De los fantástico a lo neofántastico en la narrativa peruana

contemporánea
Análisis de un cuento de “Doblaje” y “Muñequita Linda”
Gloria Alvitres Aliaga
Aunque lo fantástico surge con el romanticismo y con el auge de la ciencia en Europa, sus
influencia se extiende varios siglos después. Lo fantástico tradicional es descrito por Todorov
como el punto de quiebre en el que se trastoca la realidad de modo que se genera duda en el
lector. Todorov deslinda lo fantástico de los terrorífico –rompe con la asociación que de
correspondecia que hacía entre ambos términos que hacía H.P. Lovecraft. Y justamente por
ese deslinde con el miedo –como un elemento que puede estar presente, pero que no es
necesario, usaremos la definición de fantástico de Todorov , acompañada de la definición de
Louis Vox que plantea para analizar el cuento de Julio Ramón Ribeyro: “Doblaje”.
Aunque Ribeyro es un cuentista cuya temática en su mayoría es de corte realista y aborda la
problemática urbana de los 40 y los 50 en el Perú, tiene un puñado de cuentos que son
considerados fantásticos o de tendencia fantástica. Esto se debe a que estuvo influenciado por
autores como Poe y Guy de Maupassant .
1
También, leyó a Borges como el mismo declara en la
Introducción a la Palabra del Mudo, pero su técnica y su interés por los cuentos de
circunstancias lo inclinó más a lo fantástico tradicional. Por eso, el cuento “Doblaje” presenta
toda la estructura de lo fantástico tradicional.
El cuento fue escrito en París en 1955, durante la estadía de Ribeyro por Europa. A diferencia
de sus cuentos urbanos, este cuento tiende a desnacionalizarse, incluso des urbanizarse.
Cuenta la historia de un joven que le gustan los relatos que ocultismo, además, es un pintor
que ha empezado el retrato de una Madona. El personaje deja por sentado que aunque le
intrigan los dobles, no cree en que se traten de vidas relacionadas por alguna misteriosa razón
y ensaya una explicación para ello:
“Pensaba, en efecto, que dados los millones de seres que pueblan el globo, no sería raro, que
por un simple cálculo de probabilidades algunos rasgos tuvieran que repetirse. Después de
todo, con una nariz, una boca, un par de ojos, y algunos otros detalles no se puede hacer un
número infinito de combinaciones.”
Sin embargo, contra todo lo que afirma se embarca en la búsqueda de su doble en las
“antípodas”. Viaja a Sidney, donde termina enamorándose de una mujer llamada Winnie y
desarrolla un gusto extraño por las mariposas amarillas. Hasta ahí el relato no tiene tintes
fantásticos ni mucho menos. Una noche, se va luz en la casa que alquila el personaje y Winnie
va a buscar una lámpara como si conociera la casa de antes, luego de la discusión el personaje
principal se marcha de regreso a su hogar en Francia. Entonces ocurre el hecho fantástico, le
llaman de un restaurante diciendo que “ha olvidado su paraguas un restaurante la tarde
anterior”, cuando el se encontraba en el avión. Entonces, empieza a pensar que el “otro”
estuvo en su casa ocupando su lugar, que el efecto del doble se había dado.

