PUNTOS A DESARROLLAR

:
1. Defina Hipertensión Arterial (HTA), fisiopatología, clasificación,
manejo de la terapia farmacológica y no farmacológica.
HIPERTENCION ARTERIAL: Es una enfermedad crónica caracterizada por un
incremento continuo de las cifras de la presión sanguínea en las arterias. Cuando
su corazón late, bombea sangre hacia sus arterias y crea presión en ellas. Dicha
presión es la que consigue que la sangre circule por todo el cuerpo.
La hipertensión arterial, de manera silente, produce cambios en el flujo sanguíneo,
a nivel macro y micro vascular, causados a su vez por disfunción de la capa
interna de los vasos sanguíneos y el remodelado de la pared de las arteriolas de
resistencia, que son las responsables de mantener el tono vascular periférico.
Muchos de estos cambios anteceden en el tiempo a la elevación de la presión
arterial y producen lesiones orgánicas específicas.
Una presión sistólica sostenida por encima de 139 mm
Hg
o una presión diastólica
sostenida mayor de 89 mm
Hg
, están asociadas con un aumento medible del riesgo
de aterosclerosis y por lo tanto, se considera como una hipertensión clínicamente
significativa.
FISIOPATOLOGIA:
 Gasto Cardiaco (GC): Determinado por la frecuencia cardiaca y la fuerza
de contracción, los que a su vez están en función del retorno venoso, que
depende de otros factores como son: la actividad constrictora (dilatadora de
las venas, la actividad del sistema renal, etc.).

Resistencia Periférica Total (RPT): Dependerá de la actividad constrictora
dilatadoras de las arteriolas, del eje Renina- Angiotensina y de la propia
magnitud del GC y otras.

En consecuencia el GC y la RPT son operadores para el control de la presión
arterial, que se deben a sistemas de mecanismos de regulación más complejos
relacionados entre sí y tienen a su cargo funciones específicas.



CLASIFICACION:
La presión arterial se expresa con dos medidas, la presión arterial sistólica y
diastólica, como por ejemplo 120/80 mm
Hg
. La presión arterial sistólica (la
primera cifra) es la presión sanguínea en las arterias durante la sístole
ventricular, cuando la sangre es expulsada desde el corazón a las arterias; la
presión arterial diastólica (el número inferior) es la presión en la diástole,
cuando el corazón se relaja y la presión arterial cae.
Categorías Sistólica Diastólica
-Óptima <120 y <80
-Normal <130 y <85
-Normal Alta 130-139 y 85-89
-Hipertensión
.Estadio 1(discreta) 140-159 y 90-99
.Estadio 2(moderada) 160-179 y 100-109
.Estadio 3(severa) 180-209 y 110-119
.Estadio 4(muy severa) 210 y + y 120 y + (mm Hg)
Para designar una categoría intermedia entre normo tensión e hipertensión, se
incluye el término hipertensión limítrofe, con cifras tensionales de 140 mm Hg
de TAS y 90-94 mm Hg de TAD.
Manejo de la terapia farmacológica
Se usan: Diuréticos, Inhibidores de la enzima convertidor de Angiotensina
(Inhibidores ECA), antagonistas de los receptores AT1 de la Angiotesina II (ARA
II), antagonistas de los canales de Calcio, alfabloqueantes, vasolidatadores
directos y betabloqueadores.
Diuréticos: tiacidas (hidroclortiacida, clortiacida, indapamida, metalozone, etc), de
asa (furosemida, torasemida, bumetamide), ahorradores de potasio (triamtereno,
amilorida)

