You are on page 1of 14

Título del Práctico

:
Membranas.


Grupo Nº: 3.

Materia: Biofísica.

Docente: Mario Coutouné.

Integrantes: Álvarez Paulo, Paniagua Gustavo y
Borda Maximiliano.

Tutor: Mario Coutouné.


Institución:
Universidad Nacional de Misiones.
Membranas:
La membrana celular es vital para la vida celular. Le da su forma, la delimita, y
mantiene separados sus contenidos del entorno. Lo mismo ocurre con las
organelas membranosas como el aparato de golgi, las mitocondrias, los plastidios,
entre otros, que mantienen sus contenidos separados del citosol. Sus
componentes se encuentran unidas por interacciones no covalentes. Son
estructuras dinámicas y fluidas. Los lípidos de membrana forman la estructura
principal de esta, que conocemos como Modelo de Mosaico Fluido, que fue
propuesto por primera vez por Singer y Nicholson en 1972
Funciones:
 Formar límites fijos para la célula o las organelas y así establecer
compartimientos con composiciones diferentes a su medio, para que
ocurran ciertos procesos bioquímicos.
 Regular el transporte de moléculas e iones de un compartimiento a otro.
 Protección del material genético.
 Comunicar células.
 Proteger a la célula de agentes externo extraños.
Composición:
La membrana está compuesta por una bicapa fosfolipídica, en donde los lípidos
constituyen alrededor del 50% del peso total, siendo la otra mitad proteínas casi
exclusivamente, pero además hay carbohidratos en la matriz externa de célula que
desempeñan una función de protección, y oligosacáridos (unidos a proteínas o a
lípidos) que desempeñan función de reconocimiento celular.
Lípidos:
Fosfolípidos están formados por un esqueleto de glicerol al que se encuentra
unido un grupo fosfato y dos cadenas de ácidos grasos, una saturada y otra no.
El esqueleto de glicerol y el grupo fosfato conforman la zona hidrofílica de la
molécula mientras que las cadenas de ácidos grasos la región hidrofóbica, en
consecuencia tiene un comportamiento anfipático mostrando una disposición
característica en medio acuoso: cabezas hidrófilas hacia el exterior y colas
hidrófobas enfrentadas hacia adentro en un seno apolar. En general una de las
colas presenta una o más enlaces –cis (insaturada) mientras que la otra no tiene
doble enlaces (saturada). Cada doble enlace –cis genera una curvatura en la
cadena. La diferencia de las longitudes y grado de saturación entre las colas
hidrocarbonadas son importantes porque afectan las capacidades de las
moléculas de fosfolípidos para empaquetarse unas con otras determinando la
fluidez de la membrana. En mamíferos encontramos hasta cinco tipos diferentes
de fosfolípidos distribuidos en la membrana en forma aleatoria, con lo cual se dice
que la membrana es asimétrica, ellos son: fosfatidilcolina (con un grupo polar que
es la colina), fosfatidiletalonamina (con etanolamina unida al fosfato por un enlace
fosfodiéster), fosfatidilserina (con serina unida al fosfato por un enlace
fosfodiéster), esfingomielina ( con una estructura diferente, pero con la misma
estructura básica anfipática) y fosfolípidos de inositol (clase minoritaria de
fosfolípidos que están en la cara citosólica de la membrana plasmática, donde
desempeñan un papel importante en el proceso de señalización celular).

Estructura típica de un fosfolípido

Además de fosfolípidos, las membranas contienen habitualmente colesterol en
elevadas proporciones (solo en membranas plasmáticas de células eucariotas
animales). Estas moléculas refuerzan el carácter de barrera permeable de la
bicapa lipídica. Se orientan en la bicapa con su grupo hidroxilo próximas en las
cabezas polares de las moléculas de fosfolípidos y sus anillo esteroides (planos y
rígidos) interactúan con las regiones de las cadenas hidrocarbonadas que están
más próximas a los grupos polares de las cabezas, inmovilizándolas. Impide la
transición de fases de la membrana a bajas temperaturas, la vuelve más rígida y le
da a la membrana un refuerzo de barrera impermeable.

Proteínas:
Adosadas a esta a los lípidos de membrana se encuentran proteínas le confieren
sus características funcionales, por lo tanto varían en cantidad y tipo en diferentes
tipos de membranas, como ser reconocimiento de estímulos externos, dirigir el
transporte membranoso, y hasta de transmitir impulsos eléctricos. Según como se
dispongan espacialmente encontramos dos tipos:
1. Integrales: contienen un dominio hidrófobo y dos hidrófilos, es decir se
comportan anfipáticamente. Pueden estar unidos por medio de enlaces
covalentes a las cadenas hidrofóbicas de los fosfolípidos y por
interacciones no covalentes a proteínas periféricas. Según su disposición
en la membrana se puede diferenciar
Los dominios hidrofílicos son diferentes, confiriéndole una lateralidad a la
membrana y por ende asimetría.
2. Periféricas: No ocupan el interior hidrofóbico de la bicapa sino que están
unidas a una u otra cara de la bicapa por interacciones no covalentes con
otras proteínas de membrana. Tienen función de reconocimiento o
catalizadora en reacciones acopladas.

