Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia

Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

II.-EL PROBLEMA DE LA CIENCIA
(A. SALAZAR BONDY)
Hemos visto que el acto de conocimiento consiste, de una manera general, en la
captación de los objetos, mediante una actividad especial del sujeto. Se habían distinguido,
además, tres formas o niveles del conocimiento: el vulgar, el científico y el filosófico. n el
nivel vulgar, decíamos, el conocimiento se apoya en los hábitos y los impulsos inmediatos
del sujeto. l sujeto trabaja con intuiciones vagas y ra!onamientos no sistemáticos. "a
organi!ación metódica y sistemática de los conocimientos permite pasar del saber vulgar
al científico. "a ciencia es un saber que se apoya en observaciones metódicas y en
procesos racionales claramente definidos, precisos y ordenados. n este aspecto, el
conocimiento filosófico es e#actamente igual al científico, con la diferencia de que aborda
problemas más difíciles de resolver, objetos más huidi!os a la captación y que, además
aplica permanentemente la crítica a sus propios m$todos y principios.
%ero, como ya sabemos, la filosofía no sólo critica sus propios m$todos y
principios. &ritica tambi$n los de todo tipo de saber y especialmente los de la ciencia, por
qu$ la ciencia es una forma superior de conocimiento y sirve de punto de partida a toda
investigación racional de la realidad. ' la filosofía le interesa pues sobremanera
determinar cuál es la estructura del conocimiento científico, cuál es su fundamento y cuál
su alcance. %or eso la crítica de la ciencia es uno de los capítulos más importante y
sugestivos de la filosofía. "a disciplina filosófica que reali!a esta investigación crítica se
llama (eoría de la ciencia o pistemología )palabra que proviene de la vo! griega
*episteme+, que quiere decir ciencia,.
La estructura de la ciencia.
l resultado más saltante a que ha llegado la moderna epistemología, resultado
sobre el cual puede decirse que hay acuerdo universal, es que la estructura del
conocimiento científico está integrada por dos elementos fundamentales: un elemento
descriptivo, proveniente de la directa toma de contacto con el objeto que se conoce, y un
elemento lógico, racional, gracias al cual se adquieren nuevos conocimientos y se e#plican
o comprenden los objetos que han sido presentados por la descripción.
"a presencia de estos dos elementos estructurales nos indica que, seg-n la ciencia,
para comprender un objeto no basta captarlo, no basta determinar cómo se da y cuáles
son sus propiedades. .uchas veces, la aprehensión inmediata de un hecho o una cosa
despierta dudas o produce desconcierto, porque se esperaba que el objeto fuera diferente o
que se produjese un suceso contrario. %or ejemplo, de acuerdo con los conocimientos que
se tenían en la física de principios de siglo, se esperaba que la velocidad de la lu! variase
con la propia velocidad del observador, pero los e#perimentos de .ichelson y .orley
mostraron que la velocidad de la lu! permanecía constante, sea cual fuera la velocidad
del observador. sto desconcertó por completo a los físicos y fue necesaria la genial
revolución de la teoría de la relatividad de instein para que los físicos pudieran e#plicar
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

la ra!ón de este curioso e inesperado fenómeno, es decir, para que pudieran comprender
por qu$ era así.
l conocimiento científico completo de un objeto responde así a dos interrogantes:
al /cómo0 y al /por qu$0. "a descripción responde a la pregunta */cómo es el objeto0+ y
la e#plicación, esclarecimiento o comprensión responde a la pregunta */por qu$ es así el
objeto0+.
n t$rminos generales, se puede decir que esta dualidad estructural del
conocimiento no es e#clusiva del conocimiento científico. (odo tipo de conocimiento
racional presenta de una u otra manera ambos aspectos. 1eámoslo con un ejemplo.
Supongamos que estamos solos, de noche, en una casa, y que vemos abrirse una puerta sin
que nadie la empuje. sta observación corresponde al conocimiento descriptivo, a la
pregunta por el cómo del objeto o la realidad. %ero este hecho, que la puerta se abra sin
que nadie la empuje, nos llena de inquietud, pues puede haber sido empujada por alguien
que se ha retirado para no ser visto, por alguien que quiera causarnos da2o. 3na puerta
que se abre suavemente en el silencio de la noche solitaria despierta siempre sensaciones
incómodas. 4e pronto observamos que detrás de la puerta, en otro cuarto, hay una
ventana abierta y que por ella penetra una corriente de aire muy fuerte. s la presión del
aire lo que ha abierto la puerta. 'hora comprendemos el hecho, el objeto de nuestro
conocimiento. ste hecho era la puerta que se había abierto sin que ning-n ser humano la
moviera. %ero no lo comprendíamos y por eso asustaba. 'hora nos e#plicamos lo que ha
sucedido5 conocemos su causa, y por eso conocemos mucho mejor que antes nuestro
objeto. 'ntes lo conocíamos de manera asilada 6 una puerta que se abría silenciosa,
lentamente 7, mientras que ahora relacionamos este hecho con otro hecho, con la corriente
de aire. Haber relacionado el abrirse de la puerta con la corriente de aire esclarece el
primer fenómeno, le confiere una especie de claridad que antes no tenía. 'ntes era un
hecho ine#plicable, opaco, que nos e#tra2aba5 ahora es un hecho comprensible,
e#plicable, racional, que nos hace sonreír pensando en nuestros pueriles temores.
sta relación entre el aspecto descriptivo y el e#plicativo del conocimiento, que de
manera puramente espontánea e ingenua reali!amos diariamente cuando tratamos de
comprender las cosas que suceden en nuestra vida cotidiana, e#iste de manera sistemática
y universal en el conocimiento científico5 es, podemos decir, su base esencial, su estructura
y esencia.
1eamos ahora un poco más de cerca en qu$ consisten la descripción y la
e#plicación de los objetos, sucesos o fenómenos que estudia el conocimiento científico.
"a descripción se basa por lo general en lo que hemos denominado e#periencia,
mientras que la e#plicación o comprensión se basa siempre en la ra!ón. (oda ciencia,
desde las matemáticas más abstractas hasta la historia más concreta, debe partir siempre
de la captación directa de sus objetos. l punto de partida de un conocimiento cualquiera,
sea cual sea su tipo, debe ser alg-n objeto, alg-n hecho o fenómeno que se capta
directamente, que se aprehende tal cual es porque está de alguna manera delante de
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

nosotros. sta aprehensión directa, este conocer el objeto porque se le tienen delante de
uno, es lo que hemos llamado e#periencia.
l conocimiento científico se vale de todos los medios para captar sus objetos y
describirlos. %ero a diferencia del conocimiento vulgar, que se basa en captaciones
espontáneas y vagas, el conocimiento científico se vale siempre de captaciones precisas y
organi!adas. %ara eso utili!a la medida y emplea aparatos especialmente creados para
aumentar el poder captativo y la precisión de nuestros sentidos )como el micrómetro, el
microscopio, el telescopio, etc. ,. (odos los aparatos científicos que se emplean en el
laboratorio no son sino eso: medios para hacer que nuestra e#periencia sensible sea cada
ve! más precisa, rigurosa y amplia. 4e esta manera captamos cada ve! más objetos de
manera directa, y los captamos mejor, con mayor precisión y seguridad. ' la captación
sensorial se agregan la intelectual y la psicología, en las diversas clases de ciencias, como
veremos en las páginas siguientes.
n suma: el conocimiento científico comien!a siempre con descripciones. "as
descripciones son proposiciones que enuncian las propiedades de determinados objetos.
stos objetos se captan a trav$s de la e#periencia, que puede ser de tres clases: sensible,
psicológica e intelectual. "as descripciones que enuncian propiedades de objetos captados
a trav$s de la e#periencia sensible y psicológica se denominan observaciones, y las
descripciones que enuncian propiedades de objetos captados a trav$s de la e#periencia
intelectual se denominan a#iomas o postulados y definiciones constructivas
8
.
"a e#plicación puede considerarse como el aspecto racional de la ciencia. s el
complemento necesario de la descripción. 9racias a la e#plicación se puede completar el
conocimiento adquirido por medio de la descripción, se puede sistemati!arlo y
desarrollarlo de manera progresiva y sin t$rmino.
"a e#plicación tiene, como hemos dicho, dos funciones básicas: permite aumentar
nuestros conocimientos y permite esclareserlos y llegar a entender los objetos formulados
por medio de la descripción. %ero reali!a ambas funciones mediante un solo
procedimiento: la aplicación de las leyes de la inferencia o deducción a los fenómenos que
queremos comprender. : esta aplicación consiste en considerar la proposición que
describe el objeto que se pretende e#plicar, como el consecuente de un principio lógico.
sto quiere decir que se considera la proposición que describe dicho objeto como una
consecuencia que se deduce de ciertos antecedentes.
#iste un ejemplo clásico de e#plicación científica que es además sumamente fácil
de comprender: el descubrimiento del planeta ;eptuno, hecho por el astrónomo franc$s
"everrier, el siglo pasado. 4esde hacía a2os se había observado determinadas
perturbaciones en el movimiento del planeta 3rano. stas perturbaciones eran un hecho
astronómico, conocido por medio de la observación a trav$s del telescopio. stos hechos
!
&omo hemos dicho, despu$s de muchas y muy profundas discusiones la mayoría de los filósofos están de acuerdo en que e#iste algo así
como la intuición o e#periencia intelectual que es la base de las descripciones matemáticas5 sin embargo, una poderosa minoría sostiene
que no e#iste algo semejante a la intuición intelectual en matemáticas. Seg-n estos pensadores, los a#iomas o postulados no describen
objetos matemáticos sino que los inventan, los crean al enunciarlos. Si esta posición filosófica fuera la verdadera, no podría hablarse de
una descripción matemática basada en la e#periencia intelectual. %ero siempre habría un punto de partida descriptivo, un punto de
partida consistente en describir hechos pertenecientes a un mundo inventado, así como en las novelas el novelista describe el mundo que
inventa y presenta como escenario de sus personajes.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

eran inesperados y desconcertaban a los astrónomos porque no se comprendían. "everrier
decidió e#plicarlos y para ello elaboró la hipótesis de que e#istía un planeta a-n no
conocido. "a e#istencia de este planeta se enunció mediante una proposición determinada,
que indicaba sus caracteres, su masa, la forma de su órbita y su posición. 'hora bien,
mediante la aplicación de la lógica, se pudo deducir de esta proposición )la hipótesis,, la
otra proposición, aquella que describía las perturbaciones del movimiento fue deducida de
la que enunciaba los caracteres del nuevo planeta, las perturbaciones del movimiento de
3rano quedaron e#plicadas, fueron comprendidas y dejaron de ser problema para la
astronomía.
Sólo restaba una dificultad: la incertidumbre de la e#istencia de ;eptuno, ya que la
e#plicación dada por "everrier era perfecta, pero era puramente hipot$tica. : es natural
que así fuera, porque hemos visto que todo principio lógico es una proposición implicativa
y, en consecuencia, hipot$tica. l principio lógico enuncia que si su antecedente es
verdadero. Su consecuente debe ser necesariamente verdadero. 4e manera que la
e#plicación dada por "everrier tenía una forma esencialmente hipot$tica. %or eso fue
necesario observar los cielos hasta descubrir el nuevo planeta. l planeta se descubrió
e#actamente donde había predicho "everrier y la e#plicación quedo así completada.
"o e#traordinario de todo este largo proceso es que por el mero hecho de e#plicar
las perturbaciones del planeta 3rano, "everrier hi!o un descubrimiento de la mayor
importancia: descubrió nada menos que un nuevo planeta cuya e#istencia había
permanecido totalmente insospechada para todos los astrónomos anteriores. 1emos pues
cómo la e#plicación no sólo sirve para comprender mejor los objetos e#plicados, sino
tambi$n para descubrir nuevos objetos y relacionar objetos ya conocidos con objetos a-n
no conocidos. .ediante un mismo proceso lógico, que consiste en deducir la proposición
que se desea e#plicar de otra proposición, se llega a comprender el hecho problemático y
además se adquiere un conocimiento completamente nuevo.
%or el ejemplo vemos claramente que e#iste una doble relación entre la descripción
y la e#plicación. "a descripción es el punto de partida y el punto de llegada. "a
descripción permite formular el conocimiento de hechos desconcertantes que deben ser
e#plicados. 1iene luego la e#plicación, que consiste en deducir la proposición que describe
esos hechos de otra )u otras, proposición, que enuncia hipot$ticamente la e#istencia de un
nuevo objeto con determinadas propiedades. &uando es posible hacer esta deducción de
modo correcto, se ha reali!ado un paso muy importante en la marcha del conocimiento. ;o
solamente se ha e#plicado el hecho desconcertante, no solamente se ha podido comprender
un determinado aspecto de la realidad, sino que, gracias a la proposición antecedente, se
ha adquirido un nuevo conocimiento y se ha reali!ado además una predicción. n efecto,
si la proposición antecedente o e#plicativa es verdadera, es indudable que se podrán
observar las propiedades del objeto que enuncia. ste es lo que sucedió con el
descubrimiento de ;eptuno. "a e#istencia del planeta ;eptuno fue ideada para e#plicar las
perturbaciones en el movimiento de 3rano. %ero, para hacer esto, se indicó la e#istencia
de un nuevo objeto y se enunciaron sus propiedades y se predijo que en determinada $poca
y en tal lugar del espacio celeste sería visto el nuevo planeta.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

