You are on page 1of 12

Página 59

4. Bibliografía
- CNREE: Las Necesidades Educativas
Especiales en la Reforma del Sistema
Educativo. MEC. Madrid, (1990).
- GRAU, J. TOBIN, M.J Y OTROS(1997).
Mira y piensa. Madrid: ONCE
- RODS,A, OCHAITA,E. (1993) Psicología
de la ceguera. Madria. Alianza Psicología.

Autor: María Inmaculada García Paredes
Bloque: Pedagogía Terapéutica
Etapa: Educación Infantil y Primaria
EL MAESTRO DE EDUCACION
ESPECIAL Y SUS FUNCIONES
INTRODUCCIÓN
El concepto de Educación Especial ha evo-
lucionado mucho a lo largo de la historia
.Antiguamente la Educación Especial esta-
ba destinadas a aquellas personas que pa-
decían una discapacidad pero actualmente
esto ha cambiado gracias al principio de
“normalización e inclusión” que considera a
la Educación Especial como una parte inte-
grante dentro del Sistema Educativo Ordi-
nario .
Página 60
Esta evolución de la Educación Especial ha
dado lugar a la aparición del Maestro de Edu-
cación Especial, éste ha ocupado un papel
importante en la atención al alumnado con
necesidad específca de apoyo educativo en
el centro escolar, ajustando la respuesta edu-
cativa a sus necesidades.
La atención al alumnado con algún tipo de
alteración exige no sólo la labor del maes-
tro especialista en Educación Especial, sino
el trabajo en equipo de toda la Comunidad
Educativa para dar una respuesta adecuada
a sus necesidades.

1. EL MAESTRO DE EDUCACIÓN ESPE-
CIAL.
Vamos a partir del concepto de Educación
Especial se trata “una modalidad educa-
tiva puesta al servicio del sistema educativo
ordinario cuyo eje es adecuar la respuesta
educativa a las nee de los alumnos, en el en-
torno lo menos restrictivo posible donde su
fnalidad última será la integración”. Cabe
destacar que este tipo de educación forma
parte de las enseñanzas escolares de régi-
men general y es impartida en los centros
de educación especial y ordinarios con las
adaptaciones correspondientes, donde
se establecerán las enseñanzas bási-
cas que comprenden la E. Primaria y la
E.S.O. y será gratuita. La base común
de estas enseñanzas debe ser siempre
el currículo, entendido y defnido en el
art.6 de la LOE como “el conjunto de ob-
jetivos, competencias básicas, conteni-
dos, métodos pedagógicos y criterios de
evaluación de cada una de las enseñan-
zas reguladas en la presente Ley.”
Tanto en un tipo de centro como en otro
serán necesarios una serie de recursos
para facilitar el proceso de enseñanza-
aprendizaje. Éstos podrán ser persona-
les y materiales y su objetivo es que los
acneaes puedan alcanzar las fnalidades
de las etapas educativas que constitu-
yen las enseñanzas básicas. Dentro de
los recursos personales destacaremos
al maestro de educación especial como
pieza clave para que un determinado
tipo de alumnos pueda alcanzar los f-
nes establecidos. De todo lo expuesto
se desprenden dos consideraciones:
El maestro de educación especial, ade-
más de otros profesionales y los
padres, se hace necesario e insus-
tituible para poder alcanzar el ob-
jetivo anteriormente citado y este
profesional debe existir no sólo en
los centros de educación especial
sino también en los centros ordina-
rios de integración.
Tomaremos como punto de partida
la Ley 13/1982, de Integración So-
cial de los Minusválidos (LISMI), y
el R. D. 334/1985 que desarrollan
el artículo 49 de la Constitución es-
pañola ponen el énfasis en conti-
Página 61
Esta evolución de la Educación Especial ha
dado lugar a la aparición del Maestro de Edu-
cación Especial, éste ha ocupado un papel
importante en la atención al alumnado con
necesidad específca de apoyo educativo en
el centro escolar, ajustando la respuesta edu-
cativa a sus necesidades.
La atención al alumnado con algún tipo de
alteración exige no sólo la labor del maes-
tro especialista en Educación Especial, sino
el trabajo en equipo de toda la Comunidad
Educativa para dar una respuesta adecuada
a sus necesidades.

