Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia

Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

VI-EL PROBLEMA ANTROPOLÓGICO (ADRIANA ARPINI)
El hombre como tema de reflexión
“Antropología” es una voz de origen griego compuesta por “anthropos” (hombre)
y “logos” (palabra, razón, tratado). Con ella se designa a la disciplina ue se ocupa del
estudio del hombre. !n cuanto disciplina "ilosó"ica intenta satis"acer la pregunta por el
hombre y su naturaleza.
A la pregunta #$u% es el hombre& 'e la puede responder de distintas maneras. (a)
'cheler distingue tres*
+., -abr., dentro de la cultura occidental, uienes asocien la idea de hombre con la
tradición /udeocristiana* haciendo re"erencia a la creación, Ad.n y !va, el paraíso, la
caída por el pecado, etc%tera. 0entro de las culturas orientales la respuesta se asociar. a
la concepción del hombre de las religiones respectivas.
1., 2tra respuesta puede ser elaborada siguiendo a los "ilóso"os de la antig3edad cl.sica,
seg4n la cual lo ue di"erencia al hombre es el hecho de poseer “razón”, “logos”5 es decir
ue tiene la "acultad de pensar y e)presar por la palabra su pensamiento. Con esta idea se
enlaza estrechamente la doctrina de ue el universo entero tiene por "ondo una “razón
sobrehumana” de la cual participa el hombre y sólo el hombre entre todos los seres.
6., 2tra posible respuesta es la "or/ada por las ciencias modernas de la naturaleza. 0esde
este punto de vista el hombre sería un producto "inal y muy tardío de la evolución del
planeta 7ierra, un ser ue sólo se distinguiría de sus antecesores en el reino animal por el
grado de complicación con ue se combinan en %l energía y "acultades ue ya e)isten en la
naturaleza in"rahumana.
Cada una de estas posibles respuestas di"iere de las dem.s y de"ine al hombre
unilateralmente, teniendo en cuenta sólo un aspecto.
Así surgen tres modos distintos de considerar al hombre*
a). desde el punto de vista teológico5
b). desde el punto de vista cientí"ico5
c). desde el punto de vista "ilosó"ico.
!n este capítulo se desarrollar.n, como e/emplo, una posición dentro de cada una
de las direcciones antropológicas se8aladas
1.- Antropología teológica
Con este título se designa la idea de hombre ue se desprende de las distintas
religiones. Así habr. una visión del hombre ue ser. di"erente seg4n se trate del budismo,
del brahamanismo, del islamismo, de las antiguas religiones politeístas o de la concepción
/udeocristiana, en la ue nos detendremos especialmente.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

!s necesario establecer la di"erencia entre el concepto antes mencionado de
“antropología teológica” y el m.s especí"ico de “"iloso"ía cristiana”, ue son con"undidos
con "recuencia. Con 8a segunda nomenclatura se designa concretamente la re"le)ión
acerca del hombre, del mundo y de 0ios, estructurada a partir de los dogmas de la "e
cristiana y la 9evelación. !ste tipo de re"le)ión surge en el siglo :: de nuestra, cuando 'an
;ustino (.rtir, (inuncio <%li), 7ertuliano y otros apologetas, cuya tarea era la de
e)poner y "undamentar la verdad de la religión católica, intentaron dar una /usti"icación
racional de la actitud de los cristianos, especialmente dirigida a los in"ieles. :ntentos como
estos alcanzan su cumbre en la obra de 'anto 7om.s de Auino.
!n los autores cristianos es, por lo general, muy di"ícil establecer con precisión los
límites entre lo ue es “"iloso"ía cristiana” y lo ue es “antropología teológica”5 he ahí la
causa de la con"usión, agudizada por la identi"icación entre teología y "iloso"ía ue se
produ/o durante el medioevo. =os pensadores de esta %poca, entusiasmados por la "e
católica, no tuvieron en cuenta la di"erencia ue e)iste entre la verdad revelada en la cual
se cree y la verdad a la ue se llega por medio de la razón.
1.1.- Concepción judeocristiana del hombre
!n la consideración de este tema se distinguir.n dos aspectos* a) !l problema del
hombre y su origen* la creación y la caída por el pecado. >) !l problema de la redención*
Cristología.
a., !l origen del hombre
0entro de la tradición /udeocristiana, tal como se lee en el ?%nesis, el hombre es
creado a imagen de 0ios.
Al decir ue "ue creado a imagen de 0ios se alude al hecho de ue es seme/ante y
no igual a 0ios. @or comparación se pueden establecer las siguientes características*
Dios Hombre
'e conoce y se ama conscientemente a sí mismo de Ao siempre se conoce y ama
modo continuo. Conscientemente.