l objeto enunciado en la proposición e#plicativa, el objeto enunciado por la
predicción, debe ser observado, captado por la e#periencia. 1emos pues cómo la
descripción, en tanto proposición que enuncia los caracteres de un objeto captado
empíricamente, es el punto de partida y el punto de llegada del conocimiento. &uando se
puede comprobar mediante una observación por medio de la e#periencia la verdad de la
proposición e#plicativa, se dice que se ha confirmado o verificado empíricamente la
e#plicación, o tambi$n que se ha confirmado o verificado la hipótesis o la predicción.
;o debe creerse por cierto que con la verificación de la e#plicación termina el
proceso del conocimiento. %orque la proposición e#plicativa, una ve! verificada por medio
de la observación, puede a su ve! presentar problemas al conocimiento. Será necesario
entonces e#plicar esta nueva proposición, y esta e#plicación producirá la necesidad de
confirmarla y así sucesivamente. l conocimiento científico es así un proceso sin fin de
descripciones y de e#plicaciones ligadas entre sí por la necesidad de aprehender el mundo
y de comprenderlo.
l proceso del conocimiento científico se apoya pues esencialmente en la estructura
fundamental descripción7e#plicación. %or eso, esta estructura se presta de manera natural
para clasificar las diferentes ciencias. n efecto, si bien toda ciencia adquiere sus
conocimientos y los organi!a de acuerdo a esta pauta, la manera como coordina el factor
descriptivo con el factor e#plicativo varía con respecto a la índole de cada ciencia. sta
variación permite agrupar las diferentes ciencias en tipos o especies claramente definidas
y comprender las maneras que ellas tienen de aprehender los objetos del conocimiento.
La clasificación de las ciencias
Se puede agrupar las ciencias de diferentes maneras. ' lo largo de la historia de la
filosofía se han propuesto diferentes clasificaciones de las ciencias, siguiendo diversos
criterios o principios de clasificación. ;o vamos a detenernos aquí a e#poner estas
diversas clasificaciones. ;os interesa más encontrar una clasificación que est$ de acuerdo
con la variación que, seg-n hemos visto, presentan los factores descriptivo y e#plicativo
que integran la estructura de todas las ciencias y con las maneras que $stas tienen de
aprehender sus objetos, Si atendemos a los objetos que estudian, podemos advertir
que hay ciencias que se ocupan de relaciones abstractas, formas geom$tricas, n-meros, es
decir, de instancias que no se dan en la realidad espacio7temporal, ni se captan por la
e#periencia sensible5 $stas son las matemáticas. Hay otras ciencias que se ocupan de las
realidades naturales, del mundo físico, material5 son las ciencias naturales. Hay
finalmente otras que se ocupan de la vida psíquica humana, de la sociedad y la cultura5
son las ciencias humanas. (enemos así tres clases de ciencias, que pueden distinguirse por
su objeto de conocimiento. 'hora bien, estas tres clases de ciencias son clara y
rigurosamente separables tambi$n considerando las variaciones y funciones del factor
descriptivo y el e#plicativo del conocimiento, es decir, considerando sus elementos
estructurales. 4e acuerdo a la estructura del conocimiento, las ciencias se pueden pues
clasificar en tres grupos: 8, matemáticas5 <, naturales y =, humanas. 1emos más de cerca
cada una de estas clases.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

"as matemáticas, que son la ciencia más rigurosa y perfecta, presentan una gran
dificultad al análisis en su aspecto descriptivo. "as captación directa de su objeto no se
reali!a a trav$s de ning-n sentido, sino a trav$s de una actividad puramente intelectual. "o
que provoca mayores problemas es que esta e#periencia o intuición intelectual no es la
misma en relación a todos sus objetos. Hay ciertos objetos matemáticos que son captados
por una intuición que es muy segura y clara, más segura y clara que la misma e#periencia
sensible, mientras que hay otros objetos matemáticos que son captados por medio de una
intuición que a veces es clara, pero que a veces es oscura y hasta enga2osa. "os objetos
matemáticos que se captan por medio de la e#periencia intelectual de manera clara y
absolutamente indubitable son los n-meros y las relaciones entre los n-meros. n cambio,
los objetos matemáticos captados por una e#periencia generalmente defectuosa son los
objetos geom$tricos y sus relaciones, es decir, las formas espaciales. "o más intrigante del
caso es que ciertas relaciones geom$tricas son captadas con la misma claridad y
seguridad que las relaciones num$ricas, como por ejemplo las relaciones de inclusión o
interferencia entre círculos, que nos han servido de base para anali!ar la estructura de la
inferencia predicativa. n cambio, otras relaciones geom$tricas presentan enormes
oscuridades y son inclusive falsas. 'sí, si comparamos de manera intuitiva y directa el
n-mero de puntos que hay en un peque2o segmento del lado de un cuadrado con los que
hay en el interior de ese cuadrado que en el peque2o segmento. %ero matemáticamente se
demuestra de manera incontrovertible que en las dos figuras hay e#actamente el mismo
n-mero de puntos. Se puede demostrar inclusive que en un segmento de recta cualquiera,
por más peque2o que sea, hay el mismo n-mero de puntos que en cualquier otra figura
geom$trica, aunque se trate de todo el plano o de todo el espacio, que son de e#tensión
infinita.
l problema que presenta esta diferencia de eficacia y seguridad de la intuición
intelectual es, como se ve, arduo5 no podemos intentar e#poner las diversas soluciones que
han presentado los filósofos. ;os hemos limitado a indicarlas para que el estudiante se
forme una idea adecuada de la profundidad que presentan los problemas filosóficos.
%ero, sea como fuere, las matemáticas deben tambi$n valerse de la descripción de
hechos. : esta descripción de hechos es formulada en los a#iomas o postulados y las
definiciones constructivas, es decir, las definiciones que consisten en construir objetos
matemáticos por medio de elementos más simples )por ejemplo: *cuadrilátero es la figura
plana formulada por cuatro rectas que se cortan+,.
"as ciencias matemáticas presentan la estructura más simple porque en ellas la
relación entre la descripción y la e#plicación es muy sencilla. "a e#periencia o intuición
intelectual es la base de las proposiciones descriptivas que son los a#iomas o postulados y
las definiciones constructivas. "o esencial de esta descripción es su sencille! y precisión.
(odas las teorías y disciplinas matemáticas, como la geometría, la aritm$tica, álgebra, el
cálculo infinitesimal, etc., tienen un punto de partida descriptivo sumamente reducido. 3na
ve! determinado este punto de partida, lógicamente, mediante la inferencia o deducción
de $l se deriva una inmensa cantidad de teoremas. n este procedimiento lógico,
puramente deductivo, consiste la esencia del conocimiento matemático. %or esta ra!ón, por
tratarse de una relación puramente deductiva entre los antecedentes y los consecuentes, el
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

conocimiento matemático no tiene necesidad de ser verificado empíricamente. Su valide!
es a priori, o sea, independiente de la e#periencia, y su objetividad plena. Su verificación
es puramente lógica. %or eso las ciencias matemáticas son tan precisas y seguras. &omo
no es necesario verificar las e#plicaciones por medio de observaciones posteriores, no
e#iste el peligro, como sucede en las demás ciencias, de que, una ve! hecha la e#plicación,
haya despu$s que cambiarla.
l segundo grupo de ciencias es el de las ciencias naturales, que comprende
muchas de las ciencias que hemos estudiado en el &olegio, como la física, la química, la
biología, la fisiología, y otras más, como la gen$tica, la paleontología, etc. "as ciencias
naturales se distinguen de las matemáticas porque sus descripciones deben basarse en
observaciones hechas mediante los sentidos. "a intuición sensible es pues necesaria, tanto
como punto de partida cuanto como elemento verificativo. "os fenómenos naturales son
fenómenos que pertenecen al mundo real, al universo que nos rodea5 por eso para
describirlos es necesario que las proposiciones que los formulan funden su verdad en la
observación de los hechos. ' diferencia de las matemáticas, estas ciencias no son pues
puramente racionales.
"as ciencias naturales se subdividen en dos grandes subgrupos: las ciencias físicas
y las ciencias biológicas. "as ciencias físicas, que comprenden a la física propiamente
dicha, la química, la astronomía, la geología, etc., son ciencias que estudian el aspecto
inerte de la naturale!a, es decir, aquellos objetos en que no se manifiestan fenómenos
vitales. "as ciencias biológicas estudian en cambio los fenómenos de la vida en sus más
diversos aspectos, tal es el caso de la biología general, la gen$tica, la botánica, la
!oología, la anatomía, la fisiología, etc.
"as ciencias físicas son más simples y rigurosas que las biológicas y por eso deben
ser anali!adas en primer lugar. "o que caracteri!a a las ciencias físicas es que todas sus
e#plicaciones, o sea, todas las proposiciones que se emplean como antecedentes de una
implicación para deducir las proposiciones descriptivas que se quieren e#plicar, deben ser
verificadas por la e#periencia. %ero el contenido de la verificación es siempre muy simple.
"o que debe observarse en física para determinar la verdad de una hipótesis e#plicativa
son siempre datos de sensaciones producidas por e#citantes físicos. 1er determinado
color o lu!, oír determinado sonido, tocar determinada superficie, en eso consiste la
verificación. >ncluso en las verificaciones más sensacionales, las que han confirmado las
hipótesis más audaces, su contenido ha sido una pura sensación. 'sí, la verificación de la
e#istencia del planeta ;eptuno consiste en una observación astronómica sencilla: en la
percepción de una manchita luminosa en el cielo negro. .uchas veces para lograr la
verificación deseada es menester construir aparatos gigantescos, máquinas
impresionantes. %ero la verificación consiste siempre en la observación de puras
sensaciones aisladas. 'sí, para verificar la hipótesis le "everrier, fue necesario el uso de
un enorme telescopio. n la actualidad, para verificar ciertas hipótesis e#plicativas sobre
el átomo, es necesario emplear máquinas tan complicadas y costosas como el ciclotrón.
%ero la verificación de la hipótesis consistirá siempre en observar una rayita luminosa, o
la desviación de una trayectoria de humo, o la coincidencia de una manija con un punto
negro, etc. %ara que esto se produ!ca, la máquina tendrá que funcionar de manera
inmensamente complicada. %ero lo que interesa es la observación del dato sensorial
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

simple. n suma despu$s de la matemática, la física es la ciencia más rigurosa y segura,
porque, debido a la simplicidad de las verificaciones, es posible tener una seguridad
bastante alta en las hipótesis e#plicativas. : por eso tambi$n pueden aplicarse en ella las
matemáticas.
n las ciencias biológicas, las descripciones y las verificaciones se reali!an de
manera muy parecida a lo que acabamos de ver. %ero aquí hay una mayor dificultad, pues
muchas veces el material observado no es ya un dato sensorial aislado, sino la conducta
del organismo. : la conducta de un organismo, por más peque2o que sea, es algo
complejo. ' causa de esto, las verificaciones y las e#plicaciones son muy complicadas y
laboriosas. %or otra parte, para e#plicar algunos fenómenos biológicos, es necesario
recurrir muchas veces al concepto de finalidad, lo cual aumenta más a-n la complejidad
de la e#plicación, no sólo desde el punto de vista lógico, sino tambi$n en relación a las
observaciones que deben hacerse para verificar la hipótesis. %ero, en principio, a pesar de
todo esto, el proceso verificativo es el mismo de la física: se trata de captar por medio de
la observación ciertos contenidos sensibles. stos contenidos son a veces )aunque no
siempre, más complicados que las simples sensaciones que están en la base de la
observación y la verificación físicas, pero se trata siempre de contenidos que se captan a
trav$s de los sentidos.
&on las ciencias humanas la situación cambia radicalmente, porque no se trata ya
de estudiar el mundo natural, la realidad física que nos rodea, sino el mundo de la vida
espiritual. "as ciencias humanas, como la psicología, la sociología, la economía, la
astronomía cultural, la historia, la ling?ística y el derecho, deben observar contenidos que
trascienden la pura actividad sensorial del sujeto que conoce. n estas ciencias se trata de
conocer el mundo interior de los individuos, el funcionamiento y estructura de los grupos
sociales, las instituciones, las creaciones culturales, en suma, las varias formas de la
actividad humana. %ero esta actividad no es nada parecido a los procesos puramente
físicos. lla implica una conciencia, una motivación, una finalidad. Se trata entonces de
captar esta actividad con toda su rique!a de elementos, y ello es una tarea muy difícil, que
da un carácter especial a la estructura y los m$todos en las ciencias humanas.
@esumiendo estas dificultades, diremos que, en primer lugar, la descripción en las
ciencias humanas tiene que basarse en observaciones muy complicadas y minuciosas, que
deben tomar en cuenta muchos elementos y factores. ' diferencia de la descripción física,
aquí es imposible reducir la observación a datos simples. "a e#plicación resulta por
consiguiente poco precisa y segura, lo mismo la verificación empírica de las hipótesis. %or
ejemplo, cuando el sociólogo o el economista elabora e#plicaciones referentes a las
relaciones sociales o los fenómenos de la producción, necesita hacer observaciones que
cubran la actividad de inmensas masas humanas y cuya verificación requiere muchas
veces la reali!ación de procesos colectivos que no pueden ser provocados artificialmente,
ni limitados y medidos con precisión.
n segundo t$rmino, hay que se2alar el tipo de observación que da base a las
proposiciones descriptivas y que permite verificar las hipótesis. "os datos sensoriales
intervienen aquí como elementos5 pero, por sí solos no bastan. s necesaria tambi$n la
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