1
La palabra del Mudo, 1994, Ediciones Campodónico

Luego, en su esbozo del cuadro encuentra la pintura fresca del retrato de Winnie. Aunque el
encuentro con el doble jamás se produce, hay evidencias de su existencia. Pero también hay
vacilación sobre el estado mental del narrador. Sutilmente, Ribeyro desliza la duda sobre el
comportamiento del personaje cuando su idea del doble lo lleva a una ilógica búsqueda. Su
comportamiento con Winnie también deja mucho que pensar. Al final, nunca se llega a percibir
como real completamente la presencia del doble.
El cuento de Ribeyro encaja con lo fantástico tradicional porque plantea una situación
inexplicable y un hecho fantástico. Es un cuento con escenario europeo donde se desarrolla
una historia inexplicable.
Por su parte, en la misma línea de Ribeyro , años más tarde Jorge Ninaypata escribe
“Muñequita linda”. Planteó una similitud con entre Ribeyro y este autor porque ambos tienen
la tendencia a describir fracaso y desidia en sus personajes, hay un retrato de las clases medias
bajas en ambos. El cuento en mención fue escrito en 1998 y recibió el premio Juan Rulfo ese
año.
En este cuento, a diferencia del anterior se presenta el hecho fantástico casi al inicio de la
narración como lo planteaba Alazraki. Encaja dentro de su definición de relato neo fantástico
porque el cuento se presenta como “metáfora de la realidad”
2
. Los hombres ancianos y
solitarios o abandonados lloran la muerte de “muñequita”. Al principio el lector podría pensar
que se trata de una mujer o una prostituta porque ellos afirman que compartían su amor. Sin
embargo se trata de una muñeca inflable humanizada.
El elemento fantástico está en el hecho de que esta muñeca inflable tiene atributos de mujer
real, llora, baila, le duele la espalda. Y además, ganó un concurso de belleza en el barrio al que
asistieron muchos vecinos. Nadie cuestiona que la muñeca inflable sea humana o lo parezca y
que incluso se escuchen sus latidos – aunque el traficante que la vendió afirme que fue hecha
con un material parecido al traje de los astronautas. Ella está inmersa en el mundo del barrio,
en las vidas de los cuatro viejos que la comparten y es natural para todos.
El cuento tampoco tiene la mínima idea de atemorizar ni asombrar, porque en principio la
presencia de Muñequita no incomoda a nadie. Ella satisface los deseos de los viejos, los
acompaña. Sin embargo, el desenlace es la muerte de la muñeca por un desgarramiento,
porque uno de los viejos: Lucio le profirió una bofetada en el cuello.
La muñeca es enterrada como una persona, ante la tristeza del barrio. Otra vez no hay
cuestionamiento alguno, no se habla ni siquiera de un milagro, la muñeca tiene atributos
humanos y sentimientos y punto. Este cuento pertenece al ámbito de lo neo fantástico que
Alazraki esboza en su texto “¿Qué es lo neo fantástico? Pues se cuestiona la realidad a partir
de esta segunda realidad que nos platea el cuento.



EL cuento nos enmascara la soledad de los viejos llevada al extremo. Ellos necesitan comprar
compañía y sobre todo comprar “amor”. Esto no lo pueden encontrar en una prostituta,
porque ella solo puede ofrecerles sexo y terminan por comprar una muñeca inflable.
La muñeca es la metáfora perfecta de todo lo que un hombre solo espera de una mujer, que lo
escuchen, que lo atiendan en la cama y que baile con él. Nunca escuchamos la voz de
muñequita, ella es la gran ausente en todo el cuento, como lo es la mujer de las clases bajas en
los barrios de Lima.
Muñequita termina siendo también la metáfora del estereotipo machista. Es hermosa, habla
poco, perdona, escucha, gana un concurso de belleza, es complaciente. No habla, no reclama.
Por eso, tampoco su muerte es extraña, muere de una bofetada proferida por alguno de sus
dueños. La crítica a la realidad está inmersa en la figura de la muñeca inflable, por un lado, la
deshumanización a llevado al hombre y a su soledad a humanizar a los objetos y por otro, a
convertido a la mujer en un objeto más de compañía.
La diferencia entre ambos cuentos, los dos de autores peruanos, reside en lo extensiva que
puede ser interpretación también. El cuento “Doblaje” pretende intrigar, mostrar una
situación extraña, inexplicable, parece construido con la intención de causar algún efecto en el
lector, mientras que “Muñequita linda” trabaja en un segundo plano, la realidad metafórica
nos permite descifrar mayores códigos, nos permite asemejar el cuento a experiencias
humanas y todo esto trasciende al cuento fantástico en sí mismo .

Related Interests