!s totalmente consciente de sí. 'igue siendo un misterio paras sí mismo
Ao necesita conocer ning4n ob/eto e)terior para 'e conoce a sí mismo despu%s de tomar
Conocerse a sí mismo. conciencia de la e)istencia de los ob/etos
e)teriores.
0ios es per"ecta autoidentidad. !l hombre puede llegar a ser autoconciencia
Adem.s, 0ios es uno y trino, por lo tanto en el hombre, ue es su imagen, est.n
presentes las huellas de la trinidad*
Esse* ser.
ntelligere* pensar, reunir por medio de la palabra,
Amare* amar,
$ue representa al @adre, al -i/o y al espíritu.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

$u% debe entenderse cuando se dice* “0ios creó al hombre”. !n la tradición
/udeocristiana aparece por primera vez la idea de la creación a partir de la nada (creatio
e) nihilo). Como dice 'anto 7om.s “crear no es otra cosa ue producir algo en el ser sin
materia previa”.
+
'e dice adem.s ue lo ue creó a su imagen y seme/anza, es decir, ue el hombre
posee los atributos divinos, pero mientras ue en 0ios son absolutos, el hombre sólo
participa de ellos en "orma degradada.
@or otra parte, se sabe ue 0ios di/o al hombre* “=lenad la tierra y sometedla”.
!sto signi"ica una relación del hombre con el mundo, de tal modo ue el mundo no le es
a/eno al hombre, sino ue es su .mbito propio. !l hombre es la culminación del mundo.
Ahora bien, si se contin4a la lectura del ?%nesis se ver. ue el hombre es
imper"ecto porue participa en "orma degradada de la naturaleza divina5 es decir, ue
posee los atributos divinos pero disminuidos en cuanto a su per"ección. !sto constituye
tambi%n la causa de la caída por el pecado.
!l hombre es imagen de 0ios
De Dios se dice !ue es" Del hombre se dice !ue es"
Absoluto (des,ligado) 0ependiente (ligado)
!terno temporal
2mnisciente puede conocer
2mnipotente tiene poder relativo
Aecesario contingente
@er"ecto per"ectible
=ibre (en sentido absoluto) posee libertad de elección
Creador (e) nihilo) procreador, artí"ice.
(ucho se ha discutido y se discute acerca del sentido del pecado original. 'er.
tratado en este tema en cuanto signo de la precariedad humana.
=a precariedad del hombre, "ruto del castigo a la "alta cometida, se mani"iesta en la
insatis"acción ue le de/a lo "inito* los ob/etos "initos, el conocimiento "inito, el amor "inito,
ya ue el hombre est. hecho para lo in"inito. Consciente de sus limitaciones el hombre
trasciende su propia e)istencia en la b4sueda de la verdad, del amor, de la persona
in"inita. “@or eso el hombre puede de"inirse como una a"irmación del amor por el
in"inito”.
1
!
!n latín se usa la "orma verbal "ieri ue puede ser traducida como* ser, llegar a ser, originarse5 a di"erencia de "acere ue signi"ica*
hacer, construir, y supone la e)istencia de una materia prima. =a creación es un "iere propio de 0ios5 el "acere es propio del hombre.
"
0oncel, ;. <. Antropología "ilosó"ica. 7rad. de @edro ?eltman, Carlos =ohl%, >uenos Aires, +BCB. @.g. DEC
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

Al carecer el hombre de los elementos su"icientes para llegar a la verdad absoluta,
sólo le cabe la posibilidad de permanecer para “escuchar” si acaso %sta se ha revelado o
ha hablado en la historia. !sta verdad no es otra ue la palabra de Cristo, ue viene a
redimir la naturaleza humana.
b., =a redención
Farl 9ahner sostiene ue toda antropología teológica debe completarse con una
Cristología, ya ue es importante entender completamente al hombre sin conocer algo
sobre Cristo.
@ara conocer a Cristo se puede recurrir al !vangelio de ;uan +.+D ue dice* “!l
verbo se hizo carne”, donde se evidencia ue el verbo o palabra de 0ios (orden divino)
asumió la condición humana, es decir, se encarnó (orden de la vida humana).
6
!l dogma de la encarnación dice ue 0ios realmente se hizo -ombre sin perder la
condición de 0ios, como lo a"irma @ablo en la carta a los <ilipenses.
0e auí se desprende una característica importante de la naturaleza humana* ue
puede ser asumida por 0ios. !sto constituye una potencia ue la "iloso"ía tradicional
denomina obediencia. =a potencia obediencial sólo puede ser puesta en movimiento por
0ios y tiene como "undamento en le hombre el dinamismo del intelecto (pensamiento o
razón) y la voluntad (uerer), por los cuales el hombre se abre al in"inito.
=a redención signi"ica para la concepción cristiana del hombre, ue Cristo, al
asumir la totalidad de la condición humana, restablece la seme/anza del hombre con 0ios,
perdida por el pecado.
=a "iloso"ía cristiana representada por 'anto 7om.s insiste en la unidad del ser
humano, en contraposición a las concepciones ue con anterioridad habían sostenido ue
el hombre era un compuesto de cuerpo y alma. Así por e/emplo, 'anto 7om.s dir. ue no
hay idea, por elevada ue sea, ue no provenga de una percepción sensorial, ni amor
humano tan espiritual ue no est% ligado a lo corpóreo.
'anto 7om.s dice ue la persona humana es lo m.s per"ecto ue e)iste en la
naturaleza, y la de"ine, siguiendo a >oecio como* “=a sustancia individual de naturaleza
racional”. Analicemos esta de"inición*
- sustancia" lo ue est. deba/o, lo ue e)iste en sí mismo y no en otro5
- indi#idual* ue no se divide, ue constituye una unidad e)istencial distinta de las
dem.s de la misma especie*
- de naturale$a* ue posee una determinada esencia, es decir, ue es de una manera
particular propia de su especie5
- racional* capaz de razonar, de realizar in"erencias para ue, a partir de la
comprensión de lo conocido, se llegue a intuir lo desconocido.
#
=as “verbo” y “carne” son "undamentales en este te)to* “verbo” del hebreo dabar, signi"ica* la palabra, lo e)terior5 “carne” del
hebreo sar), indica la totalidad del hombre (cuerpo y alma).
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

Aunue 'anto 7om.s no cayó en el dualismo agustiniano de considerar al hombre
como compuesto de dos elementos* cuerpo y alma, sin embargo restó importancia a sus
realizaciones mundanas. !ste punto de vista ha su"rido un cambio entre los "ilóso"os
cristianos contempor.neos, uienes consideran ue el hombre est. hecho para el mundo y
puede lograr su pleno desarrollo en %l, por su vocación de in"initud, aspira a la
trascendencia.
%.- Antropología científica
!l cientí"ico ue se pregunta #u% es el hombre&, #cu.l es su origen&, podr. responder
considerando la secuencia de hechos ue se o"recen a la observación, estableciendo
relaciones de antecedente a consecuente5 pero tambi%n habr. "enómenos ue escapar.n a
su investigación. 'u tarea se limitar. a establecer relaciones de causalidad como en las
ciencias "isiconaturales5 cualuier otro tipo de e)plicación ue intente dar, caer. en el
.mbito de la teología o de la "iloso"ía.
%.1.- El hombre en el es!uema de la e#olución
!n su estructura corporal el hombre mani"iesta parecidos muy notables con algunos
animales. !l cr.neo, el esueleto humano est.n "ormados por los mismos elementos óseos,
el sistema muscular est. "ormado por m4sculos id%nticos dispuestos de acuerdo con un
mismo plan general5 el corazón, los vasos sanguíneos est.n constituidos e)actamente
sobre un mismo esuema, y aun el cerebro (si bien m.s elaborado) est. hecho del mismo
tipo de te/idos nerviosos y construido en su "undamento por los mismos elementos b.sicos.
@or eso se ha dicho ue, desde el punto de vista anatómico el hombre es simplemente uno
de los animales. :ncluso se lo agrupa entre los vertebrados mamí"eros, porue comparte
todas sus características distintivas. =os mamí"eros, a su vez, est.n divididos en distintos
grupos de acuerdo con ciertas características en la combinación de sus rasgos
anatómicos* carnívoros, uirópteros, roedores, primates (monos) y el hombre.
-asta los primeros decenios del siglo pasado, había imperado la teoría de la "i/eza
e inmutabilidad de las distintas especies, tanto animales como vegetales.
=a de"inición de “especie” dice ue es una categoría homog%nea de individuos
estrechamente parecidos entre sí (salvo en di"erencias secundarias como tama8o y color) y
capaces de entrecruzarse libremente y de producir descendientes "ecundos.
0arGin
D
es uien introduce a partir de la publicación de su libro 2rigen de las
especies la teoría seg4n la cual las especies no ser.n "i/as e inmutables sino ue habrían
surgido de un proceso gradual de di"erenciación evolutiva desde "ormas ancestrales
comunes.
Ao "ue 0arGin el primero en esbozar esta teoría5 ella era motivo de controversias
"recuentes en su %poca5 pero si "ue el primero en dar una e)plicación racional y bien
documentada de cómo había ocurrido tal evolución.
$
Her Ap%ndice* 0arGin. 2tras e)plicaciones evolucionistas son las de =amarcI sobre la adaptación y trasmisión hereditaria de los
caracteres aduiridos, y la de 0e Hries, "undada en las mutaciones.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

@or eso esta teoría es conocida universalmente como !volucionismo o 0arGinismo.
