Curarse en salud: cuando los mayores toman varios

medicamentos
Es común que nuestros mayores tomen varios medicamentos destinados
a combatir las dolencias que padecen; es lo que en términos médicos se
denomina “polifarmacia” y que conlleva algunos riesgos puesto que
puede producir reacciones adversas.
El doctor Francisco Soria Perdomo, Jefe del Equipo Médico de Apoyo Quirúrgico del Hospital Sur de Alcorcón y
Geriatra del Hospital Infanta Elena de Valdemoro, recuerda que “los ancianos toman tres veces más medicamentos
que los jóvenes” y que “la presencia de múltiples enfermedades así como la polifarmacia y los cambios en el
metabolismo debido al menor funcionamiento de muchos de los órganos ponen a la población mayor en riesgo de
sufrir reacciones adversas a medicamentos”.
En un estudio recientemente publicado y realizado en España, uno de cada tres pacientes tenía una prescripción
potencialmente inapropiada, normalmente por el uso a largo plazo de benzodiacepinas, y, en el caso de los mayores
españoles, entre un 10 y un 46% de los hospitalizados o que acuden a un servicio de urgencias sufren ese
reacciones adversas a medicamentos, que es la causa del 30% de los ingresos hospitalarios en los pacientes
mayores.
Soria Perdomo explica que existen herramientas para valorar las prescripciones inadecuadas de medicamentos.
“Son los criterios de Beers que consiste en un listado de medicamentos que deben ser evitados (en presencia de
ciertas patologías) o los criterios STOPP/ START”.
Junto con esto hay que tener en cuenta que determinadas circunstancias pueden afectar la manera en la que
funciona un medicamento: la dieta, el seguimiento de los consejos del médico y las demás medicaciones que se
consuman.
El geriatra recomienda que se haga una lista de los medicamentos que tiene en casa. “Yo recomiendo
personalmente llevar en una bolsa todos los medicamentos que se toman en casa, incluyendo aquellos de herbolario
y las vitaminas” explicó pero también recordó que “nuestros médicos de atención primaria cuentan con programas
informáticos integrados con la farmacia que permiten llevar dicha lista”.
Entre el resto de recomendaciones: tirar los medicamentos caducados en los Punto Sigre, preparar un pastillero
para garantir el control de la medicación y tener claras algunas cuestiones sobre los medicamentos (cuándo, cómo y
porqué debo tomar la medicación).
Entre los ejemplos de medicamentos que, según Soria Perdomo, se deben evitar o usar con sumo cuidado, están los
antiinflamatorios no esteroideos (por su potencial efecto sobre la mucosa gástrica y sobre la función renal), las
benzodiacepinas o fármacos para ansiedad )por el riesgo de causar confusión y aumentar el riesgo de caídas) o los
antipsicóticos como la Risperidona o el Haloperidol (si uno no tiene síntomas conductuales que justifiquen dicho
uso).
Página 1 de 1 Curarse en salud: cuando los mayores ... | SER Madrid Sur
22/05/2014 http://www.sermadridsur.com/noticias/curarse-en-salud-cuando-los-mayores-toman-varios-medicamen...