1. EL MAESTRO DE EDUCACIÓN ESPE-
CIAL.
Vamos a partir del concepto de Educación
Especial se trata “una modalidad educa-
tiva puesta al servicio del sistema educativo
ordinario cuyo eje es adecuar la respuesta
educativa a las nee de los alumnos, en el en-
torno lo menos restrictivo posible donde su
fnalidad última será la integración”. Cabe
destacar que este tipo de educación forma
parte de las enseñanzas escolares de régi-
men general y es impartida en los centros
de educación especial y ordinarios con las
adaptaciones correspondientes, donde
se establecerán las enseñanzas bási-
cas que comprenden la E. Primaria y la
E.S.O. y será gratuita. La base común
de estas enseñanzas debe ser siempre
el currículo, entendido y defnido en el
art.6 de la LOE como “el conjunto de ob-
jetivos, competencias básicas, conteni-
dos, métodos pedagógicos y criterios de
evaluación de cada una de las enseñan-
zas reguladas en la presente Ley.”
Tanto en un tipo de centro como en otro
serán necesarios una serie de recursos
para facilitar el proceso de enseñanza-
aprendizaje. Éstos podrán ser persona-
les y materiales y su objetivo es que los
acneaes puedan alcanzar las fnalidades
de las etapas educativas que constitu-
yen las enseñanzas básicas. Dentro de
los recursos personales destacaremos
al maestro de educación especial como
pieza clave para que un determinado
tipo de alumnos pueda alcanzar los f-
nes establecidos. De todo lo expuesto
se desprenden dos consideraciones:
El maestro de educación especial, ade-
más de otros profesionales y los
padres, se hace necesario e insus-
tituible para poder alcanzar el ob-
jetivo anteriormente citado y este
profesional debe existir no sólo en
los centros de educación especial
sino también en los centros ordina-
rios de integración.
Tomaremos como punto de partida
la Ley 13/1982, de Integración So-
cial de los Minusválidos (LISMI), y
el R. D. 334/1985 que desarrollan
el artículo 49 de la Constitución es-
pañola ponen el énfasis en conti-
Página 62
nuar con el Plan Nacional de Educación
Especial (1978) estableciendo los princi-
pios generales de la Educación Especial:
normalización de los servicios, integración
escolar, sectorización de la atención edu-
cativa e individualización de la enseñanza.
El citado RD 334/85, de ordenación de la
educación especial., determina que junto
con la valoración y orientación educativa
se realicen el “refuerzo pedagógico” y las
atenciones personalizadas para lo que se
incorporan por primera vez a los centros
ordinarios dos nuevos profesionales: el PT
y el AL, profesionales que hasta entonces
sólo ejercían su labor en las aulas de edu-
cación especial creadas en centros ordi-
narios (LGE 70) o en centros de educación
especial. Se pone en marcha el Programa
de Integración Escolar, que tuvo una serie
de notas características establecidas por
la administración educativa: prudencia (el
número máximo de alumnos integrados en
el aula era de dos), progresividad (no fue
implantado en todos los niveles sino que
se inició en Preescolar y Ciclo Inicial, do-
tación de recursos personales y ma-
teriales (se les dotó de importantes
cantidades económicas para llevarlo
a cabo), y evaluación rigurosa. Mer-
ced a este plan experimental de in-
tegración se nombraron maestros de
apoyo fjos en los centros o con carác-
ter itinerante, los cuáles eran los res-
ponsables de los acnees, trabajando
al margen del maestro tutor a partir
de la elaboración de un currículo pa-
ralelo, independiente del proceso de
enseñanza-aprendizaje desarrollado
en sus aulas.
Todo lo dicho anteriormente se viene
a concretar con la aprobación de la
LOGSE que en sus artículos 36 y 37
considera al maestro de educación es-
pecial como un recurso personal con
el que cuenta el Sistema Educativo.
En este mismo sentido lo especifca la
LOE en sus artículos: 72.1. Las Ad-
ministraciones educativas dispondrán
del profesorado de las especialidades
correspondientes y de profesionales
cualifcados, así como de los medios y
materiales precisos para la adecuada
atención a este alumnado. 72.2. Co-
rresponde a las Administraciones edu-
cativas dotar a los centros de los re-
cursos necesarios para atender a este
alumnado. 72.4. Las Administraciones
educativas promoverán la formación
del profesorado y de otros profesiona-
les relacionada con el tratamiento del
alumnado con necesidad específca
de apoyo educativo.
