Introducción

:
En este trabajo hablaremos sobre la espiritualidad un valor que rige a ser humano
con una mejor persona en cuanto a sus actitudes y forma de comportarse, la
espiritualidad muchas veces solo se ve desde un punto religioso, dicho
pensamiento es incorrecto ya que mas allá de eso la espiritualidad también es en
nosotros mismo como personas, siendo correctos en acciones y teniendo mejor
armonía con las personas que nos rodean, los valores espirituales se han estado
dejando de practicar en nuestra época, valores que han sido inculcados de
generación en generación por nuestros antepasado, se podría decir que las
personas ansiones son las que mejor tienen fomentados estos valores y son
quienes los transmiten a nosotros.
La espiritualidad:
Estos valores perfeccionan al hombre en un nivel superior, en un plano que está
más allá de los moldes naturales de lo humano. Aquí se deja la puerta abierta a lo
sobrenatural, a todo lo que provenga de ios.
El estudio de estos valores corresponde a la !eología "ciencia que estudia lo
relacionado con ios
.
Algunos ejemplos de valores espirituales serían la gracia, la santidad, la caridad,
la fe y la esperan#a.
La gracia:
$a palabra %gracia% tiene muchos significados. &uede significar %encanto%, cuando
decimos, %ella se movía con mucha gracia%, puede significar benevolencia cuando
decimos' %es una gracia que espero alcan#ar de usted%.
En la ciencia teológica por gracia se entiende un favor o iniciativa gratuita que ios
hace al hombre para invitarlo a participar en su intimidad.
$a libre iniciativa de ios requiere de la respuesta libre del hombre, para recibir y
acoger la gracia. (equiere pues, de la voluntad humana para recibirla.
El poder hablar, ver las cualidades que poseemos, como saber cantar o dibujar,
son dones que hemos recibido gratuitamente. Estos son dones naturales, pues
tienen que ver con nuestra naturale#a humana.
esde el punto de vista de la teología las gracias son aquellos dones que recibe
gratuitamente el hombre, pero que son dones que van más allá de la naturale#a
humana.
$a gracia, de acuerdo a la teología cristiana, es una ayuda sobrenatural por medio
de la cual ios ilumina el espíritu y capacita a la voluntad para ejecutar los actos
de acuerdo a la voluntad divina.
La santidad'
$a santidad desde el punto de vista de la teología católica, se refiere al estado del
alma en la cual ésta se encuentra en amistad y en profunda intimidad y
comunicación con ios. A la persona que alcan#a este estado del alma se le llama
santo.
)eg*n la teología católica, santo es aquella persona que ha sido canoni#ada "o
elevada a nivel de santo+ por haber dado muestras de la vivencia de las virtudes
cristianas, a saber, la fe, la esperan#a, la caridad, la justicia, la prudencia y la
fortale#a, de una manera heroica y que además ha reali#ado milagros.
$a devoción a los santos es una parte complementaria dentro de la fe católica, es
decir, el católico puede o no ser devoto a los santos y sin embargo sigue siendo
tan católico como otro que sí tenga devoción hacia los santos.
El proceso de canoni#ación es largo y es llevado con sumo cuidado, la primera
etapa dentro de este proceso se llama ,eatificación. ,eato es aquella persona que
tras ser investigada por el obispo de la #ona donde vivía, por testimonio de
testigos a favor y en contra y por pruebas comprobadas, es aceptada en (oma,
tras una segunda investigación profunda como una persona digna de ser imitada
por su vivencia de las virtudes cristianas. &osteriormente tras otra investigación y
tras la comprobación de los milagros que reali#ó el ,eato, se le eleva al nivel de
santo.
La caridad:
-uchas veces este término se confunde con el de lástima, por ejemplo cuando
decimos, %atiéndelo, por caridad%. Escuchamos también sobre personas con una
posición privilegiada, ya sea económica, de poder, de reconocimiento, que ayuda
a gente desprotegida o con necesidades concretas y decimos de ellas %es un gran
altruista%.
.oy en día se escucha también sobre diversas obras de caridad que se llevan a
cabo para beneficiar en alguna necesidad concreta a un grupo de personas
desprotegidas o en desgracia, generalmente quienes participan en este tipo de
obras son personas que trabajan de modo voluntario, es decir, sin recibir
remuneración alguna.
E/iste una diferencia de fondo entre una persona altruista y una persona caritativa.
Aunque ambas dan alg*n tipo de ayuda a otros, la persona altruista se mueve en
un plano humano, ayudan a personas en desgracia o menos aventajadas debido a
que poseen de alguna manera una posición privilegiada frente a otros, sin
embargo, en muchas ocasiones, estos actos altruistas van acompa0ados de una
b*squeda de fama, renombre y prestigio, además de la ayuda al prójimo.
&or otro lado, cuando hablamos de caridad, nos referimos a la misma acción de
ayuda al prójimo, pero motivado *nicamente por ayudar, por darse a los demás y
no por un renombre o prestigio. 1nclusive con este tipo de acciones se busca
ayudar desde el anonimato, el interés es e/clusivamente ayudar a otros por amor.
$a caridad es un valor intrínseco de la persona con un alto valor moral, busca
amar al prójimo, no sólo a la familia, a gente conocida o a parientes, sino a todo
ser humano, incluso a aquél que nos ha da0ado en alg*n momento, que nos ha
hecho alguna injusticia o ha manchado nuestro nombre. Amar a los enemigos es
un rasgo *nico de la persona que posee la caridad.
La fe:
En la terminología religiosa la fe es el asentimiento firme de la voluntad de una
verdad basada sola y *nicamente en la revelación divina.
$a fe es un valor que el hombre por sí mismo no puede alcan#ar, es un don de
ios, por esto decimos que los valores morales se mueven en un ámbito que va
más allá de lo meramente humano, trasciende el orden natural y se eleva al orden
de lo sobrenatural.
&or medio del don de la fe la persona puede adentrarse en un conocimiento y en
una e/periencia "relación personal+ con ios. El hombre por sí mismo, cuando
mucho podría afirmar que ios e/iste y dar algunas características sobre 2l, pero
al recibir la fe, ésta transforma su e/istencia dando otro sentido a su vida, se ve la
vida misma, los momentos cotidianos de la vida de otra manera, se le da un
sentido trascendental a la e/istencia misma. Es decir ya no se busca satisfacer la
voluntad de uno mismo sino la voluntad de ios.
$a fe va más allá del mero sentimiento o emoción de la presencia de ios, no se
acepta de modo irracional, sino que se busca su significado interno y coherente,
es por esto que la fe requiere de la inteligencia y de la voluntad de la persona.
https'33444.lds.org3general5conference367783793developing5our5talent5for5
spirituality:lang;spa
Espiritualidad en los jóvenes:
Es importante presentar en un programa de educación afectivo5se/ual a los
chicos, adolescentes y jóvenes la dimensión espiritual. )i no tienen un
conocimiento claro de esta cuestión se les niega un componente vital y
fundamental para que sean eficaces en el modo de enfocar su vida y que
adquieran un estado de bienestar y se encuentren felices.
)i los adolescentes no tienen una visión de lo sobrenatural o no estudian la
asignatura de (eligión es importante situarlos ante la dimensión espiritual. $a
verdadera espiritualidad tiene que ver con la formación de su propia conciencia y
con su comportamiento. )ignifica que los chicos tengan un buen reconocimiento
de su identidad espiritual eterna y que tomen los valores que son necesarios para
su propia vida, el valor inherente a su persona y a todos los seres humanos y que
esto se refleje en su forma diaria de vivir. $a vida espiritual les hará ser sencillos,
pero al mismo tiempo obtener el crecimiento y é/ito al aplicar un sentido elevado
de sí mismos, y esto se reflejará en la forma como están llevando sus vidas.
El verdadero propósito de la espiritualidad es que sean más efectivos y ayudarles
a mejorar sus actos, por eso espiritualidad y acción trabajan juntas. $a
espiritualidad da sentido a todas las acciones que reali#an, pero sus propias
acciones dan un propósito a la espiritualidad. El papel tan vital que la espiritualidad
ejerce en la vida de los chicos requiere un esfuer#o para comen#ar el proceso, y el
primer paso que deben dar es su propia b*squeda. Es natural en los ni0os y
adolescentes la b*squeda para comprender lo que es la verdad, quienes son, cual
es el sentido de sus vidas, lo inmortal, lo eterno. &ero a partir de la b*squeda es
necesario que empiecen a personali#ar todo lo suyo, los pensamientos, orientar
deseos y sentimientos, palabras adecuadas a este modo de ver la vida e/presado
en un lenguaje coherente, acciones significativas en sus vidas, un compromiso
con la vida y con la verdad, las relaciones adecuadas, las amistades.