%.%.- &a teoría e#olucionista
!s sabido ue los criadores de animales y vegetales pueden desarrollar nuevas variedades
mediante selección arti"icial en sus planteles. !sta se realiza aislando y entrecruzando a
los individuos ue presentan rasgos nuevos. 'i tales rasgos son el resultado de una
mutación, es decir, de un cambio en las partículas hereditarias de las c%lulas germinales,
se trasmitir. a sus descendientes. Así, por selección arti"icial y entrecruzamiento
cuidadoso puede surgir una variedad completamente nueva de animal o planta.
0arGin demostró ue este proceso puede darse tambi%n en "orma natural.
=a selección natural puede describirse del siguiente modo* todas las cosas vivientes
muestran una tendencia a variar, y las variaciones hereditarias (cada una de las cuales
puede originarse en base a una o m.s mutaciones) son trasmitidas de una generación a
otra. Auellos individuos a"ectados por variaciones hereditarias ue les den una venta/a
de"inida sobre sus seme/antes tienen m.s probabilidades de sobrevivir en la lucha por la
e)istencia y reproducir.n sus cualidades.
=os individuos menos "avorecidos, tender.n a desaparecer gradualmente. Así en el curso
de muchas generaciones, las especies mostrar.n un cambio gradual en dirección hacia un
a m.s per"ecta adaptación al medio en ue viven. @or e/emplo, el oso polar desarrolló un
pela/e m.s largo y tupido para sobrevivir en las condiciones de "río e)tremo de su h.bitat5
los simios para adaptarse a la vida arbórea desarrollaron la capacidad prensil en las
e)tremidades y en la cola.
=as pruebas ue se esgrimen en apoyo de las hipótesis evolucionistas se clasi"ican en*
indirectas y directas.
!ntre las primeras se encuentran* la observación de grupos geogr."icamente aislados, la
anatomía comparada y la embriología.
!ntre las segundas, los testimonios de la paleontología.
'eg4n los testimonios de esta ciencia, el hombre no siempre "ue como hoy5 e)istieron
"ormas primitivas de hombres tales como el autralophitecus, pithecanthropus, el hombre
de Aeanderthal, ue son considerados antepasados del -omo 'apiens , el cual aparece en
!uropa antes de la "inalización del 4ltimo glaciar, hace m.s de veinte mil a8os.
=os cientí"icos a"irman ue la evolución del hombre se ha orientado en el sentido de un
progresivo desarrollo de la capacidad craneana, lo cual "avorece la mayor actividad
intelectual, y suponen ue a4n no se completado sino ue contin4a.
%.'.- mplicancias filosóficas del e#olucionismo
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

=a e)plicación anterior es aceptable cientí"icamente* en ella sólo se considera la
causalidad e"iciente, es decir, la relación entre la causa y el e"ecto propia de las ciencias
"isiconaturales. @ero no es aceptable desde el punto de vista "ilosó"ico, porue el hecho de
ue el hombre es un ser re"le)ivo y libres est. por encima de las "uerzas de la materia y del
medio ambiente, lo cual no puede ser e)plicado siguiendo el m%todo de las ciencias
"isiconaturales.
Cuando el "ilóso"o se pregunta #u% es el hombre&, busca una respuesta ue lo de"ina en
su esencia. !sto ha sido preocupación de los "ilóso"os en todas las %pocas. !n nuestro siglo
se han ocupado de este problema entre otros >ergson, 'cheler y 7eilhard de Chardin.
Como veremos m.s adelante, 'cheler establece una di"erencia entre la vida y el
espíritu.
@or su parte >ergson desarrolla la teoría de la evolución creadora y del impulso vital,
a"irmando ue “la vida desde sus orígenes es la continuación de un solo y mismo impulso,
ue se repartió entre líneas de evolución divergentes”, por e/emplo, los insectos, los
reptiles, los mamí"eros. !l hombre pertenece a una de esas líneas, pero di"iere
esencialmente de los dem.s porue es capaz de intuir.
@or 4ltimo, 7eilhard de Chradin elabora su teoría de la tras"ormación creadora.
'eg4n esta teoría el proceso de hominización, por el cual el hombre llega a ser tal,
consiste en trasponer el umbral ue va del animal al hombre en virtud de la intervención
divina. ?racias a esa intervención de 0ios, los organismos son capaces de trascender sus
propias virtualidades y de producir e"ectos cuya per"ección los sobrepasa. Así por e/emplo
una "orma de vida no racional puede, gracias a la voluntad de 0ios, superarse a sí misma,
modi"icar su propia esencia, para convertirse en un ser racional.