Tratamiento escalonado: el paciente recibe, en primer lugar, un fármaco
antihipertensivo; si el efecto es insuficiente, el médico puede recetar otro
medicamento.
Tratamiento combinado: desde el inicio de la terapia, se administran
determinados preparados combinados en dosis bajas.
Monoterapia secuencial: si un medicamento no obtiene el resultado buscado, el
médico lo sustituye por otro hasta que se logre una reducción notable de la
presión arterial.
Si la presión arterial es muy elevada, hay otras enfermedades concomitantes o
existen daños orgánicos, lo cual ocurre en la mayoría de los casos,
habitualmente se requiere un tratamiento combinado. Este consiste en la
administración simultánea de dos medicamentos antihipertensivos en forma de
un determinado preparado y en la menor dosis posible. Si el resultado obtenido
es insuficiente a largo plazo, se puede aumentar la dosis o emplear una
combinación de tres fármacos (por ejemplo, diuréticos con inhibidores ECA y
antagonistas del calcio). Los medicamentos alcanzan su plena efectividad en
un plazo de entre dos y seis semanas.
Manejo de la terapia no farmacológica
El tratamiento integral de la hipertensión arterial deberá sustentarse en las
medidas no farmacológicas y en un moderado apoyo farmacológico. Los pacientes
pre hipertensos o que no califiquen para recibir tratamiento específico deben
ajustar sus hábitos modificables, entre ellos:
 Pérdida de peso en casos de sobrepeso u obesidad, fundamentalmente con
ejercicio y con una dieta rica en frutas, vegetales y productos lácteos libres de
grasa;
 Limitación del consumo de licor y bebidas alcohólicas a no más de 30 ml
de etanol diarios en varones (es decir, 720 mL [24 oz] de cerveza, 300 mL [10
oz] de vino, 60 mL [2 oz] de whisky) o 15 mL (0.5 oz) de etanol por día en
mujeres o en varones con peso más liviano;
 Reducción de la ingesta de sal a no más de 2,4 gramos de sodio o 6 gramos
de cloruro de sodio;
 Mantener una ingesta adecuada de potasio en la dieta (frutas y vegetales);
 Mantener una ingesta adecuada de calcio y magnesio;
 Cesar el consumo de cigarrillos u otras formas de nicotina y cafeína y reducir
la ingesta de grasas saturadas y colesterol.
Se ha propuesto el uso de la vitamina C, de los ácidos grasos omega 3, de
la coenzima Q10 y del magnesio para reducir la presión arterial. Sin embargo,
ninguno fue respaldado por estudios bien diseñados, controlados y aleatorios.
La meditación incluye una variedad de técnicas, como la repetición de una palabra
o frase (el mantra) y el prestar cuidadosa atención al proceso de la respiración,
para lograr un estado de calma interior, el desapego y el enfoque emocional. La
meditación ha demostrado reducir la presión arterial al reducir el estrés del sujeto
en un estudio bien diseñado que abordó niveles basales adecuados de presión
arterial, aunque otros estudios han sido hasta hora inconsistentes en sus
conclusiones. La meditación puede tener otros beneficios y no parece que sea
dañina, excepto para pacientes con psicosis.

2. Investigue sobre la importancia de la hipertensión arterial como factor
de riesgo de enfermedades cardiovasculares.
Las enfermedades cardiovasculares (ECV) son aquellas que afectan tanto al
sistema circulatorio como al corazón. Entre ellas se encuentran la enfermedad
coronaria, la enfermedad valvular cardiaca, la hipertensión arterial, el accidente
cerebrovascular (trombosis o derrame cerebral) y la enfermedad cardiaca
reumática.
Algunos de los factores de riesgo que predisponen a padecer una enfermedad
cardiovascular, no se pueden modificar: la edad, el sexo, la raza y los
antecedentes familiares.
Sin embargo, existen otros factores que sí podemos modificar:
 Hipertensión arterial
 Aumento del colesterol
 Diabetes
 Tabaquismo
 Sobrepeso y obesidad
 Sedentarismo
 Abuso de alcohol
 Ansiedad y estrés
No tenemos que olvidar que el consumo de tabaco, la hipertensión arterial y la
hipercolesterolemia son los tres factores modificables más importantes para
aumentar el riego cardiovascular.
¿Qué pasa si se tienen varios factores de riesgo cardiovascular?
Cuando se tiene varios factores de riesgo cardiovascular a la vez, aunque cada
uno solo esté ligeramente alterado y no les demos importancia (exceso moderado
de peso, poca actividad física, la tensión arterial un poco alta, el colesterol algo
aumentado y además se fuma), el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular
es igual e incluso mayor que si existe un solo factor de riesgo muy alterado.
La existencia de varios factores de riesgo multiplica el riesgo de manera
exponencial.
¿Cómo se puede prevenir el riesgo cardiovascular?
Es fundamental conseguir un control adecuado de las cifras de presión arterial, de
colesterol y de glucosa en sangre.
Además, debe mantener el peso adecuado, realizar actividad física de manera
regular (caminar a paso ligero 30 minutos diarios al menos cuatro o cinco veces a
la semana) y si fuma, es imprescindible abandonar el hábito.

3. A continuación, seleccione un fármaco inhibidor de la enzima de
conversión de la angiotensina (IECA) y un diurético para tratar al
paciente. Con los dos fármacos seleccionados realice lo siguiente:

 Inhibidores de la Enzima Convertidora de Angiotensina (IECA):
Captopril, enalapril, perindopril, etc.

a) Determine cuál es el principal mecanismo de la acción
antihipertensiva.
Después de ser hidrolizado a enalaprilato, inhibe la enzima de conversión de la
angiotensina tanto en el hombre como en los animales de experimentación. La
ECA es una peptidil-dipeptidasa que cataliza la conversión de la angiotensina I a
la angiotensina II, una sustancia vasoconstrictora. La angiotensina II también
estimula la secreción de aldosterona por la corteza suprarrenal. Los efectos
beneficiosos del enalapril en la hipertensión y la insuficiencia cardíaca se deben a
la supresión del sistema renina-angiotensina-aldosterona
La inhibición de la ECA lleva consigo una disminución de los niveles plasmáticos
de angiotensina II produciendo una disminución de la respuesta vasopresora y de
la secreción de aldosterona. Aunque la disminución de la secreción de aldosterona
no es muy grande, ocasiona un pequeño aumento de los niveles plasmáticos de
potasio. En los pacientes hipertensos tratados con enalapril durante 48 semanes,
este aumento llevó a ser de 0.2 mEq/L. En los pacientes tratados con enalapril
asociado a un diurético tiazídico, no se observó practicamente ningún cambio en
los niveles de potasio.
b) Biotransformación y Eliminación.
Después de la administración oral del enalapril se observan unas concentraciones
séricas máximas al cabo de 1 hora. A partir de los datos de la excreción urinaria,
se deduce que el enalapril se absorbe en un 60% aproximadamente. La absorción
del enalapril no es afectada por la presencia de alimento en el tracto digestivo.
Una vez absorbido, el enalapril se hidroliza a enalaprilato, el verdadero inhibidor
de la ECA. Las concentraciones máximas de enalaprilaro se alcanzan unas 4
horas después de una dosis oral de enalapril.
La excreción del enalapril es sobre todo renal. Aproximadamente el 94% de la
dosis administrada es recupera dela orina o las heces como enalaprilato o
enalapril. En la orina se detectan enalaprilato y enalapril, sin que se hayan
observado otros metabolitos diferentes
Después de una inyección IV de una dosis única, el perfil farmacocinético del
enalaprilato es poliexponencial con una prolongada fase de eliminación terminal
que se corresponde con la parte del fármaco que se une a la ECA. La cantidad de
fármaco unida no aumenta con la dosis, lo que indica que el punto de fijación es
saturable.
La semi-vida de eliminación efectiva, determinada a partir de datos cinéticos
después de dosis orales múltiples es de unas 11 horas. La eliminación del
enalaprilaro es sobre todo renal, recuperándose más del 90% de la dosis
administrada.

c) Indicaciones y Contraindicaciones.
Indicaciones y posología
Indicaciones terapéuticas
 Tratamiento de la hipertensión.
 Tratamiento de la insuficiencia cardíaca sintomática.
 Prevención de la insuficiencia cardíaca sintomática en pacientes con disfunción
ventricular izquierda asintomática (fracción de eyección <35%).

El enalapril está indicado en el tratamiento de todos los grados de hipertensión
esencial y en la hipertensión renovascular. Puede emplearse como tratamiento
inicial solo o concomitantemente con otros agentes antihipertensivos,
especialmente diuréticos. El enalapril está indicado también en el tratamiento de la
insuficiencia cardíaca congestiva.
El enalapril se debe administrar únicamente por vía oral. Dado que su absorción
no se ve afectada por la comida, el enalapril puede administrarse antes, durante y
después de las comidas. La dosis usual diaria varía desde 10 a 40 mg en todas
las indicaciones. Se puede administrar el enalapril 1 ó 2 veces al día.
En presencia de insuficiencia renal, en pacientes con insuficiencia cardíaca
congestiva, o en aquellos que estén recibiendo tratamiento diurético puede ser
necesario emplear una dosis inicial más baja de enalapril.
Contraindicaciones:
 Hipersensibilidad a enalapril, a cualquiera de los excipientes o a cualquier otro
inhibidor de la ECA
 Antecedentes de angioedema asociado con tratamiento previo con inhibidor de
la ECA
 Angioedema hereditario o idiopático
 Segundo y tercer trimestres del embarazo (véase 4.6 Embarazo y lactancia).
El enalapril está contraindicado en pacientes con hipersensibilidad a este fármaco.

d) Efectos adversos e Interacciones farmacológicas de relevancia clínica.
Las reacciones adversas
Trastornos sanguíneos y del sistema linfático:
Poco frecuentes: anemia (incluyendo anemia aplásica y hemolítica)
Raras: neutropenia, descenso de la hemoglobina, descenso del hematocrito,
trombocitopenia, agranulocitosis, depresión de la médula ósea, pancitopenia,
linfadenopatía, enfermedades autoinmunes.
Trastornos del metabolismo y de la nutrición:
Poco frecuentes: hipoglucemia (véase 4.4 Advertencias y precauciones especiales
de empleo, Pacientes diabéticos).

Trastornos del sistema nervioso y psiquiátrico:
Frecuentes: cefalea, depresión Poco frecuentes: confusión, somnolencia,
insomnio, nerviosismo, parestesia, vértigo
Raras: alteraciones del sueño, problemas de sueño.
Trastornos oculares:
Muy frecuentes: visión borrosa.
Trastornos cardíacos y vasculares:
Muy frecuentes: mareos
Frecuentes: hipotensión (incluyendo hipotensión ortostática), síncope, infarto de
miocardio o accidente cerebrovascular, posiblemente secundario a una excesiva
hipotensión en pacientes de alto riesgo (véase 4.4 Advertencias y precauciones
especiales de empleo), dolor torácico, trastornos del ritmo cardíaco, angina de
pecho, taquicardia
Poco frecuentes: hipotensión ortostática, palpitaciones
Raras: fenómeno de Raynaud.
Trastornos respiratorios, torácicos y mediastínicos:
Muy frecuentes: tos
Frecuentes: disnea
Poco frecuentes: rinorrea, picor de garganta y ronquera, broncoespasmo/asma
Raras: infiltrados pulmonares, rinitis, alveolitis alérgica/neumonía eosinofílica.
Trastornos gastrointestinales:
Muy frecuentes: nauseas
Frecuentes: diarrea, dolor abdominal, alteración del gusto
Poco frecuentes: íleo, pancreatitis, vómitos, dispepsia, estreñimiento, anorexia,
irritación gástrica, boca seca, úlcera péptica
Raras: estomatitis/aftas, glositis.
Interraciones :
Puede ocurrir un efecto aditivo cuando se emplee enalapril conjuntamente con
otros fármacos antihipertensivos.
Antiinflamatorios no esteroideos (indometacina y otros AINES): En algunos
pacientes con insuficiencia renal tratados con AINES, la administración
concomitante de inhibidores de la ECA (por ejemplo lisinopril o enalapril) puede
aumentar el deterioro de la función renal. Estos efectos suelen ser reversibles. Por
lo tanto, la presión arterial debe ser vigilada si se administran anti-inflamatorios a
pacientes tratados con enalapril. La aspirina puede reducir la eficacia
vasodilatadora de los inhibidores de la ECA al inhibir la síntesis de
prostaglandinas. Esta interacción está bien documentada en pacientes con
insuficiencia cardíaca. Sin embargo, la aspirina es beneficiosa en combinación con
un inhibidor de la ECA en casos de enfermedad coronaria isquémica y disfunción
del ventriculo izquierdo. Por este motivo, los pacientes que reciban salicilatos y un
inhibidor de la ECA deberán ser vigilados para comprobar una adecuada
respuesta antihipertensiva.

4. Realice un cuadro sinóptico con los fármacos que actúan sobre el
sistema hemático.



















BIBLIOGRAFIA

 http://clubdelhipertenso.es/index.php/riesgo-cardiovascular
 http://www.dmedicina.com/enfermedades/enfermedades-vasculares-y-del-
corazon/factores-de-riesgo-cardiovascular
 http://www.iqb.es/cbasicas/farma/farma04/e006.htm
 http://www.onmeda.es/enfermedades/hipertension_arterial-tratamiento-tratamiento-
farmacologico-1685-12.html