Aquí empie#a el esfuer#o. $a vida les llega del e/terior por muchos estímulos,
unos son adecuados y ayudan al crecimiento, pero otros pueden ser da0inos para
el desarrollo personal y no pueden ser incorporados como valores. Así, al pensar
positivamente, los chicos y adolescentes pueden en el curso de su b*squeda
espiritual llegar a comprender el gran poder del pensamiento e incorporar a sus
vidas la clase de pensamientos que son buenos para ellos y cuáles pueden ser
da0inos para su vida y para su salud. <n pensamiento positivo lleva paciencia,
amor, bondad o cualquier virtud inherente a él, que hace que sea un pensamiento
positivo. )in embargo, es solo cuando esa virtud se e/presa en su actitud, en un
discurso coherente o en un comportamiento adecuado que la espiritualidad
comien#a a manifestarse en la acción de sus propias vidas.
1ncorporar la espiritualidad en la acción significa utili#ar su comprensión espiritual
y su racionalidad en la vida diaria. Esto implica la actitud adecuada y requiere un
peque0o plus de esfuer#o. .ay muchas personas, jóvenes o no, quienes creen
que no es necesario llevar vidas de esfuer#o, que la vida es para vivirse. Esas
personas desean mantener las cosas fáciles y usar todo a su alrededor para
mantenerse felices. )in embargo, la verdadera felicidad está en constante, el
crecimiento en valores y virtudes. $os recursos fáciles satisfacen realmente la
necesidad momentánea, pero no dan el sentido de la felicidad y lo que la realidad
social les presenta no les puede llenar. Aquellos recursos que pueden
verdaderamente satisfacer sus necesidades están en general en un estado que
algunos les puede parecer decadentes, pero los valores personales y sociales
deben recuperarse para un verdadero crecimiento y es lo que necesitan tanto
interna como e/ternamente para ser felices.
Aunque la vida es para ser vivida, a la ve# es necesario que sean inteligentes y
creativos, estar creando y trayendo realidades nuevas a la vida. Esto es algo que
lo chicos y adolescentes necesitan comprender' que además de ser vivida, la vida
es también algo para hacer, para crear, disfrutar la vida y estar a cargo de ella
también= aprender a moldearla y dirigirla les permite a los chicos y adolescentes
sacarle mas partido, tener más alegría, al disponer de más recursos propios. &ara
ello, necesitan una clara comprensión de sus recursos internos, de cómo las
energías del pensamiento y los sentimientos se forman y cuál es la fuente de esas
energías. Aquí es donde la educación se/ual 5afectiva5espiritual puede ser de
mucha ayuda, lo que le va a permitir entender las necesidades esenciales de su
ser interno y satisfacerlas adecuadamente.
http'33444.forumlibertas.com3frontend3forumlibertas3noticia.php:id>noticia;66?6@
Espiritualidad el adulto mayor:
Auiero comen#ar este espacio con una má/ima oriental que recibí hace poco' Bno
se necesitan credos ni templos para conectarse a lo divino. En cada partícula del
universo se manifiesta lo sagradoC
$a espiritualidad es un factor muy importante de nuestra vida. A veces solemos
confundirlo con religiosidad, lo cual es incorrecto. $a espiritualidad es la capacidad
que tenemos los seres humanos de comunicarnos con la parte más primitiva de
nuestro ser, nuestra Bparte sabiaC, aquella que nos conoce desde siempre, nuestro
yo interno.
$a base de la espiritualidad o de conectarnos con ese sentir interno tiene una
profunda intención de terminar con el dolor, con el sufrimiento humano. $a
espiritualidad tiene una raí# profunda en las creencias de cada ser humano, esas
creencias que van más allá de lo tangible, de un ser superior o de algo que está
más allá de nosotros. <n despertar a la conciencia divina.
En el adulto mayor, esta espiritualidad se conecta con todas las e/periencias
místicas, religiosas y ense0an#as de vida de personas que marcaron de una u otra
forma su trascendencia hasta su aquí y su ahora.
Deneralmente incide la religión que cada adulto mayor ha profesado, no obstante,
la forma en que la espiritualidad se manifiesta, va más allá de ritos, rituales,
cultos.
Es más bien un verdadero contacto con esa parte primitiva de la que hablamos.
$a cosmovisión occidental hace que los adultos mayores acompa0en
generalmente su espiritualidad de re#os, rituales, tradiciones que a simple vista ó
parecen aburridas o sin sentido. &ero no debemos olvidar que la formación
occidental echó mano de escritos populares para ser repetidos, porque cuando
otras religiones llegaron a nuestro país, la manera de conversión de nuestros
antepasados, fue mediante ejercicios repetitivos y coloquios que los responsables
de evangeli#ar escribían y representaban. e ahí surgieron tradiciones como las
posadas, los novenarios, etc.
$os tanatólogos, psicólogos, terapeutas, geriatras, coincidimos en que en esta
etapa de la vida, un adulto mayor podrá e/presar de las dos formas su
espiritualidad, ya sea con rituales o de manera interna mediante refle/iones sobre
lo que ha sido su vida. $os que acompa0amos al adulto mayor debemos estar
conscientes que la edad va acompa0ada de madure#, de e/periencias y la
introspección que cada adulto mayor haga representa no solo una forma de
concebir su mundo interno, sino de encontrar signos de seguridad y confian#a en
su mundo e/terno, ese del cual a veces pareciera no formar parte, porque se
contraponen pensamientos de soledad, enfermedad y hasta de confrontación con
situaciones como la carencia económica, la disfunción de algunos órganos o
inclusive de la muerte.
En este sentido, permitir que el adulto mayor e/prese sus necesidades
espirituales, es el mejor acompa0amiento que podemos ofrecerle. Eompartir
e/periencias, escuchar consejos, comunicarse amorosamente, ser solidarios en
esta etapa, hará que nuestros adultos mayores puedan encontrar un camino hacia
esa espiritualidad.
(ecordemos que la b*squeda a la respuesta del por qué de nuestra e/istencia, en
gran medida depende de cómo nos concebimos ante el mundo, ante nosotros
mismos. Esto, finalmente es lo que la espiritualidad hace' hacer ver que lo que se
ofrece al mundo en cualquier etapa de la vida es lo que nos conecta a esta vida. F
es esto lo que hace que el adulto mayor se sienta pertenecido a algo, a alguien' $a
infinita cone/ión sagrada es la de ser uno con el universo.
http'33444.animodemujer.com3component3content3article3G@95columnas38HIG5espiritualidad5en5el5adulto5
mayor5por5martha5galve#.html
Recomendaciones:
- Ereemos que se debería inculcar mas a los jóvenes la espiritualidad,
aclarándoles y ense0ándoles que la espiritualidad no se refiere solamente a
una iglesia o asistir a ella como muchos lo entienden, más que eso es una
forma de vivir, con nuestras actitudes, nuestros pensamientos.
- (ecomendamos en general a las personas este valor ya que atreves de el
podemos llegar a tener una convivencia mas armoniosa con las demás
personas en cuanto a nuestras actitudes y acciones.
- 1nculcar a los valores a los jóvenes de una manera más emotiva para que
ellos no lo vean como algo aburrido si no como algo que tendrá beneficio en
sus vidas y así ellos también trasmitirlo a sus generaciones futuras.
Conclusiones:
- Este trabajo nos sirvió como grupo para darnos cuenta de la importancia
que tienen los valores espirituales en nuestras vidas, ya que muchos
tenemos una e/pectativa diferente de lo que es la espiritualidad cuando
tiene que ser parte de nuestra vida.
- $ogramos entender que la espiritualidad no solamente se refiere a religión
sino un estilo de vida, la forma en que actuamos y las actitudes que
tómanos cada día durante las situaciones que se nos presentan.
- $a espiritualidad encierra un conjunto de valores los cuales no solamente
nos ayudan a convivir mejor con muestro prójimo y las personas que nos
rodean sino también a estar y sentirnos bien como personas con nosotros
mismos