You are on page 1of 129

1

Universidad de Concepción
Facultad de Ciencias Sociales
Departamento de Sociología y Antropología
Carrera de Sociología

“Sexualidad Femenina en jóvenes de Chillán: un estudio
exploratorio”
Memoria de Título para Sociólogo(a)

Alumna: Camila Bahamondes Carrasco
Profesor Guía:
Fernando Robles
Marzo, 2013
2

Índice.
Introducción, Planteamiento del Problema y Objetivos…………………………..................3
- Introducción y Planteamiento del problema………………………………………....3
- Objetivos de la Investigación………………………………………………………..6
Marco Teórico de Referencia:
La sexualidad en el enfoque sociológico y de la ciencia………………………………….....7
- Aproximaciones generales del estudio de la sexualidad………………………….....8
- La sexualidad como asunto social……………………………………………….....10
- Principales concepciones sociológicas de la sexualidad humana………………....12
- Sexualidad Femenina ………………………………………………………….......27
- Sociedad moderna y sexualidad……………………………………………………32
- Sexualidad en Chile………………………………………………...........................34
- Jóvenes y Sexualidad…………………………………………………………….....37

Diseño Metodológico……………………………………………………………………....40
- Enfoque metodológico……………………………………………………………..40
- Universo y Muestra………………………………………………………………...42
- Recolección de los datos…………………………………………………………...43
- Análisis de los datos……………………………………………………………......44

Análisis de los datos y Resultados de la Investigación…………………………………….47
- Contextualización de las entrevistas………………………………………………..48
- Análisis Hermenéutico…………………………………………………………......59
- Análisis Semántico-Estructural…………………………………………………….65

Conclusiones……………………………………………………………………………….74
Bibliografía………………………………………………………………………………...81
Anexos………………………………………………………………………………….......83
- Malla Temática…………………………………………………………………......84
- Entrevistas……………………………………………………………………….....85
3

Introducción, planteamiento del Problema y Objetivos.
Introducción y Planteamiento del Problema.
La sexualidad siempre ha sido un tema polémico. A lo largo de la historia, este ha
sido un tema que se ha tomado con mayor o menor apertura dependiendo de la contingencia
social, histórica y cultural del tiempo o era en el cuál este tema es planteado, según los
acontecimiento histórico-culturales que ha vivido la humanidad. Muchos autores, como
Foucault (1976) y Jeffrey Weeks (1993) reconocen a la sexualidad como una construcción
de la época “victoriana”, es decir, de la época que abarcó desde el año 1830 al 1890
aproximadamente, ya que en esta época se habría comenzado a discutir el tema, aunque
siempre bajo el alero de la religión y la moral, es recién en esta época que la sexualidad
adquiere una importancia en la sociedad, aunque sólo fuera para utilizarla como una forma
de regulación de la sociedad.
Al hablar de sexualidad, es necesario acotar que la sexualidad masculina siempre ha
sido más abierta al conocimiento popular, sobre todo con el sistema de dominación
masculino imperante en la mayoría de las culturas y sociedades. De esta manera, la
sexualidad femenina ha quedado durante mucho tiempo relegada al espacio de lo privado, a
lo doméstico o ni siquiera se ha tocado como tema de discusión o de relevancia social,
cultural o académica. Esta asimetría ha sido expuesta por los movimientos feministas, que
dan cuenta acerca de una permanente visión de lo femenino/masculino - privado/público –
virgen/puta, especialmente dentro de las sociedades tradicionales latinoamericanas. No
obstante, los movimientos feministas no gozan de gran arraigo en la sociedad chilena.
Por otra parte, en nuestro país, y en particular en la ciudad de Chillán, capital de la
provincia de Ñuble, al ser una sociedad más bien pequeña y tradicional, y basada en los
prejuicios y en “el qué dirán”, sobre todo en el sector socio-económico medio y alto de la
ciudad donde se da una situación particular donde todos se conocen y las relaciones de
trabajo, de amistad, amorosas y sexuales se dan dentro de los mismos círculos sociales, lo
que genera tapujos y prejuicios en las relaciones sociales. Es decir, se trata de círculos
sociales cerrados y endogámicos en su estructura.
Además, en este tipo de sociedad, la visión dominante del patriarcado ha hecho que
4

la sexualidad femenina sea un terreno desconocido y/o censurado en las discusiones
públicas y privadas, incluso entre las mismas mujeres este es un tema que genera
resquemores y tabúes, sobre todo en las más jóvenes que tienen menos experiencia y
confianza con respecto a este tema.
Hoy en día la sexualidad se mira de forma distinta a la de hace unos años atrás.
Principalmente gracias al aporte y la lucha presentadas por el movimiento feminista y de
Liberación LGBT
1
. Este último movimiento mencionado, nace como tal a partir de 1969 en
Nueva York como una lucha para obtener la igualdad de derechos y libertad de elegir una
orientación sexual determinada y terminar con la persecución homosexual. El movimiento
feminista por su parte, con su lucha crea, en un primer momento una clara conciencia (y por
ende un cambio en las prácticas comunicativas) acerca del derecho de la mujer a obtener
placer en sus relaciones sexuales, rechazando así la concepción machista que se sostenía
que existía una “naturaleza asexuada de la mujer” y además plantea una igualdad en el
plano de la sexualidad entre mujeres y hombres. Así, de a poco el tema se ha ido abriendo a
la comunicación pública, ya sea como tema referente a la salud, a la reproducción, a la
demografía, etc. Y cada vez más es tomado como un tema cotidiano, no sin ciertos tabúes
en distintos grupos sociales y etarios. Esto también sucede debido a la influencia de los
mass media.
El advenimiento de temas de sexualidad en los medios de comunicación como
principales socializadores e influenciadores en las masas, conlleva que diversos temas son
manipulados y encausados hacia ciertos prototipos, normas y formas de comunicación. En
el fondo, la sexualidad aparece a diario en diversos libros best sellers, en programas de
televisión, en reportajes de los periódicos, en revistas dedicadas a la mujer, y muchos otros
medios, pero todos estos tienden a normar el comportamiento de la sexualidad tanto de la
mujer y el hombre, estableciendo prototipos a los que aspirar y un “deber ser” de la
sexualidad en los más jóvenes y de una forma particular en la mujer, donde el principal
factor es llevar una buena sexualidad para satisfacer al hombre. Un elemento clave dentro
de este punto, es la apertura a la información, que ha traído consigo el surgimiento del

1
Movimiento de Liberación de Lesbianas, Gays, Bisexuales y Transexuales. En Chile véase:
http://www.movilh.cl
5

internet y de las llamadas redes sociales, que han configurado poco a poco nuevas
percepciones acerca de los principales temas que envuelven la realidad social, la sexualidad
no está exenta de esto y muchas de las personas que se manejan dentro de estas redes y
medios son parte de la población femenina del país.
De acuerdo a lo anterior, surgen las siguientes problemáticas que dan inicio al interés por el
desarrollo de esta investigación, que se enumeran a continuación:
1. ¿Cómo se representa la sexualidad para las mujeres jóvenes de la ciudad de Chillán,
de un estrato social medio-alto?
2. ¿Ha habido transformaciones en la sexualidad femenina de las jóvenes chillanense,
en el sentido de ver, sentir y experimentar la sexualidad en el último tiempo?
3. ¿Hasta qué punto estas transformaciones, se reflejarían en los cambios que se ven
en general en la sociedad Chilena?












6

Objetivos de la Investigación.
Objetivo General
Comprender y analizar la construcción socio-histórica de la sexualidad femenina en las
mujeres jóvenes entre los 15 y 25 años de edad, de clase media alta de la ciudad de Chillán
y la relación entre sus prácticas y sus discursos en este campo.

Objetivos Específicos
1. Describir y analizar el discurso y las prácticas de las mujeres jóvenes chillanejas de
clase media alta.
2. Determinar, de acuerdo al objetivo anterior, si existe en las mujeres jóvenes de clase
media alta de Chillán, un empoderamiento respecto a su cuerpo y su sexualidad.
3. Determinar si los medios de comunicación, en particular las redes sociales, como
elementos de la sociedad moderna, influyen en la concepción y prácticas de la
sexualidad de estas mujeres jóvenes.









7

Marco Teórico de referencia: la sexualidad en el enfoque sociológico y de la ciencia.
La sexualidad ha sido estudiada desde diversos campos de estudios y
diversas ciencias, ha sido fuente de interés en la medicina, en la biología, en la anatomía, en
la psicología y también dentro de las ciencias sociales como la demografía, la antropología
y la sociología. Incluso tiene su propia ciencia, la sexología. Podríamos escribir páginas
enteras que mencionen dentro de qué áreas es tomada la sexualidad y las razones de esto.
Pero aquí nos centraremos principalmente en las teorías sociológicas acerca de la
sexualidad, teniendo en cuenta autores renombrados dentro de las ciencias sociales y de los
estudios de género.
A continuación presentamos dos definiciones acerca de la sexualidad en términos
generales:
- De Barbieri sostiene que “el relacionamiento sexual no es sólo un intercambio
químico que asegura la reproducción de la especie. Mucho más allá, la sexualidad
es el conjunto de maneras muy diversas en que las personas se relacionan como
seres sexuados, en intercambios que, como todo lo humano, están cargados de
sentido” (De Barbieri, 1993: 154, citado en Vidal (2002: 15)
- Lamadrid y Muñoz señalan que el significado primario de la sexualidad está
centrado “en la posibilidad de encontrar placer y es la elaboración social de los
significados que para los sujetos tiene la capacidad de derivar placer y de
reproducirnos en nuestros cuerpos sexuados”. (Lamadrid y Muñoz, 1996: 13)
De esta manera, establecemos a partir de estas definiciones, que la sexualidad no
sólo tiene que ver con el proceso por el cual nos reproducimos como seres vivos, sino que
también con una forma de relacionarnos con otros sujetos y que esta relación está llena de
sentido y de otros significados adheridos. Más adelante se expondrá una definición más
exacta y completa que vaya de acuerdo a nuestras problemáticas y planteamientos y que
será usada para establecer el concepto de sexualidad a lo largo de nuestra investigación.


8

Aproximaciones Generales del estudio de la Sexualidad.
Cómo se estableció anteriormente, la sexualidad no es un tema que sólo pueda ser
tratado desde un solo ángulo, o una sola perspectiva. De esta manera, numerosos autores
han escrito acerca de la sexualidad humana, médicos, psicólogos, psiquiatras, sociólogos,
antropólogos, entre otros.
Por supuesto que cabe mencionar que se creó una rama de la ciencia, llamada
sexología, preocupada de develar los “misterios” de la sexualidad. Es decir, descifrar los
procesos biológicos, fisionómicos y conductuales de la sexualidad humana, e idear con esto
una proto-tipificación del acto sexual, del placer masculino, más tarde el del placer
femenino, y así sucesivamente. Sin embargo, los sexólogos tienen demasiado en cuenta el
aspecto biológico y psicológico de la sexualidad, dejando un tanto de lado lo cultural, la
historicidad y subjetividad que la sexualidad puede presentar en los seres humanos. Por otra
parte, la sexología no ha presentado en sí una sola perspectiva teórica o intelectual hacia el
mundo académico, pero sí han promovido una creencia en la que el sexo es crucial para la
salud y felicidad de los individuos. Pero no han analizado más allá el tema de la sexualidad
como un tema social. Como un tema rodeado de construcciones imaginarias provenientes
desde aspectos básicos de la sociedad, como el sistema capitalista, la dominación, el
patriarcado, etc. (Fuentes Martin & López Sánchez, 1997)
Una nueva aproximación al estudio de la sexualidad se origina con los estudios de
Alfred Kinsey (1948 - 1953). Estos estudios generaron, en la sociedad norteamericana,
diversas polémicas ya que consistían en informes acerca de la sexualidad masculina y la
sexualidad femenina, descifrando así prácticas hasta ese entonces desconocidas o más bien
escondidas, tanto de hombres como mujeres, lo que a la vez se convirtió en una satisfacción
ya que estos informes contribuyeron a generar cierta seguridad en las personas al saber que
sus prácticas sexuales no eran tan distintas a las de muchas otras personas.
Jeffrey Weeks acerca de la disciplina que estudia la sexualidad humana, la
sexología, sostiene que esta jamás ha constituido una disciplina unificada y que sus
estudios ofrecen una gama diversa de perspectivas y no una teoría única, debido
principalmente a que las ideas sobre el sexo, por sí solas, no recrean el mundo sexual.
9

La herencia más importante de la sexología sería lo que hoy se conoce como
“esencialismo sexual”, este intenta explicar la sexualidad y sus complejidades a través de la
búsqueda constante de una verdad de la sexualidad, una “verdad del sexo”, buscada por
medio de la biología, la psicología, medicina, etc. Así entonces, se considera al sexo como
una fuerza todopoderosa que controla lo social/moral/médico, al menos según lo que sería
la tendencia occidental de atribuirle a la sexualidad tal importancia o responsabilidad.
Dentro de otra ciencia social y humana, la antropología, la sexualidad humana es
concebida como una especie de elemento y herramienta que pasa a ser “interpretada”,
“regulada”, “enseñada”, “aprendida”, “instrumentalizada”, etc. En este sentido, se puede
decir que la sexualidad se hace un elemento cultural, que pasa a depender en gran medida
de los procesos de socialización social y sexual, que varía según las diversas culturas
existentes.
La reproducción sexual exige diversos cambios en los individuos, tales como
cambios corporales, psicológicos y sociales. Los que atañen a la antropología, y también a
la sociología, son los cambios sociales y los principales en la antropología son: el Tabú del
Incesto, la Regulación de la Sexualidad, la Regulación de la pareja y la familia. Todos estos
aspectos son indispensables para hacer posible la paz y el control dentro de un grupo
determinado de personas que conviven en comunidad y también para favorecer los
intercambios con otros grupos, lo que se traduce en la sexualidad como un hecho social que
está continuamente en interacción con los fenómenos corporales y psicológicos que
también se producen y reproducen al individuo. (Fuentes Martin & López Sánchez, 1997).
Siguiendo con la concepción antropológica de la sexualidad, se afirma que en todas las
formas de organización social ya sea de la pareja o de la familia, la regulación de la
actividad sexual juega un rol fundamental en el origen y mantención de los diferentes
sistemas, claro está, que este no es el único factor que sirve para regular y mantener un
determinado sistema, pero es el que aquí nos atañe.
En el fondo, la antropología ve a la sexualidad humana como el resultado de una
forma de clasificación y de ordenamiento cultural, donde los aspectos biológicos y
reproductivos de las especies resultan condicionados por el conjunto de normas sociales y
10

pautas culturales que pesan sobre los individuos. Estas normas y pautas, tendrían el valor de
‘someter’ a la naturaleza regulando las relaciones de los individuos. (Levi-Strauss, 1967).
Margaret Mead por su parte, sostiene que la sexualidad puede ser vivida con conflictos o
sin ellos, dependiendo de las pautas culturales y el mensaje que propaga la sociedad acerca
de esta. (Mead, 1930). Por tanto, en ambas concepciones, la sociedad juega un papel
fundamental en la construcción de la sexualidad, es aquí donde radica su importancia en el
estudio de las ciencias sociales cómo tema de investigación.
La sexualidad cómo asunto Social.
Para comenzar a tocar el tema de la sexualidad cómo asunto social y como aspecto
de interés en la sociología, primero es necesario establecer con claridad la definición que
utilizaremos para referirnos a la sexualidad, y que emplearemos a lo largo de nuestro
trabajo. De esta forma entenderemos este tema de la siguiente forma: “La sexualidad es el
cruce de la naturaleza con la estructura social, esta responde a condicionamientos
sociales. La sexualidad va mucho más allá de la reproducción, se ocupa de gestionar la
demografía de los grupos humanos como de mantener el orden social que los sostiene”
(Osborne, Raquel; Guasch, Óscar, 2003:1). Esta es una de las principales definiciones que
se generan en torno a la sexualidad humana y que deja ver claramente su importancia y
presencia en la mayoría de los aspectos de nuestras vidas, haciendo de este tema parte de
nuestra cotidianeidad, que tiene relación directa con nuestra historia y las interacciones
sociales. Así, “la sexualidad como fenómeno contemporáneo es el producto de la
interacción de una multitud de tradiciones y de prácticas sociales, religiosas, morales,
económicas, familiares, médicas y jurídicas” (Weeks, 1985:24) Todas estas categorías y
conceptos mencionados, han organizado la vida sexual a lo largo de la historia humana y
nos indican qué es “bueno” o “malo”, “normal” o “anormal” respecto a la conducta que
debemos tener en la sexualidad y hacia ella. De esta manera, y en palabras de Weeks
podríamos sostener que “La ‘sexualidad’ es una experiencia histórica y personal, a la vez”
(Weeks, 1993:21).
Antes de entrar de lleno en la teoría sociológica acerca de la sexualidad humana,
cabe mencionar que para esta disciplina, “la conducta sexual es fundamentalmente una
11

conducta social” (Fuentes Martin & López Sánchez, 1997), esto debido principalmente
debido a que la mayor parte de las conductas sexuales cuentan con más de un individuo, lo
que implica que hay una interacción social entre dos o más personas, implicando
negociaciones, juegos, expectativas, experiencias, compromisos, etc. Por otra parte, los
miembros/participantes de esta interacción, son como todo individuo, sujetos sociales. Es
decir, son personas que se encuentran en permanente relación e interacción social, que
provienen de una familia que los ha socializado, de un determinado sistema escolar, en un
momento histórico determinado, pertenecientes a una generación, a una cultura, a un grupo,
etc. Todos estos elementos son variables necesarias a tener en cuenta para entender la
sexualidad humana.
Cómo la conducta sexual, es constantemente regulada socialmente (por el Estado, la
religión, educación, medios de comunicación, etc.), la sociología pretende descubrir el
sentido, el contenido y los mecanismos de esta regulación. Así, esta disciplina entiende la
sexualidad como una conducta social que el individuo aprende y que la sociedad regula a
través de la cultura, en un primer nivel. En un segundo nivel, a través de una organización
concreta de una sociedad determinada y en tercer nivel a través de una red de relaciones
cercanas como la familia, la pareja, los pares, etc.
Lo anterior, puede ser definido como una socialización sexual, en donde están
implicadas las instituciones y las formas básicas de relaciones en la sociedad: la pareja, la
familia, los pares; cada uno de estos con sus respectivas reglas y normas. Los principales
contenidos de este tipo de socialización, serían las actitudes, valores, normas y reglas de
género que regulan la conducta mediante agentes socializadores que generan normas.
Esta es la principal relevancia que se le da al estudio de la sexualidad en la
sociología. A partir de eso, podemos extraer diversos temas particulares, como en el caso
de esta investigación, y utilizar diversos autores para generar un marco teórico que es el que
utilizaremos para poder comparar a realizar el análisis de los resultados de la investigación
y para sacar nuestras conclusiones respecto de esos resultados y estas teorías.

12

Principales concepciones sociológicas acerca de la sexualidad humana.
Uno de los principales autores que escriben y analizan el tema de la sexualidad es el
teórico francés Michel Foucault. Este autor, historiador de temas sociales y del pensamiento
y además gran crítico de las instituciones sociales, escribe tres tomos de una obra llamada
“Historia de la Sexualidad” (1976 y 1984) en la que habla abiertamente de la sexualidad
humana, su relación con las instituciones sociales y el poder que estas ejercen en sociedad.
Y además, critica ciertos conceptos necesarios de plantear y explicar en este apartado, tales
como la “hipótesis represiva” de la sexualidad, sosteniendo nuevas hipótesis acerca de una
sexualidad construida discursivamente. Sin embargo, es necesaria una descripción mucho
más extensa y acabada acerca de esta obra de Foucault, para poder comprender sus
postulados en torno a la sexualidad.
Foucault parte su obra en torno a la sexualidad, señalando que es a partir de la época
victoriana, que se nos comienza a decir que la represión es un elemento fundamental en la
relación “poder-saber-sexualidad” y que para liberarse de esta represión hace falta una
transgresión a las normas y las prohibiciones, “restituyendo el placer a lo real y a toda una
nueva economía en los mecanismos de poder” (Foucault, 1976: 7). De acuerdo a esta
afirmación, este autor plantea que este discurso en torno a la represión del sexo puede que
no sea realmente sincero en tanto es, como se menciona, es un discurso protegido por una
causa histórica y política: el orden burgués. Este orden convendría en palabras de Foucault
que “si el sexo es reprimido con tanto rigor, se debe a que es incompatible con una
dedicación al trabajo general e intensivo” argumentando que la mano de obra, en pos de su
trabajo, no podía caer en los placeres de la vida, a menos que se tratase un mero tema de
reproducción y que esto se les permitiera. Así, Foucault sostiene que esta idea del sexo
reprimido no más que una cuestión teórica. “La afirmación de una sexualidad que nunca
habría sido sometida con tanto rigor como en la edad de la hipócrita burguesía (…) va
aparejada al énfasis de un discurso destinado a decir la verdad sobre el sexo, a modificar
su economía en lo real, a subvertir la ley que lo rige, a cambiar su provenir.” (Foucault,
1976: 8)
Entonces, Foucault plantea sus dudas (1976: 9-10) ante esta hipótesis represiva,
13

defendida por tantos y criticada por otros tantos, agrupadas en tres grandes aspectos:
1. ¿La represión del sexo es en verdad una evidencia histórica? ¿Es la
acentuación o quizá la instauración, a partir del siglo XVII, de un régimen de
represión sobre el sexo?
2. Esta duda habla sobre el hecho histórico que pueda establecer o
determinar que pueda existir realmente una represión hacia el sexo a partir de una
época específica.
3. La mecánica del poder, y en particular la que está en juego en una
sociedad como la nuestra, ¿pertenece en lo esencial al orden de la represión? ¿La
prohibición, la censura, la denegación son las formas según las cuales el poder se
ejerce de un modo general, tal vez, en toda sociedad y seguramente en la nuestra?
Estas dudas hacen referencia a un aspecto teórico que también contiene la variable
histórica como elemento crucial para poder responderlas. El discurso crítico que se dirige a
la represión, ¿viene a cerrarle el paso a un mecanismo del poder que hasta entonces había
funcionado sin discusión o bien forma parte de la misma red histórica de lo que denuncia (y
sin duda disfraza) llamándolo “represión”? ¿Hay una ruptura histórica entre la edad de la
represión y el análisis crítico de este mismo? Esto refiere claramente a una duda histórico-
política que plantea esta supuesta “represión” cómo estrategia política para la mantención
exitosa de un sistema social e histórico como el burgués.

Pero con estas dudas Foucault no pretende declarar esta hipótesis represiva como
una hipótesis falsa, sino más bien, pretende determinar el funcionamiento y el por qué de
este régimen de poder-saber-placer que nos plantea este discurso acerca de la sexualidad
humana. El punto esencial que habría que considerar, según el autor, es el hecho de que si
se habla de sexo y el determinar quiénes lo hacen, dónde lo hacen, de qué forma lo hacen,
qué instituciones lo incitan y lo difunden, en el fondo es la “puesta del discurso” del sexo.
Lo importante no es determinar si las producciones discursivas y sus efectos de poder
conducen a formular una verdad del sexo, sino que lo importante para Foucault es
aprehender la “voluntad del saber” que le sirve de soporte e instrumento a este tipo de
discurso. Ya que para él, todos los elementos negativos que la hipótesis represiva contiene,
14

son un mecanismo, que desempeñan un papel, una técnica de poder, etc. Así, la revisión
histórica y social de Foucault en su obra, lleva a pensar que la puesta en uso del discurso
del sexo ha estado siendo incitada de manera creciente. Sin embargo esto se ha realizado de
diversas formas, lo que ha llevado a construir una “ciencia de la sexualidad” lo que
Foucault llama “Scientia Sexualis”. De este modo, el sexo sigue siendo nombrado, sigue
siendo hablado, pero bajo el manto de un lenguaje depurado, de manera que este ya no es
nombrado directamente, sino tomado por un discurso encasillado. (Foucault, 1976)

Foucault cree firmemente que para superar lo anterior, se debe hablar de sexo y de
manera pública, donde no haya temores o concepciones de lo lícito o lo ilícito, se debe
hablar como algo que no se tiene que condenar o tolerar, sino que dirigir e insertar en los
sistemas de utilidad, regular para el mayor bien de todos, hacer funcionar según un óptimo.
El sexo no es cosa que sólo se juzgue, es cosa que se administra. Participa del poder
público; solicita procedimientos de gestión; debe ser tomado a cargo por discursos
analíticos y es esto mismo esto es lo que probablemente pensaron los dueños discurso del
poder en el siglo XVIII cuando comenzaron a difundir el tema del sexo de diversas formas,
aunque no lo hicieron sin juzgar o limitar, como le hubiera gustado a Foucault.

¿Y por qué tanta importancia política a la cuestión del sexo? Foucault plantea que a
través de la economía política de la población se forma una red de observaciones del sexo.
Se forma un análisis de las conductas sexuales, en un límite entre lo biológico y lo
económico, surgen campañas sistemáticas, morales, religiosas, fiscales, que tratan de
convertir la conducta sexual en una conducta económica y política. (Foucault, 1976). Entre
el Estado y el individuo, el sexo ha llegado a ser un pozo de apuesta, y un pozo público,
invadido por diversos discursos, saberes y análisis.

De igual forma ocurre con el sexo de los niños, sometido a cierto ocultamiento en
donde se limitó el lenguaje entre niños y adultos o alumnos y maestros, ya que la
precocidad de los niños era censurada y silenciada. Sin embargo, no es que se haya acabado
ese lenguaje, sino que se trata más bien de un nuevo tipo de discursos, pero son otros
quienes lo dicen y de otros puntos de vista, con otros objetivos. Basta con mirar los
15

reglamentos disciplinarios y su organización para darse cuenta de que el sexo está siempre
presente.

Con respecto a la ya mencionada sexualidad de los niños, Foucault sostiene que esta
es una sexualidad existente, precoz, activa y permanente y es más, en el siglo XVIII el sexo
colegial habría sido un problema público, involucrando a médicos, directores de
instituciones educativas, pedagogos, religiosos, etc. En torno al sexo de los estudiantes se
realiza una diversa cantidad de literatura llena de opiniones, observaciones, consejos, casos
clínicos y también normativas de conducta sexual, imponiéndosele un discurso limitado
casi canónico y planteado como una verdad acerca del sexo. Esta inmersión discursiva en
torno al sexo, es tan sólo uno de los focos discursivos que se activaron a partir del siglo
XVIII y XIX. Así, diversas disciplinas entraron al juego: la medicina, la psiquiatría, ambas
tratando de mediar entre el exceso y la neurosis relacionada supuestamente con el sexo,
pero cabe destacar el surgimiento de la justicia penal como preocupación también del sexo,
específicamente cuando comenzaron a dar que hablar las llamadas “perversiones sexuales”.
Todas estas disciplinas, eran una forma de control social desarrolladas a fines del siglo
XIX, normando las conductas de adolescentes, parejas, padres, niños, todos ellos
“peligrosos y en peligro”, todos estos irradiaban discursos alrededor del sexo, imponiendo
una sensación de peligro incesante en la sexualidad. Es por esto que Foucault sostiene que
probablemente “ninguna otra sociedad, más que la occidental, ha acumulado jamás, y en
una historia relativamente corta, semejante cantidad de discursos sobre el sexo.”
(Foucault, 1976:22). En consecuencia de lo anterior, entre la objetivación de los discursos
racionales en torno al sexo, y la intención de cada uno por narrar su propio sexo, se produce
una serie de tensiones, conflictos y esfuerzos de ajuste acerca del tema. Así, para el autor lo
que más marca los últimos tres siglos de nuestra historia es la variedad, la dispersión de los
aparatos inventados para hablar y hacer hablar del sexo, para obtener que este hable por sí
mismo. Porque alrededor del sexo hay una diversidad de discursos, específicos y
coercitivos, una censura masiva, pero incitada por los discursos y regulada por estos
mismos.

Un ejemplo claro en esta historia, es la religión, en particular la cristiana, que hizo
16

del sexo algo que debe ser confesado, presentado como un enigma, algo que siempre se
esconde, que sólo se puede mencionar en voz baja. “El secreto del sexo no es sin duda una
realidad fundamental respecto de la cual se sitúan todas las incitaciones a hablar del sexo,
ya sea que intenten romper el secreto, ya que mantengan su vigencia de manera oscura en
virtud del modo mismo como hablan” (Foucault, 1976: 23) Así, para Foucault, lo propio de
las sociedades modernas no es que hayan mantenido por obligación al sexo de forma
oculta, sino que estas sociedades siempre han hablado de sexo, pero le han dado el valor de
un secreto.

Para Foucault, y en función de lo que se denomina la “scientia sexualis” existen
dos procesos históricos convocados para producir la verdad del sexo Por un lado
antiguamente, hubo numerosas ciudades (China, Japón, India, Roma, etc.) que se dotaron
de una “ars erotica”. En el arte erótico, la verdad es extraída del mismo placer, como
práctica y experiencia; para ellos, el sexo debe ser conocido como placer, por lo tanto debe
ser conocido según su intensidad, calidad, duración, y sus reverberaciones en el cuerpo y en
el alma. “Así, se constituye un saber que debe permanecer secreto, no por sospecha de
infamia, sino por la necesidad de mantenerlo secreto, ya que según la tradición perdería su
eficacia y virtud si fuera divulgado.” (Foucault, 1976: 35)
Y por otro lado, nuestra civilización, a primera vista, no posee un ars erotica, pero
si esta scientia sexualis, desarrollada durante siglos para decir la verdad del sexo, en
procedimientos que correspondan a una forma rigurosamente opuesta al arte de las otras
sociedades, sino que lo hace a través de la confesión, en la expresión obligatoria y
exhaustiva de nuestro secreto individual. Esta verdad del sexo, se hace cautiva de este tipo
de enunciación discursiva, pero no de la enseñanza, o de la iniciación: “el discurso de la
confesión no sabrá provenir de lo alto, como en el ars erotica, por la voluntad soberana
del maestro, sino de abajo, como una palabra obligada, requerida, que por una coerción
imperiosa hace saltar los sellos de la discreción y el olvido.” (Foucault, 1976:38). Hoy, sin
embargo, esa confesión ha sido transformada, ya no permanece atada a la práctica de la
penitencia, ahora también es asunto de psiquiatras, niños, padres, alumnos, profesores,
expertos, etc. Esta se abrió a otros dominios, ahora se trata de restituir, en torno al sexo, los
pensamientos, obsesiones, imágenes, deseos, modulaciones y la calidad del placer que lo
17

habitan.
Por último, Foucault sostiene que hemos inventado un placer diferente, un “placer
en la verdad del placer”, placer en saberla, exponerla, descubrirla, verla, decirla, cautivarla
y capturar a otros con ella, al confiarla plenamente sobre el placer, en la multiplicación e
intensificación de los placeres ligados a la producción de la verdad del sexo. (Foucault,
1976). Se genera así una nueva duda en este autor, acerca de si, generada a lo mejor en base
a distintas motivaciones y metas, pero al fin y al cabo como una versión propia de la
develación de un secreto en torno a ese tan tocado tema, que es el sexo.
Otro de los grandes autores que se enfocan en el tema de la sexualidad dentro de la
sociología moderno-contemporánea, es Anthony Giddens. Este autor en su obra “La
Transformación de la Intimidad. Sexualidad, Amor y Erotismo en las sociedades
modernas” (Giddens, 1992) toca el tema de la sexualidad y su relevancia para la sociedad
moderna occidental. El cómo es concebida por las instituciones, por los individuos, en
definitiva, por la sociedad, así mismo, expone y critica diversas teorías de los autores más
importantes que tratan acerca del tema de la sexualidad, tales como: Freud, Foucault, Reich
y Marcuse, entre otros.
Uno de los principales postulados en torno a la sexualidad que nos ofrece Giddens,
es la emergencia de un concepto crucial para la emancipación sexual, esto es la “sexualidad
plástica”. Esta, según el autor, es una sexualidad descentrada, liberada de las necesidades
de la reproducción y tiene sus orígenes a finales del siglo XVIII, cuando comienza la
limitación del número familiar, sin embargo, las prácticas de esta sexualidad y también su
concepción, sólo comienzan con los postulados modernos de la contracepción y las
tecnologías reproductivas. Uno de los principios de la sexualidad plástica es que “libera la
sexualidad de la hegemonía fálica, del desmedido predominio de la experiencia masculina”
(Giddens, 1992:4). Este concepto planteado por Giddens, encaja perfectamente con la
sexualidad que aquí pretendemos develar. Una sexualidad que va más allá de la
reproducción, sino una sexualidad concebida como placer, como actividad humana que
toma un carácter de necesidad básica en lo que se estima que debe ser una vida sana y
saludable mental y físicamente.
18

Giddens, por otra parte, realiza un análisis acerca de la obra de Foucault y nos da a
entender que este último plantea que la “sexualidad no debe ser entendida sólo como un
impulso que las fuerzas sociales deben controlar. Más bien es un punto de referencia
esencialmente denso para las relaciones de poder, algo que puede ser utilizado como un
foco de control social a través de la genuina energía que, infundida con el poder, genera
este” (Giddens, 1992:14). Este autor también sostiene que en la sociedad moderna el sexo
no se reduce meramente a la clandestinidad, sino que por el contrario, las instituciones lo
ponen en el tapete, lo discuten, lo investigan y forman un nuevo “gran sermón” que de a
poco va sustituyendo las tradiciones religiosas más antiguas. Por otro lado, el principal
elemento que rige la modernidad en términos de sexualidad, según Foucault, es el “deseo
sexual”, argumentando que el sexo es una especie de “secreto” creado por textos que
reniegan de él o lo celebran y el acceso a este supone desvelar una verdad: “la sexualidad
es fundamental para el ‘régimen de la verdad’, característico de la modernidad” (Giddens,
1992:15). Giddens, sostiene en base a la obra de Foucault que el estudio del sexo y la
creación de discursos sobre este conduce en el siglo XIX al desarrollo de varios contextos
de saber-poder. El primero es el caso de las mujeres; la sexualidad femenina es reconocida,
pero inmediatamente aplastada, tratada como el origen patológico de la histeria. Otro caso
era el de los niños; el hallazgo de que los niños eran sexualmente activos era concebido
como contrario a la naturaleza. Y por último, está el caso del matrimonio y la familia,
donde el sexo debía ser responsable y auto-regulado; la contracepción era desaconsejada, y
así se introducía un catálogo de perversiones posibles y cómo tratarlas. Giddens también
plantea que la “invención de la sexualidad”, para Foucault, era parte de ciertos procesos
distintos, involucrados en la formación y consolidación de las instituciones sociales
modernas.
Así como desde tiempos remotos existe un control de la sociedad acerca de la vida
sexual humana, ya sea por las instituciones políticas o religiosas, que ha generado una
normatividad del deber ser y actuar. También, en palabras de Giddens, se ha hecho de
forma particular para la sexualidad femenina “el control sexual de las mujeres por parte de
los hombres es más que un rasgo incidental de la vida social moderna (…) La decadencia
de este control menguante genera también una oleada creciente de violencia masculina
hacia las mujeres.” (Giddens, 1992: 7)
19