utili!ación de datos de la e#periencia psicológica, interna y e#terna. %ero, además, como
se trata de captar el sentido de los actos y los productos humanos, y como el sentido o la
significación de tales no es nada físico, intervienen tambi$n elementos de intuición
intelectual. l conjunto de todos estos datos y elementos forma el contenido de las
descripciones y verificaciones en las ciencias humanas.
%ero hay más todavía. 'quí, como no ocurre en ning-n otro tipo de conocimiento
científico, el concepto de finalidad, las ideas de propósito y de valor, constituyen elemento
fundamental sin el cual no se puede e#plicar la actividad humana. "a motivación de la
conducta humana, que implica el concepto de un fin perseguido y de un valor preferido, es
así el centro de la e#plicación científica del hombre. Sólo ella puede darnos la respuesta
cabal a la pregunta por el porqu$ de los hechos humanos. %or ejemplo, no nos e#plicamos
que un hombre haya cometido un acto reprobable, siendo así que su conducta anterior era
de una rectitud sin tacha, hasta no saber qu$ motivos tuvo para hacerlo, qu$ fines
perseguía, qu$ cosas valiosas o deseables lo indujeron a actuar del modo que lo hi!o. "o
mismo ocurre con la conducta de un grupo social, con un movimiento histórico o la
aparición de una institución. l porqu$ está ligado al sentido de la acción o el hecho, y se
aclara sólo por la determinación de los motivos, valores y fines que el sujeto o el grupo de
sujetos participantes pueda haber tenido. sta operación que permite comprender o
e#plicar los actos humanos es la comprensión científica.
Atro factor muy importante en el conocimiento científico del hombre, y que da a
$ste otra nota diferencial con respecto al conocimiento natural, es el carácter histórico de
los hechos humanos, la condición de conformarse y evolucionar en el tiempo. l ser
humano es histórico y e#ige por ende un tipo de conocimiento adecuado a este esencia
histórica. "os conceptos de las ciencias humanas deben tener así un carácter dinámico, no
e#acto. 4e ahí la dificultad que hay para lograr descripciones y e#plicaciones precisas y
rigurosas de la actividad social y del proceso de la cultura.
"as ciencias humanas pueden dividirse en dos subgrupos: las ciencias estructurales
y las hermen$uticas. "as primeras trabajan con realidades humanas presentes5 tratan de
describir y e#plicar su conformación, su sentido interno. 4icho con otras palabras: tratan
de llegar a una comprensión estructural de los hechos y procesos humanos. "a descripción
y la verificación pueden operar aquí, en porción considerable, con datos inmediatos, con
contenidos directamente aprehendidos. ste es el caso de ciencias como la sociología, la
etnología, la psicología, la economía política. n cambio, hay ciencias en las que este
elemento de descripción directa, de toma de contacto con las estructuras presentes y de
e#plicación y verificación de estas estructuras, no es el característico. n ellas lo
predominante es más bien el estudio de ciertos fenómenos que tienen carácter de
productos, consecuencias, signos o e#presiones de la actividad humana. ste es el caso de
la historia, la ling?ística, el derecho. n ellas, para poder conocer la realidad humana, lo
previo e indispensable es interpretar documentos, ruinas, símbolos, te#tos legales, es decir,
descubrir qu$ significan. Solo a partir de esta operación, se reali!a la descripción y la
e#plicación científica de esos hechos humanos que no se pueden captar directamente.
*Hermeneia+ quiere decir en griego interpretación, y *hermeneutiBos+ significa referente
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

a la interpretación. %or eso puede darse el nombre de hermen$uticas a las ciencias de que
estamos hablando.
%roblemas que plantea la fundamentación de las ciencias matemáticas, naturales y
humanas
"a relación entre la descripción y la e#plicación es la base del conocimiento
científico, es lo que hace posible que las diferentes ciencias puedan adquirir
conocimientos, organi!arlos y emplearlos. %or eso tambi$n todas las limitaciones que
encuentran las ciencias en su camino, todas las trabas que impiden reali!ar su finalidad
-ltima, que es la adquisición de la mayor cantidad posible de conocimientos de la manera
más rigurosa y más evidente, dependerán de las dificultades que encuentren para describir
los objetos que aprehenden y para e#plicarlos.
"as matemáticas son una ciencia muy simple, en que la descripción se reduce a un
mínimo y la e#plicación llega a un má#imo, pues la inmensa cantidad de sus conocimientos
se adquieren en forma deductiva. n matemáticas, cada nuevo teorema describe nuevas
propiedades y relaciones de los objetos matemáticos. %ero como los teoremas se
establecen por medio de la deducción, partiendo de los a#iomas y de otros teoremas
anteriores, en matemáticas la descripción se confunde con la e#plicación. %or ser lógica
su esencia, los principales obstáculos que encuentra el conocimiento matemático en su
desarrollo y fundamentación son obstáculos lógicos. n el curso de lógica se estudia la
e#istencia de ciertos tipos de inferencia que aparecen seguros e inconmovibles pero que
sin embargo pueden llevar a contradicciones, es decir, a paradojas. sto ha sucedido
justamente con el conocimiento matemático. %or eso, el principal problema filosófico
relacionado con el conocimiento matemático es el problema de la inferencia correcta y el
establecimiento de criterios y m$todos que hacen imposibles las paradojas.
"o fundamental en las ciencias naturales es la sencille! de los procesos descriptivos
y verificativos. sta simplicidad que hace que la verificación cabal sea siempre e#igible en
este tipo de ciencia. %or eso las ciencias naturales, especialmente las físicas, que son las
más simples, se distinguen por la universalidad de los procesos de verificación. (oda
hipótesis física debe ser verificada empíricamente, de otra manera pierde todo su valor
aunque permita e#plicar los fenómenos anteriormente observados. sta e#igencia
universal de verificación constituye justamente la principal dificultad del conocimiento
físico, porque hay ciertas descripciones que para ser e#plicadas e#igen hipótesis
sumamente abstractas, tan abstractas que es imposible observar los fenómenos físicos
correspondientes. 3n ejemplo muy sencillo puede esclarecer lo dicho: la ley de inercia
enunciada por ve! primera por 9alileo. Si se quiere e#plicarse el movimiento de los
diferentes cuerpos, es imprescindible recurrir a la ley de la inercia que, de manera
general, nos dice: todo móvil absolutamente aislado se mueve en línea recta y sigue
movi$ndose de esta manera mientras no haya una fuer!a que modifique su trayectoria. Si
se parte de este principio, de esta hipótesis e#plicativa, se pueden e#plicar una inmensa
cantidad de fenómenos de movimiento que se observan en el mundo físico. %ero lo grave es
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

que la ley de inercia no puede verificarse, porque es abstracta5 supone que e#isten móviles
aislados, pero en la realidad física nunca se dan móviles aislados5 todos están
relacionados y todos se influyen entre sí. %or más que hagamos, jamás conseguiremos
observar un móvil absolutamente aislado, ni siquiera en el espacio cósmico, pues la
gravedad de los cuerpos celestes se hace sentir, aunque d$bilmente, en la totalidad del
espacio.
/&ómo hacer para verificar la hipótesis de 9alileo0. lla permite e#plicar una
inmensa cantidad de observaciones, pero mientras no se verifique, su poder e#plicativo es
puramente hipot$tico, queda en suspenso. "a manera como los físicos han resuelto el
problema es de un ingenio notable. &omo es imposible verificar dicho principio de manera
directa, es decir, por medio de la observación del movimiento de un cuerpo aislado, habrá
que reali!ar una verificación indirecta. "a verificación indirecta consiste en la verificación
de las consecuencias deductivas de la hipótesis e#plicativa. 3na de estas consecuencias es,
por ejemplo, la proposición que dice que una bola de billar debe rodar sobre hielo mucho
más lejos que sobre la tierra dura e irregular, si es que act-an sobre ella las mismas
fuer!as. Atras muchas proposiciones verificables, como $sta que acabamos de mencionar,
pueden igualmente deducirse de la hipótesis de la inercia y hacer así factible la
verificación indirecta de dicha hipótesis. sto es lo que ha permitido establecer con un
considerable grado de certe!a la objetividad del principio de inercia.
%roblemas que tambi$n conciernen directamente a la fundamentación de las
ciencias naturales son los dos siguientes: el de la inducción y el de la causalidad. n
efecto, gran parte de las proposiciones científicas de la física, la química y otras ciencias
naturales, se establecen a base de raciocinios inductivos. Su valide! depende pues del
grado de seguridad que pueda proporcionar la inducción. 'hora bien, este grado de
seguridad ha sido muy discutido por los investigadores de la lógica y la teoría del
conocimiento y, en consecuencia, se ha puesto en duda muchas veces la firme!a de las
conclusiones de estas ciencias. Caste esta referencia sobre el tema. 'quí no vamos a
tratarlo, pues en el curso de "ógica e#iste un capitulo especialmente dedicado a la
inducción.
l problema de la causalidad afecta tambi$n muy profundamente al fundamento de
los conocimientos naturales. sto se debe al hecho de que las relaciones entre un
fenómeno físico y otro son generalmente de tipo causal y las e#plicaciones de estos
fenómenos se apoyan tambi$n constantemente en la relación de causa y efecto. %or
ejemplo, el descubrimiento de ;eptuno y la hipótesis que "everrier forjó para e#plicar las
perturbaciones de 3rano, no hubieran podido producirse sin las ideas de causa y efecto.
"a hipótesis de la e#istencia de otro planeta fue elaborada en vista de la observación de
ciertas perturbaciones que hacían pensar en una causa que las provocara5 y
consecuentemente, esas perturbaciones fueron concebidas y e#plicadas como efectos de un
cuerpo celeste desconocido. n general, podemos decir que el conocimiento de las leyes
naturales y el orden y sistemas del universo suponen la e#istencia de relaciones de causa y
efecto, o sea, suponen la valide! del principio de causalidad.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

%ero, /es el principio de causalidad evidente y seguro0 /podemos conocerlo y
manejarlo científicamente sin problemas0. ;o es $sta justamente la situación. "a
causalidad provoca muchos problemas que afectan hondamente el conocimiento físico y en
general la concepción de la naturale!a.
En los sistemas racionalistas, el concepto de causalidad
era concebido como un concepto racional, evidente, cuya
aplicación a la naturaleza no ofrecía ninguna duda. Se podía
decir así que todo efecto, todo cambio en la naturaleza tiene
una causa y se deriva de esta causa necesariamente (con una
necesidad comparable a la lógica). Esta es la posición de
filósofos racionalistas tales como Descartes y Spinoza, y en
general la dominante en el pensamiento tradicional. os
filósofos empiristas criticaron esta concepción y uno de
ellos el m!s radical, David "ume, sostuvo con muy buenas
razones que no es posible conocer por e#periencia la
causalidad. $omo para %l & pues era un empirista y ya sabemos
que los empiristas no admiten sino el conocimiento perceptivo
& no 'abía otra manera de mostrar la validez del principio de
causalidad, sacó la conclusión de que no podía afirmarse la
e#istencia ob(etiva de las relaciones de causa y efecto. )*u%
sentido tenían entonces, seg+n %l, las palabras causa y
efecto, )por qu% las usamos y pensamos en esta relación entre
los fenómenos, "ume da una respuesta muy ingeniosa a esta
cuestión- por '!bito, como resultado de la costumbre de ver
que unos 'ec'os anteceden a otros, ligamos mentalmente la
representación de unos 'ec'os con la de otros, decimos que
uno es la causa del otro y afirmamos que cada vez que uno
aparece dee se!uir necesaria"ente el otro. .ero esta
seguridad, esta necesidad no tienen ning+n fundamento real.
/osotros vemos que muc'as veces unos 'ec'os siguen a otros,
por e(emplo, que el 'ec'o 0 (el calor del sol aplicado a un
trozo de 'ierro) antecede al 'ec'o 1 (la dilatación de dic'o
trozo de 'ierro), pero no podemos asegurar, no tenemos
ninguna base para decir que necesaria"ente va a ocurrir así,
que necesariamente 1 es producido por 0. Si alguna vez sucede
lo contrario, nada de ilógico y absurdo 'abría en ello. /o
nos quedaría otra cosa, piensa "ume, que cambiar nuestras
asociaciones mentales.
a crítica de "ume comprometía enormemente a la ciencia.
Si ella era fundada, la ciencia perdía una de sus bases
fundamentales y la naturaleza no podría ser considerada como
un sistema con leyes estrictas, como un orden en el cual
todos los sucesos y cosas est!n bien determinados. El
deter"inis"# de la ciencia quedaría pues muy afectado con la
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

tesis de "ume. .or esta razón, la tesis de "ume 'a sido muy
combatida. 2epresentantes de diversas escuelas 'an tratado de
fundamentar la causalidad, aunque teniendo en cuenta los
puntos firmes de la crítica de "ume, es decir, sin volver a
la posición anterior seg+n la cual la causalidad era un
principio racional evidente. 3na de estas doctrinas
mediadoras es la de 4ant. .ara el filósofo alem!n, las
relaciones de causa y efecto no pueden apre'enderse por la
e#periencia, no forman parte de los datos de la percepción,
sino que son conceptos que la mente científica utiliza para
organizar los 'ec'os descritos y alcanzar una e#plicación
racional del proceso de la naturaleza. Son conceptos, no
datos sensibles ni 'ec'os naturales, pero conceptos
necesarios, v!lidos en cualquier ciencia posible.
En general, se puede decir que 'oy los científicos
utilizan el principio de causalidad, pero no lo consideran
como un principio rígido y simple. os grandes cambios
producidos en la física atómica, adem!s de la crítica
filosófica, 'an determinado una revisión y ampliación del
concepto de causalidad, indispensables para 'acerlo apto para
e#plicar tanto los fenómenos atómicos cuanto los fenómenos
del mundo visible. 5eamos un caso. $uando el físico estudia
los fenómenos perceptibles, las cosas y las substancias que
est!n al alcance de nuestros sentidos, es decir, los ob(etos
que tienen una medida normal, a la escala del 'ombre, o
tambi%n aquellos ob(etos que superan nuestras dimensiones
(como los cuerpos del espacio cósmico), entonces puede
aplicar un concepto de causalidad que permite determinar de
manera precisa la relación que 'ay entre un 'ec'o 0 (causa) y
otro 1 (efecto). .ero en el mundo atómico, cuando se trata de
conocer electrones, protones, partículas imperceptibles y
emisiones infinitesimales de energía, la situación varía
radicalmente. /o es posible fi(ar al mismo tiempo la posición
y el impulso de una partícula atómica y, por consiguiente, no
es posible decir con precisión cu!les son los efectos o los
cambios que se van a producir a causa de ello. o que cabe
'acer es determinar lo que ocurrir! con grupos de fenómenos,
establecer estadísticamente la conducta de con(untos de
corp+sculos y, a base de esto, formular los probables efectos
y las previsiones sobre los 'ec'os futuros.
&onsideremos finalmente lo que ocurre en las ciencias humanas. :a hemos dicho
que aquí hay gran dificultad y complicación en la descripción y la e#plicación. 'demás,
seg-n sabemos, la aprehensión del cómo y el porqu$ de los fenómenos e#ige el manejo de
conceptos como los de motivación, finalidad, sentido, conceptos que no siempre están bien
precisados. (odo lo cual da origen a un conjunto de oscuridades que afectan el rigor de
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

estas ciencias. %or eso se puede decir que el principal problema de las ciencias humanas
es el problema del rigor. 4ebido a la complejidad de los fenómenos es muy difícil describir
con precisión los hechos sociales e históricos, y debido a esta imprecisión y a la enorme
complicación del proceso deductivo, se hace muy difícil reali!ar deducciones rigurosas.
%or eso, comparadas con las ciencias matemáticas y las ciencias físicas, las ciencias
sociales dan la impresión de ser menos *científicas+, de cumplir en menor grado con las
e#igencias de conocimiento científico. mpero en estos -ltimos a2os se ha progresado
enormemente gracias a la elaboración de un nuevo aparato matemático que permite
estudiar con precisión un n-mero cada ve! mayor de fenómenos humanos, tanto
psicológicos, como sociológicos, y especialmente económicos. sta conquista matemática
de las ciencias humanas está permitiendo rigori!ar cada ve! más las ciencias humanas en
su aspecto estructural. &omo es comprensible, esta aplicación de las relaciones
matemáticas al mundo humano tiene un límite, con lo cual queda tambi$n limitado el
proceso de rigori!ación de que hemos hablado.
%articularmente las ciencias hermen$uticas presentan en grado má#imo la
dificultad principal de las ciencias humanas: la falta de rigor. %orque no sólo los hechos
que estudian son muy complejos, sino que ni siquiera pueden observarse a trav$s de los
sentidos y tienen que ser determinados por medio de interpretaciones de te#tos o de
enseres, monumentos, etc. l concepto de motivación interviene tanto en las ciencias
jurídicas como en las históricas de manera mucho más frecuente y sistemática que en las
ciencias estructurales. : por -ltimo, por lo menos en las ciencias históricas, la verificación
estricta es imposible, puesto que no puede observarse, por principio, ning-n hecho del
pasado. %ueden a veces hacerse ciertas predicciones referentes al descubrimiento de tal o
cual documento o de determinados restos arqueológicos, pero la posibilidad de que se
verifiquen estas predicciones es siempre escasa. %or otra parte, en relación a la hipótesis
e#plicativa, las verificaciones son mucho más indirectas que en las ciencias físicas, lo cual
afecta en mucho su valide!.
%ero hay todavía otro factor importante que aumenta el problema de las ciencias
humanas. "a conducta del hombre, por no ser mecánica sino finalista y motivada, por
implicar refle#ión y apreciación de valores, comporta un fundamental elemento de
elección y decisión. 4icho con otras palabras, el comportamiento de los hombres supone
la libertad. %ero este esencial elemento de libertad parece oponerse a una determinación
estricta de los hechos y sucesos seg-n las leyes causales , esto es, a esa ordenación y
encau!amiento de los procesos sociales y culturales que serían e#igidos por el
conocimiento científico. "a ciencia pide orden y regularidad, gracias a los cuales pueden
fijarse y preverse los hechos. %ero la libertad parece oponerse a cualquier fijación y
previsión de la conducta. /s posible en estas condiciones una ciencia en sentido estricto0.
' la misma interrogación problemática nos lleva la caracteri!ación del hombre
como ser histórico, es decir, como un ser que no está hecho sino que constantemente está
construyendo su ser a trav$s del tiempo. ste fluir, esta transformación constante de la
humanidad, parece imposibilitar tambi$n una ciencia estricta. 1emos pues que la libertad
y la historia son factores muy importantes del problema de las ciencias humanas. Sin
embargo, cabe poner en duda la e#istencia de tales factores. sto es un tema fundamental
que debe abordar la investigación filosófica del ser humano.
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

BALOTARIO DE PREGUNTAS
EL PROBLEMA DE LA CIENCIA
8.7 l conocimiento que se apoya en hábitos, impulsos inmediatos del sujeto, en el que $ste trabaja con intuiciones vagas y
ra!onamientos no sistemáticos, se denomina. )marca una sola alternativa, si marcas ;. ' se2ala lo correcto,
a, &onocimiento apriori
b, conocimiento a posterioriori
c, conocimiento científico
d, conocimiento filosófico
e, ;. ' conocimiento vulgarDDD
<.7 s un conocimiento que se apoya en procesos racionales claramente definidos, precisos y ordenados, pero que aborda problemas
más difíciles de resolver, objetos más huidi!os a la captación y que además aplica permanentemente la crítica a sus propios m$todos y
principios. s el conocimiento: DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD)marca una sola alternativa,
a, 1ulgar b, científico
c, filosófico d, deductivo
e,inductivo f, comparativo
=.7 &ómo se denomina a la disciplina filosófica que se encarga de estudiar el problema de la ciencia, su estructura, sus alcances, sus
resultados0 )marca una sola alternativa, si marcas ;. ' se2ala lo correcto,
a, 9nosiología b, Antología c, '#iología
d, .etafísica e, &osmología e, ;.' DDepistemlologiaDDDDDDD
E.7 l conocimiento científico comien!a siempre con descripciones que son proposiciones captadas a trav$s de la e#periencia. stas
e#periencias son de tres clases: DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD. )marca una sola alternativa,
a, #periencia sensible, %sicológica e intelectual.
b, #periencia mental, material e interna.
c, #periencia apriori 7 aposteriori 7abstracto.
d, #periencia intelectual, material 7 ideal.
e, ;.' DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
F.7 n qu$ elemento de la estructura de la ciencia se utili!an las leyes de la inferencia o deducción para los fenómenos que queremos
comprender. )marca una sola alternativa,
a, n la interpretación b, en la e#plicación c, en la descripción
d, en la abstracción e, en la confrontación de datos
G.7 &uando a partir de una proposición antecedente se ha adquirido un nuevo conocimiento, y se reali!a además una predicción, se dice:
)marca una sola alternativa,
a, Hue se ha llegado a la ciencia, es decir, al verdadero conocimiento.
b, Hue se ha confirmado o verificado la hipótesis o la predicción
c, Hue se ha observado bien el fenómeno
d, Hue se ha concluido con la investigación
e, Hue se ha alcan!ado un nuevo trecho en el conocimiento del fenómeno.
I.7 "ee atentamente el siguiente párrafo y se2ala a qu$ característica de la ciencia le corresponde:
*;o debe creerse por cierto que con la verificación de la e#plicación termina el proceso del conocimiento. %orque la proposición
e#plicativa, una ve! verificada por medio de la observación, puede a su ve! presentar problemas al conocimiento. Será necesario
entonces e#plicar esta nueva proposición, y esta e#plicación producirá la necesidad de confirmarla y así sucesivamente. l conocimiento
científico es así un proceso sin fin de descripciones y de e#plicaciones ligadas entre sí por la necesidad de aprender el mundo y de
comprenderlo+. )marca una sola alternativa,
a, 'l carácter -til y provechoso b, al carácter no dogmático y progresivo de la ciencia
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

c, al carácter e#plicativo d, al carácter analítico de la ciencia
e, al carácter trascendente de la ciencia.
J.7 "as ciencias matemáticas presentan una gran dificultad al análisis en su aspecto descriptivo, &ómo suplen estas ciencias tales
deficiencias0. )marca dos alternativas,
8, &on la formulación de a#iomas o postulados
<, con la formulación de definiciones constructivas
=, con la formulación de enunciados comprobables y evidentes
E, con la incorporación de instrumentos de mediciones y observaciones de gran precisión
F, con la representación gráfica de sus elementos descriptivos.
a, 8,= b, <, = c, =, E d, 8, < e, E, F
K.7 Hu$ ciencias son aquellas que requieren la intuición sensible, es decir, la observación sensible como punto de partida y como
elemento verificativo0 )marca una alternativa, si es ;. ' se2ala lo correcto,
a, "as ciencias sociales b, las ciencias matemáticas
c, las ciencias naturales d, las ciencias sociales estructurales
e, las ciencias sociales hermene-ticas
8L.7 Se definen como las ciencias más simples y rigurosas que las biológicas, en ellas todas las proposiciones que se emplean como
antecedentes vinculadas al objeto de estudio, deben ser proposiciones descriptivas , las cuales para validarse deben verificarse por la
e#periencia. 4etermina a qu$ tipo de ciencia se alude.
a, &iencias naturales 7 biológicas b, ciencias naturales 7 físicas
c, las ciencias matemáticas d, ciencias sociales
e, ciencias sociales hermene-ticas f, a la astronomía
g, a la astrofísica
88.7 Hu$ ciencia es la más rigurosa y segura despu$s de las matemáticas, por la simplicidad de sus verificaciones )marca una sola
alternativa, si es ;.' indica lo correcto,
a, la Ciología b, 9eometría c, la Historia
d, la Sociología e, ;. ' DDDDDfisicaDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
8<.7 >ndica a qu$ clase de ciencia corresponde seg-n la clasificación hecha por Sala!ar Condy, el siguiente te#to, además subraya el
enunciado de la hipótesis )descripción, y el enunciado de la verificación )e#plicación, del te#to: *l espacio en el universo se curva por
la atracción y gravitación de los cuerpos más pesados. instein predijo que esta curvatura se demostraría por la desviación de la lu! de
las estrellas de la constelación de las Híadas al ro!ar el borde del Sol en su camino hacia la (ierra. l astrónomo británico 'rthur
ddington incr$dulo de la veracidad de la teoría de la relatividad colocó sus instrumento en una isla cercana de la &osta de 'frica
Accidental, donde un eclipse total de Sol probaría o desaprobaría esa teoría. 4ominados por el suspenso, varios científicos esperaron
ansiosamente el reporte de ddington, incluso .a# %lancB no durmió esa noche. 9rande fue la sorpresa de todos ellos5 cuando llegada
la hora, se observó que la curvatura de la lu! correspondía e#actamente a las predicciones de instein+
a, &iencias naturales 7 biológicas b, ciencias naturales 7 físicas
c, las ciencias matemáticas d, ciencias sociales
e, ciencias sociales hermene-ticas f, a la astronomía
g, a la astrofísica
8=.7 l concepto de finalidad en el caso de las ciencias naturales hace referencia a lo siguiente:
a, a que las descripciones y verificaciones ya no correspondes a seres inertes5 sino a seres que poseen conducta5 ello aumenta más la
complejidad de la e#plicación para verificar las hipótesis.
b, a que el objeto que se trata de anali!ar ya no es un simple objeto inerte, sino un objeto viviente que tiene un mundo interior y
e#terior5 es decir observa contenidos que trascienden la pura actividad sensorial del sujeto, este es el caso del hombre.
c, a que los datos sensoriales que intervienen como elementos, no permiten verificar las hipótesis, es necesario la utili!ación de datos de
la e#periencia psicológica interna y e#terna. 'demás se trata de captar el sentido de los actos y los productos humanos.
d, a que el concepto de finalidad, las ideas de propósito y de valor, constituyen elementos fundamentales sin los cuales no podría
e#plicarse la actividad humana.
e, a que el concepto de finalidad va acompa2ado de la motivación de la conducta humana que implica el concepto de un fin perseguido
y de un valor preferido es así el centro de la e#plicación científica del hombre.

8E.7 Hu$ ciencia es aquella en que la descripción se reduce a un mínimo y la e#plicación llega a un má#imo, en la que la inmensa
cantidad de conocimiento se adquiere en forma deductiva, y la descripción se confunde con la e#plicación. )marca dos alternativas,
a, "a física b, las matemáticas c, la lógica
Universidad Nacional de Piura Problemas de la Filosofia
Departamento de CC.SS. Soc. Edison R. Torres Aldave MSc.

d, la biología e, la economía f, la historia
g, la arqueología h, la antropología
8F.7 ' qu$ tipo de relación lógica corresponde el descubrimiento del planeta ;eptuno reali!ado por el astrónomo "everrier a partir de
las observaciones hechas al planeta 3rano.
"a relación lógica es: DDDDDDDDDDDimplicativa DhipoteticaDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
8G.7 >ndica qu$ grupo de ciencias son las que presentan mayores problemas en el aspecto descriptivo. )marca una sola alternativa, si es
;.' se2ala lo correcto,
a, "as ciencias naturales b, las ciencias e#actas
c, las ciencias sociales d, las ciencias biológicas
e, las ciencias sociales estructurales f,las ciencias sociales hermene-ticas
g, ;.' matematicasDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
8I.7 n las ciencias matemáticas que papel cumplen los a#iomas o postulados, lo mismo que las definiciones constructivas0. )marca una
sola alternativa, si marcas ;.' se2ala lo correcto,
a, l papel de elemento e#plicativo
b, el papel de elemento conectivo entre realidad y especulación
c, el papel de elemento lógico racional
d, el papel de m$todo de análisis7síntesis
e, ;.'. DDDDDDDDDDDDel papel del m$todo descriptivoDDDDDDDDDDDDD
8J.7 n qu$ grupo de ciencias se circunscriben los aportes del sabio alemán 'lbert instein y el sabio ingl$s &harles 4arMin. )marca
dos alternativas que creas conveniente,
a, "as ciencias naturales b, las ciencias matemáticas
c, las ciencias sociales d, las ciencias sociales 7 estructurales
e, las ciencias naturales 7 físicas f, las ciencias sociales hermene-ticas
g, las ciencias naturales 7 biológicas g, ;.' DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
8K.7 Se2ala a qu$ tipo de ciencias, hace alusión el siguiente enunciado: *Son las ciencias más rigurosas y perfectas, presentan una gran
dificultad al análisis en su aspecto descriptivo. "a captación directa de su objeto no se reali!a a trav$s de ning-n sentido, sino a trav$s
de una actividad puramente intelectual. )marca una sola alternativa, si es ;. ' se2ala lo correcto,
a, las ciencias sociales 7 estructurales b, las ciencias sociales hermene-ticas
c, ciencias biológicas d, ciencias físicas
e, ciencias matemáticas f, ciencias naturales
g, ciencias sociales h, ;.' DDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDDD
<L.7 n el problema de la ciencia, las ciencias naturales se subdividen en : )marca una sola alternativa,
a, &iencias biológicas y ciencias químicas b, ciencias e#actas y ciencias físico7químicas
c, ciencias biológicas y ciencias físicas d, ciencias e#actas y ciencias ine#actas
e, ciencias naturales y ciencias no naturales f, ciencias esot$ricas y ciencias e#ot$ricas