Disposición de las proteínas de membrana.

Carbohidratos:
Las proteínas de membranas no sobresalen al exterior celular solas sino que
están decoradas por carbohidratos que recubren la superficie de todas las células
eucariotas estos se encuentran en forma de cadenas de oligosacáridos unidos
covalentemente a proteínas de membrana (glucoproteínas) y lípidos (glucolípidos).
También se encuentran como cadenas de polisacáridos de moléculas de
proteoglucanos integrales de membranas que consisten en largas cadenas de
polisacáridos unidos covalentemente a un núcleo de proteínas, que se encuentran
en el exterior celular formando la matriz extracelular. Toda esta zona rica en
carbohidratos se denomina glucocáliz. Una de las funciones es proteger las
células frente a agresiones químicas o mecánicas y mantener objetos o células
extrañas a distancia.

Estructura:

Presenta un modelo de mosaico fluido, donde los lípidos se disponen en una
bicapa de fosfolípidos (doble capa) situando sus cabezas polares hacia el medio
externo o hacia el citosol (expuestas al agua), mientras que sus colas apolares se
esconden en el interior del agregado, dispuestas en empalizada. Las proteínas se
intercalan en esa bicapa de acuerdo a las interacciones con las regiones lipídicas.
Así constituye un fluido bidimensional. Esta estructura le proporciona ciertas
características como ser autosellado, fluidez, asimetría, etc.

Modelo de mosaico fluido.
Formación de membrana:

La forma de la naturaleza anfipatica de las moléculas lipídicas es lo que
proporciona que estas formen espontáneamente bicapas lipídicas en un entorno
acuoso. Las moléculas hidrofílicas se disuelven en agua debido a que contienen
grupos cargados o polares no cargados que le permiten establecer interacciones
favorables con el agua pero al contrario las moléculas hidrofóbicas son insolubles
en agua porque sus átomos no presentan carga y son no polares por lo que no
pueden formar interacciones favorables energéticamente con moléculas de agua.
Si se dispersan en agua fuerzan a las moléculas adyacentes de agua a
reorganizarse alrededor de las moléculas hidrofóbicas formando una especie de
jaula alrededor de cada molécula hidrofóbica estas estructuras de agua se
encuentran mas ordenadas que el agua que las rodea, por lo tanto su formación
aumenta la energía libre, pero este coste se reduce si las moléculas hidrofóbicas
se agregan entre sí, reduciendo al mínimo el número de moléculas de agua que
interaccionan con los hidrofóbicos. Esta es la razón por la que moléculas lipídicas
se agreguen espontáneamente de manera que sus colas hidrofóbicas se
esconden en el interior del agregado y sus cabezas hidrofílicas queden orientadas
al agua (lados externo y citosólico). Debido a su forma cilíndrica en un entorno
acuoso la mayoría de los fosfolípidos que conforman la membrana forman
bicapas. La estructura esferoidal se cierra sobre sus propios límites, evitando la
exposición de sus cadenas hidrocarbonadas (autosellado)
La estructura no rígida donde los fosfolípidos realizan dos movimientos, Flip-flop o
translocación (migración de fosfolípidos entre monocapas), movimientos laterales
(ocurren en la misma monocapa entre fosfolípidos contiguos para estabilizar
impedimentos estéricos)

Transporte a Través de Membrana:

Las membranas forman un medio interno diferente al externo, con lo cual se
forman diferencias de masa y energía entre ambos medios, potenciales
electroquímicos. Con lo cual el medio interno para mantener su funcionamiento
necesita interaccionar con el medio externo, desarrollando sistemas de transportes
de moléculas a través de la membrana de forma ESPECÍFICA. Gracias a la
capacidad de la membrana celular de reconocimiento de los materiales
extracelulares y la cualidad de selectividad para adquirir y expulsar sus nutrientes
en el sentido que desee lo hace un proceso de importancia vital para la célula.
Las vías de transporte se dividen en dos:
1. Transporte de moléculas de baja masa molecular:
a. Transporte pasivo: Transporte facilitado de moléculas a través de la
membrana sin gasto energético. Esto se debe ya que la dirección del
transporte es a favor de un gradiente eléctrico o de concentración.
i. Ósmosis: Transporte de agua a favor de un gradiente de
concentración. En osmosis el agua es la única molécula transportada
y el movimiento se realiza desde un punto de mayor concentraciones
agua a otro donde hay menor cantidad para igualar concentraciones
en ambos extremos de la bicapa. Dependiendo de la concentración de
agua y solutos podemos tener tres tipos de medio: Isotónico,
Hipotónico e Hipertónico, cada uno afecta de manera estructural a los
distintos tipos celulares.
ii. Difusion Facilitada: Transporte que requiere la presencia de una
proteína carrier. Este movimiento surge ya que algunas moléculas son
muy grandes como para difundir libremente por la membrana y muy
hidrofílica para poder difundir de la capa de fosfolípidos y colesterol,
como por ejemplo la glucosa. Tan pronto como la glucosa llega al
citoplasma, una quinasa (enzima que añade un grupo fosfato a un
azúcar) transforma la glucosa en glucosa-6-fosfato. De esta forma, las
concentraciones de glucosa en el interior de la célula son siempre muy
bajas, y el gradiente de concentración del exterior al interior favorece
la difusión de la glucosa. Esta difusión depende de:
1. - De gradiente de concentración de la sustancia
2. - Del numero de Proteínas Carrier
3. - De la rapidez con que trabajen estas proteínas
iii. Difusion Simple: Paso de sustancias a través de membrana tales
como gases respiratorios y alcohol. Se subdividen en:
1. Mediante la bicapa.
2. Mediante canales Iónicos.

b. Transporte Activo: Mecanismo que permite a la célula transportar
sustancias disueltas a través de su membrana en contra de un gradiente de
concentración. Este proceso requiere energía, para ello estas proteínas
tienen actividad ATPasa. Las proteínas se clasifican en tres tipos según el
tipo de transporte que realicen: uniporte (transportan solutos de un lado al
otro), simporte (transporte acoplado de un segundo soluto en la misma
dirección) y antiporte (transporte acoplado de solutos en direcciones
contrarias). La célula utiliza transporte activo en tres situaciones cuando
una partícula va de punto bajo a la alta concentración; cuando las partículas
necesitan la ayuda para entrar en la membrana, porque son selectivamente
impermeables; y cuando las partículas muy grandes incorporan y salen de
la célula. Cuando se involucra en el pasaje un ión el gradiente químico se
transforma en un gradiente electroquímico, que es la combinación entre
gradiente químico y eléctrico.
Hay dos tipos de transporte activo:
Primario: La energía derivada del ATP o de algún fosfato de alta energía,
directamente empuja a la sustancia para que se cruce la membrana
modificando la forma de al proteínas de transporte (bomba) de la membrana,
ejemplo bomba de Na+\K+.
Secundario: Se utiliza la energía para establecer un gradiente a través de
la membrana celular, para luego utilizar este gradiente para transportar una
molécula de interés contra su gradiente electroquímico. Un ejemplo es la
bomba de Na+\K+ mantiene una importante diferencia de concentración de
Na a través de la membrana, por consiguiente estos iones tienen tendencia
de entrar a la célula a través de los poros y esta energía potencial es
aprovechada para que otras moléculas como la glucosa y los aminoácidos,
puedan atravesar la membrana en contra de un gradiente de concentración.

Diferencia entre el transporte activo y pasivo.
1. De Macromoléculas:
a. Endocitosis: Proceso por el que la célula mueve hacia su interior
moléculas grandes o partículas, se puede dar por evaginación,
invaginación o por mediación de receptores a través de su membrana
citoplasmática, donde se forma una vesícula que luego se desprende de la
membrana y se incorpora al citoplasma. Esta vesícula, endosoma, luego
se fusiona con un lisosoma que realizará la digestión del contenido
vesicular.
i. Fagocitosis: ingestión de grandes partículas que se engloban en
grandes vesículas (fagosomas) que se desprenden de la membrana
celular.
ii. Endocitosis mediada por receptor: captura macromoléculas
específicas del ambiente, fijándose a través de proteínas ubicadas en
la membrana plasmática (especificas). Una vez que se unen a dicho
receptor, forman las vesículas y las transportan al interior de la célula.
Es un proceso rápido y eficiente.
b. Exocitosis: Proceso celular por el cual las vesículas situadas en el
citoplasma se fusionan con la membrana citoplasmática, liberando su contenido.
También interviene la exocitosis en la secreción de un neurotransmisor a la brecha
sináptica, para posibilitar la propagación del impulso nervioso entre neuronas.

Diferencias entre endocitosis y exocitosis.


Leyes que rigen estos transportes:

Ley de Fick:
Cualquier soluto tiende a ocupar de forma uniforme el máximo espacio posible en
una solución, movimiento conocido como difusión y que se basa en el movimiento
browniano y espontáneo de las moléculas. Así las sustancias se mueven de una
zona de mayor concentración a otra menor.
La velocidad con que un soluto difunde en agua, expresada mediante la Ley de
Fick, depende de la diferencia de concentración, el tamaño de las moléculas y
todas las posibles interacciones intermoleculares que puedan ocurrir. Dicha ley se
expresa mediante la siguiente ecuación:

donde J es el flujo de soluto, D es el coeficiente de difusión, A es el área de
sección del espacio donde se mide el flujo, C representa las concentraciones y ∆x
es la distancia entre regiones 1 y 2.
Pero esta ecuación no incluye una membrana que separe las diferentes regiones.
La difusión a través de éstas no tiene una dirección preferente, y para cualquier
sustancia es posible medir el coeficiente de permeabilidad (P) indicando su
velocidad de difusión según un gradiente químico. En conclusión, la ley de Fick
para la difusión transmembranal se puede expresar de la siguiente forma:

donde, P es el coeficiente de permeabilidad, que incluye el grosor de la
membrana.
Es aplicable para solutos sin carga. Para el cálculo de P, además, hay que tener
en cuenta como importante factor, el coeficiente de partición, el cual relaciona la
solubilidad de una sustancia en diferentes medios, en este caso, acuoso y
lipídico/hidrófobo, ya que el soluto tiene que realizar un pasaje por ellos.

Ecuación de Nerst:
Cuando un ión cualquiera fluye por una proteína canal su flujo está dirigido por un
gradiente electroquímico, que es la combinación del gradiente de voltaje y el de
concentración. Cuando ambos gradientes se equilibran, el gradiente
electroquímico es 0 y el ión no fluye a través del canal. Este gradiente de voltaje,
en el que se tiene el potencial de equilibrio, se calcula con la Ecuación de Nerst,
que parte de la ecuación de potencial electroquímico:

Ecuación de potencial electroquímico.

Con

Donde el termino de la derecha es la diferencia de potencial de equilibrio, C son
las concentraciones (o externa y i interna), R la cte. de los gases, F la cte. de
Faraday, z la carga de ión y ln logaritmo natural. Por lo tanto la ecuación de Nerst
representa la fuerza necesaria para que un ion atraviese la membrana. Estando
esto en estado de equilibrio siendo utilizado de aproximación, se entiende que
tampoco hay ósmosis.

Equilibrio De Donnan:
Cuando se presenta una membrana con permeabilidad selectiva que impide el
paso de algunos solutos, el paso de un ion difusible a favor de su gradiente de
concentración puede generar un gradiente eléctrico. Creándose así una diferencia
de voltaje, denominada potencial de membrana, que se encuentra a través de
todas las membranas celulares de las células animales.
El equilibrio de Donan a través de una membrana se produce cuando ésta permite
el paso de cierta cantidad de iones, pero hay un conjunto de iones no difusibles
que son más abundantes de un lado de la membrana que del lado opuesto. Es
decir, indica el paso de iones a través de la membrana condicionados por otros.
Esto es común de las células animales debido a la presencia de proteínas
aniónicas y ácidos nucleicos no difusibles, pero no hay un verdadero equilibrio, ya
que si existiera, la célula no estaría viva. Matemáticamente podemos expresarlo
como dice:

donde

se denomina Potencial de Donnan, (Ee-Ei), F es la constante de
Faraday y Г es la relación de masas activas.


BIBLIOGRAFÍA:

 Alberts, B.; Bray, D.; Lewis, J.; Raff, M.; Roberts, K.; Watson, J., D.
MOLECULAR BIOLOGY OF THE CELL. 4ºEdition. Ediciones Omega, S.A.
ISBN 84-282-1011-X. 2004.

 Alberts, B.; Bray, D.; Lewis, J.; Raff, M.; Roberts, K.; Watson, J., D.
BIOLOGÍA MOLECULAR DE LA CÉLULA. 3ºedición. Ediciones Omega,
S.A. ISBN 84-282-1011-X. 1996.

 Sanz Pedrero P. Fisicoquímica para Farmacia y Biología.
Editorial Masson S.A ISBN 84-458-0086-8. Barcelona, España.

 Jacques Monod. El azar y la necesidad. Ediciones Orbis S.A. Buenos Aires,
Argentina.


DETALLES DEL PROCESO DEL TRABAJO
1. 3 del grupo.
2. Ninguno.
3. 5 horas.
4. Las dificultades que se presentaron no fueron ninguna, hubo mayor fluidez entre el
grupo.
5. Estos temas nos ayudan a entender más sobre cómo funciona una célula, que nos
servirá para futuras asignaturas.