Pre-Encuentro EL PECADO Y SUS CONSECUENCIAS

Lección 1 Texto: Romanos 3:23

INFORMACIONES PARA EL MINISTRADOR
1. Dar una palabra de bienvenida. Dar palabras de ánimo y de victoria.
2. Motivar a los discípulos a que vayan al Encuentro
3. Enfatizar que Dios nos transporto de las tinieblas para el reino del Hijo de su amor, por lo
tanto somos templo del Espíritu Santo.
4. Explicar simplemente lo que es la iglesia del Señor Jesús. Y que somos de Fuente de
Salvación.

1. INTRODUCCIÓN
Al crear el universo, Dios lo hizo bajo principios espirituales eternos regidos por el mismo.
Estos principios son inviolables, pues Él es justo y bondadoso. Dios puso límites entre el cielo y
la tierra, estrellas y estrellas, sol y luna, planetas y planetas, continentes y países, departamentos
y estados.

Existe una frontera entre el hombre y Dios: nuestro pecado hace separación entre Dios y el
hombre (Isaías 59:2).

Esta frontera solo será removida por la obra de la cruz (Gálatas 3:13). Al crear al hombre
Dios busco en él un amigo, un heredero de todo aquello que el mismo posee, pero este hombre
debería tener poder de decisión para interactuar con el Señor del Universo en toda dimensión.
Este hombre peco y se alejo de Dios; A partir de ahí una serie de situaciones nuevas pasaron a
ocurrir, afectando directamente los rumbos de la humanidad.

Paso a paso entenderemos los propósitos eternos de Dios y su deseo de que este hombre
tenga un Encuentro con Él (1 Timoteo 2:4).

2. PRINCIPIOS ESPIRITUALES
2.1. Hay leyes espirituales
- Existen principios que gobiernan el mundo físico y que nos conducen al conocimiento de
Dios. Así como existen leyes físicas que gobiernan el Universo, existen leyes espirituales que
gobiernan su relación con Dios.
- Nuestra existencia en el mundo físico tuvo su aval del mundo espiritual. Todo en el reino
físico tiene su base en el espiritual; todo en el reino natural tiene su origen en el reino
sobrenatural. Todo hombre necesita saber de esto.
- En el mundo espiritual el hombre peco.
- Todo pecador necesita arrepentirse (Hechos 3:19). Este es el propósito de Dios (Romanos
3:23). No hay excepciones, todos pecaron y el salario del pecado es la muerte (Romanos
6:23)
Pida que los discípulos repitan esta frase: “Todo hombre es pecador y necesita arrepentimiento.
Yo soy pecador y necesito arrepentimiento”,

2.2. Existe recompensa por el pecado

Todo en el mundo natural tiene origen en el mundo espiritual. ¿Cómo entro el pecado en el
mundo? A través de la quiebra de los principios divinos, de la renuncia al gobierno de Dios.
Esto abrió la brecha para que el pecado reinara y diera frutos. Ahora estamos lejos de la
gloria de Dios (Romanos 3:23). Este pecado se llama rebelión, insumisión.

Es una herencia maligna de Satanás, que se rebelo contra Dios, usando un agente en el plano
físico (Adán) para quebrar un principio espiritual.

Por eso, la recompensa del pecado es la muerte eterna, separación total de Dios.

2.3. Existen legalidades para la entrada del pecado

El pecado entro por un hombre: Adán. Él debería dar cobertura para Eva, pero fue negligente.
Cuando se habla de Adán se debe generalizar para hombres y mujeres. Esta palabra también
esta relacionada a la pareja, pues son una sola carne (Génesis 2:24).
Por el primer Adán entro el pecado en el mundo. Por el ultimo Adán (Jesús), la redención.
Por la rebelión fue establecido el pecado (Romanos 5:14)
Con el pecado el hombre se quedo sin la comunión con Dios (Isaías 59:2).
Todo hombre en pecado está condenado (Romanos 6:23)
Dios quiere hombres santos (1 Pedro 1:14-16)

3. EXISTE LEGALIDAD PARA HACER MORIR EL PECADOD.

Jesús (el último Adán) es quien nos rescata (1 Corintios 15:22; 15:45). En él está la legalidad
para hacer morir el pecado en nuestra vida.
El último Adán me trae a la conciencia de que soy creado a la imagen y semejanza de Dios.
El ultimo Adán derrota la muerte y nos da la vida eterna (1 Juan 5:11-12)
El último Adán tiene un plan para mi vida y yo necesito conocer este plan (1 Pedro 2:9b).
El último Adán es espíritu vivificante y vino a darme vida (Juan 3:16)
El ultimo Adán me saco del imperio de las tinieblas y me trajo para el reino de luz (Colosenses
1:13-18).

3.1. ¿Cuál es el Plan de Dios para nuestras vidas? ¿Por qué Jesucristo murió y resucito?
- El plan es traer para nosotros su vida, traer restauración. “El es el primogénito entre muchos
hermanos”.
- Jesús resucito para restaurar mi vida.
- Todo aquel que conoce el plan del ultimo Adán no vive en el pecado; El pecado no tiene
dominio sobre si (Romanos 6:14).
- No estoy debajo de la ley, no soy más esclavo del pecado.
- Jesucristo es el Señor de mi vida y El es real para mí.

4. CONCLUSIÓN
- Tenemos la herencia del pecado y, sin Jesús, estamos destituidos de la gloria de Dios.
- Somos pecadores, si negamos esto, vamos a traer maldición (espíritu de engaño) y decir que
Dios mintió (1 Juan 1:10). Solo Jesucristo nos libera del pecado.
- La semilla de Dios estando en mi, ya no puedo vivir en la practica del pecado, pues yo amo a
Dios (1 Juan 3:9)
- Por la redención del último Adán somos perdonados. Si pecamos tenemos un abogado (1
Juan 2:1).
- Confiese 1 Juan 1:5-9