Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 5(3

),
(2002)
Una reflexion sobre la formación socioemocional del docente
Sureda García, Inmaculada & Colom Bauzá, Joana
Universitat Illes Balears
Resumen: Abstract:
Las continuas transformaciones sociales y del
propio sistema educativo, hacen necesaria una
reflexión en torno a la formación del colectivo
docente. El constante malestar que se experimenta
queda refleado en los niveles de estr!s,
insatisfacción y ausencia de estrate"ias para poder
abordar de forma adecuada los problemas que
acontecen en el contexto escolar. El obetivo de esta
comunicación es proponer una formación que
permita desarrollar una inteli"encia emocional,
puesto que co"nición y emoción est#n
interrelacionados. $e esta forma, unto a los
conocimientos cient%ficos, se dotar%a a maestros y
maestras de una competencia social como modelo
de comprensión y ense&an'a de unas determinadas
actitudes y conductas para el alumnado.
(he continuous social transformations and of the
o)n educational system, ma*e necessary a
reflection in connection )ith the trainin" of the
educational bus. (he constant discomfort that is
experienced curfe) reflected in the levels of
estr!s, insatisfacción and strate"ies absence for
po)er to approach in a )ay adapted the problems
that happen in the scholastic context. (he
obective of this communication is to propose a
trainin" that permits to develop an emotional
intelli"ence, since co"nition and emotion are
interrelated. +n this )ay, near the scientific
*no)led"e, )ould be endo)ed to master of a
social competition as comprehension and
teachin" model of some "iven attitudes and
conduct for the students.
$escriptores ,o palabras clave-:
desmotivación docente. competencia social. estrate"ias
I!"#$UCCI%
El docente tiene un papel indispensable en el proceso de ense&an'a y aprendi'ae,
como persona transmisora de unos conocimientos, procedimientos y actitudes al
alumnado. Este profesional es or"ani'ador/a del entorno de aprendi'ae, planificador/a
de las actividades a reali'ar para la consecución de los obetivos, evaluador/a del
rendimiento de alumnos y alumnas, por nombrar sólo al"unas de las importantes
funciones que desarrolla en el proceso educativo.
Actualmente, el profesorado se encuentra en una situación en la que se le exi"en
excesivas responsabilidades, basta echar una breve oeada a la prensa para observar
como se le culpabili'a de los problemas que se dan dentro del contexto escolar, tanto en
lo que ata&e a las relaciones profesorado0alumnado, institución0alumnado, conflicto
escolar, como a la falta de asimilación de los contenidos curriculares entre los
estudiantes.
1
$e este modo, el profesorado puede sentirse abrumado ante tanta responsabilidad y
tarea sur"iendo el desconcierto personal ante el contexto socio0escolar, la contradicción
entre sus derechos y deberes, la falta de concreción en las tareas, etc. As%, en muchos
casos, el docente puede sumirse en una desmotivación al comprobar la falta de
estrate"ias de que dispone para reconducir el contexto conflictivo y la convivencia
escolar.
2osta ,3443-, plantea la hipótesis de que la vida meorar%a sensiblemente y
acceder%amos a servicios de mayor calidad si la competencia social impre"nara el
desarrollo personal de los individuos y el desarrollo de muchos profesionales, ya que
qui'#s uno de los hechos m#s probados y sobre el que existe un mayor "rado de
acuerdo, es el de la estrecha relación entre las dificultades de una persona en sus
relaciones interpersonales y el ries"o de que esa misma persona sufra al"5n tipo de
problema personal importante.
&' (#")' $* C#C*+!U'&I,'" &' $*S)#!I-'CI% $#C*!*
El sentimiento de insatisfacción, de incomodidad que puede padecer el docente ha sido
conceptuali'ado por (ravers y 2oopers ,1667-, en su libro reciente El estrés de los
profesores. La presión en su actividad docente a trav!s de un enfoque interactivo. Estos
autores plantean un enfoque "lobal, no anali'ando 5nicamente el estr!s como un
est%mulo ambiental o como una respuesta frente a las exi"encias del entorno, sino como
un concepto din#mico y relacional. 8e produce, una interrelación continua entre la
persona y su entorno, que est# mediada por un conunto de procesos co"nitivos
constantes. 9ay cinco aspectos importantes del modelo co"nitivo a considerar en
relación al estr!s: valoración subetiva de la situación. experiencia ,familiaridad con la
situación aprendi'ae preoperatorio o formación inicial y los fracasos o refuer'os
obtenidos a trav!s de la experiencia anterior-. exi"encia real unto a la capacidad real y
percibida. la influencia interpersonal. las estrate"ias de superación ante el desequilibrio
percibido.