!stos tres autores coinciden en ue si bien cientí"icamente se puede veri"icar un
cambio anatómico gradual, la novedad del hombre la constituye el "enómeno de la
re"le)ión*
“(...) por el hecho de ser re"le)ivos, no sólo somos di"erentes, sino otros. Ao sólo simple
cambio de grado, sino de naturaleza, resultado de un cambio de estado”.
E
'.- Antropología filosófica
0esde siempre el hombre ha sido un problema para sí mismo5 esto ha sido e)presado en
preguntas como* #u% es el hombre&, #cu.l es la esencia de lo humano&, #u% es la vida&,
#u% sentido tiene&, #cu.l es el lugar del hombre en el universo&, # en u% radica la
di"erencia entre el hombre y el resto de las cosas ue e)isten&, #cu.l es la relación del
hombre con lo absoluto&. =as respuestas a estas preguntas han sido encaradas de diversas
maneras5 ya se han visto e/emplo de dos modos de hacerlo* el teológico y el cientí"ico.
Corresponde tratar ahora el tipo de respuesta ue se puede dar desde la "iloso"ía, es decir,
desde la antropología "ilosó"ica.
%
7eilhard de Charlin. !l "enómeno humano. @.g. 1J1.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

=a primera di"icultad ue surge es la de saber cu.ndo y cómo la pregunta por el hombre
aduiere car.cter "ilosó"ico. !s sabido ue el hombre primitivo recurrió a los mitos para
resolver el problema de su origen y naturaleza. 7ambi%n es sabido ue la "iloso"ía, como
actitud netamente racional, surge en ?recia alrededor del siglo H: a. C. @ero #habr.
e)istido una re"le)ión no mítica acerca del hombre, ue sea anterior a esta "echa&. @ara
saberlo se considerar. brevemente la idea de hombre en el pensamiento oriental.
'.1.- &a idea de hombre en el pensamiento oriental
Al hablar de 2riente no es "recuente utilizar el concepto de “"iloso"ía” sino el de
“pensamiento” oriental, por tratarse de una re"le)ión con características muy especiales
ue pueden ubicarse a mitad de camino entre el mito y la "iloso"ía (en sentido occidental).
Así el >udismo, el >rahmanismo, el Con"ucionismo, m.s ue "iloso"ías, constituyen una
cosmovisión* se trata de un con/unto de representaciones y creencias designadas con el
nombre de Astrobiología.
=a cosmovisión oriental considera al hombre y su mundo como partes de un orden
universal, ue es un todo org.nico e inteligible. !l movimiento circular de los astros es
tomado como modelo de legalidad, regulador de las estaciones, los días, la dicha o
desdicha de los hombres en con/unto o en detalle.
=a astrobiología es una ciencia universal en la cual la posibilidad de una inteligencia
supera los azares del mito. @ero no se trata de una inteligencia personal, sub/etiva, sino de
una razón impersonal de donde derivan las causas del mundo y de los sucesos humanos.
@or lo tanto el destino del hombre se halla escrito en el cielo y no se puede modi"icar. Kna
consecuencia de esto es el inmovilismo social.
!l pensamiento milenario de 2riente se di"unde ampliamente y llega a in"luir en la cultura
griega. @ero a partir del siglo H: a. C., apro)imadamente , el pensamiento griego toma un
nuevo rumbo ue alcanza su culminación en torno a la "igura de 'ócrates.
@ara 'ócrates la verdad se "unda en la razón del individuo y no en la razón cósmica. Así,
antes de leer su destino en los astros el hombre debe interrogarse sobre su propia razón y
su libertad, de ahí la a"irmación socr.tica “conócete a ti mismo”.
'.%.- &a idea griega de hombre
Aun antes de 'ócrates, los pensadores griegos habían intentado respuestas "ilosó"icas a las
preguntas por el hombre. Así, los presocr.ticos se preocuparon por este problema y desde
su punto de vista naturalista encontraron la respuesta a"irmando ue el hombre es una
con/unción de pensamiento y sentido. !l primero permite conocer la verdad y construir
las ciencias, el segundo se detiene en las apariencias y puede conducir a opiniones "alsas.
!l pensamiento permite alcanzar lo universal y eterno, de ahí ue la razón sea
considerada como divino en el mundo.
@ara los so"istas (siglo H a. C.) “el hombre es la medida de todas las cosas” seg4n lo
a"irmaba @rot.goras, uien considera al hombre como un continuo in"luir de impresiones
sensoriales* oír, gustar, tocar, etc%tera.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

0espu%s de 'ócrates, sus seguidores @latón y Aristóteles, rea"irman el concepto de razón
personal.