Podemos defnir al maestro de educa-
ción especial como aquel profesional
que, de acuerdo con lo establecido
en el PEC, bien ordinarios o especí-
fcos, desarrolla las funciones, básica-
mente de apoyo y prioritariamente al
alumnado con nee permanentes, en
colaboración con el tutor y demás pro-
fesionales implicados en el proceso
de enseñanza-aprendizaje de estos
alumnos, entre los cuales debe esta-
blecerse una estrecha coordinación
en el trabajo realizado.
Como consecuencia del RD 334/85
de Ordenación de la Educación Es-
pecial, de 6 de marzo de 1985 don-
de como hemos dicho anteriormente
se concretó la provisión de recursos
y servicios en los centros escolares y
Página 63
nuar con el Plan Nacional de Educación
Especial (1978) estableciendo los princi-
pios generales de la Educación Especial:
normalización de los servicios, integración
escolar, sectorización de la atención edu-
cativa e individualización de la enseñanza.
El citado RD 334/85, de ordenación de la
educación especial., determina que junto
con la valoración y orientación educativa
se realicen el “refuerzo pedagógico” y las
atenciones personalizadas para lo que se
incorporan por primera vez a los centros
ordinarios dos nuevos profesionales: el PT
y el AL, profesionales que hasta entonces
sólo ejercían su labor en las aulas de edu-
cación especial creadas en centros ordi-
narios (LGE 70) o en centros de educación
especial. Se pone en marcha el Programa
de Integración Escolar, que tuvo una serie
de notas características establecidas por
la administración educativa: prudencia (el
número máximo de alumnos integrados en
el aula era de dos), progresividad (no fue
implantado en todos los niveles sino que
se inició en Preescolar y Ciclo Inicial, do-
tación de recursos personales y ma-
teriales (se les dotó de importantes
cantidades económicas para llevarlo
a cabo), y evaluación rigurosa. Mer-
ced a este plan experimental de in-
tegración se nombraron maestros de
apoyo fjos en los centros o con carác-
ter itinerante, los cuáles eran los res-
ponsables de los acnees, trabajando
al margen del maestro tutor a partir
de la elaboración de un currículo pa-
ralelo, independiente del proceso de
enseñanza-aprendizaje desarrollado
en sus aulas.
Todo lo dicho anteriormente se viene
a concretar con la aprobación de la
LOGSE que en sus artículos 36 y 37
considera al maestro de educación es-
pecial como un recurso personal con
el que cuenta el Sistema Educativo.
En este mismo sentido lo especifca la
LOE en sus artículos: 72.1. Las Ad-
ministraciones educativas dispondrán
del profesorado de las especialidades
correspondientes y de profesionales
cualifcados, así como de los medios y
materiales precisos para la adecuada
atención a este alumnado. 72.2. Co-
rresponde a las Administraciones edu-
cativas dotar a los centros de los re-
cursos necesarios para atender a este
alumnado. 72.4. Las Administraciones
educativas promoverán la formación
del profesorado y de otros profesiona-
les relacionada con el tratamiento del
alumnado con necesidad específca
de apoyo educativo.
Podemos defnir al maestro de educa-
ción especial como aquel profesional
que, de acuerdo con lo establecido
en el PEC, bien ordinarios o especí-
fcos, desarrolla las funciones, básica-
mente de apoyo y prioritariamente al
alumnado con nee permanentes, en
colaboración con el tutor y demás pro-
fesionales implicados en el proceso
de enseñanza-aprendizaje de estos
alumnos, entre los cuales debe esta-
blecerse una estrecha coordinación
en el trabajo realizado.
Como consecuencia del RD 334/85
de Ordenación de la Educación Es-
pecial, de 6 de marzo de 1985 don-
de como hemos dicho anteriormente
se concretó la provisión de recursos
y servicios en los centros escolares y
Página 64
uno de ellos es el maestro de apoyo.
Surge la Resolución de 15 de junio
de 1989 en la que se establecen las
funciones de los maestros especialis-
tas de acuerdo siempre con el PEC,
agrupándolas en diferentes ámbi-
tos de actuación. Más tarde el R.D.