:rti' ,166;-, apunta diferentes contextos que influyen ne"ativamente en la motivación
docente y en la falta de recursos por parte de !ste para resolver la situación: contexto
social. percepción social del docente, influenciada por los estereotipos de los medios de
comunicación. contexto de la pr#ctica docente, en dónde tendr# que hacer frente, en
al"una ocasiones a la resolución de problemas de delincuencia y conflictividad escolar.
8in dear de lado, en cada uno de estos contextos, la importancia de atender al obetivo
de educación inte"ral.
:tro aspecto a tomar en consideración, es la evaluación continua del trabao del
profesor/a, que siendo un recurso educativo interesante, en la medida que se utilice para
desarrollar las potencialidades de los docentes, puede convertirse, no obstante, en un
resultado desa"radable. Al no cumplir el requisito de obetividad y no austarse a la
realidad puede adoptar la función de un sistema de control sancionador ,(eedor,
1663-, suponiendo, incluso, un ries"o para la autoestima del maestro o maestra.
Esta profesión supone, por otra parte, situaciones interactivas continuadas con la
autoridad, los compa&eros y compa&eras, los padres y madres del alumnado y los
propios alumnos y alumnas. Las notas b#sicas de incomunicación y falta de
3
cooperación con estos colectivos, acrecientan el malestar docente ,$omenech $el"ado,
166;. <ander"ue y 9uberman, 1666- y son una de las principales causas de desencanto
hacia la tarea y la desvalori'ación de !sta. Ante este hecho, =cu#les son las estrate"ias
de intervención con que podemos dotar al colectivo docente para desarrollar sus
propias habilidades sociopersonales> $ichos aspectos han sido tratados por distintos
autores ,?irard y @och, 1667. Aur"et, 1666. Luca de (ena, Rodr%"ue' y 8ureda, 3441.
8ureda, 3441-.
+"#+U*S!'S $* I!*"-*CI% '!* &' IS'!IS('CCI% $*&
$#C*!* * &' *S*.','
8e propone un modelo de formación para maestros y maestras que atienda, no sólo a
conceptos, procedimientos y actitudes por separado, sino que deriven en una
competencia inte"rada en Bun saber, un saber hacer y un saber estarB. Este hecho
supone atender a una inteli"encia inte"ral, a la que se puede definir como la unión e
inte"ración de la inteli"encia racional, emocional, actitudinal o social. Esta visión
inte"radora, que est# presente tambi!n en la finalidad de la educación que formula la
UCE82: ,166D-, se sinteti'a en un Baprender a serB.
$e manera concreta, vemos la necesidad de trabaar la inteli"encia emocional como
competencias y estrate"ias que posibilitan un aprender a hacer desde un paradi"ma
interpretativo de la situación. El uso de estas estrate"ias potenciar#n el propio bienestar
y estado de satisfacción personal y profesional. La necesidad de potenciar las
emociones positivas, dentro del sistema educativo, es un factor si"nificativo para el
bienestar emocional. Es dif%cil descubrir cu#les son las emociones que se experimentan
porque, en realidad, no se est# acostumbrado ha desarrollar la introspección. En este
sentido 8astre y Eoreno indican que:
B(odo proyecto que ten"a por finalidad educar c%vicamente debe conceder un
lu"ar relevante a las relaciones personales. El conocimiento de los sentimientos
y de las emociones requiere un trabao co"nitivo, puesto que implica una toma
de conciencia de los propios estados emocionales, de las causas susceptibles de
provocar cada uno de ellos y de sus consecuencias, es decir, de cómo
reaccionamos cuando estamos bao la influencia de una emoción determinada.
Este es un paso importante para el autoconocimiento, el cual nos ser# dif%cil
poder prever nuestros propios estados de #nimo o incluso descubrir por qu!
experimentamos determinado sentimiento, como por eemplo, por qu! nos
hemos puesto de mal humor o por qu! reali'amos un despla'amiento emocional
y respondemos inesperadamente de forma brusca a una persona que no tiene
nada que ver con la problem#tica que realmente nos preocupaB ,8astre y
Eoreno, 3443, FD0F7-.
Uno de los libros que m#s ha influido en los 5ltimos a&os es el de ?oleman La
inteligencia emocional, publicado en 166;, poniendo de relieve la necesidad de dotar
de emoción a la inteli"encia. ?oleman ,166D- se basaen la l%nea de investi"ación
abierta por una serie de autores como ?ardner, 8ternber" y 8alovey, sobre la
inteli"encia emocional. En este sentido, resulta interesante la aportación de 8alovey,
que subsume a las inteli"encias personales de ?ardner y las or"ani'a en cinco
competencias principales: a- el conocimiento de las propias emociones. b- la capacidad
G
de controlar las emociones. c- la capacidad de motivarse uno mismo. d- el
reconocimiento de las emociones aenas. e- el control de las relaciones ,?oleman,
166D-.
Los curr%culos para la formación de los docentes no pueden basarse 5nicamente en los
aspectos cient%ficos, puesto que lo afectivo y emocional es fundamental para el
desarrollo co"nitivo y, adem#s, conduce al equilibrio ps%quico del ser humano ,8astre,
Eoreno y (imón, 166H-.
$e ah% la necesidad de que la propuesta sea desarrollar la inteli"encia inte"ral del
futuro docente y profesorado en activo. $e acuerdo con Armas ,166H-, la inteli"encia
racional implicar# un enfoque cient%fico0racional de la realidad, teniendo una visión
ecoló"ica, sist!mica de la realidad, que abarca desde la evaluación y comprensión de
!sta, las relaciones entre los elementos del sistema, la visión histórica0evolutiva de las
personas, los procesos y las instituciones hasta la evaluación de aspectos positivos y
necesidades. La inteli"encia emocional exi"ir# el dominio de las relaciones
interpersonales, capacidad para motivarse uno mismo, saber tomar decisiones en
equipo, resolver conflictos, ne"ociar soluciones y propuestas de mediación. Eientras
que la inteli"encia actitudinal permitir# una predisposición positiva y de meora ante la
situación y las demandas del contexto.
"*(*"*CI'S BIB&I#G"/(IC'S
AUR?UE(, E. ,1666-. El educador como gestor de conflictos. Ailbao: $escl!e
de Arou)er.
2:8(A, E. ,3443-. Una asi"natura pendiente en el perfil y curricula de los
profesionales: la competencia social. Ponencia Presentada en las Jornadas de
Habilidades sociales. 2omunidad de 2astilla. <alladolid.
$:EECE29 $EL?A$:, A. ,166;-. +ntroducción al s%ndrome BAurnoutB en
profesores y maestros su abordae terap!utico. Psicología Educativa, 1 ,1-, D70
7H.
?+RAR$, @. @:29, 8.I. ,1667-. Resolución de conflictos en las escuelas.
Manual para educadores.. Aarcelona: ?ranica.
?:LEEAC, $. ,166D-. nteligencia emocional. Aarcelona: @airós
LU2A $E (ECA, 2. R:$RJ?UEK, R.+. 8URE$A,+ ,3441-. Programa de
Habilidades !ociales en la Ense"an#a !ecundaria $bligatoria, %&ómo puedo
favorecer las 'abilidades sociales de mis alumnos. E#la"a: Alibe.
:R(+K :R+A, <. ,166;-. Los riesgos de ense"ar( la ansiedad de los
profesores. 8alamanca: Amar5.
8A8(RE, ?.. E:REC:, E. ,3443-. Resolución de conflictos ) aprendi#a*e
emocional. Aarcelona: ?edisa.
F
8A8(RE, ?. E:REC:, E. (+ELC, E. ,166H-. Ra'onamiento moral y
educación. Educar, 3303G, 1;;0174.
8URE$A, +. ,3441-. &ómo me*orar el autoconcepto. Programa de intervención
para la me*ora de las 'abilidades sociopersonales en alumnos de !ecundaria.
Eadrid: 228.
(EIE$:R, M.I. ,1663-. La evaluación de la docencia universitaria como
estrategia para la innovación de la ense"an#a ) la profesionali#ación del
profesorado. Nonencia presentada al <++ 2on"reso de la Asociación
+nternacional para la +nvesti"ación de la Nersonalidad del $ocente. 8alamanca.
(RA<ER8, 29.. 2::NER, 2. ,1667-. El estrés de los profesores. La presión
en la actividad docente. Aarcelona: Naidós.
UCE82: ,166D-. La educación encierra un tesoro. Eadrid: 8antillana
<AC$ECAER?9E. R.. 9UAEREAC, A.E. ,1666-. +nderstanding and
Preventing ,eac'er -urnout( . sourceboo/ of international researc' and
practice. 2ambrid"e: University Nress.
Revista Electrónica Interuniversitaria de Formación del Profesorado, 5(3), (2002)
Referencia biblio"r#fica de este documento:
8ureda ?arc%a, +nmaculada O 2olom Aau'#, Ioana ,3443-. Una
reflexion sobre la formación socioemocional del
docente. Revista Electrónica nteruniversitaria de 0ormación
del Profesorado, 1234. 2onsultado el 36 de Enero de 344G en
http://))).aufop.or"/publica/reifp/43v;nG.asp
;

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful