You are on page 1of 10

PROTECCION POR METODOS CULTURALES CONTRA ENFERMEDADES EN EL

CULTIVO DE CACAO
1. LA MAZORCA NEGRA (Phytophthora SP)
Esta es la enfermedad más importante del cacao en todas las áreas cacaoteras del mundo;
causada por hongos del complejo Phytophthora, es responsable de más pérdidas en las cosechas
que cualquier otra enfermedad
El género Phytophthora se encuentra distribuido en todo el mundo, predominan diferentes
especies de acuerdo con la zona geográfica y el hospedero. En cacao se han reportado siete
especies patógenas: Phytophthora palmivora, Phytophthora megakarya, Phytophthora capsici,
Phytophthora citrophthora, Phytophthora nicotianae var. Parasitica, Phytophthora megasperma,
Phytophthora arecae.
En el fruto la infección aparece bajo la forma de manchas pardas, oscuras aproximadamente
circulares, que rápidamente se agrandan y extienden por toda la superficie a través de la mazorca.
Las almendras se infectan, resultan inservibles y en un plazo de 10 a 15 días la mazorca está
totalmente podrida.
Síntomas
La mazorca negra, causada por especies de Phytophthora, inicia sobre la superficie de la mazorca
con una mancha descolorida, sobre la que posteriormente se desarrolla una lesión chocolate o
negra con límites bien definidos. En dos semanas, ésta se empieza a dispersar hasta alcanzar toda
la superficie de la mazorca. Sobre mazorcas mayores a tres meses de edad, las infecciones inician
principalmente en la punta o al final del pedúnculo que une a la mazorca. Los granos o almendras
de las mazorcas enfermas permanecen sin daño por varios días, después de iniciar la infección en
la cáscara. Esto significa que la cosecha frecuente puede prevenir muchas pérdidas de la
producción.








METODOS DE CONTROL CULTURAL PARA PHYTOPHTHORA sp
 Para prevenir la enfermedad se debe realizar la remoción de los frutos que
presenten la mancha de color café o que presenten el micelio blanco, esta práctica
debe realizarse cada siete días (una vez por semana).
 Los frutos removidos que tiene la mancha deben colocarse en el suelo con la
mancha en contacto con el suelo para acelerar la descomposición de los tejidos
por la acción de los microorganismos del suelo. Las mazorcas que quedan
adheridas al árbol son fuente de inóculo. También, se recomienda evitar la
acumulación de cáscara de cacao y materia orgánica en la base del árbol.
 No abrir las mazorcas dentro de la plantación .
 Cuando la enfermedad se presenta en brotes jóvenes o en plántulas de vivero, se
recomienda proceder a remover los tejidos infectados o bien realizar aplicaciones
de fungicidas en caso de ataques severos.
 Es importante tener un buen control de la sombra y la eliminación de la misma
donde hay exceso o bien el establecimiento de árboles de sombra en áreas que
estén muy expuestas
 Cuando la enfermedad se presenta en el tronco, se debe realizar un raspado
utilizando una herramienta filosa para eliminar la parte de la corteza infectada y
evitar que invada todo el tronco.
 También se recomienda hacer uso de una solución de funguicidas en caso de
ataques severos






2. LA MONILIASIS (Moniliophthora roreri)
La monilia la produce un hongo que recibe el nombre científico de Moniliophthora roreri,
el cual, también recibe diferentes nombres comunes en otros países o regiones como:
“ceniza, enfermedad aguanosa, helada, pasmo, polvillo, pringue, Mal de Quevedo,
Pudrición acuosa y Moniliasis”
Su ataque es con frecuencia tan severo que constituye uno de los factores limitantes de
mayor importancia en la producción de cacao, en lugares donde se lo siembra
La monilia produce diferentes manifestaciones en el fruto, las cuáles, permite su
identificación. La monilia ataca los frutos de cacao en cualquier estado de desarrollo y los
síntomas o manifestaciones que se observan en el fruto van a depender de la edad del
fruto al momento de la infección causada por el hongo.
La enfermedad se contagia (propaga) entre mazorcas a través de las conidias (esporas)
que produce el hongo y nunca por el micelio del hongo (hifas). Las conidias conforme
maduran se desprenden del fruto y son diseminadas por el viento y algunas de ellas son
depositadas en frutos en sanos o en desarrollo.
Para que las conidias germinen e infecten los frutos es necesaria la presencia de una
película de agua en la superficie del fruto y un ambiente saturado de humedad (humedad
relativa por encima del 80%), por un mínimo de 6 horas. Además, requiere de una
temperatura entre 25 y 30° C
La penetración e infección puede ocurrir en cualquier fase de desarrollo del fruto, pero
son más susceptibles durante los primeros estados. La susceptibilidad de los frutos es
inversamente proporcional a su edad, es decir que a mayor edad menor susceptibilidad.
Los síntomas de monilia varían con la edad del fruto y con la severidad del ataque del
patógeno. Los síntomas externos pueden estar completamente ausentes hasta la
formación de lesiones entre 45 y 90 días después de la penetración del hongo. Esta fase se
podría considerar como la fase biotrófica del hongo, en cuanto a que la necrótica puede
ser precedida por la maduración irregular o prematura, la aparición de lesiones irregulares
de color chocolate o castaño oscuro, que van creciendo gradualmente hasta cubrir con
rapidez toda la superficie del fruto
Los tejidos internos de la mazorca pueden ser sustituidos por sustancias acuosas o
gelatinosas razón por la cual esta enfermedad también es conocida y denominada de
forma inadecuada como pudrición acuosa de los frutos.

