Colección

Filosofía y Teoría Social
Proyectos asociados
Democracia Real del Siglo XXI.
y
La Segunda
Independencia de Perú
Juan Rosas
www.librosenred.com
Dirección General: Marcelo Perazolo
Dirección de Contenidos: Ivana Basset
Diseño de cubierta: Daniela Ferrán
Diagramación de interiores: Javier Furlani
Primera edición, realizada en el extranjero con tres años de retraso debido a que
una supuesta “mano negra” saboteó dos veces los intentos de editar la obra en
Perú: el primero, en marzo de 2006 y el segundo, en mayo de 2008.
Todos los derechos de autor reservados con registro en Copyright Offce de los
Estados Unidos de Norteamérica, válido en todos los países adscritos al Convenio
Internacional de Berna y a la Convención Universal del Derecho de Autor.
Contacto con el autor: central@prode-peru.org
Está prohibida la reproducción total o parcial de este libro, su tratamiento
informático, la transmisión de cualquier forma o de cualquier medio, ya sea
electrónico, mecánico, por fotocopia, registro u otros métodos, sin el permiso
previo escrito de los titulares del Copyright.
Primera edición en español en versión digital
© LibrosEnRed, 2009
Una marca registrada de Amertown International S.A.
Para encargar más copias de este libro o conocer otros libros de esta colección
visite www.librosenred.com
4
LibrosEnRed
AGRADECIMIENTOS
Mi profundo agradecimiento a las siguientes personas e instituciones que,
en diferentes maneras y circunstancias, han contribuido al desarrollo de
este trabajo:
– A mi esposa y a mis hijos, por su valioso apoyo al haber asumido con va-
lentía las severas restricciones que signifcaron los tres años siguientes a mi
retiro voluntario de una buena posición laboral en mi país para dedicarme
a investigar, por el método de la vivencia propia, lo que sienten miles de
peruanos desocupados a cargo de sus familias. Después de esta dura prue-
ba, que fortaleció mis convicciones, se vieron privados de mi presencia más
de cinco años consecutivos debido a mi salida del país para completar mis
investigaciones.
– A mi familia radicada en los Estados Unidos de Norteamérica, por su valio-
so apoyo inicial en mi estadía temporal en este gran país, donde encontré las
condiciones favorables para la meditación y el desarrollo de este trabajo.
– A la Universidad de Brigham Joung (BYU), por todo lo bueno que apren-
dí en el Programa de Capacitación en Cooperación Técnica Internacional,
desarrollado por el Center for Economic Self–Reliance del Marriott Scool,
durante los años 2003–2004.
– A la Biblioteca de la Ciudad de Provo, Utah, donde permanecí mucho
tiempo, disfrutando de la excelente atención de su personal y de sus mag-
nífcas instalaciones.
– A Mr. Jed Anderson, empresario americano con quien, durante el año 2002,
tuve la oportunidad de compartir el motivo principal de mi presencia en los
Estados Unidos de Norteamérica. Él me preguntó sobre las líneas maestras
de los proyectos por formular, luego expresó su confanza en mi persona
para lograr la meta. Esta circunstancia me fortaleció en gran manera.
EL AUTOR
DEDICATORIA
Gratitud y solidaridad son valores éticos que debemos practicar
con vigor espiritual y moral para dignifcar la calidad humana
en estos tiempos de incertidumbre social.
Dentro de esta perspectiva, viene al caso indicar que he recibido
mi preparación académica en una escuela fscal, un colegio
nacional y una universidad nacional de mi país, dentro del sistema
educativo fnanciado al 100% por los contribuyentes. En cuanto
a mi experiencia profesional en gerencia, esta fue adquirida en
la ejecución de grandes proyectos de inversión en infraestructura
hidráulica impulsados por el Gobierno peruano y también otros
fnanciados por los contribuyentes con sus impuestos.
En estas circunstancias, para un hombre mentalmente libre y de
buena voluntad como el suscrito, es inevitable sentir la necesidad
de retribuir a la sociedad, de acuerdo a mis posibilidades,
por estos benefcios recibidos que me han permitido vivir
dignamente con mi familia. También es natural un sentimiento
de solidaridad con el dolor ajeno, en particular con los más
débiles, quienes, sin excepción alguna, merecen tener las mismas
o mejores oportunidades de progreso y bienestar.
Por lo anterior, y por un deber patriótico, me complace dedicar
estos proyectos, como aporte intelectual, producto de mi
esfuerzo personal, a todos mis compatriotas excluidos de
los benefcios del sistema tradicional de gobierno; a los que
buscan las oportunidades necesarias para progresar, pero no las
encuentran por causas imputables al citado sistema tradicional
(restricciones muy propias de un país subdesarrollado). Esta
situación debe cambiar a fn de hacer posible la edifcación
de un futuro mejor para todos los peruanos, sin exclusión de
ninguna clase social.
EL AUTOR
6
LibrosEnRed
PROYECTO PRINCIPAL
DEMOCRACIA REAL DEL SIGLO XXI
ÍNDICE
DEMOCRACIA REAL DEL SIGLO XXI
INTRODUCCIÓN 13
CAPÍTULO I - IDENTIFICACIÓN DEL PROYECTO 15
1.1 – Nombre del proyecto 15
1.2 – Tipo de proyecto 15
1.3 – Ubicación geográfca 15
1.4 – Duración estimada 17
1.5 – Unidades ejecutoras 17
1.6 – Benefciarios del proyecto 17
CAPÍTULO II - JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO 19
2.1 – Reseña Histórica 19
a) Los tiempos de la historia 19
b) Origen de la democracia 20
c) Clases de democracia 21
d) La democracia en el Siglo XX 22
e) Sistemas de gobierno sustitutos de la democracia 23
2.2 – Diagnóstico de la situación–problema por resolver 26
a) Degeneración de la democracia representativa 26
b) Actitud del Estado–Gobierno opresor 27
c) ¿Quién representa y defende realmente
los intereses del pueblo? 28
d) El colapso del sistema tradicional 29
e) ¿Quién paga las consecuencias del fracaso
del Estado–Gobierno? 30
f) Sumisión mental del pueblo al tutelaje
de las cúpulas de la clase política 30
g) La debilidad y fragilidad del pueblo 31
2.3 – Alternativas de solución al problema por resolver 32
2.4 – Alternativa de solución elegida 33
2.5 – Condiciones locales para la ejecución del proyecto 33
a) Situación coyuntural 33
b) Recursos humanos, materiales y fnancieros 34
2.6 - Estimación de impactos 34
a) Impactos positivos directos 34
b) Impactos colaterales negativos 34
c) El poder disuasivo del Estado–Pueblo en acción 35
CAPÍTULO III - M I S I Ó N 36
3.1 – Objetivos 36
a) Objetivos generales 36
b) Objetivos específcos 36
3.2 - M e t a s 36
a) Metas a corto plazo 37
b) Metas a mediano plazo 37
c) Metas a largo plazo 37
CAPÍTULO IV - V I S I Ó N 38
4.1 – Principios base de la democracia en este tiempo 38
a) Soberanía popular 38
b) Libertad 38
c) Igualdad ante la Ley 39
4.2 – Planteamiento técnico del proyecto 39
a) Democracia real en la teoría y en la práctica 39
b) Acción corporativa y articulada del
pueblo organizado 39
c) La inteligencia cultivada del pueblo,
al servicio del país 40
d) El reto del desarrollo: una tarea
de responsabilidad compartida 40
e) Análisis de la realidad nacional con criterio
imparcial y objetivo 41
f) Visión de conjunto como nación 42
g) Presencia de nuevos y modernos partidos políticos 42
h) Administración del país con visión de futuro 43
CAPÍTULO V - RESULTADOS ESPERADOS 44
5.1 – Equilibrio entre el ejercicio del poder
y el cumplimiento del deber 44
5.2 – Aunar esfuerzos en la misma dirección 44
5.3 – Democracia real y desarrrollo, sin exclusión
de los pobres 44
5.4 – Gobernabilidad predecible y convivencia pacífca 45
CAPÍTULO VI - DEMOCRACIA REAL – SIGLO XXI 46
6.1 – El estado como estructura global 46
a) El Estado–Pueblo 46
b) El Estado–Gobierno 46
c) ¿Quién sostiene a quién? 47
d) Cada quien en su lugar 48
e) Relación funcional justa y equitativa 48
6.2 - El Estado Pueblo, una realidad ya existente 48
a) Naturaleza del Estado Pueblo 48
b) Miembros integrantes del Estado–Pueblo 49
c) Acción institucional sensata y predecible 50
d) Fines supremos del Estado–Pueblo 50
e) Perfl personal de los líderes con poder
de decisión del Estado–Pueblo 52
6.3 – Estructura del Estado–Pueblo 52
a) El Consejo Nacional del Estado–Pueblo 52
b) El Liderazgo del Estado–Pueblo 53
c) El Poder Civil 54
d) La Defensoría del Pueblo 55
e) La Organización de los Ciudadanos
Contribuyentes (OCC) 56
f) Estructura orgánica del Estado–Pueblo 58
6.4 – Recuperación y administración racional
de la soberanía popular 62
a) Poderes delegables y poderes no delegables 62
b) Condiciones mínimas para la delegación de poderes 63
c) Revocatoria o remoción de autoridades
y altos funcionarios del Estado–Gobierno 63
d) Remoción o destitución de autoridades
y altos funcionarios del Estado–Pueblo 64
e) Inhabilitación de actores de riesgo para la nación 64
6.5 – Formalización del Contrato Social 65
a) Magnitud del Contrato Social 65
b) Ejercio de cargos encumbrados,
un gran y lucrativo negocio 66
c) Formalización del Contrato Social 67
6.6 – Participación y control ciudadano 67
a) Base legal 67
b) Antecedentes sobre participación ciudadana 69
c) Participación ciudadana al vacío 70
d) Participación ciudadana real y efectiva 70
6.7 – Sistema Anticorrupción 71
a) Actual conficto de intereses 71
b) Competencia de la función
de supervisión y control 72
c) Modifcación del marco legal 73
d) Designación y remoción de representantes
de los organismos de supervisión y control 73
e) Medidas de asepsia anticorrupción 74
6.8 – Medios de comunicación masiva 75
CAPÍTULO VII - METODOLOGÍA DE EJECUCIÓN DEL PROYECTO 76
7.1 – Implementación del Estado–Pueblo 76
a) Organización y consolidación de la OCC 76
b) Aprobación del proyecto vía referéndum 76
c) Reforma parcial de la Constitución 77
d) Elección de representantes del Estado–Pueblo 77
e) Inicio de operaciones 77
7.2 – El Estado–Pueblo organizado en acción 77
a) Pleno ejercicio de sus derechos y cumplimiento
de sus obligaciones 77
b) Responsabilidad del pueblo en la elección
de buenos o malos gobernantes 77
c) El pueblo puede revocar el mandato
de autoridades incompetentes o corruptas 78
d) Nulidad de un proceso electoral
en casos excepcionales 79
7.3 – Factores de incertidumbre 79
a) El reto de romper mitos sociales colectivos 79
b) Previsible resistencia de los que
se benefcian del sistema tradicional 80
7.4 – Fecha de inicio proyectada 80
CAPÍTULO VIII - FINANCIAMIENTO DEL PROYECTO 81
8.1 – Financiamiento interno 81
8.2 – Financiamiento externo 83
BIBLIOGRAFÍA 84
SEPARATAS 85
FORMALIZACIÓN DEL CONTRATO SOCIAL 85
BASES DEL CONCURSO PÚBLICO 93
EESTATUTOS DE LA OCC - FILIAL DEPARTAMENTAL LA LIBERTAD 142
13
LibrosEnRed
INTRODUCCIÓN
Democracia Real del Siglo XXI es un proyecto inspirado en la convicción
de que el hombre y su mundo son parte de un proceso evolutivo univer-
sal a través del tiempo y que, por lo tanto, todo invento humano puede
ser mejorado.
La ideología de la democracia representativa como sistema de gobierno da-
ta del siglo xvii. Esta modalidad de gobierno fue instalada en América co-
mo consecuencia de las guerras victoriosas de emancipación de las colonias
europeas; mientras que en Perú entró en vigencia el 28 de julio de 1821. Sin
embargo, los resultados que tenemos a la vista como país, después de casi
dos siglos de su aplicación, demuestran claramente que el modelo de demo-
cracia representativa se ha degenerado, convirtiéndose en un nuevo sistema
de exclusión social y de opresión a nuestro pueblo. Opresión refejada en la
asfxiante injusticia social, en los altos índices de pobreza extrema, desocupa-
ción masiva y alarmante inseguridad ciudadana, entre otras lacras sociales.
En consecuencia, el gran cambio esperado en nuestro país pasa, inevita-
blemente, por la innovación sustantiva del modelo de democracia como
sistema de gobierno, para adecuarlo al escenario de operaciones de este
tiempo y a nuestra realidad cultural, para que sea real y sirva de impulso al
desarrollo del país, sin exclusión de los pobres, que son mayoría.
La instalación y consolidación de este nuevo modelo de democracia pre-
supone una población políticamente madura, con conocimiento pleno del
signifcado de la soberanía popular y con frme decisión de asumir corpora-
tivamente su administración racional como Estado–Pueblo. Esto solamente
será posible partiendo de la aprobación de este proyecto, junto con el pro-
yecto asociado LASINPERU, mediante un referéndum. Si se logra, todos los
Gobiernos de turno estarían obligados a trabajar dentro del marco general
de estos proyectos de largo alcance y se evitarían sorpresas indeseables, así
como las marchas y contramarchas en la conducción del país.
Por el contrario, si el pueblo no está maduro para esta decisión, si no está
dispuesto a asumir responsabilidades y a exigir derechos en forma corpo-
rativa en el proceso de edifcación de un futuro mejor como país, entonces
deberá resignarse a continuar oprimido durante tiempo indefnido por las
elites de la clase política del Gobierno.
J-R
14
LibrosEnRed
Cabe precisar que la presencia activa del Estado–Pueblo no signifca, de
ninguna manera, un Gobierno paralelo o duplicidad de funciones con el Es-
tado–Gobierno, por cuanto su naturaleza y sus fnes son muy distintos. Los
conceptos y competencias se desarrollan en el contenido de este proyecto.
El autor estima conveniente poner esta iniciativa a disposición del pueblo
peruano, esperando que, luego de su respectivo análisis, lo haga suyo, lo
apruebe y asuma corporativamente los retos que demanda su ejecución. Es-
ta importante decisión tendrá incidencia en el futuro de todos los peruanos
como individuos, como familias y como nación.
Democracia Real del Siglo XXI, como sistema de gobierno, es aplicable tan-
to en Perú como en otros países hermanos de América Latina y en otras
partes del mundo con problemas similares a los nuestros.
Utah, EE.UU., marzo de 2006
EL AUTOR
15
LibrosEnRed
CAPÍTULO I
IDENTIFICACIÓN DEL PROYECTO
1.1 – NOMBRE DEL PROYECTO
Título del proyecto: Democracia Real del Siglo XXI.
Nombre abreviado: DR–S21.
1.2 – TIPO DE PROYECTO
Democracia Real del Siglo XXI es un proyecto de interés nacional y de gran
impacto social, que se sustenta en la restauración y pleno ejercicio de los
tres principios fundamentales de la democracia: soberanía popular, libertad
e igualdad ante la Ley.
Naturalmente, estas acciones deben ser asumidas por el Estado–Pueblo or-
ganizado adecuadamente, como universo de contribuyentes con obligacio-
nes y derechos.
1.3 – UBICACIÓN GEOGRÁFICA
El proyecto se ubica en el territorio de la República de Perú, en América del
Sur.
16
LibrosEnRed
DR–S21 y LASINPERU
17
LibrosEnRed
1.4 – DURACIÓN ESTIMADA
La operación y funcionamiento de este proyecto es de carácter permanente
y por tiempo indeterminado.
1.5 – UNIDADES EJECUTORAS
Acciones previas
Formulación del proyecto •
Ciudadano contribuyente: Juan Rosas Dávila (J. R).
Edición y publicación •
El autor del proyecto
Ejecución del proyecto
Primera etapa – Organización del Estado–Pueblo •
Asociación civil: Organización de los Ciudadanos Contribuyentes (OCC),
a nivel nacional.
Segunda etapa – Ejecución del proyecto •
Estado–Pueblo.
Estado–Gobierno.
1.6 – BENEFICIARIOS DEL PROYECTO
Benefciarios directos
El proyecto benefciará directamente a todo el pueblo peruano, conforma-
do por 27.219,264 habitantes, según el censo del año 2005, y en particular
a los pobres, que constituyen la mayoría de los ciudadanos y quienes histó-
ricamente son excluidos de los benefcios del actual modelo de democracia
representativa, que solo los incluye como contribuyentes obligatorios para
cubrir el millonario costo del servicio de administración del país.
Es preciso indicar que, en el texto de este proyecto, cuando se habla del
“pueblo”, nos estamos refriendo a todos los ciudadanos en su condición
J-R
18
LibrosEnRed
de contribuyentes, y viceversa: cuando se habla de los ciudadanos contribu-
yentes, nos estamos refriendo al pueblo peruano, indistintamente.
Benefciarios Indirectos
El proyecto, ejecutado exitosamente, benefciará indirectamente a los pue-
blos de otros países de América Latina, en los cuales el falso modelo de
democracia representativa ha dado como resultado pobreza y subdesarro-
llo. Estos pueblos se verán motivados para tomar el modelo de Democracia
Real del Siglo XXI, para aplicarlo en sus respectivos países, con las adecua-
ciones respectivas conformes a su propia realidad.
19
LibrosEnRed
CAPÍTULO II
JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO
2.1 – RESEÑA HISTÓRICA
A) LOS TIEMPOS DE LA HISTORIA
La Prehistoria
Como concepto espacial en el tiempo, corresponde al periodo comprendi-
do entre la aparición del primer ser humano sobre la faz de la Tierra, hasta
la invención de la escritura.
Los límites de inicio y término de este periodo histórico no son precisos en
fechas, por cuanto ni la aparición del ser humano ni la invención de la escri-
tura ocurren simultáneamente en todas las zonas del planeta.
En ese sentido, hay quienes sostienen que el fn de la Prehistoria y el inicio
de la Historia estarían mejor defnidos por criterios de estructuración social
creciente, economía avanzada, moneda, intercambios comerciales y jerar-
quización del poder administrativo de la sociedad.
Los estudios de la Prehistoria determinan los siguientes límites, que son
diferentes en cada continente:
En África • : Unos dos millones seiscientos mil años.
En el Medio Oriente: Algo menos de un millón ochocientos mil años, •
aproximadamente.
En Asia y en Europa: Oscila en torno al millón de años de antigüedad. •
En el resto del mundo: Estaría por debajo de los cincuenta mil años de •
antigüedad.
La Historia
Los especialistas sostienen que la Historia comenzó cuando el ser humano
descubrió la escritura y, por este medio, pudo registrar los acontecimientos
que le ocurrieron. Gracias a los textos escritos que los hombres han ido de-
jando, podemos saber con mayor exactitud qué ocurrió en el pasado.
J-R
20
LibrosEnRed
En la fase inicial de la escritura, el hombre trazaba símbolos y dibujos sobre
piedras u otras superfcies. En esa época eran muy pocas las personas que
sabían escribir; pero, gracias a lo que ellos escribieron, hemos podido cono-
cer mucho sobre aquellos tiempos.
Tomando en consideración los acontecimientos mundiales de gran trascen-
dencia para la humanidad, la Historia se divide en las siguientes etapas:
Edad Antigua: Desde la aparición de la escritura, unos tres mil años •
antes de Cristo, hasta la fnalización del Imperio Romano, en el año
476 d. C.
Edad Media: Desde el año 476 d. C., hasta el Descubrimiento de Amé- •
rica, en 1492.
Edad Moderna: Desde el Descubrimiento de América, hasta la Revolu- •
ción Francesa, en 1789.
Edad Contemporánea: Desde la Revolución Francesa, hasta la ac- •
tualidad.
“Edad de la Inteligencia Artifcial: En el proceso evolutivo del hombre, •
hay un hecho trascendente para la humanidad que todavía no ha sido
ponderado en su exacta dimensión como hito histórico: el descubri-
miento y la aplicación masiva de Internet (red de redes desarrollada
en la década de los ochenta), elemento que, superando distancias,
obstáculos y fronteras convencionales, ha revolucionado el sistema de
información y comunicación en el planeta, haciendo fácilmente acce-
sibles los adelantos de la ciencia, de la tecnología y de todo el conoci-
miento humano a los interesados. A partir de la disponibilidad de esta
magia tecnológica, la evolución de la humanidad ha sido acelerada
intensamente. En nuestra mi opinión, esta nueva etapa de la historia
debería ser denominada como “la Era Digital” o como “la Edad de la
Inteligencia Artifcial”.
B) ORIGEN DE LA DEMOCRACIA
Defnición
El vocablo democracia deriva del griego demos (‘pueblo’) y kratos (‘go-
bierno o autoridad’), y signifca ‘gobierno o autoridad del pueblo’. De
allí que se defna la democracia como la “doctrina política favorable a la
DR–S21 y LASINPERU
21
LibrosEnRed
intervención del pueblo en el gobierno y también como el “mejoramien-
to de la condición del pueblo”.
En la actualidad, el concepto de democracia no se limita al de una forma
determinada de gobierno, sino también a un conjunto de reglas de conduc-
ta para la convivencia social y política. La democracia es un modo de vida
basado en el respeto a la dignidad humana, a la libertad y a los derechos
de todos y cada uno de los miembros de la comunidad
Defniciones famosas
Abraham Lincoln: “Gobierno del pueblo, por el pueblo y para el pueblo”.
Nelson Mandela: “Si no hay comida cuando se tiene hambre, si no hay me-
dicamentos cuando se está enfermo, si hay ignorancia y no se respetan los
derechos elementales de las personas, la democracia es una cáscara vacía,
aunque los ciudadanos voten y tengan Parlamento”.
Defnición del autor de este proyecto
Juan Rosas: “Cuando, en nombre de la democracia, las elites de la clase
política, en alianza con las del poder económico, cogobiernan en benefcio
propio, al margen de los intereses de la nación; la democracia no es más
que un instrumento de refnada hipocresía, que solo sirve para darle visos
de legalidad a la nueva forma de opresión a los pobres”.
Origen de la democracia
Si bien el concepto básico de democracia se remonta a la forma de gobier-
no que utilizaban en Atenas y en otras ciudades griegas en la Edad Anti-
gua durante el siglo v a. C., también debemos reconocer la importancia
que tuvo el movimiento pacifsta revolucionario del cristianismo, que hizo
desaparecer las supuestas diferencias naturales entre esclavos y hombres
libres. Esta doctrina sostiene que todos los hombres, sin distinción alguna,
son iguales ante Dios.
C) CLASES DE DEMOCRACIA
Democracia directa o pura
La soberanía popular, que reside en el pueblo, es ejercida directamente por
este, sin necesidad de elegir representantes que lo gobiernen.
J-R
22
LibrosEnRed
Democracia representativa o indirecta
El pueblo es gobernado por medio de representantes elegidos por este. La
elección de los individuos que han de tener a su cargo la tarea gubernativa
se realiza por medio del sufragio y cualquier individuo tiene derecho a par-
ticipar o a ser elegido. La democracia representativa suele adoptar diversos
sistemas o formas:
Sistema presidencialista: Se caracteriza por un Poder Ejecutivo fuerte. •
El presidente gobierna realmente la nación; lo secundan los ministros
o secretarios que él designa.
Sistema parlamentario: El Parlamento es el eje alrededor del cual gira •
toda la acción gubernamental. Las facultades del presidente son muy
restringidas.
Sistema colegiado: Es una combinación de los dos anteriores. El Poder •
Ejecutivo está integrado por varias personas elegidas por el Parlamen-
to y que se turnan en el ejercicio de la presidencia.
Formas de participación política
Voto: Expresión individual, libre y voluntaria de la opción de preferen- •
cia del elector.
Referéndum • : Otorga a los ciudadanos el derecho de ratifcar o recha-
zar las decisiones de los cuerpos legislativos.
Plebiscito: La ciudadanía responde mediante el voto a una consulta efec- •
tuada por el Gobierno sobre asuntos del Estado que son de interés fun-
damental. Pueden ser cuestiones internas (por ejemplo: cambio de forma
política, consultas de orden internacional, problemas limítrofes, etc.).
Iniciativa popular • : Es la propuesta de proyectos de leyes presentados
directamente por los ciudadanos al Parlamento.
Recall • o revocatoria: Derecho de deponer funcionarios o de anular sus
decisiones por medio del voto popular.
Jurados: Los ciudadanos integran jurados populares como colaborado- •
res con el Poder Judicial.
D) LA DEMOCRACIA EN EL SIGLO XX
Durante el siglo xx se produjeron hechos históricos de gran importancia para
el establecimiento del sistema democrático de gobierno, como los siguientes:
DR–S21 y LASINPERU
23
LibrosEnRed
El debilitamiento de las monarquías luego de la Primera Guerra Mun- •
dial. La mayoría de todas ellas han permanecido debilitadas y con es-
casos poderes políticos formales.
El reconocimiento del voto a los pobres (integra el concepto de • sufra-
gio universal).
El reconocimiento del voto a las mujeres (también integra el concepto •
de sufragio universal).
La descolonización de la mayor parte de América, África y Asia de las •
potencias europeas. En la gran mayoría de los casos, los pueblos que
obtuvieron su independencia establecieron formas de gobierno de-
mocráticas. En el caso de América, el proceso se inició en el siglo xvii y
se generalizó durante el siglo xix.
El Movimiento por los Derechos Civiles en los Estados Unidos de Nor- •
teamérica y la consecuente protección del derecho al voto de las mino-
rías raciales en 1964. Desde este momento puede hablarse cabalmente
de la existencia de un Gobierno democrático en ese país.
E) SISTEMAS DE GOBIERNO SUSTITUTOS DE LA DEMOCRACIA
Históricamente, los principales sistemas de gobierno sustitutos o rivales de
la democracia son:
Monarquía
Forma de gobierno de un Estado cuyo cargo supremo del gobernante es
vitalicio y comúnmente designado según un orden hereditario (con cierta
declinación luego de la Primera Guerra Mundial).
Fascismo
Es una ideología y concepción política totalitaria surgida en la Europa de
entreguerras (1918–1939) en oposición a la democracia liberal y al proyecto
de estado socialista, frente a los que se presenta como una tercera vía ( se
debilitó considerablemente luego de la Segunda Guerra Mundial).
Dictadura militar
Es una forma de gobierno autoritaria en la cual, en mayor o menor
grado, las instituciones jurídicas, ejecutivas y legislativas son controla-
J-R
24
LibrosEnRed
das por las fuerzas armadas, que impiden cualquier forma de control
democrático. Suelen originarse con golpes de Estado contra regímenes
democráticos o de otra índole.
Las dictaduras militares generalmente han justifcado su presencia en el
poder con el argumento de generar estabilidad política para la nación o de
rescatarla de la amenaza de “ideologías peligrosas”. Los regímenes milita-
res tienden a retratarse como “independientes”, como un partido “neutral”
que proporciona una dirección interina al margen de la política partidaria
en épocas de agitación, y presentan a los políticos civiles como corruptos e
inefcaces.
Una de las características casi universales de un Gobierno militar es la insti-
tución de la ley marcial (o también la declaración de un estado de emergen-
cia permanente), mediante la cual se eliminan todas las garantías jurídicas
que protegen a las personas contra el abuso del Estado. Los regímenes mi-
litares generalmente no respetan los derechos humanos y utilizan la fuerza
y la represión para silenciar a los disidentes y opositores políticos (este tipo
de gobierno decayó considerablemente luego de 1990),
Oligarquía
El poder supremo del Gobierno está concentrado en una élite conforma-
da por unas pocas personas. Los escritores políticos de la antigua Grecia
emplearon el término oligarquía para designar la forma degenerada de
aristocracia (literalmente: ‘gobierno de los mejores’). La oligarquía surgirá
cuando la sucesión de un sistema aristocrático se perpetúe por transferen-
cia sanguínea o mítica, sin que las cualidades éticas y de dirección de los
mejores surjan como mérito reconocido por la comunidad. Los oligarcas,
dueños de propiedades, de tierras o de grandes acumulaciones de dinero,
habitualmente carentes de lucidez, refexión y moderación, son poseedores
de fuerza en la dirección política gracias a sus infuencias económicas. Po-
seen estándares éticos que siempre “gotean” por varios fancos y diversos
medios de legitimación, que tienen como base el poder acumulado y el
símbolo histórico que haya signifcado la sucesión que les dio fuerza (esto
aún se encuentra vigente).
Aristocracia
El régimen político aristocrático se caracteriza porque está en manos de las
clases sociales altas. Con el mismo nombre, se designa a los nobles y se usa
aristocracia como sinónimo de nobleza. Platón y Aristóteles emplearon la
DR–S21 y LASINPERU
25
LibrosEnRed
palabra en su sentido original. Para Platón, “los mejores” eran los flósofos,
buscadores de la verdad y de un claro sistema ético. Para Aristóteles, la
aristocracia era distinta a la monarquía (‘gobierno de uno solo’) y a la de-
mocracia (‘gobierno del pueblo’). En la teoría aristotélica, los pocos ejercen
el poder en benefcio de todos. Cuando no lo hacen así, la aristocracia se
convierte en oligarquía (‘gobierno de facción’). Más allá de su sentido ori-
ginario, para griegos y romanos, las aristocracias fueron clases sociales bien
defnidas, que ejercían el poder o se empeñaban en manejarlo.
Actualmente, se designa como aristocracia a la nobleza o a grupos pode-
rosos –por tradición o linaje– en cualquier sociedad. En un sentido más
amplio, el término se usa para hablar de grupos selectos y excluyentes en
diversos ambientes o contextos (por ejemplo: “la aristocracia fnanciera”,
“la aristocracia del saber”, incluso “la aristocracia proletaria” –los trabaja-
dores mejor remunerados). La aristocracia también se encuentra vigente en
nuestros días.
Plutocracia
Tipifca un sistema de gobierno en el que existe un desequilibrio de poder
a favor de los que poseen las fuentes de riqueza. Suele incluirse como un
tipo de oligarquía en la visión clásica promovida por las experiencias en al-
gunas ciudades griegas y en ciudades Estados de la Italia medieval (Génova,
Venecia y Florencia).
No hay que confundir la plutocracia con sistemas en los que el ejercicio de
la ciudadanía está vinculado a una riqueza mínima, correspondiendo a un
supuesto interés para la colectividad, por ejemplo: los sufragios censatarios
que exigen una contribución mínima a las fnanzas públicas (censo). Estos sis-
temas no son plutocráticos, porque las contribuciones no pasan a fomentar
un partido. Para que la plutocracia sea material, la representación ha de co-
rresponderse con el viejo modelo de representación de origen jusprivatista:
La representación atiende únicamente a aquellos que la apoyaron, sin ate-
nerse al mandato de la voluntad general.
Existe la posibilidad de que el mandatario sea revocado en cualquier •
momento por voluntad de sus mandantes.
El mandatario tiene responsabilidad ante aquellos que le apoyaron, •
con obligación de rendir cuentas de su gestión.
El carácter limitado y explícito de los poderes de los que dispone el •
mandatario estará sometido a instrucciones vinculantes de sus man-
dantes. Por lo tanto, se trata de un tipo de mandato imperativo y vin-
J-R
26
LibrosEnRed
culante que establece un nexo de unión inmediata entre mandante y
mandatario. Esta estructura suele aparecer cuando los que ostentan el
poder político y legislativo ordenan el poder económico Este sistema
de gobierno aún está vigente.
2.2 – DIAGNÓSTICO DE LA SITUACIÓN–PROBLEMA POR RESOLVER
A) DEGENERACIÓN DE LA DEMOCRACIA REPRESENTATIVA
Origen de la tendencia totalitaria
Históricamente, la democracia, como sistema de gobierno, se erigió como
heredera de los medios de administración y represión, creados por las mo-
narquías feudales: Burocracia, Policía y Ejército permanente.
En el modelo de gobierno democrático, esta maquinaria logística fue reor-
ganizada con la modalidad de poderes del Estado funcionalmente autóno-
mos (Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y Poder Judicial), fuerzas armadas y
fuerzas policiales, para gobernar en nombre y representación del pueblo.
Este sistema de gobierno, en su concepción original, no es malo por sí mis-
mo, por eso funciona bien en algunos países, con operadores honestos y
técnicamente competentes para gobernar. Lamentablemente, por los re-
sultados que tenemos a la vista, no se puede decir lo mismo en países del
llamado “Tercer Mundo”, con una realidad cultural distinta, como es el caso
de Perú, donde la democracia representativa ha sido degenerada.
Premonición del célebre Jean–Jacques Rousseau
En el “Capítulo X” de su obra cumbre, titulada El contrato social, publicada
en el siglo XVII, Rousseau se refere al abuso del Gobierno y de su inclina-
ción a degenerarse. En resumen, él dice lo siguiente: “En el momento en
que el Gobierno usurpa la soberanía popular, el contrato social se rompe; y
los simples ciudadanos que entran en él por derecho propio en su libertad
natural tienen que obedecer no por obligación, sino por violencia”.
En el siglo xxi, queda confrmado que todo Gobierno tiende a degenerarse,
siendo más vulnerable a este proceso cuando la clase gobernante de turno
carece de principios éticos y morales sólidos y de capacidad técnica para go-
bernar exitosamente. Este es el caso de la República de Perú, donde la de-
mocracia representativa se ha degenerado al punto de convertirse en una
DR–S21 y LASINPERU
27
LibrosEnRed
farsa en materia de representación popular y en un instrumento de opre-
sión de los pobres (por la vía de las lacras sociales que todos conocemos).
Como resultado de tal degeneración, tenemos un sistema democrático fal-
so y excluyente (conforme a lo expuesto en el “Capítulo II”, inciso 2, punto
c, del proyecto asociado, titulado LASINPERÚ).
B) ACTITUD DEL ESTADO–GOBIERNO OPRESOR
El origen del Estado–Gobierno opresor en Perú data del 28 de julio de 1821,
luego de un periodo de 288 años (1532–1821) de opresión del gobierno colo-
nial, caracterizado por sus vicios y malas costumbres. En este cambio social
y político, al inicio de la era republicana, fue muy fácil para la clase política
criolla emergente, impregnada de las mismas cargas mentales y culturales
negativas propias de la colonia (clase política operadora del nuevo sistema
de gobierno democrático en la versión degenerada), posicionarse en la ad-
ministración del país, utilizando el poder en benefcio propio, expresado en
sus altos niveles de prosperidad personal (muchas veces lograda gracias a la
corrupción) en contraste con la pobreza de la mayoría del pueblo elector,
el que además le paga por sus servicios con sus impuestos.
Esta actitud relevante del Estado–Gobierno opresor consiste en la adminis-
tración del país como si se tratara de su propiedad privada, con operadores
que, con uso indebido de los poderes delegados por el pueblo y en alianza
con las elites del poder económico, diseñan y aplican políticas de Estado
que hacen más ricos a los ricos, que son pocos, y más pobres a los pobres,
que son mayoría en el país.
Dentro de este contexto, muchas de las justas demandas sociales, formal-
mente reclamadas por escrito, no tienen ningún tipo de respuesta de las
autoridades competentes, mientras otras demoran años en ser atendidas
parcialmente. Las protestas sociales organizadas por la sociedad civil son,
en algunos casos, descalifcadas por los operadores del Estado–Gobierno y,
en otros, reprimidas y penalizadas a través de leyes diseñadas para mante-
ner intacto el sistema de opresión (con la colaboración de un Poder Judicial
sumiso y manipulado por el Poder Ejecutivo).
Reiterando lo expuesto en el “Capítulo II”, Inciso 2, punto d, del proyecto
asociado LASINPERU, cabe indicar que la nueva forma de opresión a nues-
tro pueblo se materializa con el sufrimiento y el dolor ocasionados por las
lacra sociales, tantas veces mencionadas en estos proyectos: pobreza extre-
ma, injusticia social y legal e inseguridad ciudadana, entre otras, promovi-
das por el sistema tradicional de un Estado–Gobierno opresor.
J-R
28
LibrosEnRed
C) ¿QUIÉN REPRESENTA Y DEFIENDE REALMENTE LOS INTERESES DEL PUEBLO?
Esta es una pregunta de rigor que se viene haciendo nuestro pueblo en el
transcurso de la historia. También la hemos leído muchas veces en los me-
dios de comunicación masiva. En teoría, dentro del modelo de democracia
representativa (actualmente degenerada), el origen y el fn de los poderes
delegados al Estado–Gobierno son para gobernar el país en representa-
ción del pueblo, velando por los intereses de la nación, mas no para lucrar
en benefcio propio, ni mucho menos para oprimir al pueblo a través la
tremenda injusticia social muy propia de un país empobrecido por causas
imputables a la clase gobernante.
Lamentablemente, los resultados que tenemos a la vista como país, expre-
sados en los indicadores económicos y sociales, así como las severas restric-
ciones en la calidad de vida de la mayoría de nuestro pueblo después de
casi dos siglos de vida republicana, demuestran objetivamente que, en el
actual modelo de democracia, no existe una real representación y defensa
de los intereses del pueblo, siendo este abandono mayor en los estratos
sociales más pobres.
Por el contrario, la prosperidad evidente de las elites de la clase política que
se turnan en el gobierno del país y la prosperidad de la clase empresarial
de gran escala demuestran que estas clases sociales con poder político o
económico sí están muy bien representadas y que sus intereses están muy
bien defendidos. Esto es así porque estas dos clases privilegiadas del siste-
ma tradicional cogobiernan el país asociando efcientemente, en benefcio
propio, el poder político con el poder económico.
Debo precisar que no tengo ninguna carga emocional negativa en contra
de las elites de la clase política, ni mucho menos en contra de los ricos, sino
más bien aprecio el talento de los empresarios que se arriesgan para crear
riqueza y que con ello, también, crean puestos de trabajo para nuestro pue-
blo; pero no puedo admitir la marginación o exclusión de los más pobres
de los benefcios de la democracia y del crecimiento macroeconómico del
país (proceso que felizmente ya empezó a funcionar de manera progresiva
desde hace algún tiempo, por diversos factores internos y externos que son
motivo de un análisis aparte) .
En consecuencia, después de casi dos siglos de espera sin visos de solu-
ción, esta situación de exclusión de los más pobres, originada por una
falsa democracia, ha llegado al punto de ser insostenible, por lo cual el
pueblo debe organizarse adecuadamente para asumir en forma corpo-
rativa su propia y genuina representación, dentro de un nuevo modelo
de democracia incluyente.
DR–S21 y LASINPERU
29
LibrosEnRed
También se requiere un nuevo tipo de operadores que sean honestos, con-
fables y técnicamente capaces para gobernar exitosamente.
D) EL COLAPSO DEL SISTEMA TRADICIONAL
El sistema tradicional de gobierno ha demostrado reiterativamente, duran-
te casi dos siglos de vida republicana, que es incapaz de conducir al país
por la senda del desarrollo para el progreso y bienestar de la nación en
su conjunto, sin exclusión de ninguna clase social, aunque tenga a su dis-
ponibilidad abundantes y benignos recursos naturales, así como excelente
potencial para su industrialización intensiva (con la tecnología actualmente
accesible en un mundo globalizado).
Lo anterior refeja el inocultable colapso del sistema tradicional en el ámbito
social, político y económico, expresado en números por los siguientes princi-
pales indicadores económicos y sociales publicados por el Instituto Nacional
de Estadística e Informática (www.inei.gob.pe) y por el Banco Central de Re-
serva de Perú (www.bcrp.gob.pe), después del citado tiempo transcurrido.
CONCEPTO
Tasa de desempleo
Tasa de subempleo
Población en condición de pobreza
Población en extrema pobreza
Tasa de analfabetismo
Tasa bruta de mortalidad
Tasa de desnutrición crónica (niños)
Ingreso per cápita mensual
Tasa de la actividad de la PEA
Estos resultados demuestran con claridad meridiana que el sistema tradi-
cional de administración del país, con operadores deshonestos y técnica-
%
%
%
%
%
%
%
US$
%
10.10 2004
41.30 2004
52.00 2004
20.70 2004
12.20 2004
6.20 2004
25.80 2004
117.85 2004
30.60 2004
2004
2004
2004
2004
2004
2004
2004
2004
2004
UNIDAD
DE
MEDIDA
VALOR AÑO
J-R
30
LibrosEnRed
mente incapaces, ha colapsado y que es necesaria una profunda reforma
para cambiar esta situación.
Por lo tanto, se requiere un nuevo sistema compatible con nuestra realidad
cultural, con mecanismos de medición de resultados y autocontroles para
evitar el uso y abuso del poder en benefcio propio, así como para evitar la
mega–corrupción institucionalizada.
E) ¿QUIÉN PAGA LAS CONSECUENCIAS DEL FRACASO DEL ESTADO–GOBIERNO?
Evidentemente, es el pueblo, integrado por todos los contribuyentes, quien
paga con sus impuestos el millonario costo del servicio de administración
del país y también asume, con sufrimiento y dolor, las consecuencias del
fracaso en la conducción del país por parte del Estado–Gobierno.
El sistema tradicional imperante ha creado un universo de contribuyentes
con obligaciones ineludibles, pero sin derechos reales. La cobranza de los
impuestos es obligatoria y coercitiva, pero el ejercicio de los derechos ciu-
dadanos amparados en la Constitución Política es, en muchos casos, inacce-
sible, pues los operadores del Estado–Gobierno, en vez de facilitar las cosas
–como es su deber–, las hacen imposibles, obstaculizando las gestiones con
inaceptable ensañamiento en perjuicio de los más pobres, que no tienen
recursos económicos para pagar coimas o comprar justicia.
Sin embargo, también es hidalgo reconocer que el pueblo, con su man-
sedumbre y resignación colectiva, permite que lo estafen con servicios de
mala calidad y, como consecuencia, sufre a regañadientes los efectos del
fracaso y la insensibilidad del Estado–Gobierno.
F) SUMISIÓN MENTAL DEL PUEBLO AL TUTELAJE DE LAS CÚPULAS DE LA CLASE POLÍTICA
Es claramente perceptible que, aprovechando el bajo nivel cultural prome-
dio del pueblo, las cúpulas de la clase política tradicional que se turnan en
el poder han logrado crear un mito de “superioridad mental” a su favor,
refejado en una conciencia colectiva de sumisión y dependencia, con un
tutelaje exclusivo en los temas de interés nacional, prescindiendo de otras
fuentes intelectuales serias y objetivas.
La gente está convencida de que solamente las elites de la clase política
pueden pensar razonablemente para generar propuestas sobre el futuro
de nuestro país; de que solo ellos tienen la capacidad para gobernar. Den-
tro de este contexto generalmente aceptado, son inconcebibles otras pro-
puestas provenientes de otros círculos intelectuales.
DR–S21 y LASINPERU
31
LibrosEnRed
Lamentablemente, los resultados que tenemos a la vista como país, des-
pués de casi dos siglos de vida republicana, demuestran que este mito es
una falacia; pero muy pocos pueden ver esta realidad, y los que pueden
verla no están dispuestos a tomar iniciativas concretas para enfrentarla.
Con ocasión de las elecciones generales del 9 de abril de 2006, ninguno de
los 24 partidos políticos en campaña propuso nada concreto sobre las pro-
fundas reformas estructurales que la República de Perú necesita.
Lo anterior es un claro indicador de que cualquiera que sea el partido polí-
tico que acceda al poder solamente se dedicará a administrar la crisis en be-
nefcio de los ricos y en perjuicio de los pobres, tal como lo han hecho todos
los anteriores; y ningún cambio trascendental será realizado. Las generali-
dades de cambios prometidos en la campaña electoral quedarán reducidas
al cambio de personajes y estilos propios para mantener y prolongar inde-
fnidamente el modelo del fracaso.
Esta circunstancia también confrma que los grandes cambios que nuestro
país necesita solo serán posibles partiendo de la iniciativa directa del pue-
blo organizado adecuadamente, lo cual implica liberarse del tutelaje exclu-
sivo y excluyente de las cúpulas de la clase política.
Por ello, consideramos que la inteligencia cultivada del pueblo puede y de-
be entrar en acción con iniciativas y propuestas bien sustentadas al margen
de la política partidaria.
G) LA DEBILIDAD Y FRAGILIDAD DEL PUEBLO
La debilidad y fragilidad del pueblo deriva de los siguientes factores sociales
determinantes, instalados, arraigados y permanentes a través del tiempo:
Desorganización total de sus integrantes
Hasta ahora, el pueblo no tiene una organización global multisectorial de
ancha base estructurada al margen de cualquier ideología política, credo
religioso, clase social etc. Esta es una realidad agravada por la indiferencia
colectiva para asumir responsabilidades en el proceso de desarrollo del país
y para la defensa corporativa de sus derechos.
Marginación en nombre de una falsa democracia
En la historia de la humanidad, en el nombre de causas justas, como la doc-
trina de Jesucristo, se cometieron atrocidades en tiempos pasados.
J-R
32
LibrosEnRed
Actualmente, en el terreno político, en nombre de las bondades de la de-
mocracia, el pueblo es utilizado en cada proceso electoral para la elección
de sus gobernantes y para dar visos de legalidad al uso y abuso del poder
desde los cargos encumbrados en la administración del país.
Después de cada proceso electoral, los denominados “representantes del pue-
blo” generalmente toman distancia de sus electores, no contestan llamadas
telefónicas, no dan respuesta a las comunicaciones escritas, ni mucho menos se
preocupan por dar soluciones de fondo a los principales problemas del país.
Las bondades y benefcios del crecimiento macroeconómico que empezó a
verse desde la primera década de 2000, indudablemente, son buenos para
el país; pero estos benefcios hasta ahora no llegan al bolsillo de los pobres,
vale decir, a la mayoría de peruanos.
Lo anteriormente expuesto y las lacras sociales, que son ampliamente co-
nocidas, demuestran que, en nombre de la democracia, la mayoría de los
peruanos son marginados por el actual sistema imperante.
Acción sectorial aislada de la sociedad civil organizada
He tenido la oportunidad de verifcar, en algunas organizaciones gremiales
y en otras de la sociedad civil, que sus líderes se sienten muy cómodos en su
propia burbuja y actúan con criterio sectorial excluyente, sin visión general
de conjunto como país.
Esta actitud institucional aislada minimiza el potencial de la sociedad civil
organizada frente a un Estado opresor que se fortalece con esta situación,
para seguir cometiendo impunemente toda clase de abusos y excesos que
nos afectan a todos, sin ningún sistema efcaz que le ponga límites.
Se espera que la sociedad civil organizada tome la iniciativa de articularse
en torno a los temas de interés nacional y, de esta manera, se convierta en
un sector fuerte e infuyente para contribuir en el esfuerzo de llevar ade-
lante los grandes cambios que nuestro país necesita.
2.3 – ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN AL PROBLEMA POR RESOLVER
A) INSTALACIÓN DEL MODELO DE DEMOCRACIA REAL DEL SIGLO XXI
Dentro del conjunto de profundas reformas estructurales que Perú necesi-
ta, se propone instalar el modelo de Democracia Real del Siglo XXI confor-
me al diseño contenido en este proyecto.
DR–S21 y LASINPERU
33
LibrosEnRed
La instalación de este nuevo modelo de democracia incluyente solamente
será posible partiendo de la iniciativa directa del pueblo organizado adecua-
damente; por el contrario, es inviable por iniciativa de los Gobiernos de turno
o de las elites de la clase política, por la sencilla razón de que afectaría sus
intereses y privilegios. Esta reforma estructural es el eje central de la refunda-
ción de la República de Perú (según se propone en el proyecto LASINPERU).
B) ESPERAR QUE LOS CAMBIOS SE PRODUZCAN POR EFECTO DEL DESBORDE Y LA
EXPLOSION SOCIAL
En el caso de que la mayoría del pueblo permanezca indiferente a la al-
ternativa anterior, no queda sino esperar que los desbordes o la explosión
social cargada de violencia en magnitudes insostenibles den lugar a los
grandes cambios que nuestro país necesita.
Obviamente, esta segunda alternativa tendrá un elevado costo social y eco-
nómico para pobres y ricos. Además, los esfuerzos y sacrifcios de restaura-
ción del orden social se perderían por falta de una visión clara hacia dónde
queremos llegar como país, y seguiría, de esta manera, el círculo vicioso por
tiempo indefnido.
2.4 – ALTERNATIVA DE SOLUCIÓN ELEGIDA
Sin lugar a dudas, se recomienda optar por la primera alternativa, la que
permitirá establecer una relación justa y equitativa entre Estado–Pueblo y
Estado–Gobierno (vale decir, entre cliente y proveedor con respecto a la pres-
tación del servicio de administración del país) para que la prosperidad de la
clase gobernante de turno coincida con la prosperidad del país, sin exclusión
de los más pobres, evitando de esta manera la previsible explosión social.
2.5 – CONDICIONES LOCALES PARA LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO
A) SITUACIÓN COYUNTURAL
Con ocasión de la campaña electoral para las elecciones generales del 9 de
abril de 2006, en la opinión pública, se hizo evidente la imperiosa necesi-
dad de propuestas desarrolladas para sustentar la ejecución de las profun-
J-R
34
LibrosEnRed
das reformas estructurales necesarias para el país, dentro de las cuales cabe
destacar el diseño e instalación de un nuevo modelo de democracia real y
accesible para los pobres, mayoría en el país.
En estas condiciones, y frente a la ausencia de propuestas de esta natura-
leza por parte de la clase política en competencia electoral para acceder
al Gobierno, consideramos que este proyecto cubre el vacío existente, te-
niendo el valor agregado de que el origen de la propuesta corresponde a
la iniciativa de un ciudadano contribuyente, integrante del pueblo, con un
enfoque desde una posición al margen de la política partidaria.
B) RECURSOS HUMANOS, MATERIALES Y FINANCIEROS
Como la iniciativa es totalmente nueva, lo más difícil será que el pueblo la
entienda. Superada esta barrera, urge el acceso a los recursos humanos,
materiales y fnancieros de fuente nacional para la ejecución del proyecto
(conforme se expone en el “Capítulo VIII”).
2.6 - ESTIMACIÓN DE IMPACTOS
A) IMPACTOS POSITIVOS DIRECTOS
El modelo de Democracia Real del siglo XXI es la fórmula que permite ter-
minar con la exclusión social de los pobres y hace posible su acceso a los
benefcios del crecimiento macroeconómico del país.
Consecuentemente, este proyecto tendrá un impacto positivo directo en los
estratos sociales tradicionalmente marginados, que dejarán de ser simples
espectadores para convertirse en actores y arquitectos de su propio destino,
dentro de un entorno favorable en cuanto a oportunidades de progreso.
B) IMPACTOS COLATERALES NEGATIVOS
No sería extraño que los operadores de la administración del país, que se
turnan en el poder y se benefcian con el caos imperante, reaccionen ne-
gativamente, descalifcando al autor de este proyecto y tergiversando las
propuestas contenidas en este.
Es de esperar, sin embargo, que los potenciales afectados comprendan que
el modelo de Democracia Real del siglo XXI no tiene como fnalidad promo-
DR–S21 y LASINPERU
35
LibrosEnRed
ver la extinción de las organizaciones políticas, sino motivar su moderniza-
ción, para que su vigencia se sustente en la honestidad de sus líderes y en
su capacidad técnica para gobernar, dejando de lado la improvisación y la
mala costumbre de estafar al pueblo. Solamente de esta manera, pasarán
de su condición de organizaciones obsoletas e inútiles a ser organizaciones
necesarias como promotoras del desarrollo.
C) EL PODER DISUASIVO DEL ESTADO–PUEBLO EN ACCIÓN
Se ha escuchado, en reiteradas ocasiones a connotados políticos y politó-
logos, que la voz del pueblo es la voz de Dios (en alusión a la soberanía
popular ejercida a través del voto de los electores, mediante el cual muchos
personajes son encumbrados a posiciones privilegiadas como representan-
tes de los poderes del Estado). Por otra parte, está probado, en el transcur-
so de nuestra historia, que en democracia los malos Gobiernos no pueden
resistir la presión masiva del pueblo.
En consecuencia: si el pueblo logra organizarse y consolidarse como Es-
tado, con líderes honestos, técnicamente capaces, y actúa corporativa-
mente con criterio imparcial y objetivo en la administración racional de
la soberanía popular en salvaguarda de los intereses de la nación, su
poder disuasivo será efcaz para depurar a los malos gobernantes (auto-
ridades incompetentes o corruptas) por la vía de la revocatoria o remo-
ción, y entonces será posible realizar los grandes cambios que nuestro
país precisa para edifcar un futuro mejor.
36
LibrosEnRed
CAPÍTULO III
M I S I Ó N
3.1 – OBJETIVOS
A) OBJETIVOS GENERALES
Restaurar el pleno ejercicio de los principios de la democracia (siste- •
ma de gobierno instalado en América a fnes del siglo XVII): sobera-
nía popular, libertad e igualdad ante la Ley, conforme a la visión del
célebre Jean–Jaques Rousseau, adecuando dicho ejercicio al nuevo
escenario de operaciones del siglo XXI, capitalizando las experiencias
positivas y descartando lo negativo, sobre la base de los resultados
concretos obtenidos después de casi dos siglos de su aplicación en la
República de Perú.
Instalar un modelo de democracia inclusiva, sin marginación de nin- •
guna clase social, en el cual el Estado–Pueblo, organizado como
un universo de contribuyentes con obligaciones y derechos, asuma
corporativamente el reto de la recuperación y administración ra-
cional de la soberanía popular, desde una posición al margen de la
política partidaria.
B) OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Establecer una relación justa y equitativa entre el Estado–Pueblo y el •
Estado–Gobierno en la prestación del servicio de administración del
país. El primero, en su condición de cliente, y el segundo, en su condi-
ción de proveedor.
Promover una cultura de evaluación de resultados en la gestión del •
Estado–Gobierno, manteniendo el equilibrio entre el ejercicio del po-
der y el cumplimiento del deber.
3.2 - M E T A S
DR–S21 y LASINPERU
37
LibrosEnRed
A) METAS A CORTO PLAZO
Constitución y puesta en funcionamiento de fliales departamentales •
de la Organización de los Ciudadanos Contribuyentes (OCC).
Constitución y puesta en funcionamiento de la Federación Nacional •
de la OCC.
B) METAS A MEDIANO PLAZO
Fortalecimiento institucional de la OCC como soporte multisectorial •
de ancha base del Estado–Pueblo.
Organización y puesta en funcionamiento del Estado–Pueblo. •
Instalación del modelo de Democracia Real del Siglo XXI. •
C) METAS A LARGO PLAZO
Consolidación del Modelo de Democracia Real del Siglo XXI. •
Aunar esfuerzos en la misma dirección entre el Estado–Pueblo y el •
Estado–Gobierno para enfrentar conjuntamente el reto del proceso
de desarrollo de nuestro país.
38
LibrosEnRed
CAPÍTULO IV
V I S I Ó N
4.1 – PRINCIPIOS BASE DE LA DEMOCRACIA EN ESTE TIEMPO
A) SOBERANÍA POPULAR
Soberano deriva del latín superānus y etimológicamente quiere decir: “el
que ejerce o posee la autoridad suprema independientemente”. En conse-
cuencia, soberanía popular es el poder superior que tiene el pueblo para
defnir libremente su propio destino, dentro de ciertos principios y valores
que garanticen la convivencia pacífca sobre la base de la justicia social y del
progreso de los ciudadanos como individuos, como familia y como nación.
Por esto, la doctrina democrática contemporánea reconoce que la soberanía
popular reside en el pueblo. En efecto, en estos tiempos del siglo XXI, las
autoridades que desconocen o vulneran este y cualquier otro de los princi-
pios fundamentales de la democracia, sencillamente, no son democráticas.
Al respecto, Jean–Jacques Rousseau, en su obra cumbre, El contrato social,
publicada en 1762, hace probablemente la primera referencia teórica acer-
ca de la soberanía popular. Luego, la Constitución Francesa de 1793 fue el
primer texto legal que estableció que “la soberanía reside en el pueblo”.
Asimismo, la Constitución Española de 1978 reconoce esto también y agre-
ga que del pueblo emanan todos los poderes del Estado.
Desde la óptica de este proyecto, el pueblo, a través del voto mayoritario,
delega poderes al Estado–Gobierno para la prestación del servicio de ad-
ministración del país.
B) LIBERTAD
La democracia asegura al hombre sus libertades jurídicas e individuales. La
libertad jurídica es el derecho que tiene el hombre a obrar por sí mismo
sin que nadie pueda forzarlo a proceder en otro sentido. Los límites están
dados por las leyes. La libertad individual es el reconocimiento de que el
hombre nace libre y dotado de inteligencia y voluntad.
DR–S21 y LASINPERU
39
LibrosEnRed
C) IGUALDAD ANTE LA LEY
Se trata de la igualdad jurídica: todos los hombres deben tener el mismo
trato ante la Ley, es decir, igualdad de deberes e igualdad de derechos.
4.2 – PLANTEAMIENTO TÉCNICO DEL PROYECTO
A) DEMOCRACIA REAL EN LA TEORÍA Y EN LA PRÁCTICA
Se trata de poner en práctica los principios base de la democracia para ter-
minar con la hipocresía social promovida por el sistema tradicional, en el
cual, en nombre de aquella, la clase gobernante de turno administra el país
como si fuera su propiedad privada, en perjuicio de los intereses del pueblo
y en particular de los pobres. No sirve de mucho un buen marco teórico si
no tiene el respaldo de una buena práctica. Al respecto, muchas personas,
con justa razón, dicen: “Obras son amores y no buenas razones”.
En este sentido, en el nuevo modelo de democracia real, la opresión del
pueblo por parte del Estado–Gobierno es inadmisible. También incluye un
sistema efcaz para el combate frontal a la corrupción institucionalizada
impune, así como para superar la improvisación e inefciencia de las autori-
dades y altos funcionarios de la administración pública.
B) ACCIÓN CORPORATIVA Y ARTICULADA DEL PUEBLO ORGANIZADO
Las malas experiencias vividas reiterativamente en el transcurso de la era
republicana, desde 1821 hasta este tiempo, demuestran que el pueblo tiene
una sola opción real para acceder al pleno ejercicio de sus derechos: or-
ganizarse como Estado–Pueblo para actuar corporativamente, con criterio
objetivo, imparcial y al margen de la política partidaria, con un liderazgo
integrado por tecnócratas altamente competitivos.
Esta organización es totalmente viable porque está comprendida en su legí-
timo y natural derecho; no necesita autorización ni aprobación del Estado–
Gobierno. Solamente hace falta que el pueblo tome conocimiento pleno de
lo que signifca la soberanía popular y se decida a asumir su administración
racional, dentro de ciertos principios éticos y morales que garanticen la
convivencia pacífca, sustentada en la justicia social y en oportunidades de
progreso para todos, sin exclusión alguna.
J-R
40
LibrosEnRed
Si esta meta de organización se logra, el cambio que nuestro país necesita será
una realidad. De lo contrario, nada signifcativo cambiará; en tal caso, la mar-
ginación de los estratos sociales más débiles continuará por tiempo indefnido
con diversos matices, según la personalidad de la clase gobernante de turno.
C) LA INTELIGENCIA CULTIVADA DEL PUEBLO, AL SERVICIO DEL PAÍS
En el nuevo modelo de democracia, la inteligencia cultivada del pueblo
tiene su propio espacio y será la fuente permanente de generación de pro-
puestas bien sustentadas para fortalecer al Estado–Pueblo y para contri-
buir al proceso de desarrollo del país.
En efecto, se mantendrá una convocatoria permanente a este sector inte-
lectual de la sociedad y esperamos que responda positivamente, para asu-
mir las siguientes responsabilidades dentro del Estado–Pueblo:
Los líderes asumirán la responsabilidad de dirigir correctamente las •
fliales departamentales de la OCC y la federación de nivel nacional,
dentro de los lineamientos generales de este proyecto, a fn de garan-
tizar su pureza y su fuerza moral.
Los expertos en sus respectivas disciplinas profesionales formarán •
parte del soporte técnico, legal y administrativo de la estructura del
Estado–Pueblo.
Los que tengan propuestas individuales bien sustentadas, sobre diver- •
sos asuntos de interés general para el país, contribuirán con su aporte
intelectual, que será canalizado corporativamente a través de la OCC
y del Liderazgo del Estado–Pueblo.
Los más destacados por sus propios méritos personales serán precali- •
fcados por la OCC como candidatos para ser representantes del lide-
razgo y del Poder Civil del Estado–Pueblo, y serán elegidos por voto
directo del pueblo.
El Estado–Pueblo organizará y mantendrá actualizada una base de datos •
con la relación de los voluntarios por especialidad, con indicación de sus
respectivos correos electrónicos para vincularlos entre sí y mantenerlos
informados de los programas en desarrollo en los que deseen participar.
D) EL RETO DEL DESARROLLO: UNA TAREA DE RESPONSABILIDAD COMPARTIDA
En concordancia con lo indicado en el proyecto nacional LASINPERU, el nuevo
modelo de Democracia Real del Siglo XXI responde a la convicción de que el
DR–S21 y LASINPERU
41
LibrosEnRed
reto del proceso de desarrollo de nuestro país es una tarea de responsabilidad
compartida entre gobernantes (Estado–Gobierno) y gobernados (Estado–Pue-
blo), dentro de una relación justa y equitativa, aunando esfuerzos en la misma
dirección y creando oportunidades para el progreso y el bienestar de todos
los peruanos, sin exclusión de los pobres, tradicionalmente marginados.
En efecto, para que los gobernados puedan asumir su responsabilidad en
dicho proceso y accedan al pleno ejercicio de sus derechos, necesitan orga-
nizarse en su condición de ciudadanos contribuyentes con obligaciones y
derechos, en la opción de Estado–Pueblo.
E) ANÁLISIS DE LA REALIDAD NACIONAL CON CRITERIO IMPARCIAL Y OBJETIVO
Hemos escuchado muchas veces decir que la realidad se ve según el color del
cristal a través del cual se mira. Pienso que este enfoque es correcto. Por ello,
para poder analizar la realidad de nuestro país con criterio imparcial y obje-
tivo, es preciso mantenerse al margen de la política partidaria, cuyas ideolo-
gías equivalen al “color del cristal” al que se refere dicho pensamiento.
La fortaleza y autoridad moral del Estado–Pueblo se debe sustentar en la
honestidad y en la capacidad técnica de sus líderes, así como en la imparcia-
lidad y objetividad de las acciones institucionales, desarrolladas desde una
posición al margen de la política partidaria. En este sentido, el cambio de
actitud del pueblo en conjunto es de vital importancia.
El Estado–Pueblo debe implementar un sistema de información veraz y ob-
jetiva sobre los principales temas de la realidad nacional, para su difusión a
los ciudadanos contribuyentes, vale decir, al pueblo.
Por otra parte, todos sus planteamientos deben contar con el debido sus-
tento técnico, compatible con los intereses de la nación. Los tecnócratas del
Estado–Pueblo estarán en condiciones de fundamentar las propuestas en
cualquier foro de nivel nacional e internacional.
Iniciativas directas del pueblo
Todas las iniciativas individuales e institucionales bien formuladas y justifca-
das orientadas a mejorar la situación de nuestro país, serán bienvenidas, eva-
luadas y canalizadas ante el Estado–Gobierno por parte del Estado–Pueblo.
Por el momento, ya existen dos propuestas desarrolladas: La Segunda
Independencia de Perú – Proyecto nacional (LASINPERU) y Democracia
Real del Siglo XXI (DR–S21). Se espera que este sea el inicio para la pre-
sentación de otras propuestas.
J-R
42
LibrosEnRed
F) VISIÓN DE CONJUNTO COMO NACIÓN
Es correcto y natural que los ciudadanos se esfuercen individualmente, apli-
cando lo mejor de su talento para lograr su prosperidad personal y fami-
liar; pero, dado que vivimos inmersos en una sociedad, formando parte de
esta, no es sufciente un venturoso progreso personal para ser feliz si nos
encontramos rodeados de mucha gente en situación de miseria material y
espiritual.
Como evidencia de lo dicho, podemos citar el tema de la inseguridad ciu-
dadana: lacra social que es más severa con los que más tienen (ellos son
potenciales víctimas de secuestros, asaltos y robos). ¿Cómo puede ser feliz
y vivir en paz un próspero ciudadano peruano con un entorno en estas
condiciones?
El egoísmo individual e institucional y la indiferencia frente al dolor aje-
no son enormes lastres para el desarrollo del país y para la convivencia
pacífca.
Debemos mantener muy clara nuestra visión de conjunto como nación y
derivar parte de nuestros esfuerzos a la tarea del desarrollo integral del
país; tenemos que trabajar conjuntamente sin odios ni rencores, a fn de
generar riqueza para los que no la tienen y para que los que ya tienen pue-
dan tener más.
G) PRESENCIA DE NUEVOS Y MODERNOS PARTIDOS POLÍTICOS
Es necesario enfatizar que no se está promoviendo la desaparición de los
partidos políticos. Lo que sí se motiva es su modernización o la creación de
nuevos partidos políticos confables, para lo cual deberían reunir el siguien-
te perfl general:
Líderes honestos con sólidos principios éticos y morales, técnicamente •
capaces para gobernar de manera exitosa.
Organizaciones capaces de competir sanamente en cada proceso elec- •
toral, convocadas para la contratación del servicio de administración
del país a través de la modalidad de concurso público.
Organismos dispuestos a dejar, en el pasado vergonzoso, la perniciosa •
costumbre de trafcar con las expectativas del pueblo mediante pro-
mesas electorales inviables, a sabiendas de que no serán cumplidas
(situación que en la práctica constituye una modalidad de estafa).
DR–S21 y LASINPERU
43
LibrosEnRed
H) ADMINISTRACIÓN DEL PAÍS CON VISIÓN DE FUTURO
Es preciso que los Gobiernos de turno administren el país con visión de fu-
turo, prescindiendo de políticas coyunturales de impacto social en el corto
plazo, que solo apuntan a mejorar la posición de los gobernantes en las
encuestas y que postergan la solución de los grandes problemas del país
para las futuras autoridades. Sin este cambio de actitud, los Gobiernos que
siguen harán lo mismo, manteniendo de esta forma el círculo vicioso que
ancla a muchos peruanos en la pobreza extrema.
44
LibrosEnRed
CAPÍTULO V
RESULTADOS ESPERADOS
5.1 – EQUILIBRIO ENTRE EL EJERCICIO DEL PODER Y EL CUMPLIMIENTO
DEL DEBER
En toda sociedad civilizada normal, existe una realidad irrefutable que bien
podría llamarse binomio obligaciones y derechos en virtud del cual todo
derecho genera una obligación y, al mismo tiempo, toda obligación gene-
ra un derecho. Siendo así, la correcta aplicación de esta fórmula da como
resultado el equilibrio entre el ejercicio del poder y el cumplimiento del de-
ber en la clase gobernante. La desnaturalización de esta fórmula da como
resultado inevitable la injusticia social.
En consecuencia, cuando la autoridad refejada en el uso de los poderes
delegados por el pueblo por la vía del voto mayoritario se aparta del cabal
cumplimiento del deber, esta delegación pierde vigencia y se convierte en
usurpación de poder, acto de naturaleza ilegal. Por estas consideraciones
esperamos se instale una cultura de completo equilibrio entre el ejercicio
del poder y el cumplimiento del deber.
5.2 – AUNAR ESFUERZOS EN LA MISMA DIRECCIÓN
Después de superar el inevitable remezón que sin duda ocasionará esta
propuesta, luego de que nuestros proveedores entiendan que el único pro-
pósito de esta iniciativa es crear las condiciones favorables para impulsar el
desarrollo y la prosperidad del país como benefcio para todos, esperamos
que después de la tormenta venga la paz, y en el marco de una verdade-
ra democracia, aunemos esfuerzos en la misma dirección para empujar el
carro del país en el mismo sentido hacia un futuro mejor para todos los
peruanos, sin enfrentamientos estériles que a nada bueno conducen.
5.3 – DEMOCRACIA REAL Y DESARRROLLO, SIN EXCLUSIÓN DE LOS POBRES
En el modelo de Democracia Real del Siglo XXI, el pueblo organizado ade-
cuadamente asume su propia representación, situación que responde a la
DR–S21 y LASINPERU
45
LibrosEnRed
imperiosa necesidad de terminar defnitivamente con la exclusión social de
los pobres de las bondades y los benefcios de la democracia. En este mo-
delo de democracia, la voz de este sector de población será escuchada y sus
propuestas bien sustentadas serán canalizadas ante el Estado–Gobierno a
través de su propia organización: el Estado–Pueblo.
5.4 – GOBERNABILIDAD PREDECIBLE Y CONVIVENCIA PACÍFICA
A) GOBERNABILIDAD PREDECIBLE
La gobernabilidad predecible equivale al fel cumplimiento de las promesas
electorales vinculadas al contrato social debidamente formalizado, lo con
lo cual se pone fn a la incertidumbre tradicional de lo que puede ocurrir
con el destino de todos los peruanos después de que las personas elegi-
das asumen el gobierno. No más acuerdos sesgados entre las cúpulas de
los partidos políticos con condicionamientos de apoyos recíprocos para el
reparto del poder en benefcio propio, a espaldas de los intereses de la
nación. Este tipo de transacciones equivale a una concertación de intereses
entre proveedores en perjuicio del cliente.
En el nuevo modelo de democracia, la gobernabilidad del país debe sus-
tentarse en la mayoría del pueblo (ciudadanos contribuyentes) satisfecha
por la buena calidad de los servicios suministrados desde los poderes del
Estado–Gobierno en los niveles central, regional y local. Esto es lo justo y
equitativo dentro de una normal relación entre cliente y proveedor.
B) CONVIVENCIA PACÍFICA
La convivencia pacífca y la seguridad ciudadana solamente serán accesibles
y permanentes si la clase gobernante fomenta la honestidad y la rectitud,
con el buen ejemplo y con resultados de gestión refejados en la justicia
social, con oportunidades de progreso y bienestar para todos los perua-
nos, sin exclusiones de ningún estrato social. El buen ejemplo de la clase
gobernante es fundamental para recuperar y fortalecer la autoridad en las
acciones dirigidas a la restauración de la convivencia pacífca.
Los medios represivos y el frondoso paquete legal, que no se cumple,
solamente son acciones coyunturales o parches temporales que no re-
suelven el origen de la violencia ni de la inseguridad ciudadana y, por
tanto, no darán los resultados exitosos esperados.
46
LibrosEnRed
CAPÍTULO VI
DEMOCRACIA REAL – SIGLO XXI
6.1 – EL ESTADO COMO ESTRUCTURA GLOBAL
El Estado como estructura global es una entidad integrada por dos estamen-
tos independientes, de distinta naturaleza, con funciones diferentes y vincu-
lados entre sí por el contrato social: el Estado–Pueblo y el Estado–Gobierno.
Es posible que esta visión de dualidad puesta en debate dé lugar a una apa-
sionada controversia dentro del orden tradicional establecido; es previsible
su rotunda negación por parte de las elites del Estado–Gobierno, que se
benefcian del poder sin contrapesos reales y efcaces que les pongan lími-
tes a los excesos y a los abusos de autoridad en perjuicio del Estado–Pueblo
y del país visto como nación.
Los primeros detractores dirán, posiblemente, que el reconocimiento y la
activación del Estado–Pueblo signifcan una anarquía negativa; pero ese
argumento no corresponde a la verdad.
A) EL ESTADO–PUEBLO
El Estado–Pueblo es una entidad conformada por el mismo pueblo organiza-
do adecuadamente como universo de contribuyentes con obligaciones y dere-
chos, para actuar corporativamente. Solamente de esta manera podrá hacer
sentir su presencia activa y coherente en su condición de cliente, en el caso
especial del diseño y la ejecución del contrato social, concerniente a la presta-
ción del servicio de administración del país, en los niveles central, regional y
local, suministrado por del Estado–Gobierno en su condición de proveedor.
En la prestación del citado servicio, el Estado–Pueblo no sustituye al Esta-
do–Gobierno ni cogobierna. Su naturaleza, competencias y responsabilida-
des son otras, como se verá más adelante.
B) EL ESTADO–GOBIERNO
El Estado–Gobierno es la entidad conformada por los denominados tra-
dicionalmente “Poderes del Estado” (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), or-
DR–S21 y LASINPERU
47
LibrosEnRed
ganismos autónomos, Gobiernos regionales, Gobiernos locales y altos
funcionarios con poder de decisión en la Administración Pública. El Estado–
Gobierno asume el rol de proveedor del servicio de administración del país
en los niveles central, regional y local.
Con motivo de la prestación del mencionado servicio, el Estado–Gobierno
no sustituye al Estado–Pueblo en la administración racional de la soberanía
popular ni en otros aspectos inherentes a los derechos y a las prerrogativas
que por naturaleza le corresponden al Estado–Pueblo.
Fases de actuación del proveedor del servicio de administración del país
En la primera etapa, que corresponde a la selección de proveedores me-
diante proceso electoral, las organizaciones políticas que aspiran acceder
al gobierno asumen el rol de postores que, en libre competencia (hasta
ahora informal), presentan sus respectivas propuestas electorales y sus can-
didatos, con todo un sistema de persuasión para convencer a los electores
y ganarse la preferencia de sus votos, los mismos que en mayoría equivalen
al otorgamiento de la buena pro.
En la segunda etapa, que corresponde al suministro del servicio requerido,
esta clase política ya elegida se convierte automáticamente en Estado–Go-
bierno y sus integrantes asumen el rol de proveedores del servicio reque-
rido, con todas las atribuciones y los privilegios delegados por el pueblo,
que son harto conocidos, con la particularidad de que el sistema tradicional
imperante no los obliga a rendir cuenta al Estado–Pueblo del buen uso de
los poderes delegados y, mucho menos, de los resultados de gestión alcan-
zados.
Otros aspectos del Estado–Gobierno
El Estado–Gobierno es ampliamente conocido por su estructura orgánica
y por su actuación institucional durante casi dos siglos de vida republicana
a la fecha de formulación de este proyecto y, por lo tanto, no es objeto de
exposición en este trabajo.
C) ¿QUIÉN SOSTIENE A QUIÉN?
Conforme a lo ya expuesto, es preciso reiterar que en un sistema de go-
bierno democrático, la soberanía popular como principio fundamental
de la democracia y como máximo poder de decisión reside en el pueblo,
quien, además, asume el costo de la administración del país con el pro-
J-R
48
LibrosEnRed
ducto de sus impuestos. Por lo tanto, es el Estado–Pueblo quien sostiene
al Estado–Gobierno; no a la inversa.
En consecuencia, es un craso error pensar y, peor aun, admitir que el Es-
tado–Gobierno, por el solo hecho de haber sido elegido al amparo de las
ideas de la democracia, pueda sustituir al Estado–Pueblo en su legítimo
derecho de administración de la soberanía popular.
Por otra parte, tampoco es correcto considerar que el Estado–Pueblo pue-
de sustituir al Estado–Gobierno en su función de gobernar, vale decir, en el
suministro del servicio de administración del país.
D) CADA QUIEN EN SU LUGAR
Tanto el Estado–Pueblo como el Estado–Gobierno tienen su propio espacio
y sus propias obligaciones y derechos claramente defnidos, que deben ser
precisados en el contrato social. El primero, en su condición de cliente y el
segundo, en su condición de proveedor.
Por lo tanto, ambos Estados pueden coexistir armónicamente dentro de una
relación justa y equitativa, siempre y cuando avancen en la misma dirección
promoviendo el proceso del desarrollo del país como nación, con oportunida-
des de progreso para todos y, por ende, sin exclusión de ninguna clase social.
E) RELACIÓN FUNCIONAL JUSTA Y EQUITATIVA
Relación funcional justa y equitativa signifca que la prosperidad del Es-
tado–Gobierno, evidenciada en el enriquecimiento de sus representantes
(representantes de los Poderes del Estado y altos funcionarios de la Admi-
nistración Pública), coincida con la prosperidad del Estado–Pueblo, visto
como nación, evidenciada en oportunidades de progreso para todos, sin
exclusión de los más pobres, que son mayoría en el país.
Dicho en otras palabras, la prosperidad del proveedor debe coincidir con la
prosperidad del cliente, quien es el que paga el costo del servicio, de modo
que ambas partes contratantes estén satisfechas.
6.2 - EL ESTADO PUEBLO, UNA REALIDAD YA EXISTENTE
A) NATURALEZA DEL ESTADO PUEBLO
DR–S21 y LASINPERU
49
LibrosEnRed
El Estado–Pueblo no es un invento del autor de este proyecto. El Estado–
Pueblo ya existe como una realidad concreta verifcable; solamente hace
falta organizarlo para que pueda entrar en acción ocupando su propio es-
pacio que, por derecho natural, le corresponde. El hecho de que muchas
personas no puedan ver con claridad la existencia del Estado–Pueblo y, por
lo tanto, no tenga hasta ahora el reconocimiento colectivo en nada cambia
la realidad de su presencia.
El Estado–Pueblo como tal necesita al Estado–Gobierno para el suministro
del servicio de administración del país a fn de que la sociedad en su conjun-
to pueda acceder a la convivencia pacifca y desarrollarse dentro de ciertos
principios y dentro de un marco legal que le permita progresar como per-
sona, como familia y como nación. Es por esta razón que el Estado–Pueblo
asume la responsabilidad de cubrir el costo del citado servicio con el pro-
ducto de sus impuestos.
B) MIEMBROS INTEGRANTES DEL ESTADO–PUEBLO
El Estado–Pueblo está integrado por los siguientes estratos sociales, los
que, en aplicación del sistema democrático, asumen por su propia voluntad
la condición de gobernados:
– Todos los ciudadanos o las personas naturales sin excepción alguna en
su condición de contribuyentes, incluidos los servidores públicos de ancha
base así como el personal subalterno de las fuerzas armadas y las fuerzas
policiales.
Lógicamente, no forman parte del Estado–Pueblo las autoridades y los
altos funcionarios con cargos encumbrados con poder de decisión en la
Administración Pública, quienes en ejercicio de sus funciones conforman
la clase gobernante y, por ende, actúan en representación del Estado–
Gobierno.
– Las personas jurídicas sin fnes de lucro, del denominado tercer sector o
sociedad civil, como son las organizaciones gremiales, los colegios profesio-
nales, las organizaciones no gubernamentales y asociaciones en general,
las queen particular mantendrán su propia identidad y autonomía en el
cumplimiento de los fnes para los cuales fueron creadas.
– Las personas jurídicas con fnes de lucro en su condición de contribu-
yentes.
– La estructura orgánica del Estado–Pueblo, que será implementada más
adelante a su debido tiempo.
J-R
50
LibrosEnRed
C) ACCIÓN INSTITUCIONAL SENSATA Y PREDECIBLE
La alta responsabilidad que tiene el Estado–Pueblo en la edifcación de
un destino promisorio para sus integrantes lo obliga a implementar y a
mantener en todo tiempo y circunstancia una acción institucional sensata y
predecible. El logro de este gran objetivo de interés nacional presupone el
pleno dominio y el desarrollo pragmático de los siguientes aspectos:
– Defnición clara del modelo económico más conveniente para el país.
– Disponibilidad de un proyecto país de largo alcance, con visión de futuro.
– Líderes honestos, con califcación de tecnócratas altamente competi-
tivos.
– Decisiones acertadas y con el debido sustento técnico.
– Acción institucional totalmente al margen de la política partidaria.
Para empezar la acción institucional predecible del Estado–Pueblo ya se dis-
pone de estos dos proyectos complementarios o asociados, que son objeto
de aprobación por referéndum:
D) FINES SUPREMOS DEL ESTADO–PUEBLO
Son fnes supremos del Estado–Pueblo en su condición de administrador de
la soberanía popular y en su condición de cliente con respecto al servicio de
administración del país los siguientes:
Asumir su propia y genuina representación
El pueblo organizado adecuadamente conforme a la estructura que se pro-
pone en este proyecto puede y debe asumir su propia y genuina represen-
tación terminando de esta manera con la estafa histórica realizada por una
falsa representación promovida por el sistema tradicional.
Actuación en el Contrato Social
Corresponde al Estado–Pueblo en su condición de cliente defnir las con-
diciones generales de contratación del servicio de administración del país,
materia del contrato social, el que es necesario formalizar en aplicación del
76º de la Constitución Política del Estado en vigencia.
El Estado–Pueblo como cliente no es oposición al Estado–Gobierno co-
mo proveedor del servicio. Al Estado–Pueblo le compete aprobar o des-
DR–S21 y LASINPERU
51
LibrosEnRed
aprobar la calidad del servicio suministrado por su proveedor sobre la
base de resultados concretos de gestión, con criterio imparcial y objeti-
vo, para actuar en consecuencia.
Supervisión del Contrato Social
Indiscutiblemente, corresponde al cliente, en este caso al Estado–Pueblo,
asumir la función de supervisión de la ejecución del contrato social, función
que estará a cargo de un organismo competente y especializado, como es
el Poder Civil en su condición de órgano rector del Sistema Nacional de Su-
pervisión y Control, con apoyo de los organismos autónomos con funciones
de supervisión y control de los recursos y de la gestión pública.
Medidas Correctivas
Los informes emitidos por el Sistema Nacional de Supervisión y Control
pondrán en evidencia las desviaciones y las debilidades que se vienen pre-
sentando en la ejecución del contrato social que ameritan ser corregidas o
superadas por los organismos responsables del Estado–Gobierno.
En efecto, el Estado–Pueblo, en ejercicio de sus facultades y derechos, debe
solicitar al Estado–Gobierno la adopción de medidas correctivas efcaces,
cuyos resultados deben ser mostrados en plazos razonables predetermina-
dos. En caso de incumplimiento, las autoridades responsables deben ser re-
movidas o destituidas por la autoridad competente del Estado–Gobierno;
en caso contrario, el Estado–Pueblo puede hacer valer su derecho de revo-
catoria o remoción de autoridades en uso de las facultades reconocidas en
la Constitución vigente.
Aprobación de cambios en los planes de gobierno en proceso de ejecu-
ción
Es facultad del Estado–Pueblo aprobar los cambios trascendentes en los
planes de gobierno en proceso de ejecución que forman parte del contrato
social, a propuesta del Estado–Gobierno, cuando se presenten circunstan-
cias de orden interno o externo que justifquen dichos cambios, para mejo-
rar los resultados esperados.
De esta manera termina el incumplimiento impune de las obligaciones
contractuales por decisión unilateral del proveedor, muchas veces en
perjuicio de los intereses de su cliente.
J-R
52
LibrosEnRed
E) PERFIL PERSONAL DE LOS LÍDERES CON PODER DE DECISIÓN DEL ESTADO–PUEBLO
La delicada misión y los grandes retos que le corresponde asumir al Estado–
Pueblo defnen la necesidad de que sus líderes con poder de decisión re-
únan el siguiente perfl personal:
Peruanos honestos y con vocación de servicio que aman a su patria y que,
por lo tanto, están dispuestos a trabajar por un futuro mejor como país.
– Nivel profesional de tecnócratas altamente competitivos, sensibles a las
necesidades más apremiantes de nuestro pueblo, con trayectoria personal
exitosa sustentada en resultados concretos y con visión de futuro en el te-
ma del desarrollo.
– Peruanos totalmente libres de cualquier compromiso personal con la po-
lítica partidaria. Esta condición especial y exclusiva para la condición de
líderes responde a la necesidad de evitar confictos de intereses con las
organizaciones políticas o con el Estado–Gobierno de turno.
6.3 – ESTRUCTURA DEL ESTADO–PUEBLO
El Estado–Pueblo está integrado por las siguientes entidades, cuyas natura-
leza y funciones generales se explican más adelante.
– El Consejo Nacional del Estado–Pueblo;
– El Liderazgo del Estado–Pueblo;
– El Poder Civil;
– La Defensoría del Pueblo;
– La Organización de los Ciudadanos Contribuyentes (OCC).
Las cuatro primeras son entidades de derecho público y la última es una
entidad de derecho privado.
A) EL CONSEJO NACIONAL DEL ESTADO–PUEBLO
El Consejo Nacional del Estado–Pueblo es la máxima autoridad institu-
cional de coordinación y de decisión a nivel corporativo. Lo presidirá el
líder del Estado–Pueblo y estará conformado por doce miembros repre-
sentantes de las siguientes entidades:
– Tres representantes del Liderazgo del Estado–Pueblo;
DR–S21 y LASINPERU
53
LibrosEnRed
– Tres representantes del Poder Civil;
– Tres representantes de la Defensoría del Pueblo;
– Tres representantes de la OCC.
Corresponde al Consejo Nacional aprobar las políticas de Estado de su
jurisdicción con respecto a la administración racional de la soberanía po-
pular, a las condiciones generales del contrato social y a la supervisión
de la ejecución de dicho contrato privilegiando el criterio de evaluación
por resultados y la adopción oportuna de las medidas correctivas nece-
sarias. El Consejo Nacional formulará y aprobará su propio reglamento
interno.
B) EL LIDERAZGO DEL ESTADO–PUEBLO
El Liderazgo del Estado–Pueblo es el órgano competente de alta dirección
responsable de la conducción sensata del Estado–Pueblo. El Líder será ele-
gido en comicios generales por un período de cinco años, entre hasta seis
candidatos precalifcados por la OCC.
El Liderazgo del Estado–Pueblo para el cumplimiento de sus fnes contará
con su propia organización interna, integrada por tecnócratas altamente
competitivos.
La naturaleza de las funciones a desarrollar demanda la presencia de can-
didatos que reúnan el perfl personal indicado en el Capítulo VI.3.d)de este
proyecto.
Soporte técnico especializado
Para el cumplimiento de sus fnes, el Liderazgo del Estado–Pueblo contará
con el soporte técnico especializado conformado por un staff de profesio-
nales honestos altamente califcados.
Complementariamente, podrá contratar asesoría externa especializada ob-
servando los criterios de austeridad.
Programa de educación cívica y liderazgo
El Liderazgo del Estado–Pueblo desarrollará un programa de Educación Cí-
vica y Liderazgo para que los ciudadanos conozcan con certeza sus derechos
y obligaciones dentro de la sociedad, así como la manera de hacer valer sus
derechos vulnerados, dentro del marco de la Ley; de esta manera bajará la
tensión social expresada en medidas de fuerza.
J-R
54
LibrosEnRed
Este programa será desarrollado tanto en centros educativos como a través
de medios de comunicación masiva.
C) EL PODER CIVIL
Naturaleza y fnes del Poder Civil
El Poder Civil es un órgano de naturaleza eminentemente técnica, respon-
sable de la supervisión y del control de la ejecución del contrato social; para
tal efecto, privilegia el criterio de evaluación por resultados. En consecuen-
cia, los Poderes del Estado–Gobierno (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), los
denominados “organismos autónomos”, así como los Gobiernos regionales
y los Gobiernos locales son por naturaleza sujetos de supervisión y control,
por parte del Poder Civil.
El Poder Civil estará conformado por treinta miembros, de los cuales siete se
ocuparán de la supervisión y del control de la gestión del Estado–Gobierno,
que tienen repercusión o incidencia nacional y, por lo tanto, tendrán como sede
de trabajo la capital de la república, y veintitrés representantes se ocuparán de
la supervisión y del control de gestión de los organismos componentes del Es-
tado–Gobierno, que tienen incidencia departamental y, por lo tanto, cada uno
de ellos tendrá como sede de trabajo el Departamento de su competencia.
Los representantes del Poder Civil serán seleccionados en elecciones gene-
rales por el pueblo, entre hasta seis candidatos para cada vacante precali-
fcados por la OCC. Para garantizar la continuidad funcional capitalizando
las experiencias positivas acumuladas, su renovación será por tercios, cada
cinco años. Con el fn de implementar este sistema de renovación, los pri-
meros cuadros elegidos podrán ampliar su mandato por acuerdo del Con-
sejo Superior del Estado–Pueblo.
El Poder Civil será autónomo e independiente y reportará al Consejo Nacio-
nal del Estado–Pueblo. Una copia de sus informes será alcanzada al Lideraz-
go del Estado–Pueblo para los fnes pertinentes. Los miembros del Poder
Civil tienen las mismas prerrogativas que los miembros del Poder Legislati-
vo en materia de inmunidad funcional, derecho ante juicio en la jurisdicción
del Consejo Nacional del Estado–Pueblo y en remuneración.
Para el cumplimiento de sus fnes, el Poder Civil podrá contratar los ser-
vicios de auditoría externa, así como asesoría y soporte técnico especia-
lizado. El Poder Civil designará a dos de sus miembros para actuar como
veedores en cada concurso público convocado por el Estado–Pueblo pa-
ra la selección de las siguientes autoridades:
DR–S21 y LASINPERU
55
LibrosEnRed
– Miembros del Tribunal Constitucional;
– Defensor del Pueblo;
– Contralor General de la República;
– Titular de la Ofcina Nacional de Procesos Electorales.
Corresponde al Poder Civil el seguimiento de las medidas correctivas deri-
vadas de los informes de supervisión del contrato social a ejecutarse en los
plazos previstos.
Cuando estas medidas correctivas no se tomen oportunamente por las entida-
des responsables o cuando no se logren los resultados esperados, es compe-
tencia del Poder Civil canalizar, a través del Estado–Pueblo, la revocatoria, la
remoción y la destitución de las autoridades y los funcionarios responsables;
puede, en casos debidamente justifcados, proponer la declaración de emer-
gencia o reorganización de los poderes del Estado, organismos autónomos,
Gobiernos regionales y Gobiernos locales, para superar la crisis no resuelta.
El Poder Civil intervendrá como veedor en los concursos públicos convoca-
dos por el Estado–Gobierno para la selección del Fiscal de la nación, miem-
bros del Consejo Nacional de la Magistratura, Organismo de Control de la
Magistratura.
El Poder Civil tendrá su propio Consejo Directivo y formulará su reglamento
interno de funcionamiento, que será aprobado por el Consejo Nacional del
Estado–Pueblo.
D) LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO
La Defensoría del Pueblo (reformada) es la entidad autónoma competente
para asumir la defensa legal, tanto en la vía administrativa como en el fuero
judicial, de los sectores de población de escasos recursos económicos, quie-
nes por su propia condición no pueden cubrir el costo del servicio profesio-
nal de abogados para la defensa de sus derechos vulnerados, por evidente
acción u omisión del Estado–Gobierno, infringiendo derechos ciudadanos
amparados por la Constitución y por otras normas legales. A solicitud escri-
ta del interesado, la Defensoría del Pueblo puede asumir la representación
procesal del litigante.
Para el logro de este objetivo, sin incurrir en mayores gastos innecesarios,
la capacidad instalada de la actual Defensoría del Pueblo, que por ahora
no defende realmente a nadie, debe ser reorganizada empezando por una
reforma de su ley orgánica, que debe responder al nuevo reto. El proyecto
J-R
56
LibrosEnRed
de la nueva ley orgánica será aprobado por el Poder Legislativo a propues-
ta por el Estado–Pueblo.
E) LA ORGANIZACIÓN DE LOS CIUDADANOS CONTRIBUYENTES (OCC)
Naturaleza de la OCC
La OCC es el universo de contribuyentes con obligaciones y derechos, orga-
nizados adecuadamente para asumir corporativamente sus responsabilida-
des y hacer valer sus prerrogativas. Como parte del Estado–Pueblo, la OCC
es el soporte multisectorial de ancha base.
Dentro del marco legal, la OCC es una asociación civil abierta, de derecho
privado, sin fnes de lucro para sus asociados. Son miembros natos todos los
ciudadanos sin excepción alguna, quienes, de acuerdo con su participación
en el desarrollo institucional, pueden clasifcarse como asociados pasivos y
asociados activos. También forman parte de la OCC las organizaciones civiles
con personería jurídica identifcadas con los objetivos de la OCC afliadas.
A continuación, se exponen algunos conceptos básicos con respecto a la con-
dición común de los contribuyentes como integrantes del Estado–Pueblo.
Contribuyentes individuales
Son todas las personas naturales sin excepción alguna, tanto los pobres co-
mo los ricos; porque se paga impuestos con la compra desde un pan hasta
un automóvil u otros bienes y servicios necesarios para sostener cualquier
nivel de vida.
No es aceptable considerar a algunos contribuyentes individuales más y a
otros menos importantes, porque cada quien paga de acuerdo con su nivel
de ingresos, vale decir, de acuerdo con sus posibilidades.
Contribuyentes corporativos
Son todas las organizaciones y las empresas con personería jurídica, sujetas
a obligaciones tributarias, que tributan igual que los contribuyentes indivi-
duales y, generalmente, mucho más.
Tampoco es razonable considerar a algunos contribuyentes corporativos
más y a otros menos importantes, porque cada quien paga en proporción
directa a la magnitud de su patrimonio, volumen de operaciones o niveles
de rentabilidad. Los pequeños contribuyentes hacen denodados esfuerzos
para cumplir con sus obligaciones tributarias.
DR–S21 y LASINPERU
57
LibrosEnRed
El binomio obligaciones y derechos
En cualquier sociedad del mundo civilizado, dentro de los principios uni-
versales de justicia y equidad, toda obligación genera un derecho y todo
derecho genera una obligación.
Esta relación justa y equitativa equivale a una fórmula matemática, que
bien podemos llamar: “el binomio obligaciones y derechos”. La aplicación
correcta de esta fórmula a nivel país permite el acceso a la convivencia pa-
cífca sustentada en la justicia social.
En condiciones normales, no puede subsistir un elemento sin la presencia
del otro; el desequilibrio entre los dos elementos de esta fórmula constitu-
ye una aberración social inadmisible, con consecuencias catastrófcas para
un país visto como nación y cuyos resultados son ampliamente conocidos
como injusticia social.
En el caso de Perú, los resultados del desequilibrio entre los elementos
del binomio obligaciones y derechos en el universo de contribuyentes
llamado “pueblo” están a la vista de todo el mundo y refejados en un
país empobrecido, con altos índices de pobreza extrema, desocupación
masiva, injusticia social y legal e inseguridad ciudadana. Estos resultados
son patéticos al considerar el tiempo transcurrido de casi dos siglos de
vida republicana.
Universo de contribuyentes con obligaciones y derechos
Obligaciones: los contribuyentes tienen la obligación de pagar impuestos,
contribuciones y tasas con la fnalidad de acumular un fondo destinado a
cubrir el costo del servicio de administración del país, denominado también
servicio de Administración Pública correspondiente a los niveles central, re-
gional y local. Sin este fondo, el Estado–Gobierno no puede subsistir como
proveedor del citado servicio.
Derechos: dentro del esquema del binomio obligaciones y derechos, los
contribuyentes, por el solo hecho de que asumen el costo del servicio de
administración del país, tienen el legítimo derecho a exigir buena calidad y
resultados exitosos del servicio por el cual están pagando. En Perú, lamen-
tablemente, los contribuyentes no ejercen sus legítimos derechos que se
derivan del cumplimiento de sus obligaciones tributarias.
El sistema imperante, desde el inicio mismo de la era republicana en 1821
hasta este tiempo, mantiene el universo de contribuyentes peruanos sin
ningún mecanismo efcaz que les permita exigir buena calidad de los servi-
cios por los cuales están pagando.
J-R
58
LibrosEnRed
Principales fnes de la OCC
Son fnes principales de la OCC, los siguientes, los mismos que no tienen
más limitaciones que el marco de la Constitución Política del Estado:
– Edifcar la presencia de un universo de contribuyentes con obligaciones y
derechos, vale decir, un universo de contribuyentes con dignidad. En esta
perspectiva, la distorsión del binomio obligaciones y derechos, constituye
una aberración inadmisible por cuanto –como está fehacientemente proba-
do– dicha distorsión o desequilibrio da como resultado la injusticia social.
– Asumir corporativamente las atribuciones y las responsabilidades que co-
rresponden a los gobernados en el reto del proceso de desarrollo del país.
– Promover los grandes cambios que nuestro país necesita, por iniciativa
directa del pueblo organizado.
Estatutos de la OCC
Mayores detalles sobre los fnes y la organización de la OCC, se exponen en
el texto de los estatutos de dicha organización, que se inserta al fnal de
este proyecto.
A la fecha de edición de este trabajo, ya se ha constituido legalmente la
Organización de los Ciudadanos Contribuyentes – Filial Departamental La
Libertad (OCC–LL) como centro piloto para lo que sigue.
El texto completo de los estatutos de esta flial se encuentra como Separata
Nº 3 al fnal de este volumen. También está disponible en la página web
institucional: www.occ–lalibertad.org.
F) ESTRUCTURA ORGÁNICA DEL ESTADO–PUEBLO
La estructura orgánica del Estado–Pueblo se presenta a continuación en el
Gráfco 1 y la estructura orgánica de la OCC se presenta en los Gráfcos 2 y 3.
DR–S21 y LASINPERU
59
LibrosEnRed
GRÁFICO 1: ESTRUCTURA ORGÁNICA DEL ESTADO–PUEBLO
J-R
60
LibrosEnRed
GRÁFICO 2: ESTRUCTURA ORGÁNICA DE UNA FILIAL DEPARTAMENTAL
DE LA OCC
DR–S21 y LASINPERU
61
LibrosEnRed
GRÁFICO 3: ESTRCTURA ORGÁNICA DE LA FEDERACIÓN NACIONAL
DE LA OCC
J-R
62
LibrosEnRed
6.4 – RECUPERACIÓN Y ADMINISTRACIÓN RACIONAL DE LA SOBERANÍA
POPULAR
Partiendo de la premisa, universalmente reconocida, que sostiene que en
democracia la soberanía popular reside en el pueblo, es indiscutible que el
pueblo organizado adecuadamente tiene entre sus manos el poder supre-
mo sufciente para decidir sobre su propio destino. Siendo así, la pregunta
lógica es: ¿por qué, entonces, el pueblo no administra correctamente este
poder para promover la edifcación de un futuro próspero como nación,
sin exclusión de ningún estrato social, y por qué permite que los Gobiernos,
en nombre de la democracia y en uso indebido de los poderes delegados
mediante el voto, lo estafen reiterativamente con promesas electorales in-
cumplidas, con los resultados deplorables refejados en pobreza, injusticia
social y otras lacras sociales que todos conocemos?
La actitud pasiva del pueblo, en algunos casos, frente a la vulneración de
los derechos ciudadanos y a la represión del Estado–Gobierno y, en otros,
frente a los reclamos de la población por las demandas sociales no atendi-
das demuestran objetivamente que, en la práctica, los Gobiernos han se-
cuestrado con visos legales a la soberanía popular utilizando al pueblo en
cada proceso electoral para obtener la delegación de poderes y luego darle
la espalda. El resto es historia conocida.
Por las consideraciones expuestas, que no son todas, constituye una responsa-
bilidad histórica y un deber patriótico para el Estado–Pueblo bien organizado
asumir el reto de la recuperación y la administración racional de la soberanía
popular que por naturaleza y derecho propio le corresponde. Solo de esta
manera, se terminará con la delegación informal, a ciegas y sin condiciones es-
pecífcas a favor del Estado–Gobierno; modalidad que, como está demostra-
do, muchas veces resulta contraproducente para los intereses de la nación.
La administración racional de la soberanía popular consiste, principalmen-
te, en identifcar los poderes delegables y las mejores condiciones de esta
delegación para obtener buenos resultados en benefcio del país, así como
también en identifcar los poderes no delegables y las mejores condiciones
de su ejercicio directo por el Estado–Pueblo para lograr buenos resultados.
A) PODERES DELEGABLES Y PODERES NO DELEGABLES
Poderes delegables
Dentro del contexto de la administración racional de la soberanía popular
y en democracia, son delegables –por la vía del voto mayoritario– los pode-
DR–S21 y LASINPERU
63
LibrosEnRed
res necesarios y sufcientes al Estado–Gobierno para el efciente suministro
del servicio a la nación o de administración del país desde los puestos en-
cumbrados con poder de decisión.
La delegación de poderes para gobernar el país debe conciliar con las con-
diciones generales del contrato social.
Poderes no delegables
Dentro del contexto indicado, no son delegables, por parte del Estado–
Pueblo, los poderes para defnir las condiciones generales del contrato so-
cial ni, mucho menos, los poderes para ejercer la supervisión y el control de
la ejecución de dicho contrato.
La errónea delegación de estos poderes signifca la renuncia total a la so-
beranía popular, lo que genera condiciones favorables para la presencia de
Gobiernos abusivos, totalitarios, opresores y corruptos, con las consecuen-
cias deplorables que son harto conocidas.
B) CONDICIONES MÍNIMAS PARA LA DELEGACIÓN DE PODERES
Nadie en sano juicio delega (o debe delegar) amplios poderes para que
alguien actúe en su nombre y representación en asuntos importantes de
su interés sin condiciones claramente defnidas. En efecto, son condiciones
mínimas y fundamentales para la vigencia de la delegación de poderes por
el Estado–Pueblo en favor del Estado–Gobierno las siguientes:
– La correcta aplicación de los poderes delegados en benefcio del país y de
la nación en su conjunto, sin exclusión de ningún estrato social.
– La rendición de cuentas del uso de los poderes delegados, considerando
los resultados concretos de gestión, con respecto al Plan de Gobierno que
mereció la aprobación mayoritaria de los ciudadanos electores.
Por lo anterior, es totalmente legítimo revertir los poderes delegados
cuando los operadores no los apliquen correctamente o incumplan los
fnes de la delegación; medida extrema que, naturalmente, debe susten-
tarse en hechos trascendentes concretos debidamente comprobados con
el sustento técnico–legal correspondiente y evaluados con criterio justo,
objetivo e imparcial.
C) REVOCATORIA O REMOCIÓN DE AUTORIDADES Y ALTOS FUNCIONARIOS DEL
ESTADO–GOBIERNO
J-R
64
LibrosEnRed
La revocatoria o la remoción de autoridades y altos funcionarios del Es-
tado–Gobierno no deben realizarse por cuestionamientos o apreciaciones
subjetivas ni por motivaciones de política partidaria sino por causales con-
cretas, como la incompetencia para el desempeño del cargo demostrada
por resultados de gestión inaceptables y por actos de corrupción debida-
mente comprobados. En la ejecución de esta prerrogativa, no cabe excep-
ción de ninguna clase. En efecto, es aplicable en los niveles central, regional
y local.
La remoción y la destitución de autoridades y altos funcionarios designados
por el Estado–Gobierno deben ser realizadas por iniciativa de las autori-
dades superiores competentes del mismo Estado–Gobierno. En el caso de
omisión, el Estado–Pueblo hará uso de su derecho de revocatoria y remo-
ción de autoridades y deberá incluir a las autoridades que eludieron su
responsabilidad en el cumplimiento de esta iniciativa.
D) REMOCIÓN O DESTITUCIÓN DE AUTORIDADES Y ALTOS FUNCIONARIOS DEL
ESTADO–PUEBLO
Con el mismo criterio, y por las mismas causales indicadas, las autoridades y
los altos funcionarios del Estado–Pueblo serán removidos o destituidos por
iniciativa del Consejo Nacional del Estado–Pueblo. Caso contrario, la OCC
tiene la facultad de solicitarlo, bajo responsabilidad de las autoridades que
no cumplieron con su deber de realizar esta medida.
E) INHABILITACIÓN DE ACTORES DE RIESGO PARA LA NACIÓN
La sociedad y la nación en su conjunto tienen el legítimo derecho a prote-
gerse de las personas naturales y jurídicas que atentan contra sus intereses.
En consecuencia, se proponen las siguientes medidas preventivas de pro-
tección a la nación para su inclusión en el ordenamiento legal correspon-
diente.
Inhabilitación personal
Las personas naturales que acceden a cargos encumbrados en los poderes
del Estado por elección popular o por otras modalidades, en aplicación
sistema de Gobierno democrático, tanto del nivel central como de los nive-
les regional y local, que a la luz de los resultados concretos verifcables de
gestión fracasaron en la misión encomendada o que resulten involucrados
en actos de corrupción debidamente comprobada deben ser legalmente
DR–S21 y LASINPERU
65
LibrosEnRed
inhabilitados de por vida para cualquier cargo público, a fn de evitar que
estas mismas personas que representan un riesgo potencial para la socie-
dad, después de algún tiempo, retornen a la función pública para seguir
haciendo daño.
En consecuencia, se propone incluir esta medida preventiva en la Constitu-
ción Política del Estado mediante una reforma parcial de esta.
Responsabilidad solidaria de las organizaciones políticas
Son las organizaciones políticas las que, en aplicación de sus propias reglas
internas, seleccionan supuestamente a sus mejores candidatos, muchos de
los cuales son elegidos por el voto popular para cargos encumbrados, des-
de los cuales estas autoridades designan o participan en la designación de
otras autoridades o altos funcionarios con poder de decisión.
Consecuentemente, las organizaciones políticas tienen responsabilidad so-
lidaria en el fracaso de sus miembros ineptos en la función pública y en los
actos de corrupción cometidos por su gente. Por esta razón deben asumir,
cuando menos, una responsabilidad ética y moral; y ser inhabilitadas para
presentar candidatos por un periodo de cinco años en las jurisdicciones del
fracaso.
6.5 – FORMALIZACIÓN DEL CONTRATO SOCIAL
A) MAGNITUD DEL CONTRATO SOCIAL
Importancia
El servicio de administración del país, materia del contrato social, por su
propia naturaleza, es de suma importancia para la nación, por cuanto de la
calidad de su prestación depende el nivel de desarrollo que se puede alcan-
zar y se compromete el destino de todos los peruanos.
Costo
Para el año 2006, el costo, según la Ley General del Presupuesto Gene-
ral de la República Nº 28652 asciende a S/. 50.862.269.691 nuevos soles,
equivalente a $ 15.412.209.000 de dólares (T/C = 3,3 al mes de marzo de
2006). Multiplicando esta cifra por un periodo gubernamental de cinco
J-R
66
LibrosEnRed
años, tenemos la suma de $ 77.061.045.000 de dólares, cálculo realizado
a precios del mes de enero de 2006.
Este monto de referencia crece cada año con ocasión de la formulación del
presupuesto para cada nuevo ejercicio fscal. El incremento del año 2006
con respecto al año 2005 (Ley Nº 28427) fue de 528.221.000 de dólares (T/C
3,3). También se incrementa en el transcurso de cada ejercicio fscal anual
por la modalidad de los llamados “créditos suplementarios”.
B) EJERCIO DE CARGOS ENCUMBRADOS. UN GRAN Y LUCRATIVO NEGOCIO
El nivel de vida que alcanzan determinados operadores del actual mo-
delo de democracia representativa desde posiciones encumbradas como
representantes de los denominados “poderes del Estado”, de organismos
autónomos y altos funcionarios con poder de decisión, evidenciado en
grandes casas full equipo en zonas residenciales exclusivas, carros nue-
vos, viajes por el mundo, etc., solamente es comparable con el nivel de
vida de exitosos empresarios que arriesgan y administran efcientemente
grandes capitales.
Esto demuestra fehacientemente que la administración del país desde las
altas esferas del poder es un grande y lucrativo negocio personal para sus
operadores, con la característica especial de que el enriquecimiento por es-
ta vía no demanda riesgo alguno, pues no requiere la inversión de grandes
capitales propios, no es exigible un alto nivel de efciencia y efcacia en el
ejercicio del cargo, y no rinden cuenta a nadie de los resultados de gestión.
Para las elites de la clase política, es sufciente tener la habilidad necesa-
ria para trafcar con las necesidades y las expectativas del pueblo en cada
campaña electoral con lo que logran la preferencia de su voto para luego
olvidarse de lo prometido. Al resto de la burocracia dotada con poder de
decisión le basta y le sobra para acceder a posiciones de privilegio, un nexo
de buenas relaciones con la clase gobernante de turno.
En estas circunstancias, ¿podemos esperar que los operadores del actual
orden establecido tomen la iniciativa por sí mismos desde el Gobierno para
realizar los grandes cambios que nuestro país necesita? Por supuesto que
no. En la mentalidad mercantilista de los citados operadores, resulta un
absurdo absoluto desmontar su propio y lucrativo negocio.
Los grandes cambios que nuestro país necesita para corregir el curso de
su historia deben partir de la iniciativa directa del mismo pueblo orga-
nizado adecuadamente.
DR–S21 y LASINPERU
67
LibrosEnRed
C) FORMALIZACIÓN DEL CONTRATO SOCIAL
Dado que el servicio de administración del país es de vital importancia para
la nación y por multimillonario costo, resulta indispensable que el cliente,
en este caso el Estado–Pueblo, tome las medidas preventivas necesarias pa-
ra garantizar un suministro de buena calidad. Estas medidas sensatas pasan
ineludiblemente por la formalización del contrato social.
La formalización del contrato social implica realizar el proceso de contrata-
ción por la modalidad de concurso público. Con esto se obliga a los posto-
res a presentar sus propuestas escritas, con arreglo a las bases del concurso.
Luego, quienes resulten ganadores de la buena pro, deben suscribir los
respectivos contratos de fel cumplimiento de las propuestas ganadoras.
Por su parte, el Estado–Pueblo, en su condición de cliente, debe asumir
la supervisión y la evaluación de la ejecución del contrato social a través
del Poder Civil, con el apoyo de la Contraloría General de la República, de
la Defensoría del Pueblo, del Tribunal Constitucional y de otros organis-
mos autónomos con funciones vinculadas con la supervisión y el control
del buen uso de los recursos públicos y de la calidad de la prestación del
servicio materia del contrato.
6.6 – PARTICIPACIÓN Y CONTROL CIUDADANO
El modelo de Democracia Real del Siglo XXI, con el Estado–Pueblo en
acción, en pleno ejercicio de la administración racional de la soberanía
popular, constituye por excelencia el mejor sistema de participación y
control ciudadano, desde su correcta posición claramente defnida, tan-
to en la concepción de las condiciones generales del tipo de servicio re-
querido por la nación para su prestación por parte del Estado–Gobierno
como en la ejecución del contrato social y también en otros aspectos de
interés nacional.
De esta manera se desarrolla la iniciativa incipiente contenida en las nor-
mas legales vigentes que se indican a continuación:
A) BASE LEGAL
Constitución política de perú
La participación y el control ciudadano son atribuciones inherentes del Es-
tado–Pueblo y se sustentan en el contenido y los alcances de los siguientes
J-R
68
LibrosEnRed
artículos de la Constitución Política del Estado en vigencia, cuyas partes
pertinentes del texto se transcribe literalmente:
Artículo 2 .– Toda persona tiene derecho:
5. A solicitar sin expresión de causa la información que requiera y a recibirla de
cualquier entidad pública, en el plazo legal, con el costo que suponga el pe-
dido. Se exceptúan las informaciones que afectan la intimidad personal y las
que expresamente se excluyan por ley y por razones de seguridad nacional.
13. A asociarse y a constituir fundaciones y diversas formas de organización
jurídica sin fnes de lucro, sin autorización previa y con arreglo a ley. No
pueden ser disueltas por resolución administrativa.
17. A participar en forma individual o asociada, en la vida política, económi-
ca, social y cultural de la nación. Los ciudadanos tienen, conforme a ley, los
derechos de elección, de remoción o revocatoria de autoridades, de inicia-
tiva legislativa y de referéndum.
20. A formular peticiones, individual o colectivamente, por escrito ante la
autoridad competente, la que está obligada a dar al interesado una res-
puesta también por escrito dentro del plazo legal, bajo responsabilidad.
Artículo 45 .– El poder del Estado emana del pueblo. Quienes lo ejercen
lo hacen con las limitaciones y responsabilidades que la Constitución y las
leyes establecen.
Artículo 46 .– La población civil tiene derecho a la insurgencia en defensa
del orden constitucional.
Artículo 184.– El Jurado Nacional de Elecciones declara la nulidad de un
proceso electoral, de un referéndum o de otro tipo de consulta popular
cuando los votos nulos o en blanco, sumados o separadamente, superen los
dos tercios del número de votos emitidos.
Ley 26300 derechos de participación y control ciudadano
DR–S21 y LASINPERU
69
LibrosEnRed
Esta ley es un buen instrumento legal inicial para los fnes de la administra-
ción racional de la soberanía popular en materia de revocatoria o remoción
de autoridades por causas debidamente justifcadas. Sin embargo, requiere
ser mejorada para eliminar los mecanismos de protección que en ella exis-
ten, en favor de los representantes de los poderes del Estado y de las auto-
ridades del nivel nacional. En este sentido, la revocatoria de autoridades no
debe limitarse a las autoridades de los niveles regional y local sino debe ser
extensiva al nivel central, sin excepción de ninguna clase.
La modifcación y mejora de la citada Ley Nº 26.300 se propone en otro pro-
yecto titulado “La Segunda Independencia de Perú” (LASINPERU), asociado
a DR–S21.
En todo caso, dentro del principio jurídico universal de jerarquía de normas
legales, lo estipulado en la Constitución Política del Estado prevalece sobre
esta ley y sobre cualquier otra norma de menor rango, de modo que el Es-
tado–Pueblo puede cumplir sus fnes institucionales sin más problemas que
la previsible incomodidad de ciertas vacas sagradas, que jamás renunciarán
a sus exclusivos privilegios sin ofrecer resistencia.
B) ANTECEDENTES SOBRE PARTICIPACIÓN CIUDADANA
Se ha invertido mucho tiempo y dinero en la intención de promover una seu-
doparticipación ciudadana y no se han alcanzado resultados satisfactorios.
En este sentido, un Gobierno anterior (1990–2000) promulgó la citada Ley
Nº 26.300, denominada “Ley de Participación y Control Ciudadano”, en la
cual se limita el derecho constitucional de revocatoria y remoción de auto-
ridades solamente a niveles regional y local, aun cuando en la Constitución
en vigencia fguran estos derechos sin excepciones.
Dicho régimen también realizó un trabajo descentralizado con sede en las
Prefecturas, para tomar o auscultar las iniciativas y las propuestas de los
ciudadanos. No se conoce si algunas de estas iniciativas bien sustentadas
fueron tomadas en cuenta.
El Congreso de la República sostiene una burocracia dedicada a promover
la participación ciudadana a través del programa electrónico denominado
“Parlamento Virtual Peruano”. La intención y el diseño son buenos; pero,
a falta de un sistema que dé viabilidad a las propuestas bien sustentadas,
todo está condicionado a que la propuesta del ciudadano sea del agrado
de los congresistas de turno. Si la propuesta no concilia con los intereses
J-R
70
LibrosEnRed
que ellos defenden (no necesariamente los intereses del pueblo) o no lo
entienden, el destino de la propuesta es el tacho de basura.
C) PARTICIPACIÓN CIUDADANA AL VACÍO
En el caso de Perú, actualmente la única participación ciudadana facilitada
por el Estado Gobierno ocurre con motivo de cada proceso electoral, con la f-
nalidad de que los electores, mediante su voto, les otorguen amplios y plenos
poderes a los representantes del Poder Ejecutivo y del Poder Legislativo para
gobernar en nombre y representación del pueblo; pero, según el orden esta-
blecido desde el inicio de la era republicana hasta este tiempo, estos poderes
son otorgados sin ninguna condición específca formal de buen uso a favor
de la nación, de donde resulta que los operadores del Estado Gobierno hacen
uso y abuso de los poderes delegados, en benefcio personal y de grupo, sin
rendir cuenta a nadie ni mucho menos asumir ninguna responsabilidad real
por estos hechos, como ya se ha dicho en otros puntos de esta obra.
En estas condiciones, la participación ciudadana realizada mediante la emi-
sión del voto promovida por el Estado Gobierno en nombre de la demo-
cracia representativa es un salto al vacío, y ningún gobierno —desde 1821
hasta el 2006, la fecha de formulación de este proyecto— ha tomado la
iniciativa de corregir esta situación a todas luces inaceptable, por lo que es
previsible que los futuros gobiernos tampoco tomen la iniciativa de cambio
ya que no conviene a sus intereses.
La otra forma de participación ciudadana en temas de interés nacional pre-
vista en la Constitución vigente es mediante referéndum; pero los obstácu-
los para su realización son tan grandes que en la práctica se hace imposible
superarlos, si no se cuenta con una organización sólida que lo promueva y
además que disponga de los recursos económicos necesarios para solven-
tar los costos de recolección de frmas equivalente al 10 % de la población
votante del país, según el Artículo 38º de la Ley Nº 26300. Cabe indicar que
la población votante de Perú al año 2006 es algo más de 15.000.000 de
electores.
D) PARTICIPACIÓN CIUDADANA REAL Y EFECTIVA
La única manera de acceder a la participación ciudadana real y efectiva
en la edifcación de un futuro mejor para el país visto como nación es me-
diante la organización y activación del Estado Pueblo como un universo de
contribuyentes con obligaciones y derechos, entidad que tendrá como res-
ponsabilidad la recuperación y administración racional de la soberanía po-
DR–S21 y LASINPERU
71
LibrosEnRed
pular, tal como se propone en este proyecto. De otro modo nada, cambiará
y el pueblo seguirá siendo utilizado y oprimido por la clase gobernante, en
nombre de la democracia.
Actual programa de utilización ciudadana
En el año 2004, me registré, a título personal, como participante del Parla-
mento Virtual Peruano y usé el espacio disponible para publicar una opi-
nión. No les agradó el contenido de algunos artículos de crítica constructiva
y, grotescamente y sin explicación alguna, me sacaron de la lista de parti-
cipantes. Luego, me registré nuevamente; pero muy pocas veces me ocupo
de algún tema por este medio.
En conclusión, estas dos líneas de acción que se exponen como anteceden-
tes en materia de participación ciudadana solamente toman en cuenta las
propuestas y las sugerencias que convienen a los intereses de la clase go-
bernante de turno descartando todo las demás. Se convierte así la partici-
pación ciudadana en lo que bien podría llamarse: “ Programa de Utilización
Ciudadana”, cuyo costo naturalmente es pagado por los contribuyentes.
6.7 – SISTEMA ANTICORRUPCIÓN
En el desarrollo conceptual de este proyecto (Democracia Real del Siglo
XXI), se han expuesto diversos temas vinculados con el sistema anticorrup-
ción, por lo que en esta parte se hará un ordenamiento de lo ya tratado,
con las precisiones del caso.
A) ACTUAL CONFLICTO DE INTERESES
Todos los representantes del Estado–Gobierno sin excepción alguna son,
por naturaleza, sujetos de control; por lo tanto, reiterando lo ya expuesto,
resulta un absurdo que los sujetos de control tengan hegemonía y autori-
dad sobre los mal llamados “organismos autónomos de control”, como la
Contraloría General de la República, la Defensoría del Pueblo, el Tribunal
Constitucional, etcétera.
Esta hegemonía o dominio absurdo sobre los órganos de control en la prác-
tica se produce, en una primera etapa, mediante la potestad discrecional
para el diseño y la aprobación del contenido de las respectivas leyes orgá-
nicas de las entidades de control, en las cuales se pueden sutilmente dejar
J-R
72
LibrosEnRed
a salvo los intereses de los sujetos de control; y, como es de conocimiento
público, los parámetros de las leyes orgánicas no pueden ser rebasados
por los titulares de los órganos de control en la lucha anticorrupción sin el
riesgo de ser acusados de infracción legal. En este sentido, la Ley Orgánica
de la Defensoría del Pueblo es emblemática como ejemplo de su acondicio-
namiento para que este organismo de tipo decorativo, en la práctica, no
pueda defender realmente al pueblo de los abusos y las arbitrariedades del
Estado–Gobierno.
En una segunda etapa, la hegemonía o el dominio sobre los órganos de
control se produce mediante la facultad de los sujetos de control para
el nombramiento y la remoción de los representantes de los órganos de
control, a través de los mecanismos convencionales establecidos para tal
efecto.
En estas condiciones, cuando las acciones de control resultan incómodas
para los personajes en cargos encumbrados con poder político, la remoción
del titular del respectivo órgano de control o de sus miembros es totalmen-
te factible con argumentos sutilmente elaborados para hacerlos digeribles
por la opinión pública, con la anuencia de los llamados “consensos entre las
facciones políticas en el poder”, consensos que consisten en negociaciones
de intereses recíprocos.
Vista esta situación desde otro ángulo, ¿cómo es posible que la supervi-
sión y el control de un importante servicio de millonario costo esté bajo la
autoridad del proveedor del servicio y no del cliente, quien es el que está
pagando por el servicio? Esto es lo que se conoce como “conficto de inte-
reses” del más puro.
En consecuencia, los resultados que tenemos a la vista sobre macro–corrup-
ción, con una posición de Perú en el tercer lugar en el ranking mundial de
corrupción, según el Informe de Transparencia Internacional de diciembre
de 2004, no deben sorprendernos.
B) COMPETENCIA DE LA FUNCIÓN DE SUPERVISIÓN Y CONTROL
Por elemental sentido común y por legítimo derecho, es competencia
del Estado–Pueblo, en su condición de cliente, la facultad de supervisión
y control de la ejecución del contrato social, el mismo que comprende el
compromiso del uso racional de los recursos públicos por parte del Estado–
Gobierno en su condición de proveedor del servicio. Esto es así porque son
los miembros del Estado–Pueblo los que pagan el costo del servicio de ad-
ministración del país con el producto de sus impuestos.
DR–S21 y LASINPERU
73
LibrosEnRed
Dentro de este nuevo enfoque, el Poder Civil —entidad de naturaleza y
acción eminentemente técnica como parte del Estado–Pueblo y ente rector
del Sistema Nacional de Supervisión y Control— asume la supervisión y el
control de la ejecución del contrato social.
Cabe destacar que la única manera del superar el actual conficto de intere-
ses en las acciones de control es poniendo a cada quien en su lugar; esto es,
ubicando la función de supervisión y control en el ámbito y en la competen-
cia que corresponde, es decir, en el Estado–Pueblo. Este hecho indiscutible,