En la sociedad chilena, esa violencia muchas veces se manifiesta junto con la
violencia física, en violencia verbal, es aquí donde aparecen los calificativos y adjetivos
denigrantes y discriminantes, la mujer que deja de ser controlada por los hombres en
términos sexuales y que vive una sexualidad abierta y libre, es calificada de “puta”, “suelta”
y un sinfín de otros adjetivos. Giddens las llama, “mujeres disolutas” y sostiene que sólo
han existido históricamente en los márgenes de la sociedad “respetable”. Y es en este
mismo sentido que nos plantea la concepción socio-histórica de la sexualidad femenina y
masculina, al sostener que “La virtud se ha definido siempre como el rechazo de una mujer
a la tentación sexual, rechazo reforzado por diversas protecciones institucionales, tales
como un noviazgo vigilado, matrimonios a la fuerza, etc.” (Giddens, 1992:7).” Aquí es
necesario mencionar esa concepción, avalada y pregonada por la religión, de que la mujer
debe llegar virgen al matrimonio, característica que durante mucho tiempo fue respetada y
alabada por ambos sexos. De este modo, la reputación social de una mujer, residía en su
habilidad para resistirse a los acosos y tentaciones sexuales de los hombres, mientras que la
de estos descansaba en su habilidad para hacer que las ‘chicas’ cayeran en sus redes de
conquista sexual. Por esto es que en el caso del sexo masculino Giddens plantea:
“tradicionalmente se ha considerado que necesitaban la experiencia sexual para su salud
física. Generalmente, se ha aceptado que los hombres tengan relaciones sexuales múltiples
antes del matrimonio, y la doble moral, también después del matrimonio, ha sido un
fenómeno real” (Giddens, 1992: 7) Esto expresa claramente, la disociación entre las
sexualidad y la división de género que existe. Cabe mencionar que sólo a partir de la
segunda mitad del siglo pasado esto empieza paulatinamente a cambiar y esto se debe
principalmente gracias a la revolución del feminismo en la esfera socio-cultural y política
de occidente, que tiene una larga historia, principalmente en Europa y los Estados Unidos.
Hoy en día, la actividad sexual de los adolescentes, se presenta a una edad más
temprana y son otros las permisividades y concepciones que se tienen acerca del
matrimonio y la sexualidad. Sin embargo, aun existe una distinción entre chicas “buenas” o
“malas” que se basa también en su resistencia a la conquista masculina, esto se da sobre
todo en las sociedades más tradicionales y conservadoras. Otras actitudes, han cambiado
radicalmente, ahora las mujeres pueden pensar que es legítimo y es parte de un derecho el
decidir cuándo desarrollar su actividad sexual, según las condiciones y la edad que les
20

parezca oportuno, aunque siempre existe como obligatoria la presencia del mensaje de
romance y compromiso, como precursora del inicio de las actividades sexuales.
Para la concepción más reciente acerca de la sexualidad, Giddens sostiene que hoy
en día las mujeres esperan dar y recibir de igual forma placer sexual, y la sexualidad plena y
equilibrada hoy es parte crucial para tener una vida marital buena. Pero también sostiene
que “La doble moral existe todavía, pero las mujeres ya no toleran la opinión de que,
mientras los hombres necesitan variedad y probablemente emprenden aventuras
extramaritales, ellas deban comportarse de otra forma.” (Giddens, 1992:10).
En el mismo ámbito de la sexualidad en sociedad, está el autor Jeffrey Weeks, él es
un historiador y sociólogo británico que concentra la mayor parte de su trabajo en el tema
de la sexualidad y caracteriza su activismo en movimientos homosexuales. Una de sus
principales obras es “El Malestar de la Sexualidad: Significado, mitos y sexualidades
modernas.” (Weeks, 1985).
Weeks, sostiene en esta obra, que la sexualidad es una condición confusa y no del
todo definida, afirmando que es una fuente de dolor y placer, ansiedad y afirmación, crisis
de identidad y estabilidad de sí mismos, al mismo tiempo; pero, que además, “nuestra
manera de pensar en el sexo modela también nuestra manera de vivirlo” (Weeks,
1993:20).
Con respecto a la relación entre la sociedad y la sexualidad, este autor no encuentra
que sea una relación sencilla, debido a que ninguna de las dos es sencilla, pero que los
elementos mediadores entre ambas son las palabras, las actitudes y las relaciones sociales
que se dan en sociedad en torno a la sexualidad, sosteniendo que “las posibilidades eróticas
del animal humano, su capacidad de ternura, intimidad y placer nunca pueden ser
expresadas “espontáneamente” (…) se organizan en una intrincada red de creencias,
conceptos y actividades sociales, en una historia compleja y cambiante” (Weeks, 1993:21).
Así, plantea que la sexualidad es una zona conflictiva, convirtiéndose en un campo de
batalla moral y política. Esto debido a que el sexo, se ha convertido en un tema crucial del
discurso contemporáneo de la política y la moral. Ya que según el autor se espera que a
través de este, expresemos nuestra subjetividad y nuestro sentido íntimo del yo y de nuestra
21

identidad. Sin embargo, la forma en que llevamos a cabo la sexualidad, y cómo nos
comportamos ante ella, tiene mucho que ver con la historia y las tradiciones sexuales de las
cuales provenimos, un gran ejemplo es el cristianismo. El cristianismo piensa el sexo como
sacramento y su liberalidad es vista como amenaza, confinando su esencia (la del sexo) en
lo que se puede y no se debe hacer. Weeks dice que “la sexualidad podría bien ser una
fuerza potencial de elección, de cambio y diversidad” (Weeks, 1993:22) Sin embargo, la
sexualidad es asumida como un destino, algo a lo que todos estamos sujetos.
Referente a la sexualidad como histórica y política, Weeks sostiene que ha habido
tres principales preocupaciones prioritarias:
1. La cuestión de la identidad sexual
2. Las relaciones entre lo sexual y lo social
3. Los efectos limitantes y definidores del actual discurso científico, moral y político sobre
la sexualidad.
Muchas de estas preocupaciones son las que Weeks trata acerca de la
homosexualidad, en el caso de la identidad sexual y las relaciones entre esta y la sociedad.
No ahondaremos más en este tema, debido a que no ayuda a resolver las preguntas de esta
investigación.
Uno de los postulados más importantes de Weeks en torno a la sexualidad es la
crítica hacia el “modelo hidráulico”, el modelo hidráulico es aquella idea de que el sexo es
una especie de “río caudaloso a cuya fuerza se le puede dar pleno cauce, o que puede ser
encerrado en presas, que puede ser dejado a su libre albedrío o canalizado en formas
sucedáneas inocuas” (Weeks, 1993:27), esto nos habría obligado a repensar las categorías
de las actuales definiciones sociales de la sexualidad. Sin embargo, está claro que los
estudios inspirados por un enfoque histórico-social destacan la importancia histórica que le
asignamos a lo sexual, lo que se debe principalmente al estímulo de los movimientos
sociales contemporáneos feministas, estos movimientos habrían puesto al descubierto el
machismo oculto en el modelo hidráulico debido a la ausencia de un lenguaje femenino que
se refiriera a la sexualidad femenina en sí misma, si no todo desde un discurso y lenguaje
masculino. Las contribuciones del feminismo generan una especie de re-definición de la
22

naturaleza del poder y la política en el mundo moderno. El poder ya no se muestra como
fuerza homogénea y al igual que la política puede ser un fenómeno móvil, heterogéneo,
insistente y maleable que permita el surgimiento de diversas formas de dominación, de las
cuales la dominación sexual, según Weeks, “es una de ellas y produce constantes formas
de desafío y resistencia a través de una historia compleja” (Weeks, 1993:28)
El autor también sostiene que las controversias actuales, acerca de la sexualidad, se
generan debido a la crisis del concepto entre “revolución sexual” y “liberación sexual”. Y
que más allá de esto, lo que revela es una indefinición propia del significado de la
sexualidad en sí misma. La libertad sexual debería poder ofrecer una expansión al terreno
de la elección individual, lo que debiera conllevar a una transformación social. Sin
embargo, para Weeks lejos de lograr esto, la libertad sexual estaría lejos de ser una
oportunidad para esto, sino que sería una falsa ilusión, ya que en el proceso de un supuesto
advenimiento de la “libertad sexual” se habrían ignorado la problemática de la elección en
la sexualidad, y aun siguen habiendo víctimas de una no libertad sexual. Es más, aun podría
haber una especie de imposición de la identidad sexual, como táctica del poder. Y la
identidad tiene que ver con la diferenciación, la actualización y elección del individuo con
respecto a sus prácticas sexuales. Muchos sujetos no tendrían una identidad, pero sí un
“sentido del ser”, de la necesidad y el deseo, una constante búsqueda que puede quedar
muy bien caracterizada en el caso de la homosexualidad. Weeks sostiene que la sociedad
moderna está estratificada en diversos aspectos como: clases sociales, razas, religión,
ideología, status y edad. Todos estos se interceptan con otras dos divisiones fundamentales
pero un tanto dejadas de lado, la preferencia sexual y el género. Con respecto a la identidad
sexual heterosexual, el autor afirma que el rendimiento sexual es uno de los principales
aspectos que posee la ‘masculinidad sexual’, así en la mayoría de los textos de sexología
siempre se toma la identidad sexual netamente masculina y la mujer siempre es vista como
“el otro”.
En síntesis, para nuestro trabajo consideraremos tres principales teorías sociales
acerca de la sexualidad.
En primer lugar tenemos a Foucault que al hablar de la sexualidad humana lo hace
23

relacionándola con el sistema social, es decir relaciona el sexo con las normas sociales y el
poder de las instituciones que regulan la conducta en una sociedad determinada, es desde
esta relación que nace el concepto de “hipótesis represiva”, sosteniendo que la represión es
el factor que mueve la relación entre el poder, el saber (que se entenderá como verdad del
placer) y la sexualidad. La única forma de liberarse de esta es definitivamente haciendo la
sexualidad pública, pero sin las regulaciones de lo establecido socialmente. Por lo tanto, la
represión no sería más que un planteamiento teórico y es por esto que se llama “hipótesis”
de la represión y que todo está en las producciones discursivas acerca del sexo, y su verdad.
Y que al buscar esta verdad el ser humano ha tomado dos caminos histórico-sociales y
también culturales. Por un lado en la sociedad oriental se desarrolla lo que Foucault
denomina “Ars Erotica” que consiste en obtener la verdad a través del placer practicándolo
para conocerlo. Y por otro lado, en las sociedades occidentales está la construcción de lo
que el autor denomina “Scientia Sexualis” que pretende decir la verdad del sexo de forma
totalmente opuesta, lo que ha transformado este tema en asunto de “expertos”.
En segundo lugar, Giddens toca el tema de la sexualidad y su relevancia para la
sociedad occidental, donde según el autor, uno de los principales elementos sería el
surgimiento del concepto de “sexualidad plástica” concebida como una sexualidad un tanto
más alejada de la mera reproducción humana y más bien cercana al placer,. Sin embargo,
esta sexualidad plástica sólo es expuesta como práctica libre cuando surgen métodos de
anticoncepción y regulación familiar. Giddens también plantea que el control de la sociedad
acerca de la vida sexual humana ha generado una normatividad del ser y que destaca dentro
de esto el control por parte de los hombres sobre las mujeres, en términos sexuales, y que
aquella mujer que se ha emancipado de este control siempre es marginada socialmente y el
autor las llama “mujeres disolutas”, lo que confirma la existencia entre una división entre
los sexos y también los géneros, aunque hoy en día esto puede estar superándose ya que las
mujeres también esperamos dar y recibir placer tal como los hombres, aunque aún queda
mucho camino por recorrer en este aspecto, sobre todo en las sociedades más tradicionales
y conservadoras.
En tercer lugar está Weeks que plantea que el tema de la sexualidad es complejo,
sobre todo al exponerse en relación con la sociedad y sostiene que así como pensamos el
24

sexo en sociedad, lo vivimos. El autor además sostiene que en esta relación entre sociedad
y sexualidad existen diversos mediadores, que serían “palabras, actitudes y relaciones
sociales que se dan en la sociedad” en torno a este tema. De esta forma, se esperaría que a
través del discurso expresemos nuestra subjetividad e intimidad. Por otro lado, Weeks
critica el modelo hidráulico de la sexualidad, al considerarlo demasiado machista y con
falta de la voz femenina.
Pero estos no son los únicos autores que plantean la sexualidad como un tema
social, también es importante a tener en cuenta para nuestra investigación es la perspectiva
teórica propuesta por John H. Gagnon y William Simon acerca de los “Sexual Scripts” o
guiones sexuales (Gagnon & Simon, 1984), que sostiene que dentro de una determinada
cultura, o sociedad, existirían ciertos guiones determinantes sobre las posibilidades de
formación de parejas sexuales, las circunstancias y las motivaciones que se podrían dar en
este tipo de relaciones. Es así como diversos estudios sostienen que en el mundo occidental,
una de las principales motivaciones para establecer relaciones sexuales de forma estable, y
también para el inicio de ellas, sería el amor, sobre todo en el caso de las mujeres
(Barrientos, 2003).
En este sentido, los “guiones sexuales” adquieren particularidad de acuerdo a los
planos donde operan. Estos guiones, coordinarían la vida y el comportamiento social,
otorgando el reconocimiento de situaciones o escenarios sexuales. “Los “guiones
interpersonales”, principalmente presentes en el estado práctico de los diversos tipos de
interacción social, se componen de secuencias ritualizadas y bien conocidas de actos que
intervienen en el encuentro y en la seducción que provocan excitación y que coordinan la
realización práctica de las relaciones sexuales.” (Matus Madrid, 2005). Los guiones de
“escenarios culturales” en cambio, son prescripciones colectivas que dicen lo posible o lo
correcto o no correcto que se debe hacer y ser en materia sexual. “Estas recomendaciones y
prohibiciones culturales nunca tienen, sin embargo, la simplicidad aparente de las normas y
reglas legales”. (Gagnon y Simon, 1984:105; citado en Matus Madrid, 2005). De acuerdo a
lo anterior, acerca de los escenarios culturales, podríamos decir que un escenario cultural
para la sexualidad juvenil de nuestra investigación es Chillán, y su sociedad tradicional y
pequeña, que va generando ciertas pautas o “recomendaciones” que deben llevarse a cabo
25

en el ‘escenario sexual’ de las jóvenes chillanenses.
Importante a considerar, son los postulados de la obra de Beck y Beck-Gernsheim,
llamada “El Normal Caos del Amor” (1998). En esta obra, los autores se dedican a analizar
y describir los procesos por los cuales las relaciones sentimentales, conyugales y sexuales
han ido cambiando en nuestra historia, particularmente en los últimos siglos de la
humanidad.
Lo que sostienen estos autores, es que el amor ha ocupado un papel importantísimo
en la sociedad moderna y que incluso sería hoy el equivalente a lo que una vez fue la
religión al decir que: “el afán por el amor representa el fundamentalismo de la
modernidad” (Beck & Beck-Gernsheim, 1998:30) y que este sentimiento es súper-
valorizado por las personas, quienes ven en él posibilidades que no ven en otras áreas de su
vida, así como la felicidad y la realización personal. (Beck & Beck-Gernsheim, 1998).
Además, los autores plantean que dentro de las relaciones matrimoniales, y extra-
matrimoniales, surgen graves conflictos en torno a las decisiones y elecciones que se
pueden o deben tomar como por ejemplo “la movilidad profesional dispar de los esposos,
el reparto de los trabajos domésticos, el cuidado de los hijos, la forma de contracepción, la
sexualidad, etc.” (Beck & Beck-Gernsheim, 1998:47). Y que en definitiva, debido a los
conflictos que puedan suceder entre los géneros, la sexualidad femenina y masculina y en el
erotismo y política que hay detrás de estos, la sociedad comienza a cambiar de forma
superficial y profunda. (Beck & Beck-Gernsheim, 1998)
A partir del siglo XIX, para estos autores, la familia, el matrimonio, la sexualidad y
el amor ya no puede ser presentado de forma obligatoria, y sus definiciones y significancias
variarían subjetivamente. Desde ese momento en adelante, son relaciones que deben ser
negociadas y descifradas por quienes las experimentan. Y el matrimonio junto con el
concepto de familia “oculta una multiplicidad creciente de situaciones que se esconden
detrás de ellos” (Beck & Beck-Gernsheim, 1998: 35) Por ejemplo, sin la división de roles
entre hombres y mujeres dentro de un matrimonio, que es desigual por lo demás, no
existiría la concepción de familia nuclear tradicional y por ende “no es pensable la
sociedad industrial con su esquema de trabajo y vida” (Beck & Beck-Gernsheim, 1998:
26

45). Los autores entonces se preguntan si esta desigualdad entre hombres y mujeres ha
cambiado a partir desde ese entonces y especialmente en las últimas décadas del siglo XX,
sosteniendo, finalmente, que sí ha habido cambios, sobre todo en la sexualidad, en el
derecho y la educación, pero a juico de ellos serían más bien “cambios en la conciencia y
sobre el papel (con excepción de la sexualidad)” (Beck & Beck-Gernsheim, 1998: 32).
El amor sexual para Beck y Beck-Gernsheim, poseería una potencia distinta a la del
amor ‘romántico’, sosteniendo que “tendemos a restringir el universo de las posibilidades
de amar a esta unidad del deseo, centelleante y engañosa, de palabra, mano y beso (por
mencionar sólo unos componentes)” (Beck & Beck-Gernsheim, 1998: 29). Y los cambios
que han surgido en torno a la sexualidad radican en el clásico ejemplo que antes sólo se
permitía a los varones tener experiencias sexuales, como secreto a voces. Según la obra de
Beck y Beck-Gernsheim “más de la mitad de las chicas (61%) asume que es importante
para las mujeres tener experiencias sexuales (…) pero no debemos engañaros, porque
aunque el comportamiento sexual hoy es menos rígido sigue siendo fuertemente
normalizado. Aun cuando están siendo cuestionados los modelos de matrimonio y familia,
los jóvenes en su mayoría no desea tener una vida sin vínculos” (Beck & Beck-Gernsheim,
1998: 36). Por lo demás, se sostiene que los hombres hoy en día comienzan a relacionarse
de forma distinta con la sexualidad. “Esta ya no surge como un impulso aislado, sino como
parte normal de su personalidad” (Beck & Beck-Gernsheim, 1998: 43-44). Demostrando
que el deseo y el impulso de la sexualidad ya no se considera como algo que debe ser
reprimido de forma tajante como solía hacerse.
Luhmann por su parte, en su obra “El amor como Pasión. La codificación de la
intimidad”. (1982) también plantea el tema de la sexualidad como tema social, afirmando
que su importancia en este aspecto radica en que cuando la sexualidad es experimentada
con otro individuo, las vivencias propias también se tornan en vivencias del compañero.
“En el concierto corporal se experimenta que, por encima de los requerimientos de la
propia satisfacción, también se satisfacen las exigencias del otro.” (Luhmann, 1982: 51).
Lumann nos habla de la sexualidad y el erotismo como amour passion el cual para algunos,
estaria ligado hacia lo agradable, lo frívolo y libre de compromisos, una especie de
equivalente de lo que sería en Giddens la sexualidad plástica, y que en el medioevo la
27

pasión era considerada como una enfermedad, una conducta diferenciada de la sexualidad
que era considerada como un fenómeno corporal alejado del deseo y del placer. Sin
embargo, Luhmann sostiene que “El mecanismo simbólico específico del amor como
código comunicacional es la sexualidad; a través de ella los individuos logran la fusión”
(Luhmann, 1985: 21; citado en Corona & Rodríguez, 2000). Indicando bajo esta fase la
crucialidad de la sexualidad en los vínculos sociales, específicamente en aquellos que se
pueden dar de forma íntima, o sentimental.
Sexualidad Femenina
Para comenzar a hablar de la sexualidad femenina, es importante realizar primero
una breve revisión acerca del tema de género, utilizando por supuesto a autores/as
especialistas en temas de género y sexualidad. Esto debido a que la categoría de género
tiene particular relevancia en este trabajo, al tratarse precisamente de la sexualidad
femenina, como un tema que ha de ser analizado, defendido y reflexionado desde el género,
desde la categoría de lo que socialmente se entiende como “femenino”.
En primera instancia es necesario definir la concepción de género, Osborne sostiene
que como concepto sociológico el género es “el constructo social que convierte a hombres
y mujeres en seres sociales frente a su concepción como meras entidades biológicas, seres
que por lo demás se hallan encuadrados en determinadas relaciones de
dominación/subordinación” (Osborne, 1995:26). Esta misma autora, escribe en las ciencias
sociales acerca del papel de la sexualidad en las relaciones de género, calificándolas como
“desigualdades sociales por razón de sexo” y plantea que este tema aun está rodeado por
cierto tabú. Osborne nos dice que la sexualidad se experimenta de forma personal, pero sin
embargo a la hora de entenderla concuerda con Gayle Rubin al sostener que “los deseos se
hallan constituidos en el curso de prácticas históricas y sociales específicas.” (Rubin,
1984: 276. Citada en Osborne, 1995:26) Esto quiere decir que vivimos la sexualidad en
nuestros cuerpos, pero a la vez, nuestros cuerpos también forman parte de un significado
cultural y social.
Con respecto a la definición de género que Osborne plantea y la relación
dominación/subordinación, esta autora sostiene que en esta relación el poder no se ejerce de
28

forma única, sino que se va dando a lo largo de relaciones que como mecanismo van
produciendo mayor dominación y ante esta surge la oposición a esa dominación en forma
de resistencia, un ejemplo claro de estas relaciones es el surgimiento del feminismo.
La sexualidad como asunto del feminismo proviene desde las primeras etapas de
este movimiento en el siglo XIX, y se enmarcan en torno a las diferencias sexuales que se
establecían en las relaciones de dominación de hombres sobre mujeres, la explotación
sexual y las pocas posibilidades de consenso y elección en la sexualidad (Weeks, 1986: 89.
Citado en Osborne, 1995). En los años ’20 y ’30 del siglo XX, el feminismo puso de
manifiesto la conexión entre sexualidad y política, donde Wilhem Reich teorizó acerca de la
conexión entre liberación sexual y liberación política “en la medida en que la primera
debía producir una modificación del carácter de las personas y proporcionarles la energía
que le permitiera sacudirse el yugo del autoritarismo”. (Reich, 1985. Citado en Osborne,
1995) Sin embargo, no hubo transformaciones en este aspecto hasta los años sesenta y
setenta producto de la fuerza inminente que tuvo en la sociedad el feminismo de esos años.
Kate Miller, en su obra “Política Sexual”, sostiene que “la sexualidad refleja la
tensión entre la dominación masculina y la subordinación femenina” subrayando, según
Osborne, la importancia de las diferencia de poder en el terreno de la sexualidad. El gran
trabajo de Miller, entonces, habría sido demostrar que “el sexo es una categoría social
impregnada en política (…) como conjunto de relaciones y compromisos estructurados de
acuerdo con el poder, en virtud de los cuales un grupo de personas queda bajo el control
de otro grupo, en este caso, las mujeres bajo el control de los hombres” (Miller, 1975: 32)
Osborne, también escribe acerca de la obra de Gayle Rubin en su obra “Tráfico de
Mujeres”, rearticulando este término creado por Emma Goldman como ‘metáfora’ a la
prostitución, emplea la terminología de “sistema de sexo/género”, reemplazando la
terminología ya existente de patriarcado, por considerarla demasiado general. De este
modo, por “sistema de sexo/género” entiende el “conjunto de disposiciones por las que una
sociedad transforma la sexualidad biológica en productos de la actividad humana” (Rubin,
1975: 159; citada en Osborne, 1995). Este concepto pretendió describir la “organización
social de la sexualidad” por medio de una reinterpretación de Lévi-Strauss y su idea del
29

intercambio de mujeres como base de la organización social Sin embargo, posteriormente
Gayle Rubin reconsidera su posición y dice plantea que continúa considerando al
feminismo como una “teoría de la opresión del género” pero cuestiona su supremacía en
cuanto a “teoría de la opresión sexual”, puesto a que esta estaría ausente de la definición de
sexo como deseo erótico, entre otras cosas. Ella sostiene que “el disfrute sexual es
concebido como un atributo y privilegio masculino y que el modelo de sexualidad vigente
es un modelo que favorece al varón y que analíticamente deben ser separados, aunque esto
suponga ir contra corriente de la mayoría del pensamiento feminista” (Osborne, 1995)
Otra autora, llamada Carole Vance (citada en Osborne, 1990), plantea que el
problema anterior radica en el planteamiento que desde esta perspectiva se establece sobre
el cuerpo, ya que habría habido una tendencia a olvidarlo, y esto sucedería debido a dos
principales razones:
a) Las feministas no están muy familiarizadas con la sexología, la que pese a las críticas
que se pueden tener, ha recogido importantes datos acerca de la diversidad sexual de las
mujeres, y,
b) La ausencia de investigaciones sobre sexualidad femenina, efectuadas con un enfoque
constructivista que haga especial hincapié en la perspectiva de género (Osborne, 1990)
Osborne finaliza su planteamiento acerca del estudio de la sexualidad femenina,
expresando que muchos de los estudios acerca de sexualidad están articulados
principalmente por autores del sexo masculino y son realizados desde perspectivas
demográficas, biológicas, médicas, pero pocas veces referente a perspectivas culturales,
antropológicas o sociales.
Otra autora importante es Gayle Rubin, antropóloga y activista permanente en
asuntos de sexo y género, y ha contribuido enormemente a los estudios e investigaciones
acerca de esta temática con sus diversas obras, entre las cuales destaca por sobre otras su
ensayo “Tráfico de Mujeres: nota sobre “la economía política” del sexo”. Con respecto a
la sexualidad, Rubin plantea que “Las necesidades de sexualidad y procreación deben ser
satisfechas tanto como la necesidad de comer, y una de las deducciones más obvias que se
pueden hacer de los datos de la antropología es que esas necesidades casi nunca satisfacen
30

en una forma “natural”, lo mismo que la necesidad de alimento” (Rubin, 1997:44) Esto
quiere decir que a la larga el sexo, tal como lo conocemos hoy, es el resultado de una serie
de modificaciones acontecidas durante milenios de historia humana, de esta manera el sexo
sería “un producto social”.
Rubin en su ensayo, con el término de “tráfico de mujeres” o intercambio de
mujeres, no quiere plantear una definición cultural, sino más bien una aprehensión de
algunos aspectos de las relaciones sociales de sexo y género, cabe mencionar que este
término es acuñado en base a lo que Lévi-Strauss plantea como sistema de parentesco,
donde no sólo se intercambian mujeres, sino que también “acceso sexual, situación
genealógica, nombres de linaje y antepasados, derechos y personas (hombres, mujeres y
niños) en sistemas concretos de relaciones sociales”. (Rubin, 1997: 56). En definitiva, el
intercambio de mujeres es una reflexión profunda de que existe un sistema en el que las
mujeres no tienen pleno derecho sobre sí mismas, ellas son objetos de un intercambio y no
“participantes asociados”
Cabe mencionar, que Rubin durante sus siguientes obras, se retracta un poco de las
definiciones y el uso de los conceptos de sexo y género y su relación con el feminismo, en
su ensayo “Reflexionando sobre el sexo” (1989), lo que veremos en los siguientes párrafos.
Otra de las premisas que sugiere esta autora, tiene que ver con la preocupación y el
debate que genera en los estudios feministas la sexualidad femenina, tal como lo
mencionamos antes, el tema de la explotación sexual, la prostitución y la pornografía, y con
respecto a la prostitución Rubin plantea que existe una criminalización general de ciertas
conductas como la homosexualidad, la obscenidad, el uso de drogas con fines recreativos y
la prostitución y estas se muestran como “amenazas a la salud y a la seguridad, a mujeres
y niños, a la seguridad nacional, a la familia o a la civilización en sí misma.” (Rubin,
1989: 165).
Por otra parte, Rubin sostiene que gran parte de la opresión de las mujeres es
contenida y mediada por la sexualidad. Dentro del feminismo por su parte, la autora
sostiene que existe una tendencia que ha criticado las restricciones impuestas a la conducta
sexual de las mujeres y ha denunciado el alto precio que se les hace pagar por ser
31

sexualmente activas, reclamando una liberación sexual que alcance a mujeres y hombres.
Por otro lado, existe una segunda tendencia que considera esta liberación sexual como una
extensión hacia los privilegios masculinos. Para Rubin, este discurso sería muy similar al
discurso anti-sexual muy conservador, muchas veces similar al conservadurismo de
derecha. Aquí se generaría el movimiento anti-pornografía característico de este tipo de
feminismo, este movimiento condena no sólo la pornografía, sino que también cualquier
tipo de práctica de expresión sexual, tachándolas de anti-feministas. Y no contento con esto,
también censura la conducta gay masculina, la promiscuidad y la conducta lesbiana no
monógama o conductas sexuales con roles o no convencional. Para la antropóloga, esta
retórica es “un ejercicio masivo de búsqueda de chivos expiatorios (...) La propaganda
anti-porno a menudo lleva implícito el mensaje de que el sexismo se origina dentro de la
industria del sexo comercial y que de allí se propaga al resto de la sociedad.” (Rubin,
1989: 173). Según lo anterior Rubin, siguiendo las argumentaciones de Foucault y Weeks,
argumenta que las “perversiones” son un aspecto desagradable o problemático de la
construcción de la sexualidad moderna, y que se ejemplifica con esta tendencia del
feminismo.
Otra autora, llamada Catherine MacKinnon, intenta de forma más específica de
incluir la sexualidad como teoría en el pensamiento feminista, sosteniendo que “la
sexualidad es al feminismo lo que el trabajo al marxismo… el moldeado, dirección y
expresión de la sexualidad organiza a la sociedad en dos sexos, mujeres y hombres”
(MacKinnon, 1982. Citada en Rubin, 1989:185) Apelando así a que tal como la división del
trabajo y las clases sociales, existe una dualidad en la sexualidad, en el sentido de las
relaciones de dominación/subordinación en el sistema de sexo/género.
Finalmente, podemos decir que Rubin concluye sus escritos en torno a la sexualidad
y el feminismo diciendo que a medida que el feminismo habla menos de género y más de
sexualidad, su análisis pasa a ser estéril y poco certero, pero que claramente el sistema
sexual moderno es objeto de lucha política desde que apareció, y que a diferencia de las
disputas entre “trabajo y capital” los conflictos sexuales están completamente camuflados y
carecen de una preocupación teórica contundente.
32

Sociedad Moderna y Sexualidad.
Es muy necesario destacar que la sociedad moderna ha cambiado la forma respecto
de la cual se plantean ciertas premisas en las vidas de las personas, el amor, la sexualidad,
el trabajo, la familia, etc. Uno de los principales cambios que trae la sociedad moderna, es
el surgimiento de lo que Giddens denominaría como “amor confluente” (Giddens, 1995:
citado en Donoso y Vidal, 2002: 17). Se trata de un amor contingente, alejado del amor
romántico más clásico, el amor confluente tendría como centro de la relación conyugal
alcanzar el placer mutuo en la pareja y no está necesariamente ligado a la heterosexualidad.
Otra característica de la sociedad moderna, es la premisa de la “igualdad sexual”
entre hombres y mujeres, lo que habría establecido el surgimiento de lo que Giddens llama
“relaciones puras” que es “una relación de igualdad sexual y emocional con connotaciones
explosivas respecto de otras normas preexistentes de poder entre los diversos papeles
sexuales” (Giddens, 1995: citado en Donoso y Vidal, 2002: 17). Este tipo de relación
implicaría también una nueva forma de sexualidad, la anteriormente mencionada
“sexualidad plástica”, esta sexualidad liberada de las necesidades de la reproducción, donde
ambos acordarían el entregar y recibir la gratificación de una relación sexual.
De acuerdo a muchas premisas de la modernidad, y tal como lo explica Foucault en
su obra, al inicio de este periodo histórico, existía una especie de represión a la sexualidad.
De tal manera que la modernidad “abrió” los ojos con el iluminismo y sus premisas del
progreso, la evolución y el control, donde la razón es colocada como centro del universo
(logo centrismo). Durante el siglo XVII-XVIII, la sexualidad fue objeto de investigación
científica, control administrativo y preocupación social, pues el afán de control de la
sociedad por parte del sujeto moderno era apremiante. (Foucault, 2005) De esta manera, se
utilizaba tanto una violencia física como simbólica para hacer efectivo el sometimiento a
las normas sexuales que saturan nuestras vidas desde el siglo XVII y se sitúan por encima
de nosotros mismos, pudiendo llegar a hacernos sentir invisibles frente a un todo social
definido desde el poder. Un poder creado por la burguesía y la monarquía, productos del
auge capitalista y que se extendió en todas las clases sociales, Foucault dice: “El dispositivo
de la sexualidad, elaborado en sus formas más complejas y más intensas por y para las
33

clases privilegiadas, se difundió en el cuerpo social entero” (Foucault, 2005:147-148).
Este mismo autor sostiene que el hombre al esconder el sexo, más bien se ha
centrado en hablar todo sobre él, de manera tímida, debido a los estatutos de la moral de la
época, los cuales contradictoriamente han creado una especie de moral traicionada. Pero,
aunque se habla mucho, se habla como algo que no se tiene, con un lenguaje censurado. La
primera modernidad, la modernidad con su fervor científico, impulsa al hombre a conocer
los más mínimos detalles acerca de los secretos biológicos y psíquicos en los cuales el
cuerpo participaba. “El resultado fue un avance científico, pero también una
sensualización del poder del Estado, que tuvo como consecuencia la potenciación del sexo,
que no quería permanecer simplemente en la alcoba de los padres.” (Moncrieff, 2007: 5)
En esta época el sexo es igual al secreto, a la censura, a la controversia. Esta “ocultación”
humana sobre todo para con el sexo, crea una incitación propia del estudio. El secreto del
tema nos hace hablar en voz baja. El secreto es el mecanismo impulsor de la sexualidad
parlanchina. En unas líneas de “La voluntad del saber” se hace referencia a este punto de la
siguiente manera: “Como si el deseo de hablar de él y el interés que se espera hubiesen
desbordado ampliamente las posibilidades de la escucha, algunos han puesto sus oídos en
alquiler” (Foucault, 2005:14; citado en Moncrieff, 2007: 6)
Durante los siglos contemporáneos, XX y XXI, podemos notar que todo lo anterior
ha cambiado, los controles del poder se han desgastado y se han desmenuzado muchos
tabúes debido a las nuevas tecnologías sexuales, Foucault nos convence con las siguientes
líneas: “En las sociedades modernas el poder en realidad no ha recogido la sexualidad
según la ley y la soberanía; supongamos que el análisis histórico haya revelado la
presencia de una nueva ‘Tecnología’ del sexo, mucho más compleja y sobre todo mucho
más positiva que el efecto de una mera ‘prohibición’.” (Foucault, 2005: 110; citado en
Moncrieff, 2007: 10) Estas nuevas tecnologías del sexo nos han dado el “permiso
requerido” para desinhibirnos un poco, en nuestra sexualidad.
Hoy en día se habría desmantelado el poder sobre lo sexual que tenía la religión. La
sexualidad de ahora, sólo tendría su acento regulador en la moral, que canaliza el “buen
proceder” y el “buen comportamiento”. La institucionalización de la sexualidad de hoy no
34

se encuentra materializada en la familia y la heterogeneidad obligatoria. Ya no son tan
vehemente castigadas las otras opciones sexuales. La sexualidad de esta época es para el
cuerpo y depende de él, entendiéndolo como un órgano polivalente para el goce, de
arquetipo de belleza, de fortaleza, de catalizador y espejo de nuestras relaciones sociales y
sexuales. Nuestro cuerpo es el medio de liberación de la moralidad tanto colectiva como
individual.
Vivimos en una sociedad sexualmente liberada, pero más bien parece un
“supermercado de fantasías, en los que los deseos de los individuos se consumen
mutuamente en lugar de producirse” (Castells, 1998: 265. Citado en Moncrieff, 2007:11),
en un vaivén interminable, que obviamente se encuentra permeado por el sistema capitalista
hegemónico desde hace tres siglos, cuyo desarrollo está basado en el consumismo
impulsivo que domina todos los ámbitos sociales, incluido el ámbito de la sexualidad.
La mayoría diría que nuestra sexualidad es abierta, que en tiempos modernos
supuestamente todo es libre, liberado, con libertad. Sin embargo, al adentrarnos más en la
historia de la sexualidad humana, ocurre lo contrario. Nuestra sexualidad es retenida y su
libertad es hipocresía. Hemos vivido en una “sexualidad deformada”. Desde hace más de
tres siglos, el sexo y sus discursos han aumentado pesar de todos los impedimentos que se
le han puesto, se ha constituido como el error más divulgado de la humanidad. La realidad
es que todavía tememos a la palabra sexo, ya que aun es un secreto que tememos develar.
Sexualidad en Chile
Una de las características de la sociedad chilena, no sólo en lo que respecta a la
sexualidad, es la gran influencia de la iglesia católica, ésta se encuentra presente desde el
Estado hasta la población, pasando por las leyes y normas de conductas que se establecen
dentro de una sociedad. De esta manera, la iglesia católica y los sectores más conservadores
del país, pertenecientes a la derecha y al poder económico chileno, imponen
constantemente a la sociedad y a los medios de comunicación las pautas y lineamientos con
respecto a diversos temas, uno de estos es la sexualidad. Pía Rajevic, dice que “en Chile
hay una minoría muy poderosa que impone su punto de vista más allá de lo visiblemente
político o económico y uno de sus interés más profundos es la mantención de los valores
35

morales a ultranza” (Rajevic, 2000: 17. Citado en Vidal, 2002:20). De esta manera, la
construcción de la sexualidad en Chile, además de un tema histórico-social, está muy ligada
a las influencias de esta minoría o elite conservadora y derechista.
En Chile, se han registrado ciertos avances en torno a la sexualidad, tales como la
ley de filiación, la despenalización de la homosexualidad y la recientemente promulgada
ley de femicidio, impulsada durante el gobierno de la Presidenta Bachelet. Sin embargo,
aun muchos existen muchos cabos sueltos en esta materia, sobre todo en lo que respecta a
la educación sexual, campañas de prevención de SIDA y la negación a la venta de
anticonceptivos de emergencia, como la píldora del día después, y la ausencia de una ley
que permita y regule el aborto terapéutico así como la extensión de la penalización del
femicidio a los crímenes cometidos contra mujeres en el pololeo.
Las campañas de prevención del SIDA, existentes en un momento, fueron de cierta
forma censuradas hace unos años y por mucho tiempo estuvo fuera de la discusión pública.
Vidal sostiene que esto se habría debido a la influencia de ciertos canales televisivos de
derecha o dependientes de la Iglesia Católica. Con respecto a la educación sexual, cabe
señalar que existía un programa aplicado a los establecimientos educacionales llamados
JOCAS (Jornadas de Conversación sobre Afectividad y Sexualidad). Sin embargo, este
programa causó gran polémica en los sectores conservadores y la derecha chilena, muchos
medios de prensa conservadores, como El Mercurio, publicaban reportajes en contra de este
programa, sobre todo porque el hecho de hablar de preservativos y anticoncepción en
colegios y escuelas, además, se acusó al Estado de “transgredir los principios y valores
fundamentales a la hora de diseñar programas para la formación de los niños y
adolescentes como Jornadas de Conversación sobre Afectividad y Sexualidad” (María
Angélica Cristi, 1996: citada en Vidal, 2002: 20) De esta forma, el entonces gobierno
chileno, de la alianza política de centro, la Concertación, debió hacer recortes en el
presupuesto y una limitación en los contenidos, debido a la gran influencia que gozaba el
sector más conservador de la Democracia Cristiana.. En el caso de la ‘píldora del día
después’, tras una demanda al Estado en la que la defensa del Opus dei chileno tuvo gran
influencia, el gobierno tuvo que impedir la venta del fármaco en las farmacias y se prohibió
la entrega de la píldora en los establecimientos de salud pública. Cabe señalar, que no fue
36

sino hasta el año 2004 que se promulgó y entró en vigencia la ley la Ley Nº 19.947, que
introdujo la figura legal del divorcio vincular, lo que reafirma la idea de que nuestro país va
muy lento en materia de sexualidad, matrimonio e igualdad de género.
En nuestro país, existen muchas diferencias entre los géneros respecto de la
sexualidad, esto lo demuestran diversas investigaciones realizadas en el país, una de las
primeras y más grandes diferencias es la “motivación para iniciar la vida sexual”. Los
estudios han demostrado que las mujeres tienen como principal motivo para tener
relaciones sexuales a la afectividad con sus parejas estables, mientras que los hombres el
principal motivo es el placer y generalmente se inicia con mujeres mayores. (Sharim, Silva,
Rodó y Rivera, 1996: 34. Citado en Vidal, 2002: 21). Cabe destacar, que estos mismos
estudios muestran que en el caso del hombre, el inicio de la vida sexual tiene que ver con
“un mandato social que permite que se reafirmen como hombres heterosexuales al poseer y
penetran a una mujer, lo cual le abre las puertas al mundo ‘de los hombres’”. (Donoso &
Vidal, 2002: 22). Con respecto a la primera experiencia sexual, se ha mostrado que para
ambos sexos es importante que exista una mayor experiencia en el hombre, sin embargo,
tanto para hombres como mujeres, la virginidad femenina continúa siendo de suma
importancia. Vidal nos dice que la virginidad se “conceptualiza como algo valioso que se
entrega, que se da, motivo por el cual tienden a valorarla como algo hermoso. Sin
embargo, esta valoración sólo se circunscribe al ámbito de las relaciones estables” (Vidal,
2002: 22) Así, estudios en varones sostienen que estos señalan que “las mujeres cuyo deseo
no nace del amor, son enfermas, tienen alma de puta o son putas. Tienen relaciones
sexuales con cualquier hombre” (Valdés y Olavarria, 1998. Citado en Vidal 2002: 23).
Otros estudios, muestran que para la mujer resulta muy importante satisfacer a su
pareja, incluso por encima de la satisfacción propia, de aquí mismo se puede extraer el
tema del orgasmo fingido en muchas mujeres tiene como objetivo destacar que “su
hombre” es capaz de satisfacerla y por ende él puede obtener un mayor placer. De estos
estudios, se puede establecer de forma general que las mujeres no vivencian la sexualidad
como algo destinado al propio placer y goce, sino más bien como una obligación para con
sus parejas. Cabe destacar, que hay una diferencia entre las mujeres de sector medio alto y
medio bajo dentro de la sociedad chilena, donde las mujeres de clase más acomodada
37

manifiestan estar más satisfechas en su vida sexual, a diferencia de las mujeres de las clases
más vulnerables socialmente (Donoso & Vidal, 2002: 26).
De acuerdo a lo anteriormente expuesto y según las propias conclusiones de Vidal,
no se podría hablar de una modernización en la sexualidad en nuestro país. Las premisas de
la modernidad establecidas por Giddens, en el apartado anterior, no se estarían llevando a
cabalidad en la mayoría ni en los chilenos ni menos aún en la sociedad chilena. Vidal dice
que si bien la apertura en la concepción de la masturbación, la precocidad en las relaciones
sexuales, ya están de alguna forma asimiladas en nuestra sociedad, aun cuando existen
rasgos de las sociedades tradicionales en la cotidianeidad sexual chilena
Jóvenes y Sexualidad.
Lo principal para tocar el tema de la sexualidad juvenil es preguntarnos a qué
grupos etarios definimos y calificamos como población joven. De acuerdo a esto, el
Instituto Nacional de la Juventud, en adelante INJUV, en su publicación de la Sexta
Encuesta Nacional de Juventud (Sexta Encuesta Nacional de Juventud. Gobierno de Chile.
Instituto Nacional de la Juventud. INJUV, 2010), define a la juventud chilena a aquellos
individuos de 15 a 29 años de edad y sostiene que nuestro país cuenta con 4.208.399 de
jóvenes, es decir un 24,9% de la población total del país, de los cuales el 49,5%
corresponde al población de sexo femenino y el 50,5% de sexo masculino. (Instituto
Nacional de Estadísticas. INE, 2009) Asimismo, el INJUV sostiene que las regiones con
mayor población joven dentro del país son la Región Metropolitana (40,8%), la región del
Bío Bío (12%) y la región de Valparaíso (10,2).
Según lo expuesto por la encuesta anteriormente mencionada, la mayoría de los
jóvenes de nuestro país ha iniciado su vida sexual, siendo la gran mayoría los jóvenes entre
20 y 29 años, en el caso de los jóvenes entre 15 y 19 años por su parte, se indica un 47,9%
de ellos sí ha tenido actividades sexuales mientras que más de la mitad aun no lo ha hecho.
Este documento también sostiene que la edad promedio de iniciación sexual es de 16,7
años. En el caso de las mujeres la edad promedio de iniciación en actividades sexuales es de
17,1 y en los hombres de 16,4. Además, se afirma, según la encuesta, que los sectores
socio-económicos más altos (ABC1 y C2) son los que tienen una edad menor en la
38

iniciación sexual y junto con esto, la región del Bío Bío es la que presenta una edad más
tardía en este mismo ámbito.
Otro aspecto que cabe mencionar, es que la mayor parte de la población dice haber
tenido su primera relación sexual dentro del pololeo. En el caso de las mujeres un 83,7%
inició sus actividades sexuales con su ‘pololo’, un 7,8% con sus ‘andantes’ y un 4,2% con
sus ‘amigos’. En el caso de los hombres, un 57,4% inició sus relaciones sexuales con la
‘polola’, un 18,3% con sus ‘amigas’ un 16,9% con sus ‘andantes’ y se añade la variable
‘recién conocido’ con un 4,2%. Importante es decir que en la encuesta se observa un bajo
nivel de métodos anticonceptivos en la primera relación sexual, lo que aumenta a nivel
socioeconómico y a medida que aumenta la edad de la iniciación sexual, lo que tendría
mucho que ver con el acceso a la información acerca del uso de estos métodos
anticonceptivos y también al acceso monetario para obtener estos productos en el mercado,
sin necesariamente tener que depender del bolsillo de los padres para obtenerlos. Aquí, la
información y la educación sexual adquieren un valor incalculable en lo que se refiere a
prevención de enfermedades de transmisión sexual y prevención de embarazados no
planificados.
Esta misma institución, a través de su revista “Observatorio de Juventud”, habla de
que en Chile ha habido diversas transformaciones en los jóvenes de nuestro país y su
sexualidad. Así, Aravena sostiene que más allá del rol reproductivo, la sexualidad está
estrechamente vinculada al sentido y al poder que la sociedad le otorga (Aravena, 2006: 4).
En este sentido, la autora plantea que hoy en día los jóvenes ven en la sexualidad un fin de
expresión de sentimientos, afecto o amor hacia otros.
Con respecto a la sociedad chilena, la sexualidad se vive cargada de prejuicios,
culpa y desinformaciónes, lo que se demuestra en la diferencia al establecer acuerdos
políticos y legislativos en esta materia. Así, en nuestro país la sexualidad seguiría siendo
“un tema que sonroja o descoloca a mucha gente en nuestro país. Generalmente sale a la
luz pública como un ‘problema social’ donde los protagonistas son las y los jóvenes”
(Aravena, 2006:5), lo que indica que la sexualidad sólo se encuentra en la discusión pública
a través de problemáticas juveniles o infantiles, pero no como una sexualidad sana, natural
39

y cotidiana.
En la misma revista Observatorio de Juventud, se sostiene que una de las
principales características de las supuestas transformaciones modernas en la sexualidad, son
los procesos de individualización, los que en nuestro país, según la autora Irma Palma,
estarían conectados con los procesos de democratización surgidos post-dictadura, y también
de la instalación de la noción de derechos o ciudadanía, de esta forma, la individualización
se presenta como una “alteración drástica ocurrida en las estructuras y en las instituciones
sociales, sin que se constituyan al mismo tiempo las condiciones para que los sujetos
afirmen sus capacidades de autonomización” (Palma, 2006: 11). De esta forma, la
transformación de la sexualidad en Chile se habría desarrollado a medida que el individuo
fue tomando la decisión de sus propias acciones en función de sus deseos, preferencias y
derechos. (Palma, 2006: 11).












Diseño Metodológico.
40

Una de las fases cruciales de una investigación es su diseño metodológico, es decir,
la elección y decisión acerca de los métodos, en este caso de las ciencias sociales, que se
utilizaran para investigar nuestra problemática y cumplir nuestros objetivos. La
metodología es el componente fundamental de un diseño de investigación, ya que como la
perspectiva conceptual, es una construcción del investigador (Sautu, 2003), esto quiere
decir que es el investigador quien debe decidir qué tipo de metodología quiere utilizar para
el desarrollo de su investigación, lo que se debe determinar además, según el tipo de
problemática de investigación y los objetivos del proyecto. En estos términos, uno de los
primeros pasos para elaborar el diseño de nuestra investigación, es definir qué tipo de
metodología se utilizará.
Enfoque Metodológico.
Partiremos mencionando, que nuestra investigación es de carácter exploratorio, es
decir “el objetivo es examinar un tema de investigación poco estudiado” (Hernández
Samipieri, Fernández-Collado, & Baptista Lucio, 2006: 100). Lo que se pretende con esta
investigación es adentrarnos en un determinado contexto y fenómeno del cuál no se tienen
mayores antedecedentes previos y obtener información más acabada para posteriores
investigaciones o estudios. Es necesario señalar que no existe la intención o pretensión de
una generalización respecto al tema de la sexualidad femenina en la ciudad de Chillán, y en
este sentido, este estudio se debe entender como un estudio de caso.
Cabe mencionar que según las intenciones, objetivos y problemática de estudio de
esta investigación, se utilizará una metodología de tipo cualitativa. Cabe mencionar, que a
diferencia del tipo de diseño cuantitativo, una investigación con diseño metodológico
cualitativo no es rígida, es decir, puede ir cambiando a medida que la investigación se va
desarrollando, de tal forma que podríamos decir que es un tipo de diseño flexible
(Olabuenaga, 1996). Así, las decisiones metodológicas quedan sujetas a los avances y
cambios que puedan ir surgiendo a lo largo de la investigación.
La investigación cualitativa, muchas veces se considera como investigación
“naturalista, fenomenológica, interpretativa o etnográfica” (Grinnell, 1997. Citado en
Hernández Sampieri, 2006: 8). Lo que quiere decir que permite una exploración profunda
41

al fenómeno de estudio, interpretando y significando los hechos sociales.
Asimismo, las investigaciones cualitativas se fundamentan en un proceso inductivo,
de exploración, descripción y posterior desarrollo de de perspectivas teóricas, la idea
principal de este tipo de metodología, es ir desde lo particular a lo general. Esta perspectiva
postula, además, que la realidad se define a través de las interpretaciones de los
participantes de la investigación respecto de sus propias realidades y está puede ir
transformándose a lo largo de la investigación; razón por la cual este tipo de diseño se
considera flexible.
En esta metodología, la principal preocupación del investigador es recolectar las
vivencias de los participantes, las experiencias y las subjetividades de estos mismos. A
diferencia de la metodología cuantitativa que recolecta datos estandarizados, y de medición
numérica, tal como su nombre lo indica. (Hernández Samipieri, Fernández-Collado, &
Baptista Lucio, 2006).
El objeto de esta investigación es describir y comprender cómo se da la
construcción de la sexualidad femenina de las jóvenes chillanejas de clase media alta en
Chillán. El objetivo, en tanto, es analizar esa construcción socio-histórica de la sexualidad
femenina en las mujeres jóvenes entre los 17 y 25 años de edad, de clase media alta de la
ciudad de Chillán, en el sentido de la relación entre sus prácticas y sus discursos en este
campo.
La unidad de análisis de la investigación, consiste en la sexualidad femenina,
constituida tanto de las prácticas cómo del discurso acerca de ella, en las mujeres jóvenes
chillanejas. La unidad de información de esta investigación, será definida de la siguiente
forma:
- Sexo: Mujeres jóvenes, ente 17 y 25 años de edad.
- Residencia: Han vivido la mayor parte de su infancia y adolescencia en la ciudad de
Chillán. Pueden estar viviendo actualmente ahí, o tener una residencia permanente
en la ciudad, pero por asuntos de estudios universitarios estén fuera
momentáneamente.
42

- Estrato Socio-económico: Pertenecen a un estrato social medio-alto, determinado a
través del tipo de establecimiento educacional del que egresaron (Particular,
particular subvencionado) y el sector en el que viven en esta ciudad, generalmente
este estrato socio-económico se ubica hacia las afueras de la ciudad, para el lado
noreste, muy cerca de los principales colegios de la ciudad.
- Estado Civil: Solteras, con o sin compromiso, sin hijos, ni conviviendo de forma
permanente con alguna pareja.
Universo y Muestra.
El Universo de esta investigación lo conformarán las mujeres jóvenes, entre los 17 y
los 25 años de edad, este límite etario se establece de acuerdo a que se busca una población
que sea joven, sin las pretensiones y vivencias del matrimonio o de una vida propiamente
asentada. Es decir, que tengan un estado civil de solteras, aunque puedan tener o no una
pareja no conviviente. Y que estén recién experimentando su propia sexualidad, sin la
necesidad de haber empezado sus relaciones sexuales. De esta manera, tendremos la visión
de mujeres que todavía pueden tener muy arraigadas, en su pensamiento y sus prácticas, las
costumbres de la sociedad chillaneja en torno a la sexualidad. Es decir, que están muy
apegadas a la visión y costumbres tradicionales y conservadoras en torno a las relaciones
afectivas con el otro. La muestra, por su parte, se constituirá a través de un muestreo
teórico. El muestreo teórico, según Strauss y Corbin, consiste principalmente en ir a
lugares, personas o situaciones que puedan darnos mayor información y variaciones acerca
de los conceptos de nuestra investigación, para ir así profundizando la construcción teórica
de nuestro trabajo. (Strauss & Corbin, 2002). Este proceso, según los autores, va
evolucionando a medida que la investigación y el análisis de esta se va desarrollando, en
base a los conceptos teóricos de la investigación que puedan: Estar presentes de manera
constante, y que actúan como condicionantes que puedan variar las categorías principales.
(Strauss & Corbin, 2002).
Dentro de las consideraciones que se deben tener presentes para el desarrollo de este
tipo de muestreo, están los siguientes:
1. Se debe escoger un sitio o un grupo para ser estudiado. Esto, por supuesto, guiado
43

por la pregunta principal de la investigación.
2. Se debe tomar una decisión sobre los tipos de datos que se van a usar, en base a
aquellos datos que tienen mayor potencial de captar al tipo de información
deseada.
3. Debe considerarse el tiempo que se dedicará al estudio, si es un proceso de
desarrollo o un proceso evolutivo.
4. Inicialmente, las decisiones con respecto al número de sitios y observaciones o
entrevistas dependen del acceso, los recursos disponibles, los objetivos de la
investigación y el tiempo y energía del investigador. (Strauss & Corbin, 2002: 222-
223)
Importante es mencionar que para nuestra investigación se desarrollara un tipo de
muestreo teórico abierto, es decir, la selección de las entrevistadas está sujeto a la mayor
conveniencia de obtener información, por lo que está abierta a toda persona, lugar y
situación que nos ofrezca mayor oportunidad de explorar información. “En este método, el
investigador toma lo que debe conseguir en términos de datos” (Strauss & Corbin, 2002:
227)
Ciertamente esta dinámica de muestreo teórico y de búsqueda de sujetos a
entrevistar, se desarrollará hasta dar cuenta del punto de saturación, con una cantidad
mínima de 6 entrevistas, que fueron las realizadas finalmente, lo que en ningún caso
constituye una muestra representativa de todo el universo de interés de estudio. Estas
entrevistas serán de tipo semi-estructuradas extensas, lo que especificaremos a
continuación.
Recolección de Datos.
De acuerdo al carácter de la problemática de investigación, se optará por un tipo de
recolección de datos que permita acercarse directamente a las fuentes. De esta forma, se
optará por la utilización de entrevistas semi-estructuradas para la recolección de datos. Este
tipo de entrevistas, nos permitirá tener un acercamiento más profundo al discurso de las
subjetividades que queremos poder identificar y analizar en esta investigación. Además, la
entrevista semi-estructurada, es ideal para ser utilizada cuando el tema de investigación es
44

complejo de tratar y no puede ser llevado de una manera más profunda en un periodo
limitado de tiempo, pero por sobre todo, como ya mencionamos, la principal ventaja de este
tipo de técnica de recolección es que el investigador puede tener acceso a la experiencia
subjetiva de los individuos a entrevistar (Taylor y Bogdan, 1984). Dentro de las
desventajas, podemos mencionar que todo está sujeto a lo que digan las entrevistadas, es
decir, se ha de confiar plenamente que están siendo sinceras y coherentes en su discurso,
pero esa es la principal característica y ventaja de la investigación cualitativa, que la única
certeza está en la palabra, y el actuar, del grupo de interés a investigar.
Por otra parte, cabe mencionar que las entrevistas se realizaran en forma privada y
personal, se contará con una pauta de entrevistas que sirva sólo como guía para poder
plantear los temas necesarios y de interés para la investigación. Las entrevistas serán
grabadas digitalmente, con previa autorización de las entrevistadas y la firma de una Carta
de Consentimiento para la realización de la entrevista. Posteriormente, las entrevistas serán
transcritas por la investigadora y las entrevistadas sólo serán identificadas con el nombre
de pila y no con el apellido, a fin de resguardar el anonimato y confidencialidad.
Análisis de los datos.
Siguiendo con los pasos de la investigación, se deben mencionar los tipos de
análisis de los datos recolectados que se efectuarán. En torno a esto, importante es destacar
que como el objetivo del estudio es conocer la construcción socio-histórica de la sexualidad
femenina y la relación entre discursos-prácticas de las mujeres jóvenes. Se debe considerar
un tipo de análisis de datos que nos permita llegar a una comprensión del fenómeno de
estudio y poder realizar un análisis exhaustivo y lo más certero posible. Manuel Antonio
Baeza nos dice que para realizar un análisis de datos adecuado para cualquier investigación
lo primero que se debe hacer es desarrollar una malla temática que distinga los temas
tratados en las entrevistas, y que para elaborar esta malla temática “es necesario tener en
consideración dos aspectos: a) la determinación neta de los temas principales y que ya
viene insinuada desde aquel otro instrumento que es la pauta o guía de entrevista y, b) la
lectura de las entrevistas, lo cual permite un ordenamiento exhaustivo y definitivo de los
temas y subtemas tratados por los sujetos entrevistados.” (Baeza, 2002:128)
45

De esta manera, en el análisis de los datos recolectados durante la investigación, es
muy importante conocer el contexto en el que se desarrolla la problemática de estudio, para
así realizar un análisis más adecuado a las relaciones que se da entre la percepción de la
sexualidad femenina, es decir el discurso, y también las prácticas. Es por esto que se ha
considerado la utilización de la técnica de estudio correspondiente al análisis hermenéutico.
La hermenéutica se caracteriza por “la interpretación y la comprensión de los fenómenos
sociales, a través de los datos textuales, en base a lo que resulta importante para los
sujetos investigados” (Cárcamo, 2005: 8). Este tipo de análisis permitirá a través del mismo
discurso presentado en la entrevista, extraer diferentes consideraciones acerca del contexto
en el cuál se encuentra el problema de estudio que los entrevistados han instaurado a través
de citas textuales y el desarrollo de mallas temáticas que permitan la elaboración de
elementos en común que se dan en las entrevistas y los datos recolectados, para así realizar
una contextualización lo más cercana a la realidad posible. Para realizar de forma exitosa
este análisis, es necesario considerar las siguientes recomendaciones:
1. Lograr un conocimiento acabado del contexto en el cual es producido el discurso
sometido a análisis.
2. Considerar la frase o la oración como unidad de análisis en el corpus.
3. Trabajar analíticamente apoyándose en la malla temática y sus codificaciones
respectivas.
4. Establecer un primer nivel de síntesis en el análisis de contenido.
5. Trabajar analíticamente por temas, desde la perspectiva del entrevistado.
6. Establecer un segundo nivel de análisis de contenido
7. Trabajar analíticamente en conjunto con las entrevistas, desde las perspectivas de
las personas sometidas a entrevista.
8. Revisar el análisis en sentido inverso, es decir comenzando esta vez desde la
perspectiva del entrevistado
9. Establecer conclusiones finales según estrategia de análisis de contenido escogida
(vertical y horizontal) (Baeza, 2002: 163-164)

Por otra parte, se ha considerado pertinente, realizar para el análisis de las
entrevistas, en segunda instancia, un Análisis Semántico-Estructural, de manera que se
46

pueda conocer la subjetividad de los entrevistados y la percepción que tienen de ellos
acerca de la sexualidad femenina. Esto en relación al tema analizado a través de la
comprensión y estudio del discurso de los sujetos que se someterán a esta técnica de
recolección de los datos. El análisis estructural, en palabras de Martinic (2005), es un
método que propone el análisis de textos y representaciones, construyendo y dando cuenta
de la estructura que organiza los sentidos del texto. Como análisis Semántico Estructural, el
objetivo es comprender los principios organizadores que dan sentido al discurso del sujeto.
Además describe y construye las estructuras que organizan las relaciones, que están
presentes en las unidades del texto (Muchielli, R; 1988. Citado en Martinic, 2005)
Este tipo de análisis identifica las unidades básicas de sentido y las relaciones
existentes entre ellas, además organiza las relaciones orientadas en las prácticas de los
sujetos, consta de tres principales pasos: primero, la identificación de categorías asociadas
entre si mediante relaciones de oposición o equivalencia. Segundo, la dinamización de la
estructuración, donde se distribuyen las categorías anteriormente establecidas, esto daría
sentido a las prácticas de los sujetos investigados. Tercero, la reconstrucción del modelo
simbólico que se encuentra en textos discursivos diferentes pero que tienen la misma
estructura de contenido.

Cabe mencionar, que estos dos tipos de análisis son especialmente aptos para el tipo de
contenido textual que se obtendrá en la recolección de los datos, es decir en las entrevistas
semi-estructuradas y su posterior escucha y transcripción. Ambos métodos, tanto el
Semántico-Estructural como el Hermenéutico, se complementan perfectamente en tanto el
primero da a conocer un esquema general acerca de cómo se presenta el fenómeno
investigado (la sexualidad femenina en las jóvenes chillanejas), eso nos permitirá
comprender los primeros lineamientos acerca de los resultados de nuestra investigación.
Posteriormente, el análisis hermenéutico nos llevará a comprender de manera mucho más
profunda el fenómeno de investigación, en base a las subjetividades de los sujetos
entrevistados y a su propia comprensión y visión de su realidad sexual y su vivencia en la
sociedad chillaneja.

47

Análisis de los datos y resultados de Investigación
Antes de presentar los resultados de esta investigación, mencionaremos las ventajas
y dificultades que se presentaron durante la recolección de los datos de la investigación.
Cabe destacar, que durante el desarrollo de las entrevistas semi-estructuradas a mujeres
jóvenes de la ciudad de Chillán, de clase media-alta, se les ubicó a través del método bola
de nieve. Ubicándose así a entrevistadas pertenecientes a un mismo círculo social, lo que
facilitó la búsqueda de informantes que estuvieran dispuestas a ser entrevistadas, sobre todo
considerando que nuestro principal tema de investigación es la sexualidad femenina. De
acuerdo a esto, hay que decir que las entrevistadas si bien estaban ubicadas, al ser mujeres
jóvenes, la mayoría de ellas estudiantes universitarias de ciudades cercanas a Chillán. Una
de las principales dificultades que se presentaron en este proceso, fue establecer un acuerdo
de fecha y hora para la aplicación de la entrevista.
Considerando que nuestras entrevistas contarían con un carácter de conversación
pauteada extensa, para poder llegar lo más profundamente posible a la opinión y prácticas
de las entrevistadas. De esta forma se ha realizado un total de seis entrevistas, todas
transcritas y posteriormente vertidas en una matriz de análisis que nos facilita la
categorización y ordenamiento de los datos. Cabe mencionar que pese a que una de las
entrevistadas es menor de edad, no se perciben mayores cambios en sus planteamientos y
respuestas en comparación con el resto del grupo.
Las entrevistadas serán reconocidas por su nombre de pila, así las seis entrevistadas
de las cuales se tiene que tener en cuenta lo siguiente:
Nombre y
Edad
Daniela (16) Pamela (18) Bárbara
(20)
Vanessa (22) Alexandra
(23)
Constanza
(24)
Ocupación Estudiante
Secundaria.
(3° EM)
Estudiante
Secundaria
(último año)
Estudiante
de Teatro
Estudiante de
Kinesiología
Psicóloga Estudiante de
Medicina
Institución Colegio
Concepción
de Chillán
Colegio
Concepción
de Chillán
Universidad
Finis Terrae
Universidad
Santo Tomás
(Cesante)
Universidad
Católica del
Maule
Universidad
de
Concepción
Ciudad Constitución Talca Chillán Chillán Talca Chillán
48

Natal
Residencia
Permanente
Chillán Chillán Chillán Chillán Chillán Chillán
Ciudad de
Estudios
Chillán Chillán Concepción Santiago Talca Concepción
Estado
Civil
Soltera “Andando” Soltera Soltera
(“andando”
casualmente)
Soltera Soltera

Contextualización de las entrevistas.
A continuación, se describen los contextos espacio-temporales en los cuales se
realizaron las entrevistas:
Así tenemos que la menor de ellas es “Daniela” de 16 años al momento de la
entrevista, estudiante de 3° EM, hoy ella tiene 17 años, soltera. Su entrevista fue en su casa,
en un ambiente cordial y se notaba bastante abierta a responder cualquier tipo de entrevista.
Luego se entrevistó a “Pamela”, 18 años, 4° EM, soltera, pero comenzando a salir
con alguien con quien se proyecta una posible relación. Antes de comenzar la entrevista se
nota un tanto ansiosa y al principio le cuesta concentrarse en sus respuestas, luego se relaja
y la conversación es bastante fluida.
“Bárbara”, 20 años, estudiante de Teatro en Santiago, se declara soltera y sin pareja
sexual actualmente, se nota muy cómoda antes y durante la entrevista, la conversación es
más bien lúdica y con plena seguridad, se establece de inmediato una relación de confianza.
De las entrevistadas es la más coloquial en su lenguaje y su postura.
Otra entrevistada es “Vanessa” de 22 años y estudiante de Kinesiología en
Concepción, soltera pero tiene pareja (sexual) inestable, ella se nota bastante relajada al
comienzo de la entrevista, pero una vez que la grabadora comienza a grabar se nota
bastante nerviosa y sus respuestas son bastante cortas y precisas, dando poco espacio para
explayarse en sus opiniones
“Alexandra” 23 años, psicóloga recientemente titulada, soltera aunque declara tener
49

encuentros sexuales ocasionales con su ex pareja. La entrevista con Alexandra ocurre de
manera fluida, sin tapujos y de forma bien abierta. Su discurso se nota influenciado por su
profesión.
Y por último “Constanza” de 24 años de edad, estudiante de Medicina en
Concepción, soltera por el momento. Su conversación es bastante fluida y estructurada, se
ve que el tema no le es desconocido e incómodo, suele tener en cuenta el tema de la salud
en sus respuestas y opiniones durante el transcurso de la entrevista.
A continuación se presentan los resultados de los análisis de las entrevistas
mencionadas anteriormente.
Análisis Hermenéutico.
Comenzando con el análisis de los datos recogidos a través de la entrevista, de acuerdo
a los principales abordajes planteados en una matriz de análisis realizada para organizar de
mejor forma los datos, es necesario realizar un análisis que nos permita poder comprender
el discurso plasmado en nuestras entrevistas y la construcción de significado que tiene
para las entrevistadas como protagonistas del tema de la sexualidad juvenil femenina.

De esta manera, y según lo planteado en la sección metodológica de nuestra
investigación, es muy importante el contexto histórico social de la entrevistada, lo
que determinará de alguna manera las concepciones y acciones (prácticas) que la mujer
tendrá en su vida sexual, entendiendo esta sexualidad no sólo como el acto de
reproducción, sino que como un todo que incluye una relación con nuestro cuerpo, en
comunicación con nosotros mismos y también en la comunicación con “el otro”. Los
que se ven influidos por factores como la socialización, la crianza y la auto-confianza y
el conocimiento de nuestros cuerpos, nuestros gustos y nuestra mente.
I. Socialización de la Sexualidad.
Ya que nuestra investigación trata de sexualidad y de la opinión y prácticas que las
mujeres jóvenes tienen en torno a ella, es muy importante la socialización que desde
pequeñas las mujeres Chillanenses tienen en torno a la sexualidad.
50

A) Familia
Como sabemos la primera socialización que tienen las personas desde su primera
infancia y hasta que dejan el colegio para ingresar a la Universidad (en el caso de nuestra
muestra), es la socialización que se da en la familia, principalmente los padres o figuras
parentales que tienen los sujetos. Por ende, un elemento clave de la socialización sexual es
la discusión en familia, por parte de los padres a las jóvenes acerca de la sexualidad,
partiendo por temas tan básicos como son la anatomía y fisiología femenina, en este caso,
siguiendo con el tema de la iniciación sexual y la discusión y enseñanza acerca de métodos
de planificación familiar, anticoncepción y auto-cuidado.
En este sentido, la mayoría de las entrevistadas sostiene que hablar de sexualidad en su
hogar es algo natural, en el sentido de hablar acerca de la reproducción y de los cuidados
que hay que tener con respecto a la sexualidad, específicamente a embarazos, aunque
también la mayoría afirma que no es una conversación regular y cotidiana, si no que se da
ante eventos especiales, pero todas afirman que en su momentos se les explicó acerca de su
sexualidad y sobre los cuidados que debían tener, lo que se daba en la mayoría de los casos
a la llegada de la primera menstruación y generalmente era la madre quien se encargaba de
hablar del tema. Alexandra lo expone de la siguiente manera:
“Mi mamá siempre me habló (…) y cuando me llegó la regla, ahí mi mamá me
explicó, o sea, se sentó abiertamente conmigo y me dijo mira, va a pasar esto, esto y si tú
te metes con un hombre puedes quedar embarazada (…) mi papá, después se metió, con
el tema, ya cuando fui más grande ya.” (Alexandra (23), psicóloga)
En la cita anterior, queda de manifiesto que la mayoría de las conversaciones de
sexualidad en las mujeres se da en el marco del desarrollo del cuerpo y la fisionomía
femenina y que son las madres las que se encargan de comunicar a las hijas las
“consecuencias” que trae la primera menstruación, los padres por otro lado, muchas veces
tratan de mantenerse al margen de la sexualidad de sus hijas, lo que puede deberse a la
ignorancia, la poca confianza o la dificultad de explicar un tema que para ellos es ajeno y
vergonzoso. Alexandra piensa lo siguiente al respecto de la intervención de su padre:
“Yo sabía que mi papá hablaba con mi mamá, pero mi mamá era la encargada de
51

decírmelo (…) Por el hecho de ser el hombre y yo niñita y también no, que no fuera tan
fuerte la cuestión también, si igual pa’ uno era incómodo”. (Alexandra, (23) psicóloga)
Sin embargo, esta afirmación también coincide con el hecho de que la mayoría, o más
bien todas las entrevistadas afirman tener más y mejor comunicación con sus madres y más
confianza para hablar de diversos temas y sobre todo cuando tienen algún problema, esto
puede deberse a la similitud del sexo, a su mayor presencia en el hogar o a que es la madre
la que está más pendiente acerca del cuidado de las y los hijos con respecto a la sexualidad
y a muchos otros temas típicos del crecimiento.
“Mi mamá pasa todo el día acá en la casa, (…) le cuento mis cosas, hemos tenido
como conversaciones bien profundas, de desahogo (…) encuentro que la relación es
bastante buena… y transparente.” Y “con mi papá, no es mucho el tiempo que paso con
él, no es tanto lo que le hablo” (Daniela (16), Estudiante Secundaria)
Así define Daniela la relación con sus padres, donde ejemplifica claramente lo que ya
expresamos acerca de la mayor relación que las jóvenes tienen con sus madres. Sin
embargo, hay un patrón de comportamiento que se da en la mayoría de las entrevistadas, y
es que todas asumen que no suelen contarles todo a sus padres, que siempre mantienen un
filtro que se resume a la vida amorosa y sexual.
“Cuento con ellos para muchas cosas, los siento muy cercanos y en caso de algún
problema suelo acudir a ellos. Excepto para las cosas amorosas, no es un tema que me
guste hablar con ellos porque son muy aprehensivos.” (Constanza (24), Estudiante de
Medicina)
Constanza define así la relación con sus padres, donde se demuestra que existe un apoyo
y respeto entre ambas partes, pero que en cuanto a los temas amorosos las cosas cambian ya
que los padres generalmente son muy aprehensivos con las vidas amorosas e íntimas de sus
hijos en general, pero sobre todo con las hijas mujeres, varias de las entrevistadas
reconocen que su padre es celoso y que suele ser más estricto o serio cuando se habla de las
relaciones sentimentales y las parejas de las hijas.
“Mi papá es más o menos serio, como que impone… Y obviamente si el pololo de una
52

hija ya se pone como celoso” (Daniela (16) Estudiante)
Así define ‘Daniela’ la relación con su padre con respecto a la llegada a casa de jóvenes
varones en visita de sus hijas, Daniela tiene sólo hermanas mujeres, por lo tanto asume que
su padre es bastante serio en cuanto a la llegada de los pololos de sus hijas, pese a que
afirma que él los acepta y siempre apoya a sus hijas en sus relaciones amorosas, pero les
inculca responsabilidad y respeto ante todo.
B) Religión
Otro factor importante que ha de considerarse en la socialización de la sexualidad que
estas jóvenes pueden haber tenido desde su infancia es la religión. Sin embargo, pese a que
la mayoría de las entrevistadas se asume creyente en un ser superior, sólo una de ellas se
define como católica propiamente tal, aunque no cercana a la institución de la Iglesia en
particular. Además, ninguna de ellas deja entrever que se deja llevar por las presiones
religiosas que puedan existir dentro de su familia y todas tienen serias críticas en torno a la
imposición de la religión sobre la vida de las personas, especialmente de la vida de las
mujeres.
“Somos capaces de tomar decisiones sobre cómo queremos expresarnos con nuestro
cuerpo, no soy de la idea de que una religión te imponga una manera de llevar tu vida,
pero si respeto a quienes se guían por la religión para comportarse” (Constanza (24),
Estudiante de Medicina)
Constanza expresa así su opinión respecto de la imponencia de la iglesia católica sobre
ciertas pautas de comportamiento de la vida de las personas. Asumiendo que ella no está de
acuerdo con las reglas que una religión ha de poner en la vida de las personas, pero si
respetando las creencias de que quienes se guían por las premisas de sus religiones. Pamela
por su parte, tiene una visión bastante crítica respecto de las religiones y la separación y
discriminación que muchas religiones tiene respecto de las mujeres, sosteniendo:
“…al hombre lo dejan hacer de todo, y si se porta mal, ya a la iglesia, o a rezar, un
ave maría. Pero si es la mujer es más castigada y todas esas cosas (…) va más ligada [la
religión] al machismo y a esas cosas y a la represión del hombre, a que no avance y a
53

esas cosas.” (Pamela (18) Estudiante Secundaria)
Otra opinión respecto del machismo religioso es la de Bárbara:
“…En general siento que todas las religiones hacen, que las mujeres sobre todo
seamos muy… personas que piensen mucho lo que piensen las otras personas, onda si yo
me acuesto con esta persona y no es mi pareja, o sea soy una perra y también hay
religiones que son ya mucho más extremas.” (Bárbara (20) Estudiante de Teatro)
Esta opinión refleja las percepciones, de la mayoría de las entrevistadas, con respecto al
machismo religioso. Pero la opinión y la crítica en el discurso de estas jóvenes mujeres va
mucho más allá y muchas de ellas culpan a la religión como la gran responsable de “los
males” de la sociedad actual, Alexandra lo plantea de la siguiente forma:
“La iglesia católica pa’ mi es como una especie de mafia, porque como que,
perdonando la expresión, pero como que nos ha cagado tanto a la cultura en general,
que gracias a esas cosas yo creo que tenemos muchas trancas actuales, en la sociedad
misma, los mismos niños.” (Alexandra (23), psicóloga)
Y eso no es todo, Bárbara va mucho más allá y con respecto a los cada vez más
numerosos casos de pedofilia por parte de eclesiásticos en Chile y el mundo dice:
“La religión católica encuentro que es ridícula y todo los problemas que se generan
ahora respecto de los curas pedófilos y todo eso, tiene un poco que ver con el celibato
po…” (Bárbara (20), Estudiante de Teatro)
En esta corta frase, Bárbara nos dice que para ella, las prohibiciones de la religión
católica en torno a sus mismos miembros han sido la causa principal de los grandes
problemas que la religión católica ha tenido últimamente respecto de casos de abuso de
menores, responsabilizando al celibato y la excesiva reglamentación que tienen los curas y
miembros de la iglesia. Por otra parte, Bárbara sostiene que la iglesia ha manejado todos
estos temas muy mal y sostiene que ocultar y prohibir las cosas en todo sentido agrava
mucho más los problemas sociales y psicológicos de las personas en general y más aún de
los miembros de la iglesia que deben enclaustrarse demasiado en un mundo que no es
propiamente natural para el ser humano.
54

C) Escuela (Educación y Relación con los pares)
Otro aspecto importante en este proceso de socialización e influencias en la formación
de una opinión y de las prácticas que las personas hemos de tener respecto a muchos
aspectos de nuestra vida, es la educación. La información que ahí recibimos y las
enseñanzas que ahí se dan son tan importantes como la socialización que se da en la
familia, ya que es en la Escuela donde pasamos gran parte de nuestras vidas desde muy
corta edad hasta ya nuestra adolescencia. En este sentido, para nuestra investigación es muy
importante la información que se da a los jóvenes de temprana edad acera de la sexualidad.
Sin embargo, nuestras entrevistadas sostienen que nunca tuvieron una clase o charla de
sexualidad propiamente tal, a excepción de la enseñanza de los procesos fisiológicos de
nuestro cuerpo y de la reproducción que se enseña en ramos como Biología. Y sólo una de
nuestras entrevistadas, Pamela, recuerda vagamente alguna conversación en el colegio, en
Consejo de Curso y Orientación respecto de la sexualidad y a causa de un embarazo
adolescente ocurrido en 8° Básico, aun así no recuerda nada relevante de esta charla, sólo
que sucedió, por lo tanto no comenta nada importante al respecto. Bárbara, sin embargo,
recuerda alguna charla o impartición de información respecto del uso de Drogas y el sexo y
dice:
“En sexto había como un librito que se llamaba como “crece contigo”, que hablaba de
las drogas y el sexo (…) que decía que tener sexo desenfrenado era malo y que fumar
marihuana y consumir cualquier tipo de estupefacientes era malo… Y bueno, dada las
circunstancias en las que me encuentro ahora, creo que el colegio no hizo un buen
trabajo (risas)” (Bárbara (20), Estudiante de Teatro)
Aparte de estas manifestaciones, el colegio para estas jóvenes mujeres no significó una
mayor influencia en su formación acera de la sexualidad, sin embargo la relación con sus
pares dentro y fuera del colegio sí ha sido un factor a considerar. Muchas veces aprendemos
y escuchamos cosas acerca de la sexualidad en la interacción con jóvenes de nuestra edad o
mayores. Así la mayoría de las entrevistadas comenta que solía o suele conversar con su
círculo más cercano acerca de su sexualidad, pero nunca “detalladamente”, pero sí acerca
de los cambios que tenían en sus cuerpos, de los intereses sentimentales que tenían con
respecto a sus compañeros y lo que ocurría dentro de las relaciones de pareja y sus
55

incursiones en la sexualidad a rasgos generales. Destaca dentro de las opiniones de las
entrevistadas, la opinión de Vanessa, quien sostiene acerca de la visión de la sexualidad
entre sus pares en su adolescencia:
“Inmadura totalmente, los hombres sobre todo, inmaduros, bromas pa allá, pa acá, de
todo… Morbo, pero las mujeres reservadas totalmente (…) Bueno, entre amigas sipo,
pero en general no” (Vanessa (22), Estudiante de Kinesiología)
Lo que demuestra la inmadurez y el morbo que tiende a darse entre los adolescentes en
torno al tema de la sexualidad y lo poco que este tema se comenta de forma seria y abierta.
Pamela sostiene lo siguiente:
“No es llegar y hablarlo, pero en el colegio con las más cercanas, en mi caso con mis
amigas que si han tenido experiencias, llegan, cuentan y hay cero tabú (…) de hecho
tiramos talla, de repente tallas más, más avanzadas.” (Pamela (18) Estudiante)
Esto demuestra que siempre existe comunicación en los círculos más íntimos acerca de
la iniciación sexual y las relaciones de pareja. Dentro de la mayoría de las opiniones acerca
de la iniciación sexual y la importancia de la perdida de la virginidad en el colegio se
repiten las siguientes concepciones:
“Hemos hablado esos temas (…) por lo que alcanzo a rescatar, para la mayoría
obviamente es un proceso importante (…) no es que digan que hasta el matrimonio ahí
dejo de ser virgen, sino que lo hacen cuando lo estimen conveniente (…) y bueno hacerlo
con la persona que uno quiera en el fondo” (Daniela (16), Estudiante)
Otra opinión más decidera aun acera de la percepción de la sexualidad a esa edad:
“… Obviamente todas las que han tenido relaciones, han sido con su pareja, pololo,
andante, pero con una pareja estable.” (Pamela (18), Estudiante)
Esto refleja la importancia que le dan las jóvenes a la iniciación sexual con la persona
“indicada”, que generalmente es una pareja estable, el ‘pololo’ o ‘novio’ y dentro de una
relación que cumpla las expectativas de las jóvenes y también de su entorno.
D) Visión de Futuro.
56

Cómo tópico anexo y de información adicional durante las entrevistas, se les
preguntó cuál era su visión de futuro, en un plazo hipotético de 10 años, para poder tener
una noción de las expectativas de las entrevistadas, es decir, a lo que las mujeres jóvenes
aspiran para su vida, lo que nos podría dar ciertas señas del contexto psicológico-social e
interno en el que se plantean frente al mundo social. De esta forma, la mayoría de las
entrevistadas antepone en su futuro el tener una carrera profesional formada y por ende un
trabajo estable y fructuoso que les permita vivir con relativa seguridad económica y
también experimentar vivencias que aporten con su goce y disfrute. Con respecto a los
hijos, la mayoría de las mujeres que dicen ser no vírgenes y espera en algún momento tener
hijos pero no es un tema que se planteen como meta de vida a corto plazo y casi siempre
está la presencia de una pareja, aunque no necesariamente un esposo y una familia
propiamente tal. Lo que se refleja en la siguiente frase:
“Imagino que voy a tener un cabro chico (…) dentro de mis proyecciones no está el
casarme y tener hijos y la casa con la familia, o sea, es bonito y ojalá que suceda, pero no
sé si en este minuto es mi meta.” (Bárbara (20), estudiante)
Por otro lado, en el caso de las jóvenes vírgenes, ninguna de ellas se proyecta con un
hijo a un plazo de 10 años, considerando que sólo tenían 16 y 18 años de edad es una
respuesta esperable, pero ambas si se ven con una carrera terminada y exitosa y con una
pareja:
“En lo laboral me veo trabajando, con un trabajo estable, ganando harto dinero y
amorosamente, o sea, no sé si me proyecto tanto como con hombre, la verdad. Pero sí me
veo con alguien.” (Pamela (18), estudiante)

Sólo una de las entrevistadas plantea que desea una vida matrimonial, ya que dice que con
su ex pareja sigue viendo:
“Futuro a largo plazo… casados, familia, todo” (Vanessa (20), estudiante).
Ella es la única que le pone nombre a algún tipo de relación y de futuro deseado, las demás
enfocan sus expectativas principalmente al trabajo, al disfrutar, siempre con una pareja,
57

pero no con una familia constituida por un ‘esposo’, ‘esposa’ e hijos. Demostrando que la
expectativa del matrimonio no es la primera meta para las mujeres jóvenes, pero si el
compartir la vida con alguien y vivir una vida exitosa.
II. Discurso y Prácticas
A) Iniciación Sexual
Para profundizar el tema de las prácticas en la iniciación sexual de estas jóvenes, se les
preguntó directamente acerca de cómo fue su iniciación sexual, el caso de aquellas que
afirmaron ya haber tenido relaciones sexuales por un lado, y por otro, como esperaban ellas
que fuera su iniciación sexual, bajo qué situación y condiciones.
En el caso de las dos jóvenes que hasta el momento de la entrevista no habían perdido
la virginidad ni según su discurso iniciado su vida sexual, lo que mejor refleja las
expectativas de su iniciación sexual es la respuesta de Daniela:
“En lo personal no me interesa mucho empezar a tener relaciones sexuales con otra
persona (…) tampoco tengo la pareja. Si estuviera con una persona en estos momentos,
yo creo que si me darían ganas”… “Tampoco me gustaría que fuese una cosa de
momento, como una cosa loca de noche, con una persona que no conozco y tener un hijo
(…) Yo encuentro que es una cosa de amor, por así decirlo, igual es una cosa innata”
(Daniela (18), Estudiante)
En la cita anterior se expresa claramente la preocupación que tienen las jóvenes por
iniciar su vida sexual cuando sea el ‘momento adecuado’ y que tiene que ser con una
pareja, con alguien a quien se quiera y no cualquier persona o fuera de algún tipo de
relación sentimental. Respecto de las jóvenes que si reconocen haber iniciado su vida
sexual destaca la opinión de Alexandra al respecto:
“Hay algo que me molesta mucho y que de hecho cuando yo perdí mi virginidad… es
un tema que a mi igual me pesaba y yo como que traté de revertir la situación…a uno le
dicen pucha, perder la flor de la virginidad, y que adornan mucho la cuestión y que es un
gran evento y uno sufre con eso, es como una carga, igual es una mochila que tu
llevay… pa’ los hombres no es así. (…) Si la mujer no lo pierde con un hombre
58

adecuado es como “pucha tu”… te miran en menos” (Alexandra (23), Psicóloga)
Esta frase refleja la importancia del tema para ella y la gran mayoría de las mujeres,
antes de iniciar su relación sexual y el quiebre que hubo en particular para esta joven entre
esta concepción y la realidad una vez que ella ‘perdió su virginidad’. Así, la mayoría de las
entrevistadas confiesa haber iniciado su relación sexual con alguna pareja, o alguien
importante en su vida, sólo una de ellas dice que no fue con alguien con quien estuviera
realmente involucrada emocionalmente, y sostiene que es porque a diferencia del resto, ella
no le dio importancia a la pérdida de su virginidad ni al cuidado que ella debía tomar.
B) Uso de Anticonceptivos
Asimismo, respecto del uso de anticonceptivos, la mayoría sostiene que una
preocupación importante que conlleva la vida sexual es la responsabilidad en cuanto a la
anti-concepción, por lo cual la totalidad de las entrevistadas que han iniciado su vida sexual
se declaró en uso de algún método de anticoncepción, particularmente las pastillas
anticonceptivas. Sin embargo, destaca el hecho de que las entrevistadas no manifiestan tal
preocupación acerca de las enfermedades de transmisión sexual, como las enfermedades
venéreas o el SIDA. Si bien esta no se encuentra del todo exenta, mucha más importancia
tiene la preocupación por el embarazo no deseado.
“Ya van varios años tomando ya, aunque la excusa fue mis menstruaciones
irregulares, no les dije la verdad realmente, aunque mi mamá cachaba si no es hueona
pu” (Alexandra, 22)
En la frase anterior, Alexandra nos confiesa cómo fue el comienzo de su consumo de
anticonceptivos. Lo que refleja la poca confianza y claridad que tienen algunas jóvenes para
con sus padres acerca del cuidado que han de tener, pese a que todas comentaron que sus
padres les dan las facilidades y les han explicado claramente con antelación que al
momento de iniciar su vida sexual recurran a ellos para la obtención de preservativos o
anticonceptivos.
C) Prácticas y Preferencias Sexuales
De gran relevancia es poder conocer la relación entre el discurso de las entrevistadas y
59

sus prácticas. Sin embargo, cabe destacar que las entrevistadas no manifiestan algún tipo de
práctica sexual o preferencia. Son más bien reticentes a hablar de su sexualidad
propiamente tal, sino más bien de su opinión respecto de ciertos hechos y situaciones, o
incluso aclarar qué tipo de actividad sexual ellas no practican. En particular, frente a la
pregunta de si practican o han practicado sexo virtual, todas afirman no haberlo hecho
nunca, ni con sus parejas ni con desconocidos, y destacan entre sus respuestas la
desconfianza que aun se tiene ante los medios virtuales y la información que ellas pueden
compartir acerca de su vida íntima en estos espacios. Reconocen que es una fuente de
información importante y donde pueden expresarse libremente, pero para ellas no es un
lugar en el cual consideren establecer relaciones sentimentales o personales ante los
peligros que conlleva el relacionarse con los desconocidos y situaciones que en internet
pueden encontrar.
Vanessa refleja lo anteriormente señalado al manifestar lo siguiente:
“No (…) Lo respeto, no lo comparto, porque me daría desconfianza, bueno no
conocerlo personalmente, etc. Pero, lo respeto, encuentro que las personas tienen
derecho a comunicarse con quien quieran y a tener la relación con quien quieran”
(Vanessa, 22)
Siguiendo con las prácticas que las jóvenes entrevistadas tienen acerca de su sexualidad,
Bárbara manifiesta un tema importante que muchos libros, revistas, blogs y espacios de
“femineidad” tocan constantemente:
“Sigo sintiendo un poco de nervio (…) El nervio es como, uno nunca sabe cuando
está realmente bien ‘mmm, habré estado bien, habré estado mal’ y también me cuestiono
un poco que: ‘lo habré pasado realmente bien, o era un poco más psicológico’.”
(Bárbara, 20)
Esto refleja la constante preocupación de las mujeres acerca de la satisfacción que logran
o no en el acto sexual y la satisfacción que obtienen sus parejas después de tener relaciones
sexuales. Mucho se ha escrito y se ha estudiado al respecto, muchos manuales y consejos se
pueden encontrar en diversos medios y formatos acerca de la sexualidad femenina y “sus
secretos”, las formas de dar placer a una mujer y sobre todo como una mujer puede
60

provocar mayor placer en su pareja es pan de cada día en estos sitios y revistas femeninas.
Otra situación importante que llama la atención en las entrevistas, como ya lo
mencionamos anteriormente, es la importancia que se le da a la responsabilidad al tener
relaciones sexuales, ya sea con la pareja o con diversas parejas, lo que más destaca es la
responsabilidad de los actos que una está tomando y la seguridad que lo que se está
haciendo es por voluntad y por decisión propia
“Tengo mucho el tema de la responsabilidad marcado, pero siento que la forma tiene
que ser así. Si alguien va a hacerlo así, que tenga los hombres que quiera, que se acueste
con los hombres que quiera, si es de una noche ‘me acosté con un hombre, porque yo
quise, porque pucha yo decidí curarme y tener uno’ Así ¿me entendí? O pucha tener
varios hombres, porque quiero probarlo, pero que sea una decisión” (Alexandra, 23)
Así lo refleja Alexandra en la cita anterior, y también sale a relucir en los discursos de
las demás entrevistadas, quienes sostienen que no importa tener varias parejas sexuales o
que sea solo algo de momento, pero que sea con responsabilidad y decisión. Casi ninguna
de las entrevistadas sostiene tener relaciones sexuales con un hombre como algo de una
noche o que se dé espontáneamente. Las entrevistadas que afirman haber tenido relaciones
sexuales fuera de alguna relación seria, sostienen que lo han hecho conscientes y decididas
a hacerlo, como algo previamente meditado y no como algo que tan sólo ocurrió en el
momento.
III. Percepción de la Sexualidad
A) Opiniones Generales de la Sexualidad
Con respecto a la opinión y percepción que tienen las entrevistadas acerca de la
sexualidad como tema en general, hay diversas opiniones pero todas convergen en un
mismo punto. Para ellas es un tema que debería ser natural, que de hecho lo es para ellas,
pero que la gente y la sociedad lo ven como un tema tabú en el cual aún hay mucho que
trabajar.
Alexandra plantea su punto de vista acerca de la sexualidad de forma muy clara y
también debido a su profesión de psicóloga, sostiene que una de las razones de que la
61

sexualidad sea un tema tabú es debido a que no se habla de ella de forma natural y directa,
sino que de forma morbosa y escondida y dice lo siguiente:
“El tema de la sexualidad… Yo opino que en nuestra sociedad es un tema muy tabú
(…) y yo diría que a nivel mundial si también, lo es. Porque las cosas no se hablan como
son el mismo hecho de hablar de las partes íntimas de las personas, que hablamos como
poniéndole sobrenombre, en vez de decir: ‘oye tú tienes vagina, tú tienes pene’ y las
cosas como son, o sea, todavía la gente se ruboriza porque no se habla” (Alexandra, 23)
Bárbara, por su parte, responsabiliza a diversas instituciones el hecho de que no se
hable de la sexualidad como debe ser y plantea que:
“[La sexualidad]Es un tema que está muy manoseado, (…) por la sociedad en
general, por las religiones, por los libros, por la tele, por todo lo que nos rodea…Yo creo
que es algo muy natural como no sé, es natural salir a caminar hueón (…)lo que tiene es
que la gente lo ve como cochino, o sea ya si es un poco excesivo pero… no estoy diciendo
que uno tiene que salir a tener sexo con toda la gente con la que se encuentra, pero si
uno quiere hacerlo no tiene por qué limitarse” (Bárbara, 20)
Como una visión bastante más conservadora, pero también idealista y que quizás se
debe porque aun no ha iniciado una vida sexual activa es la opinión de Pamela:
[La sexualidad] “para mi es buena, porque es bonita, o sea yo lo tomo así, pero hay
gente que quiere y lo hace porque es caliente o porque… por la noche o por el trago y
por esas cosas, en ese sentido si, no sé si es malo, pero es cochino” (Pamela, 18)
Con esa frase Pamela pretende justificar el hecho de que la sexualidad sea un tema muy
tergiversado y morboso, sobre todo en lo que respecta a nuestro país Vanessa sostiene que a
nuestro país le falta mucho en tema de sexualidad y dice:
“Creo que le falta mucho en comparación a otros países, a otras sociedades, por lo
mismo, porque lo ven como un tema tabú y bueno, y en realidad tienden a hacer la
diferencia entre la sexualidad hombre y mujer (…) por ejemplo, definir cuantas parejas
debe tener una mujer, mientras que el hombre puede tener miles de parejas y ven que si
la mujer tiene miles de parejas lo van a ver mal pu” (Vanessa, 22)
62

En general esto último es una preocupación constante en las entrevistas realizadas, la
gran diferencia que existe entre la sexualidad entre hombres y mujeres en la sociedad
chilena. Constanza sostiene al respecto, que existen diferencias muy grandes en como es el
trato por parte de la sociedad chilena a la sexualidad masculina y femenina, sobre todo
cuando estas son abiertas en comentar su ‘promiscuidad’ o actividad sexual:
“A veces se juzga de sobre manera a las mujeres y se les encasilla dentro de un
prototipo por sus comentarios. En el hombre a veces hasta se interpreta como un triunfo
o trofeo el tema sexual, sin embargo, verlo en la “boca” de una mujer es mal visto en
una sociedad retrógrada” (Constanza, 24)
Bárbara propone un análisis un tanto más específico y bajo a sus experiencias entre su
diversidad de amigos hombres y mujeres relacionando las experiencias de conversaciones
en el colegio y con su carrera de teatro, sobre todo a la constante pregunta de muchos
hombres acerca de qué mujeres se masturban, tomándolo como un tema no frecuente entre
las mujeres o como si en nosotras no fuera un acto natural al igual como ocurre con ellos.
“Yo creo que, a ver, los hombres tienen una forma de ver la sexualidad que es mucho
más abierta que nosotras (…) el problema es por qué en nosotras tiene que ser tan sucio,
como que somos nosotras las que tienen que estar puras y castas. Si nosotras lo hacemos
[masturbarse o ver porno] somos cochinas” (Bárbara, 20)
B) Sexualidad en Chillán.
Con respecto a la visión de la sexualidad en la ciudad de Chillán, de las diferencias que
puedan haber en relación a otras ciudades más grandes o la nueva visión que pueda existir
en el resto del país hay diferentes opinión pero que convergen en una misma tendencia.
Chillán posee de por sí una sociedad más cerrada, no sólo con respecto a la sexualidad, sino
que a diferentes temas. La opinión más crítica acerca de esto es la que expresa Bárbara:
“Siento que Chillán es una pequeña burbuja, pero muy notoriamente, yo viví en
Chillán 19 años de mi vida po’, o sea, yo ya no vivo acá y gracias a dios hueón.” “Ir a
una ciudad como Santiago porque es gigante, siento que me ayudó a formar un poco mi
opinión con respecto a muchos temas, temas que allá se tocan mucho más, acá estamos
63

en una de las ciudades más contaminadas de Chile y al parecer a ningún chillanejo le
interés (…) acá en Chillán son todos mucho, mucho más cerraditos de mente (…) mis
amigas de Chillán siempre tienen esa cosa de andar aparentando” (Bárbara, 20)
Esta opinión refleja la crítica hacia Chillán como una sociedad pasiva, no sólo con
respecto a la sexualidad, sino a muchos temas sociales, que afectan directamente a la
ciudad, pero que no se percibe mayor accionar colectivo en manifestaciones o incluso
meras discusiones acerca del acontecer social, político y económico de la ciudad.
Constanza plantea que es una ciudad de apariencias y bastante conservadora, pero dice
que la sociedad chilena en general lo es y con respecto a Chillán sostiene:
“Es como que siempre estamos pendientes de los demás y del qué dirán en Chillán,
no lo veo tanto en Conce” (Constanza, 24)
Muchas de las opiniones coinciden en la típica frase que dice ‘pueblo chico, infierno
grande’. Sostienen que el tamaño de las comunidades y ciudades hacen que todos se
conozcan y quieran aparentar mucho, y que todos opinan de la vida de los demás lo que
coartaría muchas veces el actuar de los jóvenes y adultos chillanenses. Pamela realiza el
siguiente análisis al respeto:
“Es… onda entre más chico peor y más grande no tanto (…) como obviamente es
[Chillán es] más chico, más cerrado, más como que todos se conocen, tu vas a la esquina
y ya lo conocen, es como más tabú, en ese sentido… como más “oye y esta está andando
con este”, se comentan más las cosas y es como que teni que dejarlo más piola” (Pamela,
18)
Otra de las opiniones que destaca, es que Chillán no tiene tanta población joven como
otras ciudades donde predomina la existencia de universidades grandes como Concepción,
Santiago e incluso Talca, por lo que la gente chillanense estaría mucho menos
acostumbrada a las tendencias y modas juveniles y a los procesos nuevos que se viven
entre los jóvenes chilenos, asumiendo que a Chillán todo llega más atrasado en
comparación con las metrópolis globales.
C) Medios de Comunicación e Información
64

Con respecto a la información que existe en los medios de comunicación acerca de la
sexualidad y en particular la femenina, las opiniones son similares, todas reconocen que
medios como el Internet y las redes sociales les abren muchas puertas en muchos sentidos y
que han influido en cierta apertura al acceso de información sexual y pornografía, imágenes
eróticas, etc. Pero también saben que en cuanto a Educación Sexual y sexualidad per se no
es mucho lo que realmente existe sin que raye en el doble sentido. Muchas califican que lo
que existe en internet es mal usado y por lo tanto la información no cumple su objetivo de
educar y ayudar a prevenir en los jóvenes.
“Siento que la educación sexual es muy poca, en general, no sólo en internet y lo
mismo que te decía antes po’, el porno, el sexo que vende, el sexo en las películas, todo
eso está pero en todas partes” (Bárbara, 20)
Esta es la opinión que tiene Bárbara respecto de la educación sexual en internet,
Constanza va más allá y habla de la educación sexual que en general pueda existir en Chile
y que puede ser canalizado a través de diversos medios:
“No existe educación sexual. Se puede mencionar muchas cosas pero no ha tratado
el tema de manera profunda y seria como se debería. Sobre todo enfocado en el tema de
las enfermedades de transmisión sexual que tienden al alza y a la programación familiar
(…) Los medios ven el sexo como algo comercial.” (Constanza, 24)
Con respecto a la sexualidad e información a través de medios televisivos se sostiene lo
siguiente:
“La televisión, a mi forma de ver, no aporta mucho en temas ni de promoción, ni
prevención, ni información, o sea siento que es casi nada. Pero los medios de por
ejemplo, comunicación más masivos como el internet y esas cosas, siento que hay mucho
material, o sea, estamos bombardeados de eso…” (Alexandra, 23)
Vanessa por su parte sostiene que la información que circula es errada, que muestra
pero no enseña:
“Información errada en realidad [información sexual en los mass media] porque no da
la tarea de explicar en realidad lo que es la sexualidad y en verdad se van por, más por
65

imágenes sexuales, qué sé yo, videos sexuales, etc. Pornografía también, pero no es una
explicación de lo que es la sexualidad y lo que lleva la sexualidad en sí, de buena
manera.” (Vanessa, 22)
De acuerdo a las citas anteriormente expresadas respecto de los medios de
comunicación y la información de sexualidad que circula, todas asumen que existe, que hay
mucha información, pero que esta es mal usada o mal mostrada. Que no existe el espacio
real de educación sexual en la televisión o el internet y lo que existe es exhibición del sexo
como algo comercial.
Análisis Semántico-Estructural.
De acuerdo al análisis anterior, existen dos temas que destacan y que han de
profundizarse para poder finalmente responder a las problemáticas y cuestionamientos
iniciales efectuados al principio de esta investigación. Es por esto, que a continuación
presentaremos un análisis semántico-estructural acerca de
a) la percepción de la sexualidad que tienen las entrevistadas y
b) en particular la visión que tienen de la sexualidad en la Chillán.
Este tipo de análisis, nos permitirá observar con mayor precisión las percepciones de la
sexualidad y de los posibles cambios o diferencias que se pueden presentar según la
opinión de las entrevistadas. De esta forma, comenzaremos el análisis semántico
estructural realizando una malla de oposición de conceptos ‘bipolares’ u opuestos, así
se podrá determinar el o los sentidos de pertenencia que las entrevistadas tengan con la
sexualidad y con la experiencia de vivir su sexualidad en una ciudad como es Chillán.
Conceptos de Oposición Semántica.
Percepciones sobre la sociedad Chillaneja
Chillán / Otras ciudades (más grandes)
Chico “Entre más chico peor” / Grandes
Entre más chico más cerrado / Entre más grande la ciudad es más desinhibido
Todos se conocen / (No todos se conocen)
66

Se comenta la vida de los demás / (No se comenta lo que hacen los demás)
Pendientes de los demás y el qué dirán / (No importa tanto el qué dirán)
Importan las apariencias / (No se fijan tanto en las apariencias)
Pocas Universidades / Más Universidades
Menos juventud / Más Juventud
Pocos movimientos y actividades sociales / (Grandes movimientos y protestas sociales)

Tal como se refleja en la tabla anterior, existe un claro sentido de diferenciación entre lo
que es Chillán y el resto de las ciudades del país. Hay un claro reconocimiento de que
Chillán es una ciudad o comuna pequeña, y que esto conlleva ciertas características notorias
como el hecho de que la gente se conoce más, se ubica más dentro de ciertos círculos. Un
claro ejemplo es el que se da con los nombres, la gente que ha vivido siempre en esta
ciudad suele ubicar a las familias por los apellidos y a ubicarlos con cierto sector de la
ciudad. Lo anterior, haría factible el reconocimiento de “unos” con “otros” en la vida social
chillanense, especialmente dentro de los estratos sociales a los que nos hemos adentrado en
esta investigación.
Y dentro de ese reconocimiento, se encontraría el resquemor de mostrarse o de
exponerse públicamente a los comentarios del resto cuando se sale a lugares frecuentados
por el círculo social habitual o cuando estas jóvenes mujeres se involucran sentimental o
sexualmente con más de una persona dentro de ese círculo. Es a esto a lo que hace principal
referencia los primeros conceptos de la malla de oposición, donde las frases “entre más
grande más desinhibido” o “más chico es peor” ejemplifican y reflejan la intranquilidad de
estas jóvenes de poder desenvolverse libremente sin ser juzgadas por los demás. Y el hecho
es que las entrevistadas que ya han migrado a estudiar a otras ciudades, ya no salen con
gente de la ciudad de Chillán, sino que frecuentan relacionarse con jóvenes que provienen
de otras ciudades del país y que la “universidad” o los “carretes” han hecho que se
encuentren dentro de la gran diversidad que existe en estas Otras ciudades.
Lo anterior nos lleva a la 4° categoría de conceptos binarios de nuestro análisis, (se
comenta la vida de los demás) muchas de las entrevistadas sostienen que se suele comentar
67

mucho la vida de los demás, producto de las categorías anteriores, es una ciudad pequeña,
todos se conocen; y además todos comentan la vida de los demás. Esto conlleva a las
siguientes categorías, “estar pendientes de los demás”, la “importancia de las apariencias” y
del “qué dirán” de ellas. Esto si bien no parece acomplejarlas, si demuestra que ellas
reconocen el conservadurismo de la sociedad chillaneja, y la mayoría de ellas tiene su vida
social armada en el lugar donde estudian, en el caso de aquellas que ya son universitarias.
El 3º tópico dentro de la oposición de conceptos es la cantidad de juventud que vive
en Chillán, derivado de la cantidad de Universidades o centros de estudios superiores que
aquí existen, es claro que dentro del estrato medio-alto de la ciudad, muchas y muchos
jóvenes chillanenses prefieren ir a las ciudades más grandes, como Concepción, Santiago y
Talca. La vida nocturna que en se presenta en la ciudad de Chillán es más bien cerrada y
escasa en comparación con Concepción, donde existe el denominado barrio universitarios
lleno de locales nocturnos y vespertinos concentrados en esta parte de la población, la
universitaria.
En Chillán no existe tal cosa y la mayoría de los centros nocturnos opera de jueves a
sábado, cuando muchos de los jóvenes que estudian en Chillán se dirigen a casa en sus
respectivas ciudades o comunas, que generalmente son las de la provincia de Ñuble. Por
otra parte, la poca juventud, en comparación a las ciudades más grandes de nuestro país,
también es reflejo de la última categoría, la escasez de los movimientos sociales. Si bien en
Chillán los movimientos nacionales también se ven reflejados, no existen movimientos
propios de la ciudad de Chillán que se manifiesten o se vean representados en las calles o
de forma masiva. Los problemas son siempre tratados a puertas cerradas y con las
autoridades, en el caso que se pueda acceder a ellas y en general, la gente parece no sentir
la necesidad de manifestarse por las cuestiones sociales que los embargan. Un ejemplo de
esto es lo que ocurre con el problema ambiental, Chillán es una de las ciudades en
crecimiento más contaminadas producto del excesivo uso de chimeneas en los sectores
residenciales, siendo declarada emergencia ambiental en diversas ocasiones, pero pese a
que la gente se queja en privado, no suele hacerlo pública y masivamente. Lo que también
es en cierto modo un reflejo del conservadurismo o de la quietud que tiene la sociedad
chillaneja ante las transformaciones y los problemas sociales.
68

Sexualidad
Otro tópico importante de analizar mediante este tipo de análisis, es el tema de la
sexualidad, sobre todo en las diferencias que estas jóvenes perciben con el tema de la
sexualidad femenina y la masculina.
Conceptos utilizados por las entrevistadas para expresar su percepción acerca de la
sexualidad en general y la sexualidad femenina y cómo ellas creen que la sociedad ve a
estos conceptos.
Entrevistadas / Sociedad
Normal, Natural, buena y bonita / Morbosidad, tergiversación y doble sentido
Respetuosa y Sin restricciones / Mal mirada, sucia
Abierta a discusión / Tema tabú, no se habla abiertamente
Algo íntimo y personal / Tema manoseado por la religión y mass media
Complementación entre placer y sentimientos / (Sólo placer)
Se encasilla y etiqueta mucho a las mujeres (Censura) / Sexualidad Masculina más abierta y
permitida

Estos conceptos, nos muestran la opinión y percepción que las entrevistadas tienen
de la sexualidad femenina y cómo esta se relaciona con lo que ellas definen como
percepción de la sociedad chilena en torno al tema de la sexualidad en general. De acuerdo
a lo expuesto en la tabla anterior, las jóvenes chillanenses tienen una visión acerca de la
sexualidad que se divide. Por una parte, reconocen a la sexualidad y en particular a la
sexualidad femenina, como algo que ha de ser “normal, natural y bueno”, sin embargo
también expresan que para la sociedad la sexualidad no se ve de la misma forma, que la
sociedad ve la sexualidad como algo lleno de “morbosidad, de doble sentido, algo sucio, y
tabú”. Según esto, existe una clara dicotomía en la percepción de la sexualidad de estas
jóvenes.
Por otra parte, estas jóvenes tienen muy internalizado el concepto de una sexualidad
relacionada con el tener una pareja estable, lo que se demuestra claramente con los
69

conceptos de confianza, y complementación de placer y sentimientos. Estos últimos se
repiten a lo largo de la entrevista como una razón crucial para el desarrollo de una actividad
sexual plena. Destacan también el respeto y los cuidados que se han de tener en torno al
embarazo no deseado y en menor medida está la preocupación de la prevención de
enfermedades de transmisión sexual. También aparece como concepto importante la noción
de que la sexualidad femenina debiera ser libre “sin restricciones” impuestas por la
sociedad o el resto. Sin embargo, consideran que la sociedad no ve la sexualidad de esta
misma forma, sino como algo que debe estar siendo constantemente oculto y de lo que no
está permitido hablarse de forma directa y abierta. A esto es a lo que las jóvenes se refieren
con que la sexualidad es un tema “tabú” y todo lo que se dice respecto de la sexualidad está
influido por el discurso religioso que las entrevistadas sostienen que ensucia a la
sexualidad, tergiversando su significado. Además, las jóvenes sostienen que existe una
diferencia entre el trato que se tiene con la sexualidad femenina y masculina, aseverando
que a los hombres se les inculca un distinto tipo de sexualidad, que si bien no es conversada
al igual que la de ellas, si es más permisiva y abierta, en donde cada “conquista” sexual o
“incursión” es un triunfo que suma la experiencia, a diferencia de lo que ocurre con las
mujeres que son juzgadas en el mismo caso, etiquetándolas con adjetivos que claramente
demuestran una discriminación y violencia de género.
Conceptos de oposición relacionados con la sexualidad en las entrevistas.








Discurso de las entrevistadas acerca de la sexualidad
Vírgenes No Vírgenes (Disyunciones)
Menos conservadoras / Más
conservadoras
Términos de Calificación
(Tq‘n’)
(Charla Oficial) (Charla No Oficial) / (Charla Oficial)
Tq1= Discusión con los padres de la
sexualidad
(Importancia) No le di importancia / (Importancia)
Tq2= Importancia de la iniciación
sexual (y con quién)
(Amor) (“Voluntad”) / Mezcla de placer y
sentimientos

Tq3= Significancia de las relaciones
sexuales

(Hablan a futuro)
Deseos de iniciar
su vida sexual.
(Hablan de su sex.) / (No hablan) Tq4= Percepciones de su propia
sexualidad

(Crítica a la
Religión)
(Crítica a la Religión) / Respeto a la
Religión

Tq5= El sexo según la religión


70




Es muy importante tener en cuenta ciertas disyunciones que puedan encontrarse
dentro de las entrevistas, para lo cual se debe hacer una comparación entre ellas y los
códigos u conceptos claves de acuerdo a ciertos temas tocados en lo referente al discurso de
sexualidad de las entrevistadas. En este sentido, la operación de los códigos de base
(Martinic, 2005) mostrados en el esquema anterior, sugieren que existe una diferencia
entre las entrevistadas que se declaran ‘vírgenes’ y aquellas que sostienen que no lo son.
Específicamente en los ejes temáticos que en el esquema aparecen, tales como:
- la discusión con los padres acerca de la sexualidad,
- el tipo de importancia que se le da o se le quiere dar a la primera relación sexual,
- las significancias que tienen o debería tener el sexo,
- las percepciones que ellas tienen de cómo viven o quieren vivir su sexualidad y
- lo que opinan ellas acerca de las imposiciones de la religión en la sexualidad.
Con respecto a la primera temática tratada en el esquema, podemos decir que en la
mayoría de las entrevistadas se sostiene que existe una conversación de parte de los
padres acerca de la sexualidad, que incluye como principal punto el tema de la
reproducción humana y métodos anticonceptivos. A este proceso lo hemos denominado
“charla oficial” para poder trabajar con el concepto de forma más fácil. Esta conversación
se generaría principalmente al momento de la primera menstruación o cuando las
entrevistadas presentaron algún ‘pololo’ o pareja, como forma de advertencia más que de
enseñanza. Sin embargo, algunas de las entrevistadas, Bárbara, sostiene que nunca hubo por
parte de los padres una ‘charla oficial’ pero que siempre se ha hablado de sexualidad de
forma más o menos natural, aunque no fue dirigido específicamente hacia ella, por otra
parte, con respecto a cómo se enteró de la reproducción sexual y los métodos
anticonceptivos ella sostiene “siempre lo supe” (Bárbara, 20) lo que indica que de cierta
forma estos temas pueden haber estado siempre implícitos en las discusiones familiares y
no ocultos o ausentes, por lo que no hubo la necesidad de ahondar en ellos de forma más
71

protocolar y puntal. Lo que se infiere, también, por la forma abierta y despojada de hablar
de la sexualidad en otros ejes a los que apunta la conversación efectuada.
Otro de los ejes temáticos analizados en el esquema, son los sentimientos que les
provocó la pérdida de la virginidad y la importancia que se le da al hecho en aquellas
mujeres que sostienen haber iniciado su vida sexual y en aquellas que sostienen que son
vírgenes la opinión de cómo ellas esperan que sea su primera relación sexual. Aquellas que
manifiestan que son vírgenes, esperan que su primera relación sexual tenga importancia
para ellas, tanto el hecho como la persona con la que iniciarían su primer encuentro sexual.
Dentro de aquellas entrevistadas que sostienen que no son vírgenes, existen disyunciones,
donde un grupo afirma que su primera relación sexual no fue con alguien de importancia en
el sentido de que fuera una pareja estable o ‘pololo’, sino que con algún amigo o conocido.
Sin embargo, se afirma que se le pudo haber dado un grado de importancia después de
dicho suceso la persona con la que se inició la relación sexual pudo haber adquirido un
grado de relevancia en la vida de la entrevistada. En el otro grupo de las mujeres no
vírgenes, se sostiene que la ‘primera vez’ ocurrió con la pareja del momento, que era
alguien importante y por ende la pérdida de la virginidad para ellas fue un evento
importante. Una de las entrevistadas no vírgenes, declara lo siguiente respecto de la
iniciación sexual en las mujeres en nuestra sociedad:
“es como una carga, igual es una mochila que tu llevay… pa’ los hombres no es
así.” (Alexandra, 23).
La frase anterior demuestra que independientemente de la importancia que le dieron,
o le darán, las entrevistadas particularmente a su primera relación sexual, la expectativa de
iniciar una vida sexual activa, de “perder la virginidad” de “des-florarse” es un evento
relevante en la vida de una mujer, no sólo desde el punto de vista biológico, sino que
también psicológico y social.
En este mismo sentido, y siguiendo con los términos calificativos del análisis que se
está llevando a cabo, en el caso de la significancia que le dan las entrevistadas a “el
sexo”, entendiéndolo en este caso como el hecho de tener una vida sexual activa, las
opiniones de las entrevistadas se asemeja mucho a lo respondido en el término calificativo
72

de la importancia de la iniciación sexual. Aquellas jóvenes vírgenes, dicen que el sexo
debe significar ‘amor’ y por ende que las relaciones sexuales deben estar basadas en eso.
Por otro lado, las jóvenes que han iniciado su actividad sexual en su mayoría sostiene que
es un asunto de ‘voluntad’, en el sentido de que debe hacerse con quien se quiera, y cuando
se quiera. Sin embargo, una de las entrevistadas dice que:
“la sexualidad busca complementar el placer con los sentimientos. Creo que es
una forma más íntima de conectarte con quien realmente quieres, significa confianza,
seguridad, respeto…” (Constanza, 24).
De la frase anterior podemos inferir que la significancia de la sexualidad para esta
entrevistada se asimila mucho a lo expresado por las entrevistadas que se declaran
“vírgenes” lo que podría interpretarse como una definición ideal de lo que debe ser la
sexualidad y no necesariamente plasma lo que ellas viven con su propia sexualidad.
Es por lo anterior que el próximo eje temático a tener en cuenta es lo que las
entrevistadas hablan acerca de su propia sexualidad. Las entrevistadas ‘vírgenes’ se
muestran abiertas a hablar a futuro, es decir cómo les gustaría que fuera su vida sexual, y
coinciden en que tiene que ser importante y con quien tengan un vínculo de cariño, además
expresan sus deseos de iniciar sus relaciones sexuales cuando sea apropiado, pero en
ningún caso afirman que quieran llegar ‘vírgenes’ al matrimonio, por el contrario,
manifiestan que están a la ‘espera del hombre correcto’ o del momento adecuado, o que
simplemente la situación se dé. En el caso de las que no son vírgenes, de nuevo se
presentan posiciones distintas, están las que si hablan de cómo sienten su sexualidad,
manifestando el tema del pudor, la vergüenza y la preocupación por el desempeño que se
demuestra en la siguiente cita:
“El nervio es como uno nunca sabe cuando está realmente bien (...) Y también me
cuestiono un poco ‘lo habré pasado realmente bien o era un poco más psicológico.”
(Bárbara, 20).
Esta cita da a entender que las mujeres jóvenes se cuestionan el tema del desempeño
en una relación sexual y también si ellas mismas lo pasaron bien y sintieron el placer
deseado, incluso cuando no son las primeras relaciones sexuales que se experimentan. Por
73

otro lado, dentro de este grupo de entrevistadas vírgenes están aquellas que no
proporcionan mayor información al respecto de cómo viven su sexualidad, lo que puede ser
atribuible a su timidez e incomodidad con la entrevista o a su visión un poco más
conservadora con respecto a la sexualidad en comparación con el resto de las entrevistadas.
La última disyunción encontrada entre las entrevistadas fue el tema de la religión y
de cómo esta puede influir o dictaminar ciertas normas de comportamiento en torno a
la vida social y sobre todo sexual de los seres humanos. Tanto las jóvenes declaradas
vírgenes y aquellas que no lo son critican la postura de las religiones respecto de la
sexualidad y las prohibiciones en torno a esta. Sin embargo, dentro de las mujeres no
vírgenes, existe una parte que pese a que sostiene no dejarse regir por estas normas
religiosas, si dicen respetarlas y respetar también a quienes deciden regirse por ellas,
llegando incluso a justificar estas normas religiosas como la preocupación por la
promiscuidad, sin embargo, la totalidad de las entrevistadas sostiene que no se deja regir
por normas religiosas y que están en desacuerdo con el machismo que muchas veces
presenta la religión católica y en particular la musulmana.












74

Conclusiones.

