TRIDUO SACRO

Jueves Santo
La Iglesia, fiel a las palabras del Señor durante la última cena – haced esto en memoria de mi (cf.
Mt 26, 26-2! –, desde los primeros siglos dedic" un d#a a adorar especialmente a la $ucarist#a. %e
este modo reconoce en $lla el sacrificio de &risto 'ue trae pa( ) sal*aci"n al mundo entero.
Las noticias m+s antiguas de esta celebraci"n se remontan al siglo I,, en -erusal.n. %espu.s de la
Misa, por la tarde, los fieles se reun#an en el Monte de los /li*os para re(ar en el mismo lugar
donde prendieron a -esús.
$n esa misma .poca, en 0oma, el 1ue*es santo se celebraban tres misas2 una para los penitentes
(grupo de cristianos 'ue 'uer#an *ol*er a la Iglesia despu.s de 3aberse separado de ella por pecados
gra*es!4 la segunda para bendecir los santos oleos usados en otros sacramentos (5autismo,
&onfirmaci"n, 6nci"n de los enfermos ) /rden Sacerdotal!4 ) la tercera como memoria de la
7ltima &ena del Señor (momento en el 'ue -esús institu)" la $ucarist#a ) el /rden Sacerdotal!.
8oco despu.s, las tres mismas se fundieron en una, celebrada por el /bispo 1unto con su clero. $sta
pr+ctica se difundi" r+pidamente por el /ccidente. Sin embrago 3o) se *ol*i" a desdoblar ), en este
d#a, 3a) dos misas diferentes2 La Misa matutina de los Santos /leos, celebrada por el /bispo con su
clero en la &atedral4 ) otra – la de la cena del Señor –, *espertina, celebrada en las otras iglesias.
La de los Santos /leos, al mismo tiempo 'ue tiene una dimensi"n pr+ctica – bendecir los oleos
necesarios para otros sacramentos –, simboli(a la unidad del sacerdocio de &risto, pues el /bispo
est+ concelebrando con el clero de su di"cesis.
La Misa de la &ena del Señor inclu)e el rito del la*api.s. 6na funci"n 'ue empe(" a ser practicada
en los monasterios del siglo 9II ) 'ue reproduce el gesto de -esús 'ue, durante la última &ena, la*"
los pies de sus ap"stoles. 6n gesto de 3umildad – esta tarea estaba reser*ada a los sier*os de #nfima
categor#a –, 'ue, al mismo tiempo simboli(a la necesidad de limpiar el alma antes de recibir la
$ucarist#a. 8ara 3acer el simbolismo m+s claro, durante este rito, )a en la $dad Media, se cantaba el
3imno Ubi charitas et amor.
La Misa conclu)e con el traslado de la $ucarist#a a una capilla donde ser+ adorada por los fieles
3asta el d#a siguiente. %e este modo se 3ace lo 'ue los disc#pulos omitieron en la noc3e 'ue
abandonaron al Señor. $l gesto tambi.n tiene una dimensi"n pr+ctica, pues es necesario con*ersar
un número de :ostias suficientes para 'ue los fieles puedan comulgar el ,iernes Santo, d#a en 'ue
no se celebra la Misa.
La e*oluci"n 3istoria de este gesto es interesante. $n los primeros siglos el lugar de la reser*a
eucar#stica era la sacrist#a. Sin embargo, en el siglo 9II, con el crecimiento de la piedad eucar#stica,
despu.s de la Misa del 1ue*es santo, empe(" a de1arse el cop"n con las :ostias sobre el altar, o en
otro lugar apto, para facilitar la oraci"n de los fieles. ;l mismo tiempo se adornaba con flores )
*elas encendidas. $sta e<posici"n eucar#stica 'uer#a representar a -esús en el sepulcro. 8or eso,
algunos fieles empe(aron a llamarlo =sepulcro del Señor>... ) toda*#a 3o) en algunos pa#ses (por
e1emplo Italia! se 3abla de fare la visita ai sepolcri, 'ueriendo indicar con esto las *isitas a las
e<posiciones del Sant#simo de las diferentes iglesias de la ciudad.
/tro gesto importante sucede en este d#a. %espu.s de la Misa, sin ninguna ceremonia, el altar se
desnuda de sus manteles. 8arece 'ue esta pr+ctica era común en la antig?edad despu.s de cada
Misa, pero actualmente ad'uiri" un *alor simb"lico2 el altar representa a cristo, ) 'uitar los
manteles 'ue lo cubren trae a la memoria 'ue cristo fue despo1ado de sus *estidos.
Acercándonos de la mística Mesa,
Recibamos con alma pura el pan,
Para que no nos separemos del Señor,
Y al ver como l lava los pies de los discípulos,
!a"amos lo que hemos visto, sirviendo unos a otros,
secándonos los pies unos a otros#
$risto, de hecho lo mand% a sus discípulos,
aunque &udas, siervo inicuo, no lo escuch%#
(liturgia bi(antina, $$, n. @AAB!.