con argumentos sólidos, implica las siguientes acciones concurrentes:
C) MODIFICACIÓN DEL MARCO LEGAL
Como punto de partida, se requiere la reforma de la Constitución para insta-
lar el Sistema Nacional de Supervisión y Control del Contrato Social, tendido
como ente rector al Poder Civil, que forma parte del Estado–Pueblo. Dicho sis-
tema estará integrado por la Contraloría General de la República, el Tribunal
Constitucional, la Defensoría del Pueblo, la Ofcina Nacional de Procesos Elec-
torales, entre otros organismos que mantendrán su autonomía funcional.
Después de la modifcación constitucional, se requiere la revisión y la me-
jora de los contenidos de las respectivas leyes orgánicas de los organismos
autónomos de supervisión y control. Los respectivos proyectos de ley deben
ser propuestos por el Estado–Pueblo para su aprobación por el Congreso
de la República, sin modifcaciones de fondo ni inserción de términos suti-
les de forma que pudieran desviar sus objetivos y afectar la efcacia en la
lucha anticorrupción.
D) DESIGNACIÓN Y REMOCIÓN DE REPRESENTANTES DE LOS ORGANISMOS DE
SUPERVISIÓN Y CONTROL
La selección de los representantes o los titulares de los organismos autóno-
mos de supervisión y control se debe realizar por la modalidad de concurso
público de méritos; se debe privilegiar la honestidad de los postulantes co-
mo requisito indispensable para los respectivos cargos, complementada con
una califcación profesional altamente competitiva. Es facultad del Lideraz-
go del Estado–Pueblo su nombramiento sobre la base de los resultados de
cada concurso público; también lo es la remoción de cargos por causales de
incompetencia funcional demostrada en los resultados de gestión o por ac-
tos de corrupción debidamente comprobados, en este caso, previo acuerdo
del Consejo Nacional del Estado–Pueblo.
J-R
74
LibrosEnRed
Cabe destacar que la honestidad solamente es accesible con el soporte de
sólidos principios éticos y morales, los mismos que hacen posible la rectitud
y la transparencia en todo lo actuado, sin necesidad de grandes esfuerzos.
La honestidad es, sin duda, la base cualitativa determinante para el éxito
del sistema anticorrupción.
E) MEDIDAS DE ASEPSIA ANTICORRUPCIÓN
Inhabilitación personal
Las personas naturales que acceden a cargos encumbrados por elección po-
pular o por otros medios convencionales, que resultan involucrados en ac-
tos de macrocorrupción debidamente comprobada, en los niveles central,
regional o local, serán inhabilitados de por vida para cualquier cargo pú-
blico, a fn de evitar que estas mismas personas que representan un riesgo
potencial para la sociedad, después de algún tiempo, retornen nuevamente
a la función pública para seguir haciendo daño.
En efecto, se propone incluir esta medida preventiva en la Constitución
Política del Estado mediante una reforma parcial.
Delito de traición a la patria y lesa humanidad
Consideramos que la apropiación ilícita de millonarias sumas de los recursos
públicos (dinero de los contribuyentes), en uso indebido del poder por la
megacorrupción, ocasiona tanto o más daño al país que una guerra exterior
y genera más pobreza y sufrimiento para miles de peruanos. Por esta razón,
este delito debe ser tipifcado como traición a la patria y lesa humanidad.
Se propone, por ello, incluir en el Código Penal, mediante una reforma
parcial, el delito de traición a la patria y lesa humanidad por macrocorrup-
ción.
Responsabilidad solidaria de las organizaciones políticas
Las organizaciones políticas que patrocinan la elección o la designación de
autoridades y altos funcionarios con poder de decisión en la administración
pública, por naturaleza de acción, asumen responsabilidad solidaria por los
actos de sus miembros corruptos.
Por lo que, en mérito a esta responsabilidad solidaria, las respectivas organiza-
ciones políticas serán inhabilitadas por cinco años para presentar candidatos
en las jurisdiccionales del fracaso de sus miembros anteriormente elegidos.
DR–S21 y LASINPERU
75
LibrosEnRed
6.8 – MEDIOS DE COMUNICACIÓN MASIVA
Los medios de comunicación masiva tienen incidencia en la formación edu-
cativa del pueblo y el poder de formar corrientes de opinión en función
de determinados intereses. Por lo que, sin desmedro de la existencia de
medios de propiedad privada y del Estado–Gobierno, es indispensable que
el Estado–Pueblo tenga también sus propios medios, administrados con
criterio empresarial y con genuina libertad de prensa, para que la informa-
ción de interés nacional no pase necesariamente por los fltros de la política
partidaria ni por los del poder económico.
En efecto, se está considerando la adquisición progresiva de medios de co-
municación propios en el siguiente orden de prioridades, según la disponi-
bilidad de recursos:
– Una estación de radio de cobertura nacional e internacional;
– Un diario de circulación nacional;
– Una televisora de cobertura nacional e internacional.
Mientras se logra obtener los recursos necesarios para estas adquisiciones,
el Estado–Pueblo, con dirección periodística propia, puede utilizar parte de
la capacidad instalada de los medios de comunicación masiva del Estado–
Gobierno, los que son fnanciados con los impuestos de los contribuyentes,
vale decir, por el Estado–Pueblo.
76
LibrosEnRed
CAPÍTULO VII
METODOLOGÍA DE EJECUCIÓN DEL PROYECTO
7.1 – IMPLEMENTACIÓN DEL ESTADO–PUEBLO
A) ORGANIZACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE LA OCC
La implementación del Estado–Pueblo ya se ha iniciado con la constitución
legal de la Organización de los Ciudadanos Contribuyentes – Filial Departa-
mental La Libertad (OCC–LL) como centro piloto del sistema y como primer
eslabón de la red nacional prevista. Luego, capitalizando experiencias, es-
peramos hacer lo mismo en los demás departamentos en todo el país.
Lograda la constitución de, por lo menos, tres fliales departamentales, se
constituirá la Federación Nacional de la Organización de los Ciudadanos Con-
tribuyentes (FNOCC) y quedará abierta la constitución progresiva de fliales
en todos los departamentos del país y su afliación a dicha federación.
Una vez constituidas y en funcionamiento las fliales departamentales de la
OCC, así como la federación nacional, el pueblo organizado estará en con-
diciones de asumir el reto de poner en acción al Estado–Pueblo y deberá
promover y realizar las siguientes acciones concurrentes:
B) APROBACIÓN DEL PROYECTO VÍA REFERÉNDUM
En aplicación del Artículo 2, numeral 17) de la Constitución Política en vi-
gencia, el pueblo tiene el derecho de referéndum para pronunciarse sobre
temas trascendentes de interés nacional. En consecuencia, una de las pri-
meras acciones del Estado–Pueblo organizado será promover un referén-
dum para pronunciarse sobre la conveniencia de aplicar o no en el país los
dos siguientes proyectos asociados:
– Democracia Real del Siglo XXI (DR–S21);
– La Segunda Independencia de Perú – Proyecto Nacional (LASINPERU).
Para simplifcar las cosas, este referéndum puede hacerse juntamente
con un proceso de elecciones generales, siempre y cuando la opinión
pública mayoritaria así lo requiera.
DR–S21 y LASINPERU
77
LibrosEnRed
C) REFORMA PARCIAL DE LA CONSTITUCIÓN
Luego de la aprobación del proyecto vía referendo, seguirá una reforma
parcial de la Constitución para incluir las reformas estructurales aprobadas
por el pueblo.
Después del resultado favorable del referendo, el Congreso no podrá ne-
garse a efectuar estas reformas ni podrá desvirtuar el contenido y los alcan-
ces del proyecto.
D) ELECCIÓN DE REPRESENTANTES DEL ESTADO–PUEBLO
Por razones prácticas y de racionalidad del gasto en procesos electorales, la
elección de los representantes del Estado–Pueblo debe realizarse junto con
la elección de los representantes del Estado–Gobierno.
E) INICIO DE OPERACIONES
Una vez elegidos los representantes del Estado–Pueblo, esta nueva y ge-
nuina representación del pueblo entrará en funciones. El líder del Estado–
Pueblo juramentará ante el presidente de la Federación de la OCC y los
demás miembros juramentarán ante el mencionado líder.
7.2 – EL ESTADO–PUEBLO ORGANIZADO EN ACCIÓN
A) PLENO EJERCICIO DE SUS DERECHOS Y CUMPLIMIENTO DE SUS OBLIGACIONES
El Estado–Pueblo organizado podrá asumir corporativamente sus prerrogati-
vas y exigir al Estado–Gobierno el fel cumplimiento de sus obligaciones ma-
teria del contrato social, privilegiando el acceso de las mayorías sin exclusión
alguna a los derechos ciudadanos reconocidos por la Constitución Política.
En cuanto a las obligaciones de los miembros del Estado–Pueblo, la princi-
pal consiste en el pago de impuestos, contribuciones y tasas para cubrir el
costo del contrato social, obligación que ya viene cumpliendo y lo seguirá
haciendo con plena conciencia de que es su deber.
B) RESPONSABILIDAD DEL PUEBLO EN LA ELECCIÓN DE BUENOS O MALOS GOBERNANTES
J-R
78
LibrosEnRed
Dentro de las principales responsabilidades de los miembros integrantes del
Estado–Pueblo, en lo individual y en lo colectivo, está el cambio radical de
actitud para interesarse en conocer el signifcado de la soberanía popular,
a fn de tomar conciencia para el uso correcto de este derecho, liberándose
de todo tipo de infuencias interesadas, y elegir buenos gobernantes; de lo
contrario, nada cambiará.
Viene al caso recordar una frase célebre: “Cada país tiene el Gobierno que
se merece”. Signifca que si los ciudadanos electores son capaces de distin-
guir en cada campaña electoral la consistencia, la seriedad y la viabilidad de
las ofertas electorales, así como la honestidad y la capacidad técnica para
gobernar de los respectivos candidatos, indudablemente elegirán buenos
gobernantes; pero si, por el contrario, se dejan engañar por falsas prome-
sas o por el mejor discurso y votan simplemente por simpatía hacia los can-
didatos o por consigna de política partidaria, elegirán malos gobernantes.
Si el pueblo, por su propia y libre decisión en la preferencia de sus votos,
elige malos gobernantes, no debería quejarse tanto de los resultados de su
gestión; es mejor que aprenda la lección para futuros procesos electorales.
Naturalmente, para que los ciudadanos electores puedan tomar decisio-
nes acertadas en la administración racional de sus votos, deben estar bien
informados, a través de fuentes serias, imparciales y objetivas, que cierta-
mente existen, pero que generalmente no son consultadas.
El pueblo no debe dejarse persuadir más por discursos cargados de prome-
sas que suenan a música celestial pero que, en el fondo, no son más que un
paquete de mentiras envueltas en papel de regalo.
Este poder del pueblo contenido en su voto debe ser administrado racional-
mente, para que dé buenos frutos en benefcio de la nación en su conjunto,
evitando la estafa de siempre por los que acceden o pretenden acceder al
poder para lucrar en benefcio propio.
C) EL PUEBLO PUEDE REVOCAR EL MANDATO DE AUTORIDADES INCOMPETENTES O
CORRUPTAS
En aplicación del Artículo 2, numeral 17) de la Constitución Política en vi-
gencia y del Capítulo III de la Ley Nº 26300 sobre Participación y Control Ciu-
dadano, el pueblo, vía referéndum, tiene la facultad de revocar o remover
autoridades incompetentes o corruptas.
Si bien es cierto que la citada ley limita este derecho a los niveles regio-
nal y local, es totalmente viable su ampliación en estricta observancia de
DR–S21 y LASINPERU
79
LibrosEnRed
la Constitución, para remover o revocar a cualquier autoridad corrupta
o incompetente, sin exclusión alguna.
D) NULIDAD DE UN PROCESO ELECTORAL EN CASOS EXCEPCIONALES
El pueblo tiene la facultad para actuar libremente en dirección a la nuli-
dad de un proceso electoral en casos excepcionales mediante la modalidad
de emisión de sus votos, con la fnalidad de lograr la nulidad del proceso,
cuando las ofertas electorales o los candidatos no son confables, entre
otros casos.
La parte pertinente de la Constitución Política del Estado a la letra dice:
“Artículo 184.– El Jurado Nacional de Elecciones declarará la nulidad de un
proceso electoral, de un referéndum o de otro tipo de consulta popular
cuando los votos nulos o en blanco, sumados o separadamente, superen los
dos tercios del número de votos emitidos. La ley puede establecer propor-
ciones distintas para las elecciones municipales”.
7.3 – FACTORES DE INCERTIDUMBRE
A) EL RETO DE ROMPER MITOS SOCIALES COLECTIVOS
Somos conscientes de que no será tan sencillo el reto de romper los siguien-
tes mitos sociales colectivos admitidos como verdades o acontecimientos
normales durante casi dos siglos de vida republicana:
– La sumisión mental colectiva del pueblo al tutelaje exclusivo de las cúpu-
las de la clase política con respecto a la generación de ideas y propuestas
para la solución de los principales problemas que afectan a nuestro país,
problemas generados por ellos mismos desde el Gobierno:
– Los argumentos cuidadosamente elaborados que justifcan y sostienen el
actual sistema de injusticia social imperante en nombre de una falsa demo-
cracia;
– La indiferencia y la resignación colectivas del pueblo frente al uso y abuso
del poder por parte de la clase gobernante de turno.
El reto de romper estos mitos sociales implica un proceso progresivo que
tomará su tiempo.
J-R
80
LibrosEnRed
B) PREVISIBLE RESISTENCIA DE LOS QUE SE BENEFICIAN DEL SISTEMA TRADICIONAL
Es previsible que muy pocas o ninguna de las personas que se encuentran
en posiciones de privilegio como operadores del sistema tradicional en be-
nefcio propio o que pretenden acceder a ellas para administrar poder o
grandes cantidades de dinero, sin condiciones previamente defnidas por
los contribuyentes, para su uso racional, sin compromiso alguno de rendi-
ción de cuentas y sin supervisión real, estén dispuestos a perder sus privile-
gios sin presentar resistencia.
Naturalmente, la oposición a la implementación del nuevo modelo de de-
mocracia con el Estado–Pueblo en acción no será directa ni clara sino que
contará con argumentos mediáticos y camufados para confundir la opinión
pública, de lo cual el pueblo queda notifcado para no dejarse engañar co-
mo tantas veces ha ocurrido a través de nuestra historia.
7.4 – FECHA DE INICIO PROYECTADA
Se ha previsto iniciar las acciones preliminares orientadas a instalar el mo-
delo Democracia Real del Siglo XXI, por iniciativa directa del pueblo orga-
nizado adecuadamente, a partir del año 2008, con la edición y la difusión
del proyecto.
Para la ejecución de esta primera acción concreta y de las siguientes parti-
mos de esta premisa: que las propuestas contenidas en los proyectos aso-
ciados Democracia Real del Siglo XXI y La Segunda Independencia de Perú
sean entendidas por la mayoría de los ciudadanos contribuyentes como in-
tegrantes del Estado–Pueblo y, como consecuencia, se involucren partici-
pando activamente.
81
LibrosEnRed
CAPÍTULO VIII
FINANCIAMIENTO DEL PROYECTO
8.1 – FINANCIAMIENTO INTERNO
A) PRIMERA ETAPA: ACCIONES PRELIMINARES
Para la primera etapa, que corresponde a las acciones preliminares de la
organización del Estado–Pueblo, estamos considerando las siguientes op-
ciones de fnanciamiento:
Aporte voluntario de los integrantes del Estado–Pueblo
Considerando que se trata de una causa patriótica por el bien de todos
los peruanos, esperamos que tanto la sociedad civil organizada identi-
ficada con los objetivos del modelo de Democracia Real del Siglo XXI
como los ciudadanos en general en su condición de integrantes del Es-
tado–Pueblo que estén en condiciones de derivar algo de sus propios
recursos para apoyar el desarrollo de esta iniciativa lo hagan generosa-
mente, para solventar las acciones previas al funcionamiento del Esta-
do–Pueblo.
Servicio de voluntarios
Otra alternativa complementaria constituye una línea de servicio de volun-
tarios profesionales idóneos identifcados con esta iniciativa y que deseen
participar sin retribución económica hasta que el Estado–Pueblo entre en
funcionamiento y genere sus propios recursos para el pago de los servicios
prestados.
B) SEGUNDA ETAPA: EJECUCIÓN DEL PROYECTO
Para la segunda etapa, que corresponde a la ejecución del proyecto, par-
tiendo del funcionamiento del Estado–Pueblo, estamos considerando la si-
guiente fuente de fnanciamiento interno:
J-R
82
LibrosEnRed
Transferencia del 1% del presupuesto general de la república
Considerando que en los grandes proyectos de inversión, es usual asignar
hasta el 15% del costo total del proyecto para fnanciar el costo de supervi-
sión de la ejecución del respectivo contrato, y vale la pena porque de esta
manera se garantiza la buena calidad del servicio, en salvaguarda de la
inversión realizada.
En efecto, asignar el 1% del costo total del contrato social para fnanciar
el costo de funcionamiento del Estado–Pueblo, entidad que por derecho
propio asume la función de supervisión, resulta una suma irrisoria si se con-
sideran los benefcios que se lograrían para el bien del país. Esta operación
de transferencia es totalmente factible por los siguientes fundamentos, sin
necesidad de recurrir a mayores o nuevos impuestos:
Recursos que ya no podrán ser drenados por la corrupción
Dado que el nuevo modelo de Democracia Real del Siglo XXI pondrá en
funcionamiento el Sistema Anticorrupción como política de Estado, el fa-
gelo de la corrupción institucionalizada hasta ahora incontrolable e impu-
ne que drena una ingente cantidad de recursos públicos será neutralizado
y, por lo tanto, muchos millones de dólares quedarán en las arcas fscales
para un mejor uso, como el que se propone.
Racionalización del gasto público por efecto de la supervisión
La supervisión de la ejecución del contrato social a cargo del Estado–Pue-
blo, ineludiblemente, tendrá una signifcativa incidencia en la racionalidad
del gasto público, lo que evitará el despilfarro irresponsable hasta ahora sin
ningún control real más que los impulsos o la omnímoda voluntad de la cla-
se gobernante de turno; consecuentemente, no producirá un signifcativo
ahorro para mejores causas.
Origen de los recursos públicos
Por último, es preciso tener en cuenta que, en realidad, el presupuesto
general de la república está conformado por el dinero de los contribu-
yentes. Por lo tanto, no es ningún sacrilegio plantear el retorno de una
mínima parte de estos recursos a su fuente de origen, vía transferencia,
para fnanciar los costos operativos del Estado–Pueblo, entidad repre-
sentativa de todos los contribuyentes.
DR–S21 y LASINPERU
83
LibrosEnRed
Previsible oposición del Estado–Gobierno
El Estado–Gobierno no tiene ningún argumento sólido para oponerse a
esta operación de transferencia porque no se trata de su dinero sino del
dinero de los contribuyentes, vale decir, del Estado–Pueblo.
Sin embargo, dado el sistema anticorrupción que representa el nuevo mo-
delo de democracia con el Estado–Pueblo en acción, es previsible que los
representantes del Estado–Gobierno se opongan a esta operación de trans-
ferencia de recursos con argumentos mediáticos y difusos, para mantener
invariable la situación actual que tratamos de cambiar. El pueblo queda
notifcado de esta previsible reacción.
8.2 – FINANCIAMIENTO EXTERNO
En el contexto de la cooperación técnica internacional, existen poten-
ciales fuentes de fnanciamiento para apoyar la ejecución de proyectos
sectoriales específcos vinculados con la participación ciudadana, la edu-
cación cívica, etcétera.
84
LibrosEnRed
BIBLIOGRAFÍA
ARISTÓTELES, Política, Porrúa, México.
LOCKE, JOHN, Segundo Tratado sobre Gobierno Civil, Atalaya, Madrid.
ROUSSEAU, JEAN – JACQUES, El Contrato Social, Atalaya, Madrid.
SARTORI, GIOVANNI, Elementos de Teoría Política, Alianza, Madrid.
WIKIPEDIA, La Enciclopedia Libre.
85
LibrosEnRed
FORMALIZACIÓN
DEL CONTRATO SOCIAL
SEPARATA Nº 1
86
LibrosEnRed
EL CONTRATO SOCIAL
1– DEFINICIÓN
Contrato social es una expresión que se utiliza en la flosofía, en ciencia
política y en sociología en alusión a un acuerdo real o hipotético sobre las
obligaciones y los derechos pactados entre los miembros de un grupo de
personas o de una sociedad. Se parte de la idea de que todos los miembros
del grupo están de acuerdo por voluntad propia con los términos del con-
venio en virtud del cual permanecen interactuando en dicho grupo. Un cla-
ro ejemplo de este tipo de contrato es el acuerdo pactado en un país entre
gobernantes y gobernados.
Jean – Jacques Rousseau en su obra El Contrato Social, publicada en el siglo
XVII, sostiene que los deberes y los derechos materia del pacto no son in-
mutables y que, por tanto, los hombres los pueden cambiar si lo desean.
2– HISTORIA
La teoría del contrato social viene de tiempo muy antiguo. En La República
de Platón (alrededor del año 360 a. de C.), Glaucón sugiere que la justicia es
un pacto entre egoístas racionales; mientras que Cicerón (106–43 a. de C.)
sitúa una teoría similar a fnales del período de la República Romana. El pri-
mer flósofo moderno que articuló una teoría contractualista detallada fue
Thomas Hobbes (1588–1679), con su opinión de que los hombres, en el esta-
do de naturaleza, cedían sus derechos individuales a un soberano fuerte a
cambio de protección. John Locke (1634–1704) también planteó una teoría
contractual. A diferencia de Hobbes, Locke creía que cada hombre hacía un
contrato con los demás para un determinado tipo de gobierno pero que se
podía modifcar o, incluso, abolir el gobierno.
La esencia de la teoría del contrato social fue estructurada en el siglo XVII, en
la Era de las Luces, por Jean – Jacques Rousseau (1712–1778), en su obra cumbre
del mismo nombre (El Contrato Social), dando origen a la ideología de la de-
mocracia representativa, la misma que fue instalada en América como conse-
cuencia de las guerras victoriosas de emancipación de las colonias europeas.
En Perú, este modelo de democracia representativa como sistema de
gobierno con un contrato social como acuerdo implícito e informal fue
DR–S21 y LASINPERU
87
LibrosEnRed
instalado el 28 de julio de 1821. Los resultados que tenemos a la fecha de
formulación de este proyecto, demuestran fehacientemente la imperio-
sa necesidad de su innovación.
3– EL CONTRATO SOCIAL EN EL SIGLO XXI
En el siglo XXI, el contrato social se concibe como el acuerdo explícito de
obligaciones y derechos bilaterales pactados entre el Estado–Pueblo (en su
condición de cliente), conformado por todos los ciudadanos, y el Estado–
Gobierno (en su condición de proveedor), conformado por la clase gober-
nante para la prestación del servicio a la nación o servicio de administración
del país. Se parte de la premisa de que todos los ciudadanos o la mayoría de
ellos están de acuerdo por voluntad propia con los términos y las condicio-
nes del contrato social, en virtud de lo cual lo sostienen pagando su costo
con el producto de sus impuestos.
Para la ejecución del contrato social, el Estado–Pueblo endosa o delega par-
te de la soberanía popular al Estado–Gobierno otorgándole los respectivos
poderes para gobernar en su representación a costa de ciertas limitaciones
de las opciones individuales de las que dispondrían sus miembros al margen
de dicho contrato. Siendo así, los derechos y deberes de los individuos de-
ben conciliar con los derechos y obligaciones de la sociedad en su conjunto,
y el Estado–Gobierno es la entidad creada para cumplir y hacer cumplir
estas obligaciones y derechos pactados en el contrato social, considerando
que, a mayor poder de decisión del Estado–Gobierno, mayor responsabili-
dad ante el Estado–Pueblo.
Es preciso tomar en cuenta que en estricta observancia de la ley dentro de un
Estado de Derecho, el contrato social, como cualquier otro contrato, puede
ser resuelto antes de su fecha de vencimiento por incumplimiento de obliga-
ciones contractuales de una de las partes contratantes o por mutuo acuerdo
entre ellas. También puede ser renegociado por mutuo acuerdo entre ellas.
4– FORMALIZACIÓN DEL CONTRATO SOCIAL
En el siglo XXI, en armonía con todos los adelantos de la ciencia y de la
tecnología aplicables al progreso y al bienestar de la humanidad, con ef-
cientes sistemas de gerencia y de administración disponibles, la formali-
zación del contrato social, por su vital importancia para la nación y por su
multimillonario costo, constituye una obligación patriótica de interés nacio-
nal impostergable para garantizar la seriedad y el fel cumplimiento de las
obligaciones contractuales en la prestación del servicio de administración
del país en los niveles central, regional y local.
J-R
88
LibrosEnRed
Naturalmente, la iniciativa para la formalización del contrato social corres-
ponde a la parte interesada, vale decir, al Estado–Pueblo en su condición de
cliente. Esta iniciativa debe ser asimilada y apoyada por el Estado–Gobierno
en su condición de proveedor dentro de una relación justa y equitativa en-
tre las partes contratantes; y, de esta manera, poder obtener resultados exi-
tosos esperados en la prestación del servicio materia del citado contrato.
En tal sentido, la formalización del contrato social tiene que pasar inevita-
blemente por un concurso público transparente con reglas claras, en el cual
las organizaciones políticas con sus respectivos candidatos, en su condición
de postores, puedan participar en libre y sana competencia, obteniendo la
buena pro del contrato, por mayoría de votos, sobre la base de las mejo-
res propuestas viables y los mejores equipos técnicos para la ejecución del
contrato.
Dentro del marco jurídico, el citado concurso público se encuentra incurso
en lo dispuesto por el Artículo 76 de la Constitución Política en vigencia,
por la Ley Anual de Presupuesto y por la Ley de Contrataciones y Adquisi-
ciones del Estado.
En el aspecto técnico–legal, se trata de defnir reglas claras, con criterio jus-
to y equitativo en materia de obligaciones y derechos bilaterales entre las
partes contratantes; es decir, entre el Estado–Pueblo y el Estado–Gobierno,
para la prestación del servicio a la nación o servicio de administración del
país, que viene a ser el objeto del contrato social.
Tipos de concurso público
Considerando que en la actualidad existen dos vías para la designación de
autoridades y altos funcionarios con poder de decisión, se requieren dos ti-
pos de concurso para cubrir ambas modalidades, conforme a lo siguiente:
Concurso público con mediación de proceso electoral •
Para seleccionar y designar a los representantes del Estado–Gobierno: Po-
der Ejecutivo, Poder Legislativo, Gobiernos Regionales y Gobiernos Loca-
les.
Para seleccionar y designar a los representantes del Estado–Pueblo: Lide-
razgo del Estado–Pueblo, Poder Civil y Defensoría del Pueblo.
Concurso público sin mediación de proceso electoral •
DR–S21 y LASINPERU
89
LibrosEnRed
Para seleccionar y designar a los representantes del Estado–Gobierno: Po-
der Judicial, Consejo Nacional de la Magistratura, Ofcina de Control de la
Magistratura, Organismos Autónomos diversos, etcétera.
Para seleccionar y designar a los titulares de los organismos adscritos al
Estado–Pueblo, con funciones de control y supervisión de la gestión pú-
blica: Tribunal Constitucional, Contraloría General de la República, Ofcina
Nacional de Procesos Electorales, etcétera.
Bases del concurso público
Para la realización de ambos tipos de concurso público se requieren reglas
claras contenidas en un documento titulado “Bases del concurso”, en el
cual la entidad convocante fja las condiciones generales de contratación,
entre otros aspectos fundamentales. En efecto, a continuación, se inserta
un proyecto del citado documento para el primer tipo de concurso público,
con mediación de proceso electoral.
Las bases para el segundo tipo de concurso público, sin mediación de pro-
ceso electoral, deben ser elaboradas por la entidad convocante, del Esta-
do–Gobierno o del Estado–Pueblo, según corresponda.
Entidad convocante
En el primer tipo de concurso público con mediación de proceso electoral,
la entidad convocante es la Ofcina Nacional de Procesos Electorales (ONPE)
en representación del cliente, vale decir, del Estado–Pueblo.
En el segundo tipo de concurso público, sin mediación de proceso electoral,
la entidad convocante será la entidad competente del Estado–Pueblo o del
Estado–Gobierno, según corresponda.
Postores o candidatos
En el primer tipo de concurso público, con mediación de proceso electoral,
son postores los candidatos para representantes del Estado–Gobierno pa-
trocinados por las respectivas organizaciones políticas y los candidatos para
representantes del Estado–Pueblo precalifcados por la OCC.
Para el segundo tipo de concurso público, sin mediación de proceso electoral,
son postores los candidatos idóneos que reúnan las condiciones necesarias
para el desempeño efciente de los respectivos cargos materia del concurso,
en el Estado–Gobierno o en el Estado–Pueblo, según corresponda.
J-R
90
LibrosEnRed
Suscripción de los respectivos contratos
Personas seleccionadas mediante proceso electoral •
Las personas seleccionadas por concurso público, mediante proceso electo-
ral, suscribirán los respectivos contratos de prestación de servicio a la nación,
con cláusulas de obligaciones y derechos bilaterales, incluida la cláusula de
penalidades por incumplimiento de obligaciones contractuales.
La responsabilidad sobre la efciencia y la efcacia del servicio materia del
contrato será individual con respecto al servidor que lo suscribe y solidaria
con respecto a la organización política que patrocinó su candidatura.
Personas seleccionadas sin mediar proceso electoral •
Las personas seleccionadas por concurso público sin mediar proceso electo-
ral suscribirán igualmente los respectivos contratos de prestación de servicio
a la nación, con cláusulas de obligaciones y derechos bilaterales, incluida la
cláusula de penalidades por incumplimiento de obligaciones contractuales.
La responsabilidad sobre la efciencia y la efcacia del servicio materia del
contrato será individual con respecto al servidor público que lo suscribe.
Elevación de los contratos a escritura pública •
Por iniciativa de cualquiera de las partes contratantes, los contratos podrán
elevarse a escritura pública, para los fnes pertinentes.
Supervisión y evaluación por resultados
La supervisión y evaluación de la ejecución del contrato social será asumida
por el Estado–Pueblo a través del Poder Civil, con el apoyo de la Contraloría
General de la República y de todos los organismos autónomos con funcio-
nes vinculadas con las acciones de supervisión y control, las mismas que
deben reportar al Poder Civil.
Medidas correctivas
Las entidades responsables integrantes del Estado–Gobierno tienen la obli-
gación de implementar oportunamente las medidas correctivas que fueran
necesarias y deben mostrar resultados aceptables en tiempos razonables.
En caso de que las citadas entidades no apliquen las medidas correctivas o
cuando dichas medidas no den los resultados esperados, el Estado–Pueblo
DR–S21 y LASINPERU
91
LibrosEnRed
podrá hacer uso de su derecho de revocatoria o remoción de autoridades,
conforme a lo previsto en la Constitución Política en vigencia.
5 –GOBIERNO CON RENDICIÓN DE CUENTAS
La formalización del contrato social es la única manera sensata y racional
que permite acceder a la gobernabilidad predecible, con rendición de cuen-
tas ante el Estado–Pueblo, en su condición de cliente, por los resultados de
gestión del Estado–Gobierno, en su condición de proveedor del servicio
materia del contrato social, terminando de esta manera con la obsoleta
informalidad que promueve la estafa impune del proveedor a su cliente en
uso indebido de los poderes delegados.
En una realidad cultural como la nuestra, la informalidad en el contrato
más importante y de mayor costo para la nación promueve la corrupción
institucionalizada impune, el uso y abuso en el ejercicio de los poderes
delegados y el manejo irresponsable de los recursos públicos; causales
de la pobreza y del subdesarrollo del país, con la secuela de lacras socia-
les que son harto conocidas.
92
LibrosEnRed
OFICINA NACIONAL DE PROCESOS ELECTORALES (ONPE)
CONTRATO SOCIAL
CONTRATACIÓN DEL SERVICIO A LA NACIÓN MEDIANTE CONCURSO PÚBLICO Y
PROCESO ELECTORAL
BASES DEL CONCURSO PÚBLICO
CON PRECALIFICACIÓN Nº 01–11/ONPE
(PROYECTO)
CAPÍTULO I: BASES ADMINISTRATIVAS
CAPÍTULO II: TÉRMINOS DE REFERENCIA
CAPÍTULO III: ANEXOS
Lima, Perú, año 2011
93
LibrosEnRed
CAPÍTULO I
BASES ADMINISTRATIVAS
CONTENIDO
1. Base legal
2. Generalidades acerca del servicio requerido
3. Área de prestación del servicio
4. Entidad convocante
5. Domicilio legal para efectos del concurso
6. Objeto del Concurso
7. Clase de Concurso
8. De los postores
9. Objetivos generales y alcances del servicio
10. Presupuesto de referencia
11. Duración del servicio
12. Calendario del Concurso
13. De las propuestas
14. Acto de presentación de propuestas
15. Campaña Electoral
16. Evaluación de propuestas
17. Adjudicación de la buena pro
18. Otros aspectos
19. Interpretación de las bases
20. Consultas
21. De los contratos
22. Supervisión de la ejecución de contratos
J-R
94
LibrosEnRed
1– BASE LEGAL
El presente concurso público se sustenta en los siguientes dispositivos lega-
les vinculados con esta operación:
– Artículo 76 de la Constitución Política en vigencia;
– Artículo 11 de la Ley Nº 28652, Ley Anual del Presupuesto General de la
República de 2006 o de la ley anual que se encuentre vigente en la fecha
de convocatoria.
– Ley Nº 26850: Ley de Contrataciones y Adquisiciones del Estado y disposi-
tivos legales conexos en lo que resulten aplicables.
2 –GENERALIDADES ACERCA DEL SERVICIO REQUERIDO
El servicio de administración del país, o servicio a la nación desde cargos
encumbrados, por su incidencia en el destino de todos los peruanos y por
su multimillonario costo, es de vital importancia para la república. Por lo
tanto, es una responsabilidad patriótica ineludible tomar las medidas pre-
ventivas necesarias para viabilizar la obtención de resultados exitosos en
la calidad de la prestación del citado servicio. Para lograr este objetivo,
resulta indispensable la formalización del proceso de contratación por la
modalidad de un concurso público transparente.
En consecuencia, mediante el presente concurso público se formaliza el con-
trato social, concerniente a la prestación del servicio de la administración del
país o servicio a la nación desde puestos encumbrados con poder de decisión,
por delegación parcial de la soberanía popular, condicionada a su correcta
aplicación, defniendo en términos generales las obligaciones y derechos bi-
laterales entre las partes contratantes; esto es, entre el Estado–Pueblo en su
condición de cliente y el Estado–Gobierno en su condición de proveedor del
servicio; estableciendo de esta manera una relación justa y equitativa entre
el cliente y sus proveedores, para que ambas partes estén satisfechas al apre-
ciar que la prosperidad de los proveedores coincide con la prosperidad del
cliente, en este caso, el pueblo conformado por todos los contribuyentes.
3– ÁREA DE PRESTACIÓN DEL SERVICIO
El servicio será prestado en el territorio nacional en las respectivas ju-
risdicciones y competencias correspondientes al Estado–Gobierno y al
Estado–Pueblo respectivamente.
DR–S21 y LASINPERU
95
LibrosEnRed
Para el caso del Servicio de Administración del país a través de los Go-
biernos regionales y de los Gobiernos locales, se aplicará esta misma
modalidad de concurso público, por separado y con ocasión de cada
proceso electoral regional o local.
4– ENTIDAD CONVOCANTE
La entidad que convoca al presente concurso en representación del Esta-
do–Pueblo en su condición de cliente es la Ofcina Nacional de Procesos
Electorales (ONPE), bajo la supervisión del Poder Civil y del Jurado Nacional
de Elecciones.
(En el caso de que el presente concurso público se realice antes del fun-
cionamiento del Poder Civil, la supervisión estará a cargo del Jurado Na-
cional de Elecciones y de la OCC–, soporte multisectorial de ancha basedel
Estado–Pueblo.)
5.– DOMICILIO LEGAL PARA EFECTOS DEL CONCURSO
El domicilio legal para todos los efectos del presente concurso es la sede
central de la Ofcina Nacional de Procesos Electorales, ubicada en el Jirón
Nazca 598, Jesús María, de la Ciudad de Lima (teléfono 13–158080).
La emisión de votos por parte de los electores se realizará en todo el terri-
torio nacional en los puntos determinados por la ONPE.
6– OBJETO DEL CONCURSO
El presente concurso tiene por objeto formalizar el contrato social para pro-
mover la gobernabilidad predecible, con reglas claras y unidad de criterio,
para evitar el contrabando de ofertas electorales, que cautivan las esperan-
zas del pueblo y que luego no se cumplen, confgurando un tipo de estafa.
Asimismo, tiene por objeto promover una libre y sana competencia entre
las organizaciones políticas, sobre la base de propuestas serias viables
bien sustentadas, a fn de que los ciudadanos electores puedan disponer
de los elementos de juicio razonables para poder defnir la preferencia
de sus votos por los mejores programas y los mejores equipos técnicos
para ejecutarlos.
El objetivo supremo de este concurso es tomar las medidas preventivas ne-
cesarias para obtener una buena calidad en la prestación del servicio ma-
J-R
96
LibrosEnRed
teria del contrato social, que se vea refejado en resultados exitosos en
benefcio del país visto como nación.
7– CLASE DE CONCURSO
Se trata de un concurso público con precalifcación debido a la importancia
del servicio requerido.
Este tipo de concurso permitirá evaluar previamente con criterio profesional
imparcial la consistencia técnica y la viabilidad de ejecución de las propues-
tas, así como la idoneidad de los candidatos, para poner en conocimiento
a los electores, a fn de minimizar el riesgo potencial de una mala elección,
por falta de información objetiva e imparcial.
8– DE LOS POSTORES
Son postores en el presente concurso público las organizaciones políticas
legalmente constituidas, con registro vigente ante el Jurado Nacional de
Elecciones; pueden participar solas o asociadas con otras del mismo tipo.
Los candidatos podrán ser militantes activos de las respectivas organizacio-
nes políticas o personas califcadas independientes auspiciadas por dichas
organizaciones.
Las personas que resulten elegidas asumen plena responsabilidad indivi-
dual directa ante el cliente (vale decir, ante el país) por sus actos en el ejer-
cicio de sus funciones.
Las organizaciones políticas, promotoras de la candidatura de las personas
que resultaron elegidas, asumen su responsabilidad institucional solidaria
por la actuación individual de sus patrocinados en ejercicio de los respec-
tivos cargos en la prestación del servicio de administración del país o de la
nación desde cargos encumbrados.
9. OBJETIVOS GENERALES Y ALCANCES DEL SERVICIO
a) Objetivos
Son objetivos generales del presente concurso público los siguientes:
– Crear las condiciones necesarias para edifcar un sistema de gobernabilidad
predecible y convivencia pacífca, sustentada en justicia social, con oportunida-
des de progreso y bienestar para todos, sin exclusión de ningún estrato social.
– Alcanzar altos niveles de efciencia y efcacia en la administración del
país, situación que debe refejarse en resultados exitosos concretos, con-
cordantes con la oferta electoral.
DR–S21 y LASINPERU
97
LibrosEnRed
– Aunar esfuerzos en el mismo sentido entre gobernantes y gobernados,
para emprender conjuntamente el proceso de desarrollo del país con reales
posibilidades de éxito.
b) Alcances el servicio
Los alcances del Servicio de Administración del País se detallan en el Capítulo
II, “Términos de Referencia” y en el Anexo Nº 1 del Capítulo III de estas bases.
10– PRESUPUESTO BASE DE REFERENCIA
a) Fuente tributaria
El presupuesto base de referencia para la prestación del servicio requerido
está constituido por el monto de la recaudación fscal existente a la fecha
del presente concurso público, sin nuevos impuestos ni aumento de las ta-
sas actualmente vigentes, con tendencia a la disminución de la presión tri-
butaria existente, por ser muy alta con respecto al PBI.
Dicha disminución es posible por la vía de la reducción del gasto público
en organismos innecesarios o en aquellos que, a la luz de los resultados
obtenidos, no estén cumpliendo los fnes para los cuales fueron creados;
también aplicando una severa y verdadera política de austeridad fscal sin
privilegios para nadie.
b) Otras fuentes
Las propuestas electorales cuyo costo de ejecución rebasen los parámetros
de la fuente tributaria serán admitidas a condición de que los postores pre-
cisen con toda claridad la viabilidad de su fnanciamiento, sustentando para
tal efecto la relación benefcio–costo.
11– DURACIÓN DEL SERVICIO
El servicio será suministrado durante cinco años computados desde el 28 de
julio del año ... hasta el 28 de julio del año...
12. CALENDARIO DEL CONCURSO
Conforme a lo dispuesto por la ONPE, en aplicación de la legislación vigen-
te sobre la materia.
13– DE LAS PROPUESTAS
J-R
98
LibrosEnRed
a) Contenido del sobre nº 1
– Generales de leyde la organización política;
– vigencia de inscripción en la ONPE;
– acreditación escrita del representante en este acto público.
b) Contenido del sobre nº 2. Propuesta técnica
– El Plan de Gobierno formulado conforme al Esquema General de conteni-
do que se presenta en el Anexo Nº 1 del Capítulo III de estas bases.
– Un resumen ejecutivo del Plan de Gobierno no mayor de diez páginas
que exprese en síntesis lo esencial de la oferta electoral, para su difusión y
conocimiento de los electores.
c) Contenido del sobre nº 3. Propuesta de candidatos
– Hoja de vida (currículum vítae) de los candidatos propuestos para cada
posición en los poderes del Estado, conforme al esquema de contenido que
se presenta en el Anexo Nº 2 del Capítulo III de estas bases, para su difusión
y conocimiento de los electores.
La veracidad de la información contenida en la hoja de vida de cada uno de
los candidatos tiene el carácter de declaración jurada, con todos les efectos
legales pertinentes.
La información podrá ser verifcada con posterioridad al proceso electoral
y, en caso de comprobarse datos falsos, la persona elegida será removida e
inhabilitada para el cargo por resolución del Jurado Nacional de Elecciones
y reemplazada por la persona que le sigue en número de votos, indepen-
dientemente al proceso judicial penal correspondiente.
14– ACTO DE PRESENTACIÓN DE PROPUESTAS
Las propuestas serán presentadas con la debida anticipación, esto es, 180
días calendarios antes de la fecha defnida para cada proceso electoral.
a) Comité especial de recepción de propuestas
La ONPE designará un comité especial de recepción de propuestas que in-
cluirá dos representantes del Poder Civil, quienes actuarán como observa-
dores. El Comité será presidido por un representante de la ONPE.
DR–S21 y LASINPERU
99
LibrosEnRed
En el caso de que este concurso se realice antes del funcionamiento del Po-
der Civil, los observadores serán dos representantes de la OCC.
b) Presentación de propuestas
Las propuestas, previamente foliadas y rubricadas en todas sus páginas por
el representante legal de la organización política que participa en este con-
curso público, serán presentadas en original y dos (2) copias simples, en
presencia de un notario público, con una anticipación no menor de 180 días
calendarios a la fecha defnida para cada proceso electoral en el lugar, día
y hora fjadas por la ONPE.
Conforme a las pautas del presupuesto de referencia de estas bases, las
propuestas serán presentadas en dos partes: la primera a ejecutar con car-
go a la fuente tributaria; y la segunda, a ejecutar con otras fuentes de f-
nanciamiento.
c) Procedimiento de la presentación y apertura de sobres
La presentación de propuestas y la apertura de los sobres Nº 1, 2 y 3 se ha-
rán ante el Comité Especial, en presencia de un notario público, el mismo
que dará fe del acto de acuerdo a lo siguiente:
– El acto público de presentación de propuestas comenzará a la hora indicada
en la convocatoria con la lectura del dispositivo que designa el Comité Espe-
cial para tal efecto. Sus miembros serán identifcados por el notario público.
– Se considera el inicio del acto público de presentación de propuestas cuando
el presidente del Comité Especial empieza a llamar a los postores en el orden
que adquirieron las bases del concurso, para la entrega de sus propuestas.
Iniciado el acto público, no podrá ser interrumpido por ningún postor.
– Para el acto de presentación de propuestas, los postores pueden concurrir
personalmente o por medio de un representante debidamente acreditado
ante el Comité Especial, mediante carta poder simple e identifcado con su
DNI hábil o documento equivalente expedido por Reniec.
– Recibidos los sobres Nº 1, 2 y 3 por el Comité Especial, se procederá a la aper-
tura del sobre Nº 1 de cada uno de los postores, en el mismo orden en que
fueron recibidos; el Comité Especial se limitará a comprobar que los documen-
tos presentados por cada postor correspondan a los solicitados por las bases.
En el caso de que el contenido del sobre Nº 1 no sea conforme, el Comité
Especial lo devolverá al postor junto con los sobres Nº 2 y 3 sin abrir, dándo-
se por no presentada la propuesta, salvo que el postor exprese reclamo, en
J-R
100
LibrosEnRed
cuyo caso se anotará tal circunstancia en el acta. El notario autenticará una
copia de la propuesta conservándola en su poder.
– Terminada la apertura de los sobres Nº 1, el Comité Especial procederá a
la apertura de los sobres Nº 2 y 3 que quedan sobre la mesa, siguiendo el
mismo procedimiento del sobre Nº 1.
– Si existieran defectos de forma, tales como omisiones o errores subsa-
nables que no modifcan el alcance de la propuesta, el Comité Especial
está facultado, dentro del acto público, para otorgar un plazo no mayor
de setenta y dos (72) horas para que el postor los subsane. En este caso, la
propuesta a subsanarse continúa vigente para todo efecto, a condición de
la efectiva enmienda del defecto encontrado dentro del plazo previsto. Es
potestad del Comité Especial interpretar cuáles podrían califcarse como
defectos de forma subsanables.
– Concluido el proceso de recepción, el notario sentará en el acta corres-
pondiente la constancia del acto realizado, indicando:
Relación de postores que presentaron propuestas; •
Cualquier observación pertinente formulada por los postores, quienes •
deberán suscribirlas para darles validez.
d) Custodia de las propuestas
Las propuestas correctas recibidas serán rubricadas por cada uno de los
miembros de la Comisión de Recepción y por el notario público. Luego, se-
rán distribuidas en la siguiente forma:
– El original quedará en poder de la ONPE, en su condición de entidad con-
vocante. De ella se obtendrá una fotocopia para su entrega al día siguiente
a la Comisión Especial de Precalifcación.
– Una copia será empaquetada y lacrada, y quedará en custodia a cargo del
notario público durante cinco años; solamente podrá ser abierta en acto
público a solicitud del Poder Judicial o del Poder Civil en caso necesario.
– Una copia quedará en poder del Liderazgo del Estado–Pueblo. De ella se
obtendrá una fotocopia para la OCC.
15. CAMPAÑA ELECTORAL
La campaña electoral deberá empezar después de la precalifcación de
propuestas. Las organizaciones políticas y sus candidatos no podrán
efectuar ofertas electorales improvisadas que no estén contenidas en su
respectivo Plan de Gobierno.
DR–S21 y LASINPERU
101
LibrosEnRed
En el eventual caso que esta situación se produzca, la entidad convocante
tiene la obligación de informarlo a los electores mediante comunicados di-
fundidos a través de los medios de comunicación masiva. El Estado–Pueblo
respaldará a la entidad convocante frente a cualquier acto hostil o difama-
torio como consecuencia del cumplimiento de su deber.
16. EVALUACIÓN DE PROPUESTAS
a) Precalifcación
La precalifcación tiene por objeto solamente evaluar la consistencia técni-
ca y la viabilidad de la ejecución de las prepuestas, a fn de cubrir el vacío de
información objetiva e imparcial que los electores necesitan. Por lo tanto,
ningún postor será inhabilitado en esta fase del proceso de selección, para
su participación en la evaluación fnal.
Las propuestas serán evaluadas por una comisión especial integrada por
profesionales altamente califcados, honestos y de reconocida solvencia téc-
nica, con experiencia gerencial exitosa, libres de cualquier compromiso con
la política partidaria, designados para tal efecto por la ONPE, incluidos tres
miembros propuestos por el Poder Civil o, en ausencia de este, por la OCC.
La Comisión Especial, para el cumplimiento de sus fnes, formulará previa-
mente los criterios técnicos para la respectiva evaluación de propuestas y
podrá contar con el apoyo técnico de expertos en Economía, en Adminis-
tración Pública y en otras disciplinas necesarias. La Comisión realizará su
trabajo con criterio eminentemente técnico, imparcial y objetivo, sin más
parámetros que los intereses del país.
Precalifcación del Plan de Gobierno
Verifcar si la propuesta fue formulada conforme a lo solicitado según •
el Esquema General de Contenido expuesto en Anexo Nº 1 del Capítu-
lo III de estas bases.
Evaluar la consistencia técnica del contenido del Plan de Gobierno pre- •
sentado y la viabilidad de su ejecución dentro del marco del presu-
puesto base de referencia, indicado en estas bases.
Precalifcación de los candidatos
Verifcar si la hoja de vida fue formulada conforme al esquema gene- •
ral, contenido según el Anexo Nº 2 del Capítulo III de estas bases.
J-R
102
LibrosEnRed
Evaluar la información contenida en la hoja de vida aplicando el cua- •
dro de factores de evaluación, indicado en el Anexo Nº 2 del Capítulo
III de estas bases.
Plazo de la precalifcación
La Comisión Especial, dentro de un plazo no mayor de cincuenta (50) días
calendarios, emitirá su informe con los resultados de la precalifcación re-
fejados en un listado de postores agrupados en tres segmentos:
Propuestas técnicamente consistentes o viables para su ejecución; •
Propuestas poco consistentes o poco viables para su ejecución; •
Propuestas no consistentes o no viables par su ejecución. •
La Comisión Especial entregará a la Entidad Convocante el informe detalla-
do que sustenta los resultados de la evaluación. Los resultados de la preca-
lifcación no son objeto de reclamo ni controversia puesto que constituye
una apreciación de orden técnico preliminar, sujeta a confrmación por los
ciudadanos electores, en pleno ejercicio de la soberanía popular.
Difusión de los resultados de la precalifcación
La ONPE hará conocer los resultados de la precalifcación a los electores, a
través de los medios de comunicación masiva, noventa (90) días calendarios
antes de la fecha programada para el proceso electoral respectivo.
b) Evaluación fnal directa por los electores
Los electores tomarán conocimiento de los resultados de la precalifcación
de propuestas a través de la ONPE y de los medios de comunicación masiva.
Con esta información, más las investigaciones que crean conveniente reali-
zar por su cuenta, los electores estarán en condiciones de evaluar directa-
mente las mejores opciones y de formarse un juicio de valor completo sobre
la consistencia técnica de las propuestas, la viabilidad de su ejecución y el
perfl personal de los candidatos. Así podrán tomar una decisión razonable
sobre la preferencia de su voto con criterio de conciencia, anteponiendo los
intereses del país a cualquier interés personal o de grupo.
Los electores deben tener muy presente que, si en el transcurso de nues-
tra historia como república hemos tenido y tenemos autoridades de ges-
tión deplorable, es porque el pueblo los eligió: algunos les dieron su
voto por consigna política y otros, porque fueron engañados. En todo
caso, esto no debe repetirse nunca más.
DR–S21 y LASINPERU
103
LibrosEnRed
17– ADJUDICACIÓN DE LA BUENA PRO
La buena pro será otorgada directamente por el pueblo por la mayoría de
sus votos; es responsabilidad de los electores la calidad de representantes
de los poderes del Estado que tengamos en el futuro.
Es bueno recordar una frase célebre alusiva a los resultados de cada pro-
ceso electoral y a los resultados de gestión de los gobernantes elegidos:
“Cada pueblo tiene el Gobierno que se merece”.
18– OTROS ASPECTOS
a) Nulidad del concurso y del proceso electoral
Al amparo del Artículo 184 de la Constitución, el Jurado Nacional de Elec-
ciones podrá declarar nulo el proceso electoral, por las causales pertinen-
tes, sin ninguna responsabilidad para la entidad convocante.
b) Documentos ampliatorios a las bases del concurso
Son documentos ampliatorios y forman parte de las bases del concurso las
aclaraciones y las mejoras estrictamente necesarias realizadas con arreglo
a la Constitución Política por parte de la ONPE, en su condición de entidad
convocante, antes de la presentación de las propuestas.
Para su plena validez, estos documentos ampliatorios deben ser entregados
a todos los postores con una anticipación no menor de treinta (30) días ca-
lendarios, antes de la presentación de las propuestas.
19– INTERPRETACIÓN DE LAS BASES Y DEL EXPEDIENTE TÉCNICO
La ONPE es la única autorizada para interpretar las bases del concurso, para
efectos de su aplicación.
20– CONSULTAS
Las consultas se presentarán por escrito directamente o vía fax durante el
período señalado en el cronograma del concurso, ante la ONPE, a las ofci-
nas de su sede principal ubicadas en el Jirón Nazca 598, Jesús María, de la
ciudad de Lima, teléfono 13–158080.
Las respuestas por escrito serán remitidas a todos los postores partici-
pantes en el concurso. Para este efecto, las respuestas serán cursadas
por correo o vía fax a cada postor.
J-R
104
LibrosEnRed
La absolución de las consultas formará parte de las presentes bases y del
concurso público.
21– DE LOS CONTRATOS
A) TEXTO Y DOCUMENTOS COMPONENTES DE LOS CONTRATOS
Los contratos de fel cumplimiento de las ofertas electorales en la presta-
ción del servicio a la nación desde puestos encumbrados serán suscritos por
las personas que fueron elegidas, antes de asumir los cargos correspon-
dientes, tomando en cuenta el formato que se presenta en el Anexo Nº 3
del Capítulo III de estas bases.
El texto del contrato incluye la respectiva cláusula de penalidades por el
incumplimiento de las obligaciones contractuales.
La persona elegida asume a título personal las responsabilidades derivadas de
una mala actuación en el ejercicio del cargo pertinente, en tanto que la organi-
zación política que patrocinó su candidatura asume responsabilidad solidaria.
Forma parte de los respectivos contratos el Plan de Gobierno que sustentó
la oferta electoral.
b) Suscripción de contratos
Después de la confrmación ofcial de los resultados del proceso electoral
correspondiente por parte de la ONPE y después de haber sido resueltas
las controversias en el caso de haberlas, se procederá a la suscripción de
los respectivos contratos antes del 28 de julio del año en que las personas
elegidas deban asumir sus funciones.
Los respectivos contratos suscritos podrán ser elevados a escritura pública
por iniciativa de cualquiera de las partes contratantes.
22– SUPERVISIÓN DE LA EJECUCIÓN DE LOS CONTRATOS
La supervisión de la ejecución del contrato social estará a cargo del Poder
Civil, con la participación y el apoyo de la Contraloría General de la Repú-
blica, de la Defensoría del Pueblo, del Tribunal Constitucional y de otros
organismos autónomos vinculados con la función de supervisión y control
de los recursos y la función pública.
La supervisión privilegiará, en el cumplimiento de sus funciones, los crite-
rios de gerencia por objetivos y evaluación por resultados, así como la rela-
ción benefcio–costo en la aplicación de los recursos públicos.
105
LibrosEnRed
CAPÍTULO II
TÉRMINOS DE REFERENCIA
CONTENIDO
1. Alcances del Servicio
2. Descripción general del Cliente
3. Descripción genérica del Servicio
4. Pagos por el Servicio
5. Informes que se deben presentar
6. Participación del Cliente
7. Calidad de los recursos humanos que debe Presentar el proveedor
8. Cambios trascendentes en planes de gobierno en proceso de ejecución
1 – ALCANCES DEL SERVICIO
El servicio requerido será suministrado a través de los representantes del
Estado–Gobierno y del Estado–Pueblo elegidos mediante proceso electo-
ral, en sus respectivas jurisdicciones, aunando esfuerzos en la misma direc-
ción para emprender conjuntamente el proceso de desarrollo del país. Con
ello lograrán la justicia social y las condiciones favorables, accesibles para
el progreso y el bienestar de todos los peruanos, sin exclusión de ningún
estrato social.
2 – DESCRIPCIÓN GENERAL DEL CLIENTE
a) Identifcación del Cliente
En el presente caso, el cliente es el Estado–Pueblo visto como nación, la que
necesita el servicio materia del presente concurso y, por ello, paga su costo
del servicio con el producto de sus impuestos.
En cuanto al escenario de operaciones, es preciso considerar que nuestro país
tiene una extensión territorial de 1.285.216 km² y una población de 27.148.101
habitantes al año 2004. Cuenta con cuatro regiones naturales (costa, sierra,
selva y mar territorial) que representan el 85% de los climas del mundo, ade-
más de variados y benignos recursos naturales explotables para el desarrollo.
J-R
106
LibrosEnRed
Su gente es laboriosa, su habilidad y talento se destacan dentro y fuera del país
cuando se dan las condiciones favorables para el desarrollo de estas virtudes.
b) Principales causas raíces que originan la pobreza
– La quiebra de los valores éticos y morales, refejada en las cargas mentales
y culturales negativas heredadas de la Época Colonial (1532–1821), madre de
todos los vicios y malas costumbres.
– Un sistema democrático falso, excluyente e inaccesible para los pobres,
mayoría en el país, modelo que solamente sirve para darle visos de legali-
dad al injusto orden establecido.
– El Estado–Gobierno opresor, obsoleto para nuestra realidad cultural,
modelo que promueve la presencia de operadores deshonestos, quienes
hacen uso y abuso del poder en benefcio propio y en perjuicio de los
intereses de la nación.
– La sumisión mental del pueblo al tutelaje exclusivo de las cúpulas de la clase
política que se turnan en el poder, aun cuando durante casi dos siglos de vida
republicana han defraudado reiterativamente las expectativas de los electores.
– El fagelo de la corrupción y de la improvisación en la Administración del
Estado, conformada por depredadores promovidos por el sistema tradicio-
nal imperante.
c) Necesidad de un cambio de rumbo
El cliente necesita cambiar el curso de la historia de nuestro país para ingre-
sar en un camino sin retorno en cuanto al proceso de desarrollo, evitando
de esta manera la explosión o el desborde social y el colapso total que se
vislumbra, que afectarían a todos.
3 – DESCRIPCIÓN GENÉRICA DEL SERVICIO
La prestación del servicio se realizará conforme a lo estipulado por la Consti-
tución Política, por las respectivas leyes orgánicas de creación de las entida-
des públicas. Sin embargo, cabe indicar la siguiente descripción genérica:
a) Poder Ejecutivo
Le compete defnir y aplicar políticas de Estado que contribuyan al proceso
de desarrollo del país, con visión de futuro y de conjunto como nación, con
proyección de corto, mediano y largo plazos.
DR–S21 y LASINPERU
107
LibrosEnRed
b) Poder Legislativo
No se requiere una cantidad exorbitante de leyes sino de buena calidad y
su estricto cumplimiento sin distinción de ninguna clase.
c) Poder Judicial
Urge una profunda reorganización que privilegie la honestidad de los ma-
gistrados como base cualitativa sine qua non para lograr una administra-
ción de justicia intachable, refejada en resultados jurídicos exitosos.
d) Poder Civil
Le compete la supervisión de la ejecución del contrato social y la evaluación
de resultados, con criterio técnico, objetivo e imparcial.
4– PAGOS POR EL SERVICIO
a) Política de remuneraciones de la burocracia dorada
En principio, el cliente no está en contra de las altas remuneraciones, siem-
pre que la calidad del servicio prestado, expresado en resultados exitosos
en benefcio del país, las justifque.
En consecuencia, el monto total de remuneraciones previstas o que perci-
ban a la fecha del presente concurso los representantes de los poderes del
Estado, las autoridades y los altos funcionarios con capacidad de decisión
será reestructurado en tres componentes y conforme a las siguientes pro-
porciones:
Remuneración básica:
Remuneración complementaria
por buenos resultados de gestión individual:
Remuneración complementaria
por buenos resultados de gestión institucional:
TOTAL:
Queda entendido que la remuneración complementaria por buenos resulta-
dos de gestión individual es independiente a la que corresponde al nivel ins-
40%

30%

30%
100%
J-R
108
LibrosEnRed
titucional. En efecto, puede ser percibida por la persona que cumpla con la
condición indicada, aun cuando su institución no alcance el nivel esperado.
La remuneración complementaria por buen nivel de efciencia y efcacia
institucional es de aplicación general, de modo que si la institución cumple
con la condición indicada, la percibirán todos los trabajadores. Si la institu-
ción no muestra resultados exitosos, esta remuneración no podrá ser perci-
bida por ningún trabajador.
En el caso de los gastos operativos de los congresistas, serán pagados por
la modalidad de gastos reembolsables, vale decir, contra presentación de
rendición de cuenta del gasto realizado, sustentado con las respectivas fac-
turas o documentos aceptados por la Sunat en la recaudación fscal.
5– INFORMES QUE SE DEBEN PRESENTAR
a) Informe individual
Se requiere un informe resumido con frecuencia semestral sobre la ejecu-
ción del servicio.
El informe, en hasta diez páginas, debe precisar los resultados exitosos lo-
grados a favor del cliente, con indicación del sistema de medición de dichos
resultados y de su verifcación por parte de la supervisión.
b) Informe institucional
Se requiere un informe resumido con frecuencia semestral sobre la ejecu-
ción del servicio.
El informe, en hasta cincuenta páginas, debe expresar los principales resul-
tados exitosos logrados a favor del cliente, con indicación del sistema de me-
dición de dichos resultados y de su verifcación por parte de la supervisión.
6– PARTICIPACIÓN DEL CLIENTE
a) Iniciativas
Durante el proceso de ejecución del contrato social, el cliente tiene la fa-
cultad de presentar iniciativas bien sustentadas para mejorar la calidad
del servicio con la misma capacidad instalada. Dichas iniciativas deben
ser analizadas, procesadas y, en lo posible, ejecutadas por el Estado, sin
desmedro alguno de sus responsabilidades con respecto al cumplimien-
to de sus obligaciones contractuales.
DR–S21 y LASINPERU
109
LibrosEnRed
b) Supervisión
El cliente, por derecho propio, asume la supervisión de la ejecución del
contrato social a través del Poder Civil con el apoyo de la Contraloría Gene-
ral de la República, del Tribunal Constitucional y de otros organismos au-
tónomos con función de supervisión y control de los recursos públicos, de
gestión pública, de la consistencia técnica legal de los actos administrativos
y observancia de los derechos ciudadanos amparados por la Constitución
Política del Estado.
Los informes de supervisión permitirán identifcar las debilidades y las des-
viaciones en la prestación del servicio, para la adopción de las medidas
correctivas necesarias en tiempos prudenciales.
c) Medidas correctivas extremas
Las medidas correctivas necesarias identifcadas como resultado de la su-
pervisión serán notifcadas a los organismos pertinentes para su imple-
mentación en plazos razonables, además se deben presentar sus resultados
concretos.
En el caso de que las medidas correctivas requeridas no sean ejecutadas por
las entidades públicas observadas o cuando se ejecuten y no den los resul-
tados esperados, el cliente adoptará –dentro del marco legal– las medidas
pertinentes extremas, como la revocatoria o la remoción de las autoridades
y los funcionarios responsables, sin perjuicio de la acción legal correspon-
diente por daños y perjuicios a la nación.
7– RECURSOS HUMANOS QUE PROPORCIONARÁ EL PROVEEDOR
El proveedor debe presentar lo mejor que tenga en cuanto a la idoneidad
de sus cuadros técnicos; puede incorporar tecnócratas independientes.
8– SOBRE CAMBIOS TRASCENDENTES EN PLANES DE GOBIERNO EN PROCESO DE
EJECUCIÓN
En casos especiales, cuando se presenten variables imprevistas de origen in-
terno o externo que en sano juicio ameriten ser consideradas para mejorar
los resultados esperados en benefcio del país, con excepción del modelo
económico, es posible efectuar cambios trascendentes en los planes de Go-
bierno en proceso de ejecución, con la condición de que estos sean debida-
mente sustentados por el Estado–Gobierno en su condición de proveedor y
aprobados por el Estado–Pueblo en su condición de cliente.
J-R
110
LibrosEnRed
El proveedor no está facultado para realizar unilateralmente cambios
trascendentes que comprometan el destino de la nación en los planes
de Gobierno durante el proceso de ejecución sin la previa autorización
de su cliente.
El nivel de aprobación depende de la magnitud del cambio. Puede ser
por acuerdo del Consejo Nacional del Estado–Pueblo o por referéndum,
según corresponda.
111
LibrosEnRed
CAPÍTULO III
ANEXOS
CONTENIDO
ANEXO Nº 1: ESQUEMA GENERAL DEL PLAN DE GOBIERNO
ANEXO Nº 2: PERFIL PERSONAL DE LOS CANDIDATOS
ANEXO Nº 3: PROFORMA DE LOS CONTRATOS
112
LibrosEnRed
ANEXO Nº 1
ESQUEMA GENERAL DE CONTENIDO DEL PLAN DE GOBIERNO
1. Identifcación del plan
1.1. Nombre
1.2. Duración del Servicio
1.3. Unidades ejecutoras
1.4. Benefciarios del servicio
a) Benefciarios directos
b) Benefciarios indirectos
2. Justifcación del plan de gobierno
2.1. Diagnóstico resumen de la situación problema por resolver
a) Situación Social
b) Situación Política
c) Situación Económica
d) Situación Sectorial (salud, educación, etc.)
e) Organismos Autónomos
f) Gobiernos Regionales
g) Gobiernos Locales
h) Otros aspectos trascendentes
3. Alternativas de solución
3.1. Condiciones locales para la ejecución del plan
a) Recursos humanos
b) Recursos científcos y tecnológicos
c) Recursos materiales
DR–S21 y LASINPERU
113
LibrosEnRed
d) Recursos fnancieros
e) Situación coyuntural
3.2. Estimación de impactos
a) Impactos positivos directos
b) Impactos colaterales negativos
4. M I S I Ó N
4.1. Objetivos
a) Objetivos generales
b) Objetivos específcos
4.2. Metas
a) Metas de corto plazo
b) Metas de mediano plazo
c) Metas de largo plazo
5. V I S Í O N
5.2. Modelo económico
5.3. Planteamiento técnico Sectorial
a) Reforma del Estado
b) Desarrollo Sectorial
6. Propuesta técnica del servicio
6.1. Reforma del estado
a) Poder Ejecutivo
b) Poder Legislativo
c) Poder Judicial
d) Organismos Autónomos
e) Gobiernos Regionales
f) Gobiernos Locales
6.2. Desarrollo Sectorial
a) Educación
b) Agricultura
J-R
114
LibrosEnRed
c) Salud
d) Trabajo y Seguridad Social
e) Energía y Minas
f) Defensa Nacional
g) Globalización
h) Otros
6.3. Sobre temas sensibles
a) Lucha anticorrupción
b) Seguridad ciudadana
c) Generación masiva de empleo
d) Administración de justicia
e) Deuda externa
f) Otros
7. Resultados esperados
7.1. Resultados cualitativos
7.2. Resultados cuantitativos
8. Metodología de ejecución del plan
8.1. Estrategia
8.2. Factores de incertidumbre
9. Cronograma de ejecución del plan
9.1. Carta de Ganth
115
LibrosEnRed
ANEXO Nº 2
PERFIL PERSONAL DE LOS CANDIDATOS
1– Perfl personal
a) Peruanos que aman a su patria sin reserva alguna y que están dispuestos
a trabajar por ella anteponiendo los intereses del país a los personales o de
grupo.
b) Honestidad y transparencia en todos sus actos, como soporte de su per-
sonalidad.
c) Alto nivel profesional y experiencia exitosa vinculada con la función para
la cual se presenta como candidato.
d) Trayectoria personal exitosa en su línea habitual de trabajo.
e) Para el caso especial de los representantes del Poder Civil, además de los
anteriores, es requisito indispensable su total independencia respecto de la
política partidaria.
2. Hoja de vida
Información con carácter de declaración jurada
A. Datos personales
a) Nombres y apellidos: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
b) Lugar y fecha de nacimiento: . . . . . . . . . . . . . .
J-R
116
LibrosEnRed
c) DNI: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
d) Dirección: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
e) Teléfono: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
f) E–mail: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
B. Formación académica
a) Tíitulo Universitario: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Universitario: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Fecha: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
b) Maestría: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Universidad: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Fecha: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
c) Doctorado: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Universidad: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Fecha: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
d) Cursos (mínimo 30 horas c/u) en los últimos diez años (indicar curso, cen-
tro de estudios y fechas): . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
C. Publicaciones
Título: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Editora: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Fecha: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .. . . . . . . .
Título: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Editora: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
DR–S21 y LASINPERU
117
LibrosEnRed
Fecha: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Título: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Editora: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Fecha : . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
D. Experiencia profesional
Entidad: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cargo: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Período: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Breve descripción del cargo
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Entidad: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cargo: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Período: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Breve descripción del cargo
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Entidad: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Cargo: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Período: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
J-R
118
LibrosEnRed
Breve descripción del cargo
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
E. Referencias personales (no familiares)
a) Referencia 1
Nombres y apellidos: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Dirección: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Teléfono: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
E–mail: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
a) Referencia 2
Nombres y apellidos: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Dirección: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Teléfono: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
E–mail: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
a) Referencia 3
Nombres y apellidos: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Dirección: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Teléfono: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
E–mail: . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
. . . . . . . . . . . . . . . . . . .
Lugar y fecha
DR–S21 y LASINPERU
119
LibrosEnRed
PARCIAL
15
3
3
TOTAL
30
21
6
3
70
PUNTAJE
------------------------- ----------------------------
Nombre del candidato Firma del candidato
NOTA: si es necesario, pueden utilizar papel adicional conservando el dise-
ño de este formato.
Deberán adjuntar copias fotostáticas del título universitario, de los grados
académicos y de los cursos de especialización (estrictamente relacionados
con el cargo propuesto y que especifquen las horas de duración o las equi-
valencias). Asimismo, la experiencia deberá ser probada con las correspon-
dientes certifcaciones.
3. Factores de evaluación de los candidatos
C O N C E P TO S
I. FORMACIÓN ACADÉMICA
(MÁXIMO 30 PUNTOS)
a) Estudios completos
– Título universitario
– Maestría
– Doctorado
b) Cursos de especialización
(1,50 por curso de mínimo 30 horas)
c) Publicaciones relacionadas con el
(1,50 por c/u)
II. EXPERIENCIA PROFESIONAL
(MÁXIMO 70 PUNTOS)
J-R
120
LibrosEnRed
a) Experiencia general
– Mínimo 15 años = 32 puntos
– Menos de 15 años = 0 puntos
– Más de 15 años, incremento
de 1,50 puntos por cada año
hasta completar el puntaje máximo
b) Experiencia en cargos
de responsabilidad
– Experiencia gerencial exitosa,
mínimo 10 años = 20 puntos
– Menos de 10 años = 0 puntos
– Asesoría especializada,
mínimo 5 años = 6 puntos
– Menos de 5 años = 0 puntos
– Trabajo en iniciativas
de interés nacional,
mínimo 5 años = 6 puntos
– Menos de 5 años = 0 puntos
TOTAL PUNTAJE MÁXIMO
32
0
6
20
0
6
0
6
0
38
32
100
121
LibrosEnRed
ANEXO Nº 3
PROFORMA DE LOS CONTRATOS
1. CONTRATO DE SERVICIO A LA NACIÓN EN EL CARGO DE PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA
Conste por el presente documento el contrato de servicio a la nación que
celebran, de una parte, el ciudadano peruano electo como presidente de la
República, conforme a los resultados de las elecciones generales del año…,
Sr. ...........…, identifcado con DNI Nº................…, con domicilio legal en
la calle… de la ciudad de............…, a quien en adelante se lo llamará “el
Presidente”; y, de otra parte, el Estado–Pueblo en su condición de clien-
te, representado por su líder el Sr. .......................…. identifcado con DNI
Nº................…, con domicilio legal en la calle...............…, a quien en adelan-
te se lo llamará “el pueblo”, en los términos y las condiciones siguientes:
CLÁUSULA PRIMERA: OBJETO DEL CONTRATO
Es objeto del presente contrato defnir, en términos generales, las atri-
buciones y las responsabilidades bilaterales de las partes contratantes,
en la prestación del servicio a la nación en el cargo de Presidente de la
República, para lograr un buen gobierno con rendición de cuentas, con-
forme a la oferta electoral contenida en el Plan de Gobierno que forma
parte del presente contrato, el mismo que mereció la credibilidad y la
aceptación del pueblo.
CLÁUSULA SEGUNDA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL PRESIDENTE
a) Son atribuciones del Presidente las siguientes:
– Ejercer en benefcio de la nación las atribuciones conferidas por la Cons-
titución Política del Estado.
– Defnir y aplicar las políticas de Estado necesarias para dar solución a los
principales problemas del país.
J-R
122
LibrosEnRed
– Tomar oportunamente las decisiones y las medidas correctivas efcaces
para lograr un buen gobierno en benefcio del país.
b) Son responsabilidades del Presidente las siguientes:
– Aplicar correctamente los poderes delegados por el pueblo en la creación
de las condiciones favorables para el desarrollo del país, con oportunida-
des de progreso para todos los peruanos, sin exclusión de ningún estrato
social.
– Dar fel cumplimiento a las ofertas electorales contenidas en su respectivo
Plan de Gobierno y presentar resultados concretos con respecto a la elimi-
nación de la pobreza extrema, la injusticia social y legal, la desocupación
masiva y la inseguridad ciudadana.
– Defnir y aplicar políticas de Estado para el buen uso de los recursos públi-
cos privilegiando la aplicación de la relación benefcio–costo y la austeridad
fscal sin excepciones.
– Cautelar los intereses de la nación en el frente interno y en el externo con
honestidad y rectitud en todo lo actuado.
– Ejecutar dentro del marco de sus competencias los acuerdos tomados por
el Consejo Superior de Desarrollo.
– Las demás funciones inherentes al cargo previstas en la Constitución Po-
lítica del Estado.
CLÁUSULA TERCERA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL PUEBLO
a) Son atribuciones del pueblo las siguientes:
– Supervisar la calidad de prestación del servicio del Presidente de la Repú-
blica y del Estado–Gobierno en su conjunto, a través del Poder Civil y de los
organismos autónomos componentes del Sistema Nacional de Control.
– Resolver el presente contrato dentro del marco legal en el caso de in-
cumplimiento de las obligaciones contractuales o por causal de corrupción
debidamente comprobada.
– Participar activamente en forma corporativa en los principales asuntos de
interés nacional.
– Las demás atribuciones naturales y legales en su condición de cliente.
DR–S21 y LASINPERU
123
LibrosEnRed
b) Son responsabilidades del pueblo en su condición de cliente las siguientes:
– Pagar, con el producto de la recaudación fscal, el costo del servicio mate-
ria del presente contrato con arreglo a la Ley Anual del Presupuesto Gene-
ral de la República.
– Mantenerse debidamente informado por medio de fuentes confables so-
bre los principales asuntos de interés nacional para formarse una opinión ob-
jetiva e imparcial sobre la calidad del servicio materia del presente contrato.
CLÁUSULA CUARTA: PLAZO DE VIGENCIA DEL CONTRATO
El presente contrato tiene un plazo de vigencia de cinco (5) años calen-
darios, computados a partir de la fecha de suscripción, el 28 de julio del
año...... y termina el 28 de julio del año......
CLÁUSULA QUINTA: CAMBIOS TRASCENDENTES EN EL PLAN DE GOBIERNO EN PROCESO DE
EJECUCIÓN
En casos especiales, cuando se presenten variables imprevistas de origen interno
o externo que, en sano juicio, ameritan ser consideradas para mejorar los resul-
tados del servicio en benefcio del país (con excepción del modelo económico
y del modelo de democracia), es posible efectuar cambios trascendentes en el
Plan de Gobierno en proceso de ejecución, a condición de que dichos cambios
sean debidamente sustentados por el Estado–Gobierno en su condición de
proveedor y aprobados por el Estado–Pueblo en su condición de cliente.
El nivel de aprobación depende de la magnitud del cambio; puede ser por
acuerdo del Consejo Nacional del Estado–Pueblo o por referéndum, según
corresponda.
CLÁUSULA SEXTA: CAUSALES DE RESOLUCIÓN DEL CONTRATO
El presente contrato podrá ser resuelto antes del plazo de vencimiento por
las siguientes causales:
a) Por uso indebido de los poderes delegados en perjuicio de los intereses de
la nación y, en general, por incumplimiento de obligaciones contractuales.
b) Por la comisión o el encubrimiento de actos de corrupción debida-
mente probados.
J-R
124
LibrosEnRed
c) Por renuncia voluntaria del líder.
d) Por mutuo acuerdo entre las partes contratantes.
CLÁUSULA SÉPTIMA: INFORMES DEL SERVICIO
a) Informe individual
El Presidente presentará ante el Poder Civil un informe semestral, en hasta
diez páginas, en el cual precisará los principales resultados logrados a favor
del pueblo, con indicación del sistema de medición de dichos resultados,
para su verifcación posterior por parte de la Supervisión.
b) Informe institucional
El Presidente presentará ante el Poder Civil un informe del Estado–Gobier-
no con frecuencia semestral, en hasta cincuenta páginas, en el que precisa-
rá los principales resultados logrados a favor del pueblo, con indicación del
sistema de medición de dichos resultados para su verifcación posterior por
parte de la Supervisión.
CLÁUSULA OCTAVA: COSTO DEL SERVICIO E INCENTIVO POR BUEN GOBIERNO
a) El costo del servicio materia del presente contrato está conformado por
la remuneración otorgada al Presidente, conforme a ley, y el costo de los
bienes y servicios aprobados en el Pliego Presupuestal de la Presidencia de
la República.
b) En caso de lograr un buen gobierno, refejado en resultados exitosos en
la superación de la pobreza extrema, de la injusticia social y legal, de la des-
ocupación masiva y de la inseguridad ciudadana, el Presidente, al término
de su mandato, obtendrá un incentivo económico de hasta 5.000.000 de
dólares y una condecoración honorífca especial.
CLÁUSULA NOVENA: SUPERVISIÓN DEL SERVICIO
La supervisión de la calidad del servicio y de la ejecución del contrato so-
cial está a cargo del Poder Civil, privilegiando el criterio de evaluación por
resultados.
Las situaciones coyunturales mundiales que, por su naturaleza, tienen inciden-
cia interna en Perú serán tomadas en cuenta en la evaluación de resultados.
DR–S21 y LASINPERU
125
LibrosEnRed
CLÁUSULA DÉCIMA: PENALIDADES
a) El Presidente, en caso de incumplimiento de sus obligaciones contractua-
les, refejadas en resultados que evidencian su fracaso como gobernante,
por comisión o encubrimiento de actos de corrupción comprobados, al tér-
mino de su mandato quedará inhabilitado de por vida para ejercer cual-
quier cargo público, sin perjuicio de las acciones legales pertinentes.
b) En tal caso, la organización política que patrocinó la candidatura del Pre-
sidente quedará inhabilitada por un período de ocho (8) años y su registro
será cancelado por el Jurado Nacional de Elecciones.
CLÁUSULA DÉCIMOPRIMERA: JURISDICCIÓN
Las partes contratantes se someten expresamente al Fuero Judicial de Perú
en todas las consecuencias y los efectos del presente contrato.
Las partes contratantes declaran conocer plena y totalmente el contenido y
los alcances del presente contrato, y lo suscriben en señal de conformidad
en dos originales de igual valor.
Lima,…..... de ..… del año…..
____________________ ____________________
(Nombres y apellidos) (Nombres y apellidos)
Presidente Constitucional Líder del Estado–Pueblo
de la República
2. CONTRATO DE SERVICIO A LA NACIÓN EN EL CARGO DE CONGRESISTA OFICIALISTA
Conste por el presente documento el contrato de servicio a la nación que
celebran, de una parte, el ciudadano peruano electo como congresista
de la república, conforme a los resultados de las elecciones generales del
año…, Sr. …, identifcado con DNI Nº…, con domicilio legal en la calle…
de la ciudad de… , a quien en adelante se lo llamará “el congresista”; y,
de otra parte, el Estado–Pueblo en su condición de cliente, representada
por su líder, el Sr. …, identifcado con DNI Nº…, con domicilio legal en la
J-R
126
LibrosEnRed
calle…, a quien en adelante se lo llamará “el pueblo”, en los términos y
las condiciones siguientes:
CLÁUSULA PRIMERA: OBJETO DEL CONTRATO
Es objeto del presente contrato defnir, en términos generales, las atribu-
ciones y las responsabilidades de las partes contratantes en la prestación
del servicio de congresista de la república, para lograr una buena gestión
legislativa en benefcio del país, conforme a la oferta electoral contenida
en el Plan de Gobierno que forma parte del presente contrato, el mismo
que mereció la credibilidad y la aceptación del pueblo.
CLÁUSULA SEGUNDA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL CONGRESISTA
a) Son atribuciones del congresista las siguientes:
– Desarrollar sus iniciativas parlamentarias con el debido sustento, concordan-
tes con los intereses del país, para impulsar el proceso de desarrollo y para
resolver los principales problemas que afectan a la mayoría de la población.
– Emitir su voto de conciencia en función a los intereses del país.
– Las demás atribuciones inherentes al cargo previstas en la Constitución
Política de Perú.
b) Son responsabilidades del congresista las siguientes:
– Asumir la gestión legislativa con sentido patriótico, efciencia y efcacia,
privilegiando los intereses del país sobre cualquier interés personal o de
grupo. En esta perspectiva, deben apoyar las iniciativas buenas y bien sus-
tentadas planteadas por los demás congresistas.
– Emitir su voto de conciencia para aprobar las iniciativas que benefcian
al país o desaprobar las que lo perjudican, sin distinción por la ideología o
bancada del autor.
– Predicar con el buen ejemplo la restauración de los principios éticos y mo-
rales en todo lo actuado a nivel tanto individual como institucional.
– Cooperar diligentemente en la ejecución de los acuerdos del Consejo Su-
perior de Desarrollo, dentro del marco de su competencia.
– Atender las peticiones justas y bien sustentadas del pueblo en la solu-
ción de los problemas sociales.
DR–S21 y LASINPERU
127
LibrosEnRed
– Las demás funciones inherentes al cargo previstas en la Constitución
Política del Estado.
CLÁUSULA TERCERA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL PUEBLO
a) Son atribuciones del pueblo en su condición de cliente las siguientes:
– Supervisar la efciencia y la efcacia en la prestación del servicio del con-
gresista, evaluar los resultados de gestión individual y del Poder Legislativo
en su conjunto mediante el Poder Civil.
– Participar activamente en forma corporativa en los principales temas de
interés nacional.– Las demás atribuciones naturales y legales de su condi-
ción de cliente con respecto a la prestación del servicio materia del presen-
te contrato.
b) Son responsabilidades del pueblo las siguientes:
– Pagar, con el producto de la recaudación fscal, la respectiva remunera-
ción al congresista, así como el costo de los bienes y servicios, con arreglo a
la Ley del Presupuesto General de la República.
– Mantenerse debidamente informado, por medio de fuentes confables,
sobre los principales temas de interés nacional, para formarse una opinión
objetiva e imparcial sobre la calidad del servicio materia del presente con-
trato.
CLÁUSULA CUARTA: PLAZO DE VIGENCIA DEL CONTRATO
El presente contrato tiene un plazo de vigencia de cinco (5) años calen-
darios, computados a partir de la fecha de suscripción el 28 de julio del
año...... y termina el 28 de julio del año......
CLÁUSULA QUINTA: CAUSALES DE RESOLUCIÓN DEL CONTRATO
El presente contrato podrá ser resuelto antes del plazo de vencimiento por
las siguientes causales:
a) Por uso indebido de los poderes delegados en perjuicio de los intereses de
la nación y, en general, por incumplimiento de obligaciones contractuales.
J-R
128
LibrosEnRed
b) Por la comisión o el encubrimiento de actos de corrupción debidamente
probados.
c) Por renuncia voluntaria del congresista.
d) Por mutuo acuerdo entre las partes contratantes.
CLÁUSULA SEXTA: COSTO DEL SERVICIO
El costo del servicio está conformado por la remuneración otorgada al con-
gresista conforme a ley y por el costo de los bienes y servicios aprobados en
el Pliego Presupuestal del Poder Legislativo.
CLÁUSULA SÉPTIMA: INFORMES DEL SERVICIO
a) Informe individual
El congresista presentará ante el Poder Civil un informe semestral, de has-
ta diez páginas, en el cual precisará los principales resultados logrados a
través de sus iniciativas a favor del país, con indicación del sistema de me-
dición de dichos resultados, para su verifcación posterior por parte de la
Supervisión.
b) Informe institucional
El Congreso de la República presentará ante el Poder Civil un informe se-
mestral, de hasta cincuenta páginas, en el cual precisará los principales re-
sultados exitosos logrados por la gestión legislativa a favor del país, con
indicación del sistema de medición de dichos resultados para su verifcación
posterior por parte del citado Poder Civil.
CLÁUSULA OCTAVA: SUPERVISIÓN
La supervisión de la ejecución del contrato la hace el Poder Civil, privile-
giando el criterio de evaluación por resultados.
CLÁUSULA NOVENA: PENALIDADES
El congresista, en caso de incumplimiento de sus obligaciones contrac-
tuales refejadas en insignifcantes o nulos aportes en la gestión legis-
lativa o por anteponer sus intereses personales o de grupo frente a los
intereses del país quedará inhabilitado por un período de seis (6) años
para ser candidato al mismo cargo.
DR–S21 y LASINPERU
129
LibrosEnRed
En caso de comisión de actos de corrupción debidamente comprobados,
será inhabilitado de por vida para cualquier cargo público.
CLÁUSULA DÉCIMA: JURISDICCIÓN
Las partes contratantes declaran conocer plena y totalmente el contenido
y los alcances del presente contrato y lo suscriben en señal de conformidad
en dos originales de igual valor.
Lima, …. de ..… del año ...…
________________________ _____________________
(Nombres y apellidos) (Nombres y apellidos)
Congresista de la República Líder del Estado–Pueblo
3. CONTRATO DE SERVICIO A LA NACIÓN EN EL CARGO DE CONGRESISTA NO
OFICIALISTA
Conste por el presente documento el contrato de servicio a la nación que
celebran de, una parte, el ciudadano peruano electo como congresista de la
república, conforme a los resultados de las elecciones generales del año…,
Sr. …, identifcado con DNI Nº…, con domicilio legal en la calle… de la ciudad
de…, a quien en adelante se lo llamará “el congresista”; y, de otra parte, el
Estado–Pueblo en su condición de cliente, representada por su líder, el Sr. …,
identifcado con DNI Nº…, con domicilio legal en la calle…, a quien en ade-
lante se lo llamará “el pueblo”, en los términos y las condiciones siguientes:
CLÁUSULA PRIMERA: OBJETO DEL CONTRATO
Es objeto del presente contrato defnir, en términos generales, las atribu-
ciones y las responsabilidades de las partes contratantes en la prestación
del servicio de congresista de la república para lograr una buena gestión
legislativa en benefcio del país.
CLÁUSULA SEGUNDA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL CONGRESISTA
a) Son atribuciones del congresista las siguientes:
– Desarrollar sus iniciativas parlamentarias con el debido sustento, con-
cordantes con los intereses del país, para impulsar el proceso de desa-
J-R
130
LibrosEnRed
rrollo y para resolver los principales problemas que afectan a la mayoría
de la población.
– Asumir, con el debido sustento, el rol de contrapeso responsable ante el
ofcialismo, para evitar el uso y abuso del poder en perjuicio de los intereses
de la nación.
– Las demás atribuciones inherentes al cargo previstas en la Constitución
Política del Estado.
b) Son responsabilidades del congresista las siguientes:
– Asumir la gestión legislativa con sentido patriótico, efciencia y efcacia,
privilegiando los intereses del país sobre cualquier interés personal o de
grupo. En esta perspectiva, deben apoyar las iniciativas buenas y bien sus-
tentadas planteadas de los demás congresistas.
– Emitir su voto de conciencia para aprobar las iniciativas que benefcian al
país o desaprobar las que lo perjudican, sin distinción por la ideología o la
bancada del autor.
– Predicar con el buen ejemplo la restauración de los principios éticos
y morales en todo lo actuado, a nivel tanto individual como institu-
cional.
– Cooperar diligentemente en la ejecución de los acuerdos del Consejo Su-
perior de Desarrollo dentro del marco de su competencia.
– Atender las peticiones justas y bien sustentadas del pueblo para la solu-
ción de los problemas sociales.
– Las demás funciones inherentes al cargo previstas en la Constitución Po-
lítica.
CLÁUSULA TERCERA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL PUEBLO
a) Son atribuciones del Pueblo en su condición de cliente las siguientes:
– Supervisar la efciencia y la efcacia en la prestación del servicio del con-
gresista, evaluar los resultados de gestión, incluido el Poder Legislativo en
su conjunto, a través del Poder Civil.
– Participar activamente en forma corporativa en los principales temas
de interés nacional.
DR–S21 y LASINPERU
131
LibrosEnRed
– Las demás atribuciones naturales y legales en su condición de cliente o
empleador con respecto a la prestación del servicio materia del presente
contrato.
b) Son responsabilidades del Pueblo las siguientes:
– Pagar, con el producto de la recaudación fscal, la respectiva remunera-
ción al congresista, así como el costo de los bienes y servicios, con arreglo a
la Ley del Presupuesto General de la República.
– Mantenerse debidamente informado, mediante fuentes confables, sobre
los principales asuntos de interés nacional, para formarse una opinión obje-
tiva e imparcial sobre la calidad del servicio materia del presente contrato.
CLÁUSULA CUARTA: PLAZO DE VIGENCIA DEL CONTRATO
El presente contrato tiene un plazo de vigencia de cinco (5) años calen-
darios, computados a partir de la fecha de suscripción el 28 de julio del
año…..... y termina el 28 de julio del año........
CLÁUSULA QUINTA: RESOLUCIÓN DEL CONTRATO
El presente contrato podrá ser resuelto antes del plazo de vencimiento por
las siguientes causales:
a) Por uso indebido de los poderes delegados en perjuicio de los intereses de
la nación y, en general, por incumplimiento de obligaciones contractuales.
b) Por la comisión o el encubrimiento de actos de corrupción debidamente
probados.
c) Por renuncia voluntaria del congresista.
d) Por mutuo acuerdo entre las partes contratantes.
CLÁUSULA SEXTA: COSTO DEL SERVICIO
El costo del servicio está conformado por la remuneración otorgada al con-
gresista conforme a ley y por el costo de los bienes y servicios aprobados en
el Pliego Presupuestal del Poder Legislativo.
J-R
132
LibrosEnRed
CLÁUSULA SÉPTIMA: INFORMES DEL SERVICIO
a) Informe individual
El congresista presentará ante el Poder Civil un informe semestral, de hasta
diez páginas, en el cual precisará los principales resultados logrados a través
de sus iniciativas a favor del país, con indicación del sistema de medición de
dichos resultados, para su verifcación posterior por parte de la Supervisión.
b) Informe institucional
El Congreso de la República presentará ante el Poder Civil un informe se-
mestral, de hasta cincuenta páginas, en el cual precisará los principales re-
sultados exitosos logrados por la gestión legislativa a favor del país, con
indicación del sistema de medición de dichos resultados para su verifcación
posterior por parte del citado Poder Civil.
CLÁUSULA OCTAVA: SUPERVISIÓN
La supervisión de la ejecución del contrato corresponde al Poder Civil, pri-
vilegiando el criterio de evaluación por resultados.
CLÁUSULA NOVENA: PENALIDADES
El congresista, en caso de incumplimiento de sus obligaciones contractuales
refejadas en insignifcantes o nulos aportes en la gestión legislativa o por
anteponer sus intereses personales o de grupo frente a los intereses del
país, quedará inhabilitado por un periodo de seis (6) años para ser candida-
to al mismo cargo.
En caso de comisión de actos de corrupción debidamente comprobados,
será inhabilitado de por vida para cualquier cargo público.
CLÁUSULA DÉCIMA: JURISDICCIÓN
Las partes contratantes declaran conocer plena y totalmente el contenido
y los alcances del presente contrato y lo suscriben en señal de conformidad
en dos originales de igual valor.
Lima,…. de… del año…
DR–S21 y LASINPERU
133
LibrosEnRed
_______________________ ____________________
(Nombres y apellidos) (Nombres y apellidos)
Congresista de la República Líder del Estado–Pueblo
4. CONTRATO DE SERVICIO A LA NACIÓN EN EL ARGO DE LÍDER DEL ESTADO–PUEBLO
Conste por el presente documento el contrato de servicio a la nación que
celebran, de una parte, el ciudadano peruano electo como líder del Estado–
Pueblo, conforme a los resultados de las elecciones generales del año…, Sr.
…, identifcado con DNI Nº…, con domicilio legal en la calle… de la ciudad
de…, a quien en adelante se lo llamará “el líder”; y, de otra parte, el pueblo
peruano en su condición de cliente, quien en este caso especial actúa a través
de la Organización de los Ciudadanos Contribuyentes (OCC), representada
por el Presidente de la Federación Nacional de la OCC, el Sr. …, identifcado
con DNI Nº…, con domicilio legal en la calle…, a quien en adelante se lo
llamará “el pueblo”, en los términos y las condiciones siguientes:
CLÁUSULA PRIMERA: OBJETO DEL CONTRATO
Es objeto del presente contrato defnir, en términos generales, las atribu-
ciones y las responsabilidades de las partes contratantes en la prestación
del servicio a la nación, en la conducción sensata, responsable y predecible
del Estado–Pueblo.
CLÁUSULA SEGUNDA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL LÍDER
a) Son atribuciones del líder del Estado–Pueblo las siguientes:
– Asumir las acciones lícitas pertinentes para exigir al Estado–Gobierno el
fel cumplimiento del Plan de Gobierno materia del contrato social, que fue
aprobado por mayoría de votos del pueblo.
– Presidir el Consejo Nacional del Estado–Pueblo, institución que tiene por
objeto cautelar los intereses de la nación.
– Dirigir la administración de los medios de comunicación de propiedad del
Estado–Pueblo con criterio técnico empresarial.
– Las demás atribuciones concurrentes necesarias para el cumplimento
de los fnes del Estado–Pueblo.
J-R
134
LibrosEnRed
b) Son responsabilidades del líder las siguientes:
– La conducción sensata, responsable y predecible del Estado–Pueblo des-
de una posición al margen de la política partidaria.
– Promover el equilibrio entre el ejercicio del poder y el cumplimiento del
deber tanto en el Estado–Pueblo como en el Estado–Gobierno.
– Desarrollar un Programa de Educación Cívica y Liderazgo para fortalecer
el sistema democrático.
– Las demás responsabilidades inherentes al cargo.
CLÁUSULA TERCERA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL PUEBLO
a) Son atribuciones del pueblo en su condición de cliente las siguientes:
– Evaluar por los resultados de gestión la efciencia y la efcacia en la pres-
tación del servicio del líder.
– Presentar propuestas de interés general viables bien sustentadas.
b) Son responsabilidades del pueblo en su condición de cliente las siguientes:
– Pagar, con el producto de la recaudación fscal, la respectiva remunera-
ción al representante, así como el costo de los bienes y servicios, con arre-
glo a la Ley del Presupuesto General de la República.
– Mantenerse debidamente informado mediante fuentes confables sobre
los principales temas de interés nacional para formarse opinión objetiva e
imparcial sobre la calidad del servicio materia del presente contrato.
CLÁUSULA CUARTA: PLAZO DE VIGENCIA DEL CONTRATO
El presente contrato tiene un plazo de vigencia de cinco (5) años calenda-
rios computados a partir de la fecha de suscripción el 28 de julio del año...
y termina el 28 de julio del año…
CLÁUSULA QUINTA: CAUSALES DE RESOLUCIÓN DEL CONTRATO
El presente contrato podrá ser resuelto antes del plazo de vencimiento
por las siguientes causales:
DR–S21 y LASINPERU
135
LibrosEnRed
a) Por uso indebido de los poderes delegados en perjuicio de los inte-
grantes del Estado–Pueblo y, en general, por incumplimiento de obliga-
ciones contractuales.
b) Por comisión o encubrimiento de actos de corrupción debidamente com-
probados.
c) Por renuncia voluntaria del líder.
d) Por mutuo acuerdo entre las partes contratantes.
CLÁUSULA SEXTA: COSTO DEL SERVICIO
El costo del servicio materia del presente contrato está conformado por la
remuneración otorgada al líder y por el costo de los bienes y servicios apro-
bados en el Pliego Presupuestal del Estado–Pueblo.
CLÁUSULA SÉPTIMA: INFORMES DEL SERVICIO
a) Informe individual
El líder presentará ante el Consejo Nacional del Estado–Pueblo un informe
semestral, de hasta diez páginas, en el cual debe precisar los resultados
exitosos de la gestión individual en salvaguarda de los intereses de la na-
ción, con indicación del sistema de medición de dichos resultados, para su
verifcación posterior por parte de la Supervisión.
b) Informe institucional
El Liderazgo como institución presentará ante el Consejo Nacional del Es-
tado–Pueblo un informe semestral, de hasta cincuenta páginas, en el cual
precisarán los principales resultados exitosos de gestión, con indicación del
sistema de medición de dichos resultados para su verifcación posterior.
CLÁUSULA OCTAVA: SUPERVISIÓN
La supervisión de la gestión del Liderazgo del Estado–Pueblo como institu-
ción está a cargo del Consejo Nacional del Estado–Pueblo.
J-R
136
LibrosEnRed
CLÁUSULA NOVENA: PENALIDADES
El líder, en caso de incumplimiento de sus obligaciones contractuales, re-
fejadas en resultados que evidencian fracaso en los deberes de función,
al término de su mandato quedará inhabilitado por ocho (8) años para
ser candidato al mismo cargo o a otros de nivel equivalente en el Estado–
Pueblo o en el Estado–Gobierno.
En caso de corrupción comprobada, quedará inhabilitado de por vida para
ejercer cualquier cargo público.
CLÁUSULA DÉCIMA: JURISDICCIÓN
Las partes contratantes declaran conocer plena y totalmente el contenido
y los alcances del presente contrato y lo suscriben en señal de conformidad
en dos originales de igual valor.
Lima, … de … del año …
_______________________ _________________
(Nombres y apellidos) (Nombres y apellidos)
Líder del Estaso del Pueblo Presidente Federación de la OCC
5. CONTRATO DE SERVICIO A LA NACIÓN EN EL CARGO DE REPRESENTANTE DEL
PODER CIVIL
Conste por el presente documento el contrato de servicio a la nación que
celebran, de una parte, el ciudadano peruano electo como representante
del Poder Civil, conforme a los resultados de las elecciones GENERALES del
año…, Sr.…, identifcado con DNI Nº…, con domicilio legal en la calle… de
la ciudad de…, a quien en adelante se lo llamará “el representante”; y, de
otra parte, el Estado–Pueblo en su condición de cliente, representado por
su Líder el Sr.…, identifcado con DNI Nº…, con domicilio legal en la calle…,
a quien en adelante se lo llamará “el pueblo”, en los términos y las condi-
ciones siguientes:
CLÁUSULA PRIMERA: OBJETO DEL CONTRATO
Es objeto del presente contrato defnir, en términos generales, las atribu-
ciones y las responsabilidades de las partes contratantes en la prestación
DR–S21 y LASINPERU
137
LibrosEnRed
del servicio de supervisión de la gestión del Estado–Gobierno, en la pres-
tación del servicio a la nación o de administración del país desde puestos
encumbrados con poder de decisión.
CLÁUSULA SEGUNDA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL REPRESENTANTE
a) Son atribuciones del representante las siguientes:
– Supervisar en representación del Estado–Pueblo, en su condición de clien-
te, la calidad del servicio suministrado por el Estado–Gobierno, en su condi-
ción de proveedor, privilegiando el criterio de evaluación por resultados.
– Solicitar las medidas correctivas oportunas, efcaces y necesarias, a car-
go de los respectivos del Estado–Gobierno, fjando plazos para la pre-
sentación de resultados aceptables. En caso contrario, canalizar dentro
del marco de la ley la revocatoria, la remoción y la destitución de las
autoridades y los funcionarios responsables, en legítima defensa de los
intereses de la nación.
– Las demás atribuciones conferidas por la Constitución Política del Estado.
b) Son responsabilidades del representante las siguientes:
– Cumplir con sus deberes de función con criterio eminentemente profesio-
nal, objetivo e imparcial.
– Combatir la improvisación y la corrupción en la administración pública, así
como el mal uso de los recursos del Estado.
– Promover el equilibrio entre el ejercicio del poder y el cumplimiento del
deber.
– Mantener la coordinación funcional necesaria con la Organización de los
Ciudadanos Contribuyentes (OCC).
– Las demás responsabilidades inherentes al cargo previstas en la Constitu-
ción Política.
CLÁUSULA TERCERA: ATRIBUCIONES Y RESPONSABILIDADES DEL PUEBLO
a) Son atribuciones del pueblo en su condición de cliente las siguientes:
– Supervisar la efciencia y la efcacia en la prestación del servicio del repre-
sentante y del Poder Civil a nivel institucional.
J-R
138
LibrosEnRed
– Participar activamente en forma corporativa través de la OCC en los prin-
cipales asuntos de interés nacional.
– Las demás atribuciones naturales y legales en su condición de cliente o
empleador con respecto a la prestación del servicio materia del presente
contrato.
b) Son responsabilidades del pueblo en su condición de cliente las siguientes:
– Pagar, con el producto de la recaudación fscal, la respectiva remunera-
ción al representante, así como el costo de los bienes y servicios, con arre-
glo a la Ley del Presupuesto General de la República.
– Mantenerse debidamente informado mediante fuentes confables sobre
los principales asuntos de interés nacional, para formarse una opinión obje-
tiva e imparcial sobre la calidad del servicio materia del presente contrato.
CLÁUSULA CUARTA: PLAZO DE VIGENCIA DEL CONTRATO
El presente contrato tiene una vigencia de cinco (5) años calendarios, com-
putados a partir de la fecha de suscripción el 28 de julio del año... y termina
el 28 de julio del año…
CLÁUSULA QUINTA: CAUSALES DE RESOLUCIÓN DEL CONTRATO
El presente contrato podrá ser resuelto antes del plazo vencimiento por las
siguientes causales:
a) Por uso indebido de los poderes delegados en perjuicio de intereses de
la nación que se le confía supervisar y, en general, por incumplimiento de
obligaciones contractuales.
b) Por comisión o encubrimiento de actos de corrupción debidamente com-
probados.
c) Por renuncia voluntaria del representante.
d) Por mutuo acuerdo entre las partes contratantes.
DR–S21 y LASINPERU
139
LibrosEnRed
CLÁUSULA SEXTA: COSTO DEL SERVICIO
El costo del servicio materia del presente contrato está conformado por la
remuneración otorgada al magistrado conforme a ley y por el costo de los
bienes y servicios aprobados en el Pliego Presupuestal del Poder Civil.
CLÁUSULA SÉPTIMA: INFORMES DEL SERVICIO
a) Informe individual
El representante presentará ante el Consejo del Estado–Pueblo un informe
semestral, de hasta diez páginas, en el cual debe precisar los resultados exi-
tosos de gestión individual en salvaguarda de los intereses de la nación, con
indicación del sistema de medición de dichos resultados para su verifcación
posterior por parte de la Supervisión.
b) Informe institucional
El Poder Civil, como institución, presentará ante el Consejo del Estado–Pue-
blo un informe semestral, de hasta cincuenta páginas, en el que precisará
los principales resultados exitosos de la supervisión efectuada en salvaguar-
da de los intereses de la nación, con indicación del sistema de medición de
dichos resultados para su verifcación posterior por la OCC.
CLÁUSULA OCTAVA: SUPERVISIÓN
La supervisión de la gestión del representante y del Poder Civil como insti-
tución está a cargo del Consejo del Estado–Pueblo y de la OCC, privilegian-
do la evaluación por resultados.
CLÁUSULA NOVENA: PENALIDADES
El representante, en caso de incumplimiento de sus obligaciones contrac-
tuales, refejadas en resultados que evidencian fracaso en los deberes de
función, quedará inhabilitado por seis (6) años para cualquier cargo público
encumbrado.
Por actos de corrupción comprobados, quedará inhabilitado de por vida
para ejercer cualquier cargo público.
CLÁUSULA DÉCIMA: JURISDICCIÓN
J-R
140
LibrosEnRed
Las partes contratantes declaran conocer plena y totalmente el contenido
y los alcances del presente contrato y lo suscriben en señal de conformidad
en dos originales de igual valor.
Lima, … de … del año …
________________________ _____________________
(Nombres y apellidos) (Nombres y apellidos)
Representante del Poder Civil Líder del Estado–Pueblo
141
LibrosEnRed
ORGANIZACIÓN DE LOS CIUDADANOS CONTRIBUYENTES
E.S.T.A.T.U.T.O.S
FILIAL DEPARTAMENTAL LA LIBERTAD (OCC–LL)
ASOCIACIÓN CIVIL LEGALMENTE CONSTITUIDA,
INSCRITA EN LOS REGISTROS PÚBLICOS. REGIÓN LA LIBERTAD
FUNDADA EL 11 DE MARZO DE 2006
142
LibrosEnRed
SEPARATA Nº 2
ESTATUTOS DE LA ORGANIZACIÓN DE LOS CIUDADANOS
CONTRIBUYENTES. FILIAL DEPARTAMENTAL LA LIBERTAD
TÍTULO PRIMERO: DE LA DENOMINACIÓN, DURACIÓN Y DOMICILIO
Artículo uno: con la denominación de organización de los ciudadanos con-
tribuyentes – flial departamental la libertad, cuyo nombre abreviado es:
“OCC–ll”; al amparo de la constitución política del estado, se constituye la
presente asociación civil de derecho privado, sin propósito de lucro para
sus asociados; la misma que será aflada a la futura federación de la occ de
nivel nacional.
Artículo dos: la duración de la OCC–ll es por tiempo indefnido y empieza
sus actividades a partir de la inscripción de su escritura de constitución en
el registro de asociaciones de los registros públicos.
Artículo tres: el domicilio social principal de la OCC–ll es el distrito y provin-
cia de trujillo, departamento la libertad, y puede establecer fliales en cada
una de las otras provincias y distritos del departamento. También puede
tener fliales en el extranjero.
TÍTULO SEGUNDO: DE LA DEFINICIÓN DE ORIGEN
Artículo cuatro: la organización de los ciudadnos contribuyentes (occ) es
una organización civil abierta para todos los peruanos en su condición de
contribuyentes, incluidos los que se encuentran en el extranjero, con la f-
nalidad de participar corporativamente en el proceso de desarrollo integral
DR–S21 y LASINPERU
143
LibrosEnRed
del país a nivel nacional, departamental y distrital, así como también para
participar en otros temas de interés general, con criterio imparcial y objeti-
vo desde una posición totalmente al margen de la política partidaria, para
lo cual se precisan los siguientes conceptos:
A) son contribuyentes todos los ciudadanos peruanos sin excepción alguna,
tanto los pobres como los ricos, porque se paga impuestos desde la compra
de un pan hasta la compra de un automóvil y de cualquier otro de los bie-
nes y servicios necesarios.
Dentro de un criterio justo y equitativo, la occ pretende establecer en el
perú la existencia de un universo de contribuyentes con obligaciones y
derechos.
B) en la práctica, son los contribuyentes quienes pagan con el producto de
sus impuestos, contribuciones y tasas el millonario costo del servicio de ad-
ministración del país y de otros servicios públicos.
En consecuencia, así como tienen la obligación de pagar, también tienen
el derecho a exigir buena calidad de los servicios por los cuales están
pagando.
C) con respecto al futuro de nuestro país, la occ se sustenta en la convicción
de que el reto del proceso de desarrollo es una tarea de responsabilidad
compartida entre gobernantes y gobernados.
En esta perspectiva, la occ es el mismo pueblo organizado adecuadamente
para asumir su responsabilidad y hacer valer sus derechos corporativamen-
te, mediante una real y efectiva participación ciudadana en los temas de
interés nacional, departamental y distrital.
Artículo cinco: la occ constituye el soporte multisectorial de ancha base
del estado–pueblo y, como tal, asume el rol promotor de las grandes y
profundas reformas estructurales que nuestro país necesita, partiendo de
la iniciativa directa del pueblo organizado, como interesado y dueño de su
propio destino, frente a los resultados desastrosos que tenemos a la vista
como país después de 184 años de vida republicana (1821–2005).
Artículo seis: la occ permitirá darles viabilidad a las iniciativas individua-
les e institucionales bien sustentadas, para emprender el reto del pro-
ceso de desarrollo del país y acceder a la justicia social en un ambiente
de convivencia pacífca, dentro del marco de la constitución política del
estado y sin desbordes sociales que lamentar.
J-R
144
LibrosEnRed
En consecuencia, la occ no es un instrumento promotor de huelgas ni
paralizaciones, menos aun cuando estos eventos sean motivados por in-
tereses de la política partidaria; sin embargo, se reserva estos derechos
constitucionales para su aplicación en casos extremos cuya naturaleza y
magnitud del problema así lo justifquen.
TÍTULO TERCERO: DE LOS FINES
Artículo siete: la OCC–ll cumplirá sus fnes con criterio imparcial, objetivo
y con el debido sustento técnico, privilegiando los intereses del país ante
cualquier otro interés personal o de grupo, manteniéndose totalmente al
margen de la política partidaria, a fn de poder analizar la realidad sin más
parámetros que los intereses del país, garantizando de esta manera su pu-
reza institucional y su fuerza moral.
La OCC–ll cumplirá los siguientes fnes, cuyo enunciado tiene el carácter de
indicativo mas no limitativo:
A) promover en el país una cultura y conciencia colectiva que, con criterio
justo y equitativo, reconozca la presencia y actuación del universo de ciuda-
danos contribuyentes con obligaciones y derechos, como base del estado–
pueblo organizado adecuadamente.
Al respecto, cabe indicar que la principal obligación de los ciudadanos con-
tribuyentes consiste en el pago de impuestos, contribuciones y tasas, para
cubrir el costo del servicio de administración del país, y su principal derecho
es exigir buena calidad de los servicios por los cuales están pagando.
B) asumir la defensa de los derechos constitucionales de los ciudadanos
contribuyentes asociados frente a los abusos y excesos de las autoridades
del estado–gobierno, en los niveles central, regional y local.
C) asumir corporativamente las obligaciones y derechos de los ciudadanos
contribuyentes en el reto del proceso de desarrollo del país, en los niveles
central, regional y local.
Al respecto, podrá tomar iniciativas bien sustentadas para promover las
grandes y profundas reformas estructurales que nuestro país necesita para
superar las principales causas origen de la pobreza y del subdesarrollo.
D) promover y exigir la aplicación racional y transparente de los recursos
públicos por parte del estado–gobierno, cuya gestión debe refejarse en re-
sultados exitosos a favor del país. En esta perspectiva, se requieren políticas
de estado concretas y efcaces para el combate del fagelo de la corrupción
y la improvisación en la administración pública.
DR–S21 y LASINPERU
145
LibrosEnRed
E) tomar las iniciativas pertinentes para promover la formalización del pro-
ceso de selección, contratación, suministro y supervisión del servicio de
administración del país en los niveles nacional, regional y local, en concor-
dancia con el artículo 76 de la constitución política del estado.
F) promover la instalación de una cultura de evaluación por resultados en
la gestión pública y apoyar al poder civil en su labor de supervisión del su-
ministro del servicio de administración del país, para lo cual mantendrá una
adecuada relación de coordinación.
G) ejercer adecuadamente el derecho constitucional de referéndum, así co-
mo el derecho de revocatoria, remoción y destitución de las autoridades
que, a la luz de los resultados de gestión, no estén cumpliendo a cabalidad
las funciones encomendadas o que resulten comprometidas en actos de
corrupción debidamente probados.
H) integrar el consejo superior de desarrollo de nivel departamental y, even-
tualmente, el consejo superior de desarrollo de nivel nacional.
I) promover o ejecutar programas específcos de educación cívica y capaci-
tación, seguridad ciudadana, desarrollo comunitario, información de inte-
rés general y otros.
J) promover la adquisición y administración de medios de comunicación
propios o compartidos con la federación de la occ de nivel nacional.
K) las demás acciones pertinentes, sin más limitación que el marco de la
constitución y la ley.
Artículo ocho: para el cumplimiento de sus fnes, la OCC–ll podrá contar
con el soporte técnico de profesionales altamente califcados remunerados,
preseleccionados o suministrados por prode–perú, en su condición de orga-
nización promotora de la occ.
También podrá recibir soporte técnico de otras organizaciones sin fnes de
lucro y de profesionales independientes expertos que deseen hacerlo en
condición de voluntarios.
Artículo nueve: para el desarrollo de sus actividades, la OCC–ll podrá:
A) contratar y celebrar contratos de cualquier naturaleza con personas na-
turales y jurídicas nacionales y extranjeras del sector público y privado.
B) aceptar y otorgar donaciones diversas, recibir transferencias del sector
público, establecer y mantener relaciones con otras entidades nacionales y
J-R
146
LibrosEnRed
extranjeras del sector público y privado que realicen actividades relaciona-
das con los objetivos institucionales de la OCC–ll.
C) adquirir o enajenar toda clase de bienes y servicios.
D) recibir la asistencia técnica y fnanciera de organismos nacionales e inter-
nacionales para el cumplimiento de sus fnes.
TÍTULO CUARTO: DE LOS ASOCIADOS
Artículo diez: son asociados activos de la OCC–LL las personas naturales
y las personas jurídicas que lo fundaron. En ambos casos, la condición de
asociados activos a través del tiempo está supeditada al cumplimiento de
las obligaciones estipuladas en estos estatutos.
Califcan para su admisión posterior como asociados activos de la OCC–LL,
siguiendo las pautas de estos estatutos, el sector de ciudadanos contribu-
yentes que desean afliarse individualmente, incluidos los estudiantes uni-
versitarios, las organizaciones de base de la población y las organizaciones
gremiales no politizadas.
Son asociadas natas de la OCC–ll las fliales provinciales constituidas para
los fnes de la occ y en concordancia con estos estatutos.
Las fliales ubicadas en el extranjero podrán acreditar un representante en
el perú para cubrir los casos en que sea necesario su presencia física.
Artículo once: son asociados pasivos todos los ciudadanos contribuyentes
sin discriminación alguna por razones de su credo religioso, ideología po-
lítica, raza, etcétera, salvo aquellos que, por su propia y libre decisión, no
desean formar parte de la OCC–ll.
Cabe precisar que la condición de total independencia con respecto a la po-
lítica partidaria de la que se habla más adelante en estos estatutos es única
y exclusivamente aplicable para acceder a los cargos de representantes de
los asociados y de nivel directivo de la asociación, en concordancia con los
fnes institucionales.
Artículo doce: la OCC–ll podrá ser fundada con un mínimo de diez (10) per-
sonas naturales del sector de ciudadanos contribuyentes que desean parti-
cipar individualmente y una (1) persona jurídica.
DR–S21 y LASINPERU
147
LibrosEnRed
En la organización interna de la OCC–ll, el sector de ciudadanos contribu-
yentes asociados individualmente, en conjunto, tendrá el mismo trato que
corresponde a una organización asociada con personería jurídica.
En el caso de las fliales provinciales y distritales, podrán fundarse solamen-
te por el sector de ciudadanos contribuyentes afliados individualmente.
Dichas fliales aprobarán su propia organización interna dentro del contex-
to de estos estatutos, contando para tal efecto con la asesoría de la flial
departamental.
Artículo trece: a fn de agilizar la gestión institucional, luego de la inscrip-
ción de la escritura pública de constitución de la OCC–ll en los registros
públicos, el sector de ciudadanos contribuyentes que participan individual-
mente, mediante asamblea general, elegirán un delegado como represen-
tante permanente por un periodo de 2 años, pudiendo ser reelegido; esta
representación no excluye el contacto directo de los afliados individuales
con el nivel directivo de la asociación ni la canalización directa de sus inicia-
tivas individuales bien sustentadas.
También elegirán y acreditarán a sus delegados para la asamblea general
de la OCC–ll y, cuando sea necesario, elegirán a sus candidatos para la re-
novación del consejo directivo.
Tanto el delegado permanente como los delegados para la asamblea gene-
ral y los candidatos para el consejo directivo deben ser personas totalmente
ajenas a cualquier compromiso con la política partidaria y, en lo posible,
profesionales altamente califcados.
En el caso de no realizar estas diligencias oportunamente, el consejo direc-
tivo de la OCC–ll tiene facultad para realizar esta elección entre los afliados
individuales mejor preparados y con vocación de servicio de dicho sector.
Artículo catorce: las personas jurídicas asociadas también, luego de la ins-
cripción de la escritura pública de constitución de la OCC–ll en los registros
públicos, elegirán a sus delegados para la asamblea general de la asocia-
ción y, cuando sea necesario, a sus candidatos para la renovación del con-
sejo directivo, cuyos representantes deben tener el mismo perfl personal
indicado en el artículo trece de estos estatutos.
Artículo quince: la OCC–ll podrá ejercer su derecho de veto a las per-
sonas acreditadas como representantes de los asociados en el caso de
J-R
148
LibrosEnRed
encontrar indicios razonables que las vinculen con la actividad política
partidaria. En tal caso, los asociados designarán a otros representantes
exentos de causales de veto.
Artículo dieciséis: para ser admitido como socio activo se requiere:
A) en el caso de personas jurídicas, presentar una solicitud de admisión al
consejo directivo adjuntando copia de la escritura de constitución inscrita
en los registros públicos, una copia del acta en que se tomó el acuerdo de
afliación, un ejemplar de sus estatutos vigentes y una copia de vigencia
de poder legalizado de quien ejerce su representación, y ser aceptada su
admisión por acuerdo del consejo directivo.
B) en el caso del sector de ciudadanos contribuyentes que desean partici-
par individualmente, solamente se requiere una fcha de afliación con sus
datos personales, incluida una declaración jurada mediante la cual se com-
promete a no realizar actividades de política partidaria dentro del ámbito
y competencias de la OCC–ll o de la occ de nivel nacional.
Artículo diecisiete: derechos de los socios activos:
A) participar con voz y voto en las asambleas generales de socios y demás
reuniones que se convoquen.
B) elegir y ser elegidos para los cargos de nivel directivo. Los socios activos
no fundadores pueden ocupar cargos directivos después de dos años de
antigüedad.
C) obtener información sobre la gestión técnica, económica, administrativa
y fnanciera de la OCC–ll.
D) solicitar al consejo directivo la convocatoria a asamblea general extraor-
dinaria, de conformidad con lo establecido en estos estatutos.
Artículo dieciocho: son obligaciones de los asociados activos:
A) cumplir las disposiciones contenidas en los estatutos y reglamentos in-
ternos de la OCC–ll.
B) acatar los acuerdos tomados por la asamblea general y por el consejo
directivo.
C) aceptar y cumplir con lealtad y efciencia los cargos, comisiones y en-
cargos que les sean asignados.
DR–S21 y LASINPERU
149
LibrosEnRed
D) cancelar dentro de los plazos establecidos las cuotas ordinarias y extraor-
dinarias, así como otras obligaciones que acuerde la asamblea general o el
consejo directivo.
E) mantener su plena identifcación con los objetivos y las metas de la OCC–ll.
Artículo diecinueve: la calidad de asociado activo se pierde:
A) por renuncia escrita presentada ante el consejo directivo.
B) por disolución de la persona jurídica asociada.
C) por incumplimiento reiterativo más de tres veces consecutivas en el pago
de sus cuotas ordinarias.
D) por exclusión acordada por el consejo directivo debido a las siguientes
causales:
D.1) reiterado incumplimiento en las obligaciones establecidas en los esta-
tutos y en los reglamentos internos.
D.2) atentar contra el patrimonio de la OCC–ll o malversar sus fondos.
D.3) falta grave contra las normas de ética y de interés institucional prescri-
tas por la OCC–ll.
D.4) utilizar la razón social o los bienes de la OCC–ll o de la occ de nivel na-
cional con propósitos ajenos a la fnalidad institucional.
D.5) cometer actos debidamente comprobados que pongan en riesgo la
estabilidad y el buen nombre de la OCC–ll o de la occ de nivel nacional.
Artículo veinte: los asociados en falta serán sancionados con amonestación,
suspensión y exclusión, en forma gradual y de acuerdo con la gravedad de
la falta.
El procedimiento de aplicación de estas sanciones será establecido en el
reglamento interno.
Artículo veintiuno: la calidad de asociado es inherente a la persona jurídica
o persona natural afliada; y, por tanto, no es transferible.
TÍTULO QUINTO: DEL RÉGIMEN ECONÓMICO
Artículo veintidós: son recursos económicos de la OCC–ll los ingresos y
las rentas que se obtengan por:
J-R
150
LibrosEnRed
A) las cuotas de admisión de los asociados fundadores, cuyo monto será de
doscientos y 00/100 nuevos soles (s/. 200.00) para las personas jurídicas y de
uno y 00/100 nuevos soles (s/. 1.00) para las personas naturales.
Las cuotas de admisión de los asociados que sean admitidos posteriormen-
te, cuyo monto será la suma equivalente a una unidad impositiva tributaria
(uit) vigente a la fecha de pago para las personas jurídicas y de uno y 00/100
(s/. 1.00) para las personas naturales.
B) las cuotas ordinarias mensuales, cuyo monto será el equivalente al 1%
de la uit) vigente a la fecha de pago para las personas jurídicas asociadas y
de uno y 00/100 (s/. 1.00) para las personas naturales asociadas individual-
mente, las mismas que serán pagadas dentro de los quince días calendarios
siguientes al mes vencido.
C) en el caso especial de prode–perú, por cuanto en su condición de orga-
nización promotora asumió el costo total de la investigación, formulación y
edición del proyecto sinpac, origen de la occ, y además brindara el soporte
técnico en la fase de funcionamiento de la OCC–ll, queda exonerada del
pago de la cuota de admisión como asociada fundadora y de las cuotas
ordinarias mensuales; sin embargo, podrá realizar donaciones cuando lo
considere conveniente.
Por otra parte, los estudiantes universitarios afliados y los ciudadanos en
condición de desocupados están exonerados de todo pago.
D) donaciones efectuadas por sus socios.
E) las cuotas extraordinarias y otras obligaciones que acuerde la asamblea
general.
F) los intereses percibidos por la colocación de sus fondos en la banca e
instituciones fnancieras.
G) donaciones y legados recibidos de personas naturales y jurídicas nacio-
nales y extranjeras.
H) las transferencias del gobierno central o nacional, de los gobiernos re-
gionales y de los gobiernos locales.
I) cualquier otra renta o ingreso de procedencia lícita.
TÍTULO SEXTO: DEL PATRIMONIO SOCIAL
Artículo veintitrés: el patrimonio neto de la OCC–ll está constituido por
los siguientes conceptos:
DR–S21 y LASINPERU
151
LibrosEnRed
A) los bienes muebles e inmuebles que adquiera o reciba a título gratuito.
B) las donaciones, legados y otros recursos análogos que se reciban a título
gratuito de personas naturales y jurídicas nacionales y extranjeras.
C) los excedentes producidos por las actividades realizadas.
D) el producto de la revaluación de los bienes de activo fjo.
Artículo veinticuatro: el ejercicio económico de la OCC–ll se inicia el 1º de
enero y termina el 31 de diciembre de cada año.
TÍTULO SÉPTIMO: DEL RÉGIMEN ADMINISTRATIVO
Artículo veinticinco: la OCC–ll es una organización de tipo horizontal, sin per-
juicio de la integración institucional y unidad de criterio a nivel nacional; como
flial departamental tiene autonomía técnica, económica y administrativa.
Los órganos de gobierno de la OCC–ll son los siguientes:
– a) la asamblea general de delegados;
B) el consejo directivo;
C) el consejo consultivo (opcional);
D) la dirección ejecutiva.
CAPÍTULO I
DE LA ASAMBLEA GENERAL DE DELEGADOS
Artículo veintiséis: la asamblea general de delegados de nivel departamen-
tal constituye la máxima autoridad de la OCC–ll en su respectiva jurisdic-
ción y está conformada por tres (3) delegados designados y acreditados
por cada organización asociada activa y tres (3) delegados del sector de los
ciudadanos contribuyentes que participan individualmente.
También forman parte de la asamblea general de delegados los represen-
tantes legales de las fliales provinciales.
Artículo veintisiete: los acuerdos de la asamblea general de delegados
se adoptan por mayoría simple conformada por la mitad más uno de vo-
J-R
152
LibrosEnRed
tos de los delgados presentes y obligan a todos los asociados presentes
y ausentes a su estricto cumplimiento.
El derecho al voto será ejercido individualmente por cada uno de los dele-
gados acreditados que se encuentren presentes.
Artículo veintiocho: la asamblea general de delegados se reunirá ordina-
riamente una vez al año y extraordinariamente las veces que sea necesario.
Sus sesiones serán presididas por el presidente del consejo directivo o por
el vicepresidente en caso de ausencia física temporal del titular.
Artículo veintinueve: la asamblea general ordinaria deberá realizarse en el
mes de abril del año siguiente al ejercicio económico anual fenecido. Co-
rresponde a la asamblea general ordinaria las siguientes atribuciones:
A) aprobar los estatutos de constitución.
B) designar por primera vez al director ejecutivo y al director adjunto.
C) aprobar o desaprobar la gestión administrativa de la OCC–ll, así como el
balance general y los estados fnancieros de cada ejercicio económico.
D) decidir sobre la aplicación de los benefcios obtenidos.
Artículo treinta: compete a la asamblea general extraordinaria:
A) aprobar la modifcación parcial o total de los estatutos e interpretar su
contenido en caso de duda sobe algún aspecto específco.
B) elegir, revocar o remover a los miembros del consejo directivo.
C) disponer investigaciones y auditorías.
D) resolver en última instancia sobre las apelaciones de los socios excluidos
por causales distintas al pago oportuno de sus cuotas ordinarias.
E) disolver y liquidar la OCC–ll.
F) resolver otros asuntos de gran trascendencia que rebasen las facultades
del consejo directivo.
Artículo treinta y uno: las asambleas generales serán convocadas por el
presidente del consejo directivo, previo acuerdo del consejo directivo o a
solicitud escrita por la mayoría simple de los delegados de los asociados
activos, con anticipación de 5 días calendarios, mediante esquela personal
DR–S21 y LASINPERU
153
LibrosEnRed
o publicación en el diario local de mayor circulación que contenga la indi-
cación del lugar, día, hora, así como los puntos a tratar.
En caso de ausencia física o impedimento temporal del titular, la convoca-
toria podrá ser realizada por el vicepresidente del consejo directivo, quien
presidirá la asamblea general.
Artículo treinta y dos: con relación al quórum reglamentario para la validez
de las reuniones de las asambleas generales, se requiere, en la primera con-
vocatoria, la concurrencia de la mitad más uno del total de delegados de
los asociados activos; en la segunda convocatoria, será válida con cualquier
número de delgados presentes.
Para los casos especiales correspondientes a modificación o reforma de
estatutos y liquidación o disolución, en segunda citación será válida
con cualquier número de delegados que representen no menos de un
cuarto de los asociados activos. Los acuerdos se adoptan por mayoría
simple conformada por la mitad más uno de votos de los delegados
concurrentes.
Artículo treinta y tres: cuando la asamblea general no se llegara a realizar
en la primera citación en la hora indicada, implícitamente la segunda cita-
ción será para la hora siguiente, cumplida la cual, se realizará válidamente
con los delegados que concurran.
Artículo treinta y cuatro: las sesiones de la asamblea general constarán en
el libro de actas y llevarán la frma de todos los delegados asistentes. Los
asociados que no estuvieran conformes con algunos acuerdos tomados po-
drán expresar su desacuerdo haciendo constar en actas, el mismo que debe
ser refrendado con su frma por el delegado que formula la observación; en
caso contrario, el desacuerdo no será tomado en cuenta.
Las actas podrán asentarse en un libro especialmente abierto para dicho
efecto, en hojas sueltas o en cualquier otra forma que permita la ley.
Cuando consten en libro o documento, estos serán legalizados conforme
a ley.
Artículo treinta y cinco: todo socio activo tiene derecho a impugnar judi-
cialmente los acuerdos que violen las disposiciones legales o estatutarias. El
procedimiento a seguir es el que establece el artículo 92 del código civil.
J-R
154
LibrosEnRed
CAPÍTULO II
DEL CONSEJO DIRECTIVO
Artículo treinta y seis: la alta dirección de la OCC–ll está a cargo del conse-
jo directivo, el mismo que tiene amplios poderes para dirigir la institución,
con excepción de aquellos cuya resolución corresponda por ley y por estos
estatutos a la asamblea general o a la dirección ejecutiva.
En concordancia con la naturaleza y fnes de la OCC–ll, los miembros del
consejo directivo deben ser preferentemente profesionales altamente ca-
lifcados, de reconocida solvencia técnica y necesariamente libres de todo
compromiso con la política partidaria.
El consejo directivo estará conformado por siete (7) miembros, quienes asu-
mirán los siguientes cargos:
– presidente;
– vicepresidente;
– secretario;
– tesorero;
– vocal;
– vocal;
– vocal.
Artículo treinta y siete: los miembros del consejo directivo serán elegidos de
entre hasta dos (2) candidatos propuestos por cada una de las organizaciones
asociadas activas, incluido el sector de asociados individuales. En el caso de que
el número de candidatos resultara insufciente para cubrir todos los cargos del
consejo directivo, los asociados activos podrán proponer más de 2 candidatos.
Excepcionalmente por convenir a los fnes de la OCC–ll, podrán ser pro-
puestas personas de reconocida solvencia ética y profesional que no for-
man parte de ninguna organización o sector asociado.
Los miembros del consejo directivo serán elegidos por dos (2) años, pudien-
do ser reelegidos para períodos sucesivos.
Artículo treinta y ocho: el quórum reglamentario para la validez de las
sesiones del consejo directivo estará conformado por la presencia de la ma-
yoría simple de sus miembros equivalente a cuatro (4).
DR–S21 y LASINPERU
155
LibrosEnRed
Los acuerdos serán tomados por mayoría simple de votos del total de miem-
bros presentes.
Corresponde al consejo directivo:
A) aprobar el plan estratégico de operaciones y el presupuesto institucional.
B) aprobar la organización y las funciones de la dirección ejecutiva, así co-
mo sus modifcaciones.
C) aprobar el reglamento interno institucional.
D) acordar la convocatoria a asamblea general.
E) aceptar la renuncia de los miembros del consejo directivo.
F) aprobar la creación y el cierre de sucursales o fliales.
G) designar y remover al director ejecutivo y al director adjunto, así como
aprobar sus niveles remunerativos.
H) presentar a la asamblea general la memoria y el balance general anual
de la institución.
I) aprobar el ingreso de nuevos socios.
J) aprobar la renuncia de socios.
K) autorizar las transacciones institucionales cuyo valor unitario supere la
suma de us. $ 1.000. 000.
L) ejercer cualquier otra facultad que le delegue la asamblea general en
concordancia con estos estatutos.
Artículo treinta y nueve: la convocatoria para las sesiones será realizada
por el presidente del consejo directivo o por el vicepresidente en caso de
ausencia física temporal del titular, mediante esquela personal con una an-
ticipación de 3 días calendarios, con indicación de lugar, día, hora y agenda
a tratar.
En el caso de encontrarse presentes la totalidad de los miembros con la f-
nalidad de tomar acuerdos institucionales, la sesión será legalmente válida
sin necesidad de convocatoria previa.
Las sesiones constarán en el libro de actas y llevará la frma de todos los
miembros asistentes.
Artículo cuarenta: corresponde a los miembros del consejo directivo las si-
guientes funciones generales:
J-R
156
LibrosEnRed
A) el presidente dirige las sesiones del consejo directivo, tiene la facultad
de citar a los asociados para la realización de asambleas generales y preside
dichas asambleas.
B) el vicepresidente asume las funciones del presidente en caso de ausencia
física o impedimento temporal del titular, con las mismas atribuciones y
responsabilidades.
C) el secretario apoya al presidente y está a cargo de la gestión documen-
taria y archivo del consejo directivo, toma nota de los acuerdos adoptados
en las sesiones y lleva el libro de actas.
D) el tesorero supervisa el movimiento económico de la OCC–ll, para lo cual
coordina con la ofcina de administración.
E) el vocal propone políticas de desarrollo institucional y medidas correcti-
vas para mejorar los resultados de gestión.
Artículo cuarenta y uno: los miembros del consejo directivo son solidaria-
mente responsables ante la OCC–ll por el cumplimiento de las atribuciones
y obligaciones señaladas en estos estatutos, así como de los efectos deri-
vados de los acuerdos que adopten en sus sesiones; excepto aquellos que
no hayan participado en la sesión respectiva o que dejen constancia de su
oposición a determinados acuerdos en el acta correspondiente debidamen-
te frmada.
CAPÍTULO III
DEL CONSEJO CONSULTIVO
Artículo cuarenta y dos: opcionalmente la OCC–ll podrá contar con un
consejo consultivo como órgano de asesoría externa conformado por pro-
fesionales altamente califcados y de reconocida solvencia ética, libres de
cualquier compromiso con la política partidaria, designados por las univer-
sidades y por los colegios profesionales.
También podrán integrar el consejo consultivo expertos designados por otras
organizaciones sin fnes de lucro, identifcadas con los objetivos de la occ.
Artículo cuarenta y tres: dado que el consejo consultivo es un estamento de
asesoría externa ad honorem, sus miembros tienen facultad para diseñar y
aprobar su propia organización interna.
DR–S21 y LASINPERU
157
LibrosEnRed
Artículo cuarenta y cuatro: son funciones generales del consejo consultivo
las siguientes:
A) formular propuestas bien sustentadas relacionadas con los intereses del
país, concordantes con los fnes institucionales de la occ.
B) brindar asesoría especializada a la occ, en temas de interés general, para
el mejor cumplimiento de sus fnes institucionales.
C) otras funciones complementarias o concurrentes.
CAPÍTULO IV
DE LA DIRECCIÓN EJECUTIVA
Artículo cuarenta y cinco: la administración y representación legal de la
OCC–ll estará a cargo de la dirección ejecutiva, cuya estructura orgánica
contará con un órgano de asesoramiento, un órgano de apoyo y los órga-
nos de línea que fueran necesarios.
Artículo cuarenta y seis: la dirección ejecutiva estará a cargo de un profe-
sional altamente califcado, con experiencia exitosa en cargos de responsa-
bilidad en entidades de envergadura, quien será designado por el consejo
directivo con el cargo de director ejecutivo, entre los representantes de los
socios activos, que reúnan las condiciones antes indicadas.
Excepcionalmente, por convenir a los intereses institucionales, podrá desig-
narse en este cargo a un profesional altamente califcado que no represen-
te a ninguna organización o sector asociado de la OCC–ll.
El director ejecutivo tiene todas las facultades y obligaciones necesarias
para una gestión exitosa frente a la administración de la OCC–ll, con excep-
ción de las atribuciones y responsabilidades que por ley y por estos estatu-
tos corresponden a la asamblea general y al consejo directivo.
Artículo cuarenta y siete: a fn de fortalecer la administración del de la
OCC–ll, la dirección ejecutiva podrá contar con el apoyo permanente de un
director adjunto.
En caso de ausencia física o impedimento temporal del director ejecuti-
vo, el director adjunto asume las funciones de la dirección ejecutiva, en
condición de director ejecutivo encargado (e), con las mismas atribucio-
nes y responsabilidades del titular.
J-R
158
LibrosEnRed
Artículo cuarenta y ocho: corresponde a la dirección ejecutiva:
A) organizar, planifcar, dirigir y supervisar el funcionamiento de la direc-
ción ejecutiva.
B) formular y proponer ante el consejo directivo el plan estratégico de ope-
raciones de la OCC–ll como el presupuesto institucional.
C) evaluar los resultados de gestión obtenidos y tomar las medidas correc-
tivas del caso.
D) ejercer la representación legal de la OCC–ll en el cumplimiento de sus
fnes y en todos los casos necesarios.
E) designar y remover a los ejecutivos, expertos y personal remunerado de
la OCC–ll, determinando sus niveles remunerativos, con cargo a dar cuenta
al consejo directivo.
F) celebrar convenios, contratos y compromisos de diversa naturaleza con
personas naturales y jurídicas nacionales y extranjeras, en relación con los
objetivos y las metas de la OCC–ll.
G) abrir y cerrar cuentas bancarias, girar, endosar y cobrar cheques.
H) realizar toda clase de operaciones vinculadas al sistema fnanciero.
I) adquirir y enajenar bienes muebles, inmuebles, maquinaria y equipo de
propiedad de la OCC–ll.
J) aprobar el ingreso y retiro de voluntarios.
K) todas las demás atribuciones y responsabilidades inherentes a su cargo,
sin más limitaciones que el marco de la ley y estos estatutos.
L) las funciones específcas de los órganos estructurados de la dirección
ejecutiva serán indicados en el manual de organización y funciones que, a
propuesta del director ejecutivo, será aprobado por el consejo directivo.
TÍTULO OCTAVO: DE LA MODIFICACIÓN DE ESTATUTOS
Artículo cuarenta y nueve: el presente estatuto podrá ser modifcado o
reformado total o parcialmente, por acuerdo de asamblea general extraor-
dinaria de delegados de los asociados activos, a solicitud del director eje-
cutivo, por convenir a los intereses de la asociación o a solicitud de, por lo
menos, la mitad más uno de los socios hábiles.
TÍTULO NOVENO: DE LA DISOLUCIÓN Y LIQUIDACIÓN
DR–S21 y LASINPERU
159
LibrosEnRed
Artículo cincuenta: la disolución de la OCC–ll podrá ser acordada por la
asamblea general, siempre que hubiera sido convocada especialmente
para tal efecto.
Artículo cincuenta y uno: la OCC–ll se disuelve de pleno derecho cuando no
funciona según sus estatutos.
Artículo cincuenta y dos: la OCC–ll se disuelve por declaración de quiebra,
en caso de suspensión de pagos por insolvencia; el consejo directivo debe
solicitar la declaración de quiebra de la OCC–ll conforme a la ley sobre la
materia y bajo responsabilidad ante los acreedores por daños y perjuicios
que resultaran de la omisión.
Artículo cincuenta y tres: en caso de disolución de la OCC–ll, después de
canceladas las obligaciones pendientes, su patrimonio resultante será en-
tregado en donación a otra entidad similar sin fnes de lucro y que realice
actividades paralelas o complementarias a las de la OCC–ll; lo que será de-
terminado en la última asamblea general, en la cual se acordará la disolu-
ción.
Artículo cincuenta y cuatro: la liquidación de la OCC–ll se efectuará por el
consejo directivo. A su conclusión, convocar á a asamblea general para ren-
dir cuentas de las acciones efectuadas.
160
LibrosEnRed
PROYECTO DERIVADO
LA SEGUNDA INDEPENDENCIA DE PERÚ
ÍNDICE
LA SEGUNDA INDEPENDENCIA DE PERÚ
INTRODUCCIÓN 168
MENSAJE PARA LA JUVENTUD 171
CAPÍTULO I - IDENTIFICACIÓN DEL PROYECTO 173
1.1 – NOMBRE DEL PROYECTO 173
1.2 – TIPO DE PROYECTO 173
1.3 – UBICACIÓN GEOGRÁFICA 173
1.4 – DURACIÓN ESTIMADA 175
1.5 – UNIDADES EJECUTORAS 175
1.6 – BENEFICIARIOS DEL PROYECTO 176
CAPÍTULO II - JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO 177
2.1 – RESEÑA HISTÓRICA 177
a) El imperio de los Incas 177
b) La conquista y el Gobierno Colonial 180
c) La Primera Independencia 185
2.2 – DIAGNÓSTICO – EL PERÚ DE HOY 190
a) Territorio y Población 190
b) Quiebra de los valores éticos y morales 191
c) Un sistema democrático falso y excluyente 192
d) Un Estado–Gobierno Opresor 193
e) Los fagelos de la corrupción y la improvisación 195
f) Perfl de acción de los Poderes del Estado
y de sus operadores 197
g) Los órganos de supervisión y control 205
h) Acerca del modelo económico 206
i) Sobre la anunciada reforma constitucional 208
j) Resultados de gestión del sistema tradicional 209
k) Camino hacia el colapso total 218
l) Mansedumbre y resignación del pueblo 220
2.3 – ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN AL PROBLEMA
POR RESOLVER 220
2.4 – ALTERNATIVA DE SOLUCIÓN ELEGIDA 222
2.5 – CONDICIONES ACTUALES PARA LA EJECUCIÓN
DEL PROYECTO 222
a) Recursos humanos 222
b) Recursos científcos y tecnológicos 223
c) Recursos materiales 223
d) Recursos fnancieros 223
e) Situación coyuntural 224
2.6 – ESTIMACIÓN DE IMPACTOS 224
a) Impactos positivos directos 224
b) Impactos colaterales negativos 225
c) El poder disuasivo del pueblo organizado 225
CAPÍTULO III - M I S I Ó N 226
3.1 – O B J E T I V O S 226
a) Objetivos generales 226
b) Objetivos específcos 226
3.2 – M E T A S 227
a) Metas de corto plazo 227
b) Metas de mediano plazo 227
c) Metas de largo plazo 227
CAPÍTULO IV - V I S I Ó N 229
4.1 – PRINCIPIOS GENERALES BÁSICOS DEL PROYECTO 229
a) El hombre como arquitecto de su propio destino 229
b) Nuestra concepción del mundo y de la vida 230
c) El reto del desarrollo, una tarea de
responsabilidad compartida 231
d) Equilibrio entre el ejercicio del poder
y el cumplimiento del deber 232
e) Honestidad y transparencia en todo lo actuado 232
f) Trabajar y dejar trabajar 232
g) Esquema general del proyecto 232
4.2 – MODELO ECONÓMICO 235
a) Criterio fundamental para evaluar
un modelo económico 235
b) Economía de libre mercado con
responsabilidad social 235
c) Flexibilidad del modelo económico 236
d) Promoción y fortalecimiento de la
inversión privada 236
e) Promoción y fortalecimiento de la
pequeña y mediana empresa 238
f) Promoción y fortalecimiento de la
pequeña y mediana agricultura 238
g) El Estado como promotor del desarrollo 239
h) Presencia del Estado en espacios estratégicos 240
i) Frente a los retos de la globalización 240
4.3 – PLANTEAMIENTO TÉCNICO PARA LA EJECUCIÓN
DEL PROYECTO 241
a) Estrategia para afrontar la situación–problema
por resolver 241
b) Profundas reformas estructurales para lograr
la Segunda Independencia 242
c) Refundación de la república 244
d) Revolución cultural de largo alcance 244
e) Nueva clase política, honesta y técnicamente capaz 245
f) Buenos programas y buenos equipos técnicos 245
g) Supervisión y evaluación por resultados 246
h) Defensa territorial y fuerzas armadas 246
CAPÍTULO V - RESULTADOS ESPERADOS 248
5.1 – CONDICIONES PROPICIAS ESTABLES
PARA EL DESARROLLO 248
a) La honestidad como soporte cualitativo 248
b) Nuevos patrones de conducta 248
c) Actitud positiva y solidaria 249
d) Sector privado altamente competitivo 249
5.2 – MEJORA DEL NIVEL DE VIDA 249
a) Mejora del nivel de vida de los pobres 249
b) Seguridad y tranquilidad para los ricos 249
c) Efciencia y efcacia en los servicios públicos 250
5.3 – SOLUCIÓN DEL PROBLEMA DE MIGRACIÓN
A OTROS PAÍSES 250
a) ¿Por qué razones la gente abandona
su país de origen? 250
b) Solución integral del problema migratorio 251
CAPÍTULO VI - REFUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA 252
6.1 – NUEVO MODELO DE DEMOCRACIA 252
a) Democracia Real del Siglo XXI 252
b) Instalación del nuevo modelo de democracia 252
6.2 – NUEVO ENFOQUE DEL CONTRATO SOCIAL 253
a) Objeto del Contrato Social 253
b) El Estado–Pueblo en su condición de cliente 253
c) El Estado–Gobierno en su condición de proveedor 254
d) Condiciones mínimas para obtener un buen
servicio de multimillonario costo 255
6.3 – REFORMA DEL ESTADO–GOBIERNO 258
a) El Consejo Superior de Desarrollo 258
b) Congreso bicameral con no más de
120 congresistas 260
c) Redimensionamiento del tamaño
del Estado–Gobierno 260
d) Nuevo perfl personal de los representantes
de los Poderes del Estado 264
e) Sustento de la autonomía e Independencia
de los Poderes del Estado 265
f) El planeamiento estratégico 266
g) Soporte cualitativo de la nueva república 267
h) Liberación de los organismos con funciones
de supervisión y control 267
i) Nueva estructura orgánica del Estado–Gobierno 268
6.4 – CRITERIOS BÁSICOS PARA LA REFORMA DE LA
ADMINISTRACIÓN PÚBLICA 268
a) Gerencia por objetivos y enfoque por resultados 268
b) Relación benefcio–costo y austeridad
en el gasto público 269
c) Diseño y aplicación de sistemas de medición
de resultados 269
d) Simplifcación administrativa por medios digitales 269
e) Drástica reducción de regulaciones para la
actividad del sector privado 270
f) Efciencia y efcacia, garantía de
estabilidad laboral 270
g) Estímulo a la efciencia y sanción a la inefciencia 270
h) Negligencia e incompetencia en los cargos;
causales de despido 271
i) Evaluación por los resultados de gestión
individual e institucional 271
j) El paquete normativo y la organización
al servicio del ciudadano, mas no a la inversa 271
k) Condiciones para el éxito de los procesos
de reorganización de entidades públicas 272
l) Condiciones para la estabilidad del personal
de alta dirección 272
6.5 – ADECUACIÓN DEL ORDENAMIENTO LEGAL 272
a) Reforma parcial de la constitución
política del Estado 273
b) Reforma parcial del código penal 273
c) Reforma parcial de la ley de participación
y control ciudadano 274
d) Reforma parcial de la ley de partidos políticos 274
6.6 – POLÍTICAS PÚBLICAS EN TEMAS
DE ALTA PRIORIDAD 274
6.7 – CRITERIOS BÁSICOS PARA EL
FORTALECIMIENTO DEL SECTOR PRIVADO 274
a) El crecimiento del sector privado como
fuente generadora de riqueza 275
b) La competitividad empresarial como reto
frente a la globalización 275
c) Reconocimiento al valor del éxito personal
e institucional 275
d) Oportunidad de progreso para todos 275
e) Actitud positiva y solidaria 276
CAPÍTULO VII - MODALIDAD DE EJECUCIÓN DEL PROYECTO 277
7.1 – EJECUCIÓN POR ETAPAS 277
a) Primera etapa. Desarrollo del sustento técnico 277
b) Segunda etapa. Organización del Estado–Pueblo 277
c) Tercera etapa. Ejecución del proyecto 277
7.2 – FACTORES DE INCERTIDUMBRE 278
a) Condiciones determinantes para la ejecución
del proyecto 278
b) ¿Por qué es necesario un referéndum para
la aprobación del proyecto? 278
c) Responsabilidad de los ciudadanos electores 279
d) Previsible resistencia de las clases privilegiadas
que se benefcian de la crisis 279
e) Capacidad para analizar el trasfondo
de la contracampaña 280
7.3 – FECHA DE INICIO PROYECTADA 280
CAPÍTULO VIII - FINANCIAMIENTO 282
8.1 – BÚSQUEDA DEL FINANCIAMIENTO 282
8.2 – FINANCIAMIENTO DE LA PRIMERA ETAPA 283
8.3 – FINANCIAMIENTO DE LA SEGUNDA ETAPA 284
8.4 – FINANCIAMIENTO DE LA TERCERA ETAPA 284
8.5 – CRONOGRAMA DE EJECUCIÓN DEL PROYECTO 285
CAPÍTULO IX - PROYECTOS DE REFORMA DE
DISPOSITIVOS LEGALES TRASCENDENTES 286
9.1 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL
DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA 286
9.2 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL
DEL CÓDIGO PENAL 294
9.3 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL
DE LA LEY Nº 26300 DE PARTICIPACIÓN Y CONTROL
CIUDADANO 295
9.4 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL DE LA LEY
DE PARTIDOS POLÍTICOS 295
CAPÍTULO X - GENERACIONES COMPLEMENTARIAS 297
Acerca del autor 298
Editorial LibrosEnRed 299
168
LibrosEnRed
INTRODUCCIÓN
La Segunda Independencia de Perú Proyecto Nacional (LASINPERU) es el
resultado de una exhaustiva investigación de la realidad social, política
y económica de la República de Perú comparada con la realidad de los
Estados Unidos de Norteamérica, uno de los países más desarrollados
del mundo.
Nuestra investigación nos ha permitido concluir que el subdesarrollo y la
pobreza en nuestro país, con la secuela de lacras sociales que todos cono-
cemos, es producto de las siguientes causas:
La quiebra de los valores éticos y morales, refejada en las cargas men- 1.
tales y culturales negativas, que heredamos desde la Época Colonial
(1532–1821), y que perduran hasta este tiempo como madre de todos los
vicios y las malas costumbres.
Un sistema democrático falso y excluyente, inaccesible para los pobres, 2.
que son mayoría en el país, sistema que solamente sirve para darle visos
de legalidad al injusto orden establecido.
Un Estado–Gobierno opresor, cuyos resultados de gestión demuestran 3.
que es inadecuado para nuestra realidad cultural. Este modelo promue-
ve la presencia de operadores deshonestos y técnicamente incapaces,
quienes hacen uso y abuso del poder en benefcio propio en perjuicio
de los intereses de la nación.
La sumisión mental de nuestro pueblo al tutelaje exclusivo de las cúpu- 4.
las de la clase política que se turnan en el poder, aun cuando, durante
casi dos siglos de vida republicana, han defraudado reiteradamente las
expectativas de los ciudadanos electores.
Los fagelos de la corrupción y de la improvisación en la administración 5.
del país, depredadores fomentados por el sistema tradicional imperante.
DR–S21 y LASINPERU
169
LibrosEnRed
La mansedumbre como actitud colectiva de un pueblo desorgani- 6.
zado y conformista, que no asume una posición corporativa tenaz
frente a los grandes problemas de interés nacional ni, mucho menos,
toma iniciativas articuladas viables para promover los enormes cam-
bios que nuestro país necesita.
Frente a esta crítica situación que, durante casi dos siglos de vida repu-
blicana no fue solucionada por decisión espontánea de los Gobiernos de
turno, ni tiene visos de solución por la misma vía en el futuro, no que-
da alternativa más que el mismo pueblo, como interesado en su propio
destino, tome la iniciativa para promover corporativamente los trascen-
dentes cambios necesarios, en un ambiente de paz, con actitud positiva
y responsable.
Estos grandes cambios, para liberar al país de las causas de la pobreza y
el subdesarrollo, constituyen La Segunda Independencia de Perú”, que
pasa ineludiblemente por la refundación de la república, y consiste en
realizar las profundas reformas estructurales que nuestro país necesita,
dentro de la concepción del nuevo modelo de “Democracia Real del Si-
glo XXI”, a fn de crear las condiciones favorables estables para empren-
der en conjunto el reto del proceso de desarrollo con reales posibilidades
de éxito.
Los principios generales que sustentan LASINPERU son estables y perma-
nentes a través del tiempo, lo cual garantiza su ejecución con una perspec-
tiva de cincuenta años o más. Solamente el día que por alguna razón dichos
principios pierdan vigencia, el fn del proyecto habrá llegado.
En efecto, este documento constituye un instrumento de gestión para los
diversos gobiernos de turno que realmente estén dispuestos a trabajar por
el desarrollo del país y por la prosperidad de nuestro pueblo. Los otros
que accedan o pretendan acceder al poder solo para satisfacer sus propios
intereses, naturalmente, no estarán de acuerdo, y es previsible su tenaz
resistencia a las reformas que se proponen.
El Plan Estratégico de Desarrollo Sectorial (Educación, Salud, Agricultura,
Energía, Recursos Naturales estratégicos, etc.), equivalente a la ingeniería
de detalle, será formulado más adelante por un selecto equipo de profesio-
nales, especialistas en cada tema.
Finalmente, cabe precisar que las apreciaciones del autor sobre el sistema
tradicional imperante y sus operadores se emiten en el ejercicio de las li-
bertades de opinión, de expresión y difusión del pensamiento, derechos
reconocidos por la Constitución Política del Estado. El autor no tiene cargas
J-R
170
LibrosEnRed
emocionales adversas a ningún partido político ni formula cargos en contra
de ninguna persona en particular. También, se deja a salvo la honorabilidad
de las personas honestas y técnicamente capaces, que, sin duda, existen en
las organizaciones políticas y en la administración pública.
Utah, EE. UU., marzo de 2006
EL AUTOR
171
LibrosEnRed
MENSAJE PARA LA JUVENTUD
Apreciados jóvenes peruanos ubicados dentro del país y fuera de él:
Reciban ustedes mi fraternal saludo desde los Estados Unidos de Norteamé-
rica, donde estoy, temporalmente, tratando alcanzar algunas metas perso-
nales pendientes y viviendo en carne propia, el enorme contraste existente
en materia de desarrollo, con relación a nuestro país.
En estas circunstancias, un peruano sensible como el suscrito se pregunta:
“¿por qué nuestro país, con tan benignos y abundantes recursos naturales
no ha podido, en casi dos siglos de vida republicana, alcanzar este mismo
nivel de desarrollo o uno mayor para el bienestar de nuestro pueblo?”.
Después de una exhaustiva investigación y de una profunda refexión,
he llegado a la frme conclusión que no todo está perdido, pues siem-
pre existe la esperanza en un futuro mejor y una importante reserva de
peruanos honestos y de buena voluntad, que somos capaces de cambiar
el curso de la historia de nuestro país, para enrumbarlo por la senda de
la prosperidad y del bienestar común. Para esto, debemos sacudirnos el
egoísmo, la indeferencia y el conformismo que favorecen y prolongan la
caótica situación actual.
Debemos pasar de la crítica estéril, carente de propuestas alternativas, y
de lamentaciones inútiles, a la línea de acciones efectivas. Desde cualquier
posición que nos depare la vida, es necesario asumir una actitud positiva y
de esperanza en los resultados de nuestros propios esfuerzos. Es necesario
hacer bien lo que estamos haciendo, y tener en cuenta que el puesto no
hace al hombre, sino el hombre hace importante al puesto, si desarrolla su
trabajo con efciencia y efcacia.
En este sentido, pensando en el futuro de los jóvenes de nuestra patria,
quienes necesitan su propio espacio, con las condiciones favorables y opor-
tunidades para realizar sus naturales ilusiones de progreso y bienestar, se
han formulado estos proyectos como planteamiento serio de lo que se pue-
de y se debe hacer sin mayor demora.
En esta gigantesca tarea, se requiere la participación activa de todos los
peruanos de buena voluntad, por lo que el autor de este Proyecto está
dando el primer paso al frente, invirtiendo tiempo y dinero de acuerdo
J-R
172
LibrosEnRed
con sus posibilidades, sin contar para esto con ningún tipo de coopera-
ción nacional o extranjera. Soy consciente de que los benefcios de este
proyecto no serán para nuestra generación, sino para los jóvenes de este
tiempo y del futuro, por lo que corresponde a ustedes asimilar el reto
de prepararse debidamente alcanzando niveles altamente competitivos,
a fn de tomar la posta y asumir responsabilidades en la conducción del
país, en el mediano y largo plazo, para lograr con éxito las metas que
nos estamos trazando como nación.
El reto está dado, ustedes son y serán los dueños y arquitectos de su propio
destino.
EL AUTOR
173
LibrosEnRed
CAPÍTULO I
IDENTIFICACIÓN DEL PROYECTO
1.1 – NOMBRE DEL PROYECTO
Título: LA SEGUNDA INDEPENDENCIA DEL PERÚ. Subtítulo: PROYECTO NA-
CIONAL. Nombre abreviado: LASINPERU.
1.2 – TIPO DE PROYECTO
LASINPERU, es un proyecto de interés nacional, de largo alcance y de gran
impacto social, que plantea el reto de promover los grandes cambios que
nuestro país necesita, a fn de crear las condiciones favorables estables para
emprender el proceso de desarrollo de nuestro país con reales posibilidades
de éxito. LASINPERU es un proyecto asociado a Democracia Real del Siglo
XXI, por lo que algunos términos se repiten en ambos proyectos.
La particularidad de esta iniciativa es que emana directamente del pueblo,
y rompe de esta manera el mito de exclusividad de las cúpulas de la clase
política, en cuanto a propuestas desarrolladas para edifcar un futuro me-
jor como país.
1.3 – UBICACIÓN GEOGRÁFICA
El proyecto está ubicado en el territorio de la República de Perú, en Améri-
ca del Sur conforme al mapa siguiente.
174
LibrosEnRed
DR–S21 y LASINPERU
175
LibrosEnRed
1.4 – DURACIÓN ESTIMADA
A) IMPLEMENTACIÓN DE LOS ELEMENTOS PREVIOS A LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO
El tiempo estimado para la implementación de los elementos concurren-
tes, previos a la etapa de ejecución del proyecto, computado a partir de la
disponibilidad del texto editado, es tres años, suponiendo que será posible
acceder al fnanciamiento necesario para la difusión masiva de la iniciati-
va, a fn de que el pueblo lo entienda y, como consecuencia, se involucre y
participe activamente en el fortalecimiento de la OCC (Organización de los
Ciudadanos Contribuyentes), y en la consiguiente organización del Estado–
Pueblo.
B) EJECUCIÓN DEL PROYECTO
La ejecución del proyecto tiene una proyección de cincuenta años; por tan-
to, constituye un instrumento de gestión aplicable en el corto, mediano y
largo plazo por los diversos Gobiernos de turno que realmente estén dis-
puestos a trabajar por el desarrollo del país y por la prosperidad de nuestro
pueblo, evitando de esta manera sorpresas indeseables, así como las mar-
chas y contramarchas en la conducción del país.
1.5 – UNIDADES EJECUTORAS
A) PRIMERA ETAPA – DESARROLLO DEL SUSTENTO TÉCNICO
–Ciudadano contribuyente: Juan Rosas Dávila (J–R)
B) SEGUNDA ETAPA – ORGANIZACIÓN DEL ESTADO–PUEBLO
– Asociación Civil: Organización de los Ciudadanos Contribuyentes (OCC) en
el ámbito nacional
– Organización del Estado–pueblo
J-R
176
LibrosEnRed
C) TERCERA ETAPA – EJECUCIÓN DEL PROYECTO
–Estado–Pueblo
–Estado–Gobierno
1.6 – BENEFICIARIOS DEL PROYECTO
A) BENEFICIARIOS DIRECTOS
El Proyecto benefciará directamente a 27.219.264 habitantes, población
que conforma la nación peruana según información del año 2005. Pues se
trata de trabajar conjuntamente sin odios ni rencores entre los diversos es-
tratos sociales, a fn de crear riqueza y bienestar para los que no los tienen,
y para los que ya los tienen puedan tener más.
B) BENEFICIARIOS INDIRECTOS
La ejecución exitosa de este proyecto dará lugar a la generación de una
nueva corriente de opinión favorable a la viabilidad de las profundas
reformas estructurales necesarias en el siglo XXI, para promover el pro-
ceso de desarrollo de los países del llamado “Tercer Mundo”, como es el
caso de Perú.
En consecuencia, los benefciarios indirectos serán los países hermanos de
América Latina y de otras partes del mundo con problemas similares a los
nuestros. Estos pueblos se verán motivados a tomar directamente las ini-
ciativas necesarias para impulsar los grandes cambios que sus respectivos
países necesitan para acceder al desarrollo y la prosperidad, sin exclusión
de los segmentos de población tradicionalmente marginados.
Esperamos que algún día no muy lejano los países hermanos de América
Latina se liberen de los prejuicios separatistas alimentados por ideologías y
egoísmos, a fn de posibilitar la integración regional, en torno a los asuntos
de interés común, sin menoscabo de su propia soberanía con miras a estruc-
turar un tipo de organización dinámica y efcaz, que les permita afrontar
juntos con mejores posibilidades de éxito los grandes retos en el marco de
la globalización, sin odios ni rencores, frente a otros países que por sus pro-
pios esfuerzos han logrado altos niveles de desarrollo.
177
LibrosEnRed
CAPÍTULO II
JUSTIFICACIÓN DEL PROYECTO
2.1 – RESEÑA HISTÓRICA
A) EL IMPERIO DE LOS INCAS
Territorio
A continuación, se presenta el mapa del Imperio de los incas, llamado “el
Tahuantinsuyo”.
178
LibrosEnRed
DR–S21 y LASINPERU
179
LibrosEnRed
Comentario
El Imperio de los incas fue, en su tiempo, uno de los más grandes del mun-
do. Geográfcamente, estuvo ubicado en América del Sur, en un vasto terri-
torio, integrado por lo que hoy son las repúblicas de Perú, Ecuador, Bolivia,
parte de Colombia, Chile y la Argentina.
Con fnes de administración, el territorio estuvo dividido en cuatro grandes
regiones o estados llamados suyos, la capital del Imperio y sede principal
del Gobierno era la ciudad del Cusco en el territorio de Perú. Los cuatro
suyos fueron los siguientes:
–Contisuyo
–Antisuyo
–Collasuyo
–Chinchaysuyo
Antecedentes culturales
Su gobierno fue de tipo monárquico. El jefe supremo de la nación, llamado
Inca, era equivalente a un rey. Se lo consideraba descendiente de los hijos
del Sol, su dios.
Los incas fueron buenos agricultores y expertos en obras de irrigación. Los
restos de canales de regadío construidos en ese tiempo, en la actualidad,
son objeto de admiración por los modernos profesionales, especialistas en
ingeniería hidráulica.
Garcilaso de la Vega, mestizo, hijo de padre español y de madre pertene-
ciente a la nobleza imperial, educado en España, sostiene en su obra Los
Comentarios Reales que el Imperio de los incas, en su tiempo y espacio
históricos, fue una nación próspera y bien organizada, que desarrollaba
su vida individual y colectiva, dentro del marco de cuatro leyes generales
básicas obligatorias:
–No matar.
–No robar.
–No mentir.
–No ser perezoso.
–El gobernantes del imperio de los incas
J-R
180
LibrosEnRed
Siguiendo el orden cronológico de su mandato, los gobernantes del Impe-
rio de los incas fueron los siguientes:
Dinastía Urin Cusco (Bajo Cusco)
1– Manco Cápac Jefe Poderoso
2– Sinchi Roca Demasiado Poderoso
3– Lloque Yupanqui Zurdo Memorable
4– Mayta Cápac ¿Donde Está el Poderoso?
5– Cápac Yupanqui Perdurable y Poderoso
Dinastía Anan Cusco (Alto Cusco)
6– Inca Roca Ser Luminoso
7– Yáhuar Huácac El que Llora Sangre
8– Wirachocha Salvador del Imperio
9– Pachacútec Transformador
10– Inca Yupanqui
11– Túpac Inca Yupanqui
Resplandor Luminoso
Memorable
12– Huayna Cápac Mozo Poderoso
13– Huáscar Cadena de Oro
14– Atahualpa Gobernante Usurpador
B) LA CONQUISTA Y EL GOBIERNO COLONIAL
–La Conquista del Imperio de los Incas
En el año 1532, una expedición española comandada por Francisco Pizarro
arribó al Imperio de los incas en misión de conquista.
DR–S21 y LASINPERU
181
LibrosEnRed
La biografía de Francisco Pizarro consultada en Internet empieza con lo
siguiente: “Sin duda, estamos ante uno de los hombres más falsos y cana-
llas de la historia universal”. Este concepto expresa con certera precisión su
personalidad. Se sabe que Francisco Pizarro fue analfabeto. En su juventud,
se ganaba la vida como criador de cerdos y luego tuvo algunas experiencias
como guerrero y expedicionario.
Los jefes de la expedición son conocidos a través de la historia como “los
tres socios de la Conquista”: Francisco Pizarro, Diego de Almagro y Hernan-
do de Luque. Este último, un sacerdote católico que estuvo involucrado en
la llamada “Santa Inquisición”, justifcó el asesinato de los nativos que no
aceptaran convertirse al catolicismo.
Respecto a Diego de Almagro y Hernando de Luque, estos personajes ca-
rentes de principios éticos y morales, envilecidos por los tesoros encontra-
dos, se traicionaron uno al otro y terminaron matándose entre sí, por su
codicia de riqueza y su ambición de poder.
Dejando a salvo el honor y el nivel cultural promedio de la sociedad espa-
ñola de esa época (1532–1821), es preciso indicar que, por designio divino o
por casualidad, la legión de conquistadores de Perú estuvo conformada por
sujetos de pésima reputación, quienes –a diferencia de lo que sucedió con
otros conquistadores en el resto del mundo– no vinieron al Imperio de los
incas a trabajar para producir riqueza y bienestar, sino para apropiarse de
sus tesoros, aun a costa de su destrucción. Por esta razón llevaron a los na-
tivos al borde del exterminio, mediante trabajos forzados en la explotación
minera y en otras tareas en benefcio para la colonia, situación agravada
por una excesiva presión tributaria.
Lo expuesto describe la personalidad de los líderes y de la mayoría de los
expedicionarios, lo cual de ninguna manera quiere decir que toda la nación
española de la época fuera inicua.
Esta expedición estaba constituida por personas fracasadas que por sus limi-
taciones personales y malas costumbres, no podían progresar en su país, op-
taron por arriesgarse en la búsqueda de tesoros de fácil apropiación. Tal vez,
la monarquía española, conociendo los riesgos del viaje hacia un territorio
desconocido, facilitó su salida para deshacerse de este grupo de indeseables.
–La mentira como emblema del Gobierno Colonial
Los conquistadores iniciaron su hegemonía en el Gobierno colonial con
una gran mentira que ha registrado la historia como prueba irrefutable
de su pobreza ética y moral.
J-R
182
LibrosEnRed
Teniendo prisionero en la ciudad de Cajamarca, Perú, al último Inca del
Imperio, Atahualpa, le prometieron su libertad a cambio de un rescate que
consistía en llenar, una vez con oro y dos veces con plata, la habitación que
ocupaba como prisionero. Este ambiente se conserva hasta la fecha y es
conocido como “El Cuarto del Rescate”.
El Inca les creyó y aceptó el pacto. Luego, fel a su ley de no mentir, dio la
orden de recolectar los tesoros en todo el territorio nacional y cumplió su
compromiso; pero los conquistadores lo engañaron desde el primer mo-
mento de la negociación. Una vez cobrado el rescate, que era lo único que
les interesaba, lo ejecutaron ante el asombro de los súbditos del Imperio,
que también habían creído en el pacto de libertad de su monarca.
De esta manera, los conquistadores, ya en su primer acto público de go-
bierno, quebraron una de las cuatro principales leyes generales del Imperio
de los incas (No mentir). Después quebraron las otras, y establecieron pa-
trones de conducta cargados de iniquidades, vicios y malas costumbres, vi-
vidas durante 289 años (1532–1821), prolongadas y consolidadas en la época
republicana durante 185 años más (1821–2006).
–Gobernantes de la Colonia Española
Después de Francisco Pizarro, los gobernantes de la Colonia española se
llamaban Virreyes y fueron 42, según listado en orden cronológico de su
mandato, siguiendo el orden cronológico de su mandato, fueron:
Reinado de Carlos I (1517–1556)
1–.Blasco Núñez de Vela (1544–1546)
2–.Antonio de Mendoza (1551–1552)
3–.Andrés Hurtado de Mendoza – Marquésde
Cañete
(1556–1561)
Reinado de Felipe II (1556–1598)
4– Diego López de Zúñiga (conde de Nieva) (1561–1564)
5– Lope García de Castro (sólo se acreditó como
gobernante)
(1564–1569)
6– Francisco de Toledo (1569–1581)
DR–S21 y LASINPERU
183
LibrosEnRed
7– Martín Enríquez de Almansa (1581–1583)
8– Fernando de Torres y Portugal (conde Villar
Don Pardo)
(1586–1589)
9– García Hurtado de Mendoza (marqués de
Cañete)
(1589–1596)
10– Luis de Velasco (marqués de Salinas) (1596–1604)
Reinado de Felipe III (1598–1621)
11– Gaspar de Zúñiga y Acevedo (conde de Mon-
terrey)
(1604–1606)
12– Juan Mendoza y Luna (marqués de Montes-
claros)
(1607–1615)
13– Francisco de Borja y Aragón (príncipe de Es-
quilache)
(1615–1621)
Reinado de Felipe IV (1621–1665)
14– Diego Fernández de Córdova (marqués de
Guadalcázar)
(1622–1629)
15– Luis Jerónimo de Cabrera y Bobadilla (conde
de Chinchón)
(1629–1639)
16– Pedro de Toledo y Leyva (marqués de Macera) (1639–1648)
17– García Sarmiento de Sotomayor (conde de
Salvatierra)
(1648–1655)
18– Luis Enríquez de Guzmán (conde de Alba
de Liste)
(1655–1661)
19– Diego Benavides y de la Cueva (conde de San-
tisteban)
(1661–1666)
Reinado de Carlos II (1665–1700)
20– Pedro Fernández de Castro (conde de Lemos) (1667–1672)
J-R
184
LibrosEnRed
21– Baltasar de Cueva Enríquez (conde de Cas-
tellar)
(1674–1678)
22– Melchor de Liñán y Cisneros (arzobispo de
Lima)
(1678–1681)
23– Melchor de Navarrra y Rocaful (duque de la
Plata)
(1681–1689)
24– Melchor de Portocarrero y Laso de La Vega
(conde de la Moncloha)
(1689–1705)
Reinado de Felipe V (1700–1746)
25– Manual de Oms y Santa Pau de Semanat
(marqués de Castel Dos Rius)
(1707–1710)
26– Diego Ladrón de Guevara (arzobispo de Quito) (1710–1716)
27– Diego Morcillo Rubio de Auñón (arzobispo
de Charcas)
(1716–1716)
28– Carmine Nicolás Caracciolo (príncipe de San-
to Bueno)
(1716–1720)
29– Diego Morcillo Rubio de Auñón (arzobispo
de Charcas)
(1720–1724)
30– José de Armendáriz (marqués de Castelfuerte) (1724–1736)
31– José Antonio de Mendoza Cáñamo y Sotoma-
yor (marqués de Villagarcía)
(1736–1745)
Reinado de Fernando VI (1746–1759)
32– José Antonio Manso de Velasco (conde de Su-
perunda)
(1745–1761)
Reinado de Carlos III (1759–1788)
33– Manuel de Ama y Juniet (1761–1776)
34– Manuel Gurrior (1776–1780)
DR–S21 y LASINPERU
185
LibrosEnRed
35– Agustín de Jáuregui y Aldecos (1780–1784)
36– Teodoro de Croix (caballero de Croix) (1784–1790)
Reinado de Carlos IV (1788–1808)
37– Francisco Gil de Taboada y Lemos (1790–1796)
38– Ambrosio de O’Higins (marqués de Osorno)
(1796–1801)
(1796–1801)
39– Gabriel de Avilés (marqués de Avilés) (1801–1806)
Reinado de Fernando VII (1808–1833)
40– Fernando de Abascal (marqués de Concordia) (1806–0816)
41– Joaquín de la Pezuela y Sánchez (marqués de
Viluma)
(1816–1821)
42– José de la Serna (conde de los Andes) (1821–1824)
C) LA PRIMERA INDEPENDENCIA
La gesta por la Primera Independencia se inició en el siglo XVII con la rebe-
lión de José Gabriel Condorcanqui o Túpac Amaru II (1742–1781). Este revolu-
cionario peruano, descendiente de los incas, fue derrotado por un ejército
de 17.000 hombres del Gobierno colonial en la batalla de Checacupe, en el
año 1781. Luego fue ejecutado cruelmente por descuartizamiento, durante
el gobierno del Virrey Agustín de Jáuregui.
En el siglo XIX, entre otros hechos, cabe destacar el levantamiento de nues-
tro compatriota Francisco Antonio de Zela (1811).
Posteriormente, dentro del contexto de una corriente libertaria continen-
tal para consolidar la independencia de los pueblos de América del Sur, los
patriotas peruanos de la época, que contaban con el apoyo logístico del
General José de San Martín (de nacionalidad argentina), proclamaron la
Independencia de Perú, en una sesión solemne de Cabildo Abierto en la
ciudad de Lima, con el siguiente mensaje a la nación pronunciado por el
General José de San Martín, luego de suscribir el Acta correspondiente:
J-R
186
LibrosEnRed
“El Perú, desde este momento, es libre e independiente por la voluntad
general de los pueblos y por la justicia de su causa que Dios defende. ¡Viva
la Patria! ¡Viva la Libertad! ¡Viva la Independencia!”.
El 8 de diciembre de 1824, el General Libertador Simón Bolívar (de nacio-
nalidad venezolana), al mando del Ejército Libertador Unido, consolidó la
independencia en la batalla victoriosa de Ayacucho. Las fuerzas armadas
realistas admitieron su derrota y se retiraron.
En esta forma, se dio por concluida la era colonial, y se inició la era republi-
cana. Indudablemente, en ese gran día histórico, la nación peruana logró,
de hecho y de derecho, liberarse del colonialismo político y económico es-
pañol mas no logró liberarse de las cargas mentales y culturales negativas,
engendro de todos los vicios y las malas costumbres que perduran hasta
este tiempo, como un pesado lastre para el desarrollo y la prosperidad de
nuestro pueblo.
Por estas razones, nosotros consideramos el 28 de julio de 1821 como el día
de la Primera Independencia. Queda pendiente realizar la Segunda Inde-
pendencia para liberarnos del colonialismo mental y cultural negativo.
Gobernantes de la República del Perú

ORD.
NOMBRES Y APELLIDOS
PERIODO DE
GOBIERNO
1 General José de San Martín (1821–1822)
2 Mariscal José Bernardo Torre Tagle (1822–1822)
3
Congreso Constituyente, diputados: General
José La Mar, Manuel Salazar Baquíjano y Felipe
Antonio Alvarado
(1822–1823)
4 Mariscal José de la Riva Agüero (1823–1823)
5 General José Bernardo de Torre Tagle (1823–1824)
6 General Mariano Necochea (1824–1824)
7 General Simón Bolívar (1824–1824)
DR–S21 y LASINPERU
187
LibrosEnRed
8 Don Hipólito Unanue (1825–1825)
9 Mariscal Andrés Santa Cruz (1826–1827)
10 Mariscal José La Mar (1827–1829)
11 General Agustín Gamarra (1829–1833)
12 General Luis José de Orbegoso (1834–1835)
13 General Felipe Santiago Salaverry (1835–1836)
14 Mariscal Andrés Santa Cruz (1836–1839)
15 General Agustín Gamarra (1839–1841)
16 Don Manuel Meléndez (1841–1842)
17 General Juan Crisóstomo Torrico (1842–1842)
18 General Francisco de Vidal (1842–1842)
19 Don Justo Figuerola (1843–1843)
20 General Manuel Ignacio de Vivanco (1843–1843)
21 Prefecto Domingo Elías (1843–1844)
22 Don Manuel Meléndez (1845–1845)
23 Mariscal Ramón Castilla (1845–1851)
24 General Rufno Echenique (1851–1855)
25 Mariscal Ramón Castilla (1855–1862)
26 General Mariano Ignacio Prado (1862–1863)
27 Mariscal Miguel San Román (1863–1865)
28 General Pedro Diez Canseco (1865–1865)
29 Geneal Juan Antonio Peszet (1865–1868)
30 General José Balta Montero (1868–1872)
31 General Tomás Gutiérrez (1872– días)
J-R
188
LibrosEnRed
32 Don Manuel Pardo (1872–1876)
33 General Mariano Ignacio Prado (1876–1879)
34 Don Nicolás de Piérola (1879–1881)
35 Don Francisco García Calderón (1881–1881)
36 Contralmirante Lizardo Montero (1881–1883)
37 General Miguel Iglesias (1883–1886)
38 General Andrés Avelino Cáceres (1866–1890)
39 General Remigio Morales Bermúdez (1890–1894)
40 Coronel Justiniano Borgoña (1894–1894)
41 General Andrés Avelino Cáceres (1894–1895)
42 Don Nicolás de Piérola (1895–1899)
43 Don Eduardo López de la Romaña (1899–1893)
44 Don Manuel Candamo (1903–1904)
45 Don Serapio Calderón (1904–1904)
46 Don José Pardo y Barreda (1904–1908)
47 Don Augusto B. Leguía (1908–1912)
48 Don Guillermo Billinghurst (1912–1914)
49 General Oscar Ruperto Benavides (1914–1915)
50 Dr. José Pardo y Barreda (1915–1919)
51 Don Augusto B. Leguía (1919–1930)
52 Don David Samanez Ocampo (1931–1931)
53 General Luis M. Sánchez Cerro (1931–1933)
54 Dr. José Matías Mansilla (1933–1933)
55 General Oscar R. Benavides (1933–1939)
DR–S21 y LASINPERU
189
LibrosEnRed
56 Don Manuel Prado Ugarteche (1939–1945)
57 Dr. José L. Bustamante y Rivero (1945–1948)
58 General Manuel A. Odría (1948–1950)
59 General Zenón Noriega (1950–1950)
60 General Manuel A. Odría (1950–1956)
61 Don Manuel Prado Ugarteche (1956–1962)
62 General Ricardo Pérez Godoy (1962–1963)
63 General Nicolás Lindley López (1963–1963)
64 Arq. Fernando Belaúnde Terrry (1963–1968)
65 General Juan Velasco Alvarado (1968–1975)
66 General Francisco Morales Bermúdez (1975–1980)
67 Arq. Fernando Belaúnde Terry (1980–1985)
68 Dr. Alan García Pérez (1985–1990)
69 Ing. Alberto Fujimori Fiujimori (1990–1995)
70 Ing. Alberto Fujimori Fujimori (1995–2000)
71 Ing. Alberto Fujimori Fujimori (destituido) (2000–2000)
72 Valentín Paniagua Corazao (2000– 2001)
73 Alejandro Toledo Manrique (2001– 2006)
Comentario
Como puede verse, de los 73 gobiernos transcurridos en la era republicana
al año 2006, 41 corresponden a militares, 32 a civiles, vale decir el 56% y
44%, respectivamente.
Los gobiernos de facto fueron originados principalmente por la inefca-
cia de la clase política para desarrollar y consolidar una verdadera demo-
cracia sustentada en el progreso para el bienestar para los pueblos sin
exclusión de los pobres.
J-R
190
LibrosEnRed
Al respecto, es motivo de refexión escuchar a connotados personajes vin-
culados a la política cuando dicen, con irritante naturalidad, que actual-
mente estamos viviendo una transición democrática después de casi dos
siglos de vida republicana. ¿Acaso necesitamos 1.000 años para consolidar
una democracia verdadera y estable?
La era republicana y el tiempo perdido
Hasta la fecha de formulación de este proyecto (1821–2006), han pasado
185 años de vida republicana, equivalentes a 37 treinta y siete periodos
gubernamentales de cinco años cada uno; tiempo más que sufciente pa-
ra edifcar una nación próspera y estable, considerando las magnitudes y
bondades de los recursos naturales aprovechables existentes y la capacidad
laboriosa de nuestro pueblo.
Lamentablemente, a la luz de los resultados que tenemos a la vista, pode-
mos afrmar enfáticamente que estos 185 años de vida republicana son un
tiempo perdido en el camino hacia el desarrollo, tiempo perdido que pue-
de incrementarse por muchos años más, si no hacemos nada efectivo para
cambiar el curso de la historia de nuestro país.
La pregunta lógica es: los ciudadanos contribuyentes que conformamos
el pueblo, ¿debemos seguir esperando por tiempo indefnido, tal vez mil
años, para que algún día la clase política gobernante resuelva los principa-
les problemas del país?
¿No sería mejor que el pueblo como interesado en su propio destino, des-
de una posición al margen de la política partidaria, tome directamente
la iniciativa necesaria para impulsar los grandes cambios que nuestro país
necesita para acceder al progreso y la prosperidad sin exclusión de ningún
estrato social?
2.2 – DIAGNÓSTICO – EL PERÚ DE HOY
A) TERRITORIO Y POBLACIÓN
El espacio territorial de Perú es de 1.285.216 km
2
, con características natura-
les muy especiales para ser utilizadas en la promoción del desarrollo soste-
nible. Su geografía consta de cuatro pisos ecológicos o regiones naturales
diferentes que son las siguientes:
DR–S21 y LASINPERU
191
LibrosEnRed
Zócalo Continental (200 millas mar adentro en el Océano Pacífco)
Región Costa 136 569 km
2
Región Sierra 408.975 km
2
Región Selva 739.672 km
2
En estas condiciones geográfcas de privilegio, Perú es poseedor del 85%
de climas del mundo, y su territorio es tres veces más grande que el del Ja-
pón. Solamente la Amazonía es más grande que España y que Alemania.
En cuanto a sus recursos naturales son benignos, variados y abundantes
en cada región natural. Su aprovechamiento racional, asociado al uso de
la ciencia y la tecnología para su industrialización y comercialización en los
mercados interno y externo, constituyen un verdadero potencial para el
desarrollo autosostenible.
La población de Perú en el año 2005 era de 27.219.264 habitantes, con una
tasa de crecimiento del 1,5 según información estadística al año 2003.
B) QUIEBRA DE LOS VALORES ÉTICOS Y MORALES
Como ya se ha dicho, la quiebra de los valores éticos y morales en nuestro
país proviene desde la Época colonial (1532–1821). Durante 289 años, se ins-
taló y se consolidó una cultura de antivalores, que constituye la madre de
todos los vicios y malas costumbres que perduran hasta la actualidad.
Los Gobiernos republicanos no se han preocupado de diseñar ni, mucho
menos, de implementar políticas de Estado para una educación de ca-
lidad accesible para todos, a fn de restaurar los principios éticos y mo-
rales. Por el contrario, han optado por el continuismo de esta enorme
debilidad que, en este tiempo, se refeja patéticamente en la descom-
posición social desde las más altas esferas del poder, con la corrupción
institucionalizada en el manejo de los recursos públicos, así como en la
doble moral de las élites de la clase política gobernante, factores que
conducen al fracaso como país.
En consecuencia, la restauración de los valores éticos y morales para
ejercerlos cotidianamente en los ámbitos individual e institucional hasta
alcanzar un nivel de honestidad generalizada aceptable es un reto muy
grande y difícil que debemos enfrentar para construir la base cualitativa
indispensable que nos permitirá sostener exitosamente las otras accio-
nes requeridas para el desarrollo de nuestro país.
J-R
192
LibrosEnRed
Al respecto, cabe indicar que nuestra investigación nos ha permitido compro-
bar que el alto nivel de desarrollo alcanzado por los Estados Unidos de Nor-
teamérica se sustenta en una realidad concreta que se puede resumir en una
sola palabra: Honestidad. En este gran país, gobernantes y gobernados, por
regla general, son honestos. Todos los demás elementos necesarios para el de-
sarrollo, como la libertad, el cumplimiento del deber, los derechos ciudadanos,
la ciencia, la tecnología, los capitales, etc., son accesibles sobre la base de este
gran valor cualitativo, resultado de un buen nivel educativo y del pleno ejerci-
cio de los principios éticos y morales en el ámbito individual e institucional.
C) UN SISTEMA DEMOCRÁTICO FALSO Y EXCLUYENTE
EL modelo de democracia representativa como sistema de gobierno en Pe-
rú es falso y excluyente.
Es falso porque la enorme injusticia social creada por dicho sistema en be-
nefcio de unos pocos y en perjuicio de la mayoría de la población no con-
cilia con los principios esenciales de la democracia, como son la soberanía
popular, la libertad y la igualdad ante la ley.
Con relación a la soberanía popular, esta facultad ha sido “secuestrada”
con visos de legalidad por el Estado–Gobierno, mediante procesos electo-
rales esporádicos en los cuales los candidatos con elaboradas promesas que
terminan siendo falsas, obtienen la delegación de poderes del pueblo, de-
legación realizada sin ninguna condición explícita formal para su correcto
ejercicio, para el fel cumplimiento de sus promesas electorales ni compro-
miso alguno para su rendición de cuentas. Este detalle es el origen del uso
y abuso de los poderes delegados, en benefcio propio de los operadores
del sistema o de los grupos de poder, en perjuicio del pueblo que otorga los
poderes. En cuanto a la igualdad ante la Ley, simplemente no existe. Esto
es una realidad tan evidente y ampliamente difundida por los medios de
comunicación que no requiere de mayores explicaciones.
Es excluyente porque mientras la clase gobernante de turno se enrique-
ce y disfruta de las bondades y ventajas de la democracia, en alianza con
los grupos de poder económico, grandes sectores de la población son ex-
cluidos de los benefcios del sistema, y son sometidos sin piedad a severas
restricciones en su modalidad de vida, con insalvables obstáculos para pro-
gresar, debido a la falta de oportunidades, consecuencia del subdesarrollo
por causas imputable al citado sistema tradicional.
En este contexto, cabe recordar que en nombre de causas justas se han come-
tido atrocidades en la historia de la humanidad, como es el caso de la llamada
DR–S21 y LASINPERU
193
LibrosEnRed
“Santa Inquisición”, aberración que nada tiene que ver con la verdadera doc-
trina de Cristo. Actualmente, en nuestro país, en nombre de la democracia,
los operadores del sistema tradicional han creado y mantienen con cinismo
una tremenda injusticia social en perjuicio de la mayoría de la población, con-
trasentido que choca con los principios básicos de la auténtica democracia.
D) UN ESTADO–GOBIERNO OPRESOR
La tremenda injusticia social que tenemos a la vista nos permite afrmar
que, a partir del 28 de julio de 1821, fecha de inicio de la era republicana, los
pobres de Perú pasaron de la opresión del sistema colonial a la del sistema
de gobierno “democrático”.
Naturalmente los métodos han cambiado, pero la opresión continúa, pues
el hambre de los pobres de ayer es la misma que la de los pobres de hoy.
Los impuestos para cubrir el costo de la administración de la Colonia y el
enriquecimiento de sus operadores antes se pagaban en forma coercitiva
con la prepotencia de la época. En la actualidad, el pago de impuestos para
cubrir el costo de la administración del país y para el enriquecimiento de
las élites que ostentan el poder sigue siendo coercitivo solo que ahora la
enorme carga tributaria es creada por un mecanismo legal manipulado por
el sistema tradicional imperante en forma unilateral y abusiva, modalidad
que reemplaza a la antigua prepotencia. Ya no hay garrote, pero hay em-
bargo y remate de bienes por deuda tributaria; hay graves sanciones por
evasión tributaria. Existen otras similitudes que confguran el nuevo mode-
lo de colonialismo opresor sustituto.
En resumen, la opresión de grandes sectores de nuestro pueblo por parte
del Estado–Gobierno se produce a través del sufrimiento y del dolor oca-
sionados por la pobreza extrema, la injusticia legal y social, la desocupación
masiva y la inseguridad ciudadana, entre otras lacras originadas por acción
u omisión del primero.
Modelo de gobierno con cheque en blanco
El modelo de democracia representativa como sistema de gobierno, con
operadores investidos de amplios poderes delegados por el pueblo sin con-
diciones específcas para su correcta aplicación y sin obligación expresa de
rendir cuentas, bien merece el título de “modelo de gobierno con cheque
en blanco” con un enorme respaldo real. Indudablemente, este modelo de
gobierno fue diseñado para otros países con una realidad cultural diferente
J-R
194
LibrosEnRed
a la nuestra, con operadores honestos y técnicamente capaces para gober-
nar con éxito, como es el caso de los países desarrollados donde los buenos
resultados se refejan en la prosperidad y el bienestar de sus pueblos.
En el caso peruano, lamentablemente, este modelo de gobierno con cheque en
blanco es una mala copia de otros países, pues resulta incompatible con nues-
tra realidad cultural. En Perú, la honestidad es frágil y, muchas veces, inexisten-
te en más de uno de los operadores del sistema (personas que conforman las
élites con poder de decisión en la gestión del país), quienes no pueden resistir
a la tentación de la macrocorrupción y con el agravante de su incapacidad
técnica para gobernar han llevado al país a la situación en la que se encuentra:
empobrecido, subdesarrollado y con las lacras sociales que todos conocemos.
Después de casi dos siglos de aplicación de este modelo de gobierno estos
resultados tangibles demuestran palmariamente que es obsoleto, inade-
cuado y perjudicial para nuestro país; por lo tanto, debe ser modifcado.
Actuación aislada e incoherente de los poderes del Estado
Frente a la inexistencia de un proyecto nacional de largo alcance con visión
de conjunto y de futuro como país, agravado por la falta de un sistema de
coordinación intersectorial en torno a los intereses de la nación, cada uno
de los Poderes del Estado actúa aisladamente conforme a su propia óptica
sectorial; Así resulta que algunos empujan el carro de la historia hacia ade-
lante y otros, hacia atrás.
Esta administración caótica de un país unitario prueba el uso indebido de la
autonomía y de la independencia de Poderes, refejado en el reparto secto-
rial de privilegios de los cargos con poder de decisión, en benefcio propio,
a costa de la pobreza de nuestro pueblo, tergiversando de esta manera los
principios básicos de la democracia.
GRÁFICO 4. ESTRUCTURA ORGÁNICA ACTUAL DEL ESTADO–GOBIERNO
DR–S21 y LASINPERU
195
LibrosEnRed
E) LOS FLAGELOS DE LA CORRUPCIÓN Y LA IMPROVISACIÓN
La corrupción
Según el Informe de Transparencia Internacional, publicado el 9 de diciem-
bre del 2004 en París, con motivo del Día Internacional Contra la Corrup-
ción, declarado por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Perú
ocupa el tercer lugar en el ranking mundial de corrupción. Asimismo pone
a los partidos políticos como las instituciones más corruptas en 36 de los 74
países evaluados. Le siguen la Policía Nacional y el Poder Judicial.
La megacorrupción del gobierno desde 1990 – hasta 2000
La multimillonaria apropiación ilícita de la caja fscal (dinero de los con-
tribuyentes), realizada por la cúpula del Gobierno entre los años 1990 y
2000, cuyas pruebas fehacientes plasmadas en videos han sido difundidas
alrededor del mundo, nos relevan de mayor comentario sobre la voracidad
depredadora del fagelo de la corrupción, que drena los recursos públicos,
los mismos que, bien administrados, servirían para impulsar el desarrollo
del país.
Desde nuestro punto de vista, no es justo meter en el mismo saco a todos
los funcionarios que colaboraron con el citado régimen, pues muchas per-
sonas honestas lo hicieron por razones estrictamente laborales, en un país
donde el acceso a un puesto de trabajo equivale a sacar la lotería. En efec-
to, cuando se habla de megacorrupción del citado régimen, debe enten-
derse como responsables a los que integraron la cúpula del poder y tienen
acusaciones delictivas fundamentadas.
También se debe reconocer que el fagelo de la corrupción no fue privativo
del gobierno del presidente Alberto Fujimori, pues existe desde el inicio
mismo de la era republicana, y se mantiene a través del tiempo pasando,
cual una posta de botín, entre las sucesivas cúpulas de los diferentes go-
biernos de turno, estimulado por la absurda política de gobierno con che-
que en blanco.
Orden establecido complaciente y benigno con la macrocorrupción
Nuestro pueblo ve con asombro los hechos insólitos que vienen sucediendo
en los procesos judiciales correspondientes a los actores de la megacorrup-
ción. Ahora, según el actual orden establecido, los responsables, después
de tres años de prisión dorada, comprada con la riqueza mal habida, se
van tranquilamente a sus casas, dizque, con arresto domiciliario por falta
J-R
196
LibrosEnRed
de sentencia; esperarán cómodamente instalados durante siete años más,
manejando sus oscuros negocios y, tras acumular diez años, se acogerán a
la ley de prescripción de sus delitos, y asunto concluido.
Estos hechos, tan difundidos por los medios de comunicación, demues-
tran fehacientemente que la megacorrupción es un negocio ilícito que
produce muchos millones de dólares en poco tiempo, sin inversión y con
un mínimo riesgo.
La corrupción y el gobierno de turno (2001 – 2006)
La campaña electoral que le permitió al presidente Alejandro Toledo ac-
ceder al gobierno (2001–2006) se sustentó en el compromiso de combatir
a fondo el fagelo de la corrupción. Lamentablemente, esta obligación no
pasó de ser una promesa electoral incumplida, como tantas otras a través
de la historia de nuestro país.
No se instaló ningún sistema efcaz para el combate de la macrocorrupción.
Este hecho y la secuela de denuncias difundidas por los medios sobre la
conducta deshonesta de los familiares del Presidente y de algunos perso-
najes de su entorno indican que la corrupción no terminó en ese régimen,
aun cuando, según la opinión de un destacado periodista, se trata de pá-
jaros fruteros en comparación con los dinosaurios del régimen anterior. En
todo caso, lo preocupante es que el fagelo de la corrupción continuará
con diversos matices y magnitudes en los gobiernos siguientes, si el pueblo
organizado no hace nada efectivo para evitarlo.
La improvisación
El éxito de las grandes empresas altamente competitivas del mundo se sus-
tenta en la aptitud e idoneidad profesional de sus gerentes.
En el caso especial de la alta dirección o la gerencia del país, las leyes no
exigen requisitos de alto nivel profesional ni experiencia personal exitosa a
los candidatos para representar los poderes del Estado.
Por ello, no siempre los miembros de la clase gobernante de turno cuentan
con la preparación sufciente para conducir el país por la ruta del éxito. Co-
mo si esto fuera poco, saturan los cargos directivos con poder de decisión,
con sus partidarios políticos, amigos y familiares, sin importarles la idonei-
dad de estas personas.
Es un absurdo que la administración del país, con incidencia directa en la
vida de todos los peruanos, se dirija de esta manera desde las altas esferas
del poder. Como consecuencia lógica, también es un absurdo esperar resul-
tados exitosos si no se cambia esta modalidad de trabajo.
DR–S21 y LASINPERU
197
LibrosEnRed
En estas condiciones, la corrupción institucionalizada asociada a la improvi-
sación en los altos cargos con poder de decisión constituye una fórmula letal
para el desarrollo del país, cuyos resultados son ampliamente conocidos.
F) PERFIL DE ACCIÓN DE LOS PODERES DEL ESTADO Y DE SUS OPERADORES
El Poder Ejecutivo
Es responsable del diseño de las políticas de Estado, así como de la imple-
mentación y ejecución del Plan de Desarrollo del país, propósito para el
cual tiene amplios poderes tanto para la toma de decisiones como para el
manejo de los recursos humanos, materiales, fnancieros y tecnológicos.
Su fnalidad esencial es resolver los principales problemas que aquejan al
país. Sin embargo, los resultados que tenemos a la vista nos permiten afr-
mar que este poder del Estado tradicionalmente no cumple con los fnes
para los cuales fue creado, debido a que sus representantes involucrados
en la macrocorrupción se dedican generalmente a depredar las riquezas de
Perú en benefcio propio, y así defraudan al pueblo que los eligió.
Lo que sí cumple con premura es la función de agencia de empleo para sus
partidarios, aun cuando no siempre reúnen las condiciones técnicas nece-
sarias para el desempeño de sus cargos, lo cual explica en parte el deplora-
ble resultado de la administración pública. Para cubrir los puestos de alta
dirección, se aplica el criterio denominado “cargos de confanza”, sistema
que en la práctica constituye un mecanismo que fomenta la improvisación
y la corrupción institucionalizada, por cuanto el funcionario de alto nivel
que no se alinea con los intereses de quien tiene facultad para designarlo,
sencillamente, es despedido porque perdió la citada confanza de quien lo
designó. En esta forma, muchos funcionarios honestos se ven obligados a
delinquir o a dejar su puesto de trabajo.
El Poder Legislativo
En teoría, los congresistas representan al pueblo que los eligió. Por tanto,
están allí para actuar en consecuencia y defender los intereses de la nación.
Lamentablemente, en la práctica (salvo honrosas excepciones), no repre-
sentan a nadie sino a sus propios intereses. Los congresistas se acercan al
pueblo solamente durante la campaña electoral y, después de ser elegidos,
se aíslan totalmente de los electores. La información difundida por los me-
dios nos relevan de mayor comentario sobre la conducta de los integrantes
de este Poder del Estado; sin embargo, es preciso dejar a salvo la integridad
y el honor de algunos congresistas que, por cierto, existen.
J-R
198
LibrosEnRed
En cuanto a la excesiva cantidad de personal burocrático, la edición del
diario La República del 3 de agosto de 2004 da cuenta de que el Con-
greso tiene 2.108 trabajadores incluidos los 120 parlamentarios, cantidad
sumamente exagerada considerando la naturaleza de la función legisla-
tiva del Congreso.
En referencia a la lucha intestina por la distribución de las cuotas de po-
der y de las posiciones de privilegio, el titular de primera plana del diario
La República, edición del 20 de agosto de 2004, dice: “El Congreso parece
un mercado persa”. Nosotros compartimos totalmente esta percepción. La
pregunta lógica es: ¿acaso hay algunas comisiones más rentables que otras?
¿Por qué nadie se interesa por la Comisión de Ecología y Medio Ambiente,
que, por su propia naturaleza, es vital para la humanidad?
Frente a estos casos y otros similares, surge un interrogante: ¿quién pue-
de detener este tipo de excesos y abusos en perjuicio de los intereses
del país? Hasta la fecha, nadie, porque el pueblo, no está debidamente
organizado para asumir corporativamente su propia representación y
defender con éxito los derechos ciudadanos protegidos por la Constitu-
ción Política del Estado.
El Poder Judicial
Es lamentable y doloroso decirlo, pero desde el punto de vista de muchos
ciudadanos la administración de justicia en Perú (salvo honrosos casos) se
ha convertido en un vil negocio desde el inicio de la era republicana hasta
ahora, lo cual no es ningún secreto, ya que los medios informan con fre-
cuencia de una casuística que corrobora esta apreciación.
Como ejemplo de lo expresado, podemos referirnos a los escándalos de
los últimos años ocurridos en los procesos judiciales correspondientes a los
casos de megacorrupción. En los cuales al amparo de los principios de inde-
pendencia y autonomía de poderes mal aplicados, los magistrados encuen-
tran siempre las argucias y tecnicismos legales para favorecer a los acusados
que compran la justicia con su riqueza mal habida, mientras que los pobres
que cometen algún delito menor se pudren en las cárceles por falta de juz-
gamiento oportuno.
Frente a esta situación, el presidente Alejandro Toledo, en su momento con
buen criterio, protestó públicamente por estos escándalos, y anunció una
movilización ciudadana para exigir una rectifcación. Lamentablemente,
como siempre, salieron al frente los defensores de la independencia y de la
autonomía de poderes, y lograron neutralizar dicha la iniciativa.
DR–S21 y LASINPERU
199
LibrosEnRed
Debido al malestar generalizado de los ciudadanos, quienes estaban a
punto de estallar contra todas estas cosas, el presidente del Poder Ju-
dicial, Dr. Hugo Sivina, el 6 de febrero de 2003, en un inédito mensaje
dirigido a la nación, anunció la tan esperada reforma de dicho Poder y
precisó siete puntos para ejecutar.
Entendemos que el mensaje fue sincero y con la mejor intención, pero hace
falta mucho más que la buena voluntad de un hombre o de un pequeño
grupo de hombres probos para lograr la ambiciosa meta anunciada.
Han transcurrido tres años y un mes desde aquel importante mensaje a la
nación, hasta marzo de 2006 (fecha de emisión de este proyecto) y no ha
pasado nada, pues no se ve ningún resultado concreto de la anunciada
reforma. Es previsible que tampoco los haya en el corto, mediano y largo
plazo, si es que no se realizan profundas reformas en la estructura del Es-
tado en su conjunto.
Es visible la forma sutil como se está diluyendo la iniciativa de dicha reforma.
En octubre de 2003, se creó una entidad denominada “Comisión Especial de
Reforma Integral de la Administración de Justicia”, conformada por repre-
sentantes del Poder Judicial, del Ministerio Público, del Ministerio de Justicia,
de la Academia de la Magistratura, del Consejo Nacional de la Magistratura,
del Congreso de la República y una pequeña parte de la sociedad civil.
Esta comisión presentó ante el Poder Ejecutivo en el mes de junio de 2004
un plan de reforma por un costo de 1.346.000 nuevos soles para los próxi-
mos cinco años. Este monto no incluye los gastos de reforma penitenciaria
(862.152.700 nuevos soles) y del Código Procesal Penal 935.051.008 nuevos
soles), que representa un costo adicional de 1.797.203.708.00 nuevos soles,
equivalente a 544.607.184.00 dólares (T/C 3,3).
Es evidente que esta comisión no se queda corta para pedir dinero. Sin em-
bargo, desde nuestro punto de vista, aun cuando el Estado le diera el doble
de lo solicitado, no se podrán alcanzar los resultados exitosos esperados, en
razón de que esta reforma no es cuestión solo de dinero, sino principalmente
de la honestidad de sus miembros, aspecto que, al parecer, no ha sido consi-
derado por la comisión, la misma que hasta ahora solamente ha servido para
enfriar la indignación ciudadana y diluir responsabilidades en este tema.
A continuación, se presenta un listado de reformas y modifcaciones del
Poder Judicial ocurridas a través del tiempo, como ilustración de que no
es la primera vez que dicho organismo ha sido modifcado, sin alcanzar los
resultados esperados. Esto confrma la necesidad de un nuevo enfoque y
de nuevas estrategias en las cuales debe privilegiarse la honestidad de los
magistrados para lograr los grandes cambios esperados.
J-R
200
LibrosEnRed
LISTADO DE REFORMAS DEL PODER JUDICIAL
AÑO OBJETIVO PROMOTORES QUÉ SE LOGRÓ
1 1930 Reforma de la es-
tructura del poder
judicial
Los detractores
y vencedores de
la caída del pre-
sidente Augusto
B. Leguía
Se formuló un pro-
yecto de ley orgá-
nica del poder judi
cial que fue promul-
gada muchos años
después
2 1956 Reforma de la es-
tructura del poder
judicial
Los colegios
profesionales de
lma y provincias,
la tribuna par-
lamentaria y los
debates univer-
sitarios creados
para este propó-
sito
En 1958, se logró for
mar una comisión ad
hoc, la cual preparó
un proyecto de ley
orgánica del poder
judicial que fue pro-
mulgado como el dl
nº 14605
3 1968 Reforma del po-
der judicial para
solucionar los pro-
blemas que a su
entender existían:
A) La independen-
cia de nombra-
mientos.
B) La carga proce-
sal
Gobierno mili tar
del general Juan
Velasco Alvardo
Renovación de casi la
totalidad de la ma-
gistratura: creación
del consejo nacio-
nal de justicia (dl nº
18060 del año 1969).
Multiplicación de
fueros: (ordinario,
militar, agrario, labo-
ral y de las comuni-
dades campesinas).
Comision de reforma
judicial (a fnes del
año 1975)
4 1978 Reemplazo de la
comisión de refor-
ma judicial
Gobierno militar
del General Fran-
cisco Morales
Bermúdez
Centro de investi-
gaciones judiciales,
independiente de la
corte suprema (Dln.
22422 del 16178)
DR–S21 y LASINPERU
201
LibrosEnRed
5 1979 Constitución polí-
tica del perú
Congreso consti-
tuyente
Nuevos componentes
estructurales que aún
se mantienen como:
La separación del mi-
nisterio público del
poder judicial.
Defensoría del pue-
blo .
Tribunal de garantías
constitucionales Con-
sejo nacional de la
magistratura
6 1992 Reforma del po-
der judicial para
superar:
El sectarismo po-
lítico.
La venalidad.
La irresponsabili-
dad complice.
La falta de justicia
efcaz moderna
Presidencia de la
república la re-
pública del ing.
Alberto Fujimori
Fujimori.
Mensaje a la na-
ción
Se prepararon los
proyectos de normas
para la defenestra-
ción de magistrados,
que luego fue reali-
zada
7 1992 Cese y separación
de magistrados
Presidente de la
república ing.
Alberto Fujimori
Fujimori
Decretos n. 25422 y
25423 que hicieron
cesar:
134 magistrados.
33 de la corte supe-
rior de lima.
8 vocales del callao.
47 jueces de la ins-
tancia de lima.
6 fscales superiores
del callao.
19 fscales prov. De
lima.
10 fscales prov. Del
callao.
6 jueces de primera
instancia
J-R
202
LibrosEnRed
8 1992 Nombramiento de
nuevos magistra-
dos supremos
Presidente de la
república Ing.
Alberto Fujimori
Fujimori
Nombramiento de 12
vocales provisionales
9 1992 Impedir el uso de
garantías consti-
tucionales contra
la decisión de go-
bierno central
Presidente de la
republica ing.
Alberto Fujimori
Fujimori
Decreto ley nº 25454
10 1993 Jurado de honor
de la magistratu-
ra, para:
Califcar a los ma-
gistrados.
La implementa-
ción de nuevas
formas más efec-
tivas de adminis-
tración del poder
judicial.
Adoptar medidas
internas para su-
perar la difícil si-
tuación existente
Comisión de
justicia del con-
greso de la repú-
blica
Nombramiento de
magistrados
11 1993 Promulgación del
“tuo” de la ley or-
gánica del poder
judicial
Reformar el con-
sejo ejecutivo del
poder judicial pa-
ra constitutuirlo
como el órgano
de gobierno in-
terno del poder
judicial
Gobierno central
Ds nº 01163jus
No se alteró la re-
lación del poder ju-
dicial con los otros
organismos del
estado, porque los
cambios fueron hacia
adentro. No se tuvie-
ron personas compe-
tentes para la buena
administración de es-
te poder del estado
DR–S21 y LASINPERU
203
LibrosEnRed
12 1995 Comisión ejecu-
tiva del poder
judicial:se inser-
tó el esquema
estructurado, la
fnalidad era con-
cluir la reforma
del poder judicial:
Gobierno central
y el congreso de
la república
Ley nº 26546.
Culminó la reorga-
nización del poder
judicial
13 1996 Consejo de coor-
dinación judicial
coordinar los li-
neamientos de
política general
de desarrollo y
organización en
las instituciones
vinculadas al ser-
vicio de la justicia,
etcétera.
Congreso de la
república
Ley n. º 26623
Se formuló los linea-
mientos de la política
general de gestión
del Poder Judicial
14 2003 “Ceriajus” comi-
sión especial para
la reforma inte-
gral de la adminis-
tración de justicia.
Su objetivo es
analizar y procu-
rar resolver:
El manejo jurisdic-
cional.
La carga procesal
Congreso de la
república y el go-
bierno del presi-
dente Alejandro
Toledo Manrique
Los gobiernos regionales
Admitimos que la descentralización, por su propia naturaleza, puede y de-
be contribuir positivamente en el proceso de desarrollo de Perú, como ocu-
rre en otros países. Muchas personas e instituciones públicas y privadas de
buena fe esperamos eso.
Lamentablemente, esta descentralización también es una mala copia de
otros países con una realidad cultural distinta y con otro tipo de operadores.
Los resultados visibles de la gestión de los Gobiernos regionales y nuestros
J-R
204
LibrosEnRed
estudios de investigación nos permiten vislumbrar un rotundo fracaso en el
corto, mediano y largo plazo, no precisamente porque la descentralización
sea mala por sí misma, sino porque se está tratando de edifcar sobre bases
deleznables, con las mismas falencias y errores del Gobierno central.
Dentro de este contexto, los Gobiernos regionales no muestran hasta la fe-
cha resultados exitosos tangibles que contribuyan al proceso de desarrollo
del país. Estas entidades, por lo visto, no son más que organismos burocrá-
ticos ofcialistas en su respectiva jurisdicción u opositores ante el Gobierno
nacional. ¿Cómo se puede avanzar si unos empujan el carro de la historia
hacia adelante y otros, hacia atrás?
Sin embargo, se destacan en otros aspectos opuestos al proceso de desarro-
llo, por ejemplo, la organización del paro regional del 14 de julio de 2004,
que atentó contra la producción del país. También contribuyen a multipli-
car la corrupción según los reportes de los medios.
Por otra parte, no se quedan cortos en culpar al Gobierno central de sus
propios fracasos, y en pedir más dinero, como si existiera una reserva in-
agotable, pues evidentemente no entienden que para poder distribuir ri-
queza, primero hay que crearla.
Sin embargo, no se ve ninguna iniciativa innovadora y creativa en este
sentido, por lo que es previsible que, fnalmente, acudirán al facilismo de
aumentar la presión tributaria regional para lo cual ya han logrado las fa-
cultades legales necesarias. Dentro de poco tiempo, crearán o aumentarán
las llamadas “tasas” y “contribuciones” que, en el fondo, son mayores im-
puestos para los ciudadanos.
Desde mi punto de vista, el desarrollo regional no solamente está vinculado
con el facilismo de obtener mayores recursos económicos provenientes de
los impuestos, sino, principalmente, con la honestidad y el profesionalismo
de sus autoridades, aspectos que, al parecer, nadie está considerando.
El éxito de la descentralización solamente será posible a partir de la ejecu-
ción de las profundas reformas estructurales que nuestro país necesita. Sin
esta base estructural, lo único que se puede esperar es el aumento de la
corrupción y del fracaso.
Los gobiernos locales
La gestión de los Gobiernos locales, salvo algunas excepciones, tiene su
propia historia y es similar a la de los Gobiernos regionales, en materia
de promesas incumplidas.
DR–S21 y LASINPERU
205
LibrosEnRed
La frustración de la población es tal que, en varios casos, se promueve la
revocatoria de alcaldes por la vía de referéndum, con arreglo a la mediati-
zada Ley Nº 26300, Ley de Participación y Control Ciudadano. Los medios de
comunicación masiva informan ampliamente sobre esta circunstancia.
G) LOS ÓRGANOS DE SUPERVISIÓN Y CONTROL
Finalidad de la supervisión y control
La supervisión y control en la administración pública tienen como fnalidad
esencial cautelar el uso racional y transparente de los recursos públicos, así
como la calidad de los servicios prestados y la consistencia legal de los actos
administrativos.
En este contexto, conforme a las respectivas leyes orgánicas de su creación,
las siguientes entidades públicas están catalogadas como órganos de su-
pervisión y control:
– Tribunal Constitucional;
– Contraloría General de la República;
– Defensoría del Pueblo;
– Organismos Supervisores de la Inversión Privada en Servicios
Públicos;
– Ofcina de Control de la Magistratura (OCMA);
– Otros organismos autónomos sectoriales de control.
Conficto de intereses en los sujetos de control
Es preciso aclarar que los Poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Ju-
dicial), así como los llamados “organismos autónomos”, fnanciados con
recursos públicos, son por naturaleza sujetos de control. En consecuencia,
hay un tremendo conficto de intereses entre estos sujetos de control, en el
diseño y la promulgación de las leyes orgánicas de las entidades de supervi-
sión y control, en algunos casos diseñadas por iniciativa del Poder Ejecutivo;
en otros, por iniciativa del Poder Legislativo o en coordinación entre ambos
poderes conformados por políticos muy proclives a negociar intereses recí-
procos, con la modalidad de los denominados “consensos”.
Este conficto de intereses se magnifca por el hecho de que la designación
o el nombramiento de los titulares o representantes de los órganos de su-
pervisión y control también es potestad de los sujetos de control.
J-R
206
LibrosEnRed
En estas condiciones, ¿podemos esperar los contribuyentes (el pueblo) un
verdadero y efcaz control de millonarios movimientos económicos de re-
cursos públicos, efectuados por decisión de las altas esferas del poder, del
origen e incidencia de las leyes en contra de los intereses del país, evalua-
ción y control de la administración de justicia y de otros asuntos de gran
trascendencia para la sociedad? La respuesta es obvia: NO.
Pues, además de las restricciones contenidas en las leyes orgánicas de las
entidades de supervisión y control, si el trabajo o la presencia de los repre-
sentantes de estos organismos son incómodos para los poderosos sujetos
de control que los nombraron, estos mismos que tienen potestad para ha-
cerlos cesar o destituirlos, por supuesto, con argumentos falsos muy bien
elaborados para darle visos de legalidad.
Inoperancia de los órganos de control
El conficto de intereses antes indicado explica en gran medida la inope-
rancia de los citados órganos, que solamente se ocupan de cosas y hechos
intrascendentes, y dejan intacta la macrocorrupción institucionalizada.
El ejemplo más claro del conficto de intereses entre los sujetos de control y
sus consecuencias nocivas para la sociedad es la Ley Orgánica del la Defen-
soría del Pueblo, pues ha sido diseñada de tal manera que, en la práctica,
esta entidad no puede defender realmente a nadie, no porque su titular
y sus funcionarios sean ineptos, sino porque paradójicamente esta ley lo
impide.
Por lo anterior, si realmente los peruanos queremos combatir la macro-
corrupción institucionalizada, y mejorar la calidad de los servicios por los
cuales los contribuyentes están pagando, debemos liberar los órganos de
supervisión y control del dominio de los sujetos de control, en la opción que
se propone en este Proyecto.
H) ACERCA DEL MODELO ECONÓMICO
Desde nuestro punto de vista, nada en este mundo es 100% bueno ni 100%
malo; siempre en lo uno hay algo de lo otro. En este sentido, lo que cuenta
es el balance de resultados concretos para califcar como buena o mala ca-
da situación trascendente.
El modelo estatista prosocialista
Ya los peruanos hemos pasado por la experiencia del modelo económico
estatista prosocialista, impulsado por el Gobierno militar del General Juan
DR–S21 y LASINPERU
207
LibrosEnRed
Velasco Alvarado (1968–1975). Las reformas realizadas, aun cuando conside-
ramos que fueron inspiradas con buena intención, no dieron los resultados
esperados en la solución los principales problemas de Perú.
En el tema de la Reforma Agraria, el órgano político del Gobierno, denomi-
nado SINAMO (Sistema Nacional de Apoyo a la Movilización Social) tenía el
siguiente eslogan que se repetía hasta el cansancio como preludio del proce-
so de expropiación de cada latifundio: “Campesino: el patrón no comerá más
tu pobreza”. Los detractores de la época decían en voz baja: “Ni tú tampo-
co”. Lamentablemente, el tiempo confrmó que estos últimos tenían razón.
En consecuencia, por el fracaso del modelo socialista en el mundo y por la
experiencia vivida en nuestro país, consideramos que este modelo ya co-
rresponde al pasado y no tiene caso insistir en lo mismo.
El modelo ecónomico de libre mercado
Al margen de la condenable macrocorrupción del gobierno del presidente
Alberto Fujimori (1990–2000), debemos reconocer sin mezquindades que
en ese gobierno se sentaron las bases para el desarrollo del modelo eco-
nómico de libre mercado en nuestro país. Los primeros resultados positivos
empiezan a verse refejados en los índices macroeconómicos de crecimiento
durante el gobierno del presidente Alejandro Toledo (2001–2006), quien ha
tenido el tino de no cambiar en lo esencial las reglas establecidas.
Es cierto que los benefcios de este modelo económico todavía no llegan a
los pobres, porque el tiempo de su implementación es relativamente corto
y, también, porque es indispensable llevar a cabo las reformas estructurales
pertinentes para hacer viable la redistribución responsable de la riqueza
generada en nuestro país.
Si la clase empresarial obtiene excelentes ganancias por su trabajo y talen-
to para generar bienes, es correcto, pero en una democracia real, la clase
trabajadora y los pobres, en general, también tienen el derecho de acceder
a las oportunidades para progresar, y de participar, de esta manera, en la
distribución de la riqueza generada dentro del modelo económico de libre
mercado. Si los operadores de este modelo promueven la exclusión de los
pobres, están creando en forma indirecta las condiciones para su inviabili-
dad en el mediano y largo plazo.
Metafóricamente hablando, si los Gobiernos siguientes ponen el carro del
país “en neutro” y no cometen errores importantes, podrán obtener resul-
tados positivos sin retrocesos ni cambios traumáticos, aunque sería mejor
si manejaran las hechos con honestidad y ejecutasen las reformas estruc-
J-R
208
LibrosEnRed
turales necesarias para que los benefcios del modelo económico puedan
llegar a los pobres. Solamente en esta forma, el crecimiento macroeconó-
mico logrado dentro de este modelo tendrá un sentido social positivo. De
lo contrario, será rechazado por la mayoría de los peruanos excluidos.
I) SOBRE LA ANUNCIADA REFORMA CONSTITUCIONAL
Como punto de referencia debemos tener en cuenta que la Constitución
Política de los Estados Unidos de Norteamérica, uno de los países más repre-
sentativos del mundo en materia de desarrollo, democracia y libertad, fue
promulgada en el año 1791, es decir, 215 años hasta 2006 (fecha de formu-
lación de este Proyecto); salvo algunas enmiendas, jamás ha sido cambiada
por otra, debido principalmente a que se sustenta en principios éticos y mo-
rales que son invariables a través del tiempo, y por su proyección al futuro.
En nuestro país, en un período de 171 años (1822–1993), la Constitución Po-
lítica ha sido cambiada 12 veces, conforme al gusto y a los intereses de las
clases gobernantes de turno, con los resultados negativos que todos cono-
cemos y sufrimos en carne propia.
Los cambios realizados en la Constitución Política fueron los siguientes en
orden cronológico:
Constitución original
1 Primera Constitución 1822 3 años
Reformas o sustituciones
1 Primera 1826 2 años
2 Segunda 1828 6 años
3 Tercera 1834 5 años
4 Cuarta 1839 17 años
5 Quinta 1856 4 años
6 Sexta 1860 7 años
7 Séptima 1867 9 años
8 Octava 1876 44 años
9 Novena 1920 13 años
Orden cronológico
Año Vigencia
DR–S21 y LASINPERU
209
LibrosEnRed
10 Décima 1933 46 años
11 Décimo primera 1979 14 años
12 Décimo segunda 1993 ¿?
¿Qué podemos esperar de la anunciada reforma o sustitución constitucio-
nal número 13?
En el texto original de la Constitución y en las siguientes 12 versiones re-
formadas o sustituidas, el pueblo, por el hecho de estar desorganizado, no
participó con sus propias iniciativas debidamente sustentadas. Este trabajo
fue confado a los congresistas con facultades constituyentes, quienes en el
texto original insertaron partes de Constituciones ya existentes en el mun-
do, y, en las reformas o sustituciones, , hicieron modifcaciones de acuerdo
con su propia óptica, conforme a los intereses de los promotores de las
reformas, con un elevado costo para el país, cambios que, a la luz de los re-
sultados que tenemos a la vista, no han servido para resolver los principales
problemas del país ni, mucho menos, para impulsar el desarrollo.
En efecto, si la tantas veces anunciada reforma número 13 se realiza con el
mismo criterio y con la misma modalidad operativa que las anteriores, el
fracaso está garantizado. Luego, los que se benefcien de estos procesos
inútiles, de inmediato, empezarán a elucubrar las justifcaciones para la
reforma número 14, y así sucesivamente. Mientras tanto el pueblo seguirá
marginado como un simple espectador, que sufre las consecuencias y que
paga el costo de estas reformas, que no contribuyen demasiado a solucio-
nar los problemas fundamentales del país.
En nuestra opinión, la reforma constitucional número 13 solamente se justif-
ca si sirve para efectuar la refundación de la república, mediante la incorpora-
ción de las profundas reformas estructurales que nuestro país necesita, como
un nuevo modelo de democracia, la reforma del Estado–Gobierno, la forma-
lización del contrato social y otros temas puntuales trascendentes. Todo esto
debe estar sustentado, con la participación del Estado–Pueblo, organizado
adecuadamente. Su aprobación debe hacerse mediante referéndum, previo
al cual se difundirán de manera intensiva las modifcaciones propuestas.
J) RESULTADOS DE GESTIÓN DEL SISTEMA TRADICIONAL
Después de 185 años de vida republicana, hasta el año 2006, fecha de
formulación de este proyecto, el sistema tradicional de gobierno ha lo-
grado los siguientes resultados:
J-R
210
LibrosEnRed
EL PERÚ EN NÚMEROS
EXTENSIÓN TERRITORIAL
Extensión total km
2
2005 1.285.216
Región costa km
2
2005 136.569
Región sierra km
2
2005 408.975
Región selva km
2
2005 739.672
SUPERFICIE POR REGIÓN LATITUDINAL
Superfcie total km
2
2005 1 285 216,00
Tropical km
2
2005 892.666
Subtropical km
2
2005 361.210
Templada km
2
2005 3.340
SUPERFICIE CONTINENTAL, LACUSTRE E INSULAR
Superfcie total km
2
2005 1.285.216
Continental km
2
2005 1.280.086
Lacustre km
2
2005 4.996
Insular km
2
2005 134
POBLACIÓN
Población total censada Habitantes 2005 27 219 264,00
Esperanza de vida al nacer Años 2005 70,30
Población econ. activa (15
o más)
% 2004 30,60
Tasa de desempleo % 2004 10,50
Tasa de subempleo % 2004 41,30
Población en condición de
pobreza
% 2004 52,20
Población en extrema po-
breza
% 2004 19,20
CONCEPTOS UNIDAD DE MEDIDA AÑO CANTIDADO VALOR
DR–S21 y LASINPERU
211
LibrosEnRed
Tasa de crecimiento pobla-
cional
% 2005 33,40
Tasa de analfabetismo % 2003 11,90
Tasa bruta de mortalidad % 2005 6,10
Tasa de desnutrición cróni-
ca (niños)
% 2004 25,80
Tasa de actividad de la PEA % 2004 71,20
INDICADORES ECONÓMICOS
Tasa de infación % 2004 3,48
Tipo de cambio US$ % 2004 3,41
Tasa de interés activa $ % 2004 7,20
Tasa de interés pasiva, $ % 2004 1,40
Producto bruto interno PBI mill. N. Soles 2004 234 261,00
Tasa de crecimiento PBI % 2004 1,03
Ingreso per cápita/mensual US$ 2004 117,85
Balanza comercial mill. US$ 2004 2.793
Exportaciones (FOB) mill. US$ 2004 12.917
Importaciones (FOB) mill. US$ 2004 9.824
Deuda externa mill. US$ 2004 31.117
Deuda interna mill. US$ 2004 6.289
Presión tributaria % 2004 13,30
Défcit Fiscal mill. n. soles 2004 2.720
Servicio deuda externa mill. US$ 2004 2.556
PRINCIPALES RECURSOS MINEROS
J-R
212
LibrosEnRed
Producción de petróleo miles barriles 2004 35.448
Reservas probadas de petró-
leo
miles barriles 2004 353
Reservas probables de petró-
leo
miles barriles 2004 354
Producción anual de oro kg. fno 2004 173.219
Reservas probadas de oro mill. onzas 2004 96.460
Producción anual de plata kg. fno 2004 3 .059.829
Reservas probadas de plata miles onzas 2004 1.406.584
Producción de cobre Tm fnas 2004 1.035.574
Reservas probadas de cobre Miles Tm 2004 57.878
Producción de gas natural mill. P3 2004 117.145
Reservas probadas de gas na-
tural
mill. P3 2004 8.722
Reservas probables de gas
natural
mill. P3 2004 7.333
RECURSOS MARINOS
Producc. harina de pescado miles TMB 2004 1.971
Volumen de la pesca marina miles TMB 2004 9.574
Producción anual de enlatados miles TMB 2004 4.536
Producción de congelados miles TMB 2004 143.624
Consumo interno prod. Pesquera miles TMB 2004 546.000
Anchoveta miles TMB 2004 11.296
Sardina miles TMB 2004 278
Jurel miles TMB 2004 240
DR–S21 y LASINPERU
213
LibrosEnRed
Caballa miles TMB 2004 180
PRINCIPALES RECURSOS AGROPECUARIOS
Superfcie sembrada hectáreas 2004 1 740 773
Superfcie cosechada hectáreas 2004 2.590.195
Valor de la producción agrícola mill. n. soles 2004 8.911.420
Valor de la producción pecuaria mill. n. soles 2004 6.776.130
Producción de papa Toneladas 2004 2.996.000
Producción hoja de coca Tm 2004 52.549
Población de ganado vacuno unidades 2004 5.181.173
Colocación de carne de pollo BB unidades 2004
309
212.482
Producción de uña de gato Tm 2004 323
Producción de cochinilla kg 2004 122.140
Producción forestal miles m
3
2004 854.500
Madera aserrada m
3
2004 671.229
PRINCIPALES PRODUCTOS INDUSTRIALES
Producción de caña de azúcar Tm 2004 6.946.873
Producción de algodón Tm 2004 160.460
Producción de arroz cáscara Tm 2004 1.816.621
Producción de café Tm 2004 256.165
Producción de espárrago Tm 2004 190.142
Producción maíz amarillo duro Tm 2004 962.678
J-R
214
LibrosEnRed
Producción de limón Tm 2004 201 278,00
Producción de plátano Tm 2004 1.660.310
PRODUCCIÓN INDUSTRIAL ALIMENTARIA
Aceites Tm 2004 178.116
Grasas Tm 2004 62.045
Avena Tm 2004 30.093
Derivados del cacao Tm 2004 9.808
Derivados lácteos Tm 2004 10.783
Embutidos y carnes Tm 2004 29.774
Fideos Tm 2004 251.698
Harina de trigo Tm 2004 1.002.638
Arroz pilado Tm 2004 1.271.635
Sémola Tm 2004 8.311
Leche Tm 2004 369.899
Alimentos balanceados Tm 2004 1.746.738
FUENTE: INEI (http://www.inei.gob.pe) – BCR (http://www.bcrp.gob.pe)
EFECTOS GRAVES DE LA SITUACIÓN ECONÓMICA Y DE LA INJUSTICIA SOCIAL
Los indicadores económicos y sociales antes expuestos nos relevan de mayor
comentario sobre este rubro. Sin embargo, cabe destacar los altos índices
población en condiciones de pobreza extrema, desocupación masiva, au-
sencia de oportunidades de progreso, con los siguientes efectos evidentes:
Degradación humana
La degradación humana empieza cuando se extingue el sueño de vivir
dignamente. Luego, se comprime y se anula la autoestima. De esta ma-
DR–S21 y LASINPERU
215
LibrosEnRed
nera, se crea una situación de fragilidad propicia para la quiebra de los
valores éticos y morales.
Desviación de objetivos en la juventud
Como consecuencia de lo anterior, en una situación angustiante y des-
pués de esperar largamente algún tipo de apoyo para su progreso perso-
nal que nunca llega, nuestra juventud se prostituye. Algunos buscan una
válvula de escape a sus frustraciones en la drogadicción, el pandillaje, los
actos delincuenciales; y muchos terminan en prisión, donde son aban-
donados en espera de una justicia que no llega, por el mismo hecho de
su pobreza, pues la realidad demuestra que en Perú, cualquier delito es
perdonable, menos el delito de ser pobre.
Terrorismo
Dentro de la teoría de causa y efecto, nosotros consideramos que el terro-
rismo es un efecto o un producto de la extrema pobreza e injusticia social.
En este sentido, aunque no nos guste, debemos admitir que el terrorismo
aparece como una opción irracional en el intento de solucionar el proble-
ma de la injusticia social en nuestro país. Los que no comparten esta opi-
nión pueden preguntarles a los ciudadanos Abimael Guzmán y Víctor Polay
Campos, entre otros, cuáles fueron o son sus motivaciones para elegir el
camino equivocado y llegar hasta donde llegaron.
En este enfoque, no se debe perder de vista a los personajes que desde las
altas esferas del poder, ya sea por acción u omisión, mantienen o promue-
ven las lacras sociales de la pobreza extrema y la injusticia social, caldo de
cultivo del terrorismo. Estos malos peruanos bien pueden merecer el título
de “terroristas sociales”, con licencia para el exterminio masivo indirecto de
un gran sector de nuestro pueblo, por la vía de la pobreza extrema, y sin
ley que los sancione.
Muerte lenta y despiadada
El ser humano en condiciones de pobreza extrema es objeto de un profun-
do sufrimiento ocasionado por el hambre que destruye su cuerpo físico y
por la sed de justicia que corroe su alma.
Esto, sencillamente, es un proceso de muerte lenta y despiadada, acaso más
cruel que un asesinato directo y violento.
J-R
216
LibrosEnRed
Incertidumbre en los procesos electorales
La masifcación de los modernos medios como la radio, la televisión y,
últimamente, la Internet, permite que la población se informe mejor
que antes sobre el acontecer nacional e internacional, por lo que los
ciudadanos ahora tienen una idea más clara sobre la situación socioeco-
nómica de nuestro país y del resto del mundo.
Por estos mismos medios y, también, por vivencia propia, los ciudadanos sa-
ben que las élites de la clase política, que se han turnado en el poder y que
han engañado tantas veces al pueblo con falsas promesas, llevan dentro de
sí mismas el fagelo de la corrupción y la ambición del benefcio personal. Los
ciudadanos han visto por sí mismos que cada cinco años sale un grupo de co-
rruptos de la administración del país y entran otros para seguir con lo mismo.
En la campaña electoral para las elecciones generales del 9 de abril de
2006, hasta el 31 de marzo de 2006 (fecha de término de la formulación
de este Proyecto), ninguno de los 24 partidos políticos en campaña ha
propuesto algo concreto sobre las profundas reformas estructurales que
nuestro país necesita ni mucho menos, para combatir los fagelos de la
corrupción y la improvisación, lo cual indica que las cúpulas de las or-
ganizaciones políticas que buscan acceder al poder son las primeras y
principales improvisadas o, en todo caso, no piensan realizar cambios
trascendentes desde el Gobierno.
Por esto, los ciudadanos electores ya no confían en la clase política, salvo
aquellos que esperan benefciarse en el momento del reparto del poder, u
otros cuyas mentes han sido alienadas y poseídas por sus líderes.
Así se explica, en gran medida, la evidente preferencia de los electores por
organizaciones políticas nuevas, sin propuestas programáticas. Esto hace
difícil vislumbrar hacia dónde pueden llevar al país, sin embargo, les dan
igualmente sus votos, como una forma de protesta y de castigo a las or-
ganizaciones políticas tradicionales que los defraudaron tantas veces con
promesas incumplidas.
Deuda externa y responsabilidad social
La deuda externa representa un peso muy grande en el proceso de desarro-
llo del país, debido a su incidencia en la economía individual y de la socie-
dad en su conjunto, a quien se traslada en forma inconsulta la pesada carga
del pago de los capitales prestados, más los intereses convenidos. Además,
no se conocen resultados exitosos de la aplicación de los préstamos millo-
narios. Esta situación, deliberada o no, constituye un indicio razonable para
DR–S21 y LASINPERU
217
LibrosEnRed
considerar que estas operaciones son manejadas, irresponsablemente, al
margen de los intereses del país, por un pequeño grupo de burócratas vin-
culados a cada Gobierno de turno.
El gran negocio resulta siempre favorable para los bancos prestatarios que
muestran ante el mundo la falsa imagen de ser organizaciones de promo-
ción y apoyo para el desarrollo de los países del llamado “Tercer Mundo”.
Esto no es cierto porque, si lo fuera, en los 185 años de vida republicana,
transcurridos hasta 2006, con la aplicación de los elevados montos presta-
dos, no tendríamos un país empobrecido con la secuela del subdesarrollo
que oprime a nuestro pueblo.
El Gobierno del presidente Alejandro Toledo incrementó la deuda externa
en 3.907.000.000, dólares a diciembre de 2003, no precisamente para inver-
siones rentables, porque a en ese momento los grandes proyectos de inver-
sión del Estado estuvieron paralizados, lo cual signifca que estos préstamos
son para gasto corriente, lo que es grave en términos de su recuperación.
Como consecuencia del elevado endeudamiento, con relación a la capa-
cidad de pago, los principales prestamistas como el Fondo Monetario In-
ternacional (FMI) y el Banco Mundial (BM), entre otros, se permiten poner
condiciones en el manejo económico del país, en función solo de sus propios
intereses, y vulneran de esta manera el principio de soberanía económica.
Esta situación merece ser analizada y evaluada debidamente.
Todos los Gobiernos de turno contribuyen a incrementar la deuda pública
externa y no rinden cuenta a nadie de los resultados de su aplicación. La
pregunta de rigor es: ¿por qué tanto interés en endeudar al país? Acaso,
¿hay algún benefcio personal en cada operación a favor de los burócratas
a cargo de la negociación?
En el cuadro siguiente, se muestra la posición de la deuda externa al 31 de
diciembre de 2003.
DEUDA PÚBLICA EN MILLONES DE DÓLARES AMERICANOS
Acumu
lado
Variación Estruct.
Tipo de
acreedor
A
junio
A
dic.
A
junio
A dic.
2001
($)
2003
($)
2001
(%)
2003
(%)
J-R
218
LibrosEnRed
1 Organismos
internacio-
nales
6.222 7.359 1.137 18,3 33 32.3
2 Club de pa-
rís
7.780 8.658 878 11,3 41,2 38
Proveedo-
res
915 1.034 119 13 4,9 4,5
3 Banca inter-
nacional
77 5 –72 –93,5 0,4 0
América
latina
82 50 –32 –39 0,4 0,2
4 Europa del
este
58 32 –26 –44,8 0,3 0,1
5 Bonos 3.727 5.630 1.903 019,8 24,7
Total (us$): 18.861 22.768 3.907 20,7 100 100
FUENTE: BCR Nota Semanal Nº 09–2004, publicada en el diario La Repúbli-
ca del 19 de marzo de 2004.
K) CAMINO HACIA EL COLAPSO TOTAL
Fuga de talentos y de capitales peruanos
En las condiciones antes expuestas, los profesionales altamente competitivos
y con talento para enriquecer el capital humano del país, en general, no tie-
nen cabida en la administración pública. La empresa privada absorbe lo que
puede, pero no lo sufciente, debido a las limitaciones generadas por el sub-
desarrollo del país. Por esta razón, se ven obligados a emigrar a otros países
donde son bien tratados y motivados a fn de quedarse para siempre.
Los empresarios de éxito, por su parte, son potenciales víctimas de robos,
asaltos y secuestros para el cobro de rescates. El manejo de los negocios
se hace más difícil que lo normal, debido al exceso de regulaciones y a la
corrupción de parte de la burocracia estatal; así, se ven obligados a sacar a
sus familias fuera del país y, fnalmente, también retiran sus capitales, para
invertirlos en otros países con vida normal.
DR–S21 y LASINPERU
219
LibrosEnRed
De esta forma, el país pierde lo mejor de su capital humano y fnanciero,
que pasa a fortalecer el desarrollo de otros países.
Descomposición social creciente
Nos encontramos frente a un alarmante proceso de descomposición social cre-
ciente, puesta de manifesto en la delincuencia organizada, pandillas juveniles
y algunos sectores de la sociedad asumen la justicia por sus propias manos. De-
terminados elementos de la Policía y del Poder Judicial negocian con los delin-
cuentes, la inseguridad ciudadana es un asunto delicado que afecta a todos.
Este fenómeno se deriva, en gran parte, del mal ejemplo de la clase go-
bernante de turno. Los medios de comunicación dan cuenta de muchos
casos de delitos que quedan en la impunidad, debido a la infuencia del
poder político y económico. En este cuadro social, algunos segmentos de
población, frente a la desesperanza y la falta de sólidos principios éticos y
morales, optan por ponerse al margen de la Ley.
Camino al hacia el colapso total
En tal circunstancia, no es necesario ser adivino ni superdotado para darse
cuenta de que, si los ciudadanos, vale decir el pueblo, no nos organizamos
adecuadamente y asumimos todos juntos las iniciativas y las acciones ef-
caces para revertir esta crítica situación en los aspectos económico, social
y ético por los que atraviesa nuestro país, la nación se dirige al colapso en
un tiempo no muy lejano, con las consecuencias que todos los peruanos
lamentaremos irreparablemente cuando sea demasiado tarde.
Efectos internos y externos previsibles
En el plano interno, es previsible la generación de un enfrentamiento fratri-
cida entre los que nada tienen y los que tienen algo, en una lucha por la su-
pervivencia de los primeros. En esta guerra, conocida como “lucha de clases”,
no habrá ganadores, pues todos perderemos, tanto los ricos como los pobres
porque con estos enfrentamientos, la pobreza será mayor y en tales condi-
ciones, será más difícil implementar y ejecutar cualquier plan de desarrollo.
En el plano externo, los países desarrollados solamente se preocupan de
obtener benefcios de la globalización, pero no ven o no quieren ver que
los efectos de la pobreza y la injusticia social del resto del mundo tam-
bién tiende a globalizarse: una de sus manifestaciones más concretas es
el terrorismo internacional.
J-R
220
LibrosEnRed
Los países ricos que, irresponsablemente, en función de sus propios intere-
ses, han aumentado nuestra deuda externa a niveles inmanejables hasta
estrangular al pueblo también perderán la posibilidad de cobrar sus inte-
reses y sus capitales, pues partiendo de la premisa que el país mantenga
invariable su voluntad de pago, no podrá honrar sus compromisos, y los
prestamistas tendrán que recoger escombros para recuperar algo de sus
inversiones. Esta miopía de los países ricos genera corrientes ideológicas en
el mundo, que los muestran como enemigos.
L) MANSEDUMBRE Y RESIGNACIÓN DEL PUEBLO
Es incomprensible e inadmisible para cualquier pensador libre con sentido
común, que el pueblo formado por todos los ciudadanos de los diversos
estratos sociales y culturales del país, así como la sociedad civil organizada,
hayan aceptado mansamente durante 185 años sin ninguna reacción co-
lectiva efcaz la reiterada estafa a los electores por parte de las élites de la
clase política que acceden al poder con promesas electorales que luego no
cumplen, con los resultados deplorables que todos conocemos.
La mayoría de los ciudadanos se quejan en voz baja de las consecuencias
de dicha estafa, pero su resignación o aceptación es evidente al no estar
dispuestos a tomar iniciativas para revertir esta situación en forma corpora-
tiva. Esta debilidad de la sociedad peruana ha permitido que se instale y se
consolide una nueva forma de oprimir a nuestro pueblo, en nombre de una
democracia que en la práctica es una fcción para los pobres.
Indudablemente, esta resignada actitud colectiva de mansedumbre de
nuestro pueblo es el principal escollo que debemos superar, para ejecutar
los grandes cambios que nuestro país necesita sin mayor demora, a partir
de propuestas concretas como las que se exponen en este Proyecto.
2.3 – ALTERNATIVAS DE SOLUCIÓN AL PROBLEMA POR RESOLVER
A) REALIZAR LOS GRANDES CAMBIOS NECESARIOS, EN PAZ Y EN DEMOCRACIA
Creemos que ha llegado el momento en que el pueblo y la sociedad civil articu-
lados en torno a los temas de interés nacional, empecemos, sin mayor demora,
a tomar iniciativas concretas bien sustentadas para liberarnos de las principales
causas que originan la pobreza y el subdesarrollo. Solamente de esta manera
podremos cambiar el curso de la historia de nuestra patria sin consecuencias
DR–S21 y LASINPERU
221
LibrosEnRed
traumáticas, a fn de encaminarlo por la ruta del desarrollo y la prosperidad
accesibles para nuestro pueblo, sin exclusión de ningún estrato social.
En esta perspectiva, se ha visto por conveniente formular y poner a disposi-
ción del pueblo, este proyecto nacional, como una propuesta desarrollada,
que construye una verdadera posibilidad para salir de esta crítica situación
tradicional del país.
Este proyecto es un aporte intelectual espontáneo que emana de la inteli-
gencia del pueblo, desde una posición totalmente al margen de la política
partidaria. Este aporte es el producto de la inversión de mucho tiempo y
trabajo no remunerado, al no haber contado con ningún tipo de apoyo del
Gobierno peruano ni de ninguna otra fuente de cooperación nacional o
extranjera.
Sería muy importante que se presentaran otras propuestas para que el
pueblo pueda evaluarlas y tenga la oportunidad de elegir la mejor. En todo
caso, este es el primer paso al frente y esperamos que otras inteligencias
también contribuyan en esta patriótica tarea.
En este gran reto, debemos involucrarnos todos los peruanos sin excepción
alguna, participando y apoyando intelectual y materialmente en la medida
de nuestras posibilidades, bajo el lema “Juntos lo podremos todo, divididos
no somos nada”.
B) OPTAR POR UNA REVOLUCIÓN SANGRIENTA
Nosotros no simpatizamos con esta alternativa. Sin embargo, si no tomamos
la iniciativa de revertir esta crítica situación, por la vía de una revolución
pacífca, dentro del marco de la Constitución y en democracia, la opción
violenta es potencialmente realizable con otros actores que sí participan
de esta idea. La historia de 20 años de terrorismo en nuestro país, situación
que, felizmente, corresponde al pasado, confrma esta tesis.
El caldo de cultivo para el desarrollo de esta alternativa está, precisamente,
en la tremenda injusticia social y la pobreza extrema, entre otras lacras socia-
les creadas por un sistema que ya ha colapsado y que debe ser renovado.
C) SEGUIR ESPERANDO POR TIEMPO INDEFINIDO
La tercera alternativa, en la cual estamos inmersos, consiste en que el universo
de los contribuyentes, llamado “pueblo” continúe esperando ingenuamente,
J-R
222
LibrosEnRed
como pasivo y simple espectador, por tiempo indefnido, tal vez mil años, , pa-
ra que los caudillos y demagogos de la clase política tradicional modifquen,
desde el Gobierno, la situación caótica del país por su propia iniciativa.
En esta opción, es claramente previsible que en cada proceso electoral, solo
ocurrirá un cambio de personajes en el poder, para seguir dando al pueblo más
frustraciones, con algunos matices personales en cada estilo de gobierno.
2.4 – ALTERNATIVA DE SOLUCIÓN ELEGIDA
Los resultados catastrófcos que están a la vista después de casi dos siglos
de vida republicana promovidos por una falsa democracia y por un modelo
estructural opresor del aparato del Estado–Gobierno en perjuicio de los
más débiles, con operadores deshonestos y técnicamente incapaces, de-
muestran que el sistema tradicional ha colapsado y, por tanto, no podemos
esperar sino más de lo mismo.
En consecuencia, consideramos que la única forma de cambiar el curso de
la historia de nuestro país es por iniciativa directa del mismo pueblo organi-
zado adecuadamente. Para ello, se propone la aprobación de este proyecto
vía referéndum, y su consiguiente ejecución. Esperamos que el pueblo lo
entienda y lo haga suyo. Si no lo hace ahora, tal vez, no se vuelva a pre-
sentar otra oportunidad similar, por lo menos en doscientos años, ya que
es previsible que el sistema tradicional advertido de esta posibilidad cree
mecanismos para evitarlo, incluidas la descalifcación y la represión de los
promotores de esta iniciativa.
2.5 – CONDICIONES ACTUALES PARA LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO
A) RECURSOS HUMANOS
Partimos del supuesto de que no todo está perdido, pues siempre existe la
esperanza en un futuro mejor y una valiosa reserva de peruanos honestos
competentes y de buena voluntad, en diversos sectores de la población, co-
mo intelectuales, tecnócratas, empresarios, técnicos de mando medio y ciu-
dadanos en general, así como un inmenso sector de juventud creciente que
aspira a encontrar su propio espacio, con las oportunidades y condiciones fa-
vorables para hacer realidad sus naturales ilusiones de una vida digna y prós-
pera, sustentada en el trabajo honrado, en un ambiente de paz duradera.
DR–S21 y LASINPERU
223
LibrosEnRed
Por otra parte, nuestra investigación comparada nos permite afrmar cate-
góricamente que el coefciente intelectual promedio de los peruanos, de
ninguna manera, es inferior al de los ciudadanos de los países desarrolla-
dos. Lo que sucede es que la inteligencia en nuestro país no tiene un espa-
cio adecuado para su aplicación productiva y se encuentra comprimida por
el entorno cultural negativo imperante. Es amplio el listado de peruanos
que se destacan exitosamente por sus propios méritos personales dentro
del país y en otras partes del mundo.
Por consiguiente, estamos plenamente convencidos de que los peruanos sí so-
mos capaces de hacer muchas cosas buenas y, por lo tanto, podemos realizar
este gran proyecto nacional, sobre la base de la reserva de peruanos idóneos,
plenamente identifcados con nuestros objetivos y metas como nación.
B) RECURSOS CIENTÍFICOS Y TECNOLÓGICOS
En la actualidad, dentro del contexto de un mundo globalizado y vinculado
a través de los modernos medios de comunicación, como la informática, re-
sulta completamente factible acceder a las mejores opciones ofrecidas por
la ciencia y la tecnología, para su incorporación al programa de desarrollo.
Con el solo hecho de dejar de robarle al país, se puede disponer de los re-
cursos económicos sufcientes para adquirir lo mejor de ellas.
La inteligencia peruana cultivada sabrá aplicar y manejar la tecnología de
punta, como lo vienen haciendo los talentos nacionales que existen dentro
del país y fuera de él.
C) RECURSOS MATERIALES
Nuestro país cuenta con cuatro regiones naturales con pisos ecológicos dis-
tintos, que contienen el 85% de los climas del mundo, todas ellas con abun-
dantes y variados recursos naturales, para su explotación racional. Para tal
efecto, se debe privilegiar su industrialización intensiva dirigida al consumo
interno y a la exportación de productos terminados, reduciendo drástica-
mente o suprimiendo defnitivamente la exportación de materias primas.
D) RECURSOS FINANCIEROS
El costo de la primera y la segunda etapa de este gran proyecto nacional
será cubierto con los aportes de los peruanos de buena voluntad que aman
J-R
224
LibrosEnRed
a su patria y desean un futuro mejor, ya que el Gobierno de turno (2001–
2006), como era previsible, no estuvo interesado en ninguna reforma tras-
cendente, ni mucho menos en este proyecto, habiendo rechazado nuestra
iniciativa hasta en dos oportunidades.
Cuando el proyecto empiece a funcionar, será posible derivar parte de los
impuestos pagados por el pueblo, en su condición de contribuyente y, even-
tualmente, solicitar algún aporte de la cooperación técnica internacional.
El costo de la tercera etapa será cubierto por el Presupuesto General de la
República bien administrado, con honestidad, efciencia y efcacia.
E) SITUACIÓN COYUNTURAL
Los medios de comunicación masiva y las encuestas hechas por entidades
especializadas informan que la población, en su mayoría, ha perdido la con-
fanza y la credibilidad en las élites de la clase gobernante, debido a los
antecedentes históricos de su actuación, y muchos lo consideran un símbolo
del fracaso como país.
En este sentido, diversas organizaciones y personajes de la sociedad civil
vienen expresando el sentir general de la población sobre la necesidad de
que los políticos, en cada campaña electoral, sustenten sus propuestas con-
cretas en sus respectivos planes de gobierno y dejen de lado los enfrenta-
mientos triviales o superfuos. No obstante, esta invocación parece no ser
escuchada, con lo cual la desconfanza de los electores crece cada día, y
muchos no tienen defnida la preferencia de su voto.
En estas condiciones, las propuestas contenidas en este proyecto creemos
que son necesarias y pueden realizarse en el corto, mediano y largo plazo,
si se logra su difusión masiva, si el pueblo lo entiende y, por consiguiente,
se involucra y participa activamente en su ejecución.
2.6 – ESTIMACIÓN DE IMPACTOS
A) IMPACTOS POSITIVOS DIRECTOS
Dentro del país y fuera de él, se ha podido percibir en algunos compatriotas
de diversos estratos sociales, con quienes hemos tenido la oportunidad de
compartir nuestras inquietudes, que este Proyecto es motivador y genera
una esperanza viable para salir de la crisis actual. La misma opinión tienen
otros latinoamericanos contactados en los Estados Unidos de Norteamérica.
DR–S21 y LASINPERU
225
LibrosEnRed
Es previsible también que, luego de de editarse y de difundirse el proyecto,
el impacto sea mayor y pueda generarse una corriente de opinión favorable
para su ejecución, en especial, en la juventud y en la clase más empobrecida
del país, tradicionalmente marginada, quienes necesitan un entorno favo-
rable para su desarrollo personal.
B) IMPACTOS COLATERALES NEGATIVOS
No se descarta que haya un sector de la población escéptico y desconfado,
debido a los reiterados engaños de la clase política tradicional.
Por otra parte, es previsible que las clases y los grupos privilegiados que se
benefcian de la crisis imperante reaccionen sutilmente haciendo uso de su
poder político y económico para descalifcar al autor y desvirtuar el conte-
nido del proyecto, a fn de confundir a los ciudadanos, para evitar su ejecu-
ción y, de esta forma, mantener sus actuales privilegios a costa del hambre
y de la sed de justicia del pueblo.
C) EL PODER DISUASIVO DEL PUEBLO ORGANIZADO
Estimamos que el poder del pueblo organizado adecuadamente y de la
sociedad civil articulada en torno a los temas de interés nacional se hará
presente a su debido tiempo como Estado–Pueblo para superar los impac-
tos negativos colaterales derivados de este proyecto.
La historia da cuenta de que ningún Gobierno indeseable por inepto o co-
rrupto puede sobrevivir, si el pueblo lo rechaza y se moviliza masivamente
para expulsarlo.
226
LibrosEnRed
CAPÍTULO III
M I S I Ó N
3.1 – O B J E T I V O S
A) OBJETIVOS GENERALES
Promover una revolución pacífca, en democracia y dentro del -
marco de la Constitución, para liberar a nuestro país de las princi-
pales causas de la pobreza, del subdesarrollo y de las consecuen-
tes lacras sociales que oprimen a nuestro pueblo.
Activar una revolución cultural de largo alcance con educación -
de calidad para restablecer los principios éticos y liberar a nuestra
sociedad de las cargas mentales y culturales negativas, hereda-
das desde la Época Colonial (1532–1821), que persisten hasta este
tiempo, como madre de todos los vicios y las malas costumbres.
Crear las condiciones propicias estables para emprender el -
reto del proceso de desarrollo integral sostenible de nuestro
país, con reales posibilidades de éxito, con justicia social y con
oportunidades de progreso para todos, sin exclusión de nin-
gún estrato social.
B) OBJETIVOS ESPECÍFICOS
Instalación de un nuevo modelo de democracia inclusiva, que sea -
real y accesible para todos los peruanos, sin excluir a los pobres,
que son mayoría en el país.
Reforma de la estructura del aparato del Estado–Gobierno para -
adecuarlo a nuestra realidad cultural, con autocontroles y con un
sistema de evaluación por resultados y de rendición de cuentas
ante el Estado–Pueblo.
Formalización del contrato social para cortar por lo sano la impu- -
ne estafa tradicional a los electores, con promesas incumplidas
sin asumir ninguna responsabilidad real.
DR–S21 y LASINPERU
227
LibrosEnRed
Motivar la presencia de una nueva clase política que sea con- -
fable por la honradez de sus líderes, por la seriedad en el
cumplimiento de sus compromisos y por su competencia técni-
ca para gobernar exitosamente.
3.2 – M E T A S
A) METAS DE CORTO PLAZO
Difusión de las reformas estructurales propuestas en este pro- -
yecto, para que el pueblo peruano tome conocimiento de ellas,
se forme un juicio propio sobre el particular y se involucre en los
retos que demanda su ejecución.
Promover la organización y puesta en funcionamiento del Esta- -
do–Pueblo, para que asuma el rol de unidad ejecutora de este
proyecto, como interesado en los benefcios que conlleva su eje-
cución.
B) METAS DE MEDIANO PLAZO
Realización de un referéndum impulsado por el Estado–Pueblo -
para la aprobación de este proyecto.
Ejecución de las profundas reformas estructurales que se propo- -
nen en este proyecto.
Inicio del proceso de desarrollo integral sostenible del país, con opor- -
tunidades de progreso para todos, sin exclusión de los pobres.
Fomentar el ejercicio permanente de los principios éticos y mora- -
les, en los ámbitos individual e institucional, como soporte cuali-
tativo del desarrollo.
C) METAS DE LARGO PLAZO
Afanzamiento de las reformas estructurales. -
Consolidación del proceso de desarrollo del país, con oportuni- -
dades de superación para todos.
J-R
228
LibrosEnRed
Mejora del nivel de vida del pueblo, generación masiva de em- -
pleo sostenible, de la seguridad ciudadana y acceso a la justicia
social sin exclusiones de ningún tipo.
Acceso a la convivencia pacífca y a la gobernabilidad predecible, -
sustentadas en la justicia social.
229
LibrosEnRed
CAPÍTULO IV
V I S I Ó N
4.1 – PRINCIPIOS GENERALES BÁSICOS DEL PROYECTO
Este proyecto, cuya vigencia prevista es, como mínimo, de cincuenta años,
se sustenta en principios generales, que son estables y permanentes en el
del tiempo.
No obstante, cualquier aspecto del contenido del proyecto puede cam-
biarse para ser mejorado y actualizado en el transcurso del tiempo, acor-
de con el proceso evolutivo del hombre, de la ciencia y de la tecnología.
Lo que no debe modifcarse son estos principios generales. El día que,
por alguna razón, estos principios pierdan vigencia, el fn del proyecto
habrá llegado.
A) EL HOMBRE COMO ARQUITECTO DE SU PROPIO DESTINO
La dualidad del hombre
La existencia del hombre sobre la faz de la Tierra, es el resultado de la fu-
sión del cuerpo físico con el cuerpo espiritual que muchos llaman “alma”. La
separación de estos dos componentes equivale a la muerte física.
El desarrollo o progreso material
Es un proceso orientado a incrementar la capacidad adquisitiva del indivi-
duo, lo cual le permite la acumulación de medios y recursos materiales para
su bienestar personal y familiar.
En condiciones normales, el progreso material se logra como resultado del
trabajo honrado, de la toma de decisiones acertadas y del manejo racional
de los recursos, disponibles a través del tiempo.
El desarrollo o progreso espiritual
Es un proceso orientado a lograr un estado de conciencia superior con
mente sana y positiva, fortalecida por una buena educación, que le per-
J-R
230
LibrosEnRed
mite al individuo acceder a su bienestar personal, y vivir con dignidad y
en paz consigo mismo.
El progreso espiritual se logra como resultado de una sólida formación per-
sonal dentro de ciertos principios y valores, tanto en el hogar como en los
centros educativos, que permiten un comportamiento correcto en familia
y en la sociedad.
La honestidad
Es una forma de conducta noble y honrosa, fruto del pleno ejercicio coti-
diano de los principios éticos y morales en todo lo actuado.
El desarrollo integral del hombre
Es un estado evolutivo completo, resultante del desarrollo armónico, para-
lelo y equilibrado entre el aspecto material y el aspecto espiritual.
El bienestar
Es una sensación agradable de la existencia, que se logra como resultado
de un buen nivel de vida, sustentado en el progreso material y espiritual,
en forma equilibrada y complementaria.
Todas las personas podemos alcanzar este nivel de vida por nuestros propios
esfuerzos, siempre que el entorno sea normal y, por tanto, lo permita. En los
países subdesarrollados como Perú, el logro de esta meta se hace muy difícil.
La felicidad
Es una sensación extraordinariamente agradable de la existencia, alcan-
zada como resultado de un alto nivel de vida sustentado en un excelente
progreso material y espiritual, equilibrado y complementario.
Este nivel de vida es accesible para las personas de férrea voluntad, que tie-
nen metas claramente defnidas, son conscientes de que es una tarea difícil,
y están dispuestas a esforzarse para superar todos los retos y obstáculos en-
contrados en el camino, con el fn de alcanzar el éxito integral esperado.
B) NUESTRA CONCEPCIÓN DEL MUNDO Y DE LA VIDA
Propósito de la presencia del hombre sobre la faz de la tierra
DR–S21 y LASINPERU
231
LibrosEnRed
Desde nuestro punto de vista, Dios ha puesto al hombre sobre la faz de
la Tierra para ser feliz y para progresar dentro de ciertos principios y
valores que son estables, permanentes a través de todos los tiempos. En
las Sagradas Escrituras estos principios y valores son conocidos como Los
Diez Mandamientos.
Pero esta felicidad debe ser construida por nosotros mismos, aplicando los
elementos necesarios que, para ello, Dios nos ha dado: la inteligencia, la
capacidad cognoscitiva, el acceso a la ciencia, a la tecnología y a todos los
recursos disponibles.
El origen y el fn de todas las cosas
En nuestra óptica, el origen y el fn de todas las cosas son para contribuir
a la edifcación del bienestar y la felicidad del hombre, dentro de ciertos
principios éticos y valores que regulan el desarrollo de la vida individual,
familiar y en sociedad.
Efectos del desequilibrio entre el progreso material y el progreso espiritual
Un hombre rico en bienes materiales, pero al mismo tiempo pobre en
el aspecto espiritual deshonesto y que vive en la iniquidad, no puede
ser necesariamente feliz, porque la felicidad no se puede comprar con
dinero.
Por otra parte, un hombre honesto, sometido a los rigores de la pobreza
extrema por falta de oportunidades para obtener los medios materiales
que le permitan existir dignamente junto a su familia tampoco puede
ser feliz, porque la honestidad no se puede comer para nutrir el cuerpo
físico.
C) EL RETO DEL DESARROLLO, UNA TAREA DE RESPONSABILIDAD COMPARTIDA
En relación con esto, cabe recordar el importante pensamiento expresado
por el ex presidente de los Estados Unidos de Norteamérica John F. Ken-
nedy: “No preguntes qué puede hacer tu país por ti, pregunta qué puedes
hacer tú por tu país”.
Nosotros estamos de acuerdo con esta idea y, por tanto, sostenemos
muy convencidos que el reto del proceso de desarrollo integral sosteni-
ble de nuestro país es una tarea de responsabilidad compartida entre
gobernantes y gobernados.
J-R
232
LibrosEnRed
Consecuentemente, nos encontramos frente a la necesidad impostergable
de diseñar y poner en funcionamiento un sistema efcaz para distribuir res-
ponsabilidades entre gobernantes y gobernados.
D) EQUILIBRIO ENTRE EL EJERCICIO DEL PODER Y EL CUMPLIMIENTO DEL DEBER
Por principio elemental de justicia, equidad y honestidad en la relación
entre gobernantes y gobernados ―los primeros en su condición de pro-
veedores del servicio de gerencia o alta dirección en la administración del
país, y los segundos en su condición de clientes―, resulta indispensable e
imperativo mantener un permanente equilibrio entre el ejercicio del poder
y el cumplimiento del deber.
El uso del poder en benefcio propio por parte del Estado–Gobierno sosla-
yando el cumplimiento del deber resulta ilegal, deshonesto, inmoral.
E) HONESTIDAD Y TRANSPARENCIA EN TODO LO ACTUADO
Nuestro trabajo de investigación nos ha permitido concluir que la hones-
tidad y la rectitud en todo lo actuado son condiciones cualitativas indis-
pensables y determinantes para sostener exitosamente todos los esfuerzos
orientados a lograr las metas previstas en el tema del desarrollo. Los ele-
mentos, como la ciencia, la tecnología, los capitales, etc., son accesibles
como consecuencia de lo primero.
Sin estos valores, cualquier proyecto o programa por más bueno que sea
colapsará, como ha venido ocurriendo durante tanto tiempo.
F) TRABAJAR Y DEJAR TRABAJAR
Se trata de aunar los esfuerzos de los distintos estratos sociales en la misma
dirección, sin odios ni rencores, a fn de trabajar conjuntamente para pro-
ducir riqueza y bienestar para los que no los tienen y para que los que ya
tienen puedan tener más.
G) ESQUEMA GENERAL DEL PROYECTO
El siguiente gráfco muestra el esquema general de este proyecto, en la pers-
pectiva del desarrollo integral del individuo y de la sociedad en su conjunto.
DR–S21 y LASINPERU
233
LibrosEnRed
Como puede verse, el desarrollo integral se sustenta en dos columnas
que simbolizan: una, el desarrollo del aspecto material; y la otra, el de-
sarrollo del aspecto espiritual. Si una de las dos columnas falla, el desa-
rrollo integral colapsa.
En nuestro país, está fallando la columna del desarrollo espiritual refejada
en el deplorable ejercicio de los principios éticos y morales. Esta debilidad
en las clases gobernantes hace inaccesible el desarrollo integral, y, en par-
ticular, el de los pobres.
J-R
234
LibrosEnRed
GRÁFICO 2. ESQUEMA GENERAL DEL PROYECTO
DR–S21 y LASINPERU
235
LibrosEnRed
4.2 – MODELO ECONÓMICO
A) CRITERIO FUNDAMENTAL PARA EVALUAR UN MODELO ECONÓMICO
Dentro de los principios generales que sustentan este proyecto, ningún mo-
delo económico puede califcar como bueno para el país visto como nación,
si sus bondades y benefcios solamente favorecen a los ricos y son inacce-
sibles para los pobres. Tampoco puede califcar como bueno un modelo
económico que hostiliza a los ricos en nombre de las causas justas de los
pobres. Se requiere un modelo que promueva la convivencia pacífca sobre
la base de la justicia social y de las oportunidades de progreso para todos,
sin exclusión de ningún estrato social.
Dentro de esta perspectiva, los altos índices de crecimiento macroeconó-
mico pierden su valor como indicador de desarrollo de un país, cuando,
paralelamente, se mantiene la exclusión social refejada en altos índices
de pobreza extrema, desocupación masiva, nivel educativo defciente y
falta de oportunidades de progreso para los pobres. En estas condicio-
nes, el crecimiento macroeconómico profundiza la injusticia social por-
que hace más ricos a los ricos y más pobres a los pobres, situación que
promueve la llamada “lucha de clases”, confrontación que no debería
fomentarse en este tiempo.
En el sistema tradicional, mientras los ricos tienen poder económico pa-
ra comprar ventajas y privilegios al Estado–Gobierno, como lo han hecho
durante toda nuestra historia republicana, los pobres no lo tienen y, en
consecuencia, necesitan un entorno favorable para progresar. Ese entorno
tiene que estar conformado por la generación masiva de nuevos puestos de
trabajo para terminar con el desempleo, por el acceso a un nivel educativo
aceptable y otras oportunidades diversas que deben ser promovidas por el
Estado–Gobierno, dentro del marco de un modelo económico humanista y
solidario con los más débiles.
B) ECONOMÍA DE LIBRE MERCADO CON RESPONSABILIDAD SOCIAL
Nosotros consideramos que el modelo económico de libre mercado,
aplicado dogmáticamente o mal aplicado, no está dando los resultados
esperados con relación al progreso y al bienestar de los pobres en los
países subdesarrollados como Perú. Sin embargo, por el momento, no
encontramos en el planeta otras opciones mejores.
J-R
236
LibrosEnRed
Por lo tanto, debemos tomar los aspectos positivos de este modelo y des-
cartar los aspectos negativos que lesionan o ponen en riesgo los intereses
de la nación, en particular, los de los más pobres. Se trata de asimilar las
experiencias exitosas logradas dentro de nuestro país y también en el resto
del mundo, para adecuar estas últimas a nuestra propia realidad.
Por las razones antes expuestas, y dentro de los principios generales de
este proyecto, pensamos que lo más apropiado para emprender el reto
del proceso de desarrollo de nuestro país es el modelo económico de libre
mercado con responsabilidad social en el que la alta rentabilidad económi-
ca del sector empresarial se concilia con la generación de oportunidades de
progreso para los pobres, a fn de que sobre la base del trabajo honrado
dejen de serlo. Este anhelo no es una utopía, pues en los Estados Unidos de
Norteamérica, la aplicación correcta de este modelo ha permitido generar
oportunidades de progreso para todos los estratos sociales que saben y
desean trabajar.
Cuando se termine con la desocupación masiva en nuestro país, fnali-
zará también la pobreza derivada de la falta de oportunidades. Esa es
la concepción del modelo económico de libre mercado con responsabi-
lidad social, en el cual los ricos pueden ser más ricos y los pobres que
saben trabajar dejan de serlo.
C) FLEXIBILIDAD DEL MODELO ECONÓMICO
Dentro de los principios generales del proyecto, el modelo económico pro-
puesto será abierto, accesible y compatible con las exigencias del proceso
evolutivo del hombre, de la ciencia y de la tecnología, en busca del bienes-
tar de la humanidad.
Por otra parte, sostenemos que el modelo económico debe servir a los in-
tereses del país, mas no a la inversa, como ha sucedido o sucede en otros
casos, en los que la nación termina sometida al servicio de los intereses del
modelo económico. En este sentido, entendemos que el socialismo fracasó
y ha quedado en el pasado por excluyente e imperativo.
D) PROMOCIÓN Y FORTALECIMIENTO DE LA INVERSIÓN PRIVADA
La inversión privada nacional y extranjera en condiciones equitativas fa-
vorables para el inversionista y para el país es, sin duda, la alternativa más
consistente para impulsar el desarrollo y generar el empleo sostenible. En
DR–S21 y LASINPERU
237
LibrosEnRed
consecuencia, es necesario promover y fortalecerla con sentido patriótico,
es decir, sin negociados oscuros lesivos para los intereses de la nación. Para
esto, deben seguirse los siguientes criterios, entre otros:
El Estado en su condición de promotor del desarrollo debe -
establecer reglas claras, estables y con visión de futuro, para
fomentar la inversión privada nacional y extranjera en el cor-
to, mediano y largo plazo.
La gran inversión privada debe realizarse en condiciones equita- -
tivas favorables, a fn de que la prosperidad del inversionista co-
incida con la del país, y se refeje en oportunidades de progreso
para los pobres.
Estabilidad jurídica como elemento de proyección de los nego- -
cios en el mediano y largo plazo, lo cual no signifca la exclusión
absoluta de la opción de renegociación de contratos, para corre-
gir las desviaciones trascendentes, originadas por situaciones im-
previstas que ponen al contrato fuera de contexto con respecto
al principio de equidad bilateral de benefcios.
Incremento de la demanda interna mediante la mejora de la ca- -
pacidad adquisitiva de la población.
Se deben desarrollar condiciones favorables para alcanzar ni- -
veles sumamente competitivos en la exportación intensiva de
productos de calidad.
Se debe mejorar la infraestructura exportadora altamente com- -
petitiva para facilitar la exportación intensiva.
Acerca de las transnacionales
Las empresas transnacionales están diseñadas para realizar negocios muy
rentables en cualquier parte del mundo, sin recurrir necesariamente a me-
canismos o condiciones deshonestas que resultan lesivos para los intereses
de los países de destino.
En nuestra opinión, los efectos negativos de la actividad empresarial de
las transnacionales en nuestro país, supuestamente, son consecuencia del
procedimiento corrupto de los Gobiernos entreguistas y antipatrióticos que
condicionan la suscripción de los megacontratos al pago de cuantiosas coi-
mas, cuyo monto no sale de las utilidades normales del negocio, sino de las
sobreganancias previstas en diseño de las condiciones contractuales antipa-
J-R
238
LibrosEnRed
trióticas. Si la transnacional no paga un costo adicional para obtener el con-
trato, simplemente lo pierde. La consecuencia negativa de esta operación
indebida, como siempre, la pagan los sufridos peruanos que no tuvieron
ninguna participación en la negociación de estos contratos.
E) PROMOCIÓN Y FORTALECIMIENTO DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA EMPRESA
La promoción y el fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa (pyme)
constituye una de las alternativas más viables para que la gente pueda crear
su propio empleo autosostenible, y también para otras personas que pre-
feren trabajar como dependientes.
Al respecto, el Instituto Libertad y Democracia (ILD), que lidera nuestro
compatriota Dr. Hernando de Soto, ha realizado importantes estudios y
tiene disponible un conjunto de propuestas muy consistentes en esta di-
rección, que son aplicadas exitosamente en otras partes del mundo. Solo
hace falta la voluntad y la decisión política de los Gobiernos de turno para
aplicarlas en nuestro país.
También es posible identifcar y aplicar otras medidas creativas e innovado-
ras que impulsen la promoción y el fortalecimiento de la pequeña y media-
na empresa.
En términos generales, estas consistirán en lo siguiente:
Simplifcación administrativa y de regulaciones por parte del Es- -
tado.
Aplicación de las propuestas contenidas en los estudios del ILD. -
Condiciones favorables para el acceso al fnanciamiento. -
Incentivos para la formalización. -
Aumento de la demanda interna mediante la mejora de la capa- -
cidad adquisitiva de la población.
Promoción de condiciones favorables para la exportación de los -
productos generados por este sector.
F) PROMOCIÓN Y FORTALECIMIENTO DE LA PEQUEÑA Y MEDIANA AGRICULTURA
En los Estados Unidos de Norteamérica, país emblemático con respecto a la
aplicación del modelo económico de libre mercado, el Estado subvenciona
la agricultura para la producción alimentaria nacional.
DR–S21 y LASINPERU
239
LibrosEnRed
En nuestro país, la población rural dedicada a la producción alimentaria
nacional a través de la pequeña y mediana agricultura es un sector tra-
dicionalmente marginado. En efecto, este sector necesita para su desa-
rrollo y fortalecimiento el apoyo del Estado–Gobierno, que debe aplicar
las siguientes políticas, entre otras:
Financiamiento accesible a través de una banca de fomento, con -
bajo interés anual.
Servicio de asistencia técnica e investigación agraria. -
Infraestructura para la importación de insumos a gran escala. -
Infraestructura para la comercialización interna y la exporta- -
ción.
G) EL ESTADO COMO PROMOTOR DEL DESARROLLO
Tamaño y rol principal del estado
Se pretende establecer un Estado pequeño en cuanto al número de bu-
rócratas, pero grande en efciencia y efcacia, con funcionarios altamente
califcados y bien remunerados.
El Estado debe asumir su rol promotor, creando las condiciones favorables
para el desarrollo, reduciendo drásticamente el exceso de regulaciones,
que frenan el crecimiento del sector privado y solo sirven para generar
corrupción.
Investigación científca y tecnológica
La liberación económica de nuestro país solamente será posible con una
fuerte inversión en se investigación científca y tecnológica para promover
el desarrollo por la vía de la industrialización intensiva, así como en la for-
mación de gerentes altamente competitivos lo que bien podría llamarse
“inversión en inteligencia”.
Estos programas deberían ser fnanciados con los ingresos fscales del canon
por la exploración de los recursos naturales no renovables, ya que la industria-
lización, en cierta forma, es un mecanismo que reemplaza las fuentes de rique-
za agotables, como la explotación de los recursos naturales no renovables.
La ausencia de estos programas compensatorios del agotamiento del
recurso signifca comprometer irresponsablemente el destino de las ge-
neraciones futuras.
J-R
240
LibrosEnRed
Industrialización intensiva
Nuestro país debe dejar de ser el despensero de materias primas para los
países desarrollados. En efecto, la gran inversión privada debe priorizar la
industrialización intensiva de nuestro país para generar nuevos puestos de
trabajo y darles valor agregado a nuestras materias primas, transformándo-
las en productos terminados de exportación altamente competitivos en los
grandes mercados del mundo. Esta operación debe ser complementada con
una fuerte infraestructura exportadora apoyada por el Estado–Gobierno.
Otros países con menores recursos naturales, pero con mejor visión de futu-
ro, lo hacen. Entonces, ¿por qué no podemos hacerlo nosotros?
H) PRESENCIA DEL ESTADO EN ESPACIOS ESTRATÉGICOS
Desde nuestro punto de vista, una economía de libre mercado no implica,
necesariamente, la exclusión absoluta de la presencia del Estado en activida-
des empresariales estratégicas para la seguridad nacional interna y externa,
o para frenar los excesos del sistema de libre mercado en perjuicio de los
intereses de la nación. Su presencia puede concretarse como accionista em-
presarial mayoritario o minoritario, según la naturaleza del área respectiva.
Los países desarrollados que aplican el modelo económico de libre mercado
lo hacen, y por tanto, no hay razón sostenible para que en nuestro país no
se haga.
I) FRENTE A LOS RETOS DE LA GLOBALIZACIÓN
Existe la siguiente regla general que se cumple en todo tiempo y en todo lugar,
tanto en lo más pequeño como en lo más grande: “Los ricos siempre necesitan
algo de los pobres y, al mismo tiempo, los pobres necesitan algo de los ricos”.
En consecuencia, en estos tiempos del mundo globalizado en el cual esta-
mos inmersos, no es conveniente el aislamiento del país. El reto es insertar-
se en la globalización y participar de sus benefcios dentro de los siguientes
criterios fundamentales:
Promover relaciones comerciales, científcas, tecnológicas y de -
otra índole, con el resto del mundo en condiciones equitativas
favorables para las partes contratantes. Si otros han logrado es-
to, ¿por qué no podemos hacerlo nosotros?
Negociar con sentido patriótico, con visión de futuro, con honesti- -
dad y con el debido soporte profesional altamente especializado
para maximizar los resultados de los acuerdos a favor del país.
DR–S21 y LASINPERU
241
LibrosEnRed
Dentro de esta óptica, resulta conveniente la suscripción del lla- -
mado Tratado de Libre Comercio (TLC) con los Estados Unidos de
Norteamérica, con la Unión Europea y con otros grandes merca-
dos del mundo.
El Estado, dentro de su rol de promotor del desarrollo, debe crear -
las condiciones internas propicias estables para que el sector em-
presarial peruano pueda alcanzar niveles muy competitivos con
respecto al resto del mundo.
Por otra parte, es preciso considerar que no todo es bueno en la globaliza-
ción, pues algunos de sus efectos nocivos comprometen el destino de toda
la humanidad, rebasando la soberanía de los países; por lo que hace falta
leyes supranacionales de protección a las naciones, empezando por la obli-
gación de preservar el medio ambiente, contra la especulación de los oligo-
polios que por ambición excesiva de lucro generan pobreza y dolor en los
pueblos creando condiciones adversas para la convivencia pacifca, y sobre
otros impactos negativos de incidencia global. Los organismos multilatera-
les reformados para enfrentar este reto, como la OEA, la ONU u otro nuevo,
deberían asumir el compromiso de promulgar y hacer cumplir estas leyes.
4.3 – PLANTEAMIENTO TÉCNICO PARA LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO
A continuación, se expone, en términos generales, el planteamiento técni-
co para la ejecución del proyecto, cuyo contenido tiene carácter indicativo
más no limitativo, ya que puede ser mejorado y enriquecido con el valioso
aporte intelectual de la Organización Tecnócrata de Excelencia (OTEX) y de
cualquier otra inteligencia que tenga a bien participar con propuestas via-
bles bien sustentadas, dentro de los principios generales del proyecto.
Cabe indicar que este proyecto no incluye el “Plan Estratégico de Desarrollo
Sectorial” (educación, salud, agricultura, etc.) equivalente a la ingeniería de
detalle. Este trabajo debe ser desarrollado por un equipo de profesionales
especialistas en cada tema.
A) ESTRATEGIA PARA AFRONTAR LA SITUACIÓN–PROBLEMA POR RESOLVER
En nuestra óptica, cualquier propuesta seria para enfrentar el problema
del subdesarrollo en Perú debe considerar necesariamente las causas y
los efectos de la situación problema por resolver, a fn de diseñar una
J-R
242
LibrosEnRed
estrategia apropiada de solución. Para ilustrar nuestro punto de vista,
partimos del siguiente ejemplo sencillo:
Vamos a suponer que, en un gran campo abierto con instalaciones subterrá-
neas, para distribución de combustible infamable, tenemos a la vista una
serie de puntos de incendio que están ocasionando problemas, y alguien
que dispone de recursos nos encarga resolverlo. En este caso, la causa que
origina la crisis es la fuga de combustible por algunos puntos defectuosos
de las instalaciones, los efectos son los puntos de incendio. Para resolver
este problema tenemos tres alternativas:
Primera alternativa
Dedicar todos nuestros esfuerzos y recursos disponibles a la tarea de apagar
los puntos de incendio. Esta alternativa, por más efciente que sea, no per-
mitirá alcanzar los resultados exitosos esperados, porque, probablemente,
los puntos apagados renacerían, y también, aparecerían otros nuevos, por
lo cual, de esta manera, persistiría el problema por resolver.
Segunda alternativa
Dedicar todos nuestros esfuerzos y recursos disponibles para resolver las
causas que están originando la fuga de combustible como reparar o reem-
plazar el sistema de distribución defectuoso. Esta tarea, posiblemente, sea
más difícil, pero una vez lograda resolverá el problema por completo.
Tercera alternativa
Realizar un trabajo mixto, es decir, apagar los puntos de incendio más críti-
cos y, simultáneamente, trabajar en el programa de reparación o sustitución
del sistema distributivo defectuoso. Para nosotros, esta es la alternativa es-
tratégica ideal.
B) PROFUNDAS REFORMAS ESTRUCTURALES PARA LOGRAR LA SEGUNDA INDEPENDENCIA
Frente a la inercia o incapacidad del sistema tradicional para resolver los prin-
cipales problemas de nuestro país, que afectan a la mayoría de los peruanos,
no queda más que emprender una revolución pacífca en democracia y dentro
del marco de la Constitución para lograr la Segunda Independencia de Perú,
partiendo de la iniciativa directa del pueblo organizado adecuadamente.
DR–S21 y LASINPERU
243
LibrosEnRed
Esta alternativa concuerda con la estrategia planteada en el punto anterior
(4.3.a) y permitirá enfrentar la solución del problema por resolver, a partir
del tratamiento adecuado de las causales del subdesarrollo y de las conse-
cuentes lacras sociales, como la pobreza en nuestro país. En esta perspecti-
va, a Segunda Independencia apunta a los siguientes objetivos:
Liberación del peso de las cargas mentales y culturales negativas
Se trata de liberarnos como nación de las cargas mentales y culturales ne-
gativas, heredadas desde la época colonial, como la mentira, el ocio, el
egoísmo, la indiferencia por el dolor ajeno, la debilidad ante la tentación
de la corrupción, la tendencia al facilismo para generar riqueza, etc.; lacras
sociales que constituyen una forma de dependencia o colonialismo de tipo
psicológico y cultural, madre de todos los vicios y las malas costumbres.
Liberación del modelo de falsa democracia
Es preciso liberar al país del modelo tradicional de falsa democracia, inacce-
sible para los pobres que son mayoría en Perú, modelo que solamente sirve
para darle visos de legalidad al virtual secuestro de la soberanía popular y
a la apropiación del país por parte del sistema tradicional.
Liberacion del modelo estructural opresor del estado–gobierno
Por otra parte, se trata de liberarnos como nación del modelo estructural
obsoleto y opresor del Estado–Gobierno y de sus operadores deshonestos y
técnicamente incapaces; prototipo anticuado e impropio para nuestra rea-
lidad, que solamente sirve para promover el enriquecimiento de la clase
gobernante de turno y la pobreza de la mayoría de nuestro pueblo.
Liberación mental del tutelaje exclusivo de las élites de la clase política
Es una necesidad de interés nacional liberar al país de la dependencia
mental exclusiva de las élites o cúpulas de la clase política de corte tra-
dicional, símbolo del fracaso del país durante casi dos siglos de vida re-
publicana. Es un absurdo insostenible continuar manteniendo este mito
por más tiempo indefnido.
Esta liberación no implica prescindir de las organizaciones políticas, sino
motivar su modernización o la creación de una nueva clase política sen-
sible a las necesidades del pueblo, con una verdadera vocación de ser-
J-R
244
LibrosEnRed
vicio al país, sustentada en la honradez de sus líderes y en su capacidad
técnica para gobernar exitosamente.
Desarrollo integral sostenible del país
La Segunda Independencia tiene por objeto crear las condiciones favorables
permanentes para emprender el proceso de desarrollo integral sostenible
del país, visto como nación. Esto signifca el progreso armónico y comple-
mentario entre los aspectos espiritual y material, en los ámbitos individual
e institucional, como una nueva forma de vida.
C) REFUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA
La Segunda Independencia implica inevitablemente la refundación de la
república que consiste en realizar las profundas reformas estructurales que
nuestro país necesita, como un nuevo modelo de democracia, la formaliza-
ción del contrato social, la reforma del Estado–Gobierno, entre otras, tal
como se propone en el Capítulo VI de este proyecto.
D) REVOLUCIÓN CULTURAL DE LARGO ALCANCE
Se trata de desmontar 470 años (de 1532 a 1821 y desde este año hasta 2006)
de vicios y de malas costumbres, de cargas psicológicas y culturales nega-
tivas, implantados y arraigados durante el colonialismo español, situación
que se prolongó y se refnó en la época republicana y que se mantienen
hasta este tiempo.
Para tal efecto, es necesario emprender una revolución cultural de largo
alcance sustentada en los siguientes principios estables:
Educación de calidad en el hogar y en los centros educativos
Será posible alcanzar el éxito de la revolución cultural por medio de una
educación de calidad accesible para todos, impartida tanto en el hogar co-
mo en los centros educativos.
A su vez, solo será posible impartir una educación de excelencia con maestros
bien preparados y con un sueldo justo que les permita vivir dignamente.
Restauración de los principios y valores
DR–S21 y LASINPERU
245
LibrosEnRed
Se trata de restaurar el pleno ejercicio de los principios éticos y morales del
individuo y de la sociedad en su conjunto para que la honestidad constituya
el soporte cualitativo principal del proceso de desarrollo del país.
Sin este soporte cualitativo, cualquier plan o programa para el desarrollo,
por bueno que sea, fracasará.
Predicar honestidad con el buen ejemplo
Para superar la enorme brecha existente entre lo que se dice y lo que se
hace, resulta indispensable predicar los valores con el buen ejemplo; pues
no basta conocer y difundir la honestidad, sino que es necesario vivirla para
poder recomendarla con la debida autoridad moral.
Esta regla general ha de ser cumplida especialmente por los representantes
de los poderes del Estado–Gobierno, autoridades y altos funcionarios con
poder de decisión, quienes tienen que observar una conducta intachable.
En caso contrario, deben estar en cualquier otro lugar menos al frente de
la administración del país.
La honestidad como forma de vida
Es preciso llegar al punto en que el ejercicio de la honestidad no represente
ningún esfuerzo especial, sino algo tan natural y espontáneo como una
forma normal de vida.
E) NUEVA CLASE POLÍTICA, HONESTA Y TÉCNICAMENTE CAPAZ
Como ya se ha dicho con anterioridad, nuestro país necesita la presencia
de una nueva clase política, cualitativamente honesta en su actuación,
técnicamente capaz de gobernar con éxito. En el nuevo modelo de de-
mocracia, solo habrá espacio promisorio para este nuevo tipo de clase
política.
F) BUENOS PROGRAMAS Y BUENOS EQUIPOS TÉCNICOS
Es necesario terminar con la improvisación en la administración pública
para lo cual se requiere la disponibilidad de buenos programas y buenos
equipos técnicos para ejecutarlos exitosamente. Esta meta podrá ser al-
canzada mediante la formalización del contrato social, por la modalidad
de concurso público.
J-R
246
LibrosEnRed
G) SUPERVISIÓN Y EVALUACIÓN POR RESULTADOS
Es imprescindible y urgente desarrollar una cultura para evaluar los resulta-
dos en la gestión pública y para actuar en consecuencia. Asimismo, hay que
delimitar las responsabilidades reales por los daños y perjuicios ocasionados
a la nación, ya sea por acción u omisión de los representantes del Estado–
Gobierno. La ausencia de un sistema de este tipo permite y promueve los
abusos y excesos impunes que todos conocemos.
H) DEFENSA TERRITORIAL Y FUERZAS ARMADAS
La historia de la Guerra del Pacífco o Guerra del Salitre (18791884) en la cual
el vecino país del sur, la República de Chile, motivado por su superioridad
bélica, declaró la guerra a la República de Perú para apropiarse por la fuer-
za de una parte de nuestro territorio, confrma la imperiosa necesidad de
tomar las medidas preventivas a fn de impedir que la historia se repita.
En el pasado, los Gobiernos chilenos se preocuparon por potenciar el po-
der de sus Fuerzas Armadas con soporte técnico extranjero para alcanzar
óptimas condiciones de combarte, con los resultados exitosos ya conocidos,
y en la actualidad, lo siguen haciendo, supuestamente, con la cooperación
técnica extranjera. Durante la Guerra de las Malvinas (1982), entre la Ar-
gentina e Inglaterra, según la información periodística de la época, Chile
facilitó bases terrestres para la aviación inglesa, lo cual indica algún tipo de
convenio de cooperación militar entre ambos países.
Por nuestra parte, los Gobiernos peruanos del pasado descuidaron el forta-
lecimiento de las Fuerzas Armadas, situación que facilitó la derrota. Luego
los Gobiernos siguientes al conficto bélico y los de este tiempo, por lo visto,
no han aprendido la lección y mantienen a nuestras Fuerzas Armadas en
evidente desventaja combativa con respecto a Chile, país que, según los
indicios actuales, intenta crear problemas limítrofes, lo cual da señales de
que su vocación expansionista de territorio no ha cambiado.
Frente a este riesgo potencial, se requiere una política de Estado que permita
fortalecer la organización, el equipamiento y la capacidad operativa disuasiva
de nuestras Fuerzas Armadas, para responder con éxito frente a cualquier agre-
sión externa en todo tiempo. Para lograr este objetivo, entre otras medidas por
implementar, nuestras Fuerzas deben manejarse con criterio eminentemente
técnico, con fuentes de fnanciamiento estables, con autonomía técnica, eco-
nómica y administrativa, con un comando liberado de la injerencia política.
DR–S21 y LASINPERU
247
LibrosEnRed
Por otra parte, así como existen tratados comerciales internacionales de be-
nefcios recíprocos, en materia de defensa territorial, y a fn de evitar que
la amarga historia de nuestro país se repita, no debe descartarse la posibi-
lidad de suscribir un tratado de alianza estratégica militar con una potencia
extranjera amiga, con base de entrenamiento en nuestro territorio, en tér-
minos y condiciones apropiados que no afecten la soberanía nacional.
Para evaluar esta posibilidad de interés nacional, nuestros gobernantes de
turno (Poder Ejecutivo y Poder Legislativo) deben superar la hipocresía tra-
dicional expresada en bravatas que declaman la soberanía territorial sin
un respaldo real. Un país está en condiciones de preservar su soberanía
territorial cuando tiene unas Fuerzas Armadas disuasivas: lo demás es pura
retórica que, a la hora de la verdad, solo sirve para lamentar la derrota.
Sobre el particular, cabe una refexión sencilla y una pregunta puntual: ¿qué
habría pasado con la República de Israel en el Medio Oriente, si no tuviera
una alianza estratégica, técnico–militar con los Estados Unidos de Nortea-
mérica? Seguramente, ya habría desaparecido. Gracias a esta alianza, dicho
país responde con éxito a la agresión externa permanente y, en cuanto a su
soberanía nacional, esta ha sido fortalecida en gran manera.
248
LibrosEnRed
CAPÍTULO V
RESULTADOS ESPERADOS
5.1 – CONDICIONES PROPICIAS ESTABLES PARA EL DESARROLLO
Indudablemente, con la ejecución de las profundas reformas estructurales
que se proponen en este proyecto y con el cambio de actitud del pueblo
peruano, se crearán las condiciones propicias estables para emprender exi-
tosamente el reto del proceso de desarrollo de nuestro país.
En el marco de estas nuevas condiciones, el acceso a la prosperidad como indi-
viduo, como familia y como nación, estará al alcance de la mano de todos los
peruanos, y dependerá solamente del esfuerzo de cada uno para lograrlo.
A) LA HONESTIDAD COMO SOPORTE CUALITATIVO
Las reformas estructurales que se proponen en este proyecto están orien-
tadas, entre otros aspectos importantes, a fomentar la restauración de los
principios éticos y morales en el ejercicio de la función pública, valores que
pueden resumirse en una sola palabra: honestidad, como soporte cualitati-
vo determinante para el desarrollo del país.
Si los operadores y representantes de los Poderes del Estado–Gobierno no
son honestos, cualquier reforma, grande o pequeña por buena que sea,
fracasará, porque estos personajes antepondrán sus intereses particulares a
los intereses del país y, desde sus altos puestos, se encargarán de bloquear
o desvirtuar la ejecución de las reformas para mantener intocables todos
sus privilegios en benefcio propio.
En efecto, esperamos que esta debilidad por falta de honestidad sea superada.
En todo caso, el Estado–Pueblo queda notifcado para que tome en cuenta es-
ta situación delicada en el momento de seleccionar a los operadores y a los re-
presentantes de los Poderes del Estado– Gobierno en cada proceso electoral.
B) NUEVOS PATRONES DE CONDUCTA
Predicando con el buen ejemplo, empezando por los representantes de
los poderes del Estado–Gobierno y del Estado–Pueblo, se espera esta-
DR–S21 y LASINPERU
249
LibrosEnRed
blecer en la población nuevos patrones de conducta que privilegien la
honradez en todos los actos de la vida cotidiana.
C) ACTITUD POSITIVA Y SOLIDARIA
Sobre la base de lo anterior, se espera un cambio de actitud generaliza-
do en sentido positivo y solidario para fortalecer la unión entre todos los
peruanos, sin odios ni rencores, a fn de emprender conjuntamente la gi-
gantesca tarea de edifcar un país próspero y fuerte, con oportunidades de
progreso para todos.
D) SECTOR PRIVADO ALTAMENTE COMPETITIVO
Con un Estado promotor y creador de las condiciones propicias para el desa-
rrollo, se espera la sana expansión y fortalecimiento del sector privado para
alcanzar niveles altamente competitivos, tanto en el contexto interno como
en el externo. Esta meta será cuantifcada a través de las siguientes variables:
fuerte inversión en investigación tecnológica; -
industrialización intensiva; -
aumento de la oferta interna; -
soporte para el incremento de las exportaciones; -
creación de nuevas empresas. -
5.2 – MEJORA DEL NIVEL DE VIDA
A) MEJORA DEL NIVEL DE VIDA DE LOS POBRES
El ingreso de nuestro país a un franco proceso de desarrollo, con un modelo
económico inclusivo con respecto a los más pobres, sin duda, permitirá la
generación y la oferta de nuevos puestos de trabajo en cantidad sufciente,
y con ello, se logrará mejorar el nivel de vida de este sector de población
tradicionalmente marginado. Sobre esta base, la gente podrá crear otras
opciones de progreso.
B) SEGURIDAD Y TRANQUILIDAD PARA LOS RICOS
J-R
250
LibrosEnRed
La generación de oportunidades de progreso y mejora del nivel de vida
de las clases sociales tradicionalmente marginadas contribuirá a eliminar la
delincuencia por necesidad de supervivencia. Como consecuencia, los ricos
dejarán de ser potenciales víctimas de robos, asaltos y secuestros y, por
tanto, podrán vivir tranquilos y seguros disfrutando de su riqueza, tal como
ocurre en los países desarrollados. Por esta razón, los ricos deben cambiar
su actitud egoísta y ser solidarios con las necesidades vitales de las clases
empobrecidas.
C) EFICIENCIA Y EFICACIA EN LOS SERVICIOS PÚBLICOS
La efciencia y la efcacia en la prestación de servicios públicos se lograrán
con funcionarios competentes, con verdadera vocación de servicio y sensi-
bles a las necesidades de los usuarios, quienes fnancian el costo de la pla-
nilla con el pago de sus impuestos. Esta meta será refejada en servicios de
calidad en tiempos razonablemente cortos.
5.3 – SOLUCIÓN DEL PROBLEMA DE MIGRACIÓN A OTROS PAÍSES
La familia es la célula fundamental de la sociedad y, por tanto, los gober-
nantes tienen el deber ético y moral de preservar su integridad y protegerla
de cualquier tipo de riesgo de fraccionamiento.
Desde esta perspectiva, la emigración a otros países, en búsqueda de opor-
tunidades de progreso personal negadas en su propio país, ocasiona la
quiebra traumática de la unidad familiar, con las consecuencias deplorables
internas y externas que son ampliamente conocidas. Este problema debe
ser resuelto con seriedad y pragmatismo.
A) ¿POR QUÉ RAZONES LA GENTE ABANDONA SU PAÍS DE ORIGEN?
La pobreza y el subdesarrollo en nuestro país y en otros de América Latina,
refejados en la falta de puestos de trabajo y, en general, en la ausencia de
oportunidades de progreso de la mayoría de la población, es el factor de-
terminante que motiva esta tendencia emigratoria intensiva hacia los países
desarrollados, principalmente hacia los Estados Unidos de Norteamérica.
En este sentido, si no fuera por el estricto fltro establecido por la Embajada
americana para otorgar visas, ya habría partido, por lo menos, el 70% de la
población peruana. Es muy sencillo verifcar esta apreciación, pues tan solo
DR–S21 y LASINPERU
251
LibrosEnRed
basta preguntar en cada familia de clase media o pobre cuántos de ellos
desean dejar el país en busca de mejores oportunidades.
En el caso de la hermana República de México, por las mismas causas, y por
el hecho de ser un país limítrofe con los Estados Unidos de Norteamérica,
la migración no está condicionada al otorgamiento de visas, razón por la
cual la inmigración ilegal en los Estados Unidos es continua y masiva. El país
de destino trata de resolver, erróneamente, este problema ocupándose de
los efectos, mas no de las causas que lo originan. En consecuencia, las de-
portaciones no solucionan nada, porque la gente regresa de inmediato por
el camino que ya conoce. La construcción del famoso muro limítrofe no es
más que un monumento a la miopía de sus promotores, pues, mientras la
necesidad exista, los emigrantes seguirán pasando con muro o sin él.
B) SOLUCIÓN INTEGRAL DEL PROBLEMA MIGRATORIO
La única manera de resolver este problema con seriedad y objetividad es
superando las causas de la migración, esto es, creando las condiciones favo-
rables para que los países del llamado “Tercer Mundo”, como Perú, puedan
generar su propio desarrollo y, con ello, los puestos de trabajo y las oportu-
nidades que nuestra gente busca en los países desarrollados. Este problema
debe ser enfrentado en acción conjunta entre los Gobiernos de origen y los
de destino de los migrantes, por cuanto sus efectos son bilaterales.
Sin embargo, cabe dejar muy claro, que para lograr el objetivo propuesto
es ineludible romper el círculo vicioso que generan la pobreza y el sub-
desarrollo en nuestros países. Mientras no se haga esto, ningún esfuerzo
unilateral o conjunto, por más grande que sea, podrá alcanzar el éxito es-
perado. La solución de este y de otros problemas implica, necesariamente,
la ejecución de profundos reformas estructurales, como las que se plantean
en este proyecto.
252
LibrosEnRed
CAPÍTULO VI
REFUNDACIÓN DE LA REPÚBLICA
6.1 – NUEVO MODELO DE DEMOCRACIA
A) DEMOCRACIA REAL DEL SIGLO XXI
La iniciativa para el diseño del modelo de democracia titulada “Democracia
Real del Siglo XXI” parte de la premisa de que el hombre y su mundo inte-
gran un proceso evolutivo permanente a través del tiempo y, por lo tanto,
todo invento humano puede ser mejorado.
En este sentido, tomando en cuenta que la teoría del modelo de democra-
cia representativa como sistema de gobierno fue estructurada en el siglo
XVII por el célebre Jean–Jacques Rousseau, en su obra cumbre El contrato
social, después de ser aplicados en América durante casi tres siglos, tene-
mos resultados distintos y opuestos: en algunos países con operadores ho-
nestos y técnicamente capaces, los resultados son exitosos y se refejan en
el desarrollo y el bienestar de sus pueblos, mientras que en otros países
del Tercer Mundo, como la República de Perú, con operadores deshonestos
y técnicamente incapaces, el modelo se ha degenerado, con deplorables
efectos refejados en la pobreza y el subdesarrollo de nuestros pueblos.
Considerando también que el escenario de operaciones ha cambiado en lo
político, social y económico, en el caso de los países subdesarrollados, como
Perú, es un deber patriótico estructurar y aplicar un nuevo modelo de de-
mocracia para adecuarla a nuestra realidad cultural y para terminar con la
exclusión de los pobres.
El modelo de Democracia Real del Siglo XXI se sustenta en la administra-
ción racional de la soberanía popular, la formalización del contrato social,
gestión de gobierno con rendición de cuentas y una cultura de evaluación
por resultados, entre otros aspectos trascendentes. Mayores detalles sobre
este nuevo modelo de democracia se exponen en el proyecto del mismo
nombre, formulado por el mismo autor.
B) INSTALACIÓN DEL NUEVO MODELO DE DEMOCRACIA
DR–S21 y LASINPERU
253
LibrosEnRed
La instalación y consolidación del nuevo modelo de democracia presupo-
ne un pueblo políticamente maduro, con conocimiento pleno del signif-
cado de la soberanía popular y frme decisión de asumir su administración
racional en forma corporativa como Estado–Pueblo. Por el contrario, si el
pueblo no está preparado para esta decisión, si no está decidido a asumir
responsabilidades y a exigir derechos en el proceso de edifcación de un fu-
turo mejor, como individuo, como familia y como nación, entonces deberá
resignarse a continuar siendo oprimido por tiempo indefnido por parte del
Estado–Gobierno conformado por las élites de la clase política tradicional,
en alianza con el poder económico.
6.2 – NUEVO ENFOQUE DEL CONTRATO SOCIAL
A) OBJETO DEL CONTRATO SOCIAL
El contrato social en el siglo XXI implica establecer, explícitamente y por
escrito, las condiciones generales de contratación del servicio a la nación o
administración del país desde cargos encumbrados con poder de decisión,
en los ámbitos central, regional y local. Para ello, se tiene que defnir con
claridad las obligaciones y derechos de las partes contratantes y terminar,
de esta manera, con el contrabando impune de ofertas electorales tantas
veces incumplidas. Esta medida preventiva racional es lo mínimo que se
debe hacer para posibilitar la obtención de resultados exitosos a favor de
todos los peruanos, quienes, en conjunto, son los que asumen el costo del
citado servicio, con el producto de sus impuestos.
Para lograr el objetivo propuesto, se requiere defnir con claridad la natura-
leza del servicio y las competencias de las partes contratantes, para que se
ubique cada quien en su lugar, a fn de establecer una relación justa y equi-
tativa en la prestación del servicio, lo cual constituye la materia del contra-
to social. A continuación, se defne cada una de las partes contratantes.
B) EL ESTADO–PUEBLO EN SU CONDICIÓN DE CLIENTE
En cualquier parte del mundo civilizado, la persona natural o jurídica que
necesita un determinado servicio y paga por él constituye el cliente. Como
tal, tiene el legítimo derecho de exigir buena calidad en la prestación del
servicio, según las condiciones pactadas; de lo contrario, puede y debe cam-
biar de proveedor, al margen de la acción legal pertinente por reparación
de daños y perjuicios en el caso de haber sido estafado.
J-R
254
LibrosEnRed
En el caso de la administración del país o del servicio a la nación desde car-
gos encumbrados con poder de decisión, es el pueblo, integrado por todos
los contribuyentes pobres y ricos sin excepción alguna, quien en conjunto
paga el costo de la prestación de dicho servicio. Por lo tanto, el Estado–
Pueblo es el verdadero cliente o empleador.
En consecuencia, el Estado–Pueblo en su condición de cliente o empleador
tiene el legítimo derecho de defnir las condiciones generales de contrata-
ción del servicio requerido, para ser suministrado por sus proveedores, tam-
bién tiene el derecho y la facultad de asumir la respectiva supervisión del
suministro, a fn de poder exigir y obtener buena calidad en la prestación
del citado servicio por el cual está pagando un costo multimillonario.
Extrañamente este cliente especial llamado “pueblo”, en la práctica, ha
claudicado en el uso de sus facultades y derechos, pues solamente se limita
a cumplir con su obligación de pagar el costo del servicio, pero no se ocupa
de defnir el tipo de servicio requerido ni mucho menos supervisa su reali-
zación ni exige una buena calidad, sino que deja estas tareas en manos de
las organizaciones políticas en su condición de proveedores, para que, en
cada campaña electoral, de acuerdo con su imaginación, articulen un pa-
quete de falsas promesas que, luego en el Gobierno, no cumplen. De esta
manera, se produce la fgura de la estafa del proveedor a su cliente, con los
resultados desastrosos que todos conocemos.
Esta debilidad del cliente, conformado por todos los ciudadanos, se debe a
que están desorganizados. En forma individual, no prospera ninguna inicia-
tiva por buena que sea, situación que permite el uso y abuso de poder por
parte del proveedor representado por el Estado–Gobierno, en los ámbitos
nacional, regional y local.
Por esto, es necesario organizar y poner en funcionamiento al Estado–Pue-
blo para que asuma con efciencia y efcacia sus responsabilidades y dere-
chos en forma corporativa.
C) EL ESTADO–GOBIERNO EN SU CONDICIÓN DE PROVEEDOR
Dentro de la misma óptica expuesta en el punto anterior de este capítu-
lo (VI, b), la persona natural o jurídica que a solicitud del cliente presta o
suministra un servicio constituye el proveedor y, como tal, tiene derecho a
cobrar el costo del servicio y la obligación de cumplir con la prestación en la
calidad y las condiciones pactadas. En el caso de la administración del país
o del servicio a la nación desde cargos encumbrados, el Estado–Gobierno
constituye el proveedor y actúa en dos fases claramente defnidas.
DR–S21 y LASINPERU
255
LibrosEnRed
En la primera fase, que corresponde a la selección de proveedor proveedo-
res vía proceso electoral, las organizaciones políticas asumen el rol de pos-
tores hasta ahora informales, quienes a través de sus respectivos candidatos
formulan propuestas de toda índole para salvar al país. En la segunda fase,
que corresponde al suministro o prestación del servicio requerido, las per-
sonas elegidas y los altos funcionarios designados por el sistema imperante,
como Estado–Gobierno, asumen el rol de proveedores. Lamentablemente,
en esta fase, los proveedores olvidan sus promesas electorales y tergiversan
el uso de los poderes delegados por su cliente (mediante el voto), con los
resultados deplorables que todos conocemos, sin que ningún Gobierno,
hasta ahora, haya hecho algo concreto para cambiar esta modalidad de
trabajo, porque simplemente no conviene a sus intereses en su período de
gobierno, ni a sus expectativas de retorno al poder en el futuro.
D) CONDICIONES MÍNIMAS PARA OBTENER UN BUEN SERVICIO DE MULTIMILLONARIO
COSTO
Es totalmente lógico y razonable, para cualquier inteligencia normal, que
todo cliente que paga un elevado costo por determinado servicio, tome las
medidas preventivas necesarias que le permitan obtener buena calidad del
servicio requerido.
El autor de este proyecto participó como integrante del staff de gerencia,
en la ejecución de grandes proyectos de inversión de costo millonario, co-
mo el Proyecto Especial Jequetepeque–Zaña, durante diez años, desde la
licitación pública hasta la conclusión de la obra principal, la Presa Gallito
Ciego, y el Proyecto Especial CHAVIMOCHIC, también durante diez años,
desde la licitación pública de la primera etapa hasta la conclusión de la
segunda etapa. Esta experiencia profesional permite hacer las precisiones
que aparecen a continuación.
Los resultados exitosos tangibles de estos dos grandes proyectos de inversión,
refejados en signifcativos volúmenes de productos alimentarios de exporta-
ción, generación de nuevos puestos de trabajo sostenibles, mayor recauda-
ción fscal y otros benefcios, demuestran que dichos proyectos fueron bien
concebidos, bien diseñados y bien ejecutados para el efciente cumplimiento
de sus fnes. Estos resultados prueban, además, que en Perú si se pueden rea-
lizar bien los grandes proyectos, siempre y cuando las altas autoridades que
ostenten el poder de decisión resuelvan hacerlo de esta manera.
A continuación, se expone en síntesis la modalidad seguida para la ejecu-
ción exitosa de estos grandes proyectos:
J-R
256
LibrosEnRed
Decisión de ejecutar correctamente el proyecto respectivo con la -
asignación de los recursos necesarios, privilegiando la presencia
de un equipo de profesionales idóneos, capaces de obtener re-
sultados exitosos.
Disponibilidad del proyecto o estudio correspondiente, elabo- -
rado por profesionales expertos en la materia. Este documento,
también denominado “expediente técnico”, incluye entre otros
elementos importantes, el diseño de las obras por ejecutar, las es-
pecifcaciones técnicas y condiciones generales de contratación.
Licitación pública para seleccionar al mejor contratista o provee- -
dor, en cuya evaluación se tuvieron en cuenta, entre otros aspec-
tos, la solvencia técnica, la experiencia exitosa en la ejecución
de proyectos similares y la propuesta técnico–económica para la
ejecución del proyecto.
Suscripción de un contrato de fel cumplimiento de la oferta téc- -
nica y económica más conveniente, que ganó la buena pro. El
citado contrato incluye cláusulas de penalidades por incumpli-
miento de obligaciones contractuales.
Supervisón para el control de calidad en el proceso de ejecución de -
obras, a cargo de una empresa consultora técnicamente competente,
seleccionada también por concurso público. La empresa supervisora,
en el ejercicio de sus funciones, reportó sus informes al cliente.
Retención de un porcentaje de las valorizaciones mensuales por -
avance de obra, para formar el fondo de garantía, destinado a
cubrir el costo de cualquier defciencia de obra no reparada vo-
luntariamente por el contratista con sus propios recursos.
Contratación de un seguro de obra, para cubrir cualquier def- -
ciencia técnica no detectada oportunamente por la Supervisión,
con vigencia durante cinco años posteriores a la fecha de conclu-
sión y recepción de las obras.
La pregunta de rigor es: ¿se habrían logrado dichos resultados exitosos sin
haber adoptado las medidas preventivas racionales antes indicadas? Cate-
góricamente, la respuesta es: No, y, peor aún, si por diversas circunstancias
se le hubiera otorgado el contrato a una empresa contratista deshonesta y
técnicamente incompetente.
Desde esta perspectiva, resulta un absurdo técnicamente inaceptable que
el gran proyecto nacional denominado “Servicio de Administración del
País” cuya prestación está a cargo del
DR–S21 y LASINPERU
257
LibrosEnRed
Estado–Gobierno, con incidencia en el destino de todos los peruanos y
por un costo superior a $ 77.000.000.000 dólares para cada periodo gu-
bernamental de cinco años (costo a precios del mes de enero de 2006),
se haya venido realizando durante 185 años consecutivos de vida repu-
blicana (hasta 2006, fecha de formulación de este proyecto), sin pasar
por un proceso de concurso público y, por tanto, de manera informal, en
las siguientes condiciones:
Sin proyecto. -
Sin contrato escrito. -
Sin supervisión idónea, que reporte al cliente. -
Sin ninguna garantía real para obtener buena calidad del servicio. -
Al respecto, la Constitución Política del Estado, en su Artículo 76, segun-
do párrafo, dice: “La contratación de servicios y proyectos cuya impor-
tancia y cuyo monto señala la Ley de Presupuesto se hace por concurso
público. La Ley establece el procedimiento, las excepciones y las respec-
tivas responsabilidades”.
No obstante, la contratación de este gran proyecto nacional, el más gran-
de, el más importante y el de mayor costo para el país pagado con recursos
públicos, en la práctica se excluye de concurso público, en abierta transgre-
sión al mandato constitucional antes indicado.
No es que esta forma de ejecución sea necesariamente mala en sí misma, pues
con operadores honestos y técnicamente competentes, puede dar buenos
resultados como ocurre en otras partes del mundo con una realidad cultural
distinta a la nuestra. Pero en Perú, donde la honestidad no es la mejor carta
de presentación de la clase política que actúa como proveedora exclusiva de
dicho servicio, ni mucho menos demuestra tener capacidad técnica para go-
bernar, esta modalidad es simplemente letal para los intereses del país.
En efecto, los deplorables resultados que tenemos a la vista no deberían
sorprendernos. Lo inconcebible es cómo y por qué razones los ciudada-
nos contribuyentes han permitido durante casi dos siglos de vida repu-
blicana mantener intacta esta modalidad de ejecución del proyecto país
sin haber intentado nada corporativamente para cambiar esta situación,
que solamente sirve para enriquecimiento de la clase gobernante de
turno en perjuicio del pueblo, quien en su condición de cliente paga el
costo del citado servicio.
Frente a esta situación, ¿debemos los ciudadanos contribuyentes seguir espe-
rando por tiempo indefnido que esta acostumbrada modalidad tradicional
J-R
258
LibrosEnRed
informal, algún día, dé buenos resultados o debemos hacer algo efcaz para
que su contratación entre a la formalidad, por medio del concurso público,
en concordancia con el Artículo 76 de la Constitución Política del Estado?
En conclusión, si un cliente que paga un servicio de multimillonario costo
omite estas condiciones preventivas mínimas ya sea por descuido, descono-
cimiento, por iniciativa del proveedor o por otros motivos, el riesgo de ser
estafado es muy grande.
6.3 – REFORMA DEL ESTADO–GOBIERNO
A) EL CONSEJO SUPERIOR DE DESARROLLO
Sin perjuicio del principio de independencia y autonomía de los poderes,
el Consejo Superior de Desarrollo será el máximo organismo deliberativo
y de coordinación intersectorial, para que el Estado–Gobierno oriente sus
esfuerzos en la misma dirección, vale decir, hacia el desarrollo integral sos-
tenible del país en el corto, mediano y largo plazo. También se ocupará de
adoptar las medidas correctivas necesarias no tomadas oportunamente por
los organismos autónomos correspondientes.
El Consejo Superior de Desarrollo Nacional estará integrado por tres re-
presentantes de cada uno de los poderes del Estado–Gobierno y tres re-
presentantes del Estado–Pueblo, estos últimos en calidad de observadores,
con voz, pero sin voto para no involucrarse en las responsabilidades que
son competencia del Estado–Gobierno. Dicho Consejo será presidido por el
titular del Poder Ejecutivo.
Por el Estado–Gobierno
Poder Ejecutivo (3) -
Poder Legislativo (3) -
Poder Judicial (3) -
Por el Estado–Pueblo
Liderazgo del Estado–Pueblo (1) -
Poder Civil (1) -
OCC (1) -
DR–S21 y LASINPERU
259
LibrosEnRed
Con la misma fnalidad, el Consejo Superior de Desarrollo Departamental es-
tará integrado tres representantes de cada uno de los siguientes organismos
del Estado–Gobierno y tres representantes del Estado–Pueblo, estos últimos
con voz, pero sin voto. El Consejo será presidido por el Presidente Regional.
Por el Estado–Gobierno
Gobierno regional (3) -
Poder Judicial (3) -
Gobierno local (3) -
Por el Estado–Pueblo
Poder Civil (1) -
OCC (2) -
Ambos Consejos tendrán las siguientes atribuciones y responsabilidades,
cuyo listado es enunciativo mas no limitativo:
Deberán evaluar los resultados de gestión de las entidades in- -
tegrantes del Estado–Gobierno de niveles nacional, regional y
locales, según corresponda, tomando en cuenta los informes de
supervisión emitidos por el Poder Civil.
Tomarán acuerdos sobre la adopción de las medidas correctivas -
necesarias, que serán ejecutadas por las entidades responsables
en falta, para promover y mantener un alto nivel de efciencia en
la administración pública, incluida la administración de justicia
y fjarán plazos para su cumplimiento y para la presentación de
resultados concretos.
Las medidas correctivas incluirán, de ser necesario, la declaratoria -
de emergencia o la reorganización de las entidades integrantes
de los poderes del Estado que, a la luz de los hechos evidentes,
son incapaces de alcanzar por sí mismas los niveles de efciencia y
efcacia aceptables, y, que en consecuencia, atentan afectan los
intereses de la nación y defraudan al pueblo.
Tomarán acuerdos sobre la remoción y la destitución de auto- -
ridades, en los casos debidamente justifcados, con arreglo a
la Constitución Política.
J-R
260
LibrosEnRed
B) CONGRESO BICAMERAL CON NO MÁS DE 120 CONGRESISTAS
A los efectos de evitar el contrabando de leyes aprobadas con inusual pre-
mura para favorecer determinados intereses, se propone la restitución del
Congreso Bicameral, sin aumentar el actual número de 120 congresistas ni
aumentar los costos operativos.
En efecto, la Cámara de Diputados podría funcionar con 100 congresistas,
ya que estos tendrán menos trabajo pues la tarea de fscalización pasará al
fuero del Estado–Pueblo a través del Poder Civil.
En cuanto a la Cámara de Senadores, dado que su función es típicamente
refexiva, podría funcionar con 20 congresistas.
En el caso de que el Congreso Bicameral se implemente antes de las eleccio-
nes generales del año 2011, el Congreso Unicameral de 120 miembros puede
dividirse para conformar las dos Cámaras. Los criterios para la división serán f-
jados por el Congreso de la República en funciones a la fecha de la división.
C) REDIMENSIONAMIENTO DEL TAMAÑO DEL ESTADO–GOBIERNO
Poder Ejecutivo
Se requiere un Estado promotor del desarrollo, pequeño en cuanto al nú-
mero de burócratas, pero grande en efciencia y efcacia. En consecuencia,
sobre la base de estudios completos, se deberá redimensionar la cantidad
de personal, de acuerdo con los fnes y las metas de cada entidad, y fjar
tanto los respectivos parámetros mínimos y máximos, así como los factores
de califcación para cada puesto de trabajo. Además, hay que establecer un
sistema de medición de resultados institucionales.
Las cantidades mínima y máxima de personal para cada entidad serán fja-
das con criterio técnico, basado en la relación benefcio–costo, compatible
con los fnes institucionales de cada entidad, dentro del contexto de de-
sarrollo del país, y acorde con la disponibilidad de recursos para cubrir el
costo de la planilla.
Las autoridades y funcionarios que formulen o refrenden estudios incon-
sistentes, sobre los máximos y mínimos fjados para cada entidad, así como
los que suscriban en representación del Estado–Gobierno, la contratación
o nombramiento de personal sobre los máximos establecidos, deberán asu-
mir una responsabilidad pecuniaria equivalente al costo de los respectivos
contratos o nombramientos inconsistentes.
DR–S21 y LASINPERU
261
LibrosEnRed
Es necesario suprimir las entidades públicas que no sean estrictamente nece-
sarias, y las que, a la luz de los resultados obtenidos, no cumplan cabalmen-
te los fnes para los cuales fueron creadas. Con el mismo criterio, también
deben suprimirse todos los cargos públicos innecesarios, como agregados
militares, miembros del Parlamento Andino, etcétera.
Estas medidas deben adoptarse sin crear desocupación, previo diseño y eje-
cución de opciones creativas que permitan recolocar sin contratiempos en
el sector privado al personal excedente.
En adelante, ninguna entidad pública será creada sin la debida susten-
tación, demostrada en estudios completos, en los cuales se considerará,
obligatoriamente, la relación benefcio–costo y el sistema de medición de
resultados.
El crecimiento inorgánico de la burocracia estatal, que hasta ahora se reali-
za a libre discreción y voluntad de los gobernantes de turno, debe terminar,
por cuanto su costo es trasladado en forma inconsulta y compulsiva a los
contribuyentes.
El Poder Legislativo
En general, la producción legislativa debe orientarse, principalmente, a
impulsar el proceso de desarrollo del país, no a obstruirlo. La efciencia y
efcacia del Congreso debe medirse por la calidad de leyes bien diseñadas,
que se puedan cumplir, no por la cantidad de leyes de mala calidad que no
se cumplen o están desfasadas con respecto a las metas del país.
Registro histórico de la función legislativa
También es necesario llevar un registro histórico de la actuación de cada
uno de los congresistas, con indicación del partido político del que provie-
nen. Se propone el siguiente formato:
EGISTRO HISTÓRICO DE LAS LEYES PROMULGADAS
(Período legislativo del año al año )

Ley nº: fecha de promulgación:
Sumilla:

J-R
262
LibrosEnRed

Clasifcación de la ley registrada
Ley de evidente efecto favorable para el país
F
Ley de dudoso efecto favorable para el país
D
Congresistas Partido
Voto
a
Voto
en
Abstención Ausente
N/O
Apellidos y
nombres
Político Favor Contra


A – Promotores
de la ley

1

2

3

4

5




B – Aprobación
de la ley

1

2

3

4

5

6

7

8

9

10













DR–S21 y LASINPERU
263
LibrosEnRed










120 TOTALES


Premisas:
– En el caso (f), la abstención y ausencia equivale a voto en contra.
– En el caso (l), la abstención y ausencia equivale a voto a favor.
Comisiones de trabajo
Es preciso, además, mantener actualizado un registro histórico de los miem-
bros integrantes de cada comisión de trabajo, en el que se consignen los
resultados de gestión de cada una de ellas, y se destaquen los aciertos y los
desaciertos más trascendentes.
El formato de este registro puede ser diseñado por el mismo Congreso de
la república, o por el Estado–Pueblo como parte interesada en conocer la
efciencia y efcacia de estas comisiones.
Asesoría técnica colegiada
El Congreso debe contar con un equipo de asesoría técnica colegiada, inte-
grado por profesionales especialistas altamente califcados, sin compromi-
so alguno con la política partidaria, a fn de que puedan tener una visión
imparcial y objetiva sobre los temas por los cuales son consultados.
Dicho equipo debe estar al servicio institucional del Congreso y no al servicio
particular de cada congresista. Si algún parlamentario requiere de asesoría
personalizada, su costo debe ser pagado con su propio peculio. El número
total de asesores no debe exceder del 25% del número de congresistas.
Cantidad de personal en planilla
Partimos del supuesto de que un congresista es una persona preparada
para realizar su trabajo y que, además, está obligada a trabajar a tiempo
completo para justifcar el sueldo que percibe.
Para cumplir con sus funciones, el Congreso no necesita demasiado perso-
nal. Por esto, es imprescindible fjar un parámetro que impida la contra-
J-R
264
LibrosEnRed
tación excesiva y arbitraria de empleados, cuyo costo es trasladado a los
contribuyentes. Este parámetro puede ser de 360 empleados como máxi-
mo, incluido el equipo de asesores: un profesional asistente y una secretaria
para cada congresista, lo cual signifca una relación del 300% con respecto
al número de 120 congresistas.
Eliminación de la facultad de legislar en benefcio propio
Resulta cuando menos inmoral que el Poder Legislativo emita resoluciones
legislativas o apruebe leyes en benefcio propio, cuyos costos o consecuen-
cias se trasladan a los contribuyentes en forma inconsulta. En efecto, esta
facultad debe ser eliminada y, cuando sea razonable y estrictamente nece-
sario algún tipo de benefcio, como una mejora económica, esta debe ser
aprobada por el Poder Ejecutivo.
El Poder Judicial
El Poder Judicial, por criterio elemental de sana supervivencia institucional,
necesita exhibir sin mayor demora los resultados exitosos de la anunciada
reforma para la correcta administración de justicia.
En caso contrario, quedará confrmado por los hechos que es incapaz de
realizar dicha reforma desde adentro. En tal caso, debe declararse en emer-
gencia y los Poderes Ejecutivo y Legislativo deberán reorganizarlo aplican-
do los criterios fjados en este proyecto.
D) NUEVO PERFIL PERSONAL DE LOS REPRESENTANTES DE LOS PODERES DEL ESTADO
Actualmente, estamos inmersos en un mundo globalizado muy competiti-
vo en todos los aspectos. Por ello, las grandes empresas de éxito del sector
privado, con elemental criterio de supervivencia y de crecimiento, no esca-
timan esfuerzos para formar o captar profesionales altamente califcados
en las diversas disciplinas, a fn de fortalecerse y enfrentar adecuadamente
los retos del presente y del futuro.
En este caso, los accionistas esperan y exigen buenos resultados a sus ge-
rentes y administradores, para que la rentabilidad de sus inversiones y capi-
tales se vea refejada en utilidades tangibles.
En esta perspectiva, es un absurdo absoluto y una incoherencia inacep-
table que en la administración del país, cuya calidad del servicio reper-
cute en el destino de toda la nación, se dejen de lado la idoneidad y el
DR–S21 y LASINPERU
265
LibrosEnRed
nivel profesional de los representantes de los poderes del Estado y de
otros estamentos de la administración pública, y se promuevan, alegre-
mente, la mediocridad y la improvisación.
En el Estado–Pueblo, los accionistas son los contribuyentes, quienes espe-
ran mucho de sus administradores, vale decir, del Estado–Gobierno, pero
no les exigen idoneidad ni alta califcación como condiciones elementales
para ser admitidos como candidatos. Nosotros estamos totalmente conven-
cidos de que la honestidad y el nivel de preparación profesional son facto-
res determinantes para el gran cambio en el Estado–Gobierno.
Por las razones expuestas, esperamos que los ciudadanos contribuyentes
exijan a los candidatos a posiciones de privilegio, con poder de decisión co-
mo son los representantes de los poderes del Estado, organismos autóno-
mos, gobiernos regionales y gobiernos locales, el siguiente perfl personal:
Peruanos que aman a su patria sin reserva alguna y que están -
dispuestos a trabajar por un futuro mejor para nuestro pueblo.
Honestidad y transparencia en todos sus actos, como signo rele- -
vante de su personalidad.
Formación y experiencia profesional competitiva acordes con las -
responsabilidades del cargo y avaladas por resultados exitosos
en su trayectoria personal.
E) SUSTENTO DE LA AUTONOMÍA E INDEPENDENCIA DE LOS PODERES DEL ESTADO
Los principios de autonomía e independencia de las entidades integrantes
del Estado–Gobierno fueron creados y puestos en vigencia para su correcta
aplicación, con la fnalidad de permitir la edifcación de una sociedad justa
en un país próspero, con oportunidades de progreso para todos, sin exclu-
sión de ninguna clase.
En este sentido, es a todas luces un absurdo que dichos principios sean
aplicados sin restricción alguna, muchas veces indebidamente, en benefcio
personal o de grupo, en perjuicio de la sociedad, como ocurre con el encu-
brimiento de la corrupción o de la mediocridad de gestión de los operado-
res del Estado–Gobierno en todos los ámbitos.
En consecuencia, la plena vigencia de la autonomía e independencia de
poderes no puede ni debe ser incondicional y absoluta, en cualquier cir-
cunstancia y a cambio de nada, pues debe estar condicionada a su correcta
y estricta aplicación en benefcio del país. Su uso indebido debe ser causa
sufciente para la pérdida de estos privilegios y, en tal caso, las respectivas
J-R
266
LibrosEnRed
entidades en falta tienen que ser intervenidas durante el tiempo necesario
para corregir las desviaciones ocurridas.
Cuando los resultados de la gestión institucional son inaceptables, corres-
ponde al cliente, en este caso al Estado–Pueblo organizado, solicitar la in-
tervención debidamente justifcada.
F) EL PLANEAMIENTO ESTRATÉGICO
En el siglo XXI, resulta inconcebible aventurarse a conducir un barco en alta
mar, sin brújula y sin hoja de ruta, a no ser que la intención sea sacar algún
benefcio del colapso, para luego tomar un bote salvavidas y abandonar el
barco para que se hunda con su tripulación y todo lo que queda dentro.
Administrar una gran empresa o un país prescindiendo del planeamiento
estratégico, sin saber a ciencia cierta, hacia dónde vamos y en qué lugar del
camino nos encontramos, equivale a una aventura similar.
Todas las reformas estructurales y cambios que se proponen en este proyec-
to apuntan a colocar a nuestro país en la ruta previsible del desarrollo, con
metas claramente defnidas, dentro del contexto de un plan de desarrollo
de largo alcance, que puede ser mejorado y enriquecido sin modifcar los
principios que lo sustentan. Este es el inicio de la planifcación estratégica
necesaria, para no administrar el país a la deriva.
Creación del Instituto Nacional de Planeamiento
Por lo anteriormente expuesto, se propone la creación del Instituto Nacio-
nal de Planeamiento (INP), de competencia multisectorial, integrado por
tecnócratas altamente califcados, libres de compromiso con la política par-
tidaria, para que puedan analizar imparcialmente la realidad y estructurar
propuestas sensatas, sin más parámetros que los intereses del país.
El INP tendrá a su cargo, entre otras funciones concurrentes, la formulación
y actualización del Plan Estratégico de Desarrollo que como se dijo antes,
constituye la ingeniería de detalle del proyecto país para el corto, mediano
y largo plazo dentro de los principios generales que sustentan este proyec-
to y será una herramienta de trabajo para todos los Gobiernos de turno.
El INP administrará el banco de datos con los indicadores económicos y
sociales actualizados, información que será reportada con criterio técnico
e imparcial por las entidades especializadas competentes como el Banco
Central de Reserva, el Instituto Nacional de Estadística e Informática, etc.
DR–S21 y LASINPERU
267
LibrosEnRed
Esta información debe estar disponible vía Internet sin ninguna restricción,
para cualquier persona u organización que lo necesita.
G) SOPORTE CUALITATIVO DE LA NUEVA REPÚBLICA
Firmemente convencidos, por los resultados de nuestra investigación, sos-
tenemos y reiteramos que la honestidad y rectitud de los operadores del
sistema democrático y de la sociedad en general es indispensable para sos-
tener y consolidar las reformas estructurales que se proponen en este pro-
yecto, a fn de alcanzar el éxito esperado en la refundación de la república.
Sin esta base sólida, cualquier proyecto o programa de desarrollo, por bue-
no que sea, está condenado al fracaso, como ha venido ocurriendo siempre
en toda nuestra historia republicana. En efecto, la honestidad constituye el
soporte cualitativo de la nueva república.
H) LIBERACIÓN DE LOS ORGANISMOS CON FUNCIONES DE SUPERVISIÓN Y CONTROL
La supervisión y el control de la ejecución de todo contrato importante y de
elevado costo, suministrado por cualquier proveedor, tiene por objeto velar
por los intereses del cliente, en relación con la buena calidad del servicio
contratado
En consecuencia, los representantes de los órganos de supervisión y con-
trol, por la propia naturaleza de su función, deben ser designados por
el cliente y reportar a él. Por lo tanto, no pueden ser nombrados por
el proveedor que es precisamente el sujeto de control, ni estar bajo su
autoridad.
De este modo, resulta un absurdo tremendo y una aberración inacep-
table, que los titulares de los mal llamados “organismos autónomos”
con funciones de supervisión y control de la administración pública sean
designados por las entidades que son sujetos de control, como el Poder
Ejecutivo y el Legislativo, entre otros, con el agravante de que dichos po-
deres tienen la facultad de hacer cesar o destituir dichos representantes
cuando las acciones de control les son incómodas o no se condicen con
sus intereses.
En consecuencia, para poner las cosas en el lugar que corresponde, y para
superar el conficto de intereses expuesto en el Capítulo II, 2, g de este pro-
yecto, es necesario liberar a los organismos con funciones de supervisión y
control de la gestión pública, de la autoridad de los sujetos de control y pa-
sarlos al ámbito y competencia del Estado–Pueblo en su calidad de cliente.
J-R
268
LibrosEnRed
I) NUEVA ESTRUCTURA ORGÁNICA DEL ESTADO–GOBIERNO
El Estado–Gobierno reformado tendrá una estructura orgánica con sus
componentes articulados en torno a las metas nacionales de desarrollo por
alcanzar, conforme al gráfco Nº 6 que se presenta a continuación.
GRÁFICO 6. ESTRUCTURA ORGÁNICA DEL NUEVO ESTADO–GOBIERNO
6.4 – CRITERIOS BÁSICOS PARA LA REFORMA DE LA ADMINISTRACIÓN
PÚBLICA
A) GERENCIA POR OBJETIVOS Y ENFOQUE POR RESULTADOS
Sobre la base del planeamiento estratégico para el desarrollo, el Estado–
Gobierno debe aplicar rigurosamente los criterios de gerencia por objetivos
y enfoque por resultados en la administración pública, y dejar en el pasado
la improvisación.
Esta técnica de gerencia es aplicada por el sector privado con excelentes
resultados y no existe justifcación alguna para no utilizarla en el sector
público. En la actualidad, existe bastante bibliografía sobre estos temas.
DR–S21 y LASINPERU
269
LibrosEnRed
B) RELACIÓN BENEFICIO–COSTO Y AUSTERIDAD EN EL GASTO PÚBLICO
Es necesario terminar con el crecimiento inorgánico del aparato del Estado
y con el uso irresponsable de los recursos públicos. En efecto, todos los or-
ganismos públicos deben justifcar su tamaño y permanencia, mediante la
relación benefcio– costo, con respecto a los servicios prestados, y aplicar
políticas de austeridad fscal en el gasto corriente, sin privilegios ni excep-
ciones de ningún tipo.
En cuanto a la inversión pública, esta debe agilizarse y estar orientada a
proyectos rentables económica y socialmente basados en estudios comple-
tos, que incluyan el diseño de un sistema para medir los frutos de la inver-
sión realizada.
La celeridad de la inversión pública debe concretarse sin desmedro o supre-
sión del sistema de evaluación previa de las bondades de los proyectos ni
desnaturalización de los procesos de licitación y concurso público, porque
este tipo de acciones promueve la corrupción.
C) DISEÑO Y APLICACIÓN DE SISTEMAS DE MEDICIÓN DE RESULTADOS
Los avances de la tecnología de gerencia asociada al desarrollo de la infor-
mática permiten el diseño de sistemas de medición de resultados, incluso
en el área pública.
Esta herramienta de trabajo resulta indispensable para combatir la impro-
visación y, al mismo tiempo, promover la efciencia y efcacia en la adminis-
tración pública.
D) SIMPLIFICACIÓN ADMINISTRATIVA POR MEDIOS DIGITALES
La simplifcación administrativa es totalmente factible gracias a la aplica-
ción intensiva de la tecnología digital que permite alcanzar velocidades
asombrosas en el procesamiento de datos.
A manera de ejemplo, en la actualidad, el trámite del reconocimiento del
derecho a la jubilación, realizado por el interesado ante la ONP (Ofcina de
J-R
270
LibrosEnRed
Normalización Previsional) demora años. Esto se puede reducir a un día. ¿Es
esta una utopía? Pues no. En los Estados Unidos de Norteamérica, los tra-
bajadores que alcanzan la edad para jubilarse y acumulan las aportaciones
necesarias a través de sus diversos centros de trabajo no hacen ningún trá-
mite. La Ofcina del Seguro Social (una entidad del Estado) mantiene actua-
lizada digitalmente toda la información de los trabajadores y, cuando llega
el momento, notifca al trabajador en su domicilio, su derecho de jubilación
y la disponibilidad de su pago.
E) DRÁSTICA REDUCCIÓN DE REGULACIONES PARA LA ACTIVIDAD DEL SECTOR
PRIVADO
En todo el mundo, el exceso de regulaciones por parte del Estado–Gobier-
no es una traba para el desarrollo y solo sirve para fomentar la corrupción
en la administración pública.
En consecuencia, en el nuevo Estado las regulaciones para la actividad pri-
vada deben ser drásticamente reducidas, por innecesarias y contraprodu-
centes.
F) EFICIENCIA Y EFICACIA, GARANTÍA DE ESTABILIDAD LABORAL
Ningún servidor público que desempeñe su función con eficiencia y efi-
cacia podrá ser despedido de su cargo por el cambio de gobierno y,
mucho menos, en razón de su ideología política o de su creencia reli-
giosa.
Se exceptúan de esta regla los Ministros de Estado y Viceministros, en el
caso de producirse el cambio de gobierno.
G) ESTÍMULO A LA EFICIENCIA Y SANCIÓN A LA INEFICIENCIA
En la Administración Pública actual no existe un trato equitativo para
el servidor público, pues en el diario ofcial El Peruano se ven cotidiana-
mente, abundantes resoluciones concernientes a procesos administra-
tivos y sanciones por infracciones menores cometidas por estos, pero
difícilmente se pueden encontrar algunos casos de reconocimiento o in-
centivo por labor exitosa o distinguida que, estamos seguros, existen en
diversas entidades públicas.
DR–S21 y LASINPERU
271
LibrosEnRed
No es justo ni correcto considerar que todos los servidores públicos son
incapaces, pues existen muchos funcionarios idóneos y efcientes que me-
recen ser bien tratados y estimulados.
Por ello, se hace necesario un mecanismo de equidad de trato, que sancio-
ne con severidad la inefciencia e inefcacia, pero al mismo tiempo estimule
la efciencia y el ahínco, mediante una retribución económica y un recono-
cimiento honorífco.
H) NEGLIGENCIA E INCOMPETENCIA EN LOS CARGOS; CAUSALES DE DESPIDO
Teniendo en cuenta que son los contribuyentes los que pagan con sus im-
puestos el costo de los diversos servicios públicos, incluida la planilla de la
burocracia estatal, los servidores que, en el ejercicio de sus funciones, de-
muestren negligencia o incompetencia para sus respectivos cargos confor-
me a los resultados de gestión, incurren en causal de despido.
I) EVALUACIÓN POR LOS RESULTADOS DE GESTIÓN INDIVIDUAL E INSTITUCIONAL
Se priorizará el criterio de evaluación por los resultados de gestión indivi-
dual e institucional, y se dejará en segundo plano el meticuloso cumplimien-
to de procedimientos administrativos, concernientes al frondoso paquete
normativo, en el cual pierde su tiempo actualmente el Sistema Nacional de
Control.
J) EL PAQUETE NORMATIVO Y LA ORGANIZACIÓN AL SERVICIO DEL CIUDADANO, MAS
NO A LA INVERSA
En la actualidad, existe un enorme paquete normativo clasifcado que se
denomina Sistemas Administrativos, en el que tanto los ciudadanos como
los servidores públicos están al servicio de dichos sistemas. Así se pierden
de vista los objetivos y metas institucionales en la prestación de los servicios
que la sociedad necesita y por los cuales paga con sus impuestos.
En consecuencia, se hace necesario revertir esta caótica situación, en
la cual ningún paquete normativo se justifca, si no es para mejorar los
servicios a los ciudadanos. Dicho en otras palabras, la normatividad de la
administración pública debe servir para mejorar y acelerar la prestación
de servicios de calidad, pero no para obstaculizar y crear problemas a los
usuarios de dichos servicios.
J-R
272
LibrosEnRed
K) CONDICIONES PARA EL ÉXITO DE LOS PROCESOS DE REORGANIZACIÓN DE
ENTIDADES PÚBLICAS
Para posibilitar el éxito de los procesos de reorganización de las entidades
públicas en general, deben considerarse las siguientes condiciones básicas,
entre otras:
Defnición precisa de objetivos y metas
Todo proceso de reorganización de entidades públicas, debe empezar con
la defnición clara de los objetivos y la cuantifcación de metas que se pre-
tende alcanzar, dentro del contexto del proceso de desarrollo del país.
Cronograma de ejecución
Todo plan para reorganizar las entidades públicas debe tener un crono-
grama de ejecución de acciones y un plazo para presentar los resultados
esperados de dicho proceso.
En el caso de no alcanzarse los resultados esperados en el tiempo previs-
to, todas las autoridades y altos funcionarios con poder de decisión de la
entidad reorganizada que no demuestren objetivamente haber agotado
esfuerzos para alcanzar las metas acordadas deben ser destituidos y reem-
plazados, de inmediato, por otros de reconocida solvencia técnica y moral.
L) CONDICIONES PARA LA ESTABILIDAD DEL PERSONAL DE ALTA DIRECCIÓN
La estabilidad o permanencia de las autoridades y altos funcionarios con
poder de decisión debe estar condicionada a los resultados exitosos de ges-
tión en tiempos prudenciales, tanto en el ámbito individual como en el
institucional.
6.5 – ADECUACIÓN DEL ORDENAMIENTO LEGAL
En el Capítulo IX de este Proyecto, se presenta la propuesta de algunas
de las reformas legales necesarias para impulsar los grandes cambios que
nuestro país necesita. Naturalmente, estos textos pueden ser mejorados, sin
desvirtuar sus objetivos ni los principios del nuevo modelo de democracia.
DR–S21 y LASINPERU
273
LibrosEnRed
A) REFORMA PARCIAL DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA DEL ESTADO
Reiterando lo expuesto en el Capítulo II, 2.I) de este proyecto, la refor-
ma constitucional número 13 solamente se justifca si es para incorporar las
profundas reformas estructurales que nuestro país necesita y que forman
parte de la refundación de la República.
En esta oportunidad, los ciudadanos contribuyentes organizados adecua-
damente como Estado–Pueblo, deben proponer, con el debido sustento
ante el Congreso de la República, las reformas específcas que el país nece-
sita, y reservarse la potestad de aprobar u observar el texto emitido por los
congresistas responsables de la reforma constitucional, mediante un refe-
réndum.
En esta forma, los congresistas no necesitarán tanto tiempo para procesar
la reforma de la Constitución, pues si trabajan sobre propuestas puntuales
bien sustentadas, en un plazo máximo de hasta tres meses pueden realizar
la citada reforma, sin exigirle demasiado a su inteligencia. En todo caso, pa-
ra superar las carencias evidentes en la preparación de muchos congresistas
puede requerirse el apoyo de un buen estudio de abogados de reconocida
solvencia profesional.
Parte de las reformas que deben insertarse en la nueva Constitución se
proponen en el Capítulo IX de este Proyecto, lo cual implica un reajus-
te o conciliación del texto general de la Constitución, para posibilitar
el nuevo modelo de democracia, con claridad meridiana y sin contra-
tiempos.
B) REFORMA PARCIAL DEL CÓDIGO PENAL
Es necesaria también una reforma parcial del Código Penal, para incluir los
siguientes aspectos importantes:
Tipifcación de la macrocorrupción como delito de traición a la -
patria y de lesa humanidad.
Tipifcación del delito correspondiente a jueces y magistrados -
deshonestos o corruptos que denigran el Poder Judicial y la ad-
ministración de justicia.
J-R
274
LibrosEnRed
C) REFORMA PARCIAL DE LA LEY DE PARTICIPACIÓN Y CONTROL CIUDADANO
En concordancia con el Artículo 2º, inciso 17, de la Constitución en vigencia,
es necesario modifcar los Artículos 3º y 20º de la Ley Nº 26300, Ley de Par-
ticipación y Control Ciudadano, para que el ejercicio del derecho ciudadano
de revocatoria y remoción de autoridades se aplique sin excepción alguna,
incluidos los representantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial,
por causas plenamente justifcadas.
D) REFORMA PARCIAL DE LA LEY DE PARTIDOS POLÍTICOS
Vigencia de las organizaciones políticas
La vigencia de las organizaciones políticas debe basarse en principios y en
propuestas viables escritas, bien sustentadas e incluidas en un Plan de Go-
bierno, y no estar sujetas a requisitos colaterales, como la cantidad exage-
rada de frmas, que pueden ser falsifcadas, vallas electorales engañosas y
otros inventos de la misma naturaleza.
6.6 – POLÍTICAS PÚBLICAS EN TEMAS DE ALTA PRIORIDAD
Dentro del contexto de este proyecto y del asociado Democracia Real del
Siglo XXI, el Estado–Gobierno debe diseñar y ejecutar políticas públicas en
los siguientes temas sensibles prioritarios:
Educación de calidad. -
Drástica reducción de la pobreza extrema. -
Generación de sufciente empleo sostenible. -
Seguridad ciudadana. -
Administración de justicia intachable. -
Combate al fagelo de la corrupción. -
Derrota defnitiva al terrorismo. -
Tratamiento de la deuda externa. -
Gobernabilidad predecible con visión de futuro. -
6.7 – CRITERIOS BÁSICOS PARA EL FORTALECIMIENTO DEL SECTOR PRIVADO
DR–S21 y LASINPERU
275
LibrosEnRed
A) EL CRECIMIENTO DEL SECTOR PRIVADO COMO FUENTE GENERADORA DE RIQUEZA
El crecimiento del sector privado como fuente generadora de riqueza, re-
fejadas en la instalación de nuevas empresas y expansión de las ya existen-
tes, está muy bien, pero deben conciliar con la responsabilidad social con
el país, que consiste en crear oportunidades de progreso para los pobres
sobre la base de su trabajo honrado. Solamente de esta manera el creci-
miento macroeconómico será bien visto por la mayoría de la población,
promoviendo la convivencia pacífca sin explosión social.
B) LA COMPETITIVIDAD EMPRESARIAL COMO RETO FRENTE A LA GLOBALIZACIÓN
Nuestro sector empresarial tiene el compromiso ineludible de alcanzar ni-
veles altamente competitivos para enfrentar con éxito los retos de la globa-
lización, en tanto que el Estado–Gobierno tiene la obligación de crear las
condiciones favorables para el logro de esta meta de interés nacional. En
estas circunstancias, el que no avanza retrocede y tiende a desaparecer.
C) RECONOCIMIENTO AL VALOR DEL ÉXITO PERSONAL E INSTITUCIONAL
Serán cosas del pasado la envidia y animadversión en contra de las perso-
nas e instituciones que, por su talento y esfuerzo, han logrado éxito. En
el nuevo Estado, las personas e instituciones de éxito serán reconocidas,
protegidas y consideradas como un buen ejemplo para la juventud y para
la sociedad en general.
En el sector privado, ya existe un sistema de estímulo a la efciencia y efca-
cia. Esperamos que se fortalezca para benefcio recíproco de la empresa y
sus trabajadores.
Para el caso de la administración pública, se establecerá un sistema de reconoci-
miento a la efciencia y efcacia, sustentado por los resultados de gestión obte-
nidos en los cargos de responsabilidad a favor de la sociedad, reconocimiento
que será fortalecido con un estímulo económico por gestión destacada.
D) OPORTUNIDAD DE PROGRESO PARA TODOS
En el nuevo modelo de democracia y nuevo modelo económico, nadie de-
be estar excluido, pues todos tenemos responsabilidades con el país y, de
J-R
276
LibrosEnRed
la misma manera, todos tenemos legítimo derecho a las oportunidades de
progreso sobre la base de nuestros propios esfuerzos, en un ambiente de
paz y solidaridad, sin enfrentamientos estériles entre sectores sociales, por-
que todos debemos empujar el carro de la historia de nuestro país en la
misma dirección, hacia el desarrollo integral sostenible.
E) ACTITUD POSITIVA Y SOLIDARIA
Los peruanos del futuro, liberados ya del colonialismo mental y cultural,
así como de la estructura opresora del Estado–Gobierno, mantendrán una
actitud positiva y de confanza en la factibilidad del progreso y del bien-
estar como resultado de sus propios esfuerzos, dentro de un entorno con
condiciones favorables para lograrlo.
Asimismo, dentro del nuevo escenario de operaciones, desarrollarán una
actitud solidaria con los más necesitados.
277
LibrosEnRed
CAPÍTULO VII
MODALIDAD DE EJECUCIÓN DEL PROYECTO
7.1 – EJECUCIÓN POR ETAPAS
A) PRIMERA ETAPA. DESARROLLO DEL SUSTENTO TÉCNICO
El desarrollo del sustento técnico comprende la ejecución de los trabajos
que se indican a continuación:
Trabajos ejecutados al 31 de marzo de 2006, fecha de cierre de la -
formulación de los proyectos asociados DR–S21 y LASINPERU.
Trabajo de investigación comparada (en Perú y en EE. UU.). -
Formulación del proyecto principal Democracia Real del Siglo XXI -
(DR–S21).
Formulación del proyecto derivado La Segunda Independencia -
de Perú (LASINPERU).
Trabajo por ejecutar: -
Primera - edición de los proyectos asociados DR–S21 y LASINPERU.
B) SEGUNDA ETAPA. ORGANIZACIÓN DEL ESTADO–PUEBLO
Difusión restringida del proyecto DR–S21. -
Organización - de la primera Filial departamental de la OCC
Difusión abierta de los dos proyectos. -
Organización de otras fliales departamentales y de la Federa- -
ción Nacional de la OCC.
Organización del Estado–Pueblo. -
C) TERCERA ETAPA. EJECUCIÓN DEL PROYECTO
Referéndum para la aprobación del proyecto. -
J-R
278
LibrosEnRed
Reforma parcial de la Constitución, para insertar las reformas es- -
tructurales.
Formalización del Contrato Social (elecciones por concurso pú- -
blico).
Ejecución de Planes de Gobierno (Gobiernos de Turno). -
Coordinación Intersectorial. Consejo Superior de Desarrollo. -
Supervisión y evaluación por resultados. Estado–Pueblo. -
7.2 – FACTORES DE INCERTIDUMBRE
A) CONDICIONES DETERMINANTES PARA LA EJECUCIÓN DEL PROYECTO
La ejecución de este proyecto solo será posible si se dan las siguientes con-
diciones favorables determinantes:
Disponibilidad de los recursos necesarios tanto para difundir ma- -
sivamente el proyecto como para organizar y poner en funciona-
miento el Estado–Pueblo, empezando por la OCC en el ámbito
nacional.
Participación activa del pueblo como consecuencia de la difusión -
del Proyecto.
Aprobación popular mediante un referéndum. -
B) ¿POR QUÉ ES NECESARIO UN REFERÉNDUM PARA LA APROBACIÓN DEL PROYECTO?
Como ha quedado demostrado en casi dos siglos de vida republicana, es im-
posible que el actual orden establecido en el aparato del Estado–Gobierno
apruebe las reformas estructurales propuestas en este proyecto, en razón
de que dichas reformas afectan sus intereses y, por lo tanto, harán todo lo
posible para oponerse.
En consecuencia, creemos que ha llegado el momento en que el pueblo
peruano, organizado adecuadamente, tome la iniciativa para la aprobación
directa del proyecto mediante un referéndum, haciendo uso de su derecho
consagrado en la Constitución Política vigente.
DR–S21 y LASINPERU
279
LibrosEnRed
C) RESPONSABILIDAD DE LOS CIUDADANOS ELECTORES
Nos encontramos frente a la imperiosa necesidad de refexionar con sereni-
dad y objetividad, para darnos cuenta de que, si a lo largo de casi dos siglos
de vida republicana, hemos tenido gobernantes incapaces y corruptos, con
honrosas excepciones, es porque sencillamente, los ciudadanos en su ma-
yoría votaron por ellos, ilusionados y engañados por las tretas electorales
harto conocidas.
En consecuencia, si realmente queremos llevar el curso de la historia de
nuestro país en dirección al progreso y al bienestar, resulta absolutamente
necesario un radical cambio de actitud de la mayoría de los ciudadanos en
el momento de analizar y defnir la preferencia de su voto, porque con ello
se están jugando su propio destino y el de su familia.
En este sentido, los electores tienen la gran responsabilidad de defnir con
su voto de conciencia, al margen de las consignas partidarias, el tipo de país
al que aspiramos para el futuro.
Por lo tanto, a partir de este momento ya no deben votar por el mejor
discurso o por el mejor paquete de promesas inviables o por el candidato
más carismático, sino por el mejor programa y el mejor equipo técnico para
ejecutarlo.
Si la mayoría de los ciudadanos electores no cambian de actitud al votar
con conciencia en los comicios, no será posible salir del hoyo en el que nos
encontramos. En tal caso, seguiremos en lo mismo: solamente habrá cam-
bios de personajes en los Poderes del Estado–Gobierno y el pueblo tendrá
que esperar otros 200 años o más, para tener alguna oportunidad real co-
mo la que se propone en este proyecto.
D) PREVISIBLE RESISTENCIA DE LAS CLASES PRIVILEGIADAS QUE SE BENEFICIAN DE LA
CRISIS
Es previsible que los operadores del sistema tradicional que se benefcian
del caos imperante intenten desprestigiar y descalifcar al autor de este
proyecto. Asimismo es posible que emprendan una campaña de tergiversa-
J-R
280
LibrosEnRed
ción del contenido de las propuestas, pues si no existen argumentos sólidos
los inventarán porque son muy buenos en estas malas artes.
Después de la difusión de las propuestas contenidas en estos proyectos
asociados (DR–S21 y LASINPERU), no debe descartarse la posibilidad de pro-
mulgación de algunas leyes y decretos que eviten su implementación y eje-
cución. Si esto ocurre, el Gobierno que llegue al poder con el compromiso
de ejecutar dichos proyectos tiene la responsabilidad de derogar todas las
normas que se opongan al gran objetivo nacional; y el pueblo, el deber
moral de negarles su voto a los candidatos que estuvieron involucrados en
contra de la reforma.
El pueblo queda notifcado para que se mantenga alerta y no se deje engañar
como tantas veces ha ocurrido en el curso de nuestra historia republicana.
E) CAPACIDAD PARA ANALIZAR EL TRASFONDO DE LA CONTRACAMPAÑA
El pueblo debe analizar cuidadosamente el trasfondo de la contracampaña
de los detractores, quienes harán uso de todo su poder político y econó-
mico y contarán con la amplia cobertura que les brindarán los medios de
comunicación y con su infuencia en el sistema establecido para mantener
intacta la situación que estamos tratando de cambiar. Si el pueblo se deja
engañar, el caso estará perdido y nada cambiará.
La capacidad de análisis del pueblo para identifcar medias verdades o en-
gaños sutiles de los detractores está a prueba, y de ello depende el éxito o
el fracaso del gran cambio que nuestro país necesita por el bien de todos
los peruanos.
7.3 – FECHA DE INICIO PROYECTADA
A) ACCIONES PREVIAS: 2008–2010
Difusión del proyecto. -
Organización de la OCC nacional. -
DR–S21 y LASINPERU
281
LibrosEnRed
Organización del Estado–Pueblo. -
Referéndum para la aprobación del proyecto. -
B) EJECUCIÓN DEL PROYECTO: 2011–2056
Ejecución del proyecto por el Estado–Gobierno. -
Supervisión por el Estado–Pueblo. -
282
LibrosEnRed
CAPÍTULO VIII
FINANCIAMIENTO
8.1 – BÚSQUEDA DEL FINANCIAMIENTO
A) EN EL PLANO INTERNO: ESTADO–GOBIERNO
Nosotros sabemos con certeza que este proyecto, por su propia naturaleza,
no causa simpatía en las clases gobernantes de turno, debido a que atenta
en contra sus intereses.
En dos oportunidades hemos intentado obtener la anuencia del gobierno
de turno del presidente Alejandro Toledo (2001–2006), para la ejecución
parcial del proyecto. La primera vez, para emprender la Reforma de la Ad-
ministración Publica; y la segunda, para la ejecución de una iniciativa de-
nominada Sistema Nacional de Participación y Control Ciudadano (SINPAC).
Finalmente, después de una larga espera, el resultado de la gestión fue
negativo, conforme a lo previsto.
B) EN EL PLANO EXTERNO: LA COOPERACIÓN TÉCNICA INTERNACIONAL
El autor de estos proyectos, como representante legal y fundador de PRO-
DE–PERU, a través de los modernos medios de comunicación, ha dado la
vuelta al mundo en la búsqueda de algún fnanciamiento, dentro del con-
texto de la cooperación técnica internacional, para la implementación de
estos proyectos, lamentablemente sin éxito.
Al respecto, las potenciales fuentes cooperantes, en diversas formas, pero
con el mismo sentido, han dado las respuestas que se pueden resumir en el
siguiente diálogo:
Fuente cooperante:
―Su proyecto nos parece interesante y bueno para promover el desarrollo
de su país, pero lamentamos decirle que nuestra organización no fnancia
proyectos globales de esta naturaleza.
DR–S21 y LASINPERU
283
LibrosEnRed
Solicitante:
―Solamente para enriquecer nuestra cultura general, nos gustaría saber
por qué razones no fnancian este tipo de proyectos.
Fuente cooperante:
―Porque consideramos que el desarrollo de los países es responsabilidad
de sus respectivos Gobiernos.
Solicitante:
―Es verdad, pero nosotros estamos tratando de hacer esto en vista de que
los sucesivos Gobiernos que hemos tenido durante 185 años de vida republi-
cana (hasta 2006) no han asumido el reto del desarrollo como corresponde.
Fuente cooperante:
―Si los países tienen malos Gobiernos, es responsabilidad de los pueblos,
porque son ellos quienes eligen a sus gobernantes. Los pueblos tienen los
Gobiernos que se merecen.
Solicitante:
―También es verdad. Gracias por sus respuestas y será hasta otra ocasión.
8.2 – FINANCIAMIENTO DE LA PRIMERA ETAPA
A) FINANCIAMIENTO INTERNO
Partimos de la premisa de que no todo está perdido, pues siempre existe la
esperanza de un futuro mejor para nuestro país y hay muchos peruanos de
buena voluntad que están dispuestos a dar algo de lo suyo para lograrlo.
Por eso, el autor del proyecto está dando el primer paso al frente, asumien-
do con sus propios recursos el costo total del trabajo de investigación, la
formulación del proyecto, la edición y la difusión en su primera fase.
Esperamos que otros peruanos, en la medida de sus posibilidades, sigan
este mismo camino por el bien del país.
J-R
284
LibrosEnRed
B) FINANCIAMIENTO EXTERNO
Los resultados de la búsqueda anteriormente expuesta indican que, en la
primera etapa, no es posible obtener fnanciamiento externo para la ejecu-
ción de este proyecto.
8.3 – FINANCIAMIENTO DE LA SEGUNDA ETAPA
A) FINANCIAMIENTO INTERNO
La posición es la misma que la expresada en el Capítulo VIII 2.a. de este
proyecto.
B) FINANCIAMIENTO EXTERNO
Dejamos abierta esta posibilidad, aun cuando los resultados preliminares
de nuestra gestión fueron negativos.
Esperamos que, cuando se logren los primeros resultados exitosos en la
ejecución del proyecto, algunas fuentes cooperantes nos abran sus puertas
para las siguientes líneas de acción sectorial:
Educación cívica y formación de líderes; -
Participación ciudadana; -
Seguridad ciudadana; -
Anticorrupció - n.
8.4 – FINANCIAMIENTO DE LA TERCERA ETAPA
A) FINANCIAMIENTO INTERNO
Presupuesto General de la República, administrado con honradez, austeri-
dad, efciencia y efcacia.
DR–S21 y LASINPERU
285
LibrosEnRed
B) FINANCIAMIENTO EXTERNO
Recursos obtenidos por el Estado dentro del sistema fnanciero interna-
cional, para la ejecución de proyectos rentables sustentados con estudios
completos.
8.5 – CRONOGRAMA DE EJECUCIÓN DEL PROYECTO
Se ha previsto realizar, la ejecución de los proyectos DR–S21 y LASINPERU,
conforme al gráfco 4 7 que se presenta a continuación, partiendo de la
premisa de que será posible obtener el fnanciamiento necesario para la
difusión masiva del proyecto completo, para la organización y puesta en
funcionamiento de la OCC, y para la organización del Estado–Pueblo.
GRÁFICO 7. CRONOGRAMA DE EJECUCIÓN DE LOS PROYECTOS DR–S21 Y LASINPERU
(E.) = Ejecutado (P. E.) = Por ejecutar
M E T A S TIEMPO EXPRESADO EN AÑOS
COD. A C T I V I D A D E S UNID. MED. CANT. 01-06 07 08 09 10 11-61

1.0 PRIMERA ETAPA - DESARROLLO DEL SUSTENTO TECNICO
1.1 Trabajo de Investigación (Perú - USA) Docmto. 01 (E)
1.2 Formulación del proyecto: Democracia Real del Siglo XXI Docmto. 01 (E)
1.3 Formulación del proyecto: La Segunda Independencia de Perú Docmto. 01 (E)
1.4 Primera Edición de los proyectos, presentados en un solo volumen Libro 1000 (P.E)

2.0 SEGUNDA ETAPA - ORGANIZACION DEL ESTADO PUEBLO
2.1 Difusión restringida del proyecto: Democracia Real del Siglo XXI Eventos 01 (E)
2.2 Organización de la OCC-Filial Departamental La Libertad Entidad 01 (E)
2.3 Difusión abierta de los proyectos asociados DR-S21 y LASINPERU Eventos 10 (P.E) (P.E) (P.E)
2.4 Org. de otras Filiales Departamentales y Federeacion Nacional de la OCC Entidades 22 (P.E) (P.E)
2.5 Organización del Estado Pueblo Entidad 01 (P.E)

3.0 TERCERA ETAPA - EJECUCIÓN DE LOS PROYECTOS
3.1 Proceso de Referendum para la Aprobación de los proyectos Proceso 01 (P.E)
3.2 Reforma parcial de la Constitución, para insertar las reformas estruct. Normas N/C (P.E)
3.3 Formalización del Contrato Social ( Concurso Público) Proceso 10 (P.E)
3.4 Ejecución de Planes de Gobierno - Estado Gobierno Gobierno 10 (P.E)
3.5 Coordinación Intersectoral - Consejo Superior de Desarrollo Sesiones N/C (P.E)
3.6 Supervisión y Evaluación - Estado Pueblo Informes 100 (P.E)
286
LibrosEnRed
CAPÍTULO IX
PROYECTOS DE REFORMA DE DISPOSITIVOS LEGALES TRASCENDENTES
9.1 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL DE LA CONSTITUCIÓN POLÍTICA
TÍTULO
DEL ESTADO Y LA NACIÓN
EL ESTADO COMO ESTRUCTURA GLOBAL
Artículo: El Estado, como estructura global, es una entidad integrada por
dos estados independientes, de distinta naturaleza, y con funciones dife-
rentes, vinculados entre sí por el contrato social. Estos estados son el Esta-
do–Pueblo y el Estado–Gobierno.
NATURALEZA DEL ESTADO PUEBLO
Artículo xx.– El Estado–Pueblo es el pueblo mismo organizado adecuada-
mente, como universo de contribuyentes con obligaciones y derechos; en-
tidad a la que le corresponde la administración racional de la soberanía
popular y que asume su condición de cliente, en la prestación del servicio a
la nación o administración del país, que desde los cargos encumbrados con
poder de decisión brinda el Estado–Gobierno en su condición de proveedor
del citado servicio, en los ámbitos central, regional y local.
El Estado–Pueblo no sustituye al Estado–Gobierno ni cogobierna; su com-
petencia como cliente es defnir las condiciones generales del contrato so-
cial y, durante su ejecución aprobar o desaprobar la calidad del servicio
suministrado por el Estado–Gobierno como proveedor, en función de los
resultados concretos, con facultad para actuar en consecuencia.
DR–S21 y LASINPERU
287
LibrosEnRed
NATURALEZA DEL ESTADO GOBIERNO
Artículo. El Estado–Gobierno es la entidad conformada por los repre-
sentantes de los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, organismos au-
tónomos, Gobiernos regionales, Gobiernos locales y altos funcionarios
con facultades de decisión en la administración pública, institución que
asume el rol de proveedor del servicio a la nación o servicio de adminis-
tración del país.
El Estado–Gobierno no sustituye al Estado–Pueblo en la administración racio-
nal de la soberanía popular. El Estado–Gobierno suministra el servicio de admi-
nistración del país, conforme a las condiciones y alcances del contrato social.
TÍTULO
NUEVO MODELO DE DEMOCRACIA
NUEVO MODELO DE DEMOCRACIA
Artículo.– En democracia, la soberanía popular reside en el pueblo y, por
tanto, en el modelo de democracia denominado “Democracia Real del Si-
glo XXI”, aplicable en Perú, es competencia del Estado–Pueblo la adminis-
tración racional de la citada soberanía popular, que consiste en identifcar
las mejores condiciones para la delegación de poderes al Estado–Gobierno
por la vía del voto y las mejores condiciones para el ejercicio directo de los
poderes no delegables. En ambos casos, se actuará con un criterio eminen-
temente técnico y al margen de la política partidaria.
FORMALIZACIÓN DEL CONTRATO SOCIAL
Artículo.– Se establece la formalización del contrato social, entre el Esta-
do–Pueblo y el Estado–Gobierno, por la modalidad de concurso público,
convocado por la Ofcina Nacional de Procesos Electorales, con suscrip-
ción de los respectivos contratos.
J-R
288
LibrosEnRed
La supervisión y evaluación del cumplimiento del contrato social es compe-
tencia del Estado–Pueblo en su condición de cliente.
SOBRE EL MODELO ECONÓMICO
Artículo – El modelo económico aplicable en Perú será una economía de
libre mercado con responsabilidad social, en la cual se concilie la alta renta-
bilidad empresarial con la creación permanente de oportunidades de pro-
greso para los pobres, y se priorice la generación masiva de nuevos puestos
de trabajo dignamente remunerados.
TÍTULO
DE LA NATURALEZA Y ESTRUCTURA DEL ESTADO–PUEBLO
ESTRUCTURA DEL ESTADO PUEBLO
Artículo .– Forman parte de la estructura orgánica del Estado–Pueblo: el
Consejo Nacional del Estado–Pueblo, el Liderazgo del Estado–Pueblo, el
Poder Civil, la Defensoría del Pueblo (reformada), y la OCC. Las cuatro pri-
meras son entidades de derecho público, y la última es una asociación civil
de derecho privado sin fnes de lucro.
Están dentro de la jurisdicción y la competencia del Estado–Pueblo: el Tribu-
nal Constitucional, la Ofcina Nacional de Procesos Electorales, y la Contra-
loría General de la República, entidades que, sin perjuicio de su autonomía
funcional, reportan sobre los resultados de gestión institucional ante el
Poder Civil. Sus titulares serán seleccionados por concurso público.
Artículo.– Forman parte del Pleno del Jurado Nacional de Elecciones tres
representantes del Estado–Pueblo.
EL CONSEJO NACIONAL DEL ESTADO PUEBLO
DR–S21 y LASINPERU
289
LibrosEnRed
Artículo.– El Consejo Nacional del Estado–Pueblo es la máxima autoridad
institucional corporativa de coordinación intersectorial y de decisión. Estará
conformado por tres representantes de cada una las entidades indicadas
en el primer párrafo del artículo anterior, y será presidida por el líder del
Estado–Pueblo.
La fnalidad de esta entidad como genuina representación de los gobernados
es cautelar los intereses de la nación en su conjunto, en el contexto de un pro-
yecto de país a largo plazo y dentro de los alcances del contrato social. Las acti-
vidades institucionales del Consejo Superior se rigen por su propio reglamento
interno de trabajo que, aprobado por mayoría de votos, tiene rango de ley.
EL LIDERAZGO DEL ESTADO PUEBLO
Artículo.– El Liderazgo del Estado–Pueblo es el órgano de alta dirección del
citado Estado. Su titular, quien tiene el cargo de líder del Estado–Pueblo,
será elegido en comicios generales por un período de cinco años. Los can-
didatos serán precalifcados por la OCC.
EL PODER CIVIL Y LA FUNCIÓN DE SUPERVISIÓN
Y CONTROL DEL CONTRATO SOCIAL
Artículo.– El Poder Civil es el órgano rector del Sistema Nacional de Supervi-
sión y Control del Contrato Social, función en la cual se privilegia el criterio
de evaluación por resultados, desde una posición eminentemente técnica,
imparcial y objetiva.
Las leyes orgánicas de las entidades que conforman el Sistema Nacional de
Supervisión y Control del Contrato Social, como el Tribunal Constitucional,
la Contraloría General de la República y la Ofcina Nacional de Procesos
Electorales, serán aprobadas por el Congreso de la República, a propuesta
del Consejo Nacional del Estado–Pueblo.
Artículo.– El Poder Civil está conformado por 60 representantes, de los
cuales 27 supervisan y evalúan el servicio materia del contrato social con
incidencia a nivel nacional, y veintitrés asumen la misma función en lo con-
cerniente al ámbito departamental.
J-R
290
LibrosEnRed
Los representantes del Poder Civil serán elegidos en comicios generales por
un período de cinco años y serán renovados por tercios para no perder las
experiencias positivas ganadas en el ejercicio de las funciones. Los candida-
tos serán precalifcados por la OCC.
Los representantes del Poder Civil tienen el mismo estatus que los congre-
sistas de la República, en cuanto a inmunidad funcional, remuneraciones y
otros aspectos que les correspondan.
Artículo.– El Poder Civil actuará conforme a su propio reglamento interno
de trabajo que, aprobado por el Consejo Nacional del Estado–Pueblo, tiene
rango de ley.
Articulo.– Compete al Poder Civil designar a los titulares de los organismos
con funciones vinculadas a la supervisión y control de la gestión pública,
como la Contraloría General de la República, la Defensoría del Pueblo, el
Tribunal Constitucional, la Ofcina Nacional de Procesos Electorales; todos
ellos, seleccionados mediante concurso público.
LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO (REFORMADA)
Articulo.– La Defensoría del Pueblo es la entidad autónoma competente
para asumir la defensa legal, tanto en la vía administrativa como en el fue-
ro judicial, de los sectores de la población de escasos recursos económi-
cos, quienes por su propia condición no pueden cubrir el costo del servicio
profesional de abogados. Cuando se vulneren los derechos ciudadanos
amparados por la Constitución, por evidente acción u omisión del Estado–
Gobierno, la Defensoría del Pueblo, por solicitud escrita del interesado,
puede asumir la representación procesal del litigante afectado.
LA ORGANIZACIÓN DE LOS CIUDADANOS CONTRIBUYENTES
Artículo.– La OCC es el soporte multisectorial de ancha base del Estado–Pue-
blo. Dentro del marco legal, la OCC es una asociación civil abierta de dere-
cho privado, sin fnes de lucro, integrada por todos los ciudadanos peruanos
en su condición de contribuyentes. Es una institución de acción totalmente
al margen de la política partidaria, y se rige por sus propios estatutos.
DR–S21 y LASINPERU
291
LibrosEnRed
TÍTULO
DE LA ESTRUCTURA DEL ESTADO–GOBIERNO
EL CONSEJO SUPERIOR DE DESARROLLO
CAPÍTULO
DEL CONSEJO SUPERIOR DE DESARROLLO
Artículo.– El Consejo Superior de Desarrollo es el máximo organismo de
coordinación intersectorial para el desarrollo en los ámbitos nacional y de-
partamental del Estado– Gobierno.
El Consejo Superior de Desarrollo está conformado por tres representantes de
cada uno de los Poderes del Estado, y el titular del Instituto Nacional de Planea-
miento. Además, pueden asistir como invitados los titulares de los organismos
autónomos vinculados a los asuntos por tratar. El Consejo Superior de Desarro-
llo será presidido por el Presidente de la República. Participan como veedores
tres representantes del Estado–Pueblo, con voz, pero sin voto, para no involu-
crarse en las responsabilidades que le competen al Estado–Gobierno.
El Consejo Superior de Desarrollo Departamental está conformado por tres
representantes del Gobierno regional, tres representantes del Poder Judi-
cial, y tres representantes de Gobiernos locales. Participan en calidad de
veedores un representante del Poder Civil y un representante de la OCC con
voz, pero sin voto.
Artículo XX.– Es competencia del Consejo Superior de Desarrollo la coor-
dinación intersectorial y la autoevaluación de los resultados de gestión del
Estado–Gobierno en cada una de las entidades que lo conforman, como
responsables de la solución de los principales problemas del país y de cada
departamento, en el contexto del proceso de desarrollo.
Asimismo, le corresponde analizar los informes de supervisión emitidos por
el Poder Civil y acordar la adopción de las medidas correctivas necesarias
por parte de las entidades correspondientes.
J-R
292
LibrosEnRed
En el caso de que dichas medidas no sean tomadas oportunamente o, una
vez tomadas, no den los resultados esperados, el Consejo Superior de De-
sarrollo es competente para declarar en emergencia, reorganización o in-
tervención temporal a la entidad en falta, incluyendo la revocatoria con
arreglo a ley, el cese o la destitución de las autoridades y los funcionarios
responsables, conforme al ordenamiento legal.
TITULO
EL PODER LEGISLATIVO
CONGRESO BICAMERAL CON NO MÁS DE 120 MIEMBROS
Artículo.– El Poder Legislativo reside en el Congreso, el cual cuenta con dos
cámaras: la Cámara de Diputados y la Cámara de Senadores.
La Cámara de Diputados está conformada por 100 diputados, y la Cámara
de Senadores, por 20 senadores.
El Congreso se elige por un período de cinco años, mediante proceso elec-
toral por la modalidad de concurso público, organizado conforme a la Ley.
Los candidatos a la Presidencia no pueden integrar las listas de candidatos
a congresistas. Los candidatos a la Vicepresidencia pueden ser, simultánea-
mente, candidatos a una representación en el Congreso.
Disposición transitoria
Artículo.– En el caso de que el Congreso Bicameral se implemente antes de las
elecciones generales del año 2011, el Congreso Unicameral de 120 miembros
se dividirá para conformar las dos Cámaras. Los criterios para la división serán
fjados por el Congreso de la República en funciones a la fecha de la división.
CAPÍTULO
IDONEIDAD PERSONAL DE LOS REPRESENTANTES DE LOS PODERES DEL ESTADO
DR–S21 y LASINPERU
293
LibrosEnRed
IDONEIDAD DE LOS REPRESENTANTES DE LOS PODERES
DEL ESTADO–PUEBLO Y DEL ESTADO–GOBIERNO
Artículo.– Como medida preventiva para cautelar los intereses de la nación,
los representantes de los Poderes del Estado–Pueblo y del Estado–Gobier-
no deben reunir la siguiente califcación personal:
Personas honestas y de acción transparente en todos sus actos, -
como norma de vida.
Peruanos que amen a su patria sin reserva alguna, que tengan -
vocación de servicio y que estén dispuestos a trabajar por un fu-
turo mejor para nuestro país.
Formación y experiencia profesional altamente competitiva, -
acordes con las responsabilidades del cargo, y avaladas por los
logros de en su trayectoria personal.
Para el caso especial de los representantes del Estado–Pueblo, -
deben ser, además, tecnócratas, totalmente libres de cualquier
compromiso con la política partidaria y contar una con trayecto-
ria personal exitosa.
MEDIDAS PREVENTIVAS DE SEGURIDAD
Y PROTECCIÓN A LA NACIÓN
CAPÍTULO
MEDIDAS PREVENTIVAS DE SEGURIDAD Y PROTECCIÓN A LA NACIÓN
Artículo.– Los representantes de los Poderes del Estado–Gobierno, así como los
titulares de los organismos autónomos, los presidentes regionales y los alcaldes
provinciales, cuyos resultados de gestión individual o institucional demuestren
que han fracasado en el ejercicio de sus funciones o que estén involucrados
en actos de corrupción debidamente comprobados, serán inhabilitados de por
vida para ejercer cualquier cargo público con poder de decisión.
J-R
294
LibrosEnRed
Artículo.– Las organizaciones políticas que patrocinaron la candidatura de los
representantes indicados en el artículo anterior y que, a la luz de los resulta-
dos de gestión, fracasaron en el cumplimiento de sus funciones o que estuvie-
ron involucrados en actos de corrupción debidamente comprobados quedan
inhabilitadas por un período de diez años en la jurisdicción correspondiente.
9.2 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL DEL CÓDIGO PENAL
EXTENSIÓN DEL DELITO POR TRAICIÓN A LA PATRIA
Y DE LESA HUMANIDAD
Artículo.– En proporción a la magnitud de los delitos en contra de la vida y de
la dignidad humana, los representantes de los poderes del Estado–Gobier-
no, que en ejercicio indebido del poder se involucran en la macrocorrupción
para enriquecerse ilícitamente o que, por acción u omisión, promueven el in-
cremento de las lacras sociales, como la pobreza extrema, la injusticia social y
legal, la desocupación masiva y la inseguridad ciudadana, cometen delito de
traición a la patria y de lesa humanidad por atentar indirectamente contra la
vida y la dignidad humana de grandes segmentos de población, por la vía del
hambre que destruye su cuerpo y la sed de justicia que corroe su alma.
ASEPSIA EN LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA
Artículo.– Los jueces, magistrados y otras autoridades del sistema de admi-
nistración de justicia con poder de decisión que, en ejercicio de sus funcio-
nes mediante argucias, tecnicismos legales u omisión de acciones, favorecen
en cualquier forma a los acusados por traición a la patria y delitos de lesa
humanidad, terrorismo, secuestro, pandillaje, narcotráfco y macrocorrup-
ción, adquieren la condición de cómplices principales del delito que son
materia de juzgamiento, con el agravante de uso indebido del poder y de
defraudación a la sociedad.
En tales casos, los responsables se hacen acreedores al doble de la pena que
le corresponde al principal encausado, determinada en juicio justo e impar-
cial. Por este tipo de delitos no son aplicables los benefcios carcelarios.
DR–S21 y LASINPERU
295
LibrosEnRed
9.3 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL DE LA LEY Nº 26300 DE
PARTICIPACIÓN Y CONTROL CIUDADANO
Artículo 1º.– Modifícase el texto de los Artículos 3º y 20º de la Ley Nº 26300,
Ley de Participación y Control Ciudadano, que quedan redactados como se
expone a continuación.
Artículo 2º.– Son derechos de control ciudadano los siguientes:
Revocatoria y remoción de autoridades. a.
La remoción es aplicable a las autoridades incapaces o corrup- b.
tas, representantes del Estado–Gobierno, sin excepción alguna.
Demanda de rendición de cuentas. c.
Otros mecanismos de control compatibles con la Constitución. d.
Artículo 3º.– La revocatoria es el derecho que tiene la ciudadanía de desti-
tuir de sus cargos conforme a la Constitución Política, a los siguientes fun-
cionarios:
Presidente de la República; a.
Congresistas; b.
Autoridades regionales; c.
Autoridades municipales; d.
Magistrados incapaces o corruptos. e.
Artículo. – Derógase o déjase sin efecto todo lo que se oponga a la presen-
te ley.
9.4 – PROYECTO DE REFORMA PARCIAL DE LA LEY DE PARTIDOS
POLÍTICOS
Artículo.– Constituye un requisito principal para la inscripción y vigencia
de los partidos políticos la presentación de su respectivo Plan de Gobierno,
formulado conforme al esquema general de contenido proporcionado por
la Ofcina Nacional de Procesos Electorales a propuesta del Estado–Pueblo.
J-R
296
LibrosEnRed
Estos planes de gobierno serán actualizados con seis meses calendario de
anticipación con motivo de cada proceso electoral en el que se desee parti-
cipar. Los partidos políticos ya inscritos se adecuarán a esta disposición.
Artículo.– Son requisitos complementarios la relación de adherentes equi-
valente al 0,20% de los ciudadanos que sufragaron en las últimas elecciones
de carácter nacional, con número de Documento Nacional de Identidad,
frma y huella digital, y la constitución de comités del partido político en,
por lo menos, tres departamentos.
Artículo.– Los ciudadanos que resulten elegidos asumen plena responsabi-
lidad individual por el fracaso en el ejercicio de sus funciones o por resultar
involucrados en actos de corrupción debidamente comprobados; en tanto
que las organizaciones políticas que patrocinaron la candidatura de dichos
ciudadanos tienen responsabilidad solidaria por las mismas causales.
Artículo.– Se derogan en las partes pertinentes los artículos 5º y 8º de la Ley
Nº 28094 y todo lo que se oponga a la presente ley.
297
LibrosEnRed
CAPÍTULO X
GENERACIONES COMPLEMENTARIAS
Los jóvenes, por naturaleza, tienen la energía y la vehemencia necesarias
para realizar proezas en la vida, en tanto que los adultos mayores tienen la
sabiduría y la serenidad derivadas de la experiencia adquirida en el escena-
rio de las operaciones.
Por tanto, los esfuerzos de ambas generaciones son valores complementa-
rios en la ejecución exitosa de grandes proyectos.
De izquierda a derecha: Javier Leiva Polo, en el día de su graduación
profesional, y Juan Rosas Dávila, autor de los proyectos asociados
DR–S21 y LASINPERU.
Javier es uno de los líderes del sector de jóvenes peruanos identifcados con
los objetivos de estos proyectos, quienes se encuentran en el extranjero,
preparándose para retornar a su patria, a fn de asumir responsabilidades
en el desarrollo de Perú.
Acerca del autor
Juan Rosas
E–mail: central@prode-peru.org
Es contador público y master en Administración de Empresas.
Es un experto en formulación y evaluación de proyectos que se
desempeña como consultor privado; tiene 25 años de experiencia gerencial
en la ejecución de grandes proyectos de inversión. Además, es investigador
científco–social independiente, fundador y actual presidente del Consejo Di-
rectivo de PRODE–PERU (organización no gubernamental de desarrollo sin
fnes de lucro).
Editorial LibrosEnRed
LibrosEnRed es la Editorial Digital más completa en idioma español.
Desde junio de 2000 trabajamos en la edición y venta de libros digita-
les e impresos bajo demanda.
Nuestra misión es facilitar a todos los autores la edición de sus obras
y ofrecer a los lectores acceso rápido y económico a libros de todo
tipo.
Editamos novelas, cuentos, poesías, tesis, investigaciones, manuales,
monografías y toda variedad de contenidos. Brindamos la posibilidad
de comercializar las obras desde Internet para millones de potencia-
les lectores. De este modo, intentamos fortalecer la difusión de los
autores que escriben en español.
Nuestro sistema de atribución de regalías permite que los autores
obtengan una ganancia 300% o 400% mayor a la que reciben en el
circuito tradicional.
Ingrese a www.librosenred.com y conozca nuestro catálogo, com-
puesto por cientos de títulos clásicos y de autores contemporáneos.