrecible ahora; pero venía a ser algo normal en aquellos
tiempos. Según nuestra versión, influida mucho por lo que contaban Sierra Ràfols y
también Masclans, un alumno de FONT QUER preguntó al joven Bolòs, de 15 años
entonces —y que prácticamente vivía ya en el Instituto Botánico—, qué le parecía el
caso de pasarse de bando durante la guerra. Como reacción muy suya, Bolòs
alimentó en seguida las esperanzas del tímido delator falangista. La denuncia fue
cursada con éxito. Bolòs padre no movió ni un dedo para salvar a PFQ. Tampoco
estaba en muy buena posición. De farmacéutico de Olot había pasado a botánico de
Barcelona gracias a haber sido encarcelado en Barcelona como separatista, o
catalanista, durante la dictadura de Primo de Rivera, un par de veces. Una vez PFQ
en el corredor de la muerte, sus conocidos (especialmente Werner Rothmaler y Rolf
Singer), y sus familiares, se movieron y pidieron ayuda a Braun-Blanquet y a otros
botánicos de Zurich. Éstos, a su vez, pidieron ayuda internacional para salvarle la
vida. Acudió en primer lugar la universidad de Edimburgo, adscrita a la masonería,
como el propio PFQ. De ahí partió el mensaje al gobierno del Reino Unido. PFQ
ingresó en la prisión militar de Montjuic y, al año, el día 1 de diciembre de 1940, ya
pudo salir en régimen de tercer grado o libertad condicional. Lo habían condenado,
al final, por colaborar con la rebelión, con ocho años de prisión. Ferran Comas,
herbolario simpatizante entonces con los falangistas, pudo haber influido para que
se le encargara la tarea de escribir sobre plantas medicinales. Así que, pues, todo se
arregló. Para un hombre-Rata, el año 1939 debía ser de cambios comerciales y el
1940 de explotación por parte de amigos. La verdad es que no se nos ocurre de
ningún otro profesor universitario que haya contribuído con más dinero al estado
que el que haya recibido de éste. PFQ quedó zaherido por la falta de apoyo de los
Bolòs, pero no les retiró el afecto. Accedió de buena gana a que les otorgaran
mejores cargos, mientras que a él le quitaban todos los sueldos y cargos, excepto el
de teniente coronel retirado (4-9-1940).
José María Albareda, desde el CSIC, pudo rehabilitarle, aunque fuera mínimamente.
Además, un domingo al mes organizaba excursiones para sus ex alumnos, con
alguna autoridad botánica extranjera. Si a él no le hubieran depurado, si los
soviéticos no se hubieran llevado el capital del tesoro público español, se habría
llevado a cabo un estudio de más envergadura: la flora occidental, desde los Alpes
occidentales hasta el Sáhara español y las islas Canarias, pasando por el sur de
Francia, España, Portugal y Marruecos. Hubiera sido el complemento a la Flora
Orientalis de Boissier.
La editorial Labor y/o la Sopena le contrataban para que escribiera metódicamente
sobre temas botánicos. Desde allí dirigió colecciones de obras científicas, seis de
ellas traducidas por él mismo (tratados de botánica: Cappellettti, Gilg, Gola,
Strasburger, Wettstein). Siguió herborizando cuanto pudo, aunque con mucha
menor intensidad que antes de la guerra.
En 1959 fue nombrado doctor honoris causa por la universidad de Montpellier. En
1961 lleva a cabo su último viaje de exploración botánica a Portugal. Él ya tenía
mucho material de herbario para tirar para adelante la obra de la flora occidentalis,
o al menos la flora hispánica. Pero murió el 2 de enero de 1964. Su muerte quedó
reflejada en los medios de comunicación.
Durante sus últimos 20 años, había escrito tres obras importantes: El Dioscórides
Renovado; Botánica Pintoresca; Diccionario de Botánico. Pero también se había
empeñado en elaborar muchas fichas (100.000) para la futura flora, aunque 25
años después de su muerte ya no figurara como coautor junto a Bolòs y Vigo. El
jardín botánico que había formado PFQ en Montjuic fue languideciendo. PFQ había
podido colaborar además en el jardín de Karl Faust, en Blanes. Este alemán, venido
a España mucho antes de la hégira nazi, subvencionó adermás y en muy buena
parte las actividades de la Institució Catalana d’Història Natural. Esta entidad
apoyó también mucho a PFQ, que la presidió de 1931 a 1934. En 1931 acudió como
delegado de Barcelona al congreso internacional sobre plantas medicinales
celebrado en París.
Hubiera podido emigrar como hizo Cuatrecasas, alumno suyo que le superó como
figura botánica mundial. Cuatrecasas describió unas 2500 especies o taxones
menores nuevos principalmente en América, siendo la mitad de ellas de la familia
de las Compuestas. Una de las especies primerizas descritas por Cuatrecasas fue la
Jurinea fontquerii, una compuesta endémica de la Sierra de Mágina, en la provincia
de Jaén. Después, han sido muchas las especies de plantas dedicadas a PFQ por
otros autores. PFQ sólo describió unos 538 taxones nuevos, del occidente europeo y
norteafricano. Sobresalen dos géneros nuevos: Rathmaleria, de Sierra Nevada; y
Sventenia, de las Canarias. Rothmaler, a su vez, le dedicó la Alchemilla fontqueri,
también de Sierra Nevada. FONT QUER, además de esos dos géneros nuevos,
describió 115 especies y 86 subespecies o híbridos nuevos.
Aparte de sus éxitos, PFQ se sintió leal a las normas y a la patria; y no emigró.
Contaba con la continuidad de la amistad de sus más o menos afables colegas
(*=micólogos): Bolòs, Casas, Cuatrecasas, Heim*, Maire*, Margalef, Montserrat,
Pearson*, Rothmaler, Sierra Ràfols, Singer*, Solé Pla, Vives Codina. Algunos
optaron por emigrar: Cuatrecasas; Sierra Ràfols; Solé Pla. A partir de 1942, PFQ
ingresó en el Institut d’Estudis Catalans. Presidió esta institución científica y
catalanista entre 1954 y 1955.
Fue miembro de la Real Academia de Ciencias de Barcelona y de la de Madrid, y de
la Sociedad Botánica de Ginebra. En 1954, ostentó la vicepresidencia del congreso
internacional de botánica en París. Pero no pudo acudir al congreso internacional
de botánica que debía de tener lugar en el verano de 1964, precisamente en
Edimburgo. Había sido editor consultivo de la Flora Europaea editada por la
universidad de Cambridge.
PFQ no cambió su vida por la nueva sociología botánica de Braun-Blanquet, al
contrario que Oriol de Bolòs, acérrimo acólito e impulsor de la nueva doctrina. A
decir verdad, en el mundo en general, tampoco ha cuajado la idea. Aunque, PFQ
describió, en la nueva línea, dos asociaciones nuevas: Jasonietum foliosae (de la
Sierra de Mariola) y Festucetum hystricis (de Albarracín).
PFQ escribió, al estilo de Huget del Villar, una Geografía Botánica de la Península
Ibérica. Fue una lástima que el jardín de Montjuic no progresara, que el de La
Molina no se creara, y que los herbarios de Marruecos hayan quedado relegados
casi al olvido. PFQ insistía mucho en que “para aprender botánica hay que estudiar
grupos de plantas reducidos, fijándose en las pequeñas diferencias; de esta manera,
se aprende más que no queriendo abarcar mucho y sólo en la superficie”. Su
ímpetu físico lo aplicó a sus estudios, metódicos y pacientes. De lo que él escribió,
nada parece estar hecho a prisa y corriendo. Parecía tener todo el tiempo del
mundo, al estilo de los antiguos. Soportó las burlas estrepitosas de sus compañeros
de farmacia al empezar a escribir sobre plantas medicinales, según los campesinos
de contaban. Le gustaba codearse con leñadores, pastores y campesinos. Y
admiraba mucho la inteligencia de su guía dels Ports: Sovatger. PFQ sabía que
aquello ahora valía la pena, no sólo para cumplir el compromiso con las
autoridades falangistas, si no por que, como solía reconocer: “lo simple y eficaz,
tiene la gracia de lo justo y necesario”.
Se dice que no era ninguna belleza como hombre, a pesar de su corpulencia. Pero
supo poner mucha belleza en su vida. Si bien se ve que contaba con medios muy
exiguos, una vez depurado de la vida pública, supo atraer la colaboración de
dibujantes como Sierra Ràfols, Núñez o Susanne David. Esta dama era conocida
por sus ilustraciones de peces, pero no puso reparos en codearse con las plantas.
Ella era de un talante amable y extraordinariamente fino, lo que chocaba con su
consejo de aprender a pintar mirando el desnudo humano. De Núñez, a quien no
conocimos, se decía que tenía una paciencia benedictina.
La obra de PFQ ha tenido una buena continuidad, a pesar de todo, en muchos
aspectos.

