ACCION DE GRUPO - Impedimento por interés directo o indirecto en el

proceso

Dado lo anterior, encuentra el Despacho acreditado el impedimento invocado toda
vez que el convenio interadministrativo No. 442 al que se hace referencia, es uno
de los actos cuya nulidad se demanda en la presente Acción Popular. Siendo ello
así y habiéndose constatado la intervención de la señora Correa Hurtado, en la
elaboración de la resolución No. 5154 (visible a Fl. 356 y s.s del expediente) que
dio lugar a la terminación unilateral de dicho convenio, se muestra evidente la
posible afectación del ánimo sereno e imparcial que debe revestir al juez para
garantía de la justicia. Así las cosas y en vista de que el impedimento invocado se
fundamenta en hechos que configuran la causal de ley, se aceptará.

FUENTE FORMAL: CODIGO DE PROCEDIMIENTO CIVIL - ARTICULO 150
NUMERAL 1


CONSEJO DE ESTADO

SALA DE LO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO

SECCION TERCERA

SUBSECCION A

Consejero ponente: HERNAN ANDRADE RINCON

Bogotá, D.C., veintiocho (28) de junio de dos mil once (2011).

Radicación número: 66001-33-31-003-2008-00457-01(AP)

Actor: PROCURADOR JUDICIAL II

Demandado: MUNICIPIO DE PEREIRA Y OTROS



Procede el Despacho a resolver el impedimento formulado por los
Magistrados del Tribunal Administrativo de Risaralda, para conocer del presente
proceso, de conformidad con lo establecido en el numeral 4° del artículo 160A del
Código Contencioso Administrativo
1

.
I. ANTECEDENTES:

“Artículo 160A: numeral 4. Si el impedimento comprende a todo el Tribunal Administrativo, el
expediente se enviará a la Sección del Consejo de Estado que conoce del tema relacionado con la
materia objeto de controversia, para que decida de plano. Si se declara fundado, devolverá el
expediente al Tribunal de origen para el sorteo de conjueces, quienes deberán conocer del asunto.
En caso contrario, devolverá el expediente al referido Tribunal para que continúe su trámite”.

Mediante escrito presentado ante la Oficina J udicial de los J uzgados
Administrativos de Pereira, el 21 de noviembre de 2008, el Procurador J udicial II
En Asuntos Administrativos No. 37, en ejercicio de la Acción Popular presentó
demanda contra el Municipio de Pereira, Multiservicios S.A y el Consorcio CISE,
con el fin de que se declarara la violación al derecho o interés colectivo de la
moralidad administrativa y el patrimonio público, y como consecuencia de la
anterior declaración la nulidad de los siguientes contratos:


• CONVENIO INTERADMINISTRATIVO No. 442, suscrito entre el Municipio
de Pereira y Multiservicios S.A., el 27 de enero de 2006, para el desarrollo
del proyecto “MODERNIZACION TECNOLOGICA, CALIDAD Y GESTION
EN EL MANEJ O DE LAS RENTAS MUNICIPALES”.

• CONTRATO DE OPERACION No. PSP 46 suscrito entre Multiservicios S.A.
y el CONSORCIO IMPUESTOS Y SERVICIOS EFICIENTES - CISE-,
sociedad consorcial conformada por las empresas CNID S.A., y
SERVINFORMACION S.A., para realizar suministro tecnológico y la
asistencia técnica a Multiservicios S.A., para lograr la modernización
tecnológica que permita el incremento de recaudo de los impuestos
municipales de Pereira.

Surtido el trámite de primera instancia, el J uzgado Tercero Administrativo del
Circuito de Pereira, profirió sentencia el 31 de mayo de 2010, mediante la cual
resolvió no acceder a las súplicas de la demanda. Contra esta decisión la parte
demandante y el señor J avier Elías Arias Idárraga, en su calidad de ciudadano
coadyuvante, interpusieron recurso de apelación.

El proceso fue remitido al Tribunal Administrativo de Risaralda donde se le dió el
trámite de ley, y encontrándose el proceso a despacho para proferir sentencia de
segunda instancia, mediante auto de 13 de septiembre de 2010, los Magistrados
Dufay Carvajal Castañeda, ponente en el asunto, y Fernando Alberto Alvarez
Beltrán, manifestaron su impedimento para seguir el conocimiento del caso, por
encontrarse incursos en la causal prevista en el numeral 2° del artículo 160 del
C.C.A.
1

(Fl. 697 y 698 del expediente).
Mediante auto de 16 de septiembre de 2010, fue admitido el mencionado
impedimento por el magistrado que seguía en turno, Doctor Carlos Arturo
J aramillo Ramírez, quien a su vez ordenó remitir el expediente al presidente de la
Corporación para sorteo y posesión de conjueces como quiera que la separación
de los magistrados afectaba el quórum decisorio. Todo lo anterior de conformidad
con el Artículo 160ª, numeral 2 del Código Contensioso Administrativo (adicionado
por el art. 51 de la Ley 446 de 1998) (Fl. 715 y 716 del expediente).

Habiéndose efectuado el sorteo y posesión de los conjueces, el Magistrado Carlos
Arturo J aramillo Ramírez, mediante auto de 13 de abril de 2011, manifestó
también su impedimento para conocer del asunto, por encontrarse incurso en la
causal consagrada en el ordinal 1° del artículo 150 del Código de Procedimiento
Civil (Fl. 721y 722 del expediente).

Mediante auto de 25 de abril de 2011, los conjueces designados encuentran
fundado el impedimento, no obstante lo anterior, al advertir que tal situación afecta
la totalidad del quorum decisorio, ordenaron remitir el expediente ante esta
Corporación, de conformidad con lo estipulado en el numeral 4° del artículo 160ª
del Código Contensioso Administrativo (Fl. 724 a 726 del expediente).

II. CONSIDERACIONES

1. El Despacho advierte que si bien los impedimentos que afectan a los miembros
de toda la Sala de decisión del Tribunal Administrativo de Risaralda no fueron
planteados en razón de una misma causal, ni se manifestaron en un mismo

1
ARTÍCULO 160. Modificado. L. 446 de 1998, art. 50. Causales y procedimiento. Serán causales de
recusación e impedimento para los consejeros, magistrados y jueces administrativos, además de las señaladas
en el artículo 150 del Código de procedimiento Civil , las siguientes:
(…)
“2. Haber conceptuado sobre sobre el acto que se acusa o sobre el contrato objeto de litigio.”
momento o de forma simultánea, hecho que, por lo demás, da lugar a que frente
alguno de ellos ya exista decisión, lo cierto es que presentada la última
manifestación de impedimento por el Magistrado Carlos Arturo J aramillo Ramírez,
se cumple la condición consagrada por el numeral 4° del artículo 160A del Código
Contensioso Administrativo. En virtud de lo anterior, el Despacho avoca el
conocimiento del presente asunto y dadas las particularidades se pronunciará en
relación al impedimento manifestado por el Magistrado Carlos Arturo J aramillo
Ramírez.

1. Ahora bien, si, en principio, el conocimiento de la presente actuación
correspondería a la Sala Plena de la Sección Tercera, lo cierto es que el
Despacho está habilitado para definir el impedimento planteado, de conformidad
con lo establecido en las leyes 1285 de 2009 y 1395 de 2010, toda vez que la
competencia funcional para decidir el asunto, tiene su origen en el artículo 5° de la
Ley 954 de 2005 –mediante el cual se modificó el numeral 4° del artículo 160A del
C.C.A. –, a cuyo tenor:
“3. Si el impedimento comprende a todo el Tribunal Administrativo, el
expediente se enviará a la Sección del Consejo de Estado que conoce
del tema relacionado con la materia objeto de controversia, para que
decida de plano. Si se declara fundado, devolverá el expediente al
Tribunal de origen para el sorteo de conjueces, quienes deberán conocer
del asunto. En caso contrario, devolverá el expediente al referido Tribunal
para que continúe su trámite”.

En efecto, con la expedición de la ley 1395 de 2010, se modificó de manera
general la competencia para proferir los autos interlocutorios de única, primera o
segunda instancia, en materia contencioso administrativa, razón por la cual en el
artículo 61 de ese ordenamiento se adicionó una nueva disposición al C.C.A., cuyo
contenido es el siguiente:

“El Código Contencioso Administrativo tendrá un nuevo artículo,
cuyo texto será el siguiente:

“Artículo 146A. Las decisiones interlocutorias del proceso, en única,
primera o segunda instancia, proferidas por los tribunales
administrativos y el Consejo de Estado, serán adoptadas por el
magistrado ponente.

“Sin embargo, las decisiones a que se refieren los numerales 1,2, 3
del artículo 181 serán de Sala excepto en los procesos de única
instancia.”

De allí que, en virtud de la vigencia de la ley 1395 de 2010, la competencia está
radicada en el Despacho a cuyo cargo se encuentra asignado el proceso, según
los mandatos de esta normativa.


2. El Despacho, en consecuencia, es competente para decidir el impedimento
manifestado por el Magistrado del Tribunal Administrativo de Risaralda, Doctor
Carlos Arturo J aramillo Ramírez conforme a lo dispuesto en el numeral 4° del
artículo 160A del C.C.A. Ahora bien, los impedimentos están instituidos como
garantía de la imparcialidad, legitimidad y objetividad que deben tener los
funcionarios judiciales en el desempeño de su labor. Así lo ha explicado la
doctrina:

“Consciente el legislador de la naturaleza humana de quienes
administran justicia y que, por lo mismo, eventualmente, pueden perder
la imparcialidad que debe presidir toda actividad jurisdiccional, o si de
hecho así no ocurre, al menos dar pie para que se piense que la han
podido perder, con el fin de evitar toda suspicacia en torno a la gestión
desarrollada por los jueces y garantizar a las partes y terceros el
adelantamiento de los procesos con un máximo equilibrio, ha
consagrado una serie de causales que permiten al juez competente
para actuar en un determinado proceso, sustraerse de su conocimiento,
para lo cual debe manifestarlo y, en caso de que no lo haga, faculta a
quienes intervienen dentro del proceso para que, sobre la base de la
causal pertinente, busquen la separación del juez denominándose lo
primero impedimento y lo segundo recusación”
3

.

3
LÓPEZ BLANCO, Hernán Fabio. Instituciones de Derecho Procesal Civil Colombiano. Parte General.
Tomo I. Dupré Editores. Bogotá. 2005. Pág. 231-232.


La ley señala taxativamente las causales de impedimento y recusación, cuya
configuración, en relación con quien deba decidir un asunto determina la
separación de su conocimiento. Para ello es menester analizar en cada caso, si
las circunstancias alegadas por quien se declara impedido son constitutivas de
alguna de las causales previstas en los artículos 150 del C.P.C y 160 del C.C.A.

3. En el proceso de la referencia, el supuesto legal aducido, como razón del
impedimento, se encuentra consagrado en el numeral 1° del artículo 150 ibídem,
que reza:

“Artículo 150. No. 1°. Tener el juez, su cónyuge o alguno de sus
parientes dentro del cuarto grado de consaguinidad, segundo de
afinidad o primero civil interés directo o indirecto en el proceso.”


El numeral 1° de la norma precitada se refiere a un interés directo o indirecto en el
proceso del J uez o Magistrado. Es de anotar que este interés puede ser de
diversa índole, pues la norma no hace distinción alguna. Sobre el tema la doctrina
considera:


“No se comprende sólo el interés económico, el más común, sino cualquier
otro motivo que lleve al funcionario a querer determinada decisión, acorde
con el interés (de cualquier índole) que abrigue frente al proceso.”
2



4. En el caso sub-examine, el Doctor J aramillo, manifestó encontrarse incurso en
la causal consagrada en el numeral 1º del artículo 150 del Código de
Procedimiento Civil, toda vez que su cónyuge, la señora Carmen Lucía Correa
Hurtado, actuó como abogada externa del ente demandado, Municipio de Pereira,

2
Ibíd. Pág. 235.
en la elaboración de la Resolución No. 5154 de diciembre 11 de 2008 mediante la
cual el Alcalde de dicho ente territorial, declaró unilateralmente la terminación del
convenio interadministrativo No. 442 de enero 27 de 2008, celebrado con
Multiservicios S.A.

Dado lo anterior, encuentra el Despacho acreditado el impedimento invocado toda
vez que el convenio interadministrativo No. 442 al que se hace referencia, es uno
de los actos cuya nulidad se demanda en la presente Acción Popular. Siendo ello
así y habiéndose constatado la intervención de la señora Correa Hurtado, en la
elaboración de la resolución No. 5154 (visible a Fl. 356 y s.s del expediente) que
dio lugar a la terminación unilateral de dicho convenio, se muestra evidente la
posible afectación del ánimo sereno e imparcial que debe revestir al juez para
garantía de la justicia. Así las cosas y en vista de que el impedimento invocado se
fundamenta en hechos que configuran la causal de ley, se aceptará.






En mérito de lo expuesto, se,

RESUELVE

1°). Aceptar el impedimento manifestado por el Magistrado, Doctor Carlos Arturo
J aramillo Ramírez.

2°) Separar al mencionado Magistrado del conocimiento del asunto.

3°). Devolver el expediente al Tribunal de origen para el sorteo de conjuez, quien
deberá conocer del asunto.

Notifíquese y Cúmplase



HERNAN ANDRADE RINCON



C.5.FL.732