696/95, de 28 de abril de ordenación
de la educación de los acnees vol-
vió a establecer a este maestro, pero
llamándole maestro de Educación
Especial, dividiéndolo en PT ( Peda-
gogía Terapéutica) y AL.( Audición y
Lenguaje)
2. LAS FUNCIONES.
Es muy difícil atribuir funciones con-
cretas al profesor de apoyo, ya que
estas deberán complementarse con
las competencias del resto de los
profesionales del centro.
En la citada Resolución de 15 de ju-
nio de 1989 ya se establecían unas
funciones, que se derivan, con ca-
rácter general, de los distintos ele-
mentos que confguran la respuesta
educativa a los alumnos con necesi-
dades especiales y, en particular, de
la propuesta curricular que se haya
establecido para un alumno o para
un grupo de ellos.
La labor del maestro de educación
especial será desarrollada, como he-
mos dicho en diferentes ámbitos:
Maestro - Tutor. Colaborara con el
maestro-tutor en los siguientes as-
pectos:
- Observación sistemática en
el medio natural para identifcar las
nee de los alumnos.
- Elaboración conjunta de la
programación de aula, de las ACI y
materiales específcos o adaptacio-
nes, previendo la organización y el
manejo de tiempo y recursos (hay
que ponerse de acuerdo a la hora de
coordinarse).
-Orientación en las adaptacio-
nes metodológicas y organizativas
del aula, así como en los materia-
les didácticos y recursos personales
adecuados.
-Elaboración de instrumentos
para la detección de necesidades
educativas y su seguimiento, así
como la aplicación de los mismos en
el aula o fuera de ella.
-Evaluación (ordinaria de po-
ner notas) y promoción de los ac-
nees.
- Relación con los servicios pe-
dagógicos del centro (Departamento
de Orientación) o sector (EOEP o
EE) (En esto colabora con el tutor,
quiere decir que ambos se relación a
la vez con los servicios.)
Alumnos. La intervención del PT
con los alumnos ha de tener un fn
educativo, por ello estará siempre
vinculada al currículo escolar y po-
drá realizarse de forma individual o
en pequeño grupo tanto dentro como
fuera del aula.. La intervención debe
realizarse en los ambientes más
normalizados posibles y el tiempo
empleado fuera del aula debe ser
el imprescindible, ya que en la inter-
vención dentro de sus aulas, es don-
de es mayor el grado de integración.
Las más importantes son las siguien-
tes:
- Identifcación de las nee y
Página 65
uno de ellos es el maestro de apoyo.
Surge la Resolución de 15 de junio
de 1989 en la que se establecen las
funciones de los maestros especialis-
tas de acuerdo siempre con el PEC,
agrupándolas en diferentes ámbi-
tos de actuación. Más tarde el R.D.
696/95, de 28 de abril de ordenación
de la educación de los acnees vol-
vió a establecer a este maestro, pero
llamándole maestro de Educación
Especial, dividiéndolo en PT ( Peda-
gogía Terapéutica) y AL.( Audición y
Lenguaje)
2. LAS FUNCIONES.
Es muy difícil atribuir funciones con-
cretas al profesor de apoyo, ya que
estas deberán complementarse con
las competencias del resto de los
profesionales del centro.
En la citada Resolución de 15 de ju-
nio de 1989 ya se establecían unas
funciones, que se derivan, con ca-
rácter general, de los distintos ele-
mentos que confguran la respuesta
educativa a los alumnos con necesi-
dades especiales y, en particular, de
la propuesta curricular que se haya
establecido para un alumno o para
un grupo de ellos.
La labor del maestro de educación
especial será desarrollada, como he-
mos dicho en diferentes ámbitos:
Maestro - Tutor. Colaborara con el
maestro-tutor en los siguientes as-
pectos:
- Observación sistemática en
el medio natural para identifcar las
nee de los alumnos.
- Elaboración conjunta de la
programación de aula, de las ACI y
materiales específcos o adaptacio-
nes, previendo la organización y el
manejo de tiempo y recursos (hay
que ponerse de acuerdo a la hora de
coordinarse).
-Orientación en las adaptacio-
nes metodológicas y organizativas
del aula, así como en los materia-
les didácticos y recursos personales
adecuados.
-Elaboración de instrumentos
para la detección de necesidades
educativas y su seguimiento, así
como la aplicación de los mismos en
el aula o fuera de ella.
-Evaluación (ordinaria de po-
ner notas) y promoción de los ac-
nees.
- Relación con los servicios pe-
dagógicos del centro (Departamento
de Orientación) o sector (EOEP o
EE) (En esto colabora con el tutor,
quiere decir que ambos se relación a
la vez con los servicios.)
Alumnos. La intervención del PT
con los alumnos ha de tener un fn
educativo, por ello estará siempre
vinculada al currículo escolar y po-
drá realizarse de forma individual o
en pequeño grupo tanto dentro como
fuera del aula.. La intervención debe
realizarse en los ambientes más
normalizados posibles y el tiempo
empleado fuera del aula debe ser
el imprescindible, ya que en la inter-
vención dentro de sus aulas, es don-
de es mayor el grado de integración.
Las más importantes son las siguien-
tes:
- Identifcación de las nee y
Página 66
realización del programa a seguir.
- Intervención directa en forma de
refuerzo pedagógico.
- Observación del progreso y eva-
luación en colaboración con el tutor.
- Coordinación de los apoyos que re-
cibe y coordinación con los padres si fue-
ra necesario.
Con el ciclo y claustro. Su participación
puede resultar preventiva en decisiones
que afecten a la metodología y organiza-
ción; con el claustro puede proponer me-
dias que faciliten la unifcación de criterios
en una misma dirección en relación a los
acnees. Nuestra función básica es preve-
nir las nee de los alumnos cambiando la
metodología y organización.
Con los padres. Colaborara con el tutor en
establecer los cauces que permitan que el
proceso educativo tenga continuidad entre
el centro y la familia, así como que garan-
ticen una puntual información para los pa-
dres y maestros sobre los acontecimientos
más relevantes de la vida del alumno.
Además de impulsar la participación de
la familia en la e-a, ofreciéndoles pautas
de actuación que favorezcan las relacio-
nes con su hijo y orientándoles en el uso
de recursos y servicios de su entorno
(asociaciones, organismos,).
Con el EOEP y/o Departamento de
Orientación. El maestro de educación
especial ofrece una información rele-
vante con respecto al proceso de iden-
tifcación de las nee. Mantendrá las re-
uniones necesarias para informar sobre
la evolución de los acnees, colaborando
con ellos en los términos que establez-
ca la Jefatura de Estudios.
Con los Equipos de Atención Temprana
(EAT). Atienden a la población de riesgo
de 0-3 años, estos alumnos todavía no
están evaluados. El PT realiza funcio-
nes con estos equipos en:
- Realizar la intervención especializa-
da de carácter psicopedagógico cuan-
do sea necesario, en el aula o fuera,
siguiendo el principio de normalización
(programas, pruebas, dar la voz de alar-
ma a los padres, etc.).
- Planifcación, desarrollo y evaluación
Página 67
realización del programa a seguir.
- Intervención directa en forma de
refuerzo pedagógico.
- Observación del progreso y eva-
luación en colaboración con el tutor.
- Coordinación de los apoyos que re-
cibe y coordinación con los padres si fue-
ra necesario.
Con el ciclo y claustro. Su participación
puede resultar preventiva en decisiones
que afecten a la metodología y organiza-
ción; con el claustro puede proponer me-
dias que faciliten la unifcación de criterios
en una misma dirección en relación a los
acnees. Nuestra función básica es preve-
nir las nee de los alumnos cambiando la
metodología y organización.
Con los padres. Colaborara con el tutor en
establecer los cauces que permitan que el
proceso educativo tenga continuidad entre
el centro y la familia, así como que garan-
ticen una puntual información para los pa-
dres y maestros sobre los acontecimientos
más relevantes de la vida del alumno.
Además de impulsar la participación de
la familia en la e-a, ofreciéndoles pautas
de actuación que favorezcan las relacio-
nes con su hijo y orientándoles en el uso
de recursos y servicios de su entorno
(asociaciones, organismos,).
