PROGRAMAS ABA EN RETRASO DE DESARROLLO

P
á
g
i
n
a

1

Motivación y refuerzo. El enfoque americano para la intervención en autismo.
Prohibida su reproducción total o parcial.

Autor: Robert Schramm, MA, BCBA.

Resumen y adaptación al español por la Lic. Maria Cecilia Chavarini y el Lic. Claudio M. Trivisonno.
Grupo “Alter”. Argentina.


Motivación y refuerzo. El enfoque americano para la
intervención en autismo.

La vida es un viaje. Es una búsqueda constante de un mejor vivir. Buscamos una mejor manera de enseñar a
nuestros niños, de hacer y conservar amigos, de ganar dinero, de organizar nuestros archivos y de mantener el
control sobre nuestras agitadas vidas. A medida que tenemos éxito, nos vamos volviendo cada vez más eficaces
en repetir el comportamiento que nos conduce a estos resultados deseados. Inversamente, nos volvemos cada vez
más exitosos en evitar el comportamiento que ha sido un fracaso para la consecución de nuestras metas. Éste es
el concepto básico del Conductismo.

El autismo ha sido antaño un trastorno bañado de misterio. En la actualidad, cuanto más se estudia el autismo en
nuestra sociedad, más eficaces somos en identificar a aquellos que son afectados por los criterios que
consideramos “autistas”. Sin embargo, y aunque cada año se diagnostica a más gente con autismo, el criterio del
autismo no ha cambiado. Lo que sí ha cambiado, probablemente, es nuestra interpretación de los criterios y/o
del número de personas que cae dentro de dichos criterios. Un niño es diagnosticado con autismo cuando exhibe
por lo menos seis tipos específicos de comportamiento en tres categorías de déficit.

Estas tres categorías son: interacción, comunicación y comportamiento/intereses sociales. El déficit incluye una
carencia de contacto visual apropiado, fallas para desarrollar relaciones apropiadas con pares, una carencia de
intentos espontáneos de compartir intereses y un déficit en el juego de ficción. Los síntomas también pueden
incluir retraso o ausencia total del lenguaje oral, uso de estereotipias o uso repetitivo del lenguaje, preocupación
por uno o más patrones anormales de interés, y movimientos motores estereotipados y repetitivos. Por favor,
tenga en cuenta que esto es sólo una lista parcial. Usted puede encontrar una lista completa de los
comportamientos asociados al autismo en el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM-
TR, publicado por la Asociación Psiquiátrica Americana. Si su niño demuestra un mínimo de este déficit del
comportamiento en categorías específicas, probablemente sea diagnosticado con autismo. Además, estos retrasos
deben presentarse antes de los 3 años y no deben ser atribuibles a otro problema, como por ejemplo el síndrome
de Rett.

Cuando un padre recibe un diagnóstico de autismo para su hijo, comienza un nuevo viaje. Este viaje es una
búsqueda de la mejor manera de ayudar a su hijo a aprender las habilidades necesarias para vivir una vida feliz
y satisfactoria. El problema con este viaje, para aquellos que viven en las partes más alejadas del mundo sin
conexión con otros padres en circunstancias similares, es que el camino se hace estéril y solitario, con pocas
señales para encontrar el camino correcto. Asimismo, el camino para aquellos conectados con una gran
comunidad de autismo se entorpece con señales que indican múltiples direcciones. Bajo estas dos circunstancias
es imposible que los padres dirijan el crecimiento y el desarrollo de sus niños sin experimentar confusión, miedo y
culpabilidad.

Los niños con autismo pueden y aprenden de su ambiente y lo hacen a través de la ciencia del Análisis
Conductual Aplicado (en adelante, ABA en inglés, ACA en español) y de la “Verbal Behavior” (en adelante VB o
PROGRAMAS ABA EN RETRASO DE DESARROLLO




P
á
g
i
n
a

2

Conducta Verbal), disciplinas con las cuales po-demos aprender a cambiar el ambiente de manera de enseñar a
nuestros hijos a ser más acertados en la vida. Por muchos años, la ciencia del ABA fue conocida en el mundo del
autismo como modificación de conducta o como el “Método Lovaas”. Sin embargo, es más apropiado decir que
el Dr. Lovaas y otros como él fueron los arquitectos de las primeras “puestas en práctica” del ABA y la
Modificación de Conducta dentro del tratamiento de niños con autismo. Los principios en los que el Dr. Lovaas
basó su programa fueron desarrollados por B.F. Skinner y pueden ser encontrados en su libro “La conducta de
los organismos”. Aunque el Dr. Lovaas hizo mucho para ayudar a ver el ABA como un enfoque terapéutico de
ayuda para enseñar a niños con autismo, la comprensión de cómo implementar los principios del
comportamiento en aquel momento, sería considerada cruda e inadecuada por los estándares de hoy.

Sin embargo, el tiempo y la investigación han conducido a grandes mejoras en los métodos y procedimientos de
ABA. Aunque todavía hay un marcado estigma relacionado con ABA, debido a los procedimientos usados por
muchos profesionales en los años 70 e incluso en los 80, la ciencia del ABA ha progresado constantemente a
través de los años. Esto en virtud que las viejas técnicas y estrategias fueron probadas y mejoradas, y nuestra
capacidad de entender cómo el autismo afecta a los niños y cuál es la mejor manera de intervenir en él, ha
aumentado considerablemente. Mientras que la ciencia del ABA se desarrolló, también lo hizo su eficacia. El ABA
que se utiliza hoy en día apenas se asemeja al ABA usado en los años 70. Generalmente, el uso de técnicas
aversivas se ha sustituido por procedimientos de refuerzo positivo y la “Enseñanza Programada” ha sido
reemplazada por la individualización y la espontaneidad. Sin embargo, y a pesar de los cambios realizados en
la técnica, los principios de Skinner permanecen intactos, como los fundamentos de todo lo que sea Análisis
Conductual Aplicado.

ABA es un método de enseñanza basado en la evidencia que se ha demostrado científicamente efectivo. Esta
evidencia se ha publicado, se ha revisado y en la mayoría de los casos se ha reproducido en forma
independiente. Por estas razones el ABA se ha convertido en el camino usual a seguir para las familias de niños
con autismo en todo el mundo. Además, el ABA es actualmente la única terapia para autismo recomendada por
sus ventajas a largo plazo por el “United States Surgeon General” como tratamiento para el autismo. El capítulo
3 del informe del “United States Surgeon General”, sobre Salud Mental en 1999, establece que: “treinta años de
investigación han demostrado la eficacia de los métodos del Análisis Conductual Aplicado en la reducción de
comportamientos inadecuados, en el aumento de la comunicación, de los aprendizajes y de comportamientos
sociales apropiados”.

Los primeros padres que fueron expuestos a los métodos del ABA tuvieron que tomar una decisión
extremadamente difícil. Aunque la evidencia demostraba la eficacia del ABA como enfoque terapéutico y las
habilidades de los niños que recibían el tratamiento aumentaban cada año, los padres tuvieron que lidiar con el
uso de procedimientos que a menudo eran difíciles de aceptar. Se les dijo que había una manera de ayudar a
sus hijos a aprender con mayor eficacia, pero los métodos utilizados para esto eran a menudo desagradables.
Así fue que por muchos años el ABA era una gran ventaja para algunas familias, mientras que muchos otros
decidían que los resultados no valían el proceso.

En la última década se ha experimentado un cambio que nos permite decir que ABA actualmente es la opción
correcta para casi todas las familias de niños con autismo y trastornos generalizados de desarrollo. Este cambio
fue impulsado por el desarrollo del denominado “Enfoque Verbal Behavior”, de ABA. Conectando al niño con el
refuerzo proveniente del entorno natural se lo motiva a establecer relaciones beneficiosas y opciones de
aprendizaje que van más allá de la situación del entorno de enseñanza (al ambiente natural). En otras palabras,
el enfoque VB ha llevado a ABA mucho allá de la memorización, repetición y aprendizaje “sobre la mesa”, lo ha
convertido en un sistema de enseñanza natural, en un programa holístico “motivador” de aprendizajes.

VB responde a la filosofía ABA, y se constituye como una serie de técnicas de enseñanza basadas en la
evidencia. VB utiliza los principios de ABA para la enseñanza de habilidades de lenguaje. Aquellos que han
desarrollado este enfoque, el Dr. Jack Michael, el Dr. James Partington y el Dr. Mark Sundberg, entre otros,
PROGRAMAS ABA EN RETRASO DE DESARROLLO




P
á
g
i
n
a

3

fundaron una serie de nuevas técnicas que constituyen la aplicación de la obra del Dr. Skinner, “La Conducta
Verbal”, a las necesidades de niños con retraso del lenguaje. Así, gracias a este nuevo enfoque, el potencial
verdadero de ABA comenzó a ser observado. En el período relativamente corto que va desde los últimos años de
la década del 90 hasta el año 2000, el enfoque “Verbal Behavior” se ha convertido en la primera opción
terapéutica para el autismo en los Estados Unidos.

La meta de cualquier programa ABA/VB es identificar la motivación natural del niño, capturarla y utilizarla para
ayudar al niño a aprender. El refuerzo es el principio más importante que ha conducido al éxito de ABA a través
de los años. Este principio indica que cualquier cosa que sucede después de un comportamiento y aumenta la
probabilidad de que ese comportamiento se repita en el futuro, es un reforzador para ese comportamiento.

VB ofrece una comprensión detallada de la motivación. La motivación es la “razón” oculta detrás del
aprendizaje. El refuerzo es la “razón” que impulsa la motivación interna y permite una progresiva disminución de
la motivación externa. Utilizando la motivación y el refuerzo conjuntamente, podemos crear un deseo cada vez
mayor hacia el aprendizaje. Esta última declaración es extremadamente importante, pues claramente establece
por qué ABA y VB ayudan a un niño motivándolo en el aprendizaje. Si se provee a un niño de motivación
constante para adquirir una nueva habilidad, un nuevo aprendizaje, y si el resultado de dicho aprendizaje es
consistente con una experiencia positiva por parte del niño, tendrá un deseo cada vez mayor de aprender y
practicar sus nuevas habilidades. Si usted puede comenzar a aplicar estos dos principios, de refuerzo (ABA) y de
motivación (VB) a cada habilidad que quiere que su hijo aprenda, su hijo comenzará a desear aprender lo que
usted quiera enseñarle.

Gracias a ABA y a los adelantos que produjo el enfoque VB dentro de ABA, cada vez más y más niños están
teniendo importantes progresos y se están recuperando de los efectos del autismo. Una de las razones principales
de este éxito es la inclusión de los padres como los principales profesores de sus hijos. Por muchos años los
padres fueron dejados de lado, al tiempo que veían a sus hijos retrasarse y volverse más y más controladores. El
conductismo moderno entiende que los padres y los profesores pueden aplicar los principios del ABA y los
procedimientos del enfoque VB por sí mismos. Una vez que conozcan estos métodos, pueden comenzar a
aprovechar las oportunidades que se presentan durante cada interacción que tienen con su hijo.

Uno de los mejores ejemplos de esto procede de una familia que tenía dos niños con autismo. El nombre de la
mamá es Juliet Burk y el uso de la palabra “tenía” es correcto, porque en julio de 2004 consideraron recuperado
del autismo a su segundo hijo, Ethan. Juliet y su equipo domiciliario de terapeutas, en aproximadamente cuatro
años pudieron “librar” a su hijo más pequeño de la etiqueta de “autismo”.

“Tengo dos niños dentro del espectro. Uno está totalmente recuperado, y no creería usted si le dijera que alguna
vez fue autista. No hay signos. Tengo otro hijo que está mucho mejor, todavía continúa ‘luchando’, pero ahora
tiene una vida, y tiene alegría en esa vida… Nunca nadie me prometió la ‘recuperación’, siempre me señalaron
muy cautelosamente, que las ‘particularidades’ persistirían. Pero los terapeutas dedicados, verdaderos ángeles
para nosotros, me alimentaron siempre con la esperanza basada en el progreso” (Juliet Burk).

Si los terapeutas de su hijo no están utilizando ABA para educarlo, están trabajando sin el apoyo de la sólida
evidencia que respalda su uso. Por otro lado, si están utilizando ABA con su hijo sin incorporar el enfoque
“Verbal Behavior”, pueden estar ignorando las últimas investigaciones y ofreciendo un servicio por debajo del
nivel optimo de intervención.

El autismo es un trastorno que afecta a la población en un porcentaje cada vez mayor. Afecta la capacidad de un
niño de interactuar apropiadamente tanto en aspectos sociales como relativos al aprendizaje. Si se los deja sin
educación, muchos niños continuarán siendo afectados por el autismo, incluso hasta el punto que se tornen
incapaces de manejar interacciones humanas simples. Si se los deja sin tratamiento, los padres y profesores
motivarán y reforzarán (a menudo sin percatarse) comportamientos cada vez más problemáticos. Sin embargo, si
PROGRAMAS ABA EN RETRASO DE DESARROLLO




P
á
g
i
n
a

4

usted puede comprender mejor a su niño y es capaz de estudiar y aplicar los principios y las técnicas de
ABA/VB, puede ayudar a su hijo a reducir o bien sustituir el comportamiento problemático. De esta forma estará
ayudando a su hijo a ser cada vez más exitoso en su vida.