@ara @latón el hombre es la unión del alma eterna, conocedora del mundo de las ideas,
con el cuerpo sensible del cual es prisionera. !l alma, a su vez, posee tres partes* la
racional, capaz del conocimiento y la ciencia5 la pasional, ue se de/a enga8ar por la
opinión5 la apetitiva, ue se de/a llevar por la sensación.
@ara Aristóteles el hombre es di"erente de los restantes seres vivos y superior a ellos ya
ue adem.s de poseer alma vegetativa y sensitiva (como las plantas y animales
respectivamente) posee alma intelectiva, por la cual puede ser capaz de conocer.
!n síntesis, lo ue caracteriza al hombre seg4n la concepción griega cl.sica es su
capacidad racional o “logos”.
'.'.- El hombre en la filosofía actual
(a) 'cheler* !l puesto del hombre en el cosmos
!ntre las concepciones antropológicas de este siglo una de las m.s signi"icativas es la ue
propone (a) 'cheler ("ilóso"o alem.n nacido en +LME y "allecido en +B1L), uien en su
libro !l puesto del hombre en el cosmos se pregunta cu.l es la di"erencia esencial entre el
hombre y el animal.
@ara responder a esta pregunta comienza por distinguir grados en el ser psico"ísico. !sos
grados son*
:. :mpulso a"ectivo.
::. :nstinto.
:::. Conducta habitual
:H. :nteligencia pr.ctica.
. !l grado ín"imo de los psíuico es el impulso a"ectivo en el cual no hay conciencia, ni
sensación, ni representación. Como la misma palabra impulso lo dice, se trata de una
mera dirección hacia o des#iación de pero sin ob/eto especí"ico. !ste primer grado de
evolución psíuica puede ser ad/udicada a la plantas, seg4n lo dice 'cheler, porue en
ellas no se observa ning4n indicio de reversión de la vida sobre sí misma.
!n las plantas e)iste el "enómeno de la e)presión o mani"estación de los estados internos*
marchito, lozano, etc%tera. =es "alta en cambio, las "unciones de noti"icación propias de
los animales, tambi%n la conciencia de la sensación y la vida de vigilia. 'ólo el hombre
posee las "unciones de representación y simbolización, adem.s de las "unciones de
e)presión y noti"icación.
!l impulso a"ectivo, propio de las plantas, e)iste tambi%n en el hombre ya ue en %l est.n
contenidos todos los grados esenciales de la e)istencia.
. !l segundo grado de lo psíuico ue sigue al impulso a"ectivo es el instinto. !l instinto
es una conducta ue se caracteriza por*
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

a. 7ener relación de sentido* o sea ue se realiza con un "in determinado. @or
e/emplo, las aves hacen su nido para empollar.
b. 7ranscurrir con cierto ritmo5 por e/emplo, el nido es realizado siempre para la
misma %poca, generalmente en la primavera, ue es cuando las aves ponen
huevos para empollar.
c. 9esponden a situaciones ue son importantes para la vida de la especie y no
para la e)periencia personal del individuo. Así, el nido es construido para
proteger a los huevos y, luego, a la crías, lo cual permite conservar la especie.
d. !l instinto es innato o hereditario en cada especie, así cada tipo de ave
construye su nido de manera di"erente.
e. !s una conducta independiente del n4mero de ensayos ue hace el animal5
desde la primera vez ue un ave construye su nido lo hace con per"ección y así
suceder. siempre.
0esde la conducta instintiva brotan otras dos "ormas de conducta* la conducta habitual y
la conducta inteligente.
. !l tercer grado psíuico ue 'cheler distingue es la conducta habitual5 consiste en la
"acultad llamada memoria asociativa. !sta no pertenece a todos los seres vivos, ya ue en
la plantas est. ausente. 'ólo se puede atribuir a seres vivos cuya conducta puede
modi"icarse lenta y continuamente en "orma 4til a la vida.
=as bases de la memoria asociativa son* el re"le/o condicionado de @avlov y el
principio del %)ito y el error, seg4n el cual el animal tiende a repetir las conductas ue lo
conducen al placer.
!ste tipo de conducta habitual se encuentra en casi todos los animales y se presenta
como consecuencia inmediata del arco re"le/o, es decir, de una separación de los sistemas
sensorial y motor.
(. =a cuarta "orma esencial de la vida psíuica es la inteligencia pr.ctica. !ste tipo de
conducta se caracteriza por*
a. tener sentido,
b. no derivarse de ensayos previos,
c. responder a situaciones nuevas ue no son típicas ni para la especie ni para el
individuo,
d. acontecer s4bitamente, o sea ue es independiente del n4mero de ensayos
hechos con anterioridad para resolver un problema planteado por alg4n
impulso.
!n el caso del hombre este tipo de inteligencia puede ponerse al servicio de "ines
espirituales.
'e caracteriza adem.s por la capacidad de anticipación de un hecho nuevo nunca
vivido.
!ste tipo de conducta inteligente se hallaría ya, seg4n 'cheler, en los animales,
especialmente en los antropomor"os como el chimpanc%, aunue reconoce ue e)iste sobre
este tema una amplia discusión.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

7ambi%n considera 'cheler ue no est. ausente en la inteligencia pr.ctica la capacidad de
elección. Na ue no es cierto ue el animal se mueva sobre la base de mecanismos
impulsivos, es decir siguiendo el impulso ue se presenta con mayor "uerza, sino ue es
capaz de posponer la satis"acción inmediata de un impulso para alcanzar otras venta/as
mayores, aunue le/anas en el tiempo y a las ue llega despu%s de realizar alg4n rodeo
previo.
Diferencia esencial entre el hombre ) el animal
'obre este punto e)isten dos posturas di"erentes*
-ay uienes sostienen ue la inteligencia y la elección son propias sólo del hombre y ue
de ning4n modo se las encuentra en el animal. !n esto consistiría la di"erencia esencial
entre el hombre y el animal.
+. @or otra parte hay uienes sostienen ue no e)iste tal di"erencia esencial entre el
hombre y el animal, porue el animal posee ya inteligencia. !sta corriente es sostenida por
la escuela evolucionista de 0arGin y =anmarcI, designada con el nombre de teoría del
homo "aber, ya ue lo ue distingue al hombre del animal es su capacidad de "abricar
utensilios.
'cheler rechaza ambas doctrinas porue considera ue la di"erencia entre el
hombre y el animal est. muy por encima de lo ue llaman inteligencia y "acultad de elegir,
ue en de"initiva son "acultades ue pertenecen a la es"era vital. @ropone un principio Oel
espíritu, ue se opone a toda vida en general y del cual la vida no es m.s ue una
mani"estación parcial. 'e lo podría comparar con lo ue los griegos llamaron “razón”.
'in embargo el concepto de espíritu es m.s amplio porue adem.s de la capacidad de
pensar incluye la de intuir y tambi%n actos emotivos y volitivos. !l 4nico poseedor de
espíritu es el hombre, esto hace de %l una persona (del griego “prosopón”* cara, rostro).
!n de"initiva, lo esencial en el hombre radica en ue es capaz de intuir, de uerer,
de emocionarse, adem.s de pensar, ya ue es un ser espiritual.
A lo largo de la historia, los "ilóso"os, en su mayoría, se preocuparon por
determinar en u% consiste lo propio del hombre. Aristóteles lo de"ine como “animal
racional” con lo ue hace recaer en la actividad teor%tica su esencia. 7ambi%n 'anto
7om.s en su de"inición de persona le otorga m.)ima categoría a la capacidad racional. =a
razón es la encargada de gobernar todos los actos humanos, tanto los volitivos como los
impulsivos. 0entro de la variante idealista hegeliana, tambi%n lo privativo del hombre es
pensar la idea.
=a lista de las posturas acerca de la esencia humana podría ser muy e)tensa5 sin
embargo, con estos e/emplos basta para comprobar ue las distintas concepciones,
cualuiera ue sea su e)tracción (religiosa, mítica, naturalista, cienti"icista, esencialista,
espiritualista) coinciden mayoritariamente en subrayar la racionalidad.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

Esencia del espíritu
@ara 'cheler el espíritu tiene ciertas características especiales*
=a propiedad "undamental del ser espiritual es su independencia, libertad o
autonomía existencial "rente a los lazos y a la presión de lo org.nico. !s decir, la libertad
"rente a todo lo ue pertenece a la “vida”, en otras palabras, el espíritu es lo ue hace al
hombre un ser libre "rente al mundo circundante.
!sto permite ue el hombre pueda considerar como ob/etos a los elementos del mundo,
mientras ue el animal se pierde est.tico entre ellos, porue toda acción o reacción
llevada a cabo por el animal, incluso la inteligencia, procede de un estado "isiológico de
su sistema nervioso. @or e/emplo, el animal no es capaz de realizar una creación artística
para lo cual es necesario erigirse como su/eto "rente a un ob/eto.
2tra característica del espíritu consiste en ue puede conocerse a sí mismo, es
decir, ue el hombre tiene conciencia de sí, a di"erencia del animal ue si bien tiene
conciencia, no tiene conciencia de sí, es decir, no se posee a sí mismo ni es due8o de sí.
Al tomar conciencia de sí surge como nota esencial del hombre ue no sólo puede
considerar como ob/eto a las cosas del mundo, sino ue tambi%n puede convertir en
ob/etiva su propia constitución "isiológica y psíuica. @or e/emplo, el animal oye y ve, pero
sin saber ue oye y ve5 mientras ue el hombre puede tomar conciencia de esas actividades
y aun estudiarlas.
Acto fundamental del espíritu
!l acto especí"icamente espiritual es el de la ideación* ue es distinto del acto de la
inteligencia t%cnica, porue mientras ue la inteligencia t%cnica est. dirigida a la
resolución inmediata de hechos particulares, au%lla se eleva por encima de %stos.
:dear consiste en comprender la esencia de las cosas y lograr un grado de
generalidad universal con sólo captar en "orma inmediata un solo e/emplo del ob/eto en
cuestión. @or e/emplo, para comprender la esencia de la bondad, basta con ser testigos de
un 4nico acto bondadoso.
El hombre como asceta de la #ida
'eg4n algunas doctrinas orientales el ascetismo es la concepción moral ue impone al
hombre una vida austera, de renuncia de las cosas terrenas y en lucha constante contra las
tendencias naturales y contra los instintos carnales. 'cheler adecua esta concepción a su
propia idea del hombre y a"irma ue por ser la 4nica criatura espiritual, el hombre es el
4nico ser ue controla sus impulsos y no se somete pasivamente a las e)igencias de la
“vida”, sino ue puede rebelarse ante ellas, puede decir “no” y superar el mundo
circundante y así me/orarlo tanto material como espiritualmente. @orue puede decir “no”
y “romper los límites de lo circundante” 'cheler dice ue el hombre tiene "rente a la vida
una conducta “asc%tica”.
El puesto del hombre en el cosmos
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

!)iste una relación entre las "ormas superiores e in"eriores del ser, ue 'cheler
caracteriza en los siguientes t%rminos* “2riginariamente lo in"erior es poderoso, lo
superior es imponente”.
'eg4n esta a"irmación pareciera ue el acto "undamental del hombre, el acto
esencialmente humano, ue es el acto del espíritu, carece de poder. 'in embargo, su poder
proviene de la sublimación
C
de los impulsos vitales. Asís como la vida se genera a partir de
la sublimación de los centros de "uerza del mundo inorg.nico ue son “lo m.s poderoso
ue e)iste”, el hombre y el espíritu deben ser considerados como “el 4ltimo proceso de
sublimación de la naturaleza”. !ste proceso se mani"iesta seg4n 'cheler en* +) la
aplicación cada vez mayor de las energías e)teriores de la corteza cerebral5 1) el proceso
psíuico de tras"ormación de la energía impulsiva en actividad espiritual.
A partir del hombre como ser espiritual se e)plica toda su obra* lengua, moral,
herramientas, estado, administración, mito, religión, ciencia, etc%tera. @ara ellos el
hombre debió colocarse "uera de la naturaleza5 esto le hace perder seguridad, porue ya
no identi"ica su puesto en el mundo, ya no es, en tanto persona, un ser en el mundo5
reconoce su contingencia. =o contrario del mundo se le aparece como la “nada”. <rente a
esto la idea de 0ios aparece como necesaria ya ue sólo así puede /usti"icar su propia
e)istencia y la del mundo. 0ios es concebido como un ser e)istente por sí mismo, del cual
se puede decir ue es “'anto”.
0espu%s de descubrir su contingencia, le caben al hombre dos posibilidades* +) la
admiración y la pregunta por el "undamento, ue da lugar a la re"le)ión meta"ísica5 1) la
superación mediante las "ormas de la salvación y la protección, ue da lugar a la religión.
!sta surge primariamente como religión de grupo y es temporalmente anterior a la
meta"ísica.
@ara 'cheler la relación del hombre con el principio del universo O0ios, consiste
en la aprehensión inmediata ue el hombre realiza de 0ios, de tal manera ue “el
advenimiento del hombre y el advenimiento de 0ios se implican mutuamente desde un
principio”5 ni el hombre ni 0ios se comprenden por separado. 'iendo así ue el hombre
llega a tener conciencia de ue es parte de la lucha por la 0ivinidad y coautor de %sta.
!llo supone en el hombre un espíritu en%rgico y elevado, no un espíritu d%bil para el ue la
religión sólo es protección.
=a re"le)ión acerca del hombre ha alcanzado su mayor grado de madurez en el
presente siglo, especialmente despu%s de las guerras mundiales.
&
'ublimación* es el "enómeno psíuico por el cual un impulso se mani"iesta a la conciencia en "orma de otro m.s elevado. @or e/emplo,
ciertos actos ue por e)istencia de trabas no pueden mani"estarse libremente se e)teriorizan en "orma de actividades deportivas,
creación artística, literaria, misticismo religioso, investigación cientí"ica, etc%tera.