De acuerdo a lo planteado en el apartado correspondiente al análisis de la
recolección de los datos, es necesario entregar los resultados y conclusiones finales de la
investigación realizada, en relación a los objetivos planteados al comienzo de esta y todo el
trabajo llevado a cabo a lo largo del proceso investigativo.
Según la descripción de las personas entrevistadas, las nociones y el conocimiento
vivido en carne propia durante 23 años de permanencia en la comuna de Chillán, podemos
establecer que esta ciudad posee una sociedad muy cerrada, o más bien encerrada en sí
misma. Donde existe mucha importancia aun en el ¿De dónde vienes? ¿Cuál es tu
apellido? ¿Dónde estudiaste? ¿A qué te dedicas? Sobre todo al conocer a un o una
nuevo(a) sujeto(a), ya sea dentro de un ambiente de relación social o laboral. Una ciudad
donde existe poca juventud y por ende una menor apertura a las nuevas tendencias sociales,
económicas y políticas, es decir, un tanto más atrasada que a la de las grandes ciudades del
país como Santiago, Valparaíso y Concepción, las grandes urbes de nuestro país. Lo que
también incide en una movilidad social bastante pequeña y también en que las
transformaciones históricas y sociales, que deberían ser el eco de los procesos mundiales
pero por sobre todo nacionales, se tomen un momento antes de comenzar a funcionar y
ponerse al tanto con el resto. No podemos decir que es una sociedad retrasada, o
conservadora propiamente tal, ya que en esta ciudad se llevan a cabo los mismos procesos
económicos y culturales que ocurren en el resto del país y en el mundo. Sobre todo en un
país con una alta tasa de uso de tecnologías multimedia, uso de teléfonos celulares,
televisión e internet, donde Chillán no queda atrás. Sin embargo pareciera ser que en las
mentes y en los actos de los chillanenses todo tarda un segundo más en suceder. Un
segundo más en hacer sinapsis antes de desarrollarse completamente. Y con esto me refiero
a los procesos políticos, culturales, las tendencias de moda y los movimientos sociales tan
contingentes últimamente. Pero, ¿ocurre lo mismo con la sexualidad? Esa es la gran
pregunta de esta investigación, cómo influye esta realidad en las percepciones de las
mujeres jóvenes para con su sexualidad en esta ciudad.
Las mujeres jóvenes de Chillán, de un estrato social medio-alto, se caracterizan por
75

tener un discurso de expectativas de vida futura muy definido y marcado. Las nociones de
profesión, carrera e independencia, son infaltables en las proyecciones de estas mujeres y
se infiere también que de sus familias y su entorno cercano, es decir el colegio, los amigos
y principalmente ellas mismas. Todas estas mujeres desean tener Éxito Económico en su
vida y saben que para lograrlo, la forma tradicional es obtener una carrera, preferentemente
universitaria y de alta remuneración económica y satisfacción personal.
Pero además de los deseos profesionales y económicos de las jóvenes chillanejas,
cuando ellas proyectan su futuro ideal, también aparecen los conceptos de familia. La
pertenencia y “creación” de una familia propia, preferentemente a largo plazo y
posteriormente de lograr una estabilidad económica fructífera y también de ciertas
realizaciones personales, destacan mucho los conceptos y nociones del placer, el gozo, el
disfrute y el conocimiento del mundo exterior, es decir, más allá de los límites de la ciudad
de Chillán y del país.
Estas mujeres, son mujeres que quieren enfrentarse al mundo y quieren hacerlo con
herramientas poderosas, sus carreras, sus familias, y también sus parejas. Porque la mayoría
de ellas dentro de esta búsqueda de alcanzar el futuro para el cual han sido preparadas
desde pequeñas, también visualizan la presencia de una pareja, de un compañero de vida
que se siga proyectando junto a ellas. Y digo compañero, porque todas ellas dejan implícita
su heterosexualidad al siempre referirse a parejas de sexo masculino.
Y en este mismo sentido, las relaciones sociales que establecen las jóvenes
chillanenses tienen mucho que ver con esta construcción social de la comuna en el que “la
cuna” sigue siendo importante, ya sea la cuna familiar o educacional. Por ende, sus
relaciones afectivas están ligadas a un pensamiento más bien conservador en el sentido
‘moral’ de la palabra y así mismo ocurre con la forma que estas jóvenes asumen y aceptan
su sexualidad. Una sexualidad que idealmente para ellas debiera ser establecida de acuerdo
a la norma social, desarrollada con una pareja estable, dentro de una relación
afectiva/amorosa estable y reconocida y preferentemente duradera.
En relación a nuestro objetivo general de investigación, entonces, podemos decir
que la construcción que tiene la juventud chillaneja femenina con respecto a la sexualidad
76

es más bien tradicional, cerrada y encasillada en lo que ha de ser considerado por la
sociedad como “normal” o “moralmente correcto”. La sociedad chillanense en si no
establece una norma de comportamiento sexual propiamente tal, pero sí lo hace con el
comportamiento social de las personas que pertenecen a cierto grupo societal. Estas normas
implícitas en la crianza y no escritas o estipuladas en ningún tipo de firmamento, establecen
ciertas directrices acerca de qué tipo de círculos sociales los sujetos(as) chillanenses deben
pertenecer, qué tipo de lugares deben visitar, qué tipo de establecimientos educacionales
deben asistir y a qué tipo de universidades deben aspirar (o a qué tipo de ciudades deben
salir a estudiar una carrera universitaria, en el caso de la clase media-alta). Y por supuesto
determinan de cierto modo, la forma en que estas mujeres se relacionan con el sexo opuesto
en sus relaciones afectivas. La manera en que se aproximan a un tipo de relación y la forma
en que ellas mismas perciben como debe ser su vida sexual activa, que dada las normas y
reglas sociales, debe ser preferentemente (aunque no exclusivamente) dentro de una
relación de pareja estable. Lo que provoca a la larga, que muchas mujeres jóvenes se
sientan inseguras por el tipo de vida afectiva y sexual que llevan, muchas mujeres
actualmente no empiezan sus primeras relaciones sexuales con una pareja sexual estable,
los datos expuesto dentro de la investigación si bien demuestra que ocurre en la mayoría de
los casos, también dejan en claro que no ocurren en la totalidad de ellos. Dentro de las
entrevistas, una manifestación clara fue la dicotomía que se produce en el fuero más interno
de las jóvenes al tener su primera relación sexual cuando no es dentro de las normas
socialmente establecidas. Que pese a que el hecho de iniciar una relación sexual y con esto
me refiero a la “pérdida de la virginidad”, pueda resultar satisfactoria en un sentido
emocional y físico, muchas veces no lo es en el sentido “moral”. La preocupación de no
haberlo “hecho” con una pareja, con el “pololo” y en vez hacerlo con un “amigo” o
“desconocido” es algo que es percibido tanto por la sociedad como por estas mujeres como
algo negativo, incorrecto o no ideal.
Por lo demás, es importante recalcar que en nuestro país se ha presenciado durante
los últimos años una apertura en la discusión de algunos temas que antes, sobre todo
durante la dictadura, eran considerados tabú o en desacuerdo con las reglas sociales
convencionales. De esta forma, la sexualidad comienza a aparecer como tema de discusión
en los medios de comunicación, principalmente la televisión. Sin embargo, la discusión que
77

se hace acerca de la sexualidad, corresponde a casos aislados, que generalmente denotan
cierto grado noticioso, es decir, escándalos sexuales, violencia y comercio sexual, etc. Cabe
destacar casos de redes de pedofilia, violación, e incluso noticias de la homosexualidad de
algunos (as) políticos, escritores, actores, famosos o similares. Uno de los primeros casos
dados a conocer a la luz pública que involucró personajes reconocidos pública e incluso
políticamente fue el caso Spiniak, muchos sostienen que a partir de este escándalo la
televisión y los medios de comunicación comienzan a discutir el tema de la sexualidad pero
netamente en términos de crímenes y no como un aspecto natural de la vida humana y
social. Luego de este proceso de apertura en la discusión, muchos sostienen que a la larga la
sexualidad comienza a estar en boga de todos, existe un consenso tácito en los medios para
comenzar a utilizar la sexualidad como un producto comercial, así, el sexo ya no es un
producto adquirible exclusivamente en revistas pornográficas y canales de televisión
privados y extranjeros, sino que también la televisión abierta comienza a utilizar esto como
un recurso para comercializar programas televisivos y franjas horarias, donde se explota la
sexualidad y en particular la sexualidad femenina, programas con alto contenido erótico en
el lenguaje y también en la imagen que presentan y difunden a los telespectadores.
Guardando, sin embargo, el recato de lo permitido dentro de la televisión chilena.
Con la llegada masiva de internet, la difusión del sexo va mucho más allá. Este
medio de comunicación comienza, a la larga, a ser asequible para la clase media chilena, y
con esto también la oportunidad de llegar a una información mucho más rápida, barata
aunque no necesariamente más confiable. Un tipo de información que circula gratuitamente
por este medio es precisamente la información sexual, y no precisamente de educación
sexual o conocimiento, sino más bien de sexo explícito como forma de entretención para
los usuarios.
¿Pero se habla realmente de sexualidad, de las virtudes y defectos de una vida
sexualidad activa, los pro y los contra, los cuidados y las problemáticas que conlleva el
mantener una relación sexual con otro sujeto? En este sentido, las jóvenes chillanenses
sostienen que la sexualidad es un tema mal visto en la sociedad, y afirman que sólo se habla
de este tema como algo “sucio” o “tabú”. Y ¿por qué creen que la sociedad ve a la
sexualidad de esa forma? Principalmente, por la falta de información que circula en torno al
78

tema, por la falta de discusión de la sexualidad en los medios de comunicación, el sistema
educacional, la represión de la sexualidad de los sistemas religiosos y también la dificultad
que tienen muchos padres de tocar el tema en casa de forma natural y sin tapujos o
aprehensiones. Por lo tanto el tema de la sexualidad por mucho que se haya puesto en boga
durante los últimos años en nuestro país y en el mundo, aun es un tema que no es discutido
abiertamente, en el sentido de las implicancias que trae, sus significados y la noción de que
la sexualidad no necesariamente tiene que ver con el acto sexual en sí o con una relación de
pareja, sino que parte desde nuestro nacimiento y la declaración de “el partero” que
anuncia: “Es hombrecito” o “Es mujercita”. La sexualidad tiene que ver desde el momento
en que se nos designa un género al cuál pertenecer y regirnos durante el resto de nuestras
vidas. La sexualidad tiene que ver con el órgano reproductivo con el que nacemos y con
cómo mediante él canalizamos gran parte de nuestra vida social y afectiva, ya sea para con
nosotras mismas o con las personas que decidimos compartir parte de nuestras vidas. Y es
precisamente esto lo que no se comenta o discute en los medios de comunicación, los
hogares o las escuelas en nuestro país y que nos mantiene en cierto oscurantismo en cuanto
a esa parte tan crucial de nuestro crecimiento como seres sociales. Es este mismo asunto, el
que hace que tanto hombres como mujeres hoy en día no tengan un empoderamiento con su
propia sexualidad, que no decidan por si mismos sus gustos, tendencias y acciones sexuales
y que se dejan llevar por las normas aceptables que han sido establecidas por la sociedad.
Si bien podemos decir que ha habido una transformación de una u otra manera en la
construcción del imaginario de la sociedad chilena acerca de la sexualidad en sí y de las
diferencias o similitudes que pueden encontrarse entre la sexualidad femenina y masculina,
tales como la adopción de una sexualidad más cercana al placer que a la reproducción, la
aceptación del deseo y de ese amour passion planteado por Luhmann, de esa sexualidad
plástica a la que se refiere Giddens; aún queda mucho por aprender y mucho por lo que
informarse a este respecto, y en este mismo sentido, es lamentable decir que los principales
medios de información en nuestro país: medios de comunicación (televisión, radio e
internet) si bien influyen en la apertura del tema con el paso de los años, no contribuyen
realmente en una educación de la sexualidad y mucho menos una concientización acerca de
la sexualidad femenina como una sexualidad sana, cotidiana y libre. Muchas mujeres
jóvenes aun no confían en los recursos y herramientas que pueda llegar a ofrecer medios
79

como el internet, se guían preferentemente en las conversaciones cotidianas con los pares y
en la experiencia propia, muchas veces teniendo que enfrentarse a situaciones no deseadas,
no esperadas o incómodas para poder aprender acerca de la sexualidad, de su sexualidad.
Nuestras entrevistadas convergen en sus opiniones acerca de que en nuestra
sociedad, chilena y por sobre todo chillanense, la sexualidad es un tema tabú, de la cual no
se habla cómo se dice en “buen chileno” a ‘calzón quitado’ y esto genera un tipo de
pensamiento acerca de este tema que raya en el morbo, en el doble sentido aun cuando es
un tema hablado por todos y en todas partes, pero de forma escondida y sarcástica.
Escondida en los conceptos que se utilizan, donde no se dicen las cosas por su nombre, ni el
cuerpo es llamado por su nombre, ni el sexo es llamado como tal; un tema lleno de
simbologías y significancias ocultas, pero que no se discute abiertamente en el hogar, en la
escuela, en el sistema religioso (salvo para cubrir escándalos) y no es muy verídico lo que
se conversa entre los grupos de pares aunque si bien es más recurrente que se toque el tema
de la sexualidad y que entre ellos mismos se aclaren algunas dudas.
En general, dentro de la sexualidad, podemos determinar que la influencia de las
instituciones socializadoras durante la crianza afecta tajantemente el comportamiento de la
mujer ante la sexualidad. De esta misma manera, los medios de comunicación, como uno
de los factores socializadores de los individuos, también influyen en ciertas concepciones
que se tienen ante la sexualidad y también en el empoderamiento que las mujeres puedan
tener con su propia sexualidad, y también con su autoestima, la percepción y apreciación
de su cuerpo. Sin embargo, los medios de comunicación o la familia no son el único ni el
mayor factor determinante en las perspectivas de las mujeres frente a la sexualidad, ya que
finalmente, es la propia experiencia de vida en torno a este tema la que va construyendo la
visión, el discurso y por sobre todo las prácticas de las mujeres jóvenes que tienen con la
sexualidad, con su sexualidad.




80

Bibliografía.
- Aravena, A. (2006). Sexualidad Juvenil y Cultura en el Chile Actual. Reflexiones
desde el campo de la Antropología. Observatorio de la Juventud, 4-9.
- Baeza, M. (2002). De las Metodologías Cualitativas en Investigación Científico-
Social. Diseño y uso de instrumentos en la producción de Sentido. Concepción:
Universidad de Concepción.
- Barrientos, J. E. (2003). Satisfacción sexual en Chile: una mirada desde la
psicología social. Antofagasta, Chile: Universidad Católica del Norte.
- Beck, U., & Beck-Gernsheim, E. (1998). El Normal Caos del Amor. Las nuevas
formas de la relación amorosa. Barcelona: El Roure Editorial.
- Cárcamo Vásquez, H. (2005). Hermenéutica y Análisis Cualitativo. Cinta de
Moebio.
- Carrillo Oporto, R. (2008). Análisis Semántico Estructural. Concepción:
Universidad de Concepción.
- Corona, S., & Rodríguez, Z. (2000). El amor como vínculo social, discurso e
historia: aproximaciones bibliográficas. Espiral, Estudios sobre Estado y Sociedad,
49-70.
- Donoso, C., & Vidal, F. (2002). Cuerpo y Sexualidad. Vivo Positivo (pág. 146).
Santiago: FLACSO.
- Flick, U. (2004). Introducción a la Investigación Cualtitativa. Madrid: Ediciones
Morata.
- Foucault, M. (1976). La historia de La Sexualidad. Madrid: Siglo XXI.
- Fuentes Martin, A., & López Sánchez, F. (1997). Aproximaciones al estudio de la
sexualidad. Salamanca: Amarú Ediciones.
- Gagnon, J. H., & Simon, W. (1984). Sexual Scripts. Society, 53-60.
- Giddens, A. (1992). The Transformation of Intimacy. Sexuality, Love & Erotism in
Modern Societies. Madrid: Ediciones Cátedra.
- Hernández Samipieri, R., Fernández-Collado, C., & Baptista Lucio, P. (2006).
Metodología de la Investigación. México: McGraw-Hill Interamericana.
- Luhmann, N. (1982). El amor como pasión. La codificación de la initmidad.
Barcelona: Editorial Península.
81

- MacKinnon, C. (1982). Feminsm, Marxism, Method and the State: An Agenda for
Therory. University Chicago Press, 515,516.
- Martinic, S. (Septiembre de 2005). Análisis Estructural. Presentación de un Método
para el estudio de las Representaciones Sociales., (pág. 22). Santiago.
- Matus Madrid, C. (25 de Agosto de 2005). EL CARRETE COMO ESCENARIO:
Una aproximación etnográfica a los códigos de la sexualidad ocasional en jóvenes
urbanos. 09-37. Santiago, Chile.
- Moncrieff, H. (2007). Sexualidad y sociedad moderna: El saber que aún no somos
del todo "libres". A Parte Rei. Revista de Filosofía.
- Olabuenaga, J. I. (1996). Metodología de la investigación cualitativa. Bilbao:
Universidad de Deusto.
- Osborne, R. (1995). Sexo, género, sexualidad. La pertinencia de un enfoque
contructivista. UNED, 25-31.
- Osborne, Raquel; Guasch, Óscar. (2003). Sociología de la sexualidad. Madrid:
CENTRO DE INVESTIGACIONES SOCIOLÓGICAS; SIGLO XXI DE ESPAÑA
EDITORES S.A.
- Plaza, R. C. (2003). Reflexiones teórico-metodológicas en torno al estudio de la
sexualidad. Revista Mexicana de Sociología, 339-360.
- Rubin, G. (1989). Reflexionando sobre el sexo: notas para una teoría radical de la
sexualidad. En C. Vance, Placer y peligro. Explorando la sexualidad femenina
(págs. 113-187). Madrid: Editorial Revolución.
- Rubin, G. (1997). El tráfico de mujeres: notas sobre la "economía política" del sexo.
En M. Lamas, El Género: la construcción cultural de la diferencia sexual. (págs.
35-96). México: Programa Universitario de Estudios de Género (PUEG).
- Strauss, A., & Corbin, J. (2002). Bases de la Investigación Cualitativa. Técnicas y
procedimientos para desarrollar la teoría fundamentada. Editorial Universidad de
Antioquia.
- Weeks, J. (1993). El malestar de la sexualidad. Significados, mitos y sexualidades
modernas. Madrid: Talada.



82



ANEXOS











83

Malla Temática.
La malla temática es crucial para realizar un análisis de las entrevistas realizadas,
pues esta es un esquema de los temas abordados que nos ayudan a responder las
problemáticas esenciales de nuestra investigación y al cumplimiento de nuestros objetivos.
De esta manera, durante los análisis realizados se abordaran lo siguientes aspectos y
materias:
I. Socialización de la Sexualidad y Expectativas a Futuro
A) Socialización Familiar
B) Socialización Religiosa
C) Socialización de la Escuela (Educación Sexual y Relación con los Pares)
D) Visión de Futuro

II. Discurso y Prácticas en torno a la Sexualidad.
A) Iniciación Sexual
B) Uso de Anticonceptivos
C) Prácticas y Preferencias Sexuales

III. Percepción y Opinión de la Sexualidad.
A) Opiniones Generales de la Sexualidad
B) Sexualidad en Chillán
C) Medios de Comunicación e Información.







84

Entrevista 1
Nombre: Daniela.
Edad: 16 años
Colegio: Colegio Concepción de Chillán
Curso: 3° EM.
Ciudad de Origen: Constitución (hasta los 9 años)
Ciudad Actual: Chillán

Entrevista.
¿Con quién vives actualmente?
Con mi familia
¿Estás en 3° medio?
Si
¿Y sabes qué quieres estudiar?
Yo ingeniería comercial, pero igual estoy en la duda todavía, como que me entró toda la duda.
¿Dónde? ¿Acá en Chillán?
No yo quiero, tengo ganas de irme a Conce. Como que ya no quiero estar como tanto con la familia
Claro, demás. Igual en caso de que de repente a uno le de la cuestión está a una hora más o menos, así
que…
Sipu, si igual no es tanto
Ya ¿cómo te llevas con los papas?
Por ejemplo yo, bueno, partiendo con mi mamá que bueno mi mamá pasa todo el día acá en la casa me llevo
súper bien con ella, le cuento mis cosas, hemos tenido como conversaciones bien profundas, de desahogo y
todas esas cosas, así que, o sea, encuentro yo que la relación es bastante buena… Y transparente.
Ya
…y bueno con mi papá, bueno no es mucho el tiempo que paso con él, llega tarde, entonces no es tampoco
tanto lo que hablo, pero si, o sea, cuando tengo que contarle mis cosas, se las cuento. Como también hay
cosas que tampoco no les voy a contar, si son cosas mías pu
Claro
Entonces, no pero eso, encuentro que me llevo súper bien con mis papás y bueno con mi familia en general
me llevo súper bien.
Claro, demás pu… ¿Pololeas, en este momento?
No
85

¿Has pololeado?
Si
¿Ha sido larga la relación?
No, en realidad yo diría que en mi… Es que en realidad yo he pololeado desde chica
¡Ah ya!
Pero en realidad mis pololeos son como súper cabros chicos, entonces en realidad no sabría decirte un
periodo de tiempo así como una relación seria seria. Pero, o sea, si…
Pero has salido con niños pu
Sip.
¿Y tus papás lo conocieron?
Sí, igual, pero no a todos.
¿A los más importantes, de repente?
Es que igual era más chiquitita, pero, no si igual los conocieron, y si saben de la existencia de ellos.
Ah, ya. Y ¿qué opinaban ellos? ¿Cómo los miraban? Los miraban mal, así como con celos, ¿a lo mejor
tu papá?
Yo me acuerdo una vez que invité a un pololo a mi casa, a tomar once. Y tomamos, buenos tomamos toda la
familia juntos. Y mi papá tu cachai, lo has visto, es más o menos serio, como que impone.
Claro
Y obviamente si ve el pololo de una hija ya se pone como celoso, por decirlo. Así que lo hizo ponerse
nervioso, se puso rojo, se trapicó. Y toda la familia ahí mirando. Pero no, en realidad, o sea, no me han dicho
algo como que no me gusta este niño.
¿No es para ti? ¿Esas cosas te han dicho?
No.
Y en ese momento cuando estabas con algún tipo de relación. ¿Le viste algún futuro a la relación?
D: No, nadie, yo creo que es una fantasía infantil si.
¿Cómo te imaginas que vas a estar de aquí a 10 años más, tanto amorosa, familiar y profesionalmente?
A ver, yo profesionalmente, en realidad no me veo mucho con, como con… O sea, me veo en realidad con una
carrera ya terminada, trabajando y tener como mi propio, mi propio dinero, y me veo con mi pareja,
solamente con mi pareja, viajando. Viajando y disfrutar la vida, happy, y sin nada, sin nadie que me moleste,
todo bien.
Ya, ¿pero si te ves con una pareja?
Claro, me veo con una pareja, con una persona importante, obviamente. Y, que lo pase bien pu. Pero, eso.
¿Cómo es el tema de cuando…? Uds. Empezaron a pololear y crecer. Cómo fue el tema, cómo se les
planteó sus papás, el tema de la sexualidad, o de que empezaran a pololear y tuvieran más cuidado o
cosas así. ¿Se les ha planteado el tema? ¿Han conversado eso?
86

Si. En realidad mis papás toda la vida han sido súper abiertos en ese aspecto. La menstruación, por ejemplo.
Mi mama, e incluso mi papá también nos había dicho, como que nos preparaban para x día que sucediera, y
en el momento que sucedió, bueno que no me acuerdo mucho del momento de mis dos hermanas, pero cuando
a mi me pasó, fue muy, fue mucho apoyo de familia. No tan solo, o sea, como de hermanas ni nada, eso, sino
que de familia. Conjunto y todo, y nada en realidad siempre nos han mantenido, o sea, que, que nosotros, o
sea, nos han mantenido siempre con la libertad de pololear y todo eso, pero siempre con responsabilidad, y
bueno, siempre nos han mantenido alerta a lo que puede pasar y todo.
Con respecto por ejemplo a los métodos de anticoncepción y eso. ¿Se conversa abiertamente?
No, si, o sea, yo creo que igual el hecho de que tenga dos hermanas ya mayores, ya el tema es súper abierto,
o sea para mí, es totalmente normal eso. Como por ejemplo en otras familias es totalmente un tema tabú y
cosas así, no pero en general mi familia es cómo súper abierta, en ese sentido. Nunca nos escondieron algo
sobre eso.
O sea, alguien puede decir condón y nadie se espanta
Si.
Eso es importante. Ya, ahora voy a hablar un poquito como del tema de la religión, por ejemplo la
religión católica o esas cosas. ¿Tienen alguna religión?
D: En realidad, como que nuestra familia es católica.
Ya
Pero, en realidad yo no me tiro por anda, porque… eh. Nuestros papás son católicos, pero en realidad,
ehmm, como que no somos tanto de religión en realidad, como que cada uno por su ideología por así decirlo.
¿Crees en dios?
Eh…
Así como en el dios cristiano digamos
¿Cómo la persona? No sé, no, yo creo en mi dios, no creo en un dios como general. Pero en ese dios sí creo
¿Pero si en un ser superior digamos?
Claro, si eso si
¿Y qué crees que, por ejemplo, conocen algo más o menos de, tienen algunos amigos u otra familia que
sea como súper católica, o por ejemplo evangélicos, testigos de Jehová?
Yo tengo una, tengo dos amigas que son evangélicas, van a la iglesia, obviamente, las veces que hablamos y
planteamos temas, es una visión totalmente diferente a la que uno tiene. Y de hecho llevan a como
prácticamente, se forma un debate entre distintas opiniones
Claro
Pero, por ejemplo, hay una compañera que, o sea una amiga, que los viernes en la noche no puede hacer
nada, los sábados es totalmente de descanso. Entonces igual es como…
¿Y cuando hablan por ejemplo…? ¿Son amigas cercanas ellas o no?
Si
¿Cuándo hablan por ejemplo de niños o de pololeo, o de no sé po, cosas más allá, o incluso de sexo,
cómo lo hablan ellas?
87

No, en realidad, por ejemplo
¿O no lo hablan?
O sea, en realidad las amigas que me han tocado, las que he escogido, no se cierran en ese aspecto de la
sexualidad, o cosas así, o de estar con hombres, ni nada de eso. Pero, más que nada yo creo que no es una, o
sea yo creo que también es una cosa de religión, pero yo también creo que es porque también los papás le
imponen y le dicen que no estén con hombres todavía, que es muy chica, que tiene que disfrutar la vida y
cosas así.
Claro
He tenido, si compañeras que no han pololeado, pero si tienen ganas de pololear, por ejemplo esa niña que
yo te conté que es adventista, no ha pololeado nunca, pero si no es una cosa como algo diferente que ella
dijera no, no quiero ni nada eso.
Si, sobre todo con las mujeres y con la sexualidad de la mujer pu, con si quiere pololear o no, con su
menstruación, con que sólo tienen que tener hijos cuando tenga un matrimonio y tiene que perder su
virginidad dentro de ese mismo matrimonio y si no, la matan, por ejemplo, en los musulmanes. ¿Qué
opinas más o menos de eso?
Yo en realidad, ese tema lo encuentro como, súper injusto, en realidad, por el tema de que la mujer no
puede... que el hecho por ejemplo que hayan… que la mujer tiene menos derechos que el hombre, esas cosas
de que ya de que la mujer tiene menos derechos que el hombre, que no puede, o sea, que solamente tiene que
mostrar los ojos, no puede mostrar la demás piel, eso lo encuentro, en realidad, súper injusto porque somos
seres humanos, y cada, o sea y todos tenemos los mismos derechos, pero el hecho que sea una mujer, no
significa que tiene menos derechos que un hombre, ni viceversa, o ni que un niño, ni nada de eso. Pero en
general, bueno si esa es su religión, esas son sus creencias y las mujeres aceptan eso, bueno, es respetable.
Yo, no los voy a criticar ni juzgar, por eso, si ellos deciden lo que es de su vida, en realidad.
Bueno, estudias en el Conce ¿Se habla de sexualidad? O ¿tienen alguna clase, que no sea biología, por
ejemplo, que hablen del tema? ¿O alguna charla que les den?
Yo creo que es más cuando uno es más chico, en 8°, no, en realidad no se ha manejado tanto el tema…
¿Ni en los consejos de curso?
No, nada. En los consejos de cursos, creo que en 1° medio u 8° básico creo que toco una cosa que la profe
haya dicho, pero en realidad nada relevante. Nada en realidad que, nada que no sepamos.
Claro. ¿Qué opinan sus compañeras, acerca, de por ejemplo, la pérdida de la virginidad? que siempre
hay niñas que piensan que a una edad está bien, a otra edad no está bien, o que les da lo mismo.
En realidad yo con mis amigas hemos hablado de esos temas, y bueno, he tenido también amigas que ya han
perdido la virginidad, como hay otras tampoco que ni siquiera han pololeado, entonces, en realidad, no se ha
tratado mucho en mi grupo de amigas, como ese tema en sí, pero por lo que alcanzo a rescatar, por la
mayoría, es yo creo que bueno obviamente es un proceso importante, y no es una cosa que digan de que no,
que hasta el matrimonio, yo ahí dejo de ser virgen ni nada de eso, sino que lo hacen cuando estimen
conveniente y obviamente tratar de esperar que su cuerpo también evolucione, porque no es una cosa de
llegar y decir y a los 10 años ya estar embarazada, porque tu cuerpo obviamente no está preparado para eso,
aun. Y… nada en realidad, como esperar ya ser un poquito más grande, y bueno hacerlo con la persona que
uno quiera en el fondo.
En ese tiempo, entonces los otros cursos no eran tan pavas como nosotros, entonces, nosotras igual
como que, bueno, no todas, pero algunas, no voy a nombrar a quien, de otros grupos, como que
miraban súper mal a las niñas que llegan a esa edad, tercero o cuarto medio las que habían perdido su
virginidad ya. Era como no, y ella y la cuestión y que ella es una p…. una p de nuevo… ¿no les pasa eso
a Uds.? ¿No se tratan así? ¿No?
88

No, en realidad…
¿O ya es algo como más natural?
No yo creo que también pu, que era un tema que no se daba mucho, y que ahora las niñas como quedan
embarazada es un tema más normal.
Ahora, voy a pasar a la parte de ti misma, aquí quizás va a ser un poco más complicado que me quieras
responder, pero voy a ser súper directa, me dice si o no, y chao….
¿Eres virgen, si o no?
Si
¿Qué opinas de tu sexualidad, de cómo la quieres vivir, o como quieres que pase o no pase, qué opinas, cómo
te sientes respecto a eso, te sientes preparada o todavía no te interesa?
O sea, a mí en lo personal no me interesa mucho tener como, empezar a tener relaciones sexuales con otra
persona, yo creo que también se da porque tampoco tengo la pareja en estos momentos, así que si estoy sola,
¿con quién? (risas) Pero no sé, o sea, también me he puesto a pensar a ratos de qué pasara si yo tuviera
estuviera con una persona en estos momentos, yo creo que sí me darían ganas, pero, yo creo que sería, un
tema en realidad, y encuentro que sería lo mejor hablarlo con esa persona, en el momento adecuado, y bueno
y… si decidimos hacerlo, bueno que sea con responsabilidad, obviamente, porque en realidad no, no me
gusta como mucho como planear mi vida por decir, o decir, obviamente plantearse y proponerse metas y
obviamente cumplirlas, pero en ese aspecto como que en realidad no soy mucho de analizarlo, sino como de
hacer lo que se dé en el momento, obviamente con responsabilidad, pero nada, en realidad tampoco me
gustaría como que fuese una cosa de momento, con una persona, una cosa loca de noche, con una persona
que no conozco y tener un hijo… porque tampoco, o sea, en lo personal, no me gustaría tener, o sea, no es
que no me gustaría, pero como que no tengo muchos planes de tener un hijo.
No es lo ideal
No, o sea aparte que bueno, que mi cuerpo no está preparado para eso todavía y lo otro que en general me
gustaría en realidad tirarme más por el lado de la adopción, entonces, como que tampoco no lo acompañaría
mucho, entonces por eso te digo, con responsabilidad y toda la cosa, que sea con la persona que yo estime
conveniente, obviamente, una persona importante.
Sientes que es algo obligatorio, porque estas con una pareja estable a lo mejor, o porque la quieres, o
porque aunque estés con una pareja, y la quieras mucho, pero sin embargo, no tienes ganas, ¿cómo
piensas que es la cosa?
No sé, yo encuentro que es una cosa de, de amor, por decirlo. Yo encuentro que, o sea igual es una cosa
innata, de cada uno. No, si en realidad, yo encuentro de que es una cosa de que no siento que sea una prueba
de amor y que por eso por darte mi virginidad, te voy a demostrar que te amo más ni nada de eso, porque eso
se demuestra, se demuestra con hechos, pero no con ese tipo de hechos, con demostraciones de cariño
obviamente, y no tan sólo bla bla… y nada pu, encuentro que una persona bueno, lo tiene que hacer, porque
es por amor y no cosa del momento ni nada de eso.
¿Qué opinas de, por ejemplo, el hablar de la sexualidad por ejemplo en público, o con sus amigas a eso
me refiero, lo hablas, así como cuando estás con tus amigas?
En mi caso, por ejemplo, tengo solamente una compañera que ya dejó de ser virgen y bueno, una de esas
quedamos en pijamada con otra amiga más, en realidad fuimos como bien cercanas, y salió, llegamos al
tema y bueno, en realidad, es como algo súper normal, también nos contó cosas, como para que nosotras
supiéramos, pero en realidad es como, no es tabú, de hecho.
¿Y a ella no le costó como contar?
89

Es que igual hay un ambiente de confianza, o sea, igual no es una cosa de llegar y decir, porque igual cosa
de cada uno, pero, pero no en realidad como que se abrió bastante a nosotras y nos contó… no con lujo de
detalle, pero…
(Risas)
¿Cómo crees que la gente mira, fuera del grupo de amigas, por ejemplo si Uds. Están en su grupo de
amigas pueden conversar el tema, pero que pasa con las que no son amigas, cómo creen que ellas ven
que se toque el tema?
Eh... las veces que igual habíamos, hemos hablado con mi grupo de amigas y las otras personas están como,
no presentes, pero escuchan ciertas cosas, y todo… yo creo que igual su percepción es quizás como, “qué
onda, por qué están hablando de eso”… “como quédense calladas” “eso es más lejano”. Aunque igual es
como un caso similar al de mis hermanas, en el sentido de que yo estoy en un grupo que igual… tenemos más
vivencias, en realidad. Pero, por ejemplo, ya hemos tenido más vivencia, ya relaciones más amorosas, mis
otras compañeras ya no tanto, pero en realidad no es como un tema como tan tabú, que ya no se permite ni
nada de eso.
¿Cómo crees que influye los medios de comunicación, la tele, el internet, en la sexualidad de las mujeres
de acá, Jóvenes, de las niñas que están en el colegio, por ejemplo? ¿Crees que ha permitido que las
cosas vayan acelerándose un poco más o que no influye a lo mejor?
Yo creo que obviamente influye, por el tema de que quizás ahora ya se está tratando el tema ya con más
abertura, con todo eso, yo creo que es bueno también, en el internet tenemos mucho más acceso a eso, ya
ahora los programas de televisión son la mayoría, bueno por ejemplo el humor acá en chile es todo doble
sentido y si no es de doble sentido, nadie se ríe, es fome… entonces quizás también eso da el aspecto de que,
bueno, obviamente la sexualidad es normal pu, todo el mundo lo hace en realidad, pero… No, yo encuentro
que influye bastante también porque en el aspecto de que por ejemplo, se ha visto mucho de que hay personas
que se sacan fotos como más… de su cuerpo, que las suben, que todo el mundo las vea, igual no tiene nada de
malo eso, si es, ellas saben lo que hacen con su cuerpo, ella sabe lo hace, pero como que ya desde chicos se
va tratando el tema y quizás ya como se marca tanto que bueno es normal para ellos y ya por eso quizás se
acelera más el proceso… y bueno que también hay hartas personas que ya empiezan a pololear desde chicos
y como hay tanta pasión y toda la cosa, ya… tienen.. Pasa.
En Chile en particular, ¿cómo crees que es el tema de la sexualidad acá?
Pienso… que es súper mal mirado, porque también hay gente que transforma amor en morbo, y ya esas cosas
empiezan ya a pasarse a segundo plano… por ejemplo, hay tanto gallo pervertido, “lo de los peshoh”, hay
tanto tío que se mete con sobrinos, con hijos, y todas esas cosas. Entonces ya empieza a tergiversarse
totalmente la cosa y quizás por ese aspecto también se ve mal, pero…
Y cómo ves a Chillán en ese aspecto… bueno igual eras más chica cuando vivías en conti. Pero por
ejemplo con respecto a Talca… ¿sientes que hay alguna diferencia a lo mejor? En que sea más cerrado,
así como más mal vista la cosa.
En realidad en lo personal, no sabría hacerte una diferencia entre Talca y Chillán, porque cuando vamos a
Talca en realidad con las únicas personas que compartimos es con la familia en realidad, entonces allá es
cómo lo mismo… pero, hay diferentes casos sipu, por ejemplo, no sé, puede haber alguna familia que ya
tenga como un, como que ya sus hijos ya han experimentado eso, quizás allá sea un poco más abierto, otros
no, que quizás recién están experimentando que sus hijas están creciendo y todo eso, por ende quizás es un
tema como más restringido y toda la cosa pero… no sabría darte como una diferencia en realidad de Chillán
y Talca, en ese aspecto, pero por ejemplo Chillán, o sea en realidad en mi entorno y todas esas cosas, yo
encuentro que, bueno en realidad siempre la gente con la que me he rodeado no es como… como esa gente
que dice “ay! No que asco eso, o ¡qué asco esto otro!” o “que no que el sexo es malo” y todas esas cosas, así
que eso en realidad…
¿En el colegio tampoco se te da así? Como que te pilles con gente que diga “ay qué asco, que feo” no
90

sé…
Yo tuve una amiga así… que era así, bueno que en realidad yo creo que esa gente existe en todas partes,
pero, en realidad le daba asco todo
(Risas)
¿Ha pololeado ella? ¿O le daba asco?
No, le da asco… (Risas) pero... Yo creo que si es un lugar chico, bueno, yo creo que de hecho todo el mundo
sabe, pero el último en enterarse lo que todo el mundo sabe eres tú, pero yo creo que en una ciudad grande,
yo creo que el entorno en el que… bueno tu propio entorno, yo creo que la gente sabe, pero quizás se toma
como con más normalidad porque también no se expande tanto. Queda en el entorno mismo, y bueno la gente
que resta, no es tanto en realidad
Claro, o importa menos…con respecto como más con el internet de nuevo… bueno ahí hay mucho más
acceso a las imágenes eróticas, a la pornografía, pero también hay acceso por ejemplo a conocer a
gente. ¿Te ha pasado que has conocido a alguien, por facebook, twitter o cualquier cuestión, y que les
guste a lo mejor, algo así como de las citas online?
O sea, he empezado a hablar con gente de colegio, del colegio, y es como…
¿Que no habías hablado antes?
Sí, que no había hablado antes, entonces eso me dio un pie para que empezáramos a hablar y toda la cosa, y
soy amiga de ellos y toda la cosa, pero, pero no me ha pasado eso de conocer a gente “extra” y juntarme con
él y tener citas ni nada de eso.
¿Y conoces casos de que a lo mejor le ha pasado a amigas?
Tengo un caso que, una compañera, o sea una amiga de mi grupo, conoció a un niño por chat y después de
cierto tiempo se juntaron y ahí se enamoraron y ya llevan casi dos años de relación…
¿Ah sí? Mish…
Pero en realidad yo creo que no sé si hay que tener suerte, pero, es un caso entre… 8 mil. Se da una vez a las
500 yo creo.

