You are on page 1of 283

Título: También es hijo mío

Autor: Teresa Ragan
Protagonistas: Jill Garrison
Argumento:
De niña, Jill Garrison nunca había soñado despierta con la boda perfecta. Había
soñado con tener un bebé. Niño o niña, daba igual. Desgraciadamente, su prometido no
podía tener hijos. Jill estaba decidida a cumplir su sueño y pas años buscando una
compañía !"ryo"orp# $ue ofreciera donantes de esperma de calidad. %odo iba bien en la
&ida de Jill hasta el día de su boda, cuando el no&io la dej plantada en el altar,
humill'ndola delante de su familia y sus amigos. Jill no perdi tiempo en mudarse de
Nue&a (or) a "alifornia para empe*ar una nue&a &ida. ( mantu&o su cita con "ryo"orp. +i
tenía $ue $uedarse sin boda y sin marido, nada le iba a impedir tener un bebé. ,staba
cansada de $ue todo el mundo le dijera lo $ue tenía $ue hacer. +u niño sería suyo y solo
suyo. ,so no podría $uit'rselo nadie.
-. sí/
Teresa Ragan – También es hijo mío
Capítulo 1

Derric) 0aylor dej a sus padres y hermanos en el jardín de atr's y entr en la casa.
1uería un par de ibuprofenos y unos minutos a solas, pero en cuanto entr por la puerta
lateral, lo recibi un chillido penetrante $ue le atra&es el cr'neo y le hi*o ol&idar el dolor
$ue sentía en la rodilla derecha.
"ru* la cocina y a&an* en direccin al ruido, apoyando el peso en la pierna
i*$uierda, ahora $ue no lo &eía nadie. Había sido derribado por los mejores de la N234
Ha5), +ims y 3a5son. ( una lesin de nada en la rodilla no lo iba a alejar de la temporada
$ue se a&ecinaba.
,l terrible sonido procedía de su antiguo dormitorio. 6bri la puerta y frunci el
ceño al &er una cuna port'til en mitad de la estancia en la $ue había planeado dormir esa
noche. +e inclin sobre la cuna. 3a niña parecía estar bien. No había olores horribles ni
nadie $ue la molestara.
.bser&ando a la pe$ueña llorona, se dio cuenta de $ue 7ltimamente pensaba mucho
en bebés. ( cuando pensaba en bebés, pensaba también en amor, matrimonio y en 8aggie.
Derric) cumpliría pronto los treinta años y las mujeres no eran las 7nicas $ue acusaban el
paso del reloj biolgico.
,n a$uel momento deseaba con fuer*a $ue su sobrinita dejara de llorar. No por$ue
le molestara el llanto, sino por$ue lo asustaba. -,staría sufriendo la niña/
9istos de cerca, los bebés daban miedo, sí. ,ran fr'giles e in$uietos. "on suerte
llegaría alguien al rescate. +i tomaba en bra*os a la bebé, podía hacerle daño sin $uerer. :l
sabía muy bien lo $ue tenía $ue hacer con balones de f7tbol americano, pero los bebés eran
otra cuestin.
;<0uaaaaaaaaa=
>
Teresa Ragan – También es hijo mío
<8aldicin=
6parte de para buscar ibuprofeno, había entrado también para alejarse de su
hermano adopti&o y supuesto amigo 6aron, y de la nue&a prometida de este, 8aggie? la
chica $ue Derric) pensaba $ue debía casarse con él, no con 6aron. 8aggie había &i&ido de
niña en la casa de enfrente de la de ellos. Había sido &ecina de Derric), y este la
consideraba su chica, su futura esposa, no la de 6aron.
Derric) se había enterado hacía poco de $ue 8aggie y 6aron pensaban casarse
pronto ante un jue*. 6l parecer, se habían ido a &i&ir juntos no hacía mucho.
Había creído $ue sería capa* de soportar a$uella fiesta $ue había organi*ado su
madre para celebrar el compromiso, pero se había e$ui&ocado. 9erlos juntos lo ponía
ner&ioso, le hacía sentir cosas $ue no $uería sentir.
;<0uaaaaaaaaaaaa=
Garrett, el segundo de los hermanos $ue se había casado hasta la fecha, había sido el
primero en tener un bebé. Garrett los estaba dejando mal a todos haciendo $ue pareciera
f'cil encontrar el alma gemela. @ero encontrar el alma gemela era como buscar un diamante
perdido en una playa de treinta )ilmetros llena de gente. Ana misin imposible.
8uchos de sus amigos $ue creían haber encontrado a su Bmedia naranjaC estaban ya
di&orciados.
3a niña seguía llorando. +e llamaba 0ailey. @odría haber sido peor. +us padres
podrían haberla llamado 6pple o +aturn. 0ailey estaba tumbada boca abajo, pero eso no
parecía afectar a sus cuerdas &ocales.
;9amos, &amos ;dijo Derric). 3e frot un poco la espalda con timide*.
3a niña llor m's fuerte.
;,res una gritona, -eh/
Derric) la mir, intentando a&eriguar cmo tomarla en bra*os. ,ra el $uinto de die*
hijos. Había tenido bebés en bra*os muchas &eces, principalmente cuando era m's jo&en.
+implemente le faltaba pr'ctica? eso era todo.
3a cabe*a de la niña era del tamaño de un melocotn grande o un meln muy
pe$ueño. Hasta tenía una ligera pelusa en la parte superior. Derric) le toc la cabe*a, palp
un bulto y retir enseguida la mano.
3os gritos de la niña aumentaron de &olumen.
D
Teresa Ragan – También es hijo mío
;+olo $uería $ue te sintieras mejor ;suspir él;. @ero no temas, ya lo pillo. ,res
una chica y eso es lo $ue mejor se les da a las chicasE hacer mucho ruido.
;8uy gracioso ;dijo una &o* femenina desde el umbral de la puerta.
Derric) mir detr's de él y descubri $ue 8aggie lo obser&aba con sus grandes ojos
a*ules. %enía los bra*os cru*ados y un cabello largo rubio y sua&e. :l lle&aba todo el día
es$ui&'ndola y en a$uel momento supo por $ué. 6l &erla se le encogía el estmago y le
dolía el cora*n.
;No deja de llorar ;dijo, para cambiar el rumbo de sus pensamientos;. -1ué le
ocurre/
8aggie sonri y la sonrisa le lleg hasta los ojos.
;-Has probado a cambiarle el pañal/ ;pregunt.
;-1uién es la graciosa ahora/
8aggie se acerc a la cuna y tom a 0ailey en bra*os como si la niña no fuera tan
fr'gil como parecía.
;Fris me ha pedido $ue entrara a &er cmo estaba. -1uieres sostenerla t7/
Derric) retrocedi un paso.
;-3os osos $uieren bailar/
;+eguro $ue sí ;respondi ella con una sonrisa.
;6 los osos no les gusta bailar ;le inform él;. 3es gusta comerse a la gente.
;8uy bien ;8aggie lle& a la niña a la mesa de cambiarle el pañal;. 6 los osos
les gusta comerse a la gente. -8e &as a ayudar a cambiarla o &as a seguir enfurruñado en
&e* de estar de fiesta como todos los dem's/
;"reo $ue &oy a seguir enfurruñado, gracias ;contest él.
.bser& un momento a 8aggie. Gecord los buenos ratos $ue habían pasado juntos
de niños. +us hermanos y él solían jugar al f7tbol americano en la calle y 8aggie era una
m's de los chicos. 6 Derric) le resultaba difícil entender $ue 6aron se le hubiera declarado
después de $ue todos hubieran jurado dejarla en pa*.
3os juramentos infantiles no tenían fecha de caducidad. Nadie podía lle&arse a
8aggie. ,so era lo justo.
%iempo atr's, todos los &arones en un radio de cinco )ilmetros habían estado
enamorados de ella.
H
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) sabía $ue debía resignarse. ,ra un hombre adulto. Debía alegrarse por su
amigo y hermano adopti&o, pero no se alegraba. +e sentía traicionado. +e dirigi a la
puerta, pero no fue lo bastante r'pido. ,ntr su madre y lo detu&o antes de $ue pudiera
escapar.
;,st's a$uí ;dijo. 8ir a la niña;. <.h, mi tesorito= -"mo est'/
;,s igual $ue sus tías ;respondi Derric);. Ana llorona.
+u madre se ech a reír. Hi*o adem'n de ir a tomar a la niña en bra*o, pero se dio
cuenta de $ue tenía las manos ocupadas;. %oma ;dijo a Derric). 3e tendi un montn de
cartas.
;-1ué es esto/
;"ada &e* $ue te mudas, tu correspondencia se las arregla para &ol&er a$uí.
Derric) oje los sobres.
;Hay una carta de "ryo"orp $ue lleg hace meses ;dijo su madre;. @ensé $ue
se habían e$ui&ocado de direccin y se la de&ol&í, pero han &uelto a en&iarla hace unos
días.
;-1ué es "ryo"orp/ Ipregunt 8aggie.
Derric) encontr el sobre, dej todos los dem's en un estante y abri la carta.
,staba demasiado ocupando leyendo para responder a la pregunta de 8aggie.
“Querido señor Baylor,
Como sabe, CryoCorp es un destacado proveedor de semen humano…”
+í, Derric) ya lo sabía, pero eso no impidi $ue le diera un &uelco el cora*n.
“Nuestro personal está formado por profesionales deseosos de ayudar a nuestros
clientes a cumplir su objetivo de formar una familia mediante una ecelente selecci!n de
semen y asesor"a personal y confidencial”.
B3o sé, lo séC. Derric) pas al 7ltimo p'rrafo. +e preguntaba por $ué se pondría
"ryo"orp en contacto con él después de tantos años. +u semen no podía estar toda&ía en
acti&o. 3es había en&iado una carta años atr's pidiendo $ue lo retiraran como donante. Jr a
"ryo"orp había sido un gesto est7pido por su parte, algo $ue había hecho por dinero sin
pensarlo bien.
K
Teresa Ragan – También es hijo mío
“#n CryoCorp nos esfor$amos por procurar %ue los receptores alcancen sus
objetivos& 'or eso %ueremos darle las (racias por su donaci!n y por haber ayudado a
cumplir sueños”.
-"umplir sueños/ 6 Derric) le dio un &uelco el cora*n. 9ol&i atr's en la carta.
“)a receptora de su esperma cumple todas las condiciones estipuladas”.
;,sto es ridículo ;dijo en &o* alta;. Hace años $ue les en&ié una carta
diciéndoles $ue me retiraran de la lista de donantes. Hasta les de&ol&í el dinero.
+u madre estaba muy ocupada con la niña y no capt el p'nico en su &o*, pero a
8aggie no se le pas por alto. +e acerc inmediatamente, le $uit la carta y, cuando
termin de leerla, le lan* una mirada $ue él no pudo descifrar.
;-%7 donaste esperma/
:l asinti, pero no le gust la mirada acusadora de ella? lo miraba como si hubiera
regalado algo $ue no era suyo.
;-%ienes alg7n problema con eso/ ;pregunt Derric).
8aggie abri la boca, &ol&i a cerrarla y a continuacin la abri de nue&o.
;"laro $ue no ;dijo;. @ero es ob&io $ue t7 sí. -Donaste esperma en "ryo"orp,
sí o no/
;%al &e*.
8aggie resopl y su aliento alborot mechones de su pelo rubio.
;8am' ;dijo;. -@uedes ayudarme a arrancarle una respuesta clara/
Derric) frunci el ceño.
;-Desde cu'ndo la llamas mam'/
;Desde siempre ;contest 8aggie, $ue ya estaba claramente enfadada con él.
+us ojos se encontraron y sigui una especie de guerra de miradas hasta $ue él dej
caer la suya adrede por la nari* pe$ueña de ella y por los labios bien formados. Había
besado a$uellos labios. 3a había besado m's de una &e* antes de $ue hicieran a$uel
est7pido juramento. @ero el beso $ue record en a$uel momento fue el 7ltimo. An beso $ue
no ol&idaría mientras &i&iera.
+u madre, $ue tenía a la niña en bra*os, debi captar por fin la tensin en la
atmsfera, pues se interpuso entre ellos.
;No hagas eso, Derric).
L
Teresa Ragan – También es hijo mío
,ste al* una mano en el aire con frustracin.
;-1ué he hecho esta &e*/
;(a est's con tus dramas ;contest Ja)e, su hermano menor, desde la puerta.
Derric) lo mir de hito en hito.
;-1uién te ha preguntado a ti/
;3le&o a$uí el tiempo suficiente para haber &isto $ue ya &uel&es a las andadas.
8aggie es la no&ia de 6aron, tu amigo y el mío. Nuestro hermano. -%e acuerdas de él/
,st'n prometidos y esto es su fiesta de compromiso. 8aggie eligi a 6aron, no a ti.
6céptalo ya.
;0asta ;inter&ino 8aggie. 3e&ant la mano con la carta de "ryo"orp;. Derric)
tiene un problema.
;Dinos algo $ue no sepamos ;añadi Ja)e, arrastrando las palabras.
;9amos, Ja)e. (a es suficiente ;dijo su madre.
Derric) rio haciendo burla de su hermano. +abía $ue era una reaccin infantil, pero
la achac al hecho de estar de &uelta en casa con todos sus hermanos, por no hablar de
8aggie y 6aron, de estar todos bajo el mismo techo fingiendo $ue aceptaban muy bien lo
$ue había pasado. +e dijo $ue él no tendría $ue haber ido.
;-1ué dice la carta/ ;pregunt su madre.
8aggie mir a Derric).
;-%e importa $ue la lea en alto/
;Ha* lo $ue $uieras ;contest él.
Había crecido con una familia grande en una casa pe$ueña y estaba acostumbrado a
la falta de intimidad. No tenía sentido intentar guardar secretos cuando sabía muy bien $ue
todos se enterarían de lo $ue pasaba antes o después.
;@arece ser $ue Derric) don esperma hace años ;dijo 8aggie;. ( la receptora
DKML6 eligi su esperma.
Ja)e hi*o una mueca.
;<No me digas= -"u'nto tiempo dura el esperma/
;,l esperma congelado no tiene fecha de caducidad ;eNplic 8aggie, $ue seguía
leyendo el resto de la carta por segunda &e*.
Derric) la mir bo$uiabierto.
O
Teresa Ragan – También es hijo mío
Ja)e se ech a reír.
;2ui a "ryo"orp antes de $ue me contrataran 3os 6ngeles "ondors ;aclar
Derric);. Necesitaba dinero desesperadamente. ,n esa época también &endía sangre.
;-@or $ué no nos pediste ayuda a nosotros/ ;pregunt su madre.
;@ap' y t7 teníais problemas econmicos y no ol&ides $ue también teníais un
montn de críos por a$uí.
;-@or $ué cambiaste de idea luego/ ;pregunt 8aggie.
Derric) recordaba muy bien las ra*ones por las $ue había cambiado de idea, pero no
sentía la necesidad de contarle a todo el mundo $ue ya entonces pensaba mucho en su
futuro y no le había gustado la idea de tener hijos biolgicos $ue no lo conocieran. Había
llegado a la conclusin de $ue, si alguna &e* tenía hijos propios, $uería estar en sus &idas.
No tenía nada en contra de las familias $ue necesitaban donantes? sin donantes de esperma,
muchas parejas no podrían cumplir su sueño de tener una familia. @ero él, personalmente,
no estaba preparado para ser donante.
;"ambié de idea ;dijo al fin;. ,so es todo.
;-%ienes copia de la carta $ue en&iaste a "ryo"orp pidiendo $ue te retiraran de su
programa de donantes/ ;pregunt 8aggie.
;No lo sé.
Derric) pens en las cajas apiladas en el garaje de su casa en 8alibu, a una hora de
distancia de allí. 3as probabilidades de encontrar una copia de la carta eran de una entre un
milln. ,l ordenador $ue había usado en a$uella época había desaparecido hacía tiempo.
;+i tienes pruebas de $ue en&iaste la carta, tenemos opciones ;continu 8aggie.
;-6h, sí/
,lla asinti.
Derric) la había &isto en muy pocas ocasiones desde $ue ella se había ido a la
uni&ersidad. Había oído decir $ue había estudiado Derecho, pero le costaba imaginarla
como abogada. 8aggie había hecho mucho el payaso. Había sido el tipo de chica $ue se
subía a los 'rboles y rodaba por el barro. Ana chica muy poco seria. 3a mir y en ese
momento, con la espalda recta, los ojos sin parpadear y la &o* seria, sí le pareci la abogada
perfecta.
P
Teresa Ragan – También es hijo mío
;3lamaré a "ryo"orp mañana a primera hora ;dijo ella;. 3es diré $ue tenemos
una copia de la carta $ue en&iaste y $ue insistimos en $ue no &uel&an a usar m's tu esperma
;se mordi el labio inferior;. ,l 7nico problema ser' si DKML6 est' ya embara*ada.
Ja)e solt una risita y, antes de $ue Derric) pudiera empujarlo fuera de la habitacin
y darle buenos moti&os para reír, entraron 6aron y tres hermanos m's de Derric) para &er a
$ué &enía todo a$uello.
6aron fue el primero en cru*ar la puerta. Gode la cintura de 8aggie con el bra*o
en un gesto protector y mir a Derric).
;-1ué ocurre/
;@arece $ue es posible $ue tengamos otro bebé $ue añadir a este caos ;contest
Ja)e.
@hil, el padre de Derric), fue el 7ltimo en entrar en la habitacin.
;-1uién &a a tener un bebé/ ;pregunt.
8ir a 8aggie de arriba abajo y ella al* las manos en un gesto de rendicin.
;No soy yo ;le pas la carta;. ,s Derric).
%odos rodearon a @hil, $ue ley la carta en &o* alta. "uando termin, hubo un
momento de silencio.
6 continuacin empe*aron las bromas y burlas. 3a niña se ech a llorar y un dolor
penetrante atra&es la rodilla de Derric), $ue pens $ue, si no salía pronto de allí, iba a
morir sofocado.

Q
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 2

*res meses despu+s

Derric) estaba sentado en su 08R, aparcado enfrente de "handler @ar), en el
centro de 0urban), y buscaba mujeres embara*adas con la &ista. 6bri la &entanilla. 3a
brisa fresca de mayo le lle& el olor a hierba recién cortada.
"on la ayuda de un in&estigador pri&ado, había conseguido por fin informacin del
n7mero DKML6, también conocida como Jill Garrison. No tenía una foto de la mujer, pero
sabía $ue Jill Garrison medía un metro sesenta y cinco, tenía cabello castaño y ojos &erdes
y pesaba cincuenta y cinco )ilos.
,n "ryo"orp habían dicho a 8aggie $ue no tenía noticias de la carta $ue les había
en&iado Derric) pidiendo $ue lo retiraran como donante y $ue, por tanto, rehusaban dar
informacin referente a su cliente DKML6. +i Derric) no hubiera contratado a un detecti&e
pri&ado, no habría podido estar en a$uel momento mirando a tres mujeres correr detr's de
muchos niños.
6l llegar esa mañana al apartamento de Jill Garrison, había tardado muy poco en
enterarse por una &ecina de $ue la jo&en estaba en "handler @ar) ayudando a una amiga
con una fiesta de cumpleaños.
8aggie había aconsejado a Derric) $ue, por moti&os legales, no se acercara a Jill,
pero él no le había hecho caso. %oda&ía no sabía si el n7mero DKML6, alias Jill Garrison, se
había $uedado embara*ada y no iba a poder dormir bien hasta $ue supiera la &erdad.
Derric) fij la mirada en la mujer m's prNima. ,sta soplaba burbujas de jabn y
hacía reír a los niños. %odos corrían tras ella, intentando atrapar las burbujas en sus manos.
MS
Teresa Ragan – También es hijo mío
3a mujer era alta y esbelta, &estía un ch'ndal rojo y su pelo roji*o relucía al sol. No solo era
demasiado alta para ser Jill, sino $ue adem's no era castaña y no estaba embara*ada.
6 unos metros de distancias de ella, otra mujer entretenía a los niños jugando a lu*
roja, lu* &erde.
Derric) al* sus ,ay Bans para &erla mejor4 cabello castaño con muchos ri*os
sal&ajes y piernas largasE demasiado alta para ser Jill Garrison.
3a tercera y 7ltima mujer era la dama de a*ul4 lle&aba una camiseta a*ul, unas
*apatillas deporti&as a*ules y un sombrero fleNible a*ul $ue le cubría la cara y el pelo. 3eía
un libro a un par de niños m's pe$ueños y Derric) no pudo &er el color de su pelo ni su
estatura hasta $ue uno de los niños se ech a llorar y la mujer se mo&i.
Derric) entrecerr los ojos a causa del sol. 3a mujer de a*ul tenía pelo negroE no,
marrn. 3le&aba pantaln corto blanco y él calcul su estatura en alrededor de un metro
sesenta y cinco.
0ingo.
( no estaba embara*ada.
3a tensin abandon los hombros y el cuello de Derric). @odía &ol&er a respirar. 3a
&ida era hermosa.
3a risa de los niños le alegraba el espíritu cuando apoy la cabe*a en el respaldo, se
puso las gafas de sol y cerr los ojos. 3a mera idea de ser padre le producía claustrofobia,
no por$ue no $uisiera hijos, sino por$ue no estaba preparado. 3os hombres tenían $ue estar
preparados para algo así. 6dem's, prefería tener un hijo al modo tradicional, después de
casarse con la madre. +onri para sí al pensar $ue había llegado hasta el espionaje.
-,n $ué narices había estado pensando/ -1ué habría hecho si se hubiera encontrado
con una Jill Garrison embara*ada/ <Ja= 8aggie tenía ra*n. No debería haber ido allí.
Anos golpecitos en la &entanilla del lado del acompañante atrajeron su atencin. +e
incorpor. An &ista*o al espejo retro&isor le inform de $ue había un coche patrulla
aparcado detr's del suyo. An agente de policía &ol&i a dar golpecitos en la &entanilla.
Derric) puls el botn $ue bajaba el cristal.
;-,n $ué puedo ser&irle, agente/
;@or fa&or, salga del &ehículo, señor.
MM
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric), confuso, hi*o lo $ue le pedía. Dio la &uelta al coche por delante y se par
en la acera. Detr's del policía había dos mujeres. Ana era la $ue soplaba burbujas y la otra,
una mujer en la $ue no se había fijado antes. 3le&aba el pelo castaño recogido en una coleta
y estaba de espaldas a él. 3as dos susurraban entre ellas, así $ue no podía oír lo $ue decían.
Derric) se $uit las gafas, las enganch en el cuello de la camiseta y esper a $ue el
agente terminara de anotar algo en su libreta.
,l policía lo mir y se $ued bo$uiabierto. 3o señal con su bolígrafo.
;Asted es Derric) 0aylor, el %uarterbac- de 3os 6ngeles "ondors.
;6sí es ;Derric) le tendi la mano;. -1ué puedo hacer por usted/
;6gente 8att "oyle ;dijo el policía, estrech'ndole la mano;. 3e agradecería
$ue me diera su autgrafo. 8is hijos son fans suyos.
;@or supuesto.
;<6gente, por fa&or= ;inter&ino la pelirroja.
Derric) pens $ue a a$uella mujer solo le faltaba un tridente de diablo para $ue la
imagen fuera completa.
,l agente "oyle carraspe.
;,stas señoras ;señal a las mujeres con un gesto; han &isto $ue lle&a usted un
buen rato aparcado a$uí. 2rancamente, estaban preocupadas por la seguridad de los niños.
3a pelirroja de las burbujas puso los bra*os en jarras y mir a Derric) a los ojos,
dejando claro $ue no le impresionaba nada $ue fuera famoso. 3a otra mujer se limit a
mirarlo con preocupacin a cierta distancia, probablemente por$ue ella había sido la
culpable, la $ue había llamado a la policía.
Derric) se acerc a ellas.
;3o siento. %endría $ue haberme presentado antes.
3a pelirroja achic los ojos. +i las miradas pudieran matar, Derric) tendría $ue
haber caído ya muerto sobre la acera.
;He &enido en busca de Jill Garrison ;dijo.
3a mujer castaña lo mir con ojos muy abiertos.
;+oy Jill.
8edía alrededor de un metro sesenta y cinco. "abello castaño, ojos &erdes.
;<8adre mía=
M>
Teresa Ragan – También es hijo mío
,lla achic los ojos.
;-"mo dice/
;<8adre mía= Irepiti él esa &e* m's despacio, con la &ista fija en el &ientre
abultado de ella.
3a sopladora de burbujas tom a su amiga del bra*o con adem'n protector.
;6gente ;pidi;. -3e importa echarnos una mano a$uí/
;+eñor 0aylor ;inter&ino el agente;. -"onoce usted a alguna de estas dos
mujeres/
Derric) estaba aturdido, pero consigui contestar.
;No, es la primera &e* $ue las &eo.
;3as est' poniendo ner&iosas y, francamente, a mí también me da $ué pensar.
-@ara $ué busca a esta mujer/
Derric) subi la &ista desde el &ientre hasta los ojos de Jill.
;,spera un hijo mío.
Jill Garrison lle& las manos a su estmago.
;-"mo dice/
;,se niño es mío ;repuso Derric).
+in embargo, no estaba seguro de haber hablado. Notaba la mente nublada y la
lengua espesa. 3le&aba ya meses pensando si habría una mujer $ue esperaba un hijo suyo.
,sa posibilidad a &eces lo ilusionaba y otras le horrori*aba. +us emociones andaban un
poco desbocadas. ,n a$uel momento no sabía $ué pensar ni $ué sentir, pero eso no impedía
$ue el cora*n le latiera con &iolencia en el pecho.
,l policía se rasc la barbilla.
;-No ha dicho $ue no había &isto nunca a esta mujer/
;6sí es.
;-( cmo puede estar embara*ada de usted/
;,s una larga historia.
;(o tengo tiempo ;el agente guard su libreta;. -( ustedes, señoras/
3a sopladora de burbujas se cru* de bra*os y golpe el pie con el suelo.
;Desde luego.
Derric) no podía apartar la &ista de la mujer llamada Jill.
MD
Teresa Ragan – También es hijo mío
-,ra posible $ue lle&ara un hijo suyo en el &ientre/
6 ju*gar por la eNpresin aterrori*ada de sus ojos, era posible. %enía un aspecto
fant'stico4 piel perfecta, ni un solo pelo fuera de su sitio, barbilla un poco al*ada, rígida e
infleNible. Derric) mir su dedo anular. ,staba &acío. No estaba casada, lo cual era algo
buenoE una persona menos con la $ue lidiar.
"ambi su peso de la pierna mala a la pierna buena y empe* por el principio.
;Hace seis años, doné esperma a una compañía llamada "ryo"orp. Dieciocho
meses después les en&ié una carta pidiéndoles $ue retiraran mi esperma de su banco. Hace
tres meses recibí una carta de ellos donde me decían $ue la receptora DKML6, alias Jill
Garrison, me había elegido como donante. ( a$uí estoy.
Jill Garrison palideci y se le doblaron las piernas. +e iba a caer. Derric) se adelant
y la tom en sus bra*os antes de $ue se golpeara contra el suelo. 3a sostu&o en alto y le
alegr &er $ue respiraba.
;<6gente= ;grit la sopladora de burbujas, claramente escandali*ada de &erlo con
su amiga en bra*os;. Haga algo.
,l agente "oyle se dirigi a su &ehículo.
6l otro lado de la calle, la mujer de piernas largas y la dama de a*ul reunían a los
niños en un grupito. Derric) tenía espectadores.
;"onser&en todos la calma ;dijo el policía;. (a &iene una ambulancia.
;<,h, Holly5ood= ;grit uno de los niños a Derric);. -8e das un autgrafo/
3a mujer del sombrero fleNible empuj a los niños hacia el banco de picnic donde
unos globos se mo&ían con la brisa.
Derric) sinti un dolor agudo en la rodilla. ,l peso de Jill Garrison no ayudaba a su
pierna. +e dirigi a su coche. 3a sopladora de burbujas lo sigui de cerca. 3e cla& una uña
en la espalda.
;-1ué te crees $ue haces/
;+i pudiera abrir la puerta de atr's ;respondi Derric);, me gustaría tumbar a su
amiga en los asientos.
;De eso nada. @uedes ser un asesino en serie por lo $ue yo sé.
MH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;8e llamo Derric) 0aylor. Juego en 3os 6ngeles "ondors. ,l agente y el niño de
enfrente pueden responder por mí, -o prefiere sostenerla usted/ ;se gir hacia ella, pero la
mujer al* las manos en protesta y se apresur a abrir la puerta del coche.
Derric) apoy la rodilla mala entre el asiento delantero y el de atr's y tumb a la
mujer sin mo&imientos bruscos. "uando intentaba sacar el bra*o de debajo de la cabe*a de
ella, Jill Garrison le ech los bra*os al cuello.

TTTT

Jill emiti un suspiro de satisfaccin. %homas había ido a buscarla. 3a lle&aba en
bra*os para cru*ar el umbral de la puerta y ella se sentía como si flotara en el aire. %homas
se inclin y la dej sobre la cama. ,lla, $ue temía $ue se alejara demasiado pronto, se
abra* a su cuello.
3o bes en los labios.
%homas al principio se mostr &acilante. +u boca parecía m's firme y sensual de lo
$ue ella recordaba, hasta el punto de bordear lo peligroso cuando se dej lle&ar disfrutando
del momento. ,l beso fue apasionado y ella no $uería $ue terminara, pero él se apart.
;%homas ;dijo ella;. No te &ayas.
@ero era demasiado tarde. "uando se trataba de %homas, todo terminaba demasiado
pronto. %odo.
Jill abri los ojos y contu&o el aliento al &er al hombre guapísimo $ue se inclinaba
sobre ella.
Definiti&amente, no era %homas.
%ard un momento en recordar $ue era el mismo hombre $ue había anunciado $ue
era el padre del bebé. ,l hombre le sujetaba la cabe*a, $ue estaba apoyada en la palma de
él. 3a parte superior del &ientre abultado de ella ro*aba los abdominales duros de él.
;%7 no eres %homas.
:l sonri con picardía.
MK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;No puedo decir $ue lo sea.
;Dime $ue no te he besado ;pero Jill sabía $ue lo había hecho. 3os ojos. 3a
respuesta estaba en los ojos de él. ( sus labiosE ella tenía a7n en la boca el sabor de
a$uellos labios desconocidos.
;3a ambulancia est' en camino ;le dijo él.
Jill record $ue se había desmayado.
;-,l bebé est' bien/ ;pregunt con ansiedad.
;"reo $ue sí. %e he &isto caer y he conseguido agarrarte antes de $ue cayeras al
suelo.
+andy asom la cabe*a por la puerta abierta.
;-1ué pasa ahí dentro/ -%e est' haciendo algo/
;Nada ;respondi Jill;. +olo estamos hablando.
,l hombre $ue se había presentado como Derric) empe* a retroceder, pero ella lo
sujet por el bra*o.
;6ntes de $ue me desmayara, -por $ué has dicho $ue iba a tener un hijo tuyo/
;@or$ue es la &erdad.
Jill hi*o una seña a +andy y esta desapareci, pero no sin antes resoplar con
disgusto.
;3amento decepcionarte ;dijo Jill al hombre;, pero t7 no eres el padre de mi
bebé.
;-"mo puedes estar segura/
;"ryo"orp hace rellenar muchos papeles a sus donantes ;ella lo sabía bien.
3le&aba ocho meses memori*ando todo lo $ue había escrito el donante de esperma de su
hijo sobre sí mismo;. ,l padre de mi bebé tiene ojos a*ules. ,s m's alto $ue t7 y fue aE
:l hi*o una mueca.
;-1ué/ ;pregunt ella;. -1ué pasa/
;8entí un poco.
;No se puede mentir un poco. . mentiste o no mentiste.
;%ienes ra*n. 8entí ;dijo él;. %u donante estudiaba medicina y prefería el
5aterpolo al f7tbol. ,ra &egetariano, -&erdad/
Jill asinti con incredulidad.
ML
Teresa Ragan – También es hijo mío
;%ambién es muy sensible y colabora con Greenpeace ;añadi.
:l se rasc la nari*.
;,s médico ;prosigui ella, $ue se negaba a creer a a$uel hombre;. ( a &eces
act7a de payaso en el hospital infantil por$ueE por$ue adora a los niños.
+inti una patada del bebé. ,l hombre también debi sentirla, por$ue se apart para
no seguir inclinado sobre ella. @arecía incmodo, como si le doliera algo. 6 Jill eso no le
importaba. @ensaba $ue merecía sufrir por haberla espiado y luego haberle dado de golpe
toda a$uella informacin.
:l le miraba el estmago. ,l niño dio otra patada, esa &e* con m's fuer*a.
,l hombre abri mucho los ojos.
;,s increíble.
Jill sonri. No pudo e&itarlo. +iempre $ue sentía mo&erse al niño, le parecía un
milagro.
;%engo la impresin de $ue lle&a días intentando salir de ahí a patadas.
;-+abes si &a a ser niño o niña/ Ipregunt él.
6 ella le dio un &uelco el cora*n.
;-@or $ué has &enido/ -( por $ué mentiste/
;3o siento. De &erdad $ue sí. "uando doné el esperma, necesitaba
desesperadamente el dinero. No pensaba lo $ue hacía.
;@ero "ryo"orp &erifica la informacin de todos los donantes.
;%engo contactos.
Jill no podía creer lo $ue oía.
;,so es horrible Idijo;. %7 eres horrible. ,scribiste todo lo $ue pensabas $ue
podía buscar una mujer en un hombre y eran todo mentirasE hasta el color de tus ojos ;
frunci el ceño;. -Ni si$uiera se molestaron en &erificar el color de tus ojos/
:l se encogi de hombros.
;No. 6 mí también me sorprendi un poco eso.
;-6lgo de lo $ue pusiste en el cuestionario no era mentira/
:l arrug la frente intentando pensar.
;-8e est's diciendo $ue el padre de mi bebé es un jugador de f7tbol americano
embustero e in7til, un hombre despiadado de ojos marrones $ue odia a los niños/
MO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,spera un momento. -1ué tienen de malo los ojos marrones/
Jill se lle& una mano a la frente. Había dado por sentado $ue nunca conocería al
padre de su hijo. Ning7n hombre se acercaba ni de lejos al hombre $ue había imaginado
como padre de su hijo, ni si$uiera %homas. "ierto $ue a$uel hombre era muy atracti&o, y
$ue ella mentiría si dijera $ue no besaba mejor $ue nadie, pero un hombre guapísimo y $ue
besaba bien no era un buen candidato como donante.
;,l padre de mi bebé es un grandísimo embustero ;dijo, como si él no estu&iera
presente;. ,s igual $ue todos los dem's hombres, no tiene nada de especial. ,s egoísta,
egocentrista, horrible, mentirosoE
;No hace falta $ue sigas ;la interrumpi Derric);. @ero ya te he dicho $ue no
me $uedé tran$uilo con lo $ue había hecho. +abía $ue estaba mal y por eso escribí a
"ryo"orp y les dije $ue me sacaran de la lista de donantes. Hasta les de&ol&í el dinero.
%engo conciencia.
3a ambulancia se oía ya en la distancia. Jill cerr los ojos.
;8'rchate. Déjame en pa*.
;No es tan f'cil.
,lla abri los ojos.
;-1ué $uieres decir/
;9as a tener un hijo mío. No iré a ninguna parte. No puedo.
Jill lan* un gemido, le puso las manos en el pecho y lo empuj con fuer*a para $ue
la dejara en pa*. An dolor atra&es su &ientre y le hi*o cla&ar las uñas en el pecho duro
como una piedra de él.
;<.h, Dios mío=
;-1ué ocurre/
An lí$uido caliente baj por las piernas de ella. +us uñas atra&esaron la camisa de él
y llegaron a la piel.
;,sto no puede estar pasando. <.h, Dios mío= ,s demasiado pronto.
;-1ué pasa/ ;pregunt +andy con &o* muy aguda.
;,l bebé ;respondi Jill;. (a llega. <(a llega el bebé=
MP
Teresa Ragan – También es hijo mío
,n su prisa por escapar, Derric) 0aylor, el hombre $ue ella se negaba a creer $ue
fuera el padre de su hijo, cay al suelo entre ella y el asiento delantero y se arrastr hacia
atr's hasta salir por la puerta.

TTTT

%rece horas después, cansado de esperar en la *ona de recepcin del hospital,
Derric) abri la puerta de la habitacin de Jill y se asom dentro. +atan's, la amiga
pelirroja de ella, la $ue se suponía $ue debía mantenerlo informado, se había $uedado
dormida en una silla situada en un rincn de la habitacin y la otra amiga de Jill, la dama de
a*ul, estaba sentada al otro lado de la cama.
6 pesar de la mascarilla de papel $ue le habían entregado antes de $ue entrara en la
habitacin, el olor a antisépticos era muy fuerte. Derric) crey $ue Jill estaba dormida hasta
$ue pit el monitor y ella abri los ojos. ,Ntendi una mano sin mirar y la dama de a*ul la
tom y le dijo $ue todo iría bien. Jill se relaj, pero solo hasta $ue el monitor &ol&i a pitar.
,sa &e* abri mucho los ojos. +u amiga y ella empe*aron a respirar juntas. ,Nhalaron tres
&eces, inhalaron y &ol&ieron a empe*ar.
Jill parecía $ue hubiera pasado un día en un campamento de entrenamiento militar y
le hubieran negado el agua. ,staba p'lida y tenía los labios secos y agrietados. %enía el
pelo h7medo y apartado de la cara. "írculos oscuros rodeaban sus ojos. "asi no se parecía
a la mujer $ue había conocido unas horas antes.
Derric) pens un momento si debía ir a buscar a un médico o a una enfermera.
-"mo podía dormir +atan's con Jill sufriendo tanto/ Después de unos momentos, las dos
mujeres dejaron de respirar raro y se echaron a reír.
,so confirm las primeras sospechas de Derric)4 estaban todas locas.
;-1ué haces t7 a$uí/
<8aldicin= +atan's se había despertado.
MQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Han pasado cinco horas desde tu 7ltimo informe ;dijo él;. He &enido a &er
personalmente lo $ue ocurre.
;No deberían haberte dejado entrar. 9oy a decirles lo $ueE
;+andy ;la interrumpi Jill con &o* ronca;. ,so no importa.
+andy se puso en pie y se despere*.
;3o $ue t7 digas. 9oy a la cafetería a tomar café. +i me necesitas, grita.
Derric) la ignor. Gespir ali&iado cuando ella sali de la habitacin.
;<,spérame= ;dijo la otra mujer;. ,stoy muerta de hambre ;se acerc a
Derric), le tom la mano y se la estrech con fuer*a;. Hola. 8e llamo "helsey.
:l se alegr de &er $ue no todas las amigas de Jill $uerían cla&arle agujas en los
ojos.
;Derric) 0aylor ;dijo;. ,ncantado de conocerte.
;Jgualmente. 9uel&o en cinco minutos ;repuso ella;. @ero debes saber $ue la
7ltima &e* $ue entr el doctor, Jill había dilatado cinco centímetros. %oda&ía le falta tiempo
y parece $ue tiene una contraccin cada die* o $uince minutos ;señal un &aso de espuma
de poliestireno;. 6hí hay cubitos de hielo. Dale todos los $ue $uiera. ( también le gusta
$ue le froten la espalda.
;,so no ser' necesario ;inter&ino Jill.
;No le hagas caso ;susurr "helsey;. ,lla no sabe lo $ue le con&iene, no lo ha
sabido nunca y nunca lo sabr'.
3a puerta se cerr tras ella antes de $ue Jill tu&iera tiempo de protestar.
;3amento eso ;dijo;. No hace falta $ue te $uedes. @odrían pasar horas. ,s
imposible saberlo.
;1uiero estar a$uí. @ero si prefieres $ue salga de la habitacin, dímelo.
;De acuerdo ;ella baj los ojos a su &ientre y luego &ol&i a mirarlo;. ,sto es
muy raro, -no crees/ Hace menos de un día $ue nos conocemos y sabes m's de mi 7tero
$ue de ninguna otra cosa mía.
Derric) se ech a reír.
;%ambién sé $ue tienes amigas $ue dan miedo.
,lla solt una risita. +e sonroj y mir la habitacin.
>S
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) se pregunt entonces $ué lo había impulsado a entrar allí. 3a situacin era
bastante incmoda. 8ir la puerta, con la esperan*a de $ue entrara alguien y los sal&ara de
ese momento.
;-%us padres se pasar'n luego/ ;pregunt.
,lla neg con la cabe*a.
;,st'n en Nue&a (or). +on gente ocupada.
;Amm.
;No est'n muy contentos con las decisiones $ue he tomado ;añadi ella.
;,ntiendo. -( el tal %homas/ -9endr' a &isitarte/
Jill se mostr cabi*baja y él pens $ue, cada &e* $ue abría la boca, eso solo ser&ía
para &ol&er a7n m's incmoda la situacin. Normalmente era hombre de pocas palabras y
en ese momento empe*aba a entender por $ué.
;-1uién te ha hablado de %homas/ Juro $ue mataré a "helsey cuando &uel&a.
;2uiste t7 la $ue mencion a %homas. ,n la parte de atr's de mi coche creías $ue
lo estabas besando a él.
Jill frunci el ceño.
;-Dije su nombre/
Derric) asinti.
;He oído hablar de gente $ue habla en sueños, -pero $ue besa en sueños/ ;
suspir ella.
;No temas. 8entiría si dijera $ue no me gust mucho. (a sabes, el beso.
3a lu* del fluorescente se reflej en los ojos de ella, haciéndolos brillar.
+e miraron un momento, &alor'ndose mutuamente, hasta $ue un pitido irritante los
de&ol&i a la realidad.
Jill cerr los ojos con fuer*a y cla& los dedos en el colchn.
Derric) se acerc al lado de la cama donde había estado "helsey y le tom la mano.
;%ran$uila ;dijo, aun$ue él no se sentía nada tran$uilo y ella no tenía aspecto de
tran$uilidad. No hacía ni cinco minutos $ue habían salido sus amigas. -1ué narices pasaba
allí/
"on los ojos cerrados con fuer*a y los dientes apretados, a Jill parecía $ue le fueran
a estallar las &enas del cuello y de la frente.
>M
Teresa Ragan – También es hijo mío
6 Derric) se le aceler el cora*n e intent pensar algo $ue decir para consolarla y
$ue no pensara en el dolor.
;1ui*' deberíamos hacer esa cosa de la respiracin ;coment.
Jill no contest, pero le apret la mano con fuer*a, y no había duda de $ue tenía
mucha fuer*a.
,l monitor no dejaba de pitar. ,so preocupaba a Derric).
Jill se lle& las rodillas al pecho con mantas y todo.
:l se inclin y le frot el hombro.
;-,so te ayuda/
,lla abri los ojos, sobresalt'ndolo. ,n ese momento, a él no le habría sorprendido
$ue diera una &uelta completa con la cabe*a y escupiera sopa de guisantes. @ero ella le
agarr la camisa, y algo de piel en el proceso, y dijo4
;<+aca a tu bebé de ahí=
Derric) $ui*' se habría reído si no hubiera estado sangrando y dolorido, y si ella no
le hubiera lan*ado la mirada m's terrorífica $ue él había &isto en su &ida, lo cual era decir
mucho teniendo en cuenta $ue su madre, en sus buenos tiempos, había sido la reina de las
miradas escalofriantes.
,n un abrir y cerrar de ojos, Jill Garrison se había transformado de una jo&en
amable en una mujer poseída por el demonio.
;+i no haces algo ;dijo ella;, &oy a gritar.
;"reo $ue deberíamos respirar juntos.
;(o creo $ue deberíasE ;el rostro de ella se &ol&i escarlata y arrug la nari*
como si masticara algo muy amargo. ( entonces cumpli su palabra y lan* un grito
penetrante $ue hi*o $ue a Derric) le rechinaran los dientes y le doliera el cerebro.
-Dnde narices estaba todo el mundo/
6ntes de $ue pudiera pulsar el botn rojo de urgencias, se abri la puerta y dos
enfermeras se acercaron a la cama.
;-1uién es usted/ Ile pregunt una de ellas mientras re&isaba el monitor y la &ía
intra&enosa.
;,l padre del bebé ;contest él.
>>
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill mostraba un aspecto lastimoso. %enía la cabe*a echada hacia atr's con el cuello
eNtendido, apretaba el bra*o de él con tanta fuer*a $ue tenía los nudillos blancos y le
cla&aba las uñas en la carne.
3as enfermeras intercambiaron una mirada. Ana de ellas, $ue estaba en el eNtremo
de la cama, se encogi de hombros, subi las s'banas e hi*o un eNamen r'pido.
;3lama al doctor ;dijo;. (a llega el bebé.
Derric) habría salido corriendo si Jill no lo hubiera tenido agarrado del bra*o.
,staba seguro de $ue le sangraba el pecho y, si seguían así, el bra*o acabaría igual.
+e abri la puerta. +andy y "helsey entraron corriendo detr's del doctor.
;%e he dicho $ue él estaría a$uí toda&ía ;dijo la primera a la segunda.
;-,s un crimen $ue un padre $uiera &er a su hijo llegar al mundo/ ;pregunt
"helsey.
Derric) decidi $ue a$uella mujer le caía bien.
;Donar esperma por dinero no lo con&ierte en padre ;declar +andy.
+atan's no le caía tan bien a Derric).
"helsey se acerc a él y se inclin por encima de la barandilla de la cama.
;3o est's haciendo muy bien ;dijo a Jill;. +igue respirando. ,so es. @uedes
hacerlo ;empe* de nue&o con los ejercicios respiratorios y Jill la sigui. ,l doctor y las
dos enfermeras estaban pendientes del parto. +andy agarr una &ideoc'mara y empe* a
grabar.
Derric) la oía hablar en la c'mara y murmurar de &e* en cuando palabras del tipo de
BimbécilC o BidiotaC.
"helsey mantenía la calma. @as un trapo fresco a Derric) y le dijo $ue le secara la
frente a Jill. :l, contento de tener algo $ue hacer, utili* la mano libre para intentar ayudar
a Jill a relajarse. "omo no deseaba &er sangre, decidi concentrarse en la cara de Jill, lo $ue
le lle& a notar $ue tenía forma de cora*n. "on eNcepcin de los círculos oscuros debajo
de los ojos, su piel era cremosa e impecable. 6un$ue sus labios estaban en ese momento
secos y agrietados, eran gruesos y tenían una forma bonita. +us ojos eran hermosos, cuando
no giraban hacia la parte de atr's de la cabe*a, y tenía los pmulos altos y la frente
despejada. Había una belle*a en ella $ue no había notado antes.
>D
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill resopl prepar'ndose con "helsey para otro empujn y Derric) se descubri
empujando con ellas. 3os tres eNhalaron tres &eces, inhalaron, &ol&ieron a eNhalar tres
&eces, inhalaron, empujaron y siguieron repitiendo el proceso treinta minutos m's hasta $ue
el niño decidi llegar por fin al mundo.
,l llanto del bebé no se pareci a ning7n otro llanto de bebé $ue Derric) hubiera
oído en su &ida. 6$uel resultaba tenue en comparacin, casi reconfortante, casi m7sica para
sus oídos.
Derric) mir por encima del hombro y sonri a la c'mara antes de girar de nue&o
hacia Jill.
;,s un niño ;anunci el doctor.
;3o hemos hecho ;coment Jill con &o* débil.
Derric) crey $ue hablaba con "helsey, hasta $ue se dio cuenta de $ue esta se había
reunido con las enfermeras a los pies de la cama.
;3o has hecho t7 ;respondi. %om el &aso con cubitos de hielo y después de
darle un par de ellos, le puso b'lsamo labial en los labios agrietados. 3uego se ech hacia
atr's y obser& a la enfermera entregarle el niño a Jill. +u hijo.

>H
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 3

6l día siguiente, Derric) no hi*o caso del teléfono m&il $ue &ibraba en su bolsillo.
+ali del coche, tom el ramo de flores del asiento de atr's y cru* el aparcamiento hasta la
entrada del hospital +utter 8edical. (a había hablado con su madre, con su padre, con
8aggie y con cuatro de sus hermanos. %odos $uerían ir al hospital a &er al niño.
0ueno, todos menos 8aggie. ,sta $uería retorcerle el cuello antes por no haberle
hecho caso. 3uego también $uería &er al niño. @ero le dijo $ue se reuniera con ella al día
siguiente a las tres en el tribunal del "ondado de 3os 6ngeles si $uería tener alguna
posibilidad de conseguir una custodia parcial de su hijo.
Derric) $uería hablar con Jill. ,ran las siete de la tarde. Había planeado &isitarla
mucho antes, pero entre dormir un poco y contestar media docena de llamadas, el tiempo
había pasado muy deprisa. +u hijo toda&ía no tenía nombre, pues Jill había accedido a
esperar hasta ese día para tomar una decisin. 6 él le gustaban los nombres de Joe y 8att,
nombres $ue le parecían sanos y fuertes, pero Jill no se había mostrado encantada con
ninguno de los dos. +us hermanas, por otra parte, abogaban por nombres como "olton y
Denadre, por$ue, seg7n su madre, les encantaba el programa de tele&isin .merican /dol&
Derric) había llamado esa mañana al hospital y lo habían pasado con la habitacin
de Jill, pero no había contestado nadie. 6un$ue hacía poco m's de un día $ue conocía a Jill,
le gustaba $ue fuera la madre de su hijo. @rincipalmente por$ue ella no era +andy? y él
estaba ya agradecido solo por eso.
,n mitad del aparcamiento le sali al paso una reportera y le plant un micrfono en
la cara.
>K
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Hola, Holly5ood. -,s cierto $ue Jill Garrison ha tenido un hijo tuyo sin la
&entaja de haber dormido en tu cama/
,l apodo de BHolly5oodC se lo habían puesto $uince minutos después de $ue
firmara su primer contrato con 3os 6ngeles "ondors, lo $ue seguramente decía algo sobre
su BmagnetismoC.
Guard silencio. 3os reporteros eran como las hormigas. +i se interponían en su
camino, los pisaba. +i se $uedaban a un lado, los ignoraba.
,lla lo sigui.
;-,s &erdad también $ue no conocías a Jill Garrison hasta ayer, cuando la policía
te detu&o por &oyeur/
Derric) se pregunt si la reportera habría hablado con la amiga de Jill. 8antu&o la
&ista fija en la entrada del hospital.
,lla al* m's el micrfono, acerc'ndolo a la boca de él.
;-@or $ué has &enido a$uí/
Derric) se limit a sonreír, principalmente por$ue la pregunta resultaba
irritantemente di&ertida.
;1ui*' ;continu ella; no estés al tanto de $ue Jill Garrison se ha marchado con
Gyan 8ichael Garrison hace solo unos minutos.
Derric) empuj la puerta giratoria del hospital, dejando a la reportera fuera.
Gyan 8ichael Garrison.
No, no lo sabía, pero no iba a aceptar la palabra de a$uella chica. Jill no tenía $ue
salir del hospital hasta el día siguiente. 3e había dicho $ue esperaría su &isita antes de
rellenar ning7n documento importante.
"inco minutos después, él llegaba a la habitacin de Jill y la encontraba &acía. ,l
olor a antiséptico y a limpiador de pino penetr en su olfato. Ana &oluntaria de ochenta
años entr tras él. 3le&aba el pelo canoso sujeto con una cinta roja, a juego con el color de
sus labios.
:l dej el ramo de flores sobre la cama &acía.
;+e ha ido ;dijo.
3a anciana le sonri.
>L
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Ha dicho $ue usted lo entendería, puesto $ue ella tenía $ue empe*ar los
preparati&os para su boda.
;-0oda/
3a mujer le dio un coda*o.
;@erdn. .l&idaba $ue su amiga ha dicho $ue era un secreto ;se lle& la mano a
los labios y fingi $ue cerraba una cremallera.
Derric) for* una sonrisa.
;-+andy/ ;pregunt.
;+í, +andy. Ana chica muy simp'tica.
;No lo sabe usted bien.
Derric) tom las flores y se las dio a la anciana.
;@ara usted ;dijo.
+ali de la habitacin y fue al ascensor. <( pensar $ue Jill había tenido el &alor de
llamarlo mentiroso cuando ella tenía pensado escapar=
;3e dijo la sartén al ca*oE ;murmur para sí.

TTTT

;No puedo creer $ue haya llegado a esto ;dijo Jill;. 8e siento como una
fugiti&a.
+andy solt un bufido.
3os fugiti&os huyen. %7 te &as a casa. No has hecho nada malo. ,se hombre no
tiene derecho a cobrar por su semen y luego pedir $ue se lo de&uel&an como si solo hubiera
dado una sudadera o algo así.
;8am' ;pregunt la hija de cuatro años de +andy desde el asiento de atr's;.
-1ué e* un cemen/
+andy mir a Jill y luego &ol&i mirar la carretera.
>O
Teresa Ragan – También es hijo mío
;He dicho eNamen ;eNplic a 3eNi;. ,s algo $ue se hace a los estudiantes para
$ue me demuestren lo $ue saben.
;-,n el colegio/
;@ues sí.
;-"mo est' Gyan/ ;pregunt Jill a 3eNi, aun$ue podía &er perfectamente a su
hijo desde el asiento del acompañante;. -+igue durmiendo/
3eNi mir el bulto del asiento de atr's.
;Ha mo&ido la pierna. "reo $ue $uiere *alir.
;(a casi hemos llegado, hijita ;inter&ino +andy;. +olo unos minutos m's.
;-1ué &oy a hacer/ ;pregunt Jill;. No puedo creer $ue haya llegado a esto.
;%ienes $ue mantenerte fuerte. Derric) 0aylor $uiere a su hijo. No me gust desde
$ue lo &i en el par$ue sentado en ese coche pijo suyo. ( cuando &i a su abogada en las
noticias, confirmé mis sospechas. 1uiere a Gyan y har' todo lo $ue pueda, todo, por
$uit'rtelo.
;No sé ;repuso Jill;. No me pareci el tipo de hombre $ue $uiera $uitarle un
niño a su madre. %endría $ue haber hablado con él antes de irme del hospital. +alir huyendo
un día antes de tiempo me parece un poco precipitado.
;6ntes de $ue &uel&as a hablar con Derric) 0aylor, tenemos $ue buscarte un buen
abogado. 6dem's, necesitamos contactar con "ryo"orp y &er lo $ue pasa. +i alguien est'
filtrando informacin de clientes, tienen $ue saberlo. (o, por ejemplo, no $uiero a ya sabes
$uién ;hi*o una seña con la cabe*a? Jill sabía $ue se refería al padre biolgico de 3eNi;
llamando a mi puerta cuando menos lo espere.
Jill se pregunt $ué tenía eso $ue &er con "ryo"orp, puesto $ue el padre de 3eNi era
un hombre de carne y hueso. +andy se había enamorado de él y había creído $ue había
encontrado a su príncipe a*ul. @ero él la había dejado poco después de $ue naciera 3eNi. Jill
suspir.
;%ienes ra*n. No tengo tiempo para lidiar con Derric) 0aylor. "helsey ha
llamado antes para decirme $ue Da&e "ornerstone tiene problemas con los gr'ficos, hay
dos autores $ue dicen $ue no han recibido sus che$ues y tengo $ue entregar mi columna
mensual en tres días.
>P
Teresa Ragan – También es hijo mío
;+é $ue tu hijito ha llegado antes de lo esperado ;repuso +andy;. ( la aparicin
de ese hombre no te ha ayudado, pero lo $ue m's necesitas ahora mismo es mantener el
optimismo. (o te ayudaré a pasar por esto. 6dem's, como ayudante editorial tuya, es mi
trabajo tenerte contenta ;hi*o una pausa;. +i las cosas se complican demasiado, siempre
puedes pedirle ayuda a tu madre.
;-,st's de broma/
+andy fren el coche para girar por Rest 3a)e 0oule&ard.
;@uede $ue este sea un buen momento para enterrar el hacha de guerra ;aconsej
;. %us padres tienen mucho dinero. %e pueden conseguir el mejor abogado.
;No puedo hacerlo.
;Di mejor $ue no $uieres.
;Ni puedo ni $uiero. Desde el día en $ue nací, mis padres han usado el dinero para
obligarme a hacer las cosas a su modo. +i toco mi fideicomiso, habr'n ganado ellos.
+ubir'n a su a&in pri&ado y llegar'n a$uí tan deprisa $ue te dar' &ueltas la cabe*a. ( a
continuacin empe*ar'n a mangonearme de nue&o ;añadi;. 6ntes de $ue puedas contar
hasta die*, tendr'n un no&io para mí. An clon de todos los dem's hombres con los $ue
siempre me han emparejado4 alto, de nari* recta, impecablemente &estido y con el pelo muy
corto y engominado. Jam's &ol&eré a dejar $ue nadie compre mi amor.
;-Ni si$uiera %homas/
6lgo se mo&i en lo m's hondo de Jill.
;Ni si$uiera %homas.
+andy detu&o el Jeep delante de un blo$ue de apartamentos.
;-3o echas de menos/
;(a no ;respondi Jill. Gir en su asiento para mirar a +andy a los ojos;. 8e
dej plantada ante el altar. "reía $ue eso solo pasaba en las películas. Ni si$uiera tu&o la
cortesía de llamarme por teléfono. 8e dej en la iglesia sola y humillada.
;Dijo $ue tenía sus ra*ones. -+abes cu'les eran/
3eNi resopl enfurruñada.
;1uiero *alir, mam'.
;6hora mismo, tesoro. 1uítate el cinturn y recoge tus cosas.
>Q
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill sentía $ue se ponía tonta y llorosaE y eso la preocup. No $uería entristecerse
ni sentir nada $ue tu&iera $ue &er con %homas. 1uería ol&idarse de él, del hombre al $ue
creía haber amado. ,l hombre con el $ue había planeado pasar el resto de su &ida. 1uería
seguir adelante con su &ida. %homas había elegido y ella, ahora, también. 3o suyo juntos
había terminado.

TTTT

;,l tribunal designar' un mediador en los prNimos treinta días. Hasta entonces, se
apla*a el caso.
Derric) y su abogada se pusieron en pie.
;+oy buenísima ;coment 8aggie, con la sonrisa amplia $ue Derric) recordaba
tan bien.
;+í $ue lo eres ;asinti él.
,lla le dio un puñeta*o en el bra*o.
;Deja de mirarme así.
;-6sí cmo/
;"omo si &ol&iéramos a ser adolescentes.
:l la sigui fuera de la sala y luego por el pasillo. Debería estar contento. Debería
celebrar $ue el jue* le hubiera concedido una &ista con un mediador designado por el
tribunal. @ero en a$uel momento solo contaba 8aggie.
3os tacones de ella resonaban en el suelo. 3le&aba una cha$ueta corta hasta la
cintura y una falda ceñida $ue mostraba sus pantorrillas. +e había recogido el pelo en un
moño pr'ctico con el $ue no estaba acostumbrado a &erla. Derric) apret el paso y se
coloc delante antes de $ue llegaran a la salida.
,lla se detu&o y rio por$ue eso era lo $ue hacíaE ella era esa clase de persona.
Hacía del mundo un lugar m's feli* ilumin'ndolo con sus sonrisas y con su naturale*a
predispuesta a la risa.
DS
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) $uería besarla. 6aron no era su hermano biolgico. <1ué narices=, después
de lo $ue había hecho, ni si$uiera era su amigo. 8aggie y él solo &i&ían juntos. ,lla seguía
siendo soltera. Dos podían jugar al mismo juego.
;Derric) ;dijo ella con su &o* de abogada;. Nos &eremos la semana $ue &iene
para discutir nuestro plan de accin. %engo $ue irme.
6l* la barbilla y sus ojos se encontraron y Derric) habría jurado $ue ella podía &er
en lo m's profundo de su alma. +in pensar lo $ue hacía, se acerc, al* una mano hasta el
pelo de ella y le $uit una hor$uilla. ,l cabello, espeso y rubio, le cay sobre los hombros.
;6sí ;dijo él;. 6sí es como te recuerdo.
;Derric), basta ;ella le apart la mano.
;Ha pasado mucho tiempo. Necesito mirarte un momento. 1uiero darte las gracias
por haber &enido hasta a$uí. %7 siempre has estado a mi lado, 8aggie. "uando necesitaba
un amigo, alguien con $uien hablarE siempre eras t7.
;,so no es cierto del todo. %enías a tu familia yE
6ntes de $ue ella pudiera terminar la frase, él se inclin y la bes en la boca. 3as
palabras de ella desaparecieron en sus labios. ,n lugar de una respuesta apasionada, ella le
dio una patada en la espinilla.
;-1ué narices pasa a$uí/
Derric) reconoci la &o* de 6aron. 8ir hacia la derecha y recibi un puñeta*o en
la cara.
+e tambale hacia atr's antes de recuperar el e$uilibrio. +e lle& una mano a la
mejilla.
;Jmpresionante. No sabía $ue eras capa* de esto.
6aron no le hi*o ning7n caso. 8ir a 8aggie.
;%e dije $ue seguía enamorado de ti, pero t7 no $uerías creerme. Díselo ;6aron
mir entonces a Derric);. Dile $ue la $uieres. Dile la &erdad.
Derric) frunci los labios.
;(o no tengo nada $ue decirle.
;9amos ;6aron tom el bra*o de 8aggie;. 9'monos. ( t7 ;mir a Derric);,
b7scate otro abogado, por$ue a nosotros no nos &er's m's el pelo.
DM
Teresa Ragan – También es hijo mío
"uando 8aggie se alejaba con su eNamigo, el hombre al $ue antes llamaba su
hermano, Derric) la mir. 3os ojos de ella tenían una eNpresin perdida y triste.
Derric) apret los puños. ,staba enfadado con 6aron, pero también consigo mismo
por no haberse controlado mejor. -1ué narices le ocurría/

TTTT

,sa misma noche, Derric) estaba sentado en su enorme casa &acía y, por primera
&e* desde $ue se mudara dos años atr's a la enorme casa de setecientos cincuenta metros
cuadrados, se preguntaba por $ué había hecho todo a$uello. %enía una casa grande, buenos
coches, todo lo $ue la gente decía $uerer. %enía una profesin $ue amaba. ( sin embargo,
allí estaba, &iendo subir la marea a tra&és del enorme &entanal y pregunt'ndose para $ué
narices ser&ía todo a$uello. 3as luces estaban apagadas, pero la tele&isin estaba puesta.
Daba un resplandor sua&e a la estancia y lan*aba sombras de formas eNtrañas por las
paredes. :l se sujetaba una bolsa con hielo en el lado i*$uierdo de la cara.
0esar a 8aggie había sido una estupide* por su parte, y sin embargo, si tu&iera la
oportunidad, &ol&ería a hacerlo. 6aron tenía tanta parte de culpa como él. +abía lo $ue
Derric) sentía por 8aggie. 1ué narices, todos los chicos de 6rcadia habían sentido lo
mismo por ella. ,ra guapa y lista, y era una co$ueta. +iempre lo había sido y siempre lo
sería. 3es gustaba a todos, ra*n por la cual habían hecho el juramento solemne de no
tomarla nunca demasiado en serio. ,n pocas palabras4 ella era territorio prohibido.
%odos sus hermanos habían jurado $ue nada, y menos una mujer, se interpondría
jam's entre ellos. @ero 6aron ob&iamente no entendía el significado de un juramento.
"uando 8aggie había partido para la uni&ersidad, todos habían respirado ali&iados. 6l
menos él. @or$ue entonces ya sabía lo mismo $ue ahora. 1uería a 8aggie, pero estaba
dispuesto a renunciar a su amor para no ca&ar una trinchera entre sus hermanos y él.
@ensaba $ue había hecho un gran sacrificio y de pronto se daba cuenta de $ue había
D>
Teresa Ragan – También es hijo mío
cometido el peor error de su &ida. %endría $ue haberla cortejado años atr's y haberle dicho
lo $ue sentía. No debería haberla perdido de &ista.
3an* un gruñido de frustracin. No $uería pensar en 8aggie ni en 6aron. 3e dolía
la cabe*a. "ambi el tren de sus pensamientos hacia Gyan 8ichael Garrison.
%enía un hijo y toda&ía no lo había abra*ado.
,l día de su nacimiento, una enfermera había intentado ponérselo en los bra*os,
pero él había in&entado una eNcusa tonta. Había dicho a la enfermera $ue le dolía la
garganta y no $uería contagiar al niño. 3a &erdad era $ue había tenido miedo de tomar en
bra*os a su hijo. @ero pens'ndolo bien, lo asustaba mucho m's la idea de no tener nunca la
oportunidad de abra*arlo.
Ana ola choc contra las rocas al otro lado de la &entana. Derric) se le&ant y mir
a su alrededor con determinacin. +u hijo daba un nue&o significado y propsito a su &ida.
3ucharía por Gyan y no dejaría de luchar hasta $ue tu&iera la custodia de su hijo.

