Jesús Eduardo Nájera Vega.

Escuela de procedencia: UATx (UAMCC)
Área temática: Enseñanza de lenguas.
Título: La función de la educación Náhuatl.

Introducción.
A lo largo de la historia, muchos se han preguntado para
qué se educa, a esa pregunta surgen respuestas del
pasado, pero también, si analizamos el conocimiento
actual podremos encontrar muchas respuestas. ¿Para qué
educamos? Muchos consideran que la educación nos da
herramientas para encontrar en la realidad aquello que es,
que esta, y que todos con las mismas técnicas podrían
llegar a conocer, esta opinión se basa en la idea de la
educación como desarrollo natural.
Dentro de la educación náhuatl existieron diversas formas
de educación, las cuales estaban muy avanzadas y sobre
todos muy centradas con la realidad de acuerdo en la
época en la que se encontraban, tenían muy bien definida
el significado de la educación, es por eso que a
continuación se leerán las diversas formas, así como la
evolución de su pensamiento y los varios ideales que
fueron plasmándose en las diversas formas concretas de
la educación náhuatl.






“El hombre maduro;
Corazón firme como la piedra,
Corazón resistente como el tronco de un árbol;
Rostro sabio,
Dueño de un rostro y un corazón,
Hábil y comprensivo.”

León-Portilla, Miguel: La filosofía náhuatl.


¿Cuál era la función de la
educación náhuatl?
Cada cultura tenía su modelo de educación, y dependía de
sus ideologías que deseaban plasmar en las personas o
civilización, aspirando a conseguir destino histórico. Los
nahuas promovieron centros de estudio, para educar a las
organizaciones.
Cuando los tlamatinime querían adquirir “un rostro” por si
mismos tuvieron que irse encontrando su misión como
pedagogos, con muchas dificultades, como el tiempo y
lugar donde se encontraban, pero lo más importante era
encontrar el misterioso ser del hombre.
Las instituciones más notables, entre los nahuas, fueron
telpochcalli y calmecac, los primeros aprendían artes
marciales y los segundos adquirían conocimientos
profundos de la cultura. También, se añade que entre los
nahuas se encontraban los cuicacalli, en las que se
enseñaba a los jóvenes el canto, la danza y la música.
Para entender el concepto de la educación náhuatl,
debemos de tener un principal punto de partida, y es:
"rostro y corazón”
Empezaremos por entender a los sabios nahuas, que
llamaban "persona humana". In ixtli in yollótl, "la cara, el
corazón", que simbolizan lo que hoy llamaríamos
fisonomía moral y principio dinámico de la voluntad de un
ser humano.
Al corazón le atribuían el dinamismo de la voluntad y la
concentración máxima de la vida. Es decir, que si alguien
no era dueño de un rostro y un corazón no podía
considerarse un auténtico hombre maduro (omácic
oquichtli). Ya que al estar unido al rostro y corazón,
estaban firmes como la piedra, haciéndose notar que
habían recibido la influencia de la educación náhuatl.
Analizando a este punto, podemos decir, que querían
darnos a entender que, ser dueño de un rostro y corazón
es estar educado. Dentro de la educación náhuatl el papel
del Temachtiani o maestro, quien tenía las siguientes
funciones de los términos nahuas:
-Hacer que los educados tomen una cara o rostro.
-Otorgar sabiduría a los demás.
-Hacerlos reflexivos y cuidadosos en sus actos.
-Humanizar a la gente.
-Hacer fuertes los corazones.
León-Portilla, Miguel: La filosofía náhuatl.

FORMAS DE EDUCACIÓN.
Los nahuas contaban con "reglamentos" en los que se
especificaba qué se les enseñaba a los jóvenes como se
llevaba a cabo la formación de su "rostro y corazón".
Para esto existían dos tipos de escuela:
Calmécac y Tepochcalli, en la primera se mencionan toda
una serie de prácticas como "ir a traer a cuestas le leña,
barrer los patios, ir a traer puntas de maguey", etc.
dirigidas principalmente a desarrollar en los estudiantes el
sentido de la obligación y responsabilidad.
En la segunda escuela (tepochcalli) se les enseñaba a
usar las armas, cazar, como hacer cautivos en la guerra,
tirar la cerbatana, arrojar la piedra, usar el escudo, la
macana y variadas artes de los toltecas; con el fin de
desarrollar las habilidades del joven para la guerra y la
caza.
El pensamiento tlamatinime sobre el origen de los seres
humanos, analizaba sus ideas acerca de la naturaleza y la
forma de existir del hombre sobre la tierra (in tlalticpac), en
este sentido, enseñaban a “tomar un rostro” y “humanizar
el querer” de sus educados, parecen ser la meta buscada
por los maestros en los calmecac.


FINALIDAD DE LA EDUCACION NAHUATL.
Las funciones del maestro náhuatl o temachtiani son dos,
por un lado "hacer que los educandos tomen un rostro, lo
desarrollen, lo conozcan y lo hagan sabio", es decir la
transmisión de conocimiento; y por otro lado "humanizar el
querer de la gente", "haciendo fuertes los corazones", es
decir la transmisión de valores.
La finalidad de la educación náhuatl era "dar sabiduría a
los rostros ajenos". Esto lo lograban enseñándoles a vivir,
a obedecer a las personas, a respetarlas, a estregarse a la
moral a la prudencia y a la cordura.








Conclusión.
mi conclusión es que en la época de los nahuas es
admirable que haya practicado la educación obligatoria
para todos y que no hubiera un solo adolecente que fuera
su origen social, que estuviera privado de la escuela, es
muy claro que los principales factores de la educación
náhuatl, eran los conocimientos y los valores, y que tenía
un sistema que alcanzó un nivel muy alto en su
organización, ya que se les inculcaban virtudes a los
educadores nahuas, tanto los padres como los maestros,
eran: la humildad, la bondad, la fortaleza y el valor, pues
que con esas virtudes y cualidades del humanas, definían
una personalidad verdadera y sabia.









Bibliografía.
León-Portilla, Miguel (1958): Siete ensayos sobre la
cultura náhuatl. México.
León-Portilla, Miguel (1959): La filosofía náhuatl
estudiada en sus fuentes. México.
León-Portilla, Miguel: La filosofía náhuatl.
TOLTECAYOTL, ASPECTOS DE LA CULTURA
NÁHUATLF.C.E. MÉX. 1980