Con el EOEP y/o Departamento de
Orientación. El maestro de educación
especial ofrece una información rele-
vante con respecto al proceso de iden-
tifcación de las nee. Mantendrá las re-
uniones necesarias para informar sobre
la evolución de los acnees, colaborando
con ellos en los términos que establez-
ca la Jefatura de Estudios.
Con los Equipos de Atención Temprana
(EAT). Atienden a la población de riesgo
de 0-3 años, estos alumnos todavía no
están evaluados. El PT realiza funcio-
nes con estos equipos en:
- Realizar la intervención especializa-
da de carácter psicopedagógico cuan-
do sea necesario, en el aula o fuera,
siguiendo el principio de normalización
(programas, pruebas, dar la voz de alar-
ma a los padres, etc.).
- Planifcación, desarrollo y evaluación
Página 68
de adaptaciones de currículo en colabo-
ración con el profesorado.
Con el Departamento de Orientación (DO).
Se establecen las mismas funciones para
los PT, AL y de compensatoria.
-Prevención, detección y valoración de
problemas de aprendizaje, medidas de
fexibilización organizativa, planifcación y
desarrollo de las ACIS en colaboración de
los departamentos didácticos y las juntas
de maestros (los departamentos didácti-
cos son los diferentes depar-
tamentos que existen en
secundaria, de lengua,
matemáticas,.. las jun-
tas hacen referencia al
claustro).
-Elaboración de propuestas de criterios
y procedimientos para desarrollar las
ACIS con los departamentos didácticos.
- Realizar actividades educativas de
apoyo (clases de apoyo normales de los
PT).
- Colaborar con los tutores en la elabo-
ración del consejo orientador (apruebe o
no) para los acnees al terminar la ESO.
Centro Ordinario. El PT colaborará en
los siguientes campos:
-Elaboración del PEC y creación de un
aula de recursos.
- Colaboración en la planifcación de
los horarios de atención a los acnee y
coordinación con los profesionales del
centro.
Centros de Educación Especial. El PT
es el tutor de un grupo de alumnos, en-
cargándose de un aula concreta y de las
medidas de adaptación curricular nece-
sarias.
Página 69
de adaptaciones de currículo en colabo-
ración con el profesorado.
Con el Departamento de Orientación (DO).
Se establecen las mismas funciones para
los PT, AL y de compensatoria.
-Prevención, detección y valoración de
problemas de aprendizaje, medidas de
fexibilización organizativa, planifcación y
desarrollo de las ACIS en colaboración de
los departamentos didácticos y las juntas
de maestros (los departamentos didácti-
cos son los diferentes depar-
tamentos que existen en
secundaria, de lengua,
matemáticas,.. las jun-
tas hacen referencia al
claustro).
-Elaboración de propuestas de criterios
y procedimientos para desarrollar las
ACIS con los departamentos didácticos.
- Realizar actividades educativas de
apoyo (clases de apoyo normales de los
PT).
- Colaborar con los tutores en la elabo-
ración del consejo orientador (apruebe o
no) para los acnees al terminar la ESO.
Centro Ordinario. El PT colaborará en
los siguientes campos:
-Elaboración del PEC y creación de un
aula de recursos.
- Colaboración en la planifcación de
los horarios de atención a los acnee y
coordinación con los profesionales del
centro.
Centros de Educación Especial. El PT
es el tutor de un grupo de alumnos, en-
cargándose de un aula concreta y de las
medidas de adaptación curricular nece-
sarias.
Página 70
BIBLIOGRAFÍA:
- MEC (1990) Evaluación del programa
de integración. Alumnos con necesidades
educativas especiales. Madrid: MEC.
- SEGOVIA, J. D. (1997) El mapa relacio-
nal entre el profesor tutor y el profesor de
apoyo a la integración: construcción de un
encuentro profesional. Extracto del libro
de SÁNCHEZ PALOMINO, A. y TORRES
GONZÁLEZ, J. A. Educación Especial I.
Madrid: Pirámide.
Autor: Manuela Mena Octavio
Etapa: todas.
Educación y bilingüismo
INTRODUCCIÓN
De un tiempo a esta parte los centros edu-
cativos públicos, privados y concertados de
España han apostado fuerte por el bilingüis-
mo con el fn de facilitar a su alumnado la
integración en un proyecto aún en construc-
ción: la creación de una identidad común
europea a través del lenguaje.