Quizá ningún otro botánico haya alcanzado el vigor de su obra en España.. La obra
de PFQ se puede resumir en 272 artículos científicos, además de los tres libros, y
de las colecciones de plantas y semillas (index seminarum). La principal colección
de plantas de herbario o exsiccata emitidas entre 1928 y 1932 es la expedida como
Iter Maroccanum (2401 ejemplares de fanerógamas). Se dedicó, además de a la flora
de Marruecos, a la flora mediterránea de Burgos, Valencia, Andalucía oriental,
Menorca, Ibiza y Formentera. Y a la de diversos puntos de Cataluña (Bages, Bohí,
Cardó, la Cerdaña, Collserola, Montseny, Montserrat,). Destacó especialmente en el
estudio de las Cariofiláceas y de las Labiadas (en particular, los Sideritis).
Losa le sucedió dealguna manera en la cátedra de botánica. Éste y Pedro
Montserrat continuaron los estudios de criptógamas (el primero) y de fanerógamas
(ambos).
Actualmente la botánica teórica se explica en la Universidad, en el nivel máximo, en
la facultad de Biología. En un nivel bueno, en la de farmacia. Y en un nivel más
elemental en la Escuela de Ingeniería Agrícola.
PFQ impartió clases siempre con un espíritu de pedagogía activa, dando mucha
importancia a la práctica, pero no olvidando la precisión y el diálogo constante en la
teoría.
Los estudios de flora han culminado con la publicación reciente de la Flora dels
Paísos Catalans (a partir de 1984).
La flora de Marruecos está siendo estudiada por JM Montserrat Martí.
Y la de Canarias ha tenido a varios botánicos también ocupados durante años,
siendo el principal Bramwell.
Muchos botánicos intervienen en la culminación de la Flora Ibérica que él había
querido editar como Flora Hispánica. Entre esos botánicos, dirigidos por Santiago
Castroviejo, destaca Ginés López González.
El Diccionario de Botánica ha tenido una reedición revisada también recientemente.
A decir verdad, es la obra por la cuál se conoce internacionalmente a PFQ.
La Botánica Pintoresca ha tenido su sucesión en numerosas enciclopedias
naturalistas como las editadas bajo la dirección de Ramón Folch.
El Dioscórides Renovado ha dejado una buena estela. Primero, porque ha sido un
best-seller de la editorial Labor (ahora extinta). También porque ha sido la obra de
referencia para los herbolarios tradicionales. Y porque ha abierto la brecha para
numerosos estudios etnobotánicos a lo largo y ancho de la península e islas. Y si
queremos ver en ello la quinta fase, podemos verlo en la base de datos del Dr. Duke,
en la que colaboró mucho el químico y biólogo de Barcelona, Ballester. La parte de
farmacognosia o de conocimiento de las actividades químicas de los principios
activos de las plantas ha quedado en España un poco lejos de la primera ola de la
ciencia, que como es fácil adivinar, se sitúa ahora en los Estados Unidos. Pero ahí
estaba el joven Dr. Ballester empujándola, especialmente en lo referente a los datos
de actividades bioquímicas de las plantas.
Finalmente, la faceta de micólogo seguramente la cogió PFQ de Maire, otro botánico
aficionado a las tierras del norte de África; y de Codina. La Sociedad Micológica
Catalana ha seguido sus pasos. Recordemos que antes de que PFQ impulsara la
micología en Cataluña. Se habían encontrado 627 especies y él dejó este mundo
cuando ya se habían descrito 1371 especies de setas.

El nieto de PFQ (Raúl Font Quer Plana) ha sido (hasta 2010) teniente de alcalde de
deportes y tránsito del ayuntamiento de Tarragona; y propietario de la farmacia de
la Plaça de la Generalitat de aquella ciudad.
En Manresa se dedicó un Instituto de Enseñanza Secundaria a PFQ. Fué creado
entre 1978 y 1980. Los familiares de PFQ lo visitaron el 9 abril 1981. En 1988, se
celebró el centenario del nacimiento de PFQ en la Facultad de Farmacia (ahora
ubicada en la ciudad universitaria de Pedralbes).
En Madrid se creó en 1982 una publicación botánica dirigida por Javier Fernández
Casas: Fontqueria.
Todos los homenajes nos parecen poco. Yo mismo, cuando tenía sólo unos meses
me fijen él cuando salía con su esposa, hija, y Ramon Margalef y alguna otra
persona, del jardín botánico de Blanes. Y auguré que ya de mayor daría una
conferencia explicando lo muy importante que habúa sio aquél hombre. Me pareció
un señor algo triste, como salido del corredor de la muerte; científico inteligente y
sabio. Pero con una voz demasiado suave o un vocabulario demasiado erudito para
mis entendederas de bebé. La conferemncia la di (auspiciada por la Casa Santiveri).
Pero nadie creyço que yo con seis meses de edad pudiera pensar todo aquello.