ENTREVISTA 2
Nombre: Pamela
Edad: 18 años
Colegio: Colegio Concepción de Chillán
Curso: 4° EM.
Ciudad de Origen: Talca (hasta los 11 años)
Ciudad Actual: Chillán
Entrevista
¿Con quién vives actualmente?
Con mis papás, mi hermana menor y la mayor, aunque también vive en Talca.
91

¿En qué curso estás? ¿En 4° no?
Si
¿Y sabes qué quieres estudiar?
Yo decidida por arquitectura
¿Dónde?
La verdad es que no sé si Conce o Talca, pero ahí estoy. Porque Conce me gustaría por la universidad,
aunque en Talca igual las universidades son buenas, pero más me tinca en Talca por el lado de la familia.
Entonces
Más cómodo
Si, aparte que igual soy súper mamona entonces en ese sentido me tira más Talca. Pero ahí estoy en la duda.
Ya, ¿cómo te llevas con los papas?
Ehh... a ver
Como en el aspecto de contar las cosas o no contarlas….
Eh… con mi mamá, si, hay buena relación. Pero no soy tanto de contar mis cosas a los papás, sino que soy
como más de contar… Ay, que me puse media nerviosa con esto…
De aquí no sale… Aquí esto queda entre nos. En la grabación y listo.
No, pero no soy tanto de contar mis cosas a los papás. Eso sí, les digo, les hago saber, por ejemplo sí, no sé
po, estoy con un niño, estoy pololeando, obviamente les comento y todo. Pero, tanto así hablar cosas como
más, más, íntimas, o cosas como más como de relación de pareja, es como, con la Dani y con la Ale sobre
todo (prima y hermana respectivamente). Con la Ale hablo igual, hablo bastante. Pero mi relación es súper
buena, o sea, si yo le dijera a mis papás, de hecho a mi papá yo le he dicho. Le dije una vez me acuerdo que
estaba pololeando, y fue mi primer pololeo, y le dije que… que la idea era que yo le contara, porque igual no
era lindo estar pololeando y que él no supiera pero todos los demás si
Claro, como andar a escondidas
Claro, entonces me dijo que no, que si y desde ahí empezamos a tener una relación como más, más como
más, abierta, de confianza y ahí bueno, obviamente me solté, pero, da unos consejos que realmente como que
a uno la… entonces, por ese lado tengo buena comunicación con mi papá. Y con mi mamá, en ese sentido, si
le cuento cosas y todo, pero más le cuento a las chiquillas.
Claro, demás ¿Pololeas, en este momento?
No
¿Pero has pololeado?
Si
¿Has tenido relaciones largas?
Yo la verdad es que no soy muy de relaciones, de hecho he tenido un pololeo no más.
Ya y ¿Cuánto duró?
Ese pololeo duró como tres meses, pero estuve con otro niño, andando, no fue pololeo, que duré más, duré
92

como 4 meses, 4 meses más o menos. Pero así de relaciones tan largas, no.
¿Tus papás lo conocieron?
A todos los que he estado, los han conocido, a los dos
¿Qué opinaban ellos? ¿Cómo los miraban? ¿Los miraban mal o con celos, a lo mejor tu papá?
A mí me tocó, en una oportunidad, que no me lo dijeron, pero si como que no les gustaba mucho, igual uno
cacha. Pero, ellos siempre me apoyaron en todo sentido, o sea, si quería salir con él, me apoyaban, me iban a
buscar, me iban a dejar, lo podía traer a la casa. No tenía problema. Yo creo que igual a ellos como que les
gustaba eso.
¿Y en ese momento cuando, tú que estuviste en una relación más seria? ¿Le viste como algún futuro a
la relación?
No, ninguna
¿Que pudieran estar de aquí a un par de años?
No, pa na
¿Cómo imaginas que vas a estar de aquí a 10 años más, tanto amorosa, familiar y profesionalmente?
Emm… Ya, con la familia, todo bien, siempre así todo bien. En lo laboral, me veo trabajando, con un trabajo
estable, ganando harto dinero, y amorosamente, me veo con, o sea, no sé si me veo, no me proyecto tanto
como con hombre, la verdad. Pero, si me veo con alguien, y viajando pa todas partes, disfrutando, más que
nada de la vida.
Claro. Sin hijos.
No, sin hijos
¿Cómo es el tema de cuando empezaste a pololear y crecer? Cómo fue el tema, cómo te lo plantearon
sus papás, el tema de la sexualidad, o de que empezaran a pololear y tuvieran más cuidado o cosas así.
¿Se les ha planteado el tema? ¿Han conversado?
Si
Con respecto por ejemplo a los métodos de anticoncepción y eso. ¿Se conversa abiertamente?
Si, de hecho ya sabemos todo, de hecho nos han dicho, condones, eh, pastillas. Pero obviamente lo que más
pastillas, porque como más seguro. Yo igual, como que ahora ya, ya estoy como más grande, todas esas
cosas, entonces como que lo hablan más directamente conmigo, pero, por ejemplo mi mamá me ha dicho que,
que cuando pase algo y todas esas cosas que yo le diga y que, y que ahí vamos al... y ahí se ve el método,
cachai? Porque igual, es mucho mejor pastillas, y que yo sea más constante, que guiarse por, o confiarse por
un condón u otro método. Natural, o algo así.
O sea, alguien puede decir condón y nadie se espanta
Si.
Eso es importante
¿Qué les advirtieron? Por ejemplo yo me acuerdo que cuando chica, siempre me decían que la primera
vez. Mi primera vez, tenía que ser con alguien especial, y todo eso. Pero hay algunas personas que les
dicen que tiene que ser con el esposo o que les da lo mismo y nunca advierten nada las familias ¿Cómo
ha sido eso?
93

No, la verdad siempre nos han dicho que si lo vamos a hacer que lo hagamos con la persona que más
queramos, no lo hagamos por hacerlo, o porque tus amigas te dicen, o porque, está todo, porque típico que
uno se deja llevar por lo, por el entorno.
Claro
Pero, obviamente a nosotras, también como nos han dicho eso, y también tenemos como nuestros papás que
lo hicieron con la persona que querían, siempre hemos tenido como eso, no, nos dicen que oye, Uds. Tienen
que pololear y ahí po. Tienen que tener tanto de edad, o… no, nunca nos han dicho eso, y tampoco menos un
marido, o algo así.
¿Tienen alguna religión, la familia?
No, nada
¿Crees en dios?
En un ser superior, pero dios así como te lo pintan y todas esas cosas, no sé. Pero encuentro que es como un
invento, más que nada. Desde mi perspectiva obviamente, porque yo no…
¿Conoces amigos u otra familia que sea como súper católica, o por ejemplo evangélicos, testigos de
Jehová?
No, la verdad es que son todas parecidas a mí, como de mi misma ideología, de hecho en mi curso no hay
nadie que tenga como alguna religión.
¿No te ha tocado ningún testigo de Jehová, por ejemplo?
Tengo un compañero que es judío, pero los hombres igual son como más abiertos en ese sentido, entonces no
es lo mismo que sea un hombre o una mujer
Y qué crees de algunas religiones, por ejemplo las musulmanas, o los testigos de Jehová, que como que
son…
Son tan reservadas, tan…
Si, sobre todo con las mujeres y con la sexualidad de la mujer. ¿Qué opinas más o menos de eso?
De las religiones a mi no me gusta para nada. Encuentro que son como para reprimir al hombre, y lo mismo
que decía, o sea no sé si es injusto, pero sí que, son como, es que va más ligado con el tema del machismo,
entonces, al hombre lo dejan hacer de todo, y si se porta mal, ya a la iglesia, o a rezar, un ave maría. Pero si
es la mujer poco más castigada y todas esas cosas, entonces más que nada yo encuentro que va más ligada al
machismo y a esas cosas y a la represión del hombre, a que no avance y a esas cosas.
¿Se habla de sexualidad en el colegio? ¿O alguna clase o charla que hablen del tema?
Yo, una vez, cuando estaba en octavo creo, nos hicieron charlas y si, obviamente ahí como hablan y esas
cosas, pero no, por ejemplo 1°, 2, 3° y 4° nooo, nada… pero yo creo que ya todos mis, ya prácticamente
todos mis compañeros, todos los que están en 4° ya no, ya dejan de ser vírgenes, entonces como que ya saben
el tema.
¿Qué opinan sus compañeras de la pérdida de la virginidad, de la edad apropiada, etc.?
Bueno, ya casi todas ya, no, no tantas, pero… Ya la mayoría ya estando en 4° es como ya diferente, está todo
más avanzado, y toda la cosa, pero, creen que obviamente todas las que han tenido relaciones, han sido con
su pareja, pololo, andante, pero con una pareja estable.
Con la persona que has estado, digamos.
94

Si
No con cualquier persona.
Y lo hacen cuando están preparadas, por ejemplo, yo tengo una compañera en sí, no me lo ha dicho, pero yo
igual creo que el pololo la ha presionado un poco, obviamente ella quería y todo, pero yo creo que como que
el pololo la influía, como es mayor, yo creo que el influía en cierto sentido, por las cosas que ella contaba, y
uno también se va dando cuenta de eso. Pero ella obviamente no se lograba percatar. Y mi otras amiga,
como más comunes, como más en masa, es porque se sienten preparadas y obviamente ya quieren…
A mí, me pasaba cuando estaba en el colegio, bueno, en mi curso sobre todo, éramos súper pavas ah…
Igual era otra época también…
(Risas)
Pero, los otros cursos no, entonces igual algunas miraban súper mal a las niñas que llegan a esa edad,
tercero o cuarto medio y que habían perdido su virginidad o que se notaban más promiscuas. ¿Pasa eso
aún?
Es que yo encuentro que era como más tabú ahí. Ya ahora hay niñas como ya de 8°, cuando yo estaba en 8°
yo tuve una, no compañera, pero de paralelo, que quedó embarazada, si la mirábamos mal, porque
estábamos en octavo, entonces, era como más "ooooy… está embarazada!" Pero, en cuanto a la sexualidad,
nunca se ha mirado, así como… por lo menos en mi curso y como en los paralelos. Es más normal…Estás
embarazada, ah ya que bueno, felicidades. ¿Cómo se va a llamar? Llámame pa’l baby shower, una cosa así.
Voy a ser súper directa, me dices sí o no, y chao…. ¿Eres virgen?
Si
¿Qué opinas de cómo quieres vivir tu sexualidad como quieres que pase o no pase, qué opinan, cómo se
sienten respecto a eso, te sientes preparada o no todavía?
La verdad es que yo no tengo… como no sé, como que típico que igual como las compañeras, como que igual
te influyen, yo sí, me he influenciado de repente, por el hecho de que de repente están todas pololeando,
entonces ya como que a uno le dan ganas de pololear, pero en ese caso, no es tanto así, no es como... porque
yo siempre he querido hacerlo con una persona que, que, quiera… y la verdad es que ahora, ya hace poco,
como que estoy empezando a encontrar lindo a alguien, como que lo estoy empezando a querer, igual siento
que es mutuo entonces como que nos estamos empezando a… no es nada serio, ni nada por el estilo, porque
lo conozco recién, pero obviamente yo creo que si yo, me llegara a , o sea, yo igual como que me proyecto un
poco por él y sí, me darían ganas en ese sentido, de tener, obviamente relaciones con él (sonrisas) porque
igual soy grande, no encuentro que sea tan chica, obviamente ir viendo con el tiempo y a medida que vaya
pasando… si encuentran que el gallo no sé, tampoco lo voy a hacer con, me gusta con alguien que yo
realmente quiera
Claro
Entonces como no lo he encontrado, yo creo que sí, pero de que me siento preparada yo en este momento, si.
¿Crees que las relaciones sexuales tienen que ver realmente de que tú sientas amor por alguien y
quieras probarlo?O porque es algo no tanto así como esa prueba de amor, pero sino que también,
porque es algo de uno, de que es una vivencia que uno tiene que tener?
Como… como decirlo, como, si yo digo, ah ya eh… te voy a dar la prueba de mi amor… una cosa así.
Claro, algo así
O como que es algo obligatorio, o es algo porque yo lo siento
95

Eso, como que sientes que es algo obligatorio, porque estas con una pareja estable, o aunque no sea
estable pero quieres hacerlo, no sé ¿cómo piensas que es la cosa?
No, yo pienso que es porque uno tiene ganas, porque uno tiene esa, esa cosita, esa… en la guata, porque
aunque uno dices mariposas en la guata, ya es muy repetido y todo, pero si, si
(Risas)
¿Qué opinas de hablar de la sexualidad en público, con las amigas? ¿Lo haces?
Si, con las amigas sí. De hecho, en las pijamadas de repente o típico de juntas, uno, o sea, no es llegar y
hablarlo, porque en el colegio con las más cercanas, en mi caso con mis amigas que si han tenido
experiencias, llegan, cuentan y hay cero tabú, cero de todo. Llegamos, hablamos de todo, de hecho tiramos
talla, de repente tallas más, más avanzadas… y
¿Doble sentido y todo eso?
Claro y con las más cercanas, como en mi caso, si lo hablamos en cualquier lugar, todo no, ahí como
hablémoslo en tu casa, porque. No, es llegar y hablar no más, lo conversamos, si quieren algún consejo, si
tienen algún problema, algo que contarme lo hablamos y todas esas cosas, pero en general es como bastante
liberal
¿Cómo crees que la gente mira a la gente que habla abiertamente del tema, cómo creen que las
personas fuera de tu grupo de amigas ven el que Uds. Toquen el tema de la sexualidad?
Por ejemplo, en mi curso, es como bastante marcado, porque por ejemplo nosotras somos como, mi grupo es
como más avanzado en ese sentido, en el sentido del pololeo, en el sentido amoroso, las demás son como más
que…
¿Cómo ñoñas?
Claro, si (risas) claro, no para… ni nada, son como más ñoñas, como que más los estudios, o más… no tan
así
¿Más cabras chicas?
Claro, entonces el hecho de que nosotras hablemos de eso, de repente ellas están como así como “¿ y estas
de qué hablan?” como “por qué están hablando de esto” “esto es como más pa grandes” y cosas así, y lo
miran como más así. Ahora, obviamente ha cambiado porque de hecho ahora están ellas peor que nosotras,
borrachas, cosas así… Se van pa’ las calles o en la noche.
Ah chuta…
Ahora la cosa está peor, pero antes era más y nos miraban así como, nunca mala onda, pero si como oye
ubícate
¿Cómo crees que influyen los medios de comunicación, la tele, el internet, en la sexualidad? ¿Crees que
ha influido en la aceleración de los procesos?
Yo creo que la… que los medios de comunicación han influido netamente en esto, o sea, bueno, también los
papás que no están como antes, que eran como más familia. Ahora están como cada uno por su lado, de
repente, entonces el hecho de que dejen a los niños solos y esas cosas hacen que permitan que pasen más
tiempo juntos ellos, que, por ejemplo, antes no era tan así, antes como, oye ya, los papás también estaban ahí
si te dabas un beso o algo más, no te dejaban entrar a la pieza, ahora ya es como todo liberal, oye, ya me
voy, oye mi mamá no está ven pa acá, cosas así, pero la televisión, sobre todo, aumenta mucho, por ejemplo
los niños hoy en día, el tema de… tengo compañeras que tienen hermanos demasiado chicos, como de 3 años,
y ya saben lo que es la palabra sexo, o sea ya lo saben, han visto, obviamente cosas porque en los canales es
fácil llegar y cambiar y ver un canal porno, no sé, típico que los papás ahora como que dan el plan, o sea, el
96

plan de todos los canales, el plan full. Lo mismo video-juegos también, aparece la típica conejita con las
medias tetas así, y la, el internet, sobre todo el internet. Por ejemplo, una compañera, me contó que su
hermano de cómo de 6 años más o menos, tercero básico, no sé cuanto años tendrá en realidad
Como 8…
Nos contó que… igual es chistoso para nosotras, pero para él obviamente no es tan así, que el hermano
mayor, le había pillado en unas páginas del historial, había pillado páginas porno y se fue a las páginas para
ver el calibre y esas cosas y veía mujeres piluchas, con…
¿El hermano chico?
Si, el hermano chico y como que ya están experimentando eso, porque lo tienen como más abierto, más
acceso ya y como que obviamente lo encuentra interesante, y también porque se sentía influenciado por sus
amigos. Así que la “x”… (Se incomoda y ríe porque se le sale el nombre) ya, ella me contó que los
compañeros también veían esas cosas, entonces le dijeron oye ve esta página, se daban los tips. El link, todas
esas cosas… Entonces eso mismo hace que, por ejemplo antes quién se metía al computador, nadie. Entonces
como que es más tiempo y…
En el internet hay mucho más acceso a imágenes eróticas, pornografía, y también hay acceso a conocer
gente a través de redes sociales como facebook, twitter y otros, donde se pueden generar también citas
online… ¿Te ha pasado, has tenido esa experiencia?
La verdad es que si he tenido oportunidad de, o sea de conocer gente, hablar con ellos esas cosas, y he tenido
oportunidades de juntarme, pero, no me gustan esas cosas porque yo la verdad es que no los conozco, no
nada. O sea, ya, me dijeron “hola, ¿juntémonos?” no es pa mi eso, bueno no al tiro, pero… no me gustan
esas cosas porque yo no los conozco, tantas cosas que se han visto también, no es que me vaya a pasar a mi
pero, no me da el interés, ni tampoco picar el mosquito, ya cuando me dicen eso ya simplemente lo elimino.
Pero si, me ha pasado.
¿Cómo crees que se ve la sexualidad en Chile?
Es muy mal mirado… muy mal mirado
¿Por qué?
Por ejemplo, yo a la sexualidad no le encuentro nada malo, de hecho para mi es algo que se debería llegar y
hablar sumamente normal, como uno habla del pan que compra todos los días, pero, es mal mirado por el
hecho de que también hay como obviamente como lo bueno y lo malo así… la sexualidad para mi es buena,
porque es bonita, o sea yo lo tomo así, pero hay gente que quiere y lo hace porque es caliente o porque… por
la noche o por el trago y por esas cosas, en ese sentido si, no sé si es malo, pero es cochino, y como que chile
típico que como los chistes, lo dan en eso y la gente que habla o los niños de hoy en día, por ejemplo si yo
hablara con una señora de 80 años de lo que te estoy diciendo a ti, me diría como “y esta niña qué onda”
entonces en ese sentido es como muy tabú, tengo una compañera, de intercambio, que es gringa, en Estados
Unidos vive y ella es totalmente abierta, tiene cero dramas, cero problemas y llega y habla de todos los
temas, no tiene ningún problema en eso, o sea de hecho incluso en la política, religión, de todo. Y ahí se nota
realmente que la cultura hace mucho, en Chile es como todo reprimido, todo cerrado, todo tabú, o sea tu
estay hablando de eso y chucha hueón… en cambio allá es como más abierto, yo siento que es eso,
demasiado cerrado.
Cómo ves a Chillán en ese aspecto… viviste en Talca cuando pequeña ¿sientes que hay alguna
diferencia a lo mejor?
Yo siento una diferencia, pero a lo mejor es porque, no sé, ya, pero siento una diferencia entre Chillán por
ejemplo y Talca, como Chillán obviamente es más chico, más cerrado, más como que todos se conocen, tu
vas a la esquina y ya lo conocen, es como más tabú, en ese sentido… como más “oye y esta está andando con
este”, se comentan más las cosas y es como que teni que dejarlo más piola. Allá como siento que es más
grande, bueno es más grande, siento que la cosa es como más natural, obviamente en el colegio si, uno
97

cacha, pero siento que Chillán en ese sentido está como más abierto. Y más cerrado a la vez, a diferencia de
Santiago, por ejemplo. Santiago Es…onda entre más chico peor y más grande no tanto.

ENTREVISTA 3
Nombre: Alexandra
Edad: 23 años
Colegio: Colegio Concepción de Chillán
Universidad: Universidad Católica del Maule
Ciudad de Origen: Talca/Constitución (hasta los 15 años)
Ciudad Actual: Chillán/Talca (por trabajo)
Entrevista
¿Con quién vives?
Actualmente vivo con mi familia, mis padres y mis dos hermanas, menores.
Ya ¿A qué te dedicas actualmente?
Bueno, yo de profesión soy psicóloga y trabajo en eso
¿Cómo es la relación que tienes con tus padres?
Eh… la podría definir como buena, de una comunicación abierta. Bueno, tenemos nuestros altos y bajos,
pero yo creo que como todo tipo de personas, nos respetamos bastante, pero tenemos una buena relación, yo
creo que se caracteriza por eso, por la buena comunicación y el respeto, que es súper importante
Ya y en esa buena comunicación que tienen, ¿Tú les cuentas tus cosas personales a ellos?
Sí, pero con ciertos límites… o sea
¿Como cuáles?
Por ejemplo, les cuento cosas más generales, y ahí cuando de verdad estoy un poquito aproblemada y
necesito a veces como consejos ya de mas, más experiencia por llamarlo así y también de alguien que tu
sabis que te quiere acudo a ellos, pero siempre filtrando ciertas cosas, o sea, no todo.
¿Pololeas, sales con alguien en este momento?
No, actualmente estoy sola, soltera
¿Sin compromiso?
Solita
¿Pero has tenido alguna relación estable?
Si
¿Tu familia lo conoció?
No
98

¿Pero que opinaban, porque me imagino que les hablabas, o sea, sabían ellos que estabas pololeando o
algo así?
Si, sabían. Bueno, te voy a hablar de mi ex pololo, que fue hace poco y sipo, si sabían que existía, de hecho
mi mamá bueno habló un par de veces con él, pero nunca lo conocieron
¿Por teléfono?
Claro, por teléfono… eeh, la verdad como que ninguno estaba muy de acuerdo, pero me lo hicieron sentir,
pero en el fondo ellos hicieron como que yo tomara la decisión en el fondo… me apoyaron y siempre, pero
siempre ellos me decían la opinión que ellos tenían… Ahora, no fue nunca con ataques ni nada de ese tipo de
cosas, ni poder influenciarme negativamente, solamente me dejaron a mí, pero me dejaron las cosas bien
claritas en cuanto a lo que ellos opinaban.
¿Tú le veías un futuro a esa relación?
Eh... no. La verdad de las cosas no.
¿Y has tenido una relación con la que te pudieras proyectar en algún momento de tu vida?
Eh… Yo creo que... yo creo que me ilusioné
¿Tú querías proyectarte?
Claro, y como yo sentía que me podía proyectar, pero al final pasó… la realidad me mostró otra cosa, que al
final no fue nada.
Ahora ¿cómo te imaginas tú, tu vida, de aquí a 10 años más?
En 10 años más tendría 33 años y a los 33 yo me imagino con un hijo ya y una pareja y en la parte
profesional me imagino ya bien, relativamente consolidada y con mi consulta propia en el fondo.
Cuando te refieres a con hijo y pareja. ¿Te refieres casada o no necesariamente?
No, no necesariamente. Con una pareja en el fondo que sea mi compañero que nos queramos, nos
respetemos, que hayan códigos cierto, y que tengamos un plan común, de familia, de proyecto.
Ahora, con tu familia. ¿La sexualidad es un tema de discusión en tu familia?
Eh… si, pero es más bien implícita de cierta forma ya…
Pero, por ejemplo cuando estabas más joven, más niña… ¿Era un tema que se tocaba de repente, o
cuando ya empezaste a crecer?
Sí, mi mamá siempre desde que yo empecé a crecer y como a desarrollarme… A ver, no, incluso… miento,
antes, siempre ella me hablaba de cómo de mis partes, que eran mías, que solamente mis papás me las
podían tocar y hasta cierto punto también, y que nadie permitiera que me tocara nada y que yo tampoco… y
también respetara yo a los demás pu, o sea con mis compañeros. Y ya más adelante… cuando ya me empecé
en mi desarrollo, qué se yo, mi mamá siempre me habló, siempre, siempre, siempre. “Que te va a llegar la
regla” que… no, que me va a llegar la regla y cuando me llegó la regla, ahí mi mamá me explicó, o sea, se
sentó abiertamente conmigo y me dijo mira, va a pasar esto, esto y si tú te metes con un hombre puedes
quedar embarazada, si no te cuidas, hay métodos de… que en el fondo te puedas cuidar, cierto. Etc., etc. Y mi
papá, después se metió, con el tema de ya cuando fui más grande ya.
¿O sea hasta ese momento tu papá estaba más reticente a lo mejor?
Yo sabía que mi papá hablaba con mi mamá, pero mi mamá era la encargada de decírmelo, y ya después
cuando…
99

¿Y por qué crees que pasaba eso?
Por el hecho de ser el hombre y yo niñita y también no, que no fuera tan fuerte la cuestión también, si igual
pa uno era incómodo que recién te llegó la regla y…
Si, en realidad.
Después mi papá se metió cuando yo me fui a la universidad, se metió con el tema de las pastillas y me
dijeron, mi papá y mi mamá me dijeron, directamente los dos, me dijeron “cuando tu necesites
anticonceptivos o pastillas, o necesites ir al ginecólogo, tu lo pides, le pides a la mamá o me lo pides a mí y tu
vas… si quieres vas sola, vas acompañada, etc. Pero la posibilidad está. Y así pasó y ya van varios años
tomando ya, aunque la excusa fue mis menstruaciones irregulares, no les dije la verdad realmente, aunque mi
mamá cachaba si no es hueona pu.
Así como te advirtieron de tu primera menstruación ¿Qué fue lo que te dijeron, si es que lo hicieron, de
tu primer encuentro sexual, de la pérdida de tu virginidad?
Mira, si, es que no recuerdo bien, pero si es que me hablaron de eso, fue mi mamá… y, pero ella me contó,
cuando hablamos de esos temas, ella me contaba a partir de su experiencia, o sea ella me contaba cómo fue
su primera vez y en el fondo ella me decía que fuera con alguien que yo quisiera, en el momento que yo
quisiera, en el fondo, que no fuera por obligación, que en el fondo hubiera alguna manipulación de alguien,
sino que en el fondo que yo decidiera con la persona que yo decidiera, fuera quien fuera, pero que fuera una
elección mía y que estuviera, en el fondo, y que fuera mayor de edad. Mi mamá siempre me lo dijo “Ud.
Haga cosas de grandes, cuando sea grande”
Y aparte de eso, de que fueras mayor de edad, a lo mejor tu mamá o tu papá, o alguien ¿no te dijo que
no, que tenías que estar casada, o algo así?
No, jamás. Aunque igual era, de repente tiraban como tallas, pero yo creo que… O sea, ni ellos tampoco lo
hicieron cuando estuvieron casados, así que…
Ya, con respecto a la religión ¿Te consideras parte de alguna creencia religiosa?
¿Profesar alguna religión? No, pero sí creo en un dios superior y creo que en realidad que cualquier cosa,
por ejemplo hay cosas de la religión católica que si me gusta y cosas que si las rescato, ya.
¿Te consideras católica?
No, no no no… te estoy dando un ejemplo, o sea hay cosas que por ejemplo de la religión católica que sí, me
gustan, por ejemplo la ayuda solidaria, etc. Pero hasta por ahí no más, ¿me entendí? Y hay ciertas otras
cosas de otras religiones que si me gustan y no las rechazo, o sea, si siento que me pueden aportar yo las voy
a recibir.
Rescatas algo de cada cosa
Claro, pero siempre llevo como mi… es más como un mundo interno que llevo yo, o sea, como un tema más
por el desarrollo personal, que también está ligado a la psicología, pero es como más por el lado humanista,
yo me voy como por ese lado con el tema de la religión.
¿Y qué opinas acerca de la religión en general? Independientemente de cuál sea, que tienen con
respecto a la sexualidad, ponte tú, antes del matrimonio o a la sexualidad en general.
Mira, es un tema súper complicad porque por ejemplo, yo voy a tomar el ejemplo que es como lo más
cercano y lo más potente que tenemos, que es la iglesia católica que yo pa mi es como una especie de mafia,
porque como que, perdonando la expresión, pero como que nos ha cagado tanto a la cultura en general, que
gracias a esas cosas yo creo que tenemos muchas trancas actuales, en la sociedad misma, los mismos niños…
muchas contradicciones, por ejemplo, muchos niños eh… sacerdotes que se han visto violaciones, etc., etc.
Entonces como que hay una cosa como doble, dobleces que no encajan, o sea, son paradojas también a la vez
100

que no… como que no entiendo. Lo católico te lo digo porque es lo que más se ha visto, pero yo creo que en
otras religiones también se da, he tenido amigas también de que son de otras religiones y he tenido
experiencias de ellas mismas que me, que realmente a mi me chocan, yo las respeto, pero me chocan, o sea,
por ejemplo llegar virgen al matrimonio, cosa que para mí ya no lo fue, y no lo va a ser y nunca me interesó,
porque creo que la cosa no va por ahí.
¿O sea, podríamos decir que no estás de acuerdo con que una religión rija tanto tu vida intima?
Claro, pero para mí. O sea, si otra persona está dispuesta y la quiere y lo acepta… es decisión de ella. Pero
para mí, a mi me choca y no me gusta la verdad. Por eso no profeso, o sea…
Ya, con respecto a tu vida más anterior, del colegio, ¿en qué establecimiento estudiaste?
Bueno, estudié en dos establecimientos, en Constitución en el Colegio Constitución de Constitución y en el
Colegio Concepción de Chillán
¿Y qué características tenía el de Conti?
Mira, el de Constitución era el único colegio particular de la ciudad, era una ciudad bastante chica
¿Particular, particular?
Si, el único colegio, por lo tanto, el núcleo era más cerrado y obviamente igual segregaba en el fondo las
relaciones con las que tú podías entablar, tanto de amistad, sociales, etc. Y era bien cerrado, porque cuando
yo después me vine para acá, a Chillán, al colegio, vi otra realidad, que era una realidad, la realidad que en
el fondo existe en todas partes…
Ya, pero y ¿en qué aspectos lo notaste?
Eh… bueno básicamente en... bueno, en la parte académica, es muy exigente, bueno estaba ligado a la parte
que era particular también, era un colegio muy chico, por lo tanto todos nos conocíamos con todos, y…
No, pero me refiero ¿en qué diferencias notaste en el colegio de acá de que era una realidad distinta?
Por eso, a eso voy, de que en el fondo era tan chico, la realidad era una sola pero como que se tergiversaba
por llamarlo de alguna forma, en el fondo todos vivían en un mundo de bilz y pap y la hueá no era así
¿cachai? O sea, protección 100% que los niños acá, está bien, pero era mucho, o sea te protegían…
¿Mucha burbuja?
Eso, era mucha protección, como mucho cuidado, no tener roces tanto como, si tú te juntabai con gente de
otros colegios, era como “oye, no. Júntate con los de acá, porque aquí es lo que vale” y en el fondo el
colegio no era tan selectivo, o sea, yo creo que era más bla bla de lo que realmente era pu, entonces por eso
digo yo que la realidad cambiaba porque, claro obviamente acá el colegio tenía niveles distintos, socio-
económicos, también culturales, etc. Y que también te habla de un abanico más amplio, que allá eran mucho
más… allá éramos todos católicos, no se aceptaba ninguna persona que no fuera católica. Y acá yo llegué a
un laico, entonces aquí yo me topé con niños que, con compañeras testigo de Jehová, que para mi… yo jamás
había visto en mi vida, era entretenido pero pa’ mi era wow, o sea…
¿Diferente, digamos?
Diferente pu, por eso te hablo de la burbuja, o sea, los contrastes eran muchos, las realidades
¿Ya, y en ese, en el colegio de Constitución se hablaba del tema de sexualidad?
Sí, pero la parte biológica
¿En biología, en ese ramo por ejemplo?
101

No, a ver, hablaba, de hecho, la parte, teníamos el ramo de religión, y en ese ramo hablábamos de sexualidad
¿Pero como del cuerpo?
Claro. Hablábamos de la parte biológica, no era mucho así como… y de hecho, había muchas niñas que
quedaron embarazadas
¿Si?
Si
Y acá en el Colegio Concepción ¿hablaban de sexualidad, así como colegio?
Si, mira, bueno yo estuve dos años, los dos últimos años y en la parte de filosofía yo sentía que hablaba,
como se daba un poquito más el tema de… pero tampoco fue un abordaje así…
¿Charlas, y esas cosas tuviste?
No, que yo recuerde no
¿En ninguno de los colegios?
No, ninguno de los colegios.
¿Qué opinan, opinaban en realidad, tus compañeras acerca de cómo del tema de la sexualidad?
Ehm…
Con tu grupo de amigas, me refiero
¿Te refieres al último colegio?
Si, en el último colegio
Bueno, igual te lo voy a ligar porque en el primer colegio era si bien cada una tenía su opinión, nosotras
como que la callábamos, como porque sabíamos también de que si hablábamos, como que íbamos a romper
el esquema que ya nos tenían metido en la cabeza en el fondo. Cada una venía, bueno, de su familia que se
yo, pero como que en el colegio una tenía que mantener la compostura, o sea mantener la… y acá bueno,
cuando llegué a Chillán, el colegio, bueno ya estábamos más grandes también, entre comillas más grandes,
pero había un bagaje amplio de opiniones, pero siempre llegábamos como más o menos, la mayoría
llegábamos como a la opinión de encontrar a alguien, de que la sexualidad… bueno, no tan solo uno ve la
sexualidad con el tema de la relación sexual, sino que es un todo, entonces hablábamos de una pareja,
hablábamos de una relación adecuada, entonces yo creo que igual compartíamos harto eso, bueno con mi
grupo de amigas… Cada una de repente con su religión y todo, pero… pero llegábamos como casi a lo
mismo, o sea, el respeto, que eran como los valores principales que yo pudiera rescatar.
Ya, dentro de ese grupo ¿había niñas que ya habían incursionado en la sexualidad por así decirlo?
Sí, pero pocas, o sea, fue con suerte una
Y del exterior ¿Había niñas que sí, que también habían… o habían menos?
Yo recuerdo, si, si había, pero menos, o sea, por ejemplo yo recuerdo aproximadamente éramos unas 10 y
habrán sido yo creo que del curso, habrán sido 2, 3 con suerte.
¿Y qué opinabas tú acerca de las niñas que ya habían, por ejemplo, perdido su virginidad, o habían
tenido algún tipo de relación sexual?
Yo lo encontraba chori, yo decía que bacán igual, pucha que rico, porque pa’ mi igual era como… yo hasta
102

ese entonces pololeo y una relación estable no había tenido, había tenido mis cosas, pero yo decía pucha que
rico que están con alguien, porque igual yo decía pucha están con alguien que quieren, que se respetan,
bueno dentro de lo que… uno más allá no sabía, pero lo que tu veiay, y pucha que rico que, yo lo encontraba
bien chori en ese momento
¿Sentías, por ejemplo, te daban ganas de tener algo así?
Si, si me daban ganas, yo decía pucha a lo mejor, cuando yo…
¿No sentías alguna presión, por ejemplo cuando estabas en tercero o cuarto medio de quizás ya que era
tu momento de perder tu virginidad, alguna presión social digamos en tu entorno?
En cuanto a la virginidad no, pero si como de un tema de pareja
Ya ¿como de relación?
Si
¿Qué opinas tú, acerca de la sexualidad? Del todo de la sexualidad
El tema de la sexualidad… Yo opino que en nuestra sociedad es un tema muy tabú
¿En nuestra sociedad chilena?
Chilena, y yo diría que a nivel mundial si también, lo es. Porque las cosas no se hablan como son, o sea
siempre, por ejemplo, mira el mismo hecho de hablar, no sé po de las partes íntimas de las personas, que
hablamos como poniéndole sobrenombre, en vez de decir “oye tú tienes vagina, tú tienes pene” y las cosas
como son, o sea, todavía la gente se ruboriza porque no se habla, y eso viene desde antes, por eso te digo que
es un tema tabú, y aparte que es un tema también de que no hay, lo mismo que yo te hablaba por ejemplo los
colegios, yo no digo que claro que haya un tema de que abundancia en la información, no, pero si que haya
información y que sea como es, por ejemplo que si te enseñan a poner un condón, que te enseñen a ponerlo
como debe ser, y no tan sólo hablar de la relación sexual sino que también hablar el tema de la pareja, o sea
hablar de respetarse, aunque yo sé que viene tema de familia también, porque eso cada uno lo trae, pero si
que va ligado, yo veo mucho en los jóvenes de ahora, jóvenes de ahora digo yo me refiero a generaciones
más baja que uno, porque igual uno está dentro del rango joven todavía, pero que no hay respeto, no.. O sea,
no se respeta nada, o sea el respeto para mi es fundamental, en una relación si tu estas andando con una
persona o estés pololeando, sea lo que sea, si tú tienes, ya estás con alguien, ya sea amistad lo que sea, en el
fondo, hay un respeto. Y ese respeto no existe, ni siquiera hacia uno mismo, uno se daña a si mismo entonces
ya como vay a tener una sexualidad sana, una sexualidad bien adecuada y que eso daña mucho después,
entonces siento que es un tabú, en el fondo como para resumirte, es un tabú y es un tema que trae mucho,
como cosas negativas porque no está haciendo bien, no vamos bien evolucionando, yo siento eso, o sea que
no hay una evolución en el tema, todo lo contrario, siento que vamos bajando.
Y en Chillán en particular, ¿cómo crees tú que se ve, la sociedad, como la sexualidad?
Mira sabes que yo no tengo mucho conocimiento, pero si lo que puedo ver es por el tema de mis hermanas,
que ya mis hermanas, pucha mis hermanas una está en 4° y la otra en 3° pero ya casi la mayoría, o sea yo
diría que la mitad ya tiene su… están con relaciones sexuales y siento… yo a veces les pregunto a mis
hermanas les digo oye, más o menos como pa indagar en el tema y yo me acuerdo que claro, a esa edad yo
pensaba pucha, en el hombre, que me mira, que se yo. Si bien los tiempos han cambiado, pero ahora las
niñitas hueón se entregan en cuerpo y alma o sea…
¿Pero tú crees que es algo sólo de Chillan o que también se da en Talca por ejemplo?
Si, también en Talca
¿O sea es algo generacional más que nada?
103

Si, yo creo que si
¿Y cómo crees tú que la mujer propiamente tal debe vivir su sexualidad? ¿Cómo crees tú que la debe
adoptar?
Eh... pucha igual es complicada esa pregunta porque yo por ejemplo, a partir de mi experiencia, yo veo mi
sexualidad de acuerdo a como me criaron, y de la experiencia también que yo he tenido, por ejemplo, el
hecho de la educación que he recibido y del entorno con el que yo me he rodeado que eso en el fondo aporta
a que yo viva mi sexualidad de una forma. Pero, por ejemplo, hay otras niñas que no han tenido la misma
experiencia que yo y ha sido por ejemplo, niñas que han sido abusadas o niñas que han vivido otras
realidades y la sexualidad la viven de una manera distinta. Entonces es como un poco ambiguo eso, porque
yo creo que es acorde a cada experiencia en realidad.
Ya, pero por una cuestión más de género, más que de experiencias individuales, como algo de género,
porque generalmente se dice que los hombres tienen que tener una sexualidad de tal manera, o tienen
que perder la virginidad no sé pu, a los 16 por ejemplo, o tienen que ser expertos y buenos y la cuestión.
¿Cómo crees que se ve que la mujer tenga que ser? ¿Sientes que hay algún patrón a lo mejor?
Si, había algo, ahora que me aclaraste un poquito más, a mi hay algo que me molesta mucho y que de hecho
cuando yo perdí mi virginidad… es un tema que a mi igual me pesaba y yo como que traté de revertir la
situación. Yo decía por qué a uno le dicen pucha, perder la flor de la virginidad, y que adornan mucho la
cuestión y que es un gran evento poco más y claro pu, uno se la cree y una persona que pucha… y uno sufre
con eso, es como una carga, igual es una mochila que tu llevay, pa’ los hombres no es así, entonces yo siento
que ahí es como oye, ah y si la mujer no lo pierde con un hombre adecuado es como “pucha tu”… te miran
en menos, entonces yo creo que por ahí está el tema. O sea, hazlo con quien quieras, en el momento que tú
quieras, pero hazte responsable tu en el fondo.
¿Y tú crees que la sociedad chilena es como demasiado pre… juzgadora en ese sentido de con quién
pierdes la virginidad, o la situación?
Mucho, mucho, mucho. Y sobre todo las generaciones anteriores, o sea, yo por ejemplo tengo, bueno mi
abuela, yo tengo una abuela que yo sé que le hablo de estos temas, pero a ella todavía le choca, o sea pa
ellas es como ¡No! O sea, ojalá con una persona y ojalá pa’ toda la vida ¿cachai?
Bueno, ya me dijiste que habías iniciado tu actividad sexual… ¿A qué edad fue?
A los 19
¿Y crees que fue a una edad correcta, o te hubiese gustado que hubiese sido antes, o después a lo
mejor?
Mira, yo creo que por presión social yo creo que me hubiera gustado que hubiera sido antes, pero por
presión social. Pero, yo mirándolo desde ahora, yo siento que era el momento preciso, o sea yo siento que si.
O sea, por ejemplo cuando estabas… antes de que perdieras tu virginidad ¿Tu pensabas, tu decías
como que ya sentías que ya era tiempo?
Claro.
¿Y te preocupaba que no fuera a pasar luego?
Si, me preocupaba, me preocupaba y yo decía: ¿pucha y si no pasa? Porque en el fondo tenía muy metido en
la cabeza que era con el pololo, con el pololo, con el pololo… Y yo no me sentía preparada para pololear,
quería, pero no me sentía preparada, y aparte que no había la persona y se juntaron muchos factores.
Entonces yo decía, pucha si no pololeo no… no va a pasar nada. Entonces yo decía pucha yo igual quiero,
porque quiero, o sea también era un tema de que mis amigas conversaban de eso y yo no sabía ¿cachai?
Entonces esa hueá pesa, pesa harto. Y yo creo que eso me impulsó mucho también a tomar la determinación.
104

¿Y tú crees que fue una determinación de hacerlo, o que simplemente pasó?
Mira, yo creo que se juntaron dos factores, conocí a la persona que… mira justo en un momento de mi vida
que yo me sentí que ya quería ya… fue como muchas cosas que se juntaron y yo dije ya quiero empezar a ver
otras cosas de mi y conocerme más a mí misma, ser más segura y con esa determinación conocí a la persona
y dije “ya po’ aquí está la mía” y aproveché en el fondo, pero sí, yo tenía en mente eso, o sea, pa’ que te voy
a negar si es verdad.
Bueno... ¿no era tu pololo?
No
¿Y qué tipo de relación tenían? Era amigo, eran conocidos…
Era una relación bastante rara, porque éramos…
¿Pero lo conocías de antes?
No, o sea, así como una cosa de años, no.
No, pero me refiero a no fue que lo conociste en una noche y…
Ah no. Claramente, o sea yo lo conocí, después bueno empezamos a salir
¿O sea tuvieron algún tipo de relación?
Si, o sea yo...
¿Estable o no?
No, inestable total
¿Pero tú te sentías comprometida a esa relación?
Yo me sentía comprometida, él no.
¿Y cuáles fueron tus primeras impresiones después del primer encuentro sexual, qué fue lo que sentiste,
te sentiste bien, te sentiste conforme, te sentiste no sé po, mal?
Mi primer sentimiento, así como recordando fue como “¿y esto era?” “Esto era lo que… tanto” por eso te
decía yo, o sea, tanto que le ponen y claro, o sea, es lindo, es todo porque cuando… pero yo decía, “y esto es
tanto lo que le ponen”, el color por llamarlo de alguna forma, o sea no…
¿O sea, era un trámite?
Exacto, era un mero trámite, que le ponen mucho color y uno tiene muchas expectativas y va con muchos
miedos, inseguridades y al final no es tanto pu…
Ya ¿Y después de ese miedo e inseguridad, cuando ya había pasado, no sentiste a lo mejor alguna
culpa?
No, nada
¿O sea, te sentiste en el fondo contenta con…?
Si, o sea, en el fondo quedé como neutra, quedé como dije… fueron sentimientos encontrados también,
porque me sentía rara igual, yo decía…
¿Tenías temor?
105

Mmm…
¿Aparte del típico nerviosismo?
Sabes que no, porque fue una decisión que yo tomé… no tenía temor, tenía el nervio, claro, que podía
pasarme y todo eso, pero no tenia temor, para nada, porque como te digo fue una decisión que yo tomé, no
fue algo que me sintiera presionada ni nada por el estilo, de hecho yo tampoco sentí presión por parte de la
otra persona
¿Qué opinas acerca de expresar públicamente las opciones sexuales, o las preferencias sexuales?
¿Públicamente a qué te refieres?
Por ejemplo, que alguien diga que: “yo soy lesbiana”, “yo soy gay”, “yo soy bi”, “yo soy
sadomasoquista”… no sé, ese tipo de declaraciones
Yo… a mi me encantan las personas que dicen: “mira yo soy esto, por esto y por esto otro y acéptenme como
soy”. Cuando una persona es… a ver cuál es la palabra, ayúdame… cuando en el fondo expone todo lo que
es en el fondo y no tiene tapujos… eso a mí me encanta y ahí me da lo mismo, sea lo que sea, pero una base…
O sea, no por ejemplo que me diga “sabi’ que yo soy gay, porque puta porque soy gay no mas pu” ¿Ya?
¿Puta porque se le paró el trasero dijo que es gay? Pero mira sabi’ que yo soy gay porque yo siento que me
gustan los hombres, bla bla bla, etc., etc. Oye ¡genial! Bacán, te aplaudo y vive tu vida y lo… genial, me
fascina eso, de hecho yo conozco personas que si lo han reconocido y yo feliz, porque avalo eso, me encanta
que en el fondo las personas puedan expresarse adecuadamente, pero con respeto, ligado a lo que yo te decía
anteriormente, o sea, si es gay, homosexual, lo que tú quieras llamarle, en el fondo que lo hagan con respeto,
pero que sean honestos también. Es como yo… yo valoro mucho, porque la gente que no que si que no, que
está a medias, esa cuestión a mi no…
Ya ¿Y qué piensas tu de las personas que hablan mucho, así como mucho… ?“Oye que ayer tiré con tal
hueón y la hueá, e hicimos tal y tal cosas” ¿qué te provoca a ti eso?
Rechazo, directamente rechazo, o sea, yo esas cosas para mí el tema de la sexualidad yo creo que es un tema
íntimo, no un tema que no se pueda hablar, pero es un tema íntimo, de una… de mi, de la persona, de mi
pareja en mi caso o de la persona con la que esté en el momento y a las personas con las que yo quiera
compartir esa intimidad.
¿Hablas de tu sexualidad, por ejemplo, con tus personas, tus amigas más cercanas?
Sí, claro. Y a veces comento cosas
¿Tanto con hombres como mujeres o más con mujeres?
Yo con hombres no hablo de sexualidad, porque siento que… aparte que , bueno a partir de mi experiencia
yo siento que los hombres, generalmente a mí, los hombres cuando se acercan no son mucho de amistad, o
sea, me ha pasado mucho, entonces yo evito hablar de sexualidad por lo mismo. Porque se puede
malinterpretar, ahora si me piden un comentario, qué se yo, lo comento, pero, marco el límite
completamente, o sea, pero con mis amigas si, yo no tengo ningún problema, pero con mis amigas íntimas. O
sea, no, con gente que no conozco no…
¿Y qué tanto crees que puede contar, por ejemplo, una mujer?
Yo creo que una mujer puede contar… de todo yo creo fíjate. Yo creo el hombre es el que se guarda eso, pero
la mujer si cuenta de todo. Hay mujeres que cuentan yo creo más de la cuenta, a mi modo de ver.
¿Igual tú sientes que pesa que hay una cierta… de que el hombre salía... y de que ellos son mas…?
Si, y lo he corroborado ah, no es algo que… esta opinión que tengo yo, es también porque lo baso en
experiencias también, o sea los hombres son mucho más reservados en ese tema, de hecho casi no hablan del
106

tema de sexualidad, con suerte hablan de sus emociones y van a hablar de la sexualidad.
¿Crees tú que alguna mujer debería tener algún número, por ejemplo, específico de parejas sexuales en
su vida, o limitado?
No, que tengan todas las que quieran, pero siempre como digo yo, en el fondo que… en el fondo si la
persona, la mujer, está en una pará’ que sabe lo que quiere, que va a hacer las cosas con responsabilidad,
obviamente, tengo mucho el tema de la responsabilidad marcado, pero siento que la forma tiene que ser así.
Si va a hacerlo así, que tenga los hombres que quiera, que se acueste con los hombres que quiera, si es de
una noche que lo haga, pero que sea responsable de eso, no porque “puta porque quedé cura, me acosté con
un…” o sea no, “me acosté con un hombre, porque yo quise, porque pucha yo decidí curarme y tener uno”
así ¿me entendí? O pucha tener varios hombres, porque quiero probarlo, pero que sea una decisión de ella y
que ella tome en el fondo las responsabilidades adecuadas y que conlleva eso también, pero en el fondo
limites… no
¿Tú te sientes cómoda al hablar de sexo?
Si
¿Tanto con tu familia, o con tus amigos o como en general?
Mira… a mí el tema de sexualidad no me complica, pero sí como te digo yo soy un poquito reservada, o sea
no llego y cuento… O sea, como que en realidad tanteo más o menos con quien estoy, si es mis amigas
obviamente hablo más
Eso es de tu sexualidad ¿pero por ejemplo, del sexo en general?
Ah, no, no tengo problema
¿Con tu familias hablas?
Si, hablamos el tema de sexualidad, no es frecuente, pero sí, pero si está presente, yo siento que se habla lo
justo y lo necesario, o sea, no hay que abordar más en el tema porque ya las cosas…
No es un tema tabú digamos.
Claro, o sea si hay un tema que hay que hablar, de repente si siento que mi papá se ruboriza un poquito, pero
él enfrenta la situación, habla el tema y las cosas como son… Lo que sí me molesta un poco, que va ligado
con la pregunta anterior, es que yo hablo de sexualidad, si, me gusta y no tengo ningún problema, pero a mí
me carga el morbo de la sexualidad, a mi esa cuestión me choca mucho y ahí yo hasta me irrito.
¿Y tú sientes que acá hay mucho morbo?
¿Acá en Chillán dices tú?
Si
Sabes que no sé si Chillán, por lo mismo que te digo, porque no tengo parámetros, pero si en general
Pero por ejemplo, en comparación con las personas que tú te has relacionado que son de Talca, ¿sientes
que hay una diferencia a lo mejor entre las personas de acá de Chillán y de Talca cuando tratas el
tema?
Sabes que yo he sentido como que en Talca la gente es un poquito más desinhibida que acá, pero levemente,
no una cosa así como wow, no. Pero si siento que allá es más desinhibido, allá es como más, más un poquito
de atreverse más. Siento que acá es como más de a poquito, o quizás se hace lo mismo, pero como más
oculto. No sé…
Con respecto a los medios de comunicación ¿qué opinas acerca de la información que circula en
107

internet o en la televisión, acerca de la sexualidad? Tanto como de educación sexual, por ejemplo, o de
la sexualidad en general.
Mira, yo siento que en la televisión, bueno la televisión está tan vaga últimamente que en realidad aportes,
casi nada. Pero la televisión, a mi forma de ver, no aporta mucho en temas ni de promoción, ni prevención, ni
información, o sea siento que es casi nada. Pero los medios de por ejemplo, comunicación más masivos como
el internet y esas cosas, siento que hay mucho material, o sea, estamos bombardeados de eso.
Pero material, en qué sentido. ¿Material de prevención, de información o simplemente por ejemplo de
pornografía?
Mira, hay mucho morbo, hay mucho morbo… que va ligado a la pornografía y todo eso. Pero también hay
mucha información, pero el tema está que uno tiene que saber buscarla
¿Y sientes que esa herramienta se utiliza en los colegios, en las familias?
No pu, no se utiliza, pero por eso te digo, o sea, no es un tema que esté abierta, que diga, oye métanse a esta
página y en esta página va a haber información. No, uno tiene que averiguarlo sólo, por eso te digo yo que la
información, uno tiene que buscarla. Yo creo que los niños, bueno, como estamos tan bombardeados de
cosas, los niños averiguan solos pu’, y ¿qué lo ven? No ven información… real en el fondo, ven el morbo, ven
el… a lo mejor el mismo acto sexual ¿cachai? Y miles de cosas más que se prestan pa’ miles de cosas,
entonces yo creo que está mal enfocado el tema.
¿Y crees que en Chile precisamente se habla de sexo en los medios de comunicación?
Mm… no. No, no, yo siento que no. Es que se pasa como un pincel, y se deja ahí no más
¿Aun así es como más que en el resto de la sociedad, o menos?
A ver, ¿cómo?
Que si crees que ese pincel que se da en los medios de comunicación ¿Es cómo lo mismo que se da en el
día a día con las personas, o que es un poquito más, un poquito menos?
No, yo siento que en el fondo… Es que mira sabis’ que siento que la tele está tan superficial, que de cierta
forma, mira, la televisión y bueno en general los medios de comunicación, siento que manipulan tanto a las
masas que la mayoría de la gente está como media dormida. Entonces como que sigue no mas, sigue la
mayoría y vamos siguiendo y… y pucha el copuchenteo que tanto se metió con tanto y vamos en esto y vamos
en lo light y vamos en la falta de respeto y vamos en esto y al final siento que es eso, y siento que maneja
mucho el, o sea hay muchos comerciales de hecho que hay sexualidad que no está explícita, o sea “N”
sexualidad, pero que si en la retina te queda y uno la representa y la refleja en la sociedad, uno
inconscientemente… por eso te digo que los medios de comunicación hace que la gente se quede tan dormida,
que pucha que adaptamos lo que en el fondo el comercial o lo que te quiere decir…
Como lenguaje codificado.
Claro, entonces a eso voy, o sea está tan manipulado en ese sentido, que es como pa que sigamos, es como
los corderitos, todos pa allá vamos todos pa allá. ¿Cachai? Entonces eso siento que hay
¿Y qué opinas acerca de los videos, la pornografía, en el fondo, en internet?
Pucha pa’ mi es un tema súper complicado. Porque pa’ mi el tema… la pornografía generalmente está ligada
a la infancia, como que se ve mucho eso, y generalmente a las mujeres y pa’ mi el tema de la infancia y el
tema de las mujeres y el tema de la violación, o el tema de ya sobrepasar los derechos, en ese sentido, en la
parte sexualidad, a mi me… es como no sé, como te explico, o sea como que todo mi cuerpo se pone tenso
¿me entendí’?
¿Lo rechazas?
108

Lo rechazo completamente. Es un tema mío, netamente mío, pero que me choca mucho, me da rabia, me da
impotencia, me dan ganas como de ser un aporte también, porque digo pucha “por qué ocurren estas cosas”
¿cachai?
Y en ese mismo sentido ¿no sientes que a lo mejor el internet pueda ser a lo mejor un medio para
poder expresar, a lo mejor, tu preocupación, o simplemente tu opinión acerca de la sexualidad? ¿Crees
que el internet pueda servir para eso, a lo mejor?
Sí, yo siento que si. Pero, tengo que saber donde hacerlo, o sea, no voy a tirar una, una información, es mi
modo de pensar, pero no voy a tirar una información al aire ¿me entendí? O sea, quizás siento también que
tiene también que verse en qué ambiente, en qué contexto, por lo mismo, o sea, no es llegar y dar una
información. Junto a lo que, me acordé de algo, pero ahora últimamente he visto mucho programa, no sé si
yo he visto muchos canales, pero no tan solo la televisión nacional, sino que canales abiertos, temas,
programas relacionados con la sexualidad tabú. Hay un programa de hecho que es “Tabú”, y también aquí
en Chile han hecho reportajes acerca de la prostitución, de niñas que empiezan muy jóvenes y que es un
tema, pero tan común, pero queda ahí pu’ ¿cachai? Entonces a eso voy, muestran, pero nadie hace nada. No
hacemos nada ¿cachai? No hacemos nada, y uno dice claro ¿como uno lo hace? pero tu deci’ chuta, es
cuático. Y el tema de la prostitución es súper complicado, es complicado y amplio, o sea, yo en Talca, yo…
¡porque en Talca es mucho!
¿Sientes que se da más en Talca que acá? (Chillán) Por lo que has alcanzado a ver
Mira, yo no sé si de más acá, pero yo conozco allá. Yo acá no sé, entonces no te puedo decir que sí, pero en
Talca si sé. Y de harto, o sea, y no tan sólo gente que… niñitas, que se yo, sino que, universitarias, que yo sé
que si se prestan pa eso, gente universitaria que viene de otras zonas, incluso de concepción de acá de
Chillán, que se van a Talca porque ganan más plata pu’. Y por mejor, en el fondo mejor futuro… Entre
comillas, porque es palta más fácil y se gana harto. Eso es lo peor de todo, que se gana harto. Entonces, de
hecho yo me acuerdo que en la Universidad tuve que hacer un trabajo en cuanto a la sexualidad y un
compañero tenía un contacto que no sé qué, y ahí llegamos al tema y sí. Y ahí averiguamos harto. Y es cruda
la cosa pu’, porque son niñitas muy chicas las que parten pu’
Y de ahí cuesta salir, si es que se sale alguna vez.
Si pu’, cuesta mucho
Bueno, siguiendo un poco con el internet ¿Te sientes tu a lo mejor más liberada de repente, en internet,
no sólo en torno a la sexualidad, pero a lo mejor en expresarte, en lo que piensas, en lo que sientes, o
cuando por ejemplo, estás hablando con alguien que te gusta, te sientes un poco más desinhibida a
través de la pantalla?
Mira, sabes que antes me pasaba que… A ver, yo siento que el internet es para mí como un canal, un medio
no más, o sea, un medio, una forma de expresarme como tantas otras que tengo ¿ya? Pero si me gusta, yo la
manejo a mi modo y antes yo sentía que cuando hablaba con otras personas por internet, para mí era más
fácil, pero era por un tema mío. Por un tema de que yo no tenía mucha confianza conmigo, me sentía más
insegura, pero sabes que ahora, todo lo contrario. Prefiero hablar en persona, prefiero evitar el internet, o
sea lo encuentro fome, quiero el contacto, echo de menos el contacto, porque ahora yo no sé pu…
¿Alguna relación amorosa vía internet has tenido?
Si, si. O sea, lo conocí en persona y después continuó en internet
Ya, ahora una pregunta un poco directa, si quieres la contestas o no ¿Has tenido sexo virtual?
No, nunca
Ya ¿qué opinas acerca de eso?
Ligado a lo mismo, o sea, lo mismo que te estoy diciendo, o sea, si tu lo haces en tu parte íntima, con la
109

persona ad…que tu quieres, y dentro de un contexto que no vaya a molestar a nadie, ni a faltarle el respeto a
nadie, oye… todo lo que tú quieras pu’. O sea, entre cuatro paredes, si mientras tú estés de acuerdo con una
persona y no afectes a los demás, y tú sabes en el fondo, estás dispuesta a regirte por las reglas que pusiste,
oye no hay ningún problema.
Y en ese sentido ¿crees que el internet pueda servir y ser herramienta pa que algunas personas puedan
como desinhibirse más, o para buscar algún tipo de relación?
Si, y eso igual de repente un poquito me choca, porque, bueno, por lo mismo, cuando yo estaba en ese
periodo de que yo pucha, no quería conocerme mucho, como que era más… si me pongo en el lugar de ellos
digo, pucha, si pu’, los entiendo, pero siento que a veces se abala mucho, muchas relaciones por internet y al
final, que en la realidad no se sustentan…

ENTREVISTA 4
Nombre: Vanessa
Edad: 23 años
Colegio: Colegio Seminario Padre A. Hurtado
Universidad: Universidad Santo Tomás
Ciudad de Origen: Chillán
Ciudad Actual: Chillán/Concepción (Estudios)
Notas: Entrevistada se notó nerviosa al momento de iniciar la grabación, pese a que previamente se notaba
muy cómoda y natural al momento del encuentro.
Entrevista
¿Con quién vives?
Con mi mamá, mi papá, mi hermano y mi abuela
¿Eso es acá en Chillán?
Acá en Chillán, en Conce con dos amigas y el papá de una amiga
¿A qué te dedicas actualmente?
Estudiante de Kinesiología
¿Hace cuánto saliste del colegio?
Salí el 2006
O sea, harto
Harto
¿Cómo es la relación que tienes con tus padres?
Buena
¿Les cuentas tus cosas como amorosas, personales?
110

Si, les cuento todo en realidad, en general
¿En este momento pololeas, o sales con alguien?
No
Ya, ¿andas tampoco?
No… casualmente, nada serio
¿Has pololeado alguna vez, o tenido una relación seria?
Si
¿Y tu familia lo conoció?
Si, lo conoció
¿Ya y qué opinaba tu familia de él?
Les gustaba, estaba inserto en la familia, todo muy bien… buena relación
¿Tú le veías algún tipo de futuro a esa relación?
Si
¿Qué tipo de futuro?
Futuro a largo plazo… casados, familia, todo.
¿Cómo imaginas tu vida de aquí a 10 años?
Trabajando, con hijos… casada
¿La sexualidad es un tema de discusión en tu familia, que se toque, que se hable abiertamente, por
ejemplo?
Si abiertamente, pero no frecuentemente
Cuando tú eras más joven, más chiquitita, estabas recién empezando a desarrollarte ¿Tus papás, ya sea
tu mamá, tu papá o los dos, te hablaban de la sexualidad tuya?
Si
¿Qué te decían más o menos?
Que estaba creciendo, los cambios que podía tener, más allá de eso no
¿Te hablaban de métodos anticonceptivos?
Cuando recién estaba… no.
¿Cuándo te hablaron más o menos de los métodos anticonceptivos?
No me acuerdo mucho en realidad, como a los…. No, en realidad… 16, 15, no sé por ahí
¿Cuando ya te había llegado la menstruación?
Si, cuando ya me había llegado la menstruación
111

¿Alguna vez te advirtieron algo acerca de tu primer encuentro sexual o de la pérdida de la virginidad?
Si, si, me advirtieron, mi mamá me contó que a lo mejor podría sufrir cambios, sangrar, etc.
¿Tienes alguna creencia religiosa?
Si, pero, no definida, o sea… no una religión definida
Pero ¿Eres creyente?
Si, soy creyente
¿Qué opinas de algunas religiones que coartan mucho el tema de la sexualidad femenina, de la mujer?
O sea no estoy de acuerdo, porque veo a todo el mundo en general, no veo una separación entre hombres y
mujeres
¿Qué opinas de la sexualidad antes del matrimonio?
La encuentro totalmente válida
¿En dónde estudiaste, en el colegio digamos?
¿En qué colegio?
Si
En el colegio Padre Hurtado
¿En tu colegio se tocaba el tema de la sexualidad?
O sea, se tocaba por ramos, así como biología tocaban el tema de la sexualidad, pero no en general ni
abiertamente
¿Ningún taller, charla, alguna vez que tuvieran de sexualidad?
No
¿Qué opinaban, en ese momento, tus compañeros y compañeras, cuál era la visión que más o menos se
tenía entre los hombres y las mujeres acerca del sexo?
Inmadura totalmente, los hombres sobre todo, inmaduros, bromas pa allá, pa acá, de todo… Morbo, pero las
mujeres reservadas totalmente
¿No se hablaba mucho?
Bueno, entre amigas sipo, pero en general no
¿Qué opinas tú acerca de la sexualidad?
Que amplio… Opino que es algo natural, totalmente natural y que no tendría que tener ninguna traba, nada y
hablarlo abiertamente como cualquier otra cosa natural que pase en la vida
¿Cómo crees que las mujeres deberían llevar su sexualidad?
Mmm… Deberían llevarla de forma respetuosa, pero sin restringirse ni… coartarse y bueno que no las pasen
a llevar y cuidarse, obvio, de las enfermedades sexuales
¿Qué significa para ti la virginidad?
112

Es algo… bueno, es algo especial y que lo tienes que entregar con una persona especial, para mí es eso. No
es como que la pa’ primera vez con cualquier persona, no. Para mi es con algo, con una persona especial, a
quien tú quieras y respetes, como también te respetas tú y te quieres.
Una pregunta directa, si quieres la respondes o no. ¿Has iniciado tu actividad sexual?
Si
¿A qué edad? Si se puede saber
A ver… 17, si 17 o 18
Crees que fue, ahora que miras hacia atrás ¿Crees que fue el momento adecuado, o que fue muy antes,
muy después?
No, fue el momento adecuado
¿Qué tipo de relación tenías con la persona con la que iniciaste tu vida sexual?
Era mi pololo
¿Cuáles fueron las primeras impresiones que tuviste después de tu primer encuentro sexual? Miedo,
felicidad, confusión…
No... Felicidad, tranquilidad… no fue algo traumático, no fue negativo, nada. Todo bien
¿Qué opinas acerca de expresar públicamente las opciones sexuales? Las preferencias sexuales, por
ejemplo si alguien es homosexual, o a lo mejor es sadomasoquista o muy libre, no sé ¿Qué opinas que
las personas lo hablen?
Encuentro que está bien que lo hablen, que se expresen, pero respetando las opiniones de todos pu’
¿Crees que la sexualidad es un tema del que se pueda hablar públicamente?
Si, se tiene que hablar públicamente
¿Sientes que es algo necesario?
Si
¿Cuánto crees que a veces puede contar una mujer?
Pu… creo que, bueno, a las amigas se da el 99% (risa) pero entre el círculo, como cercano, yo creo que no es
tanto, se da 60%
¿Crees que la mujer debería tener algún número ideal de parejas sexuales a lo largo de su vida?
No
¿Qué tenga estar regido por un hombre toda tu vida o más?
No, no lo encuentro necesario
¿Te sientes cómoda cuando hablas de sexo?
Si
¿Con quiénes lo hablas generalmente?
113

Con mis amigas, con mi mamá, bueno mis parejas, eso
¿Hablas con tus amigos hombres de repente de sexualidad?
Si, se da también
¿Y te da a lo mejor algo de…?
De pudor… no nada
¿Cómo crees tú que la mujer se siente con su cuerpo cuando tiene sexo, por ejemplo?
Bueno, encuentro que, en realidad creo que es mitad y mitad, la mitad de las mujeres se sentirá cómoda y la
otra mitad se siente mal con su cuerpo y muchas veces tiene vergüenza de mostrarse con su pareja, pero por
inseguridad yo creo de cada una
¿Cómo crees que la sociedad chilena ve la sexualidad? O trata el tema de sexualidad.
Creo que le falta mucho en comparación a otros países, a otras sociedades, por lo mismo, porque lo ven
como un tema tabú y bueno, y en realidad tienden a hacer la diferencia entre la sexualidad hombre y mujer
¿Sientes que hay una diferencia?
Si, siento que hay una diferencia
¿En qué ámbito?
En… por ejemplo, definir cuantas parejas debe tener una mujer, mientras que el hombre puede tener miles de
parejas y ven que si la mujer tiene miles de parejas lo van a ver mal pu, lo van a…
¿Tú estudias en Concepción?
Si
¿Sientes que hay una diferencia a lo mejor entre como se mira la sexualidad entre Concepción y
Chillán?
Es que creo que en Concepción al haber más ambiente estudiantil, universidades todo eso, en realidad como
hay más jóvenes en Concepción es más abierto el tema, hablar más. En cambio cuando tu estas en Chillán te
limitas más a hablar con tus amigas y lo ves como más cerrado ahí… Eso, creo que es como por eso
Respecto de los Medios de Comunicación, ¿Qué opinas acerca de la información que circula en internet
acerca de educación sexual?
Ya, creo que es… es una información errada en realidad, porque no da información, no da la tarea de
explicar en realidad lo que es la sexualidad y en verdad se van por, más por imágenes sexuales, qué se yo,
videos sexuales, etc. Pornografía también, pero no es una explicación de lo que es la sexualidad y lo que
lleva la sexualidad en sí, de buena manera.
¿Crees que en Chile los medios de comunicación tocan el tema de sexualidad? Por ejemplo: la tele, los
diarios.
No, jamás, o sea lo tocan cuando hay pedofilia, cuando hay pornografía, pero es algo más morboso, no es
algo que esté llevado a la educación sexual.
Respecto a lo de la pornografía ¿Qué opinas acerca de toda esta cantidad de pornografía y videos,
fotos, imágenes eróticas que circulan en el internet?
Las encuentro que son sin sentido, no tienen sentido, no aportan nada a la sociedad, creo yo. Porque son…
114

bueno si tú te quieres sacar una foto con tu pareja tiene que ser algo íntimo ¿cachai? Pero la pornografía,
no. No la encuentro necesaria, y menos cuando es con niños pu, obvio, o sea, es algo totalmente enfermo
¿Qué opinas acerca de esto que ocurre en internet de que se conocen muchas personas de distintos
países, y que se establecen muchas veces relaciones como amorosas?
No lo… o sea, yo no lo comparto, porque me daría desconfianza, bueno no conocerlo personalmente, etc.
Pero, lo respeto, encuentro que las personas tienen derecho a comunicarse con quien quieran y a tener la
relación con quien quieran.
¿Crees que internet es un medio que permite, que facilita digamos, ese tipo de relación, o el conocer a
gente, o el expresarte más abiertamente?
Si, totalmente, en realidad.
¿Te sientes más libre cuando te expresas por internet, de que lo haces en persona?
No, no me siento más libre, me siento igual
¿Has tenido alguna vez alguna pareja, o algún coqueteo por internet?
¿Pero coqueteo con alguien desconocido?
Conocido o desconocido
Conocido sí, pero desconocido no.
¿Y has tenido sexo virtual?
No. (Rotundamente)
¿Qué opinas acerca del sexo virtual?
Lo respeto
¿Crees que es válido, para algunas personas?
Si, es válido, totalmente.
¿Alguna opinión que me quisieras dar acerca de la sexualidad, que no te he preguntado, algo que
quisieras decir?
Encuentro que está bien que se hagan estudios de sexualidad y que también estén aplicados a la sociología,
lo encuentro muy bueno y que es un gran aporte.
ENTREVISTA 5
Nombre: Bárbara
Edad: 20 años
Colegio: Colegio Concepción de Chillán
Universidad: Universidad Finnis Terrae
Ciudad de Origen: Chillán
Ciudad Actual: Chillán/Santiago (Estudios)
115

Entrevista
¿Con quién vives tú?
¿Acá o en Santiago?
Acá y en Santiago
Acá vivo con mi mamá, mi papá, que trabaja en Conce, pero, o sea, vive allá y vive acá. El Lucas que es mi
hermano chico y la francisca que es mi hermana chica. Y en Santiago, es que en Santiago vivo con un
matrimonio joven y dos personas que también arriendan en el lugar
Pero es pensión ¿así que técnicamente vives como sola?
Si
¿A qué te dedicas actualmente?
A estudiar teatro
Ya ¿Cómo es la relación que tienes con tus padres?
Buena, o sea… depende, pero generalmente me llevo bien, o sea, puta de repente ando de mal humor no más,
pero en general me llevo bien con ellos. No como antes, cuando era chica me llevaba muy mal con mi familia,
porque era muy, muy adolescente, pero no, me llevo bien
¿Les cuentas como tus cosas personales?
Puta, no. Es que nunca les he contado mis cosas personales, a mis papás, a ninguno de los dos, pero mi
mamá ya como que ahora está tratando de averiguar ¿me entendí? Como tratando de saber igual… igual se
las cuento sí, pero no es como “mamá acaba de pasarme esto te lo voy a ir a contar” no, no me pasa eso.
¿Pololeas o sales con alguien en este momento?
Eh… no
¿Has pololeado antes o tenido algún tipo de relación?
Sí, pero no tan formal como un pololeo
Ya bueno ¿y tus papás sabían?
Si…
¿Lo conocieron?
No, porque no es de Chillán
¿Y qué opinaban de esto, por lo que cachaban?
Es que no les, como que no les conté, o sea, no es como que se los quisiera ocultar, es que no generaba tanta
relevancia así como, necesito contarles, porque tampoco fue un gran periodo de tiempo ¿cachay? O sea, mi
mamá igual sabe…
¿Pero no tenía una opinión al respecto?
No…
¿Le veías algún tipo de futuro cuando estabas con él, así como que fuera a durar, cuando recién
116

estabas?
Mmm... Más o menos
¿Tenías esperanzas?
No, es que como que yo, como que se veía todo para eso y eso a mí no me, como que no me gustaba mucho,
entonces trataba de ser un poco…
¿Cómo imaginas tu vida, de aquí a 10 años? ¿Cómo crees que va a ser tu futuro?
Oh, no sé, no puedo, o sea trato de no imaginarme el futuro, porque generalmente lo hago mucho y eso según
yo no hace bien.
Pero ¿crees que vas a estar ya trabajando, o a lo mejor con alguna pareja, un hijo?
No, yo me imagino que t5rabajando ¿Cuántos años dijiste, 10?
10
¿Cuántos años voy a tener?... 30. O sea me imagino que voy a tener un cabro chico, o sea, espero que sea
una niña, porque tener una guagua vieja también es una mierda, pero no es parte… dentro de mis
proyecciones, no está el casarme, tener hijos y tener la casa con la familia, o sea es bonito y ojalá que
suceda, pero no es… no sé si en este minuto es mi meta, quizás más adelante me den las ganas y quiera
hacerlo, pero en este minuto no es algo que me preocupe en verdad.
¿La sexualidad es un tema de discusión en tu familia?
¿Como tema de discusión que se toque abiertamente?
Si, como que se toque cuando hay momentos en que dan no sé pu, ya sea por algo que pasa en las
noticias o por…
O sea, lo hemos hablado, pero no es como: “vamos a hablar todos de esto” porque ponte tu, mi mamá trata
como de hacer una especie de clase, bueno cuando era más chica, y ahora también hubo un tiempo que
estaba tratando de cómo “oye hija, la inyecciones anticonceptivas” anda tratando de meterme todo paz' que
no quede esperando guagua, y mi papá es muy desubicado, esos comentarios como hueón desubicado “tu
mamá está rica” esas cosas como que no quiero saberlo, entonces como que con él no, pero esa soy yo,
porque puede ser que mi hermana, mi hermana tiene más conexión con mi papá que con mi mamá y yo no pu,
yo siempre he sido mucho más mamona.
¿Y cuando estabas creciendo, típico que cuando uno está creciendo, está “la charla”, te la dieron? …
Como que… ¿qué edad?
¿O fue algo siempre que estuvo implícito?
No, a ver, yo tenía… no sé si alguna vez nos sentamos a hablar de eso, pero yo tengo recuerdos de que una
vez mi mamá me dijo que como que el porno no era como… una vez me dijo que el porno no era como en
realidad son las cosas y yo como que no había visto porno, entonces no tenía idea de que me estaba
hablando, pero igual la escuché y… pero nunca fue como amos a hablar de la sexualidad, vamos a hablar de
cuando pierdas tu virginidad o de que la perdiste, nunca…
¿Y acerca de cómo se hacen las guaguas, llegó ese momento, ese tema de discusión?
No tengo recuerdos de eso, como que siento que siempre lo supe, como que desde chica yo creo que sabía,
obviamente que no sabía que una persona tenía que tener relaciones sexuales, el acto, pero sabía que no
había una cigüeña ¿cachay? Que esa huea era mentira, que el viejito pascuero no existía (risas)
117

¿Me acabas de decir que si te hablan de métodos anticonceptivos y ese tipo de cosas?
Si… mi mamá me puso una inyección el otro día, fue el medio escándalo, me dolió…
¿Hubo advertencia, a lo mejor, de lo que era como perder la virginidad, en tu familia?
No
¿O que te hubiesen dicho a lo mejor: “hágalo con su esposo, después del matrimonio”?
No… a ver, yo siempre fui en ese sentido, yo como que no le di mucha importancia a la hueaita, de hecho
nada, cero importancia, paz’ mi eso es como… onda yo me reía de mis compañeras del colegio que decían
que iban a tener sexo después del matrimonio, porque yo sabía que biológicamente es imposible ¿cachay?
Me reía de ellas, me imagino que la Josy que era evangélica todavía es virgen, pobrecita ¿cachay? Porque lo
más probable es que no se case (risas) no… broma. Pero ese tema para mí nunca fue importante po', o sea mi
mamá tampoco como que me dijo que perder la virginidad es un momento importante, me lo dijo después que
se enteró de que yo perdí la virginidad y ya no había sido importante, ya había pasado y ya… ¿cachay?
Como que mi mamá me trató de decir ahí que puta que es importante, que la hueá, no sé, y yo como que le
decía que en realidad me daba lo mismo porque no sé, estoy un poco cagá de la cabeza quizás, esas cosas no
las encuentro tan importante, pero eso vino después, nunca me habló antes de eso. Yo creo que le daba un
poco de miedo a mi mamá, hablarme de esos temitas, porque ella quedó embarazada súper joven además,
entonces es como… no sé po me llena de anticonceptivos porque yo creo que tiene miedo que yo quede
embarazada a la misma edad de ella, entonces no sé po.
Con respecto a la religión ¿tienes alguna creencia religiosa?
Creo que… creo que si en el universo hay una tetera azul al lado de la luna, puede ser verdad o puede ser
mentira po… y no tengo como comprobarlo
¿Eres agnóstica?
Sipo
¿Qué opinas acerca de la religión y los límites que pone en torno a la sexualidad, algunas religiones?
A ver, en el caso de la religión católica encuentro que es ridículo y todo los problemas que se generan ahora
respecto de los curas pedófilos y todo eso, tiene un poco que ver con el celibato po, que es una hueá tan
ridícula como no sé hueón, mascar caca, realmente lo encuentro muy estúpido… y en general siento que
todas las religiones hacen que las mujeres sobre todo seamos muy… personas que piensen mucho lo que
piensen las otras personas, onda si yo me acuesto con esta persona y no es mi pareja, o sea soy una perra y
también hay religiones que son ya mucho más extremas, que sabemos que son las religiones del medio
oriente, pero considero que en general todas las religiones tienen un… tienen ahí como un problema, pero
creo que soy de las pocas personas en el mundo que piensa así, porque siempre discuto mis amigas de hecho
eso, como… si está bien que crean en Dios, qué lindo, ya bacán, pero en ninguna parte de la biblia Jesucristo
sale diciendo: “los que digan mi palabra no pueden tener hijos” ¿por qué no pueden tener familia? Es que
siento que no tiene sentido en realidad.
Respecto al colegio ¿dónde estudiaste?
En el colegio concepción de Chillán
Ahí se tocaba el tema de sexualidad… en el colegio, se conversaba
Yo me acuerdo que cuando yo estaba como en sexto, estaba esta cuestión que era como una revistita que te
pasaban, que era como una orientación que había como un librito que se llamaba como “crece contigo”, “…
contigo” que era como de las drogas y el sexo, que decía que tener sexo desenfrenado era malo y que fumar
marihuana y consumir cualquier tipo de estupefacientes era malo… Y bueno, dada las circunstancias en las
que me encuentro ahora, creo que el colegio no hizo un buen trabajo (risas)… No, en realidad no. Nunca
118

¿Alguna charla de Educación Sexual?
No, yo que tenga en mi cabeza no, onda una vez vimos… como que tengo recuerdos de que nos mostraron
muchas cosas con respecto a las drogas, ese video donde salía el tipo que decía: “no me miri, no me miri”
y… ¿cachay? Pero, con respecto a la sexualidad solamente recuerdo que una vez la profe Nubia nos dijo que
ella con su familia eran muy abiertos, entonces ella andaba en pelota en la casa y sus hijos podían verla y la
hueá… y es como lo máximo que nos hablaron de sexualidad.
La profe Nubia no era profe de…
De Lenguaje
Ah era de Lenguaje.
Ah y el Valentín también una vez cuando… pero cacha por la hueá que nos habló, fue porque mis
compañeros le mostraron el video del “Wena Naty” Al Valentín y el Valentín ahí nos empezó a explicar qué
bueno, que los labios también eran una parte que también produce placer, paz no quedar embarazada…
bueno y esa fue la única vez que nos hablaron como directamente
¿Y el era el profe de Biología?
Él era el profe de Biología.
Cuándo estabas en el colegio y tenías un grupo de amigas más cercano ¿verdad?
Si
Siempre se da
Si
¿Hablaban con tu grupo de amigas de la virginidad, de quien quería a lo mejor ya iniciar su actividad
sexual, o que no lo quería hacer
A ver, yo tuve en el colegio dos grupos de amigas, que eran mis compañeras de curso, que eran mis amigas, o
sea me llevaba bien con ellas, pero yo era más amiga y siempre mis mejores amigas fueron del “A” pu’, la
Cata, la Paula, la Coni C., etc. Y con mis compañeras de curso, donde estaba la Coni H ¿cachay?, la Vero
no, porque no estaba pero ahora está, bueno la Josy, la Coni muy católica, la Josy muy evangélica, la Andrea
muy católica, la Camila, ya no es tan católica pero igual católica ¿cachay?... Eso no se… no ¿cachay?
No hablaban
No, la Coni H. llevaba tres años pololeando con el Héctor y seguía jurándonos que era virgen y era como:
“hueona, me estay mintiendo” porque ¡no puede ser tan estúpida! Pero la Camila ponte tu, ella como que
nos contó cuando perdió su virginidad y todo, que fue como la más chica de todas nosotras, pero por otro
lado, en mi otro grupo de amigas, la Coni C. quedó esperando guagua en tercero medio y todas ellas, todas
nosotras en realidad, todas éramos vírgenes, la Cata, la Paula que creo que todavía es virgen, filo, y yo. Y
era extraño porque la Coni C era la única que realmente sabía lo que pasaba en ese minuto.
Ya y se conversaba ¿ella les contaba? ¿Les informaba?
Claro, o sea, no, lo que pasa es que la Coni C. tuvo muy mala cuea, porque la Coni quedó embarazada
cuando perdió su virginidad pu.
Claro
Onda ¡no podi tener tan mala suerte! Pero, con la Coni después ya empezamos a hablar de eso, en realidad,
nosotras siempre hablábamos de eso, sobre todo con la Cata, la Paula habla mucho más pero siempre ha
sido mucho más cerrada en ese tema. Onda, no le gusta comerse minos, o si lo hace… no ¿cachay? Menos
119

ahora, que estudia en una universidad mu opus dei.
¿En cuál?
En la de Los Andes ¿cachay? Pero siempre fue más recatada, pero la Cata M. siempre hablaba de sexo todo
el día, incluso no habiendo tenido…
Claro, era un tema normal pa’ ella
Claro, era un tema normal y la Cata siempre fue también como más… Ahora que está pololeando no tanto,
pero en ese tiempo la Cata siempre se agarraba minos ¿cachay?, muchos minos, y no estaba ni ahí como…
puta no tiraba con ellos, pero igual pasaban cosas un poco más fuertes a lo que no puedo decir “que asco”
(risas). Pero entonces yo, como Bárbara estaba confundida, porque tenía el grupo de amigas que me decían
que no tomara, que no fumara, que no… ¿cachay? Porque ellas no hacían eso. Y por otro lado, tenía este
otro grupo de amigas que fue al final mi grupo con que me quedé porque era más entretenido (risas)
¿Qué opinas tú acerca de la sexualidad? Como en tu tú interno.
En mi yo interno… ¿cómo con respecto a cómo yo lo veo?
Si, a como tú lo ves
Yo creo que el sexo…
Tanto como tema y como práctica.
Ya, tampoco es como que tenga es como que tenga tanta tanta tanta práctica, pero… pero yo creo que es algo
que... es un tema que está muy manoseado, como por todo está muy manoseado, por la sociedad en general,
por las religiones, por los libros, por la tele, por todo lo que nos rodea en este minuto se está basando un
poco en el sexo, entonces eso hace que existan más polos opuestos, que haya gente que no quiera practicarlo
porque la mierda está ahí y otra gente que sí po. Pero yo creo que es algo muy natural, muy natural, como no
sé, es natural salir a caminar hueón, o sea ya, lo que tiene es que la gente lo ve como cochino, o sea ya si un
poco excesivo pero… no estoy diciendo que uno tiene que salir a tener sexo con toda la gente con la que se
encuentra, pero si uno quiere hacerlo no tiene por qué limitarse ¿me entendí? Como, obviamente hay que
protegerse, obviamente que ya, en eso estamos todo claro, pero no hay que como… Es que no sé cómo
explicarlo hueón!
¿Dejarse llevar por el morbo a lo mejor?
Claro, porque yo siento que las religiones, en la religión católica ponte tu, el celibato es como tratar de
evitar la morbosidad, como lo cochino, como “uy… se me ve el poto, ay que terrible” O sea, hueón, el cuerpo
humano, no sé ¿cachay? Después, si no existiera, puta esto no existiría nada po’. Es como la base de la
mierda, entonces ya hueón no tengan sexo con cualquier persona pero tampoco solamente con mi pololo,
solamente con mi pareja, o no sé hueón. Como que hagan la mierda que quieran, si la gente quiere ser
vegetariana es vegetariana, si la gente quiere comerse el medio sándwich se come el medio sándwich, por
qué la gente que quiere tirar no puede hacerlo? No estoy diciendo que voy a hacerlo con todos mis amigos,
pero no es tan terrible.
Pero en el caso que quisiera, bacán po?
Claro, depende… Obvio que tiene que estar su atracción y toda la mierda, pero ponte tu, cuando está esa
atracción es como: “No- ¿por qué?- Porque no estamos pololeando” es como ya hueón, tómate una piscola
por favor. (Risas)
¿Cómo crees que las mujeres debieran llevar su sexualidad?
Mmm. Interesante… Yo tengo un punto de vista, pero no lo practico como… ¿me entendí?.. Yo creo que, a
ver, los hombres tienen una forma de ver la sexualidad que es mucho más abierta que nosotras, todas
120

decimos por género y ¿por qué se dice eso? Entonces ya, todos dicen tengo paja y la mierda, y todos sabemos
a qué se refieren ¿cachay? Y de repente ellos mismos están carreteando y se ponen a hablar de que cuando
eran chicos… tu cachay que a mí me han contado muchos hombres, ponte tú de la U, no de acá, que la
primera vez que se pajearon fue de todos juntos hueón. Y todo ese tipo de cosas, y después de que hablan de
eso siempre te preguntan: “oye y tú te masturbay” o “tu cuando te estay bañando te tocay con esa cosa” o
puras hueás así, a mi el Jorge siempre me preguntaba eso. O sea, da lo mismo si uno lo hiciera o no, el
problema es por qué en nosotras tiene que ser tan sucio, como que somos nosotras las que tienen que estar
puras y castas. Si nosotras lo hacemos somos cochinas, si nosotras vemos una porno…
Pero para ellos es parte de su crecimiento
Claro, cachay. Si una mujer ve porno, es como mmmm… La hueona caliente, pero si un hombre ve porno, la
polola ya que vea porno, total. Me estay hueviando? Que vean porno juntos si quieren…
¿Qué significa para ti, la virginidad? Aunque ya tocamos un poco ese tema.
Bueno… uta no, lamentable. No lamentable, es que yo no le di importancia entonces a veces pienso que eso
estuvo un poco mal. Pero en el momento que pasó esa hueá de lo único que estaba preocupada es que no
quedara esperando guagua.
¿No te cuidaste?
No, nunca me cuido (risa con culpa) Pero, en realidad, como el tema de la virginidad siento que depende de
la persona, como de su personalidad también un poco. Como puede que haya que no le importe, como a mí,
pero que a mí hay muchas cosas en la vida que no me importan, no es como solo la sexualidad
¿Es parte de tu personalidad también?
Es que yo siento que, ponte tu, pa’ mi hermana sería más importante, porque ponte tú la Francisca es más
tímida, más pudorosa
¿Y eso crees que a lo mejor se debe a algo netamente de tu personalidad, o que también tiene que ver
con cómo te han criado, con cómo te has enfrentado a la vida, a las cosas que has tenido que pasar?
Yo creo que tiene que ver un poco…
¿O un poco de ambas?
Es que yo creo que tiene que ver un poco con lo que yo decidí hacer con mi vida, porque yo decidí estudiar
teatro y en el momento que yo decidí estudiar teatro, es muy estúpido, pero hay carreras que te exigen ciertas
cosas. En mi carrera si teni’ que salir en pelota, teni’ que salir en pelota, tu cuerpo no te puede dar
vergüenza, aunque seay gorda o flaco, o tengay guata o no tengay ¿cahai? Si teni que teñirte el pelo azul, te
lo teni que teñir azul, y como que yo quiero estudiar teatro desde hace mucho tiempo, no desde el minuto en
que tuve que enfrentarme ¿cachay? Entonces yo desde que estaba en enseñanza media ponte tú, yo sé que
uno pasa por la adolescencia en esa época en que tu cuerpo está cambiando y no te gusta, no te gusta ser
pechugona, pero tampoco te gusta tener tan poca pechuga ¿cachay? Uno pasa por esa etapa, y mientras yo
iba pasando por eso no me gustaba nada de mi po’ y el minuto en que yo decidí cambiar, yo dije: “quiero ser
actriz, tengo que cambiar esto” me acepté por completo y en el minuto de cambiarme por completo decidí
deshacerme un poco de mis pudores, porque yo soy súper pudorosa, pero ya no tanto pu hueón. Yo ya he
tenido que salir semi en pelota en la universidad ¿cachay? Y en mi caso es la pega po. Si tu obviamente…
una persona que estudia ingeniería no tiene problemas con… o sea si tiene problemas de autoestima no se
nota, o sus amigos lo notan, pero en este caso si yo tengo problemas de autoestima se me va a notar, entonces
uno tiene que tratar de… yo trato de ser más…
¿A qué edad fue que iniciaste tu actividad sexual?
A los 19 creo, a los 18 o a los 19
121

Y ¿cuáles fueron las reacciones que tuviste? Tú me dices que no le diste importancia, pero después de
que pasó ¿Sentiste temor, sentiste vergüenza, sentiste felicidad?
Sentí un poco de vergüenza y… no bastante vergüenza en realidad, porque…
¿No fue con una pareja?
Fue con un mino que me comí en ese minuto ¿cachay? Entonces….
Pero ¿lo conocías de antes?
Sipo… pero ahí fue cuando yo me empecé a cuestionar todo esto po’. Yo antes de que pasar eso no, no decía
que no me importaba el tema de la virginidad, yo me di cuenta que me dejó de importar cuando yo me di
cuenta que me daba vergüenza porque me daba plancha que el otro pensará que soy una perra, ese tipo de
cosas que tampoco importan mucho. Como que la plancha me duró, puta dos días.
Claro, y que eran relacionados ni siquiera contigo misma sino que con la presión social que pudiera
haber.
Claro, porque yo también sentía nervio porque era la primera vez y yo no, yo no sabía, yo decía puedo
quedar embarazada, puede que no ¿cachay? En eso era lo que más me centraba en realidad, y decía:
“hueón, sería una mierda que quedara embarazada, más encima con este hueón” o sea lo conozco, es un
compañero, o sea, está en la U ¿cachay? Pero eso era lo que me tenía complicada, como el hecho de que
haya pasado. De mi reacción biológica… como que no me preocupó tanto, porque tampoco tuve una gran
reacción
Ya, y a medida que fue pasando el tiempo ¿qué has opinado de esta práctica, de la relación sexual?
¿Cómo la sigues viendo? A lo mejor como con nervio ¿Sigues después con ese nervio? O ya es algo
como bacán, como bien.
Como: ¡La hice! (risas) Siento que… emmm ¿me podrías repetir la pregunta? (risas) No… siento que ahora,
ponte tu las últimas veces, que ya era con, como no con mi pareja, porque no éramos pareja, pero parecido,
con quien salía, o sea, era mi pierna peluda (risa) Sigo sintiendo un poco de nervio, pero el nervio es como…
A ver, es muy ridículo lo que voy a decir parece. El nervio es como, uno nunca sabe cuando está realmente
bien o está realmente bien.. La hueá ¿cachay?
¿Lo que estás haciendo?
Lo que estoy haciendo, en ese minuto no, pero después, cuando uno piensa. Después de que pasa, al día
siguiente como “Ay que me da cosita, que después te veo” No, eso no me pasa (risas) Pero como el hecho de
que “mmm, habré estado bien, habré estado mal” Para mí puede que sí, puede que no.
Como el desempeño dices tú.
Claro, y también me cuestiono un poco que: “lo habré pasado realmente bien, o era un poco más
psicológico”
Yo creo que eso siempre pasa ah.
Si, como ¿esto estuvo bueno? O ¿fue distinto? Parece que no estuvo tan bueno… Como ese razonamiento.
Pero yo creo que es natural, pero… eso es como lo que me pasa ahora.
¿Qué opinas acerca de expresar públicamente tus opciones sexuales?
¿Mi orientación sexual?
Claro, pero que pasa con la gente que no sólo es homosexual, sino que también es sadomasoquista
Como a los que les gustarías hacer tríos y esas cosas?
122

Claro, o los que te dicen “puta yo soy caliente, y a mí me gusta esto, me gusta esto otro” El ser abierto
en tus preferencias, tus…
Es que yo en este momento no tengo preferencias muy extrañas tampoco ¿cachay? Pero, como que no me da,
no soy una persona que llega al carrete y dice “bueno, ese mino está rico, me lo quiero culear” No, pero..
¿Conoces gente así?
No, tengo un par de amigos que les gusta mucho que se pasearon en Europa y se acostaron con unas
prostitutas en Holanda ¿cachay? O sea, en Ámsterdam digo. Pero a mí no me molesta en lo personal, que lo
expresen. Me hace sentir más incómoda cuando la gente es como lo contrario po, me siento más incómoda
que se pongan a hablar, ponte tú, del sexo después del matrimonio o de la fidelidad en la infidelidad, porque
tengo un dilema muy grande con eso también… Me da como cosa, porque cuando estoy con ese grupo de
gente, que en general son mis amigos de mi curso chico, o sea de cuando éramos chicas. Soy la única que
piensa distinto ¿cachay? O sea, ellos tienen sexo y esas cosas, pero son más recatadas po, y no les gusta
tanto hablar del tema y las opciones son estas y estas ¿cachay? Pero, si alguien llega y dice: “puta la hueá,
me tiré un loco” que se yo, bueno me cago de la risa, porque igual da, pero me da lo mismo. Yo, con mis
amigas soy así, de contarles todo, porque uno siempre es así con las amigas me imagino
Tú, cuando quieres contar algo ¿lo haces públicamente sin problemas, te recatas a tu grupo más
cercano más íntimo, o si alguien viene y necesita saber algo que no sea tan íntimo y tu puedes hablarlo?
¿Cómo? (risas) Es que me confundí…
Tú, cuando quieres contar algo
¿Algo con respecto a esto?
Sipu, a tu sexualidad ¿Lo haces solamente con tu grupo más íntimo?
…De repente, cuando estoy un poco pasada de copas, no. Ahí lo cuento todo, obviamente (risas)
Pero ¿no tienes problemas?
Es que me da… es que yo me relaciono más con mis compañeros hombres… y ellos se cagan de la risa y yo
me cago de la risa y quizás me relaciono con ellos por lo mismo, mejor que con las minas.
Claro, porque ellos son más abiertos y las minas son más pacatas en ese sentido
O sea, con la Cata a ella le puedo contar lo que hice y todo, pero no así en un carrete de mi curso. Pero
tampoco siento la necesidad de hacerlo, sólo cuando sale el tema uno habla de eso, pero no…
¿Sientes que la sociedad pone un límite a lo que puede contar la mujer?
Sipu, totalmente. Por lo que te estoy diciendo ahora, en un carrete hasta ahí… un comentario, tu
conversación… hasta que uno pone una cara de aprobación o desaprobación ¿cachay? Como ah…. Y no
solamente en la sexualidad, para mí es en todo. Desde el hecho a que yo tome, que bueno igual mis
compañeras tomen porque están más grandes, a que fume cigarro, o sus otras cosas ¿cachay? (risa) De todo,
todo va de la mano con la aprobación y la desaprobación pu’ Yo trato un poco de hacer caso omiso a ese
tipo de cosas, porque siento que no aportan en la vida. No aportan nada.
Y crees que también ocurra por ejemplo… ya, porque los hombres pueden tener un montón de parejas
sexuales, y entre más, más te felicitan ¿cómo crees que es en el caso de la mujer? ¿Crees que es
distinto? ¿Crees que es mejor, o peor?
Creo que en este caso no da un parámetro de mejor o peor, da un parámetro como de personalidad. Como, la
mina que se ha agarrado más minos es más… tiene más perso no más pu, la que se ha agarrado a menos es
más… ¿cachay? Pero, eso no significa ponte tú, yo no me he agarrado a un montón de hombres en mi vida,
123

pero tengo amigas que se han agarrado pero hueón, si números, números, no sé hueón, mucha gente,
impresionante, pero no es como el parámetro de que: “claro, tú te agarraste más minos y es más bacán y yo
que me he agarrado menos” No, es como ahí entre nosotras, como que nosotras lo vemos como que hay una
diferencia y se nota en eso, se refleja en eso.
¿Qué opinas acerca de la información que circula en internet, acerca de la sexualidad? Tanto como de
Educación Sexual, pero también de pornografía
Siento que educación sexual, bueno tampoco es como que me haya dedicado a buscar ninguna de las dos,
pero siento que en la educación sexual es muy poca, en general, no sólo en internet y lo mismo que te decía
antes po’, el porno, el sexo que vende, el sexo en las películas, todo eso está pero en todas partes. Tú no
puedes evitar, ponte tú, que un niño de la edad de mi hermano, pueda estar viendo en la mañana tele y están
la repetición de “Soltera Otra Vez” e igual salen escenas que son, que no tendría por qué ver un niño de 7
años. Y sobre todo acá en Chile, la educación sexual es muy mala po’
Con respecto a eso ¿cómo que como país se ve, se toca el tema de la sexualidad, en los medios de
comunicación ya sea en la televisión, diarios, revistas, internet? ¿Sientes que es un tema que se toque
abiertamente, o que se toca con morbo?
Yo siento que se toca con mucho morbo, yo siento que si en Chile la educación sexual es mala, no es porque
no quieran, bueno yo no soy de este gobierno, pero otros gobiernos, o la gente, no es porque no quieran,
saben que falta educación sexual, pero no saben cómo hacerla porque a ellos les da morbo ponerle el condón
al plátano. Al profesor le da morbo explicarlo ¿cachay? Al profe le da morbo mostrarle el video donde salen
unos monitos animados teniendo sexo, porque tu cachay que en Argentina hay un video que se pone ponte tu
en todos cuando llegay a 4° básico te ponen el video, y es un video educativo con respecto a cómo se hacen
los bebés ¿cachay? Y lo penca de que acá se toque con tanto morbo, que hace que casi no se toque, es que
hay consecuencias pu’, consecuencias mínimas como son una persona no saben cómo enfrentarse cuando
llega el momento de perder la virginidad, como no sé, nunca me explicaron, hacen lo que han visto en la tele
¿cachay? Que es como una recreación, que es como una caricaturización del sexo y por otro lado no saben si
es bueno o si es malo, la tasa de embarazos adolescentes crece y no culpan a la mala educación, culpan a las
familias, culpan a las niñas que se quedan embarazadas cuando son chicas y hay que hacer un mea culpa en
ese sentido po hueón
Y con respecto a lo más local, a Chillán ¿sientes que a lo mejor como ciudad hay una cosa súper
limitante en torno al comportamiento de las personas a las salidas, en lo que es el fumar, en lo que es
cuando forman parejas?
Siento que Chillán es una pequeña burbuja, pero muy notoriamente, yo viví en Chillán 19 años de mi vida
po’, o sea, yo ya no vivo acá y “gracias a dios hueón”
¿Sientes que al salir de Chillán se te abrieron otros horizontes?
Es que mira, al salir de Chillán siento que tiene relación al irse de la casa, que bueno no es tan así porque yo
sigo dependiendo de mis papás, pero vivir sola y también ir a una ciudad como Santiago porque es gigante,
donde siento que me ayudó a formar un poco mi opinión con respecto a muchos temas, con respecto desde el
movimiento estudiantil que es algo que todo Chile no tiene opinión sobre eso y con respecto a cosas más…
puta a no sé po, hidroaysen cachay, hueás así. Como que son temas que allá se tocan mucho más y acá el…
es que siento que me estoy yendo un poco de la idea
No estás bien, me interesa lo que estás diciendo
Ya, y acá, acá estamos en una de las ciudades más contaminadas de Chile y al parecer a ningún chillanejo le
interesa. La ciudad histórica-cultural de Chillán tiene el festival de teatro más ordinario que yo he visto en
toda mi vida; está cada día más sucio. Pero a nadie le importa, entonces por eso digo que es una burbuja,
nadie… la juventud chillaneja, que también un poco en Conce se da, pero en Conce, yo estoy hablando de mi
sector, Colegio Concepción, se mueve en Kmasú ¿cachay? Sala 7, que son lugares que no… si está bien ir a
tomarse una chela, está bien ir a esas hueas, pero ¿por qué todo el tiempo? ¿Por qué a nadie le importa nada
124

lo que está pasando en Chillán? A nadie.
¿Sientes que hay alguna diferencia con respecto a algunas familias que vienen nacidas y criadas en
Chillán a las persona que no son de Chillán o que son de Santiago? ¿Sientes que hay alguna diferencia
entre ser más abierta de mente o no? ¿Sientes que las personas de Chillán somos más cerrados de
mente?
Es que en mi caso, a ver… O sea si pu, acá en Chillán son todos mucho, mucho más cerraditos de mente,
pero yo lo veo no solamente porque sean de Chillán, yo lo veo porque mira, puede que mis amigas de Chillán
y mis amigas de Santiago tengan la misma situación económica, pero por una situación muy extraña mis
amigas de Chillán, que yo las quiero y todo lo que queray, pero es una cosa que me satura, mis amigas de
Chillán siempre tienen esa cosa de andar aparentando, no puedo salir sin el auto ¿cachay? Me tengo que
arreglar, tengo que ir a Kmazú.
¿Muy pendiente del qué dirán?
Sipo y por eso mismo genera que temas como el sexo también sean hueás que no… onda mis amigas de
Santiago no son locas que anden tirando con todo el mundo, tienen pensamientos similares quizás, pero son
más tolerantes a lo que piensa el otro. Acá puede ser también por la carrera, eso es lo que quería decir,
puede ser que mis amigas de allá estudian teatro y mis amigos de acá la mayoría estudia Ingeniería,
medicina, odontología, que son carreras mas... ¿cachay? Que yo no soy de izquierda paz’ mis amigos, yo soy
comunista ¿cachay? No soy, yo no… como que todo lo agrandan, yo no tomo unos copetes, yo soy una
borracha, yo no fumo un pito, soy una drogadicta ¿cachay? Como que todo tiene su peso acá. Su peso súper
importante…
Una cosa que te marca
Claro, y a mí me molesta un poco eso, porque yo siempre trato que las cosas que piensen los demás de mí…
Yo últimamente he descubierto que lo único que me importa que digan de mi es si soy buena o mala actriz y
eso no lo pueden decir porque no me han visto actuar y ahora menos me han visto ahora que toy en la U
porque estoy en el horno recién ¿cachay?, pero lo demás no me interesa porque uno tiene su identidad po’.
Pero yo descubrí eso cuando me fui, al momento que yo estaba acá en Chillán era como… claro yo tenía
igual mis pensamientos como similares a lo que pienso ahora
Pero no tan marcados ¿a lo mejor?
No tan marcados y no tan investigados, eran como un poco por encima.
¿Sin base?
Claro, a mi nunca se me hubiese ocurrido ser de derecha, porque mi familia no es de derecha po’. Y porque
mis papás me han contado lo que pasó, bueno a su grupo de amigos ¿cachay? Como paz’ darte un ejemplo
cachay, nunca se me hubiese ocurrido ser de derecha, entonces yo era de izquierda porque quería ser de
izquierda, porque mi familia era de izquierda no más. Ahora como que me fui, que puedo leer más, que tengo
acceso a internet a leer diarios que no sean los diarios que están en los kioscos, que no aportan nada, que no
sea el mercurio, la tercera cachay y el "the clinic" que igual está un poco vendido, entonces ahora que tengo
acceso a eso puedo decir: “claro, por esto soy de izquierda” “por eso yo pienso esto” como la
homosexualidad, yo no tengo problema con la homosexualidad, onda por qué debería tenerlo si yo creo que
tu eres dueño de tu espacio, de tu vida y de lo que haces, no entiendo… no me afecta que seay gay, no me
afecta que se esté dando un beso con un hombre. O sea si veo una pareja un hombre con una mujer
comiéndose ahí casi que haciéndolo me va a dar el mismo asco que con dos hombres, pero acá no es así. Yo
tengo amigos que odian a los gay, onda e dicen: “yo me encuentro con un maricón y le pego” Yo hueón, me
ataca esa mierda, pero no puedo hacer nada porque también son mundos distintos. Mi mundo es muy distinto
al mundo de mis amigas, o sea, me llaman paz que nos vayamos a esquiar, yo no voy a esquiar, primero que
todo me carga la nieve, tengo muy malas experiencias en la nievo y segundo yo me tiro en bolsita si es que
voy a la nieve. Pero no po’, mis amigas de Santiago se van con 20 lucas pa’ ir a mochilear a San Pedro, pero
acá tengo que tener 100 lucas porque nos queremos ir a Pucón, no, yo fuera del paseo, es automático, ni
125

siquiera me da la cara para pedirle a mis papás 100 lucas paz’ ir a Pucón, porque no po’. Son mundos muy
distintos y eso yo creo que tiene que ver como con la ciudad igual
¿Sientes que una especie de apertura en las personas para expresar sus opiniones a través de medios
como internet. Que uno se pueda sentir más libre?
Si, totalmente. Yo soy una… a mí me gustan mucho las redes sociales, soy muy copano paz’ mis cosas, me
gustan mucho las redes sociales y por un lado es por eso, porque uno siente la libertad, bueno en facebook no
tanto porque ya teni’ a todo el mundo onda yo pongo “mierda” y mi mamá me escribe abajo: “Bárbara, qué
feo” (risas) pero igual tengo la libertad de hacerlo. En twitter teni’ la libertad, yo al principio twitteaba
puras hueás porque cuantos seguidores tenía, 3 así y no los leían porque no sabían qué era el twitter. Y claro
que hay gente que… yo creo que ayuda un poco a desarrollar la personalidad, para bien o para mal y para
uno conocerlos, porque yo conozco más a mi hermana y como la Francisca es, porque yo veo su facebook. O
sea, no es como meterme, si igual de repente me pongo a ver el facebook y las fotos de mi hermana y que le
escriben y todo. Soy un poco psicópata.
¿Quién no? (risas)
Claro, pero ponte tú, yo siempre pongo de ejemplo a mi hermana. Porque la Francisca cuando era chica es
muy distinta a como es ahora po’. Cuando la Francisca era chica, bueno todavía es un monstruo, un pequeño
monstruo que acumula y después explota, pero también era, como que… A ver, era, todavía es súper tímida,
pero ahora se relaciona más po’. Bueno ahora está más grande es obvio.
¿Las redes le han permitido el poder relacionarse con gente que a lo mejor no se relacionaría?
O sea, claro. Es que yo me imagino a la Pía, mi ex compañera, que yo me imagino que es igual de tímida que
la Francisca, pero ahí está la diferencia que uno puede tomar dos caminos po’. El camino de ser tímida y no
ser nadie en tu curso como la Pía, que no es nadie, o sea no sabemos nada de ella y desapareció; o unirte al
grupo. Porque en el fondo uno tiene que relacionarse con la gente, paz’ todo, paz’ trabajar, paz’ carretear,
paz’ todo po’, paz’ vivir ¿cachay? Y ahí yo creo que las redes sociales influyen en tomar el otro camino,
porque tu teni’ facebook y sobre todo cuando están, cuando uno está más chico, con el facebook como que
cuesta menos decir las cosas, o sea yo no entiendo, les cuesta muy poco decirse “te amo”, que “se quieren” y
pueden que estén exagerando que no se amen y que estén… pero por último lo dicen, por último expresan que
lo quieren ¿cachay? Y eso hace que el otro, a la edad de la Fran que tiene 15, uta si eri adolescente y te
dicen que te quieren tus amigos y la hueá, puta te sentí importante, parte de algo ¿cachay?
Y crees que en ese mismo sentido, se da también el desarrollar relacionas amorosas, el tema de la
conquista
Cómo? Me distraje… Estaba pensando… (Risas)
Que si crees que estas mismas redes sociales también ayudan al tema de generar relaciones amorosas,
que sea más fácil, que sea una herramienta que te permita…
Sí y no. Siento que ayuda a generar relaciones amorosas pero que son un poco falsas, o sea, no
necesariamente pero… A ver, como te explico…
¿Has tenido alguna vez alguna cita con alguien que conociste netamente por internet?
No
¿Conoces a gente que si lo ha hecho?
Mmm… sí, tengo una amiga. No, no es mi amiga amiga en verdad… Ya una ex compañera que pololeó 4
años con un tipo que conoció por una red…O sea, era de Chillán, de otro colegio, pero la primera vez que
interactuaron fue por MSN (Messenger). Siento que las redes hacen que todo sea un poco más falso porque…
a ver, se pierde primero que todo lo poético de la situación de conocer a una persona y como cuando digo
conocer a una persona me refiero a descubrir a otra persona po’ hueón. Tú conoci a una persona y ya lo
126

encontraste mino y te meti a su facebook y ya sabi todo, lo que estudia, como son sus amigos, lo que le gusta
porque te meti a lo que le gusta, lo que no le gusta, lo que ha leído, lo que no, las películas… si sabe cuando
en facebook dice “citas” no se refiere a las citas amorosas y se refiere a poner citas ¿cachay? Ahí buscay su
grado intelectual… (Risas) Entonces eso siento que hace como un poco falso todo lo… la espera… Yo de todo
eso que te hablo como que no lo conozco po’. Y en general mi generación, las generaciones menos, no
conocen el… eso de conocerse, como se conocieron nuestros papás, que en el fondo son viejos… pero ni tan
viejos. Y se conocen… yo siento que se conocen más entre ellos y entre sus grupos de amigos, ellos saben
cómo reaccionan sus amigos respecto a situaciones determinadas, porque los conocen, y uno tiene ahora
tiene un grupo de amigos tan pequeño porque esos son los que alcanzaste a conocer así y los otros son de las
redes sociales y todos somos amigos en las redes sociales y a todos les deseamos un feliz cumpleaños y es
extraño hueón. Y porque te acorday porque sale en la notificación y de lo que te acorday… ya no… y como
que facebook es bueno y es malo en ese sentido, hay que saber ocuparlo, yo no sé, yo abuso de facebook.
(Risas)
Tienes algo que agregar a lo mejor, que te gustaría decir, respecto de la sexualidad.
No, nada. Creo que igual nos salimos un poco del tema. Porque nos fuimos un poco más pa’ las redes
sociales, pero es que está todo muy ligado hoy en día pu’.

Entrevista 6
Nombre: Constanza
Edad: 24 años
Colegio: Instituto Santa María / Colegio Concepción de Chillán
Universidad: Universidad de Concepción
Ciudad de Origen: Chillán
Ciudad Actual: Chillán / Concepción (estudios)
Nota: La entrevistada se notó poco dispuesta a entregar información adicional y miraba constantemente su
reloj.
Entrevista
¿Con quién vives actualmente?
Vivo durante la semana con mi hermana y mi primo. Los fines de semana viajo a Chillán donde viven mis
padres y mis abuelos por parte de madre.
¿Cómo es la relación de confianza con tus padres?
Cuento con ellos para muchas cosas, los siento muy cercanos y en caso de algún problema suelo acudir a
ellos. Excepto para las cosas amorosas, no es un tema que me guste hablar con ellos porque son muy
aprehensivos.
¿Por qué no les cuentas tus cosas amorosas?
No me gusta hablar de esos temas con ellos. Suelo evitarlos hasta que no sea algo serio, porque ellos son
bastante aprehensivos y piensa que siempre alguien va a ocupar su lugar.
¿Pololeas en este momento?
127

No
¿La sexualidad es un tema de discusión en tu familia?
No, no es un tema que generalmente hablemos. A veces ellos suelen hacer comentarios sobre los jóvenes en
general y lo distinta que son las cosas, pero no es un tema frecuente, ni un tema propiamente tal, sino mas
bien algún comentario.
¿Tus padres te hablan/hablaban de sexualidad abiertamente?
Sí, siempre me explicaron todo claramente, la verdad fue un tema bastante tratado cuando estuve en el
colegio, y siempre de manera clara, sin rodeos, con el paso del tiempo, ya no es tan frecuente, pero si cada
cierto tiempo mi madre vuelve a mencionar sobre los cuidados que hay que tener, e intenta aconsejarnos.
¿Te aconsejaron acerca de métodos anticonceptivos y similares?
Sí, la verdad es que al momento de ponerme a pololear mi mamá fue bastante clara y me dio todas las
posibilidades de ir al médico y empezar a usarlos.
¿Qué te han advertido acerca de tu primer encuentro sexual?
Nunca me han hecho ver las relaciones sexuales como algo malo o prohibido. Si no más bien, siempre los
consejos han sido con la intención de que en caso de hacerlo fuera con alguien a quien quisiera y respetara,
alguien con quien me sintiera segura y querida.
¿Tienes alguna creencia religiosa?

¿Cuál?
Católica
¿Qué tan cercana eres a tu religión y a la iglesia?
Creo mucho en Dios, pero no soy cercana a la iglesia como algo físico.
¿Qué opina tu religión con respecto a la sexualidad antes del matrimonio?
No está de acuerdo con las relaciones antes del matrimonio.
¿Estás de acuerdo?
Lo respeto. Creo que es válido pensar así, aunque no necesariamente lo comparta, pero a veces lo entiendo.
Creo que la iglesia se enfoca más en relación a la promiscuidad que al mismo hecho de mantener relaciones
sexuales antes del matrimonio.
¿Qué opinas de algunas posturas religiosas en torno a la sexualidad?
Creo que es válido. Somos capaces de tomar decisiones sobre cómo queremos expresarnos con nuestro
cuerpo, no soy de la idea de que una religión te imponga una manera de llevar tu vida, pero si respeto a
quienes se guían por la religión para comportarse. Cada uno tiene derecho a ver cómo vivir, mientras no
intenten obligar al otro.
¿En qué establecimiento estudiaste?
Hasta 8° básico en Colegio Instituto Santa María, la enseñanza media en el colegio Concepción.
¿Se tocaba el tema de la sexualidad en tu colegio?
128

No, en ninguno de los 2
¿Existía alguna clase, taller o charla de educación sexual?
No nunca tuve ninguna
¿Qué opinan tus compañeras acerca del sexo en el colegio?
Eran bastante abiertas, no tenían un límite relacionado con el matrimonio, sino que comentaban que tendrían
relaciones con alguien importante, no lo veían sólo como placer. Por lo menos durante el colegio. (Risas)
¿Qué opinas tú acerca de la sexualidad?
Creo que la sexualidad busca complementar el placer con los sentimientos. Creo que es una forma más
íntima de conectarte con quien realmente quieres, significa confianza, seguridad, respeto. Es mostrarte
desnuda frente a alguien no sólo físicamente sino que es entregarte por completo, hasta llegar a ser
“vulnerable”. No critico a la gente que busca sexo por placer, creo que también es una forma válida de
verlo, no por eso menos cierta.
¿Qué significa para ti la virginidad?
Creo que es un paso más dentro del desarrollo del ser humano, que permite un crecimiento tanto físico, por
los cambios que se producen, como psicológicos.
¿Has iniciado tu actividad sexual?

¿A qué edad? ¿Sientes que hay un momento adecuado para hacerlo?
A los 18 años. Creo que no existe una edad específica, sólo se debe tener la madurez para tomar la decisión
sin ser influenciado por el resto.
¿Qué tipo de relación tenías con él?
Pololos. Creo que no es necesario tener un nombre para tener relaciones, siempre que haya confianza y que
exista seguridad, ya sea, como pareja o propia en el caso de las relaciones por placer.
¿Cuáles fueron tus primeras impresiones después de tu primer encuentro sexual?
No pensé nada en particular.
¿Qué opinas acerca de expresar públicamente las opciones sexuales?
Perfectamente válido. Somos libres de declarar de la forma que mejor nos parezca nuestra opción sexual.
¿Qué piensas acerca de las mujeres que hablan públicamente de sus relaciones sexuales?
No existe nada de malo en ello, creo que a veces se cae en el ser “mojigato” y se termina viendo como algo
sucio y feo el comentar sobre las relaciones, cada uno es libre de llevar su vida como mejor lo crea. A veces
se juzga de sobre manera a las mujeres y se les encasilla dentro de un prototipo por sus comentarios. En el
hombre a veces hasta se interpreta como un triunfo o trofeo el tema sexual, sin embargo, verlo en la “boca”
de una mujer es mal visto en una sociedad retrógrada.
¿Qué opinas acerca de tus pares qué han tenido más de 2 compañeros sexuales?
Cada uno sabe cómo llevar su vida sexual como más la disfrute.
¿Te sientes cómoda al hablar de sexo?
129

Sí, tampoco es un tema que comente frecuentemente, pero es más por personalidad que por algo social.
¿Lo hablas con tu círculo más íntimo?
Sí, sobre todo con mis amigas más cercanas.
¿Lo hablas con tu familia?
No
¿Qué opinas acerca de la información que circula en internet acerca de educación sexual?
Creo que no existe educación sexual. Se puede mencionar muchas cosas pero no ha tratado el tema de
manera profunda y seria como se debería. Sobre todo enfocado en el tema de las enfermedades de
transmisión sexual que tienden al alza y a la programación familiar.
¿Crees que en Chile se habla de sexo en los medios de comunicación?
Creo que los medios ven el sexo como algo comercial.
¿Crees que internet ofrece mayor información sexual?
Creo que puede tener más información, pero no se le ha dado un buen uso al internet como plataforma para
enseñar.
¿Qué opinas del acceso a videos o imágenes eróticas en internet?
Creo que es un tema delicado, una persona adulta puede ser libre de ver material erótico en caso de querer,
pero se debe tener cuidado con lo accesible que es este material para un niño, que en ocasiones no ha
recibido educación sexual ni en su casa ni el colegio por lo que sólo absorbe sin tener una opinión crítica.
¿Has tenido citas online?
No
¿Te sientes más desinhibida a la hora de conquistar a alguien vía redes sociales?
No
¿Expresas tus gustos y preferencias íntimas en redes sociales como twitter o facebook?
No, intento mantener mi información “privada” sólo con la gente cercana.