Viernes Santo
$n este d#a, la Iglesia, conmemora la pasi"n ) muerte del Señor. $n -erusal.n, a finales del siglo I,,
antes del mediod#a, se e<pon#an a la *eneraci"n delos fieles las reli'uias de la Santa &ru( en la
iglesia 3om"nima, construida en el C"lgota. %esde el mediod#a 3asta las tres de la tarde (3ora de la
muerte de -esús en la cru(! se le#an las $scrituras ) se cantaban salmos.
$n ese d#a de luto, ni en oriente ni en occidente se celebraba la Misa. $n 0oma, por la tarde, se
celebraba una sencilla funci"n litúrgica 'ue consist#a en la lectura de dos trec3os del ;ntiguo
Destamento ) el relato de la pasi"n según San -uan. La ceremonia conclu#a con la oraciones por
diferentes grupos de personas necesitadas. ; partir del siglo ,II, para imitar lo 'ue suced#a en
-erusal.n, empe(" a adorarse la cru(... 6n gesto 'ue actualmente se cumple arrodill+ndose delante
de la cru(, como si estu*i.semos realmente presentes frente a la &ru( de &risto.
&oincidi" 'ue en esa .poca llegaron a 0oma importantes reli'uias de la pasi"n2 un gran peda(o de
la cru( de &risto, el titulus donde estaba escrito =-esús Ea(areno 0e) de los -ud#os> ) dos de los
cla*os con 'ue crucificaron al Señor. Se custodiaban en la bas#lica romana de Santa &ru( en
-erusal.n, donde toda*#a 3o) se e<ponen a la *eneraci"n de los fieles.
; partir del siglo I9 en 0oma se introdu1o un nue*o uso2 0epartir la &omuni"n a los fieles con las
:ostias 'ue, durante la noc3e, 3ab#an 'uedado e<puestas sobre el altar.
;ctualmente la ceremonia del ,iernes Santo 'uiere acompañar al Señor en los momentos m+s
importantes de la pasi"n2 oraci"n en el 3uerto, prendimiento, condenaci"n, crucifi<i"n, muerte )
deposici"n del Señor en el sepulcro.
Se 3ace tambi.n un paralelismo interesante. -esús muri" en la misma 3ora en 'ue los corderos eran
sacrificados en el templo de -erusal.n para la celebraci"n de la pascua 1ud#a. %e este modo, -esús se
presenta como el nue*o cordero pascual 'ue ofrece su *ida para liberar a los 3ombre, no )a de una
escla*itud material, sino de la espiritual 'ue causan los pecados. ;dem+s, su acci"n no se limita al
pueblo 1ud#o, escogido por %ios, sino 'ue se e<tiende a toda la 3umanidad. F la Iglesia recuerda
esto inclu)endo unas preces m+s e<tensas de los 3abitual, re(ando por una gran *ariedad de
personas.
!o' se pone en la cru( a aquel que puso la tierra sobre el a"ua) una corona de espinas ciñe la
cabe(a del re' de los án"eles* con un te+ido de p,rpura se cubre al que cubre el cielo de nubes*
recibe una bofetada aquel que en el &ordán liber% a Adán* el esposo de la -"lesia es clavado en la
cru(* el hi+o de la .ir"en es atravesado con una lan(a# Adoramos tu pasi%n, oh $risto* ' t,,
mustranos tu "loriosa resurrecci%n. (antiphona ad nonan, $$, n. @A2@!.
Sábado Santo
Según una antigua tradici"n este es un d#a sin $ucarist#a. $s el d#a del silencio ) del a)uno (aun'ue
esta pr+ctica actualmente ca)" en desuso! por la falta del Señor.
$l cuerpo muerto de -esús descansa en el sepulcro. $s un d#a triste para la Iglesia, 'ue llora por'ue
perdi" al :i1o unig.nito e inocente4 pero al mismo tiempo medita en las palabras del Señor2 de la
misma manera que Jonás estuvo en el vientre del cetáceo tres días y tres noches, así también el
Hijo del hombre estará en el seno de la tierra tres días y tres noches. (Mt A2, GH!. F en otras,
e'ui*alentes2 Destruid este Santuario y en tres días lo levantaré (-o. 2, AI!.
&risto muerto )ace en el sepulcro, pero la esperan(a continúa *i*a. 6na antigua tradici"n cuenta
'ue en este momento -esús descendi" a la mansi"n de los muertos (el sheol 3ebraico! para rescatar
a ;d+n ) a todos los 1ustos.
Amados hermanos, pidamos humildemente
A /ios todopoderoso, Padre, !i+o ' espíritu Santo
0nico creador del universo,
1n esta mañana del "ran sábado,
1sto es, del descendimiento del cuerpo del Señor,
Para que aquel que misericordiosamente sac% a Adán
/e las profundidades del infierno
Por la misericordia de su !i+o
2ambin nos saque a nosotros que con fuer(a "ritamos
/esde la miseria presente donde estamos#
3ritamos ' pedimos
Para que el po(o del infierno no abra sobre nosotros su boca
Y libres de la miseria del pecado,
4o cai"amos más en l# (Missale Cot3icum, n. 2AI!.