Las almendras se presentan pegadas unas con otras de manera desorganizada, haciendo
difícil su remoción. Los frutos enfermos son normalmente más pesados que los frutos
sanos.








Las prácticas culturales que se recomiendan realizar para reducir la fuente de inoculo o
propagación de la enfermedad son:
• Eliminación de mazorcas enfermas: es la práctica más importante para el control de la monilia.
Consiste en cortar las mazorcas afectadas, especialmente antes de la fase esporulación con el
propósito de impedir que el hongo alcance su etapa reproductiva. Está práctica es recomendable
hacerla en horas de la mañana, cuando hay más humedad en el cultivo y teniendo cuidado de
mover lo menos posible el fruto para evitar una mayor diseminación de las esporas y así evitar la
contaminación de las mazorcas sanas. Esta práctica debe realizarse cada siete días y por lo menos
por cuatro meses consecutivos desde que se implemente, posteriormente una vez que el número
de mazorcas infectadas esta práctica debe aplicarse cada dos semanas.
• Manejo de las mazorcas removidas: Las mazorcas por presentar los síntomas de la enfermedad
y son removidos del árbol deben ser extraídos del campo de cultivo, enterrarlas o cubrirlas con
hojarasca para acelerar el proceso de descomposición de lo tejidos que son colonizados por
microorganismos del suelo.
• Manejo de residuos de cosecha: En los sitios dentro de la plantación para apilar las mazorcas
cosechadas y extraer el grano, se acumula una gran cantidad de cáscara de cacao, donde algunas
de ellas pueden estar infectadas de monilia en diferentes estados de desarrollo del hongo. Estos
montones de cáscara se convierten en fuentes de inoculo, por lo cual, es muy importante acelerar
su descomposición. La aplicación de sustancias deshidratantes como la Urea en solución al 5% o
cal agrícola aceleran la descomposición y es así como las mazorcas esporuladas, en estado de
mancha o con los primeros síntomas dejan de producir esporas 10 días después de la aplicación.
La aplicación de Urea o cal agrícola puede ser aplicada a las mazorcas removidas.
Las prácticas de cultivo para reducir los factores que favorecen el desarrollo de la enfermedad son:
• Poda: es la práctica más importante y la realización en el tiempo oportuno y de forma eficiente
representa el mayor éxito en el control de los problemas fitosanitarios que se presentan en el
cultivo de cacao y sobre todo para el control de la monilia. Las podas permiten la entrada de aire y
luz a la plantación y permite disminuir la humedad relativa y la temperatura, disminuyendo la
incidencia de enfermedades. El manejo de árboles de poca altura facilita la observación y
remoción de frutos enfermo, cuyo resultado se traduce en un mejor control de la monilia.
• Poda de mantenimiento: consiste en eliminar ramas innecesarias, mal formadas, secas o
enfermas y entrecruzadas. El objetivo de la poda de mantenimiento es conservar el árbol en
buenas condiciones para producir, prolongar la vida útil del árbol y propiciar buenas condiciones
fitosanitarias.
• Poda de rehabilitación: se aplica cuando los árboles de cacao se encuentran muy deteriorado
para producir y con graves problemas fitosanitarios, se pueden aplicar diferentes tipos de podas
de rehabilitación como: podas por reducción de altura y Rehabilitación total de la copa.
• Manejo de zanjas y drenajes: los problemas de enfermedades en cacao se ven favorecidos en
ambientes húmedos, por lo tanto la construcción de zanjas y drenajes para evacuar los excesos de
agua sobre todo en terrenos planos. Además, estas estructuras deben mantenerse limpias de
malas hierbas u hojarasca para que cumplan su objetivo.
• Control de malas hierbas (arvenses): el control de malas hierbas dentro de la plantación tiene
por objetivo eliminar plantas que compiten con el cultivo de cacao, pero también, contribuye a
modificar las condiciones favorables para el desarrollo de las enfermedades a través de la
reducción de la humedad dentro del cultivo.

 Poda de Sombra: se debe tener cuidado con la regulación de la sombra del cacao de acuerdo a la
edad de las plantas de cacao, ya que permite un buen desarrollo de las plantas de cacao, pero
también permite mantener la humedad dentro del cultivo a niveles que son desfavorables para el
desarrollo de las enfermedades.
• Nutrición: es importante conocer el estado nutricional de los árboles de cacao, así como, el nivel
de fertilidad de los suelos. El cultivo de cacao que se encuentre en suelos con bajo contenido de
nutrientes, por lo general los árboles son débiles y no pueden desarrollar sus funciones
adecuadamente, además, por su condición nutricional pueden ser más susceptibles al ataque de
las enfermedades.

• Cosecha oportuna: es necesario recolectar las mazorcas en el grado de madurez adecuado y
aprovechar para identificar y eliminar frutos momificados adheridos a las ramas y troncos de los
árboles.
3. ESCOBA DE BRUJA(Moniliophthora perniciosa)
Moniliophthora pernisiosa pertenece al orden bacidiomycota y es un hongo endémico de
las zonas tropicales de sudamerica. Moniliophthora perniciosa causa alteraciones en el
balance hormonal del hospedante, provoca hipertrofia e hiperplasia y posteriormente
necrosis del tejido. Las basidiosporas del hongo infectan los tejidos meristemáticos y
ocasionan diferentes tipos de síntomas dependiendo del órgano infectado (brotes,
botones florales, flores, fruto en desarrollo) los meristemos apicales desarrollan
crecimiento hipertrófico, los botones florales desarrollan filodia y formación de frutos
partenocarpicos y cuando la infección ocurre en frutos de mayor tamaño las semillas se
pudren.
El hongo causa un desequilibrio hormonal, por lo que las células del hospedante son más
grande de los normal, particularmente las de la corteza y médula, y los tejidos se hinchan.
En los brotes vegetativos la dominancia apical se pierde. Yemas axilares se desarrollan
generando brotes laterales que finalmente conllevan al síntoma de “escoba de bruja en
cacao”.
Las escobas generalmente permanecen verdes durante un periodo relativamente corto.
Comienzan a secarse a partir de los ápices y adquieren una tonalidad de color marrón en
aproximadamente 5 a 6 semanas y luego se secan progresivamente.




MEDIDAS DE CONTROL CULTURAL PARA Moniliophthora pernisiosa
 Las practicas de poda, raleo , deschuponado y mantenimiento de zanjas de drenaje
son fundamentales para disminuir la incidencia de la enfermedad.
 Es importante la extirpación de las escobas individuales, las escobas se deben
cortar por lo menos de 15 a 20 cm por debajo del punto de infección
 Los materiales enfermos deben ser cuidadosamente removidos cortándolos lo más
cerca posible a la corteza. Las vainas enfermas junto con sus pedúnculos deben ser
removidos cada vez que se cosechan las vainas sanas. La eliminación debe ser lo
más completa posible para tener mayores posibilidades de éxito.
 Asegurar que todas las escobas y vainas enfermas sean eliminadas y que no
permanezcan suspendidas en las ramas.

4. MAL DEL MACHETE (Ceratocystis cacaofunesta)
El mal de machete es una enfermedad que se presenta en el tronco y las ramas de cacao, es
producida por el hongo Ceratocystis cacaofunesta, la cual es transmitida por un insecto del género
Xileborus spp, que es un coleóptero perforador del tronco, y también se transmite por las
herramientas sin desinfectar.
Los síntomas que presenta la enfermedad consisten en perforaciones y la presencia de aserrín en
los sitios dónde hizo las perforaciones el insecto, los cuales, por lo general se encuentran en el
tronco y las ramas primarias del árbol. Cuando la infección es transmitida por las herramientas se
presentan en cualquier parte del árbol y esto se produce porque antes se utilizaron las
herramientas en un árbol infectado y no se tuvo el cuidado de desinfectar las herramientas.
Cuando la enfermedad se presenta en el tronco y las raíces causa la muerte total del árbol, el
síntoma inicial de la enfermedad se presenta con un amarillamiento de las hojas que mueren
rápidamente y quedan adheridas a las ramas aún después de muerto el árbol. Esta enfermedad se
manifiesta de forma rápida, es decir produce una muerte súbita del árbol.