DD
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo

6l día siguiente, era ya mediodía cuando Jill sali de su dormitorio a la sala de estar.
;,st's &i&a ;coment +andy.
;@or los pelos.
;Gyan no te ha dejado dormir, -eh/
;No he podido cerrar los ojos ;Jill se sent en el silln enfrente del sof' donde
estaba sentada su amiga;. -1ué he hecho/
;"uidar de un recién nacido es difícil al principio, pero luego todo mejora, se
&uel&e m's f'cil.
Jill neg con la cabe*a.
;%7 no lo entiendes. "reo $ue no le gusto a Gyan.
;@ues claro $ue le gustas ;+andy sonri;. +implemente tienes $ue
acostumbrarte a tener un niño.
Jill sopl para apartarse el pelo de los ojos.
;Necesito café.
;No creo $ue sea buena idea dando el pecho.
;(a no doy el pecho.
;-Desde cu'ndo/
;Desde alg7n momento de la noche. ( ahora Gyan est' durmiendo. 8e odia ;Jill
enterr la cara en las manos.
+andy se acerc a ella y le dio una palmadita en el hombro.
DH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;.h, tesoro, no te odia. %odo ir' bien. %e prepararé un té caliente y hue&os
re&ueltos ;se dirigi a la cocina.
;(o nunca me siento así ;coment Jill;. ,stoy muy cansadaE y deprimida.
Desde $ue naci Gyan, tengo ganas de llorar. -1ué me ocurre/
;%iene cuatro días. Dale tiempo.
Jill mir su imagen en el cristal de la &entana. -1uién era la mujer $ue le de&ol&ía la
mirada/ -1ué había sido de Jill Garrison, la chica elegida Bcon m's probabilidades de
triunfarC en el instituto/ -1ué había sido de la jo&en llena de energía $ue tenía montones de
chicos dispuestos a acompañarla a su baile de presentacin en Nue&a (or)/
+e le&ant e hi*o una re&erencia. No sir&i de nada. 6 sus &eintiocho años, estaba
ya acabada.
;-%e encuentras bien/ ;pregunt +andy, mir'ndola desde la cocina.
Jill se &ol&i a hundir en su silln fa&orito.
;8uy bien. 8uy bien.
;"ambios hormonales, una pe$ueña depresin postparto, eso es lo $ue t7 tienes ;
le asegur +andy;. 6 ti no te pasa nada. Después de comer, te dar's una ducha y
enseguida te sentir's como una mujer nue&a.
+on el m&il de Jill, pero antes de $ue pudiera contestar, el llanto procedente del
dormitorio le anunci $ue se había acabado el descanso. Jgnor el m&il y entr en el
dormitorio.
;3uego se &uel&e m's f'cil ;le grit +andy;. %e lo prometo.
Jill no la crey. +u amiga solo pretendía reconfortarla. ( si Gyan le dejaba dormir
media hora seguida, seguro $ue podría con a$uello.
+olo media hora y todo iría bien.
%res horas m's tarde, después de haber comido un hue&o y haber dado un paseo por
el par$ue mientras de&ol&ía llamadas telefnicas, se sentía algo mejor. 6l menos tenía el
pelo limpio y había conseguido cepillarse los dientes antes de $ue Gyan empe*ara a llorar
de nue&o. +u hijo tenía unos pulmones $ue sin duda había sacado del lado paterno de la
familia.
Jill se había criado en silencio, por$ue en su familia nadie hablaba ni interactuaba.
3a mayoría de los días se podía oír un alfiler $ue cayera al suelo. 6 su hermana y a ella les
DK
Teresa Ragan – También es hijo mío
habían enseñado a bajar la &o* y controlar los sentimientos en todo momento. 6 los niños
había $ue &erlos pero no oírlos. "uando las sorprendían armando jaleo o riendo demasiado
fuerte, algo poco corriente, las castigaban die* minutos a la silla de madera.
Jill se $ued un momento al lado de la cuna &iendo llorar a Gyan. -1ué habían
hecho sus padres cuando lloraba ella de pe$ueña/ Había leído muchos libros sobre cmo
ser madre. +e había asustado al no sentir el &ínculo instant'neo $ue las enfermeras del
hospital decían $ue sentían la mayoría de las madres con sus bebés recién nacidos. ,lla no
sentía una coneNin, pero $uería sentirla. 3o deseaba m's $ue nada en el mundo. Había
anhelado tener un bebé casi toda su &ida y ahora, en a$uel momento, no podía recordar por
$ué.
+u hijo ni si$uiera se parecía a ella. 1ui*' le habían dado el niño de otra. ,l cora*n
le lati con fuer*a. 8ir la pulserita del bebé y compar el nombre y los n7meros con los
de ella. +e correspondían.
;-1ué ocurre, Gyan/ -1ué te pasa/
3o tom en bra*os, le bes la frente e inhal su olor a bebé me*clado con el olor a
talco para niños. ,ntr en la sala de estar, donde 3eNi, la hija de +andy, estaba sentada en el
suelo coloreando un libro.
Anos metros m's all', +andy estaba sentada en un silln con las piernas dobladas
debajo del cuerpo. ,staba ayudando a Jill a escribir su columna mensual.
Jill re* interiormente para $ue Gyan y ella pudieran estar alg7n día así de relajados
y tran$uilos.
+andy dej el port'til y se puso de pie.
;9oy a por su bibern. -"mo &a todo/
;,l doctor ha dicho $ue, mientras coma y le cambie el pañal, no debo preocuparme
por$ue llore mucho.
,l sonido de alguien $ue hablaba fuera atrajo la atencin de las dos. +andy se acerc
a la &entana y se asom entre los huecos de la persiana.
;<.h, Dios mío= No me lo puedo creer. ,s él.
;-1uién/ ;pregunt Jill.
;Holly5ood.
;-1uién/
DL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Derric) 0aylor. ,st' hablando por el m&il. <.h, mierda= 6hí llega ;+andy
cerr la persiana;. %us padres se morirían si supieran $ue el padre de tu hijo es un jugador
de f7tbol americano.
3as palabras de +andy pro&ocaron una reaccin curiosa dentro de Jill. Hasta a$uel
momento no había tenido intencin de abrir la puerta, pero el comentario de su amiga le
hi*o cambiar de idea.
+andy se apart de la &entana y entr en la cocina.
;9en. 9amos a escondernos y $ui*' se marche.
3eNi corri a la cocina, se meti debajo de la mesa y se ech a reír.
Jill entr en la cocina y le pas el bebé a +andy.
;1uédate con Gyan y yo me ocuparé de Derric).
+andy sostu&o al bebé contra su pecho.
;Derric) 0aylor $uiere lle&arse a tu hijo ;ad&irti a Jill en &o* baja;. (a lo has
&isto en las noticias entrando con su abogada en el tribunal.
Jill mir la puerta principal. 6$uello era &erdad. 3e había sorprendido &er a Derric)
en la tele&isin. :l había ido corriendo a los tribunales. @ero lo $ue había dicho +andy de
$ue a sus padres no le gustaban los jugadores de f7tbol americano la había animado. @or
primera &e* en días, todo parecía haberse aclarado de pronto.
Jill tenía un plan.
,sa mañana su madre había llamado para decirle $ue su padre y ella irían pronto a
&erla. "omo de costumbre, no había podido darle ni el día ni la hora de la &isita. ,ran
personas ocupadas. @ara su padre no era f'cil dejar unos días el trabajo. Desgraciadamente,
Jill no esperaba su &isita con impaciencia. 1uería a sus padres, pero no le caían bien. +u
padre era dominante y controlador y su madre era simplemente una de las muchas
marionetas de su marido.
3a &ida entera de Jill había girado alrededor de los deseos de sus padres. Hasta
%homas había sido obra de ellos. ( antes de $ue este la dejara plantada en el altar, Jill había
empe*ado a pensar $ue $ui*' era cierto $ue sus padres sabían $ué era lo $ue m's le
con&enía.
@ero ya no pensaba así.
DO
Teresa Ragan – También es hijo mío
Durante &eintiocho años había hecho lo $ue le había dicho su padre. +u primer acto
de desafío había sido trasladarse de Nue&a (or) a "alifornia. +us padres dirían $ue su
segundo acto de desafío había sido tener un hijo fuera del matrimonio, pero eso no era
cierto. %ener un niño había sido un plan muy meditado por parte de Jill. %homas y ella
habían salido juntos muchos años ante de $ue él le pidiera matrimonio. ,n ese tiempo,
había descubierto $ue %homas tenía algo llamado eyaculacin retrgrada, un trastorno $ue
hacía infértiles a algunos hombres, como %homas. Había también otros problemas
relacionados con eso, problemas en los $ue ella no $uería pensar.
@or esa ra*n, Jill había pasado los 7ltimos cuatro años &isitando bancos de esperma
de todo el país. 6l final había elegido "ryo"orp por$ue le había parecido el mejor de todos.
"oncebir a Gyan no había tenido nada $ue &er con &engan*a ni con relojes
biolgicos. Después del abandono de %homas, había decidido seguir adelante con sus
planes de tener un hijo. "oncebir a Gyan había sido una decisin muy meditada, un sueño
hecho realidad. No se disculparía ante nadie por su decisin de ser madre soltera.
,ndere* los hombros y se dirigi a la puerta justo cuando llamaban en el otro lado.
;<No contestes= ;dijo +andy.
;%engo $ue hacerlo.
Jill agarr el picaporte. Derric) 0aylor podía ser justo lo $ue necesitaba. +i sus
padres pensaban, aun$ue fuera solo por un minuto, $ue le interesaba un jugador de f7tbol
americano, &ol&erían corriendo a su casa. +eg7n su padre, esos jugadores eran arrogantes y
cobraban demasiado. ,ran todo ego y nada de sustancia. Ana desgracia para la humanidad.
B8ara&illosoC.
3a misma Jill no habría podido planearlo mejor. Derric) podía ser el hombre
perfecto para $uitarse a sus padres de encima de una &e* por todas.
;Ni si$uiera lo conocemos ;dijo +andy;. @odría ser peligroso.
;No es peligroso ;Jill abri la puerta.
;-1uién no es peligroso/ ;pregunt Derric).
;%7 ;respondi ella. +alud con la mano a la señora 0iNby, una &ecina de
no&enta años $ue se asom a la puerta de su apartamento.
Jill mir a Derric) de arriba abajo. ,l día $ue lo había conocido, él lle&aba un
pantaln de &estir y una camisa. 6hora lle&aba una camiseta blanca $ue real*aba sus bíceps,
DP
Teresa Ragan – También es hijo mío
&a$ueros desteñidos, deporti&as, gafas de solE y barba de tres días. %enía una mano en el
bolsillo delantero de los pantalones. +u pelo era espeso, oscuro y ondulado. Anos mechones
caían sobre su frente desde todas direcciones.
<.jal' sus padres hubieran podido &erlo así=
+u madre se habría desmayado.
Derric) era todo lo $ue no era el padre de ella. 6lto, seNy y, por lo poco $ue Jill
había oído en las noticias, Holly5ood era un chico malo. An mujeriego $ue seguramente
tendría mujeres altas de pecho grande haciendo cola en su puerta.
Jill mir m's all' de él, por encima de la barandilla, y &io su 08R aparcado en la
acera de enfrente, lo $ue eNplicaba el pelo re&uelto. +u 089 era un descapotable. ,l
mismo coche en el $ue ella había roto aguas. No pudo e&itar pensar si habría tenido tiempo
de pasar por el la&ado de coches.
+ali del apartamento y cerr la puerta tras ella.
Derric) se subi las GayU0ans a la parte superior de la cabe*a. %enía el ojo
i*$uierdo morado.
;-1ué te ha pasado/
;An pe$ueño malentendido.
;Has cabreado a alguien, -&erdad/
;-"abreado/
Jill al* los ojos al cielo.
;No hace falta ser Hermann .berth para &er $ue tienes dotes para mos$uear a la
gente.
;-Hermann .berth/
;An científico espacial ;eNplic ella;. Ano de los tres padres fundadores de la
ingeniería espacial y la astron'utica moderna.
Derric) frunci el ceño.
;@odrías haber dicho $ue no hacía falta $ue fuera científico espacial para &er $ue
tengo facilidad para hacer enfadar a la gente.
;. sea $ue he acertado.
;-,n $ué/
;,n $ue se te da bien hacer enfadar a la gente.
DQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
:l suspir.
;%e noto distinta ;dijo, ob&iamente en un intento por cambiar de tema.
;6cabo de tener un niño.
:l lade un poco la cabe*a para mirarla mejor.
;No, en serio. ,l peloE todo. No pareces la misma mujer.
,lla se cru* de bra*os.
;-,st's diciendo $ue antes estaba gorda/
;No, claro $ue no. 6 mí me parecía $ue estabas estupenda. +olo est's distinta, eso
es todo.
Jill, $ue lo había dicho en broma, mo&i la cabe*a eNasperada.
;-@or $ué has &enido/ ;pregunt, renunciando al humor, ya $ue no podía
conseguir hacer sonreír a a$uel hombre.
;1uería hablar contigo. ,stu&e en un ju*gado y supongo $ue $uerr's oír lo $ue
dijo la jue*a.
Jill lo obser& intentando imaginar lo $ue pensarían sus padres cuando les dijera
$ue salía con Derric) 0aylor. @or alguna ra*n, esa idea ridícula le produjo un escalofrío.
Hacía m's de un año $ue no estaba con un hombre. ,n toda su &ida solo había hecho el
amor con tres. ( eso contando a Goy 3ester. Decidi r'pidamente $ue no tenía $ue
contarlo. Dos hombres. ,n toda su &ida había hecho el amor con dos hombres. Derric)
0aylor no parecía el tipo de hombre $ue hacía el amor. @robablemente echaba todas las
noches pol&os apasionados en el cap de su coche. Jill se rubori* al pensarlo.
,l seNo era sucio.
,so era lo $ue les decía su madre a su hermana y a ella. %homas siempre había sido
un perfecto caballero en la cama. ,ra la persona m's limpia y ordenada $ue había conocido,
siempre asegur'ndose de no despeinarla ni ensuciar las s'banasE las pocas &eces $ue ella
conseguía pillarlo de humor para el seNo.
;-%e encuentras bien/ ;pregunt Derric) cuando ella no contest a lo $ue había
dicho él de la jue*a.
;,stoy bien. %engo muchas cosas en la cabe*a y esta noche no he dormido mucho.
;-Gyan est' bien/
;8uy bien. -"mo sabes su nombre/
HS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;8e lo dijo una periodista cuando llegué al hospital como habíamos $uedado.
;<.h= ;ella sinti una pun*ada de culpabilidad;. -( $ué te dijo la jue*a/
;Ha asignado a un mediador para $ue nos ayude a pensar cmo &amos a lidiar con
la situacin.
;+andy cree $ue $uieres $uitarme al niño. -,s &erdad/
;No. Jam's.
Jill capt el olor de su aftershave& +eguramente sería de Gucci o "hanel. .lía muy
bien. ,lla no lle&aba *apatos, pero en cual$uier caso, Derric) 0aylor era altoE muy alto. 6
ella empe*aba a dolerle el cuello de mirar hacia arriba.
;-@or $ué te fuiste del hospital sin hablar conmigo/ ;pregunt él.
;,s complicado.
;%engo tiempo.
,l angelito, si se podía llamar así, $ue se sentaba en el hombro i*$uierdo de Jill la
alentaba a decir la &erdad. 1ue estaba confusa y había hecho lo $ue hacía siempreE
cumplir rdenes. +andy le había dicho $ue tenía $ue escapar de Derric) y ella lo había
hecho. Había huido.
,l diablillo con tridente y capa roja $ue se posaba en su hombro derecho también le
decía $ue dijera la &erdad. ( $ue, en el proceso, fuera amable con él y le hiciera creer $ue
$uería ser su amiga. 6l menos hasta $ue llegaran sus padres. ,ntonces se mostraría toda&ía
m's encantadora. ( cuando sus padres &ol&ieran a Nue&a (or), se acabaría todo. Jill sabía
$ue las apariencias engañan, pero estaba demasiado cansada para pensar en eso. +u pareja
ideal jam's podría ser un atleta. @refería hombres inteligentes y bien peinados $ue iban a
trabajar con traje.
;%oda mi &ida, desde $ue era adolescente, he $uerido tener un hijo ;eNplic.
Derric) se pas una mano por el pelo re&uelto.
;-,n serio/
,lla asinti.
;8uchas chicas sueñan con el día de su boda, pero yo no. (o soñaba con tener un
bebé. 8i hermana pedía &estidos de princesa a @ap' Noel. (o siempre pedía un bebé.
HM
Teresa Ragan – También es hijo mío
:l parecía escucharla con atencin, lo cual la lle& a pensar en sus moti&os. 3os
hombres no solían escuchar así a las mujeres cuando hablaban de sus anhelos y deseos.
Derric) debía tener también un plan. @ues muy bien. @odían jugar los dos.
;3uego lleg %homas ;continu;. +alimos durante años, pero él no podíaE ;
apart la &ista;. ,sto es muy personal. No debería hablarlo contigo.
;No, por fa&or, sigue ;le pidi él;. -%homas era infértil/
Jill lo mir escéptica. 6sinti.
;,l nuestro fue un compromiso largo. Durante ese tiempo, yo bus$ué ayuda. (
encontré "ryo"orp. "uando se estropearon las cosas entre %homas y yo, supe
inmediatamente $ue mantendría la cita con "ryo"orp y criaría a mi hijo sola. +in padre, sin
ataduras, sin nadie $ue me dijera cmo criar a mi hijo. +in nadie $ue me ju*gara. ,n el
mundo hay muchas mujeres $ue crían solas a sus hijos ;cru* los bra*os sobre el pecho;.
No &eía nada de malo en lo $ue hacía.
;(o no te ju*go, Jill.
,lla pens $ue a él se le daba muy bien a$uel juego. No boste*aba y sus ojos no
mostraban aburrimiento.
;-De &erdad/
Derric) neg con la cabe*a.
;+e suponía $ue era todo confidencial ;dijo ella;. ( luego apareces t7 de pronto
;. -"u'ntas probabilidades había de eso/
;Ana entre un milln.
Jill asinti.
;Ana entre un milln ;&ol&i a mirarlo a los ojos, esa &e* m's hondo, indagando
;. No debí irme del hospital sin antes hablar contigo. -@ero y t7 $ué/ ;pregunt;. No
mencionaste $ue tenías una abogada ni $ue pensabas ir a juicio. %7 tampoco fuiste franco
conmigo, -&erdad/ ;le&ant un poco la barbilla.
;%ienes ra*n. %endría $ue haberte contado mis planes ;él cambi el peso de un
pie a otro;. ,spero $ue podamos arreglar algo entre nosotros.
;-"omo $ué/
:l sac un papel del bolsillo de atr's del pantaln y se lo pas.
H>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,sta es la fecha y la hora en $ue tenemos $ue &ernos el mes $ue &iene para la
mediacin. 3a primera fecha $ue he podido conseguir ha sido dentro de treinta días ;él
carraspe;. (o esperaba $ue me dejaras pasar algo de tiempo con Gyan antes de eso. (a
sabes, para $ue empecemos a conocernos.
,lla tom el papel y lo ley.
;:l no entra a$uí ;dijo +andy desde dentro.
Jill suspir.
;-1uieres &er a Gyan/
Derric) pareci sorprendido.
;8e encantaría.
Dentro del apartamento son un gemido.
;-No deberías estar entrenando/ ;pregunto +andy al otro lado de la puerta;.
-No necesit'is jugadores diestros en el campo/
Derric) sonri con un destello de dientes blancos y una chispa encantadora en los
ojos. Definiti&amente, seguro $ue a$uel hombre tenía un montn de mujeres hermosas a
sus pies.
;3os entrenamientos empie*an dentro de seis semanas ;contest a +andy.
;%engo una pregunta antes de $ue entremos ;dijo Jill.
;Dispara.
;-1ué pasa si &amos a la mediacin pero no conseguimos llegar a un acuerdo en
lo referente a Gyan/
;+upongo $ue tendríamos $ue ir a juicio ;contest él.
6 Jill le gust su sinceridad, pero eso no significaba $ue le gustara su respuesta.

HD
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo !

Derric) estaba sentado en el sof' de color &erde lima de Jill y miraba cmo ella
terminaba de darle un bibern a Gyan. 3eNi, la niña de cuatro años, se mo&ía sin cesar a su
i*$uierda y Jill se sentaba a su derecha.
Gyan era min7sculo, mucho m's pe$ueño $ue 0ailey, la sobrina de Derric).
;,s pe$ueñísimo ;dijo este.
;3os bebés suelen ser pe$ueños ;murmur +andy desde la cocina.
Derric) no le hi*o caso. 6 +atan's no le gustaba tenerlo dentro del apartamento.
%oda&ía sentía los ojos de ella taladr'ndole un agujero en el lateral de la cabe*a.
;-+eguro $ue no $uieres terminar de darle el bibern/ ;pregunt Jill.
;No, gracias. 8e conformo con miraros.
+atan's solt un bufido.
;%iene miedo de Gyan ;anunci 3eNi.
;No, no es &erdad ;contest Derric) r'pidamente.
;@ue* *'cale el aire ;dijo 3eNi.
+e puso de pie en el sof', con los pies cubiertos por calcetines rosas hundiéndose en
los cojines y agarr'ndose al hombro de Derric).
;No, no, prefiero mirar. -"mo sabes tanto de bebés/ ;pregunt a la niña, para
cambiar de tema y $ue se centrara en algo diferente a él.
;(o era bebé.
+andy se ech a reír.
HH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;%oma I3eNi le puso un pañal seco de tela en el hombro y lo aplast con la mano
;. @on la cabe*a de Gyan a$uí ;le dijo a Jill.
,l bibern ya estaba &acío y Jill se coloc en el sof' para poder hacer lo $ue decía la
niña.
;<.h, no sé= ;dijo Derric) con ner&iosismo.
Jill coloc a Gyan como había dicho 3eNi. ,n cuanto la cabe*a del bebé toc su
hombro, Derric) se $ued parali*ado. No se mo&i ni un centímetro.
3eNi rio y le mo&i la mano hasta colocar la palma en la espalda de Gyan.
;6hora dale golpecito* *ua&e* ;le dijo;. %7 ere* muy grande ;sonri;. No le
haga* pupa.
Derric) frot sua&emente la espalda de Derric).
;-6sí/
3eNi asinti.
;"í. Ha*ta $ue eructe.
Anos segundos después, Gyan solt un eructo grande. Derric) abri mucho los ojos.
;<2unciona=
3eNi aplaudi y solt un gritito.
Derric) sonri a Jill y a continuacin mir a +andy, lo cual fue un gran error por$ue
ella fruncía el ceño, estropeando el momento.
;<8ami, Gyan ha eructado= ;grit 3eNi en el oído de Derric).
;-1ué ha hecho Gyan/ ;pregunt +andy con una sonrisa, sabedora de $ue su hija
&ol&ería a gritar en el oído de Derric).
( eso fue lo $ue hi*o 3eNi. +atan's estaba de suerte.
;6 Gyan le gu*ta* ;dijo 3eNi. Jill se le&ant del sof'.
Derric) rio. 6 pesar de ser de la semilla del diablo, 3eNi era una niña adorable.
;@ero su mami no le gu*ta ;añadi 3eNi.
Jill se rubori*.
;@ues claro $ue le gusta su mami ;inter&ino Derric).
;No. No le gu*tan sus titis.
;,st' bien ;+andy se acerc y se lle& a la niña;. ,s hora de bañarte.
;6hora no. Holly5ood ha dicho $ue &amo* a dibujar.
HK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,n otro momento ;contest +andy.
;,s una niña encantadora ;coment Derric) cuando se $uedaron solos.
;8uy graciosa ;asinti Jill, con los bra*os cru*ados.
Derric) no sabía $ué hacer. Gyan se estaba durmiendo en su hombro. No $uería
despertarlo, pero tenía calambres en la pierna y el bra*o no estaba mucho mejor.
3os dos guardaron silencio mirando la cabecita de Gyan apoyada en el hombro de
Derric).
;,s la primera &e* $ue tengo un bebé en bra*os ;coment este;. 0ueno, la
primera &e* en mucho tiempo. No es tan difícil después de todo.
;+e te da bien.
Derric) baj la barbilla al pecho y mir a Gyan.
;%iene tu boca ;dijo.
Jill se sent en el bra*o del sof' y mir también a Gyan.
;Amm. -%7 crees/
Derric) le mir la boca para compararlas y ella sinti &ergVen*a y se arrepinti de
haber hecho la pregunta.
;"laro $ue sí ;dijo él.
Jill mir la boca de Gyan.
;No me había dado cuenta. @uede $ue tengas ra*n ;a$uella idea la anim
muchísimo;. @ero la nari* es tuya, eso seguro ;añadi;. ( tiene los ojos grandes como
t7.
;@ara &erte mejor, $uerida ;él mo&i las cejas arriba y abajo.
Jill rio. 9io $ue Derric) la miraba de un modo eNtraño y se puso seria.
;-1ué/
;Nada ;contest él, apartando la &ista.
,lla pens en insistir hasta $ue le dijera lo $ue pensaba, pero opt por no hacerlo.
Hasta $ue hubieran aclarado las cosas entre ellos en lo referente a Gyan, era m's seguro
mantener la guardia alta. +i $uería con&encer a sus padres de $ue salían juntos, tenía $ue
mostrarse amistosa, pero no había ra*n para eNagerar.
:l &ol&i a mirar a Gyan, $ue se había $uedado dormido.
;8e parece $ue lo hemos agotado. -3o pongo en su cuna/
HL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;(o lo lle&aré ;ella se le&ant y tom al niño. ,ste ahora olía a Derric)? eNudaba
un aroma acre y &iril;. 9uel&o enseguida.
"uando regres, Derric) estaba en la puerta, preparado para marcharse. Jill se
alegr. :l la ponía ner&iosa. ,ra atracti&o y demasiado encantador para su bien.
@robablemente esa tarde había sido un engaño. +eguramente $uería $ue ella se confiara,
hacerse su amigo y después, cuando menos lo esperara, llegarían sus abogados y
encontrarían el modo de $uitarle a Gyan. +e record $ue no se podía confiar en los
hombres.
;8e preguntaba si te importaría $ue me pasara mañana ;coment él.
;No ;contest ella enseguida;. ,s decir, creo $ue no sería buena idea.
+e sentía &ulnerable y no le gustaba la sensacin. No podía ser su amiga y al mismo
tiempo mantenerse fuerte. +us planes se hacían papilla r'pidamente. 6bri la puerta.
;1ui*' lo mejor sea $ue no nos &eamos hasta la mediacin ;dijo cuando sali él.
Derric) se frut la barbilla, claramente confuso.
;+é $ue esto no puede ser f'cil para ti, pero tardaremos un mes en ir a la
mediacin. 8is padres &i&en a menos de una hora de a$uí y mi familia me est' dando la
lata para conocer a Gyan. -@or $ué no os recojo a él y a ti el s'bado a las die* yE/
;No. 3o siento, no puedo ;Jill cerr la puerta y se apoy en ella con los ojos
cerrados hasta $ue lo oy alejarse.
%odo sucedía muy deprisa. ,lla tenía $ue dirigir una re&ista, una re&ista pe$ueña, sí,
pero re&ista al fin y al cabo. Comida para todos tenía de todo, desde recetas r'pidas a
críticas de restaurantes. 3a idea de la re&ista se le había ocurrido cinco años atr's como un
hobby, cuando &i&ía en el este, pero no había tardado en con&ertirse en mucho m's. Había
encontrado un comprador para la edicin de Nue&a (or) y habían acordado $ue ella
empe*aría otra edicin en "alifornia. @ero encontrar lectores lle&aba tiempo y sus ahorros
disminuían r'pidamente. +i no encontraba un modo de conseguir suscriptores, se &ería
obligada a buscar un trabajo fuera del apartamento.
%enía $ue terminar un artículo, leer emails y contestar al teléfono. ,ntr en la cocina
y al* el auricular.
;-Diga/
;Jill. 8e alegro mucho de oír tu &o*. +oy yo, %homas.
HO
Teresa Ragan – También es hijo mío

TTTT

De camino a su coche, a Derric) le resultaba difícil entender el concepto de $ue
tenía un hijo. 3os 7ltimos días habían sido un tio&i&o de emociones. 6ntes de encontrar a
Jill, había pensado mucho en lo $ue haría si locali*aba a la mujer $ue lo había elegido como
donante y resultaba $ue ella estaba embara*ada.
Desde luego, nunca había pensado $ue se sentiría como en a$uel momento. 2eli*.
,star con Gyan había sido muy estimulante. Hasta 3eNi había ayudado a calmar sus ner&ios
por si sería o no sería capa* de lidiar con niños.
@ens $ue, $ui*', si 8aggie podía &er $ue había cambiado y se tomaba en serio sus
responsabilidades, &ería $ue él, y no 6aron, era el hombre ideal para ella.
@or el rabillo del ojo &io un cartel $ue anunciaba apartamentos de al$uiler. +e &ol&i
y sigui la direccin de la flecha, $ue lo lle& de nue&o escaleras arriba. Justo enfrente del
apartamento de Jill había un cartel de +, 631AJ36.
+e dirigi a la oficina principal con una sonrisa.

TTTT

Habían pasado tres días desde $ue 8aggie y Derric) se habían &isto en el tribunal.
6aron había insistido en $ue ella no fuera, pero 8aggie había ido de todos modos y ahora
su prometido casi no le hablaba.
6un$ue habían mantenido su relacin en secreto hasta hacía poco, 6aron y ella
lle&aban unos meses &i&iendo juntos. 6aron estaba sentado en la mesa de la cocina,
tecleando en su ordenador port'til.
HP
Teresa Ragan – También es hijo mío
8aggie lo obser&aba a poca distancia. :l era farmacéutico de día y estudiaba
derecho de noche. 6 ella le gustaba cmo se le ri*aba el pelo alrededor de las orejas y el
modo en $ue su nari* se cur&aba le&emente hacia la i*$uierda, algo $ue nadie m's notaría a
primera ni a segunda &ista. .diaba molestarlo, pero él lle&aba días hablando muy poco y
a$uello tenía $ue acabar.
;6aron ;dijo.
;Amm.
;%enemos $ue hablar de Derric).
:l no contest? sus dedos siguieron golpeando el teclado sin &acilar ni un instante.
;%ienes $ue hablar con tu hermano antes de $ue lle&e a esa mujer a los tribunales y
a&ergVence a la familia en el proceso.
;No es mi hermano.
0iolgicamente hablando, a$uello era &erdad, pero 6aron había sido adoptado
eNtraoficialmente por la familia de Derric) cuando tenía doce años. Después de $ue su
madre se fugara con otro hombre y su padre empe*ara a pasar m's tiempo en el bar $ue en
su casa.
;6ntes hablabas de Derric) con orgullo ;le record ella;. +iempre presumías de
cmo se había ganado un lugar en la N23, lo llamabas tu hermano y recordabas una
anécdota de la infancia detr's de otra.
;,so era antes de $ue &ol&iera a encontrarte. 6hora todo es distinto.
6$uello dolía. 8aggie sigui mir'ndolo. :l toda&ía no había apartado la &ista del
ordenador. Desde $ue le diera el puñeta*o a Derric), la trataba como si ella hubiera hecho
algo malo.
;6aron. 8írame, por fa&or.
6l fin él al* la &ista y la mir con frialdad.
;-@or $ué me culpas de los actos de Derric)/ ;pregunt ella.
;-3a &erdad/
;"laro $ue sí.
;"reo $ue t7 $uerías $ue Derric) te besara.
6$uello fue como un puñeta*o en el estmago. 8aggie sinti dolor y n'useas.
;-Hay algo m's/
HQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;+í. "reo $ue est's enamorada de Derric). "reo $ue siempre lo has estado. "reo
$ue aceptaste casarte conmigo para acercarte a él.
8aggie no sabía si reír o llorar. 3e resultaba difícil creer $ue él pudiera ser tan
espeso.
;-%7 no crees $ue, si $uisiera estar con Derric), me habría ido con él/
;No. %7 eres muy orgullosa y el orgullo jam's te habría permitido ir detr's de él.
B<"aray= Ha pensado en todoC. 8aggie lo mir. :l &ol&i de nue&o su atencin al
trabajo. ,lla se había criado con un montn de chicos, entre ellos Derric) y 6aron. %odos lo
hacían todo juntos. 8ontaban en bici, jugaban al f7tbol, lan*aban canastas y caminaban por
la ciudad. Habían bromeado juntos, jugado juntos y se habían gastado bromas pesadas unos
a otros. Hasta $ue ella lleg a la pubertad, había sido una m's con los chicos4 "onnor,
Derric), 6aron, 3ucas, 0rad, "liff, Ja)e, unos cuantos &ecinos y 8aggie. %odos habían sido
muy amigos, al menos hasta $ue a ella le cambi el cuerpo y a ellos se les puso m's gra&e
la &o*. Durante un periodo corto de tiempo, ella pens $ue sentía algo por Derric). @ero
entonces le había regalado un baln de f7tbol americano en su catorce cumpleaños y él la
había besado. "uando se dieron su tercer y 7ltimo beso en la oficina del director en el
7ltimo curso del instituto, ella ya sabía $ue su cora*n no estaba en eso.
Derric) era di&ertido y despreocupado, pero no se tomaba la &ida en serio. 6aron,
por otra parte, se había con&ertido en un hombre responsable y cariñoso $ue lle&aba sus
sentimientos a la &ista de todos. 6aron y ella se habían hecho muy amigos. Hablaban
durante horas y 8aggie solo había necesitado un beso para saber $ue él era el dueño de su
cora*n, era a él a $uien amaba.
+í, las hermanas de 6aron y Derric) le habían contado el juramento ridículo $ue
habían hecho todos los chicos en a$uella época, la promesa de $ue, si no podían tenerla
todos, no la tendría ninguno.
Ana locura. 0obadas de la infancia.
8aggie mir a su prometido y sonri interiormente pensando en todas las noches
solitarias $ue había pasado en sus años uni&ersitarios soñando con $ue 6aron iría a
buscarla. :l había tardado unos años m's de los $ue ella creía, pero había terminado por ir.
( ella había estado esperando.
KS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-6 dnde &as/ ;pregunt 6aron, cuando ella suspir y se dispuso a salir de la
cocina.
8aggie se detu&o en el umbral y mir la casa $ue habían compartido durante meses.
8ir el escritorio $ue le había comprado 6aron antes de $ue se mudaran allí, los cojines
hechos a mano en los sillones donde se sentaban, cojines $ue había hecho ella cuando se
instalaron allí.
;9oy a por mi ordenador ;contest;. %engo clientes $ue me necesitan.
;-No te &as a ir/
8aggie enarc las cejas, escandali*ada por la pregunta.
;,sta es mi casa ;respondi, harta de tonterías;. +i alguien se marcha, tendr's
$ue ser t7. (o no iré a ninguna parte.
;-( no tienes nada $ue decir sobre el tema/
8aggie trag el nudo $ue tenía en la garganta, decidida a no derrumbarse, firme en
su decisin de ayudar a Derric) en a$uel momento de necesidad.
;9oy a ayudar a Derric) todo lo $ue pueda. ,s tu hermano. ,s familia.

KM
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo "

;-1ué le has hecho a 6aron/
Derric) hi*o una mueca al salpicadero de su coche, donde la radio a menudo ponía
milagrosamente ondas magnéticas a la &o* de su madre. ,l teléfono manos libres de su
"he&y %ahoe supuestamente ayudaba a &iajar m's seguro, pero se pregunt si sería muy
seguro conducir mientras le sermoneaba su madre.
;No sé de $ué me hablas ;dijo sin apartar la &ista de la carretera.
;6aron ha dicho $ue, si &ienes t7 a la reunin familiar $ue estoy planeando, no
puede &enir él. Ha dicho $ue te pregunte a ti si $uiero detalles.
;6hora no, mam'. ,stoy aparcando delante de mi nue&o apartamento. Ja)e y los
melli*os &ienen a ayudarme a mo&er algunas cosas.
;-@or $ué te mudas a un apartamento cuando ya tienes una casa preciosa/
Derric) entr en el aparcamiento.
;,s solo temporal. 1uiero $ue Jill entienda $ue la &ida de Gyan ser' mejor si yo
estoy en ella.
;@ues claro $ue ser' mejor si t7 est's en ella. -"u'ndo podremos conocer a Jill y a
nuestro nieto/
;,stoy trabajando en ello, mam'. Hasta la mediacin del mes $ue &iene, &oy a
hacer lo $ue pueda para intentar $ue Jill y yo lleguemos a alg7n acuerdo entre nosotros.
;No comprendo. %7 estu&iste en la habitacin del hospital cuando naci &uestro
hijo. -@or $ué no &e $ue eres un hombre bueno y fiable/ No eres eNactamente %om Han)s o
0ob 0ar)er, pero tienes carisma. 1ui*' se pregunte por $ué sigues soltero.
K>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;8am', eso me podría parecer un cumplido si a 0ob 0ar)er no lo hubieran
demandado seis mujeres por su programa de tele&isin.
;Gidículo. 0ob 0ar)er fue nombrado el presentador de concursos m's popular en
una encuesta a ni&el nacional.
Derric) solt una risita. 6parc en un lugar &acío y puso el freno de mano.
;,n eso tendré $ue aceptar tu palabra. %engo $ue irme.
;Dile a Ja)e $ue he encontrado los patines $ue andaba buscando y diles a los
melli*os $ue la cena estar' lista a las siete.
;-@atines/
Ja)e tiene una cita con "andy este fin de semana, pero yo no te he dicho nada.
Derric) al* los ojos al cielo.
;-+igues cocinando para los melli*os/ -No tienen ya &einticinco años/
;,l miércoles &iene todo el mundo a cenar a$uí. %odo el mundo menos t7.
<8aldicin= Derric) había &uelto a ol&idarlo.
;Jré la semana $ue &iene, lo prometo.
;%e tomo la palabra. No ol&ides traer una foto de Gyan.
;Haré lo $ue pueda. %e llamo luego, mam' ;Derric) cort la llamada antes de
$ue a su madre se le ocurriera otro tema de con&ersacin. +ali del coche y cerr la puerta.
3a capa de nubes procedentes del mar había desaparecido antes $ue de costumbre
a$uel día. ,l sol calentaba el aire y los hombros rígidos de Derric). Había un cielo a*ul sin
nubes, sin asomo de la niebla de contaminacin de 3os 6ngeles ni del tiempo plomi*o de
junio. "err los ojos, al* la cara hacia el sol, respir hondo y eNtendi la pierna. 3a rodilla
se le agarrotaba un poco cuando pasaba mucho rato sentado.
+on un claNon y entraron dos camionetas en el aparcamiento. Ana 2ord &ieja
marrn y un modelo %oyota m's nue&o. Habían llegado tres de sus hermanos. 3os melli*os,
"liff y 0rad, tenían un negocio de construccin y eran los del &ehículo m's nue&o? y Ja)e
los seguía en una camioneta $ue le había tomado prestada a su padre.
"liff fue el primero en encontrar aparcamiento y acercarse andando a Derric).
8edía un metro no&enta y ocho y era el m's alto de los hermanos. ,n la cancha de
baloncesto para él era pan comido lan*ar canastas. ,ra el 7nico rubio de la familia, y por
KD
Teresa Ragan – También es hijo mío
eso los dem's le gastaban bromas con $ue a su madre siempre le había gustado el cartero
rubio.
+eñal el blo$ue de apartamentos con la barbilla.
;"on$ue este es tu nue&o hogar, -eh/
;@or el momento sí.
;,s muy distinto de tu casa de 8alibu.
,s solo temporal. %engo $ue hacer lo $ue tengo $ue hacer.
;-( $ué es lo $ue tienes $ue hacer eNactamente/
Ja)e y 0rad llegaron hasta ellos a tiempo de oír la respuesta de Derric).
;1uiero demostrarle a Jill $ue soy un buen tipo, $uiero $ue &ea $ue mere*co estar
en la &ida de Gyan.
;No sabía $ue tenías tantos deseos de ser padre ;inter&ino Ja)e.
;No ha sido eleccin suya, -no te parece/ ;coment "liff.
;(o tampoco sabía $ue sentiría esto ;repuso Derric);, pero en cuanto tu&e a mi
hijo en bra*os, supe $ue no solo tenía $ue estar ahí por si necesita algo, sino $ue también
$uiero formar parte de su &ida. 1uiero &erlo dar sus primeros pasos y oír su &o* cuando
diga sus primeras palabras. 1uiero ayudarle con los deberes y jugar al béisbol con él en el
par$ue. 1uiero entrenarlo si decide jugar a alg7n deporte y $uiero conocer a sus amigos. 3o
$uiero todo.
+e produjo un silencio bastante largo.
Derric) crey &er en los ojos de sus hermanos $ue había dicho demasiado, pero no
le import. 6$uello de ser padre había sacado a la lu* un lado sentimental suyo $ue no era
consciente de tener.
;( cuando Jill &ea $ue eres un buen tipo, -luego $ué/ ;$uiso saber Ja)e.
;No tengo ni idea ;contest Derric).
0rad mo&i la cabe*a.
;-1ué clase de mujer $uerría alejar a un padre de su hijo/ "on la de padres in7tiles
$ue hay por ahí, llegas t7, un tipo $ue $uiere formar parte de la &ida de su hijo, y ella te da
la espalda. No lo entiendo.
;,st' confusa ;le eNplic Derric);. @or lo $ue he podido entre&er hasta el
momento, hubo un incidente en su pasado $ue la dej un poco amargada en relacin con los
KH
Teresa Ragan – También es hijo mío
hombres. ( no se la había pasado por la cabe*a $ue su donante de semen pudiera llamar a
su puerta, ra*n por la $ue tengo $ue demostrarle no solo $ue Gyan me necesita en su &ida,
sino también $ue no tengo intencin de $uit'rselo ni de hacerla desgraciada a ella.
;,s una situacin complicada ;asinti "liff.
;-"mo es Jill/ ;pregunt Ja)e.
Derric) pens en la primera &e* $ue la había &isto. +olo se había fijado en su
&ientre, al menos hasta $ue la había besado. Hasta a$uel momento no había pensado mucho
en el beso. ,lla tenía ojos sensuales, labios gruesos, rostro eNpresi&oE;. ,s bonita. @elo
brillante, dientes blancos rectos. No se ma$uilla mucho.
;No es tu tipo, -eh/ ;pregunt "liff.
;(o no tengo un tipo definido.
+us tres hermanos se echaron a reír al unísono.
Ja)e chas$ue los dedos.
;(a sé lo $ue tienes $ue hacer.
0rad solt una risita.
;,sto &a a ser di&ertido.
;%ienes $ue gustarle ;continu Ja)e sin hacerle caso;. Ha* $ue te desee,
co$uetea con ella, ha*le cumplidos y llé&ale flores sin $ue haya un moti&o. 6 las mujeres
les encanta eso.
Derric) lan* un gruñido.
;No $uiero engañarla.
;8uy bien, como $uieras ;Ja)e se encogi de hombros;. +iempre puedes
recurrir a mi idea si te falla todo lo dem's.
;Nada en esta situacin &a a ser f'cil ;dijo 0rad, cuando Derric) y "liff se
acercaron a la camioneta m's prNima y empe*aron a desatar las sogas $ue sujetaban los
muebles.
;-( si Jill decide dejar $ue formes parte de la &ida de Gyan y luego, por ejemplo,
descubres $ue $uiere $ue &aya a un colegio solo para chicosE/ ;pregunt Ja)e.
;@or encima del cad'&er de Derric) ;inter&ino "liff.
;-( si le hace un tatuaje a Gyan/ ;continu Ja)e, $ue no se $uería dar por
&encido tan f'cilmente.
KK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Nadie hace tatuajes a los niños ;le contest 0rad.
"liff neg con la cabe*a.
;,so no es &erdad. ,l sobrino de un amigo mío tiene un saln de tatuajes y le hi*o
uno a su hijito.
;Jill jam's haría eso ;coment Derric), aun$ue nadie lo escuchaba.
;-( si lo decide apuntarlo a clases de ballet/
Ja)e se mostr escandali*ado.
;-6dmiten niños en las clases de ballet/
;Ninguno sobrino mío se pondr' leotardos ;anunci 0rad.
Derric) al* una mano.
;,st'is sacando las cosas de $uicio. Gyan no tiene ni una semana de &ida. 6dem's,
si decide $ue $uiere bailar, yo no &eo nada de malo en eso.
3os otros tres soltaron una carcajada al oírlo.
6 Derric) empe*aba a dolerle la cabe*a.
;-3e est' dando el pecho/ ;pregunt uno de los melli*os.
Derric) había &isto a Gyan tomar un bibern y recordaba el comentario de 3eNi de
$ue al niño no le gustaban las titis de su madre.
;8e parece $ue no.
;,l otro día oí $ue la abuela le decía a mam' $ue esperaba $ue Jill lo amamantara
por$ue, si no, el bebé podía resultarE menos listo.
;Gidículo ;dijo uno de sus hermanos;. 8e suena a cuentos de &iejas.
;(o solo digo lo $ue he oído.
;(o el 7nico incon&eniente $ue encuentro en $ue una mujer amamante a su hijo es
$ue luego se le caen los pechos ;declar 0rad.
;,s un incon&eniente muy grande ;asinti Ja)e.
;8e pregunto si 8aggie pensar' dar el pecho ;coment "liff.
;@rimero tendr' $ue llegar el matrimonio y después el bebé ;gruñ Derric);.
-@odemos ponernos a trabajar de una &e*/
;9eo $ue sigues susceptible con el tema de 8aggie.
Derric) termin de desatar las cuerdas y fue a abrir la parte de atr's de la camioneta.
KL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6aron no actu bien al con$uistarla, y eso es todo lo $ue pienso decir sobre ese
asunto.
0rad mo&i la cabe*a.
;%e ha dado fuerte con 8aggie, -eh/ (o no me lo creía, pero ahora $ue sale el
tema, -$ué te pasa/ +i estabas enamorado de ella, -por $ué no fuiste t7 hace tiempo a
buscarla e intentar con$uistarla/
;@or$ue sabía $ue no era el 7nico $ue sentía algo por ella. ( habíamos hecho un
juramento, -recuerdas/
;,so fue hace m's de $uince años ;dijeron los otros tres al unísono.
;:ramos unos críos ;añadi "liff, para rematar el argumento.
Ja)e mo&i la cabe*a de un modo $ue daba a entender $ue pensaba $ue Derric) era
un caso perdido.
,ste agarr un eNtremo del sof' y sac él solo la mitad fuera de la camioneta, antes
de $ue Ja)e lo agarrara por el medio y 0rad saltara al &ehículo para le&antarlo por el otro
eNtremo.
;%ienes $ue ol&idar tus sentimientos por 8aggie ;le aconsej Ja)e;. 6aron y
ella se $uieren y 6aron se merece ser feli* y contar con el apoyo de su hermano.
;:l no es nuestro hermano.
Ja)e mir a Derric) de hito en hito.
;,so es mentira. -+abes $uién me enseñ a nadar/ 6aron. -Gecuerdas a$uel
accidente de tr'fico $ue hubo en Rest 3os 6ngeles/ 2ue un accidente del $ue toda&ía se
habla. -An conductor $ue se durmi al &olante y cuatro chicos murieron cuando &ol&ían a
su casa de 3as 9egas/ No se lo he dicho a nadie, pero yo tenía $ue haber ido en ese coche.
Hasta $ue 6aron se enter y me lo prohibi. 6mena* con decírselo a mam'. (o estaba
furioso con él y lo odié por eso. @ero ahora no estaría a$uí de no ser por él. 6aron sí es
nuestro hermano. ( también es el tuyo, pero me parece $ue se te han cru*ado los cables.
@or$ue si te pararas a pensar en los &iejos tiempos, &erías $ue est's muy e$ui&ocado.
8aggie nunca nos $uiso a ninguno tanto como $uería a 6aron. @ero por alguna ra*n, todo
el mundo &e eso claramente menos t7.
;-@odemos ponernos a trabajar ya/ ;pregunt Derric).
;,sa es una buena idea ;repuso uno de los melli*os.
KO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@or cierto ;Derric) mir a Ja)e;, mam' ha dicho $ue te diga $ue ha
encontrado los patines $ue buscabas, los $ue $uieres lle&ar a tu cita con "andy este fin de
semana.
0rad tosi un poco.
;-"andy 0a)er/ -6$uella chica $ue era tan cruel/
;-3a misma "andy $ue una &e* te rob la ropa cuando te cambiabas para
,ducacin 2ísica en el instituto/ ;pregunt "liff.
;No es nada del otro mundo ;contest Ja)e;. Nos encontramos por casualidad
el otro día.
"liff se rasc la barbilla.
;-9ais a ir a patinar/ -3a gente sigue haciendo eso/
3os melli*os rieron. Ja)e no, por supuesto. Derric) tampoco, por$ue seguía
intentando a&eriguar cmo podían estar tan ciegos sus hermanos en lo referente a 8aggie y
a él y cmo habían podido ol&idar lo $ue habían compartido entonces. %odos ellos y
8aggie habían estado a menudo juntos en a$uella época. ( Derric) no recordaba ni una
sola &e* en la $ue 6aron y 8aggie hubieran pasado m's de unos minutos juntos a solas. 3a
7nica ra*n por la $ue él, Derric), no había ido a intentar con$uistarla era el juramento, ese
mismo juramento $ue acababa de descubrir $ue él era el 7nico $ue se había tomado en
serio.

TTTT

3os cuatro tardaron una hora en amueblar el nue&o apartamento de dos dormitorios
con una cama doble, una cmoda, un sof', una mesita de café y una tele&isin con pantalla
plana de cuarenta pulgadas. ,n la casa había ya frigorífico, cocina, la&adora y secadora.
Derric) abri la ne&era y pas latas de té frío a sus hermanos.
;-1ué es esto/ ;pregunt "liff;. -,s $ue no tienes cer&e*a/
;1ui*' la prNima &e* ;contest Derric), abriendo su lata.
KP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;1uiere dar ejemplo mientras &i&e a$uí ;le record 0rad a su hermano melli*o.
;Necesitas algo para decorar las paredes. %engo un pster antiguo de @amela
6nderson $ue puedes colgar encima de la tele, pero $uiero $ue me lo de&uel&as cuando te
&ayas de a$uí.
Derric) no le hi*o caso. ,ntr en su dormitorio nue&o, donde había una cama y una
cmoda, pero, y eso era lo m's importante, donde estaban también sus analgésicos, en la
maleta guardada en el armario empotrado. No le gustaba tomar analgésicos. De hecho lo
e&itaba siempre $ue podía. @ero después de transportar sof's y mesas y subir y bajar
muchas escaleras, la rodilla derecha le ardía. 3a semana anterior su doctor le había ofrecido
inyectarle esteroides en la pierna lesionada para combatir el dolor, pero Derric) había
decidido $ue se guardara las inyecciones para alguien $ue las necesitara m's $ue él. Había
soportado dolores peores durante su carrera como jugador de f7tbol americano y un poco de
dolor de &e* en cuando no le iba a hacer renunciar a su carrera. ,l f7tbol americano era su
&ida, le había proporcionado una casa cmoda, había pagado la hipoteca de sus padres, y
aun$ue su hermano no lo sabía, también pagaría la uni&ersidad de Ja)e. No, no permitiría
por nada del mundo $ue unos cuantos analgésicos arruinaran todo a$uello por lo $ue había
trabajado tanto.
;-%e duele otra &e*/
Derric) se trag la pastilla y bebi un sorbo de té frío antes de &ol&erse hacia la
puerta. +u hermano "onnor lo obser&aba apoyado en el marco.
;,stoy bien ;contest Derric).
8ir a su hermano mayor. 3e sorprendía &erlo, pues "onnor aparecía muy poco en
los 7ltimos tiempos. "uando lo hacía, solía ir con bata blanca, pues era gineclogo y
trabajaba muchas horas. "onnor era el guapo de la familia y a Derric) y sus hermanos les
gustaba gastarle bromas sobre su cara bonita. ,se día lle&aba un traje oscuro y una corbata
de seda a*ul brillante.
;8e alegro de $ue hayas &enido ;dijo Derric);. -%ienes una cita interesante/
"onnor le dedic una sonrisa torcida.
;Nada de citas. He estado en un congreso no muy lejos de a$uí. 8am' ha dicho
$ue necesitabas ayuda para mo&er muebles, pero me parece $ue he llegado demasiado
tarde.
KQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Gracias de todos modos. -"mo te &a todo/
;8uy bien ;repuso "onnor. +eñal la maleta en el armario con un gesto de la
cabe*a;. +i alguna &e* necesitas ayuda para dejar de tomar esas pastillas, a&ísame.
;%e agrade*co la oferta ;dijo Derric);, pero estoy bien. 3a rodilla &a mucho
mejor. ,staré como nue&o antes de $ue empiece la pretemporada.
No se molest en eNplicar $ue lle&aba tanto tiempo con el mismo frasco de pastillas
$ue casi habían caducado. +abía $ue su hermano tenía tendencia a pensar $ue todo a$uel
$ue tomaba algo m's fuerte $ue una aspirina era un adicto. Dos años atr's, "onnor había
perdido a su esposa por culpa de las drogas y desde entonces no había &uelto a ser el
mismo. Derric) no &eía ninguna ra*n para decirle la &erdad. -De $ué ser&iría/ 2ue con él
hasta la sala de estar.
;6hora $ue te has trasladado a un apartamento del tamaño del dormitorio $ue
tienes en 8alibu ;pregunt "onnor;, -$ué &a a ser lo siguiente/
;6hora me tomaré cada día como &enga y confiaré en $ue todo salga bien.
;<8ira, mami, e* Holly5ood=
Nadie se había molestado en cerrar la puerta del apartamento. Derric) sonri a la
cabecita de pelo ri*ado $ue meti la cabe*a en su nue&o apartamento.
;Hola, 3eNi, -$ué tal est's/
;-1uién es esa niña/ ;pregunt "onnor.
;,s la hija de +atan's ;contest Derric) en &o* baja.
"onnor mir atentamente a la niña.
;@ues parece bastante encantadora.
Derric) solt una risita.
;No me interpretes mal. 3a niña est' bien, es la madre la $ueE
No termin la frase. +andy lleg en a$uel momento donde estaba su hija y se asom
al interior del apartamento.
;No parece +atan's ;murmur "onnor.
;3as apariencias pueden engañar mucho ;contest Derric);. No lo ol&ides.
;@erdn ;musit +andy, $ue luchaba con bolsas y pa$uetes y al mismo tiempo
intentaba sujetar a 3eNi por el bra*o antes de $ue la niña se metiera en el apartamento.
No lo consigui.
LS
Teresa Ragan – También es hijo mío
"liff se hallaba en la cocina guardando platos y otros utensilios y 0rad estaba
conectando la tele&isin. Ja)e se había sentado en el sof' con su té y "onnor fue a la puerta
y liber a +andy de su carga.
;,stoy bien ;dijo ella.
;No me cuesta nada ;"onnor le tom las bolsas de todos modos.
3eNi tir de la pernera del pantaln de Derric).
;-1uiere* dibujar/ %engo colore* nue&o*.
Derric) se dobl sobre su rodilla buena para $ue la cabe*a de 3eNi le $uedara a la
altura del pecho y no de las rodillas.
;,st's de suerte. 6 mi hermano Ja)e le encanta colorear ;señal el sof' donde
estaba sentado Ja)e.
3eNi no perdi tiempo en acercarse a él con los l'pices y el libro de dibujos para
colorear.
Ja)e palideci cuando la niña se subi a su rega*o y se instal cmodamente allí.
3eNi abri el libro de colorear animales y cla& un dedo en el primer dibujo $ue apareci.
;Hacemo* primero el len. ,l len ruge ;dijo. Gugi un par de &eces para
demostrarlo y sonri, orgullosa de sí misma.
+andy mo&i la cabe*a desde el umbral.
;3o siento. ,s muy r'pida para mí.
;6 Ja)e no le importa nada ;le asegur Derric);. ,n la guardería era un
campen coloreando animales.
,l aludido le lan* una mirada $ue prometía &engan*a.
;<.h= ;le dijo 3eNi;. 8e gu*ta*.
Ja)e for* una sonrisa, tom el l'pi* $ue le tendía la niña y se puso a colorear.
+andy mir el apartamento.
;-"u'l de todos &osotros &i&e a$uí/ ;pregunt a Derric).
;Derric) lo ha al$uilado unos meses ;le dijo 0rad.
;-De &erdad/ -( Jill lo sabe ya/
;%oda&ía no ;Derric) señal a Ja)e con un gesto, con la esperan*a de cambiar de
tema;. +andy, $uiero presentarte a algunos de mis hermanos. ,l $ue est' coloreando es
Ja)e. "liff est' en la cocina desempa$uetando cacharros y 0rad es ese $ue est' enredando
LM
Teresa Ragan – También es hijo mío
con la tele&isin ;los tres hermanos la saludaron con la mano y le dijeron hola;. ,l
hombre elegante $ue se ha $uedado con tus bolsas es "onnor.
+andy sonri y mir a todos a los ojos menos a "onnor. Derric) no pudo e&itar
pensar si le daría &ergVen*a. :l habría jurado $ue a$uella mujer no sabía lo $ue era la
&ergVen*a.
;-Has dicho Balgunos de mis hermanosC/ ;pregunt ella;. -,s $ue hay m's/
;%res m's ;contest "onnor;. Garrett, 3ucas y 6aron. ( dos hermanas. Gachel
y Woey.
;9uestra madre debe de ser una mujer muy especial. (o me siento desbordada con
una.
;3o es ;contestaron todos los hermanos a la &e*.
Derric) pens $ue ella parecía otra persona a$uel día. +e la &eía relajada, como si
hubiera bajado la guardia. . $ui*' había acabado por aceptar $ue él había entrado en
escena para bien o para mal y $ue lo mejor para todos sería aceptarlo así.
+andy mir detr's de ella y dijo4
;<.h, &aya= 6hí est' Jill ahora. 9amos, 3eNi, es hora de irse.
Derric) pas por delante de sus in&itados y sali por la puerta, desde donde &io a
Jill, $ue subía las escaleras hasta su apartamento. 3le&aba a Gyan atado en un portabebés.
:l le sali al encuentro en el rellano.
;Hola.
,lla se detu&o en el 7ltimo escaln.
;-1ué haces t7 a$uí/
;6hora &i&o a$uí ;Derric) señal su apartamento con la cabe*a.
,lla mir en a$uella direccin y &io a +andy rodeada de hombres.
;-1ué hace +andy ahí/
;3eNi y ella han pasado a saludar. %7 deberías hacer lo mismo ;él al* un dedo
en el aire;. +olo te pido un minuto, lo suficiente para $ue mis hermanos &ean a su sobrino.
Jill pas a su lado y dej el portabebés en el felpudo delante de su puerta para
buscar las lla&es en el bolso.
;No deberías haberte mudado a$uí. No puedo creer $ue caigas tan bajo.
L>
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) no respondi. No $uería discutir con ella por$ue había sabido de antemano
$ue a ella no le gustaría a$uello. ,n &e* de eso, obser& a Gyan intentar meterse la mano en
la boca. +olo hacía unos días $ue no lo &eía y ya parecía $ue Gyan hubiera duplicado su
tamaño.
;Hola, pe$ueñín ;dijo, inclin'ndose a hablar con el;. %e est's haciendo muy
grande, -&erdad /
Gyan le tom el pulgar con firme*a. ,l pe$ueño olía a talco y a leche en pol&o.
;8ira eso. %iene mucha fuer*a agarrando. 6lg7n día jugar's al f7tbol como tu
&iejo, -a $ue sí/
Jill entr en su apartamento y dej el bolso en la mesita de café con un golpe seco.
9ol&i a la puerta y cru* los bra*os sobre el pecho.
;An minuto ;dijo;. No tienes m's. ( Gyan no jugar' nunca al f7tbol americano.
Derric) tard un momento en asimilar sus palabras. 3o despist el comentario sobre
el f7tbol, y adem's no esperaba $ue Jill accediera a su peticin de presentar a Gyan a sus
hermanos.
+e incorpor, pensando $ue debía actuar con rapide* y apro&echar la buena
disposicin de ella. @ero antes de $ue pudiera tomar el portabebés, Jill se inclin y al* a
Gyan en sus bra*os.
Derric) la sigui a su apartamento.
,l bebé empe* a llorar.
;-,se es Gyan/ ;pregunt alguien cuando Jill entr en el apartamento.
0rad fue el primero en llegar hasta ella.
;-@uedo tomarlo en bra*os/
;No creo $ue sea buena idea ;repuso Derric).
;"laro $ue puedes ;Jill le pas el niño a 0rad;. %oma ;le mostr cmo
coloc'rselo sobre el codo;. @uedes usar el hueco del bra*o para sostenerle la cabe*a en
alto. +í, así.
;<8irad eso= ;eNclam 0rad;. Ha dejado de llorar.
;No le gu*ta su mami ;dijo 3eNi. +ac un l'pi* nue&o de la caja $ue había en el
sof', al lado de Ja)e.
;,so no es &erdad ;le contest +andy;. -1ué te dije yo cuando dijiste eso/
LD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Diji*te $ue no importa por$ue a mucho* bebé* no le* gu*tan su* mami*.
;No es &erdad ;+andy mir a Jill y se encogi de hombros con aire de disculpa.
Jill parecía decidida a ignorarlos a todos. +eguía ayudando al hermano de Derric) a
sostener a Gyan.
Derric) sinti un nudo en la garganta. -@ero $ué narices le ocurría/ +iempre $ue
estaba cerca de Jill y su hijo se ponía sentimental.
"liff y "onnor miraban al babé sonrientes y le hacían muecas.
;3o has hecho muy bien ;dijo "onnor a Derric).
;:l no ha hecho nada ;le contest Jill.
Derric) supuso $ue estaba enfadada con él por haber al$uilado el apartamento.
"liff se rio al oír la respuesta.
;,s increíble cmo funciona todo eso de las donaciones de semen. 8uy pronto las
mujeres no necesitar'n a los hombres para nada.
;(a conoces el dicho ;inter&ino Ja)e;. No puedes &i&ir con ellas y no puedes
&i&ir sin ellas.
+andy solt un bufido.
;,so es lo $ue mam' lle&a años diciéndole a pap' ;coment 0rad, antes de
empe*ar a hacerle sonidos bobos al bebé.
Jill le sonri. 2ue una sonrisa sincera $ue indicaba a Derric) $ue ella empe*aba a
simpati*ar con sus hermanos, o al menos con uno de ellos.
;%engo l'pice* nue&os, Jill ;grit 3eNi, al oído de Ja)e.
,ste hi*o una mueca de dolor.
;,res una niña con mucha suerte ;le contest Jill;. -1ué haces ahí/
;@into con mi amigo nue&o.
;(a est' bien ;+andy mo&i la cabe*a e intent mostrarse se&era;. "reo $ue es
hora de irnos.
;+iento llegar tarde ;le dijo Jill;. (a sabes cmo se pone el tr'fico a esta hora.
;No te preocupes. 3eNi siempre se las arregla para encontrar algo $ue hacer.
;%engo $ue irme ;coment Jill;. Ha sido un placer conoceros a todos.
;6ntes de $ue te &ayas ;le dijo 0rad;, mam' te estaría eternamente agradecida
si lle&aras a Gyan este fin de semana a la barbacoa en su casa. ,staremos todos allí.
LH
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) not $ue Jill tenía un tic en el ojo, una muestra clara de $ue se sentía
incmoda. 3e había &isto el mismo tic el día en $ue él se había presentado en su puerta sin
a&isar.
;No creo $ue sea buena idea ;contest ella.
;3eNi podría montar en los ponies ;hi*o notar "liff.
3eNi solt el l'pi* $ue tenía en la mano.
;<@onie*= ;grit a pleno pulmn.
;( Ja)e estar' allí ;le dijo Derric) a la niña, con lo $ue 3eNi empe* a saltar
arriba y abajo en el rega*o de Ja)e mientras daba palmadas de alegría. Ja)e hi*o una
mueca.
;-%us padres tienen ponies/ ;pregunt +andy.
;%ienen una granja de ponies ;respondi "onnor.
;6 mam' le encantaría $ue &inierais todos a cenar el domingo ;le dijo "liff a
+andy, para dejar claro $ue su hija y ella estaban también in&itadas.
0rad asinti.
;( no aceptaremos un no por respuesta.

LK
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo #

;-6lguna &e* has &isto tantos hombres guapos en una familia/ ;pregunt +andy.
Jill y ella cortaban pimientos &erdes y cebollas para la receta de la salsa de chili $ue
pensaban sacar en la portada del siguiente n7mero de Comida para todos. "ada mes
proponían un tema y ese mes se iban a centrar en sopas, estofados y chili. +andy era muy
buena cocinera y normalmente no se molestaba en probar recetas de otros, pero la mujer
$ue probaba las recetas se había despedido de pronto, dej'ndolas en un brete.
Jill eNtendi el bra*o en la encimera de la cocina y conect el monitor de bebés.
Hacía una hora $ue habían salido del apartamento de Derric). Gyan no había dejado de
llorar hasta cinco minutos atr's. No había llorado nada mientras estaba con los hermanos de
Derric), pero en cuanto lo había tomado su madre en bra*os, ya no se había callado hasta
$ue esta lo había metido en su cuna y le había dejado llorar hasta $ue se durmiera. 3eNi
tenía ra*n. 6 Gyan no le gustaba su mami.
;%ierra a Jill.
;@erdona. -1ué decías/
;%odos esos hermanos atracti&os en una misma familia y ninguno de ellos lle&aba
una alian*a en el dedo. -1ué crees t7 $ue indica eso de los hombres/
;No lo sé, pero estoy segura de $ue me lo &as a decir t7.
;,s una prueba de lo $ue yo digo siempre. 3as mujeres ya no necesitamos a los
hombres para $ue cacen ni traigan el pan a casa, así $ue -para $ué m's sir&en/
Jill mo&i la cabe*a.
;%ienes $ue ol&idar toda esa amargura eNtraña $ue sientes hacia los hombres.
LL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;8i padre dej a mi madre cuando yo tenía seis años ;le record +andy;. +i me
lo cru*ara por la calle, no lo reconocería. -1ué clase de hombre deja a su carne y a su
sangre y no &uel&e a dar señales de &ida nunca m's/
;No todos los hombres son como tu padre o tu eNno&io.
;-"mo puedes decir eso t7, después de $ue te dejaran plantada ante el altar/ 3os
hombres son buenos para una cosa, y no te &oy a recordar cu'l es, pero el problema es $ue
carecen de la &irtud de la continuidad.
;,s solo cuestin de encontrar al hombre apropiado ;respondi Jill;. %enemos
$ue ser pacientes.
"uando +andy conocía a un hombre $ue le interesaba, tendía a ser controladora y
desagradable. Jill suponía $ue el subconsciente de su amiga saboteaba una relacin desde el
comien*o precisamente por$ue ella pensaba $ue de todos modos no había ning7n hombre
en el mundo $ue se fuera a $uedar a su lado. 3a relacin siempre se acababa antes de $ue
ella le diera una oportunidad de funcionar, lo cual, a su &e*, confirmaba los miedos de
+andy, cerrando así a$uel círculo &icioso. @ero Jill no $uería enojar a su amiga, así $ue
cambi de tema.
;-%e he dicho $ue %homas me llam el otro día/
+andy abri mucho los ojos.
;-1ué $uería/
;+e ofreci a ser mi abogado por si necesito ayuda para alejar a Derric) de Gyan y
de mí.
;-( cmo sabía él lo de Derric)/
;+e lo dije a mam' y supongo $ue se lo diría ella. 6 pesar de $ue me dej plantada
en el altar, mis padres siguen teniendo una opinin muy ele&ada de él.
;-1ué le dijiste/
;3e dije $ue le agradecía la oferta, pero $ue no necesitaba su ayuda. %ambién le
dije $ue Derric) y yo estamos saliendo.
;-1ué/
Jill sonri.
;0uena idea, -no te parece/ 1uería $ue se enterara de $ue he pasado p'gina.
6dem's, se lo dir' a mis padres y, con suerte, no &endr'n de &isita inmediatamente.
LO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-( se mostr disgustado/
Jill se encogi de hombros y remo&i los ingredientes de la ca*uela $ue tenía en el
fuego.
;,s difícil saberlo.
;-8encion a Gyan/ -%e pregunt $ué tal estaba/
;8e felicit y dijo $ue sentía todo lo $ue había pasado entre nosotros.
+andy termin de echar salsa de barbacoa en una ta*a de medir y mir a Jill.
;%e preocupa algo. -1ué es/
;,stoy pensando $ue debería tomarme en serio la oferta de %homas por si resulta
$ue Derric) y yo no conseguimos llegar a un acuerdo sobre Gyan. +ería idiota por mi parte
ir a la mediacin del mes $ue &iene sin estar preparada.
;"ierto ;+andy ech las cebollas y los pimientos en la ca*uela;. @ero siento
curiosidad. -@or $ué te llama %homas ahora después de tanto tiempo/
;8e llam una &e*, pero no contesté.
;-%oda&ía sientes algo por él/
;He comprendido $ue necesito cerrar el capítulo, y el 7nico modo de hacerlo es
$ue los dos nos sentemos a hablar de lo $ue pas.
3o $ue Jill necesitaba saber era cmo alguien con $uien había estado dispuesta a
pasar el resto de su &ida podía haberla humillado hasta tal punto. +i él había descubierto
$ue no podía seguir adelante con el matrimonio, -por $ué no se lo había dicho en lugar de
dejarla allí plantada como una tonta/ ,sa pregunta le había $uitado el sueño muchas
noches. ,lla había confiado en %homas. Nunca, ni en un milln de años, lo habría creído
capa* de hacer algo como a$uello. @ero lo había hecho y, menos de una semana después de
$ue la dejara plantada en la iglesia, los padres de ella lo habían in&itado a su casa y habían
suplicado a Jill $ue saliera de su habitacin y hablara con él. %odos esperaban $ue lo
perdonara sin &acilar. 6$uella había sido la 7ltima gota. Jill había hecho las maletas y había
partido para "alifornia menos de una semana después.
De la ca*uela salía olor a ajo me*clado con cebolla y +andy añadi alubias blancas
a la me*cla.
;8e pregunto si "onnor estar' el domingo en la barbacoa ;coment.
;-,l hermano de Derric)/ ;pregunt Jill, sorprendida.
LP
Teresa Ragan – También es hijo mío
+andy asinti.
;-@or $ué te sorprende/
;No lo sé. +upongo $ue por$ue hace tiempo $ue no te &eo mostrar interés por un
hombre.
;No me interesa "onnor. +olo he pensado en él por$ue parecía calladoE y triste.
Jill estaba m's $ue dispuesta a ayudar a su amiga si creía $ue había alguna
posibilidad de emparejarla. @ero la &erdad era $ue +andy era demasiado eNigente, por no
hablar de terca y obstinada.
;No me fijé ;minti;. @ero puesto $ue se trata de Derric) y sus hermanos, he
decidido $ue no es buena idea $ue yo &aya a la barbacoa el domingo.
+andy no contest a eso.
;Ni si$uiera sé si es buena idea $ue Derric) y yo seamos amigos ;añadi Jill.
;,n eso estoy de acuerdo ;+andy remo&ía los ingredientes de la ca*uela;. (a
sabes lo $ue pienso de esa inesperada aparicin suya.
;,Nactamente. (o pasé por el proceso de la donacin de esperma sabiendo $ue
criaría a Gyan sola. @ero $ue no $uiera a Derric) en la &ida de Gyan no significa $ue crea
$ue es mala persona. ,s solo $ue necesitoE no, $ue $uiero, criar a Gyan sola. ( adem's,
Derric) es un jugador famoso. ,s atracti&o y no pasar' mucho tiempo hasta $ue se case y
tenga hijos propios. No $uiero $ue Gyan sienta $ue no es tan bueno como los otros. Ana
amistad con Derric) no saldría bien. %iene $ue dejarnos en pa*.
;,stoy de acuerdo ;+andy tap el chili y baj el fuego.
Jill la sigui a la sala de estar, donde 3eNi coloreaba sin hacer ruido. 3a ayud a
recoger los l'pices de la niña.
;,stoy segura de $ue Derric) lo entender' cuando le digas $ue has cambiado de
idea sobre la barbacoa ;coment +andy.
;( si no lo entiende, lo siento ;dijo Jill, $ue intentaba con&encerse a sí misma de
$ue lo mejor $ue podía hacer sería no tener nada $ue &er con el padre de Gyan;. Hi*o mal
en mudarse a$uí sin consultarlo antes conmigo. ,s arrogante y a&asallador. +i cree $ue
puedeE
,n a$uel momento llamaron a la puerta.
Jill, eNasperada, la abri con prontitud.
LQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) estaba al otro lado. %enía el pelo mojado. 3le&aba unos &a$ueros limpios y
una camisa a*ul. +ostenía un l'pi* a*ul en la mano.
;+e me ha ocurrido $ue 3eNi podría echarlo en falta.
Jill tom el l'pi*, le dio las gracias e intent cerrar la puerta, pero él puso la mano
en el marco, por encima de la cabe*a de ella, y us sus amplios hombros para impedírselo.
;1uería darte las gracias por dejar $ue mis hermanos conocieran a Gyan ;le dijo
;. Ha significado mucho para todos nosotros.
;De nada.
:l mir hacia el interior.
;-Gyan est' dormido/
;+í.
Derric) &io a +andy.
;-(a te marchas/
;+e hace tarde ;contest ella;. Jill y yo tenemos muchas cosas $ue hacer
mañana.
;-@uedo ayudaros en algo/
+andy sonri con suficiencia y mir a Jill como diciéndole4 BDile $ue se &aya a la
porra y díselo yaC.
Gyan empe* a llorar en la otra habitacin.
Derric) hi*o un gesto en a$uella direccin.
;-1uieres $ue &aya yo/
;No, gracias. ,st' todo controlado.
;-+igues enfadada conmigo/
;@ues claro $ue sí ;contest Jill;. Hace una semana no sabía $ue eNistías, pero
te las has arreglado para irrumpir en mi &ida sin mi permiso. Donde$uiera $ue miro, allí
est's t7. 8e has &isto en mi momento m's &ulnerable y ahora te has situado de tal modo
$ue puedas &igilar todo lo $ue hago.
;-%7 crees $ue te $uiero espiar/
,lla al* la barbilla.
;+í, eso creo.
OS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,scucha ;él se inclin hacia ella, $ue pudo captar el olor de su aftershave;. No
te estoy espiando. +olo $uiero tener la oportunidad de conoceros a Gyan y a ti. Juro por mi
honor $ue eso es todo. (o jam's intentaría $uitarte a Gyan. Nunca.
;,s ob&io $ue est's acostumbrado a conseguir siempre lo $ue $uieres.
;He sido un poco a&asallador, -&erdad/
;8's $ue un poco.
Derric), derrotado, mir a +andy.
;-Necesitas ayuda para llegar a tu coche/
;"reo $ue es m's seguro $ue diga4 Bno, graciasC.
;@ues entonces me marcho.
Jill intent cerrar la puerta, pero él seguía impidiéndolo. <6$uel hombre era
imposible=
;Ana cosa m's ;dijo él;. He hablado con mam' y est' todo preparado. %e
agradece mucho $ue estés dispuesta a lle&ar a Gyan al rancho. +i os parece bien, puedo
recogeros a los cuatro el domingo a las doce.
;-@ara montar en lo* ponie*/ ;pregunt 3eNi desde la sala.
;@ara montar en los ponies ;contest él con una sonrisa.
Jill se coloc un mechn de pelo detr's de la oreja. No le gustaba nada sentirse
cohibida y $ue le temblaran las rodillas cuando estaba cara a cara con a$uel hombre.
;-@or $ué tengo la impresin de $ue no tengo eleccin/ ;pregunt.
;%ienes eleccin ;le record +andy.
"uando Derric) sonreía, le salían hoyuelos. Jill pens $ue lo 7ltimo $ue necesitaba
a$uel hombre eran hoyuelos.
;No dejaré $ue nadie se empeñe en tomar a Gyan en bra*os sin $ue t7 des antes tu
permiso ;dijo él;. @onies para 3eNi. 0uena comida. Gente di&ertida. Ana &isita corta y
agradable.
;<@onie*= ;grit 3eNi.
;9amos ;dijo +andy a su hija;. 9amos a &er a Gyan.
Jill suspir cuando la madre y la hija desaparecieron en la otra habitacin.
;No te arrepentir's ;le prometi Derric);. 3es encantar's a todos.
OM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,so lo dudo ;-cmo les iba a gustar si ni si$uiera se gustaba a sí misma/ ,ra
una pusil'nime.
;-%e est's $uedando conmigo/ ;él apoy una mano en el marco de la puerta, por
encima de la cabe*a de ella.
Jill se descubri pensando $ue debería haberse puesto tacones para no tener $ue
&erse obligada a mirar la 9 de la camisa de él, donde un tro*o de piel bronceada y algo de
&ello oscuro atraían su atencin.
;%7 lo tienes todo ;continu él;. ,res amable, cariñosa y guapa. -@or $ué no les
&as a gustar/
6$uel hombre sería capa* de con&encer a una abeja obrera de $ue abandonara a su
reina. Jill torci el cuello para mirarlo a los ojos.
;Deberían apodarte ,mbaucador en &e* de Holly5ood.
;No estaba libre el nombre.
,lla sonri ante la arrogancia de él.
;-No habr' mucha gente/
;8enos de una docena.
;-+in fanfarria ni eNageraciones/
;@or encima de mi cad'&er.
;-Ni globos ni regalos eNtra&agantes/
;Desde luego. 3os regalos no son de buen gusto.
,lla se cru* de bra*os.
;%7 dices lo $ue crees $ue $uiero oír, -&erdad/
Derric) entrecerr los ojos.
;(o jam's haría eso.
;De acuerdo ;repuso ella, intentando no di&ertirse con el hombre $ue solo estaba
allí a causa de Gyan;. +i tanto significa para ti, iremos.
:l sonri.
;,res un encanto ;antes de $ue ella pudiera cerrar la puerta, añadi;4 Ana cosa
m's. Hay algo $ue $uiero preguntarte.
,lla al* las cejas con aire interrogante.
O>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;3a amable &oluntaria de pelo gris del hospital me dijo $ue te habías ido antes de
tiempo por$ue tenías $ue planear nuestra boda.
Jill se ech a reír al &er la eNpresin ansiosa de él.
;,so fue cosa de +andy. "onfiaba en $ue la mujer te espantara diciéndote eso y no
tu&iéramos $ue hacerlo nosotras.
Derric) frunci el ceño.
;%u amiga tiene muy mala idea, -&erdad/
;Ha tenido una &ida difícil ;repuso Jill bajando la &o* para $ue no la oyera su
+andy;, pero tiene un gran cora*n. 6dem's, no tienes de $ué preocuparte. No me casaré
nunca. %odo lo $ue necesito lo tengo ya a$uí en este apartamento.

OD
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo $

6 las seis y media de la mañana siguiente, Derric) sali de su apartamento &estido
con pantaln corto y camiseta, con intencin de ir al gimnasio. "uando pas por delante del
apartamento de Jill, oy llorar a Gyan.
<@obre Jill= "ada &e* $ue la &eía, parecía m's agotada $ue la &e* anterior. 3'stima
$ue fuera demasiado obstinada para permitirle ayudarla cuando él tenía tiempo de sobra. ,n
seis semanas m's, empe*aría a entrenar a diario.
+i no recordaba mal, había un +tarbuc)s al doblar la es$uina. 0aj las escaleras de
cemento, se dirigi al aparcamiento y entr en su coche.
1uince minutos después, estaba en la puerta de Jill, con un mo)a grande en la
mano. 3lam tres &eces con los nudillos y esper.
+e abri la puerta.
6pareci Jill lle&ando en bra*os al bebé, $ue toda&ía lloraba. ,lla estaba p'lida, con
el rostro ineNpresi&o y &estía un ch'ndal gris manchado de sali&a de bebé en el cuello.
@arecía un muerto &i&iente. 8echones de pelo enredado escapaban de un pasador $ue
lle&aba en la parte de atr's de la cabe*a. +us ojos, de p'rpados pesados, estaban inyectados
en sangre. Gyan solt un aullido casi tan fuerte como las sirenas de los coches de policía.
Derric) le mostr la ta*a de café.
;%e he traído un mo)a.
,lla mir el &aso con anhelo.
;-"mo lo has sabido/
;@ura casualidad.
+on el teléfono. ,l tono de llamada se parecía al canto de un grillo. Jill se &ol&i y
ech a andar. 3le&aba unas *apatillas de estar por casa enormes, de peluche y rosas. +ujet
OH
Teresa Ragan – También es hijo mío
a Gyan con un bra*o y us la mano libre para contestar el m&il antes de $ue los grillos
empe*aran otra ronda.
Derric) esper en la puerta. +abía $ue Jill no $uería su ayuda, pero estaba claro $ue
esa ter$uedad iba a acabar con ella. No podía trabajar con un bebé llorn en un bra*o y el
teléfono en el otro. ,ntr sin pedir permiso, cerr la puerta y fue a la cocina. Dej el café en
la encimera y fue a por Gyan. 3o sostu&o contra su pecho y lo acun. ,l niño dej de llorar.
Derric) dej a Jill en la cocina y pas a la sala de estar. No se molest en mirar atr's
para &er si ella estaba enfadada por$ue había entrado en la casa. Notaba el cuerpecito de
Gyan caliente contra su pecho. 3e gustaba el olor del bebé, olor a talco y a Jill. 6 ju*gar por
la parte de con&ersacin telefnica $ue oía, dicha con&ersacin no ayudaba precisamente a
la jo&en. ,sta sostenía el teléfono entre el hombro y la oreja y buscaba algo en un montn
de papeles. 6 pesar de $ue lle&aba un ch'ndal ancho, él not $ue había perdido bastante
peso desde el nacimiento de Gyan. Demasiado peso. @ero con el pelo re&uelto y a$uella
naricilla suya $ue apuntaba hacia arriba, estaba muy guapa.
;+andy y yo hicimos la salsa de chili $ue saldr' en la portada del prNimo mes ;
dijo en el teléfono;. No sabe a nada, no est' bueno. Necesito $ue &uel&as a hacerla con la
misma receta lo antes posible ;su &o* bordeaba el p'nico;. +í, en las prNimas horas.
+igue las indicaciones al pie de la letra y luego me lo traes para $ue lo pruebe. +i sabe
como el guiso $ue hicimos anoche, tenemos problemas ;asinti;. +í, ya sé $ue te hemos
dado mucho trabajo esta 7ltima semana, pero cuento contigo, "helsey. ,st' bien. Nos
&emos dentro de unas horas.
"err el teléfono, se inclin hacia delante y apoy la frente en los papeles de la
encimera. @ermaneci así al menos dos minutos.
Derric) not $ue le temblaban los hombros. +e puso rígido. -,staba llorando/ 8ir
a su alrededor pensando $ué debía hacer. %enía dos hermanas $ue casi nunca lloraban. No
recordaba haber &isto llorar jam's a su madre. 3as mujeres $ue lloraban lo ponían ner&ioso,
hacían $ue se sintiera incmodo e impotente. +abiendo $ue debía consolarla, respir hondo
y se dirigi hacia ella, pero entonces son el faN en la otra habitacin.
Jill también debi oírlo, pues corri hacia allí antes de $ue él pudiera ofrecerle sus
simpatías. B+al&ado por el pitidoC, pens Derric).
,lla tard die* minutos en &ol&er.
OK
Teresa Ragan – También es hijo mío
"uando lo hi*o, Derric) estaba sentado en el sof' y Gyan dormía en sus bra*os.
Jill eNtendi ambos bra*os hacia él.
;,st' bien, ya puedes irte. (a puedo hacerme cargo de mi hijo.
+u nari* roja y la eNpresin le&emente trastornada de sus grandes ojos &erdes,
con&encieron a Derric) de $ue no cuestionara su autoridad. 3e pas a Gyan y se puso de
pie. ,l niño empe* a llorar de nue&o antes de $ue ella diera dos pasos. ( no era un llanto
de hambre, cosa $ue Derric) se sinti orgulloso de reconocer. ,ra un chillido agudo $ue le
lleg al n7cleo del cerebro y le hi*o apretar los dientes. +in decir palabra, Jill se gir y le
de&ol&i a Gyan. 0aj la cabe*a, apoy la barbilla en el pecho de él y esa &e* llor a
conciencia, con los hombros mo&iéndose al ritmo de sus lastimeros sollo*os.
Derric) sostu&o a Gyan con un bra*o, le pas el otro a Jill por los hombros y la
atrajo hacia sí, con lo $ue no le dio m's opcin $ue apoyar la cabe*a en el hueco del bra*o
de él. 6carici el bra*o de ella con el pulgar. 6l poco rato, ella se relaj y él oy solo un par
de hipidos y una respiracin entrecortada de &e* en cuando.
Gyan se mo&i en el otro bra*o, pero debi captar $ue no era un buen momento para
dar la lata, pues no tard en tran$uili*arse.
;No sé lo $ue me pasa ;dijo Jill cuando se apart de él.
;(o sí lo sé Irespondi Derric);. 8e parece $ue tienes una le&e depresin
postparto.
,lla lo mir con aire interrogante, así $ue él señal un libro titulado 0u"a para
madres de reci+n nacidos $ue había en la mesita de café.
;He leído un poco cuando estabas en la otra habitacin. Dice $ue las madres de
niños recién nacidos a menudo trabajan mucho y duermen poco. %iene sentido. 3a falta de
sueño combinada con todas esas hormonas y emocionesE %an pronto est's muy contenta
como te sientes llena de miedo y ansiedad. ,s un milagro $ue las madres sobre&i&'is a esta
fase.
,lla se sec los ojos.
;-%7 eres real/
Derric) no sabía $ué contestar a a$uello, así $ue no dijo nada.
;-@or $ué no te has casado/ ;pregunt ella. 8o&i las manos en el aire como
para borrar la pregunta;. No me interpretes mal. (a sé $ue est's lejos de ser perfecto.
OL
Teresa Ragan – También es hijo mío
6un$ue Derric) no era muy susceptible en lo relati&o a insultos o cuando se dudaba
de su buen car'cter, el comentario de ella le hi*o fruncir el ceño.
;0ueno, mentiste en tu solicitud de donante y ya hemos establecido $ue puedes ser
a&asallador y prepotente ;continu ella sorbiendo aire por la nari*;. @ero pareces un
buen tipo en general, así $ue -$ué es lo $ue pasa/ ;lan* un hipido;. -,stu&iste casado/
-%ienes una prometida esper'ndote en la casa de 8alibu de la $ue hablaron tus hermanos/
;se sent en el silln enfrente del sof' y coloc los pies en el escabel;. 9amos, suéltalo.
-"u'l es tu &erdad/
Derric) apret a Gyan contra su cuerpo y se sent en el borde del sof' pensando
cmo debía responder a eso. ,n otras circunstancias no se habría molestado en hacerlo,
pero ella era la madre de su hijo, un niño al $ue él $uería ayudar a criar. 6$uella era su
oportunidad de empe*ar a conocer a Jill y no podía estropearla.
;+upongo $ue podríamos decir $ue estoy casado con el f7tbol americano ;dijo,
sabiendo $ue su ra*onamiento podía sonar tonto, pero era la &erdad;. %engo casi treinta
años y hasta el momento mi &ida ha girado en torno a eso. ,l f7tbol me dio la oportunidad
de estar cerca de mi padre cuando entrenaba al e$uipo de los pe$ueños.
Gespir hondo por$ue se dio cuenta de $ue lo $ue decía era la &erdad. "on tantos
hermanos, no había sido f'cil conseguir la atencin de su padre.
;"uando algunos de mis amigos se metían en líos en el instituto, a mí el f7tbol me
daba unas satisfacciones $ue no podría haberme dado nada m's. @oder jugar en la
uni&ersidad y entrar después en la N23 solo le puso la guinda al pastel. ( ;añadi
pensati&o; supongo $ue me ha tenido demasiado ocupado para pensar en otra cosa.
,lla cru* los pies a la altura de los tobillos.
;8uchos jugadores famosos tienen familias.
;"ierto. 6 decir &erdad, no sabía lo $ue iba a sentir si te encontraba y estabas
embara*ada. @ero en cuanto te &i de pie detr's del agente de policíaE ;mir a Gyan. ,ste
tenía los ojos abiertos y lo miraba, aparentemente fascinado por él. Derric) le pas un dedo
por la palma de la mano;. "uando comprendí $ue lle&abas dentro un niño $ue era parte de
mí, sentí algo $ue no había sentido nunca.
Hi*o una pausa e intent pensar en sus palabras para poder eNplicarse mejor.
OO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;3o diré de este modo. "uando juego un partido importante y es$ui&o a hombres
$ue tienen dos &eces mi tamaño y lan*o la pelota a tra&és del campo con precisin, es como
si bebiera un &aso de agua fresca después de pasar un día caminando en el calor del
desierto. ,s el paraíso. ,s indescriptible ;mir mara&illado los deditos de Gyan alrededor
de su dedo grande;. +upongo $ue lo $ue intento decir es $ue, cuando &i a Gyan en el
hospital, tu&e la misma sensacinE solo $ue diferente por$ue la euforia no desapareci
cuando la multitud dej de &itorear, por así decir. %ener a Gyan en bra*os y pasar algo de
tiempo con él sabiendo $ue es parte de mí, me ha hecho pensar en la &ida de otro modo.
+e encogi de hombros en un adem'n de impotencia.

TTTT

Jill se sentía muy sensible por dentro. ,l discurso conmo&edor de Derric) le había
producido una opresin en el pecho. 6poy la cabe*a en el respaldo de su silln fa&orito y
dijo4
;"reo $ue sé lo $ue $uieres decir.
:l pareci ali&iado.
;-+í/
,lla asinti.
;%ener a Gyan también me ha cambiado a mí.
No $uería decir mucho m's. No $uería $ue Derric) supiera $ue toda&ía no sentía un
&ínculo con el bebé ni $ue la mayor parte de sus pensamientos de esos 7ltimos días estaban
llenos de dudas y de miedo. +us padres siempre le habían hecho sentirse en un segundo
plano, como si ella no contara. No conocía la sensacin de formar parte de una gran familia
amorosa, pero sabía $ue eso era lo $ue $uería para Gyan y para sí misma. 3a &erdad era
$ue, antes de $ue naciera Gyan, había pensado tener al menos dos niños m's, y por eso
había comprado y almacenado semen suficiente de Derric) 0aylor como para criar un
e$uipo de f7tbol ella sola. @ero nadie tenía por $ué saber eso.
OP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Déjame ayudarte ;dijo él después de un momento de silencio;. Hasta $ue
empiecen los entrenamientos, no tengo nada mejor $ue hacer con mi tiempo.
,lla $uería decirle $ue no, pero de su boca no sali ninguna palabra. +entía todos
los m7sculos del cuerpo débiles por el agotamiento.
;"omo no $uiero ser a&asallador y prepotente, no insistiré, pero creo $ue una
ducha y unas horas de sueño te sentarían de mara&illa.
+e miraron a los ojos el tiempo suficiente para $ue ella se preguntara por $ué le
había permitido entrar en su apartamento. ,ra atracti&o y adem's amable. ,lla estaba
horrible y él parecía preparado para una sesin de fotos en la re&ista 0Q&
;,s solo una idea ;dijo él;. 3a decisin es tuya.
Jill se le&ant y mir la puerta de su dormitorio y después a él. +abía $ue debía
pedirle $ue se fuera, pero una ducha y dormir eran una sugerencia demasiado buena para
dejarla pasar.
;-De &erdad no te importa/ ;pregunt.
:l neg con la cabe*a.
;,stoy a$uí para ayudar. @uedes confiar en mí.

TTTT

%homas estaba de pie en un lado de la habitacin llena de niebla y Derric) 0aylor
en el otro. %homas tendi una mano hacia ella y Derric) se limit a guiñarle un ojo.
%homas lle&aba un traje hecho a medida y Derric) lle&aba un pantaln de algodn, una
camisa y una sonrisa mara&illosa.
Jill no sabía hacia $ué lado &ol&erse. +u cora*n latía con fuer*a mientras intentaba
tomar una decisin, pero entonces Gyan empe* a llorar.
3a jo&en abri los ojos y se incorpor en la cama.
8ir a su alrededor, contenta de &er $ue ninguno de los dos hombres estaba allí.
<Gracias a Dios= +e puso una mano en el pecho, encima del cora*n galopante. -1ué
OQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
narices hacía Derric) 0aylor en su sueño/ 9er a %homas tenía sentido, pues había soñado
mucho con él desde $ue la dejara plantada en la iglesia dieciocho meses atr's. -@ero
Derric)/
.y risas en la cocina. @arecía $ue había una fiesta allí fuera. 6part el edredn,
pas ambas piernas por el borde del colchn y desli* los pies dentro de las *apatillas rosas
gigantes, $ue estaban en el suelo.
+e acerc a la puerta y escuch un momento.
%odas las &oces se me*claban, pero las de 3eNi y +andy eran f'ciles de reconocer.
6h, y también la de "helsey. ,sta debía haber terminado de preparar la salsa de chili y lo
habría lle&ado para $ue lo probaran.
Jill abri la puerta una rendija y mir hacia la cocina. +andy estaba de espaldas a
ella, pero a ju*gar por la falda de tubo roja y la cha$ueta a juego, había ido allí desde una
reunin de &entas en el centro. 3le&aba el cabello recogido en un moño en la parte de atr's
de la cabe*a. +andy siempre tenía buen gusto para la moda.
+u amiga rio bastante alto y, cuando se apart, Jill parpade para asegurarse de $ue
no estaba imaginando cosas. Hasta donde podía &er, "helsey había lle&ado el chili y se lo
daba a probar a Derric) con una cuchara. :l abría la boca y, cuando masticaba y tragaba,
gemía como si tu&iera un orgasmo de chili. 8ientras hacía ruidos absurdos, "helsey tom
una ser&illeta y le limpi la barbilla como si fueran amantes.
6$uello era demasiado. -@or $ué ninguno de ellos había entrado en su habitacin a
despertarla/ -@or $ué +andy no había echado a Derric) del apartamento/
Jill sali de su habitacin adormilada toda&ía. 8ir a su alrededor y se puso una
mano en la cadera.
;-Dnde est' Gyan/
;,st' &i&o ;+andy se acerc a su lado e intent arreglarle el pelo.
Jill le apart la mano.
;,st' durmiendo ;le inform Derric) desde la cocina.
;( entonces, - $ué haces a$uí toda&ía/
;,s nuestro sal&ador ;declar "helsey, con demasiado entusiasmo;. Ha añadido
pimientos rojos y &erdes picantes al chili. Gesulta $ue eso era justo lo $ue faltaba. 3a mujer
PS
Teresa Ragan – También es hijo mío
$ue en&i la recetaE (a sabes, esa $ue gan todos esos concursosE @ues bien, acabo de
hablar con ella y ol&id incluir algunos ingredientes cuando nos escribi la receta.
Jill lan* un gruñido. -"mo podía alguien ol&idarse de incluir chiles en una receta
de chili/
;-3e has dicho $ue nos ha causado muchos problemas/
;No es para tanto ;le asegur "helsey. +e &ol&i a mirar a Derric) con una
sonrisa.
@or primera &e* desde $ue la contratara seis meses atr's, Jill se fij en lo alegre y
guapa $ue era, con a$uel pelo rubio ri*ado $ue saltaba alrededor de sus hombros cada &e*
$ue se mo&ía. ,staba muy atracti&a con un &estido de &erano sin mangas y unas sandalias
de tiras de cuero. +orprendentemente, Jill $uería decirles a todos $ue se marcharan. (
también $uería llamar por teléfono a la mujer de la receta y decirle $ue no merecía ganar
ning7n concurso en la feria del condado si no era capa* de escribir bien una sencilla receta
para hacer una salsa de chili.
BGespira, Jill. GespiraC.
Derric) estaba en lo cierto. 3o suyo era una depresin postparto. %anta energía
negati&a la estaba agotando. -Desde cu'ndo le importaba lo $ue lle&aba "helsey o si
estaban todos guapos menos ella/ ,lla no era tan superficial como su madre y su hermana.
No tenía $ue estar perfecta en todos los momentos del día. @or enésima &e* a$uella semana,
sentía deseos de llorar, y eso le daba a7n m's ganas de llorar, por$ue ella no era llorona por
naturale*a. +us hormonas estaban descontroladas y la sensacin no le gustaba nada.
+e disponía a &ol&er a su habitacin cuando el llanto de Gyan le perfor el tímpano.
8ir a Derric).
;%u hijo est' llorando. (o me &uel&o a la cama.

PM
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo %

%homas estaba de pie cerca de la rosaleda. ,sa noche iba de esmo$uin y la lu* de la
luna se reflejaba en su cha$ueta y tocaba los 'ngulos de su rostro, lan*ando sombras sobre
la barbilla y sobre la nari* larga recta.
6l otro lado, Derric) estaba sentado cerca de la piscina &estido solo con un bañador
de colores. Jntrodujo los dedos en su pelo espeso y salpic gotas de agua sobre el pecho
bronceado y los bien definidos bíceps.
3os dos miraron a Jill, $ue se acercaba a ellos mo&iendo las caderas.
;,s hermosa ;dijo %homas.
;+í ;musit Derric);. ( es mía. %7 lo estropeaste todo.
Jill abri los ojos. 8ir el techo. -1ué le ocurría/ 6penas conocía a Derric) y, sin
embargo, no podía cerrar los ojos sin soñar con él. ( no una &e*, sino dos &eces seguidas.
,l cora*n le lati con fuer*a. +e dio cuenta de $ue estaba perdiendo el juicio. ,ra
la 7nica eNplicacin posible. Derric) no era su tipo. 6 ella no la atraían los hombres de
cuerpo bronceado y m7sculos grandes. 3os dientes blancos relucientes y los ojos brillantes
$ue se guiñaban con picardía no eran lo suyo. No, señor. 6 ella le gustaban los hombres de
profesiones 7tiles $ue se tomaban la &ida un poco m's en serio. @refería un hombre de traje
$ue usaba m's el cerebro $ue la fuer*a.
,l reloj de la mesilla marcaba las tres.
9ol&i a mirar el techo y después de nue&o el reloj. No podían ser las tres. 3a 7ltima
&e* $ue la habían despertado las &oces de los otros en la cocina eran las nue&e. +i eran las
tres, había dormido seis horas seguidas. ,lla nunca había echado siestas de seis horas.
P>
Teresa Ragan – También es hijo mío
6part el edredn, intentando no ceder al p'nico? baj los pies al suelo, se puso las enormes
*apatillas rosas de peluche y se acerc a la puerta. ,scuch un momento.
Nada. No se oía ni un ruido.
Gyan. -Dnde estaba Gyan/
Desde $ue naciera el niño, no habían pasado tantas horas separados. ,l p'nico cay
sobre ella como un rayo, $uem'ndole las entrañas. +ali corriendo a la sala. -Dnde estaba
todo el mundo/
"orri a la habitacin del bebé. 3a encontr &acía.
,ntr en la cocina y &io una nota escrita a mano.
“1e llevo a ,yan a dar un paseo por el par%ue& #spero %ue no te importe”& 2&
Derric) había sacado a su bebé del apartamento.
-"mo se atre&ía a hacer eso/
Jill tenía la sensacin de $ue le subieran llamaradas calientes desde las puntas de los
dedos de los pies.
"orri al dormitorio y sacudi los pies hasta $ue una *apatilla &ol por la habitacin
y la otra desapareci debajo de la cama. +ac unas *apatillas deporti&as del armario y se las
puso r'pidamente. An &ista*o al espejo encima de la cmoda le hi*o ir corriendo al baño,
donde se ech agua en la cara, se cepill los dientes, se pein y se hi*o una coleta.
3o 7ltimo $ue hi*o antes de salir corriendo por la puerta fue agarrar una sudadera de
un montn de ropa limpia $ue había en un silln de mimbre situado en un rincn de su
habitacin.

TTTT

Derric) pens $ue no podrían haber elegido un día mejor para ir al par$ue. "helsey,
con su sonrisa amplia y su espíritu entusiasta, era todo un personaje. +andy, por otra parte,
estaba resultando ser un hueso duro de roer. @or muy encantador $ue se mostrara él, ella no
cedía.
PD
Teresa Ragan – También es hijo mío
8ientras +andy y "helsey repartían cupones de descuento para la re&ista Comida
para todos y daban a probar el chili, él con&ersaba con desconocidos y firmaba autgrafos.
Ana mujer y su hijo se acercaron a él. Derric) se agach sobre una rodilla para hablar con
el niño.
;-"mo te llamas/
,l niño se sonroj y le tendi un tro*o de papel arrancado de una re&ista.
;,ddie.
;-"u'ntos años tienes, ,ddie/
;.cho.
;-%e gusta jugar al f7tbol americano/
:l neg con la cabe*a.
;8am' dice $ue no puedo. +oy muy delgado. "ree $ue los otros chicos me
romper'n los huesos.
;-%ienes un baln en casa/
,l niño neg con la cabe*a.
Derric) firm el tro*o de papel como Holly5ood y anot debajo su email.
;8'ndame tu direccin y te en&iaré un baln de f7tbol. No tiene nada de malo $ue
practi$ues lan*ando a tus amigos.
,l niño sonri y mir por encima del hombro a su madre para &er si estaba de
acuerdo. ,lla asinti, con lo $ue ,ddie tom el papel y &ol&i con ella con una energía
nue&a en su forma de andar.
Ana mujer mayor esperaba pacientemente a $ue él le firmara un cupn $ue le había
dado +andy para el siguiente n7mero de Comida para todos& Derric) lo firm y después le
pas un bra*o a la mujer por los hombros para $ue su esposo hiciera una foto de los dos
juntos. 6 continuacin, la pareja in&irti posiciones e hicieron otra foto. "uando se
alejaron, Derric) mir su reloj.
;+on las tres ;dijo a +andy y "helsey, $ue entregaban los 7ltimos cupones;.
%engo $ue &ol&er antes de $ue se despierte Jill y encuentre la casa &acía.
;6 Jill le encantar' lo $ue hemos hecho ;le dijo "helsey;. Gracias a ti, hemos
entregado el doble de cupones $ue otras &eces para el n7mero del prNimo mes. ( a todo el
mundo le ha gustado el chili.
PH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Debo admitir $ue ha sido una buena idea ;inter&ino +andy;. No te ofendas,
Derric), pero no sabía $ue había tanta gente $ue $uería conocer a un jugador de f7tbol
americano. Jill estar' encantada.
;No me ofendo ;contest él.
+e inclin sobre el carrito para mirar a Gyan. Después de dos horas siendo el centro
de atencin de mucha gente, el pe$ueño estaba agotado. 3a temperatura ro*aba los
&einticinco grados. ,ra un día perfecto para salir con su hijo.
"uando +andy y "helsey habían mencionado $ue $uerían dar a probar el chili y
repartir cupones en el centro comercial, él había sugerido $ue fueran al par$ue. 6sí lo
habían hecho y enseguida se había corrido la &o* de $ue había un jugador de f7tbol
profesional $ue estaba repartiendo chili con carne gratis y fotografi'ndose con la gente.
;%ienes mucho &alor para lle&arte a mi hijo sin preguntarme.
Derric) se &ol&i al oír la &o* enfadada de Jill.
"helsey le puso una mano en el hombro a esta.
;Ha sido idea mía ;dijo, intentando eNculpar a Derric);. ( te alegrar's cuando
&eas lo $ue ha hecho por la re&ista. +e ha corrido la &o* de $ue Holly5ood estaba a$uí y
han &enido cientos de personas. ,n cuanto se han enterado de $ue había un famoso
repartiendo chili con carne y firmando autgrafos, no han dejado de &enir. Ha sido
fascinante.
Derric) intuía lo $ue se a&ecinaba, pero "helsey no había &isto toda&ía el poder de
las hormonas de una mujer después de tener un bebé. Desgraciadamente, estaba a punto de
eNperimentarlo en su persona.
Jill se coloc a pocos centímetros de su cara.
;@uesto $ue ha sido idea tuya ;dijo;, est's despedida. No hace falta $ue &uel&as
al apartamento. %e en&iaré el despido y tu 7ltimo che$ue.
Derric) not entonces $ue ya había terminado el horario escolar, pues a poca
distancia de ellos había un grupo de adolescentes. 3os señalaban riendo y hablaban de ropa
interior femenina.
8ir a Jill. ,fecti&amente, una prenda de encaje rosa sobresalía por debajo de la
sudadera de ella. Derric) tendi la mano y le $uit lo $ue resultaron ser unas bragas.
3os chicos rieron con m's fuer*a.
PK
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill le apart la mano sin molestarse en &er lo $ue hacía. ,staba ocupada
destro*ando a "helsey.
Derric) se guard las bragas en el bolsillo del pantaln.
;-,st's de broma/ ;pregunt "helsey;. 8ira a tu alrededor. 6cabamos de
repartir todos los cupones $ue teníamos para el prNimo mes. %ambién hemos conseguido
muy buenas notas para el chili $ue $uieres sacar en primera p'gina. No solo eso, tengo
fotos para la portada $ue creo $ue te &an a encantar. "on eso tachamos tres tareas de tu
lista.
Jill señal la calle.
;9ete.
;@eroE
;Nadie se lle&a a mi niño sin consultarme ( por si no te has dado cuenta, yo soy la
directora editorial.
Derric) seguía esperando $ue +andy acudiera al rescate de "helsey, pero +andy
estaba repartiendo cupones a una familia y no oía lo $ue ocurría. +e disponía a inter&enir él
cuando lo rodearon tres mujeres, todas con bebés en los bra*os. "omo no $uería $ue &ieran
el ata$ue de ner&ios de Jill, las alej un poco.
;-3e importa $ue nos hagamos una foto con usted, señor 0aylor/
;,n absoluto ;se coloc en medio de las mujeres y miraron todos a la c'mara,
$ue lle&aba un hombre $ue Derric) asumi sería uno de los maridos.
;6ntes lo hemos &isto con su hijo. ,s adorable.
;He notado $ue no lle&a nada en los pies ;coment una mujer de pelo ri*ado;.
Debería taparle los pies aun$ue no haga frío.
;%ambién hemos notado un sarpullido en la pierna i*$uierda ;inter&ino otra;.
3e recomiendo almidn de maí* para eso.
,mpe*aron a darle consejos todas a la &e*. :l asentía con la cabe*a e intentaba
asimilarlo todo. 1ué detergente usar para la ropa de Gyan, cu'l era la mejor marca de
pañales, y dnde comprar los artículos de bebé m's importantes, como cochecitos y
columpios.
PL
Teresa Ragan – También es hijo mío
An dedo se cla& con fuer*a en su bra*o y él solt una mueca de dolor. 8ir a su
derecha y no le sorprendi &er a Jill con Gyan en bra*os mir'ndolo con una eNpresin $ue
habría hecho arrodillarse al mismísimo diablo.
,n lugar de arrodillarse, él le pas un bra*o por los hombros y la atrajo hacia sí.
;,sta es Jill Garrison ;dijo a las mujeres;. ,s la mam' de Gyan y la directora
editorial de Comida para todos&
;-De &erdad/ ;la mujer del pelo ri*ado mir el atuendo de Jill4 pantalones grises
de ch'ndal y una sudadera desgastada $ue mostraba el dibujo de un gatito de ojos grandes
con un la*o a*ul en el cuello;. -,sta es su esposa/
3a mujer situada a su lado se sonroj al oír las palabras de su amiga y dijo a Jill4
;3e est'bamos comentando a su esposo $ue tienen un niño precioso.
;No es mi esposo ;gruñ Jill.
;@erdn. Había asumido $ue sí.
Jill abri la boca para decir algo, pero Gyan empe* a llorar antes de $ue pudiera
hablar. Derric) casi se alegr. No sabía lo $ue podía salir de la boca de Jill. 6 ju*gar por el
modo en $ue fruncía el ceño, no podía ser nada bueno.
;%al &e* tenga clico del lactante ;dijo la tercera mujer, $ue era la primera &e*
$ue hablaba;. ,l mío lo tu&o los tres primeros meses. 2ue horrible por$ue yo no podía
dormir y pasé mucho tiempo pensando $ue no le gustaba a Nathan.
,n un abrir de ojos, la eNpresin de Jill cambi de la furia a la curiosidad. 8ir la
carita triste de su hijo y después a la mujer $ue acababa de hablar.
;-"lico del lactante/ -1ué es eso/
;,l doctor dijo $ue Nathan tenía muchos gases y eso le producía dolores.
Jill le pas el niño a Derric) para acercarse m's a la mujer y oír bien lo $ue decía.
;-( $ué hi*o usted/
Derric) coloc al niño sobre su bra*o y sonri a su carita lastimosa.
;Hay muchas cosas $ue puede probar ;contest la mujer;. 8antener los bra*os
de su bebé prNimos al cuerpo y mecerlo con gentile*a. 6lgunos est'n m's cmodos
colocados boca abajo y así puede frotarles sua&emente la espalda. "uando todo lo dem's
falla, yo ponía la radio, o incluso el aspirador.
;-,l aspirador/ ;pregunt Derric).
PO
Teresa Ragan – También es hijo mío
3a mujer asinti.
;6lgunos bebés se calman con ruidos fuertes y continuados.
;,s &erdad ;inter&ino la del pelo ri*ado;. 6 mi niña le gustaba columpiarse. +i
eso no funcionaba, a &eces la lle&aba a dar una &uelta en coche hasta $ue se $uedaba
dormida.
Derric) &io $ue se sua&i*aban los rasgos de Jill. +upuso $ue le ali&iaba saber $ue
otras personas habían estado en su situacin y habían sobre&i&ido.
;3o m's importante ;añadi una de las mujeres; es no tomarse el llanto como
algo personal. Gespirar hondo e intentar relajarse. +é $ue no es f'cil, pero usted no $uiere
perder los ner&ios en el proceso. 3uego eso &a mejorando con el tiempo.
Jill relaj los hombros, con lo $ue relaj también parte de la tensin de la $ue
hablaban las mujeres.
;( no tenga miedo de aceptar o pedir ayuda a amigos y parientes.
Derric) estu&o a punto de añadir un BaménC, pero se contu&o.
;,l doctor le dir' si su niño tiene clico del lactante ;dijo la primera mujer? dio
una palmadita a Jill en el bra*o;. -"u'ndo es su prNima cita/
Jill tendi los bra*os hacia Gyan y Derric) se lo pas.
;8añana tiene su primera cita con el pediatra Icontest ella.
;,spere a$uí ;dijo la mujer;. 3e diré a mi esposo $ue le anote mi n7mero por si
tiene alguna &e* alguna pregunta o alg7n problema.
3a mujer se alej antes de $ue Jill pudiera protestar.
1uince minutos después, esta se despedía de sus nue&as amigas mientras Derric)
ayudaba a +andy a guardar en el maletero del coche la bolsa de basura y las ta*as y
cucharas de pl'stico no utili*adas.
;"helsey me ha puesto un mensaje. No puedo creer $ue Jill la haya despedido ;
dijo +andy;. ,stamos escasas de empleados.
;No me sorprendería $ue la readmitiera antes de $ue acabe el día ;contest él.
;,spero $ue tengas ra*n. ( espero también $ue te des cuenta de $ue todo esto es
por tu culpa.
;-1ué he hecho ahora/
PP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Despedir a "helsey no ha tenido nada $ue &er con $ue trajéramos a Gyan al
par$ue y sí mucho con $ue "helsey flirteara contigo y t7 con ella.
Derric) cerr el maletero y solt una carcajada.
;8e parece $ue no conoces a Jill tan bien como crees. 8e odia.
+andy suspir.
;"ono*co a Jill mejor $ue la mayoría de la gente y sé lo $ue he &isto hoy ;+andy
lo mir a los ojos;. +i le haces daño, haré todo lo $ue esté en mi poder para $ue te aleje de
Gyan para siempre.
;,ntendido. @ero ya te he dicho $ue est's e$ui&ocada.
Derric) se &ol&i hacia Jill y la obser& meter a Gyan en el carrito y colocarle la
manta hasta $ue pareci satisfecha. "uando termin, al* la &ista y sus ojos se encontraron.
,l rostro de la jo&en se ilumin con una eNpresin de placer y de algo m's $ue Derric) no
había &isto antes allí. -,ra posible $ue +andy tu&iera ra*n/

PQ
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 1&

Derric) y sus hermanos se reunían una &e* a la semana a jugar al baloncesto en la
cancha cubierta $ue tenía él en su casa de 8alibu. ,n a$uel momento, Derric) estaba
debajo de la canasta y pedía la pelotaE una &e* m's. 3a tenía 0rad, y en &e* de pas'rsela
como haría un buen compañero de e$uipo, fue botando con ella hasta la línea de los tres
puntos y lan* de nue&o.
;<"anasta= ;grit Woey.
3as dos hermanas, Woey y Gachel, se habían ofrecido a cuidarle la casa a Derric)
mientras estaba fuera. Woey disfrutaba &iendo el partido y anim'ndolos siempre $ue tenía
ocasin.
Derric), $ue jugaba de defensa, corri hasta el otro eNtremo de la cancha y pidi
$ue le lan*aran la pelota. @ero nadie le hi*o caso.
+u hermano 3ucas, m's mayor $ue él, un &erdadero científico espacial, se hi*o con
la pelota y consigui dos puntos para el e$uipo contrario.
"uando Derric) logr por fin tener la pelota y corri bot'ndola hacia la canasta,
Gachel entr en la cancha y grit4
;<,l desayuno est' listo=
3a cancha se &aci en cuestin de segundos. Derric) se par en la línea de los tres
puntos.
;<,h= -,s $ue no podéis esperar a $ue termine el partido/
0rad tom una toalla limpia de un montn $ue había cerca de la puerta y se limpi
la cara.
;6delante. 3an*a. (o te miro.
QS
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) dobl las rodillas, endere* los hombros, y lan* su primera canasta del día,
a pesar de $ue había jugado durante dos horas.
2ue un buen lan*amiento. 3a pelota entr en la canasta.
+e &ol&i sonriente, pero 0rad ya había ido a reunirse con los dem's. Nadie había
&isto su magnífico tiro. De no ser por$ue eran su familia, habría dejado de hablarse con
todos ellos.
2ue a la cocina, donde Woey y Gachel hacían tortillas y cuatro de sus hermanos
comían ya sentados a la mesa.
;-3o de siempre/ ;pregunt Woey al &erlo. Gachel y ella, aun$ue no las m's
j&enes de todos, seguían siendo para Derric) sus niñas pe$ueñas, las mimadas de la
familia.
;Gracias, pero no $uiero nada ;contest él;. He comido cereales antes de &enir.
"reo $ue &ol&eré a mi apartamento a buscar algunas cosas.
Woey dej la espumadera en la encimera de granito.
;No ir's a &ol&er ya a la casa, -&erdad/
No, él no pensaba mudarse de momento.
;-@or $ué/ ;pregunt;. -Habría alg7n problema si fuera así/
Ja)e tom un trago de *umo de naranja.
;"reo $ue Gachel tiene una cita seNy esta noche con Jim Jensen.
;,spero $ue no ;Derric) sonri.
%odos guardaron silencio.
+u hermana arrug la frente con preocupacin. Derric) se dio cuenta de $ue Ja)e
hablaba en serio y sinti una oleada de calor. Jim Jensen era un $uarterbac) no&ato, $ue
acababa de empe*ar a jugar con los "ondors. ,staba esperando $ue Derric) se rompiera
una costilla o tu&iera una mala caída para ocupar su lugar como $uarterbac) principal.
;:l nunca te ha hecho nada ;dijo Woey.
;,s &erdad ;asinti Gachel;. -@or $ué lo odias/
;<@or el amor de Dios= ,se chico es un resentido de primera.
Gachel puso los bra*os en jarras.
;-@or $ué/
QM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,s un encantador de serpientes, una rata. No te acer$ues a él. @uedes encontrar a
alguien mejor.
;-( si no $uiero seguir tu consejo/ ;pregunt ella.
Derric) estaba cansado de a$uello. Había ido a su casa ese día para alejarse de todo,
para darle un respiro a Jill, darle ocasin de pasar un día con Gyan sin $ue tu&iera la
sensacin de $ue él la espiaba. +obre todo, tenía miedo de $ue se hiciera ilusiones si era
&erdad lo $ue había dicho +andy de $ue sentía algo por él. 3e gustaba Jill y $uería ser su
amigo. +e frot la barbilla sin dejar de mirar a su hermana.
;6hora me &oy. Jensen tiene prohibida la entrada en esta casa. 8i casa.
;%e est's portando como un crío.
Derric) apunt a Gachel con un dedo.
;3o digo en serio.
+ali de la cocina al &estíbulo y de allí a la calle, antes de $ue su hermana pudiera
seguir protestando.
De regreso en su apartamento, eran ya las once cuando sali de la ducha. +e le
dobl la rodilla, pero consigui agarrarse a la encimera del baño y e&itar caer al suelo.
Decidido a ignorar el dolor, se sostu&o a la pata coja delante del fregadero y se sec con
una toalla. Detect una mancha de color alrededor del ojo y se mir mejor al espejo. ,l
moratn de la semana pasada se iba borrando, pero toda&ía $uedaba color suficiente para
dar la impresin de $ue lle&aba meses sin dormir una noche entera. %odos sus hermanos
pensaban $ue se había merecido el puñeta*o. 6aron les había dicho $ue preguntaran a
Derric) si $uerían respuestas, pero ninguno le había preguntado. +implemente asumían $ue
era culpable. ( él no pensaba decirles $ue había besado a 8aggie. +u familia ya lo trataba
como a la o&eja negra. ,ra ob&io $ue preferían a 6aron antes $ue a él.
@ero eso no le importaba. 9ol&ería a hacerlo si tenía la oportunidad. 6lg7n día, y
ojal' $ue fuera pronto, 8aggie recuperaría el sentido com7n y &ería $ue estaban hechos
para estar juntos. Hasta entonces, tenía a Gyan y a Jill para mantenerse ocupado.
+e dio cuenta de $ue Jill era todo lo contrario de 8aggieE callada y tímida en
ocasiones, aun$ue, definiti&amente, tenía sus momentos. 8aggie era capa* de cortar el aire
con sus palabras y poner a la gente en su sitio, mientras $ue Jill parecía pensar mucho antes
Q>
Teresa Ragan – También es hijo mío
de hablar, preocupada por no ofender. "uando no se dejaba dominar por las hormonas, era
una mujer sensible y dulce. ,so la definía perfectamente4 dulce y modesta, así era Jill.
Derric) termin de secarse el pelo con la toalla. An pelo plateado justo encima de la
oreja atrajo su atencin. -"u'ndo le habían salido canas/ <@ero si toda&ía no tenía ni treinta
años= +e acerc m's al espejo y se arranc el pelo. B<6y=C.
"omprendi $ue estaba ner&ioso. %enía la sensacin de $ue su &ida estaba
descentrada. @ara empe*ar, 8aggie lo había es$ui&ado desde el día del beso en el tribunal.
No le había de&uelto sus dos 7ltimas llamadas. +u madre estaba enfadada con él por haber
disgustado a 6aron. +us hermanos habían tomado partido por 6aron desde $ue este había
&uelto a la ciudad. +e topaba continuamente con el nombre de Jim Jensen, lo cual no tenía
nada de di&ertido. +u rodilla no mejoraba. ( ahora Jill podía estar enamor'ndose de él, $ue
solo $uería conocer a su hijo y ser amigo de ella.
6bri el armario de las medicinas y sac la pomada $ue usaba para ali&iar el dolor
muscular y de articulaciones. +e frot una poca en la rodilla. +e la& las manos y fue
cojeando a la habitacin, donde se puso unos pantalones cortos de jugar al baloncesto. +u
siguiente parada fue en la cocina. 3len una bolsa de pl'stico con hielo, se sent en el sof'
y se puso el hielo en la rodilla. 6poy la cabe*a en el sof' y cerr los ojos.
No habían pasado ni &einte segundos cuando llamaron a la puerta.
;6delante.
@or un momento pens $ue la persona $ue estaba en la puerta se había ido, pero
luego abrieron y Jill asom la cabe*a.
;Hola.
Gyan al* la cabe*a.
;Hola.
,lla le mir la rodilla.
;-,st's bien/
;,sta mañana me he pasado un poco jugando al baloncesto con mis hermanos.
;-@odemos entrar Gyan y yo/
:l agit una mano en el aire.
;@or supuesto ;intent le&antarse del sof'.
;No te mue&as ;le dijo ella;. (a me las arreglo.
QD
Teresa Ragan – También es hijo mío
6 Derric) no le gustaba la idea de no ayudarla con el bebé, pero record lo $ue
había dicho +andy de $ue se estaba encaprichando con él y decidi $uedarse donde estaba.
,lla abri la puerta del todo y empuj el cochecito sin molestar a Gyan.
;,st' durmiendo ;dijo con una sonrisa;. An &erdadero milagro.
Derric) no puedo e&itar sonreír a su &e*. ,lla parecía feli* y eso lo hacía feli* a él.
;,st's estupenda ;dijo.
,staba mejor $ue estupenda. ,ra la primera &e* $ue la &eía con algo $ue no fuera un
ch'ndal. 3le&aba &a$ueros ceñidos, $ue real*aban sus caderas y sus piernas, muy largas
para tratarse de una mujer bajita. +u camisa amarilla contrastaba con el pelo, $ue parecía
tener tres tonos de marrn, dependiendo de la lu* $ue le diera. ,ra la primera &e* $ue
recordaba &erla sin $ue estu&iera despeinada. +u cabello era sua&e y brillante, lleno de
&olumen, el tipo de cabello $ue un hombre $uiere peinar con los dedos. Derric) mo&i la
cabe*a para aclarar sus pensamientos.
;Gracias ;respondi ella;. 8e siento bien ;cerr la puerta y dej el bolso en la
mesita de café delante del sof';. @or fin conseguí dormir bien ayer. ,s curioso, pero desde
$ue hablé con esas mujeres en el par$ue, me siento distinta. 8ejor. 3a semana pasada llamé
al doctor y la enfermera me dijo $ue no importaba dejar llorar a Gyan algunas &eces, así
$ue como esta mañana no has &enido, le he dejado llorar mientras me duchaba y me
peinaba. Hasta he entrado en mis &a$ueros de antes del embara*o, y por eso estoy a$uí.
;,sos &a$ueros son geniales.
,lla se ech a reír, mostrando sus dientes blancos y relucientes. +us ojos ad$uirieron
un brillo especial.
;No he &enido a buscar cumplidos ;dijo;. 6un$ue te los agrade*co igual. He
&enido a darte las gracias y a disculparme por haber sido tan grosera ayer. No te merecías lo
$ue te dije y me a&ergVen*o de ello. ( te alegrar' saber $ue también le he pedido disculpas
a "helsey y la he readmitido.
;8e alegro. ,s una empleada muy entusiasta.
Jill asinti.
;+olo $uería decirte $ue agrade*co todo lo $ue has hecho.
;No lo pienses m's. ,n estas circunstancias, creo $ue has lidiado bastante bien con
todo lo $ue te rodea, yo incluido.
QH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@ero ya estoy otra &e* hablando de mí misma cuando t7 est's ahí sentado
sufriendo. ,s otra &e* esa rodilla, -&erdad/
;-"mo $ue otra &e*/ -1ué sabes t7 de mi rodilla/
;,l día $ue te conocí noté $ue te dolía. ,l día $ue rompí aguas y saliste espantado
del coche.
;Desde luego, tendremos algunas cosas $ue contarle a Gyan cuando cre*ca,
-&erdad/
,lla se sonroj. +e produjo un silencio incmodo.
;-@uedo traerte algo/ ;pregunt luego ella.
;+i me acercas un &aso de agua y el frasco de ibuprofeno $ue hay en la encimera,
te lo agradecería muchísimo.
Jill se dirigi a la cocina y él la obser& con ojos nue&os. ,lla era un rayo de sol.
Dormir un poco la había transformado.
;%oma ;ella le pas el &aso de agua y abri el frasco de ibuprofeno;. -"u'ntas
$uieres/
;Dos, gracias.
Jill le dios las pastillas y esper hasta $ue las trag con agua para $uitarle el &aso y
de&ol&erlo a la cocina.
;.tra ra*n por la $ue he &enido es para &er si nos $uieres acompañar a la primera
cita de Gyan con el pediatra.
Derric) le sonri y se dio cuenta de lo triste $ue había sido su día hasta $ue ella
había entrado en el apartamento. 1uería pasar tiempo con Gyan. De hecho, también $uería
estar con Jill.
;%e duele mucho la pierna, -&erdad/ ;pregunt ella.
+e inclin y apart la bolsa de hielo para poder &erle bien la rodilla.
;,st' hinchada. "reo $ue hoy deberías hacer reposo ;dijo.
;No ;contest él;. (o creo $ue acompañaros es justo lo $ue necesito ;apart el
hielo.
;-,st's seguro/
;+egurísimo ;y era &erdad.
QK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;9en, apyate en mí ;dijo ella;. %e haré de muleta para $ue &ayamos a la otra
habitacin y te puedas poner la camisa y los *apatos.
;@odría hacerte daño.
;%onterías ;él tenía el pecho desnudo, pero eso no le impidi a Jill tomarle el
bra*o y coloc'rselo sobre los hombros;. 6hora camina. 6pyate en mí.
:l hi*o lo $ue le decía, sorprendido por la fuer*a $ue tenía ella en los bra*os, y se
dej ayudar hasta $ue llegaron a su habitacin. ,ntraron en el dormitorio, pero cuando
a&an* hacia la cama y ella intent soltarlo, él trope* con la mochila $ue había lle&ado al
gimnasio por la mañana y arrastr a Jill en la caída. 6terri*aron los dos sobre la cama.
Derric) la abra* instinti&amente por la cintura al caer. :l cay de espaldas y $uedaron cara
con cara y nari* con nari*.
Jill solt una carcajada e intent incorporarse. +u aliento olía a menta.
An fuerte crujido la coloc de nue&o encima de él, cuando el arma*n de la cama
cedi y ambos se desli*aron hasta la es$uina de la cama.
3os dos se habían con&ertido en uno.
;-,st's bien/ ;pregunt él, con los labios pegados a la oreja de ella.
;8uy bien ;ella, riendo toda&ía? tom una almohada y le dio en la cabe*a con
ella.
;.h, con$ue $uieres jugar duro, -no es así/ ;él se puso de costado y le hi*o
cos$uillas.
Jill rio tan fuerte $ue casi no podía hablar.
;"os$uillas no ;gimi. Jntent apartarle el bra*o y se fue enredando m's con las
mantas y almohadas en un su esfuer*o por alejarse.
Derric) le hi*o m's cos$uillas, pero apart la mano en cuanto sinti una presin en
la entrepierna. De repente a$uello dej de tener gracia cuando se dio cuenta de $ue no
podía negar el calor inesperado $ue bullía entre los dos.
+us miradas se encontraron y él supo $ue ella sentía lo mismo. %enía los p'rpados
pesados y los labios gruesos. Derric) ya sabía $ue $uería ser su amigo, pero en ese
momento se dio cuenta también de $ue no deseaba nada tanto como inclinarse a besarla,
sentir los labios de ella en los suyos y dar salida al deseo inesperado y tentador $ue lo
embargaba por dentro.
QL
Teresa Ragan – También es hijo mío

QO
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 11

Desde $ue entrara en el apartamento de Derric), Jill tenía la sensacin de $ue todo
sucedía a c'mara lenta. Darle el ibuprofeno, ayudarle a llegar a su habitacin, la cama $ue
se rompía, y ahora a$uelloE ,lla no había ido al apartamento por eso. @ero ahora estaba
apretada contra el pecho duro y desnudo de él y sentía todas las partes de su cuerpo
calientes y alborotadas.
Deseaba m's $ue nada en el mundo $ue la besara, pero él parecía empeñado en
apartarse. Jill sentía el impuso lujurioso de sentir los labios de él en los suyos. Jmaginaba
$ue debía de ser cosa de sus hormonas, pero $uería saberlo de cierto, así $ue decidi
lan*arse. +e acerc m's y le ro* los labios con los suyos. ,l olor de él era tan bueno como
su aspecto y en cuanto sus labios se encontraron y él respondi con una presin propia, algo
cedi en el interior de ella. Jill perdi el control. 2ue como si despertara después de haber
estado en coma.
Dej'ndose lle&ar por el instinto, le ech los bra*os al cuello y acerc su cuerpo al de
él lo bastante para sentir la eNcitacin de él en su muslo. +olt un gemido y subi una mano
por los fuertes m7sculos de la espalda de él y después m's arriba, hasta $ue sus dedos
tra*aron un camino por el pelo de él. Derric) profundi* el beso. ,lla abra* la pierna de él
con la suya. 3o acarici. 8ejor dicho, lo de&or, pasando una mano por los abdominales
firmes de él y luego m's abajo, por la tela del pantaln corto, hasta $ue lo sinti duro contra
su mano.
;-1ué narices ocurre a$uí/
"uando Jill oy la &o* de su padre, crey $ue su mente le jugaba una mala pasada.
@ero entonces Derric) se apart y pregunt4
;-1uién es usted y $ué hace en mi apartamento/
QP
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill mir por encima del hombro y &io a su padre de pie en el umbral.
;<@ap'= -1ué haces a$uí/
+u padre se alej. No estaba furioso. ,staba lí&ido.
+andy asom la cabe*a por la puerta abierta. 3os mir a los dos.
;<"aray= ;dijo, antes de desaparecer también ella.
Derric) se puso de pie. "uando pis tierra firme, ayud a le&antarse a Jill y ella se
encontr mirando sus mara&illosos ojos.
;+iento todo esto ;dijo él;. No sé lo $ue me ha pasado.
B-"mo/C. ,lla fantaseaba ya con $ue el beso podía ser el comien*o de algo
mara&illoso y él, por su parte, sentía la necesidad de disculparse. Jill baj la &ista.
;+er' mejor $ue &aya a &er a Gyan.
:l no protest.
;8e &isto y salgo enseguida ;prometi.
Jill sali de la habitacin y fue a la sala de estar. %odo el mundo había desaparecido,
incluido el carrito con Gyan dentro. 8ir por la &entana y &io $ue +andy los había de&uelto
a todos a su apartamento.
"aminando por la sala, se arrepinti enseguida de lle&ar &a$ueros ceñidos y *apatos
de tacn en lugar de ch'ndal y *apatillas deporti&as. 6ntes, cuando se había puesto los
&a$ueros ceñidos, la había animado tanto poder ponerse la ropa de antes del embara*o, $ue
no había pensado dos &eces en cu'l sería la reaccin de Derric).
-@ero $ué estaba haciendo/ -@or $ué había ido al apartamento de él/ Anos días
atr's su deseo había sido tener a Derric) 0aylor lo m's lejos posible de ella. ( ahora, de
pronto, $uería $ue la tomara en sus bra*os y la sedujera.
+e palme la frente con disgusto.
3a eNpresin de él al le&antarla del suelo mostraba a las claras $ue se arrepentía de
lo ocurrido.
Jill mir a su alrededor. B-( ahora $ué/C. %enía $ue salir de allí deprisa. %om su
bolso, $ue seguía en la mesita de café, sali y cerr la puerta sin hacer ruido. 3e ardieron
los ojos cuando pens $ue se había puesto en ridículo.
QQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;8am' ;dijo cuando cru* la puerta de su apartamento. 2or* una sonrisa,
abra* a su madre y apret con gentile*a su cuerpo huesudo y rígido. ,l olor dul*n de su
perfume resultaba abrumador y Jill tu&o $ue esfor*arse mucho para no estornudar.
+andy estaba sentada en su silln fa&orito, con Gyan en los bra*os y 3eNi
acomodada en el suelo a sus pies. 3a niña coloreaba con un l'pi* en cada mano.
Jill mir a su padre. ,ste parecía fuera de lugar en el sof' color &erde lima de ella. (
sin embargo, curiosamente, también parecía el mismo de siempre4 el mismo traje oscuro de
corte perfecto, la misma camisa almidonada, el mismo ceño fruncido con desaprobacin.
,se año cumpliría sesenta. +u cabello seguía siendo espeso, con muy pocas canas. No
lle&aba ni un pelo fuera de su sitio. +i no fuera por$ue siempre parecía enfadado, Jill podría
haberlo considerado atracti&o.
;-1ué pasaba ahí dentro/ ;pregunt él con una &o* tan rígida como la postura de
su mujer.
Jill suspir.
;"reía $ue lo sabías.
;-+aber $ué/
;3e dije a mam' $ue estaba saliendo con Derric) 0aylor, el $uarterbac) de los
"ondors.
;8e lo dijo ;repuso su padre;. ,s un atleta. +upongo $ue debería haber
esperado encontrarte en una situacin comprometedora en el suelo de su dormitorio. 6 lo
$ue parece, los dos os lle&'is muy bien.
Jill sinti $ue una ola de calor le subía por la cara.
;Nos &a bien ;minti;. @ero lo $ue has &isto antes no es lo $ue crees. Derric)
tiene una rodilla lesionada. 3o he ayudado a llegar a su dormitorio, ha trope*ado, nos
hemos caído los dos y se ha roto la cama yE
;<0asta de historias= ;la interrumpi él;. %u madre intenta con&encerme de $ue
has madurado. 3le&o menos de una hora en "alifornia y ya &eo $ue no ha cambiado nada.
,stoy muy decepcionado.
Jill al* la barbilla.
;3amento $ue pienses así ;dijo.
MSS
Teresa Ragan – También es hijo mío
@ero la &erdad era $ue ya había oído todo a$uello antes. +iempre había sido una
gran decepcin para su padre. Daba igual $ue nunca antes la hubiera sorprendido en una
situacin comprometida. +implemente, siempre era así. Jill agradecía $ue 3aura, su
hermana menor, no estu&iera allí. 1uería a su hermana, pero la presin a $ue la sometían
sus padres para $ue fuera como 3aura era demasiado para ella. 1uería a su familia, pero los
tres se las arreglaban para conseguir $ue se sintiera pe$ueña e indigna. +u padre había
tardado menos de cinco minutos en despertar todas las inseguridades de ella.
;He cancelado m's de una reunin importante para hacer este &iaje ;dijo él;.
1ueríamos apoyaros a ti y a tu bebéE
;%u nieto se llama Gyan ;lo interrumpi Jill.
;6hora &eo $ue era muy optimista por nuestra parte pensar $ue podrías haberte
con&ertido en una jo&en responsable.
;%engo $ue irme ;dijo Jill. ,ntonces llamaron a la puerta;. 6delante.
;<Holly5ood= ;grit 3eNi cuando entr Derric).
,ste sonri a la niña. (a no cojeaba. 8ir a su alrededor y tendi la mano al padre
de Jill, dispuesto a estrechar la de él. ,l hombre no se dign responder al gesto. Jill pens
$ue su padre era un snob.
Derric) se endere* y dej caer la mano al costado antes de intentarlo con la madre
de Jill. ,sta no se mostr muy amistosa, pero al menos consigui poner su mano en la
palma de Derric). "uando recuper de nue&o la mano, sac un fras$uito del bolso y se
limpi los gérmenes.
Jill ya había tenido bastante. 6dem's, si no salían ya, iban a llegar tarde a la cita con
el pediatra.
;De haber sabido $ue &eníais, habría tenido tiempo de prepararme ;dijo;, pero
Derric) y yo tenemos una cita con el doctor. Nos &amos ya.
;-No &as a saludar a tu hermana/
Jill abri mucho los ojos y mir a +andy.
+u amiga asinti.
;,st' en el baño, la&'ndose.
;,st' alterada después de haberte &isto copular en el suelo con ese hombre ;
coment su padre.
MSM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;%iene un nombre ;dijo Jill.
;Holly5ood ;dijo su padre. +onri a 3eNi;. -9erdad $ue sí/
3a niña asinti, encantada de ayudar.
;-"opular/ ;repiti Derric). 8ir a Jill;. -Habla en serio/
Jill asinti con la cabe*a y le dedic una sonrisa tensa.
;-"mo has podido hacer eso/ ;pregunt la madre de Jill.
;No est'bamos haciendo el amor ;respondi Jill, eNasperada.
;8e dijiste $ue salías con un jugador de f7tbol americano ;coment su madre;,
pero no sabía $ue habíais llegado tan lejos. No me eNtraña $ue 3aura esté llorando en la
otra habitacin.
;No estaba llorando ;dijo 3aura, entrando en la sala. 8ir a Derric) y abri
mucho la boca;. -,ste es el hombre al $ue te estabas tirando/
Jill no podía creer lo $ue oíaE ni lo $ue &eía. +i su madre no le hubiera dicho $ue
3aura estaba allí, jam's habría adi&inado $ue la mujer de &eintiséis años $ue tenía delante
era su hermana. Hacía casi un año $ue no la &eía, pero eso no eNplicaba la transformacin.
3a 3aura $ue conocía siempre lle&aba faldas ceñidas y rebecas de cachemira con botones
pe$ueños perlados. ,se día iba &estida de negro y la tela se pegaba a su cuerpo como una
segunda piel. 3a chica $ue tenía delante se parecía m's a lady Gaga $ue a 3aura.
;-,so son pantalones de cuero/ ;pregunt Jill.
+u hermana sonri.
;-9erdad $ue son geniales/
Jill no sabía $ué decir. ,staba confusa y tenía prisa.
;.dio tener $ue marcharme, pero Derric) y yo hemos de lle&ar a Gyan al doctor.
-@or $ué no nos acompañas y así hablamos por el camino/ ;pregunt a 3aura.
;8e encantaría.
Jill mir a Derric). ,l pobre parecía $ue tenía miedo de mo&erse.
;-%e puedes encargar del carrito y la bolsa del bebé/
:l hi*o lo $ue le pedía y Jill tom a Gyan.
;(o cerraré la puerta. %e llamaré luego ;dijo +andy.
Jill le dio las gracias y señal la puerta abierta a su hermana.
;-Dnde os hosped'is/ ;pregunt a su madre.
MS>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,n el 6marano ;repuso esta.
;%enemos reser&a a las siete en el restaurante +)y House ;inter&ino su padre;.
Nos &emos allí.
Jill sabía $ue no era una in&itacin. ,ra una orden.

TTTT

;,s un placer conocerte por fin ;dijo Derric) a 3aura de camino al aparcamiento
;. Jill me ha hablado mucho de ti.
;8entiroso ;contest 3aura.
:l se ech a reír.
Jill abri la puerta de su 9ol)s5agen Jetta. Derric) le $uit a Gyan y, mientras él
ataba al niño en su sillita en el asiento de atr's, Jill lle& a su hermana a un lado.
;-6 $ué &iene esa nue&a imagen/
;+olo me estoy di&irtiendo ;contest 3aura;. @or primera &e* desde $ue nací,
estoy haciendo lo $ue $uiero.
;-( $ué es eso eNactamente/
;"anto en un grupo de roc).
;-%7 sabes cantar/
3aura asinti riendo.
;,sta noche después de cenar me iré para casa. 8am' y pap' no lo saben, pero
cuando &uel&an ellos, ya me habré ido.
;-6 dnde &as/
;8e &oy con el grupo a &iajar por el mundo.
Jill no sabía $ué pensar.
;3o dices en serio, -&erdad/
MSD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Nunca en mi &ida he dicho nada m's en serio ;3aura apret la mano de su
hermana entre las suyas;. ( nunca he sido tan feli*. He &enido a "alifornia por$ue $uería
&erte antes de marcharme.
Jill mo&i la cabe*a.
;No sé $ué pensar.
;,stoy segura de $ue pap' y mam' te dir'n cosas horribles de mí cuando se
enteren de lo $ue &oy a hacer, pero $uería $ue las oyeras antes de mi boca.
;8e gustaría $ue tu&iéramos m's tiempo para hablar.
;6 mí también, pero no te preocupes. %e llamaré y te escribiré emails.
Jill abra* a su hermana con fuer*a.
;%endríamos $ue habernos enfrentado a pap' hace años ;coment 3aura, seria;.
+iempre nos hemos rendido muy f'cilmente ;mir a Derric);. Hay cosas por las $ue
&ale la pena luchar.
;8e alegro de $ue seas feli*. -@rometes seguir en contacto/
;3o prometo.
+e abra*aron de nue&o y luego 3aura subi al coche y se sent con Gyan en el
asiento de atr's.
Derric) estaba plegando el carrito al lado del maletero y Jill se acerc allí. :l le
puso una mano en el bra*o para retenerla.
;Has salido corriendo de mi apartamento por culpa de ese beso, -&erdad/ ;
pregunt.
;No sé a $ué te refieres.
;,se beso nos ha pillado por sorpresa ;coment él;, pero $uiero $ue sepas $ue
no &ol&er' a ocurrir. +i &amos a ser amigos, tenemos $ue mantener una relacin cordial. Ha
sido un gran error y asumo toda la responsabilidad.
BGenial. +encillamente genialC, pens Jill.
;"reo $ue eso ser' lo mejor ;minti;. 8antendremos una relacin cordial ;le
tendi la mano;. -%rato hecho/
Derric) se la estrech como si fueran buenos amigos.
;%rato hecho.
MSH
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill procur no mostrar ninguna emocin cuando se sent al &olante y puso el coche
en marcha. ,sper a $ue Derric) colocara su cuerpo de m's de cien )ilos en el asiento del
acompañante. :l parecía estar aplastado allí.
;No hace falta $ue &engas. (a me acompaña 3aura.
;Ni una manada de caballos sal&ajes podría impedirme ir a la cita con el pediatra
de Gyan ;contest él. ( debía de hablar en serio, por$ue sus rodillas, la buena y la mala,
estaban presionadas contra la guantera y a su cabe*a le faltaba menos de un centímetro para
dar en el techo.
Jill meti el coche en el tr'fico.
;-1ué pasa entre &osotros dos/ ;pregunt 3aura;. No es cierto $ue estéis
saliendo, -&erdad/
Jill no contest.
;6 mí no podéis engañarme ;añadi su hermana.
;%ienes ra*n ;contest Derric);. No estamos saliendo ;mir a Jill;. -+e
puede saber por $ué has dicho en tu apartamento $ue salimos juntos/
Jill mo&i una mano en el aire como restando importancia al tema.
;3e dije a mam' $ue salíamos juntos con la esperan*a de $ue mis padres no
&inieran de &isita.
Derric) frunci el ceño.
;-@or $ué iban a dejar de &enir si sabían $ue salías conmigo/
;,s ridículo, lo sé ;contest Jill;, pero la &erdad es $ue a mi padre no le gustan
los jugadores de f7tbol americano.
;"ree $ue los atletas son criaturas $ue no sir&en para nada ;añadi 3aura con una
carcajada.
"omo era de esperar, Derric) no rio con ella. Jill pens $ue, en cuanto se $uedara a
solas con 3aura, le preguntaría $ué había hecho con su hermana &erdadera, la hermana
callada y tímida $ue nunca usaba rímel, y mucho menos pestañas falsas. -1ué narices
pasaba allí/
;6 &er si lo entiendo ;inter&ino Derric);. %7 les dijiste a tus padres $ue
salíamos juntos con la esperan*a de $ue así no &inieran a &erte.
;+í.
MSK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-@ero piensas decirles la &erdad la prNima &e* $ue los &eas/
;No.
3aura &ol&i a reír.
;-@or $ué no/ ;pregunt Derric).
;@or$ue por primera &e* en mi &ida me da igual lo $ue piensen de mí ;Jill mir a
su hermana por el espejo retro&isor;. -"u'nto tiempo piensan $uedarse/
;Dos o tres noches. "reo $ue pap' tiene negocios en +an 2rancisco ;3aura
eNtendi el bra*o y puso la mano en el bra*o de Derric);. No temas, Holly5ood, unas
cuantas salidas, un par de cenas y cuando $uieras darte cuenta, todo habr' terminado.
;No estoy preocupado ;repuso él;. @or$ue no tengo la menor intencin de
me*clarme en &uestros problemas familiares. Nada de cenas para mí.
Jill apret el &olante con fuer*a.
;+i t7 no &ienes a cenar con mi familia esta noche, Gyan y yo no iremos a la
barbacoa de tu familia el domingo. 3o $ue &ale para uno, &ale para todos.
:l frunci el ceño.
;,s e&idente $ue la idea de $ue salías conmigo no los ha mantenido alejados. -1ué
sentido tiene mantener la farsa/
;"reo $ue pensaban $ue Jill iba de farol ;dijo 3aura;. @ensaban $ue ella no
caería tan bajo y han &enido a "alifornia a &erlo por sí mismos.
Jill asinti. 6pret los dientes. 6 Derric) no le hacía feli* pensar $ue sus padres los
consideraban poco menos $ue escoria. @ues mala suerte. Jill opinaba $ue, si ella tenía $ue
sufrir un par de cenas, él también podía hacerlo.
;%7 dijiste $ue $uerías estar en la &ida de Gyan ;coment;. %en cuidado con lo
$ue deseas.
;De acuerdo ;musit él;. 3o haré.
3aura aplaudi y Jill tu&o la impresin de $ue lle&aba a 3eNi en el asiento de atr's y
no a una mujer adulta.
"on la &ista fija en la carretera, su mente no tard mucho en &ol&er al beso. %oda&ía
tenía el sabor de él en los labios. @ara apartar de sí a$uellos pensamientos, puso la radio e
hi*o una mueca cuando empe* a sonar #l beso de 2aith Hill en los alta&oces.

MSL
Teresa Ragan – También es hijo mío
No %uiero %ue me rompas el cora$!n
No necesito otro turno para llorar, no,
no %uiero aprender a la fuer$a

Jill apag la radio.
;Jam's habría adi&inado $ue te gustara el country ;dijo Derric).
;@or$ue no sabes nada de mí ;repuso Jill, enojada con todo a$uel asunto;. 8e
gustan el country y el roc) and roll. +oy una mujer sal&aje. 8uy, muy sal&aje.
;-6h, sí/
;,st' de broma ;inter&ino 3aura, agu'ndole la fiesta a Jill;. ,lla nunca ha
hecho nada sal&aje. Jam's se ha lan*ado desde un a&in ni ha es$uiado por el sendero
Diamante Negro. Nunca ha fumado un cigarrillo, y mucho menos un canuto. Ni si$uiera
recuerdo haber &isto nunca a mi hermana en una pista de baile.
;-1uién eres t7/ ;pregunt Jill a su hermana. @ens $ue $ui*' se habría caído en
alg7n tipo de agujero negro.
;-( nadado desnuda/ ;pregunt Derric);. %odo el mundo ha nadado desnudo al
menos una &e* en la &ida.
;No, Jill no. ,lla es segura y predecible. +in sorpresas.
;%engo &o* propia ;record Jill a su hermana cuando par en un sem'foro.
;,st' bien ;3aura se encogi de hombros;. Dínoslo. -%e has bañado desnuda/
;,so a ti no te importa.
Derric) se &ol&i a mirar a 3aura.
;%u hermana acaba de ser madre. +us hormonas siguen un poco alteradas.
Jill al* los ojos al cielo como pidiendo paciencia.
;No me interpretes mal ;dijo 3aura;. Jill tiene muchas cualidades buenas. 6
pesar de lo $ue crean mis padres, es formal y responsable. %ambién es caritati&a. @ero no es
muy a&enturera.
,l sem'foro cambi a &erde y Jill pis el acelerador.
;"uando Gyan sea m's mayor, los dos &amos a hacer muchas cosas a&entureras
juntos ;dijo.
MSO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@arece $ue Gyan se lo &a a pasar muy bien cuando deje los pañales ;Derric)
sonri.
3aura solt una risita.
Jill mir a Derric) e hi*o una mueca. ,l sol entraba por la &entanilla e iluminaba el
rostro de él. .jos brillantes y hoyuelos, una combinacin mortífera. +i Gyan se parecía a su
padre cuando fuera mayor, ella no tendría tiempo de es$uiar en +il&erfoN, Atah, aprender a
escalar rocas ni lan*arse de un puente alto, por$ue estaría ocupada espantando a todas las
chicas $ue competirían por la atencin de su hijo.
,l recorrido hasta la consulta del pediatra le pareci $ue duraba horas en lugar de
los doce minutos $ue en realidad tardaron. %u&o la sensacin de $ue había mucho tr'fico
para ser un día laborable. 8eti el coche en el aparcamiento reser&ado a los pacientes. 6
Derric) le iba a costar trabajo salir de su asiento, pero ella decidi no preocuparse por él. +e
merecía estar incmodo por encender fuegos artificiales dentro de ella para después
apagarlos con palabras frías y un apretn de manos.

TTTT

6un$ue hacía lo posible por no mostrarlo, Derric) se sentía como un gusano. +andy
le había ad&ertido del afecto creciente de Jill y él no había intentado impedir $ue se
abra*ara a él y lo besara. :l ya sabía $ue besaba como un 'ngel, pero hasta ese día no había
descubierto $ue ella era como una docena de cartuchos de dinamita esperando $ue los
encendieran. +i se hubiera tratado de otra persona y no de ella, la madre de su hijo, Derric)
habría tomado lo $ue le ofrecía y algo m's.
<1ué narices=, él jam's había dicho $ue fuera un santo.
@ero Jill no se parecía nada a las mujeres con las $ue había estado hasta entonces.
,ra demasiado dulce e inocente para un hombre como él.
( adem's, el cora*n de él le pertenecía a 8aggie.
MSP
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill merecía estar con alguien $ue pudiera entregarse a ella al cien por cien. 6lguien
$ue siempre estu&iera a su lado. De no ser por 8aggie, él habría considerado en serio
solicitar el puesto. @ero 8aggie siempre estaba allí, flotando en sus pensamientos, incluso
cuando él no $uería $ue fuera así. ,n el fondo sabía $ue sus hermanos tenían ra*n.
Necesitaba ol&idarla, cortar todos los la*os emocionales y dejarla marchar. @ero ya lo había
intentado y no había sido capa*. 6mar a 8aggie era como ser adicto a una droga.
Necesitaría un programa de doce pasos para librarse de ese amor.
Había un festi&al de arte en el centro y tardaron unos minutos en abrirse paso hasta
la puerta a tra&és de la gente. @oco después, Derric) y Jill estaban en la consulta y 3aura
esperaba en el &estíbulo.
Derric) se alegraba de sentir de nue&o la sangre fluir por sus piernas. 9iajar en el
coche de Jill era como ir en una lata de sardinas.
Jill caminaba por la sala, adelante y atr's, y Gyan no paraba de llorar.
;+i lo pones m's cerca de tu pecho, un poco m's a la derecha, creo $ueE
;+é cmo tener en bra*os a mi hijo. 8uchas gracias.
Derric) se despere* y fingi un boste*o para ocultar una sonrisa.
;8e alegra $ue te di&ierta ;lo riñ Jill;, aun$ue no sé cmo puedes encontrar
cmico el dolor de Gyan.
;No sonrío por eso ;contest él. 3e di&ertía el tic $ue tenía ella en el ojo y cmo
cur&aba el labio cuando se enojaba. ( no podía dejar de pensar en su reaccin cuando
3aura había dicho $ue no era a&enturera. Jill $uería cambiar a$uello y él tenía algunas ideas
para ayudarla a romper el cascarn;. ,staba pensando en la llegada repentina de tu
familia. %u hermana es todo un personaje.
;,sa mujer $ue espera en el &estíbulo no es mi hermana. 8i hermana es gr'cil,
delicada y muy callada. %oma té 8ing "ha a sorbitos y mordis$uea s'nd5iches de berro.
Nunca maldice y, desde luego, no lle&a pantalones de cuero.
;-"ome s'nd5iches de berro/
6ntes de $ue Jill pudiera contestar, entr el pediatra. ,ra un hombre de treinta y
pocos años, $ue parecía encantado de &er a la jo&en.
;,s un placer &ol&er a &erte ;le dijo.
6 ella se le iluminaron los ojos.
MSQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Nate 3erner. 8e alegro muchísimo de $ue hayas &uelto a tiempo para la primera
cita de Gyan.
6ntes de $ue Derric) pudiera presentarse, Jill le pas a Gyan y a continuacin
abra* al médico como si fuera un hermano al $ue hacía tiempo $ue no &eía y $ue acabara
de &ol&er de la guerra. "uando por fin lo solt, el doctor 3erner retrocedi un paso para
poder &erla bien.
;,st's increíble. +encillamente mara&illosa.
Derric) sostu&o a Gyan contra su pecho y lo meci hasta $ue dej de llorar.
6$uella escena entre el doctor y Jill le pareci un poco eNagerada, $ui*' por$ue ella
no había mencionado para nada al doctor 3erner y ahora los dos casi estaban haciendo el
amor delante de él, como si él no estu&iera presente. Derric) sabía de primera mano lo
soli&iantadas $ue estaban las hormonas de Jill y no $uería tener $ue &erla eNcit'ndose con
otro.
Jill se lle& una mano al pecho.
;,res igualito a tu padre ;mo&i la cabe*a con incredulidad;. ,s asombroso.
Derric) carraspe, pero nadie le hi*o caso.
;%enemos $ue &ernos para ponernos al día.
;8e encantaría ;repuso Jill con la sonrisa m's luminosa $ue Derric) le había
&isto jam's. 6pretaba las manos del doctor en las suyas.
;-( a $uién tenemos a$uí/ ;pregunt el pediatra.
;Nate, $uiero presentarte a mi amigo Derric) y a mi hijo Gyan ;Jill tom al niño
y lo acun en sus bra*os de tal modo $ue Nate tu&o una &ista m's clara de su escote.
,l doctor señal la camilla y Jill lo sigui hasta allí obediente.
;,s un niño muy guapo ;dijo el doctor 3erner;. 9amos a medirlo.
;-3o desnudo/
;@or fa&or.
Jill tard bastante en sacar los bracitos y las piernecitas de Gyan del pijama a*ul de
algodn $ue lle&aba. Derric) se $ued donde estaba, &iendo a distancia cmo medía el
pediatra la circunferencia de la cabe*a de Gyan antes de eNaminar la parte blanda.
;+u fontanela est' como tiene $ue estar ;dijo el doctor;. @uedes tocarla y
debería desaparecer entre doce y dieciocho meses ;a continuacin midi la longitud de
MMS
Teresa Ragan – También es hijo mío
Gyan desde la cabe*a a los pies, mir su gr'fico y pidi a Jill $ue le $uitara el pañal para
pesarlo.
"ontinu con sus pruebas mientras Jill estaba pendiente de Gyan y de él a partes
iguales. 8ir con adoracin al doctor 3erner cuando este le eNamin los oídos a Gyan.
Derric) $uería &omitar. 2ue a sentarse en un rincn de la habitacin. +entía los
m7sculos tensos y se le ocurri de pronto $ue se estaba portando como un idiota celoso. 3o
$ue sentía era absurdo y no tenía ning7n sentido. No había moti&os para estar celoso por$ue
él no amaba a Jill. "omo ella misma acababa de decirle al doctor, solo eran amigos. +í, ella
le gustaba y sí, estaba muy guapa ese día, pero en realidad estaba guapa todos los días,
aun$ue lle&ara un ch'ndal cubierto de sali&a o pantalones anchos y *apatillas rosas de
peluche.
Después de anali*ar la situacin, se con&enci de $ue lo $ue sentía era
perfectamente aceptable y normal. 1uería protegerla. ,ra la madre de su hijo. "ual$uier
hombre por el $ue se interesara podía ser un padre en potencia para su hijo. %enía sentido
$ue él se sintiera ansioso en esas circunstancias.
,l doctor no tard mucho en terminar. Jill empuj a Derric) hacia la puerta.
;6hora os alcan*o ;le dijo.
( los dej solos. Derric) empuj el carrito hacia el &estíbulo.
3aura se puso en pie al &erlo.
;-Dnde est' Jill/ ;pregunt.
;,l doctor y ella tenían $ue ponerse al día. -@or $ué no salimos a tomar el aire
mientras esperamos/
"uando sali Jill, los otros estaban en medio del festi&al de arte. Dibujos de colores
hechos con ti*a cubrían las aceras y había puestos de &enta alineados a ambos lados de la
calle.
;+iento haber tardado tanto ;coment Jill, coloc'ndose un mechn de pelo detr's
de la oreja;. -1ué te ha parecido/
;-,l $ué/ ;pregunt Derric).
;-Nate/
;"reo $ue es un sueño.
Jill se ech a reír.
MMM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;1uiero decir como pediatra. -"rees $ue es concien*udo y profesional/ -An
doctor en $uien podemos confiar para $ue cuide de Gyan/
;No he conocido a muchos pediatras. No tengo con $uién compararlo, lo siento.
;8e parece $ue me he perdido toda la di&ersin ;coment 3aura.
;:l y t7 os lle&'is muy bien ;dijo Derric);. -No habéis $uedado para salir/ ;
pregunt, aun$ue lo decía en broma.
6 Jill le brillaron los ojos como si fueran luces de nen de las 9egas.
;@ues en realidad, sí. Hemos $uedado para ir al cine el &iernes.
Derric) sinti n'useas y no sabía por $ué. 3le&aba a Jill a un lado y a 3aura al otro
y él empujaba el carrito por la calle. No tenía un destino concreto en mente. ,l coche de Jill
estaba en direccin contraria. :l simplemente caminaba e intentaba mantener la calma
por$ue sabía $ue no tenía sentido $ue se pusiera celoso.
;-"rees $ue puedes $uedarte con Gyan ese día/ ;pregunt Jill.
;,s mi hijo. @ues claro $ue puedo $uedarme con él. -6 $ué hora/
;-1ué tal a las cuatro/
@or alguna ridícula ra*n, él se sinti mejor sabiendo $ue sería temprano y no tarde.
;6sí tendré tiempo de ducharme y prepararme ;eNplic ella;. Nate $uiere
lle&arme a "rush, un restaurante nue&o en Jasmine +treet. He $uerido ir allí desde $ue
abrieron hace seis meses.
+e pararon y esperaron a 3aura, $ue se había $uedado en un puesto, donde miraba
bolsos hechos a mano y regateaba con el &endedor.
;@ensaba $ue ibais a ir a una sesin temprana del cine.
;(o no he dicho eso. He dicho $ue iremos al cine, pero ser' después de cenar.
;-( cu'ndo piensas &ol&er/
;-@or $ué/ -%engo hora de llegada/
;"laro $ue no, pero creí $ue habías dicho $ue +andy y t7 teníais mucho trabajo en
la re&ista.
;Gracias a ti, nos hemos puesto al día. +andy me ayud a escribir mi columna y
"helsey trajo las fotos anoche. (a sabes, las fotos $ue hi*o en el par$ue. %enemos muchas
buenas para elegir ;Jill sonri;. ,mpie*o a sentirme yo misma otra &e* ;gir en círculo
con los bra*os en el aire y la cara eNpuesta al sol;. <1ué día tan hermoso=
MM>
Teresa Ragan – También es hijo mío
B+í, muy hermosoC, pens Derric).
;8ira eso ;Jill cru* la calle hasta uno de los puestos.
Derric) la contempl mientras ella admiraba las figurillas de bronce m's feas $ue él
había &isto en su &ida. 3e lle& una a él y se la puso delante para $ue &iera bien los detalles.
;,sto es lo $ue yo llamo arte.
Derric) record las palabras de su madre. B+i no tienes nada agradable $ue decir, es
mejor $ue no digas nadaC.
;-1ué te pasa/
;Nada. -@or $ué/
;No sé ;contest Jill;. Desde $ue hemos &isto al doctor 3erner, pareces un día
triste de llu&ia empeñado en acabar con la alegría del sol.
;6 lo mejor es por$ue me pregunto cmo puedes besarme a mí un momento y
empe*ar a babear con el doctor al momento siguiente.
;No estaba babeando. 6dem's, t7 has dejado muy claro $ue el beso ha sido un
gran error. -@or $ué te importa lo $ue yo haga con el doctor 3erner/
;No lo sé ;contest él;. .l&ida $ue he dicho algo.
;-,st's celoso/
Derric) solt una risita ner&iosa.
;"laro $ue no. @ero no creo $ue el doctor 3erner te con&enga.
Jill sonri.
;-1ué/ ;pregunt él.
;,l doctor 3erner sali en una de esas bolsas de la compra de 6bercrombie y
2itch.
;-,n una $ué/
6 ella le brillaron los ojos.
;,n las bolsas de 6X2 solo aparecen hombres seNy ;dijo.
;-( $ué tiene $ue &er eso con $ue no te con&enga/
Jill se encogi de hombros.
;+olo he pensado $ue debía mencionarlo.
;-. sea $ue a ti te parece seNy/
,lla hi*o una mueca.
MMD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@or supuesto.
;-@or eso te gusta, por$ue es seNy/
;,so nunca &iene mal? pero no, no me gusta solo por eso.
6 Derric) le costaba tanto sacarle las palabras, $ue tenía la sensacin de estar
arrancando dientes.
;-( $ué m's te gusta de él/ ;pregunt.
3a sigui hasta donde la artista esperaba con paciencia a $ue Jill le de&ol&iera la
figura.
;,s muy hermosa ;dijo esta a la artista, una mujer m's mayor, con un pelo largo
gris y ri*ado $ue le caía sobre los hombros.
;Atili*o arcilla y bronce y paso horas con cada pie*a, intentando capturar la
inocencia y la gracia de la forma femenina ;eNplic.
;+u pasin se nota en su trabajo ;dijo Jill;. -"u'nto cuesta esta/
Derric) esper pacientemente a $ue Jill terminara allí.
;3a $ue le ha gustado son cinco mil dlares. ,sta de a$uí son tres mil $uinientos.
Derric) casi se cay de espaldas.
;%endré $ue pensarlo ;repuso Jill;. @ero si tiene una tarjeta, me encantaría &er
alg7n otro lugar donde eNponga su trabajo.
3a mujer sac una tarjeta del bolsillo del delantal y se la tendi.
Derric) mir a Gyan y ech a andar de nue&o.
;-@or $ué no comemos algo en el café de enfrente apro&echando $ue Gyan est'
dormido/ ;pregunt.
,s una idea genial. ,stoy muerta de hambre. 8ira esto ;Jill le mostr la tarjeta;.
,sa mujer es de Nue&a (or). He &enido muy lejos a &ender sus esculturas.
@araron en la es$uina y Jill puls el botn del sem'foro. 8ientras esperaban a $ue
se pusiera rojo, en&i un mensaje a su hermana diciéndole $ue la esperaban en el café.
;-9as a contestar a mi pregunta/ ;$uiso saber Derric).
,l sem'foro cambi a rojo y ella empe* a cru*ar la calle.
;No.
;-@or $ué no/
MMH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@or$ue, aun$ue seas amigo mío, con $uién decida salir yo, no es asunto tuyo ;
abri la puerta del café y esper a $ue entrara él empujando el carrito.
3a camarera los lle& hasta un reser&ado situado en la parte de atr's, les dio una
carta a cada uno y les dijo $ue &ol&ería unos minutos después.
Jill coloc la manta de Gyan de modo $ue este no tu&iera mucho calor.
;,l doctor 3erner ha dicho $ue Gyan es un poco bajo para su edad.
Derric) solt un gruñido.
;67n no tiene dos semanas. "reo $ue es algo pronto para estarE ;se interrumpi
en mitad de la frase por$ue &io a 6aron dejando una propina en la mesa de enfrente. +e
le&ant y se acerc a él;. 6aron.
,ste se &ol&i. Hundi los hombros y Derric) comprendi, por su eNpresin, $ue ya
lo había &isto y había intentado escapar. Derric) mir a su alrededor.
;-Dnde est' 8aggie/
6aron neg con la cabe*a.
;+olo lo pregunto por$ue esperaba $ue 8aggie y t7 pudierais conocer a mi amiga
Jill y a nuestro hijo Gyan.
;8aggie est' ya a mitad de camino del coche y yo no tengo tiempo.
;+olo ser' un minuto.
6aron al* las manos en un gesto de rendicin y lo sigui hasta donde estaba Jill
estudiando la carta.
;Jill, $uiero presentarte a mi hermano 6aron.
Jill sonri. +e le&ant y le estrech la mano.
;,ncantada de conocerte. "reo $ue ya cono*co a todos los hermanos, -no/
;%oda&ía te faltan 3ucas y Garrett ;le dijo Derric).
;(o soy el diferente de la familia ;coment 6aron;. No somos hermanos en el
&erdadero sentido de la palabra.
;-No lo sois/
;,s adoptado ;eNplic Derric).
6aron mir a Gyan.
;. sea $ue este es el pe$ueñín del $ue tanto hemos oído hablar, -no/
;6cabamos de hacerle su primera re&isin ;le cont Jill.
MMK
Teresa Ragan – También es hijo mío
6aron enarc las cejas.
;-1uién es &uestro pediatra/
;,l doctor 3erner ;ella señal por la &entana el edificio del médico;. Justo ahí.
;(o fui a la uni&ersidad con Nate ;coment 6aron;. <1ué casualidad=
;(o hace años $ue lo cono*co ;repuso Jill, animosa;. ,s muy competente.
;+í, es un buen tipo. 2uimos a jugar al golf antes de $ue se marchara a ,uropa.
Juega muy bien.
;-Hay algo $ue no sepa hacer ese hombre/ ;pregunt Derric).
6aron inclin la cabe*a, como si pensara preguntarle $ué $uería decir con eso? pero
luego cambi de idea y mir a Jill.
;Ha sido un placer conocerte. %engo $ue irme. 8i prometida me espera en el
coche. +eguro $ue estar' pensando dnde me he metido.
Derric) le tendi la mano, pero 6aron fingi no &erla. 8eti la suya en el bolsillo
del pantaln y se march. Derric) empe*aba a sentirse como un leproso.
;+aluda a 8aggie de mi parte ;dijo.
;8e parece $ue no ;contest 6aron con el ceño fruncido;. @ero me alegra &er
$ue ya casi no se nota el moratn del ojo. 8aggie est' preocupada por ti desde la 7ltima
&e* $ue nos &imos. Hablando de lo cual, supongo $ue ya no necesitar's sus ser&icios puesto
$ue &osotros dos ;mo&i un dedo entre Jill y Derric); parece $ue habéis arreglado el
asunto.
;-%u prometida es la abogada de Derric)/ ;pregunt Jill.
;6 decir &erdad, no sé bien cu'l era su relacin de trabajo ;6aron solt una risita
c'ustica y retrocedi un paso, apuntando a Derric) con un dedo;. @ero ten cuidado con
este tipo. ,s muy r'pido tanto en el campo como fuera de él ;sigui mo&iendo el mismo
dedo;. Nunca sabes lo $ue &a a hacer a continuacin.
( después de ese mensaje críptico, se alej.
Jill se sent.
;<9aya= ;eNclam;. @arece $ue est' muy enfadado contigo. -2ue él el $ue te dio
un puñeta*o en el ojo/
Derric) asinti.
;8e ha guardado rencor desde $ue puedo recordar ;contest.
MML
Teresa Ragan – También es hijo mío
8ir por la &entana y se pregunt $ué tal estaría 8aggie. +e sent frente a Jill y
abri la carta, pero por lo $ue a él se refería, podía haber estado escrita en chino, por$ue no
conseguía leer lo $ue ponía.

MMO
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 12

,l padre de Jill había reser&ado mesa en el +)y House del centro. "enaron costillas
asadas con pommes fritas, esp'rragos y salsa b+arnaise. ,n el restaurante había pista de
baile y, aun$ue ellos no, la gente sentada en el otro lado de la estancia parecía estar
di&irtiéndose.
+andy se había ofrecido a $uedarse con Gyan y Jill se dio cuenta de $ue echaba de
menos a su hijo. ,ra el tiempo m's largo $ue había pasado alejada de él, descontando el día
$ue lo habían secuestrado mientras dormía y se lo habían lle&ado al par$ue.
6 sus padres no les había gustado saber $ue Derric) cenaría con ellos, y después de
una cena donde todos habían estado callados e incmodos, parecían empeñados en
recuperar el tiempo perdido antes de $ue sir&ieran el postre.
;%u madre dijo $ue %homas ha intentado desesperadamente ponerse en contacto
contigo.
;Hablé con él la semana pasada.
;%engo entendido $ue te mostraste brusca y cortaste pronto la con&ersacin.
Jill se puso tensa.
;No tenemos gran cosa $ue decirnos.
;1uiere recuperarte.
;1ui*' ella no $uiera recuperarlo a él ;inter&ino 3aura. +e lle& su copa a los
labios y termin el resto del &ino de un trago.
MMP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Hace poco $ue lo han hecho socio del bufete. 3amenta mucho lo $ue hi*o y lo
$ue m's desea en el mundo es hacer méritos para $ue ol&ides lo $ue pas.
;No he &enido a$uí esta noche a hablar de %homas ;declar Jill, $ue se esfor*aba
por no perder la compostura.
;%u apartamento es pe$ueño y la ubicacin es, como mínimo, cuestionable. 9uel&e
a Nue&a (or) con nosotros. %e pagaremos un apartamento cmodo, donde tendr's ayuda
para $ue puedas di&ertirte con tu proyectito.
;-8i proyectito/
;+í, tu re&ista.
Jill apret los labios. +u padre sigui hablando.
;Ana &e* $ue Gyan y t7 os instaléis como es debido, puede $ue al principio te
miren un poco mal, sobre todo por tu decisin de ser madre soltera, pero en cuanto las
dem's parejas j&enes &ean $ue &ienes de buena familia y noten $ue eres respetableE
3a carcajada de 3aura interrumpi las palabras de su padre.
;-@uedo preguntar $ué es lo $ue te resulta tan gracioso/ ;pregunt este.
;-De buena familia/ ;repiti 3aura;. -%e est's $uedando conmigo/ -@or $ué
crees $ue Jill se ha &enido tan lejos/ @or$ue t7 has controlado nuestras &idas demasiado
tiempo ;mir a su hermana;. -+abías $ue mam' y pap' desean tanto tener a %homas en
la familia $ue intentaron emparejarlo conmigo/
Derric) &io $ue Jill enrojecía y sinti compasin por ella.
;( lo peor de todo ;continu 3aura; fue $ue yo me lo creí. 3legaron hasta el
punto de intentar con&encerme de $ue te había dejado en el altar por$ue se interesaba por
mí.
;(a es suficiente ;dijo su padre;. Has bebido demasiado y no sabes lo $ue
dices.
;@ues t7, padre, seguro $ue no has bebido demasiado, por$ue sigues siendo el
mismo estirado de siempre ;3aura mir a Jill, sin hacer caso de la eNpresin horrori*ada
de su padre;. 3a buena noticia es $ue %homas no me hi*o el menor caso y me dijo $ue
había cometido un terrible error al dejarte ;busc al camarero con la &ista;. -Dnde se
han metido todos/ 9oy a la barra a por una copa.
MMQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
+e le&ant de la mesa y se acerc a la barra, donde bailaban personas de todas las
edades con la lu* m's baja $ue en la *ona de las mesas.
;<@obrecita tu hermana= ;eNclam su madre en cuanto 3aura no pudo oírla.
;-@or $ué lo dices/ ;pregunt Jill.
;-No es e&idente/ ;inter&ino su padre;. ,st' muy confundida, y todo gracias a
ti.
;6l poco tiempo de $ue t7 te fueras, se &ol&i discutidora y desafiante ;eNplic
su madre.
;-( yo tengo la culpa de eso/ ;pregunt Jill.
;@ues claro $ue sí ;musit su padre.
Derric) le puso una mano en el hombro a Jill. ,lla lle&aba un &estido negro sin
mangas y él ro* su piel sua&e con el pulgar. No sabía si la eNpresin atnita de ella se
debía a la brus$uedad de su hermana o a la idea de $ue sus padres hubieran intentado
emparejar a su eNno&io con 3aura. 1uería mandar a la porra a a$uellos supuestos
aristcratas y dedicarse a mordis$uearle el cuello a ella, pero, por el bien de Jill, se guard
sus opiniones para sí y reprimi el impulso del mordisco.
3a mirada pétrea de la señora Garrison se cla& en la mano con la $ue él tocaba a su
hija.
;Decidme otra &e* cmo os conocisteis ;musit la mujer.
;"uando Derric) estaba en la uni&ersidad ;coment Jill;, hi*o una donacin a
un banco de esperma. Dieciocho meses después, cambi de idea y les de&ol&i el dinero
junto con una carta en la $ue les decía $ue había cambiado de idea y les contaba lo $ue
pensaba.
;-( $ué era lo $ue pensaba eNactamente/ ;pregunt su padre.
Derric) al* una mano para hacerles saber a todos $ue era muy capa* de hablar por
sí mismo.
;6un$ue entonces necesitaba dinero, comprendí $ue no me gustaba la idea de
tener hijos biolgicos míos sueltos por ahí sabiendo $ue yo no podría tomar parte en sus
&idas.
;-"mo encontraste a Jill/ ;pregunt la señora Garrison;. +e supone $ue esos
lugares son confidenciales.
M>S
Teresa Ragan – También es hijo mío
;"ontraté a un detecti&e pri&ado.
;-@ens'is casaros/ ;pregunt el señor Garrison.
;@or el momento no.
;-@or $ué no/ ;insisti el hombre, $ue ob&iamente $uería dejar en mal lugar a
Derric).
;@or$ue hace menos de dos semanas $ue nos conocemos.
;,lla est' criando a tu hijo. -,so no es lo bastante bueno para ti/
Jill intent hablar, pero Derric) se le adelant.
;No es lo bastante bueno para su hija ;dijo;. ,lla decidir' cu'ndo y con $uién
se $uiere casar cuando llegue el momento.
;1ui*' te elija a ti ;coment la señora Garrison;. -3e has pedido $ue se case
contigo/
Derric) mir a Jill.
;-1uieres casarte conmigo/
;No, pero gracias por pedírmelo.
Derric) mir al padre de ella y se encogi de hombros.
;-%e est's haciendo el gracioso conmigo/ ;pregunt el señor Garrison.
;No, señor. +olo $uería demostrar algo.
;-1ué/
;1ue su hija es lo bastante mayor para tomar sus propias decisiones. ,lla sabe lo
$ue $uiere y lo $ue no $uiere.
;( al parecer, no te $uiere a ti.
;@ap' ;inter&ino Jill;. (a es suficiente. +i no podemos disfrutar de la cena en
pa*, creo $ue Derric) y yo deberíamos irnos.
;%homas te sigue $ueriendo ;dijo su madre, con un deje de desesperacin en la
&o*;. +e arrepiente de lo $ue hi*o.
;-De &erdad intentasteis emparejarlo con 3aura/ ;los ojos de Jill no podían
ocultar el dolor $ue le producía esa traicin.
;,so carece de importancia ;repuso su padre;. ,l hecho es $ue solo te $uiere a
ti.
Jill se le&ant y mir a Derric).
M>M
Teresa Ragan – También es hijo mío
;9amos a bailar.
:l se puso de pie sin &acilar y la lle& a la pista. 3a balada de 0illy Joel 3ust *he
4ay 5ou .re, sonaba en seis alta&oces. Derric) se alegr de $ue fuera m7sica lenta, pues le
dolía la rodilla de nue&o. ,n cuanto entraron en la pista, abra* a Jill y empe*aron a
mo&erse al ritmo de la m7sica. Ninguno de los dos dijo nada. No era necesario.

TTTT

+etenta y dos horas después de a$uella cena infernal, Jill tom a Gyan en bra*os y
llam a la puerta del apartamento de Derric). ,ran las cuatro de la tarde del &iernes y le
ilusionaba la posibilidad de pasar una tarde fuera sin $ue sus padres cuestionaran todos sus
mo&imientos. ,stos, una &e* con&encidos de $ue Jill no iba a regresar a Nue&a (or),
habían dejado a 3aura en el aeropuerto sin saber $ue no &ol&erían a &erla en una
temporada. 3uego se habían ido a +an 2rancisco, después de decirle a Jill $ue &ol&erían al
siguiente fin de semana para despedirse antes de regresar a casa. Jill no sabía $ué pensar del
hecho de $ue su hermana se fuera a &er mundo con un grupo de m7sica, pero 3aura parecía
genuinamente feli* y eso era lo m's importante.
+e abri la puerta y apareci Derric). ,staba increíblemente atracti&o, como
siempre. +u pelo moreno espeso se ri*aba en torno a las orejas y sus ojos marrones le
parecieron a Jill m's oscuros de lo $ue recordaba. ,ra difícil interpretar la eNpresin de su
cara, y tenía un to$ue peligroso $ue siempre conseguía $ue ella se estremeciera por dentro.
Derric) tom la bolsa del niño $ue lle&aba ella y le hi*o señas de $ue entrara.
;He pensado traerlo primero a él y &ol&er ahora a por la cuna port'til ;coment
ella.
;No es necesario ;Derric) se inclin y, por un momento, ella pens $ue la iba a
besar, pero él plant los labios en la frente de Gyan.
3a jo&en se riñ interiormente por haber creído $ue la iba a besar. ( resultaba a7n
m's ridículo imaginar $ue ella se lo fuera a permitir. :l se había mostrado muy amable en
M>>
Teresa Ragan – También es hijo mío
la cena con sus padres? había lidiado bien con la grosería de sus progenitores, respondiendo
con aplomo a sus preguntas y no dej'ndose afectar por sus comentarios. +e había mostrado
educado y cortés. ( la mejor parte de la noche había sido cuando la había acompañado a la
pista de baile sin hacer preguntas y allí la había abra*ado y había hecho $ue se sintiera
segura.
( había sido en a$uel momento cuando Jill se había dado cuenta de $ue estaba en
apuros.
Nunca había creído a las mujeres $ue insistían en $ue se habían enamorado a los
pocos días de conocer a un hombre. @ero ahora sabía $ue podía ocurrir por$ue le estaba
pasando a ella. +e estaba enamorando de Derric).
( tenía $ue parar a$uello.
Derric) cerr la puerta tras ella.
;9en conmigo ;dijo;. %engo algo $ue mostrarte.
Jill lo sigui por el pasillo. 6l pasar delante del dormitorio, mir dentro y &io $ue la
cama ya estaba arreglada. ,l recuerdo de lo $ue había pasado allí hi*o $ue le ardieran las
mejillas y se estremeciera por dentro.
"uando entr en la 7ltima habitacin, abri mucho los ojos, sorprendida. ,l cuarto
de in&itados había sido con&ertido en un cuarto de bebé. Dos franjas a*ules recorrían la
pared. Había una alfombra a*ul con un dibujo de un tren y estanterías blancas llenas de
animales de peluche.
;,s precioso. -"u'ndo has hecho esto/
;Hoy.
;-@or eso ha &enido a &erte 8aggie/ -@ara ayudarte a decorar/
:l pareci sorprendido, e incluso incmodo.
;3a he &isto salir de tu apartamento ;eNplic Jill.
;-"mo sabes $ue era 8aggie/
;3a &i contigo en el tribunal el día $ue salisteis en las noticias.
;<6h= ;eNclam él;. 3a habitacin la he diseñado yo, aun$ue 8aggie ha
sugerido $ue colgara el m&il de animales m's alto para $ue Gyan no pueda alcan*arlo.
;-8aggie y t7 sois amigos desde hace tiempo/
M>D
Teresa Ragan – También es hijo mío
;"asi desde siempre ;repuso él;. De pe$ueños era una m's de nosotros, del
grupo de chicos.
3a 8aggie $ue Jill había &isto parecía demasiado seria para jugar con chicos.
;,so fue hace años ;continu él;. Desde entonces ha cambiado ;se acerc a la
cuna;. ,sta se llama la cuatro en una. +e puede ir agrandando a medida $ue crece el niño.
,l colchn tiene una capa gruesa de espuma y es hipoalergénico. -1ué te parece/
;,s fant'stica. 8e encanta la madera de cere*o ;Jill mir la mesa de cambiar al
bebé, la cmoda y el edredn, una me*cla de gamu*a sua&e y algodn. %odo hacía juego,
desde el &olante de la &entana hasta la caja de guardar los pañales.
Derric) abri un cajn de la cmoda.
;6$uí hay de todo lo $ue Gyan pueda necesitar.
Jill apret a Gyan contra su pecho con la mano derecha y eNtendi la i*$uierda para
tocar un suéter.
;,sto es cachemira.
Derric) asinti.
;8e gust por$ue era muy sua&e.
Había al menos tres jerséis de cachemira, adem's de trajes de una pie*a de todos los
colores imaginables. %ambién había gorro y calcetines de cachemira, camisas de manga
larga y de manga corta y pantalones de pana con camisetas a juego.
;Gyan &a a ser el bebé mejor &estido de 3os 6ngeles ;coment ella.
;-%7 crees/
,lla rio.
;"reo $ue has eNagerado. 6hora es muy pe$ueño, pero m's adelante, estas cosas
podrían echarlo a perder ;mir dentro del armario, donde él había guardado todos los
accesorios de bebé imaginables;. Has debido gastarte miles de dlares.
;:l &ale hasta el 7ltimo centa&o.
;@ues claro $ue sí, pero no se trata de eso.
Derric) era un buen hombre y, naturalmente, también un buen padre. ,se día, Jill
había oído &oces y, al mirar por la &entana, había &isto a Derric) dando un abra*o de
despedida a 8aggie. Jnmediatamente había sentido una ola de resentimiento y en&idia. No
M>H
Teresa Ragan – También es hijo mío
debería importarle con $uién pasara el tiempo Derric). %enía $ue controlar sus
sentimientos, pues él había dejado claro $ue $uería $ue los dos fueran solo amigos.
Deposit a Gyan en el centro del colchn, dentro de la cuna y sonri cuando él
mo&i las piernas como si montara su primera bicicleta.
;9eo $ue no necesitas la cuna port'til, así $ue me marcho.
Derric) conect el m&il musical.
;8ira eso. 3e gusta.
Jill trag el nudo $ue tenía en la garganta.
;+i necesitas algo m's, lo encontrar's en la bolsa de los pañales. 6hí est' también
el n7mero de mi m&il por si tienes alg7n problema.
Derric) la acompañ a la puerta.
;+i me necesitas antes de $ue me &aya, estaré en casa arregl'ndome ;dijo ella.
;-+eguro $ue $uieres hacerlo/
;-,l $ué/
;+alir con Nate.
,lla sonri.
;@ues claro $ue sí. +u foto ha estado en una bolsa de la compra, -recuerdas/
;,sa es una ra*n tonta para salir con un hombre.
;,ra broma. 6dem's de eso, es un hombre mara&illoso ;dijo ella, antes de salir
;. Nate 3erner podría ser el hombre de mi &ida.

TTTT

Jill se empol& la nari*, se pint los labios y consider $ue ya estaba lista para salir.
+e &ol&i al espejo de cuerpo entero para echarse un 7ltimo &ista*o. 3le&aba unos &a$ueros
ajustados blancos y un top negro 8ar) Jacobs con el cuello en 9. Había comprado esa ropa
unas semanas antes de saber $ue el proceso de inseminacin había tenido éNito y estaba
embara*ada. Gir a la derecha y después a la i*$uierda. ,ntre el estrés y los cambios
M>K
Teresa Ragan – También es hijo mío
hormonales, pesaba un )ilo y medio menos $ue antes del embara*o. 6un$ue no daba el
pecho, seguía usando una talla m's de sujetador.
;No est' mal ;murmur.
Nate no tenía $ue recogerla hasta las seis y media, lo cual le dejaba die* minutos
m's. Había lle&ado a Gyan pronto a casa de Derric) para tener tiempo de echar una siesta y
ducharse con calma. +u piel resplandecía y se sentía reju&enecida. +atisfecha con su pelo,
entr en el cuarto de baño y se puso m's brillo en los labios.
3lamaron a la puerta. Había llegado el momento de salir. ,staba ner&iosa, pero le
apetecía pasar algo de tiempo con Nate para &er si así podía empe*ar a sacarse a Derric) de
la cabe*a de una &e* por todas. No perdi tiempo en ir a la puerta.
@ero no era Nate.
;,stupendo. 8e alegro de $ue no te hayas ido a7n ;dijo Derric);. %enía $ue
enseñarte esto.
3e mostr a Gyan.
+u pobre niño estaba cubierto de la cabe*a a los pies con una especie de piel rara.
;-De $ué se supone $ue &a/
Derric) chas$ue la lengua.
;,s un puercoespín, -$ué si no/ 8ira las p7as de peluche ;mo&i la piel sintética
alrededor de la cabe*a de Gyan para demostr'rselo.
;No sé si le &aldr' toda&ía cuando llegue Hallo5een.
;(a &eremos.
Jill le $uit la capucha a Gyan para leer la eti$ueta.
;,ste traje es para bebés. Dentro de cinco meses lle&ar' otra talla.
;@ero es una preciosidad, -no/
;,s adorable ;asinti ella;, pero ahora tengo $ue irme. 9oy a terminar de
arreglarme antes de $ue llegue Nate.
;,sa ropa es un poco pro&ocati&a, -no te parece/
;,n absoluto.
;+e &e mucho escote ;la mirada de él baj m's;. %ambién &eo $ue le has pedido
los pantalones de cuero a tu hermana.
;,sto son &a$ueros, no es cuero. ( son blancos, no negros.
M>L
Teresa Ragan – También es hijo mío
;3a &erdad es $ue Gyan y yo lo hemos hablado y pensamos $ue es muy pronto
para $ue te &ayas a callejear por la ciudad. 6cabas de tener un bebé, por el amor de Dios.
;%7 no eres mi padre, mi hermano ni mi no&io. De hecho, me resulta difícil tenerte
como amigo. 6sí $ue déjalo ya. 8e niego a $ue me arruines la primera noche $ue salgo.
;+aliste a cenar hace dos noches.
,lla rio.
;2ue hace tres noches y, si esa es tu idea de pas'rselo bien, necesitas $ue te
eNaminen la cabe*a.
;:l llega tarde, -&erdad/ ;pregunt Derric);. 6 lo mejor te ha dejado plantada.
+upe $ue era un tipo raro en cuanto lo &i.
Jill mir por encima del hombro de Derric) e hi*o un gesto de saludo con la mano.
;Hola, Nate.
,l doctor estaba deslumbrante con un pantaln oscuro y una camisa de rayas. 3a
ropa le $uedaba como un guante.
Jill se esfor* por no reírse de la eNpresin irritada de Derric) y pas al lado de este
para saludar a Nate.
;8ira eso ;dijo el pediatra después de abra*arla;. An puercoespín ;le toc la
nari* a Gyan;. ,s algo temprano para Hallo5een, -no/
;,so nos han dicho ;repuso Derric);. No la traigas muy tarde. %iene una re&ista
$ue dirigir y un bebé al $ue cuidar.
;No le hagas caso ;Jill tom a Nate de la mano y tir de él hacia el apartamento.
,l doctor reconoci a Derric) en a$uel momento y chas$ue los dedos.
;Juega en los "ondors, -&erdad/
;6sí es ;contest Jill.
;+abía $ue lo conocía de algo.
Jill se &ol&i, &io $ue Derric) seguía en el umbral, le hi*o señas con la mano para
$ue se fuera y le cerr la puerta en las narices.

TTTT
M>O
Teresa Ragan – También es hijo mío

Derric) oy otro ruido y se asom entre las cortinas. 8ir la puerta del apartamento
de Jill, pero allí no había nadie. ,l reloj de pl'stico $ue colgaba en la pared de la cocina le
hacía burla con su ticUtac, ticUtac. ,ran solo las nue&e. Jill tardaría toda&ía horas en &ol&er.
+e sent en el sof', tom el mando a distancia y *ape un rato. Gyan se había
dormido una hora atr's. Derric) estaba muerto de aburrimiento. @or fin oy ruido de lla&es
fuera y esa &e* supo $ue no era su imaginacin. +e le&ant de un salto y fue a abrir la
puerta.
Jill había &uelto y estaba abriendo su puerta.
;-(a de &uelta/ ;pregunt él.
;-8e est's espiando/
;No, claro $ue no. ,staba sentado &iendo la tele y he oído ruido. -Dnde est' el
niño bonito/
;3o han llamado al hospital por una urgencia.
;<1ué grosería= ;se burl Derric).
;,s médico ;le record ella. 3o mir un momento;. -9a todo bien/ -Gyan est'
bien/
;+í.
;2ant'stico ;ella se &ol&i y desapareci en su apartamento.
Derric) permaneci un momento en la puerta. +uponía $ue ella regresaría, puesto
$ue no se había despedido. "uando &io $ue no &ol&ía, cerr su puerta sin hacer ruido y se
acerc a la de ella. 3a abri sin llamar y meti la cabe*a. ,l bolso de Jill estaba tirado en el
suelo y, un poco m's all', estaban también el billetero y las lla&es.
;-Jill/
,l cora*n le lati con fuer*a. %emeroso de $ue hubiera habido alguien esper'ndola
dentro y la hubiera arrastrado hasta uno de los dormitorios, a&an* hacia allí. 3a puerta de
la habitacin de ella estaba abierta y Derric) la &io allí. ,lla lle&aba solo un tanga de encaje
y un sujetador a juego.
M>P
Teresa Ragan – También es hijo mío
B8aldicinC. 3as piernas bien formadas y las cur&as femeninas de las caderas
harían $ue le resultara imposible &ol&er a mirarla a los ojos la prNima &e* $ue tu&ieran una
con&ersacin.
;<.h, Dios mío= -1ué haces t7 a$uí/ ;ella tom la camisa y la coloc delante de
su cuerpo a modo de proteccin.
Derric) eNtendi las manos como un policía de tr'fico y retrocedi.
;@erdona. +olo he &enido a preguntarte si $uerías &er una película conmigo. He
&isto el contenido de tu bolso esparcido por el suelo y he creído $ue te habían atacado.
,lla mo&i la mano, haciéndole señas de $ue se alejara.
;-@or $ué no &uel&es a tu apartamento/ (o iré ahora a buscar a Gyan.
;-( la película/
;8e parece $ue no.
Derric) se $ued en el pasillo y sigui hablando desde allí.
;Gyan est' durmiendo. %ardar' horas en despertarse. Haré palomitas y tengo una
botella de chardonnay $ue me gustaría compartir con alguien.
;9ete, -&ale/ 9oy enseguida.
;,stupendo. %e &eo en unos minutos.
Diecisiete minutos m's tarde, aun$ue Derric) se dijo a sí mismo $ue él no lle&aba la
cuenta, Jill llamaba a su puerta abierta.
:l se acerc y le hi*o señas de $ue entrara.
;0ien&enida.
Jill entr muy seria y fue directamente al cuarto del bebé. Anos minutos después,
&ol&i con las manos &acías.
;<,s tan lindo cuando est' durmiendo= ;coment.
Derric) pens $ue ella probablemente también estaría guapa dormida. Después de
haberla &isto con tanga y sujetador, sabía ya $ue los pantalones rosas de ch'ndal y la
camiseta suelta de manga larga no hacían justicia a sus cur&as. +olo tenía $ue cerrar los
ojos para recordarla en ropa interior.
;-1ué haces/
:l abri los ojos.
;Nada.
M>Q
Teresa Ragan – También es hijo mío
;%enías los ojos cerrados.
;No es &erdad ;él señal el 'lbum de piel lleno de D9D $ue había lle&ado de su
casa de 8alibu.
;-@or $ué no eliges una película mientras abro una botella de &ino y preparo
palomitas/
,lla se $uit las *apatillas deporti&as y las dej en la puerta. %om el 'lbum y se lo
lle& al sof'. +e sent con las piernas debajo del cuerpo y fue mirando las películas. )a
ciudad del pecado, *erminator, 'ulp 6iction, #l caso Bourne, Blade…
; .h, esta es perfecta.
+ac un D9D.
:l le pas una copa de &ino y dej un bol con palomitas en la mesita de café. %om
el D9D $ue había elegido ella.
;-#l diario de Noah/ -"mo ha llegado esa ahí/
;,s una de mis películas fa&oritas de todos los tiempos. 8e alegro de $ue me
hayas in&itado a &enir ;ella al* su copa en un adem'n de brindis y tom un sorbo de
&ino.
<8aldicin= ,lla sabía $ue lo tenía atrapado.
Derric) introdujo el D9D en el reproductor y le dio al @lay. Ana de sus hermanas
debía haber metido a$uella película en el 'lbum. +e sent al lado de Jill en el sof' con la
copa de &ino en la mano. 3a jo&en miraba la pantalla y Derric) la miraba a ella. ,n realidad
le daba igual la película $ue &ieran. 3e gustaba cmo había empe*ado la noche.
Disfrutando de una &elada tran$uila con Jill y sabiendo $ue su hijo estaba allí al lado, se
sentía como si acabara de llegar a casa después de un largo &iaje.
,ra eNtraño, pero no conseguía recordar la 7ltima &e* $ue se había sentido tan
satisfecho.

MDS
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 13

6 la mañana siguiente, cuando Jill abri la puerta de su apartamento, Derric)
retrocedi un paso para poder &erla bien.
;,st's fant'stica.
;Gracias.
3a jo&en lle&aba un pantaln blanco, no tan ceñido como el $ue había lle&ado a su
cita con Nate, y una blusa sin mangas de color &erde bos$ue $ue hacía $ue sus ojos
parecieran a7n m's &erdes. ,se día lle&aba el pelo ri*ado. Derric) se dio cuenta de $ue
siempre resultaba refrescante &erla. %enía una piel sin m'cula y una naricilla respingona,
pero no era solo por eso. 6lgo en el modo en $ue se le iluminaban los ojos siempre $ue lo
miraba hacía $ue a él le costara mucho apartar la &ista.
Derric) se mir su camisa a*ul de manga corta, $ue le habían regalado sus
hermanas por Na&idad. No era horrible, pero pens $ue podía haberlo hecho mejor. De
haber sabido $ue Jill se iba a esmerar tanto, se habría &estido mejor esa mañana.
;<Holly5ood= ;grit 3eNi. +e acerc a abra*arle la pierna.
Jill hi*o una mueca.
;-,sa es la pierna mala/
;No te preocupes ;respondi él, acariciando los ri*os de 3eNi;. He tomado un
par de ibuprofenos y, adem's, la pe$ueña es un peso ligero.
Jill &ol&i a sonreír. Derric) &io un brillo especial en sus ojos.
+andy fue la siguiente en salir. +ujetaba a Gyan con un bra*o y lle&aba una bolsa
grande llena de biberones y pañales en la otra mano.
MDM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6$uí est' tu hijo ;le pas el niño a Jill;. 3eNi, &e a por los libros de colorear
para $ue Holly5ood pueda cumplir su promesa de pintar contigo.
3eNi solt la pierna de Derric) y corri al apartamento
;-+eguro $ue a tus padres no les importa $ue &ayamos 3eNi y yo/ ;pregunt
+andy.
;+egurísimo. 8am' cree firmemente en el dicho de Bcuantos m's, mejorC.
;-%ienes pañales en tu apartamento/ ;pregunt Jill;. %e iba a llamar, pero no
tengo tu n7mero.
:l señal el interior del apartamento.
;9oy a entrar y te anotaré mi n7mero.
;No hace falta $ue lo hagas ahora, puedes d'rmelo luego.
;3o haré ahora, antes de $ue se me ol&ide.
;De todos modos hay $ue esperar a 3eNi ;añadi +andy.
Derric) entr en la cocina, donde había &isto una libreta la 7ltima &e*. 8ientras Jill
y +andy parloteaban con Gyan, abri un par de cajones hasta $ue encontr el papel.
%ambién encontr una foto de Jill. ,staba deslumbrante, con un &estido largo de fiesta.
3le&aba el pelo recogido en alto y en sus orejas y su cuello brillaban muchas joyas. ,l
hombre $ue la acompañaba parecía una comadreja. ,ra alto y delgado como un junco, con
el pelo engominado echado hacia atr's y orejas grandes.
3eNi apareci a su lado como surgida de la nada.
;,ce e* %ommy. ,* malo por$ue hace llorar mucho a Jill.
;,se ;corrigi Derric). +e inclin hacia la niña;. 8írame la boca. ,se ;repiti
;. -9es/ ,s f'cil.
3eNi cerr los labios como le había &isto hacer a él.
;,ce, ece, ece ;dijo. +onri.
;+í, m's o menos ;3eNi se había acercado a él sin hacer ruido. ( era muy
perspica* para tener solo cuatro años. Derric) señal la foto;. @ues seguro $ue a Jill le
gusta mucho y por eso guarda su foto.
3a niña neg firmemente con la cabe*a.
MD>
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) sabía $ue, si había alguien $ue estaba al tanto de lo $ue pasaba allí, era
3eNi. ( el modo en $ue mo&ía la cabe*a indicaba $ue Jill había terminado con el tal
%ommy. @or ra*ones $ue no podía eNplicar, él se alegr.
;No le gu*ta ;eNplic 3eNi;. 3o ama.
Derric) de&ol&i la foto al cajn y mir a su alrededor buscando un boli.
;@ues es una l'stima ;dijo, y hablaba en serio;. Jill se merece alguien mejor $ue
una comadreja.
;-%7 hace* llorar a Jill/ ;pregunt 3eNi.
;Jam's.
3a niña abri mucho los ojos.
;%7 puede* amar a Jill y así ella puede ol&idar %ommy.
Derric) la mir un momento serio y luego se ech a reír. 3e acarici la cabe*a.
;,res una niña muy graciosa.
"uarenta y cinco minutos después, Derric) ya no pensaba $ue 3eNi fuera graciosa.
@ensaba $ue, si tenía $ue &ol&er a oír una &e* m's la cancin del &iejo 8acDonald y su
granja, pararía en la prNima salida y pediría un taNi para su madre y para ella. Había
esperado poder hablar con Jill y +andy durante el &iaje hasta la granja de sus padres,
aprender a conocer mejor a la segunda antes de $ue todos pasaran el día con su familia.
"onfiaba en $ue sus hermanos se portaran bien, aun$ue no era muy probable. 6l minuto
siguiente pens $ue la ley de la atraccin funcionaba bien, por$ue justo cuando empe*aba a
pensar en su familia, son el teléfono del salpicadero.
Derric) puls un botn y, como por arte de magia, la &o* de su madre reempla* el
Bmu muC de la &aca de la cancin. Nunca se había sentido tan ali&iado de escuchar la &o*
de su madreE aun$ue el ali&io solo le dur hasta $ue ella termin la primera frase.
;Hola, hijo. 1uiero $ue sepas $ue fui a comprar un buen jabn antibacterias. He
hecho $ue todo el mundo se la&e bien las manos. %us hermanas nos han hecho la manicura
a todos para asegurarse de $ue estamos perfectos. No huele a eNcrementos de caballo ni
dentro ni fuera de la casa. -"rees $ue Jill nos dejar' tomar al bebé en bra*os si le dices $ue
estamos bien limpios/
Derric) mir a Jill y &io $ue ella se había sonrojado.
;No hace falta $ue se lo diga yo, mam'. ,l teléfono est' en alta&o*.
MDD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;.h. Hola, Jill.
;Hola, señora 0aylor.
;@or fa&or, ll'mame Helen. ,spero no haberte ofendido. +olo $ueríaE
;8am', llegaremos en cinco minutos ;Derric) cort la llamada a tiempo de oír el
gruñido del cerdo en la cancin. +e disponía a cantar a coro con esta, cuando Jill eNtendi
el bra*o y apag la m7sica. Derric) mir por el espejo retro&isor y &io $ue +andy cru*aba
los bra*os y al*aba ambas cejas.
Jill solt un bufido.
;-3e dijiste a tu madre $ue no les dejaría tomar a Gyan en bra*os por$ue temía $ue
no tu&ieran las manos lo bastante limpias/
;No se lo dije así. No ol&ides $ue &i&en y trabajan en una granja de ponies.
;<@onie*= ;grit 3eNi lo bastante fuerte para $ue a Derric) le dolieran los
tímpanos.
Jill solt un suspiro largo.
;3es dije a mis padres $ue no $uerías $ue eNageraran con la &isita? ya sabes, nada
de pancartas ni globos ni cosas por el estilo. %ambién les dije $ue no te gustaba ir pasando a
Gyan de mano en mano como si fuera un baln.
Jill lan* un gemido.
+andy miraba a Derric) de hito en hito a tra&és del espejo retro&isor, con los ojos
entrecerrados y los labios apretados.
3eNi se ech a reír.
;Holly5ood llam comateja a %ommy ;dijo con alegría.
@or primera &e* desde $ue la conocía, Derric) pens en el dicho BDe tal palo, tal
astillaC.
Jill frunci el ceño.
;-%ommy/
;%homas ;dijo él.
;-"omateja/ ;pregunt +andy.
;"omadreja ;corrigi Derric).
Jill resopl.
;.h, eso es mucho mejor.
MDH
Teresa Ragan – También es hijo mío
+andy se ech a reír.
+u risa sorprendi a Derric), pues aun$ue sabía $ue la mujer se iba ablandando
lentamente con él, a pesar de alguna $ue otra daga en los ojos y antes de $ue la llamada de
su madre lo estropeara todo, toda&ía no creía a +andy capa* de reír.
,sta lo mir en el espejo retro&isor y arrug la nari*.
;-( t7 $ué miras/
;+olo $uiero &er si te est's riendo de mí ;le aclar él.
,lla rio m's fuerte.
;@ues claro $ue sí.
;No tiene gracia ;dijo Jill a su amiga;. %ommyE digo %homas, no es ninguna
comadreja.
;@ero te hace llorar ;dijo 3eNi, con &o* demasiado seria para una niña de cuatro
años.
;(a no.
;Holly5ood dijo $ue él nunca te hace llorar. "reo $ue le gu*ta*.
Derric) mantu&o los ojos en la carretera. Jmaginaba $ue Jill lo estaría mirando y
seguramente se preguntaría $ué narices pasaba con él. +andy le había dejado claro $ue sería
hombre muerto si hacía daño a Jill. @ero por lo menos la interrupcin de 3eNi había ser&ido
para $ue ya nadie pensara en lo $ue había dicho su madre de $ue toda la familia se había
esterili*ado las manos antes de su llegada. 6un$ue lo mirara como lo mirara, le resultaba
imposible escapar a la sensacin de $ue iba a ser un día muy largo.
@oco después aparcaba el coche delante del rancho de sus padres. 3a primera señal
de $ue podía estar metido en un lío m's gordo de lo $ue pensaba se la dio una coleccin de
globos de papel de plata y l'teN de todas las formas, tamaños y colores. 3a segunda fue una
pancarta de tres metros por uno hecha con papel blanco. "olgaba encima de la puerta de sus
padres y decía en letras grandes y rojas4 BJill y Gyan bien&enidosC.
@ens $ue tal &e* Jill no hubiera &isto nada de a$uello, pues había salido ya del
coche y estaba desatando las hebillas de la sillita del bebé. "uando termin, bes a Gyan en
la punta de la nari* y se lo pas a Derric).
,ste mir un momento largo a su hijo, casi como si no lo hubiera &isto antes. 3a
idea de $ue su hijo iba a &er a sus padres por &e* primera lo golpe de pronto con la fuer*a
MDK
Teresa Ragan – También es hijo mío
de un rayo. No $uería saber por $ué esa idea hacía $ue se sintiera como si tu&iera una
multitud de moscas del &inagre aleteando en el estmago. +olo sabía $ue estaba
emocionado. @ero nunca había sido un sentimental y no &eía moti&o para empe*ar en a$uel
momento. %rag el nudo $ue tenía en la garganta y parpade un par de &eces para
recobrarse.
Jill tom la bolsa de Gyan y lo mir.
;-,st's bien/ %e &eo p'lido.
;No hemos debido traerlo a$uí ;murmur Derric).
,lla sonri.
;,ra a ti al $ue le preocupaban las manos sucias. No temas, tu secreto est' a sal&o
conmigo. ( deja de preocuparte por Gyan. No le &a a pasar nada.
Derric) la sujet por el bra*o para $ue no si$uiera andando. +andy corría ya detr's
de 3eNi por el patio.
;3le&o toda la mañana $ueriendo decirte $ue anoche lo pasé muy bien ;dijo
Derric). "ambi el peso de un pie a otro;. He &isto películas mejores, pero nunca en
mejor compañía.
,lla sonriE hasta $ue frunci el ceño.
;-+e puede saber $ué te pasa/ @arece $ue &ayas a tu ejecucin.
;%7 no has &isto a toda la familia junta.
;-@ero a ti no te hacía feli* $ue tu familia conociera a Gyan/
;%ienes ra*n. ,stoy feli*. ,stoy bien. ,llos se portar'n bien. %7 estar's bien.
%odo ir' bien ;le solt el bra*o y mir a Gyan, $ue parecía crecer a la &elocidad de la lu*.
;<9amos, Holly5ood= ;grit 3eNi.
;(a &amos ;contest Jill.
Gyan &ol&ía a chuparse los dedos.
;"reo $ue tiene hambre ;coment Derric), con la esperan*a de distraer a Jill por
si no había &isto el ramo de globos de colores atados al bu*n o los otros grandes met'licos
$ue oscilaban en las ramas del arce $ue había en el patio.
;3e daremos de comer dentro ;ella lo mir por encima del hombro;. "on$ue ni
globos ni pancartas, -eh/
;%e has dado cuenta, -&erdad/
MDL
Teresa Ragan – También es hijo mío
,lla al* los ojos al cielo.
;8e sorprende $ue no hayan &enido los de las noticias al e&ento.
;"reo $ue unos alienígenas han abducido a mi familia. 6$uí no se había &isto una
pancarta ni un globo hasta hoy.
;<8e gu*tan los globo*= ;anunci 3eNi, corriendo hacia el 'rbol. +andy sigui
persiguiéndola.
+e abri la puerta de la casa y aparecieron los padres de Derric), seguidos por
3ucas, Ja)e, Gachel y Woey.
Derric) pidi una &e* m's en su interior $ue no hubiera sido un error lle&ar a Jill
allí. Después de ese día, ella podría ir a la mediacin del mes siguiente con municin
suficiente contra él para con&encer al mediador de $ue no le permitiera &ol&er a &er a su
hijo.
+u padre se adelant a hablar con 3eNi y +andy y su madre fue directamente a &er a
su nieto. Jill y ella se abra*aron con fuer*a, pues las dos eran propensas a los abra*os.
"uando se soltaron, la madre de Derric) fij toda su atencin en Gyan. +e puso una mano
en el cora*n y solt un ruidito $ue parecía eNpresar $ue había muerto e ido al cielo.
;,s el bebé m's perfecto de este mundo ;musit.
;,so mismo dijiste de la bebé de Garrett ;le record Derric).
;"ierto, pero ahora tenemos a la niña perfecta y al niño perfecto ;repuso su
madre.
8ir a Jill a los ojos.
;No te imaginas cmo te agrade*co $ue nos lo hayas traído hoy. "reía $ue me iba
a estallar el cora*n si tenía $ue pasar m's tiempo sin &erlo.
Jill no tu&o tiempo de contestar, pues el resto de la familia empe* a bombardearla
con preguntas $ue hacían todos a la &e*. 3as hermanas de Derric) los siguieron hasta la
casa lan*ando eNclamaciones de admiracin.
Derric) apenas había tenido tiempo de terminar de presentar a Jill cuando ya su
madre empujaba a todo el mundo a tra&és de las puertas de cristal $ue daban al jardín,
donde había preparado un festín de comida, consistente en canapés de $ueso de untar,
crostinis, hamburguesas y perritos calientes. +u madre le $uit el bebé a Derric) sin $ue él
pudiera e&itarlo y ech a andar con Jill hacia las mesas de picnic.
MDO
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) miraba el modo sutil en $ue Jill mo&ía las caderas al andar cuando uno de
sus hermanos le puso un plato de comida en la mano y le orden comer. 3eNi y +andy no se
hallaban a la &ista y daba la impresin de $ue no dejaba de llegar gente al jardín.
3os primeros en entrar, por la puerta lateral, fueron los señores "oley, $ue &i&ían
enfrente. ( Derric) estaba casi seguro de $ue el hombre con mostacho grande y un poco
bi*co $ue entr detr's de ellos era el doctor 2rost, su dentista de la infancia. @or la puerta
de la cocina entraron dos señoras mayores. 6 una no la conocía. 6 la otra sí. Había llegado
la abuela Dora y eso implicaba problemas.
6 ju*gar por la interminable hilera de gente $ue entraba en el jardín, su madre había
in&itado a la mayoría de los habitantes de 6rcadia. @ens $ue sería buena idea comer algo
antes de sociali*ar y coloc en su plato un crostini, $ue era b'sicamente pan con $ueso de
untar y cebolla, y un rollito de jamn al lado de la hamburguesa demasiado hecha $ue ya
contenía. +us padres no eran los mejores cocineros de la ciudad, pero siempre tenían dos
mesas largas llenas con comida suficiente para alimentar al barrio.
Después de con&ersar un rato con los señores "ooley, circul entre la gente. @or lo
$ue &eía, Jill había encontrado algo de comer mientras su madre y hermanas los rodeaban a
Gyan y a ella. 9io a +andy al otro lado del jardín y not $ue se había hecho amiga de su
hermano Ja)e, lo cual le preocup un poco por$ue, aun$ue 3eNi le caía bien, no le apetecía
imaginarse yendo toda la &ida a las reuniones de sus padres y encontr'ndose en ellas con el
ceño fruncido de +andy. 6dem's, Ja)e era muy jo&en para ella.
+u madre seguramente habría comido ya, pues parecía estar encantada sentada al
lado de Jill y d'ndole un bibern a Gyan. %ambién presentaba a Jill a todos los $ue se
acercaban a echar un &ista*o a su nieto.
Ana mano grande se pos en el hombro de Derric), $ue se &ol&i a &er $uién era.
;Hola, pap'. -1ué hay/
+u padre mo&i la cabe*a como si no pudiera encontrar palabras para eNpresar lo
$ue $uería decir. 6l fin carraspe y musit4
;8i muchacho se hace mayor.
;@ap', -lo dices en serio/ @ronto cumpliré treinta años. No te &as a poner
sentimental ahora, -&erdad/
MDP
Teresa Ragan – También es hijo mío
+u padre se había jubilado de su puesto de director de una sucursal bancaria dos
años atr's. 6 Derric) se le ocurri de pronto $ue hacía mucho $ue no iban juntos a jugar al
golf. .b&iamente, era hora de hacerlo.
+u padre parpade un par de &eces, lo $ue record a Derric) su momento de
emocin de un rato atr's, cuando se había dado cuenta de $ue había ido allí a presentar a su
hijo a la familia.
;<Joder= ;eNclam;. ,st's llorando, -no/
+u padre se puso rígido.
;6hora eres padre. No digas palabrotas.
;De acuerdo, tienes ra*n. Nada de palabrotas ;Derric) lo señal con un dedo;.
@ero de llorar tampoco.
;No digas tonterías. (o no estoy llorando.
Derric) inhal hondo y decidi cambiar de tema.
;8am' ha preparado un buen festín hoy ;coment.
;+í. @ero no comas los rollitos de jamn. +aben a pescado.
B8ucho mejorC. 6$uel era el padre $ue conocía y $uería.
;%ienen $ue saber a pescado ;le record;. 8am' les pone at7n en el medio. ,ra
lo $ue nos daba para el almuer*o en el colegio.
;3o siento mucho ;dijo su padre. ( por su tono de &o*, parecía $ue hablaba en
serio;. +upe $ue no sabía cocinar la primera &e* $ue me hi*o la cena hace m's de cuarenta
años. @ero en cuanto ella decidi $ue se iba a casar conmigo, yo ya no tu&e ninguna
posibilidad.
Derric) decidi no decirle $ue su madre decía eNactamente lo mismo de él.
;8e gusta Jill ;coment su padre;. @arece inteligente y simp'tica. ,s bueno
&erte con una mujer $ue tiene cerebro, para &ariar.
;@ap', no estamos saliendo.
;,s la madre de tu hijo. @ues claro $ue est'is saliendo. %e guste o no, estaréis
saliendo el resto de &uestra &ida.
Derric) mir a Jill e intent imaginarse a los dos juntos de por &ida.
;"asi no la cono*co.
;-( $ué/
MDQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;No es mi tipo.
;1uerr's decir $ue t7 no eres su tipo.
;-6 $ué te refieres con eso/
;8írala ;repuso su padre;. ,lla es perfecta. %iene una gracia natural, buenos
modales y una &o* cantarina.
-Desde cu'ndo le importaban a su padre la gracia natural y los buenos modales/ ,l
alienígena había &uelto.
;-"mo $ue tiene una &o* cantarina/ -3a has oído cantar/
;"laro $ue no. -( $ué m's da $ue no sea QS, LS, QS/ 6 tu madre le gusta.
8ientras su padre cantaba las alaban*as de Jill, Derric) &io $ue los ojos de ella se
iluminaban y reía de algo $ue le decía su madre. 6$uello lo asust un poco, por$ue pens
$ue su madre le estaba contando lo tímido $ue era él a los seis años y $ue era el 7nico de
sus hijos $ue se agarraba a su pierna como si se fuera a morir si ella lo dejaba dos minutos.
6 su madre le encantaba a$uella historia. 3a &erdad era $ue el tímido había sido "onnor. +u
madre probablemente los había confundido. @ero era su historia y se aferraba a ella.
+u padre seguía hablando. Derric) le $uit una miga de su camiseta fa&orita, una de
color amarillo brillante $ue decía @6@Y ,+ AN +.3 en letras grandes.
;-No te &as a cansar nunca de esa camiseta horrible/
;@robablemente no.
;%e la pones para irritarnos, -&erdad/
;3o has entendido.
3eNi tir del dobladillo de la camisa de Derric) y él se inclin obedientemente hacia
ella.
;-1ué pasa/
;8ami ha dicho $ue me subiría* a caballito si era buena.
Derric) sabía $ue le habían tendido una trampa. 8ir a +andy, $ue apart
r'pidamente la &ista. +atan's era una tramposa. 8ir a 3eNi.
;-Has sido buena hoy/
,lla abri mucho los ojos.
;8uy buena. ( me gu*ta tu ca*a.
MHS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;No se dice gu*ta, se dice gusta ;le eNplic el señor 0aylor;. @on la lengua así
;le mostr cmo hacer el sonido de la +.
Derric) lo obser& y se pregunt cu'ndo se había con&ertido en su padre. 8o&i la
cabe*a.
3eNi coloc la lengua como le decían.
;Gu*ta ;dijo. ( el señor 0aylor y ella siguieron repitiendo el intento hasta $ue el
primero se dio por &encido y se alej.
3eNi se ol&id de él al instante y mir a Derric).
;1uiero &er los ponie*.
;Jremos a montarlos cuando coma todo el mundo, -de acuerdo/ Hasta entonces,
tendr's $ue imaginar $ue yo soy un poni ;Derric) dej su plato en una es$uina de la mesa
de comida m's prNima y se agach para $ue 3eNi pudiera subirse a su espalda.
3a niña corri para tomar impulso y subi de un salto. 6 continuacin le golpe las
costillas con los talones.
;8's deprisa, m's deprisa ;dijo.
:l obedeci. ( si 8aggie no hubiera aparecido en a$uel momento por la puerta
lateral ata&iada con un &estido blanco $ue le sentaba de mara&illa, posiblemente habría
hecho de caballo al menos cinco minutos m's.

MHM
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 1

;-,ntonces no est's casada ni sales con nadie/
Jill sonri a la abuela Dora y contest a la pregunta por tercera &e* en los 7ltimos
die* minutos. Gachel, la hermana de Derric), le lan* una mirada $ue eNpresaba $ue sentía
$ue tu&iera $ue pasar por a$uello.
,n realidad, la abuela Dora era di&ertida y Jill se alegraba de haber ido al picnic y
de conocerlos a todos. 6un$ue no había sido algo planeado por su parte, la familia de
Derric) sería parte de su &ida y de la de Gyan. ,n las 7ltimas horas había conseguido
introducir algunas preguntas propias, pero tomar la palabra no era tarea f'cil cuando se
estaba rodeada por la familia 0aylor.
;8e alegro de $ue estés libre ;dijo la abuela Dora;, por$ue creo $ue mi
pe$ueño monito y t7 hacéis una buena pareja.
Gachel se lle& una mano a la sien.
;.h, abuela, por fa&or. %odos tenemos nombres de &erdad y Derric) es demasiado
mayor para $ue lo sigas llamando monito.
;No te pongas así, pe$ueña "ampanilla. +olo es un apodo. No hay por $ué
alterarse.
;%iene ra*n ;inter&ino la madre de Derric);. Derric) y Jill hacen niños
mara&illosos juntos. +olo hay $ue &erle la carita a este. -No es el bebé m's guapo del
mundo entero/
Gachel y Jill se miraron y se echaron a reír.
Hacía ya hora y media $ue Jill había renunciado a intentar con&encer a la madre de
Derric), a dos docenas de &ecinos y a la abuela Dora de $ue lo suyo con Derric) no podía
MH>
Teresa Ragan – También es hijo mío
ser. No estaba en el destino. @ara empe*ar, les dijo $ue a él le gustaba el f7tbol americano y
ella no había &isto ni un solo partido en toda su &ida. +eg7n unos artículos &iejos $ue había
encontrado en internet, Derric) solía salir con mujeres &oluptuosas con muchas cur&as. ,lla
era lo contrario de &oluptuosa. 6ntes del embara*o de Gyan tenía poco pecho y tenía
también poca cadera. +eg7n sus hermanas, Derric) era hombre de carne y patatas. ,lla
prefería el sushi. :l tenía nue&e hermanos y ella una. 6 él le gustaban las películas de
accin y a ella las comedias rom'nticas. :l prefería el café y ella el té. 3a lista ere
interminable.
@ero después de haber ido conociéndolo cada &e* mejor en las dos 7ltimas semanas,
se había dado cuenta de $ue nada de eso importaba.
3e gustaba Derric).
3e gustaba cmo la miraba a los ojos cuando la saludaba. 3e gustaba también cmo
besaba y lo $ue le hacía sentir cuando la abra*aba. 3e gustaba cmo se cur&aban sus labios
y cmo le brillaban los ojos cuando sonreía. +iempre olía bien, y estaba igual de atracti&o
con un pantaln de ch'ndal y una camiseta $ue con pantaln de traje y camisa. 3e gustaba
su actitud positi&a y animosa. 3e gustaba cmo miraba a Gyan, como si le fuera a estallar el
pecho por todo el amor $ue sentía cada &e* $ue mecía a su hijo en bra*os. ( ahora, adem's,
le gustaba también su familia.
@ero aun$ue había $uímica entre ellos, y sabía $ue la había por$ue la había sentido
m's de una &e*, también faltaba algo. Había algo $ue frenaba a Derric). ( ella no
conseguía saber lo $ue era.
-. $ui*' sí/
3eNi se había ido corriendo con su madre y Jill &io $ue Derric) miraba anhelante a
la mujer $ue acababa de entrar por la puerta de atr's. ,ra 8aggie, la abogada $ue estaba
prometida con su hermano 6aron.
3a &erdad golpe entonces a Jill como un martilla*o en plena cabe*a.
Derric) sentía algo por 8aggie. 3o lle&aba escrito en la cara. @or eso se había
puesto a mirar por la &entana en su busca cuando se habían encontrado con 6aron en el
centro. ,staba enamorado de 8aggie, la mujer $ue estaba prometida para casarse con su
hermano 6aron. Había $ue estar ciego para no &erlo.
MHD
Teresa Ragan – También es hijo mío
,n a$uel momento, Derric) hablaba con 8aggie con el aire de un perro hambriento
$ue por fin consiguiera un bocado. +i hubiera tenido cola, la habría mo&ido. %oda su
atencin estaba fija en 8aggie. +e acercaron juntos hasta donde estaba Gyan.
;8aggie ;dijo él, sin apartar la &ista de su cara;, $uiero presentarte a Jill
Garrison y a mi hijo Gyan.
8aggie lle&aba un &estido de &erano con sandalias de tiras de cuero. %enía un
cabello rubio brillante $ue iba sujeto a los lados con hor$uillas, lo cual real*aba los
pmulos altos, los labios perfectos y unos ojos tan a*ules como el cielo sin nubes $ue había
encima de ellos.
;,s un placer conocerte ;dijo 8aggie, estrechando la mano de Jill;. ( mira a
Gyan. <,s guapísimo= ;dijo, cuando la señora 0aylor apart la manta para $ue pudiera
&erlo bien;. @recioso ;mir a la señora 0aylor;. 6aron me ha dicho $ue os dé
recuerdos a todos y $ue te diga $ue se pasar' por a$uí la semana $ue &iene.
Jill obser& a Derric), $ue a su &e* obser&aba a 8aggie. +inti un nudo en el
estmago.
,mpe* a sonar m7sica en la distancia y eso la sac de sus pensamientos. %odos
miraron hacia el granero, de donde salía una melodía de banjo y &iolín. Woey, la hermana
pe$ueña de Derric), se puso en pie de un salto. 3le&aba el largo cabello oscuro recogido en
una gruesa tren*a y le bail sobre el hombro cuando tom la mano de Jill.
;9en. %ienes $ue &er esto.
+u madre anim a Jill a $ue acompañara a Woey y le prometi $ue cuidaría bien de
Gyan en su ausencia. Jill oy $ue la señora 0aylor decía a Derric) $ue fuera también al
granero.
De camino al granero, Jill oy $ue 3eNi gritaba su nombre. Jba montada en un pony
min7sculo y agitaba los bra*os con frenesí. +andy estaba a un lado del pony y Ja)e al otro.
Jill sabía $ue a su amiga le habría gustado &er a "onnor ese día, pero al parecer, este no se
encontraba presente.
Dentro del granero había balas de heno amontonadas contra las paredes a distintos
ni&eles, para $ue los in&itados pudieran usarlas como asientos. ,n la pared opuesta a la de
la entrada había un grupo de cuatro hombres, todos &estidos con monos a*ules. Dos tocaban
el &iolín, uno la guitarra y otro el banjo.
MHH
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill entr con Woey hasta el centro del granero. %enía la sensacin de haber sido
transportada a otra época.
;9amos a bailar en cuadrilla ;dijo Woey.
Jill rio.
;3a 7ltima &e* $ue bailé en cuadrilla fue en cuarto curso.
,n cuanto Derric) entr en el granero, Woey lo llam con la mano y le dijo $ue Jill
necesitaba clases de baile. 6ntes de $ue la aludida pudiera protestar, él le puso las manos en
la cintura.
;,s f'cil ;dijo;. %7 solo déjate lle&ar.
Woey se acerc a los m7sicos y grit con fuer*a para $ue la oyeran por encima de la
m7sica4
;<,st' bien, gente= 9amos a bailar.
"uatro parejas m's de distintas edades se unieron a Derric) y Jill en la pista de baile
cubierta de paja.
;6 la mayoría ya os he &isto a$uí antes ;dijo Woey por un micrfono $ue alguien
le había puesto en la mano;. No &oy a perder tiempo eNplicando el Giro 8ariposa. 9amos
a empe*ar.
Derric) sujet con firme*a la cintura de Jill y puso también la mano de ella en su
cintura. 3a jo&en intent no pensar $ue todo el mundo la miraba, pero se rubori*
igualmente. 3as parejas se mo&ieron en círculo hasta $ue cambi la m7sica. Derric) le solt
la mano y le dio un le&e empujn para $ue a&an*ara hasta el centro del círculo con las otras
cuatro mujeres. 3os hombres hicieron una giga, $ue consisti b'sicamente en unas cuantas
patadas y un mo&imiento del pie dando &ueltas en torno a las mujeres. ,ra f'cil seguir el
baile y todo a$uello resultaba sorprendentemente di&ertido.
Jill reía cada &e* $ue Derric) le pasaba por delante mo&iendo las cejas y bailando
con mo&imientos eNagerados de los bra*os y las piernas.
;6hora esto se &uel&e un poco m's difícil ;dijo Woey;. 3os caballeros hacen un
giro a la i*$uierda, toman a su compañera en bra*os y regresan al sitio con otro giro.
9amos.
MHK
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill solt un gritito de placer cuando Derric) la tom de nue&o por la cintura y la
subi tan alto $ue ella sinti como si &olara por el aire. 6l fin la baj y la sostu&o hasta $ue
&ol&i a recuperar el e$uilibrio.
;0ien, amigos, lleg el momento del doUsiUdo. Giro hacia fuera, giro hacia dentro.
%res manos arriba y &uelta completa. +igue el doUsiUdormitorio hacia el otro lado.
+e colocaron unos frente a otros, se mo&ieron en la direccin de las agujas del reloj
y primero pasaron hombro con hombro y después espalda con espalda. Después pasaron
con el otro hombro, el i*$uierdo, y acabaron todos donde habían empe*ado.
+iguieron con el BdoUsiUdoC el tiempo suficiente para $ue Derric) añadiera un giro
al final del mo&imiento.
Jill no pudo reprimir una sonrisa.
;@resumido.
;%oda&ía no has &isto nada.
;9eo a alguien $ue es muy creído.
;-1uién/ ;él mir a su alrededor.
Jill sigui el mo&imiento del grupo riendo y le pas el bra*o por el codo. :l hi*o un
círculo con ella antes de soltarla y ella se encontr de frente con "onnor.
,ste le hi*o una inclinacin de cabe*a y ella respondi con una re&erencia.
;9aya, hola ;dijo "onnor. +u &o* era un octa&o m's gra&e $ue la de Derric).
;8e alegro de &ol&er a &erte ;respondi ella antes de $ue $uedaran hombro con
hombro y luego de nue&o espalda con espalda.
;-%u amiga ha &enido contigo/ ;pregunt él.
Jill asinti.
;,st' con 3eNi y con los ponies.
"ru*aron los bra*os a la altura del codo, giraron y cambiaron de compañeros. ,lla
repiti a$uello tres &eces m's hasta $ue &ol&i a $uedar emparejada con Derric).
;%e he echado de menos ;dijo él.
;,so lo dudo.
;,s &erdad ;Derric) la tom por la cintura, sin dejar de mirarla a los ojos
mientras giraba con ella. Jill se rubori*. ( pens $ue eso le sucedía muy a menudo
7ltimamente.
MHL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6hora todos hacemos la cesta ;grit Woey.
( antes de $ue Jill pudiera escabullirse, se encontr haciendo lo $ue hacían las
dem's mujeres4 al*ando los bra*os hasta el cuello de su compañero. Derric) la tom por la
cintura y la le&ant en &ilo.
6pretada contra él, Jill sentía $ue todos los ner&ios de su cuerpo estaban &i&os. @or
un momento pens $ue la iba a besar, pero entonces par la m7sica y termin el baile.

TTTT

;8ira $uién ha &enido ;dijo Jill, señalando la casa con la barbilla.
+andy se &ol&i a mirar e intent $ue no se notara $ue le alegraba la presencia de
"onnor. ,ste caminaba hacia ellos.
;<8ira e*o= ;grit 3eNi.
Ja)e hi*o un gesto de dolor.
;8ira eso ;corrigi.
;<8ira e*o= ;repiti la niña.
+andy ya le había eNplicado a Ja)e $ue había lle&ado a 3eNi a un logopeda, $uien le
había dicho $ue, cuando tu&iera todos los dientes, podría pronunciar bien la +, pero ni él ni
sus hermanos parecían creerla.
;Hola ;dijo "onnor cuando lleg hasta ellos;. -1ué tal/
Ja)e lle&aba las riendas y no afloj el paso para esperar a su hermano.
+andy sujetaba la pierna de 3eNi y caminaba hacia atr's para seguirle el paso a Ja)e
y hablar también con "onnor.
;"omo puedes &er, nos estamos di&irtiendo ;dijo.
+i "onnor ya le había parecido atracti&o la semana anterior, ese día, con &a$ueros y
camiseta, la dejaba sin aliento. +us bra*os no eran tan fuertes como los de Derric), pero era
ob&io $ue iba regularmente al gimnasio. "uando se acerc a ella, not $ue también olía
bien, a heno fresco me*clado con una chispa de colonia.
MHO
Teresa Ragan – También es hijo mío
"onnor camin a su lado y eNtendi el bra*o para acariciar la crin del pony.
;,ste es @eanuts. ,ra mi pony ;le dijo a 3eNi ;. 8is hermanos y yo jug'bamos
a indios y co5boys y @eanuts era el m's r'pido de todos. Nadie podía alcan*arnos.
;+e e$ui&oca ;le dijo Ja)e a 3eNi;. "uando se fue a la uni&ersidad, mam' dijo
$ue era mío y @eanuts es mi pony desde entonces.
;,st' bien, niños ;brome +andy;. 2in de la discusin.
"onnor solt una carcajada, pero Ja)e no parecía contento de tenerlo allí. +u
hermano era al menos &einte centímetros m's alto $ue él, por lo $ue no le cost nada
frotarle la parte superior de la cabe*a con los nudillos.
;@uedes $uedarte con @eanuts, -de acuerdo/
;,s todo tuyo ;Ja)e le pas las riendas;. 3e he prometido a +andy $ue le
enseñaría a bailar en cuadrilla. ,ste es un buen momento para cumplir mi promesa.
+andy no supo $ué decir. @refería $uedarse a hablar con "onnor, pero era cierto $ue
antes había mostrado interés por aprender el baile.
;8e encantaría ;respondi con rapide*;, pero prefiero $uedarme con 3eNi.
;No te preocupes, "onnor cuidar' de ella, -&erdad, hermano/
"onnor mir a su hermano primero y después a +andy.
;+er' un placer.
+andy se riñ en su fuero interno por haberle dicho a Ja)e $ue bailaría con él.
3le&aba toda la tarde esperando $ue llegara "onnor y ahora $ue por fin estaba allí, tenía
$ue dejarlo. 6 &eces la &ida no era justa.
;-+eguro $ue no te importa/ ;pregunt.
;9e a di&ertirte. 3eNi y yo estaremos bien.
;3eNi, prtate bien con "onnor, -de acuerdo/
3a niña asinti.
;8e gu*ta.
"onnor rio.
;9uel&o enseguida ;prometi +andy.
Ja)e le tom la mano y tir de ella sin darle tiempo a hacer nada m's, ni mirar a
"onnor a los ojos un momento m's ni pensar en una eNcusa para eNtender el bra*o y
MHP
Teresa Ragan – También es hijo mío
tocarlo. "uando lleg al granero, se &ol&i a mirar y &io $ue "onnor recorría otro círculo
con @eanuts y se reía de algo $ue había dicho 3eNi.
:l se &ol&i entonces hacia ella, como si supiera $ue lo estaba mirando.

TTTT

Después de su tercer baile, +andy se sent en una bala de heno al lado de Jill y se
sec la frente.
;Gracias, Ja)e. Ha sido muy di&ertido.
;9oy a buscaros ponche y &uel&o enseguida.
;"reo $ue le gustas ;coment Jill;. -1ué ha pasado con "onnor/
;,st' con 3eNi y el pony. 3a &erdad es $ue yo $uería bailar con él, pero cuando Jill
me pidi $ue bail'ramos, yo pensaba $ue "onnor ya no iba a aparecer. %engo la sensacin
de haber &uelto al instituto.
Jill se ech a reír. +e $uit una paja de los &a$ueros.
+andy señal a Derric) y a la mujer con la $ue hablaba.
;-,sa es su abogada/
;+í, lo es. %ambién es la prometida de su hermano adopti&o. +e llama 8aggie.
3as dos obser&aron a Derric) hablando con la mujer.
+andy achic los ojos.
;-( $ué pasa con esa historia del tribunal/ -+igue pensando intentar conseguir la
custodia parcial de Gyan/
;+upongo $ue hablaremos de todo eso dentro de unas semanas, con el mediador
$ue nos asigne el tribunal.
;1ui*' si le dejas &er a Gyan cuatro &eces al año, se contente con eso y no teng'is
$ue molestaros con la mediacin.
Jill se mordi el labio inferior.
;No sé $ué hacer en este momento. "reo $ue debería hablar con %homas del tema.
MHQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Hay miles de abogados en este país. No tienes por $ué recurrir a %homas.
Jill suspir. +eguía mirando a Derric) y 8aggie.
;-1ué opinas de esos dos/ "onocí a 6aron, el hermano adopti&o de Derric) y
prometido de 8aggie, el día $ue fuimos con Gyan al pediatra. Había una hostilidad
e&idente entre Derric) y él.
;Jnteresante.
;( ayer, antes de mi cita con Nate 3erner, el pediatra de Gyan, &i a 8aggie en el
apartamento de Derric). "uando le pregunté a él por la &isita, $uiso $uitarle importancia.
Dijo $ue solo había ido a ayudarle a decorar la habitacin de Gyan.
;No sabía $ue habías salido con el pediatra de Gyan.
Jill asinti.
;,l plan era ir a cenar y al cine, pero lo llamaron de urgencia a la sala de partos
para hacer una ces'rea. ( acabé &iendo una película con Derric)E después de $ue entrara
en mi apartamento sin a&isar y me pillara medio desnuda.
;,sto se &uel&e cada &e* m's interesante ;+andy inclin la cabe*a a un lado y la
mir con atencin;. 3e est's tomando afecto, -&erdad/
;No lo sé. %al &e*. +í. 6 &eces me mira como si fuera la 7nica mujer en el mundo y
otras &eces simplemente parece confuso.
;<Hombres=
;+í.
;+i Dios fuera una mujer, no habría sido tan cruel.
,l regreso de Ja)e, con un &aso de ponche para cada una, puso fin a la con&ersacin
sobre Derric).

TTTT

8uchas gracias por habernos in&itado a Gyan y a mí ;dijo Jill a @hil 0aylor;. 3o
he pasado muy bien.
MKS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Debería d'rtelas yo a ti por haber traído a Gyan. Ha significado mucho para todos
nosotros ;el hombre la abra*;. 8ientras recuperas a tu hijo, &oy a por tus cosas ;
señal hacia la i*$uierda;. Gyan est' dormido en el antiguo cuarto de Derric). ,st' por
ese pasillo a la i*$uierda. (o iré enseguida.
;Gracias ;Jill a&an* por el pasillo mirando todas las fotos de familia $ue
colgaban en las paredes. 6l parecer, no era f'cil meter a die* niños en una foto, por$ue casi
siempre había una cabe*a o un cuerpo cortados por el marco. Había fotos de Derric)
jugando al f7tbol americano y de todos los chicos 0aylor montando caballos, ponies o
jugando en columpios hechos con sogas en el granero. Ana gran parte de la pared estaba
dedicada a medallas y premios $ue habían ganado en espect'culos de caballos y ponies.
"uando se acercaba al primer dormitorio, oy &oces. Geconoci la de Derric) y,
cuando se asom por la puerta entreabierta, &io a Derric) y a 8aggie de pie al lado de una
cuna port'til. 3a señora 0aylor se hallaba al otro lado de la cuna y se disponía a tomar a
Gyan en bra*os. 8aggie mostr dos papeles.
;%engo muy buenas noticias ;dijo. 8o&i el papel $ue tenía en la mano;.
-6di&inas lo $ue es esto/
;No tengo ni idea ;respondi Derric).
+u madre tom a Gyan en bra*os. No prestaba ninguna atencin a los papeles.
;No solo es la carta $ue en&iaste a "ryo"orp ;eNplic 8aggie;, sino también
una copia del che$ue $ue ellos cobraron, lo $ue prueba $ue recibieron la carta y el che$ue a
los pocos días de la fecha en $ue t7 dices $ue los en&iaste. 6hora se &er'n obligados a
admitir su parte en todo esto y el jue* no tendr' m's remedio $ue otorgarte la mitad de la
custodia de Gyan.
@hil 0aylor había &uelto ya con las cosas de Jill. "arraspe para anunciar a los
dem's $ue estaban allí.
%odos se &ol&ieron hacia ellos.
6 Jill le ardía el estmago y le picaban los ojos. No sabía $ué decir. +olo sabía $ue
tenía $ue irse de allí inmediatamente. No debería haber ido. Había $uerido jugar limpio,
pero ahora algo se mo&ía en su interior, algo profundo, oscuro y tenebroso, algo $ue le
decía $ue tenía $ue ir con cuidado con Derric) y su familia. No por$ue no fueran buenas
personas, pues su instinto le decía $ue solo $uerían lo mejor para Gyan y para ella? sino
MKM
Teresa Ragan – También es hijo mío
por$ue tenía $ue ser ella la $ue decidiera lo $ue m's les con&enía a su hijo y a ella. 6un$ue
había empe*ado a creer en serio $ue podría soportar $ue Derric) formara parte de la &ida de
Gyan, no estaba preparada para darle la mitad de la custodia ni el poder de decidir sobre
todos los asuntos relacionados con Gyan.
"omo no sabía $ué decir, se adelant en silencio. 3a señora 0aylor le pas a Gyan.
Jill lo estrech contra su pecho y mir a Derric).
;%engo $ue irme. 1uiero lle&ar a Gyan a casa.
;3o siento ;musit 8aggie.
Jill no supo si la disculpa iba dirigida solo a ella o también a la familia de Derric),
pero eso le daba igual. ,n todo caso, tenía la sensacin de $ue debía darle las gracias por
haber conseguido $ue se diera cuenta de lo r'pidamente $ue había &uelto a hacer lo mismo
$ue había hecho toda su &ida4 intentar complacer a todo el mundo. 6hora tenía un hijo y era
preciso $ue pusiera el bienestar de este por encima de todo lo dem's. Gyan era su hijo, y
nadie, ni Derric) 0aylor ni su familia, lo iba a apartar de ella.
,l regreso a casa fue casi m's de lo $ue Jill podía soportar. 3eNi y Gyan se $uedaron
dormidos cuando m's necesitaba ella la distraccin. +andy iba oyendo su i@od con
auriculares y tenía los ojos cerrados.
;+iento mucho lo $ue ha pasado con la carta ;se disculp Derric);. +é lo $ue
est's pensando y $uiero $ue sepas $ue nadie pretendía ocultarte nada.
Jill tenía la &ista fija en la &entanilla. 8iraba la puesta de sol detr's de las hileras de
casas y 'rboles $ue pasaban r'pidamente al otro lado del cristal. No $uería hablar de a$uel
tema. Necesitaba pensar, hacer planes, decidir cu'l iba a ser su prNimo paso.
;-No &as a hablar conmigo/ ;pregunt él.
;He pasado meses soportando inyecciones y medicamentos ;eNplot ella de
pronto;. He lle&ado a mi hijo dentro durante ocho meses y medio. He comido bien y he
hecho ejercicio todos los días. Gyan me pertenece y nadie me lo &a a $uitar.
;(o jam's lo apartaría de ti.
;-,ntonces por $ué sigues adelante con esa historia de la mediacin/
;No hace mucho tiempo $ue nos conocemos. -No tiene sentido $ue $uiera alg7n
tipo de documento $ue diga $ue est's de acuerdo en $ue Gyan también es hijo mío y $ue
puedo pasar tiempo con él/
MK>
Teresa Ragan – También es hijo mío
,lla busc en su bolso y sac un bolígrafo y un tro*o de papel. ,scribi4 BDerric)
0aylor es el padre de mi hijo, Gyan 8ichael GarrisonC. 6 continuacin mir el papel un
momento y después lo arrug y lo tir al suelo.
;"reo $ue deberías hacerte la prueba de paternidad.
Derric) no apart los ojos de la carretera.
;-@or $ué/
;-( si no eres su padre/ -"mo sabemos $ue es &erdad/
;,so no es necesario. "ryo"orp me en&i una carta donde &enía el n7mero $ue te
habían asignado. 6sí fue como te encontré.
;3as compañías est'n dirigidas por personas. 3as personas cometen errores.
3lamaré al tribunal y les diré $ue no $uiero seguir adelante con la mediacin hasta $ue los
an'lisis confirmen la paternidad.

MKD
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 1!

Jill mir la placa una &e* m's y a continuacin a sus dos amigas y colegas, +andy y
"helsey.
;3a re&ista de comida m's prometedora del año. 3o hemos conseguido, chicas.
3as tres estaban reunidas en su apartamento, donde se encontraban dos &eces al
mes? pero a$uella noche era especial. Jill se le&ant y al* su copa de champ'n.
;1uiero hacer un brindis.
+andy y "helsey al*aron también sus copas.
;He $uerido in&itaros hoy a$uí no solo para celebrar el premio, sino también por
haber trabajado tantas horas para producir el mejor n7mero de Comida para todos hasta la
fecha. Habéis hecho un trabajo fant'stico y estoy orgullosa de tener el honor de trabajar con
personas tan entregadas y con tanto talento.
+on el timbre de la puerta.
Jill se acerc y mir por la mirilla antes de abrir.
;2lores para Jill Garrison ;dijo un repartidor.
;+oy yo ;firm el papel $ue le presentaba el hombre y tom las flores. .lían de
mara&illa. +abía de $uién eran y sabía $ue probablemente estaba mirando, así $ue no $uiso
$ue se notara $ue le gustaban;. Gracias Idijo, antes de cerrar la puerta.
3as flores iban en un jarrn con agua, lo $ue le ahorraba tener $ue cortarles los
tallos y colocarlas. 3os otros ramos $ue había en&iado Derric) en los tres 7ltimos días
habían sido entregados a distintas horas del día y en distintos jarrones. Dej los lirios en la
encimera de la cocina, al lado de las rosas y de los tulipanes, y e&it acercarse al fregadero
MKH
Teresa Ragan – También es hijo mío
por$ue sabía $ue Derric) estaría mirando desde su apartamento. 6$uel hombre no se
detenía ante nada.
"helsey se reuni con ella en la cocina y olfate las flores.
;Huelen de mara&illa. "reo $ue nunca he &isto unas flores tan hermosas.
;%e las puedes $uedar.
;-De &erdad/ Gracias ;"helsey &ol&i a olerlas;. 6 &er si lo he entendido bien.
-,st's furiosa con Derric) 0aylor por$ue $uiere la mitad de la custodia de su hijo/
;No estoy furiosa con él. +implemente no me fío de él ni de su familia y no lo
$uiero a$uí. 6l menos hasta $ue todo esté claro a ni&el legal.
"helsey la mir.
;-@ero t7 no dijiste $ue su familia es fant'stica y $ue todos lo habíais pasado muy
bien/
;@arecen unas personas estupendas ;asinti Jill;. ,s solo $ue est'nE ;mir el
techo, buscando las palabras apropiadas para decir lo $ue $uería transmitir;. +on una
familia muy, muy unida. -%7 me entiendes/ ,st'n locos los unos por los otros, se $uieren
muchísimo y todo eso. Juro $ue probablemente se tirarían todos de un puente sin dudarlo si
eso implicaba sal&ar a uno de los suyos yE ;se interrumpi por$ue se dio cuenta de $ue
a$uello no ayudaba nada a su posicin. 6git una mano en el aire;. .l&ídalo. ,s difícil de
eNplicar.
;Jill no $uiere ayuda para criar a su hijo ;inter&ino +andy;. ,st' cansada de $ue
la gente le diga lo $ue tiene $ue hacer y cmo hacerlo. 1uiere asumir el control de su &ida.
6l oírlo así, Jill se dio cuenta de lo idiota $ue sonaba a$uello.
;@ero parecía $ue iba todo de mara&illa ;dijo "helsey;. -1ué ha pasado/ -%e
niegas a dejarle &er a su hijo por$ue tienes miedo de $ue m's adelante Gyan $uiera a su
padre m's $ue a ti/ No lo entiendo.
Jill se sinti agradecida cuando +andy &ol&i a inter&enir para contestar por ella.
;,l problema es el siguiente ;eNplic;. 6 Derric) 0aylor le pagaron por ser
donante de esperma. No le pagaron por ser padre. 3os donantes firman papeles y
documentos en los $ue declaran $ue est'n de acuerdo con permanecer en el anonimato. 3as
mujeres $ue usan a donantes para tener hijos no tienen por $ué ponerle cara al donante a
menos $ue $uieran hacerlo.
MKK
Teresa Ragan – También es hijo mío
3eNi estaba en el dormitorio &iendo su programa de tele&isin fa&orito, pero Jill
baj la &o* cuando dijo4
;+i el padre de 3eNi entrara en ese momento por la puerta, -t7 $uerrías darle la
mitad de la custodia/
;No.
;-@or $ué no/
;@or$ue darle la mitad de la custodia sería darle derecho a opinar en todas las
decisiones $ue tomara yo relati&as al bienestar de 3eNi.
;,Nactamente ;dijo Jill con una sonrisa. B"aso cerradoC.

TTTT

Después de $ue las tres se hubieran puesto de acuerdo en lo $ue iban a hacer para el
siguiente n7mero de Comida para todos, Gyan y "helsey se marcharon y el apartamento
&ol&i a $uedar en silencio. Jill dio de comer a Gyan, lo apoy en su hombro y empe* a
caminar por la habitacin. 3e dio golpecitos en la espalda hasta $ue el niño la premi con
un gran eructo.
;,res un buen chico.
"helsey había ol&idado lle&arse las flores y el olor de los lirios llenaba el
apartamento. Jill tom la tarjeta $ue sobresalía del jarrn.
BDale un beso a Gyan de mi parte. Derric)C.
Jill bes la cabe*a de Gyan e inhal su olor a bebé. 8ir por la &entana $ue había
encima del fregadero. ,n la cocina de Derric) había lu* y podía &erlo mo&iéndose por allí.
,l cora*n le dio un &uelco. Hacía setenta y dos horas $ue no lo &eía y ya lo echaba
de menos. ,chaba de menos a un hombre $ue $uería $uitarle su derecho a criar a su hijo
como le pareciera oportuno? a un hombre $ue se había hecho donante 7nicamente por
moti&os egoístas y $ue después había irrumpido en su &ida sin pensar en nadie $ue no fuera
él mismo. An hombre $ue había conseguido con$uistarla abriéndose a ella y siendo un buen
MKL
Teresa Ragan – También es hijo mío
oyente. 1ue le había enseñado a bailar el doUsiUdo y la había embaucado con sus sonrisas
torcidas y sus guiños juguetones. ( con flores.
B8aldito seaC.

TTTT

3a columna del n7mero de la re&ista del mes siguiente tu&o a Jill ocupada los días
siguientes. "uando son el timbre, se sobresalt. De nue&o había ol&idado pegar el cartel
de Bno llamar al timbreC en la puerta. 1ui*' llamaría a un electricista esa tarde y lo haría
desconectar para $ue nadie pudiera llamar al timbre y despertar a su hijito.
6bri la puerta, esperando encontrarse a otro repartidor con otro ramo de flores.
6cert a medias. Había un ramo con dos docenas de rosas de tallo largo, pero no lo lle&aba
un repartidor. 3o lle&aba Derric) en persona.
;%ienes $ue dejar esto de las flores ;dijo ella.
;No puedo.
;-@or $ué no/
;,cho de menos pasar tiempo con Gyan y contigo.
;"omprendo $ue $uieras pasar tiempo con tu hijo, pero tenemos $ue aclarar las
cosas a ni&el legal antes de $ue pueda &ol&er a dejarte entrar en mi apartamento.
:l hi*o un gesto con la mano entre ellos dos.
;,cho de menos los momentos $ue pas'bamos juntos.
Jill intent no fijarse en cmo le ceñía la camisa los bíceps ni en su pelo h7medo o
en su barbilla recién afeitada.
;-Has ido a hacerte la prueba de paternidad/
Derric) asinti.
;%e diré los resultados.
;No es necesario. (a me los dir' Nate.
;No hagas esto ;le pidi él;. No me cierres todas las puertas.
MKO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;"on fran$ue*a, Derric). 3a &erdad es $ue no te cono*co muy bien y no me fío de
ti.
:l le tom una mano antes de $ue ella pudiera impedírselo.
;3o pas'bamos bien juntos, -no es así/
,lla recuper su mano.
;,sa no es la cuestin.
;No te gustan las flores. -,s eso/
;+on muy bonitas, pero para, por fa&or.
;Déjame cocinar para ti esta noche. ,n cuanto pruebes mi lasaña, no podr's e&itar
sacarla en la primera p'gina de tu re&ista.
,lla baj la &ista al suelo y neg con la cabe*a.
;Haré lo $ue sea preciso por cambiar las cosas entre nosotros. 3o $ue sea ;
insisti él.
Derric) no sabía lo difícil $ue era a$uello para ella. %ampoco sabía $ue se estaba
enamorando de él. Ana cosa era dejarlo entrar en su apartamento y otra muy distinta $ue se
colara en su cora*n. 3as disculpas de él por el beso $ue se habían dado habían sido para
Jill la primera pista de $ue el cora*n de él no estaba libre. ,l modo en $ue había mirado a
8aggie en dos ocasiones diferentes había sido la segunda pista. No podía dejarlo entrar en
su casa aun$ue $uisiera, por$ue eso podía suponer un gran problema. ( ella no podía lidiar
con un cora*n roto en a$uel momento.
3o mir a los ojos.
;%enemos $ue llegar hasta el final con esa historia de los tribunales antes de $ue
podamos hablar de ser amigos. 1uiero irme a dormir por la noche sabiendo $ue Gyan me
pertenece y $ue nadie, ni si$uiera su padre, lo puede apartar de mí. No puedo permitirme
ser tu amiga y arriesgarlo todo.
;-,s tu 7ltima palabra/
;8e temo $ue sí.
;.s echo de menos a los dos ;declar él;. 8e iré, pero no me &oy a rendir tan
f'cilmente.
Jill asinti y cerr la puerta. 6 continuacin se dej caer al suelo y llor.

MKP
Teresa Ragan – También es hijo mío
TTTT

,sa noche, Derric) se encontr hablando una &e* m's con su madre, $uien le dijo
$ue tenía $ue hacer algunos cambios en su &ida. :l sostenía el teléfono en su oreja
i*$uierda, apoyaba la cabe*a en el sof' y utili*aba la mano libre para aplicarse una bolsa de
hielo en la rodilla.
;-"u'ndo &ol&eremos a &er tu padre y yo a Gyan/ ;pregunt su madre.
;No tengo ni idea. (a te lo he dicho, creo $ue la espantaste con tus rollitos de
jamn. -"u'ntas &eces te hemos dicho $ue tienes $ue $uemar esa receta/
;,sa receta me la dio la abuela Dora.
;@ues cuando estire la pata, tienes $ue enterrar esa receta con ella.
+u madre dio un respingo. 3uego solt una carcajada.
;"uando se entere de esto, $uerr' &engarse de ti.
Derric) sonri por$ue sabía $ue su madre tenía ra*n. +u abuela Dora se &engaría.
3a anciana y él se gastaban bromas mutuamente sobre temas de los $ue mucha gente ni
si$uiera hablaba, y mucho menos bromeaba con ellos. @ero eso era lo $ue hacía tan especial
a la abuela Dora. 1ue no se parecía a ninguna otra abuela del mundo.
+u madre solt un suspiro prolongado en el auricular.
;Habría jurado $ue Jill se lo pas bien a$uí.
;+e di&irti mucho, mam'. @ero ese no es el problema. 8aggie no debería
haberme dado la carta ni haber hablado de nada relacionado con el caso de la custodia. No
era el momento ni el lugar.
;8aggie se siente fatal por eso. ,staba deseando darte la noticia. ,lla solo $uiere
ayudar y lo est' haciendo en contra de los deseos de 6aron.
Derric) e&it $ue resbalara el hielo en la rodilla herida.
;-( se puede saber $ué le pasa a 6aron/ ,st' haciendo una montaña de un grano
de arena ;sabía $ue a$uella no era una &aloracin justa del comportamiento de 6aron,
pero su madre no conocía toda la historia y no estaba preparado para contarle los detalles.
MKQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,s muy sensible ;contest su madre;. +iempre ha sentido $ue había una
competicin entre él y t7. Deberías llamarlo y decirle $ue no tiene de $ué preocuparse. Dile
$ue no est's enamorado de 8aggie y $ue jam's intentarías entrometerte entre ellos. ,so es
lo $ue necesita oír.
Derric) no sabía si alguna &e* podría hacer eso.
;-%e lo ha dicho él/ ;pregunt.
;+oy madre. +é esas cosas.
An repentino olor a $uemado y una niebla de humo recordaron a Derric) $ue había
metido comida congelada en el horno.
;%engo $ue irme, mam'. 3a cena me llama.
+u madre se despidi y él se le&ant de un salto, dej caer la bolsa de hielo al suelo
y arroj el m&il sobre el cojín. %om un paño de cocina, sac la cena $uemada del horno y
la tir al fregadero.
,l humo $ue salía de la comida amena*aba con llenar la habitacin.
Derric) corri a abrir la puerta delantera. 6llí se frot los ojos y parpade un par de
&eces para asegurarse de $ue no &eía &isiones. Jill estaba de pie en el umbral, con la cara
p'lida y los ojos grandes y redondos, llenos de preocupacin.
;-Jill/ -1ué ocurre/
,lla le tom la mano y tir de él hacia su apartamento.
;,s Gyan. 3le&a unas horas con fiebre y no llora como siempre. Nate no me
de&uel&e las llamadas y no sé $ué hacer.
Derric) dej su puerta abierta y la sigui hasta la habitacin de Gyan. ,l niño tenía
los ojos muy abiertos y daba patadas con los pies. +us labios se cur&aron hacia arriba.
;8ira eso ;dijo Derric);. 8e ha sonreído.
Jill meti la mano en la cuna y toc la frente de Gyan.
;No te est' sonriendo. %iene gases.
Derric) no la crey ni por un momento, pero no tenía intencin de discutir. Jnclin
la cabe*a a un lado para &er mejor a su hijo. ,l pe$ueño parecía estar como siempre.
Derric) le toc la frente como había hecho Jill.
;%ienes ra*n. ,st' caliente. -"u'nto tiempo lle&a así/
MLS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,sta mañana estaba caliente, pero no le he dado mucha importancia hasta $ue ha
dormido tanto rato $ue se ha saltado la toma de la tarde. ,ntonces he decidido tomarle la
temperatura. 6 las cuatro tenía treinta y siete con ocho y hace un rato se la he &uelto a
tomar y tenía algo m's de treinta y ocho. ,ntonces he llamado a Nate.
;-Has leído algo relacionado con la fiebre en ese libro de bebé $ue tienes/
;+í. Dice $ue procures $ue el bebé no esté muy abrigado. 1ue no tenga muchas
mantas ni muchas capas de ropa.
;-%ienes el ordenador encendido/
;+í.
;-%e importa $ue bus$ue algunas cosas/
;,st' en la mesa de la sala de estar.
Derric) entr allí y poco después apareci Jill lle&ando en bra*os a Gyan.
;-Has &isto algo/
;6$uí dice $ue es mejor tomarles la temperatura por &ía rectal.
;(o he usado un termmetro del oído.
;Gecomiendan esperar &einte minutos si el bebé ha tomado un baño.
;-,n serio/ -Dice eso/ ;pregunt ella.
;-@or $ué/ -3e has dado un baño/
;+í, y no tengo un termmetro rectal
;(o tengo uno en mi casa.
;@ensaste en todo, -no es así/
;3a gente de la tienda era muy ser&icial ;contest él.
+e acerc a la puerta y dijo $ue &ol&ería enseguida, cosa $ue hi*o en un tiempo
récord. +ac el termmetro de su funda de pl'stico.
;-%7 has hecho esto antes/ ;pregunt.
;No ;contest ella;. 6 mí en su momento me pareci mejor idea el termmetro
de oído.
;3o entiendo, pero creo $ue debemos cubrir todas las bases antes de ceder al
p'nico ;él señal la habitacin de Gyan con la mano;. -9amos/
Jill lo sigui hasta allí y coloc al niño en la mesa de cambiarlo.
;Hay $ue $uitarle el pañal y tener cuidado de no introducir mucho el termmetro.
MLM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6delante, ha*lo t7 ;dijo ella;. (o lo distraeré Iempe* a besarle la cara y
contarle todas las cosas mara&illosas $ue iban a hacer juntos alg7n día.
6 Derric) no le gustaba pensar $ue él no iba a estar presente en todas a$uellas
acti&idades. 6bri el pañal y contempl un momento la situacin antes de intentar hacer
nada con el termmetro.
;-Has terminado/ ;pregunt Jill.
;%oda&ía no he empe*ado. Dame un minuto.
;No te sorprendas si teE
;Demasiado tarde. <1ué desagradable=
Jgnor la sonrisa de Jill. ,l termmetro pit y él lo retir r'pidamente.
;%iene treinta y siete con dos, una temperatura normal.
;-No debería tener treinta y siete/ ;Jill le pas una toallita h7meda de bebé.
;+olo hay $ue preocuparse cuando la temperatura rectal pasa de los treinta y ocho.
-@or $ué no esperamos a &er lo $ue dice el doctor/
@asaron los minutos con ellos sentados en silencio en la sala, esperando $ue sonara
el teléfono. Derric) tenía a Gyan en bra*os y lo obser&aba tomarse un bibern. Jill estaba
sentada en el silln enfrente de él. Not $ue estaba p'lido.
;Jntenta no preocuparte ;dijo él;. No hay nada $ue podamos hacer hasta $ue
sepamos lo $ue le pasa, si es $ue le pasa algo. -@or $ué no hacemos lo $ue hace mi familia
cuando intentamos no preocuparnos demasiado por algo/
;-( $ué hace tu familia/
;Hablar de otras cosas ;él la obser& cru*ar los pulgares en el rega*o y morderse
el labio inferior;. Dime cmo fue tu &ida de niña en Nue&a (or).
;No sabría por dnde empe*ar.
;-"mo eras de niña/
;+upongo $ue podríamos decir $ue me gustaba agradar a la gente.
Derric) ar$ue las cejas con aire interrogante.
;Hacía lo $ue fuera con tal de $ue mis padres estu&ieran orgullosos. ( no era f'cil.
,ra mucho m's f'cil llamar su atencin por hacer algo malo, como dejar huellas de dedos
en la mesa de cristal.
ML>
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) había $uerido $ue dejara de pensar en Gyan, pero ahora &eía $ue esos
recuerdos no la dejaban indiferente. 3a compadeci por su niñe*.
;"uéntame m's cosas de tu hermana ;pidi.
;8i padre la llamaba su 8ona 3isa. ,ra perfecta en todos los sentidos. +iempre se
las arreglaba para hacerlo todo bien, y eso era algo $ue complacía muchísimo a mi padre.
3a 3aura $ue &iste la semana pasada no es la misma hermana con la $ue me crie. 8e dijo
$ue se ha metido de cantante en un grupo de m7sica.
;-"anta bien/
;No tengo ni idea. No la he oído cantar en mi &ida. @ero tampoco la había &isto
nunca tan feli* ;Jill pareci pensati&a un momento;. @ero mis padres sí ;añadi;. 3as
personas $ue &iste eran las de siempre ;se sent con los pies debajo de su cuerpo.
;-"rees $ue alguna &e* os aceptar'n a tu hermana y a ti tal como sois/
;6 su modo, creo $ue lo est'n intentando ;Jill suspir;. ,n resumen, mis padres
son ricos, sofisticados, poderosos y bien relacionados. 3a cr7me de la cr7me de la sociedad
de Nue&a (or). 6 mi madre le gusta ese mundillo. %ambién le gustan el dinero, los bolsos
caros y los esc'ndalos financieros.
;-( tu padre/
;"omo seguramente habr's notado, es un hombre muy serio al $ue lo $ue m's le
gusta en la &ida es su bufete y lo segundo mi hermana.
;3o siento.
;No lo sientas. (o los $uiero y ellos me $uieren, cada uno a su modo. +i no
hubiera sido por la pasin de mi madre por la buena cocina, yo no habría desarrollado el
gusto por la pechuga de pollo carameli*ada con sandía y cannigos o por la sopa de
*anahorias aliñada con aceite de oli&a.
;+uena delicioso ;coment él, sarc'stico.
,lla sonri.
;@ara alguien $ue dice amar la comida como t7 ;añadi él;, no comes gran
cosa.
;He tenido lo mejor. +oy eNigente.
Gyan dej de chupar del bibern, lo $ue hi*o $ue Derric) se lo colocara en el
hombro, donde había puesto ya una toalla limpia. 3e dio palmaditas en la espalda.
MLD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;+e te da bien eso ;coment ella.
;3o intento.
;Gracias por ayudarme esta noche, sobre todo después del modo en $ue te he
tratado.
;,ntiendo $ue estu&ieras enfadada. 8aggie no debería haber lle&ado esos papeles
a la fiesta.
;Hablando de lo cualE -$ué hay entre 8aggie y t7/
;(a te dije $ue hemos sido amigos desde hace mucho tiempo.
;(o no puedo ser amiga de alguien $ue no es sincero conmigo.
;,s la &erdad ;dijo él.
,lla lo mir a los ojos.
;-No $uieres admitir tus sentimientos por 8aggie o es $ue crees $ue todos los
dem's estamos ciegos/
;-@or $ué dices eso/
;6aron te puso un ojo morado. ,so, ob&iamente, fue por algo relacionado con
8aggie. ( yo ya te he &isto dos &eces mir'ndola con anhelo y deseo. %us sentimientos por
ella eNplican también por$ue un hombre tan atracti&o y simp'tico como t7 sigue soltero.
;-%7 crees $ue soy atracti&o y simp'tico/
Jill decidi $ue él no $uería admitir la realidad.
;"reo $ue tienes un ego del tamaño del monte ,&erest ;contest;. ,so es lo $ue
creo.

TTTT

8aggie sigui a 6aron al armario del cuarto de in&itados y lo obser& buscar entre
los sacos de dormir, las almohadas y una bolsa de ropa preparada para donar, hasta $ue
encontr la bolsa de &iaje $ue buscaba.
,lla puso los bra*os en jarras.
MLH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;No puedo creer $ue me &ayas a dejar así.
;(o no puedo creer $ue ayudaras a Derric) a decorar y después fueras a casa de
mam' sabiendo $ue él estaría allí.
8aggie lo sigui por el pasillo hasta el dormitorio de ambos, donde él deposit la
bolsa de &iaje sobre la cama.
;%ambién ayudé a decorar a tu hermano Garrett cuando naci 0ailey. %e dije desde
el principio $ue pensaba ayudar a Derric) y eso fue lo $ue hice. 3a carta de "ryo"orp le
dar' a tu hermano la oportunidad de tener una relacin con su hijo. ,so debería significar
algo para ti.
6aron se sonroj. 6l* un dedo en el aire.
;@or eso precisamente no $uería &ol&er a 3os 6ngeles. @ero t7 insististe. ( yo &ine
por$ue confiaba en ti y te amaba.
+e ech a reír.
;3o m's curioso de todo este srdido asunto es $ue el est7pido juramento de
Derric) empie*a a tener sentido después de todo. Derric), el jugador al $ue le importaba
m's un est7pido baln $ue los deberes y las notas, resulta $ue era el m's listo de todos
nosotros. <1uién lo iba a imaginar=
8aggie suspir.
;-De $ué est's hablando/
;Del juramento $ue te comenté. Derric) hi*o $ue todos nos pinch'ramos un dedo
con una aguja y dej'ramos caer una gota de sangre en el papel donde había escrito el
juramento $ue teníamos $ue repetir cada uno. BNunca, bajo ninguna concepto, besaré a
8aggie 8onroe ni saldré con 8aggie 8onroe ni tendré una relacin con 8aggie 8onroe
mientras &i&a, por$ue la hermandad es lo primeroC ;al* el índice;. B(o, 6aron Rilliam
0aylor, nunca permitiré $ue una mujer, m's concretamente 8aggie 8onroe, se interponga
entre nosotros y rompa el &ínculo $ue tengo con mis hermanosC.
8aggie solt una risita ner&iosa, en gran parte por$ue no podía creer lo $ue oía ni
$ue 6aron se molestara en hablar de a$uel juramento absurdo en un momento tan terrible.
;6delante, ríete ;dijo él;. Derric) te ha $uerido desde el principio de los
tiempos y probablemente sabía $ue t7 también lo $uerías, pero como no estaba dispuesto a
MLK
Teresa Ragan – También es hijo mío
poner en peligro su relacin conmigo, no intent con$uistarte. 6hora lo &eo todo claro. :l
sabía lo $ue ocurriría si uno de los dos rompía la promesa.
;-( $ué sería lo $ue ocurriría, 6aron/
;1ue el $ue rompiera la promesa acabaría teniendo $ue renunciar a uno de los dos.
;,s curioso ;repuso ella;. 3a 7nica persona a la $ue &eo a$uí eligiendo a uno de
los dos es a ti.
6aron sigui guardando ropa en la bolsa de &iaje.
;(o no amo a Derric) ;dijo ella. 3e puso la mano en el hombro a 6aron y not
$ue los m7sculos de él se tensaban;. Nunca he estado enamorada de él. +olo te $uiero a ti.
Nunca he $uerido a nadie m's. ( pensaba $ue t7 lo sabías.
:l se apart y entr en el baño a recoger sus artículos de aseo. "uando &ol&i, los
guard en la bolsa con todo lo dem's. +e &ol&i a mirarla.
;,res t7 la $ue me ha hecho elegir. %e pedí $ue no te ocuparas de los problemas de
Derric), pero t7 te empeñaste en hacerlo ;cerr la bolsa;. ,stamos tan ocupados $ue no
disponemos de tiempo para ir al cine o a cenar, pero en cuanto Derric) tiene un problema,
resulta $ue t7 est's libre como un p'jaro, tienes tiempo de sobra para ir con él a los
tribunales y comentar sus problemas por teléfono. No podías negarte. Jncluso después de
$ue te besara en el tribunal, demostrando $ue yo tenía ra*n, seguiste sin poder negarte.
8aggie sigui a 6aron por la casa hasta la puerta principal.
;,s tu hermano. -Nunca te has parado a pensar $ue la familia 0aylor también es
mi familia/ -%e has preguntado alguna &e* cmo me hacía sentir eso, saber $ue todos
habíais firmado un est7pido papel para dejarme fuera de &uestro club/ -An juramento
est7pido para sacarme de &uestras &idas/
6aron sali por la puerta.
,lla lo sigui hasta el coche.
;"uando tu madre os dej a tu padre y a ti, -a $uién crees t7 $ue le contaba tu
padre sus penas/
6aron guard la bolsa en el maletero del coche sin mostrar ning7n interés.
;%u padre enterraba la cabe*a entre los pechos blancos de mi madre y le contaba
sus aflicciones.
6aron no dijo nada.
MLL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;"uando mi padre se enter de la a&entura, se march sin despedirse de mí. No lo
he &isto desde entonces. ( yo no había sido la $ue lo había traicionado.
6aron la mir por fin. +us ojos denotaban sorpresa.
;-6lguno de los hermanos os molestasteis en &enir a &erme o en &er $ue mi &ida
se iba a la porra mientras &osotros creabais &ínculos y hacíais juramentos de sangre/
;No lo sabía.
;@or$ue a ninguno os importaba nadie $ue no fuerais &osotros mismos. ( durante
todo ese tiempo, antes y después de $ue me marchara a la uni&ersidad, siempre supe $ue t7
estabas hecho para mí y $ue &ol&erías a buscarme. ( eso hacía $ue todo lo dem's en mi
&ida resultara soportable. @or$ue sabía $ue t7 eras el $ue mejor me conocía y el $ue m's
me $uería.
+e cru* de bra*os.
;@ero tienes ra*n. Nunca debimos &enir a 3os 6ngeles. 3a &uelta ha resultado ser
una especie de prueba est7pida. Ana prueba $ue no hemos sido capaces de pasar. No te
preocupes por mí por$ue no te necesito. He estado sola casi toda mi &ida y no necesito a
nadie.

MLO
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 1"

Jill entr en el apartamento de +andy y mir a su alrededor, atnita por los cambios
en la decoracin $ue había hecho su amiga en los 7ltimos meses. ,ra normalmente +andy la
$ue iba a su casa a cocinar y trabajar, principalmente por$ue le gustaba lle&ar después a
3eNi al par$ue. @ero al &er las cortinas hechas a mano y los suelos de tra&ertino, $ue daban
una sensacin de lu* y frescor, Jill se dio cuenta de $ue había pasado demasiado tiempo sin
ir por allí.
;8e encanta lo $ue le has hecho al apartamento.
;Gracias ;+andy le tom la bolsa de los pañales y la dej a un lado. Jill sac a
Gyan del carrito y lo tom en bra*os;. 8e di&ierte decorar.
Gyan llor un poco y +andy se acerc a obser&arlo.
;6 mí me parece $ue est' perfectamente.
;No le pasa nada. +eg7n Nate, es normal $ue los bebés tengan alguna décima de
&e* en cuando. Dice $ue si pasa de treinta y siete con siete, lo lle&e a $ue le eche un
&ista*o.
;,so me parece bien.
;%endrías $ue haber &isto a Derric) anoche. 2ingía estar tran$uilo cuando
esper'bamos la llamada de Nate, pero si a Gyan se le ocurría estornudar, ese jugador fuerte
y duro se llenaba de ansiedad. ,mpe*aba a pasear por la habitacin haciendo giros con los
pulgares.
;-( cmo lleg a tu casa/ ;pregunt +andy;. @ensaba $ue no $uerías saber
nada de él.
;8e entr el p'nico. Nate tardaba en contestar y corrí a casa de Derric) a pedirle
una segunda opinin.
MLP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-1uién es Nate/
;,l pediatra de Gyan. ,l hombre del $ue te hablé cuando est'bamos en el granero.
;6 &er si lo entiendo. -2uiste corriendo a llamar a Derric) por$ue Gyan tenía unas
décimas de fiebre/
;No era solo por la fiebre ;repuso Jill;. Gyan no lloraba tanto como de
costumbre y no se había despertado para comer.
+andy se dirigi a la cocina.
;,ntiendo.
;( Nate dice $ue recibe muchas llamadas como la mía.
+andy detu&o lo $ue estaba haciendo y mir a Jill a los ojos.
;6 mí me parece $ue estabas buscando una eNcusa para ir corriendo a buscar a
Derric).
;No digas ridiculeces.
;9amos, Jill. (o te &i abra*ada con Derric) cuando llegaron tus padres de &isita y
también te &i bailando con él en el granero. +e podría haber frito un hue&o en el fuego $ue
emanaba de &osotros dos.
Jill se coloc a Gyan en el hombro y le dio palmaditas en la espalda.
;(o también pensaba $ue podía haber algo entre nosotros, pero después del beso
en su apartamento, se ech atr's e incluso lleg a disculparse y después sell nuestra
amistad con un apretn de manos.
+andy sac dos &asos altos de un armario y los dej en la isla de granito $ue había
entre ellas.
;-1ué $uieres decir/
Jill se rasc la nari*, recordando.
;2ue el mismo día $ue mis padres y t7 entrasteis en el apartamento de Derric) y
nos encontrasteis en el suelo.
;<6h= ,s &erdad. Nunca me has contado toda la historia.
;2ui al apartamento de Derric) a in&itarlo a $ue nos acompañara a la &isita de
Gyan al pediatra. :l se había puesto hielo en la rodilla mala pero $uería ir, así $ue le di
ibuprofeno y lo ayudé a llegar a su habitacin para $ue se &istiera. (a sé $ue suena tonto,
MLQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
pero trope*amos en una mochila y nos caímos en la cama. :l cay encima de mí, o yo
encima de él, ya no me acuerdoE
+andy agit una mano en el aire con frustracin.
;.l&ídate de todo eso. @uedes saltar hasta la parte interesante.
;3uego se rompi la camaE
;,so es lo $ue pasa cuando un grupo de hombres monta una cama ;+andy sac
una jarra de té frío del frigorífico y llen los &asos.
;+í, bueno, pues se rompi la cama, rodamos por el colchn y entonces hice lo $ue
seguro $ue han hecho cientos de mujeres antes $ue yoE le eché los bra*os al cuello a
Derric) 0aylor y lo besé.
;-( $ué pas luego/
;,n ese momento llegasteis mis padres y t7.
;<.h=
;"uando os fuisteis todos, Derric) me ayud a le&antarme. (o lo miré a los ojos
con una eNpresin $ue decía Btmame, ha*me tuyaC y con la esperan*a de $ue continuara
con el beso y él retrocedi un paso y me pidi disculpas.
+andy dej la jarra en la isla de cocina.
;No te creo.
;@ues lo hi*o.
;,so es horrible.
;,so mismo pensé yo.
;-( $ué hiciste t7 entonces/
;%omé mi bolso y salí pitando de su apartamento antes de $ue hiciera algo
est7pido de &erdad como echarme encima de él ;Jill gimi;. Deberías haberme &isto.
,staba muy eNcitada cuando nos abra*amos. 2ue patético.
;%7 no eres patética. (a sé $ue dijiste $ue le gusta 8aggie, pero yo habría jurado
$ue, cuando est'bamos bailando en el granero, solo tenía ojos para ti.
;+í, bueno, -recuerdas la primera &e* $ue &ino a mi apartamento y tenía un ojo
morado/
+andy asinti.
;3e había pegado 6aron, el futuro esposo de 8aggie.
MOS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-( t7 cmo lo sabes/
Derric) y yo nos lo encontramos en la feria de arte después de la cita con el
pediatra.
+andy se frot la sien, intentando asimilar todo a$uello.
;Hay algo a7n peor ;continu Jill;. ,n el aparcamiento, antes de entrar en la
consulta de Nate, Derric) hi*o un aparte conmigo y me dijo $ue el beso había sido un error
y $ue asumía toda la responsabilidad. Dijo $ue, si íbamos a ser amigos, tenía $ue haber
cordialidad entre nosotros. Después de eso, meti su cuerpo grande en mi coche pe$ueño.
+e &eía incmodo y ridículo y yo me alegré.
+andy tom un sorbo de té.
;,so no tiene sentido. 3os hombres no se meten en coches min7sculos con una
rodilla mala ni en&ían flores todos los días solo por$ue sí. "omprendo $ue $uiera estar
cerca de su hijo, pero todo esto no encaja. Derric) tiene $ue estar enamorado de ti. 1ui*'
no se haya dado cuenta toda&ía. 3os hombres son un poco espesos con eso, -sabes/
;0ueno, sí $ue se mostr celoso cuando se enter de $ue Nate, ya sabes, el
pediatra, me había in&itado a cenar y al cine.
;(a sé $ue las dos estamos muy ocupadas ;dijo +andy;, -pero por $ué yo no
sabía nada de todo esto/
Jill tom un sorbo de té.
;"reí $ue te lo había dicho. Nate y yo somos &iejos amigos. ,s atracti&o y
encantador, y mucha gente lo consideraría un buen partido, pero yo solo acepté salir con él
por$ue mi orgullo se había lle&ado un golpe esa mañana. 3o llamaron del hospital antes de
$ue termin'ramos la cita, cosa de la $ue me alegré por$ue yo no podía dejar de pensar en
Derric).
;Derric) est' resultando ser todo un pu*le. @uede $ue le pregunte por él a "onnor
cuando nos &eamos el &iernes.
;-"onnor, el hermano de Derric)/ -,se "onnor/
+andy sonri.
;,l mismo.
;-%e he llamado/
;No eNactamente. 3lamé a su consulta y pedí una cita.
MOM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,s gineclogo.
;,Nactamente.
;-+eguro $ue $uieres hacer eso/ ;pregunt Jill, $ue sabía $ue +andy tenía
tendencia a hacer cosas de las $ue luego se arrepentía.
;+é lo $ue hago.
Jill mo&i la cabe*a.
;,res muy mala.
+andy sonri.
;+oy tan mala $ue soy buena.

MO>
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 1#

Helen 0aylor miraba el techo, la lu* de la luna $ue se filtraba a tra&és de las
persianas.
;@hil, -est's despierto/
+u esposo, $ue estaba de lado, se coloc de espaldas.
;6hora ya sí.
;,stoy preocupada por 8aggie y 6aron.
;+olucionar'n eso. Dales tiempo Idijo él.
9ol&i a cerrar los ojos y ella escuch su respiracin profunda y regular y confi en
$ue el sonido la ayudara a &ol&er a dormir.
No tu&o esa suerte.
;+i Derric) hablara con 6aron ;coment;. +i le dijera $ue les desea lo mejor a
8aggie y a él, estos podrían seguir adelante con sus &idas. -@or $ué es tan testarudo
Derric)/
;@or$ue es hijo de su madre.
Helen sonri y se acurruc al lado de su esposo, algo $ue hacía siempre $ue tenía
demasiadas cosas en la cabe*a y no podía dormir.
;-1ué opinas de Jill Garrison/ ;pregunt.
:l coloc su bra*o de modo $ue la cabe*a de ella encajara en el hueco de este.
;"reo $ue es una chica encantadora. (a te lo dije. %enemos suerte de $ue forme
parte de la familia.
MOD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-Dnde est'bamos nosotros cuando Derric) cobraba dinero por su esperma/ -@or
$ué hi*o algo así/ -,n $ué nos e$ui&ocamos/
@hil estir el bra*o y le ro* la mejilla con los dedos.
;3os chicos hacen cosas curiosas e impredecibles. ,stoy seguro de $ue tu&o sus
ra*ones, y ahora ya no puede &ol&er atr's y no hacerlo. 6dem's, Jill parece una buena
mujer y nosotros hemos sacado un nieto estupendo de todo esto. (o no me $uejo.
;"reo $ue debería ir a &er a Jill. Derric) parecía confuso la 7ltima &e* $ue hablé
con él. @robablemente necesite mi ayuda. -1ué te parece/
;"reo $ue no debes ol&idar lo $ue pas la 7ltima &e* $ue metiste las narices donde
no te llamaban.
Helen chas$ue la lengua.
;"onnor tenía $ue saber lo $ue hacía su esposa. :l se merecía saberlo.
;@ero no sir&i de nada $ue supiera $ue su esposa tenía un problema con las
drogas.
;,spero $ue no me eches a mí la culpa de su sobredosis.
;@or supuesto $ue no. No digas tonterías. +olo creo $ue la gente tiene $ue
a&eriguar esas cosas por sí sola, sin $ue otros se entrometan en sus asuntos pri&ados.
Helen se apart de él.
;3o siento ;dijo @hil;. No pretendía herir tus sentimientos. ,s solo $ue, después
de $ue se lo dijeras a "onnor, dio la impresin de $ue todo se estropeaba r'pidamente.
;"uando "onnor supo lo $ue ocurría, pudo buscarle ayuda. ( 6manda habría
&encido su adiccin si ese monstruo, el traficante, se hubiera mantenido alejado de ella
como le orden el jue*.
;3as adicciones no son f'cilesE principalmente por$ue siempre hay monstruos de
alg7n tipo acechando, esperando un momento de debilidad ;@hil tir de su esposa hacia sí
hasta $ue ella &ol&i a apoyar la cabe*a en su pecho.
;-"rees $ue "onnor me perdonar' alguna &e*/
;"reo $ue ya lo ha hecho. +implemente a7n no se ha dado cuenta.
;,spero $ue tengas ra*n.
;3le&amos casi cuarenta años casados. +abes $ue siempre la tengo.
MOH
Teresa Ragan – También es hijo mío
Helen lo empuj con sua&idad y los dos rieron, pero ella sabía $ue no iba a dormir
mucho a$uella noche. +u mente seguía dando &ueltas y ella no podía e&itar estar
preocupada por Jill, Gyan y Derric). ,l instinto le decía $ue Jill y Derric) estaban
destinados a estar juntos. %enía $ue haber un modo de abrirle los ojos a su hijo.

TTTT

;<.h, Dios mío= ,s Derric) 0aylor ;grit una rubia en el eNtremo opuesto del
supermercado.
Jill al* la &ista de los pepinos en la seccin de &erduras y &io $ue dos mujeres, una
rubia y otra morena, se acercaban a Derric). Ana le sonreía y la otra buscaba en su bolso
algo $ue él le pudiera firmar.
Derric) había insistido en acompañarla a la compra. Desde $ue la había ayudado
con Gyan cuando ella había creído $ue estaba enfermo, Derric) se había pegado a ella
como si fuera pegamento. @ero Jill no se $uejaba. @ara cuidar de Gyan y cumplir con sus
compromisos editoriales, necesitaba toda la ayuda $ue pudiera conseguir. @ara empeorar
a7n m's las cosas, su madre había llamado para decirle $ue iban a regresar de +an
2rancisco y pasarían a &erla. Jill había insistido en in&itarlos a cenar en su casa. "onfiaba
en $ue todos fueran capaces de enterrar cual$uier mal sentimiento $ue pudiera $uedar y
pasar p'gina. %ambién confiaba en $ue una cena en casa diera a sus padres la oportunidad
de estar con su nieto.
3a rubia alta renunci a seguir buscando un tro*o de papel y pidi a Derric) $ue le
firmara la parte de atr's de la camiseta. +e subi el pelo y se &ol&i para $ue él pudiera
hacerlo. Derric) hi*o lo $ue le pedía y luego rio de algo $ue ella le susurr al oído. 3a
morena, al parecer, no $uiso $uedarse corta. +e subi la camiseta lo bastante para mostrar el
piercing $ue lle&aba en el ombligo y le pidi $ue le firmara el estmago, plano como una
tabla.
MOK
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) estaba al cargo del carro de la compra y de Gyan, $ue iba atado en la sillita
sujeta con hebillas a la parte delantera del carro. ,l bebé se mostraba m's in$uieto a cada
minuto $ue pasaba. ,mpe* a llorar, dejando claro $ue había llegado al límite.
;3o siento, chicas, pero parece $ue mi hijo me necesita.
;,s guapísimo ;dijo la morena. Dej caer la camiseta de mala gana;. No sabía
$ue tenías hijos.
3a rubia le meti una tarjeta en el bolsillo de los &a$ueros.
;6&ísame si necesitas una canguro.
;3o tendré en cuenta ;contest Derric). +ac a Gyan de la sillita y lo estrech
contra su pecho.
Jill dej el pepino y se acerc al brcoli. 9io $ue las mujeres se alejaban. Derric)
sonreía a Gyan. 3o al* en el aire para besarle la punta de la nari*.
Jill pens entonces en la cantidad de años $ue había añorado &i&ir un momento así
con %homas. 3os habían presentado sus padres cuando ella tenía dieciocho años y él estaba
en primero de Derecho. 3a atraccin entre ellos había sido instant'nea y se habían
prometido antes de $ue ella cumpliera los diecinue&e. "uando %homas termin la carrera,
el padre de ella lo contrat como abogado en su bufete de Nue&a (or). Jill había pasado
muchas horas soñando con tener alg7n día un hijo de %homas. +iempre había $uerido una
familia numerosa y se había imaginado compartiendo las alegrías de la maternidad con un
hombre al $ue amaba.
Derric) sostu&o a su hijo con una mano y empuj el carrito hacia ella con la otra.
;"reo $ue ya controlo perfectamente esto de los niE
3o interrumpi un eructo largo en mitad de la frase.
Jill rio al &er la sorpresa de él. +iempre $ue estaban juntos, se descubría riendo.
;,s buena idea ponerse una toalla en el hombro antes de hacerle eructar.
;No me digas.
,lla lo ayud a colocarlo de nue&o en la sillita. "uando terminaron, le limpi la
sali&a de la camisa con una toallita de bebé.
;(a est'. "omo nue&o.
:l empuj el carrito y ella camin a su lado.
;-+iempre te resulta tan difícil hacer la compra/ ;pregunt.
MOL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-@or $ué lo dices/
;@or las fans $ue te paran cada pocos minutos para pedirte autgrafos.
;.h, eso. +í, lle&a tiempo, pero por lo $ue a mí respecta, firmar autgrafos es parte
del asunto ;él sac una tarjeta del bolsillo de los pantalones y la meti en la bolsa del bebé
;. @or si necesitas alguna &e* una canguro.
Jill se descubri mirando una &e* m's los eNpresi&os ojos marrones de él. 6 ju*gar
por las líneas $ue cubrían las comisuras de sus ojos cuando sonreía, había pasado mucho
tiempo al aire libre y había reído mucho. 3e gustaba a$uel hombre, el padre de Gyan, un
hombre $ue no debería gustarle. +us padres jam's lo aprobarían. %enían la costumbre de
encasillar a la gente. "onsideraban $ue los atletas ganaban demasiado y los mimaban
demasiado. No aprobarían sus &a$ueros ni la camisa por fuera. No les gustaría su pelo
re&uelto ni su fuer*a física, $ue para ellos era una muestra de arrogancia. No, Derric)
0aylor no les gustaría nunca. ( aun$ue ella sabía $ue no era justo, eso ser&ía para $ue a ella
le gustara toda&ía m's.
;-1ué &amos a cocinar para tus padres/ ;pregunt él.
;-9amos/ -,n plural/
Jill empuj el carrito hacia la seccin de la carne y él la sigui.
;-No estoy in&itado/
,lla tom solomillo de cerdo y lo coloc en el carrito.
;0ueno, es solo $ueE
;%7 crees $ue no tengo ninguna posibilidad de ganarme su aprobacin, -&erdad/
;-No te bast con la cena de la semana pasada/ No son personas normales,
Derric). +on muy críticos yE
:l se ech a reír. 3e pas un bra*o por los hombros y la atrajo hacia sí.
;6nímate. +olo estaba bromeando. No tengo intencin de colarme en &uestra cena.
Gyan y t7 necesit'is pasar tiempo a solas con tu familia.
;"reo $ue alguien $uiere hablar contigo ;ella señal con la barbilla a un hombre
$ue había detr's de él. An hombre atracti&o, algo mayor $ue Derric), $ue tenía unos ojos
a*ules increíbles.
Derric) se &ol&i.
;<8aN= ;eNclam.
MOO
Teresa Ragan – También es hijo mío
3os dos se estrecharon la mano, claramente contentos de &erse.
;Jill, este es 8aN Dutton, uno de los mejores linebac)ers de la historia de la N23.
;(o no estoy tan seguro de eso ;coment 8aN;, pero te agrade*co el cumplido.
+e adelant y le estrech la mano a Jill. No era tan alto como Derric), pero lo $ue
perdía en altura, lo compensaba de sobra en anchura? todo él era m7sculos y fuer*a.
;-( $uién es el pe$ueñín/ ;pregunt.
;,s nuestro hijo, Gyan ;le dijo Derric).
;No lo sabía ;8aN le dio una palmada en la espalda;. ,nhorabuena.
;-"u'ntos hijos tienes t7 ahora/ Ile pregunt Derric);. +iempre $ue te &eo en la
prensa, es por$ue Fari y t7 habéis tenido otro hijo.
8aN sonri.
;3a mayor, 8olly, se gradu en la uni&ersidad hace unos años y ahora madre e
hija est'n ocupadas escribiendo juntas un libro sobre nutricin. ,l m's pe$ueño, 6ustin,
cumplir' un año el mes $ue &iene. @or fin tengo un hijo. No es $ue no estu&iera contento
con las chicas, por$ue lo estaba. 3as chicas son di&ertidas. (o lo sé bien, tengo cuatro.
;Habéis estado ocupados.
;.s &oy a dejar, parejita ;dijo 8aN;. +olo he entrado a por leche, pero luego os
he &isto a$uí, mir'ndoos a los ojos como si el tiempo se hubiera detenido, y me he dado
cuenta de $ue te conocía. %enemos $ue $uedar alg7n día. 6 Fari le encantaría conocer a
Gyan y a tu encantadora esposa.
;8e parece un buen plan ;repuso Derric). 3e estrech la mano.
8aN abra* un instante a Jill y desapareci por el pasillo m's cercano.
3a jo&en not $ue &ibraba su m&il en el fondo del bolso, pero opt por no hacer
caso.
;,so ha sido interesante ;coment;. "reo $ue acabo de conocer a un tornado
humano.
Derric) rio. 3a sigui por el pasillo de las especias y las infusiones.
;,spero $ue no te importe $ue no lo haya corregido cuando ha dicho $ue eras mi
esposa.
;No me importa ;contest ella;. 8e han llamado cosas peores.
;8uy graciosa.
MOP
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill se detu&o delante de las especias e intent recordar lo $ue necesitaba.
;-1ué tal est' tu rodilla/
;9a mejor ;él cambi el peso de un pie a otro;. Jntento no pensar en ella, sobre
todo por$ue no &oy a permitir $ue me frene cuando empiecen los entrenamientos dentro de
unas semanas.
;-1ué dice de eso el doctor/
;Nadie, aparte de "onnor, sabe lo de mi rodilla. ( espero $ue siga así.
;-,so no es peligroso/
;3os jugadores de f7tbol americano jugamos a menudo con lesiones.
;Ning7n juego &ale $ue pierdas una pierna por él ;repuso ella. "uando él no
contest de inmediato, lo mir y &io $ue la obser&aba con atencin;. -1ué/ ;se lle& la
mano al rostro en busca de migas o algo pegajoso;. -%engo algo en la cara/
3a eNpresin de él la confundía. 6$uel hombre era una contradiccin andante.
"uando tendi el bra*o para apartarle el pelo de la mejilla, ella no se lo impidi.
;Hay algo en ti $ue me hace sentir bien por dentro ;coment él;, algo $ue hace
$ue $uiera tocarte y &er si eres real ;le acarici la barbilla con el pulgar y se inclin para
besarla.
,lla le puso una mano en el pecho para detenerlo.
;No hagas eso, Derric).
;-,l $ué/
;2ingir $ue esto $ue hay entre nosotros, lo $ue $uiera $ue sea, es algo m's $ue una
simple amistad. "uando me tocas así o me miras a los ojos de ese modo, me confundes. @or
fa&or, no me engañes haciéndome creer $ue tienes algo m's $ue ofrecer de lo $ue en
realidad tienes.
:l pareci pensar un momento en a$uello. +e endere*.
;%ienes ra*n. 3o siento.
Ana parte de ella esperaba $ue le dijera $ue se e$ui&ocaba al pensar $ue él sentía
algo por 8aggie, $ui*' incluso $ue le dijera $ue se estaba enamorando de ella y no podía
e&itar besarla, igual $ue no podía impedir $ue la tierra girara sobre su eje. @ero él no añadi
ni una palabra m's.
Jill ignor el nudo $ue tenía en el estmago y se esfor* por sonreír.
MOQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6y7dame a buscar las especias y &'monos de a$uí antes de $ue ese fotgrafo nos
siga haciendo m's fotos.
Derric) mir por encima de su hombro y &io el flash de una c'mara.
Jill decidi $ue no &ol&ería a ir de compras con él. ,ntre las fans, los amigos y los
fotgrafos, lo $ue debería haber durado media hora les había lle&ado m's de una. 6 ese
paso, no conseguiría hacer nada a$uel día.

TTTT

"uando estaban a cinco minutos de casa, Derric) se &io obligado a pisar con fuer*a
el freno de su +9A para no atropellar a un perro callejero.
An coche $ue iba en direccin contraria se acercaba con rapide*.
;9an a matar al pobre perro ;coment Jill.
,l animal estaba en mitad de la cal*ada. Jill apret los ojos con fuer*a para no &erlo.
,l coche gir y toc el claNon al pasar, pero el perro no se dio por aludido.
;+e acab ;Derric) aparc su &ehículo a un lado, apag al motor y puso las luces
de emergencia.
;%en cuidado. ,sta calle es peligrosa ;le dijo Jill.
:l cerr la puerta y a&an* hacia el perro, pero el animal sali corriendo calle abajo.
Derric) al* la mano como si fuera un policía de tr'fico e intent parar al siguiente coche,
pero el &ehículo los es$ui& al perro y a él y se alej r'pidamente.
;-,st' loco/ 2rene un poco ;le grit Derric).
,l perro estaba confuso. 6 ju*gar por su aspecto, debía de lle&ar días sin comer. +u
piel carecía de lustre y tenía hinchado uno de los ojos. "uando no corría, caminaba con
paso irregular. Derric) se identific con él.
;Derric) ;lo llam Jill desde el coche;. 9as a conseguir $ue te maten.
,ra la segunda &e* en menos de una hora $ue Jill se preocupaba por él. @rimero se
había preocupado por su pierna y ahora lo hacía por su &ida.
MPS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;No temas, $uerida ;le dijo;. %e prometo $ue &ol&eré sano y sal&o.
,lla al* los ojos al cielo y &ol&i a meter la cabe*a en el coche.
Derric) tard &einte minutos en hacerse con el perro. "uando tu&o al animal en sus
bra*os, esper a $ue pasara el tr'fico para cru*ar la calle y &ol&er a su &ehículo.
3as &entanillas estaban bajadas. Jill se había instalado en el asiento de atr's y daba
un bibern a Gyan.
Derric) se situ en la acera, al lado de la &entanilla abierta y dej $ue Jill miraba al
perro.
;No debería haber perdido el tiempo ni mucho menos arriesgado la &ida para
sal&ar a este chucho. 8íralo bien, por fa&or.
,l perro mo&i la cabe*a. Ana oreja apuntaba hacia arriba y la otra caí a un lado.
%enía un ojo hinchado y cerrado. Ana cicatri* gruesa le atra&esaba el lado derecho del
morro. 3os dientes amarillos y torcidos asomaban por ella y eso hacía $ue pareciera $ue el
animal estaba sonriendo. %enía pelada la parte superior del cuerpo y el resto mostraba
rodales de pelo gris 'spero, $ue tenía m's aspecto de pelo humano $ue de piel de animal.
Jill arrug la nari*.
;-1ué clase de perro es/
;0uena pregunta. ,n este momento ni si$uiera estoy seguro de $ue sea un perro.
,lla se ech a reír.
;No &eo casas por a$uí y no lle&a collar. +upongo $ue tendré $ue lle&'rmelo y
hacer algunas llamadas a los &eterinarios de la *ona para a&eriguar si alguien ha perdido un
perro $ue parece un cruce de un gato siamés con un chihuahua gigante.
Jill sali del coche con Gyan en los bra*os y cerr la puerta tras de sí.
;-@or $ué no colocamos la sillita de Gyan delante el resto del &iaje/ ;pregunt
Derric);
;,so es muy peligroso ;repuso ella;. (o me sentaré delante con el perro para
$ue no se lance sobre Gyan.
Después de atar al bebé en su sillita en el asiento de atr's y de $ue Jill se pusiera el
cinturn en el asiento del acompañante, Derric) le puso al perro en el rega*o. ,lla abra* al
feo animal y arrug la nari* cuando capt su mal olor.
MPM
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) obser& un momento al animal para asegurarse de $ue no iba a intentar
escapar mordiéndole los bra*os.
;-,st's bien/ ;pregunt;. ,l perro parece bastante tran$uilo.
;Nunca he &isto a un animal m's terrorífico ;repuso ella.
,l perro intent escapar de su rega*o, pero Jill lo sujet con fuer*a. De &e* en
cuando, el perro la olfateaba a ella y después &ol&ía a seguir olfateando el salpicadero.
Derric) se sent al &olante.
;-,st's lista para partir/
;+i $uieres hacer un des&ío para ir al dentista a por una limpie*a, seguro $ue me
$uedan unas horas m's de paciencia.
Derric) la mir sonriente.
;-,so $ue detecto es sarcasmo/
3a sonrisa $ue le de&ol&i ella consigui $ue le latiera con fuer*a el cora*n. -1ué
narices le ocurría/ -+entía algo por Jill/ -@ero cmo era posible/ +eguro $ue estaba
confundido. 6 él solo le importaba 8aggie.
+on el teléfono de Jill. ,sta dej un bra*o alrededor del perro y se las arregl para
contestar al segundo timbra*o. "uando colg, él metía ya el coche en el aparcamiento del
blo$ue de apartamentos.
;-Hay alg7n problema con la re&ista/ ;le pregunt él.
;+iempre hay algo ;dijo ella;. %odos los meses probamos algunas de las recetas
principales, pero este mes hemos organi*ado un concurso de cocina con tres madres amas
de casa. ,l restaurante $ue pens'bamos usar nos ha fallado. (a sabes $ue nuestra probadora
principal se march y no he tenido tiempo de buscar a alguien $ue la sustituya.
;-@uedo ayudar en algo/
;+olo si tienes una cocina tan grande como la de un restaurante.
6l perro le alegraba claramente la posibilidad de salir del coche. Jill se esfor* por
sujetarlo cuando golpeaba la &entanilla con la pata.
;<"'lmate= ;le dijo. 3e acarici el lomo y el animal la mir con una oreja
apuntando hacia arriba.
Derric) salt fuera y dio la &uelta al coche para acercarse a agarrar al perro.
;(a lo tengo ;dijo;. ( también tengo una cocina grande $ue puedes usar.
MP>
Teresa Ragan – También es hijo mío

MPD
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 1$

+andy se estir la falda ceñida nue&a $ue lle&aba, sac un espejito del bolso y se
re&is el pintalabios. Gespir hondo y entr en el edificio. 3os *apatos de m's de die*
centímetros de tacn $ue lle&aba hacían mucho ruido en el suelo encerado de baldosa.
"ru* el &estíbulo hasta el cartel con los nombres de los médicos. +igui la lista con su
dedo de manicura perfecta hasta $ue lleg al doctor "onnor 0aylor. "onsulta DSS.
@erfecto.
+e había hecho una citología tres meses atr's, pero no era nada remilgada y pensaba
$ue un an'lisis eNtra no le haría daño. "uando se abrieron las puertas del ascensor, entr y
puls el botn del tercer piso. 3leg a este sin problemas, pero, cuando sali al pasillo y se
encontr delante de la puerta con el n7mero DSS, el cora*n le lati con fuer*a.
B"ontrlate, amigaC. +andy no se había sentido tan ner&iosa desde su cita con Glenn
@rice, un cantante brit'nico algo famoso, dos años atr's. ,ntr en la sala de espera, firm y
se sent con las dem's mujeres $ue esperaban su turno. Después de rellenar los papeles,
tom un ejemplar de una re&ista de deportes y la hoje, intentando apartar su mente de lo
$ue estaba haciendoE y de lo $ue le diría a "onnor cuando él abriera la puerta y la &iera
sentada en la camilla de su consulta.
No tu&o $ue esperar mucho.
3a enfermera la guio por el pasillo hasta la tercera puerta a la derecha. ,l doctor
"onnor 0aylor no estaba a la &ista. 3a enfermera le pidi $ue subiera a la b'scula y a
continuacin le tom la presin sanguínea y la temperatura.
;6delante, pngase este camisn. ,l doctor 0aylor entrar' enseguida.
MPH
Teresa Ragan – También es hijo mío
+andy se des&isti hasta $uedar en tanga y sujetador. 6 continuacin dobl su ropa
muy despacio y la coloc ordenadamente en la silla $ue había en un rincn de la consulta.
"uando llamaron a la puerta, solo había pasado un minuto desde $ue la enfermera había
salido de la habitacin. +andy pens $ue la mujer había ol&idado algo.
;6delante ;dijo.
+e &ol&i hacia la puerta y &io los hombros amplios de "onnor en el umbral.
3a enfermera estaba justo detr's de él e intentaba &er $ué era lo $ue había hecho
$ue el doctor se detu&iera en seco, pero él se lo impedía.
;3o siento ;dijo;. "reía $ue estabaE +andy, -$ué haces t7 a$uí/
;Hola, "onnor ;ella tom el camisn de papel;. Has &enido tan pronto $ue
pensaba $ue era otra &e* la enfermera.
3a mirada de él empe* en los pies de ella y fue subiendo r'pidamente hasta
terminar en la cara.
3a eNpresin de su rostro era inescrutable. 6 +andy le pareci $ue no se sentía
complacido.
;%e dejo sola para $ue te pongas el camisn y después hablamos.
;3o $ue t7 digas, doctor.
:l le dedic una sonrisa tensa, sali y cerr la puerta a sus espaldas.
<"aray= "onnor 0aylor tenía $ue relajarse un poco. 6ctuaba como si no lo hubiera
&isto ya todo m's de mil &eces. +andy se $uit la ropa interior y se puso el camisn de
papel. +e sent en el borde de la camilla y le&ant las piernas para admirar su pedicura. 3as
uñas iban pintadas de rojo fuerte, a juego con el pintalabios.
@asaron unos minutos interminables hasta $ue al fin llamaron a la puerta con los
nudillos. ,sa &e* entr primero la enfermera e inform al doctor 0aylor de $ue la paciente
estaba preparada. .b&iamente, "onnor 0aylor era un mani'tico de las normas.
,ntr un par de pasos en la habitacin. 3le&aba una bata blanca de laboratorio
encima de una camisa polo y unos pantalones planchados de color ca$ui. ,ra alto, de
hombros anchos, y actitud aparentemente rígida e infleNible. Jba bien afeitado y lucía un
bronceado saludable. %odos los hermanos 0aylor eran atracti&os, pero a$uel en concreto
dejaba sin aliento. No era de eNtrañar $ue la sala de espera estu&iera llena de mujeres $ue
$uerían &erlo. ,l cabello, espeso y bien cortado, le caía en torno a las orejas. ,ra
MPK
Teresa Ragan – También es hijo mío
deslumbrante y gallardo, un hombre $ue destacaría sin problemas entre una multitud de
hombres parecidos a George "looney.
Guard silencio mientras leía algo sujeto con pin*a a su tabla portapapeles.
;-No est's embara*ada/
;No. No lo estoy. 6 menos $ue fuera un caso de inmaculada concepcin.
:l no rio. De hecho, no mostr ninguna reaccin. 3a enfermera Gatched se mostr
igual de ineNpresi&a.
;6$uí dice $ue tu 7ltima citología fue hace dos años. -6 $ué se debe eso/
+andy se encogi de hombros.
;He sido una chica mala.
"onnor mir a la enfermera. 3os dos hablaban una especie de lenguaje de signos
$ue no re$uería usar las manos. :l se &ol&i de nue&o a +andy y la mir a los ojos.
;-,l 7ltimo doctor al $ue &iste fue el doctor 0ricca/
,lla asinti.
;-Has decidido cambiar de doctor/
-No era ob&io/ ,lla &ol&i a asentir.
;-@or $ué/
;@odríamos decir $ue soy impulsi&a.
;,ntiendo.
;Después de conocerte, me pareci $ue podías ser el tipo de doctor $ue cuida muy
bien de sus pacientes.
;"reo $ue sé cu'l es el problema ;dijo él;. 1uiero $ue te &istas y &engas a mi
despacho.
+e dirigi a la puerta sin esperar respuesta.
+andy mir a la enfermera.
;-3o dice en serio/
3a enfermera tom la tabla sujetapapeles y anot algo.
;,s un hombre muy ocupado ;dijo;. No pensar' $ue es usted la primera mujer
$ue &iene a$uí buscando algo m's $ue un reconocimiento médico, -&erdad/
;No est' diciendo lo $ue creo $ue est' diciendo, -&erdad/
MPL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6delante, siga con su jueguecito ;la enfermera se dirigi a la puerta;, pero
debe saber $ue no es la primera mujer $ue &iene a la consulta del doctor 0aylor a mostrar
sus encantos. ( no ser' la 7ltima.
+ali de la estancia y +andy se $ued mirando la puerta cerrada.
De pronto sinti una &ergVen*a enorme.
-1ué hacía allí/
Había sido una tonta. +e &isti en un tiempo récord, sali sin hacer ruido y se dirigi
a la puerta de atr's, por donde se escabull sin ser &ista.

MPO
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 1%

,l s'bado por la mañana, Jill se sobresalt al oír un grito agudo.
;%e llamo luego ;le dijo a "helsey.
Desconect el teléfono y sali de su apartamento a toda &elocidad. Derric) bajaba
las escaleras corriendo con el perro. +e había fabricado una correa con tiras de ropa.
;-1ué ha sido ese ruido/ ;pregunt ella;. -,ra el perro o eras t7/
:l se detu&o a tres escalones del rellano.
;8uy graciosa ;la mir por encima del hombro;. ,l encargado nos ha echado a
Han) y a mí del apartamento.
;-Han)/
;+í. 8e ha parecido un buen nombre para él.
;No puedes dejarme ;dijo Jill.
:l sonri.
;+eguro $ue eso es lo m's bonito $ue me has dicho nunca. No sabía $ue te
importaba.
,lla se pas los dedos por el pelo re&uelto.
;(a sabes a lo $ue me refiero. 8is padres llegan mañana y t7 prometiste probar la
comida en el concurso de esta noche Itambién tenía $ue $uedarse con Gyan para $ue ella
terminara un artículo para la re&ista e hiciera algunas llamadas, pero eso no lo dijo. Hundi
los hombros en un gesto de derrota;. %e necesito.
:l mir su reloj.
;9oy a lle&ar a Han) a mi casa de 8alibu. 9ol&eré antes de $ue puedas decir4
B-1ué haría yo si Derric) 0aylor no estu&iera en mi &ida/C.
MPP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-1ué haría yo si Derric) 0aylor no estu&iera en mi &ida/
:l le guiñ un ojo.
;6hora diE
,lla lo interrumpi con un soplido y &ol&i a entrar en su apartamento.
"err la puerta tras de sí y mir el desastre $ue la rodeaba. Había pa$uetes de
pañales amontonados en un rincn de la estancia. 3a encimera de la cocina estaba llena de
botes de leche y biberones. ,l fregadero estaba hasta arriba de platos y la mesita de café se
hallaba cubierta de papeles. 3a cuna port'til ocupaba un espacio amplio en la sala de estar.
3a había instalado allí para &igilar a Gyan mientras trabajaba. 3o mir y &io $ue daba
patadas y miraba con ojos muy abiertos los juguetes $ue colgaban de una tira de pl'stico
atada desde un eNtremo de la cuna al otro, lo bastante alto para $ue él no pudiera hacerle
daño.
Jill sonri a su hijo.
;-Has oído lo $ue tu madre acaba de decirle a tu padre/ Ha dicho $ue lo necesita
;se endere* con un gemido y se mir en el espejo de la pared $ue había justo enfrente de
donde ella estaba;. -1ué te est's haciendo a ti misma/ -1ué es lo $ue $uieres/
;3o $uiero a él ;contest su imagen.
;@ues es una pena ;se dijo a sí misma;, por$ue él no est' libre.
Gecord las palabras de su hermana. B+iempre nos hemos rendido con demasiada
facilidadC. 3aura tenía ra*n. ,lla nunca se había impuesto. Nunca había luchado con sus
padres por su independencia y nunca había luchado por %homas. %ampoco le había dicho
nunca a %homas lo $ue $uería. +u relacin había sido una farsa. +iempre se había sentido
m's sola cuando estaba con él $ue cuando estaba sin él. Ni una sola &e* había sido sincera
consigo misma. Había llegado el momento de crecer.
3a &erdad era $ue le gustaba Derric) y él le gustaba a ella.
%enía $ue hacerse fuerte y &er si lo $ue sentían podía crecer y con&ertirse en algo
m's. Después de todo, un cora*n roto nunca había matado a nadie.
,l resto del día pas &olando. ,ra sorprendente lo $ue podía lograr una persona con
la moti&acin adecuada. +e había puesto unos &a$ueros oscuros y un top &erde $ue
resaltaba sus ojos &erdes. 3as &itaminas $ue había tomado le habían dado brillo al pelo y su
piel estaba mejor $ue nunca.
MPQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
Gyan dormía en su habitacin y ella había hecho llamadas, había escrito un primer
borrador de su columna de ese mes y tenía la cena en el horno. +on el teléfono. ,ra
"helsey. Decidi $ue no habría m's llamadas por esa noche. Desconect el teléfono y lo
dej en la encimera de la cocina. (a solo tenía $ue poner la mesa y después se concentraría
en lograr $ue Derric) se ol&idara de una &e* por todas de 8aggie 8onroe.

TTTT

Derric) llam a Jill por tercera &e*, pero tampoco obtu&o respuesta.
,l día había sido interminable.
"uando lleg a su casa de 8alibu, a su hermana se le había a&eriado el coche, así
$ue él había dejado al perro y había lle&ado a Woey a casa de su madre para $ue pudieran
prestarle un coche allí. 3uego había llegado su abuela Dora y había insistido en $ue se
$uedara a almor*ar con todos ellos. 6l salir de allí, había ido corriendo a la tienda a
comprar comida para perros y había lle&ado la comida a su casa. ( cuando salía por
segunda &e* de 8alibu, había llamado su otra hermana y le había dicho $ue 6aron había
dejado a 8aggie.
Había intentado llamar a Jill para decirle $ue llegaría tarde, pero ella no contestaba
al teléfono. :l entonces había ido a casa de 8aggie, donde se había sentado a esperar el
regreso de esta. (a era de noche.
+e le&ant ali&iado cuando &io $ue 8aggie paraba el coche delante de la casa. ,ch
a andar hacia ella.
;Derric) ;dijo ella, cuando sali del &ehículo y lo &io;. -1ué haces a$uí/
;8e han dicho $ue se ha ido 6aron ;contest él;. He pensado $ue $ui*'
necesitaras compañía.
,n cuanto hubo dicho esas palabras, se arrepinti de ellas. ,ra demasiado pronto
para ofrecerle el mundo y &er lo $ue opinaba ella. 3os p'rpados pesados y los ojos
MQS
Teresa Ragan – También es hijo mío
inyectados en sangre de ella le dijeron $ue 8aggie no estaba preparada para hablar de su
futuro ni con él ni con nadie.
;%ienes $ue irte ;dijo ella, mo&iendo la cabe*a.
Derric) la sigui hasta la puerta de la casa.
8aggie abri la puerta, se &ol&i hacia él y le dio las buenas noches. Derric) la
abra* y la estrech contra sí, pero ella lo apart. ,ntr y cerr la puerta sin mirar atr's y
sin decir nada m's.
Derric) permaneci largo rato de pie en silencio. +e sentía &acío por dentro, aun$ue
notaba una opresin en el pecho.
"uando un taNi lo dej delante de su blo$ue de apartamentos, era ya medianoche. ,l
barman del bar 8urphy había dejado de ser&irle después de unas horas y le había pedido un
taNi. Habían salido las estrellas, cantaban los grillos y un &iento fresco soplaba del @acífico.
,n el apartamento de Jill estaban las luces encendidas. 6 Derric) le sorprendi $ue
se abriera la puerta. ,lla lo mir preocupada.
;-9a todo bien/ ;pregunt.
:l asinti.
;-Han) est' bien/
;+í.
;-( t7 est's bien/ %e noto p'lido. -,s por la pierna/
Derric) mir al interior del apartamento y &io $ue la mesa estaba puesta con un
mantel blanco y porcelana de china, con copas de &ino y &elas listas para ser encendidas.
Había sido un tonto al dejarla después de $ue ella le había dicho $ue lo necesitaba.
;,st's guapísima ;dijo.
;Gracias.
;-Gyan est' despierto/ ;Derric) se acerc a ella con paso inestable. 6poy una
mano en el marco de la puerta para mantener el e$uilibrio.
;3o he acostado hace un rato.
:l pens $ue ella estaba muy hermosa esa noche.
;+iento lo de hoy ;musit, consciente de $ue había muy poco espacio entre ellos.
@odía oler el cabello limpio de ella. 6$uella mujer era como una brisa fresca en un día
caliente.
MQM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-Has comido/ ;pregunt ella.
Derric) neg con la cabe*a, pero la &erdad era $ue no se acordaba.
;Has bebido.
,lla lo miraba con adoracin, d'ndole la bien&enida con sus labios gruesos y
haciéndole ol&idar todo lo dem's.
;-1uieres entrar/
Derric) asinti.
;@ensaba $ue no me lo ibas a pedir nunca.
Jill abri m's la puerta y él consigui entrar sin caerse de bruces. 3a habitacin dio
una &uelta y luego se detu&o. ,l 5his)y nunca le sentaba bien. 3a sigui a la cocina.
;He hecho un suflé de chocolate ;dijo ella. Jntrodujo el dedo en el centro, se
&ol&i y le&ant el dedo;. -1uieres probarlo/
:l se meti el dedo en la boca y lo lami.
( ese fue el comien*o de todo.
6 continuacin no pudo e&itar besarla. 3a bes con la mano en la nuca de ella y al
instante se &io consumido por su sabor. ,lla no lo apart y Derric) se sinti muy
agradecido por eso. @rofundi* el beso. +us lenguas se encontraron. 3a necesidad, el deseo
y la lujuria se apoderaron de ellos y él la al* en &ilo y la sent en la encimera al lado del
fregadero.
,lla lo sorprendi sac'ndose el top por la cabe*a y mostrando sus pechos blancos
cremosos sobresaliendo por encima de un sujetador rosa seNy.
Derric) la imit y se $uit la camisa. 3uego apart el suflé, pero no sin antes
introducir su dedo en él. %ra* un camino de chocolate $ue empe*aba en la boca de ella,
pasaba por el cuello y bajaba hasta el pecho. 3le& la boca al eNtremo inferior del tra*o de
chocolate y fue subiendo lentamente hasta los labios de ella.
3os dedos de ella crearon un camino propio por el pelo de él y acercaron la boca de
él a la suya. +us labios eran dulces y calientes y él se dio cuenta en ese momento de $ue la
necesitaba m's $ue nunca. %odo a su alrededor resultaba borroso, pero sabía $ue era por$ue
su mundo acababa de dar un &uelco importante.
,ra e&idente $ue Jill tenía deseo acumulado y él iba a ser el afortunado $ue lo
liberara. :l se encargaría de eso. ,lla lo necesitaba tanto como él a ella.
MQ>
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill apart la boca de la de él y fue tra*ando un camino de besos por su barbilla y
por su cuello. "uando se apart, él la tom en bra*os y la lle& al dormitorio.
"uando terminaron de desnudarse, ya no había marcha atr's. ,staban en la cama y
él se inclinaba sobre ella. Jill ya no era la madre reser&ada de un niño recién nacido. ,ra
una sirena. ,mpe* a eNplorar con las manos y con la boca. 6l principio iba despacio y
después fue aumentando la eNploracin en intensidad hasta $ue su respiracin se &ol&i
irregular. +u entusiasmo resultaba contagioso y casi enseguida los dos daban la impresin
de $ue $uerían m's y m's el uno del otro. "uando la penetr, el cuerpo de ella se fundi
contra el suyo y cada mo&imiento $ue hacía ella parecía un baile bien ensayadoE como si
estu&iera hecha solo para él. +us labios c'lidos ya no acariciaban el cuerpo de él, pero sus
ojos se encontraron y ambos empe*aron a mo&erse con un ritmo propio.
Derric) respiraba con fuer*a, con la boca muy cerca de la de ella, y de pronto
llegaron juntos al orgasmo y para él fue de un placer increíble. ,n ese momento se sinti
in&adido por una claridad absoluta, por una lucide* $ue amena*aba con &ol&er del re&és su
&ida y su mundo. ,sa sensacin lo asalt con fuer*a, como el destello de una estrella fuga*,
o como si le hubieran dado en la cabe*a con un martillo. "upido le había disparado justo
donde contaba.
De pronto no eNistía nadie en el mundo aparte de Jill.
@ero los sentimientos $ue recorrían su cuerpo le eran ajenos, como si pisara tierra
eNtranjera por primera &e*. ,staba en un lugar donde no había estado nunca antes y no
sabía $ué pensar de todo a$uello. ,l aire ya no era solo para respirar. %odas las moléculas
de su cuerpo estaban &i&as, circulaban &igorosamente por sus &enas como sangre a la $ue le
hubieran suministrado oNígeno después de una larga se$uía.
3a cabe*a de ella reposaba en el hueco de su bra*o y su respiracin se había &uelto
regular contra el pecho de él.
No había incomodidad en el silencio, solo una calma tran$uila después del placer.

TTTT

MQD
Teresa Ragan – También es hijo mío
Después de hacer el amor con Derric), Jill se despert a las tres de la mañana
por$ue lloraba Gyan. 3e sorprendi &er $ue estaba sola en la cama, pues no había oído
le&antarse a Derric) y él no se había despedido. 6 las seis se duch, se &isti e hi*o acopio
de &alor para acercarse al apartamento de él y &er lo $ue ocurría. Derric) no estaba en casa,
pero había una nota pegada con cinta aislante en su puerta.
“3ill, siento haberme ido tan bruscamente& *en(o cosas %ue hacer, lu(ares a los %ue
ir& *e ver+ en 1alibu”.
,n la nota estaban también la direccin de su casa y la cla&e para abrir la &erja de la
entrada.
3a jo&en &ol&i a leer la nota. ,ra ob&io $ue él lamentaba lo ocurrido. 6 Jill no se le
ocurría ninguna otra ra*n para $ue huyera de a$uel modo. ,so dejaba claro $ue no había
sido buena idea acostarse con él.
<@ero era tan encantador=
An beso y $ue él le lamiera el dedo cubierto de chocolate. No había hecho falta
nada m's para $ue se alterara todo su mundo.
6l final, ella era todo lo $ue sus padres la acusaban de ser4 irresponsable, inmadura
e impulsi&a. 8uchas palabras con BJC. +e le ocurrían algunas m's $ue añadir a la lista,
como idita e insensata.
6 las ocho, el hermoso s'bado sin nubes contrastaba fuertemente con el humor de
Jill cuando +andy, 3eNi, Gyan y ella iban por la autopista MSM en direccin a 8alibu.
3le&aban las &entanillas bajadas y el aire c'lido le&antaba el pelo de Jill de los
hombros. +entía n'useas e intentaba resultar animosa mientras hablaba con +andy, $ue se
mostraba eNtrañamente callada esa mañana.
;Dime ;pidi Jill, sin apartar la &ista de la carretera;. -1ué tal fue tu cita con
"onnor el otro día/
+andy solt un bufido.
;.h, no, de eso nada. %7 primero. ,s ob&io $ue te pasa algo y no &acilaré en
apostar a $ue se trata de algo relacionado con Derric).
;3o &i anoche ;coment Jill;. 2in de la historia.
;No digas ridiculeces. No me &oy a dejar engañar tan f'cilmente. -1ué pas/
MQH
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill mir por el espejo retro&isor y &io $ue 3eNi le eNaminaba los dedos de los pies a
Gyan.
;6delante ;dijo +andy;. Dame alguna pista.
;,st' bien. 9eamosE hubo un suflé de chocolate $ue tu&o algo $ue &er en el
asunto.
;<8e gu*ta el chocolate= ;grit 3eNi.
;No grites ;le ad&irti +andy;. No $ueremos despertar al bebé ;apret los
labios e intent pensar;. Dame otra pista.
;%ambién hubo lametones.
;8e gu*ta lamer piruletas ;declar 3eNi.
+andy rio.
;"reo $ue ella no lamía piruletas, tesoro, pero gracias porE ;+andy abri mucho
los ojos cuando capt por fin las insinuaciones de Jill;. <.h, Dios mío= +i no lamías
piruletas, entoncesE
;<@iruleta*=
3as dos mujeres se echaron a reír. +andy se inclin entre los asiento y le pas a 3eNi
un radiocasete infantil de colores con auriculares.
;-No $uieres escuchar tu cancin fa&orito/
;<"í= <,l &iejo 8cDonald tenía una granja=
"uando +andy termin de colocarle los auriculares, se endere* en su asiento y
mir a Jill.
;( yo pensaba $ue la $ue estaba desenfrenada era yo.
;No hace falta $ue diga $ue yo cantaría una cancin diferente en este momento, si
él no se hubiera largado r'pidamente en mitad de la noche.
;-+in despedirse/
;+í. +olo una nota en la puerta de su apartamento.
;-( $ué &as a hacer/
;No tengo ni idea.
;No lo entiendo. -1ué significa eso de besarse y lamerse/ ,l otro día me dijiste
$ue creías $ue a él le gustaba otra.
Jill suspir.
MQK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6noche había bebido.
;<.h, no=
;+í. ( a pesar de ello, lo dejé entrar en mi casa y en mi cama ;Jill solt un
gemido;. %iene una influencia eNtraña en mí ;confes;. 8e hace sentir cosas $ue no he
sentido nunca. 6 pesar de todo lo $ue ha pasado, creo $ue me &oy a tomar cada día como
&enga. +i no fuera por la nota $ue había esta mañana en su puerta, habría creído $ue estaba
haciendo una montaña de un grano de arena.
;-1ué decía la nota/
8+iento haber tenido $ue irme. "osas $ue hacer, lugares a los $ue ir& . algo por el
estilo.
;Jntenté ad&ertirte en contra de él desde el principio. No me gusta la idea de $ue te
haga sufrir.
;,l amor duele.
+andy fingi desmayarse sobre el asiento.
;-6cabas de decir lo $ue creo $ue has dicho/
;3o sé. ,s una locura. -"u'nto hace $ue cono*co a ese hombre/ -%res semanas/
@ero esto es lo $ue hay. No puedo e&itar sentir lo $ue siento, -&erdad/
;+upongo $ue no.
;No te preocupes por mí ;dijo Jill;. 6&eriguaré lo $ue $uiero hacer antes de $ue
me lle&e un bataca*o tan grande $ue no pueda &ol&er a le&antarme. 6hora h'blame de tu
cita con el otro señor 0aylor.
;Digamos $ue no fue como esperaba ;coment +andy;. No hubo ni chocolate
ni lametones. (o estaba en la camilla, muy seNy con mi camisn de papel, y entr el doctor
"onnor y se $ued rígido. 8e dijo $ue me &istiera y pasara por su despacho.
;No te creo.
;"omo te lo cuento.
;-( $ué te dijo "onnor cuando fuiste a su despacho/
;No llegué a ir. "uando él sali de la habitacin, la enfermera Gatched me inform
de $ue yo no era la primera mujer $ue se ponía en ridículo con el doctor y no sería la
7ltima.
;-( t7 dejaste $ue eso te hiciera cambiar de idea/
MQL
Teresa Ragan – También es hijo mío
+andy se encogi de hombros.
;3o sé, no es propio de mí desistir tan f'cilmente, pero todo a$uello era muy raro.
"uando él sali de la estancia, me sentí tonta y desesperada. Habría sido distinto si él
hubiera reaccionado como yo esperaba, peroE
;-( $ué esperabas eNactamente/
;,speraba $ue le pidiera a la enfermera Gatched $ue saliera de la habitacin y
procediera a ayudarme a colocarme bien en los estribos.
;-3o dices en serio/
;8uy en serio. -No fantaseamos todas con eso cuando tenemos la re&isin anual
con un gineclogo seNy/
;No.
;3o $ue t7 digas. No hace falta $ue te alteres por eso, sobre todo por$ue no ocurri
nada. ,l modo en $ue me mir antes de salir dej'ndome allí sentada hi*o $ue me sintieraE
bueno, est7pida.
;3o siento.
+andy suspir.
;No lo sientas. 3eccin aprendida. +é $ue la mayoría de mis relaciones no duran
mucho, pero creo $ue esta ha batido un nue&o récord.
,n los &einte minutos siguientes hablaron de la re&ista y Jill no pudo e&itar pensar
$ue era mara&illoso tener una amiga de &erdad $ue la comprendía.
Después de girar a la derecha en 2ran)lin y m's tarde a la i*$uierda, lleg con el
Jetta a una &erja de hierro $ue lle&aba a un camino de entrada. 3a casa, situada encima de la
colina, era una mansin sacada de la época antigua. %enía una fachada simétrica y muros de
piedra lisa. ,l tejado, en el $ue había una a*otea con balaustrada, y las columnas
decorati&as $ue recordaban a la Grecia antigua, añadían un to$ue de magnificencia a la
entrada.
;-,st's segura de $ue es a$uí/ ;pregunt +andy;. ,sto parece m's un hotel $ue
una casa.
;8e gu*ta e*ta casa ;declar 3eNi desde su silla en el asiento de atr's.
;,s a$uí ;contest Jill;. "uatro &eintiuno de Gladiola ;sac la cabe*a por la
&entanilla y puls los n7meros de la cla&e $ue le había anotado Derric).
MQO
Teresa Ragan – También es hijo mío
3a &erja de hierro se abri y subieron por el camino de entrada, entre dos hileras de
palmeras importadas gigantes. 6parc el coche cerca de los escalones anchos $ue lle&aban
a la entrada de la casa y hasta 3eNi guard silencio cuando &ieron la fuente de agua $ue se
ele&aba en dos arcos amplios antes de caer en cascada al estan$ue circundante.
;No tenía ni idea ;coment +andy.
;(o tampoco.
;3e ha ido bien en la &ida.
;,so parece.
;Hablando del rey de Goma...
"uando Jill &io a Derric), no pudo e&itar $ue el cora*n le latiera con fuer*a en el
pecho. :l baj las escaleras de dos en dos y lleg hasta ellas antes de $ue tu&ieran tiempo
de salir del coche.
8ientras +andy ayudaba a 3eNi a salir de su silla, Derric) abri la puerta de atr's y
desat a Gyan.
;"helsey ya est' dentro haciendo fotos ;dijo.
;,stupendo ;coment +andy.
Jill seguía toda&ía intentando serenarse.
Gyan hi*o un ruido parecido a un gorjeo.
;-Habéis oído eso/ ;pregunt Derric);. "reo $ue ha dicho pa pa.
+andy se ech a reír.
;,n tus sueños ;contest;. %oda&ía tardar' unos cuantos meses en decir algo.
;Hola, 3eNi ;Derric) acarici la cabe*a de la niña, $ue se había acercado a él y le
abra*aba la pierna, una costumbre $ue tenían los dos cada &e* $ue se &eían.
;%u casa es increíble ;coment +andy;. Ana elegante estructura de piedra.
Grande y eNagerada, como su dueño ;se acerc al maletero a sacar algunas cosas.
;Gracias ;contest él;. 8e tomaré eso como un cumplido. Diseñé esta
monstruosidad personalmente ;añadi con orgullo.
+andy se protegi los ojos del sol con la mano a modo de &isera y &ol&i a mirar la
casa.
;Jncreíble. -%e importa $ue 3eNi y yo &ayamos a echar un &ista*o o necesitamos
un tour con guía/
MQP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,st'is en &uestra casa ;repuso él, ignorando el comentario del guía.
3eNi y +andy se fueron corriendo antes de $ue Jill pudiera detenerlas. Hubo un
momento de silencio y la jo&en se pregunt $ué le pasaría a él por la cabe*a. %enía la
sensacin de $ue Derric) e&itaba mirarla a los ojos mientras seguía sacando a Gyan del
asiento de atr's.
;Gracias de nue&o por dejarme usar tu casa y por &enir a$uí temprano para ayudar
a "helsey a instalarse.
;De nada.
;Gespecto a lo de anocheE ;empe* a decir ella, después de tragar el nudo $ue
tenía en la garganta;, espero $ue las cosas no seanE ya sabesE
;<Jill= -Dnde est's/ %e necesito ;grit "helsey desde la parte de arriba de los
escalones;. -1uieres $ue te ayude a transportar algo/
;9oy enseguida.
Jill mir a Derric). ,ste, casi por accidente, la mir por primera &e* desde la noche
anterior, y en ese instante ella supo la respuesta a su pregunta. No solo lamentaba haber
hecho el amor con ella, sino $ue también iba a fingir $ue no había ocurrido. ,l cora*n le
dio un &uelco, como si tu&iera una cadena pesada atada a la aorta $ue tirara de él.
Gyan empe* a llorar y Derric) se puso en mo&imiento. +ac al niño y lo estrech
contra su pecho. %om luego la bolsa del bebé y a&an* hacia las escaleras seguido por Jill.
;No podríamos haber deseado un tiempo mejor ;coment.
,lla no contest. +e detu&o en el sitio, al* su rostro al sol y respir el aire fresco
del océano. 3a noche anterior, Derric) la había abra*ado con fuer*a. Habían hecho el amor
m's de una &e*. @or primera &e* en su &ida, ella había conocido lo $ue era en realidad
hacer el amor. Dar y tomar, reír y amar. %odos los momentos habían sido especiales. "on
%homas nunca había podido &i&ir algo así. %homas tenía lo $ue los doctores llamaban
impotencia psicolgica. +us pensamientos o sus sentimientos le impedían tener una
ereccin plena. ,lla había hecho todo lo $ue estaba en su mano para ayudarle, para $ue los
dos pudieran tener a$uella intimidad especial entre dos personas. Había ido al doctor con
%homas y lo había intentado todo4 lencería seNy, striptease, dos semanas de terapia con un
seNlogo después de $ue %homas le insinuara $ue el problema podía ser ellaE <1ué
MQQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
narices=, hasta habría instalado un poste de striptease en su dormitorio si él se lo hubiera
pedido, pero %homas había mostrado muy poco interés por todo lo relacionado con el seNo.
Derric), por su parte, la noche anterior se había interesado por cada parte del cuerpo
de ella, había despertado algo dormido en el interior de ella y había hecho $ue se diera
cuenta de todo lo $ue se había perdido. ,n una sola noche, le había hecho sentir como si
hubiera subido a la cima del Filimanjaro con los ojos &endados. 3a había lle&ado a nue&as
alturas, a un lugar $ue ella no tenía ni idea de $ue eNistiera. Habían llegado juntos al
orgasmo, abra*ados y mir'ndose a los ojos, y Jill había estado segura de $ue había renacido
a$uella noche.
Hasta a$uel momento, en $ue había dejado de estarlo.
;-.curre algo/ ;pregunt él, sac'ndola de su trance.
,lla adopt una eNpresin de felicidad.
;No digas tonterías ;repuso;. %odo &a de mara&illa.

>SS
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 2&

Hacía dos horas $ue a Derric) le daba un &uelco el cora*n cada &e* $ue &eía a Jill.
+abía muy bien $ue haber salido de su casa en plena noche sin decir nada había sido muy
*afio por su parte. @ero no había sabido $ué m's hacer. +abía $ue tenía $ue hablar con ella,
-pero $ué le diría/ B3o de anoche fue lo m's increíble $ue me ha pasado en la &ida. ,res
una mujer fant'stica y eres muy hermosaC.
B%odas las mañanas, cuando me despierto, mis primeros pensamientos son para ti.
6l amanecer, al atardecerE pienso en ti. 8iro a mi hijo y te &eo a ti. ,n este momento te
oigo hablar al otro lado de la habitacin y $uiero &ol&er a abra*arte. ( sin embargo, no
puedo decir con con&iccin $ue seas la 7nica mujer $ue hay en mis pensamientosC.
B-,s posible $uerer a dos mujeres/C.
;0ien, señoras, ya conocen las reglas ;dijo Jill.
3a casa estaba llena de gente.
Derric) &eía $ue Jill miraba de &e* en cuando en direccin a la puerta. ,sa noche
prepararía la cena para sus padres, pero antes de cenar, ellos habían prometido ir a 8alibu a
conocer a la familia de Derric) y &er a su hija en accin.
3as tres mujeres seleccionadas para tomar parte en el e&ento culinario 1ujeres de
todos los d"as habían llegado &einte minutos atr's. "helsey había lle&ado todo lo necesario
para preparar la cocina para el concurso de comida.
3os padres de Derric) también se habían unido a la fiesta. Habían llegado poco
después de Jill y +andy. ( lo mismo habían hecho las hermanas de Derric) y los melli*os,
>SM
Teresa Ragan – También es hijo mío
0rad y "liff. An día con la familia 0aylor era siempre como asistir a una celebracin. %odo
el mundo actuaba como si hiciera años $ue no se &eían.
"helsey hacía fotos y enseñaba a un jo&en ayudante suyo cmo había $ue trabajar.
3as tres mujeres $ue habían ido a cocinar tenían m's de cincuenta años y lle&aban
delantales rojos con la frase Comida para todos en letras grandes negras. ,staban
preparadas y esperando en la gran cocina de la casa.
;%ienen &einte minutos para preparar los aperiti&os ;les dijo Jill;. 3os jueces
seremos mi madre, la encantadora señora Garrison, $ue ha &enido desde Nue&a (or) ;
sonri y señal con la mano a su madre, $ue acababa de entrar por la puerta y parecía
agitada;, la encantadora señora 0aylor, madre de la estrella de la N23 Derric) 0aylor, a la
$ue ya han tenido el placer de conocer, y yo. "omo saben, la ganadora saldr' en la primera
p'gina del prNimo n7mero de la re&ista.
Ana de las mujeres al* la mano.
;%engo una pregunta.
;6delante, señora 8urnane.
;+olo hay dos hornos y somos tres.
;Debido al cambio de lugar a 7ltima hora ;dijo Jill;, no habr' un tiempo límite
para cocinar el plato principal.
;-1uién usa el horno en primer lugar/ ;$uiso saber la señora 8urnane.
Jill intent ignorar el dolor sordo $ue empe*aba a sentir en las sienes.
;"uando terminen los &einte minutos de los aperiti&os, ya no habr' m's límites de
tiempo ;record;, pero si eso hace $ue se sienta mejor, puede usar el horno la primera.
Ana de las mujeres lle&aba un gorro blanco alto de chef europeo y neg con la
cabe*a, lo $ue hi*o $ue el gorro se inclinara a la derecha.
;3o siento. (a me lo he pedido yo.
Jill frunci el ceño.
;-1ué se ha pedido/
;,ste horno de a$uí.
;@ues la señora 8urnane usar' el del otro lado.
3a mujer de pelo plateado recogido en una tren*a neg con la cabe*a, tal y como
había hecho la del gorro.
>S>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;No. 3o siento. (a est' adjudicado.
Derric) entreg su hijo a su madre y fue a colocarse al lado de Jill. +eñal hacia la
piscina.
;Hay otra cocina en la casita de in&itados. (o lle&aré la bandeja de la señora
8urnane allí cuando esté preparada.
3a mujer no parecía con&encida.
;3a cocina incluye un horno de tecnología punta ;añadi Derric);. ,s uno de
esos hornos 0osch de alto rendimiento de los $ue habla toda la ciudad.
Jill se pregunt si se lo acabaría de in&entar o si sería un entendido en
electrodomésticos.
;8uy bien ;la señora 8urnane apret los labios;. @or fa&or, &aya allí y
progr'melo a DKS grados.
3a mujer del pelo plateado frunci el ceño y se inclin a mirar mejor su horno.
;-,so es justo/ ;pregunt;. 8i horno no es un 0osch.
;-3a estrangulas t7 o la estrangulo yo/ ;le susurr Derric) a Jill al oído.
,sta sonri.
;"reo $ue te dejaré ese honor a ti.
;3os tres hornos son electrodomésticos de alta gama ;dijo él;. ,l dueño anterior
era chef en un restaurante de cinco estrellas.
;-@ero esta casa no la habías diseñado t7/ ;le pregunt Jill en &o* baja.
;+í.
,lla mo&i la cabe*a. ,ra e&idente $ue Derric) in&entaba historias, pero lo dej
correr. 3o 7nico $ue importaba era $ue las mujeres estaban ya satisfechas con el e$uipo con
el $ue iban a trabajar. 3as tres miraron a Jill y esperaron m's instrucciones.
Jill mir el reloj.
;8uy bien, señoras. ,mpecemos a cocinar.
Hubo ruido de sartenes y utensilios mientras las tres ponían a trabajar su magia y
todo el mundo a su alrededor hablaba a la &e*. Jill &io por el rabillo del ojo $ue su madre le
hacía señas para $ue fuera a hablar con ella.
;8am' ;dijo, cuando lleg a la entrada, donde estaba su madre;. 9en a la
cocina y te presentaré a la gente.
>SD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;6hora no. %u padre me espera en el coche y solo he &enido a decirte $ue no
podemos $uedarnos después de todo. Han llamado del bufete de tu padre. Hay una urgencia
$ue solo puede resol&er él.
6$uello no debería haber supuesto ninguna sorpresa para Jill, pero lo cierto era $ue
había pensado $ue, cuando llegaran sus padres, pondría a Gyan en los bra*os de su madre y
esta se daría cuenta al instante de $ue en la &ida había algo m's $ue desfiles de moda y
hoteles de cinco estrellas.
;-Has &isto eso/ ;pregunt Derric), $ue estaba a cierta distancia de ellas;.
Gyan tiene la boca de tu madre.
6ntes de $ue Jill pudiera impedirlo, se acerc y entreg el niño a su madre. 3os
rasgos de esta se sua&i*aron casi al instante mirando a su nieto.
;( también tiene los mismos ojos &erdes ;coment la hermana de Derric).
@oco después, todo el mundo menos las cocineras rodeaba a la madre de Jill y
comentaba el asombroso parecido entre Gyan y su abuela.
+e oy un claNon fuera y la señora Garrison mir a su hija con ojos h7medos.
;No te preocupes ;le dijo Jill;. +é $ue no te irías tan pronto si no tu&ieras $ue
hacerlo.
Derric) tom de nue&o a Gyan y Jill acompañ a su madre hasta el camino de
entrada, donde esperaba su padre impaciente en el coche $ue había al$uilado.
@or primera &e* en muchos años, su madre le abri los bra*os y se abra*aron un
momento. +orprendida por la fragilidad de su progenitora, Jill se descubri $ueriendo
decirle cu'nto la $uería y suplicarle $ue se $uedara unos días, o al menos unas horas, solo
para abra*arse y hablar de bebés y de la &ida. @ero no dijo nada.
;9uel&e con nosotros ;dijo su padre a tra&és de la &entanilla abierta,
interrumpiendo el primer momento auténtico $ue había tenido ella con su madre en años;.
%homas ha contratado a un detecti&e de a$uí y tiene informacin sobre la familia 0aylor. +i
de &erdad $uieres proteger el interés de tu hijo, llama a %homas.
;Derric) es un buen hombre ;contest Jill;. Gyan estar' bien.
;%homas est' preocupado por ti.
3os dedos p'lidos y esbeltos de la señora Garrison se posaron en el bra*o de Jill en
un adem'n comprensi&o.
>SH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Dile a %homas $ue estoy bien ;repuso Jill;. ( lo m's importante, dile $ue soy
feli*.
+u madre le dio una palmadita en el bra*o antes de subir al coche.
Jill permaneci un momento en el camino &iendo alejarse el &ehículo. Jntent
recordarse de pe$ueña en bra*os de su madre, recordar una sola &e* en la $ue las dos
hubieran pasado tiempo juntas de &erdad, haciéndose confidencias? pero no surgi ning7n
recuerdo.
Ana mano se pos con gentile*a en su hombro y, cuando se &ol&i, se encontr con
la madre de Derric).
;-9a todo bien/ ;pregunt la señora 0aylor.
;%odo &a bien. Gracias por preguntar.
;+iento $ue hayan tenido $ue &ol&er a Nue&a (or) tan pronto. (o esperaba poder
in&itarlos a una celebracin en la granja, algo m's grande y mejor $ue la pe$ueña reunin
de la semana pasada.
Jill pens $ue a$uella mujer era como un rayo de sol. %ambién pens $ue, si se
pudiera embotellar y &ender a la madre de Derric), la mujer &aldría millones.
;-"mo lo ha hecho/ ;pregunt.
;-Hacer $ué/
;"riar a tantos hijos. %odos parecen lle&arse bien y $uererse sinceramente.
;He tenido a @hil para ayudarme. 6un así, había días en los $ue tenía $ue
perseguir a algunos por la casa con una escoba.
Jill se ech a reír.
;( si Gyan se parece a su padre ;añadi la señora Garrison;, tendr's mucho
trabajo con él.
;-@or $ué/ -"mo era Derric) de pe$ueño/
;+i preguntas a sus hermanos, todos te dir'n lo mismo. 1ue era muy mandn ;a
la mujer le brillaron los ojos;. %ambién era el niño m's sensible de todos. Jncluso m's $ue
las chicas.
Jill no conseguía imagin'rselo de ese modo.
;-,n serio/
>SK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,se chico lloraba por todo. 3loraba si le $uitaban un juguete, lloraba si la comida
no estaba bastante caliente. +i su hermana lo miraba raro, lloraba.
3as dos se echaron a reír.
;Jam's habría adi&inado $ue, de todos los hermanos, sería él el $ue acabaría
jugando al f7tbol americano ;la señora 0aylor mo&i la cabe*a, asombrada;. Nunca se
sabe cmo &an a salir. 3o 7nico $ue puedes hacer es re*ar para $ue sean buenas personas.
;<,h, &osotras dos= ;las llam Derric) desde la puerta. %enía a Gyan sobre el
hombro y le acariciaba la espalda con la mano libre;. 3as señoras han terminado los
aperiti&os y est'n impacientes por$ue el jurado tome una decisin. +i no entr'is, empe*ar'n
a &olar espumaderas.
;-1uién ser' el tercer jue*/ ;pregunt la señora 0aylor.
;(o no ;respondi Derric);. No hay ni un solo aperiti&o $ue lle&e chocolate.
;6 ti no te gusta el chocolate ;le record su madre.
;6hora sí.
Jill al* la &ista y, por primera &e* ese día, se miraron a los ojos. 3os segundos
parecieron minutos, hasta $ue llegaron gritos del interior de la casa, seguidos del ruido de
sartenes y utensilios $ue chocaban contra el suelo.
3eNi apareci de pronto en la entrada. ,staba sin aliento y tenía los ojos grandes y
redondos. Grit $ue había un cerdo corriendo suelto por la casa.
"uando Jill lleg a la cocina, &io $ue las dos hermanas de Derric) estaban fuera, en
el patio, mirando hacia el interior de la casa. Dos de las cocineras se habían subido a la
encimera de granito. 3a mujer del cabello plateado se había armado con un escurridor y una
espumadera y estaba lista para atacar.
Había brochetas, (yo$a, tro*os de salchichas y cebolletas por todas partes. +e habían
caído las bandejas y los armarios de madera estaban manchados de salsa roja y amarilla.
3os hermanos y el padre de Derric) jugaban al baloncesto en la cancha,
inconscientes de lo $ue ocurría en la casa. +andy y la señora 8urnane habían desaparecido.
,l fotgrafo al $ue entrenaba "helsey hacía fotos como si fuera un papara**i y no el
fotgrafo de una re&ista de cocina.
,l concurso de cocina se estaba con&irtiendo en un desastre.
;-Dnde est' tu madre/ ;pregunt Jill a 3eNi.
>SL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;"orriendo detr'* del cerdo.
;-An cerdo/ -De &erdad/ -,st's segura/
3eNi asinti, mo&iendo sus ri*os.
;Gruñe como un cerdo.
Derric) abri las puertas correderas de cristal y mir a sus hermanas con el ceño
fruncido.
;-1ué hacéis a$uí/
;Nos escondemos ;contest Woey.
;-Del cerdo/
Gachel asinti.
;,s la cosa m's fea $ue he &isto en mi &ida. %iene rodales de pelo blanco y cojea.
Derric) se ech a reír. +e &ol&i a mirar el desastre.
;-%odo esto es obra de Han)/
;-1uién es Han)/ ;pregunt la señora 0aylor, $ue recogía tro*os de brocheta y
bolas de meln y los tiraba a la basura debajo del fregadero.
;,s un perro ;le dijo Jill, ali&iada de saber $ue no había un cerdo corriendo
suelto por allí;. ,staba en mitad de la calle y Derric) lo sal& de morir atropellado.
Woey hi*o una mueca de desprecio.
;-,sa cosa ha estado toda la noche en esta casa/
;3e dejé agua y comida en la habitacin de la piscina ;contest su hermano;.
@ero parece $ue ha encontrado el modo de escaparse.
+e oyeron ruido de pies y enseguida apareci Han). Derric) puso a Gyan en bra*os
de su madre. +us hermanas gritaron y corrieron fuera. Han) lle&aba una mata de pelo en la
boca. Derric) corri hacia la puerta principal y detu&o al perro cuando pasaba por allí.
;@arece $ue Han) se ha hecho con una peluca.
+andy y la señora 8urnane doblaron la es$uina justo cuando "onnor entraba por la
puerta principal y se unía a la fiesta.
3a señora 8urnane parecía $ue acabara de correr una maratn de treinta )ilmetros.
No solo resoplaba y jadeaba, sino $ue adem's estaba cal&a como un 'guilaE o $ui*' m's
cal&a.
>SO
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) por fin consigui soltar la peluca de la boca de Han) y se la dio a la pobre
mujer.
Del cuello de la blusa de +andy caían grumos blancos de salsa.
"onnor inclin la cabe*a, mir la blusa y luego la olfate.
;-,so es $ueso brie/ ;pregunt.
;@ues sí $ue lo es ;respondi +andy;. -1ué haces t7 a$uí/
;8e he enterado de $ue podías estar a$uí y esperaba $ue pudiéramos hablar.
;,stoy ocupada.
;,speraré.
%odos se trasladaron a la *ona de la cocina para decir a las dem's $ue ya estaban a
sal&o de la bestia sal&aje. 3a mujer de pelo blanco subida a la encimera de granito &io $ue
habían detenido al animal y solt inmediatamente el escurridor y la espumadera para
agarrar su plato de aperiti&os, los 7nicos $ue no habían $uedado arruinados.
;8e parece $ue soy la 7nica a la $ue le $uedan aperiti&os ;dijo;. -,so significa
$ue he ganado yo/
;@or encima de mi cad'&er ;repuso la señora 8urnane, mo&iendo la peluca.
;Gana todo el mundo ;declar "helsey;. +oy la 7nica $ue ha tenido ocasin de
probar los aperiti&os antes de $ue $uedaran destruidos. ,staban todos deliciosos.
;-1uién ser' la $ue salga en la re&ista/ ;pregunt una de las mujeres.
;3as tres ;"helsey mir a la señora 8urnane;. ,l baño est' por ese pasillo a la
derecha. -@or $ué no &an a arreglarse y les hacemos fotos juntas al lado de la piscina/
+andy mir a Jill.
;-%7 $ué dices/
;Digo $ue "helsey es un genio.

TTTT

>SP
Teresa Ragan – También es hijo mío
8ientras "helsey y su ayudante tomaban fotos de las mujeres posando al lado de la
piscina, +andy contemplaba la sesin a poca distancia de ellos. @ero no le resultaba f'cil
concentrarse con "onnor siguiendo con la &ista todos sus mo&imientos. +e &ol&i a mirarlo.
;-%oda&ía est's ahí/
;No pienso irme hasta $ue hables conmigo.
;De acuerdo, muy bien. -1ué ocurre/
6ntes de $ue él pudiera contestar, lleg 3eNi corriendo y se coloc entre los dos.
;-Dnde ect' el cerdo/
;,ra un perro, 3eNi. 6hora est' en la casa de la piscina.
;,* feo.
;3a apariencia no lo es todo ;contest su madre;. ,s un perro bueno y de buen
cora*n y eso es lo $ue importa, -&erdad/
3eNi asinti. +e meti un dedo en la nari* y se alej corriendo.
;-No te he dicho $ue no te metas el dedo en la nari*/ ;le grit su madre.
;,s una niña encantadora ;coment "onnor.
;Gracias ;repuso ella sin mirarlo.
1uería ignorarlo, principalmente por$ue sentía &ergVen*a de lo $ue había hecho en
su consulta? pero no era f'cil ignorar a un hombre como "onnor. 3le&aba traje y corbata y
ella empe*aba a pensar $ue disfrutaba haciendo $ue todos los dem's se sintieran
pobremente &estidos a su lado. 3le&aba el pelo bien cortado, un roleN en la muñeca y
*apatos de 2erragamo. +u colonia eNudaba un aroma pro&ocati&o y boscoso.
;-%e importa decirme por $ué te fuiste sin despedirte el otro día/ ;pregunt él.
,lla lo mir.
;-@or $ué me dejaste sentada en la camilla haciendo el ridículo/ 3o menos $ue
podías haber hecho era meterme una de esas cosas de goma en la oreja y mirar dentro.
;+oy gineclogo. (o no meto nada en los oídos.
+andy se cru* de bra*os.
;(a me lo imagino.
;6dem's ;dijo él;, t7 no necesitabas una prueba médica.
;-"mo lo sabes/
;3o &i en tus ojos.
>SQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Gidículo.
;-Necesitabas una citología/ ;pregunt él.
;No, pero esa no es la cuestin.
;3a cuestin es $ue pensé $ue, si te iba a eNaminar, no sería en mi consulta.
,lla al* la barbilla.
;-( dnde sería/
;,n tu cama, en mi cama, fuera bajo las estrellasE en cual$uier parte menos allí.
+andy se sonroj, principalmente por$ue la había pillado por sorpresa. :l era
elegante, un poco rígido, un hombre de pocas palabras. No maldecía y ella no se creía $ue
a$uel hombre hiciera el amor bajo las estrellas o en el asiento de atr's de su coche. -. sí lo
hacía/
"onnor se acerc tanto $ue ella pudo sentir el calor de su cuerpo.
;-%e ha mordido la lengua el gato/
;@odríamos decir $ue sí.
;-( bien/ -%7 $ué opinas/
;-De $ué/
;+i hubieras sabido $ue pensaba in&itarte a salir cuando &inieras a mi despacho,
-habrías &enido a mi despacho o te habrías escabullido por la puerta de atr's/
;%endría $ue pensarlo.
:l se meti las manos en los bolsillos.
;-6hora te est's haciendo la difícil/
;@odríamos llamarlo así.
;-"mo de difícil/
,lla sonri.
;8ucho.
;3a semana $ue &iene tengo un congreso, pero el &iernes siguiente puedo.
;2alta mucho para eso. @odría tener otros planes.
;Haré $ue &alga la pena la espera. 6 las siete en punto. No me falles.
;No sabes dnde &i&o.
;+é dnde &i&es.
;-( $ué hago con 3eNi/
>MS
Teresa Ragan – También es hijo mío
"onnor se &ol&i. Derric) pasaba cerca. "onnor lo sujet por el bra*o.
;-@uedes $uedarte con 3eNi dentro de dos &iernes a las siete/
;+í ;Derric) mir a +andy;. %r'ela a mi apartamento a cual$uiera hora después
de las seis. ,staré allí.
;Gracias.
;De nada ;Derric) sigui su camino.
+andy intent ignorar el calor $ue fluía por sus &enas cuando miraba a "onnor a los
ojos.
;No sabría $ué ponerme.
;6lgo corto, algo negro y tacones de doce centímetros.
;3o pensaré.
;Ha*lo Idijo él.
( se alej, seguro de sí mismo y despreocupado.
+andy se frot los bra*os y pens $ue lo mejor $ue podría hacer sería ol&idar todo
lo $ue acababa de oír y darle una leccin a a$uel hombre. Hacerle &er $ue no podía
acercarse a ella y chas$uear los dedos, esperando $ue ella obedeciera al instante. @ero
mientras ese pensamiento cru*aba por su mente, se estremecía ya anticipando lo $ue
pudiera haber planeado él.

>MM
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 21

"uando se hubieron ido todos, incluidas +andy y 3eNi, pues "onnor se había
ofrecido a lle&arlas a casa, Derric) in&it a Jill a sentarse un rato. 3o $ue m's deseaba en el
mundo era abra*arla con fuer*a, pero sabía $ue ella podía hacer preguntas y no estaba
seguro de estar preparado para cont'rselo todo.
Había instalado la cuna port'til en la sala de estar y Gyan dormía después de un
largo día de adoracin por parte de sus tías y de su abuela. Derric) y Jill estaban sentados al
lado de la piscina, con &istas a la playa pri&ada. 8iraban juntos los colores cambiantes del
atardecer. Han) se acerc y Derric) le rasc la cabe*a. .ía las olas chocando contra la
orilla y el aire olía salado y refrescante.
;Han pasado muchas cosas en las 7ltimas tres semanas y media ;dijo, con la
esperan*a de iniciar un di'logo. @or el comportamiento de a$uel día de Jill, sabía $ue ella
estaba a&ergon*ada por lo de la noche anterior, o decepcionada con él, o ambas cosas.
Jill asinti con la &ista fija al frente.
;Gyan crece deprisa ;dijo.
Derric) pens $ue Gyan era un bebé bueno. ( ella tenía ra*n, crecía deprisa.
"uando lo miraba ahora, &eía en sus ojos $ue él lo reconocía. ,ra un niño listo, un niño
increíble. %ener un hijo cambiaba a una persona. 3a cambiaba de un modo $ue él jam's
habría imaginado. +er padre hacía $ue $uisiera ser un hombre mejor.
+e pregunt si Jill y él habrían podido conocerse de haber sido otras las
circunstancias. @ero sabía la respuesta. No. ,ran de mundos diferentes, salían con gente
muy diferente y tenían intereses diferentes. :l había tenido muchas mujeres en su &ida y
>M>
Teresa Ragan – También es hijo mío
solo recordaba los nombres de algunas. %ambién tenía muchas amigas. "uando conoci a
Jill, había pensado $ue ella encajaría bien en la categoría de amiga, pero ahora ya sabía $ue
no. Jill era diferente. ,ra inteligente y complicada, testaruda y cariñosa. ( tenía frío.
;,st's tiritando ;dijo él, comentando lo ob&io.
Jill mantu&o la &ista fija en el hori*onte y mo&i una mano en el aire.
;+e supone $ue tienes $ue contemplar la puesta de sol.
3as puertas de cristal $ue lle&aban a la casa estaban abiertas para $ue pudieran oír a
Gyan si se despertaba. Derric) entr en la casa y regres con una manta. ,staban sentados
en una tumbona doble. 6ntes de &ol&er a sentarse, él le ech la manta y su bra*o por los
hombros.
;-8ejor/
;8ucho mejor ;ella apoy la cabe*a en el hueco del bra*o de él, con la &ista fija
en los tonos la&anda pintados en el cielo, una &ista de la $ue Derric) disfrutaba todas las
noches cuando estaba en casa. "ontemplaron juntos el final de un largo día. "uando el cielo
se tiñ de un color escarlata oscuro, él dijo4
;+iento $ue no se hayan $uedado tus padres. %7 habías pensado un buen men7
para ellos.
;No importa. (o no $uería $ue &inieran, -recuerdas/ ,l )arma siempre nos alcan*a
;lan* un largo suspiro y gir la cabe*a para mirarlo;. Gracias por todo lo de hoy. No
habría podido hacerlo sin ti. 6 este paso, no sé lo $ue &oy a hacer cuando te &ayas a
entrenar.
;+iempre encontraré tiempo para Gyan y para ti.
Derric) se descubri deseando $ue la &ida pudiera ser siempre tan sencilla y
agradable.
;Debería darte las gracias yo a ti por haber aguantado hoy a mi familia ;le dijo
;. No los había in&itado, pero esa es la historia de mi &ida, $ue siempre aparecen sin $ue
los llames.
,lla sonri.
;8e encanta tu familia.
Derric) inhal el aroma de su pelo.
;+eguro $ue huelo a brocheta y a brie ;dijo ella con una risita.
>MD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;8e gustan las brochetas y el brie ;él sinti ganas de mordis$uearle el cuello.
Han) estaba tumbado en una manta cercana. 3adr un poco. 6l parecer, estaba
soñando. Derric) pensaba poner un anuncio al día siguiente en el peridico para &er si
alguien lo reclamaba.
;No creo $ue esas mujeres piensen causar problemas ni demandar a la re&ista
ahora $ue &an a salir todas en la primera p'gina ;coment Jill.
;"reo $ue tienes ra*n.
Derric) se daba cuenta de $ue apenas habían hablado a$uel día. %enía $ue
disculparse por haberse marchado en plena noche sin despedirse. %enía $ue decirle lo $ue
sentía, por complicado $ue fuera para él.
;,spero $ue la señora 8urnane encuentre una peluca $ue le guste tanto como le ha
gustado esa a Han) ;coment.
<6 la porra con todo= (a no aguantaba m's. +e coloc de lado de modo $ue
$uedaran frente a frente y la bes en los labios. 6 ella le brillaban los ojos a la lu* de la
luna. ,ra hermosa y sabía a paraíso.
;%engo $ue ir a &er a Gyan ;dijo ella. @ero sus actos contradijeron sus palabras,
pues coloc la cabe*a de tal modo $ue él no tu&o m's remedio $ue besarle el cuello.
Jill intent le&antarse de la tumbona, pero él utili* su cuerpo para impedírselo.
,lla rio y Derric) le mordis$ue el cuello y fue subiendo por él hasta la oreja. 3e
&ibraba todo el cuerpo, como le sucedía a menudo cuando estaba con ella. No se cansaba de
mirarla y no había podido dejar de pensar en ella desde el día en $ue se habían conocido.
+entía una especie de cargas eléctricas en su interior. ,lla era auténtica. Decía lo $ue
pensaba y pensaba lo $ue decía. No había $ue jugar a las adi&inan*as con ella y él
encontraba eso muy refrescante.
3a bes de nue&o en los labios, largamente y con fuer*a.
;-"rees $ue esto &a demasiado deprisa/ ;pregunt ella cuando él apart un
momento la boca.
Derric) se incorpor.
;No. "reo $ue &a demasiado despacio ;la bes en la barbilla.
;,so es por$ue eres un hombre.
Derric) sonri.
>MH
Teresa Ragan – También es hijo mío
;( no &iene mal $ue t7 seas una mujer.
;%7 ya me entiendes ;ella al* una mano y le acarici la mejilla;. @ero no sé si
yo te entiendo a ti ;dijo. 3o mir a los ojos;. No sé si puedo soportar $ue me &uel&an a
romper el cora*n otra &e* tan pronto.
6 Derric) le dio un &uelco el estmago, pero no dijo nada. +olo escuch.
;1ui*' no sea tu intencin, pero con los hombres es diferente. 3os hombres no
tenéis miedo de perder una parte de &uestro ser en un simple beso.
;,so no es &erdad ;respondi él;. (o pierdo un tro*o de mí cada &e* $ue te
beso. ,s terrorífico.
;-( por $ué te arriesgas a eso/
;@or$ue en mi frigorífico hay un im'n $ue dice $ue debo hacer todos los días algo
$ue me dé miedo.
;6hora te est's burlando.
;+é $ue todos los momentos en los $ue no estoy contigo, estoy pensando en estar
contigo.
;3a &erdad es $ue tenemos muy poco en com7n.
;,so no es cierto ;repuso él;. 6 mí me gustan los perros.
;,Nactamente lo $ue yo digo. (o prefiero los gatos.
;-( el f7tbol americano/ ;pregunt él.
;Nunca me han gustado los deportes.
;6 muchas mujeres no les gustan los deportes. 6 mí me gusta le&antarme tarde ;
añadi él;. ,so le gusta a todo el mundo.
Jill suspir.
;(o he sido madrugadora desde el día en $ue nací.
:l abri mucho la boca y fingi terror.
;-( el cine/ 8e gustan las películas de terror, de suspense y de accin.
;6 mí las comedias rom'nticas. 8e gustan las historias de amor.
Derric) maniobr su cuerpo para estar seguro de no aplastarla y &ol&i a besarla.
"uando por fin se apart, dijo4
;6 mí también me gustan las historias de amor.
;%7 tienes una familia grande.
>MK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;+í.
;( la mía es pe$ueña.
;,s &erdad.
;6 ti te gusta la lasaña y a mí el sushi.
:l le mordis$ue una oreja.
;3a lista contin7a ;dijo ella, derrotada.
:l le bes la mejilla.
;+íE es interminable.
;,so me gusta.
;Amm.
;Derric) ;dijo ella;, no pretendo estropear este momento, -pero por $ué te
fuiste anoche/ -1ué es lo $ue sientes de estoE de lo nuestro/
:l la mir con atencin, fij'ndose en todos los detalles. 3a nari* pe$ueña, la piel
cremosa y el rostro en forma de cora*n impulsarían a cual$uier pintor a tomar su brocha y
su lien*o. %enía los ojos brillantes, llenos de algo $ue él no conseguía describir.
,lla le ro* el bra*o con la mano.
;-,n $ué est's pensando/
;@ienso $ue eres hermosa a la lu* de la luna. ( he pensado en algo $ue sí tenemos
en com7n. 6 Gyan. 3os dos $ueremos a Gyan.
;"ierto.
,lla eNtendi la mano y jug con el cabello $ue se ri*aba encima de la oreja de él y
ese pe$ueño gesto hi*o $ue él deseara lle&'rsela a la playa y hacerle el amor bajo las
estrellas, pero antes tenía $ue hacer acopio de &alor y decir la &erdad.
;,sc7chame, Jill ;la mir a los ojos;. (o no suelo eNpresar mis sentimientos.
De hecho, no me suelo parar a pensar en ellos. 6l menos no lo hacía hasta $ue naci Gyan.
No estoy totalmente seguro de lo $ue siento, peroE pero creo $ue me he ido del tema ;
respir hondo;. Deja $ue &uel&a a empe*ar. 6noche fue una noche $ue recordaré toda mi
&ida. ,s un tpico, lo sé, pero es cierto.
Guard silencio de nue&o. Gespir profundamente, mir las estrellas y &ol&i a
empe*ar.
>ML
Teresa Ragan – También es hijo mío
;3o $ue intento decir es $ueE $uiero $ue sepas $ueE No recuerdo cu'ndo fue la
7ltima &e* $ue deseaba tanto besar a alguien como deseo besarte a ti. ( eso me da
muchísimo miedo. @ero nunca he dejado $ue me controle el miedo. No lo hecho nunca y
nunca lo haré.
;Derric) ;dijo ella;. -1ué es lo $ue intentas decir/
;Jntento ser completamente sincero con mis sentimientos por ti. %7 has sido franca
conmigo desde el principio y yo $uiero hacer lo mismo.
,lla lo obser& un momento.
;-,st's hablando de 8aggie/ ;pregunt.
;No ;repuso él;. ,stoy hablando de nosotros.
Not $ue ella se ponía rígida esperando $ue continuara.
;+olo intento ser franco ;repiti Derric);. 8e gustas y $uiero estar contigo.
;%ienes sentimientos por las dos, por 8aggie y por mí y est's confuso.
Jill tenía ra*n. ,se era el problema.
;+í ;Derric) apoy la cabe*a en la tumbona y mir el cielo lleno de estrellas con
la sensacin de $ue acabaran de $uitarle un peso enorme de los hombros. ,lla tenía mucha
ra*n.
Jill coloc los pies en el suelo y se le&ant.
Derric) al* la cabe*a.
;-6 dnde &as/
;,s tarde. %engo $ue irme.
;-No te &as a $uedar esta noche/
;-6$uí/ -"ontigo/
:l asinti, pero se dio cuenta de $ue en un segundo había cambiado todo entre ellos.
-Había hecho algo malo/ +e le&ant de un salto y estu&o a punto de &olcar la tumbona en
su prisa por acercarse a Jill. 3e tom las manos.
;8e estoy enamorando de ti, hasta tal punto y tan deprisa $ue la cabe*a me da
&ueltas.
;@ero también tienes sentimientos por 8aggie.
Derric) $uería negarlo, retirar todo lo $ue había dicho, retrasar el reloj unos minutos
y &ol&er a empe*ar. 6$uel asunto de la fran$ue*a no iba como él esperaba.
>MO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;+olo $uería ser sincero contigo.
;( no te imaginas cu'nto te lo agrade*co ;repuso ella con &o* ineNpresi&a.
;(o esperaba $ue lo $ue hemos compartido y mi sinceridad fueran el comien*o de
algo increíble.
Jill lo mir como si fuera tonto o algo peor. Derric) confi contra toda esperan*a en
$ue, al final, o sea en los dos minutos siguientes, ella estu&iera dispuesta a dar una
oportunidad a lo $ue había entre los dos. 1ue ol&idara lo $ue él pudiera sentir por 8aggie,
por$ue él confiaba en $ue esos sentimientos desaparecerían de pronto.
,lla se endere* y mir a su alrededor como si se dispusiera a decir algo, pero
cambi de idea. Jntent apartar la mano, pero él no la solt.
;No te &ayas.
Jill lo mir.
;(o también esperaba $ue esto fuera el comien*o de algo mara&illoso, pero es lo
$ue es. %7 no puedes e&itar sentir lo $ue sientes. %e agrade*co $ue me hayas dicho la
&erdad. ( espero $ue entiendas $ue yo no puedo seguir haciendo esto contigoE ser tu
amiga, ir de compras, lo del chocolate y las estrellas. No puedo hacerlo contigo por$ue
nunca sabré si en un momento concreto est's pensando en mí o est's pensando en ella.
Derric) no supo $ué hacer entonces, así $ue permaneci de pie como un tonto y la
obser& &ol&er a la casa, recoger sus cosas y marcharse. 1uería ir corriendo a la parte
delantera de la casa e impedir $ue se fuera, con&encerla de $ue se había e$ui&ocado y de
$ue ella era la 7nica mujer en la $ue pensaba, pero sus piernas parecían estar pegadas al
suelo. :l no era solo tonto. ,ra un est7pido integral.

>MP
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 22
Jill miraba el saln de baile pregunt'ndose cu'ndo llegaría %homas.
8o&i los ojos en direccin a la entrada, m's all' de la mujer del moño francés $ue
hablaba con una morena escultural $ue lle&aba guantes de seda hasta el codo. 6penas si se
fij en la rubia alta en&uelta en diamantes antes de $ue su mirada se posara en el recién
llegado $ue estaba de pie en la parte superior de la escalera.
,n lugar de %homas, fue Derric) el $ue entr en el gran saln de baile &estido con
frac y sombrero de copa. ,staba muy elegante y todos los ojos se posaron en él y siguieron
todos sus mo&imientos mientras el ritmo de la m7sica cambiaba y él se mo&i con ella
girando las caderas y fue embelesando a las mujeres cuando baj bailando las anchas
escaleras y cru* el suelo de m'rmol hasta $uedar delante de ella.
Ana sonrisa astuta ilumin el rostro de Jill. "has$ue los dedos para indicar al
camarero $ue les lle&ara un gran bol de cristal lleno con un chocolate espeso $ue se usaba
para tartas, trufas y para rellenar suflés.
Derric) no se content con sumergir un solo dedo. %om un puñado de chocolate,
$ue había sido batido nada m's y nada menos $ue por Rolfgang @uc), $uien estaba al
fondo, con un batidor cubierto de chocolate en la mano. 2uera eNplotaron fuegos
artificiales, iluminando el cielo. ,n la distancia se oyeron campanas. Derric) le guiñ un
ojo y ella rio mientras llo&ían min7sculas trufas de chocolate alrededor de los dos.
Jill se incorpor de golpe en la cama y abri los ojos.
>MQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
8ir el dormitorio, donde todo estaba en su sitio. ,l cora*n le latía con &iolencia
en el pecho. Había &uelto a soñar con él.

TTTT

,se día estaban de celebracin.
"helsey, Jill y +andy estaban reunidas mirando docenas de fotos e intentando
decidir cu'l de las tomadas en el concurso de cocina utili*arían para la portada del siguiente
n7mero de Comida para todos&
6 Jill no le cost mucho elegir su preferida.
;,sta es perfecta.
"helsey descorch una botella de champ'n y se agach cuando el corcho golpe el
techo y dio en el frigorífico antes de acabar rodando por el suelo.
;-1uién $uiere champ'n/ ;pregunt.
;(o solo un poco ;contest +andy.
"helsey llen las copas altas con champ'n y dej dos de ellas en la mesita de café.
+andy eNamin la foto $ue sostenía Jill y arrug la nari*.
;No sé si a la señora 8urnane le gustar' esa. +i la miras bien, &er's $ue se nota
$ue la peluca no est' muy centrada en la cabe*a.
;%ienes ra*n ;contest Jill. Dej la foto en el montn de las descartadas y
&ol&i a mirar las otras.
"helsey eligi una y la sujet en alto para $ue la &ieran las otras.
;-1ué os parece esta/ %odas las mujeres han salido bien.
Jill se cru* de bra*os.
;@ero la mujer del pelo plateadoE
;2iona ;la interrumpi +andy;. +e llama 2iona.
;2iona no est' sonriendo ;termin Jill;
>>S
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@ero es en la $ue mejor sale ;repuso +andy;. -%7 $ué preferirías para ti, la foto
en la $ue est's sonriendo o la foto en $ue m's guapa sales/
;3a de la m's guapa ;contestaron las tres al unísono.
;De acuerdo, entonces esa ;Jill coloc las dem's fotos en el montn de las
descartadas y al* su copa;. 0rindo por nuestra mara&illosa fotgrafa y por el éNito de la
re&ista.
+andy tom también su copa y las tres hicieron chocar el cristal antes de beber.
;-1uién ha hecho la lasaña/ ;pregunt "helsey;. ,st' deliciosa.
;"uando Derric) me ha &isto subiendo las escaleras esta mañana, ha insistido en
darme la lasaña $ue había preparado ;contest +andy;. 6 cambio, yo le he dado a Gyan
y a 3eNi durante unas horas.
6 Jill no le había gustado el intercambio, pero se había encerrado en su dormitorio
mientras +andy reunía las cosas $ue necesitaría Derric) y, cuando él ya se había ido, le
había dicho a su amiga lo $ue pensaba.
;,se hombre cocina y cambia pañales ;coment "helsey. 8o&i la cabe*a;. 3a
7ltima &e* $ue estu&e a$uí mandaba flores cada cinco minutos. -3e &as a pedir matrimonio
o se lo pido yo/ ;pregunt a Jill.
,sta reprimi un gemido.
;6lgunas chicas tienen toda la suerte ;continu "helsey;. "on todo el esperma
$ue debe haber en todos los bancos de esperma del mundo y t7 &as y eliges el suyo.
;%iene muchos hermanos ;coment +andy.
Justo en ese momento llamaron al timbre.
"helsey se puso en pie de un salto y fue a abrir la puerta.
;8's flores. -1uién lo iba a imaginar/ ;firm el recibo y tendi el papel al
repartidor;. Gracias ;dijo, antes de cerrar la puerta y darle a Jill la tarjeta $ue
acompañaba a las flores.
Jill ley la tarjeta.
;No son de Derric). 3as flores son del doctor Nathaniel 3erner ;dijo.
6un$ue se sentía agradecida por$ue Derric) le hubiera dicho la &erdad sobre sus
sentimientos por ella, no podía e&itar $ue le diera un &uelco el estmago siempre $ue
pensaba en él. Derric) 0aylor se había abierto paso en su &ida. No solo era el padre de su
>>M
Teresa Ragan – También es hijo mío
hijo, sino $ue adem's era un hombre bueno. ,l instinto de Jill le decía $ue él tenía buenas
intenciones. +abía $ue sentía algo por ella, pero no $uería ser segundo plato. "reía $ue
merecía algo mejor.
Ana llamada a la puerta con los nudillos hi*o $ue se le parara el cora*n.
,sa &e* fue a abrir +andy. %al y como Jill sospechaba, Derric) estaba al otro lado
con Gyan en los bra*os y 3eNi agarrada a su pierna.
;8am' ;dijo 3eNi;. 8ira lo $ue lle&a Gyan.
Derric) sonri y al* al niño para $ue lo &ieran todas.
,l bebé lle&aba un trajecito de marinero completo, con cordn y botones de la
marina, una pajarita y un dibujo de un ancla en la gorra.
;<%ierra a la &ista= ;dijo Derric) con &o* alegre.
;<6 la &i*ta= ;grit 3eNi. "ru* el umbral y corri por la habitacin hasta donde
estaba Jill.
+andy se gir para mirar el reloj $ue colgaba en la pared de la cocina.
;3legas &einticinco minutos tarde ;coment.
;3a &ida en el mar es dura, -y este es el recibimiento $ue nos dais/ ;Derric) mir
a Gyan;. -1ué te parece eso, amiguito/
;<"ierren toda* la* e*cotillas= ;grit 3eNi.
+andy sonri.
;-,so es lo $ue te ha enseñado hoy/
3eNi asinti.
Gyan mo&i las piernas y emiti un gorjeo con la boca.
;Gyan $uiere saber por $ué toda&ía no lo han besado ;musit Jill.
+e le&ant, fue a por su hijo y le bes el moflete.
;-9as a cenar con nosotras/ ;pregunt "helsey a Derric).
;Desgraciadamente, no puedo ;contest él;. ,s miércoles y prometí a mam'
$ue esta semana sí iría a cenar.
;%e perdonaré si me cuelas esta temporada en el &estuario de los "ondors ;dijo
"helsey.
>>>
Teresa Ragan – También es hijo mío
6 +andy le pareci un trato justo. "helsey y ella hablaron de f7tbol y comentaron
$ue no entendían gran cosa del juego, pero a las dos les gustaban los uniformes y sobre
todo el modo en $ue los pantalones ceñían los muslos y el trasero de los jugadores.
Derric) mir las flores $ue había en la encimera detr's de Jill.
;8e parece $ue tienes $ue hablar con tu pediatra.
Jill baj la &o*.
;-1ué parte de Bno $uiero ser tu amigoC es la $ue no has entendido/
;No $uiero perderte ;repuso él.
;@ara perderme, tendrías $ue haberme tenido. ( no $uiero hablar de eso ahora ;
susurr ella.
;Dile al doctor $ue ya no est's disponible.
Jill lo mir a los ojos.
;-3o dices en serio/
;Dijiste $ue sentías algo por mí.
;,so fue antes de $ue t7 dejaras claro $ue toda&ía sientes algo por 8aggie.
Derric) frunci el ceño, pero no refut las palabras de ella.
;,st's confuso ;coment Jill.
Ana &e* m's, el cuerpo grande de él llenaba el umbral. +u proNimidad hacía $ue a
ella le temblaran las rodillas.
;,ntre nosotros est' pasando algo mara&illoso ;dijo él;. ,s demasiado pronto
para rendirse.
Jill mo&i la cabe*a ante tanta audacia.
;No puedo hablar de eso ahora.
;8uy bien ;contest él, antes de $ue le cerrara la puerta en la cara. 8ir su reloj
;. ,staré de &uelta a las ocho. Hablaremos entonces.

TTTT

>>D
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) abri la puerta de la casa de sus padres sin molestarse en llamar y entr con
Han), al $ue lle&aba atado de una correa. ,l perro mo&i la cola, golpeando el suelo con
ella. Derric) cerr la puerta sin hacer ruido con la esperan*a de darle una sorpresa a su
madre. 6un$ue le había dicho $ue iba a ir, estaba casi seguro de $ue no se lo había creído.
De la cocina y el comedor llegaba una cacofonía de &oces, $ue le record a su
infancia, cuando todos sus hermanos y algunos &ecinos se reunían en la cocina a poner la
mesa o ayudar con la cena, hablando también todos a la &e*.
;8irad $uién se ha dignado &enir ;anunci Ja)e cuando lo &io.
;-%enías $ue traer a ese perro/ ;pregunt Gachel.
Derric) acarici el lomo de Han) y sujet la correa con firme*a.
;,s un buen perro y se siente solo en la casa grande ahora $ue Woey ha &uelto a la
suya.
;No me puedo creer $ue dejes entrar a Han) en tu casa y no dejes entrar a Jim
Jensen ;Gachel mo&i la cabe*a;. No tiene ning7n sentido.
+u madre aliñaba una ensalada en la cocina.
;-Has llamado a los &eterinarios de la *ona para preguntarles si alguien ha perdido
a su perro/
Gachel solt un bufido.
;8ira a ese perro, mam'. -%7 $uerrías recuperar a Han) si lo hubieras perdido/
Ja)e se acerc al lado de Derric) y acarici al perro en la cabe*a mientras su madre
miraba a Han) con adoracin.
;@ues claro $ue $uerría recuperarlo. ,s un animal adorable.
Han) mo&i la cola.
;He llamado a una docena de &eterinarios ;le inform Derric);. ( $uería
pediros $ue me ayudarais a hacer carteles.
"omo nadie contest, asumi $ue tendría $ue hacer los carteles él solo.
+u padre le dio una galleta al perro y luego lo tom por la correa y lo sac fuera.
;3e &oy a presentar a 3uc)y y @rincess a &er $ué tal se entienden.
;Gracias. %e lo agrade*co, pap'. -Dnde est' tu camiseta de @6@Y ,+ AN +.3/
;+i hubiera sabido $ue ibas a &enir de &erdad, me la habría puesto.
Derric) se ech a reír y fue a darle un abra*o a su madre.
>>H
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,so huele muy bien.
;"huletas de cordero con salsa de arce, ensalada de patatas con salmn y pastel de
$ueso con mermelada de pl'tano.
;Ana combinacin mara&illosa ;coment él con algo de sorna.
;-1ué tal est' tu rodilla/ ;pregunt su madre.
Derric) frunci el ceño.
;-1uién te ha dicho $ue tenga problemas con la rodilla/
;+oy tu madre. +é esas cosas.
0rad se sent en un taburete de la cocina.
;%odos nos hemos dado cuenta en alg7n momento de $ue cojeas y te duele. -Has
hablado de ello con tu entrenador/
Derric) se pas los dedos por el pelo con frustracin.
;3a semana $ue &iene &uel&o al campo de juego. Nadie se dar' cuenta.
;No puedes jugar eternamente ;le record Ja)e.
;6grade*co mucho &uestro interés ;repuso Derric)? era mentira, no le gustaba
nada $ue metieran las narices en sus asuntos;. @ero est' todo controlado ;bailote un
poco;. -3o &eis/ 3a pierna est' como nue&a.
+u hermano "liff entr desde el eNterior seguido por su padre. Derric) agradeci la
interrupcin.
;Hola, hermano, -cmo &a eso/ ;pregunt "liff;. %e has buscado un perro muy
atracti&o.
+e abra*aron y se dieron palmadas en la espalda, y Derric) empe* a preguntarse
por $ué había tardado tanto en ir a cenar con ellos los miércoles.
;%engo entendido $ue debo felicitarte ;añadi Woey, $ue entr desde el pasillo.
;-@or $ué/ ;$uiso saber Derric).
;8am' nos ha dicho $ue por fin te has enrollado con Jill.
Derric) mir a su madre. ,sta mo&i una mano en el aire y sigui con lo suyo.
Derric) record entonces por $ué no le gustaba asistir a esas cenas.
;Jill me cae muy bien ;coment Gachel, $ue estaba colocando un tenedor al lado
de cada plato en la mesa del comedor.
@hil entreg a Derric) el salero y el pimentero.
>>K
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@onlos en la mesa, -$uieres/
Derric) hi*o lo $ue le decían y mir su reloj.
;Ni se te ocurra ;le dijo su madre. 3e dio una palmadita en el bra*o.
<8aldicin= 3o había pillado.
;-"u'ndo &as a &ol&er a tu casa de 8alibu/ ;in$uiri su padre.
;( lo m's importante ;dijo Woey;. -"u'ndo se &an a mudar Gyan y Jill a &i&ir
contigo/
;3o primero es el amor ;le dijo su madre. 3e pas un bol de cristal lleno de
ensalada de patatas y le indic $ue lo pusiera en la mesa;. Después del amor, podremos
empe*ar a hablar de la parte de &i&ir juntos.
;-@odremos/ ;pregunt Derric);. Nosotros no hablaremos de mi &ida amorosa
ni decidiremos lo $ue m's me con&iene. Jill y yo hablaremos de nuestra &ida amorosa y de
nuestro futuro juntos sin ninguna ayuda por &uestra parte ;-6caso se habían &uelto todos
locos/
;%e noto muy susceptible ;coment Ja)e.
;,s muy sensible ;corrigi su madre.
@ues claro $ue estaban todos locos. -6caso tenía $ue molestarse en pregunt'rselo/
;,s ob&io $ue est' enamorado ;inter&ino Gachel, como si él no estu&iera en la
habitacin.
+u padre se acerc a mirarlo con atencin.
;-"mo notas eso/
;6caba de decir $ue hablar' de su &ida amorosa con Jill ;repuso Gachel;. -@or
$ué $uerría alguien hablar de su &ida amorosa si no tu&iera una &ida amorosa/
;,res una chica inteligente ;anunci su padre. 3e pelli*c la nari* como si ella
tu&iera cinco años.
Derric) hi*o un gesto de dolor.
;@ap' huele otra &e* a puro, mam'.
;@hil. Dime $ue no es &erdad.
,ste mir a Derric) y achic los ojos en un gesto de ad&ertencia.
;1uiero seguir hablando de tu enamoramiento ;musit para &engarse por el
chi&ata*o de él;, y de cmo &amos a pensar entre todos lo $ue Jill y t7 &ais aE
>>L
Teresa Ragan – También es hijo mío
;<,h= ;lo interrumpi Derric);. -.s habéis enterado de $ue "onnor &a a salir
con +andy el &iernes por la noche/ -1ué os parece eso/
+u madre abri mucho los ojos y su hermana Gachel le hi*o señas de $ue guardara
silencio pas'ndose una mano por el cuello y fingiendo $ue lo cortaba.
;-1ué pasa/ ;pregunt Derric), genuinamente confuso.
Ja)e enrojeci. +ali por la puerta del patio y la cerr con firme*a a sus espaldas.
Woey suspir.
;6 Ja)e le gusta +andy y, desde $ue ha descubierto $ue "onnor también se ha
fijado en ella, est' muy disgustado.
;-( luego decís $ue yo soy sensible/ ;Derric) mo&i la cabe*a.
,l sonido de la puerta principal anunci $ue llegaba m's compañía. 3a
con&ersacin se detu&o en seco cuando entr 8aggie en la cocina.
Derric) no sabía si todos se habían $uedado callados por$ue estaban esperando a
&er si iba a entrar 6aron detr's de ella o si simplemente no sabían $ué decirle después de
$ue 6aron la hubiera dejado.
3a 7ltima &e* $ue Derric) la había &isto, ella tenía la nari* enrojecida y los ojos
hinchados de tanto llorar. ,sa noche, sin embargo, parecía haber &uelto a la normalidad.
9ol&ía a ser una mujer serena y hermosa, de piel clara y ojos brillantes.
Derric) fue el primero en acercarse a ella. 3e tom una mano entre las suyas.
;-"mo te encuentras/
;8e alegro de $ue estés a$uí ;repuso ella;. 1uería disculparme por el modo en
$ue me comporté la 7ltima &e* $ue te &i. %7 te molestaste en &enir a ofrecerme tu apoyo y
yo te traté muy groseramente y lo siento. No te merecías eso.
;"onmigo no tienes $ue disculparte nunca. (a lo sabes. ,st's pasando un
momento difícil y $uiero $ue sepas $ue siempre podr's contar conmigo. 6 cual$uier hora
del día o de la noche, solo tienes $ue llamar y allí estaré.
8aggie le sonri. %odos los dem's los rodearon entonces para trasmitirle a 8aggie
su cariño y su apoyo.
"uando se sentaron a cenar y empe*aron a pasarse la comida alrededor de la mesa,
Ja)e ya había reaparecido y se había sentado entre sus hermanas. De la familia solo faltaban
Garrett, "onnor, 3ucas y, por supuesto, 6aron, y en las horas siguientes, todos rieron y
>>O
Teresa Ragan – También es hijo mío
charlaron. Hablaron de muchas cosas, desde deportes hasta libros, sin ol&idar la política,
aun$ue sin llegar a discutir.
8aggie estaba sentada al lado de Derric) y cuando este habl de la adoracin con
$ue lo miraba su hijo, ella tendi la mano y le toc el bra*o con un gesto gentil y cariñoso.
2ue un sencillo roce de sus dedos en la muñeca de él.
Derric) sinti algo muy eNtraño.
,n a$uel preciso momento, algo despert y se mo&i en su interior. 2ue casi como
si una parte de su infancia pasara delante de sus ojos y le mostrara lo $ue no había
conseguido &er tantos años atr's. "omo si eso le re&elara la &erdad, la respuesta a la
pregunta $ue lo había atormentado todos los días de su &ida.
2ue algo de lo m's eNtraño.
Había sido un gesto min7sculo. An roce en la muñeca. Ana locura, en realidad. +olo
el le&e contacto de los dedos de ella en la piel de élE y no había hecho falta nada m's.
Derric) &io unos ojos &erdes y una nari* pe$ueña. 9io una sonrisa grande y un brillo
especial en los ojos. 9io unas *apatillas de andar por casa rosas y de peluche. 6 $uien &io
con los ojos de la mente fue a Jill. 8aggie lo estaba tocando y él solo &eía a Jill.
,ntonces se dio cuenta de $ue necesitaba &erla en carne y hueso. No al día siguiente
ni luego m's tarde. No. %enía $ue &erla en a$uel mismo instante.
6part la silla de la mesa y se puso de pie.
;%engo $ue irme ;anunci.
8aggie se le&ant a su &e*.
;9oy a por mis cosas.
Derric) enarc una ceja con aire interrogante.
+u madre lo &io y contest a la pregunta $ue él no había hecho.
;6 8aggie la ha traído una amiga. 3e dije $ue t7 la lle&arías a casa si &enías, ya
$ue tu apartamento es el $ue m's cerca est' de su casa.
8aggie le puso una mano en el hombro y él &ol&i a sentir lo de antes con la misma
claridad.
;,spero $ue no te importe ;dijo ella.
;,n absoluto. ( estoy seguro de $ue a mis padres no les importar' $ue les deje a
Han) unos cuantos días.
>>P
Teresa Ragan – También es hijo mío
+u padre abri la boca para protestar, pero su madre fue m's r'pida.
;Déjalo una semana. ,s un perro encantador.
Derric) apunt a su padre con un dedo y sonri.
"uando 8aggie y él terminaron de despedirse de la familia, lleg la abuela Dora
con su nue&o no&io. -,s $ue nadie podía entender $ue él tenía prisa/
3e parecía $ue los minutos y las horas se sucedían a paso de caracol. "uando
llegaron a casa de 8aggie, eran ya casi las ocho. +i se daba prisa, solo tardaría unos
minutos m's en llegar al apartamento de Jill.
6parc en la acera y apag el motor.
+ali del coche y dio la &uelta al &ehículo para abrirle la puerta a 8aggie.
;No sé cmo darte las gracias por traerme ;dijo ella cuando estu&o en la acera;.
+iento mucho $ue hayas tenido $ue des&iarte. ,res un encanto.
;No te disculpes m's, 8aggie. +oy yo el $ue debería decir $ue lo siento. +i te
hubiera dejado en pa* cuando t7 me lo pediste, 6aron no se habría marchado. Hay muchas
cosas $ue $uería decirte de camino a$uí, pero parece $ue no he podido encontrar las
palabras. 8e ha pasado algo muy eNtraño. ,sta noche, cuando t7E
;No puedes dejarla en pa*, -&erdad/ ;pregunt una &o* profunda desde el porche
en sombra.
3a &o* era pastosa pero familiar. Derric) se &ol&i y &io $ue 6aron se dirigía hacia
ellos.
8aggie se adelant y lo sujet por el bra*o.
;6aron. -1ué haces a$uí/
;-+orprendida/
;,n estas circunstancias, sí. ,st's borracho.
;%oda&ía estoy consciente, lo $ue significa $ue, como mucho, estoy mareado.
;+er' mejor $ue me &aya ;coment Derric) a 8aggie.
6aron se apart de ella.
;%7 no te mue&as.
Derric) al* las manos en el aire en un gesto de rendicin.
;,sto no es lo $ue t7 crees. 8aggie y yo hemos ido a cenar esta noche en casa de
mam' y la he traído a su casa por$ue mi madre me lo ha pedido.
>>Q
Teresa Ragan – También es hijo mío
6aron se ech a reír.
;-+abes cu'ntas &eces he ido a cenar allí los miércoles/
Derric) neg con la cabe*a.
;Demasiadas para contarlas. -( sabes una cosa/ %7 nunca te has presentado. Ni
una sola &e*. ( de pronto, ahora, la 7nica &e* $ue yo no &oy, apareces t7 y se supone $ue
yo tengo $ue creer $ue ha sido una coincidencia. -%e has sentado al lado de ella en la mesa/
8aggie le toc el hombro a 6aron.
;,so no tiene ninguna importanciaE
;@ara mí sí la tiene ;6aron se encogi de hombros para apartarle la mano y
a&an* hacia Derric);. ,l otro día, la semana pasada, te &i sentado a$uí esperando a
8aggie. (o había &enido por la misma ra*n, para hablar con ella, pero t7 te me adelantaste
una &e* m's.
;%7 deberías haberme dicho $ue estabas a$uí ;inter&ino 8aggie.
6aron le dedic una sonrisa tensa.
;-( luego $ué/
2runci los labios.
;(o te diré $ué ;continu él mismo, antes de $ue 8aggie pudiera contestar;. +i
hubiera regresado contigo, no habría salido bien, por$ue cada &e* $ue salieras por esa
puerta ;señal la entrada de la casa;, me habría preguntado a dnde ibas y si Derric)
estaría contigo. No puedo confiar en él.
;@ero puedes confiar en mí ;respondi ella, claramente eNasperada.
;No puedo seguir haciendo esto ;6aron neg con la cabe*a;. 3o &i a$uí la otra
noche y ahora lo &uel&o a &er a$uí ;se golpe la sien con la palma de la mano;. -1ué es
lo $ue tiene $ue pasar para $ue yo lo entienda por fin/
;-1ué tiene $ue pasar/ ;le pregunt Derric) con &o* tran$uila;. @or$ue yo ya
lo entiendo. (o por fin lo entiendo, 6aron. 8e mantendré alejado de &osotros dos todo el
tiempo $ue sea necesario. 8e buscaré otro abogado. Jré al ju*gado y pediré una orden de
alejamiento contra mí mismo y la firmaré. Haré todo lo $ue sea necesario por$ue, aun$ue
no me he dado cuenta hasta esta noche, todo el mundo tenía ra*nE No estoy enamorado
de 8aggie.
>DS
Teresa Ragan – También es hijo mío
6aron le dio un puñeta*o en la mandíbula con el puño i*$uierdo y a continuacin le
propin un derecha*o en la nari*.
;<0asta= ;grit 8aggie.
Derric), golpeado en medio de su confesin, cay al suelo de gra&a del camino de
entrada a la casa. ,scupi algunas piedrecillas y tierra y sabore sangre. 8aggie a&an*
hacia él, pero Derric) la detu&o antes de $ue se acercara del todo.
;"reo $ue es mejor $ue nos mantengamos alejados el uno del otro.
;Hay un hospital calle abajo. ,sa nari* no tiene buen aspecto ;ella mir a 6aron
;. 6hora &oy a entrar en mi casa y t7 me &as a dejar en pa*. -8e has entendido/
Derric) se sacudi la tierra de los pantalones y se limpi la sangre de la nari* con la
manga de la camisa mientras esperaba a $ue 8aggie entrara en su casa y cerrara la puerta.
;3o siento ;dijo, por$ue pensaba $ue era lo mínimo $ue le debía a 6aron;. He
metido la pata.
;,res un imbécil ;gruñ 6aron.
;3o sé.
;%e has estado entrometiendo en mi &ida desde $ue yo tenía die* años.
6 Derric) le dolía la cabe*a.
;-%anto tiempo/ ;pregunt.
;@robablemente m's ;respondi 6aron;, pero la primera &e* $ue yo recuerdo
fue cuando los dos ahorr'bamos para comprar a$uella bici roja brillante. Zbamos m's o
menos a la par, hasta $ue t7 empe*aste a &ender besos a todas las chicas del barrio por un
cuarto de dlar.
Derric) sonri a pesar de tener la cara ensangrentada.
;8e acuerdo de eso ;su sonrisa desapareci cuando &io la eNpresin de dolor de
6aron;. %ienes ra*n. +oy un imbécil.
;+í. (o renuncié a competir contigo hace $uince años.
;2uiste t7 el $ue me con&enci de $ue jugara al f7tbol americano ;dijo Derric).
6aron asinti.
;No me gustaba ese juego y pensé $ue disfrutaría &iendo cmo te golpeaban. @ero
el plan me sali mal, por$ue result $ue jugabas muy bien y te hiciste m's popular $ue
nunca.
>DM
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) dej de preocuparse por su nari*. Hi*o tintinear las lla&es $ue lle&aba en el
bolsillo.
;Nunca fue mi intencin arruinarte la &ida. 3o $ue pasa es $ue tengo un don para
hacerle eso a la gente.
;+í, es &erdad.
Derric) hi*o un gesto con la barbilla en direccin a la casa.
;"reo $ue est' furiosa con los dos.
;( no me eNtraña. (o no la culparía si decidiera $ue no $uiere &ol&er a hablar
conmigo en su &ida. He sido un idiota. ( t7 también, por partida doble.
;@ues si hay algo de lo $ue estoy seguro después de todo esto, es de $ue 8aggie te
$uiere a ti y siempre te ha $uerido. He tardado muchos años en entender $ue no siempre
puedo salirme con la mía. Jill entendi esa parte de mí a las dos semanas de conocerme.
;,s una chica lista. (a me cae bien.
Derric) abri la puerta de su coche y señal con un gesto el asiento del
acompañante.
;-%e lle&o a alg7n sitio/
;,s lo menos $ue puedes hacer ;repuso 6aron;. ,stoy en el hotel $ue hay a tres
man*anas de a$uí ;se acerc y subi al &ehículo;. "uando me hayas dejado, deberías
pasarte por un centro médico. ,sa nari* tiene mala pinta.

>D>
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 23

Derric) subi cojeando las escaleras. ,l apartamento de Jill estaba a oscuras. 6bri
la puerta del suyo y fue directamente al cuarto de baño a inspeccionar los daños $ue había
sufrido su cara. +e subi el labio superior con un dedo para intentar mirarse los dientes.
,l doctor del centro médico le había dicho $ue tenía uno astillado. @ero los dientes
frontales parecían estar bien. ,n la ceja i*$uierda le habían puesto una pe$ueña &enda en un
corte. %enía el ojo morado e hinchado. BGenial. +encillamente genialC.
,ntr en el dormitorio y se puso un ch'ndal y una camiseta limpios. %ir a la basura
la ropa manchada de sangre.
,sa noche estaba resultando m's agria $ue dulce, pero seguía siendo agridulce.
1uería m's $ue nada en el mundo &er a Jill esa noche, hablar con ella y &er cmo
estaba. ,lla no se había apartado de sus pensamientos desde $ue habían hecho el amor.
Nunca había sentido a$uello por nadie, ni si$uiera por 8aggie, y eso era lo $ue había
comprendido a$uella noche en la cena. Había $uerido ir corriendo a &er a Jill y tomarla en
sus bra*os y mirarla a los ojos cuando le dijera $ue la había echado de menos y, lo m's
importante, $ue la amaba a ella, solo a ella y a nadie m's. +olo le $uedaba una semana
antes de $ue empe*aran los entrenamientos. 1uería apro&echarla al m'Nimo pasando cada
minuto de ese tiempo con Gyan y con Jill. Haría lo $ue fuera preciso para con&encerla de
$ue ella era la 7nica mujer para él.
"uanto m's había intentado &ol&er con ella esa noche, m's difícil le había resultado
esa tarea. @or primera &e* desde $ue se mudara a a$uel apartamento, se sentía solo y &acío.
>DD
Teresa Ragan – También es hijo mío
+ac una bolsa de guisantes congelados y se la puso en el ojo. "on el ojo bueno mir por la
&entana de encima del fregadero para &er si había lu* en casa de Jill. Gyan solía despertarse
a comer a esa hora. 6l fin se tom un par de ibuprofenos y se tumb en el sof'. 6poy la
cabe*a en un cojín y cerr los ojos.
6 pesar del dolor, sentía $ue le habían $uitado un gran peso del cora*n. 3le&aba
muchos años pensando $ue estaba enamorado de 8aggie y ahora se daba cuenta de $ue
había estado obsesionado con la idea de estar enamorado. 1uerer a 8aggie era sinnimo de
competir y de acabar por BganarlaC para él. %endría $ue disculparse mucho m's antes de
$ue 8aggie y 6aron lo perdonaran. No tenía nada de raro $ue su familia no lo hubiera
entendido esos 7ltimos meses. :l tampoco se había comprendido a sí mismo.

TTTT

Derric) se incorpor sentado. ,l sol $ue entraba por la &entana le daba en la cara,
ceg'ndolo. %ard un momento en darse cuenta de $ue había dormido en el sof'. +e frot la
parte de atr's del cuello y desli* los pies al suelo. +e sentía de pena. No había ni un
m7sculo en su cuerpo $ue no le doliera.
(a era mediodía.
8ir por la &entana el apartamento de Jill y comprendi $ue ella probablemente
habría salido horas atr's a la cita con el médico.
+e dirigi al baño con cuidado de no hacer mo&imientos bruscos. +e cepill los
dientes, lo cual no le result f'cil con el labio hinchado. 6 continuacin se ech agua fría en
la cara y mir su imagen en el espejo. ,se día el ojo tenía ligeramente mejor aspecto $ue el
labio.
3lamaron a la puerta y fue a abrir, animado por la posibilidad de tener por fin
ocasin de hablar con Jill.
>DH
Teresa Ragan – También es hijo mío
@ero al otro lado de la puerta estaba 8aggie, con aire fresco y &eraniego, ata&iada
con unos &a$ueros cortos y una camisa rosa. Derric) intent ocultar su decepcin al &erla a
ella en lugar de a Jill y la in&it a entrar con una sonrisa torcida.
;<.h, pobrecito= ;8aggie entr en el apartamento y cerr la puerta a sus
espaldas.
;-1ué haces a$uí/ ;pregunt él.
;%enemos $ue hablar.
@or alguna ra*n, a$uella frase concreta lo puso ner&ioso.
;No pasa nada ;coment ella, $ue seguramente había captado la aprensin $ue
sentía él;. He &enido por$ue no podré estar tran$uila hasta $ue hable contigo de una &e*
por todas. %engo $ue hacerte unas preguntas importantes.
;De acuerdo ;Derric) trag el nudo $ue tenía en la garganta;. 6delante.
;,st's horrible.
;8uchas gracias.
;6aron tiene un gancho impresionante, -&erdad/
;,so es cierto.
;<1uién lo iba a imaginar=
;(o no.
,lla le puso una mano en la barbilla. Derric) permaneci $uieto y rígido y dej $ue
lo tocara, ya $ue suponía $ue ella tenía algo muy serio $ue $uería decirle. Hasta $ue &io
una eNpresin eNtraña en los ojos de ella.
;No lo digas ;le pidi entonces él.
;-1ué es lo $ue no $uieres $ue diga/
;No me digas $ue lo sientes por$ue a$uí el 7nico $ue debe pedir disculpas soy yo.
3os dos podríamos decirnos mutuamente $ue lo sentimos hasta $ue la cara se nos ponga
a*ul, pero eso no nos har' ning7n bien a ninguno de los dos.
;%ienes ra*n.
Derric) seguía mirando de &e* en cuando por la &entana en direccin al
apartamento de Jill. %enía la impresin de $ue habían pasado meses desde la 7ltima &e* $ue
la había &isto.
;-1ué es lo $ue pasa, 8aggie/
>DK
Teresa Ragan – También es hijo mío
,lla dej caer el bra*o al costado y apoy la mano en el bolso $ue le colgaba del
hombro.
;+e trata de ti y de mí.
6 Derric) no le gustaba el rumbo $ue tomaba la con&ersacin. Dos semanas atr's,
dos días incluso, habría dado su bra*o derecho por estar a solas con 8aggie, pero ahora ya
solo podía pensar en Jill. 8ir de nue&o en direccin al apartamento de esta. %endría $ue
haber llegado ya a casa.
-Dnde se había metido/
De pronto se sinti muy incmodo allí con 8aggie, los dos solos en el apartamento.
;-1ué es lo $ue ocurre/ ;pregunt de nue&o.
;[ltimamente he tenido mucho tiempo para pensar en cosasE en nosotros.
+igui una pausa larga e incmoda. Derric) fue a la cocina y se sir&i un &aso de
agua. ,l dolor de cabe*a se había &uelto intolerable. %om dos ibuprofenos m's.
;-1uieres beber algo/ ;pregunt.
;No, gracias ;contest ella.
;,st' bien. +uéltalo de una &e*, 8aggie. ,l suspense me est' matando. -1ué es
eNactamente lo $ue me $uieres decir/
;%e $uiero ;respondi ella;. 1uiero pasar mi &ida contigo. 27gate conmigo,
Derric). Hoy mismo. ,n este instante.
:l solt una risotada ronca y el agua casi se le meti por la nari*.
8aggie lan* un bufido.
;-%e est's riendo de mí/
;@erdona. ,s solo $ue todo esto no podría haber llegado en peor momento. (o no
te amo, 8aggie.
;-. sea $ue anoche no lo decías solo por$ue 6aron estaba presente/
;No. Decía la &erdad. "reo $ue solo necesitaba $ue me inculcaran un poco de
sentido com7n para $ue me diera cuenta de $ue lo $ue no me gustaba era perder con 6aron.
,lla le puso las palmas de las manos en el pecho y empuj con fuer*a.
;<,h= -1ué est's haciendo/
8aggie &ol&i a empujarlo y a continuacin le dio un puñeta*o en el hombro.
>DL
Teresa Ragan – También es hijo mío
,lla era una mujer pe$ueña y él no sinti dolor, pero retrocedi un par de pasos por
si acaso ella decidía tomar la mesita de café y lan*'rsela a la cabe*a.
3a cara de ella se había puesto muy roja.
;-8e est's diciendo $ue te has interpuesto en mi &ida siempre $ue has podido, $ue
has arruinado mi relacin y has hecho todo eso solo por$ue sí, por$ue eres un tipo grande y
duro $ue est' acostumbrado a salirse con la suya/ -@or$ue te gusta ganar/
"ru* el apartamento y abri la puerta. Derric) la sigui al eNterior.
;+é $ue soy terrible ;dijo. +e acerc todo lo $ue pudo, pero no tanto $ue ella
pudiera sacarle los ojos;. <.jal' pudiera retirar todo eso= ;eNclam;. <.jal' hubiera
&isto lo $ue ya habían &isto todos los dem's hace tiempo= %e $uiero como a una hermana,
pero la &erdad es $ue amo a Jill. Hasta $ue la conocí a ella, no sabía lo $ue era el amor.
8aggie no parecía con&encida.
;,s una locura, pero es la &erdad ;insisti él;. "reo $ue he amado a Jill desde el
primer momento en $ue la &i.
8aggie al* los bra*os, lo $ue hi*o $ue él retrocediera otro paso. ,lla sonri, se
adelant, le puso las manos en la cara, se coloc de puntillas y le dio un beso en la mejilla.
6ntes de $ue él adi&inara sus intenciones, apart las manos de la cara y simplemente lo
abra* con tanta fuer*a $ue Derric) pens $ue lo iba a partir en dos. "uando ella termin,
se subi m's el bolso en el hombro. @arecía feli* y $ui*' incluso di&ertida, como si no
hubiera tenido ninguna intencin de fugarse con él.
;Gracias, Derric). Nos &eremos el lunes en el tribunal.
:l se rasc la cabe*a.
;-9as a estar allí/ -Después de todo lo $ue te he hecho pasar/ ;a esas alturas,
Derric) ya no entendía nada de nada.
;6sí es ;respondi ella;. No me lo perdería por nada en el mundo.
+e dirigi a las escaleras y Derric), $ue tu&o la sensacin de estar siendo obser&ado,
se &ol&i hacia el apartamento de Jill y &io a esta a tra&és de la &entana de la cocina.

TTTT
>DO
Teresa Ragan – También es hijo mío

Durante el &iaje a casa después de la cita de Gyan con el doctor 3erner, Jill baj la
&entanilla y dej $ue el aire c'lido de 3os 6ngeles le alborotara el pelo mientras circulaba.
@as por delante del estudio de Rarner 0rothers y también de la N0".
,l doctor Nate 3erner había eNpresado su satisfaccin por los progresos de su hijo.
"uando termin de eNaminar a Gyan, ella le había dado las gracias por las flores y a
continuacin había procedido a decirle $ue su &ida era algo catica en a$uel momento y
$ue necesitaba poner cierto orden en ella antes de salir con nadie. :l se lo había tomado
bien. 3e había dicho $ue le a&isara cuando estu&iera preparada para otra cita y había
prometido $ue, si se daba esa cita, tendría lugar en una noche en la $ue no estu&iera de
guardia.
Jill odiaba admitirlo, pero había esperado $ue Derric) apareciera en su casa la noche
anterior, tal y como había dicho $ue haría, y $ue hubieran podido hablar. Definiti&amente,
se había enamorado de él. "mo y por $ué, no estaba segura. 6 pesar de $ue él no se había
presentado, había conseguido dormir toda la noche de un tirn. Derric) tenía ya m's de un
mes y había dormido seguido hasta las cinco de la mañana. ,lla se sentía descansada y
deseosa de empe*ar el día.
,se día era jue&es. 3a mediacin tendría lugar el lunes siguiente por la mañana.
"uando terminaran con eso, las cosas $uedarían claras entre ellos y ella podría seguir con
su &ida. No tendría $ue estar adi&inando lo $ue iba a pasar. +aber $ue no tendría $ue
preocuparse de $ue le $uitaran a Gyan le $uitaría un peso tremendo de los hombros.
,ntr en el aparcamiento y &io $ue el coche de Derric) seguía allí. ,l cora*n le
lati con fuer*a al pensar en &erlo. No podía e&itarlo.
+ubi las escaleras con Gyan en un bra*o y la bolsa de bebé en el otro hombro. Ana
ligera brisa le refresc la cara. An colibrí bebía agua en el bebedero $ue había en la &entana
de su &ecina.
Ana &e* en el apartamento, lle& a Gyan a su habitacin y sonri cuando el niño
empe* a mo&er las piernas y estirar los bra*os. 3o dej en la cuna y fue a la cocina a
prepararle un bibern. "uando llenaba un ca*o con unos centímetros de agua para
calentarlo, &io $ue se abría la puerta del apartamento de Derric).
>DP
Teresa Ragan – También es hijo mío
+alieron 8aggie y él. ,staban hablando. 3os dos se mostraban serios hasta $ue ella
le tom la cara y lo bes. Después del beso, se abra*aron durante lo $ue a Jill le pareci una
eternidad.
,l cora*n le dio un &uelco. "ontu&o el aliento. ,l día anterior había empe*ado a
pensar $ue $ui*' había sido demasiado dura con Derric). 1ue tal &e*, a pesar de todo lo
$ue había &isto con sus propios ojos, lo suyo con él tu&iera toda&ía alguna posibilidad.
-"mo podía ser tan espesa/ Había sido una tonta. Había intentado pasar por alto el
encaprichamiento de él con a$uella mujer, pero ahora algo le decía $ue había mucho m's
en a$uella historia. Derric) al* la &ista, como si notara $ue lo miraba, y la &io en la
&entana. No perdi ni un instante en ir al apartamento de ella.
Jill abri la puerta antes de $ue tu&iera tiempo de llamar. "uando lo &io de cerca,
abri mucho los ojos, sorprendida.
;-1ué te ha pasado/
;,s una larga historia.
Derric) intent entrar, pero ella le cort el paso.
;6ntes de $ue hablemos, contesta a unas preguntas.
;De acuerdo. +i es por lo $ue acabas de &erE
;3a semana pasada, cuando lle&aste a Han) a tu casa de 8alibu ;empe* a decir
ella, interrumpiéndolo;, y luego no regresaste hasta medianoche, -dnde estabas/
:l hundi las manos en los bolsillos del ch'ndal.
;@or todas partes ;contest;. +i no recuerdo mal, fue un día de locos ;
entrecerr los ojos y apret los labios como si eso lo ayudara con la memoria;. 6 mi
hermana se le a&eri el coche ;dijo;. De eso me acuerdo.
;-9iste a 8aggie a$uella noche/ (a sabesE antes de &enir a$uí ;Bantes del
besoC, pens ella. B6ntes de $ue me besaras con tanta pasin y después me hicieras el amor
y &ol&ieras mi mundo del re&ésC.
Derric) asinti.
;8e parece recordar $ue la &i.
;-+í o no/
;+í.
;( también la &iste anocheE
>DQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,so fue una coincidencia. Nada m's $ue una coincidencia.
;-9iste a 8aggie anoche en su casa/
Derric) &ol&i a asentir.
6$uello era justamente lo $ue Jill temía.
;Nos &eremos el lunes en el ju*gado ;dijo.
Jntent cerrar la puerta, pero él tenía la mano en el marco. 2runci el ceño.
;Dijiste $ue podríamos hablar ;le record.
;,so fue antes de $ue contestaras a mis preguntas ;respondi ella.
9ol&i a intentar cerrar la puerta.
:l se neg a mo&erse.
;No hagas esto, Jill. Nada es lo $ue parece.
;%7 no lo entiendes ;eNplic ella;. No estoy enfadada contigo, solo estoy
decepcionada. %7 no me debes nada a mí y yo no te debo nada a ti. 8ir'ndolo bien, apenas
nos conocemos.
;,so no es &erdad. +é $ue eres responsable y trabajadora. ,res una madre
fant'stica y una persona muy cariñosa. +é $ue te gusta el sushi y $ue el suflé de chocolate
te gusta entero por fuera y blando por dentro. +é $ue #l diario de Noah es una de tus
películas fa&oritas de todos los tiempos, sé $ue prefieres los gatos a los perros y sé $ue eres
lo mejor $ue ha pasado en mi &ida en mucho tiempo.
:l parecía sincero, pero eso no importaba. Jill no $uería estar con un hombre $ue
podía estar mir'ndola a ella y pensando en otra mujer. +abía $ue él estaba confuso y $ue la
reaccin de ella al &erlo con 8aggie podía ser injusta, pero él no la $uería y ella se merecía
a alguien $ue la $uisiera. Después de todo lo $ue había pasado, se merecía al menos eso.
;( eres hermosa ;continu él, con una &o* ronca $ue sonaba casi desesperada;.
3o $ue &es es lo $ue hay. No finges ser lo $ue no eres. ,sa es una de las cosas $ue m's me
gustan de ti.
(a estaba otra &e* a$uella palabra. BGustarC. ,lla le gustaba. 3e gustaba mucho. Jill
suspir. @or eso precisamente no podía dejarle entrar. 6$uello no tenía nada $ue &er con
8aggie y sí mucho $ue &er con el modo en $ue $uería ser tratada. Después de siete años,
%homas tampoco había sabido lo $ue $uería. ,lla no tenía buena mano para elegir a los
hombres.
>HS
Teresa Ragan – También es hijo mío
;3o siento, pero no $uiero un hombre $ue no consigue descubrir lo $ue $uiere. (a
no soy la jo&en ingenua de otro tiempo. 8e mere*co algo mejor.

TTTT

Hacía tres días $ue Jill había &isto a Derric) por 7ltima &e*. 6l día siguiente lo &ería
en el ju*gado. +uspir. 6$uello no era cierto del todo. 3o había &isto por 7ltima &e* una
hora atr's, cuando se había asomado por el hueco de la persiana de la &entana $ue daba a la
calle y lo había &isto caminar hacia el aparcamiento. "omo siempre, estaba increíblemente
atracti&o, con una camisa blanca $ue lle&aba arremangada y un pantaln de traje $ue se
ceñía en las caderas. ( ella se había preguntado a dnde iría y $ué hacía esos días.
"on la esperan*a de dejar de pensar en él, lle& a Gyan a la otra habitacin para
darle un baño. "uando &io $ue el agua tenía la temperatura $ue $uería, lo introdujo en la
bañera.
;,res el niño m's lindo del mundo, -&erdad/
,l pe$ueño era un &erdadero milagro. (a no lloraba siempre $ue lo tomaba en
bra*os. De hecho, Nate había sugerido $ue la ra*n de $ue llorara tanto al principio podía
haberse debido a $ue captaba la aprensin de ella. @ero ella, en poco tiempo, había
empe*ado a sentirse segura para cuidar de él. 6parentemente, los bebés percibían cu'ndo
estaban ner&iosas las madres.
%om agua con la palma de la mano y lo aclar. 6 continuacin lo sec con una
toalla y lo en&ol&i en una manta c'lida. "uando entraba en la sala de estar, capt una
sombra a tra&és de la persiana. Había alguien en la puerta. +andy había dicho $ue tal &e* se
pasara con un par de artículos $ue había escrito para el n7mero de ese mes de la re&ista.
Comida para todos había sido un éNito el mes anterior y esperaban duplicar las &entas con
el prNimo n7mero. "helsey había atribuido a Derric) el aumento en las &entas, pero Jill
prefería creer $ue se habían impuesto las recetas buenas y los artículos de informacin
competentes.
>HM
Teresa Ragan – También es hijo mío
6bri la puerta. Nunca, ni en un milln de años, habría esperado &er a %homas allí.
;Hola, Jill.
,lla no contest. 3o obser& con atencin. +iempre le habían gustado sus trajes
oscuros, sus camisas blancas impecables y su pelo perfectamente peinado, pero, por alguna
ra*n, ese aspecto rígido ya no le sentaba bien. . $ui*' era $ue a$uella imagen ya no
encajaba con los gustos de ella. No estaba segura de cu'l de las dos cosas. :l era alto, pero
sus hombros eran menos anchos de como los &eía Jill en los sueños eNtraños $ue tenía en
los 7ltimos tiempos. ( a ju*gar por la palide* de su cara, pasaba mucho m's tiempo en el
despacho $ue al aire libre jugando al golf.
%homas intent darle un ramo de tulipanes rojos brillantes, pero ella tenía a Gyan en
bra*os, así $ue hi*o un gesto en direccin a la cocina con su mano libre y lo sigui allí. +us
flores fa&oritas eran los lirios de día, pero %homas nunca había sido un hombre $ue
recordara esos detalles, ni si$uiera después de siete años juntos.
;Gracias ;dijo Jill;. +on muy hermosos.
;No tan hermosos como t7.
,lla lo mir con atencin. +e pregunt $ué se propondría, pues %homas tampoco
había sido nunca hombre de cumplidos.
;%oma ;dijo ella. 3e pas a Gyan y él arrug la nari* como si sostu&iera una
comadreja en lugar de un bebé. ,lla ignor su eNpresin horrori*ada y tard un rato en
encontrar un jarrn apropiado.
3e costaba asimilar el hecho de $ue %homas estu&iera en su apartamento con Gyan
en los bra*os. 6un$ue sus padres le habían hablado de él en m's de una ocasin, ella había
estado segura de $ue no &ol&ería a &erlo nunca. 3o mir una &e* m's y se pregunt si
habría tomado él solo la decisin de ir a &erla. +e entretu&o cortando los tallos y después
colocando las flores en el jarrn para darse tiempo a absorber la presencia de él allí.
"uando se &ol&i, le sorprendi &er $ue estaba muy cerca de ella.
;-De $ué $uerías hablarme/ ;le pregunt Jill.
;-No es e&idente/
3a mirada de perrito perdido $ue le lan* entonces solía funcionar en otro tiempo,
pero ahora ella lo encontr simplemente ridículo. %u&o $ue reprimirse para no soltar una
risita.
>H>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;"asi no me has dicho ni dos palabras desde $ue me dejaste plantada en la iglesia.
+inceramente, no tengo ni la menor idea de por $ué has &enido.
;Nunca he dejado de $uererte, Jill.
,lla abri la boca, sorprendida.
;-%e est's $uedando conmigo/ ,stu&iste meses sin llamar por teléfono después de
$ue me &iniera a$uí. +i me hubieras $uerido algo, habrías &enido a "alifornia hace meses.
;%us padres me dijeron $ue te diera tiempo. Dijeron $ue &ol&erías antes de $ue
terminara el &erano. 3a siguiente &e* $ue pregunté por ti me enteré de $ue estabas
embara*ada.
Jill lo apunt con un dedo.
%homas sujet a Gyan contra su pecho a modo de proteccin.
;-@or $ué me dejaste en la iglesia, %homas/ -"mo pudiste hacerme una cosa así/
;@or$ue soy un tonto.
;Dame a mi hijo ;ella le $uit a Gyan de los bra*os.
%homas se mir una mancha h7meda $ue tenía en la camisa.
;8e parece $ue se ha hecho pis encima de ti. 9oy a ponerle un pañal y &uel&o
enseguida.
Jill regres un momento después con el niño, ya con pañal, en los bra*os. %homas
estaba de pie delante del fregadero y se la&aba la mancha de la camisa con una toalla de
papel mojada en agua fría.
;-%ienes una cuna o alg7n lugar donde puedas dejarlo mientras hablamos/ ;
pregunt.
;No. No es su hora de dormir y le gusta estar en bra*os.
%homas señal el sof'.
;-Nos sentamos/
Jill se sent de mala gana en el silln situado enfrente del sof'.
%homas se acomod en el sof' y se frot las rodillas con las manos, algo $ue solía
hacer siempre $ue estaba ner&ioso. @or mucho $ue Jill lo mirara, a7n no podía creerse $ue
estu&iera allí, después de tanto tiempo, sentado enfrente de ella.
@or fin había ido.
>HD
Teresa Ragan – También es hijo mío
,lla había pasado meses soñando con a$uel momento y ahora $ue había llegado, no
estaba segura de $ue le gustara la presencia de él allí
;-Gecuerdas la pelea $ue tu&imos la noche antes de nuestra boda/ ;pregunt
%homas.
Jill asinti, aun$ue no tenía ni idea de por $ué se habían peleado a$uella noche. 3os
dos estaban ner&iosos y estresados después de meses planeando el gran día.
;"uando te dejé en tu casa, subí a mi coche y me alejé. "onduje durante
)ilmetros hasta $ue ya no supe en $ué ciudad estaba. "uando encontré un hotel, entré en el
bar y bebí hasta $uedarme dormido.
Hi*o una pausa y la mir. %enía los ojos llorosos.
;%7 sabes $ue no soy bebedor. "uando desperté a la mañana siguiente, era
demasiado tarde. Había pasado la hora de la boda. "uando llegué a tu casa, te negaste a
hablar conmigo.
Jill esper a sentir algo por dentro, $ui*' un aleteo de mariposas en el &ientre o
alguna pun*ada de deseo, pero no sinti nada.
%homas se le&ant del sof' y se dej caer sobre una rodilla enfrente de ella. 3e puso
una mano en la pierna.
;Nunca he dejado de $uererte, Jill. 9uel&e a Nue&a (or) conmigo, te lo suplico.
6 ella le habría gustado $ue estu&iera +andy presente con una c'mara de &ídeo.
Había fantaseado durante m's de un año con a$uel momento, con %homas suplic'ndole $ue
&ol&iera con él. ,n sus sueños se abra*aban y besaban antes de $ue él la lle&ara a una
capilla donde se con&ertían por fin en marido y mujer. 6 pesar de lo $ue le había hecho,
seguía teniendo sentimientos por élE sentimientos de índole fraternal. @or primera &e* en
muchos meses, supo sin ninguna duda $ue había hecho lo correcto al mudarse a "alifornia.
+onri. No pudo e&itarlo.
@or primera &e* en su &ida, estaba haciendo todas las cosas con las $ue había
soñado. Dirigía una re&ista propia, tenía un hijo $ue era solo suyo, le gustaba su
apartamento y no le cabía la menor duda de $ue sería una buena madre para Gyan. 6 pesar
de haber sufrido a causa del amor, se había &uelto a abrir a este y jam's lamentaría el
tiempo $ue había pasado con Derric). @or primera &e* en su &ida, tenía la sensacin de $ue
podía tomar decisiones propias sin pedir antes opinin a sus amigos y familiares. No solo se
>HH
Teresa Ragan – También es hijo mío
dejaba guiar por su instinto, sino $ue adem's perseguía sus sueños y eso le producía una
buena sensacin.
%homas seguramente se tom la sonrisa de ella como una señal positi&a, por$ue sus
ojos se iluminaron con esperan*a.
;-Gecuerdas la casa $ue te dije $ue había elegido para nosotros/ ;pregunt.
Jill asinti.
;3a compré. ,spera a &er lo $ue he hecho en el despacho. ,s todo tuyo. @uedes
contratar una niñera y escribir artículos para tu re&ista, si tienes tiempo. ( m's importante
a7n, $uiero $ue edites el libro $ue he escrito. @ondré tu nombre en la p'gina de
agradecimientos.
Jill tu&o $ue reprimirse mucho para no al*ar los ojos al cielo y lan*ar un gemido.
;,sta &e* todo ser' distinto, Jill. +olo dame una oportunidad, por fa&or.
,lla al* a Gyan en sus bra*os.
;,sta es mi &ida ahora, %homas. 8íralo. 8íralo bien. :l es mi familia, mi amor,
mi todo.
%homas suspir.
;No es sano asfiNiar a un niño a base de amor, -sabes/
;3o sé, pero no puedo e&itarlo ;ella sonri;. 8íralo. ,s irresistible, -no te
parece/
%homas mir bien al niño y se rasc la parte de atr's del cuello.
;-1uieres &ol&er a tomarlo en bra*os/ 6hora ya le he puesto un pañal.
;De momento no, gracias.
3a sonrisa de ella se hi*o m's amplia por$ue había adi&inado $ue él iba a decir eso.
;Jam's podría &i&ir con un hombre $ue no $uisiera a Gyan tanto como yo.
;,stoy seguro de $ue, con el tiempo, yo llegaría a sentir lo $ue sientes t7 por ese
bebé.
;(o estoy segura de $ue no, pero esa no es la ra*n por la $ue &oy a recha*ar tu
oferta. No te $uiero ;estrech a Gyan contra su pecho;. <9aya= ,sto es increíble.
;-1ué es increíble/
;1ue pueda estar a$uí sentada, mirarte a los ojos y decirte con una certe*a
absoluta $ue no te $uiero. ,s liberador, %homas. <,s tan liberador=
>HK
Teresa Ragan – También es hijo mío
%homas se le&ant y juguete con su corbata.
;+upongo $ue debo irme.
,lla se puso en pie y ambos permanecieron un momento parados, mir'ndose. @ero
entonces ella tu&o una idea. 6l* la barbilla, cerr los ojos y junt los labios en un beso.
;-1ué haces, Jill/
;0ésame ;ella sujet a Gyan con una mano y se toc los labios con la otra;.
Deprisa, %homas;. 6ntes de $ue sea demasiado tarde.
:l se inclin y la bes. ,l beso dur demasiado y ella al final lo apart con
gentile*a.
;Nada. No siento absolutamente nada.
%homas mo&i la cabe*a y se dirigi a la puerta.
;3o siento ;dijo ella, siguiéndolo;. @ero te agrade*co $ue hayas &enido hasta
a$uí.
;,stoy seguro de ello ;él abri la puerta y se &ol&i hacia ella;. 8añana estaré
en el ju*gado. %us padres también estar'n allí. %u padre ha en&iado a dos de sus mejores
abogados conmigo. "uando hayamos terminado, tendr's la custodia plena de tu hijo.
Jill suspir. 6 %homas lo había en&iado su padre.
;-"mo pens'is hacer eso/ ;pregunt ella.
;,n realidad, es pan comido ;contest él;. +er' un caso muy f'cil, créeme.
;@ero yo no $uiero herir los sentimientos de nadie. No hay ninguna necesidad de
ponerse desagradables.
;-1uieres la custodia plena de tu hijo, sí o no/
,lla se mordi el labio inferior.
;0ueno, sí, peroE
;Déjalo de mi cuenta, Jill. %7 no tienes $ue preocupar esa linda cabecita con nada.
,lla record entonces claramente por $ué él la ponía a menudo de los ner&ios
;+olo te pido $ue tus amigos y t7 no eNageréis mucho ;le dijo;. +é lo
maliciosos $ue pueden ser los abogados de pap'. +é $ue sois capaces de atacar como
tiburones. 6$uí eso no es necesario.
;+eré tan bueno $ue puede $ue cambies de idea y te &engas a casa conmigo.
;6dis, %homas. Nos &eremos en el tribunal.
>HL
Teresa Ragan – También es hijo mío

>HO
Teresa Ragan – También es hijo mío

Capítulo 2

"ual$uier esperan*a $ue hubiera podido tener Derric) de una resolucin f'cil en lo
relati&o a su hijo, desapareci en cuanto &io entrar a Jill en el edificio del ju*gado
acompañada, no solo por sus padres, sino también por tres abogados. 3os tres hombres
lle&aban trajes a*ules oscuros idénticos, con camisas blancas y corbatas de seda de colores
fuertes. 3os abogados se afanaban alrededor de Jill como si les fuera la &ida en hacerla
feli*.
3os padres de Jill no lo miraron a los ojos cuando llegaron a la larga mesa
rectangular rodeada de sillas de respaldo alto. 3es dijeron $ue se sentaran en la primera fila
de sillas situadas detr's para lo $ue habría sido el p7blico general si a$uello hubiera sido un
juicio de &erdad.
3a reunin de ese día tenía lugar en una sala del ju*gado. 3a mesa en la $ue se
sentarían Jill y Derric) había sido instalada entre el estrado donde se situaba normalmente
el jue* y los asientos donde se habían sentado los padres de ella.
3a mediadora de a$uel día era una mujer. ,sta se había sentado en un eNtremo de la
larga mesa. 3le&aba un traje arrugado y tenía aspecto de necesitar una larga noche de
descanso. Jndic con un gesto a los tres abogados y a Jill $ue se sentaran enfrente de
Derric).
,ste se puso en pie, se inclin sobre la mesa y estrech la mano de cada uno de los
abogados. "uando lleg a Jill, le sostu&o la mirada y le tendi la mano con una sonrisa. ,lla
parecía ner&iosa. Habían pasado demasiados días desde $ue hablara con ella. Derric) había
tenido $ue recurrir a toda su fuer*a de &oluntad para no llamar a su puerta e insistir hasta
$ue consiguiera $ue hablara con él. +us hermanas le habían hecho prometer $ue la dejaría
>HP
Teresa Ragan – También es hijo mío
en pa*. 3e habían dicho $ue tenía $ue darle tiempo y $ue, si seguía llamando a su puerta
una &e* $ue ella le había dicho $ue no lo hiciera, solo conseguiría parecer desesperado.
@ero ese día era el 7ltimo día $ue tenía intencin de dejarla en pa*.
Jndependientemente de lo $ue ocurriera en el ju*gado, de $ue ganara o perdiera, no
dejaría de llamar a la puerta de ella hasta $ue consiguiera $ue lo in&itara a entrar. ( cuando
Jill terminara por ceder y le abriera, le diría toda la &erdad y nada m's $ue la &erdad. 1ue
estaba locamente enamorado de ella.
No sería f'cil con&encerla, pero Derric) no tenía intencin de rendirse.
De eso nada.
3o había estropeado todo, pero tenía el firme propsito de arreglar las cosas entre
ellos.
Jill le estrech la mano, pero la solt enseguida.
;-,st's bien/ ;pregunt.
Derric) asinti.
;No me habías dicho $ue pensabas traerte un ejército ;coment.
;No me has preguntado.
;-. sea $ue esto &a a ser así/
;,sto &a a ser así. Gyan es mi hijo y yo $uiero lo mejor para él.
;3os dos $ueremos lo mismo. Nuestra situacin no tiene por $ué ser complicada.
,l abogado $ue había al lado de Jill le toc el bra*o como para indicarle $ue no
dijera ni una palabra m's. ,lla no hi*o caso.
;,stoy de acuerdo contigo ;repuso;. Nada de esto tiene por $ué ser complicado.
@or eso tengo intencin de dejar resuelta esta situacin peliaguda antes de $ue acabe el día.
;-,so es lo $ue es esto para ti/ ;pregunt él;. -Ana situacin peliaguda/
Jill le&ant un poco la barbilla.
;-( cmo la llamaría usted, señor 0aylor/
Había &uelto a ser el señor 0aylor para ella. -Dnde estaba la mujer $ue lo había
in&itado a su casa y le había hecho el regalo de ponerle a su hijo en los bra*os, la mujer con
la $ue había hablado y reído y a la $ue le había hecho el amor/
;(o lo llamaría lo $ue es ;repuso él;. An hombre y una mujer $ue se
conocieron en circunstancias muy poco habituales. Dos personas $ue $uieren a su hijo y
>HQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
desean lo mejor para él. Dos personas $ue hace un mes no sabían $ue eNistía el otro, pero
$ue acabaron unidos por un bebé inocente $ue los necesita a los dos.
;8uchos niños se crían con un solo progenitor.
:l le sostu&o la mirada? $uería a toda costa atra&esar la barrera in&isible $ue ella
acababa de erigir solo para él.
;"on Gyan no tiene por $ué ser así. :l tiene un padre y una madre $ue lo $uieren.
3a puerta, al abrirse, interrumpi a$uel intercambio de frases. Derric) mir hacia
allí y &io $ue entraba un hombre jo&en $ue lle&aba un mensaje para la mediadora.
-Dnde estaba 8aggie/ Había dicho $ue iría. ( a ju*gar por las personas a las $ue
tenía delante, él la necesitaba m's de lo $ue había pensado al principio.
;6l parecer, no tengo tanto tiempo como creía ;les inform la mediadora;.
%enemos $ue empe*ar ya. -1uiere usted solicitar $ue aplacemos la reunin hasta $ue pueda
contratar a un abogado $ue se siente con usted durante el procedimiento, señor 0aylor/
Derric) mir su reloj y se ech hacia atr's en la silla.
;No Itoc la carpeta $ue había delante de él en la mesa;. 8e ocuparé yo.
3a puerta se abri de nue&o y esa &e* sí fue 8aggie la $ue entr. Derric) respir
ali&iado.
;+iento llegar tarde ;dijo la recién llegada a todos los presentes. Dej su maletín
en el suelo al lado de Derric).
,ste se le&ant y sac una silla para ella.
;Gracias por &enir. %e lo agrade*co m's de lo $ue imaginas.
;Ni un tiro de caballos sal&ajes podría alejarme de a$uí. (a lo sabes. %u cara se &a
curando bien.
;Gracias ;dijo él;. +upongo $ue recuerdas a Jill Garrison de la barbacoa en casa
de mam'.
;@or supuesto ;las dos mujeres se estrecharon la mano.
,l hombre $ue había al lado de Jill se le&ant a su &e* y le estrech también la
mano a 8aggie.
;%homas 2letcher ;dijo, antes de &ol&erse para presentarle a los otros dos
abogados.
>KS
Teresa Ragan – También es hijo mío
Derric) los mir a Jill y a él y se pregunt si sería el mismo %homas del $ue había
hablado ella después de $ue se hubieran besado en el asiento de atr's de su coche, el mismo
%homas $ue la había dejado plantada en el altar. 6 ju*gar por el modo en $ue ella es$ui&aba
su mirada en ese momento, Derric) adi&in $ue sí se trataba del mismo hombre.
;+i usted no tiene incon&eniente ;dijo 8aggie a la mediadora;, $uisiera in&itar
a la familia de Derric) 0aylor a estar presente en este procedimiento ;señal con un gesto
a los tres abogados y a Jill;. +iempre $ue la señorita Garrison no tenga nada $ue objetar,
por supuesto.
%homas habl por ella.
;No creo $ue sea apropiado $ue haya miembros de la familia presentes en el
procedimiento.
Jill mo&i la cabe*a.
;8is padres est'n a$uí ;dijo;. @or supuesto $ue pueden entrar.
3a mediadora mir a Jill.
;6 menos $ue prefiera usted $ue salgan también sus familiares. ,s bastante
inusual $ue los miembros de la familia asistan a estos procedimientos.
;No tengo ning7n problema con $ue la familia 0aylor esté presente ;le contest
Jill.
8aggie fue a abrir la puerta e indic por señas a la familia de Derric) $ue podían
entrar. ,ntraron primero sus padres, seguidos por Woey, Gachel, "liff, 3ucas, 0rad, Ja)e y,
en 7ltimo lugar, 6aron. ,ste salud a Derric) con una inclinacin de cabe*a. +e sentaron
todos en el lado opuesto al de los padres de Jill.
;9amos a empe*ar ;dijo la mediadora. Después de eNplicar el procedimiento de
la mediacin y las reglas b'sicas, se subi m's las gafas en la nari* con el dedo y mir
primero un lado de la mesa y después el otro;. Dadas las circunstancias ;dijo, en
referencia a los miembros de la familia y a los abogados;, me gustaría mantener una
atmsfera distendida. He leído la &ersin del señor 0aylor de todo lo sucedido y me
gustaría empe*ar por pedirle $ue nos diga $ué es lo $ue le gustaría a él $ue ocurriera en
relacin con Gyan 8ichael Garrison.
%odos los presentes miraron a Derric).
,l silencio en la habitacin resultaba sofocante. :l mir a Jill.
>KM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;%al y como dicen los documentos, la prueba de 6DN confirma mi paternidad ;
dijoU. 3o $ue $uiero es tener la oportunidad de conocer a mi hijo. %engo una familia
amorosa, $ue consta de mis padres, siete hermanos y dos hermanas. %odos estamos muy
unidos. 3a familia es importante para mí. "uando naci Gyan, Jill Garrison me dio la
oportunidad de abra*ar a mi hijo, de cuidar de él y &er el milagro $ue es Gyan. Jill no me
$uería en su &ida, pero me abri su casa a pesar de las aprensiones $ue pudiera sentir al
comien*o. 3e estoy muy agradecido por eso y espero $ue $uiera permitirme &er a Gyan de
un modo regular.
;-( $ué considera usted Bun modo regularC/
;,l mejor de los casos sería un cierto periodo de tiempo todos los días ;repuso él.
1uería decir todos los días las &einticuatro horas del día, pero Jill se mostraba tan distante y
fría $ue supuso $ue debía mantener a$uello en un plano formal e ir paso a paso hasta $ue
pudiera hablar con ella a solas y decirle lo $ue sentía de &erdad respecto a Gyan y a ella y
a$uel ridículo procedimiento;. Ana &e* $ue empiecen los entrenamientos, espero $ue Jill
$uiera dejarme &er a mi hijo siempre $ue sea posible, especialmente antes de $ue empiece
la temporada.
3os tres abogados de ella tomaban notas en sus libretas.
3a mediadora junt las manos.
;-1ué cree usted $ue suceder' cuando &iaje a otras ciudades para jugar con su
e$uipo/
;+uelo &enir a casa entre partido y partido. 8e gustaría $ue pudiéramos encontrar
un arreglo $ue encaje con las agendas de los dos. Nunca se sabe ;añadi, guiñ'ndole un
ojo a Jill;. %al &e* te guste el f7tbol americano.
8ir de nue&o a la mediadora.
;,lla podría &iajar conmigo y yo podría cuidar de Gyan mientras Jill escribe
artículos y habla por teléfono, o hace todo lo $ue tenga $ue hacer para dirigir su re&ista.
;6bsurdo ;coment %homas en &o* alta.
3a mediadora oje sus papeles.
;Asted &i&e a una hora de distancia de la residencia de la señorita Garrison.
-,spera $ue ella le lle&e al niño a su casa/
>K>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;@or supuesto $ue no. %engo un apartamento al$uilado en el mismo blo$ue donde
reside la señorita Garrison. +omos &ecinos, y mi plan es $ue sigamos siéndolo todo el
tiempo $ue sea necesario.
;-,s &ecino tuyo/ ;pregunt %homas.
Jill lo silenci con un gesto.
;-Hay algo m's $ue $uiera añadir/ ;pregunt la mediadora a Derric).
,ste mir a 8aggie, $uien le puso su libreta de notas delante y señal con el
bolígrafo la línea $ue $uería $ue leyera.
;+í ;contest Derric);. 1uiero pedir al menos un día al mes para lle&ar a Gyan
a pasar ese día con mis padres y con mis hermanos en 6rcadia.
Jill tom el bra*o de %homas y le susurr algo al oído. 6un$ue Derric) prefería
&erla en ch'ndal y camiseta, tenía $ue admitir $ue ella estaba fant'stica con el &estido
oscuro sin mangas $ue se había puesto. "on el pelo echado hacia atr's y los labios pintados
de color oscuro, tenía un aspecto muy sofisticado.
;-,so es todo/ ;pregunt la mediadora.
8aggie señal la 7ltima línea en su libreta.
Derric) la ley y mir a 8aggie para cerciorarse de $ue a$uello era necesario. 3a
eNpresin en la cara de ella le dijo $ue continuara. -1ué otra cosa podía hacer él/ 8aggie
había ido allí ese día a pesar de todos los problemas $ue le había causado. ( él se sentía
obligado a seguir su consejo.
;Hay una cosa m's ;dijo en &o* lo bastante alta para $ue lo oyeran todos. 3ey la
frase escrita en la libreta;. "uando me &ea obligado a &iajar, me gustaría tener una
informacin semanal de lo $ue ocurre en la &ida de Gyan, incluidas fotos. No tengo
incon&eniente en comprar una c'mara digital buena para Jill.
;,so es ridículo ;declar %homas.
Derric) mir a Jill.
;Deja $ue termine ;pidi esta, apoyando una mano en el bra*o de %homas.
6 Derric) no le gust &erla tocar a ese hombre.
;,s todo ;dijo;. He terminado.
%homas sonri. 6pret el bra*o de Jill.
>KD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;2ant'stico ;dijo;. @uesto $ue la señorita Garrison est' &isiblemente alterada,
hablaré yo por ella, si nuestra estimada mediadora no tiene incon&eniente.
3a mujer mordi el an*uelo. +e rubori* y mir con co$uetería al hombre $ue
Derric) ya había decidido $ue no le caía bien.
;,n contra de mi consejo ;prosigui %homas;, la señorita Garrison ha &enido
hoy a$uí esperando $ue pudiéramos ofrecerle al señor 0aylor un acuerdo firmado
asegur'ndole $ue tendría un informe anual de los progresos de Gyan 8ichaelE fotos
incluidas.
%homas sonri de un modo irritante $ue hi*o $ue Derric) $uisiera borrarle la
sonrisa de la cara. @ero en &e* de hacer eso, se content con apretar los dientes y escuchar
lo $ue tu&iera $ue decir %homas 2letcher.
,ste pas un papel a la mediadora a tra&és de la mesa.
;8is fuentes me dicen $ue el señor 0aylor lle&a al menos seis meses tomando
pastillas con receta. ,s adicto a ellas.
Derric) se ech a reír.
;,so es completamente falso. De hecho, toda&ía tengo el primer frasco $ue me
recet mi doctor hace seis meses ;mir a Jill;. 8e gustaría saber cu'les son sus
supuestas BfuentesC.
,lla apart la &ista.
;+eg7n registros p7blicos ;continu %homas;. 6 Ja)e, el hermano del señor
0aylor, le retiraron el carné de conducir en dos ocasiones diferentes.
Derric) mir a 8aggie y después de nue&o a %homas.
;-1ué tiene $ue &er eso con Gyan/ ;pregunt.
;%odo ;repuso el abogado;. +u hermano Ja)e también fue denunciado por
agresin con agra&antes hace dos años.
;,so es ridículo. Ja)e fue absuelto. @uede tener mal genio a &eces, todos sabemos
eso? pero a$uello fue simplemente un malentendido.
%homas mir a Derric) a los ojos.
;-Debo continuar/
;@ero por supuesto. +iga, por fa&or. No tengo nada $ue ocultar.
;+u cuñada fue detenida dos &eces no hace mucho por conducir ebria yE
>KH
Teresa Ragan – También es hijo mío
3a mediadora al* una mano para interrumpir a %homas.
;( ahora est' muerta ;termin Derric) por él;. -+e alegra de ello/ ;mir a Jill.
,l rostro de ella estaba p'lido, pero guardaba silencio;. -1ué te ha pasado/ ;le pregunt
él;. Hasta hace poco eras una mujer amable $ue nos abría los bra*os y ahora, de pronto,
&uel&e a este hombre a tu &ida, el mismo hombre $ue te humill delante de todo el mundo
dej'ndote plantada en la iglesia, -y te ol&idas de $ue tienes &o*/
,lla estaba ob&iamente incmoda. "err los ojos, pero sigui sin decir nada.
6 Derric) le latía con fuer*a el cora*n? le her&ía la sangre al pensar $ue fueran
capaces de arrastrar a su familia por el lodo en a$uel intento por humillarlo p7blicamente.
8ir a la mediadora.
;No entiendo $ué relacin pueden tener los actos de mi hermano o de mi difunta
cuñada con $ue yo &ea a Gyan.
3a mediadora tom su martillo y golpe la mesa con él, pero cay en oídos sordos.
%homas &ol&i a sonreír.
;-1ué clase de hombre tiene la des&ergVen*a de insinuarse a la prometida de su
hermano sin mostrar remordimientos/ -Asted $uerría darle su hijo a ese hombre/ -6 un
hombre sin moral/ -An hombre $ue dona esperma por dinero y adem's miente sobre sus
cualidades/ -An hombre cuyos familiares est'n siempre dispuestos a poner en peligro la
&ida de otros seres humanos por$ue no parecen comprender la diferencia entre el bien yE/
Derric) se le&ant tan deprisa $ue tir al suelo la silla en la $ue estaba sentado.
6pret los puños a los costados.
%homas se puso también de pie.
;6delante, demuéstrele al tribunal el tipo de hombre $ue es. ,l tipo de padre $ue
sería para Gyan.
;<0asta= ;dijo Jill. 8ir a Derric);. (o no le he dado permiso para cuestionar tu
car'cter ni el de los miembros de tu familia. (o le pedí $ue no hiciera esto.
Derric) mir hacia atr's y &io la confusin $ue mostraban los ojos de su madre.
Decidi $ue ya había tenido bastante y se dirigi a la puerta. No podía hacerles a$uello a
los suyos. No podía soportar la idea de $ue Jill y su gente hicieran pasar a su familia por
a$uello si lle&aban el caso a juicio.
>KK
Teresa Ragan – También es hijo mío
;-(a se marcha/ ;pregunt %homas;. @ero si apenas hemos empe*ado a romper
el hielo, señor 0aylor.
8aggie sigui a Derric) hasta la puerta.
;No te dejes afectar por él ;dijo en &o* baja, de modo $ue solo la oyera Derric)
;. +u intencin es intimidarte. ,s el truco m's &iejo $ue eNiste. ,st' claro $ue no le
interesa lle&ar este caso ante un jue*. @or eso se pone duro ahora.
;He terminado. +e acab.
;@ero Derric)E
;3o siento. +e acab. 3o hemos intentado ;Derric) abri la puerta y sali.
8aggie &ol&i a su lugar en la mesa. "err su libreta de notas y la guard en su
maletín.
;Nos gustaría fijar una fecha para lle&ar esto a juicio ;dijo %homas.
;,so no ser' necesario ;le contest 8aggie;. ,l señor 0aylor est' dispuesto a
firmar lo $ue la señorita Garrison y sus abogados $uieran $ue firme. Han ganado ustedes.

TTTT

Jill se sentía físicamente enferma. No era eso lo $ue ella había $uerido $ue
ocurriera.
,l padre de Derric) se acerc a la mesa.
;+i sir&e de algo ;dijo;, me gustaría dejarle esto al tribunal ;mostr un
pa$uete grueso;. +on cartas y emails $ue hemos reunido de cientos de personas $ue
pueden atestiguar sobre el buen car'cter de nuestro hijo.
Jill $uería eNplicarle al padre de Derric) $ue a$uello no era obra suya, pero no pudo
encontrar palabras para deshacer el daño $ue había hecho %homas.
3a mediadora tom los papeles $ue le tendía el padre de Derric) y los coloc
encima de su carpeta.
>KL
Teresa Ragan – También es hijo mío
%homas tom el contrato $ue había preparado meticulosamente, pero antes de $ue
se lo diera a 8aggie, Jill se lo $uit y lo rompi en dos.
;-@ero $ué haces/ ;pregunt %homas;. No seas cría.
Jill no le hi*o caso. +e dirigi a la mediadora.
;1uiero $ue el tribunal sepa $ue Derric) 0aylor es un buen hombre y un padre
mara&illoso. %odos los miembros de su familia me acogieron sin ju*garme ni hacerme
preguntas ;mir a la familia de Derric);. (o no $uería $ue ocurriera esto ;mo&i una
mano para señalar a %homas;. No tenía ni idea de $ue el señor 2letcher y sus abogados
caerían tan bajo. 3o siento mucho.
;<Jill= ;le dijo su padre;. No tienes $ue disculparte por $uerer lo mejor para tu
hijoE para nuestro nieto.
;%e e$ui&ocas ;le contest ella;. ( yo también estaba e$ui&ocada. 3o mejor
para Gyan es formar parte de la familia 0aylor. 8i hijo sería muy afortunado de ser parte de
una familia tan compasi&a y cariñosa. ,stas personas ya $uieren a Gyan tanto como se
$uieren unos a otros. No sé en $ué estaba pensando para &enir hoy a$uí ;sus ojos se
llenaron de l'grimas, l'grimas $ue empe*aron a caer por su rostro;.1uiero $ue Gyan tenga
el apoyo y el amor de nuestras dos familias.
8ir a su madre, $ue parecía di&idida entre solidari*arse con su hija o seguir
tomando el lado de su esposo. +u padre se le&ant, dejando claro $ue no $uería tener nada
$ue &er con el discurso de su hija.
;@or alguna ra*n ;continu esta;, inter&ino el destino y trajo a estas personas a
mi &ida y, lo m's importante, a la &ida de Gyan. +olo espero $ue la familia de Derric)
pueda perdonarme por haberles hecho escuchar un ata$ue tan innecesario y de tan mal
gusto ;se endere* y mir a %homas;. 1uiero $ue tus amigos abogados y t7 os &ay'is
ahora mismo.
8enos de die* minutos después, ya fuera del tribunal de 0urban), con el tr'fico de
,ast .li&e delante de ellas, 8aggie se acerc a Jill antes de $ue esta entrara en el
aparcamiento.
;0onito discurso ;le dijo.
Jill contest con una sonrisa tensa e incmoda.
8aggie sac una grabadora de su bolso y puls la tecla del play.
>KO
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill no sabía lo $ue se proponía la abogada. .y la &o* de 8aggie $ue salía de la
grabadora.
“*e %uiero& Quiero pasar mi vida conti(o& 69(ate conmi(o, 2erric-& :oy& #n este
instante”.
Jill oy a Derric) riendo en la cinta.
8;*e estás riendo de m"<
8'erdona& #s solo %ue todo esto no podr"a haber lle(ado en peor momento& 5o no
te amo, 1a((ie&
8;= sea %ue anoche no lo dec"as solo por%ue .aron estaba presente<
8No& 2ec"a la verdad& Creo %ue solo necesitaba %ue me inculcaran un poco de
sentido com9n para %ue me diera cuenta de %ue lo %ue no me (ustaba era perder con
.aron&
Hubo una pausa.
8>#h? ;Qu+ estás haciendo< ;pregunt luego la &o* de Derric).
Hubo unos ruidos eNtraños de fondo y a continuacin &ol&i a oírse la &o* de
8aggie.
8;1e estás diciendo %ue te has interpuesto en mi vida siempre %ue has podido,
%ue has arruinado mi relaci!n y has hecho todo eso solo por%ue s", por%ue eres un tipo
(rande y duro %ue está acostumbrado a salirse con la suya< ;'or%ue te (usta (anar<
8@+ %ue soy terrible& >=jalá pudiera retirar todo eso? >=jalá hubiera visto lo %ue
ya hab"an visto todos los demás hace tiempo? *e %uiero como a una hermana, pero la
verdad es %ue amo a 3ill& :asta %ue la conoc" a ella, no sab"a lo %ue era el amor&
8aggie apag la grabadora.
;1uiero $ue sepas $ue yo no tenía intencin de fugarme con Derric), pero supe
$ue se estaba enamorando de ti antes de $ue él mismo se diera cuenta. %ambién sabía $ue el
7nico modo de hacerle &er la &erdad era ofrecerle lo $ue pensaba $ue $uería. 2ue un golpe
bajo, pero grabé la con&ersacin ;guard la grabadora;. Jmagino $ue piensas $ue debo
de estar loca para haber caído tan bajo ;8aggie suspir;. @ero necesitaba $ue todos
supiéramos la &erdad de una &e* por todas.
;No creo $ue estés loca ;repuso Jill;. ( te agrade*co todo lo $ue las hecho ;
mo&i la cabe*a;. No sé $ué decir.
>KP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,so es comprensible ;le asegur 8aggie;. @ero hay algo m's.
Jill esper.
;Derric) no estaba dispuesto a comunic'rselo a todos en el tribunal, pero ayer
habl con su entrenador. (a no jugar' m's. "reo $ue su rodilla est' peor de lo $ue
pens'bamos todos. +e retira de la N23.
;-( $ué &a a hacer/
;No estoy segura. @ero he pensado $ue $ui*' $uerrías saberlo.
Jill no sabía lo $ue esperaba 8aggie de ella eNactamente, pero tenía la impresin de
$ue intentaba hacer de casamentera.
;Gracias por decírmeloE y por haberme permitido escuchar lo $ue grabaste.
;De nada ;8aggie &ol&i a meter la mano en su bolso y esa &e* sac una tarjeta
y se la pas;. +i alguna &e* necesitas una buena abogada, o simplemente una amiga,
ll'mame.

>KQ
Teresa Ragan – También es hijo mío


Capítulo 2!

Hacía cuarenta y cinco minutos $ue Derric) había aterri*ado en el aeropuerto
internacional de 3os 6ngeles y se alegraba de estar en casa. ,ra &iernes. Dej las flores $ue
había comprado en la terminal en el asiento del acompañante, puso el motor en marcha y
empe* a circular en direccin a 0urban). Hacía cuatro días $ue había dejado a Jill y sus
abogados en el ju*gado. Había pasado esos cuatros días en Nue&a (or), a donde había ido
por una entre&ista de trabajo.
Después del fiasco de la mediacin, había ido directamente a su casa de 8alibu. +e
había permitido &einticuatro horas para relajarse y soltar frustraciones nadando y lan*ando
canastas. ,staba enfadado por las t'cticas $ue habían usado los abogados de Jill y frustrado
por la negati&a de ella a &er lo $ue era mejor para la &ida de su hijo. %ambién se sentía mal
consigo mismo por haber causado tanto dolor a su familia, primero interponiéndose entre
6aron y 8aggie y después permitiendo $ue airearan sus &idas pri&adas en un tribunal. +us
padres ya habían hecho bastante. ( sin embargo, él seguía caus'ndoles problemas. -( cmo
lo castigaban ellos/ 6 las pocas horas de $ue hubiera regresado a su casa de 8alibu desde
la mediacin, ya lo estaban mimando con tarjetas, llamadas telefnicas y m's amor del $ue
ning7n hombre merecía.
%ampoco le había ayudado darse cuenta de $ue su carrera en el f7tbol americano
había llegado a su fin. @ero no le había costado mucho concentrarse en las partes buenas.
Gecordar lo afortunado $ue era y &ol&er a sentirse agradecido por todo lo $ue tenía.
"uando lo llam Gary "hamberlain para pedirle $ue fuera a Nue&a (or) a una entre&ista
>LS
Teresa Ragan – También es hijo mío
para trabajar de comentarista en tele&isin, había dejado ya de autocompadecerse y estaba
preparado para enfrentarse de nue&o a la &ida.
6un$ue el dolor agudo $ue sentía en la rodilla no era nada comparado con el $ue
sentía en el pecho, un sufrimiento insondable $ue sabía $ue no desaparecería hasta $ue
&ol&iera a &er a Jill, antes tenía $ue ocuparse de unos asuntos. +u deseo había sido poder
ofrecerle a Jill algo m's $ue su cora*n a su regreso a casa. Deseaba ofrecerle un futuro.
( ahora había &uelto a casa y estaba preparado.

TTTT

Jill re&is la lista de artículos $ue habían planeado para el n7mero del mes siguiente
y continu con la publicidad y el mar)eting $ue habían pensado. +andy había hecho un
eNcelente trabajo consiguiendo anunciantes para el n7mero de ese mes.
"helsey ya le había comentado sus ideas para la ma$uetacin y el diseño. ,n ese
momento se hallaba en la cocina y miraba por la &entana del fregadero de Jill.
;-. sea $ue Derric) se ha ido del edificio/ ;pregunt.
;No creo $ue se haya ido del todo ;repuso +andy;. He mirado por su &entana y
todo parece estar igual.
;Deberías llamarlo ;le dijo "helsey a Jill.
;3o he intentado, pero no me ha de&uelto la llamada. De todos modos, da igual.
,stoy empe*ando a pensar $ue no hay ning7n hombre en el mundo $ue sepa de &erdad lo
$ue $uiere de la &ida.
"helsey se sent en el silln enfrente de Jill. 2runci el ceño.
;%7 dijiste $ue habías oído una grabacin en la $ue Derric) le decía a su abogada
$ue te amaba a ti.
;,s &erdad. 3a oí.
;@ues $ui*' deberías perseguirlo un poco.
;-@or $ué/ (a sabe dnde encontrarme.
>LM
Teresa Ragan – También es hijo mío
;0ueno, t7 te presentaste en la mediacin con tres abogados y procedisteis a
destruir a todos los miembros de su familia uno por uno. <6h, &amos= %odas sabemos $ue
su familia significa mucho para él. ( si t7 de &erdad lo amaras, irías a buscarlo.
Jill frunci el ceño.
;3e dije en el ju*gado $ue no tenía ni idea de $ue %homas iba a hacer una cosa así
;a Jill no le gustaba la pun*ada de dolor $ue sentía por dentro, así $ue hi*o lo posible por
ignorarla;. Derric) sabe $ue yo solo intentaba proteger a Gyan. 6dem's, estoy segura de
$ue su familia le ha contado $ue rompí el contrato y eché de allí a %homas y a sus amigos
abogados. -1ué m's podía hacer yo/
+andy respir hondo.
;Nada. Hiciste todo lo $ue podías.
;No $uiero hablar m's de esto ;anunci Jill;. ,sta noche tengo una cita con
Nate y no $uiero estar deprimida cuando &enga a recogerme.
"helsey enarc las cejas.
;-%ienes una cita con el pediatra/ ;pregunt.
;No es nada del otro mundo ;le asegur Jill;. Nate sabe $ue tengo mucho con
lo $ue lidiar en este momento. +olo somos amigos.


Derric) estaba por enésima &e* de pie delante de la puerta de Jill.
Jba &estido con traje y corbata y lle&aba dos docenas de rosas rojas en la mano. ,n
el bolsillo de la cha$ueta lle&aba un anillo de diamantes con una esmeralda impecable de
dos $uilates $ue había comprado después de recha*ar el trabajo de Nue&a (or) y aceptar
otro en una tele&isin de 3os 6ngeles.
"uando llam a la puerta con los nudillos, not $ue le temblaban las manos. +e
ech a reír para intentar &encer los ner&ios. "uando pensaba $ue su situacin ya no podía ir
peor de lo $ue iba, +andy abri la puerta.
3eNi grit de alegría al &erlo y se abra* a su pierna con tal fiere*a $ue él pens $ue
se le derretía el cora*n. "ada &e* sentía m's cariño por a$uella niña.
8ir por encima del hombro de +andy, intentado &er el interior del apartamento.
;-Jill est' en casa/ ;pregunt.
>L>
Teresa Ragan – También es hijo mío
;No, no est' ;+andy se inclin hacia él y le habl al oído para $ue no la oyera
3eNi;. -@or $ué demonios has tardado tanto/
;Hace unas horas $ue he llegado en a&in desde Nue&a (or). He &enido lo m's
deprisa $ue he podido.
;-Has estado en Nue&a (or)/ "onnor no me ha dicho $ue estabas en Nue&a (or).
;No lo sabía nadie.
+andy se cru* de bra*os.
;Jill te llam el día después del desastre de la mediacin.
:l se pas los dedos por el pelo.
;,so debi de ser cuando no contestaba al teléfono.
;-,n $ué estabas pensando para no contestar al teléfono/
;"reo recordar $ue tu&e un par de días muy malos.
;8uy bien. @ues a$uí el $ue se distrae acaba perdiendo turno. Jill ha salido con
Nate.
;@ensaba $ue le había dicho $ue se largara.
;@arece ser $ue son solo amigos.
;Genial. +encillamente genial.
;Holly5ood ;3eNi le tir de los pantalones, decidida a $ue le hiciera caso.
:l le acarici la cabe*a.
;-1ué pasa, 3eNi/
;-1uiere* jugar a la* 0arbie*/
Derric) mir a +andy y esta se hi*o a un lado para dejarle pasar.
;"laro $ue sí ;le asegur él a la niña;. -Gyan est' en su habitacin/
+andy asinti.
;+upongo $ue se despertar' en cual$uier momento ;le dijo.
;-@or $ué no me dejas $ue me $uede con él hasta $ue &uel&a Jill/ ;pregunt
Derric).
;.h, no sé ;+andy inclin la cabe*a a un lado;. 6 menosE
;-6 menos $ué/
;(o tenía $ue haber salido con tu hermano esta noche y se suponía $ue t7 ibas a
ser mi canguro.
>LD
Teresa Ragan – También es hijo mío
;,s &iernes. %ienes ra*n. 3o siento. +e me había ol&idado por completo.
;%rae, dame eso ;+andy le tom las flores y se dirigi a la cocina.
8ientras ella buscaba un jarrn, 3eNi se fue corriendo a buscar sus muñecas.
;+i te $uedas con 3eNi ;dijo +andy;, creo $ue toda&ía tengo tiempo de ir a casa,
&estirme y darle una sorpresa a "onnor.
;No séE
;No pienso dejarte a Gyan y poner en peligro mi amistad con Jill a cambio de
nada. @or lo $ue a mí respecta, est's en deuda conmigo.
Derric) necesitaba estar a solas con Jill. 1uería hacerle una oferta $ue confiaba en
$ue ella no pudiera recha*ar.
;8uy bien ;contest;. 3o haré.
3eNi entr corriendo en la habitacin con una mochila llena de muñecos. +alían
piernas y bra*os por todos los huecos. Derric) pens $ue acababa de hacer un trato con el
diablo.
;,stupendo ;+andy dej las flores en la encimera sin molestarse en seguir
buscando un jarrn. +e arrodill hasta $ue sus ojos $uedaron a la altura de los de su hija;.
Derric) se $uedar' contigo hasta $ue &uel&a Jill a casa. -%e apetece/
;<"í=
;@ero no comas m's helado, -de acuerdo/
;<0uu=
+andy tard dos segundos en recoger su abrigo y su bolso y llegar a la puerta. 8ir
a Derric) de arriba abajo.
;@or cierto, est's muy guapo.
;Gracias.
,lla no abri la puerta, sino $ue sigui allí parada con la mano en el picaporte.
;-1ué ocurre/ ;pregunt él.
;Ana parte de mí $uiere $uedarse y &er lo $ue sucede entre Jill y t7.
Derric) frunci el ceño.
;-@or $ué/ -1ué crees t7 $ue suceder'/
;No tengo ni idea. @or eso siento tanta curiosidad ;contest ella.
>LH
Teresa Ragan – También es hijo mío
Dej de sonreír por primera &e* desde $ue Derric) le había dicho $ue se $uedaría
con 3eNi. 6 él eso le pareci preocupante.
;-,st' muy enfadada/ ;in$uiri.
;No creo $ue Jill haya estado nunca enfadada? $ui*' sí un poco triste, por$ue
nunca la han amado como ella $uiere ser amada. ( desde luego, cree $ue t7 no &as a &ol&er
nunca a buscarla.
;@ues ella tampoco est' esperando precisamente al lado del teléfono.
;No, ella no podía &ol&er a hacer eso. No $uería salir esta noche, pero tenía $ue
hacerlo. ,ra cuestin de autopreser&acin y todo eso.
6 Derric) le dio un &uelco el cora*n. %enía calor. +e $uit la cha$ueta y se la colg
en el bra*o.
;%enía $ue ir a una entre&ista o no habría tenido nada $ue ofrecerles a Gyan y a
ella cuando &iniera.
;,lla solo te $uiere a ti.
;No creo $ue le importe tener algo de ayuda para lle&ar a Gyan a la uni&ersidad
m's adelante ;él respir hondo;. -6 $ué hora te ha dicho $ue &ol&ería/
;No lo ha dicho.
;-6 $ué hora &ol&er's t7/
;Depende de cmo &aya todo.
Derric) no podía recordar cu'ndo había sido la 7ltima &e* $ue "onnor había salido
con una mujer. @ens $ue iba a ser una noche muy larga.
;-@or $ué tengo la impresin de $ue esto $ui*' no &aya tan bien como yo
pensaba/
+andy se rio de él, se despidi de 3eNi una &e* m's y &ol&i a la puerta. 6ntes de
$ue Derric) la cerrara detr's de ella, susurr4
;-Has traído un anillo/
:l asinti.
6 +andy le brillaron los ojos.
;@ues buena suerte. 3a &as a necesitar.
;Gracias.

>LK
Teresa Ragan – También es hijo mío
TTTT

No mucho después de la marcha de +andy, Derric) se había lle&ado a Gyan, a 3eNi
y los juguetes de esta a su apartamento para poder $uitarse el traje y ponerse algo m's
cmodo. ,n a$uel momento lle&aba m's de una hora &iendo saltar a 3eNi encima del sof',
bien agarrada al respaldo. 3a niña poseía una energía inagotable. :l nunca había &isto nada
parecido. +e sentía cansado solo con mirarla desde su lugar en el sof'.
,ran las nue&e.
-Dnde estaba Jill/
+i Nate y ella eran solo amigos, ya debería haber &uelto a casa.
;-Holly5ood/
;-+í, 3eNi/
;-@uedo comer m's helado/
;Nada de eso. (a te he dado un poco y tu madre dijo $ue no te diera nada.
3a niña dej de saltar y se &ol&i hacia él. 3o apunt con un dedo y entrecerr los
ojos.
;%e ha* metido en un buen lío, amiguito.
;,sa es la historia de mi &ida ;repuso él.
3eNi se &ol&i de nue&o hacia la &entana y empe* a saltar otra &e*.
;-Ha llegado ya Jill/ ;le pregunt él.
;No. -1uiere* jugar m'* a la* 0arbie*/
;No. Fen est' cansado. +e ha ido de &acaciones, -recuerdas/
3a niña dej de mo&erse y mir el techo.
;"reo $ue oigo $ue &uel&e.
Derric) la imit y mir también el techo.
;8e parece $ue no. ,n este momento est' en Ha5ai. "reo $ue ha al$uilado una de
esas jaulas acu'ticas para &er cmo pasan nadando los tiburones.
>LL
Teresa Ragan – También es hijo mío
3a niña sonri. +alt del sof' al suelo y corri por el pasillo. 1uince segundos
después &ol&i con 0arbie y Fen. ,sa &e* le dio la 0arbie a Derric) y se $ued ella con
Fen. 6pret la cara de este contra la cara de pl'stico de 0arbie y dijo4
;@or fa&or, c'*ate conmigo.
Derric) imit lo mejor $ue pudo la &o* chillona de una chica.
;De eso nada, amiguito.
;-@or $ué no/ (o te amo.
;@ara empe*ar, por$ue eres muy delgado. "reo $ue comes demasiada &erdura.
;8e gu*ta el brcoli ;dijo la niña con &o* de Fen.
;+e nota.
;Woy Fen ;le record 3eNi a 0arbie;. +oy perfecto.
;Nadie es perfecto.
;"i te ca*a* conmigo, comeré m'* helado.
;+i te doy m's helado, Fen ;pregunt él, mo&iendo los bra*os de 0arbie;, -te
&ol&er's a ir de &acaciones y dejar's de pedirme $ue me case contigo/
;"í ;contest 3eNi.
;%rato hecho ;los dos soltaron los muñecos y corrieron a la cocina riendo.

TTTT

,ra m's de medianoche cuando Derric) oy por fin la &o* de Jill en la puerta de su
apartamento. +e acerc a la &entana y se sinti decepcionado al &er $ue Nate la había
acompañado hasta allí.
3a &entana de la cocina de Derric) estaba parcialmente abierta y este oy $ue el
pediatra decía algo.
+e encogi cuando oy reír a Jill y &io $ue ella le ponía una mano en el bra*o al
doctor. Nate se inclin hacia delante.
Derric) corri inmediatamente a la puerta. 6$uel hombre se iba a lan*ar a matar.
>LO
Teresa Ragan – También es hijo mío
6bri la puerta a tiempo de &er a Nate recoger algo del suelo.
;8ira eso ;dijo el doctor;. He encontrado un centa&o. +i lo recoges, tienes
suerte todo el día ;mir la puerta abierta de Derric);. Ha &uelto ;&ol&i a tirar el
centa&o al suelo.
Derric) no le hi*o caso.
;Hace frío ;dijo a Jill;. -Dnde est' tu abrigo/
Jill mir en direccin a su &o*.
;-,res t7, Derric)/
;@ues claro $ue soy yo. ,s m's de medianoche ;dijo él por si ella no se había
dado cuenta.
Jill se puso de puntillas y susurr algo al oído de Nate.
,ste la bes en la mejilla, suspir y regres por donde había llegado. 0aj las
escaleras sin hacer ruido y desapareci en la noche.
Jill se &ol&i hacia Derric). 6 pesar de la penumbra, él &eía $ue le brillaban los ojos
como a una bestia sal&aje en plena noche.
;6cabas de arruinarme la cita ;coment ella.
;+eg7n +andy, &osotros dos solo sois amigos.
;+andy es una boca*as ;Jill busc las lla&es en su bolso.
;Gyan y 3eNi est'n durmiendo en mi apartamento. ,st'n en la habitacin de Gyan.
;-( dnde est' +andy/
;3a he sobornado para $ue me dejara a Gyan. +i te &as a enfadar con alguien,
enf'date conmigo.
;De acuerdo, pues estoy enfadada contigo. No tienes derecho a aparecer cuando te
apetece y lle&arte a mi hijo. No me gusta eso.
;No &ol&er' a ocurrir.
,lla cru* el pasillo y camin hacia él.
Derric) estaba dentro del umbral y Jill estaba fuera. @ermanecieron un momento
cara a cara sin $ue ninguno de los dos dijera ni una palabra.
;-1ué es lo $ue $uieres, Derric)/
:l al* una mano y la pos en el marco.
;%e diré $ué es lo $ue no $uiero.
>LP
Teresa Ragan – También es hijo mío
;%e estoy escuchando.
;3a &ida tiene la costumbre de pasarte de largo si no asumes el control y haces $ue
cada momento cuente. No $uiero $ue mi hijo llame a mi puerta dentro de dieciocho años y
me pregunte por $ué demonios no me importaba tanto como para formar parte de su &ida.
No $uiero $ue mi hijo crea $ue su padre no lo $uería lo bastante para luchar por él. No
$uiero pelear contigo, Jill. %e amo. 8e alegro de $ue seas la madre de Gyan. %iene suerte
de contar contigo. ( sobre todo, no $uiero ir a juicio. No iré a juicio, y no por$ue no $uiera
a Gyan tanto como t7 ni por el dinero o el tiempo $ue lle&aría eso, sino por$ue $uiero a mi
familia, incluidos Gyan y t7, y no $uiero &er sufrir a nadie.
;-No has hablado con tu familia desde $ue saliste del ju*gado/
;No he tenido tiempo. 8e fui a Nue&a (or) a una entre&ista de trabajo.
Jill al* la barbilla. @as por debajo del bra*o de él y entr en el apartamento.
,mpe* a recoger las cosas de Gyan sin decir ni una palabra m's.
Derric) cerr la puerta con lla&e y la obser& recoger las cosas para marcharse.
;-Dnde has estado/ ;pregunt.
,lla tom la bolsa de los pañales y meti en ella los biberones &acíos, toallitas y un
chupete. Dej la bolsa en el suelo y se acerc a la mesita de café.
;-6 $ué te refieres/
;%u cita. -6 dnde habéis ido/
Jill tom una figurita de bronce $ue había en medio de la mesa. 3a figura lle&aba un
la*o rojo.
;-1ué es esto/
;+abía $ue te gust cuando la &iste en la feria de arte de a$uí, así $ue bus$ué a la
mujer cuando estaba en Nue&a (or).
;-%7 has comprado esto para mí/
Derric) asinti.
;-Has recordado el nombre de la artista y te has molestado en buscarla/
Después de &er la eNpresin seria de ella, Derric) no estaba seguro de cu'l era la
respuesta correcta, pero decidi seguir a su instinto.
;+í ;contest.
>LQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill dio la &uelta a la mesita de café y a&an* hacia él como un tigre recién escapado
de un *oolgico. @or cada paso $ue retrocedía él, ella a&an*aba uno. 8archaron así hasta
$ue la espalda de Derric) choc con la pared.
;-,n alguna parte de ese discurso tuyo has dicho $ue me amas/
;(o creo $ue sí.
;( entonces, -por $ué no me llamaste ni &iniste a &erme antes de irte a Nue&a
(or)/
;@or$ue antes tenía $ue ocuparme de algunas cosas. @ero si pudiera repetirlo
ahora, &endría a &erte antes de irme. 3o $ue pasa es $ue aprendo despacio.
;Hueles a helado y a Gyan.
;Gracias.
Hubo otro silencio. ,l silencio en un momento como a$uel ponía ner&ioso a
Derric).
;-1ué $uieres $ue haga, Jill/ ;pregunt;. (o $uiero hacer las cosas bien entre
nosotros. %e amo. De hecho, si hubieras &enido antes a casa, pensaba pedirte $ue te casaras
conmigo. 3le&aba traje y corbata y un ramo de rosas rojas en la mano. No me faltaba de
nada.
;(o $uiero un hombre $ue sepa bien lo $ue $uiere. An hombre $ue, cuando entre
en una habitacin y me &ea, no pueda dejar de abra*arme y besarme. ,so es lo $ue $uiero.
1uiero $ue me besen sin ning7n moti&o ;le puso un dedo en el pecho a Derric);. 8e
mere*co $ue me besen.
;(a lo sé ;él le apart el pelo de la cara con gentile*a para poder &erla bien. ,lla
tenía el rostro sonrojado y los ojos fieros. +us mo&imientos eran ner&iosos.
;Hace mucho tiempo $ue no me abra*as.
;Demasiado tiempo ;Derric) baj la mano por el hombro de ella y después por el
bra*o. +e inclin a besarle el cuello;. ,res hermosa ;no anali*aba nada ni planeaba.
+implemente hacía. 3a piel de ella era muy sua&e bajo sus labios.
;1uiero sentirme deseada y amada y todas esas cosas $ue debe sentir una mujer ;
dijo ella.
;(o también $uiero $ue sientas eso ;los labios de él subieron por la barbilla de
ella, hasta el lateral de la boca. +abía $ue tenían mucho de lo $ue hablar. 1ue debería dejar
>OS
Teresa Ragan – También es hijo mío
de besarla para $ue pudieran comentar lo $ue había sucedido. %enían $ue hablar del futuro
de Gyan y de un montn de cosas m's. @ero no podía parar. No $uería parar. ,l modo en
$ue ella se estremecía en sus bra*os lo &ol&ía loco. ,l modo en $ue se calentaba la piel de
ella bajo sus labios le hacía $uerer m's.
;,so me gusta ;dijo ella.
Derric) le cubri los labios con los suyos y &ol&i a besarla. ,sa &e* el beso fue
m's largo y profundo. @uso la palma de la mano en la nuca de ella y a continuacin se
apart un poco y la mir a los ojos.
;-%7 también me amas, Jill/
;%7 sabes $ue sí.
;-No &as a contestar a mi pregunta/
;Hemos ido a cenar al (ang "ho5, un restaurante chino, y después lo han llamado
del hospital y yo lo he esperado en la cafetería hasta $ue ha terminado.
;,sa pregunta no, la otra.
;No sé de $ué est's hablando.
;3a pregunta de si te casar's conmigo ;él tom la cajita negra $ue había dejado
en la encimera de la cocina y la abri.
;,se anillo es formidable.
;%7 eres una mujer formidable. 8e pondría de rodillas si pudiera.
;(o creo $ue se le da demasiada importancia a eso de arrodillarse ;contest ella
;. -%7 $uieres casarte de &erdad/
Derric) le puso el anillo en el dedo antes de contestar.
;"asarme contigo es lo $ue m's deseo en el mundo. -1uieres casarte conmigo/
Jill mir el anillo un rato largo y después lo mir a los ojos.
;(a es demasiado tarde ;dijo él;. (a est' el anillo en tu dedo.
,lla se ech a reír.
Derric) la tom en bra*os. %u&o la sensacin de $ue no pesaba nada. 6 pesar de
tener una rodilla mala, sabía $ue podía transportarla en bra*os durante )ilmetros de ser
necesario, pero solo la lle& hasta el dormitorio. "uando la deposit en la cama, la fue
desnudando despacio, prenda por prenda, hasta $ue no $ued nada $ue $uitarle, hasta $ue
>OM
Teresa Ragan – También es hijo mío
solo estaba su piel inmaculada y lechosa rodeada por las s'banas de seda e iluminada por la
lu* de la luna.
;%e amo ;dijo ella. ( procedi a ayudarle a $uitarse la camisa.
;(o también te amo. +olo a ti. 6 nadie m's.
;8e alegro de saber eso.
Derric) le sonri y termin de desnudarse. "err la puerta, se meti en la cama al
lado de ella y la estrech contra sí. Necesitaba a Jill mucho m's $ue ella a él, pero decidi
guardarse esa informacin para m's tarde. No había necesidad de confesarlo todo en a$uel
momento. @odía esperar hasta el día siguiente para decirle $ue sabía $ue estaría perdido sin
ella. Decidi $ue por el momento se iba a conformar con disfrutar del presente, de la
sensacin de tenerla en sus bra*os sabiendo $ue ella lo amaba por lo $ue era y confiando en
$ue pudiera amarlo muchos años m's.
Jill, Gyan y él correrían muchas a&enturas juntos.
%enía $ue lle&arla a nadar desnuda antes de $ue Gyan fuera lo bastante mayor para
darse cuenta de lo $ue se proponían sus padres. @asaría el resto de su &ida probando las
recetas de ella y aprendiendo a $ue le gustara el suflé de chocolate.
No podía haber una &ida m's dulce $ue esa.

>O>
Teresa Ragan – También es hijo mío

'pilogo

Nueve meses despu+s

Jill y Derric) no podrían haber pedido un día m's hermoso para casarse.
0rillaba el sol, había pocas nubes y, aun$ue hacía un calor desacostumbrado para el mes de
mayo, una brisa agradable e&itaba $ue sus in&itados sintieran demasiado calor. ,l entorno
campestre de la granja de ponies proporcionaba una atmsfera despreocupada y relajada.
Jill subi por la hierba lle&ando un &estido de no&ia de chifn sin mangas hasta la rodilla y
sujetando con fuer*a el bra*o de @hil 0aylor. +e sentía agradecida de tenerlo al lado,
contenta de saber $ue podía llamarlo pap'. +us padres, destro*ados por la decisin de 3aura
de unirse a un grupo de m7sica, seguían echando la culpa a Jill y habían declinado todas sus
in&itaciones para $ue asistieran a la boda. Ana mirada r'pida a @hil antes de $ue este la
entregara a su hijo le re&el $ue el hombre tenía los ojos llorosos y los rasgos sua&i*ados
por décadas de amor.
Jill bes su mejilla paternal y le dio las gracias por todo. 6 continuacin se &ol&i
hacia Derric). 6un$ue eso no formaba parte del plan y no lo habían ensayado así, él la
abra* y la bes mientras su padre iba a tomar asiento al lado de su madre.
6ntes de reunirse con +andy y 6aron, $ue esperaban de pie con el sacerdote de la
familia debajo del emparrado, Derric) la mir a los ojos y pregunt4
;-"mo es posible $ue estés m's hermosa cada día/
,lla respondi con una sonrisa. %om el rostro de él entre sus manos.
;No has salido huyendo ;brome;. Gracias por eso.
;Ni todos los ponies juntos $ue &es allí en el prado pastando podrían haberme
alejado de a$uí.
>OD
Teresa Ragan – También es hijo mío
Jill sonri.
;-No tienes miedo ni te tiemblan las rodillas/
;8i rodilla est' mejor $ue nunca ;minti él. De todos modos, Jill ya sabía $ue él
se había estado poniendo hielo toda la mañana;. -( t7/ ;pregunt él;. -,st's ner&iosa/
-%e &as a desmayar y me &as a hacer lle&arte en bra*os/
;-@odéis empe*ar ya la ceremonia/ ;grit Woey desde una de las muchas sillas
plegables colocadas de cara al emparrado donde iban a intercambiar los &otos
matrimoniales.
;Déjalos $ue hagan lo $ue $uieran ;contest Ja)e, intentando callar a su
hermana.
;-3o dices en serio/ @odríamos estar a$uí todo el día.
;No les hagas caso ;coment Derric);. "reo $ue podemos tomarnos todo el
tiempo $ue nos dé la gana.
;-+olo para molestar a tus hermanos/
;No. "reo $ue debemos ir despacio para $ue yo pueda saborear cada momento de
este día. "uando miras a tu alrededor, -$ué es lo $ue &es, Jill/
3a jo&en mir el prado donde pastaban los ponies, mir a Han), al $ue no le gustaba
nada $ue lo hubieran atado ese día, y mir a todos los in&itados $ue tenía delante antes de
mirarlo a él.
;9eo amor ;contest.
;-( $ué es lo $ue hueles/
Jill cerr los ojos y respir hondo.
;Huelo a heno fresco y aire caliente.
Derric) olfate.
;(o huelo a ponies y creo $ue mam' se las ha arreglado para poner algunos
rollitos de jamn en las mesas de la comida.
Jill se ech a reír y él le apret las manos, $ui*' por$ue estaba ner&ioso, pero ella
no creía $ue fuera por eso. Derric) 0aylor parecía de &erdad estar disfrutando a$uel
momento.
;<3os dem's no os oímos= ;grit Woey. 6lguien sise pidiéndole silencio.
>OH
Teresa Ragan – También es hijo mío
3a mirada de Derric) no se apartaba de la de Jill, y esta tu&o $ue pelli*carse para
cerciorarse de $ue no estaba soñando. +u futuro esposo estaba espectacular con un traje
oscuro, aun$ue ella sabía $ue estaba deseando ponerse algo m's cmodo. ,lla se iba a casar
con el padre de su hijo, el hombre al $ue amaba. No podría haber pedido nada mejor.
%endrían el resto de sus &idas para &i&ir, amar y aprender juntos mientras &eían crecer a
Gyan.
;%odos los días ser'n una a&entura ;dijo él;. ( todas las noches también ;
añadi guiñando un ojo.
Jill &ol&i a reír.
;(o ya estoy preparado ;dijo él;. -( t7/
;%ambién.
+e &ol&ieron hacia el emparrado, donde estaban +andy, la madrina, a un lado, y
6aron, el padrino, al otro. Die* minutos después se habían casado. 3a ceremonia fue corta
y rom'ntica. +e habían alejado de la tradicin y habían escrito sus propios &otos, ambos
jurando confiar, amar y respetar al otro hasta el final de los tiempos.
(a eran oficialmente marido y mujer.
Derric) y Jill se tomaron de la mano en a$uel tro*o de hierba de la granja de ponies
de los 0aylor y se giraron hacia la multitud, $ue había crecido hasta incluir a la mayoría de
los habitantes de 6rcadia.
;+eñoras y señores ;dijo el sacerdote;. 3es presento al señor y la señora 0aylor.
%odos se pusieron en pie y los &itorearon mientras ellos bajaban por la hierba hasta
los in&itados.
Jill pas la &ista por todos a$uellos rostros familiares. 8ir a 6aron y a 8aggie, $ue
se habían casado seis meses atr's y parecían felices. 8ir a Helen y @hil y a continuacin a
cada uno de los hermanos de Derric). +e sentía bendecida por poder formar parte de
a$uella familia.
Derric) y ella hablaron con los in&itados, $ue se iban acercando a la *ona donde
estaban preparados los refrescos. Había una docena de mesas largas cubiertas con distintos
tipos de comida. Helen 0aylor tenía rdenes estrictas de dejar la preparacin de la comida a
otras personas. No se le permitía poner un pie en la cocina, principalmente por$ue ninguno
de sus hijos $uería &er rollitos de jamn en las mesas en un día tan especial.
>OK
Teresa Ragan – También es hijo mío
+e habían organi*ado juegos para los niños, como el de lan*ar herraduras, y había
también una piñata esper'ndolos. Del granero salía m7sica, $ue indicaba $ue el grupo se
estaba preparando ya. 6l lado del estan$ue había cañas y cebos disponibles por si alguien
estaba interesado en pescar un rato.
,n una mesa especial colocada a la sombra había una tarta de cinco pisos con todos
los sabores predilectos de Jill y Derric). %ambién había una mesa separada para postres,
$ue no tardaría en estar cubierta con minusuflés de chocolate, pastel de *anahorias,
magdalenas con $ueso de untar y helado de &ainilla casero.
Garret y su esposa, Fris, habían cuidado de 0ailey y Gyan durante la ceremonia.
0ailey estaba de pie dentro de un par$ue y Gyan estaba sentado y miraba fascinado a 3eNi,
$ue entretenía a los dos con un baile de Fen y 0arbie.
"uando todo el mundo los hubo felicitado, algunos de sus hermanos se lle&aron a
Derric) y dejaron solas a +andy y a Jill.
;+upongo $ue debo felicitarte, puesto $ue ya no puedes retroceder ;se burl
+andy.
+e abra*aron.
;-Dnde est' "onnor/ ;pregunt Jill cuando se separaron.
;No tengo ni idea ;repuso +andy con &o* $ue denotaba triste*a;. 3a 7ltima &e*
$ue lo &i fue hace tres días y estoy casi segura de $ue lo espanté para siempre.
;-No &iene a la boda de su hermano/
;@arece $ue no ;+andy se encogi de hombros fingiendo indiferencia, pero Jill
sabía $ue escondía una montaña de dolor detr's de ese gesto.
;-1ué fue lo $ue hiciste/
;"ometí el error de decirle lo $ue sentía por él. 3e dije $ue lo amaba.
;<.h=
;,s mejor así, -sabes/ 8ejor ahora $ue m's tarde ;coment +andy;. +obre todo
por$ue 3eNi estaba empe*ando a encariñarse con él.
Jill pens $ue 3eNi no era la 7nica, pero no lo dijo.
3a acompañante de Ja)e tir de este hasta donde estaban ellas y le tendi la mano a
Jill.
>OL
Teresa Ragan – También es hijo mío
;Hola, me llamo "andy. +algo con Ja)e ;mir a +andy y arrug la nari* para
hacerle saber $ue Ja)e era territorio prohibido.
;,ncantada de conocerte ;le dijo Jill.
;3a ceremonia ha sido muy linda ;coment "andy;. 3e estaba diciendo a Ja)e
$ue, personalmente, yo preferiría tener una ceremonia en interior ;us una mano para
abanicarse;. %engo tendencia a sudar cuando me pongo ner&iosa y eso podría ser un
desastre, t7 ya me entiendes.
Jill sonri cortésmente y Ja)e se sonroj intensamente.
;"omo haga m's calor, tendré $ue $uedarme en bragas y sujetador.
;@or fa&or, no lo hagas ;dijo Gachel, $ue se acerc en ese momento y los sal& a
todos de un momento embara*oso;. (o puedo prestarte un traje de baño.
;.h, no sé ;dijo "andy, mirando a Gachel;. No tengo ni la talla treinta y seis.
Normalmente tengo $ue comprar en el departamento de jo&encitas si $uiero encontrar algo
$ue me $uede bien.
%odos miraron al mismo tiempo los pechos enormes de "andy.
,sta se ech a reír.
;+é lo $ue est'is pensando, pero os aseguro $ue son auténticos.
Nadie estaba pensando eso. %odos se preguntaban cmo podía entrar a$uello en un
bañador de la talla treinta y seis.
Gachel acudi al rescate de todos por segunda &e* en menos de un minuto.
;-Habéis &isto eso/ ;pregunt.
%odos miraron en la direccin $ue señalaba.
"onnor había aparecido después de todo. %enía un aire resuelto. @arecía decidido a
dejarle algo claro a alguien. 8ir a la gente hasta $ue sus ojos se posaron en +andy. +olo
necesit unas cuantas *ancadas largas para acercarse a donde estaban ellos.
;Hola, "onnor ;dijo "andy. +e coloc delante de +andy.
;Hola ;contest él, sin mirarla. +olo tenía ojos para una mujer. Gode a la
acompañante de Ja)e y entreg a +andy el ramo de rosas rojas $ue lle&aba en la mano;.
8e gustaría hablar contigo.
;Han pasado tres días. %e he dejado dos mensajes. (a has tenido tu oportunidad.
>OO
Teresa Ragan – También es hijo mío
;3o sé, lo siento. He metido la pata ;él se pas una mano por el pelo;. +oy un
idiota.
;"reo $ue deberíamos dejarlos solos ;propuso Jill.
;No ;repuso +andy;. 1ue nadie se mue&a.
Gachel mir a Jill entusiasmada. "omo procedía de una familia tan numerosa, sin
duda estaba acostumbrada a los dramas, y se alegraba claramente de tener un asiento en
primera fila para lo $ue $uiera $ue fuera a pasar allí.
6 Jill no le gustaban los conflictos, pero sabía $ue, si se alejaba un paso, su amistad
con +andy podía $uedar gra&emente comprometida.
6 Ja)e, por otra parte, a$uello le daba igual, así $ue se march dejando $ue "andy
se las arreglara sola.
+andy se dirigi a "onnor.
;+i $uieres decirme algo, tendr's $ue hacerlo a$uí delante de todas.
;+upongo $ue me lo mere*co ;dijo él.
Gachel asinti con la cabe*a y +andy mir a su alrededor como si se aburriera
mortalmente.
;-@uedes al menos hacer el fa&or de mirarme/ ;le pregunt él.
+andy al* los ojos hasta $ue se encontraron con los de él y Jill no pudo por menos
de admirar las dotes de interpretacin de su amiga, por$ue lo hi*o como si a$uello le
supusiera un esfuer*o terrible.
;(o también te amo ;dijo "onnor en el momento en $ue sus ojos se encontraron,
$ue result ser el momento en el $ue "liff y 0rad se unieron al grupo.
+igui un silencio. Hasta "andy permaneci callada.
;-(a est'/ ;pregunt "onnor;. -No tienes nada $ue decir/
;-6caba de decir lo $ue yo creo $ue ha dicho/ ;pregunt "liff a nadie en
particular.
;6caba de decirle $ue la ama ;confirm "andy;. -@or $ué t7 nunca me has
mirado así a los ojos y me has dicho $ue me amas/ ;mir a su alrededor y, cuando se dio
cuenta de $ue Ja)e ya no andaba cerca, se alej en su busca.
>OP
Teresa Ragan – También es hijo mío
8ientras Jill re*aba para $ue su amiga no arruinara completamente a$uel momento,
puesto $ue "onnor se estaba esfor*ando, una mano se pos en su hombro. 6l* la &ista
hacia Derric) y, a pesar de la tensin $ue había en el aire, le sonri.
;-1ué pasa a$uí/ ;pregunt él.
;"onnor acaba de decirle a +andy $ue la ama.
"onnor tom la mano libre de +andy.
;-1uieres $ue me marche/
+andy le sostu&o la mirada sin parpadear.
;1uiero saber por $ué me amas.
%odos los hermanos de "onnor gimieron al unísono.
;,s una pregunta muy ra*onable ;inter&ino Gachel.
"onnor cambi el peso de un pie al otro.
;8e encanta tu pelo y el modo en $ue brilla al sol ;dijo.
%odos sus hermanos se mostraron complacidos por la respuesta.
+andy frunci el ceño.
;-1ué/ ;pregunt "onnor;. -He dicho algo malo/
;No se trata del pelo ;le dijo Derric), con la esperan*a de ahorrarle algo de
tiempo;. 3o $ue importa es lo $ue sientes a$uí ;se lle& una mano al pecho, encima del
cora*n, y Jill lo am un poco m's por ello.
@hil y Helen se acercaban en ese momento, seguidos por la mitad del barrio.
;"uando sales de la ducha ;&ol&i a probar "onnor; y tu pelo es un desastre y
tienes prisa por llegar a alguna parte, frunces el ceño de un modo encantador yE
+e detu&o en mitad de la frase cuando &io $ue 0rad hacía el gesto de cortarse el
cuello.
;0orra eso ;dijo "onnor;. "uando llego tarde y me has estado esperando, al*as
las cejas yE
,l gesto de cortar el cuello se repiti m's &eces entre los espectadores, $ue crecían
sin cesar.
;<.h, por el amor de Dios= ;eNclam "onnor, claramente frustrado;.
+implemente te amo. 8e gusta cada una de las caras $ue pones cuando hago algo mal? y
estoy empe*ando a darme cuenta de $ue eso ocurre m's a menudo de lo $ue pensaba. ,st'
>OQ
Teresa Ragan – También es hijo mío
claro $ue no te mere*co. 6 &eces tengo un humor sombrío y a menudo estoy muy callado y,
sin embargo, t7 nunca haces $ue me sienta culpable o torpe. %7 me muestras amor en todo
lo $ue haces. 6delante, si $uieres, pégame un tiro por decir esto, pero me encanta tu pelo.
,l color, el brillo, la sensacin $ue me produce en los dedos. 8e da igual si crees $ue no
debería decirte eso. 8e encanta cmo se iluminan tus ojos cuando me acerco a ti. ,Ncepto
hoy. Hoy no se han iluminado tus ojos y eso me entristece. "uando est's enfadada conmigo
y tamborileas con los dedos y haces ruidos como de ir al galope, sí, bueno, eso me gusta. (
también me gusta tu parloteo constante.
6$uella declaracin en particular pro&oc todo tipo de susurros y murmullos, pero
"onnor no prestaba atencin a nadie $ue no fuera +andy.
;8e encanta cmo consigues ignorar a toda esta gente $ue nos est' mirando y
oyendo todo lo $ue digo, no por$ue me $uieran y les importe cmo acabe esto, sino por$ue
son las personas m's entrometidas del mundo. 6 pesar de $ue estoy emparentado con la
mayoría de estas personas, t7 me amasE . al menos me amabas hace tres días. ( a mí solo
me $ueda esperar $ue sigas am'ndome, por$ue estos 7ltimos días he sido el hijo de perra
m's solitario y cascarrabias del mundo y puedo decir con absoluta sinceridad $ue estos tres
días sin ti han sido un infierno en la tierra. (o $uiero el cielo, no el infierno. %e $uiero a ti,
+andy Isac un anillo del bolsillo y se dej caer sobre una rodilla.
3os espectadores rugieron encantados y Jill suspir de ali&io. 6$uel ya no era solo
el día de su unin en matrimonio con Derric), sino también un día de perdn, un día de
alegría y celebracin, un día donde en la granja 0aylor se recibía a todo el mundo con los
bra*os abiertos.
;-1uieres casarte conmigo/ ;pregunt "onnor.
@or la cara de +andy caían l'grimas y ella no pudo decir nada.
;<"í= ;grit 3eNi. "orri a los bra*os de "onnor, lo $ue hi*o $ue a él se le cayera
el anillo y al menos una docena de personas se agacharan a buscarlo en el suelo.
;<%e $uiero= ;grit 3eNi al oído de "onnor;. No* casaremos contigo ;mir a
+andy;. 3o $ueremos, -&erdad, mami/
;3o $ueremos ;djo +andy con &o* emocionada y feli*.
;-Habéis oído eso/ ;pregunt Ja)e desde la parte de atr's de la multitud;. 3eNi
ha dicho B$ueremosC, no B$ueremo*C.
>PS
Teresa Ragan – También es hijo mío
,n los minutos siguientes, la mitad de los presentes abra*aron a 3eNi y la felicitaron
por su recién ad$uirida habilidad para pronunciar la letra +, mientras la otra mitad seguía
buscando en la hierba el anillo perdido.
;<6$uí est'= <3o he encontrado= ;grit @hil 0aylor. 3e pas el anillo a su hijo.
An suspiro colecti&o de alegría surgi de la multitud cuando "onnor le puso el
anillo en el dedo a +andy.
;<.h, no= ;grit Derric).
%odos los presentes miraron al no&io, $ue sali corriendo detr's de Han) y estu&o a
punto de alcan*ar al perro.
,stu&o a punto pero no lo alcan*.
Han) era goloso y tenía clara su misin. "on un salto perfecto, aterri* en la mesa
$ue sostenía la tarta $ue Jill había pasado semanas planeando y preparando y todo el día
anterior cocinando. Derric) había soportado docenas de pruebas de sabores y la había
obser&ado atentamente cuando ella hacía flores comestibles cristali*adas para el piso
superior $ue él sabía $ue serían saboreadas en su primer ani&ersario, juntos con los
recuerdos de su día especial.
@ero Han) era r'pido y tenía hambre, y cuando Derric) lleg por fin hasta él, se
había comido ya una cuarta parte del piso m's bajo. ,n lugar de retirar al perro, Derric)
agarr el piso superior y lo sujet por encima de la cabe*a para protegerlo, con los ojos
brillantes de orgullo por haber sal&ado la mejor parte.
,sa pe$ueña accin $ui*' no fuera muy importante para ninguna otra persona, pero
significaba muchísimo para Jill. 6 Derric) le había dolido la rodilla toda la semana, pero
había corrido por la hierba como si fuera una gacela, como si su &ida dependiera de sal&ar
el piso de arriba de su tarta de bodas por$ue sabía $ue había sido hecha con amor solo para
ellos dos.
Jill amaba a Derric) 0aylor. 3o amaba m's de lo $ue jam's podría eNpresar con
palabras.
( si había algo de lo $ue estaba segura en a$uel momento, era de $ue a &eces los
actos sí eran m's elocuentes $ue las palabras.

>PM
Teresa Ragan – También es hijo mío
(in
TTTT

+i ha disfrutado leyendo *ambi+n es hijo m"o, le agradecería $ue ayudara a otras
personas a disfrutar también con este libro.
>P>
Teresa Ragan – También es hijo mío
Préstelo. ,ste eUboo) se puede prestar? por fa&or, comp'rtalo con una amiga.
Recomiéndelo. @or fa&or, ayude a otros lectores a encontrar este libro
recomend'ndolo a amigas, grupos de lectores y en tertulias y debates.
Coméntelo. @or fa&or, diga a otros lectores por $ué le ha gustado este libro
coment'ndolo en 6ma*on o en Goodreads.
>PD