LA VERSIÓN DEL DIOSCÓRIDES POR FONT QUER. Lo más novedoso es su aporte
de nombres vernáculos de las plantas, hasta un total de 11.300, en especial en
vasco y gallego, aparte de en las otras lenguas hispánicas. Parte del trabajmo lo
cedío a Masclans cuando éste culminó su obra sobre los nombres de las plantas en
las tierras de los países catalanes. La introducción, de más de 130 páginas,
empieza con una panorámica histórica de la evolución del hombre y de los
conocimientos sobre plantas medicinales. Detalla las obras de Mattioli y de Laguna
y hace referencia a la dificultad en muchos casos de saber a qué planta se referían
los antiguos en cada caso. Analiza algunas ideas populares más o menos falsas,
como el sexo de las plantas y la teoría de la signatura. Se pregunta cómo el hombre
empezó o llegó a conocer el poder curativo de las plantas. Detalla algunos rituales
curativos incluidos los amuletos y las oraciones, el de algunas panaceas, como la
Amanita muscaria o el Psilocybe o el Peyote o el hongo milagroso (Aspergillus flavus).
También, pero en este caso sólo sucintamente, describe el descubrimiento de los
principios activos, y todo un potpurrí de anécdotas populares y de experimentos
más o menos serios sobre las virtudes de las plantas. Comenta los diferentes tipos
de distribución geográfica de las plantas en la península hispánica y países
limítrofes. La última disquisición de la introducción se centra en la evolución de las
ilustraciones en las diferentes versiones de la obra de Dioscórides. El grueso del
libro está ordenado en el sentido evolutivo de las familias de plantas, desde las
criptógamas sin flores hasta las Compuestas de grandes flores complicadas y otros
pequeños grupos mucho menos importantes al final. Es muy de agradecer el índice
de nombres de plantas en una sola lista. Las descripciones de las plantas están
tomadas de las obras clásicas francesas, si de ellas había. Es también muy de
agradecer el magnífico dibujo que de cada especie se puede contemplar en todo
detalle. Los nombres populares y la biogeografía de la especie son en muchos casos
datos novedosos. El apartado de la composición química, dado el estado de los
conocimientos en la época de 1961, cuando se hizo la primera edición, deja ahora
mucho que desear. Ello no es óbice para que aún en la actualidad, en muchos
casos, no se haya avanzado demasiado. En los apartados de virtudes y de uso, los
consejos son simples y eficaces, mientras que en el de la historia, admite
numerosas divagaciones. Hay que tenerlas muy en cuenta, sin embargo, cuando los
conocimientos actuales eran mucho más escasos que los antiguos, algo que pasaba
a menudo. También incluye, en este apartado, disquisiciones botánicas sobre la
buena determinación de las especies, algo en lo que se le nota toda una autoridad.
En conjunto, el estilo es más literario que científico. Y no se avergüenza de ahondar
en detalles ya sea de erudición botánica, ya sea del anecdotario popular. Algunos
han criticado que falta en esta obra alguna fotografía para ilustrar mejor cada
planta. Para el público diletante eso sería más agradable a la vista. Pero en aras de
la precisión, tan necesaria cuando se quiere distinguir algo tóxico de algo
comestible, son mejores los dibujos. Aunque, las fotos no hubieran estorbado. Es
una verdadera lástima, por ejemplo, cómo en obras que quieren mejorar la de PFQ,
como la Enciclopedia de Plantas Medicinales (el Dioscórides del tercer milenio) y
que contienen muchas fotografías de plantas, haya más de veinte con un pie
equivocado. La foto es de una planta y el nombre que figura de ella y la explicación
es de otra. Culpables: las prisas editoriales actuales y los demonios de las artes
gráficas. Pero su autor (José Luís Berdonces) ha sabido compensar la crítica
inmerecida a la obra de PFQ respecto de la ausencia de plantas exóticas. De hecho,
salen publicados cada año miles de libros que tratan del tema de las plantas
medicinales, pero ninguno ha descollado tanto, hasta ahora, como el Dioscórides de
PFQ.

ALGUNAS OBRAS DE FONT QUER
—Font Quer, P. & Universidad Central (Madrid). (1914). Ensayo fitotopográfico de
Bages: tesis de doctorado en farmacia. Mahón, Tipografía Mahonesa.
—Font Quer, P. (1926). Illustrationes florae occidentalis: quae ad plantas hispaniae,
lusitaniae et mauritaniae, novas vele imperfecte cognitas, spectant. Barcelona,
Museo de Ciencias Naturales.
—Iniciación a la botánica. 1979. Ed. Fontalba. Barcelona.
—Geografía botánica de la península. 1953. Geografía de España, dirigida por L.
Solé Sabarís.
—Diccionario de Botánica. 1953. Editorial Labor. Barcelona// Ediciones Península,
2000. [1000 dibujos; 18.000 entradas]
—Botánica pintoresca. 1960. Editorial Sopena. Barcelona.
—Plantas medicinales. El Dioscórides renovado. 1962. Editorial Labor. Barcelona.
// Ediciones península, 1999.
—Botanicon. (Inédito). Juego infantil didáctico.

ZONAS VISITADAS POR FONT QUER PARA SUS ESTUDIOS BOTÁNICOS
ALBARRACÍN – ALEMANIA – ANDALUCÍA – ASTURIAS – BAGES – BALEARES – BERGUEDÀ
– BOHÍ – BURGOS – CADÍ - CANTABRIA – CARDÓ - EBRO CENTRAL –FORMENTERA –
GALICIA –HOLANDA –IBIZA - ILLES MEDES - LA SELVA – LEÓN –MARRUECOS –
MENORCA – MONTSENY – NAVARRA - PLAYA DE ARO - PORTS DE TORTOSA – PORTUGAL
– PRADES – SEGRIÀ – URGELL - VAL D’ARAN – VALENCIA - VALLFERRERA

ALGUNAS ESPECIES, Y TAXONES MENORES (HÍBRIDOS, SUBESPECIES,
VARIEDADES, FORMAS), DEDICADAS A FONT QUER.
(La mayor parte son plantas superiores).
Aira fontqueriana
Alchemilla fontqueri
Alyssum fontqueri
Arenaria querioides ssp. fontqueri = Arenaria
fontqueri
Armeria fontqueri
Betula pendula ssp. fontqueri
Biscutella fontqueri
Brimeura amethystina f. fontqueri =
Hyacinthus fontqueri
Cirsium x fontqueri
Clitocybe fontqueri (seta)
Cochlostoma fontqueri = Auritus fontqueri
(caracol)
Coris monspeliensis ssp. fontqueri
Delphinium fissum ssp. fontqueri
Dianthus hispanicus ssp. fontqueri
Echinops spinosissimus ssp. fontqueri
Elymus pungens ssp. fontqueri =
Psammopyrum fontqueri
Equisetum x fontqueri
Euphorbia fontqueriana
Ferula fontqueri
Festuca paniculata ssp. fontqueri
Fontquera (Asteráceas)
Fumana fontqueri
Heracleum sphondylium var. fontqueri
Hieracium fontqueri
Iberis fontqueri
Jurinea fontqueri
Knautia dipsacifolia ssp. fontqueri
Leuzea fontqueri = Raphonticum fontqueri
Limonium fontqueri = Statice fontqueri
Linum suffruticosum ssp. fontqueri
Mentha fontqueri
Moheringia fontqueri
Mysopates fontqueri
Narcissus neglectum var. fontqueri
Ononis maweana ssp. fontqueri
Phalangium fontqueri
Poa fontqueri
Polypodium x fontqueri
Poterium fontqueri
Prunella x fontqueri
Puccinellia fontqueri
Pulsatilla alpina ssp. fontqueri
Quercus fontqueri
Ramalina fontqueri (líquen)
Ranunculus spicatus ssp. fontqueri
Rhamnus oleoides ssp. fontqueri
Rosa x fontqueriana
Rubia fontqueri
Russula fontqueri (seta)
Salix x fontqueri
Saxifraga x fontqueri
Scrophularia fontqueri
Setaria adherens var. fontqueri
Sideritis fontqueri
Stachys fontqueri
Staurothele fontqueri (líquen)
Teucrium carolipaui ssp. fontqueri
Thymus fontqueri
Verbascum fontqueri
Veronica tenuifolia ssp. fontqueri

BILBIOGRAFIA D’ETNOBOTÀNICA CATALANA

• Revistes cosmopolites: Journal of Ethnopharmacology / Al-Biruniya

• Obres generals als Països Catalans: Cels Gomis / Pius Font Quer / Pare
Hilari (caputxí)

• València: M. Costa / JB. Peris / L. Mulet / J. Pellicer / Bataller/ D. Climent
Giner

• Catalunya: A. Agelet (els Pallars, l’Urgell, la Vall d’En Bas I Andorra) / J.
Muntané (Cerdanya i Capcir) / MA Bonet (Vall del Tenes i Montseny) /
Bartrolí (l’Anoia) / Helena Bou (Empordà), / D Raja (Segarra) / M Parada &
A Selga (Empordà / Segarra), JL Frasquet Febrer (Terra Alta) / Conxita
Cortina & Alexis Rosell & Rigat & Garnatje (Ripollès)

• Balears: PC Palau Ferrer / Lluís Ripoll / F. Bonafè / A. Bonner / A Galmés
Riera / J Serra Colomar / Institut d’Estudis Eivissencs / Pare Bianor

• Catalunya Nord: Conill / Juillet / Bru / Rosine (=Angélica Vilaceque) /
Susplugues / Vergés de Ricaud-Serradell / Muntaner

• Franja de Ponent: L Villar / JM Palacín / C Calvo Eito / G Stübing

• Andorra: A. Agelet & Santi Niell

• Floracatalana.net : Albert Mallol Camprubí.

• Mint. The genus Mentha. Ed. Brian M. Lawrence. CRC Press 2007.

• Handbook of Medicinal Mints (aromathematics): phytochemicals and
biological activities. James A. Duke & Stephen M. Beckstorm-Stemberg. CRC
Press 2001.