Pascua del Señor (Vigilia de Pascua
Según una antigua tradici"n, la solemnidad de la resurrecci"n est+ precedida por una *igilia, 'ue es
=madre de todas las *igilias cristianas>. $n esta noc3e, los catecúmenos reciben el 5autismo, os
files re(an ) escuc3an la palabra de %ios. La Misa, celebrada en las primeras 3oras del d#a, conclu#a
esa *igilia de oraci"n. Sin embrago, con el paso de los años, el 5autismo de adultos era menos
frecuente... ) la *igilia se acort".
La liturgia de la noc3e santa empe(" a celebrarse en la tarde del s+bado (siglo ,I! ) posteriormente,
siguiendo la misma pr+ctica de otros d#as de a)uno (el s+bado santo lo era!, a las tres de la tarde... F
3asta por la mañana (a partir del siglo 9III!. 0ecientemente, la reforma de 8#o 9II de*ol*i" a la
*igilia su antiguo 3orario nocturno2 %ebe comen(ar cuando oscurece ) terminar antes del
amanecer!.
La *igilia empie(a con la liturgia de la lu(. $n el atrio de la iglesia se bendice el fuego santo ) se
enciende el cirio pascual (antiguamente se encend#an las *elas s"lo en las *igilias nocturnas!, 'ue es
s#mbolo de &risto resucitado, lu( del mundo. &ontinúa con una procesi"n de entrada a la iglesia 'ue
consta de tres paradas en las 'ue el celebrante dice2 =Lu( de &risto>. F a partir de ese cirio los fieles
encienden sus *elas 3asta 'ue toda la iglesia 'ueda iluminada.
$l cirio pascual, 'ue encabe(a la procesi"n es un recuerdo de la columna de fuego 'ue preced#a al
pueblo escogido durante la fuga de la escla*itud de $gipto ) les indicaba el camino. Se 3acen
presentes las palabras de -esús2 Yo soy la luz del mundo el que me si!a no caminará en la
oscuridad, sino que tendrá la luz de la vida (-o , A2!.
$stando los fieles en pie, con las *elas encendidas, se recita el preg"n pascual (la forma actual es
del siglo ,II, pero tiene sus ra#ces en el siglo I,!. $l 3imno manifiesta la alegr#a de los redimidos e
in*ita a los +ngeles a alegrarse tambi.n. :abla de la obra de la redenci"n, empe(ando con la
liberaci"n de los 3i1os de Israel de manos de los egipcios. La admiraci"n por todo lo 'ue %ios 3i(o
en fa*or de los 3ombres es tan grande 'ue llama al primer pecado de feli5 culpa (culpa dic3osa!
por'ue desemboc" en la encarnaci"n del ,erbo di*ino. La noc3e del .<odo de $gipto – ) de la
liberaci"n del pecado –, es una noc3e feli(.
La liturgia de la palabra muestra a los fieles el sentido de esta noc3e santa. Las lecturas repasan los
grandes momentos de la 3istoria de la sal*aci"n2 la creaci"n del mundo ) del 3ombre, el sacrificio
de ;bra3+n, el paso del Mar 0o1o4 se 3ace memoria de las enseñan(as de los profetas sobre la
;lian(a ) sus anuncios sobre la uni*ersalidad de la sal*aci"n.
%urante el canto del Cloria suenan las campanas ), despu.s de la lectura de la &arta de San 8ablo a
los 0omanos donde se proclama la *ida nue*a 'ue recibimos de &risto en el 5autismo, se canta el
;lelu)a. Dodo son manifestaciones de gran alegr#a.
Sigue la liturgia bautismal2 Se bendice el agua ) los fieles presentes. Se renue*an las promesas del
bautismo ), para 'ue los presentes recuerden su bautismo, son aspergidos con agua bendita.
Jinalmente llega el momento de la liturgia eucar#stica, punto principal de la celebraci"n por'ue en
ella se 3acen presentes los misterios de la muerte ) resurrecci"n del Señor. Kl se ofreci" por
nosotros, ) en la Misa participamos de su misterio pascual.
6h /ios, potencia inmutable ' lu( que no se apa"a,
/iri"e tu mirada a tu -"lesia, admirable sacramento de salvaci%n,
Y reali(a la obra prevista por tu misericordia)
7ue todos vean ' recono(can que
Aquel que fue destruido se reconstru'%,
8o que enve+eci% se renueva,
Y todo recupera su inte"ridad,
Por medio de $risto, principio de todo,
Y vive ' reina por los si"los de los si"los
(Misal 0omano, ,igilia 8ascual, oraci%n despus de la sptima lectura!.
Do!ingo de Pascua
Inicialmente no ten#a una liturgia propia por'ue la ,igilia 8ascual conclu#a en las primeras 3oras del
d#a. &uando las celebraciones de la ,igilia se trasladaron a las primeras 3oras del s+bado, entonces
la Misa del %omingo 'ued" en la *ida de los fieles como la principal del d#a.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful