PROPIEDADES MAGNETICAS DE LOS MATERIALES

MAGNETISMO
El magnetismo es una propiedad por la cual los materiales se atraen o repelen de otros. Todos los
materiales tienen propiedades magnéticas aunque sólo unos pocos las tienen en una medida mucho
mayor que los demás y los denominamos magnéticos. Los materiales magnéticos se clasifican
según su comportamiento al acercarse a un imán o campo magnético.
Los materiales tienen momentos magnéticos, que podemos representar como pequeños vectores de
fuerza. Cada uno de estos momentos magnéticos tiene una dirección y sentido. Si ante la aplicación
de un campo magnético todos los momentos magnéticos se alinean de la misma forma, existe un
momento magnético total resultante con la misma dirección y sentido que el resto. Los materiales
que alinean sus momentos magnéticos ante la presencia de un campo magnético y los mantienen
alineados, es decir que el material queda magnetizado, se denominan ferromagneticos.
La facilidad con la que un material atrae y deja pasar a un campo magnético se denomina
permeabilidad magnética. El grado en el que un material se magnetiza frente a un campo magnético
se denomina suceptibilidad magnética.
IMANES
Los materiales que tienen un campo magnético más notable que la mayoría se denominan imanes.
Un imán puede ser natural o formado magnetizando un material con propiedades magnéticas como
lo es el hierro. Un material (cuyas propiedades lo permitan) se magnetiza acercándolo a un campo
magnético (por ejemplo a otro imán). Los imanes tienen dos polos llamados Norte y Sur. Si se divide
un imán, éste vuelve a tener nuevamente dos polos.
PROPIEDADES MAGNÉTICAS
El comportamiento magnético está determinado por las interacciones entre dipolos magnéticos,
estos dipolos a su vez están dados por la estructura electrónica del material. Por lo tanto, al modificar
la microestructura, la composición o el procesamiento se pueden alterar las propiedades magnéticas.
Los conceptos que definen los efectos de un campo magnético en un material son:
Momento magnético.: Intensidad de campo magnético asociado con el electrón.
Permeabilidad magnética. El material amplifica o debilita el efecto del campo magnético.
Magnetización. Representa el incremento en la inducción magnética debida al material del núcleo.
Susceptibilidad magnética. Es la relación entre la magnetización y el campo aplicado, proporciona
la amplificación dada por el material.
Así, cuando se acerca un campo magnético a un conjunto de átomos es posible observar diversas
reacciones:
FERROMAGNETISMO
El ferromagnetismo es un fenómeno físico en el que se produce ordenamiento magnético de todos
los momentos magnéticos de una muestra, en la misma dirección y sentido. Un material
ferromagnético es aquel que puede presentar ferromagnetismo. La interacción ferromagnética es
la interacción magnética que hace que los momentos magnéticos tiendan a disponerse en la misma
dirección y sentido. Ha de extenderse por todo un sólido para alcanzar el ferromagnetismo.
Los ferromagnetos están divididos en dominios magnéticos, separados por superficies conocidas
como paredes de Bloch. En cada uno de estos dominios, todos los momentos magnéticos están
alineados. En las fronteras entre dominios hay cierta energía potencial, pero la formación de dominios
está compensada por la ganancia en entropía. Al someter un material ferromagnético a un campo
magnético intenso, los dominios tienden a alinearse con éste, de forma que aquellos dominios en los
que los dipolos están orientados con el mismo sentido y dirección que el campo magnético inductor
aumentan su tamaño. Este aumento de tamaño se explica por las características de las paredes de
Bloch, que avanzan en dirección a los dominios cuya dirección de los dipolos no coincide; dando
lugar a un monodominio. Al eliminar el campo, el dominio permanece durante cierto tiempo.
DIAMAGNETISMO
En electromagnetismo, el diamagnetismo es una propiedad de los materiales que consiste en ser
repelidos por los imanes. Es lo opuesto a los materiales ferromagnéticos los cuales son atraídos por
los imanes. El fenómeno del diamagnetismo fue descubierto y nominado por primera vez en
septiembre de 1845 por Michael Faraday cuando vio un trozo de bismuto que era repelido por
un polo cualquiera de un imán; lo que indica que el campo externo del imán induce un dipolo
magnético en el bismuto de sentido opuesto.
Las sustancias, son en su gran mayoría, diamagnéticas, puesto que todos los pares de
electrones con espín opuesto contribuyen débilmente al diamagnetismo, y sólo en los casos en los
que hay electrones desparejados existe una contribución paramagnética (o más compleja) en sentido
contrario.
Algunos ejemplos de materiales diamagnéticos son: el bismuto metálico, el hidrógeno, el helio y los
demás gases nobles, el cloruro de sodio, el cobre, eloro, el silicio, el germanio, el grafito, el bronce y
el azufre. Nótese que no todos los citados tienen número par de electrones.
El grafito pirolítico, que tiene un diamagnetismo especialmente alto, se ha usado como demostración
visual, ya que una capa fina de este material levita (por repulsión) sobre un campo magnético lo
suficientemente intenso (a temperatura ambiente).
Experimentalmente, se verifica que los materiales diamagnéticos tienen:
Una permeabilidad magnética inferior a la unidad.
Una inducción magnética negativa.
Una susceptibilidad magnética negativa, prácticamente independiente de la temperatura, y
generalmente del orden (en unidades cegesimales) de e.m.u./mol, donde M es la masa
molecular.
En muchos compuestos de coordinación se obtiene una estimación más exacta utilizando las tablas
de Pascal.
En los materiales diamagnéticos, el flujo magnético disminuye y en los paramagnéticos el flujo
magnético aumenta.

PARAMAGNETISMO
El paramagnetismo es la tendencia de los momentos magnéticos libres (espín u orbitales) a alinearse
paralelamente a un campo magnético. Si estos momentos magnéticos están fuertemente acoplados
entre sí, el fenómeno será ferromagnetismo o ferrimagnetismo. Cuando no existe ningún campo
magnético externo, estos momentos magnéticos están orientados al azar. En presencia de un campo
magnético externo tienden a alinearse paralelamente al campo, pero esta alineación está
contrarrestada por la tendencia que tienen los momentos a orientarse aleatoriamente debido al
movimiento térmico.
Este alineamiento de los dipolos magnéticos atómicos con un campo externo tiende a fortalecerlo. Esto
se describe por una magnética superior a la unidad, o, lo que es lo mismo, una susceptibilidad
magnética positiva y muy pequeña.
En el paramagnetismo puro, el campo actúa de forma independiente sobre cada momento
magnético, y no hay interacción entre ellos. En los materiales ferromagnéticos, este comportamiento
también puede observarse, pero sólo por encima de su temperatura de Curie.
Se denomina materiales paramagnéticos a los materiales o medios cuya permeabilidad magnética es
similar a la del vacío. Estos materiales o medios presentan en una medida despreciable el fenómeno
de ferromagnetismo. En términos físicos, se dice que tiene un valor aproximadamente igual a 1 para
su permeabilidad magnética relativa, cociente de la permeabilidad del material o medio entre la
permeabilidad del vacío.
Los materiales paramagnéticos sufren el mismo tipo de atracción y repulsión que
los imanes normales, cuando están sujetos a un campo magnético. Sin embargo, al retirar el campo
magnético, la entropía destruye el alineamiento magnético, que ya no está
favorecido energéticamente. Es decir, los materiales paramagnéticos son materiales atraídos por
imanes, pero no se convierten en materiales permanentemente magnetizados. Algunos materiales
paramagnéticos son: aire, aluminio, magnesio, titanio y wolframio.

CURVAS DE HISTERESIS
La histéresis es la tendencia de un material a conservar una de sus propiedades, en ausencia del
estímulo que la ha generado. Podemos encontrar diferentes manifestaciones de este fenómeno. Por
extensión se aplica a fenómenos que no dependen sólo de las circunstancias actuales, sino también
de cómo se ha llegado a esas circunstancias.
En física se encuentra, por ejemplo, histéresis magnética si al magnetizar un ferromagneto éste
mantiene la señal magnética tras retirar el campo magnético que la ha inducido. También se puede
encontrar el fenómeno en otros comportamientos electromagnéticos, o los elásticos.
La histéresis magnética, es el fenómeno que permite el almacenamiento de información en
los imanes de los discos duros o flexibles de los ordenadores: el campo induce
una magnetización en el pequeño imán, que se codifica como un 0 o un 1. Esta codificación
permanece en ausencia de campo, y puede ser leída posteriormente, pero también puede ser
invertida aplicando un campo en sentido contrario.
Para poder conocer el ciclo de histéresis de un material, se puede utilizar el magnetómetro de
Köpsel, que se encarga de proporcionarle al material ferromagnético los cambios senoidales de la
corriente eléctrica para modificar el sentido de los imanes.
En electrotecnia se define la histéresis magnética como el retraso de la inducción respecto al campo
que lo crea.
Se produce histéresis al someter al núcleo a un campo creciente, los imanes (ó dipolos) elementales
giran para orientarse según el sentido del campo. Al decrecer el campo, la mayoría de los imanes
elementales recobran su posición inicial, sin embargo, otros no llegan a alcanzarla debido a los
rozamientos moleculares conservando en mayor o menor grado parte de su orientación forzada,
haciendo que persista un magnetismo remanente que obligue a cierto retraso de la inducción
respecto de la intensidad de campo.
Las pérdidas por histéresis representan una pérdida de energía que se manifiesta en forma de calor
en los núcleos magnéticos. Con el fin de reducir al máximo estas pérdidas, los núcleos se
construyen de materiales magnéticos de características especiales, como por ejemplo acero al
silicio. La pérdida de potencia es directamente proporcional al área de la curva de histéresis.

TEORIAS DEL MAGNETISMO DE LA TIERRA
Una brújula apunta en la dirección Norte - Sur por tratarse de una aguja imantada inmersa en el
campo magnético terrestre: desde este punto de vista, la Tierra se comporta como un imán
gigantesco y tiene polos magnéticos, los cuales, en la actualidad, no coinciden con los polos
geográficos.
El Polo Norte Magnético se encuentra a 1800 kilómetros del Polo Norte Geográfico. En
consecuencia, una brújula no apunta exactamente hacia el Norte geográfico; la diferencia, medida
en grados, se denomina declinación magnética. La declinación magnética depende del lugar de
observación, por ejemplo actualmente en Madrid (España) es aproximadamente 3º oeste. El polo sur
magnético está desplazándose por la zona norte canadiense en dirección hacia el norte de Alaska.

Origen del campo magnético terrestre
El origen del campo terrestre permanece aún sin una explicación definitiva, si bien la teoría
comúnmente aceptada es la generación del campo magnético por el Efecto Dinamo. Esta teoría
muestra como un fluido conductor en movimiento (como es el magma terrestre) puede generar y
mantener un campo magnético como el de la Tierra. Por ser de clase variable el campo magnético
tiende a ser de género adyacente esto quiere decir que por no pertenecer a un ángulo trascendente
obtuso la variación del campo no está perfectamente determinada por un patrón común.


Variaciones del campo magnético terrestre
El campo magnético de la Tierra varía en el curso de las eras geológicas, es lo que se denomina
variación secular. Según se ha comprobado por análisis de los estratos al considerar que los átomos
de hierro contenidos tienden a alinearse con el campo magnético terrestre. La dirección del campo
magnético queda registrada en la orientación de los dominios magnéticos de las rocas y el ligero
magnetismo resultante se puede medir.
Midiendo el magnetismo de rocas situadas en estratos formados en periodos geológicos distintos se
elaboraron mapas del campo magnético terrestre en diversas eras. Estos mapas muestran que ha
habido épocas en que el campo magnético terrestre se ha reducido a cero para luego invertirse.
Durante los últimos cinco millones de años se han efectuado más de veinte inversiones, la más
reciente hace 700.000 años. Otras inversiones ocurrieron hace 870.000 y 950.000 años. El estudio
de los sedimentos del fondo del océano indica que el campo estuvo prácticamente inactivo durante
10 o 20 mil años, hace poco más de un millón de años. Esta es la época en la que surgieron los
seres humanos.
No se puede predecir cuándo ocurrirá la siguiente inversión porque la secuencia no es regular.
Ciertas mediciones recientes muestran una reducción del 5% en la intensidad del campo magnético
en los últimos 100 años. Si se mantiene este ritmo el campo volverá a invertirse dentro de unos
2.002 años.

Magnetismo planetario
El magnetismo es un fenómeno extendido a todos los átomos con desequilibrio magnético. La
agrupación de dichos átomos produce los fenómenos magnéticos perceptibles, y los cuerpos
estelares, los planetas entre ellos, son propicios a tener las condiciones para que se desarrolle un
campo magnético de una cierta intensidad. En el interior de los planetas, la acumulación de
materiales ferromagnéticos (como hierro) y su movimiento diferencial relativo respecto a otras capas
del cuerpo inducen un campo magnético de intensidad dependiente de las condiciones de formación
del planeta. En el mismo siempre se distinguen los dos polos, equivalentes a los de un imán normal.
En el caso de la Tierra, la zona en la que se mueve está influenciada por el campo magnético solar,
pero el propio campo magnético terrestre crea como una burbuja, la magnetosfera terrestre, dentro
del anterior. Dicha burbuja tiene una capa límite entre su influencia y la solar (magnetopausa) que es
aproximadamente esférica hacia el Sol, y alargada hacia el sistema solar externo, acercándose a la
superficie terrestre en los polos magnéticos terrestres. La interacción en constante evolución entre
ambos campos magnéticos y las partículas cargadas provenientes del Sol produce fenómenos como
las auroras (boreales o australes) y la interferencia en las comunicaciones por ondas
electromagnéticas, así como alteraciones en los satélites artificiales en órbita, también se le llama
diapositivas en forma de disaquette.
IMÁGENES: FERROMAGNETISMO