MEDIDAS DE CONTROL CULTURAL PARA Ceratocystis cacaofunesta
 Para el controlar la enfermedad lo mejor es a través de la prevención , por lo que se
recomienda no utilizar las herramientas que hayan sido utilizadas en labores realizadas
a plantas enfermas y cuando se tenga necesidad se debe desinfectar las herramientas
utilizando sustancias como la formalina (formol) diluido en agua al 10% o el hipoclorito
de sodio (Cloro comercial).
 También se debe realizar el control del insecto Xileborus destruyendo los árboles secos
o las partes secas de los árboles infectados y cicatrizar las cortes que se realicen en el
árbol durante las podas. Para cicatrizar los cortes se recomienda utilizar una solución
de un fungicida cúprico y un adherente o bien la pasta bordeleza.

 Cortar y quemar todas las ramas afectada
 Si se muere todo el árbol, es necesario destruirlo con todas sus raíces; se saca de la
parcela y se que quema.

5. ANTRACNOSIS EN LAS HOJAS DE CACAO(Colletotrichum ggloesporides)
Está enfermedad es producida por el hongo Colletotrichum gloesporoides , que afecta las hojas y
los frutos y puede presentarse en ramillas de cacao que presentan una muerte descendente o
regresiva. En los frutos produce una pudrición que es poco frecuente, las lesiones son de color
pardo, ligeramente hundido y un poco rugoso. En condiciones de humedad, sobre las manchas se
forman masas rosadas de esporas del hongo. A pesar que el desarrollo de las manchas es lento,
estás pueden atravesar la cáscara y afectar las semillas, pero estas lesiones son poco comunes en
los frutos.
La mayor importancia de la antracnosis es el efecto en el follaje (hojas) de cacao. Las hojas nuevas
y las estipulas de los brotes nuevos son muy susceptibles al ataque por antracnosis. El ataque
severo de la enfermedad produce defoliación de las ramas laterales dejándolas desnudas, las
defoliaciones repetidas pueden producir la muerte de los brotes de las ramas, provocando el
desarrollo de ramillas laterales.
La principal condición que favorece el desarrollo de la enfermedad es la alta humedad y periodos
prolongados de lluvia y es más frecuente que se presente cuando los árboles de cacao están muy
expuesto (sin sombra o con muy poco sombrío)



MEDIDAS DE CONTROL CULTURAL PARA Colletotrichum ggloesporides
 Para el control de la enfermedad se recomienda mantener el suelo con cobertura para
evitar el golpe de las gotas de lluvia en el suelo, ya que el salpique que produce
favorece la diseminación de las esporas, en ataque severos de la enfermedad se
recomienda realizar aplicaciones de fungicidas cúpricos.

 Es importante un buen mantenimiento a los árboles de sombra permanente, para que
el cacao nunca quede totalmente expuesto a los rayos directos del sol.

 El control de la Antracnosis se basa en la poda y en la destrucción de todas las ramas y
mazorcas enfermas o muertas.
 Cuando el daño en las hojas y cogollos es muy severo, conviene después de la poda
hacer unas tres aplicaciones de caldo Bordelés cada quince días. Esto mismo debe
hacerse como control preventivo en el vivero.

 En el vivero, en el suelo de las bolsas, una capa gruesa de aserrín, granza de arroz u
otros materiales, asegura que el hongo no pase del suelo a las hojas de las plantitas a
través del salpique del agua.













BIBLIOGRAFIA
http://intranet.catie.ac.cr/pcc/Manuales/Enfermedades%20de%20cacao%20y%20su%20control-
Para%20promotores%20y%20familias.Carlos%20Astorga-17-10-08.pdf
http://conectarural.org/sitio/sites/default/files/documentos/Manejo%20de%20las%20enfermeda
des%20del%20cacao%20(Theobroma%20cacao%20L)%20en%20Colombia,%20con%20%C3%A9nfa
sis%20en%20Monilia%20(Moniliophthora%20roreri).pdf
http://www.cesaveson.com/fckeditor/editor/filemanager/connectors/aspx/UserFiles/file/Escobad
ebruja.pdf
http://www.cesaveson.com/fckeditor/editor/filemanager/connectors/aspx/UserFiles/file/Escobad
ebruja.pdf
http://www.monografias.com/trabajos88/enfermedades-del-cultivo-cacao/enfermedades-del-
cultivo-cacao.shtml