You are on page 1of 1

Charles Darwin

Su paso por Argentina
G
eneralmente se asocia a Charles Darwin y su
teoría de la evolución con las Islas Galápagos.
Sin embargo, en su diario de viaje deja constancia
de la importancia que significó su estadía en Sudamérica,
especialmente en Argentina. “Permanecimos un tiempo
en Punta Alta. Aquí encontré conchillas y huesos de
grandes animales. Pasamos la noche en Punta Alta y me
puse a buscar osamentas fósiles: en efecto, ese lugar es
una verdadera catacumba de monstruos pertenecientes a
En el siglo XIX, los visitantes europeos se razas extintas”.
asombraban ante el pródigo mundo rural argentino,
su inmensa pampa, la increíble fertilidad y su
personaje central, el gaucho. En Punta Alta y Barrancas de Monte Hermoso
La vida de los gauchos y soldados, miserable y
peligrosa, impresiona vivamente a Darwin. En la
(aproximadamente a 50 kilómetros de Bahía Blanca)
Sierra de la Ventana, relata: “Hicimos alto para Darwin encontró fósiles de grandes mamíferos. El genial
pasar la noche: en ese momento una desafortunada
vaca fue divisada por los ojos de lince de los
naturalista notó que estos animales, ya desaparecidos, “Nunca disfruté tanto como cuando salí a cazar
gauchos, quienes se lanzaron en su persecución, y tenían un parecido con animales vivos —por ejemplo: el avestruces [ñandúes] con los alocados soldados, que
en pocos minutos la enlazaron y la mataron. son más que medio indios. Las atrapan arrojándoles
Teníamos allí las cuatro cosas necesarias para la vida
gliptodonte con el armadillo— y por primera vez se dos bolas, sujetas a los extremos de una cuerda, que
en el campo: pasto para los caballos, agua (sólo una preguntó si será posible que a lo largo de generaciones se les enreda en las patas”.
charca de agua turbia), carne y leña.”
los animales se pudieran transformar, es decir,
evolucionar.

Darwin visitó las pampas de Uruguay y Argentina y las
costas de los ríos Paraná y del Plata. Estuvo un mes en
las Islas Malvinas y seis en Tierra del Fuego, además de
pasar un considerable tiempo en Chile, durante el cual
cruzó a lomo de mula dos veces los Andes por Mendoza,
provincia en donde hizo importantes observaciones sobre
los fenómenos andinos.
“Los gauchos u hombres de campo son muy
superiores a los que residen en las ciudades. El
gaucho es invariablemente muy servicial, cortés y
Darwin hizo muchos estudios geológicos en Argentina,
hospitalario. No me he encontrado con un solo que fueron novedosos y significativos para la geología del
ejemplo de falta de cortesía u hospitalidad. Es
modesto, se respeta y respeta al país, pero es
país. Las observaciones y estudios que realizó a su paso
“El campamento del general Rosas está muy cerca
también un personaje con energía y audacia.” por los Andes y las pampas argentinas habitualmente se de este río. Es un cuadrado formado por carretas,
consideran como el primer aporte en el desarrollo del artillería, chozas de paja, etc. No hay más que
caballería, y pienso que nunca se ha juntado un
conocimiento geológico de nuestro país. La aguda mirada ejército que se parezca más a una partida de
de Darwin, y los perfiles que proporciona en su “Geología bandoleros. Casi todos los hombres son de raza
mezcla, casi todos tienen sangre negra, india,
de América Meridional” (edición chilena de 1906), española, en las venas”.
conjuntamente con las descripciones precisas de rocas y
fósiles, permitieron saber que la masa de montaña
estaba compuesta por un núcleo metamorfizado y por
rocas graníticas, sobre las que existían acumulaciones
muy potentes de rocas volcánicas que sostenían
“La vida independiente del gaucho tiene, sin disputa, secuencias sedimentarias jurásicas y cretácicas.
un gran encanto ¿No es nada eso de poder parar el
caballo cuando se quiera y decir: ‘Vamos a pasar
aquí la noche’? El silencio fúnebre de la llanura, los Una carta de Darwin a Henslow, escrita en Valparaíso y
perros en alerta y el gitanesco grupo de gauchos fechada el 18 de abril de 1835, comienza: “Acabo de
haciendo sus camas en torno del fuego, han dejado
en mi mente un cuadro imborrable de esta primera retornar de Mendoza, habiendo cruzado la Cordillera por “Rosas tiene una extraordinaria personalidad y goza
noche, que nunca olvidaré”. dos pasos. El viaje ha agregado mucho a mi conocimiento de una influencia notable en el país. Parece probable
que la ejercerá en pro de la prosperidad y el adelanto
de la geología del país”. Darwin confirmó las primeras de su patria...”
observaciones de que la Cordillera consiste de una doble
cadena, separada por una extensa planicie a gran altura
(se refería al Valle de Uspallata). En la misma carta
escribió acerca de lo visto en ambas travesías: "Sobre los
lados desnudos de las montañas, los complicados diques
y cuñas de rocas de varios colores y la estratificación en
todas las montañas es bellamente visible... No puedo
imaginar ninguna parte del mundo que presente una
escena más extraordinaria de la apertura de la corteza
del globo que en estos picos centrales de los Andes”. Así,
el entendimiento geológico de los Andes Centrales
comenzó con las pioneras exploraciones de Charles
Darwin, en 1835.
Diseño: GSz / Comunicación Visual / FML

Citas tomadas del “Diario del viaje de un naturalista alrededor del mundo”
o “El viaje del Beagle”, de Charles Darwin, 1839.

EfectoDarwin
XI Muestra de Ciencias Naturales de la Fundación Miguel Lillo

Related Interests